Apuntes acerca de la Biblia y su interpretación

Apuntes acerca de la Biblia y su interpretación

Plutarco Bonilla, Costa Rica

Apuntes acerca de la Biblia y su interpretación

Observaciones preliminares

Mi posición personal

Permítanme comenzar con algunas afirmaciones de carácter muy personal. Pueden ser objeto de conversación en la segunda parte de esta actividad (o la tercera, si incluimos el desayuno como la primera…).1

Soy cristiano evangélico, y nunca lo he negado. Pero siento que, junto a esta afirmación debe haber una aclaración, para evitar confusiones en el uso de ciertas palabras. Al contrario de otros que se definen a sí mismos de la misma manera, yo no hago ninguna distinción entre «evangélico» y «protestante». Para mí son palabras sinónimas, o cuasi sinónimas, que se diferencian solo en matices que dependen de las respectivas etimologías. Por eso, en mi uso de estas palabras, me defino indistintamente como «evangélico» o como «protestante». Es más, de hecho, y en muchas circunstancias, cuando me preguntan por mi identificación sociorreligiosa prefiero hablar de mí mismo como «protestante», y lo hago por dos razones principales.

En primer lugar, porque nací a la fe y crecí en ella bajo el antiprotestante régimen del General Franco. En lo que a esto respecta, si me permiten jugar con las palabras (que es uno de mis deportes favoritos), habría que decir que el General Franco fue generalmente muy franco). En aquellos días, cuando yo era joven, en algunas ocasiones ciertas personas escupían su saliva en el suelo a nuestro paso y escupían también a nuestra cara la palabra «¡protestante!», pronunciada con una manifiesta carga de religioso desprecio. Cierto, la lejanía de los centros de poder —la capital del país y otros significativos centros urbanos— permitió que gestos como estos y otros aun más violentos no fueran, en las Islas Canarias, tan frecuentes como en otras partes. Pero que los hubo, húbolos.2 Con el pasar del tiempo, siempre en aquellos años, y según los evangélicos íbamos madurando, algunos de nosotros llegamos a la conclusión de que podíamos usar esa misma peyorativa palabra para definirnos a nosotros mismos sin vergüenza alguna. De esa manera, al usarla nosotros, la vaciamos de la carga de desprecio con que otros intentaban enrostrárnosla. Fue algo semejante a lo que ya había pasado con la palabra «metodista», usada en un primer momento con sorna para burlarse de aquel grupo de estudiantes de la Universidad de Oxford que habían decidido, como grupo, vivir una vida disciplinada y metódica. A la larga, ellos asumieron el término como palabra definitoria de sí mismos, y los otros se quedaron a la luna de Valencia.3 Otro tanto ocurrió, en efecto, con el vocablo «cristiano», pues el texto bíblico dice que no fue palabra que los seguidores de Jesús se aplicaron a sí mismos, sino que los otros, los de afuera, les endilgaron4 (Hechos 11.26: «Fue en Antioquía donde por primera vez se les dio a los discípulos el nombre de cristianos»).5 Me pregunto si, al contrario de lo que pasó con el movimiento metodista, no se hizo mal al aceptar el apelativo, especialmente en su forma substantiva («cristianismo»), que convierte lo que era un movimiento («los del Camino») en un «–ismo» entre otros.

En segundo lugar, siento cierta preferencia por la palabra «protestante» —insisto, como definición sociorreligiosa— porque, cada vez más, la palabra «evangélico» está siendo usada por cristianos no protestantes como término de identificación teológica y no meramente eclesiástica, por la referencia directa a su fe en el evangelio. Por supuesto, nos parece, correctamente usada, pues nadie tiene el derecho de pretender el uso monopólico del término.6

Un principio protestante

Uno de los mejor conocidos —o, por lo menos, de los más citados— principios de la Reforma Protestante del siglo 16 es el que se formula con las palabras latinas «sola Scriptura» (la sola Escritura). Volveremos a ello luego. Hay otros principios, bien conocidos unos; no tan bien conocidos otros, que algunos teólogos de nuestro medio, mucho más competentes que yo, han explicado muy bien tanto desde los púlpitos de algunas de nuestras iglesias como por medio de la página «impresa» (en el papel o en la pantalla de la computadora).7

Por lo dicho, considero apropiado dejar establecido, desde el principio, que, como cristiano, mi punto de partida en esta reflexión es la afirmación de que la Biblia es la palabra privilegiada de Dios para el ser humano. Digo «privilegiada» porque la propia Biblia dice que hay otras palabras fuera de ella.8

