SERVI TRINITATIS

Se ha ido sabiendo lo que han dicho los jueces al respecto y la causa llegó a su final. Estos son los datos (Fuente: http://www.contactoradio.com):

Con fecha de 10 de Junio de 2010, el Tribunal de Impugnación Penal (T.I.P.) de la Provincia de La Pampa confirmó el sobreseimiento de los sacerdotes Antonio Martínez y Ricardo Latorre, desligándolos de las acusaciones vertidas contra ellos y dejando clara de forma definitiva su inocencia.
El texto de la resolución judicial del T.I.P. afirma: “…dejar sentado criterio coincidente con lo expresado por el señor Juez de este Tribunal, Gustavo Jensen, al resolver en su oportunidad el recurso de apelación contra la falta de mérito que se le decretara a los imputados Martinez Racionero y Latorre Cañizares”; y que: “el sobreseimiento dictado por la Jueza a-quo (Laura Armagno), adecuadamente fundado en principios constitucionales, se ajusta plenamente a derecho”.
Finalmente: “Resuelve no hacer lugar al Recurso de Impugnación interpuesto por el querellante particular, confirmando en consecuencia la Resolución de sobreseimiento”
Las anteriores resoluciones judiciales a las que aluden los jueces firmantes Rebechi y Fantini son las de la jueza de instrucción de la causa, Laura Armagno, y la del juez del T.I.P., Gustavo Jensen. En sus contenidos aquéllas Resoluciones decían básicamente lo que sigue:
Resolución de FALTA DE MÉRITO (28 de Agosto de 2009)
“Servi Trinitatis es un Instituto Secular perteneciente a la Iglesia Católica habiéndose acreditado en autos que se han efectuado los trámites correspondientes ante la Iglesia Católica y ante el Estado Argentino para así tener su reconocimiento ante las autoridades pertinentes de nuestra nación”.
“Ninguna de las conductas descriptas en la demanda encuadran en la figura de reducción a la servidumbre contenida en el artículo 140 del Código Penal, pero además y fundamentalmente no encuadran en figura delictiva alguna”
“…ningún beneficio económico se acreditó que se haya producido a favor de los sujetos acusados de defraudación”.
“…las formas en que se encuentran formuladas en los distintos párrafos acusatorios implican la no comprensión ni respeto por el constitucional derecho de libertad de culto protegido por el artículo 14 de la Constitución Nacional y de las exigencias contenidas en los artículos 18 y 19 de la Constitución Nacional y Pactos Internacionales que la integran”
“Es por ello que la proveyente ha insistido e insiste en guiar el presente proceso por los carriles constitucionales/legales que el sistema punitivo exige e insiste en reguardar los derechos personales de quienes aparecen como víctimas/ testigos de autos. Debemos alumbrarnos por los principios respetuosos de la libertad personal que contiene la Constitución Nacional para concluir se debe respeta el derecho de las personas a elegir libremente su culto (artículo 14 y 19 de la Constitución Nacional) y que no resulta permitido criminalizar conductas, “blandiendo la espada del derecho penal”, por una mera disidencia con las elecciones religiosas de un grupo, invocando conductas que no son delitos”.
“Establece el artículo 14 de la Constitución Nacional: “todos los habitantes de la nación, gozan de los siguientes derechos, conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio: a saber: …. de profesar libremente su culto”.
CONFIRMACIÓN DE LA FALTA DE MÉRITO (3 de Noviembre de 2009)
“Ha quedado debidamente acreditado en autos que se trata de una orden religiosa que resulta parte integrante de la Iglesia Católica, e incluso ha sido debidamente reconocida y admitida por la máxima autoridad de este Culto dentro de nuestro territorio provincial: el obispo diocesano, como así, que cuenta con la debida autorización operativa expedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de nuestro país”
“Lejos estamos de atribuirle criminosidad a los hechos por los que fueran indagados Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares”
La presente Resolución, además de confirmar de forma contundente la inocencia de los sacerdotes, señala a una de las personas denunciantes (precisamente la que presentaban como “la testigo clave”) como sospechosa de la comisión de varios delitos: estafa y falso testimonio. Dice así la Resolución del Tribunal:
“…prima facie recae sobre Claudia Fuentes una sobrada sospecha de autoría o al menos de complicidad en relación a la supuesta maniobra ilícita que la tuvo como principal protagonista, que no se condice con la testimonial que se le recepcionara.”
Finaliza diciendo: “Resuelve: NO HACER LUGAR A LAS APELACIONES PLANTEADAS, CONFIRMANDO LA RESOLUCIÓN DE FALTA DE MÉRITO”
SOBRESEIMIENTO (28 de Diciembre de 2009)
Confirma lo anterior y añade: “RESUELVO decretar el SOBRESEIMIENTO de Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares (…) con la constancia de que la formación del presente no afecta el buen nombre y honor de que pudieren gozar”.
CONFIRMACIÓN DEL SOBRESEIMIENTO (10 DE Junio de 2010)
Y, finalmente, la Resolución que hoy se da a conocer del T.I.P. pampeano, firmada por los jueces Filinto B. Rebechi y Verónica E. Fantini, con fecha de 10 de Junio de 2010, confirmando el sobreseimiento: “Resuelve no hacer lugar al Recurso de Impugnación interpuesto por el querellante particular confirmando en consecuencia la Resolución de sobreseimiento
Es oportuno recordar, como fuera sobradamente anunciado en diversos medios de comunicación, que los mismos denunciantes presentaron también acusaciones contra estos mismos sacerdotes en los Tribunales Federales. Estas fueron las resoluciones de los Tribunales Federales:
Tribunal Federal de Santa Rosa (10 de Septiembre de 2008)
“RESUELVE: Desestimar la denuncia presentada por los motivos expuestos en los considerandos”
Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca (11 de Junio de 2009)
“SE RESUELVE: Rechazar el recurso, con costas” (a cargo de los denunciantes).
En resumen, de las acusaciones planteadas contra los dos sacerdotes dejan como resultado seis resoluciones judiciales, todas favorables a los sacerdotes: dos en los Tribunales Federales y cuatro en el Juzgado Provincial. Esta última resolución del Tribunal de Impugnación Penal de la Provincia de La Pampa, que confirma el sobreseimiento dictado anteriormente, es la última en esta causa.
Información sobre este grupo religioso y su actividad en Argentina

EL CENTRO CATOLICO SERVI TRINITATIS, DE SANTA ROSA, LA PAMPA

Cómo opera el instituto acusado de “reducción a la servidumbre”

09/06/2008 – Once denunciantes aseguran que allí les “lavan el cerebro” a las internas, laicas consagradas que trabajan pero “deben entregar sus tarjetas de débito, no comer dulces ni frecuentar a sus familias”; Dicen que funciona “como una secta”.


Viernes 23 de mayo. Juez, fiscal, abogado denunciante, policías de ambos sexos de la Brigada de Investigaciones y el obispo de Santa Rosa, La Pampa, se acercan al chalet de la casa O’Higgins 35. El juez había ordenado una inspección ocular a ese lugar donde viven chicas, laicas consagradas. Como católico practicante, el juez estaba preocupado. La denuncia era seria: reducción a la servidumbre, mediante técnicas de lavado de cerebro propias de las sectas, con el poco santo fin de sacarles dinero y bienes. Isabel, una de estas chicas, abre la puerta. Le pide permiso al obispo para hablar. Se lo concede y larga: “Servi Trinitatis es un instituto secular…”. En eso estaba cuando la española que dirige la casa irrumpe: “Qué hacen acá, no puede haber hombres, retírense”. El juez explica la situación. La mujer se planta. “Muéstreme la orden”. El juez cuenta hasta diez y le explica lo absurdo que sería el hecho de firmarse una orden a sí mismo.

-Muéstreme documentos-, insiste la mujer.

-Señora, soy yo el que tendría que pedir los documentos.

Enojada, la mujer se encierra en un cuartito y hace una llamada. Después de cortar, a regañadientes deja avanzar a la Justicia, la Policía y hasta el mismo obispo, que presenció la escena en un segundo plano. La mujer había llamado a España.

En Cuenca, España, se encuentra la sede de Servi Trinitatis, asociación publica de fieles que se debe a una iniciativa del sacerdote diocesano Gratiniano Checa Colmena, más conocido por sus seguidores como padre Grati. El “cenáculo”, como le llaman, de la calle O’Higgins es la casa de las “laicas consagradas”, chicas que trabajan como cualquiera -muchas son docentes- pero que vuelven a la noche a la casa. Si sus movimientos son libres o si actúan con cierto grado de automatismo, con la voluntad minada por sus superiores, es algo que deberán determinar los peritos. No hay en este caso violencia física. Las cadenas, si las hubiera, serían simbólicas. Un caso psicológico.

Las laicas consagradas “se dedican a procurar la santificación del mundo sobre todo desde dentro de él”, se explica en http://servitrinitatis.org. Once denunciantes, entre los que hay chicas que salieron de esa casa, opinan lo contrario: que las aislan del mundo bajo el precepto “ocultar no es mentir”.

El abogado Omar Gebruers es el director de orquesta de la denuncia por “reducción a la servidumbre” contra los curas españoles Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Canizares. Buscó notas variadas entre sus once denunciantes. Un matrimonio que tiene a una hija en España, con votos perpetuos, y a otra que se fue del instituto y ahora está en La Plata. Otro matrimonio, cuya hija está viviendo en “el cenáculo” y hacía meses que no la veían. Cuando la denuncia se hizo pública, la chica les recriminó: “Ahora los va a odiar la sociedad”. Otro matrimonio cuya hija estaba en Cuenca “pero se escapó”. Los padres que representan a su hijo menor de edad, que estuvo internado en el colegio de curas de Santa Rosa. Los padres de otra chica, que está en la casa, también enojada por el escándalo. “¿Qué buscaban? ¿Droga? Nosotras vivimos dignamente”, les dijo. Por último, una chica que salió del instituto, declaró y está bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico.

