El 2009 es el año de Darwin

Biología evolutiva

“La idea más poderosa en el quehacer científico”, ha llamado Scientific American a la conclusión alcanzada en “Sobre el origen de las especies”, por Charles Darwin, un naturalista empírico que a los 26 años cambió para siempre el curso de la ciencia

Por Glenys Alvarez / El Caribe

Miercoles 31 de diciembre del 2008 actualizado a las 1:52 AM

El 2009 es el año de Darwin

Cuando Charles Darwin embarcó hacia las islas Galápagos en el hoy famoso barco “HMS Beagle”, jamás imaginó que sus ideas cambiarían para siempre el mundo de la ciencia. Hoy, después de 150 años desde que el naturalista produjera el concepto más espectacular sobre la vida en el planeta, la evolución está más robusta que nunca.
Gracias a los avances en la genética, la observación de Darwin sobre el mundo natural, es hoy un hecho comprobado, confirmado por distintas ramas científicas, y aceptado por la ciencia como la idea más valiosa de todo el conocimiento humano.
Un siglo y medio más tarde, la evolución ha evolucionado, valga la intencional redundancia; se ha mezclado con la genética y la biología para brindarnos las más majestuosas explicaciones del desarrollo de las especies sobre el planeta.
Su observación del mundo natural en las islas Galápagos continúa hoy añadiendo conocimientos nuevos sobre el progreso de la vida terrestre.
De hecho, las islas son en la actualidad el más grande laboratorio natural jamás usado por los científicos y, desde la década de los setenta, investigadores como Peter R. Grant y Rosemary Grant, ambos de la Universidad de Princeton, han realizado detalladas observaciones que continúan enriqueciendo el legado de Darwin.
De sus estudios, se han construido teorías sobre el clima, específicamente el fenómeno de El Niño, y crónicas de nuevas especies que han comenzado a emerger en esos territorios.
Pero ha sido la evolución la que ha cambiado de cara desde los tiempos de Darwin. Aquellos simples clichés, como el de la supervivencia del más fuerte, han encontrado respuestas más complejas ya que no sólo el más fuerte sobrevive sino también el más listo.
Más aún, la naturaleza provee con soluciones para aquellos animales con pocas facilidades de adaptación. También la evolución humana se ha transformado con el tiempo.

Nuestro recorrido por el planeta no ha sido lineal sino que pertenece
mos  a  un complejo árbol donde distintos primates pueblan sus ramas y, gracias  a los fósiles hasta hoy estudiados, sabemos un poco más sobre nuestros ancestros.
Pero han sido la biología y la genética las que han venido a confirmar la teoría de Darwin (en ciencia, las teorías son hechos validados, se trata de un conjunto de hechos que ya han sido confirmados por la ciencia, como la teoría de la relatividad).
El estudio de los genomas sobre el planeta provee a la ciencia con un mapa de vínculos que expresan claramente la complejidad de la evolución y lo espectacular de su progreso durante miles de millones de años.

Los pinzones de Charles

La observación es la madre de la ciencia. Fue precisamente lo que hizo Darwin. Sus estudios avanzaron gracias a sus análisis de un grupo de aves que él mismo confundió.
De hecho, no fue hasta su regreso de las islas que un ornitólogo lo sacó de su desliz e identificó a las aves como pinzones; hoy, son los pinzones de Darwin.
En esta sección hemos publicado varios estudios, realizados por los Grant, donde han observado la evolución en acción.
“Los picos de los pinzones en las islas han cambiado con el tiempo y no ha tomado millones de años para que ocurra.
Estos animales se van adaptando al medio en un proceso que hemos visto de forma gradual, el tamaño de sus picos se ha transformado, siguiendo el cambio en las semillas que les sirven de alimento.
La evolución no necesariamente toma mucho tiempo.
Bicentenario del nacimiento de un genio
El año 2009 también honra a Darwin en los doscientos años de su nacimiento.
Charles Darwin es el Einstein de la biología, y en sus ideas se basan todos los principios biológicos y genéticos del progreso de la vida sobre el planeta.
“Sobre el origen de las especies”, es considerado una obra maestra que presenta con claridad la lucha por la vida.
Curiosamente, la vida del naturalista se parece mucho a la de Albert Einstein, no mostró ninguna señal de su genialidad en los primeros años, sin embargo, sus ideas cambiaron para siempre el mundo.
Por supuesto, Charles Darwin no fue el primero en imaginar que la vida había evolucionado progresivamente, de hecho, su padre compartía esta opinión.
Publicar esta revolucionaria idea en el siglo XIX era una verdadera osadía.
Hoy, la evolución ha sobrevivido ataques de casi dos siglos y la ciencia confirma cada día, el legado de este genio. 

George Bush: “Mi creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución”


George Bush: “Mi creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución”
Miércoles 10 de Diciembre de 2008
Política
Estados Unidos

 


En una entrevista del lunes con la televisora ABC, el mandatario saliente hablo sobre sus creencias religiosas. Argumentó que la decisión de ir a la guerra en Irak no estuvo relacionada con sus creencias religiosas.

(NoticiaCristiana.com) El presidente George W. Bush dijo que su creencia de que Dios creó el mundo es compatible con las pruebas científicas de la evolución.

En una entrevista del lunes con la televisora ABC, el mandatario saliente dijo que quizá no tome literalmente a la Biblia, aunque como persona se puede aprender mucho, incluyendo la enseñanza del Nuevo Testamento sobre que Dios envió a su único hijo a la Tierra.

Cuando se le preguntó sobre la creación y la teoría de la evolución, Bush dijo: “Creo que se pueden tener las dos, creo que la evolución puede … me estas sacando de mis asuntos. Sólo soy un simple presidente. Pero bueno, creo que Dios creó la tierra, creó el mundo, pienso que la creación del mundo es tan misteriosa que se necesita de algo tan grandioso y poderoso y no considero que sea incompatible con las pruebas científicas sobre la evolución”.

Después dijo: “Sucede que no creo que la evolución explique completamente el misterio de la vida”.

El presidente dijo que Dios es tan grande como para amar a personas con diferentes creencias religiosas. “Sí creo que hay un Todopoderoso que es suficientemente grande y suficientemente amoroso para incluir a mucha gente”.

Cuando se le preguntó si pensaba que no podría haber sido presidente si no fuera por su fe, Bush respondió: “No lo sé, es difícil decirlo. No sé qué podría haber sido de mí. Estoy muy seguro de que habría sido una persona bastante egoísta”.

Bush, que pondrá fin el 20 de enero a su gobierno de ochos años, indicó que en muchas ocasiones se le pregunta si considera que fue elegido por Dios para ser presidente de Estados Unidos.

“No lo puedo saber”, dijo, “No tengo tanta seguridad acerca de conocer al Todopoderoso como para decir, ‘Sí, dios me quería para todas esas personas”’.

También dijo que la decisión de ir a la guerra en Irak no estuvo relacionada con sus creencias religiosas.

“La basé en la necesidad de proteger a la población estadounidense del peligro”, dijo Bush.

El relato del Génesis y la evolución son compatibles

El relato del Génesis y la evolución son compatibles

Ahora los ultraortodoxos evangélicos de los usa están asombrados por las declaraciones de su idolatrado (y nunca mejor dicho) Bush el cual dijo que el relato del Génesis y la evolución son compatibles…

Nunca es tarde para rectificar.

