Aprendiendo a decir NO

Aprendiendo a decir NO
Publicado por Malena el 10 de Agosto de 2010

El monje benedictino alemán, Anselm Grün, doctor en Teología, autor de más de doscientos libros espirituales que han sido traducidos a 28 idiomas; viaja por todo el mundo llevando su mensaje sobre el tema de la falta de límites y de los problemas de salud que provoca no poder decir no.

Este dilema que tiene mucha gente, se presenta generalmente cuando se desea contentar a todos y se siente la obligación de no negarse a satisfacer las necesidades de otro, aunque no se pueda.

Es algo más común de lo que creemos, porque a miles de personas les interesan las conferencias del monje Grün en todo el mundo y acuden a ellas deseosos de enterarse de lo que tiene que decir al respecto.

Muchos no respetan sus propios límites, superan con su conducta cualquier frontera y transgreden todas las normas.

Sin embargo los límites son necesarios, le dan sentido a la vida, permiten sentirse contenidos y conocerse más a si mismos.

En su libro “Límites sanadores” Grün se dirige a todos aquellos que no son capaces de negarse nada a si mismos, ni decirle que no a los demás, porque está convencido que el que no sabe decir que no y vive pendiente de las expectativas de otros puede llegar a enfermarse seriamente, y esa exigencia le hará darse cuenta dolorosamente de sus propios límites.

La vida se encarga de mostrarnos que somos seres limitados y tenemos que aprender a aceptarlo, porque nadie es perfecto.

No sólo tenemos que vivir reconociendo nuestras limitaciones sino que también tenemos que preservar nuestra intimidad poniéndole límites a los demás y al mismo tiempo ser capaces de respetar sus límites para no invadir su privacidad e individualidad.

La edad es un límite que hay que respetar, así como también el límite de la propia finitud.

Ninguno de nosotros puede estar siempre en forma incondicional dispuesto a atender las necesidades eventuales de otros, porque tenemos nuestras limitaciones o porque somos incapaces de hacerlo; porque así como aquellos que nos necesitan, nosotros también tenemos que enfrentar nuestras propias necesidades.

El límite es un indicador de medida que nos obliga a actuar moderadamente y a no presionarnos con exigencias más allá de nuestras posibilidades.

En esta época, es la falta de medida y los excesos lo que trastorna la vida del hombre hasta llegar a enfermarlo; incluso la depresión es una cuestión relacionada con la falta de límites.

Es la falta de marcos de referencia lo que nos lleva a sentir una sensación de inseguridad que nos llena de miedos.

La gente suele trabajar más de lo que puede, presionada por aparentes necesidades circunstanciales, apetencias desmedidas y deseos de hacer lo que hacen otros, para aventajarlos o destacarse.

Las leyes, las reglas, los estatutos son límites que nos protegen y respetarlos nos hace sentir más seguros.

El respeto de los límites favorece nuestras relaciones, nos ofrece mayores posibilidades de éxito, nos permite darnos cuenta de nuestras posibilidades y capacidades y apreciar lo que más nos conviene.

En el ámbito privado debe existir la intimidad personal, un sector propio destinado a vivirlo en soledad que no debería ser violentado por nadie con ninguna excusa.

Somos seres limitados, sin embargo somos capaces de enfermarnos con tal de no renunciar a nuestra imagen y hacer algo aunque no podamos

Conocerse a uno mismo es lo más importante para mantener el equilibrio, aprovechando el potencial que tenemos para enfrentar aquellos desafíos de lo que sí somos capaces, y seguir creciendo.

Excedemos nuestros límites por miedo a no ser amados, por temor de herir a los demás, porque somos perfeccionistas porque pretendemos ser mejor que los demás. Pero si estamos centrados y actuamos con convicción y firmeza, los límites no ofenden.

Ser solidario no significa hacer más de lo que podemos y si no estamos en condiciones de ayudar, tampoco necesitamos justificarnos demasiado ni dar muchas explicaciones por lo que el otro pueda pensar, porque el otro siempre es libre de pensar lo que quiera.

Darse tiempo y ocuparse de uno mismo no es egoísmo, es salud mental y sólo requiere carácter firme.