Hasta el día de la inspección ocular, solo dos hombres habían ingresado al cenáculo, muy bien ubicado en el centro de la ciudad: los dos sacerdotes denunciados. Ambos curas llegaron a Santa Rosa en 1995. El denunciante Gebruers destaca: Servi Trinitatis fue recién aprobado como instituto secular por el Arzobispo de Madrid en junio de 2007. Ellos mandan en la casa desde mucho antes, vinculados a la Acción Católica.

En la casa hay ocho chicas, pero hasta el viernes el juez no sabía quiénes eran. Cuando firmó la orden para impedir que los sacerdotes españoles salieran de la ciudad de Santa Rosa, ante la sospecha de que tenían planeado un viaje, también pidió que “con carácter de urgente” le remitieran un listado con datos y documentos de las chicas. Un aura de misterio rodea a la casa. Un párroco de esta ciudad dijo a Clarín: “Cada vez que pregunté qué hacían, me respondían con evasivas. Hace años que están, pero recién ahora se escucha el nombre Servi Trinitatis”.

Cuando el juez Carlos Flores recibió la denuncia, se sobresaltó. Pensó que era el caso más delicado de su vida. Leyó que a las chicas no las dejan tomar mate ni café, estimulantes, que no se pueden atender con médicos varones, que no pueden pasear por la avenida San Martín, ni tomar dulces. La cafeína levanta, el dulce anima. “Debiles son más manipulables”, sostiene Gebruers, quien apoyó su denuncia con mucho material sobre sectas. Para demostrar que el objetivo de la abstinencia no era religioso, tiene un testigo que cuenta que los curas españoles comían dulces: “Bombones de licor antes de la cena, peras al borgoña de postre”. Después, las consecuencias de los votos de pobreza y obediencia: “El de pobreza implica ceder la tarjeta de débito y su clave”, dice la denuncia. Y el voto de pobreza perpetuo “implica la firma de un testamento a favor del Instituto, cediendo sus bienes actuales o futuros”. Algunos familiares describen la actitud de sus hijas con la palabra “poseída”. Una de ellas les dijo: “La familia no es lo más importante”. Se sospecha que les ordenan no decir nada sobre lo que pasa en el Instituto. Nada sobre las normas, nada sobre las prohibiciones. Denuncian: “Se les prohibe tener demostraciones de afecto personales”.

El clic para muchas fue el caso Claudia. Una chica que ingresó en 1996 y tiempo después comenzó a sufrir diversas enfermedades. De corazón, pulmones, cánceres varios. De cada una se recuperaba “milagrosamente”, dice una carta agregada al expediente, escrita por una ex Servi Trinitatis cuando “se avivó”. Por cada una se pedían colaboraciones de dinero.

Suena el timbre del cenáculo. Abre una chica. Su cara, iluminada con la luz de la calle, contrasta con la oscuridad interior. “La directora de la casa no está, no sé cuándo viene”. Portazo. El cronista habla con tres fuentes que ingresaron el día de la inspección ocular. A una le llamó la atención que el baño no tuviera luz. A otra, la piscina del fondo, que no usan. La tercera la describió así: “No hay fotos personales, ni de familiares, ni posters, como uno espera en una casa donde viven jóvenes. Falta alegría”.

Cuando el padre Antonio escuchó hablar de la denuncia por primera vez, le dijo a sus colaboradores. “Hay mucha mentira y mucha malicia”. No habló con Clarín. El obispo de Santa Rosa, monseñor Rinaldo Fidel Bredice, dedicó unas palabras al enviado del diario, antes de dar misa: “¿Llegó bien con los piquetes? Ya ve, acá está todo tranquilo”. Y remitió al comunicado en el que él expresó su “total confianza” en ambos sacerdotes.

Ahora, ¿es delito no comer dulces o ceder la tarjeta de débito? Pueden ser opciones, si uno está en sus cabales. El juez espera que los psicólogos le aclaren si hubo sometimiento o captación de la voluntad en la causa N° 37.494. El fiscal Carlos Ordas es de los que piensa que lo fundamental es demostrar que ingresaron de manera forzada. Entiende que las primeras pericias deben hacerse sobre aquellas chicas que salieron del instituto para no vulnerar el derecho a la intimidad de las que están en el cenáculo. “Este es un tema delicado, en una comunidad católica como la nuestra”.

Gebruers tiene otra carta en la manga. “Todas las chicas cuando entraron eran menores. Y por la ley de Patria Potestad necesitan autorización de los padres para eso”. Para él no hay dudas que hay un delito contra la libertad individual. Reducción a la servidumbre, con penas de 3 a 15 años de prisión.

Fuente: (CLARIN)

http://www.lavoz901.com.ar/despachos.asp?cod_des=56874&ID_Seccion=50

Argentina: desmienten acusaciones a secta católica.

Hemos recibido la siguiente comunicación que publicamos in extenso y sin haber cambiado ni una coma del texto. Adjuntamos las declaraciones oficiales y agregamos al final una respuesta de ELCHILENO, para información de nuestros lectores.

Estimado Álvaro Rojas Aguayo, director de El Chileno:

Tuve la oportunidad de leer un artículo publicado en su periódico en internet hace ya algunos días. En él se hacían eco de algunas falsedades que había publicado con algo de anterioridad el periódico argentino La Arena.

Se trata del artículo sobre el instituto secular Servi Trinitatis.

El artículo, ya visto únicamente de lejos, y mucho más analizado de cerca, muestra la mentira y capacidad de calumnia a la que un medio periodístico, que debe estar consagrado a la verdad, puede llegar. Y no entro ahora en si este artículo lo escribió algún redactor suyo o la fuente fue el periódico nombrado anteriormente, porque corresponde al que lo publica toda la responsabilidad de lo que en sus páginas se dice y por eso debe analizar y contrastar la información antes de dar la posibilidad de confundir y engañar a los lectores que diariamente leen sus páginas porque confían en usted y en su honradez.

Todo esto se lo digo desde el dolor que me producen estas manipulaciones y como compañera en la profesión peridística. Nuestra labor es hacer brillar la belleza de la verdad, siempre, y es lo que los demás esperan de nosotros.

Por favor, le pediría si en vez de seguir propagando esas calumnias, se podrían ceñir algo más a la realidad. Comparar a un instituto secular de la Iglesia católica, aprobado por el cardenal de Madrid (www.servitrinitatis.org), con Colonia Dignidad; es algo más que vergonzoso y demuestra no tener gran idea de lo que es la vida religiosa en la Iglesia.

Poner la fotografía de Paul Schäffer junto al titular de su noticia ya no tiene nombre y permítame que me ahorre el comentario.

En definitiva, creo que se encuentra en la grave responsabilidad de contar la verdad de este caso y no solamente de hacer eco de unas calumnias inmerecidas. El mal ya está hecho, pues no se puede recoger lo sembrado del corazón de los lectores, pero si en algo se puede paliar, creo que sería digno de estar en su cargo si publicara los nuevos comunicados sobre esta noticia.

Tanto el obispado de Santa Rosa (Argentina) como el de Cuenca (España), así como la propia Institución que está siendo ofendida con las falsas acusaciones, Servi Trinitatis, han emitido sendos comunicados, que para mayor facilidad le adjunto en este correo.

Por favor, que su periódico no vuelva a ser excusa de publicaciones calumniosas, y ojalá que estos comunicados llenen las próximas páginas de su querido El Chileno.

Muchas gracias. Un cordial saludo,

Paloma N.

COMUNICADOS

COMUNICADO DEL OBISPO A LOS MEDIOS, SACERDOTES Y FIELES EN GENERAL

SANTA ROSA, 03 de junio de 2008.-

“El Sr. Obispo de la Diócesis de Santa Rosa, con el total respaldo del Colegio de Consultores, ante las noticias difundidas en los medios de comunicación referentes a la actuación de dos sacerdotes del Instituto Secular Servi Trinitatis en esta Diócesis, comunica a la comunidad en general y a sus fieles en particular que:

Servi Trinitatis es un Instituto Secular de la iglesia Católica, creado conforme a lo establecido en el Derecho Canónico, respetando en este país la reglamentación vigente, tanto por la Secretaría de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, como por las autoridades eclesiásticas.

Esta Institución busca, como todo Instituto Secular, que sus miembros -clérigos y laicos-, aspirando a la perfección de la caridad, procuren la santificación del mundo. Los sacerdotes aludidos actúan de acuerdo con los criterios de la Iglesia y llevan a cabo una buena tarea pastoral, de lo que tantas personas son testigo en nuestra ciudad y en nuestra Diócesis.

Ratifico por tanto en esta instancia, junto con el Colegio de Consultores, mi total confianza en los sacerdotes Antonio Martínez y Ricardo Latorre, y en la Institución Servi Trinitatis, quedando a entera disposición de las autoridades judiciales competentes.”

FIRMA: Mons. Rinaldo Fidel Bredice, Obispo de Santa Rosa, La Pampa

COMUNICADO SERVI TRINITATIS

Ante las noticias difundidas por los medios de comunicación referentes a la actuación de dos sacerdotes miembros del Instituto Secular “Servi Trinitatis” en la Diócesis de Santa Rosa (Argentina), la Secretaría General de este Instituto manifiesta lo siguiente:

“Servi Trinitatis” es un Instituto Secular de la Iglesia Católica, de derecho diocesano, con la sede principal en la Archidiócesis de Madrid.

“Servi Trinitatis” tiene desde el año 1996 una sede en la ciudad de Santa Rosa (Argentina) aprobada por el Sr. Obispon del lugar.

Los sacerdotes Antonio Martínez y Ricardo Latorre, miembros de este Instituto Secular, realizan una labor ejemplar en esta ciudad argentina, donde ocupan cargos de responsabilidad (Vicario General de la Diócesis y Párroco de la Catedral), gozando de la plena confianza del Obispo de aquella Diócesis, así como de los fieles de la misma. Por otro lado, la integridad moral de estos sacerdotes y de sus familias es sobradamente conocida en la ciudad de Cuenca (España) donde gozan de estima y aprecio general.

Ni el Instituto Secular “Servi Trinitatis” ni los citados sacerdotes han recibido, a fecha de hoy, notificación oficial, por parte de la justicia argentina, de las acusaciones publicadas en los medios de comunicación.