Isaac Newton: Hombre de Ciencia y Teólogo, Verdadero Creacionista y Adventista

Isaac Newton: Hombre de Ciencia y Teólogo, Verdadero Creacionista y Adventista

Autor: Ruy Carlos de Camargo Vieira

En él la profesión de la ciencia y la práctica de la fe armonizaban y se equilibraban perfectamente.

Contenido

Era una persona insólita: distraído y generoso, sensible a la crítica y modesto. Afrontó varias crisis psicológicas y tenía dificultad en mantener buenas relaciones sociales. Sin embargo, fue uno de los extraordinarios gigantes de la historia: un físico brillante, un astrónomo y matemático eminente, y un filósofo natural.

Cuando Isaac Newton, este genio y caballero inglés murió en 1727 a la edad de 85 años, dejó una marca indeleble en cada actividad en la que participó. Conocemos sus leyes del movimiento y la teoría de la gravitación universal. Y lo conocemos a él por su contribución a la comprensión del universo. Pero raramente oímos hablar acerca de sus contribuciones a la teología cristiana. Después de un estudio minucioso de sus escritos, he llegado a la conclusión de que Newton no sólo fue un gran hombre de ciencia, sino también un gran teólogo, un verdadero creacionista y adventista.1

Mi recorrido hacia la comprensión de Newton como teólogo comenzó hace unos 45 años cuando yo mismo llegué a ser adventista, después de asistir a una serie evangelizadora sobre las fascinantes profecías bíblicas de Daniel y el Apocalipsis. En ese entonces yo estudiaba la carrera de Ingeniería en la Escuela Politécnica de la Universidad de San Pablo, Brasil.

El ambiente universitario de ningún modo favorecía al desarrollo de mi fe. Me sentía bombardeado de todas direcciones. El materialismo, las preocupaciones humanistas y una concepción científica del mundo convergían para cuestionar mi fe recién descubierta. Yo necesitaba algo para defender lo que creía que era verdadero y quería que mi defensa fuera sólida y lógica.

En mi búsqueda de publicaciones apropiadas, encontré una versión portuguesa del libro Observations Upon the Prophecies of Daniel and the Apocalypse, no en la biblioteca de la Universidad ni en una librería, sino en una venta callejera de libros. Me llevé una agradable sorpresa al encontrar que el mismo Isaac Newton a quien, como estudiante de ingeniería había encontrado en los estudios sobre óptica, mecánica, cálculo diferencial e integral y gravedad, ¡había dedicado bastante tiempo y esfuerzo a la cronología bíblica y a la interpretación de las profecías! En realidad, laEnciclopedia Británica incluye su Enmienda de la cronología de los reyes antiguos y Observaciones sobre las profecías de Daniel y el Apocalipsis de S. Juan entre las cinco obras más importantes de Newton; las otras sonPhilosophia Naturalis Principia Matematica, Opticks, y Arithmetica Universalis.

Mi descubrimiento y estudio de un Newton erudito y cristiano me condujo a entenderlo como creacionista, adventista e intérprete de las profecías.

Robert Boyle, un pionero en los experimentos con gases y sólido promotor del cristianismo, que había abogado por el estudio científico de la naturaleza como un deber religioso, había muerto en 1691. Su testamento disponía que se realizara una serie anual de conferencias con la intención de defender el cristianismo contra la incredulidad. Richard Bentley, clérigo y distinguido erudito de los clásicos, pronunció la primera serie de conferencias en 1692.

En preparación para sus conferencias, Bentley pidió la ayuda de Newton, quien ya era famoso por sus Principia (1687). Bentley esperaba demostrar que, de acuerdo con las leyes físicas que gobiernan el mundo natural, debiera haber sido imposible que los cuerpos celestes aparecieran sin la intervención de un agente divino.

De allí en adelante, Bentley y Newton intercambiaron una correspondencia ”casi teológica”. En su primera carta a Bentley, Newton declaró: “Cuando escribí mi tratado sobre nuestro sistema, tuve mis ojos fijos en los principios que pudieron actuar considerando la creencia de la humanidad en una divinidad, y nada me resulta más gratificador que ver que resultó ser útil para este objetivo”.2

Más tarde Newton escribió: “Los momentos que los planetas tienen hoy no pudieron originarse de causas naturales aisladas, sino que les fueron impuestos por un agente inteligente”.3

Otros escritos afirman la firme creencia de Newton en un Creador, a quien él se refiere a menudo como el “Pantokrator”, el Todopoderoso “que tiene autoridad sobre todas las cosas existentes, sobre la forma del mundo natural y el curso de la historia humana

Newton fue muy claro en afirmar sus convicciones: “Debemos creer que hay sólo un Dios o monarca supremo a quien debemos temer, guardar sus leyes y darle honor y gloria. Debemos creer que él es el padre de quien provienen todas las cosas, y que ama a su pueblo como su padre. Debemos creer que él es el ‘Pantokrator’, Señor de todo, con poder y dominio irresistibles e ilimitados, del cual no tenemos esperanza de escapar si nos rebelamos y seguimos a otros dioses, o si transgredimos las leyes de su soberanía, y de quien podemos esperar grandes recompensas si hacemos su voluntad. Debemos creer que él es el Dios de los judíos, quien creó los cielos y la tierra y todo lo que en ellos existe, como lo expresan los Diez Mandamientos, de modo que podamos agradecerle por nuestra existencia y por todas las bendiciones de esta vida, y evitar el uso de su nombre en vano o adorar imágenes u otros dioses

A Newton también le preocupaba la restauración de la Iglesia Cristiana a su pureza apostólica. Su estudio de las profecías lo llevó a concluir que, en última instancia, la iglesia triunfará a pesar de sus fallas actuales. William Whiston, quien sucedió a Newton como profesor de Matemáticas en Cambridge y escribió The Accomplishment of Scripture Prophecies, declaró después de la muerte de Newton que “él y Samuel Clarke habían dejado de luchar por la restauración de la iglesia hacia las normas de los tiempos apostólicos primitivos porque la interpretación de Newton de las profecías los había llevado a esperar una larga era de corrupción antes de que pudiera ser efectiva”.5

Newton creía en un remanente fiel que sería testigo del fin de los tiempos. Uno de sus biógrafos escribió: “En la iglesia verdadera, a la cual señalan las profecías, Newton no quería incluir a todos los que se llaman cristianos, sino a un remanente, unas pocas personas dispersas, elegidas por Dios, personas que no son movidas por ningún interés, instrucción o poder de autoridades humanas, que son capaces de dedicarse sincera y diligentemente a la búsqueda de la verdad”. “Newton estaba lejos de identificar lo que lo rodeaba como el cristianismo apostólico verdadero. Su cronología interna había puesto el día de la trompeta final dos siglos más adelante”.6

En Daniel 2 Newton veía el desarrollo de la historia de la humanidad hasta el fin del tiempo, cuando Cristo establecería su reino. Escribió: “Y una piedra cortada no con mano, que cayó sobre los pies de la imagen, y rompió los cuatro metales en pedazos, y llegó a ser un gran monte, y llenó toda la tierra; representa que se levantará un nuevo reino, después de los cuatro, y conquistará a todas aquellas naciones, y crecerá hasta ser muy grande, y durará hasta el fin de todos los tiempos”.7

Al considerar las demás visiones de Daniel, Newton aclara que después del cuarto reino sobre la tierra vendría la segunda venida de Cristo y el establecimiento de su reino eterno: “La profecía del Hijo del hombre que viene en las nubes de los cielos se relaciona con la segunda venida de Cristo”.8

Newton no estaba satisfecho con la interpretación de las profecías de su época. Sostenía que los intérpretes no “tenían métodos previos… Distorsionaban parte de las profecías, sacándolas de su orden natural según sus propias conveniencias

En armonía con su enfoque de los problemas científicos, Newton estableció normas para la interpretación profética, con una codificación del lenguaje profético que tenía como intención eliminar la posibilidad de distorsiones “a la conveniencia de uno”, y adoptó el criterio de permitir que la Escritura revele y explique la Escritura.

