Leyes de Newton

Leyes de Newton

La primera y segunda ley de Newton, en lat�n, en la edición original de su obra Principia Mathematica.

La primera y segunda ley de Newton, en latín, en la edición original de su obra Principia Mathematica.

Las Leyes de Newton son tres principios concernientes al movimiento de los cuerpos. La formulación matemática fue publicada por Isaac Newton en 1687, en su obra Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, aunque existe una versión previa en un fragmento manuscrito De motu corporum in mediis regulariter cedentibus de 1684.[1] Las leyes de Newton constituyen, junto con la transformación de Galileo, la base de la mecánica clásica. En el tercer volumen de los Principia Newton mostró que, combinando estas leyes con su Ley de la gravitación universal, se pueden deducir y explicar las Leyes de Kepler sobre el movimiento planetario.

Las leyes de Newton tal como comúnmente se exponen sólo valen para sistemas de referencia inerciales. En sistemas de referencia no-inerciales, junto con las fuerzas reales deben incluirse las llamadas fuerzas ficticias o fuerzas de inercia que añaden términos suplementarios capaces de explicar el movimiento de un sistema cerrado de partículas clásicas que interactúan entre sí.

La fe teista de Newton

Newton fue profundamente religioso toda su vida. Hijo de padres puritanos, dedicó más tiempo al estudio de la Biblia que al de la ciencia, escribiendo más de 1.400.000 palabras sobre teología. Se conoce una lista de cincuenta y ocho pecados que escribió a los 19 años en el cual se encuentra “Amenazar a mi padre y madre Smith con quemarlos y a la casa con ellos”.

Newton era arrianista y creía en un único Dios, Dios Padre. En cuanto a los trinitarios, creía que habían cometido un fraude a las Sagradas Escrituras y acusó a la Iglesia de Roma de ser la bestia del Apocalipsis. Por estos motivos se entiende por qué eligió firmar sus más secretos manuscritos alquímicos como Jehová Sanctus Unus: Jehová Único Dios. Relacionó sus estudios teológicos con los alquímicos y creía que Moisés había sido un alquimista. Su ideología antitrinitaria le causó problemas, ya que estudiaba en el Trinity College en donde estaba obligado a sostener la doctrina de la Trinidad. Newton viajó a Londres para pedirle al Rey Carlos II que lo absentara de tomar las órdenes sagradas, y su solicitud le fue concedida.

Cuando regresó a Cambridge inició su correspondencia con el filósofo John Locke. Newton tuvo la confianza de confesarle sus opiniones acerca de la Santísima Trinidad y Locke le incitó a que continuara con sus manuscritos teológicos. Entre sus obras teológicas, algunas de las más conocidas son An Historical Account of Two Notable Corruption of Scriptures, Chronology of Ancient Kingdoms Atended y Observations upon the Prophecies. Newton realizó varios cálculos sobre el “Día del Juicio Final”, llegando a la conclusión de que este no sería antes del año 2060.

Primera Ley de Newton o Ley de Inercia

  • En la ausencia de fuerzas exteriores, todo cuerpo continúa en su estado de reposo o de movimiento rectilíneo uniforme a menos que actúe sobre él una fuerza que le obligue a cambiar dicho estado.

La Primera ley constituye una definición de la fuerza como causa de las variaciones de velocidad de los cuerpos e introduce en física el concepto de sistema de referencia inercial. En esta observación de la realidad cotidiana conlleva la construcción de los conceptos de fuerza, velocidad y estado. El estado de un cuerpo queda entonces definido como su característica de movimiento, es decir, su posición y velocidad que, como magnitud vectorial, incluye la rapidez, la dirección y el sentido de su movimiento. La fuerza queda definida como la acción mediante la cual se cambia el estado de un cuerpo.
En la experiencia diaria, los cuerpos están sometidos a la acción de fuerzas de fricción o rozamiento que los van frenando progresivamente. La no comprensión de este fenómeno hizo que, desde la época de Aristóteles y hasta la formulación de este principio por Newton y Galileo, se pensara que el estado natural de movimiento de los cuerpos era el reposo y que las fuerzas eran necesarias para mantenerlos en movimiento. Sin embargo, Newton y Galileo mostraron que los cuerpos se mueven a velocidad constante y en línea recta si la resultante de las fuerzas aplicadas a dicho cuerpo es cero.

Segunda Ley de Newton o Ley de Fuerza

Existen diversas maneras de formular la segunda ley de Newton, que relaciona las fuerzas actuantes y la variación de la cantidad de movimiento o momento lineal. La primera de las formulaciones, que presentamos a continuación es válida tanto en mecánica newtoniana como en mecánica relativista:

  • La variación de momento lineal de un cuerpo es proporcional a la resultante total de las fuerzas actuando sobre dicho cuerpo y se produce en la dirección en que actúan las fuerzas.

En términos matemáticos esta ley se expresa mediante la relación:

 \vec{F}=\frac{d \vec{p} }{d t}

La expresión anterior así establecida es válida tanto para la mecánica clásica como para la mecánica relativista, a pesar, de que la definición de momento lineal es diferente en las dos teorías. En la teoría newtoniana el momento lineal se define según (1a) mientras que en la teoría de la relatividad de Einstein se define mediante (1b):

\begin{cases} \vec{p}=m\vec{v} & (\mbox{1a}) \\ \vec{p}=\cfrac{m \vec{v}}{ \sqrt{1-\frac{v^2}{c^2}}} & (\mbox{1b}) \end{cases}

donde m es la masa invariante de la partícula y \vec{v} la velocidad de ésta medida desde un cierto sistema inercial.

Esta ley constituye la definición operacional del concepto de fuerza, ya que tan sólo la aceleración puede medirse directamente. De una forma más simple, en el contexto de la mecánica newtoniana, se podría también decir lo siguiente:

  • La fuerza que actúa sobre un cuerpo es directamente proporcional al producto de su masa y su aceleración
\vec{F} = m \cdot \vec{a} (2a)

Esta segunda formulación de hecho incluye implícitamente definición (1) según la cual el momento lineal es el producto de la masa por la velocidad. Como ese supuesto implícito no se cumple en el marco de la teoría de la relatividad de Einstein (donde la definición es (2)), la expresión de la fuerza en términos de la aceleración en la teoría de la relatividad toma una forma diferente. Por ejemplo, para el movimiento rectilíneo de una partícula en un sistema inercial se tiene que la expresión equivalente a (3) es:

\vec{F} = m \vec{a} \left( 1-\frac{v^2}{c^2} \right)^{-\frac{3}{2}} (2b)

Si la velocidad y la fuerza no son paralelas la expresión es bastante más complicada:

\vec{F} = \frac{m\vec{a}}{(1-\frac{v^2}{c^2})^{\frac{1}{2}}} + \frac{m(\vec{v}\cdot\vec{a})\vec{v}}{c^2(1-\frac{v^2}{c^2})^{\frac{3}{2}}} (2c)

Tercera Ley de Newton o Ley de acción y reacción

  • Por cada fuerza que actúa sobre un cuerpo, éste realiza una fuerza igual pero de sentido opuesto sobre el cuerpo que la produjo. Dicho de otra forma: Las fuerzas siempre se presentan en pares de igual magnitud y sentido opuesto y están situadas sobre la misma recta.

Esta es la forma fuerte de la tercera ley. Junto con las anteriores, permite enunciar los principios de conservación del momento lineal y del momento angular.El enunciado mas simple de esta ley es “para cada accion existe una reaccion igual y contraria” siempre y cuando este en equilibrio.

Ley de acción y reacción fuerte de las fuerzas

En la Ley de acción y reacción fuerte, las fuerzas, además de ser de la misma magnitud y opuestas, son colineales. La forma fuerte de la ley no se cumple siempre. En particular, la parte magnética de la fuerza de Lorentz que se ejercen dos partículas en movimiento no son iguales y de signo contrario. Esto puede verse por cómputo directo. Dadas dos partículas puntuales con cargas q1 y q2 y velocidades \mathbf{v}_i, la fuerza de la partícula 1 sobre la partícula 2 es:

\mathbf{F}_{12}= q_2 \mathbf{v}_2\times \mathbf{B}_1 = \frac{\mu q_2q_1}{4\pi}\ \frac{\mathbf{v}_2\times (\mathbf{v}_1\times\mathbf{\hat{u}}_{12})}{d^2}

donde d la distancia entre las dos partículas y \mathbf{\hat{u}}_{12} es el vector director unitario que va de la partícula 1 a la 2. Análogamente, la fuerza de la partícula 2 sobre la partícula 1 es:

\mathbf{F}_{21}= q_1 \mathbf{v}_1\times \mathbf{B}_2 = \frac{\mu q_2q_1}{4\pi}\ \frac{\mathbf{v}_1\times (\mathbf{v}_2\times(-\mathbf{\hat{u}}_{12}) }{d^2}

Empleando la identidad vectorial \mathbf{a}\times(\mathbf{b}\times\mathbf{c}) = (\mathbf{a}\cdot\mathbf{c})\mathbf{b} - (\mathbf{a}\cdot\mathbf{b})\mathbf{c}, puede verse que la primera fuerza está en el plano formado por \mathbf{\hat{u}}_{12} y \mathbf{v}_1 que la segunda fuerza está en el plano formado por \mathbf{\hat{u}}_{12} y \mathbf{v}_2. Por tanto, estas fuerzas no siempre resultan estar sobre la misma línea, aunque son de igual magnitud.

Ley de acción y reacción débil

Como se explicó en la sección anterior ciertos sistemas magnéticos no cumplen el enunciado fuerte de esta ley (tampoco lo hacen las fuerzas eléctricas ejercidas entre una carga puntual y un dipolo). Sin embargo si se relajan algo las condiciones los anteriores sistemas sí cumplirían con otra formulación más débil o relajada de la ley de acción y reacción. En concreto los sistemas descritos que no cumplen la ley en su forma fuerte, si cumplen la ley de acción y reacción en su forma débil:

La acción y la reacción deben ser de la misma magnitud y sentido opuesto (aunque no necesariamente deben encontrarse sobre la misma línea)

Todas las fuerzas de la mecánica clásica y el electromagnetismo no relativista cumplen con la formulación débil, si además las fuerzas están sobre la misma línea entonces también cumplen con la formulación fuerte de la tercera ley de Newton.

Generalizaciones

Después de que Newton formulara las famosas tres leyes numerosos físicos y matemáticos hicieron contribuciones para darles una forma más general o de más fácil aplicación a sistemas no inerciales o a sistemas con ligaduras. Una de estas primeras generalizaciones fue el principio de d’Alembert de 1743 que era una forma válida para cuando existieran ligaduras que permitía resolver las ecuaciones sin necesidad de calcular explícitamente el valor de las reacciones asociadas a dichas ligaduras.

Por la misma época, Lagrange encontró una forma de las ecuaciones de movimiento válida para cualquier sistema de referencia inercial o no-inercial sin necesidad de introducir fuerzas ficticias. Ya que es un hecho conocido que las Leyes de Newton tal como fueron escritas sólo son válidas a los sistemas de referenciafuerzas ficticias que se comportan como fuerzas pero no están provocadas directamente por ninguna partícula material o agente concreto sino que son un efecto aparente del sistema de referencia no inercial. inerciales, o más precisamente, para aplicarlas a sistemas no-inerciales requieren la introducción de las las llamadas

Más tarde la introducción de la teoría de la relatividad obligó a modificar la forma de la segunda ley de Newton (ver (2c)), y la mecánica cuántica dejó claro que las leyes de Newton o la relatividad general sólo son aproximaciones al comportamiento dinámico en escalas macroscópicas. También se han conjeturado algunas modificaciones macroscópicas y no-relativistas, basadas en otros supuestos como la dinámica MOND.

Referencias

  1. Originalmente Newton había propuesto cinco leyes, de las cuales la cuarta era el principio de relatividad de Galileo, así aparecen en De motu corporum in mediis regulariter cedentibus. Más tarde Newton se dio cuenta que estas cinco leyes se podían deducir de las “tres leyes” de Newton.

Véase también

Fuentes:

Acudiremos a la física para examinar evidencias adicionales que refutan la evolución y apoyan el creacionismo bíblico

Acudiremos a la física para examinar evidencias adicionales que refutan la evolución y apoyan el creacionismo bíblico

En este capítulo acudiremos a la física para examinar evidencias adicionales que refutan la evolución y apoyan el creacionismo bíblico. Estas pruebas fueron tomadas de la primera y segunda leyes de la termo-púnica. Estas son leyes científicas que han sido comprobadas repetidamente bajo todo tipo de sistemas. Ningún científico respetable duda de su validez y aplicabilidad.

¿Qué otra serie televisiva cuenta entre sus personajes con Stephen Hawking o un padre regaña a su hija por ir en contra de las leyes de la termodinámica? Además de irreverentes, “Los Simpsons” han resultado tener unos conocimientos científicos nada desdeñables. 

“Los Simpsons” ya cumplieron veinte años. Los conocemos tanto que son como de la familia. Pero muchas alusiones se nos escapan. Sus referencias científicas, en cambio, están a nuestro alcance. Claves físicas y matemáticas para seguir disfrutando.[0]

«La termodinámica (del griego θερμo-, termo, que significa “calor” [1] y δύναμις, dinámico, que significa “fuerza” [2] ) es una rama de la física que estudia los efectos de los cambios de la temperaturapresión yvolumen de los sistemas físicos a un nivel macroscópico. Aproximadamente, calor significa “energía en tránsito” y dinámica se refiere al “movimiento”, por lo que, en esencia, la termodinámica estudia la circulación de la energía y cómo la energía infunde movimiento. Históricamente, la termodinámica se desarrolló a partir de la necesidad de aumentar la eficiencia de las primeras máquinas de vapor.

El punto de partida para la mayor parte de las consideraciones termodinámicas son las leyes de la termodinámica, que postulan que la energía puede ser intercambiada entre sistemas físicos en forma de calor o trabajo. También se postula la existencia de una magnitud llamada entropía, que puede ser definida para cualquier sistema. En la termodinámica se estudian y clasifican las interacciones entre diversos sistemas, lo que lleva a definir conceptos como sistema termodinámico y su contorno. Un sistema termodinámico se caracteriza por sus propiedades, relacionadas entre sí mediante las ecuaciones de estado. Éstas se pueden combinar para expresar la energía interna y los potenciales termodinámicos, útiles para determinar las condiciones de equilibrio entre sistemas y los procesos espontáneos.

Con estas herramientas, la termodinámica describe cómo los sistemas responden a los cambios en su entorno. Esto se puede aplicar a una amplia variedad de temas de ciencia e ingeniería, tales como motores,transiciones de fasereacciones químicasfenómenos de transporte, e incluso agujeros negros. Los resultados de la termodinámica son esenciales para otros campos de la física y la químicaingeniería químicaingeniería aeroespacialingeniería mecánicabiología celularingeniería biomédica, y la ciencia de materiales por nombrar algunos. »(Wikipedia)

Primera ley de la termodinámica (Wikipedia)

Artículo principal: Primera ley de la termodinámica

También conocido como principio de conservación de la energía para la termodinámica, establece que si se realiza trabajo sobre un sistema o bien éste intercambia calor con otro, la energía interna del sistema cambiará. Visto de otra forma, esta ley permite definir el calor como la energía necesaria que debe intercambiar el sistema para compensar las diferencias entre trabajo y energía interna. Fue propuesta por Antoine Lavoisier.

La ecuación general de la conservación de la energía es la siguiente:

Eentra − Esale = ΔEsistemaQue aplicada a la termodinámica teniendo en cuenta el criterio de signos termodinámico, queda de la forma:

 \Delta U = \ Q - \ W

 

Trabajo (f�sica)  

Trabajo (física)

La primera ley de la termodinámica es conocida como Ley de la Conservación de Energía. Afirma que la energía puede ser vertida de una forma a otra, pero no puede ser creada ni uida. Esta ley enseña en forma concluyente que el universo se creó a sí mismo. Absolutamente nada en la presente momia de la ley natural podría ser la razón de su propio origen. Este hecho científico está en conflicto directo con el concepto básico de la innovadora evolución naturalista. La presente estructura del universo es de conservación, no de
innovación como requiere la teoría evolucionista.

Aunque los científicos no pueden explicar el origen de la energía y la materia, ni por qué se conserva la energía total, la Biblia ofrece una explicación. Únicamente Dios puede crear. El hombre sólo puede dar nueva forma a materiales existentes. Puesto que Dios descansó de su obra de creación (Génesis 2:3), la energía ya no puede ser creada. Y tampoco puede ser destruida, porque Dios sustentó “todas las cosas con la palabra de su potencia” (Hebreos 1:3). El preserva y protege su creación (Nehemías 9:6; 2 Pedro 3:7).

Segunda ley de la termodinámica (Wikipedia)

Artículo principal: Segunda ley de la termodinámica

«Esta ley regula la dirección en la que deben llevarse a cabo los procesos termodinámicosy, por lo tanto, la imposibilidad de que ocurran en el sentido contrario (por ejemplo, que una mancha de tinta dispersada en el agua pueda volver a concentrase en un pequeño volumen). También establece, en algunos casos, la imposibilidad de convertir completamente toda la energía de un tipo en otro sin pérdidas. De esta forma, La Segunda ley impone restricciones para las transferencias de energía que hipotéticamente pudieran llevarse a cabo teniendo en cuenta sólo el Primer Principio. Esta ley apoya todo su contenido aceptando la existencia de una magnitud física llamada entropía tal que, para un sistema aislado (que no intercambia materia ni energía con su entorno), la variación de la entropía siempre debe ser mayor que cero.

Debido a esta ley también se tiene que el flujo espontáneo de calor siempre es unidireccional, desde los cuerpos a temperatura más alta a aquellos de temperatura más baja.

Existen numerosos enunciados equivalentes para definir este principio, destacándose el de Clausius y el de Kelvin.

Enunciado de Clausius

Diagrama del ciclo de Carnot en función de la presión y el volumen.  

Diagrama del ciclo de Carnot en función de lapresión y el volumen.

En palabras de Sears es: ” No es posible ningún proceso cuyo único resultado sea la extracción de calor de un recipiente a una cierta temperatura y la absorción de una cantidad igual de calor por un recipiente a temperatura más elevada”.

Enunciado de Kelvin

No existe ningún dispositivo que, operando por ciclos, absorba calor de una única fuente y lo convierta íntegramente en trabajo.

Otra interpretación

Es imposible construir una máquina térmica cíclica que transforme calor en trabajo sin aumentar la energía termodinámica del ambiente. Debido a esto podemos concluir que el rendimiento energético de una máquina térmica cíclica que convierte calor en trabajo siempre será menor a la unidad y ésta estará más próxima a la unidad cuanto mayor sea el rendimiento energético de la misma. Es decir, mientras mayor sea el rendimiento energético de una máquina térmica, menor será el impacto en el ambiente, y viceversa.»

Después del desconcierto frente a la primera ley de la termodinámica, la teoría de la evolución recibe el golpe fatal con la segunda ley. Esta es conocida como Ley de la Disminución de Energía. Esta ley puede manifestarse en diferentes formas, pero es posible mostrar que todas son equivalentes. Las tres aplicaciones más importantes de la termodinámica son:

Clásica: La energía disponible para el trabajo útil en un sistema en funcionamiento tiende a decrecer, aunque la energía total permanece constante.
Estadística: La complejidad organizada (orden) de un sistema estructurado tiende a volverse desorganizada y sin propósito (desorden).
Información: La información trasmitida por un sistema de comunicaciones tiende a tergiversarse y a ser incompleta.[1]

Aquí el punto clave es que todo sistema tiende a ir del orden al desorden cuando se le deja seguir su voluntad (figura 15). En otras palabras, el universo marcha en la dirección descendente y degenerativa de una organización decreciente. Las posesiones materiales se deterioran, y los organismos vivientes finalmente volverán a ser polvo, un estado de completo desorden. Con el paso del tiempo, toda la energía del universo llegará a ser energía térmica de bajo nivel y sin orden, y el universo habrá muerto al experimentar lo que comúnmente se conoce como muerte térmica. No debe sorprendernos que sir Arthur Eddington se refiriera a la Segunda Ley como la “Flecha del Tiempo”, indicando que la flecha consistentemente apunta hacia abajo.

Segunda Ley de la Termodinámica

Figura 15: Segunda Ley de la Termodinámica. Todos los procesos de la nliiraleza tienden a debilitarse y desintegrarse. Esta creciente desorganización general es conocida como Segunda Ley de la Termodinámica.

Posiblemente podría haber un proceso contrario a la segunda ley de la termodinámica, que resultara en una entidad mas ordenada y compleja, pero sería muy limitado, raro, y de efecto temporal. Sin embargo, para que la evolución sea considerada por lo menos remotamente posible, se necesitarían miles de millones de años de constantes violaciones de la segunda ley de la termodinámica. Por tanto, esta segunda ley muestra que la teoría de la evolución no sólo es improbable de acuerdo a las estadísticas, sino que es virtualmente imposible.

EI astrónomo británico Arthur Eddington dijo: “Si su teoría está en contra de la segunda ley de la termodinámica, no puedo darle esperanzas; su único fin posible es caer en la más profunda humillación”.[2]

El principio de la entropía creciente (aumento de desorden y l’iirencia de propósito) de la segunda ley de la termodinámica,es interpretada por muchos creacionistas como el resultado directo de la maldición sobre la creación debido a la caída del hombre (Génesis 3:17-19). Los creacionistas también creen que la creación finalmente será librada de esta esclavitud a la degeneración y corrupción (Romanos 8:18-23).

La segunda ley de la termodinámica constituye un grave problema para los evolucionistas, y no nos sorprende que por lo general ellos la ignoren. Cuando son presionados para dar una explicación, comúnmente presentan dos argumentos para tratar de evadir esta ley de la naturaleza.

El primer argumento afirma que la segunda ley no se aplica a sistemas abiertos como la tierra. Sostiene que el sol suple a la tierra con suficiente energía para compensar la pérdida de energía causada por la entropía. Aunque a primera vista este argumento parezca razonable, tiene dos grandes fallas.

 

Nicolas Sadi Carnot (1796-1832), ingeniero y oficial en el ejército francés. El trabajo de Carnot es más notable porque fue hecho sin la ventaja de la primera ley, que no fue descubierta hasta 30 años más tarde

Primero, tal como lo señala Henry M. Morris, confunde cantidad de energía con conversión de energía. Naturalmente hay suficiente energía para alimentar un proceso evolutivo imaginario, pero ese no es el problema.

El problema es, ¿cómo sustenta la energía del sol a la evolución? La disponibilidad de energía no asegura de manera automática el desarrollo de crecimiento estructural ordenado. Se requiere el mecanismo de algún tipo de programa direccional, para transformar energía en la clase de energía necesaria para producir mayor organización.

Por ejemplo, sin código direccional, una cantidad de madera, ladrillos, clavos y herramientas no evolucionará automáticamente para convertirse en un edificio, aunque sea un sistema abierto que recibe suficiente energía solar para realizar el trabajo. Además, recordemos que un edificio complejo es increíblemente primitivo si lo comparamos con la más simple célula viviente. Segundo, no existe sistema cerrado. Por tanto, no tiene sentido decir que la segunda ley no se aplica a sistemas abiertos como la tierra, porque los otros sistemas también son abiertos.

El segundo argumento usado para reconciliar el principio de limpia con la evolución, afirma que la segunda ley no se aplica a sistemas vivientes. Es verdad que los fenómenos de la vida parecen presentar un notable contraste con el principio de entropía. Por ejemplo, una semilla germina y se desarrolla hasta llegar a ser un árbol, y un embrión crece hasta llegar a ser persona adulta. Sin embargo, como señala Henry M. Morris, el proceso de crecimiento realmente no es una contradicción a la segunda ley:

El proceso de crecimiento es realmente la muestra externa de la maravillosa estructura de la célula embrionaria, que tiene dentro de sí misma la necesaria “información” codificada para asimilar los químicos que ingresan, y para desarrollar gradualmente en sí misma una estructura igual a la del organismo matriz. Realmente no constituye un aumento de orden, sino la manifestación externa de la maravillosa complejidad del sistema genético y de las energías ambientales que puede utilizar.[3]

De esta manera vemos que la vida realmente no crece en complejidad, en oposición a la segunda ley de la termodinámica, sino que los organismos adultos son simplemente la expresión externa y visible del orden pre-existente en los genes, diseño para el crecimiento y desarrollo del organismo adulto estaba presente en los genes de los padres. El origen de la ida a partir de este diseño pre-existente en el ADN, no ssenta ninguna dificultad para el creacionista. Sin embargo, evolucionista enfrenta un problema insuperable. ¿Cómo surgió la vida sin la pre-existencia de orden y diseño ileligentes? Esta pregunta es un constante tormento para el evolucionista ateo.

También es importante notar que la aparente disminución de la entropía, sólo puede producirse a expensas de un incremento aún mayor de entropía en el ambiente externo. Así, el sistema entero, como un todo, continúa descendiendo como lo requiere la segunda ley de la termodinámica. Es más, tales procesos son sólo temporales y finalmente sucumbirán a la muerte y la desintegración. Las formas de vida intentan posponer la segunda ley de la termodinámica, pero, al fin y al cabo, vence la entropía. Después de todo, los sistemas y procesos biológicos son, en esencia, complejos procesos químicos y físicos, y a éstos ciertamente se aplican las leyes de la termodinámica. El doctor Harold Blum, un bioquímico evolucionista, reconoció este hecho y dijo: “No importa cuan cuidadosamente examinemos la ciencia de la energía en los sistemas vivientes, no encontramos evidencia de anulación de los principios de la termodinámica, pero encontramos cierto grado de complejidad no vista en el mundo no-viviente”.[4]

Por tanto, vemos que la segunda ley de la termodinámica niega la posibilidad de una evolución orgánica. El modelo de la creación, sin embargo, predice que la segunda ley de la termodinámica estará en vigor, y de este modo, es apoyada otra vez por los hechos de la ciencia.

Tercera ley de la termodinámica (Wikipedia)

Artículo principal: Tercera ley de la termodinámica

La Tercera de las leyes de la termodinámica, propuesto porWalther Nernst, afirma que es imposible alcanzar una temperatura igual al cero absoluto mediante un número finito de procesos físicos. Puede formularse también como que a medida que un sistema dado se aproxima al cero absoluto, su entropía tiende a un valor constante específico. La entropía de los sólidos cristalinos puros puede considerarse cero bajo temperaturas iguales al cero absoluto. No es una noción exigida por la Termodinámica clásica, así que es probablemente inapropiado tratarlo de “ley”.

Es importante recordar que los principios o leyes de la Termodinámica son sólo generalizaciones estadísticas, válidas siempre para los sistemas macroscópicos, pero inaplicables a nivel cuántico. El demonio de Maxwell ejemplifica cómo puede concebirse un sistema cuántico que rompa las leyes de la Termodinámica.

Asimismo, cabe destacar que el primer principio, el de conservación de la energía, es la más sólida y universal de las leyes de la naturaleza descubiertas hasta ahora por la ciencia.