Hemos de admitir —bueno, al menos, yo admito— que afirmar que la Biblia es la palabra de Dios es hacer una afirmación teológica. Y como afirmación teológica corre siempre el riesgo de convertirse exactamente en eso y en nada más que eso. ¿En qué sentido? En el sentido de que el verdadero valor de una afirmación como esa se hace manifiesto solamente en la manera como tratemos esa Biblia de la que decimos que es palabra de Dios, en la manera como la interpretemos y, muy especialmente, en la manera como la obedezcamos. Es, mutatis mutandis, lo que dice Juan del amor a Dios: «Si alguno dice: “Yo amo a Dios”, y al mismo tiempo odia a su hermano, es un mentiroso» (1 Juan 4.20; es interesante observar que en la segunda parte del mismo versículo, el escritor ya no habla de «odiar», sino de «no amar»).

Sin mencionar nombres, que no vienen al caso, quiero referirme a casos que se han repetido una y otra vez. Un pastor afirma, en tono dogmático, que cree en la palabra de Dios, y reitera que cree en la autoridad de la palabra de Dios para la iglesia. El domingo está en el culto. En el transcurso de este, en doce ocasiones distintas se cantan alabanzas —o supuestas alabanzas— a Dios. Se celebra algún bautismo. Se introducen otros actos como parte del proceso litúrgico. Más de una hora después de comenzado el culto, cuando la mente humana, por su propia naturaleza, ya está pronta a no sostener por mucho tiempo la atención y a desviarla muy fácilmente, el predicador comienza a predicar sobre la palabra de Dios —o, supuestamente, sobre ella—. Pero eso no es lo peor. Lo peor viene luego: el predicador comienza a hablar diciendo algo así como esto: «Hermanos, como ya es tarde, nuestra reflexión de hoy será breve». No se abrevian otros elementos que aparecen en el orden del culto; se abrevia la proclamación de la Palabra.

Lo anterior no es producto de mi imaginación. Ni me lo han contado. Lo he visto. Lo he vivido (quizás debería decir, más bien, que lo he sufrido). No en una iglesia local. En muchas. No en una sino en repetidas ocasiones. (Y hay que acentuar que respecto de este asunto, como dicen en inglés, “one is too many”: una sola vez ya es demasiado). Hay «tiempo» para muchas otras cosas en el culto. No hay mucho tiempo para la exposición de la palabra de Dios. Recuerdo un caso, hace ya años, en mi propia iglesia, cuando se añadieron tantas cosas en el culto dominical, que el pastor se vio en la necesidad de eliminar algunos elementos que estaban en el orden litúrgico impreso que todos teníamos en nuestras manos. ¿Y saben qué eliminó? Pues nada más y nada menos que la lectura del texto bíblico. Frente a todo eso, es entonces cuando me pregunto si las manifestaciones que se hacen de creer en las Escrituras y en su autoridad no son sino retórica demagógica, porque a la gente le gusta escuchar ese tipo de declaraciones.

El aspecto en el que quiero centrar el resto de estas reflexiones es el que tiene que ver con la interpretación de la palabra y con algunas presuposiciones que hay que explicitar. La validez de nuestra afirmación teológica de que la Biblia es la palabra de Dios se muestra también, y principalmente, en la manera como nosotros la tratamos al interpretarla.

Voy a hacer unas pocas afirmaciones y comentarlas. Terminaré con unas observaciones.

…/… Descargar artículo completo en formato pdf

 


 

1Este es texto revisado y aumentado del que fue originalmente presentado, el 26 de marzo del año en curso, en el foro que, para pastores, organiza la Sociedad Bíblica de Costa Rica. Esta actividad comienza con un desayuno, sigue la conferencia de alguna persona invitada y concluye con un diálogo abierto.

2Aunque en lenguaje «suavizado» (en parte por ser de ambiente académico y en parte por la lejanía en el tiempo y el cambio de situación), este hecho se refleja en un artículo escrito para un libro que se publicó en homenaje del colegio, ya desaparecido, donde tuve el privilegio de cursar el bachillerato. El libro se titula El Viera y Clavijo en la memoria, coordinado por Francisco Morales Padrón (Las Palmas de Gran Canaria: Ediciones del Cabildo de Gran Canaria, 2002). En el capítulo «Recuerdos del Viera», escrito por Diego Cambreleng Roca, dice lo siguiente: «Y un curioso personaje que vino del Puerto era Bonilla, del barrio de la Isleta. Plutarco Bonilla era protestante, creo que era evangelista, cosa que en aquella época nos chocaba bastante…» (p. 63). «Aquella época» era 1952. La expresión «cosa que… nos chocaba bastante», escrita cincuenta años después del acontecimiento al que se refiere, resulta elocuente.