Fuente: “Límites Sanadores”, Anselm Gün.

http://psicologia.laguia2000.com/la-personalidad/aprendiendo-a-decir-no

Bernardo Stamateas – Juegos Sucios (v. 2.0)

View this document on Scribd

Mente de Esclavo

View this document on Scribd

Solos y Solas

View this document on Scribd

Rezar por otros potencia la capacidad de perdonar, según un estudio

Rezar por otros potencia la capacidad de perdonar, según un estudio
de Yaiza Martínez

Las plegarias por otros potencian la capacidad individual de perdonar, sugiere un estudio realizado por psicólogos de la Florida State University. Los científicos señalan que esto se debe a que, al rezar, las personas dejan de centrar su atención en sí mismos y en sus propios objetivos. Así, los sentimientos negativos pueden desvanecerse. Una investigación anterior de estos mismos investigadores demostró que la gratitud también puede potenciarse mediante la oración. Por Yaiza Martínez.
La oración potencia el perdón, señalan los resultados de un estudio realizado por psicólogos de la Florida State University y del que informa la revista Psychological Science, de la Association for Psychological Science de Estados Unidos, en un comunicado

Todas las personas han hecho alguna vez daño a otros bien traicionando su confianza bien con actos o palabras dañinas, por ejemplo. Por otra parte, se sabe que la inmensa mayoría de la gente reza, al menos de vez en cuando.

Dadas estas dos situaciones tan comunes, el psicólogo de la Florida State University, Nathaniel Lambert, y sus colaboradores, decidieron investigar qué pasaría si el individuo dañado dedica sus plegarias a aquél que le ha hecho daño. ¿Es posible que rezar promueva el perdón y ayude a preservar las relaciones?, se preguntaron los investigadores.

Una sola plegaria

Para buscar una respuesta a estas cuestiones, los científicos realizaron dos experimentos, detallados en un artículo más extenso, también publicado por Psychological Science.

El primero de estos experimentos consistió en pedirle a un grupo de 52 hombres y mujeres que rogaran, en una única plegaria, por el bienestar de sus parejas. A otro grupo de personas de control, se le pidió que, simplemente, describiesen a sus parejas, que hablasen de ellas mientras su charla se grababa en una cinta.

Después de ambas actividades, se evaluó el “grado de perdón” de los participantes. Como perdón, los científicos definieron la reducción de aquellos sentimientos negativos que surgen cuando alguien nos hace daño.

Los resultados demostraron que aquellas personas que habían rezado por sus parejas albergaban escasos pensamientos y emociones negativos hacia ellos: se sentían preparados para perdonar y seguir adelante.

Si una sola plegaria puede ocasionar diferencias en nuestros sentimientos hacia los más allegados, a pesar de que éstos puedan hacernos daño ocasionalmente, ¿qué sucedería en una relación si se reza durante un cierto periodo de tiempo?

Desvanecimiento del conflicto

En un segundo experimento, los científicos pidieron a un grupo de 67 hombres y mujeres que rezaran por un amigo íntimo a diario, durante cuatro semanas.

A individuos de otro grupo se les pidió que simplemente que meditaran sobre su relación, que tuviesen pensamientos positivos hacia sus amigos, pero que no rezasen por su bienestar.

Las evaluaciones posteriores demostraron que los rezos aumentaron la preocupación desinteresada por los amigos, lo que a su vez puede fomentar los sentimientos de perdón, explican los científicos.

La explicación que dan éstos a que una práctica espiritual común pueda producir efectos beneficiosos es la siguiente: la mayor parte del tiempo, las parejas mantienen objetivos compartidos. Sin embargo, si se enfrentan, estos objetivos pueden pasar a ser objetivos conflictivos, como la venganza o el resentimiento de un miembro de la pareja hacia el otro.

Los objetivos conflictivos provocan que la atención de cada individuo se centre en el “yo”. Dado que la oración permite enfocar la atención hacia otros, puede permitir que el resentimiento se desvanezca.

Rezar y agradecer

En un trabajo de investigación anterior, Nathaniel Lambert y sus colaboradores analizaron el potencial de las plegarias para aumentar la gratitud.

Tal y como se explica en un artículo publicado al respecto, para aquel estudio se realizaron varias pruebas de plegarias diarias, durante de cuatro a seis semanas.

Tras ellas, se demostró que las personas que habían rezado cada día puntuaron más alto en evaluaciones sobre su nivel de gratitud que otros participantes en los experimentos, que no habían rezado.

Los investigadores afirmaron en dicho artículo, que estos resultados constituyen la primera constatación empírica de que los niveles de gratitud pueden modificarse y que el mecanismo para hacerlo puede ser la oración.

Por otro lado, los científicos señalaron que estos estudios sirven para recordar que la comprensión completa del comportamiento humano requiere de la investigación sistemática de sus actividades espirituales, entre las que se cuenta la oración.