Ley cero de la termodinámica

El equilibrio termodinámico de un sistema se define como la condición del mismo en el cual las variablesempíricas usadas para definir un estado del sistema (presión, volumen, campo eléctrico, polarización, magnetización, tensión lineal, tensión superficial, entre otras) no son dependientes del tiempo. A dichas variables empíricas (experimentales) de un sistema se les conoce como coordenadas termodinámicas del sistema.

A este principio se le llama del equilibrio termodinámico. Si dos sistemas A y B están en equilibrio termodinámico, y B está en equilibrio termodinámico con un tercer sistema C, entonces A y C están a su vez en equilibrio termodinámico. Este principio es fundamental, aun siendo ampliamente aceptado, no fue formulado formalmente hasta después de haberse enunciado las otras tres leyes. De ahí que recibe la posición 0.

Termometría

La termometría se encarga de la medición de la temperatura de cuerpos o sistemas. Para este fin, se utiliza el termómetro, que es un instrumento que se basa en el cambio de alguna propiedad de la materia debido al efecto del calor; así se tiene el termómetro de mercurio y de alcohol, que se basan en la dilatación, los termopares que deben su funcinamiento al cambio de la conductividad eléctrica, los ópticos que detectan la variación de la intensidad del rayo emitido cuando se refleja en un cuerpo caliente.
Para poder construir el termómetro se utiliza el Principio cero de la Termodinámica que dice: “Si un sistema A que está en equilibrio térmico con un sistema B, está en equilibrio térmico también con un sistema C, entonces los tres sistemas A, B y C están en equilibrio térmico entre sí”.

Demostración de la existencia de la temperatura empírica de un sistema en base a la ley cero

Para dos sistemas en equilibrio termodinámicorepresentados por sus respectivas coordenadas termodinámicas (X1,Y1) y (X2,Y2) tenemos que dichas coordenadas no son función del tiempo, por lo tanto es posible hallar una función que relacionem dichas coordenadas, es decir:

f(X1,x2,Y1,Y2) = 0Sean tres sistemas hidrostáticos, A,B,C, representados por sus respectivas termodinámicas: (Pa,Va), (Pb,Vb),(Pc,Vc). Si A y C están en equilibrio debe existir una función tal que:

f1(Pa,Pc,Va,Vc) = 0Es decir:

Pc = g1(Pa,Va,Vc) = 0Donde las funciones f1 y g1dependen de la naturaleza de los fluidos.

Análogamente, para el equilibrio de los fluidos B y C:

f2(Pb,Pc,Vb,Vc) = 0Es decir:

Pc = g2(Pb,Vb,Vc) = 0Con las mismas considerciones que las funciones f2 y g2 dependen de la naturaleza de los fluidos.

La condición dada por la ley cero de la termodinámica de que el equilibrio térmico de A con C y de B con C implica asimismo el quilibrio de A y B puede expresarse matemáticamente como:

g1(Pa,Va,Vc) = g2(Pb,Vb,Vc)Lo nos conduce a la siguiente expresión:

f3(Pa,Pb,Va,Vb) = 0Entonces, llegamos a la conclusión de que las funciones g1 y g2 deben ser de naturaleza tal que se permita la eliminación de la variable termodinámica comón Vc. Una posibilidad, que puede demostrarse única, es:

g1 = m1(Pa,Va)n(Vc) + k(Vc)Asimismo:

g2 = m2(Pb,Vb)n(Vc) + k(Vc)Una vez canceladas todas las partes que contienen a Vc podemos escribir:

m1(Pa,Va) = m2(Pb,Vb)Mediante una simple repetición del argumento, tenemos que:

m1(Pa,Va) = m2(Pb,Vb) = m3(Pc,Vc)Y así sucesivamente para cualquier número de sistemas en equilibrio termodinámico.

Henos demostrado que para todos los sistemas que se hallen en equilibrio termodinámico entre si, existen sendas funciones cuyos valores numéricos son iguales para cada uno de dichos sistemas en equlibrio. Este valor numérico puede ser representado con la letra griega θ y será definido como la temperatura empíricade los sistemas en equilibrio termodinámico.

Así, tenemos que todo equilibrio termodinámico entre dos sistemas es equivalente a un equilibrio térmico de los mismos, es decir, a una igualdad de temperaturas empíricas de estos.

Propiedades termométricas

Una propiedad termométrica de una sustancia es aquella que varía en el mismo sentido que la temperatura, es decir, si la temperatura aumenta su valor, la propiedad también lo hará, y viceversa.

Escalas de temperatura

Lo que se necesita para construir un termómetro son puntos fijos, es decir, procesos en los cuales la temperatura permanece constante. Ejemplos de procesos de este tipo son el proceso de ebullición y el proceso de fusión.

Los puntos generalmente utilizados son el proceso de ebullición y de solidificación de alguna sustancia, durante los cuales la temperatura permanece constante.

Existen varias escalas para medir temperaturas, las más importantes son la escala Celsius, la escala Kelvin y la escala Fahrenheit.

Escala Celsius

Para esta escala, se toman como puntos fijos, los puntos de ebullición y de solidificación del agua, a los cuales se les asignan los valores de 100 y 0 respectivamente. En esta escala, estos valores se escriben como 100° y 0°. Esta unidad de medida se lee grado Celsius y se denota por [°C]. El grado Celsius, representado como °C, es la unidad creada por Anders Celsius para su escala de temperatura. Se tomó como base para el Kelvin y es la unidad de temperatura más utilizada internacionalmente. A partir de su creación en 1750 fue denominado grado centígrado (se escribía °c, en minúscula). Pero en 1948 se decidió el cambio en la denominación oficial para evitar confusiones con la unidad de ángulo también denominada grado centígrado (grado geométrico), aunque la denominación previa se sigue empleando extensamente en el uso coloquial. Hasta 1954 se definió asignando el valor 0 a la temperatura de congelación del agua, el valor 100 a la de temperatura de ebullición —ambas medidas a una atmósfera de presión— y dividiendo la escala resultante en 100 partes iguales, cada una de ellas definida como 1 grado. Estos valores de referencia son muy aproximados pero no correctos por lo que, a partir de 1954, se define asignando el valor 0,01 °C a la temperatura del punto triple del agua y definiendo 1 °C como la fracción 1/273,16 de la diferencia con el cero absoluto. Conversión de unidades [editar] La magnitud de un grado Celsius (1 °C) es equivalente a la magnitud de un Kelvin (1 K), puesto que esta unidad se define como igual a la primera. Sin embargo, las escalas son diferentes porque la escala Kelvin toma como valor 0 el cero absoluto. Dado que al cero absoluto corresponde un valor de -273,15 °C, la temperatura expresada en °C y K difiere en 273,15 unidades: • La conversión de grados Celsius a grados Fahrenheit se obtiene multiplicando la temperatura en Celsius por 1,8 (9/5) y sumando 32: • Para convertir Fahrenheit a Celsius: •

Escala Kelvin o absoluta

En este caso, la escala fue establecida en base a la escala Celsius, donde el valor de 0° corresponde al cero absoluto, temperatura en la cual las moléculas y átomos de un sistema tienen la mínima energía térmica posible. Ningún sistema macroscópico puede tener una temperatura inferior. En escala Celsius esta temperatura corresponde a -273°C. Esta unidad de medida se lee Kelvin y se denota por [K]. Esta unidad se llama también Escala Absoluta y es también la unidad adoptada por el Sistema Internacional de Unidades.

Dado que 0[K] corresponden a -273[°C], se puede hallar una fórmula de conversión, entre la escala Celsius y la escala Kelvin, de la siguiente forma:

T = tc + 273°

donde la letra T representa la temperatura en Kelvin y la letra tc representa la temperatura en grados Celsius.

Escala Fahrenheit

En esta escala también se utilizaron puntos fijos para construirla, pero en este caso fueron los puntos de solidificación y de ebullición del cloruro amónico en agua. Estos puntos se marcaron con los valores de 0 y 100 respectivamente. La unidad de esta escala se llama grado Fahrenheit y se denota por [°F]. Dado que en escala Celsius, los valores de 0[°C] y 100[°C] corresponden respectivamente a 32[°F] y 212[°F] respectivamente, la fórmula de conversión de grados Celsius a Fahrenheit es:

tf = \begin{matrix} \frac{9}{5}\; \end{matrix}tc + 32°

aquí el símbolo tf representa la temperatura en grados Fahrenheit y el símbolo tc representa la temperatura en grados Celsius.

Sistema y ambiente

En el estudio de la Termodinámica la atención está dirigida al interior de un sistema, aunque se adopte un punto de vista macroscópico, sólo se consideran aquellas magnitudes de este tipo que tienen relación con el estado interno del sistema. Para poder entender las magnitudes involucradas en este tema, se hace necesario definir los conceptos de sistema y estado de un sistema.

Sistema

Se puede definir un sistema como un conjunto de materia, que está limitado por una superficie, que le pone el observador, real o imaginaria. Si en el sistema no entra ni sale materia, se dice que se trata de unsistema cerrado, o sistema aislado si no hay intercambio de materia y energía, dependiendo del caso. En la naturaleza, encontrar un sistema extrictamente aislado es, por lo que sabemos, imposible, pero podemos hacer aproximaciones. Un sistema del que sale y/o entra materia, recibe el nombre de abierto. Ponemos unos ejemplos:

  • Un sistema abierto: es por ejemplo, un coche. Le echamos combustible y él desprende diferentes gases y calor.
  • Un sistema cerrado: un reloj de cuerda,no introducimos ni sacamos materia de él. Solo precisa un aporte de energía que emplea para medir el tiempo.
  • Un sistema aislado:¿Cómo encontrarlo si no podemos interactuar con él?. Sin embargo un termo lleno de comida caliente es una aproximación, ya que el envase no permite el intercambio de materia e intenta impedir que la energía (calor)salga de él.

Medio externo

Se llama medio externo o ambiente a todo aquello que no está en el sistema pero que puede influir en él. Por ejemplo, consideremos una taza con agua, que está siendo calentada por un mechero. Consideremos un sistema formado por la taza y el agua, entonces el medio está formado por el mechero, el aire, etc.

Equilibrio térmico

Toda sustancia por encima de los 0º Kelvin (-273.15º Centígrados)emite calor. Si 2 sustancias en contacto se encuentran a diferente temperatura, una de ellas emitirá más calor y calentará a la más fría. El equilibrio térmico se alcanza cuando ambas emiten, y reciben la misma cantidad de calor, lo que iguala su temperatura.

  • Nota: estrictamente sería la misma cantidad de calor por gramo, ya que una mayor cantidad de sustancia emite más calor a la misma temperatura.

Variables termodinámicas

Las variables que tienen relación con el estado interno de un sistema, se llaman variables termodinámicaso coordenadas termodinámicas, y entre ellas las más importantes en el estudio de la termodinámica son:

Estado de un sistema

Un sistema que puede describirse en función de coordenadas termodinámicas se llama sistema termodinámico y la situación en la que se encuentra definido por dichas coordenadas se llama estado del sistema.

Equilibrio térmico

Un estado en el cual dos coordenadas termodinámicas independientes X e Y permanecen constantes mientras no se modifican las condiciones externas se dice que se encuentra en equilibrio térmico. Si dos sistemas se encuentran en equilibrio térmico se dice que tienen la misma temperatura. Entonces se puede definir la temperatura como una propiedad que permite determinar si un sistema se encuentra o no en equilibrio térmico con otro sistema.

El equilibrio térmico se presenta cuando dos cuerpos con temperaturas diferentes se ponen en contacto, y el que tiene mayor temperatura cede calor al que tiene mas baja, hasta que ambos alcanzan la misma temperatura.

Algunas definiciones útiles en termodinámica son las siguientes.

Foco térmico

Un foco térmico es un sistema que puede entregar y/o recibir calor, pero sin cambiar su temperatura.

Contacto térmico

Se dice que dos sistema están en contacto térmico cuando puede haber transferencia de calor de un sistema a otro.

Procesos termodinámicos

Artículo principal: Proceso termodinámico

Se dice que un sistema pasa por un proceso termodinámico, o transformación termodinámica, cuando al menos una de las coordenadas termodinámicas no cambia. Los procesos más importantes son:

Por ejemplo, dentro de un termo donde se echan agua caliente y cubos de hielo, ocurre un proceso adiabático, ya que el agua caliente se empezará a enfriar debido al hielo, y al mismo tiempo el hielo se empezará a derretir hasta que ambos estén en equilibrio térmico, sin embargo no hubo transferencia de calor del exterior del termo al interior por lo que se trata de un proceso adiabático.

Rendimiento termodinámico o eficiencia

Artículo principal: Rendimiento térmico

Un concepto importante en la ingeniería térmica es el de rendimiento. El rendimiento de una máquina térmica se define como:

\begin{matrix}\eta = \frac{|E_{deseada}|}{|E_{necesaria}|}\end{matrix} \!\,

donde, dependiendo del tipo de máquina térmica, estas energías serán el calor o el trabajo que se transfieran en determinados subsistemas de la máquina.

Teorema de Carnot

Artículo principal: Ciclo de Carnot

Nicolas Léonard Sadi Carnot en 1824 demostró que el rendimiento de alguna máquina térmica que tuviese la máxima eficiencia posible (a las que en la actualidad se denotan con su nombre) y que operase entre dostermostatos (focos con temperatura constante), dependería sólo de las temperaturas de dichos focos. Por ejemplo, el rendimiento para un motor térmico de Carnot viene dado por:

\begin{matrix}\eta_{mC} = 1 - \frac{T_c}{T_h} \end{matrix} \!\,

donde Tc y Th son las temperaturas del termostato frío y del termostato caliente, respectivamente, medidas en Kelvin.

Este rendimiento máximo es el correspondiente al de una máquina térmica reversible, la cual es sólo una idealización, por lo que cualquier máquina térmica construida tendrá un rendimiento menor que el de una máquina reversible operando entre los mismos focos.

\eta_{m.t.reversible} > \eta_{m.t.irreversible} \,

Dilatación térmica

Artículo principal: Dilatación térmica

La dilatación térmica corresponde al efecto de que las sustancias se “agrandan” al aumentar la temperatura. En objetos sólidos, la dilatación térmica produce un cambio en las dimensiones lineales de un cuerpo, mientras que en el caso de líquidos y gases, que no tienen forma permanente, la dilatación térmica se manifiesta en un cambio en su volumen.

Dilatación lineal

Consideremos primero la dilatación térmica de un objeto sólido, cuyas dimensiones lineales se pueden representar por l0 , y que se dilata en una cantidad ΔL. Experimentalmente se ha encontrado que para casi todas las sustancias y dentro de los límites de variación normales de la temperatura, la dilatación lineal ΔL es directamente proporcional al tamaño inicial l0 y al cambio en la temperatura Δt, es decir:

\Delta\;L = \alpha\;l_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \alpha\; = \frac{1}{l_0}\;.\frac{\Delta\;L}{\Delta\;t}\;

donde \alpha\; se llama coeficiente de dilatación lineal, cuya unidad es el recíproco del grado, es decir [°C]-1.

Dilatación superficial

Es el mismo concepto que el de dilatación lineal salvo que se aplica a cuerpos a los que es aceptable y preferible considerarl como regiones planas; por ejemplo, una plancha metálica. Al serle transmitida cierta cantidad de calor la supeperficie del objeto sufrirá un incremento de área: ΔA.

\Delta\;A = \gamma\;v_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \gamma\; = \frac{1}{v_0}\;.\frac{\Delta\;A}{\Delta\;t}\;

donde γ se llama coeficiente de dilatación superficial.

Dilatación volumétrica

La dilatación térmica de un líquido o un gas se observa como un cambio de volumen ΔV en una cantidad de sustancia de volumen V0, relacionado con un cambio de temperatura Δt. En este caso, la variación de volumen ΔV es directamente proporcional al volumen inicial V0 y al cambio de temperatura Δt, para la mayor parte de las sustancias y dentro de los límites de variación normalmente accesibles de la temperatura, es decir:

\Delta\;V = \beta\;v_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \beta\; = \frac{1}{v_0}\;.\frac{\Delta\;V}{\Delta\;t}\;

donde β se llama coeficiente de dilatación volumétrica, medida en la misma unidad que el coeficiente de dilatación lineal.

Se puede demostrar fácilmente usando el álgebra que:

\beta\; \approx\; 3\alpha\;

Análogamente se puede obtener el coeficiente de dilatación superficial γ dado por:

\gamma\; \approx\; 2\alpha\;

Diagramas termodinámicos

¿Que un padre regañe a su hija por ir en contra de las leyes de la termodinámica? ¿O que un niño como Bart descubra un cometa, aunque sea por accidente? Sólo en la famosa familia amarilla de la tele, cuyos miembros demuestran tener unos curiosos conocimientos científicos. Si bien es cierto que no todos por igual. Las cosas como son.[6]

Resumen:

Las dos leyes científicas más confiables, la primera y la segunda ley de la termodinámica, prueban que la conservación y el deterioro son los procesos que caracterizan y dirigen el universo físico. Estos hechos están en directa contradicción con las expectativas y requisitos del sistema evolucionista, el cual espera un universo que sea cada vez mejor y siempre en progreso. Concluimos con una notable cita de Henry M. Morris:

Las dos leyes científicas más confiables, la primera y la segunda ley de la termodinámica, prueban que la conservación y el deterioro son los procesos que caracterizan y dirigen el universo físico. Estos hechos están en directa contradicción con las expectativas y requisitos del sistema evolucionista, el cual espera un universo que sea cada vez mejor y siempre en progreso. Concluimos con una notable cita de Henry M. Morris:

… con la misma certeza con que la ciencia puede probar una idea, la Segunda Ley prueba que el universo tuvo un comienzo. Igualmente, la Primera Ley muestra que el universo no podría haber comenzado por sí solo. La cantidad total de energía en el universo es constante, pero la cantidad de energía disponible está decreciendo. Por tanto, si retrocediéramos en el tiempo, la energía disponible sería progresivamente mayor hasta alcanzar al fin el punto inicial, donde la energía disponible sería igual a la energía total. El tiempo no podría retroceder más. En este punto, tanto la energía como el tiempo llegaron a existir. Puesto que la energía no pudo haberse creado a sí misma, la conclusión más científica y lógica a la que podemos llegar es que: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

Nota:

¿Que es la Teoría de la Evolución?

La evolución de la palabra significa básicamente el “cambio gradual”. En el sentido más amplio la palabra es todo-penetrante; las estrellas, las galaxias, las idiomas, y los sistemas políticos todos se desarrollan con tiempo. Más allá de esta amplia definición, la evolución de la palabra se utiliza en un número de diversas maneras, conduciendo a mucha confusión.

Evolución del número 3 de los indios del brahmin a los europeos.  

Evolución del número 3 de los indios del brahmin a los europeos.

Dos aplicaciones importantes de la evolución de la palabra incluyen:

  • Evolución biológica: el hecho científico observable que las características genéticas de especies cambian en un cierto plazo, como resultado de la recombinación, de la mutación, de la selección natural, y de la deriva genética.
  • La teoría general de la evolución: la especulación que toda la vida originó naturalmente sin ningún acto de la creación (abiogenesis); que toda la vida en el planeta es relacionada porque originó en una célula o una población de las células (ascendencia común); y que toda la complejidad, adaptatividad, y arte biológicos en el planeta es solamente el resultado de cambios al azar y de millones de laselección natural y de mil millones excesivos de años.

La distinción entre estas dos aplicaciones de la palabra ”evolución” es importante, porque el creacionismo reconoce que la evolución biológica es una realidad verdadera y científica, pero discute que la teoría de la evolución sea una farsa especulativa, desacreditada de forma aplastante por la evidencia científica.

La evolución no es simplemente una teoría biológica de poca significación. Es una opinión del mundo de la vista-del mundo diametricalmente que opone la opinión cristiana del mundo. ¡Por lo tanto los cristianos no hacen caso de él, ya que  un compromiso con él es sumamente peligro! – Dr. Henry Morris, The Long War Against God, Baker Book House, Grand Rapids, MI, 1989, p. 23

La evolución biológica

Artículo principal: Evolución biológica

La evolución biológica es el cambio en las características o la frecuencia hereditarias del allele en un cierto plazo las poblaciones. La evolución biológica puede ser mínima o substancial; abraza todo de cambios leves en la proporción de diversos alleles dentro de una población (tal como ésos que determinan tipos de la sangre) a las alteraciones sucesivas que ésa condujo a la diversificación de las clases creadas a las especies únicas incontables.

Puede ser dicho generalmente para implicar el siguiente como mecanismos explicativos:

  • Selección Natural
  • De Speciation
  • De la Diversidad Genética

La evolución biológica es un hecho científico observable, porque los mecanismos del cambio en un cierto plazo en las poblaciones han sido obvios y observable para los millares de años. Incluso el Spartans antiguo hizo cumplir una política del eugenics en un esfuerzo de promover características deseables en su piscina de gene. La teoría de la evolución, sin embargo, hace un número de demandas falsas de la teoría de la evolución, para incluir abiogenesis, pendiente común, y los similares, que no pueden ser observados mientras que la evolución biológica puede ser observada, y que son altamente especulativos en naturaleza.

También, los cambios biológicos en un organismo individual tal como metamorfosis o el desarrollo embrionario no se consideran evolución biológica, porque la evolución biológica supera el curso de la vida de un solo individuo. Los cambios en las poblaciones que se consideran evolutivas son los que se heredan con la información genética a partir de una generación a la siguiente. La evolución biológica se puede resumir como cambio en frecuencia del allele en una población en un cierto plazo.

La teoría de la evolución

Artículo Principal: Teoría de la evolución

La teoría general de la evolución abarca las demandas históricas que la vida originó vía el abiogenesis, diversificado vía la variación y la selección natural, y que es relacionada vía ascendencia común. La idea es antigua en origen, siendo sostenido por los filósofos greek tales como Anaxagorus, pero fue restablecida recientemente en Europa y América durante la secularización del sigo diecinueve.

El Evolucionismo viene en muchas formas: evolucionismo ateo, panthestic, y teístico. Los evolucionistas ateos creen que la evolución ocurre solamente con medios naturales. Los evolucionistas teistas creen que l Dios dirige el proceso de la evolución. Los evolucionistas de Panthestic creen que la evolución es parte de cómo el alcohol del cosmos se desarrolla en un cierto plazo. 

Fuentes:

Acerca del Autor:

Scott M. HUSE, PH.D..,científico en computación en el Laboratorio Roma de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, a menudo ofrece conferencias en universidades. Reside en Lee Center, Nueva York

Notas:

[0] http://www.psicofxp.com/forums/ciencia.176/494387-los-simpson-y-la-ciencia.html

[1]. Morris, Henry M., y Gary E. Parker, What is Creation Science?, Masterbooks, California, 1982, p. 199.

[2]. Eddington, A. S., The Nature ofthe Physical World, Macmillan, Nueva York, 1930, p. 74.

[3]. Morris, H. M., Biblical Cosmology and Modem Science, Baker Book House,Grand Rapids, Michigan,1970, pp. 122-123.

[4]. BIum, Harold F., Time ‘s Arrow and Evolution, Princeton University Press, Princeton, N. J., 1962, p. 119.

[5]. Monis, H. M., Duane T. Gish, y George M. Hillestad, eds., Creation: Acts, Facts, Impacts, Creation-Life Publishers, San Diego, California, 1974, p. 127.

[6]http://blog.yaaqui.com/ciencia-y-cine-simpson-y-ciencia-1_articulo_129_11622.html

Termodinámica

Termodinámica

La termodinámica (del griego θερμo-, termo, que significa “calor” [1] y δύναμις, dinámico, que significa “fuerza” [2] ) es una rama de la física que estudia los efectos de los cambios de la temperatura, presión y volumen de los sistemas físicos a un nivel macroscópico. Aproximadamente, calor significa “energía en tránsito” y dinámica se refiere al “movimiento”, por lo que, en esencia, la termodinámica estudia la circulación de la energía y cómo la energía infunde movimiento. Históricamente, la termodinámica se desarrolló a partir de la necesidad de aumentar la eficiencia de las primeras máquinas de vapor.

El punto de partida para la mayor parte de las consideraciones termodinámicas son las leyes de la termodinámica, que postulan que la energía puede ser intercambiada entre sistemas físicos en forma de calor o trabajo. También se postula la existencia de una magnitud llamada entropía, que puede ser definida para cualquier sistema. En la termodinámica se estudian y clasifican las interacciones entre diversos sistemas, lo que lleva a definir conceptos como sistema termodinámico y su contorno. Un sistema termodinámico se caracteriza por sus propiedades, relacionadas entre sí mediante las ecuaciones de estado. Éstas se pueden combinar para expresar la energía interna y los potenciales termodinámicos, útiles para determinar las condiciones de equilibrio entre sistemas y los procesos espontáneos.

Con estas herramientas, la termodinámica describe cómo los sistemas responden a los cambios en su entorno. Esto se puede aplicar a una amplia variedad de temas de ciencia e ingeniería, tales como motores, transiciones de fase, reacciones químicas, fenómenos de transporte, e incluso agujeros negros. Los resultados de la termodinámica son esenciales para otros campos de la física y la química, ingeniería química, ingeniería aeroespacial, ingeniería mecánica, biología celular, ingeniería biomédica, y la ciencia de materiales por nombrar algunos.

Trabajo (f�sica)

Trabajo (física)

Leyes de la termodinámica

Primera ley de la termodinámica

También conocido como principio de conservación de la energía para la termodinámica, establece que si se realiza trabajo sobre un sistema o bien éste intercambia calor con otro, la energía interna del sistema cambiará. Visto de otra forma, esta ley permite definir el calor como la energía necesaria que debe intercambiar el sistema para compensar las diferencias entre trabajo y energía interna. Fue propuesta por Antoine Lavoisier.

La ecuación general de la conservación de la energía es la siguiente:

EentraEsale = ΔEsistemaQue aplicada a la termodinámica teniendo en cuenta el criterio de signos termodinámico, queda de la forma:

 \Delta U = \ Q - \ W

Segunda ley de la termodinámica

Esta ley regula la dirección en la que deben llevarse a cabo los procesos termodinámicos y, por lo tanto, la imposibilidad de que ocurran en el sentido contrario (por ejemplo, que una mancha de tinta dispersada en el agua pueda volver a concentrase en un pequeño volumen). También establece, en algunos casos, la imposibilidad de convertir completamente toda la energía de un tipo en otro sin pérdidas. De esta forma, La Segunda ley impone restricciones para las transferencias de energía que hipotéticamente pudieran llevarse a cabo teniendo en cuenta sólo el Primer Principio. Esta ley apoya todo su contenido aceptando la existencia de una magnitud física llamada entropía tal que, para un sistema aislado (que no intercambia materia ni energía con su entorno), la variación de la entropía siempre debe ser mayor que cero.

Debido a esta ley también se tiene que el flujo espontáneo de calor siempre es unidireccional, desde los cuerpos a temperatura más alta a aquellos de temperatura más baja.

Existen numerosos enunciados equivalentes para definir este principio, destacándose el de Clausius y el de Kelvin.

Enunciado de Clausius

Diagrama del ciclo de Carnot en función de la presión y el volumen.

Diagrama del ciclo de Carnot en función de la presión y el volumen.