El Instituto Secular “Servi Trinitatis” emprenderá, en su caso, las acciones legales pertinentes ante la justicia argentina para defender la inocencia de los dos sacerdotes citados. Igualmente se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales respecto a todos aquellos que hayan lesionado los derechos al honor, la intimidad personal y la propia imagen de los mismos.

A 2 días de junio de 2008.

Fdo.: Juan Manuel Cabezas Cañavate

Secretario General del Instituto Secular “Servi Trinitatis”

COMUNICADO OBISPADO DE CUENC

Con relación a las noticias difundidas en varios medios de comunicación provinciales y regionales relativas a dos sacerdotes conquenses miembros del Instituto Secular “Servi Trinitatis”, que desarrollan su trabajo pastoral en la diócesis de Santa Rosa (Argentina), este Obispado, ante la insistencia con que desde diversas instancias se le viene pidiendo alguna aclaración al respecto, notifica que:

Sobre el asunto en cuestión, este Obispado no dispone de más noticias que las suministradas por las agencias y medios de información.

El Instituto “Servi Trinitatis” es un Instituto Secular de Derecho Diocesano que depende actualmente del Sr. Arzobispo de Madrid, quien lo erigió como tal el 29 de junio de 2007, aprobando contemporáneamente sus Constituciones y Normas de Vida.

Dicho Instituto tuvo su origen en esta diócesis de Cuenca bajo el Pontificado de S.E. Mons. José Guerra Campos (q.e.p.d.); en ella se ha desarrollado y en ella sigue ejerciendo sus actividades apostólicas, con el conocimiento y aprobación de los sucesivos Sres. Obispos. No son pocos los sacerdotes del Instituto “Servi Trinitatis” que han trabajado pastoralmente en esta diócesis a lo largo de estos años, a veces en puestos de relevancia, manifestando siempre espíritu de servicio a la Iglesia diocesana, sentido de responsabilidad y celo apostólico.

Los sacerdotes en cuestión han ocupado y ocupan en la diócesis de Santa Rosa (Argentina) cargos de responsabilidad, en concreto los de Vicario General y Párroco de la Catedral.

Con relación a las noticias publicadas por los distintos medios de comunicación, éstas  ponen de manifiesto un desconocimiento de lo que es la vocación religiosa en la Iglesia.

Director de la Oficina de Prensa

Obispado Cuenca, 2 de junio de 2008

Antonio Fernández Ferrero

Respuesta del Director

Las acusaciones son un hecho jurídico y por lo tanto público. Las personas que se consideran afectadas han presentado querellas que los tribunales deberán dislucidar. Nadie ha puesto en duda la legalidad canónica de la institución puesta en tela de juicio por lo que las declaraciones de los obispos y de la sede central española de la organización no tocan el tema de fondo cual es la acusación concreta de las afectadas, fuera de extender un certificado general y amplio de buena conducta para los acusados. Nosotros simplemente informamos acerca del juicio y las declaraciones de las personas que lo presentaron.

Como quien responde a esta, publicó en Chile un libro sobre la Colonia Dignidad  (Los secretos de la Colonia Dignidad. Editorial Las Noticias. 1989) y conoce profundamente los métodos usados por esa secta pederasta para dominar y reducir a la nada la voluntad de las personas, al leer lo denunciado por las mujeres,le pareció evidente que hay un paralelo en los métodos, ya que son los mismos, con objetivos que pueden ser muy valiosos desde el punto de vista de la fe católica, pero que son métodos que violan los Derechos Humanos fundamentales y que intentan transformar en una relación esclava, algo que comenzó como algo voluntario de parte de las víctimas. Respecto de la foto de Paul Schäffer fue publicada sólo para remarcar los paralelos que hay entre las acusaciones de control de las cuentas, prohibición de comunicación con el exterior, castigos físicos y sicológicos entre la organización española radicada en Argentina y la Colonia Dignidad, también extranjera radicada en Chile y afortunadamente disuelta ya en el país.

Finalmente deseamos señalar que en el seno de la Iglesia Católica conviven organizaciones que usan métodos extremos como el Opus Dei y que existen tendencias extremistas que deben ser denunciadas por los laicos católicos y por los que no lo son, ya que violan derechos fundamentales del hombre. La Iglesia, por mas divina que sea y por mas poseedora de la verdad eterna que se considere, no tiene derecho a violar normas fundamentales de la coexistencia y la existencia de las personas, como no lo tuvo durante la Inquisición.

Atentamente

Alvaro Rojas

Director

http://elchileno.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=310&Itemid=33

La Pampa: prohíben la salida de sacerdotes vinculados a secta católica

Son dos curas españoles que fueron denunciados por reducir a la servidumbre a mujeres, a las que no les permitían acercarse a sus padres.

Agencia Télam

La justicia pampeana prohibió hoy la salida del país a los dos sacerdotes españoles que fueran denunciados de comandar una secta católica, donde supuestamente se reducía a mujeres a servidumbre y se las despojaba de sus propios ingresos, informaron fuentes judiciales.

La causa judicial, que lleva adelante el juez de Instrucción Número 3, Carlos Flores, comenzó tras la denuncia de familiares de jóvenes que estaban internadas en un instituto secular católico de Santa Rosa, por “reducción a la servidumbre y defraudación”.

La denuncia, según lo confirmó el abogado patrocinante de las familias denunciantes, Omar Gebruers involucra a dos curas españoles, Ricardo Latorre Cañizares y Antonio Martínez Racionero, éste muy cercano al obispo de La Pampa, monseñor Adolfo Brédice, quien dijo desconocer que sucedía en el “Instituto Servi Trinitatis”.

Concretamente Gebruers denuncia que existe de parte de los curas una “reducción a la servidumbre” a jóvenes católicas que están internadas en ese instituto, que funciona a pocas cuadras del centro santarroseño, a quienes -según señaló- “se les anula la voluntad, para apropiarse del dinero de sus miembros”.

Sólo médicas. Las jóvenes reclutadas por los curas tienen prohibido atenderse con médicos varones, no pueden acercarse a otras personas a menos de un metro ni abrazarse con sus padres, no pueden caminar por la avenida San Martín para no desear hacer compras y están obligadas a entregar el dinero que ganan.

Once personas, entre familiares de algunas internas y mujeres que habrían sufrido esos padecimientos y lograron salir de la secta son las que formularon la denuncia penal que investiga el juez Flores, quien ahora prohibió a los curas españoles en cuestión, salir del país, hasta que se avance en la investigación y determinen responsabilidades.

La medida judicial también prohibe la salida de dos jóvenes del instituto que estaban próximas a viajar a España, como lo hicieron otras internas.

Los curas pertenecerían a una secta llamada Instituto Servi Tinitatis con sede en Cuenca, España, cuyo director general es llamado padre Grati aunque su verdadero nombre es Gratiniano Checa Colmena, con sedes en Venezuela, Lomas de Zamora y Santa Rosa.

Para ser miembros de ésta secta los aspirantes deben realizar “votos de pobreza, castidad, obediencia y fidelidad al Papa”, al instituto no entran varones ni los padres, sólo los dos curas, no se les permite ingerir alimentos dulces para suprimir la actividad de una feromona que estimula la voluntad y tienen un cronograma de horarios.

No toman té ni café porque son estimulantes, no comen quesos ni yogur porque tienen calcio, sólo consumen fiambres de baja calidad; no pueden hablar de cuestiones personales sólo de religión, no deben realizar compras los domingos por tratarse del “día del señor”, y cuando quieren seguir una carrera superior deben pedir autorización, pero no pueden estudiar fotografía o psicología.

http://www2.lavoz.com.ar/08/06/02/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=208715

La Pampa: Obispo en defensa de secta católica

Por: LA ARENA
Fecha publicación: 04/06/2008

La repercusión mediática de la causa penal sobre la secta produjo ayer una reacción institucional en cadena de la Iglesia Católica. Hasta el Obispado de Cuenca la emprendió contra los medios de prensa.

El obispo Rinaldo Fidel Brédice salió a respaldar fuertemente a los sacerdotes españoles de la Catedral, Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares, acusados judicialmente del delito de reducción a la servidumbre en perjuicio de las internas del instituto secular Servi Trinitatis. A través de una solicitada que se publica en la página 7, Brédice ratificó su ‘total confianza’ en ambos.

Ayer, además, el secretario general de Servi Trinitatis, Juan Manuel Cabezas Cañavate, envió un mail a LA ARENA desde la ciudad española de Cuenca, donde el instituto fue creado en los años ‘80, destacando la ‘labor ejemplar’ de los dos curas. ‘Ellos gozan de la plena confianza del obispo (Brédice), así como de los fieles -indicó-. La integridad moral de estos sacerdotes y de sus familias es sobradamente conocida en Cuenca, donde gozan de estiman y aprecio general’..

El jefe de la Iglesia Católica de La Pampa también expresó, ‘ante las noticias difundidas en los medios de comunicación’, que Servi Trinitatis es ‘un instituto creado conforme a lo establecido en el derecho canónico, respetando en este país la reglamentación vigente, tanto por la Secretaría de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores, como por las autoridades eclesiásticas’.

‘Esta institución busca -agregó Brédice-, como todo instituto secular, que sus miembros, clérigos y laicos, aspiren a la perfección de la caridad y procuren la santificación del mundo. Los (dos) sacerdotes actúan de acuerdo con los criterios de la Iglesia y llevan a cabo una buena tarea pastoral, de la que tantas personas son testigos en nuestra ciudad y nuestra diócesis’.

Por eso el obispo, junto con el Colegio de Consultores’ (un órgano consultivo del Obispado), ratificó su ‘total confianza’ en Martínez y Latorre y en la delegación local del instituto Servi Trinitatis y se puso a ‘entera disposición’ de las autoridades judiciales.

El vicario Antonio y el padre Ricardo fueron denunciados penalmente, a través del abogado Omar Gebruers, por once familiares de internas y ex internas. Ellos dieron detalles de una serie de maltratos y castigos a las que son sometidas, además de las exigencias para entregar los sueldos y los códigos de sus tarjetas. La sede local de S.T., una especie de secta, funciona en una casa de la calle O’Higgins, casi Mitre, y allí viven actualmente ocho mujeres.