De este modo, la interpretación de Newton difería de la interpretación de la mayoría de sus contemporáneos. El no estaba interesado en el uso de la profecía para explicar la historia política de Inglaterra, como lo hacían otros, sino más bien se centraba en el estudio del comienzo de la gran apostasía que ocurrió en la iglesia y en la restauración final de la iglesia a su pureza original.

Este interés en la restauración de la iglesia a su pureza apostólica llevó a Newton a estudiar la segunda venida de Cristo. Su preocupación por el futuro lo condujo a las 70 semanas de Daniel 9. Él, como muchos dispensacionalistas de hoy, asignaba la última semana a un futuro indeterminado cuando comenzaría el regreso de los judíos y la reconstrucción de Jerusalén, y que culminaría con la gloriosa segunda venida de Cristo.

Esta interpretación, por supuesto, es contraria a las creencias de los adventistas. Sin embargo, algunos de los principios de interpretación de Newton están en armonía con los nuestros. Por ejemplo, considera la interpretación que daba Newton a los símbolos:

“Los vientos tempestuosos, o el movimiento de las nubes [representa] guerras;… La lluvia, si no es inmoderada, y el rocío, y el agua corriente [representan] las gracias y las doctrinas del Espíritu; y la falta de lluvia, la esterilidad espiritual. En la tierra, la tierra seca y las aguas congregadas, como un mar, un río, una inundación, están en lugar de la gente de diversas regiones, naciones, y dominios… Y varios animales como un león, un oso, un leopardo, y un macho cabrío, de acuerdo con sus características, están en lugar de varios reinos y cuerpos políticos… Un gobernante está representado por alguien que cabalga en una bestia; un guerrero o un conquistador, por una espada y un arco; un hombre poderoso, por su estatura gigantesca; un juez, por una balanza y pesas;… honor y gloria, por una vestimenta espléndida; dignidad real, por ropaje de púrpura o escarlata, o por una corona; la justicia, por vestimentas blancas y limpias; la maldad, por ropa lo manchada y sucia

En la interpretación de las profecías relacionadas con el tiempo, Newton sostenía que “los días de Daniel son anos”.” El aplicó este principio a las 70 semanas12 y a los “tres tiempos y medio” de apostasía. Newton aclara que el “día profético” es “un año solar”, y que un “tiempo” en la profecía también es equivalente a un año solar. “Y los tiempos y las leyes fueron desde entonces dados en su mano por un tiempo, tiempos y el medio de un tiempo, o tres tiempos y medio; es decir, por 1260 años solares, considerando un tiempo como un ano calendario de 360 días, y un día por un año solar”. 13

Newton fue extremadamente cauto en sus creencias religiosas. Esto puede explicar, en parte, por qué no publicó sus obras teológicas durante su vida. Tal vez, consciente del ambiente religioso inglés, no quería ser acusado de herejía, sino que buscó con afán la verdad como la encontraba en la Biblia. Afortunadamente, sus obras teológicas fueron publicadas después de su muerte.

Como adventistas, podremos no estar de acuerdo con Newton en todas sus interpretaciones de la profecía bíblica, pero podemos beneficiamos con sus obras teológicas y su metodología cuidadosa a fin de mantenernos firmes en la fe, aun cuando sigamos estudios científicos. El fue un verdadero gigante de la ciencia que no se avergonzaba de su fe, sino que, por el contrario, dedicó tiempo para entender la Palabra de Dios, tanto cuando predice los movimientos de la historia, como cuando proporciona orientación para ordenar la vida personal de cada uno.

Ruy Carlos de Camargo Vieira (Ph.D., Universidad de Sao Paulo) es ingeniero mecánico y eléctrico; actualmente es miembro del Consejo Superior de la Agencia Espacial Brasileña. En 1971, el Dr. Vieira fundó la Sociedad Creacionista Brasileña, y comenzó la publicación de Folha Creacionista, una revista bianual en portugués.

Su dirección es: Caixa Postal 08743; 70312-970, Brasilia, D.F.; Brasil. Fax: 55-61-577-3892.

Ver mi Sir Isaac Newton: Adventista?, un librito publicado por la Sociedade Criacionista Brasileira.
Richard S. Westfall, The Life of Isaac Newton (Cambridge: University Preso. 1993), p. 204.
Bernard Cohen, Isaac Newton: Papers & Letters on Natural Philosophy (Cambridge: Harvard University Preso, 1958), p. 284.
Westfall, p. 301.
Id., p. 300.
Id.,p. 128.
Isaac Newton, Observations Upon the Prophecies of Daniel and the Apocalypse of St. John, PP. 25,26.
Id., p, 128.
Westfall. pp. 128, 129.
Newton, Observations, p. 18-22.
Id., p. 122.
Id., p. 130.
Id., pp. 113,114

Fuente: http://www.tagnet.org/jae/multimedia/lectura/newton.htm

LA ESPECIE Y LOS MECANISMOS DE AISLAMIENTO REPRODUCTIVO.

LA ESPECIE Y LOS MECANISMOS DE AISLAMIENTO REPRODUCTIVO.

Aunque las especies son identificadas en la vida cotidiana por su apariencia, hay algo fundamental a tener en cuenta para su distinción: los individuos de una misma especie son capaces de cruzarse entre sí, pero no con individuos de otras especies diferentes.

Aunque el aislamiento reproductivo es un criterio claro para decidir si dos individuos pertenecen a la misma especie, se dan ambigüedades en la práctica por dos razones. La primera, es que veces no se sabe si individuos que viven en distintas regiones pertenecen a la misma especie, porque se desconoce si podrían cruzarse. La segunda razón se relaciona con el criterio de la evolución gradual: el origen de nuevas especies ocurre cuando dos poblaciones que antes pertenecían a la misma especie, divergen una de la otras y se convierten en dos especies diferentes; pero el proceso es gradual, y no hay un momento exacto en que se pueda decir que ambas poblaciones son ya dos especies diferentes. De este modo, se dan situaciones intermedias de divergencia.

El origen de una nueva especie implica la evolución de mecanismos o barreras biológicas que impidan el entrecruzamiento con individuos de otras especies. Las propiedades biológicas que impiden el apareamiento se llaman mecanismos de aislamiento reproductivo, y se pueden clasificar en dos grupos:

precigóticos, aquellos que impiden la fecundación del óvulo, y que pueden ser ecológicos, estacionales, conductuales, mecánicos y gaméticos;

postcigóticos, los que interfieren en el desarrollo del individuo o lo hacen estéril, de manera que no pueda dejar descendencia, pudiendo ser la inviabilidad y la esterilidad de los híbridos.

1. Aislamiento ecológico. A veces, individuos que ocupan el mismo territorio viven en diferentes hábitats y, por tanto, no tienen oportunidad de cruzarse. Por ejemplo, varias especies morfológicamente indistinguibles del mosquito Anopheles, que están aisladas por sus diferentes hábitats (aguas salobres, dulces y estancadas).