En palabras de Sears es: ” No es posible ningún proceso cuyo único resultado sea la extracción de calor de un recipiente a una cierta temperatura y la absorción de una cantidad igual de calor por un recipiente a temperatura más elevada”.

Enunciado de Kelvin

No existe ningún dispositivo que, operando por ciclos, absorba calor de una única fuente y lo convierta íntegramente en trabajo.

Otra interpretación

Es imposible construir una máquina térmica cíclica que transforme calor en trabajo sin aumentar la energía termodinámica del ambiente. Debido a esto podemos concluir que el rendimiento energético de una máquina térmica cíclica que convierte calor en trabajo siempre será menor a la unidad y ésta estará más próxima a la unidad cuanto mayor sea el rendimiento energético de la misma. Es decir, mientras mayor sea el rendimiento energético de una máquina térmica, menor será el impacto en el ambiente, y viceversa.

Tercera ley de la termodinámica

La Tercera de las leyes de la termodinámica, propuesto por Walther Nernst, afirma que es imposible alcanzar una temperatura igual al cero absoluto mediante un número finito de procesos físicos. Puede formularse también como que a medida que un sistema dado se aproxima al cero absoluto, su entropía tiende a un valor constante específico. La entropía de los sólidos cristalinos puros puede considerarse cero bajo temperaturas iguales al cero absoluto. No es una noción exigida por la Termodinámica clásica, así que es probablemente inapropiado tratarlo de “ley”.

Es importante recordar que los principios o leyes de la Termodinámica son sólo generalizaciones estadísticas, válidas siempre para los sistemas macroscópicos, pero inaplicables a nivel cuántico. El demonio de Maxwell ejemplifica cómo puede concebirse un sistema cuántico que rompa las leyes de la Termodinámica.

Asimismo, cabe destacar que el primer principio, el de conservación de la energía, es la más sólida y universal de las leyes de la naturaleza descubiertas hasta ahora por la ciencia.

Ley cero de la termodinámica

El equilibrio termodinámico de un sistema se define como la condición del mismo en el cual las variables empíricas usadas para definir un estado del sistema (presión, volumen, campo eléctrico, polarización, magnetización, tensión lineal, tensión superficial, entre otras) no son dependientes del tiempo. A dichas variables empíricas (experimentales) de un sistema se les conoce como coordenadas termodinámicas del sistema.

A este principio se le llama del equilibrio termodinámico. Si dos sistemas A y B están en equilibrio termodinámico, y B está en equilibrio termodinámico con un tercer sistema C, entonces A y C están a su vez en equilibrio termodinámico. Este principio es fundamental, aun siendo ampliamente aceptado, no fue formulado formalmente hasta después de haberse enunciado las otras tres leyes. De ahí que recibe la posición 0.

Termometría

La termometría se encarga de la medición de la temperatura de cuerpos o sistemas. Para este fin, se utiliza el termómetro, que es un instrumento que se basa en el cambio de alguna propiedad de la materia debido al efecto del calor; así se tiene el termómetro de mercurio y de alcohol, que se basan en la dilatación, los termopares que deben su funcinamiento al cambio de la conductividad eléctrica, los ópticos que detectan la variación de la intensidad del rayo emitido cuando se refleja en un cuerpo caliente.
Para poder construir el termómetro se utiliza el Principio cero de la Termodinámica que dice: “Si un sistema A que está en equilibrio térmico con un sistema B, está en equilibrio térmico también con un sistema C, entonces los tres sistemas A, B y C están en equilibrio térmico entre sí”.

Demostración de la existencia de la temperatura empírica de un sistema en base a la ley cero

Para dos sistemas en equilibrio termodinámico representados por sus respectivas coordenadas termodinámicas (X1,Y1) y (X2,Y2) tenemos que dichas coordenadas no son función del tiempo, por lo tanto es posible hallar una función que relacionem dichas coordenadas, es decir:

f(X1,x2,Y1,Y2) = 0Sean tres sistemas hidrostáticos, A,B,C, representados por sus respectivas termodinámicas: (Pa,Va), (Pb,Vb),(Pc,Vc). Si A y C están en equilibrio debe existir una función tal que:

f1(Pa,Pc,Va,Vc) = 0Es decir:

Pc = g1(Pa,Va,Vc) = 0Donde las funciones f1 y g1 dependen de la naturaleza de los fluidos.

Análogamente, para el equilibrio de los fluidos B y C:

f2(Pb,Pc,Vb,Vc) = 0Es decir:

Pc = g2(Pb,Vb,Vc) = 0Con las mismas considerciones que las funciones f2 y g2 dependen de la naturaleza de los fluidos.

La condición dada por la ley cero de la termodinámica de que el equilibrio térmico de A con C y de B con C implica asimismo el quilibrio de A y B puede expresarse matemáticamente como:

g1(Pa,Va,Vc) = g2(Pb,Vb,Vc)Lo nos conduce a la siguiente expresión:

f3(Pa,Pb,Va,Vb) = 0Entonces, llegamos a la conclusión de que las funciones g1 y g2 deben ser de naturaleza tal que se permita la eliminación de la variable termodinámica comón Vc. Una posibilidad, que puede demostrarse única, es:

g1 = m1(Pa,Va)n(Vc) + k(Vc)Asimismo:

g2 = m2(Pb,Vb)n(Vc) + k(Vc)Una vez canceladas todas las partes que contienen a Vc podemos escribir:

m1(Pa,Va) = m2(Pb,Vb)Mediante una simple repetición del argumento, tenemos que:

m1(Pa,Va) = m2(Pb,Vb) = m3(Pc,Vc)Y así sucesivamente para cualquier número de sistemas en equilibrio termodinámico.

Henos demostrado que para todos los sistemas que se hallen en equilibrio termodinámico entre si, existen sendas funciones cuyos valores numéricos son iguales para cada uno de dichos sistemas en equlibrio. Este valor numérico puede ser representado con la letra griega θ y será definido como la temperatura empírica de los sistemas en equilibrio termodinámico.

Así, tenemos que todo equilibrio termodinámico entre dos sistemas es equivalente a un equilibrio térmico de los mismos, es decir, a una igualdad de temperaturas empíricas de estos.

Propiedades termométricas

Una propiedad termométrica de una sustancia es aquella que varía en el mismo sentido que la temperatura, es decir, si la temperatura aumenta su valor, la propiedad también lo hará, y viceversa.

Escalas de temperatura

Lo que se necesita para construir un termómetro son puntos fijos, es decir, procesos en los cuales la temperatura permanece constante. Ejemplos de procesos de este tipo son el proceso de ebullición y el proceso de fusión.

Los puntos generalmente utilizados son el proceso de ebullición y de solidificación de alguna sustancia, durante los cuales la temperatura permanece constante.

Existen varias escalas para medir temperaturas, las más importantes son la escala Celsius, la escala Kelvin y la escala Fahrenheit.

Escala Celsius

Para esta escala, se toman como puntos fijos, los puntos de ebullición y de solidificación del agua, a los cuales se les asignan los valores de 100 y 0 respectivamente. En esta escala, estos valores se escriben como 100° y 0°. Esta unidad de medida se lee grado Celsius y se denota por [°C]. El grado Celsius, representado como °C, es la unidad creada por Anders Celsius para su escala de temperatura. Se tomó como base para el Kelvin y es la unidad de temperatura más utilizada internacionalmente. A partir de su creación en 1750 fue denominado grado centígrado (se escribía °c, en minúscula). Pero en 1948 se decidió el cambio en la denominación oficial para evitar confusiones con la unidad de ángulo también denominada grado centígrado (grado geométrico), aunque la denominación previa se sigue empleando extensamente en el uso coloquial. Hasta 1954 se definió asignando el valor 0 a la temperatura de congelación del agua, el valor 100 a la de temperatura de ebullición —ambas medidas a una atmósfera de presión— y dividiendo la escala resultante en 100 partes iguales, cada una de ellas definida como 1 grado. Estos valores de referencia son muy aproximados pero no correctos por lo que, a partir de 1954, se define asignando el valor 0,01 °C a la temperatura del punto triple del agua y definiendo 1 °C como la fracción 1/273,16 de la diferencia con el cero absoluto. Conversión de unidades [editar] La magnitud de un grado Celsius (1 °C) es equivalente a la magnitud de un Kelvin (1 K), puesto que esta unidad se define como igual a la primera. Sin embargo, las escalas son diferentes porque la escala Kelvin toma como valor 0 el cero absoluto. Dado que al cero absoluto corresponde un valor de -273,15 °C, la temperatura expresada en °C y K difiere en 273,15 unidades: • La conversión de grados Celsius a grados Fahrenheit se obtiene multiplicando la temperatura en Celsius por 1,8 (9/5) y sumando 32: • Para convertir Fahrenheit a Celsius: •

Escala Kelvin o absoluta

En este caso, la escala fue establecida en base a la escala Celsius, donde el valor de 0° corresponde al cero absoluto, temperatura en la cual las moléculas y átomos de un sistema tienen la mínima energía térmica posible. Ningún sistema macroscópico puede tener una temperatura inferior. En escala Celsius esta temperatura corresponde a -273°C. Esta unidad de medida se lee Kelvin y se denota por [K]. Esta unidad se llama también Escala Absoluta y es también la unidad adoptada por el Sistema Internacional de Unidades.

Dado que 0[K] corresponden a -273[°C], se puede hallar una fórmula de conversión, entre la escala Celsius y la escala Kelvin, de la siguiente forma:

T = tc + 273°

donde la letra T representa la temperatura en Kelvin y la letra tc representa la temperatura en grados Celsius.

Escala Fahrenheit

En esta escala también se utilizaron puntos fijos para construirla, pero en este caso fueron los puntos de solidificación y de ebullición del cloruro amónico en agua. Estos puntos se marcaron con los valores de 0 y 100 respectivamente. La unidad de esta escala se llama grado Fahrenheit y se denota por [°F]. Dado que en escala Celsius, los valores de 0[°C] y 100[°C] corresponden respectivamente a 32[°F] y 212[°F] respectivamente, la fórmula de conversión de grados Celsius a Fahrenheit es:

tf = \begin{matrix} \frac{9}{5}\; \end{matrix}tc + 32°

aquí el símbolo tf representa la temperatura en grados Fahrenheit y el símbolo tc representa la temperatura en grados Celsius.

Sistema y ambiente

En el estudio de la Termodinámica la atención está dirigida al interior de un sistema, aunque se adopte un punto de vista macroscópico, sólo se consideran aquellas magnitudes de este tipo que tienen relación con el estado interno del sistema. Para poder entender las magnitudes involucradas en este tema, se hace necesario definir los conceptos de sistema y estado de un sistema.

Sistema

Se puede definir un sistema como un conjunto de materia, que está limitado por una superficie, que le pone el observador, real o imaginaria. Si en el sistema no entra ni sale materia, se dice que se trata de un sistema cerrado, o sistema aislado si no hay intercambio de materia y energía, dependiendo del caso. En la naturaleza, encontrar un sistema extrictamente aislado es, por lo que sabemos, imposible, pero podemos hacer aproximaciones. Un sistema del que sale y/o entra materia, recibe el nombre de abierto. Ponemos unos ejemplos:

  • Un sistema abierto: es por ejemplo, un coche. Le echamos combustible y él desprende diferentes gases y calor.
  • Un sistema cerrado: un reloj de cuerda,no introducimos ni sacamos materia de él. Solo precisa un aporte de energía que emplea para medir el tiempo.
  • Un sistema aislado:¿Cómo encontrarlo si no podemos interactuar con él?. Sin embargo un termo lleno de comida caliente es una aproximación, ya que el envase no permite el intercambio de materia e intenta impedir que la energía (calor)salga de él.

Medio externo

Se llama medio externo o ambiente a todo aquello que no está en el sistema pero que puede influir en él. Por ejemplo, consideremos una taza con agua, que está siendo calentada por un mechero. Consideremos un sistema formado por la taza y el agua, entonces el medio está formado por el mechero, el aire, etc.

Equilibrio térmico

Toda sustancia por encima de los 0º Kelvin (-273.15º Centígrados)emite calor. Si 2 sustancias en contacto se encuentran a diferente temperatura, una de ellas emitirá más calor y calentará a la más fría. El equilibrio térmico se alcanza cuando ambas emiten, y reciben la misma cantidad de calor, lo que iguala su temperatura.

  • Nota: estrictamente sería la misma cantidad de calor por gramo, ya que una mayor cantidad de sustancia emite más calor a la misma temperatura.

Variables termodinámicas

Las variables que tienen relación con el estado interno de un sistema, se llaman variables termodinámicas o coordenadas termodinámicas, y entre ellas las más importantes en el estudio de la termodinámica son:

Estado de un sistema

Un sistema que puede describirse en función de coordenadas termodinámicas se llama sistema termodinámico y la situación en la que se encuentra definido por dichas coordenadas se llama estado del sistema.

Equilibrio térmico

Un estado en el cual dos coordenadas termodinámicas independientes X e Y permanecen constantes mientras no se modifican las condiciones externas se dice que se encuentra en equilibrio térmico. Si dos sistemas se encuentran en equilibrio térmico se dice que tienen la misma temperatura. Entonces se puede definir la temperatura como una propiedad que permite determinar si un sistema se encuentra o no en equilibrio térmico con otro sistema.

El equilibrio térmico se presenta cuando dos cuerpos con temperaturas diferentes se ponen en contacto, y el que tiene mayor temperatura cede calor al que tiene mas baja, hasta que ambos alcanzan la misma temperatura.

Algunas definiciones útiles en termodinámica son las siguientes.

Foco térmico

Un foco térmico es un sistema que puede entregar y/o recibir calor, pero sin cambiar su temperatura.

Contacto térmico

Se dice que dos sistema están en contacto térmico cuando puede haber transferencia de calor de un sistema a otro.

Procesos termodinámicos

Artículo principal: Proceso termodinámico

Se dice que un sistema pasa por un proceso termodinámico, o transformación termodinámica, cuando al menos una de las coordenadas termodinámicas no cambia. Los procesos más importantes son:

Por ejemplo, dentro de un termo donde se echan agua caliente y cubos de hielo, ocurre un proceso adiabático, ya que el agua caliente se empezará a enfriar debido al hielo, y al mismo tiempo el hielo se empezará a derretir hasta que ambos estén en equilibrio térmico, sin embargo no hubo transferencia de calor del exterior del termo al interior por lo que se trata de un proceso adiabático.

Rendimiento termodinámico o eficiencia

Artículo principal: Rendimiento térmico

Un concepto importante en la ingeniería térmica es el de rendimiento. El rendimiento de una máquina térmica se define como:

\begin{matrix}\eta = \frac{|E_{deseada}|}{|E_{necesaria}|}\end{matrix} \!\,

donde, dependiendo del tipo de máquina térmica, estas energías serán el calor o el trabajo que se transfieran en determinados subsistemas de la máquina.

Teorema de Carnot

Artículo principal: Ciclo de Carnot

Nicolas Léonard Sadi Carnot en 1824 demostró que el rendimiento de alguna máquina térmica que tuviese la máxima eficiencia posible (a las que en la actualidad se denotan con su nombre) y que operase entre dos termostatos (focos con temperatura constante), dependería sólo de las temperaturas de dichos focos. Por ejemplo, el rendimiento para un motor térmico de Carnot viene dado por:

\begin{matrix}\eta_{mC} = 1 - \frac{T_c}{T_h} \end{matrix} \!\,

donde Tc y Th son las temperaturas del termostato frío y del termostato caliente, respectivamente, medidas en Kelvin.

Este rendimiento máximo es el correspondiente al de una máquina térmica reversible, la cual es sólo una idealización, por lo que cualquier máquina térmica construida tendrá un rendimiento menor que el de una máquina reversible operando entre los mismos focos.

\eta_{m.t.reversible} > \eta_{m.t.irreversible} \,

Dilatación térmica

Artículo principal: Dilatación térmica

La dilatación térmica corresponde al efecto de que las sustancias se “agrandan” al aumentar la temperatura. En objetos sólidos, la dilatación térmica produce un cambio en las dimensiones lineales de un cuerpo, mientras que en el caso de líquidos y gases, que no tienen forma permanente, la dilatación térmica se manifiesta en un cambio en su volumen.

Dilatación lineal

Consideremos primero la dilatación térmica de un objeto sólido, cuyas dimensiones lineales se pueden representar por l0 , y que se dilata en una cantidad ΔL. Experimentalmente se ha encontrado que para casi todas las sustancias y dentro de los límites de variación normales de la temperatura, la dilatación lineal ΔL es directamente proporcional al tamaño inicial l0 y al cambio en la temperatura Δt, es decir:

\Delta\;L = \alpha\;l_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \alpha\; = \frac{1}{l_0}\;.\frac{\Delta\;L}{\Delta\;t}\;

donde \alpha\; se llama coeficiente de dilatación lineal, cuya unidad es el recíproco del grado, es decir [°C]-1.

Dilatación superficial

Es el mismo concepto que el de dilatación lineal salvo que se aplica a cuerpos a los que es aceptable y preferible considerarl como regiones planas; por ejemplo, una plancha metálica. Al serle transmitida cierta cantidad de calor la supeperficie del objeto sufrirá un incremento de área: ΔA.

\Delta\;A = \gamma\;v_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \gamma\; = \frac{1}{v_0}\;.\frac{\Delta\;A}{\Delta\;t}\;

donde γ se llama coeficiente de dilatación superficial.

Dilatación volumétrica

La dilatación térmica de un líquido o un gas se observa como un cambio de volumen ΔV en una cantidad de sustancia de volumen V0, relacionado con un cambio de temperatura Δt. En este caso, la variación de volumen ΔV es directamente proporcional al volumen inicial V0 y al cambio de temperatura Δt, para la mayor parte de las sustancias y dentro de los límites de variación normalmente accesibles de la temperatura, es decir:

\Delta\;V = \beta\;v_0\Delta\;t \Longrightarrow \; \beta\; = \frac{1}{v_0}\;.\frac{\Delta\;V}{\Delta\;t}\;

donde β se llama coeficiente de dilatación volumétrica, medida en la misma unidad que el coeficiente de dilatación lineal.

Se puede demostrar fácilmente usando el álgebra que:

\beta\; \approx\; 3\alpha\;

Análogamente se puede obtener el coeficiente de dilatación superficial γ dado por:

\gamma\; \approx\; 2\alpha\;

Diagramas termodinámicos

Referencias

  1. Según la RAE
  2. Según la RAE

Véase también

Enlaces externos

Colabora en Commons. Commons alberga contenido multimedia sobre Termodinámica.

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE

cristo

¿Qué tal si les dijera que es el deber de todo cristiano buscar su propio placer?
¿Qué tal si les dijera que la manera en que más glorificamos a Dios es con nuestro deleite?
Lo que intentaré hacer es probar por la Biblia que estas declaraciones son verdad.
Antes quiero darle honra al Pastor John Piper, autor de varios libros que tratan sobre el tema, los cuales quiero recomendar. Sed de Dios, Los Peligros del Deleite, Los Placeres de Dios.
Muchos hemos leído en el catecismo menor sobre el fin principal del hombre: Glorificar a Dios y Disfrutar de El para siempre
Cuando leía esta declaración a mi me pasaba y probablemente a muchos de ustedes también, que entendía muy bien la primera parte pero no estaba seguro sobre la parte de disfrutar de EL para siempre. Siempre glorificar a Dios y si Dios quiere a veces disfrutarlo al mismo tiempo.
Veremos como si queremos glorificar a Dios al máximo tenemos que buscar nuestro propio deleite y satisfacción en El.

I. Dios toma en Serio Su Gloria
Isaías 48:11- Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.

- Dios no sólo quiere que nosotros tomemos en serio su gloria, sino que EL toma muy en serio Su gloria. El tiene un ardiente celo por Su gloria.
- Dios es TEO-céntrico. Lo más importante para Dios es DIOS. El se ama a sí mismo infinitamente.
- Vamos a ver dos ilustraciones que muestran la pasión de Dios por su gloria.
1. En la Revelación Natural – La Creación
Sal 19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
La luz viaja (9,233,000,000,000) 9 billones, 233 mil millones de Km. en un año. Eso es lo mismo que 1 año luz.
También los científicos saben con cierto grado de exactitud que nuestra galaxia, la vía láctea mide unos 100,000 años luz de ancho. Eso es un 9 seguido por 1,2,3,4,5…16 ceros.
 Dicen los científicos que con el telescopio más potente que existe, el hombre puede alcanzar a ver como 1 millón de galaxias adicionales.
Después de ahí sólo Dios sabe cuantas más hay. Me atrevo a adivinar que hay muchas más.
Nuestra galaxia contiene unas 100 millones de estrellas de las cuales nuestro sol es de tamaño mediano y arde relativamente frío a 6,000 C mientras viaja a 900,000 km/hora de tal manera que completará su
primera órbita de la vía láctea en unos 200 millones de años

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 2 de 10
Los científicos saben ésta cosas y se quedan como cualquiera boca abierta en asombro.
Cuando escuchan a un cristiano decir que Dios lo creo con su meñique o más bien con la PALABRA de su poder y que dentro de toda esa infinita inmensidad sólo puso al hombre en un solo lugar, en el planeta tierra, está “insignificancia” y pequeñísima partícula dentro de universo se burlan y dicen “Oye pero me parece que Dios desperdició mucho espacio si sólo iba a colocar al hombre en la tierra”. Sería un gran desperdicio si el universo y su inmensidad se tratara del hombre, pero ¿qué dice el Salmo 19?

¿Los cielos cuentas la gloria del hombre o de Dios?
Dios hizo el universo, para que hablara de El mismo, de su gloria.
La inmensidad y carácter infinito del universo nos habla de la inmensidad e infinidad de Su Creador y la insignificancia del hombre.
Sal 8:3-4 3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Otra ilustración de cuan celoso Dios es por su gloria es:
2. La Revelación Especial – La Cruz
Romanos 3:25 – a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, La muerte de Cristo en la Cruz es una extraordinaria expresión de cuan en serio toma Dios la preservación y manifestación de su gloria.
Veamos una aplicación de esta verdad en la vida del Rey David

En 2 Samuel capítulos 11 y 12 se nos narra el pecado más conocido del rey David, el cual les voy a resumir:
- Un día mientras David se paseaba por el techo de su palacio, cuando debía estar en la guerra con sus soldados, vio a una mujer llamada Betsabé que se bañaba.
- Pensó yo soy el rey y puedo hacer lo que quiera, la mandó a buscar y se acostó con ella.
- Luego Betsabé supo que quedó embarazada y se lo comunicó al rey – El Rey mandó a llamar al esposo de Betsabé, Urías, un valiente soldado y trató de que se acostará con su esposa. El no quiso.
- Lo embriagó, y aún así no quiso, porque era un hombre noble.
- Cómo nada de eso funcionó, lo mató de manera indirecta.
- Todo parecía estar resuelto
- Luego apareció el profeta Natán, un hombre muy valiente, le narró una historia de un hombre que tenía muchas ovejas y le quitó la oveja a un hombre que sólo tenía una para brindarla a su visita.
- David respondió con ira y le dijo “ese hombre merece morir”
- Natán le dijo “Tu eres aquel hombre”
- David expresó arrepentimiento y Dios le dijo a través del profeta “El Señor te ha perdonado y podrás seguir siendo rey”.
Imaginémonos ahora a los padres de Urías. ¿Qué dirían?

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 3 de 10
“El hombre violó a mi nuera y mató a mi hijo y sólo van a decir “estás perdonado”.” ¡NO ES JUSTO!
¿Qué diríamos de un juez que suelte sin castigo a un asesino y violador? Sería una injusticia incalificable.
Proverbios 17:15 – El que justifica al impío, y el que condena al justo, Ambos son igualmente abominación a Jehová.
Por su propia definición, Dios sería una abominación. ¡Y eso es lo que Dios hace con los cristianos todos los días!
¿Ven el problema que Dios enfrenta al perdonar al pecador?
¿Cómo puede Dios perdonar David y todos nuestros pecados y al mismo tiempo mantener intacta la gloria de su perfecta justicia?
Cuando Dios perdona a un pecador, todo el universo grita “NO – INJUSTICIA”, hasta que ven la cruz. Dios mató a su hijo perfecto como manifestación de cuan en serió el toma su propia gloria. Dios descargó en su hijo la ira acumulada por los pecados perdonados y los que habría de perdonar.
Dios es apasionado por Su Gloria. Dios se ama a sí mismo infinitamente.

II. ¿Es Dios vano en Ocuparse tanto de Su Gloria?
¿Para qué volverá Cristo a la tierra?

II Tes. 1:9-10 – 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros). Jesús viene a ser glorificado y admirado.
Si yo me paro en este púlpito y les digo “he venido para que ustedes me glorifiquen”. ¿Qué dirían?
Obviamente no es correcto que yo ni ninguna otra persona diga eso.
¿Por qué está bien que Dios esté tan centralizado en su gloria?
¿Cómo puede un Dios que se preocupa sobre todas las cosas por su propia gloria, ser un Dios amoroso?
Queremos demostrar cómo la auto exaltación de Dios por su gloria no es contraria a su inmenso amor por los suyos, sino más bien que es la manera de Dios mostrar ese gran amor.
La solución es que Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esta es la enseñanza principal de este sermón.

¿Qué es glorificar o magnificar a Dios?

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 4 de 10
Pensemos en la función que hace un telescopio. Con un telescopio podemos ver cosas que están muy lejos y se ven muy pequeñas más como son realmente. Por ejemplo: La luna. El telescopio magnifica la luna para que podamos ver más sus atributos. No es como un microscopio que hace que las cosas pequeñitas se vean
más grande de lo que son.
El hombre por naturaleza ve a Dios como un pequeño astro en el firmamento de su vida, pero cuando ve a Dios a través de la vida del creyente, se da cuenta que Dios es mucho más grande y asombroso de lo que el creía. La vida del creyente magnifica o glorifica a Dios para que se vea más cómo El es.
Veamos pasajes en la Biblia que nos hablan de la relación entre la gloria de Dios y su amor por los suyos.
Juan 11:1-6
1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana.
2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.)
3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.
4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.
En este pasaje tenemos una combinación de la gloria de Dios y su amor por los suyos. El punto es ver como se relacionan.
5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.
6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.
Como que el vs. 6 no cuadra. Como Lázaro estaba enfermo entonces se quedó.(¿?)
La razón la da el vs. 4. Jesús consideraba como una muestra de mayor amor el mostrarle a los suyos la gloria de Dios que el sanarlos de su enfermedad. El permitió la muerte de Lázaro y el duelo de sus hermanas y le llama amor.
¡Cuan importante es entender que el amor de Dios no se ha apartado cuando estamos sufriendo!
Porque es más amoroso de parte de Dios que nos muestre su gloria a que nos libre del sufrimiento.
¿Qué es lo que más satisfacción puede darle a tu alma? ¿Qué es lo que te puede satisfacer de manera más profunda y duradera? Si Dios verdaderamente te ama, el te daría eso.
Respuesta: Dios mismo
El es único que al darse a si mismo nos da lo que más no beneficia. Si el te diera algo en vez de él mismo no te satisfaría totalmente.