(Tendencias21)

El pensamiento creativo

El pensamiento creativo
Publicado por Malena el 4 de Diciembre de 2009

Edward de Bono (1933), psicólogo maltés egresado de la Universidad de Oxford, instructor y entrenador en pensamiento, se especializó en pensamiento creativo.

Publicó 25 libros relacionados con el difícil arte del pensar racional, siendo su aporte más significativo el concepto que propone que pensar es una técnica que se puede aprender y perfeccionarse, utilizando la racionalidad como herramienta para alcanzar el éxito en el ámbito de las discusiones.

En su libro “Seis sombreros para pensar”, escrito en forma clara y sencilla propone una mejor manera de resolver los conflictos a la hora de tomar decisiones en grupo, sin tener que ofenderse mutuamente, discutir acaloradamente, alterarse para imponer una postura, justificarse, ni pedir disculpas, y poder aportar ideas creativas sin gastar energías con argumentos que predispongan a la confrontación.

Su original técnica de pensamiento es el método de los seis sombreros, muy fácil de implementar.

Habitualmente, en reuniones de grupo, aunque sus miembros sean personas inteligentes y educadas, cada uno de ellos pretende imponer sus ideas y poner objeciones a las sugerencias de los demás.

En este libro, el autor intenta modificar esos patrones de comportamiento, ampliando la perspectiva de los participantes y facilitando la toma de decisiones.

Desarrolla dos conceptos fundamentales para tratar de razonar en grupo eficazmente, el pensamiento paralelo y el pensamiento creativo; o sea cómo manejarse con los pensamientos paralelos y cómo cambiar el pensamiento reactivo por el pensamiento creativo.

Introduce el concepto de pensamiento paralelo, que consiste en aprovechar dos posturas opuestas para poder avanzar en las discusiones sin detenerse en el debate que se genera cuando cada uno intenta demostrar que el otro está equivocado.

El pensamiento creativo es el que encuentra ideas y conceptos nuevos, puntos de vista diversos y otras alternativas para solucionar problemas, realizar cambios, abandonar antiguas creencias y estructuras y ampliar la percepción para poder tomar conciencia de las causas que los provocan.

El énfasis está puesto en pensar racionalmente y en la intención de unir esfuerzos, centrarse en los objetivos, y rescatar la creatividad por sobre todas las cosas.

Cada sombrero simboliza una manera diferente de pensar y tienen un color distinto.

El método requiere que cada miembro del grupo elija el color de sombrero que desea usar según la idea que simboliza.

En el momento que decida puede cambiarlo por otro sombrero, si se le ocurre una idea diferente.

El sombrero legitima los sentimientos e intuiciones de los participantes, que tienen derecho de esgrimir cualquier argumentos con el que se identifica.

Esta dinámica de grupo resulta más exitosa si todos los presentes tienen la oportunidad de utilizar todos los sombreros, porque significa que han ampliado su perspectiva.

También es posible que dos o más participantes hagan uso de los mismos colores de sombreros al mismo tiempo.

El sombrero blanco significa la visión objetiva de la información.

El rojo legaliza las emociones y las intuiciones que no se tienen que justificar.

El negro simboliza la crítica, el juicio, la prudencia y la posibilidad de los obstáculos.

El amarillo, la lógica positiva centrada en los beneficios

El verde, los nuevos conceptos, las ideas, la creatividad

El azul, el control centrado en la productividad de la gestión del proceso.

Fuente: “Seis sombreros para pensar” , de Edward de Bono, Ed. Granica, 1985

http://filosofia.laguia2000.com/filosofia-y-sociedad/estrategias-de-pensamiento-en-grupo

Troll (Internet)

Troll (Internet)

El artículo Trolls de Internet de Timothy Campbell es sumamente interesante para cualquier internauta, incluso de los que se limitan a navegar de vez en cuando o a escribir unas líneas en su blog personal. Leerlo apenas toma siete minutos, y ahora que ya está disponible en castellano, su lectura es prácticamente obligada.

Si prefieres el inglés original, está publicado como Internet Trolls.

Un «troll» de Internet es el (normalmente es un él) que siente placer al sembrar discordia en Internet. Intenta iniciar discusiones y ofender a la gente (…) La única manera de tratar con trolls es limitar su reacción a recordar a los demás que no respondan a los trolls.(http://www.microsiervos.com/archivo/internet/trolls-de-internet.html)

Representación humorística de un Trollde Internet

Un trolltrol es un vocablo de internet que describe a una persona que solo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí. El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás.