Barreras Geográficas (1) Barreras Geográficas (2)

2. Aislamiento estacional. Los organismos pueden madurar sexualmente en diferentes estaciones o horas del día.

3. Aislamiento conductual. La atracción entre machos y hembras, o entre gametos masculinos y femeninos, en el caso de plantas y organismos acuáticos, es necesaria para que se produzca la unión sexual.

Especies Diferentes

 

Entre los animales es, quizá, el más poderoso. Por ejemplo, existen tres especies gemelas de Drosophila, casi indistinguibles morfológicamente (D. serrata, D. birchii y D. dominicana),nativas de Australia, Nueva Guinea y Nueva Bretaña, que en muchas regiones coexisten geográficamente. A pesar de su semejanza genética y proximidad evolutiva, no existen híbridos en la naturaleza.

La fuerza del aislamiento ecológico entre las especies gemelas ha sido comprobada en el laboratorio agrupando machos y hembras de diferentes especies.

4. Aislamiento mecánico. La cópula es a veces imposible entre individuos de diferentes especies, ya sea por el tamaño incompatible de sus genitales, o por variaciones en la estructura floral.

5. Aislamiento gamético. En los animales con fecundación interna los espermatozoides son inviables en los conductos sexuales de las hembras de diferentes especies. En las plantas, los granos de polen de una especie generalmente no pueden germinar en el estigma de otra.

6. Aislamiento postcigótico. Los MAR que actúan tras la formación del cigoto pueden ser clasificados en diferentes categorías: inviabilidad, esterilidad y reducción de ambas. Por ejemplo, los embriones de borrego y vaca mueren en estados incipientes de desarrollo. La inviabilidad de los híbridos es común en plantas, cuyas semillas híbridas no germinan.

MODELOS DE ESPECIACIÓN.

Una especie está formada por grupos de organismos (poblaciones) que están reproductivamente aislados de individuos de otras especies. Por tanto, la cuestión del origen de las especies se centra en determinar cómo se genera el aislamiento reproductivo. Para ello, se han propuesto dos teorías:

La teoría incidental considera que dos poblaciones que están separadas divergen genéticamente como consecuencia de su adaptación al entorno local.

La teoría selectiva considera el aislamiento reproductivo como un producto directo de la selección. En el caso de que dos poblaciones estén ya genéticamente un tanto diferenciadas, los híbridos estarán menos adaptados que los no híbridos.

Las dos teoría anteriores no son necesariamente incompatibles. El aislamiento reproductivo puede aparecer como subproducto accidental de las barreras geográficas y de la adaptación a los medios diferentes. En otras ocasiones se requiere de una explicación por ambas teorías. El aislamiento reproductivos se inicia como consecuencia de la divergencia genética que tiene lugar en poblaciones geográficamente separadas; pero es completado por la selección natural una vez que surge de nuevo la oportunidad de apareamiento, cuando los híbridos tienen baja eficacia biológica.

La ausencia de flujo genético hace posible que las dos poblaciones se diferencien genéticamente como consecuencia de la adaptación y de la deriva genética.

El patrón más común de especiación se conoce como especiación geográfica o especiación alopátrica . La primera etapa se inicia como resultado de la separación geográfica de poblaciones. Si la separación continúa durante algún tiempo, aparecerán mecanismos de aislamiento reproductivo postcigóticos, como resultado de la divergencia genética entre las dos poblaciones.

La segunda etapa comienza cuando se presenta la oportunidad para el cruzamiento debido a un cese del aislamiento geográfico. Si la eficacia de los híbridos es suficientemente reducida, la selección natural promoverá el desarrollo de mecanismos de aislamiento reproductivo precigóticos y las dos poblaciones pueden evolucionar hasta convertirse en especies diferentes.

Desarrollo embrionario y evolución

Desarrollo embrionario y evolución

El estudio comparado del desarrollo de los embriones aportaría, según el darwinismo, otra de las pruebas clásicas en favor de la evolución. Al parecer, determinadas similitudes entre embriones de peces, aves, mamíferos y seres humanos demostrarían que todos ellos descenderían de antepasados comunes parecidos a los peces. 

 
Darwin lo explicaba así: “De dos o más grupos de animales, aunque difieran mucho entre sí por su conformación y costumbres en estado adulto, si pasan por fases embrionarias muy semejantes, podemos estar seguros de que todos ellos descienden de una misma forma madre y, por consiguiente, de que tienen estrecho parentesco. Así, pues, la comunidad de estructura embrionaria revela la comunidad de origen; [...] La embriología aumenta mucho en interés cuando consideramos al embrión como un retrato, más o menos borroso, del progenitor de todos los miembros de una misma gran clase” (Darwin, 1980, El origen de las especies, Edaf, Madrid: 446-447). 

Estas ideas fueron recogidas en la llamada ley biogenética de Haeckel que afirmaba que la ontogenia o desarrollo embrionario de un organismo era una recapitulación breve de su filogenia o secuencia evolutiva de las especies antecesoras. Es decir que, durante los primeros estadios en el útero materno, los embriones pasaban por formas que recordaban las transformaciones experimentadas por sus ancestros a lo largo de la evolución. Se señalaba, por ejemplo, que en los embriones humanos igual que en los de gallina, se podían observar arcos aórticos similares y un corazón con sólo una aurícula y un ventrículo como el que poseen los peces actuales. Esto se interpretaba como una prueba embriológica de que tanto los hombres como las aves habían evolucionado a partir de sus antepasados los peces.

El problema de los dibujos que realizó Haeckel (fig. 4), como se pudo comprobar años después, es que fueron maliciosamente retocados en las primeras etapas para que se parecieran entre sí. En realidad, cuando se analizan los embriones tempranos de las diferentes clases de vertebrados, se observa que éstos presentan notables diferencias. El de los peces posee casi un aspecto esférico. En los anfibios es más ovalado. Los reptiles se caracterizan por su alargamiento, mientras que en las aves se alcanza un mayor tamaño de la cabeza. No cabe duda de que el embrión de los mamíferos es el más complejo desde el punto de vista estructural. Esto lo explica con mucho detalle el biólogo norteamericano, Jonathan Wells, en su obra Icons of Evolution. (fig. 5)

Son tantos los datos de la embriología que contradicen esta ley que pronto fue abandonada por la comunidad científica. Sin embargo, a pesar de este rechazo lo cierto es que todavía continúa apareciendo en los textos escolares de secundaria como una confirmación de la teoría transformista. En la actualidad, los embriólogos saben que los embriones de los vertebrados se diferencian progresivamente en varias direcciones, sólo para converger en apariencia a mitad del proceso y luego volver a diverger hasta formar órganos o estructuras que pueden ser parecidas entre sí, pero que se han formado a partir de células o tejidos absolutamente diferentes.

Por ejemplo, la presencia en los embriones de los mamíferos de un corazón con dos cavidades y unos arcos aórticos parecidos a los de los peces, se debe a que tales embriones sólo necesitan en las primeras etapas de su desarrollo una circulación simple, ya que están alimentados a través de la placenta materna. Pero más tarde, la circulación sanguínea se vuelve doble a fin de que los pulmones permitan la respiración autónoma del bebé. De manera que la presencia de tales órganos se debe a las diferentes necesidades fisiológicas del embrión durante el desarrollo y no a su pretendido parentesco evolutivo con los peces. La forma de los órganos de los embriones viene impuesta por las exigencias fisiológicas y no por su pasado filogenético.