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 5 de 10
Juan 17
Este capítulo contiene una oración intercesora de Jesús por los suyos y podemos asumir que lo que Jesús le pide al Padre por nosotros en esta oración lo hace en amor. El ora por sus apóstoles y también por todos sus seguidores.

Vs. 20 – Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, Vs. 1-5
1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; 2 como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. 3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a
Jesucristo, a quien has enviado. 4 Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que
hiciese. 5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.Glorifica a tu hijo. El está orando por nosotros y lo primero que pide es que el Padre le glorifique y que le conozcan.

El está orando por nosotros pidiendo que El sea glorificado.

El vs. 24 nos muestra la relación entre la glorificación de Cristo y su amor por los suyos.

Vs. 24 – Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
Nos puede ser más difícil entender como un Dios centralizado en sí mismo puede ser amor por los efectos de nuestra cultura. Pensamos que ser amado es recibir atención, halagos, sentirse importante por la manera que otras personas nos tratan.

“Hablen de mis habilidades, de mi virtudes y mi apariencia; papi, mami, hermano, profesor, amiguito háganme sentir importante y bueno”

Si vemos el amor así no entenderemos el amor de Dios.

El amor es hacer lo necesario para dar satisfacción total y eterna. Hacer lo necesario para que el amado sea totalmente feliz para siempre. Para darle lo mejor al ser amado.
La satisfacción total y duradera no se obtiene viendo el espejo; viéndonos a nosotros mismos.
Aun nuestra propia experiencia nos dice que nuestros momentos de mayor gozo vienen cuando nos deleitamos en cosas fuera de nosotros.

Algunos ejemplos: nos deleitamos contemplando grandes jugadas deportivas, nos deleitamos contemplando hermosos paisajes de la naturaleza, nos deleitamos con exquisita comida, nos deleitamos con música.

Nos deleitamos en esas cosas mucho más que en los halagos que nos puedan hacer, o en contemplar nuestros propios talentos o habilidades o lo bien que podamos aparentar.

Fuimos creados para admirar y deleitarnos y satisfacernos en algo más grandioso y hermoso que nosotros.
Aun esas cosas en este mundo que nos dan placer al contemplarlas son débiles ilustraciones de lo que será la majestad de lo que experimentaremos según el vs. 24.

Dios es infinitamente hermoso y si el ocultara su gracia de nosotros no nos amara como nos ama. El nos da aquello que es lo más hermoso y exquisito y deleitoso en el universo. El mismo.

III. Glorifiquemos a Dios buscando nuestra propia Satisfacción

Si no vemos a Dios como lo supremo y más hermoso en el universo siempre tendremos una imagen distorsionada de la realidad; aun del evangelio. Nuestra tendencia es ser humanistas (centralizados en el hombre)

Como algunas piensan, “yo soy tan importante para Dios que El envió a su Hijo a morir por mi” en vez de darse cuenta que la cruz es una manifestación de gracia inmerecida donde todo el mérito y la gloria es para Dios.

No sólo debemos ser Teo-céntricos (centralizados en Dios), sino que Dios es Teo-céntrico.
Decíamos que Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esa es excelente noticia ya que en mi vida no tengo que escoger entre glorificar a Dios y mi propio deleite. Sino, que si yo quiero glorificar a Dios al máximo debo buscar y vivir para aquello que me produzca más satisfacción y deleite.

Vamos a probarlo con la Biblia
Filipenses 1:20-21

20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Cristo magnificado (glorificado) sea por vida o muerte.

El vs. 21 es evidencia como Cristo puede ser exaltado en la muerte.
¿Cómo exaltar a Cristo aun en la muerte?
Leamos el texto poniendo la vida a un lado y solo evaluando la muerte.
Será magnificado Cristo en mi cuerpo, por muerte. Porque para mi el morir es ganancia

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 7 de 10
En otras palabras, el apóstol está diciendo, “quiero honrar a Cristo aun en mi muerte y se que será así porque para mi el morir es ganancia”.
El vs. 23 nos muestra la razón de su certeza y convicción. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; La manera de magnificar o glorificar a Cristo en la muerte es desear estar con El.

Estar convencido que estar con El es muchísimo mejor. Esto es lo mismo que sentir satisfacción cuando cambiamos todo el mundo para tener a Cristo. Esto es ciertamente honrar a Dios.
Como dice el himno:
Nos pueden despojar de bienes, nombre, hogar; El cuerpo destruir,
Mas siempre ha de existir de Dios el reino eterno.
EL verso muestra que glorificamos más a Cristo cuando lo preferimos a El sobre todas las cosas.

De esta verdad surge la frase que Piper llama el HEDONISMO CRISTIANO.

Hedonismo = una vida entregada al placer
Hedonismo Cristiano = una vida entregada al placer en Dios
Esto es que tu vida como cristiano debe dedicarse a buscar la satisfacción total, el placer supremo de tus sentidos en Dios.
Finalizaremos con argumentos bíblicos para mostrarle que a partir de hoy debemos usar toda nuestra energía para maximizar nuestra felicidad en Dios.
Es un tema algo controversial y suena tal vez raro, pero es bíblico.

Argumentos
1. Dios nos manda a ser feliz y buscar nuestro propio gozo – Salmo 100:1-2

Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. 2 Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo.

- Es una desobediencia no servirle con alegría. Un servicio a Dios sin alegría es un servicio deficiente.
- Otros pasajes que nos mandan al gozo
- Fil 4:4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!
- Sal 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
- Sal 32:11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.
- Son mandatos, no sugerencias. Tenemos la tendencia de ver la obediencia como lo esencial y el gozo como un bono opcional.

2. Dios amenaza con juicios terribles si no nos satisfacemos  Deut 28:47-48

47 Por cuanto no serviste a Jehová tu Dios con alegría y con gozo de corazón, por la abundancia de todas las cosas, 48 servirás, por tanto, a tus enemigos que enviare Jehová contra ti, con hambre y con sed y con desnudez, y con falta de todas las cosas; y él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte.

Es parte esencial del verdadero cristianismo 3. La naturaleza de la fe enseña la búsqueda de satisfacción en Dios  Heb 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Fe es creer que Dios existe y que recompensa a los que le buscan  No se puede agradar a Dios si no le buscamos por la recompensa, la cual es la satisfacción

No podemos acercarnos a Dios pensando que podemos suplirle alguna necesidad, sino más bien que nosotros somos los que nos beneficiamos

El que da es el que recibe la gloria. El recibe la gloria y nosotros la ayuda

4. La naturaleza de la maldad enseña sobre la búsqueda de satisfacción en Dios.

¿Qué es la maldad?
Jer 2:12-13
12 Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová. 13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

La maldad es estar frente a la fuente de agua viva (Cristo mismo), probarla y preferir beber de la arena seca del mundo.
Es importante entender la maldad porque muchas veces pensamos que el pecado es lo bueno y Dios es lo aburrido.
La maldad es rechazar lo que realmente satisface y escoger frustración permanente
 Claro, Dios tiene que hacer un milagro en el corazón para que veamos el dinero, las apariencias, la fama, la música, el éxito como cisternas rotas que nunca satisfacen porque por más que le invirtamos, nunca se llenan.

5. La naturaleza de la conversión
Mat 13:44
Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.
 Esta parábola es una ilustración de la conversión. Cristo se convierte en tu tesoro.  “y gozoso por ello” – Cristo tiene más valor que todo lo demás. Vende todo.

6. La Naturaleza de la Auto negación
 ¿No hay que tomar la cruz y seguir a Cristo?
 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame.

No veo gozo ahí.
 Lee el resto del versículo
 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.
 ¿Para que tomar la cruz? Por que da más ganancia.
 Negarse a si mismo agua de cloaca a cambio de agua pura y fresca del manantial.
 Nos engañamos con los placeres del pecado como los niños que prefieren jugar con el lodo porque no saben lo que es unas vacaciones en la playa.
 La Auto negación Cristiana es negarse la pocilga para tener la playa.

7. Dios es más glorificado cuando nos deleitamos en El
 No quiero ser una persona que haga las cosas por deber sino más bien por el gozo que produce
Ilustración:
Imaginemos que para mi aniversario de boda le llevo un ramo de rosas a mi esposa. Cuando las ve dice “¡Que lindas son, gracias!”. Si yo le respondo “no tienes que darme gracias, es mi deber”, ella no se
sentiría amada ni honrada.
Si mi respuesta fuese “no me pude contener, no hay nada que me de más placer que agradarte y pasar esta noche juntos”, entonces ella se sentiría amada y honrada.
 Ella no va decir “nada te produce más placer” todo es sobre ti y solo tu.
 No es egoísta sino que honra a mi esposa
Así es con Dios. ¿Qué agrada más a Dios, hacer las cosas por deber o por deseo? Si Dios te pregunta ahora mismo: ¿por qué viniste a la iglesia?

- Por que es mi deber, tu lo mandas
- Por que mi mayor deleite es estar en tu casa donde está tu presencia
especial
– ¿Cuál de las 2 le agrada más a Dios?
Esta manera de pensar y actuar delante de Dios debe permear todo lo que hacemos, toda nuestra obediencia.

Para concluir vamos a aplicarlo a la Adoración
Usted puede adorar en 3 etapas diferentes. Todas glorifican a Dios pero en cada etapa se glorifica más a Dios que en la otra:
Veamos de la etapa de mayor gloria a la de menor gloria
1. Cuando nuestra adoración está repleta de un gozo sin igual. Es cuando nos perdemos en el gozo por la gratitud, asombro y admiración en Dios que “no nos damos por nadie”
Sal 63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca,

2. Cuando no sentimos satisfacción total sino más bien anhelo y deseo por experimentar lo que hemos experimentado en otras ocasiones. En tal situación le pedimos a Dios que nos deje volver a probar de ese manjar que en otras ocasiones hemos probado y tanto nos ha gustado Sal 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.

3. Es una etapa cuando se tiene muy pocos deseos y anhelos de adorar.
Etapa oscura por donde todo creyente ha pasado. En esta situación la respuesta correcta es acercarnos a Dios en arrepentimiento por nuestra dureza de corazón. Sal 73:21-22
21 Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas. 22 Tan torpe era yo, que no entendía;
Era como una bestia delante de ti. Los 3 casos glorifican a Dios y le honran, pero hay uno el cual le glorifica
más.

Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esto se aplica a toda nuestra vida:
- El amor hacia los hermanos
- La predicación a los incrédulos
- El servicio en la iglesia
- La benevolencia a los necesitados
- El Día del Señor
- El diezmo
- Los devocionales personales
- La oración privada y como iglesia

No nos conformemos con sólo cumplir con el mandamiento, busquemos y no nos cansemos hasta hallar la satisfacción total, el placer y el deleite en Dios.

Fuente:

http://www.vor.org/ibg/catalogo/sermones/sermones%20escritos/050313PM.pdf

LOS INTELECTUALES EN LA MODERNIDAD


INTELECTUALES CARETAS

Las paredes de la ciudad hablan por si solas, las paredes de las instituciones como la Universidad de Buenos Aires tambien.

Aqui en el baño de la planta baja de la facultad de ciencias sociales de la UBA, se puede apreciar una leyenda que dice: “Intelectuales caretas piensen una vez en el pueblo”

A simple vista se puede apreciar la mirada que tienen las clases sociales menos favorecidad con respecto a la “clase intelectual”. Pero al mismo tiempo es posible ver el reclamo de aquellos que de una u otra forman ven en los intelectuales y en su pensamiento que algun dia se reinvidique la lucha por menos desigualdad social.

A lo largo de toda la historia del mundo occidental, se ha difundido el mito del intelectual como un ser muy especial. En la antigua Grecia, eran los filósofos quienes cumplían este rol, en el marco de lo que se denominó la Paideia – término intraducible al español – como un ideal de culturas universal. En la Edad Media fueron los monjes y sacerdotes quienes cumplieron el rol de celosos guardianes de la sabiduría y la verdad.

Un intelectual es aquella persona que dedica una parte importante de su actividad vital al estudio y a la reflexión crítica sobre la realidad.

Este artículo trata sobre el intelectual público, esto es, aquel que se expresa de manera accesible al público sobre asuntos de interés general, político o ideológico.

El término intelectual está dotado socialmente de un valor de prestigio. Se entiende que esa actividad dedicada al pensamiento tiene una dimensión y una repercusión públicas que se consideran muy valiosas. El problema que se deriva de ello es que, en muchas ocasiones, la aplicación del término depende del grado de afinidad ideológica, política, etc. que tenga quien lo aplica con respecto de la persona que se esté considerando.

El intelectual tiene como deber moral educar a todo aquel que se encuentre en contacto con él, sin herirlo. De esta manera lograría de manera efectiva el objetivo de enseñar al ignorante. Hacen falta más intelectuales que analicen de forma critica y objetiva las realidades de los paises y del hombre. Por la tanto el intelectual desarrolla su intelecto no como vana vanagloria sino como una minúscula contribución al progreso del mundo. Cabe mencionar que muchas palabras, dichos y frases celebres de intelectuales de todos los tiempos han inspirado y seguirán inspirando a personas de una gran diversidad.

El intelectual medita, reflexiona, discurre, se inspira, goza, busca, investiga, analiza, discierne, demenuza, razona, contrapone conceptos, filosofa, organiza las ideas, proyecta, imagina, especula, atribuye causas a los efectos y efectos a las causas, interconecta fenómenos, en fin hace uso de las limitadas pero a su vez vastas capacidades de la mente humana.

En las modernas sociedades capitalistas, tanto el rol como del mito de los intelectuales sed ha difuminado debido a la organización social del capitalismo. En estas sociedades, el intelectual deja de ser una élite y se convierte en una categoría que caracteriza al intelectual por su función en la sociedad más que por su papel en la estructura productiva, tal como señalan teóricos de la calidad de Gramsci y Lukács. La relación de los intelectuales con las estructuras partidarias de izquierda ha sido conflictiva y tensa y casi siempre sed ha resuelto con la expulsión de aquellos.

Sin embargo, hoy más que nunca su función debe rescatarse, en la medida en que la construcción del nuevo proyecto histórico de las clases dominadas y subalternas exige la confluencia de intelectuales – como sector autónomo – militancias partidarias y movimientos sociales, para elaborar las teorías alternativas al capitalismo neoliberal.

Michael Foucault escribió:

Ahora bien, lo que los intelectuales han descubierto después de la avalancha reciente, es que las masas no tienen necesidad de ellos para saber; saben claramente, perfectamente, mucho mejor que ellos; y lo afirman extremadamente bien. Pero existe un sistema de poder que obstaculiza, que prohíbe, que invalida ese discurso y ese saber. Poder que no está solamente en las instancias superiores de la censura, sino que se hunde más profundamente, más sutilmente en toda la malla de la sociedad. Ellos mismos, intelectuales, forman parte de ese sistema de poder, la idea de que son los agentes de la ‘conciencia’ y del discurso pertenece a este sistema. El papel del intelectual no es el de situarse ‘un poco en avance o un poco al margen’ para decir la muda verdad de todos; es ante todo luchar contra las formas de poder allí donde éste es a la vez el objeto y el instrumento: en el orden del ‘saber’, de la ‘verdad’, de la ‘conciencia’, del ‘discurso’. Me parece que es preciso tener en cuenta, ahora, que el intelectual no es en consecuencia el ‘portador de valores universales’; es más bien alguien que ocupa una posición específica –pero de una especificidad que está ligada a las funciones generales del dispositivo de verdad en una sociedad como la nuestra–. Dicho de otro modo, el intelectual evidencia una triple especificidad: la especificidad de su posición de clase (pequeño burgués al servicio del capitalismo, intelectual ‘orgánico’ del proletariado); la especificidad de sus condiciones de vida y de trabajo, ligadas a su condición intelectual (su campo de investigación, su puesto en un laboratorio, las exigencias económicas o políticas a las que se somete o contra las que se rebela en la universidad, en el hospital, etc.). En fin, la especificidad de la política de verdad en nuestras sociedades. Y es aquí donde su posición puede tener una significación general, donde el combate local o específico que desarrolla produce efectos, implicaciones que no son simplemente profesionales o sectoriales. Funciona o lucha a nivel general de este régimen de verdad tan esencial a las estructuras y al funcionamiento de nuestra sociedad. Existe un combate ‘por la verdad’, o al menos ‘alrededor de la verdad’ –una vez más entiéndase bien que por verdad no quiero decir ‘el conjunto de cosas verdaderas que hay que descubrir o hacer aceptar’, sino ‘el conjunto de reglas según las cuales se discrimina lo verdadero de lo falso y se ligan a lo verdadero efectos políticos de poder’; se entiende asimismo que no se trata de un combate ‘en favor’ de la verdad sino en torno al estatuto de verdad y al papel económico-político que juega–. Hay que pensar los problemas políticos de los intelectuales no en términos de ‘ciencia/ideología’ sino en términos de ‘verdad/poder’. Y es a partir de aquí que la cuestión de la profesionalización del intelectual, de la división entre trabajo manual/intelectual puede ser contemplada de nuevo. 1979

En la actual sociedad el rol de los intelectuales es todo una problemática, más aún dentro del movimiento obrero y los partidos que surgen en representación suya. ¿Cuál era y es su rol? ¿Dirigir, orientar, impulsar los procesos revolucionarios? ¿Formular teorías? ¿Criticar a las dirigencias siendo el ojo avizor de los dirigidos? Las luchas internas dentro de la Revolución Rusa de 1917, y la postura del estado soviético frente a los intelectuales – una postura que solo reconoció la legitimidad de aquellos que de manera incondicional habían adherido a las “teorías” oficiales del Partido y del Estado – son ejemplos de esta problematica.

En este sentido no cabe duda que el sistema capitalista ha sido mas exitoso para captar intelectuales, debido a su caracter adaptable y su relativa tolerancia en comparación con el sistema socialista, sin embargo cabe aclarar que se le atribuye equivocadamente este exito a la bandera del capitalismo en adherir al principio de la libertad, ya que en uno u otro momentos en ambos regimenes en momentos en que se pone en juego la estabilidad y permanencia del Estado, son implacables con los intelectuales.


Tipos de intelectuales:

  • 1) El intelectual tradicional es el legitimador de una continuidad histórica, de una clase hegemónica, muchas veces en declive.El intelectual tradicional se puede dividir en:
  • a)legitimadores incondicionales: son aquellos intelectuales orgánicamente unidos al poder establecido, que quedan definidos por su aceptación del orden establecido.
  • b) Legitimadores conformistas: formulan la necesidad de legitimidad el poder mediante una hegemonía legal. Su ideología esta basada en un modelo dinámico de equilibrio y fusión del proceso histórico.
  • 2) El intelectual político, especialista en construcción de aparatos culturales, entendido por tal el conjunto integrado de la racionalización y explicación del orden y los cambio sociales, incluyendo la articulación de los productos ideológicos, y todo ello referido a unas relaciones determinadas y contradictorias con las elites del poder.
  • 3) El intelectual hacedor de imagen, es aquel que como formulador de una estructura ideológica trabada y transmisible sobre cualquier plano de la realidad social e histórica que se estructura en forma de una imagen cuando es integrada por grupos e individuos.
  • 4)El intelectual orgánico o Gramsciano es el que esta ideológicamente conectados con la clase o fracción en ascenso en el marco de un bloque histórico. La relación entre los intelectuales y el mundo de la producción no es una relación mediata y mecánica, sino articulada y mediatizada por todo el complejo orgánico superestructural que define a los intelectuales como racionalizadores.
  • 5)El intelectual es una categoría histórica ligada orgánica y articuladamente a la sociedad civil y la sociedad política, es crecientemente un ser político, ideólogo, y organizador por excelencia, cuya función es la formulación de un producto histórico complejo integrado por ideologías, formas de acción, legitimidad, racionalidad, y avance en el tiempo. Este producto para Gramsci es la ideología orgánica que anticipa y hace posible el cambio histórico.
  • 6) Ralf Dahrendorf rechaza la conceptualización del intelectual como profesión o status, le atribuye el papel del intelectual a las estructuras políticas y de poder existente, dando sobre todo importancia a su libertad. Explica la posición y el papel del intelectual utilizando la metáfora sociológica del “tonto” o el “bufón de la corte” .“Su papel es no interpretar papel alguno. El bufón no esta arriba, pues no puede dictar a los demás las leyes de sus acciones. Tampoco esta debajo, porque actúa como conciencia crítica de los poderosos, y se toma libertades que si fueran tomadas por “los que están abajos” serían castigadas. El poder del bufón está en su libertad en relación con la jerarquía del orden social, es decir, que habla tanto desde fuera como dentro de ese orden…Pero los bufones de las sociedades modernas son los intelectuales…tienen la tarea de dudar de todo lo que es evidente, de hacer relativa toda autoridad, de preguntar aquellas preguntas que nadie se atreve a plantear”.
  • 7) El intelectual ejecutivo, surge en los años noventa. Su característica principal es que trabaja para organismos llamados de la sociedad civil y se dedica a realizar informes y a reciclar teorías dictadas del exterior.

Desde un punto de vista historico podemos hacer una tipologia de los intelectuales

  • a) El intelectual como pouvoir spirituel( Alfred Weber, Manheim)
  • b) El intelectual subversivo (pensamiento conservador europeo Burke, Maurras)
  • c) El intelectual como factor del cambio social revolucionario (Marx, Lenin, Marcuse)
  • d) El intelectual como un papel o serie de papeles diversos, cambio social, en favor del orden ( Weber, Gramsci)
  • e)Intelectual como critico y rebelde permanente ( concretamente Bertrand Russel, Noam Chomsky)
  • f) El intelectual ejecutivo.

Las formulaciones gramscianas sobre el intelectual orgánico han servido de soporte a nuevas reflexiones en el seno del pensamiento crítico. Una de las obras más significativas al respecto pertenece a Michael Löwy, Para una sociología de los intelectuales revolucionarios, en la cual el autor analiza a profundidad la evolución intelectual de George Lukács – marxista húngaro y dirigente revolucionario – entre 1909 y 1929, evolución que puede considerarse como paradigmática del intelectual revolucionario de Occidente. En ella muestra el cambio paulatino de Lukács desde un pensamiento liberal-burgués hasta la adscripción teórico-práctica al proyecto revolucionario del proletariado, que por entonces era el sector social que lideraba los procesos de transformación política de Europa. A partir de esa investigación formula una teoría que resulta útil para efectos de esta ponencia.

La tesis más importante de Löwy es que los intelectuales no son una clase y, por lo tanto, su posición no se define en relación con los medios de producción y la estructura económico-social, sino una “categoría social”. Esto significa lo siguiente:

1. Los intelectuales, en cuanto tales, no son productores de bienes y servicios, sino creadores de productos ideológico-culturales. Independientemente del lugar que ocupen en la estructura económico social, todos los seres humanos, por el mero hecho de ser tales, pueden crear productos ideológico-culturales: ser pintores, escultores, poetas o escritores; y quien lo haga cumple una función intelectual.

2. Por fuertes que sean los condicionamientos económico-sociales, como la pertenencia a una clase social determinada o la posición en la estructura productiva, quien se ha definido como intelectual siempre tiene la capacidad de optar por los intereses de los opresores o de los oprimidos; valer decir, puede elegir entre la alternativa de crear productos ideológico-culturales enmarcados en los fines de la explotación o en los ideales de emancipación y liberación del género humano.

3. No existe, por lo tanto, “inteligentzia” neutra, por más que los intelectuales “gocen de una cierta autonomía relativa con respecto a las clases sociales”. Como creadores de productos ideológico-culturales expresan las demandas sociales desde la perspectiva del proyecto histórico al cual han adherido.

4. Por lo general, los intelectuales se rigen por valores cualitativos que se desprenden de su sensibilidad estética, de su comportamiento moral o de su comprensión teórica. En la medida en que el capitalismo todo lo convierte en dinero, en mercancía, en valores puramente cuantitativos, los intelectuales sienten una aversión casi natural contra el capitalismo. Incluso quienes no han adherido al proyecto histórico de las clases subalternas, que en términos generales se define como “socialismo”, coinciden con los intelectuales revolucionarios en esta aversión, convirtiéndose en críticos del sistema y de sus formas de poder.

Estas precisiones conceptuales nos permiten esclarecer las confusiones anotadas. Gramsci señalaba. “Todos los hombres son intelectuales, pero no todos los hombres cumplen en la sociedad la función de intelectuales”.

Con esto quiere decir que todos los hombres, desde la máxima autoridad de una empresa productiva, hasta el más humilde de los trabajadores aportan con su capacidad intelectual, en diferentes niveles y condiciones, en la realización de sus tareas.

Sin etiquetamientos nihilistas ni existencialistas, sin ahondar en contenidos políticos y filosóficos de la antigua Grecia o la Europa de Voltaire, Lamartine, Henry Lévy y Émile Zolá; sin recordar el caso Dreyfus, creo en el concepto de intelectual, creo en los intelectuales. La presencia de un humanismo entre nosotros es real, pero ha sido opacada por la indiferencia y la irresponsabilidad histórica y social de nuestros intelectuales. Tenemos intelectuales como Gerardo Molina, José Martí y Juan Montalvo, entre otros defensores de nuestra identidad. Pero la apatía general es abrumadora, paralizante. Prima el interés particular y no el general. La mirada egoísta sobre la mirada social. Ese silencio cómplice es parte de la colonización que nos aflige. Prometeo sigue encadenado a su propia tragedia. La intelectualidad del continente tiene la obligación de integrarse a la historia, y de asumir su responsabilidad frente al mundo, como lo escribió Jean Paul Sartre: “El intelectual no puede aislarse de la sociedad, ni la sociedad podrá explicarse sin él”. Debe ser un testimonio de su tiempo y, más que eso, debe ser una aportación al progreso de la democracia y la libertad. No es desde una posición de empleómano donde se generan los grandes debates sobre el humanismo y el compromiso del intelectual. No es en la postración por décadas esperando una mesada jubilatoria como se les rinde homenaje a los episodios determinantes de la historia. No se puede renunciar al poder contestatario, no se puede claudicar en el ejercicio de las ideas. El intelectual debe ser un productor de sociedad, un ser independiente, un testigo excepcional. Nuestra intelectualidad sufre esclerosis, catalepsia, desmemoria crónica. Basta observar el papel de nuestras universidades. Sus profesores se limitaron, como intelectuales reaccionarios, a dictar clases fementidas, en espera de una jubilación y otros privilegios hijos del sindicalismo educativo. Su contribución social y política se quedó en los pasillos de las rectorías y las elecciones universitarias a cargos directivos. La presencia de “esa intelectualidad”, mucha de ella formada en el extranjero, con los recursos sabáticos del Estado, no supera las cafeterías claustrales. Esa actitud mediocre es parte esencial del derrumbe total de América Latina. No hay simposios y congresos que aglutinen pensamiento y generen controversias nacionales y continentales, no hay producción seriada de revistas, libros y periódicos que inciten la reflexión literaria y filosófica; no hay presencia de la inteligencia en los grandes medios de comunicación hablados y escritos, no hay concurrencia de pensadores europeos y norteamericanos en sus aulas. En síntesis, sólo medra la reproducción de un sistema acrítico, como profundización del malestar en la cultura. Nuestras universidades se convirtieron en multiplicadoras de tecnocracia, apuntaladas en lo económico y financiero por diplomados, algunos de los cuales enseñan la importancia del aire en la respiración. Es la indigencia elevada a categoría educativa y cognoscitiva. La garrulería. La conciencia comprada. LINK


Ya en 1948, el propio Albert Einstein, hablaba del rol de los intelectuales;

Como intelectuales e investigadores de distintas nacionalidades, nos hallamos hoy enfrentados ante una profunda e histórica responsabilidad. Existen motivos que nos impulsan a estar agradecidos a nuestros colegas franceses y polacos, cuya iniciativa nos ha reunido aquí con un objetivo esencial: utilizar la influencia de los hombres sensatos para promover la paz y la seguridad en todo el mundo. Este es el antiguo problema mediante el cual Platón -uno de los primeros- luchó empeñosamente: aplicar la razón y la prudencia para lograr la solución de las dificultades del hombre en vez de apelar a los instintos atávicos y a las pasiones. Una penosa experiencia nos enseña que el pensamiento racional no basta para resolver las cuestiones de nuestra vida social. La investigación y el trabajo científico serio han tenido a menudo trágicas proyecciones sobre la humanidad. Han producido, por una parte, los inventos que liberaron al hombre de un trabajo físico agotador y tornaron la vida más rica y fácil, mientras que, por otra parte, introducían una grave inquietud en la existencia, pues el hombre se convertía en esclavo de su ámbito tecnológico -y más catastrófico todavía- creaba los medios para su destrucción masiva.