El juez que investiga, Carlos Flores, dispuso que el médico forense Martín Ricardo Telleriarte realice una serie de exámenes psiquiátricos y psicológicos a ellas para saber si pudieron o no ser manipuladas, más allá de que sean mayores de edad. Esos resultados serán fundamentales para la definición de la causa por reducción a la servidumbre, una figura penal sancionada con hasta 15 años de prisión. Martínez y Latorre llegaron a Santa Rosa, desde Cuenca, en 1995 y al otro año abrieron el instituto secular.

Los dichos de Brédice en la solicitada se contradicen, en parte, con lo expresado públicamente su vocero, Juan Carlos Cipolla. Este afirmó que el obispo desconocía lo que ocurría en el instituto y agregó que nunca recibió denuncias; ’sino tendría que haber actuado de otra manera’. Pero el vocero del obispo, que hasta ahora no aceptó reportajes, fue refutado por el cura Ricardo Ermesino y por una mujer que pasó por la secta. Ambos aseguraron que el Brédice, y otros sacerdotes, conocían lo que pasaba.

Esta no es la primera vez que el obispo apoya a los curas sospechados. Latorre publicó en mayo de 2000 el libro ‘La cultura de la vida’, con una tirada de 3.000 ejemplares. Brédice colaboró con la impresión y escribió el prólogo. A su vez el censor del libro -una especie de editor- fue el polémico cura de Intendente Alvear, José Miguel Padilla, quien encabeza en la provincia la orden conservadora de los frailes capuchinos recoletos.

Desde España

Paralelamente a la solicitada del Obispado, la Secretaría General de Servi Trinitatis envió ayer a este diario, desde Cuenca, un comunicado de prensa firmado por Cabezas Cañavate, expresando que el instituto secular cuenta con su sede principal en la archidiócesis de Madrid y que desde 1996 funciona en Santa Rosa, con la aprobación del Obispado santarroseño.

Los sacerdotes Antonio Martínez y Ricardo Latorre realizan una labor ejemplar en esa ciudad argentina, donde ocupan cargos de responsabilidad (vicario general de la diócesis y párroco de la Catedral) y gozan de la plena confianza del obispo (…) Ni el instituto Servi Trinitatis, ni los citados sacerdotes han recibido, a hoy, una notificación oficial por parte de la justicia argentina, de las acusaciones publicadas en los medios de comunicación’,señaló Cabezas Cañavate.

El clérigo acotó que ‘Servi Trinitatis emprenderá, en su caso, las acciones legales pertinentes ante la justicia argentina para defender la inocencia de los dos sacerdotes (…) Igualmente se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales respecto a todos aquellos que hayan lesionado los derechos al honor, la intimidad personal y la propia imagen de los mismos’.

Una tercera voz de la Iglesia Católica fue la del Obispado de Cuenca, que también se pronunció sobre el tema a través de otro comunicado firmado por el director de la Oficina de Prensa, Antonio Fernández Ferrero, a raíz de las informaciones publicadas en medios locales y regionales de España.

‘Sobre el asunto en cuestión, este Obispado no dispone de más noticias que las suministradas por las agencias y medios de información (…) El instituto Servi Trinitatis depende actualmente del Arzobispado de Madrid, quien lo erigió como tal el 29 de junio de 2007, aprobando contemporáneamente sus constituciones y normas de vida (…) Tuvo su origen en esta diócesis de Cuenca bajo el pontificado de monseñor José Guerra Campos; en ella se ha desarrollado y en ella sigue ejerciendo sus actividades apostólicas, con el conocimiento y aprobación de los sucesivos obispos’, dijo Fernández Ferrero.

Añadió que ‘no son pocos los sacerdotes que han trabajado pastoralmente en esta diócesis a lo largo de estos años, a veces en puestos de relevancia; manifestando siempre un espíritu de servicio a la iglesia diocesana, sentido de responsabilidad y celo apostólico’.

Finalmente, el Obispado de Cuenca remarcó que ‘los sacerdotes (Martínez y Latorre) han ocupado y ocupan cargos de responsabilidad en la diócesis de Santa Rosa, Argentina, siendo vicario general y párroco de la Catedral, respectivamente (…) Con relación a las noticias publicadas por los distintos medios de comunicación, éstas ponen de manifiesto un desconocimiento de lo que es la vocación religiosa en la Iglesia’.

http://www.blog.argatea.com.ar/2008/06/05/la-pampa-el-obispo-salio-a-defender-a-la-secta-catolica/

domingo, junio 01, 2008

Investigando las acusaciones

“Servi Trinitatis” es un Instituto Secular que surge en Cuenca (España) a principios de la década de los años ochenta del siglo XX.
Es aprobada como Asociación Pública de Fieles por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo D. José Guerra-Campos, titular entonces de la diócesis de Cuenca, en 1988, y como Instituto Secular de derecho diocesano por el Emmo. Sr. Cardenal D. Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid, el 29 de junio de 2007, solemnidad de San Pedro y San Pablo.
La iniciativa surgió de un sacerdote diocesano, Don Gratiniano Checa Colmena, Consiliario Diocesano de la Juventud de Acción Católica de Cuenca, el cual reunió en torno a sí a jóvenes de ambos sexos que deseaban una entrega total de sus vidas a Dios, con el fin de ganar para Cristo a todas las almas, introduciéndose en todos los ámbitos de la sociedad.
Consta «Servi Trinitatis» de dos Ramas, Masculina y Femenina, separadas y autónomas, conservando como punto de unión al Director General, que lo es de ambas ramas.
El Director General es siempre sacerdote. La Rama Masculina consta de sacerdotes y seglares.
Además de la profesión de los tres consejos evangélicos, los miembros de “Servi Trinitatis” hacen un cuarto voto de fidelidad al Santo Padre, el Papa.
“Servi Trinitatis” busca ayudar a sus miembros, clérigos y laicos, a aspirar a la perfección de la caridad y a luchar por conseguir la santificación del mundo, sobre todo desde dentro del mismo (cfr. can. 710).
Además de esto, que es común con todos los Institutos Seculares, «Servi Trinitatis» posee unos fines propios y específicos.
– En primer lugar, suscitar, acoger, formar y acompañar las vocaciones a todo tipo de forma de vida consagrada, tanto secular como religiosa y sacerdotal.
– Un segundo fin lo constituyen las misiones.
– El tercero los niños, desarrollando todas las realidades que sean necesarias para lograr el cuidado espiritual y temporal de los mismos.
– El cuarto el apostolado seglar, especialmente la Acción Católica, por ser tan querida por la Iglesia

- y el quinto el apostolado de los medios de comunicación social.
La Institución tiene secciones aprobadas por los respectivos obispos en un total de cinco diócesis: la Sede Central de Madrid (España); Cuenca (España); Santa Rosa (Argentina), Valencia (Venezuela) y Lomas de Zamora (Argentina).
Además miembros seglares de la Institución, por razones de estudio y de trabajo se hallan presentes en otras diócesis.
A pesar ser una fundación todavía muy reciente, la Rama Masculina cuenta con unos 40 miembros y la Rama Femenina con unos 150.

Publicado por Padre Cristobal

3 comentarios:

Jimena dijo…

de verdad muchas gracias por mostras lo que podría ser la otra campana sobre este tema tan oscuro.
conozco a ambos sacerdotes desde que llegué a la ciudad de santa rosa, hace ya más de 10 años.
jamás dudé de su dedicación real y total a la Iglesia y a Dios.
acompañaron a mi familia en todo el camino que llevamos recorrido y su visita siempre fue bien recibida, y lo seguirá siendo.
espero que todo este tema se aclare pronto, y dejemos solo de creer en gente hostil que no cree en nada ni en nadie más que en sí mismo.

un saludo enorme!

3:47 PM

Miguel dijo…

Estimado padre Cristobal:
En referencia a lo publicado en su blog, quisiera opinar que sus argumentos son, por lo menos patéticos. No intente defender lo indefendible, si bien es cierto que los medios, y especialmente La Arena ha intentando desde muchos años desprestigiar a la Iglesia, no se olvide usted que hay una causa penal, investigada por un juez federal de la Nación. Yo le pregunto: conoce realmente los archivos de la causa?, ha visitado o a conversado con los miembros de este Instituto?. Yo si…
Yo también quiero que se sepa toda la verdad, que se haga justicia, porque también quiero a mi Iglesia de La Pampa.
Entiendo y comparto algunas de sus expresiones en este blog, pero creo que parten de un real desconocimiento (posiblemente causado por sus pocos años en la diócesis) de las cosas que nos engrandecen y también nos hacen mucho daño como fieles seguidores de Cristo. Como usted sabe (porque lo ha estudiado en Eclesiología), la Iglesia es Santa y pecadora a la vez. ¿No será este caso la dimensión pecadora de la Iglesia?
En una familia, cuando un hermano está enfermo, no hay que mentir, ocultar o ignorar, hay que ayudar a resolver la situación porque eso nos une y nos fortalece como familia.
Le agradezco este espacio de comunicación.
“Veritas omnia est”
Miguel