Contra las pretensiones de la ley biogenética, finalmente ha sido la genética quien ha aportado la prueba definitiva. El ADN de cada especie está determinado únicamente para desarrollar el cuerpo de los individuos que pertenecen a dicha especie. No es capaz de volver a recrear en el desarrollo embrionario las etapas de otros organismos supuestamente anteriores y relacionados entre sí. El genoma de cada ser vivo sólo expresa aquello que corresponde a su propio género.

Como reconoce el evolucionista, Pere Alberch, del Museo de Zoología Comparada de la Universidad de Harvard: “El descubrimiento de los mecanismos genéticos dio la puntilla definitiva a las leyes de Haeckel, demostrando que la teoría de la recapitulación no puede ser justificada fisiológicamente… En resumen, la biología del desarrollo jugó un papel cada vez menor en la teoría de la evolución. Muestra de ello, [...] es el insignificante papel que tuvo la embriología en la llamada “Nueva Síntesis” darwiniana de los años 40 de este siglo” (Alberch, 1984, La embriología en el darwinismo: un problema clásico con nuevas perspectivas, en P. Alberch y otros (ed.), Darwin a Barcelona, PPU, Barcelona, 401-442).

La ley biogenética de Haeckel no es capaz de explicar los hechos comprobados por la embriología, ni constituye tampoco un argumento sólido en favor del darwinismo, y además fue abandonada por la ciencia hace ya muchos años, ¿cómo es que continúa apareciendo todavía como prueba de la evolución en tantos libros escolares?

Antonio Cruz es biólogo, profesor y escritor.

© A. C. Suárez, ProtestanteDigital.com (España, 2008).

http://www.protestantedigital.com/new/nowleernoticiaDom.php?r=234&n=10392

Similitudes y Diferencias Entre Hombres y Animales

Similitudes y Diferencias Entre Hombres y Animales

1.Las Similitudes Entre los Hombres y los Animales 

Todos tienen que admitir que hay impresionantes similitudes entre los hombres y ciertos animales. Para la mayoría de la gente la principal atracción del zoológico es la jaula de los monos, porque los monos se parecen más a los hombres que cualquier otro animal y es divertido observarlos. Si miraras el esqueleto de un mono y el esqueleto de una persona, descubrirías muchas similitudes. ¿Cómo podemos explicar estos notables parecidos?

Los evolucionistas creen que las similitudes señalan hacia un ancestro común. Los animales se parecen unos a otros porque están relacionados unos con otros, de modo que ellos creen que el PARECIDO indica PARENTESCO. Ellos dicen que el hombre se parece al mono porque es PARIENTE del mono (está relacionado con el mono por un ancestro común, similar al simio). El hombre no se parece mucho a un elefante, pero se parece más a un elefante que a una medusa, lo que significa que el hombre está más relacionado con un elefante que con una medusa (es un primo cercano del elefante, pero un pariente lejano de la medusa). Los evolucionistas creen que el hombre está relacionado con la vida vegetal y animal porque ellos dicen que toda la vida comenzó de esa primera célula viva que ellos creen que evolucionó en el océano primitivo hace millones de años. De modo que los evolucionistas creen que estamos emparentados con el musgo sobre el cual caminamos, con los mosquitos que nos pican, con los gusanos con los cuales pescamos y con los peces que pescamos con los gusanos. Ellos creen que todas las cosas vivas pueden trazar su ancestro hasta esa primera célula viva.

A continuación vemos un árbol familiar evolucionista. “La base del tronco representa formas de vida primitivas desconocidas, de la cual surgieron todas las plantas y animales” (Zoology, A Golden Science Guide, p.6). Este árbol familiar  muestra cómo los evolucionistas creen que todas las plantas y animales están relacionados unos con otros.

 

 

 

 

 

La teoría de la evolución (la teoría de Darwin) enseña que toda vida comenzó con un simple organismo que evolucionó a las formas de vida más complejas que vemos hoy.

 

  

Un bosque de Árboles Familiares 

“En total contraste con el punto de vista evolucionista, que todos las cosas vivas de este planeta se desarrollaron gradualmente a través de miles de millones de años, como un gigantesco árbol, a partir de una partícula de vida, el modelo bíblico nos enseña que Dios creó directamente un vasto bosque de “árboles de vida”, que permanecen separados. De acuerdo con el punto de vista creacionista, todas las clases de cosas vivas que han existido (como hombres y gorilas y perros y gatos) fueron creadas en menos de una semana y se han reproducido desde entonces “según su especie” (Génesis 1; Levítico 11). Dios creó estas especies con un rico potencial de variación genética en razas, clases, híbridos, etc.” (John C. Whitcomb, La Tierra Primitiva). Dentro de cada “especie” puede haber asombrosas cambios y variaciones, pero nunca puede haber un cambio de una especie a otra especie, como que un reptil se convierta en pájaro o un cerdo convirtiéndose en una ballena o un mono convirtiéndose en hombre. 

Bosque de Árboles Familiares

(Punto de Vista Creacionista)

 

 

 

Las ilustraciones fueron tomadas de “Origins—Two Models: Evolution, Creation” por Richard B. Bliss (Creation Life Publishers, 1978), y “The Early Earth” (2 edition) por John Whitcomb (Baker Book House, 1986), p. 95

 

Los creacionistas reconocen que las similitudes a veces indican un parentesco cercano (pero no siempre). Por ejemplo, ¿por qué se parecen tanto dos gemelos idénticos? Obviamente porque están muy relacionados. Por otra parte, hay otras personas que se parecen mucho, pero que no están en absoluto emparentadas. Dos hermanos, de la misma familia, pueden ser muy distintos. De manera que los creacionistas creen que la similitud y el parecido no siempre indican un parentesco cercano.

Algunas ampolletas tienen casi la misma forma que los huevos. Pueden tener una apariencia similar, pero, ¿significa esto que los huevos y las ampolletas están relacionadas? _____ El átomo se parece a nuestro SISTEMA SOLAR (los electrones orbitan alrededor del núcleo de un átomo tal como los planetas orbitan alrededor del núcleo de nuestro sistema solar, que es el sol). ¿Significa esto que nuestro sistema solar evolucionó de un átomo? ______ ¿Puedes pensar en algunos parecidos entre un avión y un pájaro? ¿Significa esto que los aviones evolucionaron de los pájaros? _______

Los automóviles son fabricados por diferentes compañías (de modo que no están relacionados), sin embargo todos ellos tienen muchos parecidos. Haz una lista de varias cosas que se encuentran en todos los automóviles:

______________________________________________________________________________

______________________________________________________________________________

______________________________________________________________________________

¿Por qué todos los automóviles necesitan estas cosas? ¿Fueron fabricados todos los automóviles en la misma fábrica? ______ (Muchos automóviles ni siquiera han sido fabricados en nuestro país). ¿Hay algunas similitudes entre un auto y un bus? ______ ¿Hay algunas similitudes entre un bus y una motocicleta? ______ ¿Hay similitudes entre una motocicleta y una bicicleta? ______ ¿Se parecen la mayoría de los aviones? ______ ¿Hay similitudes entre la mayoría de los barcos? _____

¿Por qué entonces hay similitudes entre los hombres y los animales? En los primeros capítulos de Génesis se encuentra una razón. De acuerdo con Génesis 2:7, ¿de qué fue hecho el hombre? __________________________ De acuerdo con Génesis 2:19, ¿de qué fueron hechos los animales (las bestias y los pájaros)? ______________________ Eclesiastés 3:20 dice que TODO (tanto hombres como animales) es hecho de _____________ y que (al morir) TODO vuelve al _____________. De modo que si los hombres y los animales fueron hechos de la misma sustancia, no debería sorprender que haya ciertas similaridades.