3Carlos Wesley se refirió a ese epíteto como el «inofensivo apodo de metodistas», y su hermano Juan lo redefinió con estos términos: «Metodista es quien vive de acuerdo con el método establecido en la Biblia». Véase el artículo «Metodismo», de A. Skevington Wood, en Diccionario de historia de la iglesia (Miami: Editorial Caribe, 1989); p. 718.

4Así leemos en Tácito que el emperador «presentó como reos y castigó con suplicios refinadísimos a los que el vulgo, odiándoles por sus delitos, llamaba crestianos. El autor de esta denominación, Cresto, en tiempos de Tiberio había sido condenado al suplicio por el procurador Poncio Pilato» (Anales XV, 44. Traducción tomada del Diccionario patrístico y de la antigüedad cristiana, dirigido por Angelo di Berardino; tomo II, s. v. «Tácito, Cornelio», [Salamanca: Ediciones Sígueme, 1992]; p. 2056). Tácito veía despectivamente a los cristianos. Para otras posibles interpretaciones del origen de la palabra, véase Joseph A. Fitzmyer, The Acts of the Apostles (en la colección «The Anchor Bible»; New York: Doubleday, 1998); p. 477-478.

5Mientras no se señale otra cosa, las citas bíblicas están tomadas de la traducción Dios habla hoy. Biblia de estudio (DHH).

6Creo que esto último ha sucedido en EUA. Considero que allí, a raíz de discusiones teológicas del pasado, una de los partes en la disputa (los «Protestants») permitieron que les quitaran su definición como «evangélicos», término asumido por la otra parte (los «Evangelicals»).

7Por ejemplo, el Dr. Juan E. Stam. Véase su artículo «Sobre la teología de los reformadores: unas reflexiones». (Charla en la Consulta sobre la Reforma, dada en La Habana y patrocinada por el Consejo de Iglesias de Cuba y el Consejo Latinoamericano de Iglesias, 2002).

8Por ejemplo, en los conocidos textos de Salmos (19: «Los cielos cuentan la gloria de Dios…») y de Romanos (1.18 y siguientes).

FUENTE:http://www.lupaprotestante.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1062&Itemid=1

Anuncios

Religión católica pierde feligresía hispana en EE.UU.

Religión católica pierde feligresía hispana en EE.UU.
Miércoles 16 de Abril de 2008
Estados Unidos

Estados Unidos, (a.m. / NoticiaCristiana.com) La conversión de hispanos a religiones evangélica, pentecostal y carismática es otro de los rompecabezas que enfrenta la Iglesia católica en EE.UU.

Los hispanos residentes en EE.UU. son en su mayoría católicos, sin embargo registran un lento cambio hacia otras creencias, según un estudio del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame.

El porcentaje de comunidad católica latina ha permanecido relativamente estable en los últimos 12 años debido a los altos índices de migración de México, país mayoritariamente católico en Latinoamérica, agregó la investigación elaborada por Gastón Espinoza, Virgilio Elizondo y Jesse Miranda.

Religiones como la evangélica, pentecostal y carismática tienen un rápido crecimiento en seguidores de latinos, dice el estudio “Iglesias hispanas en la vida pública americana”.

En ella se expone que uno de cada cuatro católicos ha tenido una experiencia de “nuevo nacimiento en Jesucristo”, asociado con el protestantismo evangélico pentecostal, y se refieren a un estudio de 1988 del sociólogo y religioso Andrew Greeley.

Greeley advirtió que hasta 600 mil latinos podrían estar desertando de la Iglesia católica cada año, “y si esto continúa, durante los próximos 25 años, la mitad de todos los hispanos americanos no serán católicos”.

Espinoza, Elizondo y Miranda agregan que “si no fuese por el influjo masivo de inmigrantes mayormente
católicos que han llegado a Estados Unidos durante la década pasada, las predicciones de Greeley podrían haber ya ocurrido”.