11:45 AM

Padre Cristobal dijo…

GRACIAS POR ESTE COMENTARIO QUE ME LLEGÓ:
“No tengo el gusto de conocerlo, yo soy una chica de 21 años, que si bien prefiero no dar mi nombre, estuve muchos años en el grupo de JACA Catedral. A mi no me invitaron al instituto y, si bien se el motivo y no es de relevancia en esto, muchas de mis amigas mas cercanas entraron. Algunas salieron por si mismas, a otras las separaron y otras siguen en el instituto…
Fuera del conventilleo que obviamente se ha de levantar y como no quiero perderme justificando al diario (que ya bien sabido es en Sta Rosa, que no es un libro de teología y que, cuando pueden, meten púa a nuestra Iglesia), me gustaría que Ud. entendiera proque me siendo inclinada a no responderle, salvo en lo siguiente:
Como hemos visto hace años, mucho se ha hablado de modernizar la Iglesia, cosa con la que estoy en muchas partes en desacuerdo, ya mucho cambió para acercarse a nosotros. Sin embargo, la Iglesia no debe generar miedo, no en este siglo, debemos aprender de los errores del pasado. El papel de la Iglesia en nuestro tiempo debe ser llevar la paz de Dios; debe iluminar y no ocultar; debe alentar la formación académica de sus religiosos; debe permitir el acercamiento al prójimo (y no hablo de romper la “distancia de un metro”, hablo de la capacidad de oír a un hermano que se acerca a nosotros y no apartarnos como si contagiara); debe ser, en una palabra, conciliadora en el mundo que nos toca…”

http://iglesiapampeana.blogspot.com/2008/06/investigando-las-acusaciones.html

Investigan a secta católica que somete a jóvenes pampeanos

Una grave denuncia contra dos curas de la Catedral, por el delito de reducción a la servidumbre, se está investigando en la justicia penal. A ambos se los acusa de pertenecer a una secta católica, llamada Instituto Servi Trinitatis, y de “anularles la voluntad” y “apropiarse del dinero” de sus miembros.
La denuncia fue radicada hace dos semanas en el Juzgado de Instrucción 3, a cargo del juez Carlos Flores, por once personas, entre familiares de algunas internas y mujeres que habrían sufrido esos padecimientos y lograron salir de la secta.
Flores actuó rápidamente, a tal punto que ya ordenó una inspección ocular a la sede del Instituto -ubicada en la primera cuadra de la céntrica calle O’Higgins-, en la que habría participado uno de los sospechosos y hasta el propio obispo de Santa Rosa, Rinaldo Fidel Brédice. La inspección ocular es una medida algo menos extrema que el allanamiento.
Además el juez habría recibido varias declaraciones testimoniales y ordenando otras pruebas, como la designación de un perito psicólogo para que atienda a las víctimas.
Servi Trinitatis es un instituto secular con origen en la ciudad española de Cuenca, cuyo director general es llamado padre Grati, aunque su verdadero nombre es Gratiniano Checa Colmena. La secta sólo tiene sedes en el mundo, Venezuela, Lomas de Zamora y Santa Rosa. Para ser miembro de ella, los aspirantes deben realizar “votos de pobreza, castidad, obediencia y fidelidad al Papa”, aunque la congregación no cuenta con autorización papal, según dice la denunciada.
Los curas denunciados son españoles y llegaron a la Catedral precisamente desde Cuenca. Hace más de una década Servi Trinitatis instaló una residencia para sus miembros mujeres (los pocos varones estarían en otro sitio). Al lugar se lo denomina cenáculo “María Inmaculada” y estaría a cargo de los dos sacerdotes.

Un solo verbo, prohibir.
En la denuncia ingresada al Juzgado 3 pueden leerse los siguientes detalles:
* En el Instituto hay alojados entre ocho y doce jóvenes, de 12 a 32 años y sus padres no pueden ingresar al instituto. Están a cargo de una directora.
* A la casa no ingresan varones, sólo los dos curas, quienes “imparten las normas de convivencia de las internas, juzgan y castigan (a las mujeres) por cuestiones de supuestas inconductas verificadas”.
* A las internas nos les permiten ingerir alimentos dulces -“el motivo sería para suprimir la actividad de una feromona que estimula la voluntad”- y les fijan un cronograma estricto de horarios, que incluye ir al baño al levantarse sólo “por unos minutos”, lavarse los dientes una vez al día y barrer en un determinado horario.
* “En el desayuno no las dejan comer quesos ni yogur (supuestamente porque tienen calcio), sino sólo fiambres de baja calidad. No pueden utilizar condimentos, ni ingerir mate, té y café porque serían estimulantes. No pueden hablar con sus compañeras de cuestiones personales, excepto que estén relacionadas con la religión y el Instituto, y no pueden realizar compras los domingos por tratarse del día del Señor”.
* La mayor parte del día “están ocupadas” con actividades religiosas (meditación, lectura espiritual, misa diaria, visita al Santísimo, etc). “A las que estudian, sólo les quedan para esa actividad 45 minutos diarios, especialmente para impedir que accedan a un nivel superior de educación. Cuando van a comenzar una carrera, deben pedir autorización a sus superiores. No les aceptan actividades como fotografía o psicología”.
* Tampoco son autorizadas a atenderse con médicos o profesionales varones y cuando les recetan medicamentos “deben consultar por teléfono a supuestos médicos de España”, quienes “desautorizan las recetas y las conminan a no utilizar los medicamentos recetados y a curarse sólo con la voluntad de Dios”.
* La mayoría de las chicas -agrega la denuncia- sufre de “trastornos en la alimentación, desnutrición, debilitamiento físico y mental, gastritis, problemas intestinales y estomacales (…) Todas tienen problemas de fobias, desvanecimientos, cefalea, debiendo acudir -en todos los casos de externación- a tratamientos psicológicos y psiquiátricos de por vida.-
* “Tienen prohibido acercarse a cualquier otra persona a una distancia menor a un metro -límite mínimo que evita la actividad del deseo sexual-. No pueden besarse, abrazarse o tocarse con otras personas, incluso con sus padres y familiares directos”.
* Las mujeres deben vestirse con ropas que no resulten llamativas (apenas de dos o tres colores), no deben mostrarle el cuerpo a nadie, no pueden usar relojes, celulares, anillos ni artículos de tocador. Cuando van a la iglesia “deben comenzar a rezar cuando trasponen el umbral de la casa hasta que ingresan al lugar de destino, para evitar pensar en otra cosa. Deben mirar hacia el piso, no mirar a la cara a otras personas, no pueden mirar vidrieras, tienen calles y cuadras prohibidas para el tránsito, por ejemplo la avenida San Martín”.
* “Practican lo que llaman restricción mental: para ello no deben mentir, ya que resulta ser el mayor pecado. Por ejemplo, cuando una de ellas atiende un llamado telefónico en la casa, ante la pregunta ‘si está allí tal persona’, tienen la orden de responder ‘no, aquí no está’. Eso porque dicen que la que está ‘aquí’ es la que atiende y no la otra, por ello, con esta respuesta no estarían mintiendo”.
* Les ordenan no decir nada de su actividad, o pertenencia al Instituto, a sus padres u otras personas. Para ello utilizan las máximas ‘ocultar no es mentir’ o que hay que ‘omitir para no explicar’. Están obligadas a contar todos los datos acerca de sus familias, allegados y terceros con relación a actividades y pensamientos.
* “El voto de pobreza implica ceder en casi todos los casos, a sus superiores, las tarjetas de débito y su clave, de la cuenta en la que depositan sus sueldos y otros ingresos. En varias oportunidades (sus superiores) les piden sumas importantes de dinero, que deben gestionar ante sus padres o familiares. A veces la excusa es la necesidad de adquirir propiedades para instalar nuevos cenáculos; por lo que jamás se sabe el verdadero fin de esos fondos. Otras veces inventan necesidades de otros miembros -generalmente desconocidos- que hipotéticamente deben someterse a intervenciones quirúrgicas costosas, viajes al exterior, estadías. Para ello les piden dinero extra que es entregado a los superiores.
* Los miembros de la secta que viajan a España, a lo del padre Grati, tienen que realizar votos perpetuos. “El voto perpetuo de pobreza implica la firma de un testamento, mediante el cual el miembro testa a favor del Instituto, cediendo todos sus bienes actuales o futuros, con exclusión explícita de las deudas y obligaciones que pudiere tener al tiempo de su fallecimiento”.

Dinero, objeto buscado.
Los denunciantes hablaron en el texto que recibió Flores de que hubo “anulación de la voluntad en el caso de las personas mayores e inexistencia de autorización en el caso de los menores de edad, además de segregación social y ruptura de lazos familiares y sociales”.
Acotaron que “en muchos casos de personas mayores se verificó tal nivel de anulación de la voluntad, que -aún de haber sido manifestada en forma expresa- resulta absolutamente viciada e inexistente Pero mucho más graves resultan los casos de menores, en que se requiere para el acceso a una congregación religiosa, de la voluntad expresa y fehaciente de los padres, siendo que ni siquiera ellos tienen conocimiento de la situación en que se encuentran sus hijos”.
Los familiares de internos hablaron de apropiación fraudulenta de bienes y dinero al indicar que “como en toda organización de este tipo, la actividad desarrollada por sus partícipes tiene un interés (…) En este caso -salvo que hubiere datos que desconocemos- se trataría de un objetivo único, el de apropiarse del dinero fruto del trabajo de las personas reducidas y finalmente de los bienes que obtuvieran o ingresaran a su patrimonio durante toda su vida”.
Concluyeron que “la primera imposición en cumplimiento del voto temporario de pobreza, es la entrega de la tarjeta de débito y número de clave o PIN, correspondientes a la cuenta en las que tienen dinero o ingresan los pagos de los salarios que perciben por sus tareas remuneradas”.

http://www.arena.com.ar/threadla.php?thread=21764&threadSeccion=115

sábado 31 de mayo de 2008

Alerta 21: Esclavas de la Iglesia

Se acaba de descubrir un grupo de jóvenes virtualmente esclavizadas en un internado católico en Santa Rosa, capital de la provincia argentina de La Pampa, según se denuncia en Página/12 hoy. Las reclutadas en esta especie de convento debieron realizar “votos de pobreza, castidad, obediencia y fidelidad al Papa”, pero una vez adentro se encontraron con algo más: prohibición absoluta de ver a hombres o de comer alimentos dulces, un cronograma estricto, y sometimiento a normas dictadas por dos sacerdotes (miembros del Instituto Servi Trinitatis, de origen español) y a los castigos que estos quisieran imponerles.

Como si esto (que legalmente se llama “reducción a la servidumbre”) no fuera suficiente, estas inmundas sanguijuelas clericales las obligaron a ceder sus números de tarjeta de crédito y cuentas bancarias. A las jóvenes les fue anulada su voluntad; están sin excepción psíquica y físicamente dañadas.

No es mi costumbre regodearme en esta clase de episodios, porque son recursos muy fáciles, pero inadecuados. Ataco a la religión porque proclama e impone falsedades, que tienen consecuencias a veces horribles; pero en general no la ataco porque algunos de sus practicantes la usen para cometer maldades. El lavado de cerebro de víctimas inocentes no es patrimonio de la religión, aunque es parte integral de sus formas extremas. Pero esto fue demasiado.