El deber de un intelectual debe ser el de pensar sin ninguna restricción, incluso a riesgo de cometer errores. ¿Cuál es el papel de los intelectuales en la modernidad y en los paises de América Latina? Derribar estatuas, quitar máscaras, estar al servicio del interés público, decir la verdad, vivir una práxica política de la honestidad con nuestros pueblos. El intelectual debe articularse hoy más que nunca a la actividad política, a los partidos políticos; pero en un acompañamiento altamente crítico y autocrítico. La pasividad ya no es posible. Lo posible es la participación, la construcción social y societal. En una América Latina sin liderazgos, el intelectual tiene que asumirse en una práctica política real. El escritor, el poeta, el filósofo, el sociólogo, el humanista, tienen que afrontar su condición de intelectual a favor de la sociedad. No es ni será jamás una equivocación filosófica ni política asumirse, apropiarse como intelectual en la sociedad. Lo detestable es renunciar a la capacidad contestataria, al ejercicio de las ideas, aceptando la propia indigencia mental y trasvasando la anomia social. La utopía no ha sido posible, sigue siendo el sueño inalcanzable de nuestros precursores..


LINKS RELACIONADOS:

Fuente: LOS INTELECTUALES EN LA MODERNIDAD

CURSO DE FORMACIÓN PARA HOMBRES

ESTE ARTÍCULO ES EXCLUSIVO PARA MUJERES INTELIGENTES QUE NECESITEN UNA BUENA SONRISA Y A LOS HOMBRES QUE PIENSES QUE PUEDAN SOPORTARLO .

CURSO DE FORMACIÓN PARA HOMBRES


(COMIENZA HOY. VACANTES LIMITADAS)

LOCAL : INSTITUTO DE FORMACIÓN FEMINISTA EN DEFENSA DE LA BUENA CONVIVENCIA.

Objetivo pedagógico: Curso de formación que permite a los hombres desarrollar esa parte del cuerpo de la que ignoran su existencia, EL CEREBRO.
Los costos los pagarán sus adorables mujeres agradecidas, una vez aprobado cada módulo.



* MÓDULO 1: CURSO OBLIGATORIO

1. Aprender a vivir sin su madre (2000 horas).
2. ‘Mi mujer NO es mi madre, NI la criada’ (3000 horas).

* MÓDULO 2: Vida de a dos.
1. Tener niños sin volverse celoso (150 horas).
2. Superar el síndrome de pertenencia sobre el control remoto (550 horas).
3. No mear fuera del inodoro (300 horas). OBLIGATORI0.
Ejercicios prácticos en video .
1. Entender que los zapatos nunca van solos hasta al closet (800 horas)
2. Cómo llegar hasta el canasto de la ropa sucia sin perderse (500 horas).
3. Cómo sobrevivir a un resfriado sin antes agonizar. (100 Horas)

* MÓDULO 3: TIEMPO LIBRE

1. Planchar en dos etapas una camisa en menos de dos horas (ejercicios prácticos).
2. Digerir cerveza, gaseosa o cualquier otra bebida sin eructar en la mesa (ejercicios prácticos).

* MÓDULO 4: Curso de Cocina
- Nivel 1 (principiantes): Los electrodomésticos: ON = encendido, OFF = apagado.
- Nivel 2 (avanzado): Mi primera sopa instantánea sin quemar la casa.
Ejercicios prácticos: Hervir el agua.


CURSO INTENSIVO:POR RAZONES DE DIFICULTAD Y DE ENTENDIMIENTO DE LOS TEMAS,TENDRáN UN MáXIMO DE 8 INSCRIPTOS.

TEMA 1: Último descubrimiento científico: Cocinar y tirar la basura NO provoca impotencia ni cuadriplejia (prácticas en laboratorio).

TEMA 2: Cómo bajar la tapa del inodoro paso a paso (Clase Teórica-práctica, con repaso durante una semana).

TEMA 3: El rollo de papel higiénico: ‘¿ El papel higiénico nace empotrado en la pared, al lado del inodoro?’. ‘Cómo cambiar el Tubo vacío’.
(Teleconferencia con la Universidad de Harvard).

TEMA 5: Por qué NO es un delito REGALAR FLORES a su pareja aunque lleve muchos años con ella.

TEMA 6: Uno y la electricidad: Ventajas económicas de contactar a un técnico competente para las reparaciones, aún para las más básicas.

TEMA 7:¿ Los hombres que conducen pueden pedir información si Se pierden, sin correr el riesgo de parecer impotentes? (TESTIMONIOS).

TEMA 8: No es necesario agitar las sábanas después de haber emitido gases intestinales (ejercicios de reflexión en pareja).

TEMA 9:La plancha: Ubicación en el armario después de usarla; ese misterioso proceso.

TEMA 10: Los detergentes: Dosificación, consumo, utilización… Prácticas para evitar daños irreparables a la casa.

TEMA 11: La lavadora de ropa: Ese gran misterio del hogar.

TEMA 12: Diferencias fundamentales entre el cesto de la ropa sucia el colgador del baño y el piso (Ejercicios en laboratorios de musicoterapia).

TEMA 13: El hombre en el asiento del acompañante:¿ Sería posible no hablar o agitarse convulsivamente mientras ella conduce y/o estaciona?.

TEMA 14: La taza del desayuno o los vasos en el velador: ¿Se desplaza sola hasta el fregadero? Ejercicios dirigidos por David Copperfield. POR ARTE DE MAGIA.

TEMA 15: Analizar en profundidad las causas anatómicas, fisiológicas y/o psicológicas que no le permiten secar el baño luego de ducharse.

http://www.andercismo.com/2008/04/curso-de-formacion-para-hombres.html

Homosexualidad y Cristianismo

Homosexualidad y Cristianismo

¿ Que significa estar MUERTO espiritualmente en VIDA ?

Desde el principio del mundo se advierte que el pecado acarrea MUERTE en vida ..
Génesis 2:17 “mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Los cristianos recibimos VIDA cuando estabamos MUERTOS en delitos y pecados
Efesios 2:1″Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,”

Leer el resto de la entrada»

Declaración de valores de la iglesia gay lesbica “Catedral de Esperanza”, en Texas, E.U

El mensaje del Señor Jesús a la iglesia de Sardis: (Ap. 3:1-6) “Y escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete Espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice estas cosas: Yo conozco tus obras, que tienes nombre que vives, y estás muerto. Sé vigilante y confirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate pues de lo que has recibido y has oído, y guárdalo, y arrepiéntete. Y si no velares, vendré a ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré a ti. Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y anclaran conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos. El que venciere, será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

Estos son los puntos que la iglesia gay lésbica “Catedral de Esperanza”, en Texas, E.U, determina como declaración de valores de su fe religiosa

El sueño

En 1987, el Reverendo Michael S. Piazza, elegido recientemente como pastor de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Dallas, intento entrevistarse con uno de los miembros de la pequeña iglesia, que había crecido de un círculo de doce amigos a cerca de 300 miembros. Él preguntó a cada uno lo que pensaban que Dios llamaba a esta iglesia para ser. Luego, el Rev. Piazza y la junta directiva fueron en a un retiro donde pasaron dos días hablando acerca de la visión y el futuro de la iglesia.

Algo que el Rev. Piazza había oído repetidamente en sus entrevistas era que la gente creia que habian sido llamados a ser una iglesia grande, una lo suficientemente grande como:

  • Para cambiar la manera que el mundo piensa de la gente lesbiana y gay;
  • Para cambiar cómo la gente lesbiana y gay piensa acerca de Dios;
  • Para llegar a la gente, especialmente adolescentes viviendo en el aislamiento en ciudades pequeñas; y
  • Para redefinir el Cristianismo como una fe que incluye más que una religión que excluye.

En resumen, esta pequeña iglesia soñaba con ser lo suficientemente grande para ser una catedral que pudiera ofrecer esperanza a la gente en todas partes. Estos “soñadores” reconocieron que la esperanza puede ser frágil y débil, pero apenas un poco de ella puede cambiar el mundo – por lo menos puede cambiar nuestro mundo. Fue de este sueño que la Catedral de la Esperanza nació.

Declaración de la misión

Una declaración filosófica o de valores que intenta responder el porqué de la existencia de la organización. Una declaración de la misión debe orientarse a resultados, describiendo qué será logrado. Debe ser sucinta y fácilmente memorable. Debe tener un verbo activo, no una forma de “ser” Para una iglesia, debe conducir a la congregación más allá de sí misma y brotar de una pasión para seguir a Dios.

La Misión de la Catedral de la Esperanza es
reclamar el Cristianismo como una fe de
benevolencia extravagante,
inclusión radical y
compasión implacable.

Declaración de la visión

Una declaración de la visión intenta pintar un cuadro de la organización ideal en el futuro. Es la iglesia que esperamos y que nos esforzamos ser. Mientras que refleja las razones y el propósito de la existencia de una organización, y el estado ideal que la organización apunta alcanzar, no es igual que la Declaración de la Misión de la iglesia o que la Declaración de Valores (Valores Fundamentales) Es, sin embargo, mejor expresada cuando somos claros acerca de nuestros misión y valores fundamentales.

La Visión de la Catedral de la Esperanza es
ser una comunidad de esperanza
que proclama el amor inclusivo de Dios,
removiendo barreras a la fe y
permitiendo que toda la gente crezca en gracia hacia la plenitud.

Valores Fundamentales

Los Valores Fundamentales de una organización identifican de cuatro a siete valores, es decir, cualidades que nos indican cómo vamos a ejecutar nuestra misión. Estos valores reflejan comportamientos que se valoran actualmente en nuestra vida de la iglesia o que necesitan ser valorados.

En la Catedral de la Esperanza, cada miembro es un ministro de la iglesia. Creemos que estamos aquí para servir, no para ser servidos. Para tales efectos, nosotros afirmamos cinco valores fundamentales:

Los Valores Fundamentales de la Catedral de la Esperanza son Compasión, Inclusión, Liberación, Esperanza y Fe en Jesús.

Somos un pueblo de Compasión. Somos ministros
que incorporan el amor tangible de un Salvador que alimentó
al hambriento, sanó al enfermo, y que nos dijo llanamente
que todo aquello qué hicimos a los más pequeños, se lo hicimos a él.

Somos un pueblo de Inclusión. Este es un valor
que Jesús proclamó. Nosotros creemos que Jesús vino a incluir,
no a excluir. Todos son bienvenidos alrededor de su mesa.

Somos un pueblo de Liberación. Buscamos desafiar
toda la opresión, particularmente la opresión
de la gente gay. Incorporando benevolencia,
nosotros continuamos nuestra liberación hasta que todos sean libres.

Somos un pueblo de Esperanza. Somos gente llena
de alegría y de optimismo implacable porque
creemos que: Dios es bueno. Con Dios todas las cosas son
posibles. Dios puede utilizarnos para transformar el mundo.

Somos un pueblo de Jesús. Creemos que Jesús era
la encarnación de la gracia de Dios. Jesús era el máximo liberal,
que se opuso al status quo de la opresión y nos mostró
el camino hacia la vida abundante que Dios considera para toda la gente.

Paradigmas
Un paradigma es un concepto, modelo o punto de vista general basado en nuestra Visión, Misión, y Valores Fundamentales que definen la manera que pensamos y actuamos. Establece cómo vemos y hacemos las cosas. La Catedral de la Esperanza se suscribe a los seis paradigmas siguientes:

Somos una catedral. Nuestra comunidad necesita centros espirituales
en los cuales pueda buscar dirección, recursos e
inspiración. Estamos llamados a ser una iglesia urbana grande que tiene
recursos adicionales para compartir con la gente en áreas más rurales.
Nuestro servicio se extiende a lesbianas, gays y otro gente excluida.

Nuestras prioridades son Célula y Celebración. Somos una iglesia lo suficientemente grande para cambiar el mundo, pero también suficientemente pequeña para cuidar por un individuo. Nuestra misión no esta completa hasta cada la persona que se siente excluida de la familia de Dios reciba un antídoto a esa mentira venenosa. Mientras acometemos ese ministerio, debemos también asegurarnos que cuidamos de cada uno de nuestros miembros.

Somos una iglesia cristiana liberal. Con esto queremos decir que abrazamos entusiastamente valores tradicionalmente liberales tales como ayudar y abogar por el pobre, valorar el medio ambiente y reconocer como pecaminosas las actitudes opresivas tales como el prejuicio a causa del sexo, edad, raza y preferencia sexual.

Cuidar de aquellos que estén lastimados o en necesidad es la máxima expresión de lo que significa ser un discípulo de Jesús Cristo. El cuidar de otros es el alma de quiénes somos. Nos evita ser consumidos por nosotros mismos. Es el antídoto para los efectos tóxicos del materialismo que está consumiendo a nuestra sociedad. En un mundo lastimado y sin esperanza, la Celebración es vital para la salud. La gente necesita de celebrar para mantener la esperanza viva. En este tiempo de SIDA, nada es más perjudicial que la desesperación.

Creemos que la voluntad de Dios para nosotros es salud, integridad y santidad. Crecer para cumplir ese mandato es nuestra responsabilidad como discípulos, y ayudar a otros para crecer hacia la plenitud es una expresión de caridad cristiana. Para nosotros, la salvación es una expresión divina del amor redentor en cada parte de nuestras vidas.

Nos esforzamos para facultar a cada miembro para ser un ministro. Creemos que cada miembro tiene un don. El papel del clero y del personal es equipar a la gente para el ministerio. Los pastores profesan, pero no son los ministros. Toda la gente de Dios son ministros. Todos somos productores, no solo consumidores, de la fe.

Los 8 puntos del cristianismo progresivo

La Catedral de la Esperanza es miembro del Centro para el Cristianismo Progresivo. Llamándonos progresistas, significamos que somos cristianos que:

  1. Han encontrado un acercamiento a Dios a través de la vida y las enseñanzas de Jesús;
  2. Reconocen la fe de otra gente que tiene diferentes nombres para el camino al reino de Dios, y que reconocen que sus caminos son verdades para ellos, asi como nuestros caminos son verdades para nosotros;
  3. Entienden que el compartir del pan y del vino en nombre de Jesús’ es una representación de una visión antigua del banquete del dios para toda la gente;
  4. Invitan a toda la gente a que participe en nuestra comunidad y vida litúrgica sin insistir que se conviertan como nosotros para ser aceptados (incluyendo pero no limitado): creyentes y agnósticos, cristianos convencionales y escépticos cuestionándose, mujeres y hombres, de todas las orientaciones sexuales e identidades de género, de todas las razas y culturas, de todas las clases y capacidades, los que esperan un mundo mejor y los que han perdido esperanza;
  5. Saben que la manera que nos comportamos entre nosotros y hacia otra gente es la expresión más completa de lo que creemos;
  6. Encuentran más gracia en la búsqueda para el entendimiento que en la certeza dogmática – más valor en cuestionar que en absolutos;
  7. Se forman en comunidades dedicadas a equipar los unos a los otros para el trabajo que nos sentimos llamados para hacer: esforzarnos por la paz y la justicia entre toda la gente, protegiendo y restaurando la integridad de toda la creación de Dios, y trayendo a esperanza para aquellos que Jesús llamó los menores de sus hermanas y hermanos; y
  8. Reconocen que el ser seguidores de Jesús es costoso, y exige amor generoso, resistencia concienzuda al mal, y la renuncia al privilegio.

“Los 8 puntos” (versión 2003) Centro para el Cristianismo Progresivo – www.tcpc.org

Hombre y Mujer Dios los creo
Lenguaje Inclusivo

En la Catedral de la Esperanza, creemos que el lenguaje es una herramienta que no sólo describe realidad pero también que la forma. Por esta razón, intentamos ser deliberados en las palabras que utilizamos para hablar de nuestra realidad. Esto puede ser difícil puesto que la mayoría de nosotros no pensamos a menudo cómo nuestras palabras pueden lastimar a otros. No es solo los epítetos racistas o palabras denigrantes a lo que nos estamos refiriendo. También se aplica a muchas expresiones respetadas y a otras partes de nuestra formación espiritual. Por ejemplo, muchos de nosotros crecimos en la iglesia cantando los viejos himnos tales como “Levántense hombres de Dios”, “Señor nuestro y Padre de la Humanidad”, “Fe de Nuestros Padres” y otras.

Éstos eran los himnos de nuestra espiritualidad y de nuestra niñez. El problema es que no son más apropiados para nosotros hoy que los cantos racistas del Ku Klux Klan o la retórica homo fóbica de la mayoría moral.

Son inaceptables porque el lenguaje exclusivo es pecaminoso. El sexismo es tan malvado como el fanatismo de raza, de clase social o de edad.

Son inaceptables porque esas canciones excluyen por lo menos a la mitad de la población del mundo. Las mujeres nunca serán “hombres de Dios,” y no deben sentirse inferiores porque no lo son.

El lenguaje sexista en canciones o rezos, o cualquier parte de la adoración, es inaceptable porque dice algo sobre el dios que no es verdad y que es no es bíblico. Dios no es un “hombre.” Eso es obvio, pero tampoco es Dios exclusivamente hombre. La Biblia esta llena de las imágenes femeninas de Dios que han sido ignoradas casi enteramente. Hablar de nuestra experiencia de Dios como solamente masculino es faltar al Dios de los hebreos y de Jesús.

El lenguaje exclusivo es también inaceptable porque dice algo sobre nosotros que como personas no es verdad. El sexismo nos corta nuestro lado femenino como si fuera débil o inferior. Esto es un bloque a la integración espiritual y emocional. El psicólogo Carl Jung escribió extensivamente acerca de la “dualidad” de seres humanos. Él afirmó que entre mas consciente la gente este de su dualidad y tenga integrados ambos lados en su persona, mas emocionalmente saludable se encontrara. Puede decirse también que entre más somos capaces de integrar ambas partes de nosotros mismos, más parecidos estamos a la imagen y semejanza de Dios en la que cual fuimos creados.

Puedes recordar que, en Génesis, nos dicen que cuando Dios llega a la creación de los seres humanos, el lenguaje se convirtió en plural: “Hagamos a seres humanos en nuestra imagen… hombre y mujer Dios los creó.” Es evidente a partir de esto que tanto la masculinidad como la feminidad eran parte de la imagen y de la semejanza de Dios. Conforme integramos ambos en nosotros mismos, mas parecidos estamos a la imagen y a semejanza que eran intención original de Dios.

El leguaje inclusivo no es simplemente un asunto de género, y no es solo un asunto de la mujer. El problema es el pecado y el rompimiento que resulta. Debemos estar alertas de modo que nuestro lenguaje no perpetúe el pecado de excluir a la gente, represente mal a Dios y aumente nuestra propia separación interna.

Una Iglesia Inclusiva

La riqueza de la Catedral de la Esperanza radica en que intentamos ser una iglesia verdaderamente inclusiva. Creemos que Dios ama mucho al mundo, y nosotros intentamos en cada manera reflejar constantemente esa creencia.

El lenguaje exclusivo de género, como el lenguaje racista, nos empobrece a todos. Aun si todos los miembros de la Catedral de la Esperanza fueran hombres, nosotros seguiríamos usando el lenguaje inclusivo por las siguientes razones:

El evangelio de Jesús Cristo es inclusivo. Ése es verdaderamente el fondo del asunto. Nuestro lado femenino es tan divino (como Dios) como nuestro lado masculino. Dios es históricamente, teológicamente y experiencialmente masculino y femenino, y no seremos despojados de conocer la plenitud de Dios. Cercar a gente hacia fuera o implicar que son inferiores con nuestras palabras es pecaminoso y anti-crstiano.

Una Extensión Positiva

Nuestra posición respecto al lenguaje inclusivo no es una reacción a la presión o de ninguna manera una limitación. Mas bien, es una extensión positiva.

Estamos ampliando la manera que hablamos acerca de Dios con la esperanza de poder también ampliar nuestra experiencia de Dios. También estamos ampliando nuestro lenguaje acerca de nosotros mismos como tentativa de abrirnos más completamente a la salvación total ofrecida por el amor inclusivo de Dios.

Siguiendo estas pautas, como iglesia, podemos atraer mejor a la gente, en lugar de repelerla. Nunca utilizamos exclusivamente los términos masculinos o femeninos para referirnos a seres humanos. Cuando estamos hablando acerca de la gente en general no decimos el hombre, hermanos, fraternidad, etc. Semejantemente, no debemos presumir el género de una persona debido a estereotipos (Ej. los granjeros no son siempre “él” o enfermeras siempre “ella”).

Es nuestra meta a procurar siempre presentar un cuadro equilibrado de Dios. Sí, Dios es nuestro padre, pero Dios es también nuestra madre que dio luz a la creación y que todavía nos cuida (Isaías 42:14; 46:3 – 4; 49:15). Por muchos siglos, nos hemos referido a Dios en términos exclusivamente masculinos. Necesitamos hacer esfuerzos extraordinarios de no reforzar esa imagen tan fuerte que ha prevenido sentir una experiencia total con Dios. Si nos referimos al Dios en términos masculinos, debemos entonces estar igualmente dispuestos a hablar de la feminidad de Dios. Puede ser más provechoso evitar, tanto cuanto sea posible, toda referencia antropomórfica (como humano) a Dios.

Históricamente, Jesús fue biológicamente masculino, pero El preexistente y resucitado está más allá de etiquetas humanas limitadas tales como género. Tanto como sea posible, intentamos utilizar lenguaje inclusivo en nuestras conversaciones, en las canciones que cantamos, en nuestra liturgia y en cualquier publicación. Es nuestra meta a vivir con integridad la verdad que el evangelio es igualmente inclusivo de toda la gente. Dios no es ni un hombre ni una mujer. Cuando hablamos de Jesús, debemos estar conscientes que hay una diferencia entre el Jesús humano y el Cristo divino. Una vez más, así como cada persona es masculina y femenina, Jesús incorpora también todo lo que es humano.

Nuestro lenguaje debe reflejar nuestra fe de maneras positivas de modo que todos puedan creer que Dios les ama igualmente. Sobre esto debemos tener integridad.

Lenguaje inclusivo no es solo acerca de los asuntos de género, tampoco. Una canción preferida de muchas iglesias es “Ellos Sabrán Que Somos Cristianos Por Nuestro Amor.” Un día un miembro de la congregación preguntó si podríamos cambiar un verso de la canción que dice “Caminaremos juntos; caminaremos mano en mano…” Esta persona era una cuadriplegica y no podría caminar con nosotros pero estaba más que feliz de “ir” con nosotros. No tuvimos problema en cambiar las palabras porque sabíamos el significado de las palabras “Ellos Sabrán Que Somos Cristianos por nuestro amor.”

Inclusividad es nueva para algunos de nosotros, y los viejos patrones toman tiempo para cambiar. Pero estamos intentando, y te agradecemos tu paciencia a medida que continuamos creciendo en nuestra comprensión de Dios y nosotros mismos. El crecimiento es a veces incomodo e incluso doloroso. Dios está conduciendo nuestra iglesia hacia adelante y el nuevo terreno es a menudo un poco áspero. Dios nos está conduciendo hacie adelante en amor, y juntos llegaremos a la tierra prometida donde TODOS nosotros estamos igualmente incluidos. Sobretodo, dejarnos recordar las palabras de un viejo himno que todavía cantamos de vez en cuando, “Mas alla de la pagina sagrada te buscamos a ti, Dios.”

Rev. Alejandro de la Torre

El Rev. Alex De La Torre fue ordenado sacerdote el 13 de mayo de 1989. Ha trabajado y estudiado en la ciudad de Roma, Italia; ha servido como profesor de medio tiempo en la Facultad de Filosofía y en la Facultad de Teología de la Universidad Intercontinental en la Ciudad de México y sirvió como Director de Formación para candidatos preparándose al ministerio pastoral en México, D.F. En 1989 obtuvo el Bachillerato en Teología por la Universidad Intercontinental en la Ciudad de México y en 1991 obtuvo el Título de Licenciado en Teología Dogmatica por la Universidad Gregoriana en Roma. En la Misma ciudad de Roma, inició sus estudios de Doctorado en Espiritualidad. Sirviendo en distintas comunidades cristianas ha mostrado su liderazgo en la pastoral y su celo apostólico. El ingreso del Rev. De La Torre marca la primera vez que el Ministerio Latino de la Catedral de la Esperanza tendrá un ministro ordenado cuyo idioma primario es el español. Como predicador principal de este ministerio el Rev De La Torre trabajará directamente con el Rev. Rusty Baldrige en la planeación y predicación para el servicio litúrgico en español en la Catedral de la Esperanza.

Conclucion:

«El gran defecto que se le reprocha al ángel de Sardis es que tiene nombre de que está vivo, pero está muerto. ¡Cuán elevada fue la posición que, desde un punto de vista mundano, ocupó la iglesia nominal durante ese período! Llaman la atención sus títulos altisonantes, y el favor que gozó con el mundo. Pero tanto se habían desarrollado en ella el orgullo y la popularidad que la espiritualidad había sido destruida, se había borrado la línea de separación entre la iglesia y el mundo, y las diferentes organizaciones populares eran iglesias de Cristo solamente de nombre.

Esta iglesia había de oír la proclamación de la doctrina del segundo advenimiento. “Y si no velares, vendré a ti como ladrón.” Esto implica que la doctrina de! advenimiento sería proclamada, y se encargaría a la iglesia el deber de velar. La venida de la cual se habla es incondicional; es condicional solamente la manera en que se produciría para cada uno de sus miembros. El hecho de que no velasen no impediría la venida del Señor; pero si velaban podrían evitar que los sorprendiese como un ladrón. El día del Señor sorprenderá únicamente a quienes no velen. “Mas vosotros, hermanos –dice Pablo,– no estáis en tinieblas, para que aquel día os sobrecoja como ladrón.” (1 Tesalonicenses 5:4.)»