Reconocen también que el porcentaje de católicos se mantiene alto debido al trabajo de los sacerdotes en las comunidades inmigrantes y a la decisión de la religión católica de participar en la búsqueda de una Reforma Migratoria.

El estudio de Greeley estableció que 70% de todos los latinos en Estados Unidos era católico romano, mientras que el nuevo estudio ubicó la cifra en 70.2%, es decir, 25 millones de hispanos.

Al respecto, el sacerdote Matt Foley, de la Iglesia católica Santa Inés del vecindario mexicano de La Villita, aseguró que no se trata de un cambio hacia otras iglesias, sino de la definición religiosa de quienes creían tenerla.

fUENTE:

http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?click_id=0&id_bol=20080421&idnew=83845

Cantantes cristianos alejados de obras sociales en Colombia

Cantantes cristianos alejados de obras sociales en Colombia
Martes 15 de Abril de 2008
Colombia

Desde hace un tiempo, se viene levantando un “mover” especial concerniente a la posición del pueblo cristiano en Colombia frente a la realidad nacional; pues a pesar de tener figuras internacionales de influencia, reconocidas y amadas por su público, aún no se ve un buen trabajo en aquellos que más lo necesitan.

(NoticiaCristiana.com) En un país azotado por el narcotráfico, la guerrilla, el paramilitarismo, el secuestro, el desplazamiento forzoso y un sinnúmero de formas de violencia, brilla por su ausencia el compromiso y el aporte de los creyentes. Un debate que comienza a gestarse al interior del medio cristiano en el país cafetero.

Es de anotar, que los movimientos de de mayor impacto social en el país cafetero han sido gestados por personas del común. La famosa marcha en contra de las FARC, que se llevó a cabo el pasado del 4 de Febrero, tuvo su origen en la red social Facebook, a cargo de un grupo de jóvenes estudiantes preocupados por la indiferencia del pueblo frente a los secuestrados.

Del mismo modo, el mega-concierto Paz Sin Fronteras, realizado el pasado en la frontera Colombia y Venezuela, con el ánimo de menguar la crisis política entre Ecuador Venezuela y el país cafetero, fue una idea del cantante Juanes.

Como si fuera poco, los documentales periodísticos, que tocan las fibras más profundas de la sociedad son hechos por Pirry La Rota, conocido como uno de los comunicadores más controversiales y crudos de Colombia.

Temas como el consumo de heroína en los jóvenes, las minas antipersona, los niños reclutados por las FARC y la prostitución en las calles de Cartagena, entre otros, han sido parte de las temáticas tratadas por este periodista empírico en sus diferentes programas.

El problema parece haber tocado fondo el pasado fin de semana, en el marco del concierto Otra Oportunidad, un evento que buscaba recaudar finanzas para ayudar a los niños desplazados del suroriente bogotano. Esta noble causa, convocaba bandas de talla internacional como Pescao Vivo y Revolución Estéreo; alternando con otros nuevos ministerios como Neón y Holy Force e Invisible.

De hecho, Invisible, en palabras de “Angelita” su vocalista líder, aprovechó su participación para confrontar al público asistente en torno a la falta de compromiso social en la Iglesia contemporánea. La verdad, se tocó de frente el tema de cómo es doloroso ver a Juanes convocando y sensibilizando, cuando los creyentes se limitan a observar lo que la escena comercial está llevando a cabo.

Exceptuando algunos movimientos esporádicos de Alex Campos, Luís Campos y en su momento Zaga, en la actualidad, se hace difícil ver a los grandes del circuito cristiano en el país cafetero, haciendo algo de verdadera influencia para la sociedad colombiana. Un hecho bastante comentado en diferentes medios de comunicación.

A manera de cierre, cabe destacar la labor de la banda bogotana Pescao Vivo, que continúa siendo la gran embajadora del pueblo cristiano en la escena comercial, realizando presentaciones de todo tipo en pro de diferentes causas, independiente a motivaciones económicas o la cantidad de asistentes que puedan tener al frente.

Por: Germán “Chote” Garavito / Conexión Vital Comunicaciones

Fuente:

http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?click_id=0&id_bol=20080421&idnew=83839

Cristianos expectantes por estreno de “El Príncipe Caspian”

Cristianos expectantes por estreno de “El Príncipe Caspian”
Lunes 21 de Abril de 2008
Colombia

El príncipe Caspian es el segundo libro de la famosa serie Las Crónicas de Narnia, una novela de carácter fantástico escrita para el público infantil por C.S. Lewis.