He aquí un ejemplo (y por eso escribo este post) de cómo los sectores “moderados” de una religión pueden servir para cubrir las atrocidades de los fanáticos menos presentables. Hacer votos de pobreza y castidad es una opción radical de vida, una opción lamentable si me preguntan, pero cada cual es libre de hacerla, y finalmente la mayoría de las mujeres “consagradas” hacen algo de sus vidas: enseñan, asisten enfermos como mejor pueden, cultivan una huerta. ¿Qué hay de malo en ello? Una joven se mete a monja: ¿es tan terrible? Vemos monjas todos los días, y no son zombies sin voluntad. Pero sin embargo, este “instituto” reclutaba niñas desde los 12 años de edad para lo mismo que exteriormente propone cualquier convento, para una vida sacrificada pero tranquila, que seguramente debe haberse visto respetable y muy católico; es posible que incluso los padres de las niñas se hayan alegrado del camino elegido por ellas…

En todo convento, en todo seminario, en todo lugar donde una persona reciba una dosis constante de indoctrinación religiosa que la separe de “lo mundano”, ocurre una forma de sometimiento y supresión de la voluntad. ¿Acaso no prometen los “consagrados” seguir la voluntad de “Dios” y olvidar sus propios deseos e impulsos? ¿Dónde está este “Dios”? ¿Qué ponen en lugar de su yo estas personas? Muchos tienen la fortuna de salir de su formación como personas normales; otros, como estas jóvenes, no.

http://alertareligion.blogspot.com/2008/05/alerta-21-esclavas-de-la-iglesia.html

Causa Servi Trinitatis: jóvenes pidieron que no les hagan más pericias psicológicas

sábado, 14 de junio de 2008

08:23 La solicitud ingresó hoy. Por la mañana declaró el cura Ermesino, en calidad de testigo.

Las siete jóvenes que aún permanecen en el instituto católico Servi Trinitatis, orientado por los dos curas católicos que fueron denunciados por supuesta reducción a servidumbre de algunas de las ex residentes, pidieron ayer que no se les siga practicando pericias psicológicas. Y desde las 8.30, y por espacio de dos horas, declaró el cura Ricardo Ermesino, en calidad de testigo.

El jueves, el juez Carlos Flores había rechazado el pedido para sacar a las siete jóvenes que continúan viviendo en comunidad en el cenáculo. Y hoy las jóvenes presentaron un escrito, a través de sus abogados, para que no se les siguiera practicando las pericias psicológicas.

La acusación alcanza al mano derecha del obispo Fidel Brédice. Es el cura de la Catedral de Santa Rosa, Antonio Martínez Racionero, quien conduce con otro sacerdote español, Ricardo Latorre Cañizares, el Instituto Servi Trinitatis.

El magistrado, además del testimonio de Ermesino, recibió en la tarde de hoy la declaración testimonial de una de las chicas que convivieron en la casa de la calle O’Higgins y que luego logró retirarse.

Las declaraciones de Ermesino no trascendieron públicamente. Este párroco, conocido por llevar adelante fundaciones que trabajan con adictos y prostitutas, tomó contacto con familiares de las supuestas víctimas e inicialmente se mostró crítico del obispo Rinaldo Fidel Brédice, quien, según dijo, no podía ignorar el régimen que imperaba en la casa del instituto secular.

Según la denuncia judicial, varias mujeres jóvenes -incluso algunas menores de edad- habrían sido sometidas a una situación de extrema manipulación. En el escrito judicial se puede leer que las internas tienen una dieta estricta que las debilita física y mentalmente; que no pueden hablar entre compañeras de cuestiones personales; que las tienen ocupadas todo el día con meditaciones, lectura espiritual y misa diaria.

Tampoco las dejan dialogar con sus padres o familiares; se les abre la correspondencia; la mayoría está con problemas de fobias, desvanecimientos y cefaleas; tienen prohibido acercarse a cualquier otra persona a una distancia menor a un metro -límite mínimo que evita la actividad del deseo sexual-; no pueden besarse, abrazarse o tocarse con otras personas, incluso con sus padres y familiares directos.

http://200.49.145.30/diariotextual.com//index.php?option=com_content&task=view&id=3208&Itemid=2

LOS CURAS ERAN “ADMIRADORES DE FRANCO”, DIJO

Testimonio clave en la causa de Servi Trinitatis

martes, 10 de junio de 2008
Bombones: mientras a las internas del instituto les hacían tomar un voto de pobreza, una testigo reveló que los curas comían bombones con licor y peras al borgoña de postre. También se conocieron algunas prácticas vinculadas al pedido de dinero a los feligreses.

Una testigo clave ofreció ayer su testimonio ante el juez Carlos Flores, en el que reveló algunos procedimientos de los curas Antonio Martínez y Ricardo Latorre. “Eran admiradores de Franco”, dijo la testigo santarroseña, quien fue expulsada de la Iglesia Catedral por enfrentarse a los curas de Servi Trinitatis.
Aunque parte de los dichos de la testigo ya se conoció en la prensa, ahora la mujer -una reconocida profesional del medio que declaró durante más de 3 horas- ofreció su testimonio ante el juez Flores. Reveló que le pidieron dinero para pagar una indemnización de un despido del instituto, pero que se negó y allí empezaron fuertes presiones.
La mujer que declaró -odontóloga del medio- fue muy cercana a los curas Martínez y Latorre: era encargada de la parroquia de Toay y llegó a ser directora de la radio de la Diócesis de Santa Rosa.
La relación que alcanzó con los curas le permitió conocerlos. Incluso el padre Antonio Martínez le confesó que “gracias a (Francisco) Franco soy sacerdote”.
Servi Trinitatis fue creado en Madrid por el cura español Gratiniano Checa Colmena. En junio de 2007 el arzobispo de Madrid lo autorizó como instituto secular, ya que antes era una asociación de fieles.

Repercusión

En el diario Clarín hubo un informe sobre el escándalo del instituto Servi Trinitatis. Además de lo que trascendió, revela lo ocurrido con una interna, Claudia, un caso que “para muchas fue un clic”.
Es que debido a las diversas enfermedades que padeció “Claudia”, los curas realizaron sucesivas colectas. Padecimientos de “corazón, pulmones y cánceres”. La recuperación de esas enfermedades siempre fue “milagrosa”.
Según fuentes judiciales, el testimonio de la mujer fue “muy completo”. Aportó algunas actitudes de los curas que contradecían el voto de pobreza que regía para las chicas de Servi Trinitatis. Los curas (Martínez y Latorre) comían “bombones de licor antes de la cena, peras al borgoña de postre”. Mientras las chicas tenían prohibición sobre dulces y chocolates.

En la mira

En las últimas horas se produjo una denuncia penal por reducción a la servidumbre contra los curas de la Iglesia Catedral de Santa Rosa, Antonio Martínez (vicario de la Diócesis de Santa Rosa) y Ricardo Latorre.
En la mira está la actividad del instituto secular Servi Trinitatis. Ese instituto tiene una casa en la calle O’Higgins donde algunas chicas llevan una vida consagrada a Dios. Pero siguen siendo laicas, es decir, no son religiosas.
Según una denuncia judicial que presentó el abogado Omar Gebruers, las jóvenes, algunas menores de edad, habrían sido sometidas a una situación de extrema manipulación. En el escrito judicial se puede leer que las internas tienen una dieta estricta que las debilita física y mentalmente; que no pueden hablar entre compañeras de cuestiones personales; que las tienen ocupadas todo el día con meditaciones, lectura espiritual y misa diaria. Tampoco las dejan dialogar con sus padres o familiares; se les abre la correspondencia; la mayoría está con problemas de fobias, desvanecimientos y cefaleas; tienen prohibido acercarse a cualquier otra persona a una distancia menor a un metro -límite mínimo que evita la actividad del deseo sexual-; no pueden besarse, abrazarse o tocarse con otras personas, incluso con sus padres y familiares directos.

http://www.eldiariolp.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=25784&Itemid=30

Grupo de católicos dice que el obispo Brédice cometió “delito” al autorizar al Servi Trinitatis

lunes, 16 de junio de 2008

Solicitaron que la máxima autoridad de la Iglesia en La Pampa declare como imputado. Por el momento, lo hizo en calidad de testigo. Sostienen que no podía desconocer las actividades de la supuesta secta.

Un grupo de católicos acusó al obispo de La Pampa, Rinaldo Fidel Brédice, de ser presuntamente “partícipe necesario” de los delitos de reducción a la servidumbre y defraudación, al haber permitido el funcionamiento en las ciudades de Santa Rosa y de Toay del controvertido Instituto Servi Trinitatis.

Por el momento, el juez Carlos Flores no ha hecho lugar a la petición y el obispo Brédice ha declarado en calidad de testigo y por escrito en la causa que se acusa, principalmente, a dos sacerdotes españoles que están a cargo de esta supuesta secta católica en esta provincia.

No han trascendidos detalles de la declaración del obispo. Pero al menos públicamente hizo una férrea defensa de la actuación de los curas españoles.

El abogado Omar Gebruers –que representa a un grupo de católicos, entre los que se encuentran familiares de actuales residentes en el instituto y ex residentes- dijo hoy a DiarioTextual que el obispo Fidel Brédice sería “partícipe necesario” del delito porque no podía desconocer qué pasaba en el interior de la casa del instituto.

“Sin la participación del obispo, el delito no se hubiera podido cometer. Por eso consideramos que es partícipe necesario y por eso hemos pedido que declare en calidad de indagado”, dijo.

Los dos principales acusados penalmente son Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares, dos curas que no pueden salir de la provincia de La Pampa, según una disposición de la Justicia provincial.

Los dos curas llegaron a La Pampa en 1996 e instalaron inmediatamente una filiar del Servi Trinitatis, un instituto secular fundado en Cuena, España, por Gratiniano Checa Colmena.