Sin duda, esta iglesia anglicana ha abandonado la fe, ha apostatado completamente. Solo resta esperar la misericordia del Señor, pero lamentablemente, si no se arrepienten, dudo que escapen del juicio del Señor.

Fuente: http://www.cathedralofhope.com/

Islam la religión más grande: Vaticano

Islam la religión más grande: Vaticano

2008-04-01

CIUDAD DEL VATICANO (AP) -

El Vaticano dijo que por primera vez en la historia hay una mayor cantidad de musulmanes que católicos romanos.

Los cristianos suman un 33 % entre las religiones del mundo.

El islamismo ha superado al catolicismo como la religión más grande del mundo, sostuvo un funcionario del Vaticano citado el domingo por el periódico oficial.

“Por primera vez en la historia, ya no estamos en la cima: Los musulmanes nos han alcanzado”, afirmó monseñor Vittorio Formenti en una entrevista con el periódico vaticano L’Osservatore Romano.

Formenti, quien compila el anuario del estado vaticano, precisó que los católicos representan el 17,4% de la población mundial – un porcentaje estable – mientras que los musulmanes representan 19,2%.

“Es verdad que las familias musulmanas, como es bien conocido, continúan teniendo muchos hijos, mientras los cristianos, por el contrario, tienden a tener cada vez menos”, agregó el monseñor.Formenti dijo que los datos se refieren a 2006. Las cifras sobre los creyentes musulmanes fueron reunidas por países donde se profesa esa religión y luego provistas a las Naciones Unidas. El funcionario añadió que el Vaticano sólo puede garantizar sus propios datos.   

Un grupo de mujeres hindúes. (Foto: AP).

Los hindues significan un 13 %

Formenti dijo que si no se desglosan las cifras de católicos y se suman a todos los creyentes cristianos, éstos constituyen el 33% de la población mundial.

Los budistas son el 6 %

Los Sikhs el 4 %

Los judíos son 2 %

Los Baha’is suman el 1 porciento

Santuario de Bahá’u’lláh, lugar Más Sagrado para los Bahá’ís.

El resto son de otras religiones: 12 % | No religiosos: 12 % | Ateos: 2 %

Fuente: islam la religión más grande: Vaticano

Papa insta a Iglesia de EE.UU. a la “purificación” tras escándalo pederastia

Papa insta a Iglesia de EE.UU. a la “purificación” tras escándalo pederastia

EFE Latino
Posted: 2008-04-19 11:12:44

Nueva York, 19 abr (EFE).- El papa Benedicto XVI instó hoy a la Iglesia Católica estadounidense a comenzar un “tiempo de purificación” luego del escándalo de los abusos sexuales cometidos por curas pederastas, durante la homilía que celebró en la catedral de San Patricio de Nueva York.

Benedicto XVI fue acogido con una gran ovación a su entrada al templo por los cerca de 3.000 asistentes a la misa, en su mayoría religiosos, que se levantaron y aplaudieron durante algunos minutos, en la que fue la primera misa que un Papa oficia en esa catedral.

Durante el acto, dedicado a los representantes religiosos de la costa este de Estados Unidos, el sumo pontífice retomó el escándalo de los sacerdotes pederastas, que, dijo, han causado “tantos sufrimientos”.

Recordó que durante este viaje ya habló del “daño” que los hechos han causado a los fieles, y especificó que en esta ocasión quería expresar a los sacerdotes y religiosos su “cercanía espiritual” y ánimo para afrontar “los continuos desafíos surgidos por esta situación”.

Pidió al clero estadounidense que llegue ahora “un tiempo de purificación para cada uno y para cada iglesia y comunidad religiosa, y también un periodo de sanación”.

“Los animo a colaborar con sus obispos que siguen trabajando eficazmente para resolver este problema”, añadió.

Joseph Ratzinger centró su homilía en los desafíos que según él la Iglesia en general, y en particular la estadounidense, tiene que afrontar.

Entre ellos, llevar y anunciar la esperanza ante el “egocentrismo, avidez, violencia y cinismo que parecen sofocar muy a menudo el crecimiento frágil de la gracia en el corazón de la gente”.

Expresó también que la Iglesia estadounidense está llamada a “proteger la vida y a promover una cultura de la vida”.

El Papa pronunció su homilía en inglés, mientras que una de las lecturas fue en español, así como algunos de los cánticos que se oyeron durante la ceremonia. EFE

http://noticias.aol.com/articulos/_a/papa-insta-a-iglesia-de-eeuu-a-la/n20080419111209990049

El jefe del Vaticano quiere ver al PP en el gobierno

01 Feb 2008
Todos los católicos romanos («la muchedumbre de los fieles») deben obediencia al papa, quien tiene «la potestad plena, suprema y universal, que puede ejercer siempre con entera libertad». O sea, como le dé la real gana. Esto atañe en particular a sus obispos, los cuales han de ejercer siempre su ministerio «en comunión con el obispo de Roma», el «jefe» y «cabeza» del «colegio episcopal» (Catecismo de la Iglesia Católica, 1992, págs. 210-211).

Sobre esa base hay que leer la nota de la Conferencia Episcopal Española (CEE) hecha pública ayer, un acto electoral más a favor del PP. No se olvide que hace un mes, el 30 de diciembre de 2007, el propio Ratzinger apareció por videoconferencia en la madrileña Plaza de Colón. El motivo era apoyar la concentración que, con la excusa de la familia, convocaron los obispos españoles en su campaña antigubernamental.

Particular atención merece la alusión al terrorismo que hace el punto 8 de la nota obispal, donde se rechaza la interlocución política entre los gobiernos y las bandas terroristas. Lo llamativo no es sólo que redunde en el tema estrella del PP contra el gobierno, sino el hecho de que la propia ICR es experta en promover y efectuar contactos diversos con bandas terroristas. En el caso etarra son célebres, por discretamente que se realizasen, las mediaciones de Roger Etchegaray, todo un cardenal, a quien se relacionó también con el proceso de paz derivado de la última tregua etarra (sin duda aludida por el comunicado obispal). O las del cura norirlandés Alec Reid, quien afirmó contar con el beneplácito de Roma. Conocidos son también los ejemplos de los obispos Setién y Uriarte, ambos de la diócesis de San Sebastián en distintas épocas, declarados partidarios del diálogo con ETA (línea que también apoyó en su momento el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, actual presidente de la CEE). O, ya al margen del caso vasco, la pública mediación de los obispos colombianos entre el gobierno de Uribe y las sanguinarias FARC.

Todo esto, aunque escandaloso, en realidad no es raro tratándose de la ICR, entidad adicta al PsíC. La propia nota obispal que nos ocupa contiene al menos un par de ejemplos más de su doble juego. En el punto 9 de la misma afirma: «La Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia, por métodos democráticos, pretendan modificar la configuración política de la unidad de España.» Aunque la frase resulta, como siempre cabe esperar, jesuíticamente ambigua, es obvio que concede al nacionalismo periférico una “legitimidad” que el principal órgano mediático oficial de la ICR en España, la Cadena Cope, niega tajantemente todos los días.

En el punto 5, los obispos afirman: «…no pretendemos que los gobernantes se sometan a los criterios de la moral católica. Pero sí que se atengan al denominador común de la moral fundada en la recta razón y en la experiencia histórica de cada pueblo.» Pero sabido es qué entiende la ICR por “la moral fundada en la recta razón” (en todo caso, la que así lo esté según ellos) y a qué “experiencia histórica” se refiere en el caso español (la nacional-católica).

El punto 7, más que evidenciar el típico carácter contradictorio de la ICR, entraña una implícita declaración de su voluntad de poder: «No es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna.» En otras palabras, consideran injusto que un gobierno, aunque sea democráticamente elegido, gobierne al margen de su tutela moral-religiosa.

En realidad el comunicado obispal no aporta nada nuevo. Pide el voto al PP (al pedir que no se le dé al PSOE), en coherencia con la línea seguida por la ICR en estos cuatro años. Muchos progres pánfilos seguirán creyendo que es porque en la CEE ha triunfado el “ala dura” (por cierto, a pesar de que Blázquez tampoco ha dimitido esta vez…). Se empeñan en ignorar u olvidar quién dirige la ICR, una organización político-religiosa estrictamente jerarquizada.

El hecho es que, una vez más, cierto jefe de estado extranjero se muestra empeñado en que se produzca un cambio de gobierno en España. Y no me refiero ni a Bush, ni a Sarkozy, ni a Merkel (todos ellos, amigos del Vaticano), quienes también están por la labor, sino al que es a la vez el líder del catolicismo romano en todo el mundo, y que no ignora el dulce momento que vive su opción de poder planetario en los albores de la Era Neorreligiosa.

Pues resulta necio olvidar que en la época de la globalización (unipolar, pero bicéfala) la coyuntura internacional es decisiva para lo que ocurra en España (un país que, además, es contemplado como laboratorio vaticano de cara a ulteriores conquistas mundiales).

Con estos mimbres, quizá no lleguemos nunca a ver a Mariano Rajoy bajo palio (tal vez porque tiene menos carisma que el “Caudillo”). Pero, desde luego, el carácter aconfesional del estado español quedará cada vez más en entredicho.

El jefe del Vaticano quiere ver al PP en el gobierno

Pascua pagana

Para meditar en el auténtico sentido de las festividades de estos días, traemos hoy aquí un texto de Guillermo Sánchez Vicente publicado en La Excepción desde el 4 de marzo de 2002 (enlace exacto del artículo).

* * *

La “Semana Santa” es el resultado de un proceso histórico que arranca en la Pascua judía y en el que se han asimilado tradiciones paganas hasta desfigurar el sentido original de esta festividad.

A diferencia de la fecha de celebración de la Navidad, que es de procedencia pagana (ver La Navidad: una fiesta corrompida), el tiempo de la Pascua “cristiana” tiene su origen en la celebración judía del mismo nombre. Ya desde el Nuevo Testamento se considera que la crucifixión de Jesús durante la Pascua no fue una casualidad, sino que vino determinada por el sentido antitípico de la muerte expiatoria del Mesías: «Nuestra Pascua, que es Cristo –dice Pablo–, ya fue sacrificada por nosotros» (1 Corintios 5: 7).

No hay constancia bíblica de que los primeros cristianos conmemoraran o celebraran la muerte y resurrección de Jesús en una fecha señalada, sino que más bien lo hacían espontáneamente (probablemente, varias veces al año), mediante reuniones en las que se partía el pan (Hechos de los Apóstoles 2: 42; 20: 7; 1 Corintios 10: 16, etc.). La gran mayoría de los primeros cristianos procedía de la comunidad judía, que seguía, como hasta hoy, celebrando su fiesta de Pesaj (Pascua) el día 14 del mes de Nisán, como recuerdo de la liberación de la esclavitud en Egipto en tiempos de Moisés. La cercanía entre ambas comunidades debió de fomentar que muchas iglesias cristianas consideraran la Pascua judía como la fecha idónea para rememorar la muerte y resurrección de Jesús.

Con el tiempo surgió entre los cristianos una seria diferencia sobre la fecha de esta celebración. Los de origen judío la hacían a continuación de la Pascua judía, que caía cada año en un día de la semana distinto. Pero pronto en la cristiandad latina (occidental), como ocurrió en tantos otros aspectos, comenzaron a pesar criterios ajenos al judaísmo y al fundamento bíblico, y se quiso hacer coincidir la Pascua con el mismo día de la semana en que Jesús resucitó, es decir, con el domingo. Este cambio vino determinado por el interés de fomentar esta festividad semanal de origen solar.

Ya se venía utilizando para la “santificación” del primer día de la semana el argumento de que era el día en que Jesús había resucitado. Pero no hay que olvidar que en estos cambios de festividades también pesaba la inclinación de la iglesia de la ciudad de Roma a diferenciarse de los judíos, sobre todo por miedo a que las autoridades romanas los confundieran con ellos. Por eso no se quería que la celebración de la Pascua cristiana coincidiera con la judía. (Es posible apreciar en esta separación progresiva de los judíos por parte de los cristianos latinos ciertos gérmenes del antisemitismo “cristiano” medieval).

Como consecuencia, las iglesias cristianas de Oriente, que estaban más próximas al lugar de nacimiento de la nueva religión, observaban la Pascua de Resurrección según la fecha de la fiesta judía, mientras que las iglesias de Occidente celebraban la Pascua de Resurrección en domingo. Esta diferencia la han mantenido hasta hoy la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa, y constituyó uno de los motivos del cisma que protagonizaron ambas en 1054.

De ahí que, especialmente en el mundo católico, la fecha de celebración de la Pascua sea ya ajena a los orígenes judeocristianos que pudiera invocar. Algo que en realidad es secundario frente a lo que es verdaderamente grave: mientras que todo el espíritu y la letra del evangelio tienen un claro sentido desacralizador, las festividades que han ido configurando el calendario litúrgico de muchas iglesias de la cristiandad insisten en una concepción cíclica y ritualizada del tiempo, estableciéndose una diferenciación entre tiempo sagrado y profano que va todavía más allá de la que en el propio judaísmo existía, y que el Nuevo Testamento considera superada.

Todo lo que después ha venido a añadirse no es más que una continuidad lógica de haberse rechazado la desacralización genuinamente cristiana. Como en tantas otras facetas de la teología y de la praxis católicas, la llamada Semana Santa ha acogido todo tipo de prácticas de origen pagano. Lo mismo que en la Navidad subyacen ancestrales ritos relacionados con el nacimiento del sol con ocasión del solsticio de invierno, y que la “noche de San Juan” evoca en el solsticio de verano la purificación por el fuego (también con vinculaciones solares), en la “Semana Santa” afloran festividades atávicas en torno al equinoccio de primavera.

“Religiosidad popular” es el eufemismo con el que, no sin luchas a lo largo de la historia e incluso hoy, la jerarquía eclesiástica ha ido tolerando y después oficializando y fomentando las procesiones, penitencias, autolesiones y explosiones de pasión colectiva con que muchos fieles pretenden, quizá sin entenderlo bien, “actualizar” el sacrificio de Cristo. Algo que, por otra parte, se hace cada día en las misas, ignorando que Cristo «se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado» (Hebreos 9: 26). Desgraciadamente, la propuesta auténticamente evangélica de actualizar al propio Cristo en la vida personal parece tener mucho menos éxito entre quienes participan en estos rituales.

© LaExcepción.com

Torres Gemelas: ¿Quién las tiró?

13 Abr 2008

Nos contaron que el 11 de septiembre de 2001 unos “islamistas” extranjeros secuestraron dos aviones, desviaron sus rutas y acabaron estrellándolos contra dos de los edificios más emblemáticos de la “capital del mundo”. Semejante humillación a la superpotencia política, económica y militar del planeta daría lugar al comienzo de la “Justicia Infinita”, luego renombrada como “Libertad Duradera” y que finalmente se quedó en “Guerra contra el Terrorismo” (tres nombres a cual más orwelliano).

El 11-S, como se conoció desde entonces al tremendo acontecimiento (que incluyó también un extraño ataque al Pentágono y una no menos extraña caída de un avión en Pennsylvania), marcó un decisivo acelerón histórico. Secuelas del mismo fueron las salvajes agresiones bélicas a Afganistán (legalizada por la ONU pero criminal a fin de cuentas) y a Irak (ilegal pero al Imperio poco le importó). Asimismo, buen número de macroatentados atribuidos a la red Al Qaeda, supuesta autora del 11-S, destacando por su repercusión mediática los de Madrid (11-M) y Londres (7-J). Además de ellos hubo no pocos amagos y/o “atentados frustrados”. Al día de hoy, aparte de la permanente sombra de nuevas masacres de ese tipo, se yergue la amenaza de agresión contra el pueblo iraní, a cuyo régimen, inevitablemente, se le atribuyen simpatías por las armas de destrucción masiva y vínculos con Al Qaeda.

* * *

El rápido impacto mediático del 11-S (todos pudimos presenciar en directo el choque del segundo avión contra la Torre Sur) dejó helado al mundo y temblando acerca de qué pasaría entonces. El país más poderoso y no siempre el más pacífico había sido golpeado brutalmente, así que el cabreo de sus gobernantes tenía que ser monumental. Con toda la atención concentrada en Nueva York y Washington, desde donde llegaban, aunque filtradas, escenas desoladoras, la mala conciencia te invadía si osabas hacer uso de tu espíritu crítico en aquellos momentos e incluso en los días y semanas sucesivos (no obstante, algunos sí lo hicieron, p. ej. 1 y 2). Era como si, de algún modo, todos fuéramos culpables, o algo parecido, de aquella vil agresión múltiple. El Imperio “tenía derecho” no sólo a sentirse airado, sino a manifestarlo en forma de represalias bélicas, y en cambio nadie lo tenía a contrariarle.

La hipnosis siempre se ha entendido como un estado alterado de conciencia y, por tanto, de conducta. O, al menos, como una sugestión (influencia manipuladora) que adormece las instancias críticas.

El hipnotista inglés Harry Cannon define la hipnosis como «un mecanismo fisiológico por el cual una sugestión va directamente al subconsciente y es aceptada por él. Para que esto ocurra se necesitan cuatro cosas: un foco de atención, un sobresalto, la propia sugestión y que no haya crítica sobre la sugestión por el intelecto consciente». Cuando se cumplen estos requisitos, la sugestión arraiga en el subconsciente y se convierte en acción. «Esto simplemente quiere decir que la sugestión se ha sobrepuesto a la mente.»

El 11-S fue seguramente el episodio de hipnosis colectiva más abarcante y espectacular de la historia (al menos, no se me ocurre otro comparable). Naturalmente, fue así gracias a las modernas tecnologías: televisión, Internet y otros medios de propaganda.

Así, en el 11-S tenemos los requisitos que da Cannon para la hipnosis:

–El foco de atención: las torres neoyorquinas impactadas por los aviones.
–Un sobresalto: la noticia misma, tan espectacular, con todo lo que implicaba.
–La propia sugestión: desde el principio ya se nos dirigió la atención en un determinado sentido (versión oficial; autocensura de los medios).
–Ausencia de crítica sobre la sugestión: cosa que ocurrió debido a lo espectacular de la noticia y las imágenes; he aquí la clave de la hipnosis, que adormece nuestras instancias críticas.

Pero es que junto con la impresión en nuestras retinas, entraba también una ampia información adjunta: la de la versión oficial del 11-S en todos sus detalles. Que nos hizo creer, por ejemplo, y desde un primer momento, que la represalia de la superpotencia humillada era legítima; y que lo era, concretamente, contra Bin Laden y los talibanes, lo que justificaba la agresión a Afganistán (aún en curso). Esa legitimidad al día de hoy no ha sido probada, pero da igual: fuimos hipnotizados desde el principio.

Lo cierto es que desde el 11-S, la mayoría de los que hoy cuestionan la versión oficial han tardado mucho en liberarse de la hipnosis. Sólo cinco o seis años después empezó a haber una masiva y creciente conciencia crítica. Desde entonces, a aislados cuestionamientos previos (ver también) se han ido agregando serias dudas en voz alta e incluso impugnaciones cada vez más numerosas que quizá a algunos les lleven a pensar en el estallido de un clamor generalizado. Políticos como Chávez, Castro, Cosssiga, el parlamento japonés, los actores y actrices Charlie Sheen, Marion Cotillard, Sharon Stone, científicos, arquitectos e ingenieros… y un gran número de asociaciones y otras iniciativas presentes en muchos países (ver, p. ej., 1, 2, 3, 4 y 5), todos ellos, mediante sus intervenciones públicas, han estimulado al movimiento existente para esclarecer la verdad desnuda sobre el 11-S. Pero todavía es en muchos círculos (medios del Sistema) un tabú cuasirreligioso cuestionar la versión oficial (y, quizá, un riesgo nada desdeñable hacerlo).

* * *

A la vista de vídeos informativos como el que adjuntamos (breve grabación de cómo se desmoronaron las torres), considerando hechos como la caída ese mismo día del llamado Edificio 7 (perteneciente también al World Trade Center, no impactado por ningún avión y ubicado a relativa distancia de las Torres; ver vídeo sobre su hundimiento), y teniendo en cuenta que el territorio y el espacio aéreo estadounidense ya eran entonces los más protegidos del mundo, la pregunta sigue siendo: ¿Quién tiró las Torres Gemelas?

Torres Gemelas: ¿Quién las tiró?

La Visita (y III): El falso Dios y la “ley natural”

Nota previa: La presente serie, que aquí concluye, no busca ofender a nadie, católicos romanos incluidos. Tampoco es un ataque personal, sino la denuncia de un sistema espurio que, en opinión del autor, antepone su voluntad de Poder a cualquier otra consideración.]

«Soy católica. Rezo. Pero no puedo creer en quien me quiere
arrojar a Dios a la cara como una piedra.»

(María Zambrano)

Con motivo de la visita del señor Benito 16 a las metrópolis del Imperio, su amigo George W. le regaló generosamente los oídos. En particular, usó repetidamente con él un término (blasfemo) muy del agrado del aludido: “Santo Padre” (ver 1 y 2). Aún más explícita, si cabe, resultó la divinización de Ratzinger cuando, poco antes de la visita, el genocida estadounidense dijo que al mirarle veía «a Dios». (Bush tiene buenas razones para estar agradecido a su amigo Joseph; por ejemplo éste, cuando aún no era papa, dejó bien claro cuál era el candidato del Vaticano para las elecciones de 2004, a pesar de que oficialmente el católico romano era el abortista John Kerry).

Quizá algunos reduzcan este asunto a “lenguaje diplomático”, a mero simbolismo o incluso a “cosas de Bush”. Tanto en la progresía (término empleado aquí sin matiz peyorativo) como fuera de ella es raro encontrar personas que comprendan el fenómeno de la ICR, la entidad político-religiosa vigente más duradera de la historia. No suele entenderse que para su más alta jerarquía es vital recibir honores divinos, pues, como por otra parte debiera resultar obvio, tal tratamiento conlleva el reconocimiento e incluso la implícita concesión de un gran poder (esto es aún más cierto en la presente Era Neorreligiosa).

Ignorantes muchas de ellas en asuntos religiosos, esas personas raramente reparan en ciertos hechos. Por ejemplo, la ausencia de clamorosas respuestas frente a ese tratamiento en la “América protestante” (todavía a finales de los cincuenta se reeditaba con fines apologéticos The Fundamentals, un compendio de textos teológicos representativos de la poderosa corriente Evangelical, y que entre otras cosas llamaba a Roma “el Antagonista de la Nación” norteamericana; recuérdese que Estados Unidos no tuvo relaciones diplomáticas con el actual Vaticano hasta 1984; ver igualmente). Tan pasiva reacción puede indicar tanto la falta de genuina religiosidad entre la mayor parte de los “protestantes” norteamericanos, como la eficaz labor político-diplomática pacientemente realizada por el papado para meterse a ese país en el bolsillo.

La “ley natural”

Como había previsto algún fino vaticanólogo (y como también supo ver Lluís Bassets), el tema realmente clave de los discursos de Benito 16 en Estados Unidos fue el de la “ley natural”, sutil y eficaz arma de poder en manos de este papa neoescolástico. No en vano, según recuerdan sus portavoces, «en sus tres años de pontificado, el Santo Padre ha insistido en la importancia de la ley natural para la convivencia entre las naciones y dentro de cada sociedad» (ver también).

Preparando el viaje, Ratzinger ya había afirmado que esperaba que el gobierno estadounidense, «basado en la verdad evidente por sí misma de que el Creador ha atribuido a cada ser humano ciertos derechos inalienables, continúe encontrando en los principios de la ley moral común, consagrados en sus documentos fundacionales, una guía segura para ejercer su liderazgo en la comunidad internacional» (aquí y en el resto, destacados añadidos). [Por cierto, ¿a alguien puede sorprenderle que luego el presidente estadounidense se dedicase a deificarlo?] Y en su mensaje a los católicos estadounidenses previo a la visita, comentó: «Haced a los otros lo que queréis que ellos os hagan a vosotros, no les hagáis lo que no queréis que ellos os hagan a vosotros. Esta “regla de oro” se encuentra en la Biblia pero vale para todos, también para los no creyentes. Es la ley escrita en la conciencia humana, y en ella podemos todos reencontrarnos, de modo que el encuentro de las diferencias sea positivo y constructivo para la entera comunidad humana.»

En una entrevista concedida durante el vuelo a Estados Unidos (en la que se aludió a su supuesto papel de «conciencia de la humanidad»), Benito volvió a la «ley natural», «los valores comunes de la humanidad», señalando que «es importante que exista esta convergencia entre las culturas que han encontrado un consenso sobre el hecho de que estos valores son fundamentales, que están inscritos en el propio ser humano». Luego, ya ante Bush en la Casa Blanca, se refirió a la «convicción» de los fundadores de la nación norteamericana «al proclamar la “verdad evidente por sí misma” de que todos los hombres han sido creados iguales y dotados de derechos inalienables, fundados en la ley natural y en el Dios de esta naturaleza». En su posterior encuentro con los obispos estadounidenses, esgrimió la “ley natural” frente a «la “dictadura del relativismo”» que, «al fin y al cabo, no es más que una amenaza a la libertad humana, la cual madura sólo en la generosidad y en la fidelidad a la verdad».

En su discurso ante la ONU, la engarzó una vez más con los derechos humanos, aprovechando hábilmente que este año se conmemora el sexagésimo aniversario de su Declaración Universal. En esa importante alocución, cuyo verdadero alcance apenas se ha atisbado, subrayó que la «legalidad» debe estar unida a «la dimensión ética y racional, que es su fundamento y su fin»; añadió que «los derechos y los consiguientes deberes […] son el fruto de un sentido común de la justicia, basado principalmente sobre la solidaridad entre los miembros de la sociedad y, por tanto, válidos para todos los tiempos y todos los pueblos», recordando nuevamente la “regla de oro” (en otra de sus formulaciones clásicas). Seguidamente cuestionó el derecho de los estados a decir la última palabra sobre las «aspiraciones» de las personas, abogando por «una visión de la vida enraizada firmemente en la dimensión religiosa» para garantizar la dignidad de la persona.

El núcleo de un programa de dominación universal

Mensajes de este tenor deberían resultarnos hartos familiares, especialmente en España. Con motivo de polémicas como las del matrimonio homosexual (análisis aquí) y la asignatura Educación para la Ciudadanía (ver también), el sutil argumento de la “ley natural” ha sido y es la base ideológica de las campañas romanistas correspondientes.

Pero es difícil toparse con un argumento más falaz. Y a poco que se analice el asunto (el problema es cuántos lo hacen…), se verá que es fácil desmontarlo. Su “truco” consiste en confundir lo privado (de esa entidad político-religiosa) con lo público (el ámbito externo a la misma). En fin, lo de siempre tratándose de la ICR, sólo que ya a escala global, “católica” (universal), y avanzando rápidamente en su programa totalitario.