Colombia, (Agencia Orbita / NoticiaCristiana.com) En pocas semanas, se llevará a cabo el estreno a nivel mundial, de la segunda película de la serie de Las Crónicas de Narnia, una adaptación dirigida por Andrew Adamson, basada en la novela publicada por el apologista cristiano Clive Staples Lewis en 1951.

El príncipe Caspian es el segundo libro de la famosa serie Las Crónicas de Narnia, una novela de carácter fantástico escrita para el público infantil por C.S. Lewis, uno de los autores cristianos de mayor impacto, influencia y trascendencia en el Siglo XX.

Esta interesante historia, es la secuela de El León, la Bruja y el Armario; narra hechos que les sucedieron a los hermanos Pevensie (Peter, Susan, Edmund y Lucy) un año después, en el momento que esperaban el tren para llegar a la escuela y son transportados mágicamente de vuelta a Narnia.

En ella, descubren que han pasado más de mil años “narnianos” desde su última aventura y que muchas cosas han cambiado. Ahora, el enemigo a vencer es el malvado Rey Miraz. un nuevo gobernante tiránico, quien planea invadir el Reino de Narnia y obligar al joven Príncipe Caspian, quien es el legítimo heredero al trono, a escapar.

El Príncipe promete salvar su reino y entra en la batalla con la ayuda de los hermanos Pevensie y de un ejército secreto de faunos, enanos y otros míticos animales que hablan. Una vez más se destaca la magia de la antigua Narnia y el poder de Aslan, el gran león que tipifica de manera metafórica a Jesús, el León de Judáh, en el intento de restablecer la paz y la armonía de Narnia, el país que fuera feliz alguna vez.

La nueva película reúne al equipo creativo original del primer gran éxito cinematográfico, incluyendo al veterano director, guionista y productor Andrew Adamson; los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely; y los productores Mark Johnson y Philip Steuer.

El director Andrew Adamson, en su momento nominado al Premio Oscar por la película Shrek, está de nuevo encabezando la historia que en su primera entrega alcanzó 745 millones de dólares en taquilla y contó con un presupuesto aproximado de 180 millones de dólares.

Entre otras cifras curiosas de El Príncipe Caspian, se encuentran el número total de prendas que se confeccionaron para el reparto principal del filme que corresponde a 1.042. por otro lado, el actor Skandar Keynes, que da vida a Edmund Pevensie, creció 16 centímetros entre las dos películas de la saga.

Por el momento, se preparan a nivel internacional, diferentes lanzamientos exclusivos para Líderes y Pastores cristianos, quienes serán los encargados de motivar, a otros –creyentes y no creyentes– a ver una faceta diferente de la fe, que bien dirigida, permitirá alcanzar a muchas personas que seguramente nunca visitarían una iglesia.

Finalmente, cabe anotar los libros de Las Crónicas de Narnia han sido traducidos a 35 idiomas, vendiendo más de 100 millones de ejemplares hasta la fecha, lo cual hace de ésta, una de las obras infantiles más trascendentales de mundo contemporáneo.

Fuente:

http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?click_id=0&id_bol=20080421&idnew=83849

Pasión en Israel por la Biblia

Pasión en Israel por la Biblia
Lunes 21 de Abril de 2008
Israel

Israel, (LaBibliaWeb / NoticiaCristiana.com) Algunos de los principales escritores seculares del país, desde los más reconocidos internacionalmente, como David Grossman o Meir Shalev, hasta las plumas emergentes, como el polifacético Yair Lapid, han dedicado sus últimos libros a dar vida a algunos personajes bíblicos o a actualizar las lecciones contenidas en el libro de libros. Todo ello desde un prisma crítico y escorado a la izquierda.

En el caso del superventas de Meir Shalev, el interés viene de lejos. En 1985 publicó Bible Now, una colección de ensayos sobre figuras y episodios bíblicos. Ahora prepara una segunda parte, “algo menos política y más literaria”, en la que aborda temas como el amor entre Jacob y Raquel, el casus belli en la Biblia o la influencia de las mujeres en la política del rey David.

Ejercicio cultural
En conversación con este diario, Shalev afirmó: “La Biblia es la más antigua de nuestras fábulas y yo me veo como el eslabón de una larga cadena de escritores que sigue escribiendo en la misma lengua 3.000 años después”.