Según la denuncia judicial de ex residentes y familiares de actuales integrantes de la organización, en La Pampa unas setenta mujeres jóvenes -incluso algunas menores de edad- habrían sido sometidas a una situación de extrema manipulación y las habrían defraudado económicamente cuando las habrían reclutado para tener una “vida consagrada a Dios” en una casa que funciona en la calle O’Higgins de esta ciudad.

En el escrito judicial se puede leer que las internas tienen una dieta estricta que las debilita física y mentalmente; que no pueden comer yogures y dulces; que no pueden hablar entre compañeras de cuestiones personales; y que las tienen ocupadas todo el día con meditaciones, lectura espiritual y misa diaria.

Tampoco las dejan dialogar con sus padres o familiares; se les abre la correspondencia; la mayoría está con problemas de fobias, desvanecimientos y cefaleas; tienen prohibido acercarse a cualquier otra persona a una distancia menor a un metro -límite mínimo que evita la actividad del deseo sexual-; y no pueden besarse, abrazarse o tocarse con otras personas, incluso con sus padres y familiares directos.

En tanto, las siete jóvenes que aún permanecen en el instituto se están negando a que se les efectúen pericias psicológicas y físicas.

“Hasta el momento, se han sometido a pericias psiquiátricas. Faltan dos pericias, que se resolverán en esta semana”, expresó Gebruers.

http://200.49.145.30/diariotextual.com//index.php?option=com_content&task=view&id=3251&Itemid=2

Tres santarroseños que residen en España dicen que en el Servi Trinitatis “no lavan el cerebro”

martes, 17 de junio de 2008

16:55  Se encuentran en Cuenca. Aseguran que están bien alimentados y que tienen mucho tiempo para estudiar. Defienden a los dos curas acusados y al fundador del grupo.

Tres jóvenes santarroseños que se encuentran residiendo en la sede central del Instituto Servi Trinitatis, en la ciudad española de Cuenca, expresaron hoy que “ni aquí ni allá se lava el cerebro” y defendieron a los dos sacerdotes españoles que en Santa Rosa están siendo acusados penalmente por los presuntos delitos de reducción a la servidumbre y defraudación.

Los jóvenes expresaron –en un comunicado de prensa que fue distribuido desde el email de radio Tres, bajo el nombre del sacerdote Ricardo Latorre Cañizares- que se encuentran estudiando en España en la Casa de Formación Sacerdotal como seminaristas. Diego Gastón Benna (26 años) está en España desde 2003. Y Arturo Miguel Peluffo (26 años) y Miguel Federico Lima (27 años) desde 2004.

Los seminaristas –que dijeron que querían dar su versión por “iniciativa propia”- respaldaron a los sacerdotes Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares. “Han sido los instrumentos de los que Dios se ha servido (mediante su vida ejemplar, oración y consejos) para que nosotros podamos tener la gracia de estar hoy en este Instituto (gracia de un valor incalculable que de ningún modo hemos podido merecer)”, expresaron.

Los seminaristas santarroseños dijeron que están bien alimentados y agradecieron el trato del fundador del instituto, Gratiniano Checa Colmena. “Aquí, realmente, nos tratan muy bien, tanto material como espiritualmente. Vivimos bien alimentados, bien vestidos, con amplio tiempo para el estudio (podemos sacar varias horas al día para ello, además de las clases) y para el apostolado (catequesis, equipos de fútbol parroquiales, convivencias, campamentos, etc.)”, dijeron.

“Ni aquí ni allí te ‘lavan el cerebro’, uno está aquí si quiere y si no quiere se va. Y todo esto sin presiones de ningún tipo”, manifestaron. “A cada uno Dios lo llama para una cosa en particular, lo importante es descubrir qué quiere Dios de uno (y esto se ve sobre todo en la oración)”, dijeron.

Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares son dos curas que no pueden salir de la provincia de La Pampa, según una disposición de la Justicia provincial. Ambos llegaron a La Pampa en 1996 e instalaron inmediatamente una filiar del Servi Trinitatis, un instituto secular fundado en Cuena, España, por Gratiniano Checa Colmena.

Según la denuncia judicial de ex residentes y familiares de actuales integrantes de la organización, en La Pampa unas setenta mujeres jóvenes -incluso algunas menores de edad- habrían sido sometidas a una situación de extrema manipulación y las habrían defraudado económicamente cuando las habrían reclutado para tener una “vida consagrada a Dios” en una casa que funciona en la calle O’Higgins de esta ciudad.

En el escrito judicial se puede leer que las internas tienen una dieta estricta que las debilita física y mentalmente; que no pueden comer yogures y dulces; que no pueden hablar entre compañeras de cuestiones personales; y que las tienen ocupadas todo el día con meditaciones, lectura espiritual y misa diaria.

El comunicado de prensa de los santarroseños, completo, es el siguiente:

Somos tres jóvenes santarroseños pertenecientes al Instituto Secular Servi Trinitatis, que estamos estudiando en España en la Casa de Formación Sacerdotal de dicho Instituto como seminaristas. Nuestros nombres son: Diego Gastón Benna (26 años), Arturo Miguel Peluffo (26 años) y Miguel Federico Lima (27 años). El primero está desde el 2003 y los dos últimos desde el 2004. A raíz de todo lo que se está diciendo y “testimoniando” acerca de Servi Trinitatis hemos tenido el deseo por iniciativa propia de dar nuestro testimonio.

En primer lugar, queremos agradecer de todo corazón a los PP. Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizares porque han sido los instrumentos de los que Dios se ha servido (mediante su vida ejemplar, oración y consejos) para que nosotros podamos tener la gracia de estar hoy en este Instituto (gracia de un valor incalculable que de ningún modo hemos podido merecer). Queremos, también, hacer ver, a quienes les desagrada que siendo españoles estén trabajando en nuestra ciudad, que no es de ningún modo “un punto en contra”, sino que, muy por el contrario, es de alabar que hayan dejado su patria, familia, amigos, conocidos, etc. para venir a trabajar por Dios y por las almas en nuestro querido suelo santarroseño. Deberíamos todos aplaudir tanta generosidad. Ya lo dijo Jesús, Nuestro Señor: «Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno: ahora al presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna.»(Mc 10, 29-30). Es verdad, Jesús, con persecuciones…

Nosotros le damos gracias a Dios con toda el alma por pertenecer a este Instituto. Aquí, realmente, nos tratan muy bien, tanto material como espiritualmente. Vivimos bien alimentados, bien vestidos, con amplio tiempo para el estudio (podemos sacar varias horas al día para ello, además de las clases) y para el apostolado (catequesis, equipos de fútbol parroquiales, convivencias, campamentos, etc.). Ni aquí ni allí te “lavan el cerebro”, uno está aquí si quiere y si no quiere se va. Y todo esto sin presiones de ningún tipo. A cada uno Dios lo llama para una cosa en particular, lo importante es descubrir qué quiere Dios de uno (y esto se ve sobre todo en la oración). Quien quiera conocer qué es Servi Trinitatis puede visitar http://www.servitrinitatis.org.

Para ir acabando, queremos dar gracias a D. Gratiniano Checa Colmena a quien nosotros llamamos familiarmente “D. Grati” (en España, generalmente, a los sacerdotes no se les dice “P. Fulano” sino “D. Fulano”, sobretodo a los sacerdotes mayores). Él ha sido el hombre elegido por Dios para iniciar Servi Trinitatis. Les aseguramos que es un hombre de Dios, un hombre santo. A pesar de sus achaques (tiene 80 años y ha sufrido enfermedades graves con sus secuelas), nos anima con sus palabras, con su buen humor, su sencillez, su inocencia, su cercanía, su amabilidad, su corazón de padre bueno, y , sobretodo, con su entrega total e incondicional a Dios. ¡Gracias D. Grati porque haberle dado su sí incondicional a Dios!

Para terminar queremos hacer la siguiente reflexión: si Dios permite todas las calumnias que están diciendo sobre Servi Trinitatis, toda esta persecución que está sufriendo, es sólo porque sabe sacar bienes de los males y cumplirá su promesa: “Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.” La señal de los verdaderos discípulos de Cristo es la Cruz.

http://200.49.145.30/diariotextual.com//index.php?option=com_content&task=view&id=3265&Itemid=2

SERVI TRINITATIS

SERVI TRINITATIS

 

¿Qué es Servi Trinitatis?

Servi Trinitatis es un Instituto Secular de la Iglesia Católica. Ha sido aprobado, con el previo visto bueno del Vaticano, por el Sr. Cardenal, Arzobispo de Madrid, D. Antonio Mª Rouco Varela, el 29 de junio de 2007 (es, por tanto, de derecho diocesano).

«Servi Trinitatis» es un Instituto Secular que surge en Cuenca (España) a principios de la década de los años ochenta del siglo XX. Es aprobada como Asociación Pública de Fieles por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo D. José Guerra-Campos, titular entonces de la diócesis de Cuenca, en 1988, y como Instituto Secular de derecho diocesano por el Emmo. Sr. Cardenal D. Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid, el 29 de junio de 2007, solemnidad de San Pedro y San Pablo.

La iniciativa surgió de un sacerdote diocesano, Don Gratiniano Checa Colmena, Consiliario Diocesano de la Juventud de Acción Católica de Cuenca, el cual reunió en torno a sí a jóvenes de ambos sexos que deseaban una entrega total de sus vidas a Dios, con el fin de ganar para Cristo a todas las almas, introduciéndose en todos los ámbitos de la sociedad.

Consta «Servi Trinitatis» de dos Ramas, Masculina y Femenina, separadas y autónomas, conservando como punto de unión al Director General, que lo es de ambas ramas. El Director General es siempre sacerdote. La Rama Masculina consta de sacerdotes y seglares.

Además de la profesión de los tres consejos evangélicos, los miembros de «Servi Trinitatis» hacen un cuarto voto de fidelidad al Santo Padre el Papa.

«Servi Trinitatis» busca ayudar a sus miembros, clérigos y laicos, a aspirar a la perfección de la caridad y a luchar por conseguir la santificación del mundo, sobre todo desde dentro del mismo (cfr. can. 710). Además de esto, que es común con todos los Institutos Seculares, «Servi Trinitatis» posee unos fines propios y específicos. En primer lugar, suscitar, acoger, formar y acompañar las vocaciones a todo tipo de forma de vida consagrada, tanto secular como religiosa y sacerdotal. Un segundo fin lo constituyen las misiones; el tercero los niños, desarrollando todas las realidades que sean necesarias para lograr el cuidado espiritual y temporal de los mismos; el cuarto el apostolado seglar, especialmente la Acción Católica, por ser tan querida por la Iglesia; y el quinto el apostolado de los medios de comunicación social.