Aunque originalmente el término solo se refería a la práctica en sí y no a la persona, un desplazamiento metonímico posterior ha hecho que también se aplique a las personas que presuntamente incurren en ese tipo de prácticas. Su origen etimológico más probable evoca la idea de «morder el anzuelo» (troll es un tipo de pesca en inglés).1

Etimología

El uso actual del término surgió en los grupos de noticias de Usenet a fines de la década de los 80. Se acepta que es una apócope de la palabra trolling, usada en la frase trolling for suckers (aproximadamente, ‘pescar incautos’). El verbo inglés troll quiere decir pescar al curricánque es una técnica de pesca deportiva. En este caso puede tener un equivalente en trawling (pesca de arrastre). Evoca metafóricamente la idea de «morder el anzuelo» y «pescar» a los incautos.

Otro origen verosímil es que podría ser un acortamiento de patrolling (‘patrullando’, ‘vigilando’), en el sentido vulgar de searching (‘buscando’), especialmente searching for those who do not wish to be found (‘buscando a quienes no desean ser encontrados’).

El uso de la palabra se generalizó probablemente debido a su apropiado segundo significado, el de los troles de la mitología escandinava y los cuentos infantiles, retratados a menudo como criaturas feas y odiosas inclinadas a la maldad. La imagen del trol bajo el puente en el cuentoLos tres cabritos gruñones (también conocido como El gigante y las tres cabritas) enfatiza la reacción negativa del trol hacia los extraños que se adentran en su entorno físico, particularmente por aquellos que tienen la intención de pastar en sus dominios sin permiso.

Círculos viciosos

Las imágenes de Prohibido dar de comer al troll se usan para indicar a los demás que no animen a los trollsreaccionando ante ellos.

Para mucha gente, la característica distintiva del comportamiento de un troll es la percepción del intento por trastornar a la comunidad de algún modo: escribir mensajes incendiarios, sarcásticos, disruptivos o humorísticos destinados a arrastrar a los demás usuarios a una confrontación infructuosa. Cuanto mayor sea la reacción de la comunidad, más probable será que el usuario vuelva a comportarse como un troll, pues irá creyendo que ciertas acciones logran su objetivo de provocar el caos. Esto ha hecho que surja el protocolo a menudo repetido en la cultura de Internet: «No alimente al troll» (Don’t feed the troll).

A menudo ocurre que alguien escribe un mensaje sincero sobre el que será emocionalmente sensible. Los trollshabilidosos saben que una forma fácil de enfadarle es afirmar deshonestamente que dicha persona es un troll. En otras ocasiones una persona puede no entender o encajar inmediatamente en las normas sociales de un foro donde la mayoría de los participantes sí lo hacen. Como resultado, actuar ligeramente fuera de las normas (a menudo no intencionadamente y por razones legítimas) hace que dicha persona sea calificada de troll. A veces puede ser difícil distinguir entre un usuario que simplemente tiene valores, puntos de vistas o ideas diferentes y uno que se comporta intencionadamente como un troll. Desafortunadamente, muchos usuarios reaccionan agresivamente a la primera impresión de un supuesto troll, lo que a veces lleva a que usuarios novatos disgustados o minorías políticas sean considerados trolls.

Cultura troll

La larga historia de los trolls y el fuerte apoyo hacia el discurso anónimoseudónimo en Internet sugieren que la historia del «troll anónimo» está sólo en sus comienzos. Si puede considerarse como una «cultura», formada por gente que no se conoce entre sí, salvo mediante la experiencia común de ser rechazados en foros de Internet, es cuestionable, pero algunos afirman que es posible y que ya está ocurriendo.

Hay fuertes evidencias de ello en la existencia de foros que afirman existir específicamente para dar apoyo a los trolls, para intercambiar trucos e identificar blancos que otros trolls pueden estar provocando o discutiendo fructíferamente.

La cultura troll se observa mejor en los trolls que no conocen a los otros con los que trabajan. Debido a que los métodos comunes de crear mensajes incendiarios son muy conocidos y objeto de bromas en muchos sitios de Internet, es a veces posible para un troll identificar a otrotroll en acción. Un troll actuando sobre otro troll crea a menudo tal cantidad de aparente drama entre ellos que se toma en serio por observadores que no sean trolls (especialmente si toman partido por algún bando). El resultado final es que los dos trolls pueden colaborar para lograr que la discusión de foro gire en torno a ellos o que una conversación se salga de tema más eficazmente que si lo hicieran sin ayuda.