Escritores laicos como Shalev, Grossman -que acaba de publicar Lion’s Honey, una revisión novelada del mito de Sansón- o Lapid -que disecciona en My Heroes a los patriarcas Abraham y Jacob, los profetas Moisés y Samuel o al monarca Saúl- parten con una ventaja respecto a sus compañeros de profesión criados en el mundo cerrado y dogmático de la Torá. “Para la comunidad ortodoxa la Biblia contiene la palabra de Dios, su divina voluntad y por tanto está cerrada a toda discusión”, explica el profesor de estudios bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Menahem Haran.

En cambio, para Shalev es una fuente abierta a la interpretación y las licencias literarias. “Nosotros aportamos frescura con nuestra perspectiva crítica y podemos contribuir a renovar el interés de la gente joven por estudiar la Biblia”, asegura este intelectual ligado a la izquierda pacifista.

En Europa podría extrañar el interés de la izquierda, a la que pertenecen también Grossman y Lapid, por el arca de las esencias del judaísmo. Pero aquí la Biblia es indisociable a la identidad israelí. Para empezar, el lenguaje bíblico es la base del hebreo moderno, remozado con neologismos y extranjerismos para adaptar un idioma tan viejo como la historia a los usos actuales. Además los mitos y leyendas bíblicos han alimentado la narrativa nacionalista de los líderes sionistas desde los tiempos de Ben Gurion. “La Torá ha servido como testimonio de la existencia en la Antigüedad de una vida nacional judía en la tierra de Israel, como justificación para restablecerla en los tiempos modernos y como prueba de un glorioso pasado y un prometedor futuro”, escribe en uno de sus ensayos la historiadora Anita Shapira.

Un texto actual
En términos prácticos la Biblia se cuela en todos los aspectos de la vida de los israelís. En los colegios públicos, por ejemplo, se estudia desde la infancia hasta la universidad “como parte de nuestra historia y legado nacional”, asegura David Green, editor del suplemento de libros de Haaretz. Las televisiones le dedican programas de debate. Los periódicos la abordan desde columnas semanales firmadas por rabinos o expertos. Y el día de la independencia, jóvenes de todo el mundo compiten en un concurso celebrado en Jerusalén sobre sus conocimientos del libro de libros. Incluso los políticos se atacan a menudo comparando al rival con algún infame personaje de la Torá.

Todos estos factores explican el interés de los lectores por las novelas y ensayos bíblicos, aupados casi sin excepción a la categoría de superventas. Pero este fervor bíblico tiene también sus riesgos. “En lugar de adoptar las valores sociales de nuestros profetas, como el sentido de la justicia o la ayuda a los pobres, hemos explotado los aspectos más peligrosos de su política, como la belicosidad y el dogmatismo, por ejemplo, cuando decimos que esta tierra es solo nuestra porque Dios se la prometió a Abraham”, critica Meir Shalev. En su opinión, los jóvenes israelís deberían aprender la Biblia tal como un griego estudia la Odisea o un italiano se acerca a la obra de Ovidio o Virgilio. “Simplemente es nuestra más antigua tradición literaria”, concluye. [Tomado de El Periódico, Cataluña, España]

Fuente:

http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?click_id=0&id_bol=20080421&idnew=83848

Madres de la secta polígama serán separadas de sus hijos

Madres de la secta polígama serán separadas de sus hijos

Sociedad
Estados Unidos

La jueza de Distrito de Texas Barbara Walther ordenó el viernes que padres e hijos del Yearning for Zion Ranch sometan muestras de ADN para ayudar a desentrañar la compleja madeja de relaciones familiares.

(NoticiaCristiana.com) Las madres adultas a las que se ha permitido permanecer con sus hijos desde que éstos fueran tomados de un secta polígama, serán separadas de los mismos la semana que viene, cuando se terminen las muestras de ADN, dijo ayer un funcionario de bienestar infantil.

La jueza de Distrito de Texas Barbara Walther ordenó el viernes que padres e hijos del Yearning for Zion Ranch sometan muestras de ADN para ayudar a desentrañar la compleja madeja de relaciones familiares que ha confundido a las autoridades desde hace dos semanas, cuando los 416 niños fueron puestos bajo custodia estatal.

El muestreo empezará el lunes y probablemente lleve varios días, dijo Darrell Azar, un portavoZ de los Servicios de Protección Infantil. Los resultados pudieran demorarse más de un mes.