En principio, el éxito del argumento de la “ley natural” radica en una idea más o menos intuitiva que todos tenemos sobre unos valores innatamente compartidos. Pero la cosa se complica cuando nos preguntamos cuáles son esos valores. El meollo de la falacia que nos ocupa reside no en que el papa defienda unos determinados valores, sino en que afirma que en el fondo esos valores son objetivos y comunes a todos los seres humanos, incluidos “los no creyentes”. Caben, por ello, preguntas como éstas:

1. ¿De dónde se saca Benito 16 que los (supuestos) “valores comunes de la humanidad” están “inscritos en el propio ser humano” o incluso que la bíblica “Regla de Oro” está “escrita en la conciencia humana”? La historia del pensamiento occidental muestra el perenne debate entre innatistas y empiristas, dogmáticos y relativistas, idealistas y utilitaristas… sobre el conocimiento moral. A lo más que pudo llegar Kant, en su Fundamentación de la metafísica de las costumbres, fue a una máxima muy genérica de respeto universal e intersubjetivo; y en todo caso, aunque de los más brillantes, él sólo fue uno de los muchos grandes filósofos que han existido.

2. ¿Sobre qué base lógica y “racional” puede sentar Ratzinger que es, por ejemplo, una “verdad evidente por sí misma” la idea de que el fuerte tiene que respetar al débil? Muchas culturas, triste es recordarlo, dieron históricamente por sentado lo contrario.

3. ¿Cómo puede pretender el jefe supremo de la ICR que prácticas como la eutanasia o la homosexualidad (típicos caballos de batalla romanistas) son contrarias a la “ley natural”, de acuerdo con “un sentido común de la justicia” que sería propio de todos los seres humanos? Ni la mera lógica, ni la historia de las costumbres, ni el presente favorecen una conclusión así. Solamente por fe (ciega) en quien la enuncia podríamos asumirla.

4. Este hombre se dice cristiano (mucho más: se proclama “el Vicario de Cristo en la Tierra”), pero en la práctica, al modo de la tradición romanista y escolástica, antepone la teología natural a la Revelación. Esta última, lejos de confiar en la razón humana como fuente de conocimiento moral básico, llama a desconfiar de ella: «Engañoso es el corazón [la mente] más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?» (Jeremías 17: 9; según la Biblia, son palabras del mismo Dios). Si Benito aceptase realmente la Caída (Génesis 3) y sus tremendas consecuencias para el ser humano, difícilmente podría confiar en la naturaleza humana, como lo hace al exaltar la “ley natural” (que, de acuerdo con su maestro Tomás de Aquino, sería «la participación de la ley eterna en la criatura racional», incluida su faceta moral; ver también). Antes bien, concordaría con el apóstol Pablo en que nuestra ley natural no es ajena a la «ley del pecado que está en mis miembros»).

5. ¿No sería la propia existencia del papado, más bien, una negación de la “ley natural” según la concibe el papa? Hemos visto que se adhiere a la máxima de que “todos los hombres han sido creados iguales”, asociándola con dicha ley; pero, ¿no es cierto que justamente él –en razón del puesto que ocupa y por tratarse de la persona más endiosada del planeta–, junto con todos aquéllos que lo reconocen como su papa, ofrece el mayor contraejemplo a la universalidad de la aceptación natural de dicha máxima?

* * *

Cabrían aquí muchas otras consideraciones pero es preciso terminar. Concluyendo, pues, sólo es “racionalmente” plausible la obsesión papal en la “ley natural”, que Benito quiere imponer como norma para todas las relaciones humanas, si aceptamos que él se erija en su único Intérprete autorizado, dadas sus prerrogativas pseudodivinas.

En otras palabras, sólo aprobará “racionalmente” la ideología romanista centrada en la “ley natural” quien admita que el monarca vaticano es el “Juez de las conciencias”, usurpando así el papel que la Escritura reserva única y exclusivamente para Dios.

La Visita (y III): El falso Dios y la “ley natural”

La Visita (II): La piedad como espectáculo


Todavía muchos recuerdan a Juan XXIII, “el Papa Bueno“. Tal sobrenombre sin duda servía para distinguirle de otros que le precedieron. El que éstos, como aquél, portasen títulos más que beatíficos (explícitamente divinos, de hecho) como “Santo Padre” y “Su Santidad” no bastó para asociarlos del mismo modo con la bondad.

Ya es sintomático que haya que preguntarse si quien se arroga el título de “Vicario de Cristo” (este último es el único “bueno” según los Evangelios) es o no una buena persona. Pero resulta aún más necesario en el caso del papa actual. Para responderlo, aquí nos ceñiremos a un par de detalles de su visita a Estados Unidos: 1. Sus alusiones directas a los escándalos de pederastia en la ICR norteamericana (incluido su inesperado encuentro con las víctimas). 2. Su visita, de marcado carácter “devocional”, a la “Zona Cero”. Ambos gestos le granjearon (o reforzaron) su fama de hombre bueno.

Encubrimiento

Antes que papa, Ratzinger fue durante casi veinticuatro años el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Como tal, era su misión ocuparse, entre otros asuntos, de la conducta sexual de los clérigos de la ICR en todo el mundo. Conocidos son los escándalos de pederastia en Estados Unidos desde que, hace unos años, sus víctimas por fin empezaron a denunciarlos en masa. Conocido es también, aunque quizá no tanto, cómo el futuro papa se dedicó a encubrirlos (ver también). Se conoce menos que en Texas se interpuso una demanda judicial contra él por ese encubrimiento. A raíz de ello, siendo ya papa, sus abogados solicitaron su inmunidad. Ésta le fue graciosamente concedida por el gobierno de George W. Bush, invocando el rango de jefe de estado del acusado. No hubo ni rectificación ni arrepentimiento público por parte de éste, sólo influencias.

Tampoco hubo expreso arrepentimiento en la visita a Estados Unidos, pese a que algunos medios hablaron de “autocrítica” papal o incluso de ‘mea culpa’. Interpretación tanto más insólita por cuanto lo que hizo Benito 16, en su discurso a los obispos estadounidenses, fue pronunciar una impersonal descripción del asunto, según la cual «la respuesta a esta situación [de abusos sexuales] [...] ha sido tratada a veces de pésimo modo»; palabras que por el contexto cabe interpretar como un velado reproche hacia quienes gestionaron esa “respuesta” allí, es decir, el propio clero norteamericano (de hecho, algunos medios hablaron de “recriminación”; ver también).

Con sus alusiones a los escándalos sexuales del clero y gracias a su encuentro con las víctimas, la imagen que ha quedado es la de un papa que reconocía el pecado de la iglesia e incluso, de algún modo, pedía perdón por él. Habría sido, pues, un gesto de humildad y de compasión hacia las víctimas.

En la práctica, lo que hizo fue señalar un vergonzoso pecado cometido por otros. En ningún momento aludió a su propia y personal responsabilidad. Por lo demás, la visita ha servido para dar carpetazo al asunto de los abusos.

Rezando en la “Zona Cero”

«Cada movimiento del Papa ha sido impresionante. Su visita al World Trade Center ha sido una bendición y una experiencia increíble. [...] Su mensaje de consuelo, paz, esperanza, amor es algo en lo que todos estamos de acuerdo». Son palabras del teniente Eddie Mullen, agradeciendo la visita papal a la “Zona Cero”. El 11 de septiembre de 2001, Mullen fue uno de los primeros en llegar a las Torres Gemelas para ofrecer su ayuda.

«Él de verdad comprende lo que pasó aquí y cómo éste fue un ataque a gente que ama la libertad en todo el mundo y a la gente que quiere poder practicar su religión. Creo que él siempre fue un hombre de paz y un hombre que cree que deberíamos vivir juntos y está rezando por todos». Así habló, por su parte, Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York. Otra muestra relevante de cómo el llamativo gesto del papa (que rezaba mientras todos los asistentes le miraban en silencio) ha sido interpretado de manera positiva.

Lo que quizá la mayoría de los medios y otros observadores no han tenido en cuenta es que ese proceder no tiene nada de cristiano. El Cristo al que Benito dice representar subrayó que sus seguidores debían evitar la ostentación pública de su devoción. Él mismo, pese a ser el Maestro, se recataba de todos cada vez que oraba (ejemplos: 1, 2 y 3). Todo esto es algo que el gran teólogo Joseph Ratzinger, autor de un best seller sobre Jesús, no puede ignorar. Sin embargo, ante el mundo entero (el evento se televisaba), «el Papa no pronunció ningún discurso, sólo se arrodillo y rezó en silencio, y después dijo una plegaria…» Dejando aparte esa plegaria en voz alta, ¿qué propósito tuvo la previa actitud orante y silenciosa “durante varios minutos”? ¿Quizá el de mostrar al mundo el espectáculo de su “gran piedad”? Parece la respuesta más razonable.

[Por cierto, ¿irá algún día Ratzinger a la "zona cero" de Bagdad? En la guerra de Irak, según las estimaciones menos pesimistas, la cifra de víctimas mortales ha sido ya de casi cincuenta veces más que las tristemente fallecidas en el 11-S.]

* * *

«En los postreros días vendrán tiempos peligrosos, porque habrá hombres [...] que tendrán apariencia de piedad, pero negarán su eficacia; a éstos evita» (2 Timoteo 3: 1-2, 5).

Analizando lo expuesto hasta aquí junto con otros datos sobre este personaje (como su complicidad con el Imperio), o con rasgos más generales de la “dignidad” que ostenta (como el blanco inmaculado del característico traje papal), no resulta ilegítimo concluir que los gestores del papado conocen el valor de la apariencia de piedad como fuente de poder en nuestro tiempo. Es gracias a ella que esa institución goza hoy en día de una autoridad moral que para sí quisiera cualquier otra instancia política.Con esto presente, se hace más necesario que nunca atender a la amorosa advertencia del Maestro:

«Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis» (Mateo 7: 15-16).

La Visita (I): Para qué fue B16 a Estados Unidos

«¿El papa? ¿Cuántas divisiones tiene?»
(Stalin –según Churchill– en respuesta a Pierre Laval cuando éste le apremió
a tolerar el catolicismo romano en la URSS para apaciguar al papa)

La visita de Benito 16 a la tierra de su amigo George W. ha durado nada menos que seis días. Para analizarla, como siempre que se trata de la alta política vaticana, es preciso leer entre líneas:

1. Los propósitos declarados. El monarca vaticano anunció «el carácter eminentemente religioso y pastoral de su viaje», así como que tendría encuentros ecuménicos y se dirigiría a la ONU en relación con «el sexagésimo aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos». Además, en círculos próximos al papado, se añadió que llegaba «para sanar heridas» de la iglesia católica estadounidense.

2. Los propósitos reales. Se trataba de imprimir un nuevo acelerón a la historia en el sentido de un poder creciente para la ICR. Para ello, contando con la docilidad de gobernantes y representantes religiosos norteamericanos (fundamentalistas incluidos), Ratzinger puso un énfasis bien dosificado en la “ley natural” (obsesión ya típica de su reinado; para varias menciones durante la visita, ver 1, 2, 3, 4 y 5), de la cual la ICR se erige en intérprete para toda la humanidad. Se trata de un canto de sirena del que otro día habremos de ocuparnos detenidamente, pero que el astuto “obispo de Roma” supo aderezar con regalitos para los oídos de mentes progresistas (“derechos humanos”, “multilateralismo”…), de Evangelicals (“defensa de la vida”, moral…), de dictadores izquierdistas (por encontrar en sus bonitas palabras “la antítesis de la política de brutalidad y fuerza” de Bush), de judíos (honrados por su atención) y, por supuesto, de sus anfitriones (loas a Estados Unidos y a su gobierno [ver también], ausencia de críticas a éste, alusión indirecta a Irán en la víspera de la visita…).

Antecedentes

Es preciso recordar la historia reciente para comprender mejor el marco en el que ha tenido lugar tan rimbombante visita:

1. Establecimiento en los años ochenta, por parte de Ronald Reagan y Juan Pablo II, de la “Santa Alianza”, así llamada a principios de los noventa (ver también; y aquí, un análisis de la misma).

2. Caída del comunismo (finales de los ochenta), con destacada participación papal.

3. Brutales atentados conocidos como “el 11-S“, verdadero comienzo del siglo XXI. El acontecimiento determinaría una aceleración en la emergencia de la Era Neorreligiosa.

4. Guerra de Irak (marzo de 2003), cuyos largos prolegómenos sirvieron para ajustar la relación entre Estados Unidos y el Vaticano, a exigencia de éste. La “Santa Alianza” quedó renovada en forma del eje Washington-Vaticano.

5. Muerte de Juan Pablo II (abril de 2005), con decisiva y arrodillada presencia de tres presidentes norteamericanos y de su secretaria de estado. Una auténtica demostración de fuerza.

6. Elección, semanas después, del anciano Ratzinger como nuevo papa, tras ser durante más de dos décadas el brazo derecho del anterior. Esto confirmó que el Vaticano estaba a gusto con los frutos de su estrategia en los años previos.

7. Discurso antiislámico de Ratisbona (septiembre de 2006): Benito 16 entraba públicamente de lleno en la estrategia imperial.

8. Preparativos para la guerra contra Irán, con oportunas intervenciones papales o vaticanas sobre el “programa nuclear”. Así, el 8 de enero de 2007, Ratzinger reclamó a ese país «que acepte lo que ha calificado como “propuestas legítimas” para negociar su polémico plan nuclear», asumiendo por entero la postura imperial al respecto. El 29 de julio de ese mismo año (fecha en la cual la ONU ya había emitido tres resoluciones sancionadoras contra el régimen persa), usó un lenguaje que llevaba meses siendo empleado frente a Irán, al afirmar que «cada vez es más actual y urgente el compromiso por alentar la no proliferación de armas nucleares, promover un progresivo y compartido desarme nuclear y favorecer el uso pacífico y seguro de la tecnología nuclear a favor de un auténtico desarrollo» (destacado añadido). El 18 de octubre fue Celestino Migliore, observador permanente de la “Santa” Sede ante Naciones Unidas, el encargado de hablar a favor de la “no proliferación de armas nucleares”. Todavía en 2007, el 11 de diciembre Benito 16 se mostraba “preocupado” por la “amenaza nuclear” y volvía a emplear la expresión “no proliferación” (hay que recordar que el contencioso artificial con Irán se basa en acusaciones, jamás demostradas, de que «que viola sus compromisos bajo el tratado de No Proliferación Nuclear»). Significativamente, las palabras del papa llegaron sólo poco más de una semana después de hacerse público un informe interno de una agencia dependiente de la propia administración estadounidense que, para fastidio de los principales responsables de ésta, negaba el peligro atómico iraní.

Que sepamos, el jefe supremo de la ICR no ha aludido a este asunto durante su estancia en Estados Unidos. Es llamativo, no obstante, que el 14 de abril de 2008, como lo recoge la agencia vaticana Zenit, efectuara unas jugosas declaraciones sobre la necesidad del desarme. Particular mención merece que dijera: «Se da una tendencia a sobreponer la economía civil a la militar, como demuestra la continua difusión de bienes y conocimientos de “doble uso”, es decir, el civil y el militar. Este riesgo es grave en los sectores biológico, químico y nuclear, en los cuales los programas civiles no serán nunca seguros si no se da el abandono general y completo de los programas militares y hostiles».

Con demasiada frecuencia, para entender las declaraciones del llamado “sumo pontífice” es preciso deconstruirlas. Así ocurre con éstas, pero lo cierto es que dado el momento en el que fueron dichas, los antecedentes ya recogidos aquí, y la coyuntura internacional en su conjunto, no resulta muy difícil desentrañarlas. ¿Qué país viene siendo acusado en estos últimos años de desarrollar un programa (nuclear) de “doble uso”, en el que el uso civil sería “fachada” del uso militar? No hará falta añadir que su principal acusador es el gobierno estadounidense. Justo por ello no parece trivial señalar que las declaraciones papales se produjeron justo en la víspera del inicio de su viaje a las metrópolis imperiales.

La otra visita

Pero hay más. Curiosamente el mismo 15 de abril en que llegaba Benito 16 a Estados Unidos daba comienzo otra visita no mucho menos relevante, y de la que no pocas personas, sorprendidas, se enterarían sólo una vez iniciada: la del primer ministro británico, Gordon Brown, quien pasaría tres días por allí. Extraño… pues nadie podría ignorar (pese a las excusas aquí recogidas), y mucho menos los asesores de este alto mandatario, que su viaje quedaría totalmente eclipsado por los fastos en honor al papa. Retengamos, pues, también ese dato.

Diversos medios (ver 1, 2 y 3) centraron la visita de Brown en su propósito de tratar con el gobierno estadounidense los problemas relativos a la actual crisis financiera occidental. Pero, al margen de que abordasen ese asunto, el hecho es que el día 17 (el último de su visita), tras hablar con el presidente estadounidense, el premier británico pidió públicamente nuevas sanciones contra Irán. Resultaba, pues, evidente que ese tema había sido tratado en la cumbre de ambos líderes anglosajones (ver también).

* * *

Stalin, el zorro genocida, quizá no conocía la verdadera naturaleza de la ICR y el Vaticano cuando, según Churchill, preguntó despectivamente cuántas divisiones tenía el papa. Acaso ignoraba que la fuerza de éste, entre otras cosas, radica paradójicamente en no tener división alguna, y sí la diplomacia más sutil y poderosa del mundo. Décadas más tarde, los sucesores de Stalin seguramente entendieron esto al comprobar el papel decisivo desempeñado por Wojtyla, “el papa polaco”, en el desmoronamiento de su sistema.

Quienes desde luego sí parecen comprender esto muy bien son los sucesores actuales de Churchill y de Roosevelt (lo dos líderes presentes junto a Stalin en la célebre Conferencia de Yalta). No es raro, por ello, que colmen al monarca vaticano de unas atenciones que incluso rebasan la pleitesía (hablaremos de ello a lo largo de la presente serie). Ni que, cada vez más bajo la protectora sombra papal, sigan tramando los próximos pasos que decidirán el destino del mundo.

La Visita (I): Para qué fue B16 a Estados Unidos

COMENTARIO A LA EPISTOLA A FILEMON

COMENTARIO A LA EPISTOLA A FILEMÓN

Por Juan Calvino

1. Pablo, prisionero de Jesucristo, y el hermano Timoteo, al amado Filemón, colaborador nuestro,
2. y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa:
3. Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
4. Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de ti en mis oraciones,
5. porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos;
6. Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.
7. Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, oh hermano, han sido confortados los corazones de los santos.

La singular elevación del pensamiento de Pablo, aunque pudiera considerarse de mayor provecho en sus otros escritos que tratan de asuntos de más importancia, es confirmada también en esta epístola, en la cual, entretanto que se ocupa de un asunto bajo y sin importancia, se eleva a Dios con su acostumbrada exaltación. Devolviendo un esclavo y ladrón fugitivo, pide perdón para él. Pero al abogar por esta causa, Pablo diserta sobre la indulgencia cristiana con tal habilidad, que parece hablar acerca de los intereses de toda la Iglesia más bien que de los asuntos particulares de un individuo. En favor de un hombre de la más baja condición, él se comporta tan modesta y humildemente, que en ninguna otra parte se describe en forma tan viva la docilidad de su temperamento.

1. Prisionero de Jesucristo. Con el mismo sentido con que en otra parte se llama a sí mismo apóstol de Cristo, o ministro de Cristo, él ahora se autodenomina “prisionero de Cristo”; porque las cadenas con que fue atado por causa del Evangelio, eran los adornos o insignias de esa embajada que él desempeñaba para Cristo. Por consiguiente, las menciona con el fin de afirmar su autoridad; no porque tuviera miedo de ser despreciado (porque Filemón indudablemente sentía grande estima y reverencia hacia él, y no tenía necesidad de asumir ningún título), sino porque iba a abogar por la causa de un esclavo fugitivo, y la parte principal de ella era una súplica de perdón.

Al amado Filemón, colaborador nuestro. Es probable que Filemón haya pertenecido al orden de pastores; porque el título con que lo honra, al llamarlo colaborador nuestro, es un título que no acostumbra a otorgar a un individuo en particular.

2. Y a Arquipo nuestro compañero de milicia. A continuación menciona a Arquipo, que también parece haber sido un ministro de la Iglesia; o quizá sea éste la misma persona que menciona hacia el fin de la Epístola a los Colosenses (4:17), lo cual no es de dudarse; porque la designación “compañero de milicia”, que Pablo da a este último individuo, corresponde peculiarmente a los ministros. La condición de soldado pertenece a todos los cristianos en general, pero como los maestros deben ser considerados como portaestandartes en la milicia, como tales deben estar más dispuestos que otros a combatir, y por consiguiente, Satanás les causa mayor molestia. Es posible también, que Arquipo haya ayudado a Pablo en algunas de sus luchas; y ciertamente ésta es la palabra que Pablo emplea siempre que menciona sus persecuciones.

Y a la iglesia que está en tu casa. Mediante el uso de estos términos, confiere la más grande alabanza a la familia de Filemón. Y ciertamente, no es una alabanza pequeña para el amo de una casa que modera a su familia en tal forma como si fuera una imagen de la Iglesia, y para desempeñar también el deber de un pastor dentro de los muros de su casa. Debemos mencionar el hecho de que la esposa de este buen hombre tenía igual testimonio; porque ella también, no sin buena razón, es alabada por Pablo.

4. Doy gracias a mi Dios. También merece atención el hecho de que Pablo, al mismo tiempo, ore por aquello por lo cual “da gracias”. Aun los más perfectos, entretanto que vivan en el mundo, jamás tendrán tan buenos motivos de felicitación como para no necesitar de la oración, para que Dios les conceda, no sólo perseverar hasta el fin, sino también progresar cada día.

5. Porque oigo del amor y de la fe. Este encomio que Pablo hace de Filemón, incluye brevemente toda la perfección de un cristiano. Ésta consiste en dos partes: fe en Cristo y amor para nuestros semejantes; porque 3 estas dos cosas se relacionan todos los actos y obligaciones de nuestra vida. Se dice que la fe es en Cristo, porque Él es el objeto de la fe; del mismo modo que sólo por Él y no por otro, el Padre puede ser conocido, y sólo en Él podemos encontrar aquellas bendiciones que la fe busca.

Y para con todos los santos. Pablo no limita así este amor sólo para los santos, como si no hubiera amor para los demás; porque, ya que la doctrina del amor es: “que no despreciemos nuestra carne” (Is. 58:7), y que debemos honrar la imagen de Dios que está esculpida en nuestra naturaleza, indudablemente el amor tiene que abarcar a toda la humanidad. Pero como los de la familia de la fe están unidos a nosotros por un vínculo más estrecho, y puesto que Dios particularmente nos lo recomienda, por esta razón ellos tienen que ocupar el primer lugar en nuestro corazón.

El arreglo del pasaje es un tanto confuso; pero no hay oscuridad en el significado, excepto que es dudoso que el adverbio siempre (en el v. 4) esté relacionado con la primera cláusula: “Doy gracias a Dios siempre”, o con la segunda: “haciendo siempre mención de ti en mis oraciones”. El significado puede esclarecerse así: siempre que el Apóstol hacía oración por Filemón, entretejía la plegaria con la acción de gracias, porque la piedad de Filemón proporcionaba ocasión para regocijarse; porque nosotros frecuentemente oramos por aquellos en quienes no se encuentra otra cosa sino motivos de angustia y lágrimas. Sin embargo, la segunda forma de explicarlo es la preferida generalmente: que Pablo “da gracias por Filemón, y siempre lo menciona en sus oraciones”. Que mis lectores se consideren con plena libertad para juzgar por sí mismos; mas yo, por mi parte, pienso que lo primero es lo más apropiado.

En el resto del pasaje hay una inversión del orden natural; porque, después de haber hablado de “amor” y “fe”, Pablo añade: “hacia el Señor Jesús y para con los santos”, mientras que, por otra parte, el contraste demandaría que “Cristo” fuese colocado en la segunda parte de la cláusula como el objeto (Algunas veces se me ha ocurrido que lo intrincado de este pasaje puede eliminarse, primero, por la transposición sugerida por Calvino, y, en seguida, transponiendo el versículo 5 al lugar del cuarto. “Oyendo de tu amor para con todos los santos y de tu fe que tienes en el Señor Jesús, yo doy gracias a mi Dios, haciendo mención de ti siempre en mis oraciones, para que la participación de tu fe sea eficaz por Cristo Jesús. (N. del E.), de nuestra fe.
6. Para que la participación de tu fe sea eficaz. Esta cláusula es algo oscura; pero trataré de explicarla en tal forma que mis lectores puedan entender algo de lo que Pablo quiso decir. Primero, debe entenderse que el Apóstol no sigue con los encomios a Filemón, sino que, por el contrario, declara aquellas bendiciones por las cuales ora a Dios. Estas palabras no están relacionadas con lo que dijo anteriormente, de que “hace mención de él en sus oraciones” (v 4). ¿Qué bendición pidió, pues, para Filemón? Que su fe, ejercitándose en las buenas obras, demostrara ser cierta, y no inútil. Pablo la llama “la participación de la fe”, porque no permanece inactiva y oculta por dentro, sino que es manifestada a los hombres por efectos reales. Aunque la fe tiene una residencia oculta en el corazón, sin embargo, se comunica a los hombres mediante las buenas obras. Es, pues, como si dijera: “Que tu fe, al comunicarse, pueda demostrar su eficacia en toda cosa buena”.
El conocimiento de todo el bien denota experiencia. Pablo desea que, por sus efectos, la fe demuestre ser efectiva. Esto ocurre, cuando los hombres con quienes conversamos conocen nuestra vida piadosa y santa; y por eso dice: de todo el bien que está en ti; porque todo lo que es bueno en nosotros hace que nuestra fe sea conocida.
Hacia Cristo Jesús. La frase eis Xriston puede significar “por Cristo”. Mas yo, por mi parte, si tuviese libertad, preferiría traducirla con el equivalente de en Xristo “en Cristo”; porque los dones de Dios sólo nos pertenecen, y se quedan con nosotros, cuando somos hechos miembros del cuerpo de Cristo. Sin embargo, ya que las palabras en ti vienen antes, temo que la aspereza de la expresión pueda ofender. Por consiguiente, no me he atrevido a hacer ninguna alteración en las palabras, sino que sólo quise mencionarlo a mis lectores, para que, después de una plena consideración, ellos puedan escoger cualquiera de los dos significados que deseen.

7. Tenemos gran gracia y consolación. Aunque esta variante se encuentra en la mayoría de los manuscritos griegos, sin embargo, yo pienso que debe traducirse gozo; porque, ya que es poca la diferencia entre xarin y xaran, sería fácil equivocarnos en una sencilla letra. Además, Pablo en otras partes emplea la palabra xaran con el sentido de “gozo”; por lo menos aceptemos lo que dice Crisóstomo al respecto. ¿Qué relación hay entre la gracia y la consolación?

En tu amor. Es bastante claro lo que Pablo quiere decir: tiene gran gozo y consolación, porque Filemón impartió ayuda para las necesidades de los piadosos. Fue un amor singular el sentir tanto gozo a causa del beneficio recibido por otro. Además, el Apóstol no habla únicamente de su gozo personal, sino que dice que muchos se regocijaron por la bondad y benevolencia con que Filemón ayudó a los cristianos. Porque por ti han sido confortados los corazones de los santos. “Confortar los corazones” es una expresión empleada por san Pablo para significar el socorro impartido a otros en sus penas, o ayudar a los miserables en tal forma que, teniendo sus mentes apaciguadas, y viéndose libres de todo malestar y pena, encuentren reposo. “Las entrañas” significa los afectos, y anapausis denota tranquilidad; y, por consiguiente, están muy equivocados los que destrozan este pasaje y hacen que se refiera al estómago y a la nutrición del cuerpo.

8. Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene,
9. más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo;
10. te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones,
11. el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil,
12. el cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo.
13. Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio;
14. pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario.

8. Por lo cual, aunque tengo mucha, libertad en Cristo para mandarte lo que conviene. Es decir, “aunque tengo autoridad para poder mandarte justamente, sin embargo, el amor me mueve a suplicarte”.

9. Siendo como soy. Pablo reclama el derecho de mandar por dos razones: por ser un anciano y por ser prisionero de Cristo. Él dice que por el afecto que le tiene a Filemón, prefiere más bien rogar, porque nosotros interponemos autoridad al ordenar aquellas cosas que queremos obtener por fuerza aun de los renuentes, pero no hay necesidad de ordenar a los que voluntariamente obedecen. Y ya que los que están dispuestos por voluntad propia a cumplir su obligación escuchan de más buena gana una súplica mansa que un mandato, con sobrada razón Pablo “suplica” al tratarse de un hombre dispuesto a obedecer. Con su ejemplo él demuestra que los pastores deben esforzarse por atraer discípulos usando de ternura y no de la fuerza; y ciertamente, cuando, por condescender a una súplica, él renuncia a sus derechos, esto tiene mayor poder para obtener su deseo que si hubiera dado una orden. Además, no reclama nada para sí, sino en Cristo, es decir, por causa del ministerio que había recibido de Él; porque Pablo no enseña que aquellos a quienes Cristo ha designado apóstoles estén desprovistos de autoridad.
Lo que conviene. Al añadir esto, Pablo quiere decir que los maestros no tienen poder de actuar como ellos quieran, sino que su autoridad está confinada dentro de estos límites: que no ordenen sino aquello “que sea conveniente”, y, en otros aspectos, que sea también consistente con el deber de cada individuo. Con esto (como dije antes), se recuerda a los pastores que los corazones de su pueblo deben ser tratados con toda la amabilidad posible, donde quiera que este método pueda ser más ventajoso, pero siempre y cuando que quienes son tan gentilmente tratados sepan que no se les exige más de lo que deben hacer.

La designación “anciano” no denota aquí edad, sino oficio. Él se autodenomina apóstol por esta razón de que la persona con quien tiene que tratar, y con quien habla familiarmente, es un compañero en el ministerio de la Palabra.

10. Te ruego por mi hijo. Puesto que ordinariamente se concede menos importancia a las súplicas que no tienen como base una causa de justa recomendación, Pablo demuestra que Onésimo está tan íntimamente ligado a él como para proporcionar una buena razón para suplicar en favor suyo. Es de importancia aquí considerar cuan profunda es su condescendencia, al dar el nombre de “hijo” a un esclavo, tránsfuga y ladrón.

Cuando Pablo afirma que Onésimo ha sido engendrado por él, debemos entender que el engendramiento se logró debido a su ministerio, y no a su poder. Renovar el alma de una persona y formarla de nuevo a la imagen de Dios no es obra humana, y es de esta regeneración espiritual de lo que él habla ahora. Mas como el alma es regenerada por fe, y “la fe es por el oír” (Rom. 10:17), por este motivo el que imparte la doctrina ocupa el lugar de padre. Además, ya que la Palabra de Dios predicada por el hombre es la simiente de la vida eterna, no tenemos por qué sorprendernos de que aquel de cuya boca recibimos esa semilla sea llamado padre. No obstante, al mismo tiempo, debemos creer que, mientras que el ministerio de un individuo es eficaz para regenerar el alma, con todo, estrictamente hablando, es Dios mismo quien regenera por el poder de su Espíritu. Estas formas de expresión no implican, pues, ninguna oposición entre Dios y el hombre, sino sólo demuestran lo que Dios hace por medio de los nombres. Cuando afirma que lo engendró en sus prisiones, esta circunstancia añade peso a la recomendación.

12. Recíbele como a mí mismo. Nada pudo haber sido más eficaz para apaciguar la ira de Filemón; porque si hubiera rehusado perdonar a su esclavo, hubiera sido cruel para con el propio Pablo. Esta extraordinaria bondad manifestada por Pablo, demuestra que él no vaciló en recibir, como si fuera dentro de su propia alma, a un esclavo despreciable, ladrón y tránsfuga, y no sólo en recibirlo, sino en defenderlo de la indignación de su amo. Y, ciertamente, si la conversión de un individuo a Dios fuese estimada por nosotros, y apreciada en su justo valor, nosotros también, en la misma forma, acogeríamos a aquellos que dieran evidencias de que verdadera y sinceramente se han arrepentido.

13. Yo quisiera retenerle conmigo. Éste es otro argumento con el fin de apaciguar a Filemón: que Pablo le devuelve el esclavo, de cuyos servicios, por otra parte, él tenía mucha necesidad. Hubiera sido sumamente cruel despreciar tan grandes muestras de afecto manifestadas por Pablo. Indirectamente también da a entender que de otro modo será una satisfacción para él ver que Onésimo le sea devuelto en vez de quedarse, para que lo traten duramente en casa de su amo.

Para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio. Pablo ahora menciona otras circunstancias: primero, Onésimo ocupará el lugar de su amo, ejecutando este servicio; segundo, Pablo mismo, por modestia, no quería despojar a Filemón de su derecho; y, tercero, Filemón recibiría más aplauso si, después de serle devuelto su esclavo, él voluntaria y generosamente lo devolvía. De esta última consideración inferimos que debemos ayudar a los mártires de Cristo, en todas las formas que podamos, mientras ellos laboran por el testimonio del Evangelio; porque si creemos que el exilio, el encarcelamiento, los azotes, los golpes, y la confiscación violenta de nuestra propiedad son parte de la persecución por causa del Evangelio, como Pablo lo afirma, quienquiera que rehúse soportarlos se separa a sí mismo de Cristo. Indudablemente la defensa del Evangelio pertenece a todos por igual. Por consiguiente, aquel que soporta la persecución por causa del Evangelio, no debe ser considerado como un individuo en particular, sino como uno que públicamente representa a toda la Iglesia. De aquí se concluye, que todos los creyentes deben unirse para cuidar de ella, para que ellos no permitan que el Evangelio, como ocurre frecuentemente, sea defendido solamente en la persona de un solo individuo.

14. Para que tu favor no fuese como de necesidad. Esto se deriva de la regla general de que ningún sacrificio es aceptable a Dios sino aquellos que le son ofrecidos voluntariamente. Pablo habla de dar limosnas en la misma forma (2 Cor. 9:7). To agathon se usa aquí para “actos de bondad”, y la buena voluntad es contrapuesta a la coacción, cuando no hay otra oportunidad para poner a prueba un acto generoso y espontáneo de la voluntad; porque ese deber que se ejecuta generosamente, y no por la obligación impuesta por otros, es digno de toda la alabanza. Es digno de observarse también, que Pablo, entretanto que reconoce que Onésimo era culpable del pasado, afirma que ahora ha cambiado; y para que Filemón no abrigue ninguna duda de que su esclavo regresa a él con una nueva disposición y conducta diferente, Pablo dice que está bien convencido de su arrepentimiento por conocimiento personal.

15. Porque quizás para esto se apartó de ti por un poco de tiempo, para que le recibieses para siempre;
16. no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.
17. Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo.
18. Y si en algo te dañó, o te debe, ponió a mi cuenta.
19. Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré; por no decirte que aun tú mismo te me debes también.

15. Porque quizás para, esto se apartó. Si estamos enojados por las ofensas que cometen los hombres, nuestra mente debe tranquilizarse, cuando nos damos cuenta de que esas cosas que se hicieron con malicia han sido tornadas hacia un fin diferente por el propósito de Dios. Un resultado gozoso puede ser considerado como el remedio para muchos males, el cual nos es presentado por la mano de Dios para borrar nuestras ofensas. Así José, cuando toma en consideración lo que la maravillosa providencia de Dios realizó cuando, a pesar de que fue vendido como esclavo, no obstante fue elevado a ese alto rango desde el cual él podía proveer alimento para sus hermanos y su padre, olvida la traición y crueldad de sus hermanos, y dice que fue enviado allí por causa de ellos (Gn. 45:5).

Pablo, pues, recuerda a Filemón que no debe ofenderse tanto por la huida de su esclavo, porque fue la causa de un beneficio que no debe deplorarse. Entretanto que Onésimo era esencialmente un tránsfuga, aunque Filemón lo tuviera en su casa realmente no lo disfrutaba como su propiedad; porque era perverso e infiel, y no le era de verdadero provecho. Pablo dice, pues, que fue un vagabundo por un poco de tiempo para que, cambiando de lugar, se convirtiera y se hiciese un nuevo hombre. Y prudentemente lo suaviza todo, llamando “partida” a la huida, y añadiendo que sólo fue por un poco de tiempo.

Para que le recibieses para siempre. Finalmente, Pablo contrapone la perpetuidad de la ventaja a la corta duración de la pérdida.

16. Más que esclavo, como hermano amado. Enseguida aduce otra ventaja de la huida, afirmando que ésta no sólo ha corregido a Onésimo y le ha hecho un esclavo útil, sino que también lo ha convertido en un “hermano” de su amo.

Mayormente para mí. Para que el corazón de Onésimo, herido por la ofensa todavía reciente, no vacilara en admitir el nombre fraternal, Pablo, primero que todos, lo reclama como su propio hermano. De aquí infiere que Filemón está mucho más ligado a él, porque ambos tenían el mismo parentesco en el Señor conforme al Espíritu, pero conforme a la carne Onésimo es un miembro de su familia. Aquí contemplamos la extraordinaria modestia de Pablo, que confiere a un indigno esclavo el título de hermano, y no sólo esto sino que le añade el calificativo de hermano amado. Y, ciertamente, seríamos demasiado orgullosos, si nos avergonzáramos de reconocer como nuestros hermanos a aquellos a quienes Dios reconoce como sus hijos.

Pero cuánto más para ti. Con estas palabras Pablo no quiere decir que Filemón tenga una posición más elevada conforme al Espíritu; sino que, “viendo que él es mi hermano en forma muy especial, para ti debe todavía serlo mucho más; porque hay un doble parentesco entre vosotros”.

Debemos sostener como verdad indiscutible que Pablo no responde de manera imprudente o ligera (como muchos lo hacen) por un hombre de quien sabe poco, ni exalta su fe antes de haberla evidenciado en forma segura; y por consiguiente, en la persona de Onésimo se exhibe un ejemplo memorable de arrepentimiento. Nosotros sabemos cuan perversas eran las disposiciones de los esclavos, de modo que escasamente uno entre cien llegaba a ser realmente útil. Tocante a Onésimo, podemos conjeturar por su huida que se había endurecido en la depravación por la larga práctica y por los hábitos. Es, pues, una virtud extraordinaria y admirable abandonar los vicios con los que se corrompió, de modo que el apóstol Pablo pueda verdaderamente declarar que ahora se ha convertido en un hombre nuevo.

De la misma fuente emana una doctrina provechosa: que los elegidos de Dios son algunas veces llevados a la salvación por un método increíble, contrario a la expectación general, por senderos sinuosos, y aun por laberintos. Onésimo vivía en el seno de una familia religiosa y santa, y, siendo arrojado de ella por sus malas acciones, deliberadamente, por decirlo así, se aleja de Dios y de la vida eterna. Con todo Dios, en su providencia secreta, maravillosamente dirije su perniciosa fuga, para que se encuentre con Pablo.
17. Así que, si me tienes por compañero. Aquí Pablo todavía se rebaja más, cediendo su derecho y su honor a un fugitivo, y poniéndolo en su propio lugar, ya que él poco después se ofrecerá como su fiador. Pablo reconoció que sería muy necesario que Onésimo tuviese un amo indulgente y amable, para que la inmoderada severidad no le llevara a la desesperación. Ése es el objetivo que Pablo ansiosamente se propone alcanzar. Y su ejemplo nos enseña con cuánto afecto debemos ayudar a un pecador que nos ha dado pruebas de arrepentimiento. Y si es nuestro deber interceder a favor de otros, para obtener perdón para los que se arrepienten, mucho más nos corresponderá tratarlos con amabilidad y compasión.

18. Y si en algo te dañó. De aquí inferimos que Onésimo también había robado algo de su amo, como era costumbre entre los fugitivos; y sin embargo, Pablo suaviza la criminalidad del acto, añadiendo: o si te debe. No sólo había una obligación entre ambos reconocida por la ley civil, sino que el esclavo se había endeudado con su amo por el mal que le había causado. Tan grande era, pues, la bondad de Pablo, que aun estaba dispuesto a dar una satisfacción por ese crimen.

19. Por no decirte que aún tu mismo te me debes también. Con esta expresión Pablo se proponía describir con cuánta confianza creía obtenerlo; como si dijera: “No hay nada que tú pudieras rehusarme, ni aún tú mismo”. Con el mismo objeto es lo que sigue respecto al alojamiento y otras cosas, como veremos inmediatamente.

Queda por resolver una cosa. ¿Cómo es que Pablo, si no recibía ayuda de las iglesias, y ni siquiera tenía los medios para vivir frugalmente, promete pagar dinero? En medio de tanta pobreza y necesidad, ésta parece ser ciertamente una promesa ridícula; pero es fácil entender que, mediante esta forma de expresión, Pablo suplica a Filemón que no pida nada a su esclavo de lo que le debe. Aunque él no habla irónicamente, con todo, mediante una figura indirecta, le suplica que borre y cancele esa cuenta. El significado es, pues: “No quiero que tengas dificultades con tu esclavo, a menos que tú elijas tenerme como deudor tuyo en su lugar”. Porque inmediatamente añade que Filemón del todo le pertenece; y aquel que reclama a un hombre como de su entera propiedad, no necesita preocuparse por pagar dinero.

20. Si, hermano, tenga yo algún provecho de ti en el Señor; conforta mi corazón en el Señor.
21. Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo.
22. Prepárame también alojamiento; porque espero que por vuestras oraciones os seré concedido.
23. Te saludan Epafras, mi compañero de prisiones por Cristo Jesús,
24. Marcos, Aristarco, Demás y Lucas, mis colaboradores.
25. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.

20. Sí, hermano. Esta afirmación es empleada para aumentar la vehemencia de la exhortación; como si dijera: “Ahora quedará claramente entendido que no ha habido diferencias entre ti y mí, sino que, por el contrario, tú estás sinceramente apegado a mí, y que todo lo que tú tienes está a mi disposición, si tú perdonas las ofensas y acoges de nuevo a aquel que está tan íntimamente ligado a mí”.

Confortará mi corazón en el Señor. Pablo repite de nuevo las mismas formas de expresión que había utilizado previamente. De aquí inferimos que la fe del Evangelio no echa abajo al gobierno civil, ni hace a un lado el poder y la autoridad que los amos tienen sobre los esclavos. Porque Filemón no era un hombre común y corriente, sino un colaborador de Pablo en la viña del Señor; y sin embargo, ese poder sobre un esclavo que la ley permitía, no se suprime aunque se le ruega que lo restaure a su primera condición.

Cuando Pablo aboga tan humildemente a favor de otro, recordamos cuan distantes están del verdadero arrepentimiento, aquellos que obstinadamente justifican sus vicios o que, sin ninguna vergüenza o pruebas de humildad, reconocen ciertamente que han pecado, pero en tal forma como si jamás lo hubieran hecho. Cuando Onésimo vio a tan distinguido apóstol de Cristo suplicar tan intensamente en su favor, sin duda se humilló mucho más, para poder doblegar el corazón de su amo a que tuviese misericordia de él. Con el mismo objeto es la excusa que Pablo ofrece (v, 21) para escribir de manera tan franca, porque sabía que Fiíemón haría más de lo que le había solicitado.

22. Prepárame también alojamiento. Esta confianza debe haber estimulado y movido poderosamente a Fiíemón; y enseguida, le manifiesta la esperanza de sorprenderle con su propia llegada. Aunque no sabemos si Pablo después fue liberado de la prisión, sin embargo, no hay nada de absurdo en esta afirmación, aunque estuviese desilusionado de la esperanza que Pablo abrigaba acerca de la bondad temporal de Dios. Pablo no tenía esperanza firme de su liberación, más de lo que Dios quisiera. Por consiguiente, siempre mantenía su mente en suspenso, hasta que la voluntad de Dios se le revelaba por el resultado.

Porque espero que por vuestras oraciones os seré concedido. Es digno de observarse aquí, que Pablo dice que todo lo que los creyentes obtienen “por sus oraciones” les es “concedido”; porque de aquí inferimos que nuestras oraciones, aunque no son infructuosas, con todo no tienen poder o méritos en sí; porque lo que se les concede es por la libre gracia.

24. Demás. Ésta es la misma persona que después le abandonó, tal como se queja en la Segunda Epístola a Timoteo (4:10). Y si uno de los ayudantes de Pablo, habiéndose aburrido y desanimado, fue atraído y llevado por la vanidad del mundo, que nadie tenga demasiada confianza por haber sido fiel durante un año; sino que, considerando que le queda mucho camino que recorrer para llegar al fin de la jornada, ore a Dios para que le dé firmeza.
Fuente: www.iglesiareformada.com

Brasil: hallan en el mar un importante yacimiento petrolero. Podría ser el tercero más grande del planeta

Periodismo.com – 15.4.2008 10:08

Brasil: hallan en el mar un importante yacimiento petrolero. Podría ser el tercero más grande del planeta

Un importante hallazgo petrolero pone a Brasil a las puertas de convertirse en una potencia en la explotación de crudo.

Lo que podría ser la tercera cuenca más grande del mundo fue hallada frente a las costas de San Pablo y Río de Janeiro. Denominada Pan de Azúcar, esta garantizaría una provisión de 33 mil millones de barriles. “Hacen falta nuevas perforaciones y estudios geológicos para determinar su verdadera dimensión”, aclararon en Petrobras.

“Sería el mayor descubrimiento mundial de los últimos 30 años y el tercer mayor campo del mundo en la actualidad”, se entusiasmó sin embargo el presidente Luiz Inacio Lula Da Silva. La operación del yacimiento corre por cuenta de la petrolera brasileña, pero un 25 por ciento es de Repsol-YPF. Con el barril a 110 dólares, el yacimiento generaría una ganancia cercana a los 3 billones de dólares.

Las acciones de Petrobras se dispararon en los mercados al conocerse la noticia. La cuenca hallada se suma al yacimiento que se encontró el año pasado bajo el lecho del océano Atlántico en Turí, cerca de Santos.

Periodismo.com

Austríaco sospechoso de tener 7 hijos con hija a quien encerró 24 años

AFP – 27.4.2008 19:10

Austríaco sospechoso de tener 7 hijos con hija a quien encerró 24 años

La casa en Amstetten, unos 120 km al oeste de Viena, adonde un hombre de 73 años mantuvo de rehén por 24 años a su hija (42 años), el 27 de abril de 2008

Una austríaca vivió durante casi 24 años como rehén de su padre, con quien presuntamente tuvo siete hijos nacidos en un sótano donde pasó un espeluznante cautiverio al que el domingo no daban crédito los vecinos del pueblo de Amstetten, en el este de Austria.

En un delicado estado psicológico y físico, Elisabeth Fritzl, de 42 años, afirmó a la policía haber estado recluida en el subterráneo desde el 28 de agosto de 1984.

Ese día, su padre, Josef, de 73 años y ahora detenido, le administró al parecer un producto anestésico, la esposó y la encerró en el sótano del inmueble en el que vive.

Oficialmente, Elisabeth había sido dada por desaparecida y hasta se creía que había enviado una carta a sus padres pidiéndoles que cesaran en su empeño de encontrarla. Las autoridades dedujeron que había acabado en manos de alguna secta.

En realidad, soportó décadas de calvario en un sótano, donde su padre “abusaba de ella con frecuencia”, indicó la mujer a la policía.

Según su declaración, tuvo siete hijos de su progenitor. Todos ellos llegaron al mundo en el subterráneo, según su versión.

Se trata presuntamente de tres niños y tres niñas, ahora de entre 5 y 20 años, además de un bebé gemelo que murió un mes después de nacer por falta de cuidados. Su cuerpo pudo ser quemado, señalaron los investigadores, que están a la espera de que las pruebas de ADN confirmen los parentescos.

Al parecer, Josef habría logrado adoptar a tres de los hijos, dos niños y una niña, haciendo creer a su esposa, Rosemarie, y a las autoridades, que habían sido depositados en la puerta de su domicilio, cada uno de ellos con varios años de intervalo.

Todos ellos, de varios meses de edad, aparecieron en la entrada con una carta firmada por Elisabeth en la que aseguraba que no podía encargarse de los pequeños porque ya tenía a otros a los que mantener.

Los niños siguieron una escolaridad normal y vivían en el domicilio de Josef y Rosemarie, mientras su madre permanecía recluida en el sótano junto a sus otros tres hijos, una joven de 19 años, un joven de 18 y un niño de 5.

Aparentemente, el padre se encargaba de alimentarlos mientras que su esposa ignoraba su presencia.

El caso salió a la luz a raíz de la hospitalización a mediados de abril de una joven de 19 años llamada Kerstin, que se encontraba en estado muy grave.

Para diagnosticar la enfermedad que padece Kerstin, hija y nieta del secuestrador, los médicos intentaron en vano ponerse en contacto con la madre, Elisabeth Fritzl.

Como consecuencia de estas pesquisas, el secuestro fue descubierto el sábado por la noche, cuando el padre liberó a los cuatro antes de ser detenido.

Ante la policía, Elisabeth acusó a su progenitor de “crímenes masivos” al tiempo que aseguró que Rosemarie no estaba al corriente de los abusos sexuales de los que fue víctima desde los 11 años.

El domingo por la noche, el padre reveló a la policía el código de la cerradura electrónica del sótano, un espacio angosto que cuenta con varias pequeñas separaciones, un aseo y un televisor.

Los vecinos expresaron el domingo su estupor ante este drama digno de una película de terror.

“Para mí, (el sospechoso) era un hombre viejo de pelo gris que miraba de vez en cuando por la ventana”, explicó una vecina.

La familia “tenía una piscina en el jardín y a menudo oíamos reír” a los tres hijos, explicó otra vecina.

Austria vivió en los últimos años varios casos de secuestros inverosímiles, entre ellos el de la joven Natascha Kampusch, recluida por un hombre durante ocho años en el sótano de una casa de las afueras de Viena, de donde logró escapar, y el de tres niñas secuestradas por su propia madre, con discapacidad psíquica, durante siete años.

http://noticias.ar.msn.com/articulo.aspx?cp-documentid=7022925

Benedicto XVI pide en EEUU “diplomacia paciente” para resolver conflictos

AFP – 16.4.2008 18:09

Benedicto XVI pide en EEUU “diplomacia paciente” para resolver conflictos

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, acompaña al papa Benedicto XVI a su llegada el 15 de abril de 2008 en la base aérea Andrews en Maryland.

El Papa Benedicto XVI pidió el miércoles al presidente estadounidense George W. Bush usar “la diplomacia paciente para resolver los conflictos” respetando los derechos humanos y “una política de inmigración coordinada” con América Latina, en su primera visita a Estados Unidos desde el inicio de su pontificado, hace tres años.

Unos 9.000 invitados -una de las mayores multitudes que haya asistido a un acto oficial en la Casa Blanca- inundó el césped de la residencia presidencial ondeando banderas del Vaticano y Estados Unidos, bajo el grito de “¡viva il papa!” que se mezcló con los himnos de ambos estados y un coro que cantó el “Feliz Cumpleaños” al pontífice, en el día de su 81 aniversario.

“En un mundo en el que algunos ya no creen que podamos distinguir lo verdadero de lo falso, necesitamos su mensaje para rechazar esta dictadura del relativismo y abrazar una cultura de la justicia y la verdad”, dijo Bush, en una ceremonia de recibimiento con gran pompa.

Ninguno de los dos líderes mencionó específicamente áreas sensibles en la relación, como la pena de muerte, la guerra en Irak o los métodos aplicados por la CIA en interrogatorios.

Pero con la guerra en su sexto año y el aumento de la tensión estadounidenses con Irán, el Papa pidió apoyar “los esfuerzos pacientes de diplomacia internacional para resolver conflictos y promover el progreso”.

Al respecto, en un comunicado conjunto, ambos líderes expresaron su esperanza en que se alcance la paz en Medio Oriente y su preocupación por el sufrimiento de la minoría cristiana de Irak.

“Evocaron igualmente la necesidad de luchar contra el terrorismo con los medios apropiados respetando a la persona humana y sus derechos”, indica el comunicado.

Bush y Benedicto XVI dijeron asimismo que esperan la resolución del conflicto israelo-palestino con la creación de un estado palestino independiente conviviendo en paz con Israel.

Además, expresaron “su respaldo mutuo a la soberanía e independencia del Líbano”, que se encuentra en medio de una severa crisis política que Washington atribuye en buena medida a Siria.

Benedicto XVI también respaldó los esfuerzos internacionales para convertir a la ONU en “una voz más efectiva para las legítimas aspiraciones de todos los pueblos del mundo”.

Con las elecciones de noviembre en el horizonte, Bush, en tanto, invocó las enseñanzas del Vaticano que tienen que ver con los planteos de su partido republicano, como la oposición al aborto y la investigación con células madre embrionarias.

“En un mundo en el que algunos tratan la vida como algo que puede descartarse, necesitamos su mensaje de que toda la vida humana es sagrada y de que cada uno de nosotros es deseado, cada uno es amado y cada uno es necesario”, dijo el mandatario.

Bush también mencionó la guerra global contra el terrorismo declarando: “Necesitamos su mensaje de que Dios es amor. Y aceptar este amor es la manera más segura de salvar a los hombres de caer en la enseñanza del fanatismo y el terrorismo”.

Más tarde, tras una reunión en la Oficina Oval, Bush y Benedicto XVI abogaron por “una política de inmigración coordinada” con América Latina, “especialmente su trato humano y el bienestar de sus familiares”.

La gran mayoría de los inmigrantes en Estados Unidos son de origen latinoamericano y católicos.

A bordo del avión que lo condujo a Washington, Benedicto XVI también se había referido el martes al tema más sensible en torno a su visita, al admitir que siente “profunda vergüenza” por los sacerdotes pedófilos involucrados en escándalos en Estados Unidos.

Los escándalos de pedofilia significaron un duro golpe a la autoridad moral de la Iglesia Católica en Estados Unidos, acusada de haber perdido su capacidad de proteger a los niños.

El Papa completará en Nueva York su visita de seis días en Estados Unidos. En esa ciudad pronunciará el viernes un discurso ante las Naciones Unidas y visitará el sitio de los atentados de setiembre de 2001, Ground Zero.

Estados Unidos cuenta con 70 millones de católicos, un cuarto de su población. Benedicto XVI es el segundo papa en visitar la Casa Blanca desde Juan Pablo II, quien fue recibido por Jimmy Carter en 1979, y su visita es la novena de un papa a Estados Unidos.

http://noticias.ar.msn.com/articulo.aspx?cp-documentid=6797545

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.892 seguidores