El creacionista también entiende que Dios creó a cada animal para que viva en el mismo mundo. Por ejemplo, el gorila tiene que respirar el mismo aire como el hombre. Tanto los hombres como los monos necesitan corazones para hacer circular la sangre y músculos para mover cada parte del cuerpo. Los hombres pueden comer bananas tal como los monos y ambos tienen un sistema digestivo similar. El hombre tiene que beber agua para permanecer vivo, lo mismo que los animales. Si, Dios hizo perfectamente a cada criatura para vivir en el planeta tierra. Tal como los automóviles fueron hechos para andar por la carretera y los aviones fueron hechos para volar por los aires y los barcos fueron hechos para navegar en el mar, así los hombres y los animales fueron hechos para vivir en el planeta tierra. De modo que los creacionistas creen que las similitudes indican a menudo un AMBIENTE COMÚN, no necesariamente un ANCESTRO COMÚN.

Problemas para los Evolucionistas

1. Ballenas (también los delfines y las marsopas) son muy similares a ciertos tipos de peces, como los tiburones. El problema es que los evolucionistas saben que las ballenas no están emparentadas con los tiburones, porque las ballenas son mamíferos y los tiburones son peces. Aunque hay un parecido externo, también hay grandes diferencias. Muchos peces ponen huevos, pero las crías de las ballenas no salieron de huevos. Los peces tienen sangra fría, pero las ballenas tienen sangre caliente. Las ballenas alimentan a sus crías con leche, como hacen los demás mamíferos, pero no así los peces. La razón del parecido no es un ANCESTRO COMÚN, sino un MEDIO AMBIENTE COMÚN. Las ballenas y los tiburones viven en el mismo ambiente marítimo. Las ballenas tienen que nadar por el agua igual que los tiburones y el Creador diseñó a ambas criaturas para vivir y moverse bajo el agua. Por eso ambos tienen cuerpos hidrodinámicos que están perfectamente diseñados para nadar por el océano. 

2. Los pájaros tienen algunos parecidos con los murciélagos, pero los pájaros son pájaros y los murciélagos son mamíferos. Ambos tienen alas y pueden volar. ¿Cómo se pueden explicar las similitudes? [Las alas y la habilidad de volar son parecidos que no indican una relación cercana. Los pájaros tienen alas, algunos mamíferos tienen alas (murciélagos), muchos insectos tienen alas, algunos reptiles extinguidos tenían alas (pterosaurios) e incluso algunos peces tienen la habilidad de remontarse y deslizarse por el aire. Ningún evolucionista diría que una mosca común tiene alguna relación con un petirrojo]. 

3. El Lobo de Tasmania (yabi) se parece mucho a los perros. La estructura del esqueleto de un lobo de Tasmania es casi idéntica a la de un perro. Corre y mata ovejas como un perro. Sin embargo, los evolucionistas saben que el lobo de Tasmania no está relacionado con el perro, porque pertenece a un grupo de animales llamados “marsupiales”. Sus crías nacen muy inmaduras y deben ser llevadas en una bolsa de la hembra hasta que estén más maduros (igual como las zarigüeyas y los canguros, que también son marsupiales). Vemos nuevamente que una similitud exterior no indica una relación. 

4. El ornitorrinco de Australia es uno de los animales más difíciles de clasificar. Tiene un pico como un pato y patas con membranas. Pone huevos y abriga los huevos con su cuerpo, como hacen muchos pájaros. ¿Es un pájaro? Por otra parte, el ornitorrinco tiene cuatro patas, tiene piel, cola y garras como muchos mamíferos. La cría se alimenta de leche materna. Cuando es pequeño, el ornitorrinco tiene dientes como un castor. ¿Es un mamífero? ¡Qué animal tan único hizo el Creador! 

5. El calamar (y el pulpo) tiene un ojo cuya estructura es muy similar al ojo humano. Pero, por cierto que ningún evolucionista diría que el hombre es un pariente cercano del calamar. ¿Cómo podría criatura alguna EVOLUCIONAR un órgano tan maravilloso como el ojo, que no puede funcionar a menos que sus muchas partes estén en una posición apropiada y perfectamente relacionados? ¿Cómo podría criatura alguna EVOLUCIONAR un ala que tiene que estar diseñada perfectamente para volar? El Dios que diseñó el ojo es el mismo Dios que diseñó las alas. 

2.Las Diferencias Entre los Hombres y los Animales 

Hay un gran abismo que separa al hombre más desvalido de la bestia más desarrollada. En lo profundo de sus corazones, hasta los evolucionistas saben que hay un abismo de diferencia entre el mundo de los monos y simios y el mundo de los hombres. ¿Has sabido alguna vez de un joven evolucionista que corteje a una hembra gorila? El sabe que hay una diferencia. 

Las diferencias entre los hombres y los monos son tan grandes que los evolucionistas se ven obligados a decir que el hombre no evolucionó de algún mono o simio que existe hoy en el mundo. Lo que los evolucionistas enseñan ahora es que tanto los hombres como los monos evolucionaron de un ancestro común. Desafortunadamente este “ancestro común” ya no está en el mundo. Es llamado el “eslabón perdido” y sigue perdido. 

Ahora estamos preparados para estudiar 9 diferencias físicas y  20 diferencias mentales, morales y espirituales entre los hombres y los animales. 

Diferencias Físicas

“No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la

de los ________________, otra carne la de las ____________,

otra la de los ____________, y otra la de las __________” (1 Co. 15:39)

 

1. Solo los hombres caminan erectos, en una postura vertical. El hombre puede caminar natural y cómodamente en dos pies. Esta es su postura normal. Los monos, simios, osos, ardillas y otros animales pueden caminar ocasionalmente en dos patas, pero ese no es su modo normal de movilizarse. Usualmente se trasladan con sus cuatro patas. 

2. El cerebro humano es normalmente tres o cuatro veces más grande que el cerebro del mono más grande, que es el gorila. 

3. El cuerpo humano es relativamente lampiño. Los monos y simios son muy peludos. Algunos evolucionistas se refieren al hombre como “EL MONO DESNUDO”. Sin embargo, ¿has visto alguna vez un mono desnudo (un mono que no esté cubierto de pelo)? Por definición, los monos son muy peludos. Si el hombre no es peludo, entonces no puede ser un mono. 

4. La nariz humana tiene un puente prominente y un extremo largo, lo que le falta a los monos. [Dios sabía que algún día, algunos de nosotros tendríamos que usar anteojos, de modo que ÉL nos formó de un modo tal, que tuviéramos un lugar donde colocarlos]. 

5. Los brazos de los hombres son muy cortos en comparación con los brazos de los monos y simios. Los brazos de los monos llegan hasta el suelo y los usan para movilizarse, tal como con sus patas. 

6. Los monos tienen pulgares tanto en sus pies como en sus manos, lo que les ayuda a trepar por los árboles (ellos pueden agarrarse tanto con sus pies como con sus manos). El pulgar del hombre es proporcionalmente más largo que el de los monos y el hombre puede oponer su pulgar a sus demás dedos, lo que los monos y simios no pueden hacer. Sin esta mano extraordinariamente diseñada, ningún mono puede manipular herramientas de forma competente. Los monos carecen de la destreza que tienen los hombres. 