Una vez que se termine el muestreo, la agencia empezará a mudar a los niños del coliseo de San Angelo a otros lugares.

Los funcionarios de bienestar infantil permitieron que la madres que tuvieran niños de 4 años o menos se quedaran con los mismos cuando el estado tomó custodia del resto de los niños del rancho. Ahora, sólo se permitirá a las madres menores de 18 años quedarse con sus hijos cuando se termine el muestreo. La agencia también está tratando de mantener juntos a los hermanos.

”Vamos a hacer estas transiciones tan fáciles como sea posible,” dijo Azar.“Queremos mantenerlos juntos lo más posible para que no se sientan aislados de su cultura, o de las personas que conocen.”

El viernes, la jueza Walther mantuvo la orden de emergencia que le ha dado al Estado la custodia de los niños tras una audiencia de dos días, ocasionalmente caótica, en la que el Estado alegó que las enseñanzas de la Iglesia Fundamentalista de Jesús Cristo de los Santos de los Ultimos Días ponían en peligro a los niños.

En las próximas semanas, se organizarán audiencias individuales para los niños y la jueza determinará si se les traslada a casas adoptivas permanentes o si vuelven con sus padres. Las audiencias finalizan el 5 de junio.

El caso de custodia es uno de los más grandes y complejos de la historia de este país.

Fuente:

http://www.noticiacristiana.com/news/newDetails.php?click_id=0&id_bol=20080421&idnew=83847

LA BIBLIA GUÍA SEGURA

LA BIBLIA GUÍA SEGURA

Un guía es imprescindible cuando caminamos por territorio desconocido y peligroso. Un guía es necesario para el escalador que desconoce los peligros que se esconden bajo la blanca nieve. Un guía es necesario para el explorador que avanza entre la densa espesura de la selva amazónica. Un guía es necesario para el aventurero que se adentra en una gran sima natural. Un guía es necesario para el viajero que atraviesa un gran desierto. Pero, sobre todo, un guía es necesario para el que vive cada día desconociendo lo que puede suceder en el momento siguiente o en los meses o años que vendrán. Necesitamos saber como reaccionar ante cada circunstancia y que decisiones tomar para encauzar bien nuestro futuro. Nuestro tiempo está lleno de mensajes que vienen de todas las procedencias posibles y con todas las intenciones imaginables. Es imprescindible contar con una “clave” para distinguir entre los que interesan y los que perjudican. Cada día de nuestra vida está lleno de opciones que exigen una decisión. No podemos transitar con seguridad por la vida sin tener “un plano” que nos oriente de forma fiable. El salmista que escribió el Salmo 119, una larga oración de un creyente piadoso, descubrió que esas necesidades las llena a la perfección la Palabra de Dios.

“Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino” escribe este joven salmista con muchos problemas en el verso 105. Decimos lo de “joven” porque el autor del salmo se pregunta en el verso 9: “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra” Y más adelante, en el 100 dice: “Más que los viejos he entendido, porque he guardado tus mandamientos”. Y decimos que tenía muchos problemas porque él mismo lo reconoce claramente; por ejemplo, en el verso 25: “Abatida hasta el polvo está mi alma, vivifícame según tu palabra”, o el verso 86: “Sin causa me persiguen; ayúdame”, o el 109: “Mi vida está de contínuo en peligro, mas no me he olvidado de tu ley”. Es, por lo tanto, la persona ideal para contarnos como se enfrenta a la situación. Su poca experiencia unida a sus dificultades, lo hacen muy parecido a cualquiera de nosotros, y su deseo de agradar a Dios, nos anima a seguir adelante.

Cuando dice: “Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino” él atribuye a la Palabra de Dios la capacidad de permitirle ver con claridad sus circunstancias, ya sean próximas o alejadas. La capacidad de echar luz sobre las dudas del presente y sobre las incognitas del porvenir. La capacidad de permitirle ver con su verdadero aspecto lo que sucede y lo que le espera en el futuro. Un poco más adelante, en el verso 130, lo dice de otra forma: “La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples”. Aquí nos aclara que esto de “iluminar” se refiere al entendimiento y que la luz de la Palabra de Dios es tan clara que hasta los de menor inteligencia, “los simples” pueden entender. Siempre hubo, y sigue habiendo, los que pretenden hacernos creer que la Palabra de Dios solo puede entenderse con la ayuda de intérpretes cualificados. Este salmo, la porción más larga de toda la Biblia dedicada al trato personal del creyente con la Palabra de Dios, es el más rotundo y contundente desmentido.