La Institución tiene secciones aprobadas por los respectivos obispos en un total de cinco diócesis: la Sede Central de Madrid (España); Cuenca (España); Santa Rosa (Argentina), Valencia (Venezuela) y Lomas de Zamora (Argentina). Además miembros seglares de la Institución, por razones de estudio y de trabajo se hallan presentes en otras diócesis.

A pesar ser una fundación todavía muy reciente, la Rama Masculina cuenta con unos 40 miembros y la Rama Femenina con unos 150.

También puede visitar:

Misiones

Lugares en que Servi Trinitatis tiene presencia misionera

Librerías

Con catálogos de libros y posibilidad de realizar pedidos

Publicaciones

Libros publicados por miembros de Servi Trinitatis

Parroquias

Parroquias encargadas a Servi Trinitatis

Casa de formación sacerdotal

Donde se forman los candidatos al sacerdocio de Servi Trinitatis

¿Qué es un Instituto Secular?

Es un instituto de vida consagrada en el que los fieles, viviendo en medio del mundo, buscan alcanzar la perfección en la caridad, y procuran la santificación del mundo especialmente desde dentro del mismo.

¿Tiene alguna particularidad este Instituto Secular?

En efecto, Servi Trinitatis tiene 5 fines específicos:

  • 1) Cualquier tipo de vocación a la vida consagrada.
  • 2) Las misiones.
  • 3) Los niños.
  • 4) El apostolado seglar (sobre todo la Acción Católica).
  • 5) Los mass media.

Además, sus miembros no sólo hacen los acostumbrados tres votos (pobreza, castidad y obediencia) sino que tienen un cuarto voto de fidelidad al Papa.

¿Dónde está establecido?

Tiene su sede central en Pozuelo de Alarcón (Madrid, España), estando establecido también en otros sitios: Cuenca (España), Valencia (Venezuela), Santa Rosa y Lomas de Zamora (Argentina).

Aproximadamente, ¿De cuánto miembros goza?

La rama masculina goza de alrededor de 40 miembros entre seglares y sacerdotes. La rama femenina alrededor de 150.

Enlaces externos

La denuncia contra los sacerdotes españoles del instituto secular Servi Trinitatis que llegó a la justicia destapó mucho más que los manejos poco claros entre las filas de la iglesia católica por parte de algunos miembros. La justicia debe ahora tratar de determinar hasta dónde llega el límite de lo que se entiende por vivir la espiritualidad dentro la iglesia en tiempos borrascosos para las creencias, y hasta dónde algunos métodos se pueden considerar delitos tipificados como abuso y sometimiento, hechos que habrían sufrido las personas que adhirieron a esta secta.

Los de Servi Trinitatis son parte de los sacerdotes que el obispo Rinaldo Fidel Brédice incorporó a la iglesia católica pampeana en los años ’90. En tiempos de crisis para las vocaciones sacerdotales, muchos curas -franciscanos, palotinos, salesianos- dejaron la provincia y a muchas parroquias sin responsable, convocados por sus órdenes que los necesitaban en otros lugares.

Brédice recibió a los sectores que se ofrecieron a venir y acrecentó, según un analista de esa iglesia crítico a la conducción institucional del obispo, con la introducción de estos grupos y sacerdotes, el sesgo conservador en la curia pampeana. Algunos de sus representantes forman parte de los Consultores del obispado entre los que figuran los miembros de la Servis Trinitatis, el ‘capuchino recoleto’ José Miguel Padilla y Carlos Cipolla, y ayudan a tomar las decisiones con respecto a la diócesis.

El brazo de la derecha

Entre los que llegaron en los ’90 están los responsables de la Servi Trinitatis, parte de una agrupación cuya característica central, según sus fundadores, es la de ‘vivir y encarnar el Evangelio en su máxima radicalidad’. Lo que los llevó a convertirse en una secta en sus manejos internos y externos. Los dos sacerdotes que llegaron desde España alcanzaron altos cargos dentro de la diócesis: uno es vicario general -el segundo detrás de Brédice- y otros párroco de la catedral.

Otra asociación a la que abrió las puertas de su diócesis fue la orden de los tradicionalistas frailes capuchinos recoletos, dirigidos por José Miguel Padilla. Este último es un sacerdote reaccionario que en San Luis, de donde procede, respaldó como representante castrense el levantamiento de la facción carapintada del Ejército de 1987 contra el presidente Raúl Alfonsín, dato confirmado por dirigentes de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de esa provincia. En los ’90 recaló en General San Martín y en Jacinto Arauz y ahora tiene su base en Intendente Alvear y otros pueblos del norte de la provincia.

Esa fundación no tiene ningún vínculo jurídico con la orden de los franciscanos capuchinos, si bien usufructúa su vestimenta, y no es una orden religiosa -como los benedictinos o franciscanos- ni una congregación -como los salesianos-, sino un ‘instituto de vida religiosa’ que se denomina ‘Fraternidad de Belén’. Una asociación de derecho diocesano porque fue reconocida por el obispo y responde a éste, pero que sólo tiene autorización en La Pampa ya que no está bajo derecho pontificio y no depende del Vaticano. Los ‘capuchinos recoletos’ tratan de retomar las costumbres y tradiciones externas anteriores al Concilio Vaticano II -una bisagra de modernidad en las prácticas de la Iglesia- y se someten ciegamente a su superior.

Padilla no es el único sacerdote que adscribe a una tendencia ideológica de derecha. Uno de los curas párrocos del norte de la provincia tiene estrechos vínculos con sectores filonazis de la Ciudad de Buenos Aires.

La línea conservadora se observa también en el cura de Trenel, Cristóbal Kletkiewicz, que niega cualquier espíritu crítico a sus fieles y utiliza en su vocabulario palabras como ‘herejía’ para aquellos que publicaron el caso del instituto Servi Trinitatis.

El respaldo del obispo Brédice a esta línea conservadora llevó al cuestionamiento de los sacerdotes salesianos de General Pico por grupos vinculados con el Opus Dei en esa ciudad durante el año 2007, quejas que llegaron al Vaticano.

La otra versión

Frente a esta línea conservadora subsiste un grupo de sacerdotes católicos con un compromiso social con la realidad que pudo resistir los embates. Casos de ese progresismo son Pablo Bustos en General Pico y Ricardo Ermesino en Santa Rosa, apenas dos ejemplos, que cuentan con un respaldo social que no permitiría la interrupción de su tarea, comentan fuentes católicas críticas a Brédice.

Sin embargo, en otros casos, algunos hombres de la Iglesia no tuvieron la misma suerte frente al obispo y a quienes lo rodean. Los más extremistas hablan de una ‘depuración de los indeseados’. Al menos hubo un caso en que un cura fue trasladado a un pueblo alejado de la capital provincial y que tuvo que seguir su camino dentro de la Iglesia en otra diócesis; otro se tuvo que marchar a Europa; y al menos a dos se los trasladó a la ciudad de Buenos Aires. Algunos de estos están esperando la inminente designación del nuevo obispo para volver a la provincia a seguir con su tarea pastoral.

Mientras tanto, varios fieles han hecho llegar sus diferencias con algunos miembros de la curia. Estas manifestaciones fueron desoídas por Brédice -una mujer de Toay afirmó que le informó al obispo sobre los manejos de la Servi Trinitatis y desde Jacinto Arauz fueron varias las notas elevadas contra los capuchinos recoletos-. El jefe de la iglesia pampeana se ha escudado en la justificación de que ‘si no están ellos, no hay otros que quieran venir’.

En enero pasado, Brédice renunció por cuestiones de edad a su cargo al frente del obispado. La diócesis está a la espera del nombramiento de su sucesor que tendría que ser designado en estos meses. Según fuentes católicas, el escándalo generado por Servi Trinitatis puede llegar a influir en esta decisión que debe tomar la cúpula de la Iglesia.

Artículos relacionados con  la causa judicial seguida a Servi Trinitatis

SERVI TRINITATIS

DENUNCIA CONTRA UN GRUPO RELIGIOSO EN LA PAMPA

EL CENTRO CATOLICO SERVI TRINITATIS, DE SANTA ROSA, LA PAMPA

Argentina: desmienten acusaciones a secta católica.

La Pampa: prohíben la salida de sacerdotes vinculados a secta católica

La Pampa: Obispo en defensa de secta católica

“Servi Trinitatis” – Investigando las acusaciones

Investigan a secta católica que somete a jóvenes pampeanos

Alerta 21: Esclavas de la Iglesia

Fue acusado por permitir que funcionara el Instituto Servi Trinitatis, donde se cometieron delitos de defraudación y reducción a servidumbre

Causa Servi Trinitatis: jóvenes pidieron que no les hagan más pericias psicológicas

LOS CURAS ERAN “ADMIRADORES DE FRANCO”, DIJO

servi trinitatis

Grupo de católicos dice que el obispo Brédice cometió “delito” al autorizar al Servi Trinitatis

Tres santarroseños que residen en España dicen que en el Servi Trinitatis “no lavan el cerebro”

Familiares de jóvenes del Servi Trinitatis pretenderían reunirse con el cardenal

Dejan salir de Santa Rosa a los sacerdotes de ST

Carta de jóvenes santarroseños en apoyo a los curas españoles

CAUSA DE SERVI TRINITATIS – Alojarían en otro lugar a las chicas que aún permanecen en comunidad

HABLO EN ESPAÑA UN EX MIEMBRO DEL SERVI TRINITATIS

Ateo, abogado y enemigo jurado de Servis Trinitatis

DECLARO AYER EN LA CAUSA JUDICIAL QUE INVESTIGA “REDUCCION A LA SERVIDUMBRE Y ESTAFAS” EN UN INSTITUTO CATOLICO

Bibliografía

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.167 seguidores