7. Los bebés humanos son mucho más indefensos y dependientes de sus padres que las crías de los monos y simios. 

8. La cabeza del hombre está encima de su columna vertebral. La cabeza del mono está colocada delante en vez de encima. En vez de tener la cabeza encima de la columna vertebral como los humanos, las cabezas de los monos están hacia adelante. También hay una gran diferencia entre los hombres y los monos en la manera en que la columna está curvada. Los hombres tienen lo que se llama “curva lumbar”; los monos no lo tienen. 

9. Los hombres y los monos se diferencian en el número de cromosomas. El hombre tiene 46 cromosomas. El chimpancé y el gorila tienen 48. 

Diferencias Mentales, Morales y Espirituales

1. El hombre tiene conciencia de sí mismo, lo que significa que se da cuenta de su propia existencia. “Uno de los más notables logros de la mente humana es su habilidad de ser consciente de sí mismo y de su funcionamiento” (Fred Kohler, un evolucionista). El hombre es consciente de sí mismo. Los animales no tienen un agudo sentido de sí mismos. Ellos no meditan en el significado básico de la vida que se refleja en estas preguntas: ¿Por qué estoy aquí? ¿De dónde vine? ¿A dónde voy?

2. El hombre es único en su manera sofisticada de comunicarse por medio del lenguaje (usando el lenguaje verbal y símbolos escritos que comunican significado). Los animales pueden emitir diferentes ruidos y sonidos, pero ellos no usan de lenguaje como los humanos. Cada animal, en un sentido real, es MUDO (ver 2 Pedro 2:16). Solo a los hombres ha sido dada una mente que es capaz de comunicarse con un lenguaje verbal complejo. Solo los hombres pueden leer y escribir. Puedes poner a un mono en la mejor librería del mundo, y no estará en absoluto interesado. Puedes poner a un mono frente a un emocionante programa de televisión, y normalmente no estará interesado. Al mismo tiempo debemos reconocer que el Creador ha capacitado maravillosamente a los animales para comunicarse entre ellos, cuando es necesario. Los cuervos, por ejemplo, tienen un complejo sistema de comunicarse por medio de sus graznidos. Los animales tienen sus singulares llamadas de apareamiento. Las abejas realizan una asombrosa danza para comunicar a otras la dirección y distancia apropiada para recolectar néctar. Estamos aprendiendo cada vez más sobre cómo se comunican algunos animales, como los delfines, ballenas, gorilas, etc. Aunque los animales han sido hechos de manera asombrosa por el Creador, su capacidad de comunicarse no tiene comparación con la capacidad del hombre, especialmente cuando se trata del uso del lenguaje.

3. El hombre puede experimentar múltiples emociones, como tristeza, lágrimas, pena, ira, compasión, alegría y risas, etc. Los animales no pueden.

4. Solo el hombre es libre de hacer verdaderas elecciones. “Solo el hombre es lo suficientemente libre de la esclavitud de los instintos como para poder realmente elegir y para tener propósitos y metas importantes en la vida” (John Whitcomb). Los animales son libres para hacer lo que han sido programados a hacer por instinto o para hacer aquello para lo cual han sido entrenados. El hombre puede hacer planes y tomar decisiones y escoger un curso de acción. Puedes imaginarte a una ardilla diciendo, “pienso que no recolectaré nueces este otoño, esperaré hasta el próximo año.” Los animales están atados a sus instintos. Hacen lo que les indican sus instintos. En la Biblia, cuando Dios da órdenes a los animales, ¿ellos obedecen o desobedecen (ver Números 22:22-28; 1 Samuel 6:7-12; Jonás 1:17; 2:10; Lucas 5:4-7; etc.)? ______________ Cuando Dios da mandamientos a los hombres, ¿ellos obedecen siempre? ______ Los hombres pueden escoger desobedecer a Dios. Los animales no tienen elección. Ellos siempre obedecen a su Creador.

5. Los hombres aprecian la música, el arte y la belleza. Un animal nunca podría pintar un cuadro o escribir una canción y un animal nunca podría apreciar esas cosas. ¿Te puedes imaginar a un gorila contemplando extasiado una puesta de sol o un chimpancé escuchando embelesado el “Coro Aleluya”?

6. Los hombres son las únicas criaturas que pueden hacer uso de la historia y que pueden acumular conocimiento para las generaciones venideras. Los animales no pueden transmitir ninguna información a la siguiente generación. Cada mono tiene que aprender acerca del mundo tal como sus padres tuvieron que aprender. Los hombres pueden tomar un libro y aprender de hombres brillantes del pasado y pueden beneficiarse de su sabiduría y de sus descubrimientos pasados. Los hombres pueden edificar sobre el conocimiento de generaciones anteriores. Los animales no pueden hacer eso.

7. Solo los hombres pueden tener influencia después de la tumba. Abel aún nos habla hoy (ver Hebreos 11:4), cuando recordamos el ejemplo de su fe. Hombres que han vivido hace miles de años aún tienen influencia sobre nosotros, cuando recordamos sus logros y cuando tratamos de evitar sus fracasos e imitamos sus virtudes. Moisés vivió hace 3.500 años y la mayoría de las personas hoy saben de Moisés y muchos lo reconocen como un gran hombre de Dios. ¿Puedes pensar en un animal que haya vivido hace 500 años o más y que sea recordado y reconocido y que aún tenga influencia hoy día?

8. Solo el hombre puede ser educado. Los animales no pueden ser educados realmente, solo pueden ser entrenados. No puedes encontrar animales en las escuelas.

9. Solo los hombres pueden entrenar y domesticar animales (ver Santiago 3:7). ¿Has sabido alguna vez de un mono entrenando a un león? Solo las personas tienen mascotas. ¿Has sabido de un zoológico dirigido por una cebra? Solo las personas pueden manejar los zoológicos.

10. Solo los hombres pueden edificar e inventar creativamente. Los petirrojos pueden construir sus nidos, pero solo porque sus instintos han sido programados para hacerlo. Los petirrojos harán siempre la misma clase de nidos. Ellos nunca construyen nuevos y mejores modelos al año siguiente. Los castores pueden construir diques, pero los diques de los castores siempre se ven  iguales. Sus diques siempre siguen el mismo modelo básico porque el Creador los ha programado para hacer diques de esta manera. Por otra parte, el hombre tiene una increíble capacidad de construir e inventar. Considera las pirámides de Egipto o el templo de Salomón descrito en la Biblia o la asombrosa hazaña de poner al hombre en la luna.

11. Sólo los hombres usan vestimentas. El hombre es la única criatura que no tiene buen aspecto estando desnudo. Todos los animales se ven divertidos con ropa. (Los pingüinos realmente no usan esmoquin).

12. Solo los hombres plantan y cosechan y cocinan su propio alimento. ¿Has visto a un animal que sea agricultor? “Mirad las aves del cielo, que no ____________, no ____________, ni recogen  en _____________, y vuestro Padre celestial las alimenta” (Mateo 6:26).

13. Solo el hombre tiene sentido del humor. ¿Has escuchado alguna vez a un gorila contando un chiste? Es posible oír chistes de elefantes (chistes sobre elefantes), pero ¿has escuchado a un elefante contando chistes?

14. Solo los hombres pueden usar diferentes herramientas. Los castores pueden cortar árboles, pero nunca encontrarás a un castor con un hacha. Los tejones pueden cavar túneles en la tierra, pero nunca verás a alguno con una pala.

15. Solo los hombres pueden movilizarse como todos los animales. Pueden correr más rápido que los leopardos (en automóvil), pueden volar por el aire más rápido que un águila (en avión), pueden alcanzar las profundidades del océano mejor que los peces (submarinos), y pueden hacer lo que no puede hacer ningún animal—salir al espacio exterior.