Analicemos el texto, porque no tiene desperdicio. “Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino” El salmista identifica la Palabra de Dios con la luz que ilumina perfectamente el terreno que pisa y a la vez alcanza el resto del camino que tiene que recorrer, permitiéndole conocer igualmente bien lo inmediáto y lo lejano, los detalles del lugar por el que camina y la ruta que ha de seguir en el futuro. Usa para describir el presente y el porvenir dos palabras que no dejan lugar a dudas: “pies” para lo que está al lado, lo inmediáto, las circunstancia de cada día; y “camino” para el futuro, el resto de la vida, lo que aun queda por vivir; porque dice: “Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino”. A nadie se le oculta la importancia de tener claridad para saber, para decidir, para hacer planes. El salmista había encontrado todo esto en la Palabra de Dios, por eso lo proclama. Jesucristo diría siglos más tarde algo muy semejante: “Yo soy la luz del mundo el que me sigue no andará en tinieblas”.

Examinemos ahora estos dos aspectos de la mejor guía que existe, la única absolutamente segura. El primer aspecto tiene que ver con lo cercano, con lo que está al alcance de la vista, con el momento presente. “Lámpara es a mis pies tu palabra”. La guía necesaria para lo inmediáto en un tiempo de gran velocidad e imprevisible, la reacción oportuna para no equivocarse. Nunca se ha vivido tan aprisa, nunca hemos tenido tanta necesidad de tiempo para reflexionar y tanta falta del mismo. Si hubo una época en la historia en que el consejo del salmista era angustiosamente necesario, es la nuestra. A veces necesitaríamos la experiencia de cien vidas para saber reaccionar en un momento. ¡Cuantas veces una reacción equivocada nos hace lamentarnos por largo tiempo! El salmista aprendió que su presente podía ser acertado si llenaba su vida de la Palabra de Dios, por eso dice: “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu Palabra”(v.9) el camino solo se puede limpiar en el presente. Él aprendió a conocer el error gracias a la luz de la Palabra, lo reconoce así: “Consideré mis caminos, y volví mis pies a tus testimonios” (59) “De todo mal camino contuve mis pies para guardar tu palabra” (101) “De tus mandamientos he adquirido inteligencia; por tanto he aborrecido todo camino de mentira” (104).

El segundo aspecto tiene que ver con el resto de nuestra vida, con el camino que todavía resta por conocer, con los imponderables que faltan por enfrentar, con las trampas que puedan aparecer de improviso La perspectiva imprescindible del futuro que permita planear sin hacer “castillos en el aire” ni quedarse corto, también este aspecto es plenamente satisfecho por la Palabra de Dios, por eso el salmista dice “Lámpara es a mis pies tu Palabra y Lumbrera a mi camino”. El salmista ya tiene muy clara su manera de plantearse el futuro: será con la tutela permanente de la Palabra de Dios, porque sabe que es la mejor opción, por eso dice: “Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová”(9) . “Escogí el camino de la verdad”. (30). Es vital saber con certeza que el camino emprendido es el bueno, porque no se puede desandar, es imposible volver atrás, la vida no es como una cinta de vídeo que se puede rebobinar, la vida tiene sentido único. Pero el salmista no solo sabe que el camino que marca la Palabra de Dios es el bueno sino que además es satisfactorio, plenamente satisfactorio, porque él dice también que: “Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que de toda riqueza” (14). Tiene tanta certeza el salmista en la guía de la Palabra de Dios que está decidido a seguirlo hasta el final, asi lo dice en el verso 33: “Enséñame, oh Jehová, el camino de tus estatutos, Y lo guardaré hasta el fin “. En estos tiempos tan inestables es magnífico encontrar una forma de vivir que valga para toda la vida.

Demos gracias a Dios por habernos dado una guía tan perfecta para nuestra vida, que vale lo mismo para lo íntimo, para lo cercano, para lo inmediáto, que para lo lejano, para el porvenir, y además para toda la vida. Saquemos nuestra Biblia del olvido, tenemos un tesoro, miles de tesoros, escondidos en sus páginas. Entreguémonos a su meditación y dejemos que guíe nuestras vidas.


Fuente:http://www.libreriaclc.com/es/pg_41.html

Anteriores Entradas antiguas