16. Solo la gente puede pecar contra Dios. No hay tal cosa como un perro justo. Puede ser un perro obediente y bien entrenado, pero no es un perro justo. No hay tal cosa como un perro pecador (aunque obviamente algunos animales pueden ser muy peligrosos y feroces—ver Éxodo 21:28). Nunca un animal ha desobedecido a Dios. Solo el hombre conoce bien la diferencia entre el bien y el mal. Cuando un perro come algo que no debería haber comido o arruina la alfombra de la casa, no se siente culpable por eso (aunque puede haber sido entrenado para temer el castigo). “Sólo el hombre puede discernir moralmente entre el bien y el mal y sufrir las agonías de una conciencia ofendida” (John Whitcomb).

17. Sólo el hombre puede adorar a Dios. Nunca se ha encontrado a un animal adorando a Dios o construyendo un templo o un ídolo, pero el hombre, por primitivo que sea, siempre adorará de una forma u otra. Ningún animal ha dicho jamás, “gracias, Señor”. Ningún animal ha orado o ha ofrecido sacrificios. Sólo el hombre puede amar verdaderamente a su Creador. “Sólo el hombre puede reconocer la autoridad divina de su Creador y honrarle por medio de la adoración, alabanza, oración, sacrificio y un servicio obediente” (John Whitcomb).

18. Sólo el hombre tiene una existencia más allá de la tumba. No hay cielo para gatos y perros. Aunque habrá animales durante el reinado milenial de Cristo (Isaías 11:6-8), no hay mención de animales en el estado eterno (ver Apocalipsis 21-22). Sólo el hombre es inmortal (su alma sigue viviendo, en el cielo o en el infierno, para siempre).

19. Sólo el hombre fue creado a imagen de Dios (Génesis 1:26-27), para que el hombre pueda reflejar al Creador.

20. Solo el hombre puede disfrutar las bendiciones y los beneficios de la encarnación. Cuando Dios vino a este mundo, ÉL se hizo un hombre (Juan 1:14), no un animal. Sólo los hombres necesitan ser salvos. Cristo vino al mundo a salvar a hombres pecadores, no a animales (1 Timoteo 1:15). Cristo murió en la cruz por nuestros pecados (1 Corintios 15:3), no por los pecados de los animales.

CONCLUSIÓN

“El concepto de ‘hombre-mono’ es tan absurdo, bíblica y científicamente, como ‘hombre-jirafa’ o ‘hombre-rinoceronte’” (John Whitcomb). Hay algunas similitudes entre el hombre y ciertos animales, porque el Creador los hizo de la misma sustancia (polvo) para vivir en el mismo mundo y para cumplir funciones similares. Hay diferencias entre el hombre y los animales, porque el Creador tenía un plan y diseño y propósito asombroso tanto para el hombre como para cada animal. Aunque el hombre fue hecho el mismo día que los animales terrestres (DÍA 6 de la semana de la creación), él fue hecho a imagen de Dios y fue hecho para tener una relación con Dios que ningún animal puede tener. Dios quiere que el hombre camine con ÉL en íntimo compañerismo (comparar Génesis 5:22-24; 6:9; 17:1), pero en ninguna parte la Biblia habla de que un animal disfrute de compañerismo con su Creador. El hombre no es un animal y no ha evolucionado de ningún animal.

¿Por qué Fueron Creados los Animales?

La Biblia da muchas razones, entre ellas las siguientes:

  1. Para una compañía limitada, pero inadecuada (Génesis 2:18-22 y ver2 Samuel 12:3). Un perro puede ser entretenido y puede caminar al lado del hombre, pero nunca ha sido el propósito que el perro fuese el “mejor amigo del hombre”. Dios tenía una ayuda mejor para el hombre (Génesis 2:20-22). De hecho, el insuperable y mejor compañero del hombre es el Señor Mismo.
  2. Para alimentación (Génesis 9:2-3).
  3. Para abrigo (Mateo 3:4).
  4. Para movilización (Génesis 22:3).
  5. Para sacrificio, para señalar hacia el único gran Sacrificio y para ilustrar que la salvación solo es posible por medio del derramamiento de sangre (Génesis 4:4; Levítico 1:3).
  6. Para el juicio de hombres pecadores (Éxodo capítulo 8; 2 Reyes 2:23-24).
  7. Para servir al hombre de varias maneras (Génesis 8:7-8, y comparar algunos asombrosos usos de los animales hoy en día, como perros para ciegos, animales que se usan para experimentos, para desarrollar nuevas medicinas y tratamientos médicos, etc.).
  8. Para enseñar al hombre lecciones espirituales (Proverbios 6:6).
  9. Para enseñar al hombre sobre el cuidado de Dios (Mateo 6:26).
  10. Para dar diversión a los niños (Isaías 11:6,8).
  11. Para cumplir las órdenes del su Creador (1 Reyes 17:6; Mateo 17:27).
  12. Para ilustrar que “la Mano que nos hizo es Divina” (cada criatura demuestra que fue admirablemente diseñada por el Creador y que nunca podría haber evolucionado por casualidad). Cada animal hecho por Dios es una prueba indisputable en contra de la teoría de la evolución. 

¿SABEN LOS MONOS?

Tres monos estaban cenando en un cocotero. Estaban discutiendo sobre cosas que habían oído y que se daban por cierto. “¿Qué piensan? Escuchen ustedes dos; hay algo que no puede ser verdad, que los humanos descienden de nuestra noble raza. Esto es impactante, es una terrible desgracia. ¿Quién ha escuchado alguna vez que un mono abandone a su esposa, deje que un bebé muera de hambre y que arruine su propia vida? ¿Alguna vez han oído que una mamá mono deje a su hijito al cuidado de extraños? Sus bebés son pasados de mano en mano y algunos apenas conocen el amor de una madre. Jamás he conocido a un mono tan egoísta que construya una cerca alrededor de su cocotero para que los demás monos no puedan saborear los frutos, aunque los cocos se pudran. Si yo pusiera una cerca alrededor del cocotero, el hambre te haría robarme. Hay otra cosa que un mono no haría: buscar un salón de fiesta y hacer un asado. Ir de parranda hasta sentirse desdichado y luego llegar a casa como loco y golpear a su mujer. Ellos llaman a eso diversión y hacen gran alboroto. ELLOS HAN DESCENDIDO DE ALGO, PERO POR CIERTO, ¡NO DE NOSOTROS!” 

Estos Estudios Bíblicos son publicados por Middletown Bible Church, 349 East Street, Middletown, Connecticut 06457 (U.S.A.). Nuestro número telefónico es (860) 346-0907 ocontáctenos por E-mail. Al realizar estos estudios, recomendamos utilizar la Biblia Reina Valera versión 1960 para evitar confusiones. Es nuestro deseo que estos estudios de la Palabra de Dios sean de ayuda para guiarlo hacia el único Dios verdadero y hacia Su Hijo, el Señor Jesucristo. Esperamos que usted lo pueda conocer a ÉL de una forma personal. Esperamos que usted sea animado a crecer en la gracia y en el conocimiento de ÉL! 1 Pedro 2:2; 2 Pedro 3:18.


The Middletown Bible Church
349 East Street
Middletown, CT 06457
(860) 346-0907

 


 http://www.middletownbiblechurch.org/spanish/science/CAP8.htm 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.189 seguidores