Los trolls como falsificadores de identidad

Inicios

Antes de que Deja News comenzase a archivar Usenet, los informes sobre los trolls eran imprecisos, habiendo pocas pruebas que estudiar. Sin embargo a partir de entonces los enormes archivos han estado disponibles para los investigadores. Puede que el primer (aunque poco documentado) caso sea la saga de 1982-83 de Alex y Joan en los foros de CompuServeVan Gelder, un periodista de la revista Ms., documentó en 1996 el incidente en un artículo en dicha publicación. Alex (en la vida real un psiquiatra cincuentón muy tímido de Nueva York) se hacía pasar por una rimbombante y antirreligiosa mujer muda llamada Joan, atada a una silla de ruedas tras un accidente de coche, «para poder relacionarse mejor con sus pacientes femeninas». Esta farsa se prolongó durante dos años, y Joan llegó a convertirse en un personaje enormemente detallado con una colección de relaciones emocionales. Todo empezó a venirse abajo cuando Joan persuadió a una de sus amigas en línea para que tuviese una aventura con Alex.

Incluso aquellos que apenas conocían a Joan se sintieron implicados —y en cierta forma traicionados— por el engaño de Alex. A muchos de nosotros nos gusta creer que la comunidad en línea es una utopía del futuro, y el experimento de Alex nos demostró a todos que la tecnología no es un escudo contra las mentiras. Perdimos nuestra inocencia, cuando no la fe.

Van Gelder, 1996, p. 534

Los trolls en los años 1990

Una de las primeras referencias a un troll en el archivo de Usenet de Google fue hecha por el usuario Mark Miller sobre otro usuario llamadoTad (8 de febrero de 1990).2 Sin embargo, no está claro si el término «troll» se usó en su sentido actual, o si fue simplemente una elección casual de un epíteto:

Estás tan lejos de ser capaz de entender algo de lo que cualquiera dice aquí que esto sólo lleva a la inutilidad. Lo verdaderamente triste es que de verdad crees que estás ganando. Eres un terrible despilfarro de recursos naturales – por favor reintégrate en la cadena alimenticia… estúpido trollflatulento.

El más probable origen del término puede hallarse en la expresión trolling for newbies (que significa aproximadamente ‘pescando novatos’), que a principios de los años 1990 se hizo popular en el grupo de Usenet alt.folklore.urban. Su uso era algo diferente a la actual noción de troll, siendo una broma privada relativamente suave sobre los usuarios novatos consistente en hacer preguntas o mencionar temas de conversación tan trillados que sólo uno de ellos respondería seriamente. Otros extendieron el término para incluir la práctica de representar el papel de un usuario seriamente desinformado o ingenuo, incluso en grupos donde no se era un participante habitual, pero estos intentos fueron a menudo más broma que provocación. En tales contextos, el sustantivo «troll» solía referirse al acto más que al autor.

Algunos usuarios veteranos de Usenet continuaron insistiendo en estas primeras definiciones incluso después de que el término fuese aplicado más generalmente a las acciones incendiarias previamente caracterizadas como flamebait.

Identidad

En la literatura seria la práctica fue documentada por primera vez por Judith Donath (1999), quien usó varios ejemplos anecdóticos de diversos grupos de noticia de Usenet en su discusión. El ensayo de Donath trazaba la ambigüedad de la identidad en una «comunidad virtual» incorpórea:3

En el mundo físico hay una inherente unidad con el yo, pues el cuerpo proporciona una convincente y práctica definición de identidad. La norma es: un cuerpo, una identidad. [...] El mundo virtual es diferente. Está compuesto de información más que de materia.

Donath proporciona una concisa visión general de los juegos de falsificación de personalidad que surgen de la confusión entre la comunidad física y la epistémica:

Los trolls juegan a falsear su personalidad, aunque lo hagan sin el consentimiento de la mayoría de los jugadores. El troll intenta pasar por un participante legítimo, compartiendo los intereses y preocupaciones comunes del grupo. Los miembros de los grupos de noticias, si son conscientes de los trolls y otras falsificaciones de personalidad, intentan distinguir los mensajes auténticos de los escritos por ellos y, tras juzgar a un usuario como troll, obligar al ofensor a abandonar el grupo. Su éxito en lo primero depende del grado en el que ellos —y el troll— entiendan las pistas de la identidad, y su éxito en lo segundo, de si el placer del troll se ve lo suficientemente disminuido o atenuado por los castigos impuestos por el grupo.
Los trolls pueden ser molestos de diversas formas. Un troll puede desbaratar la discusión en un grupo de noticias, diseminar malos consejos, y dañar el sentimiento de confianza en la comunidad del grupo de noticias. Más aún, en un grupo que se ha vuelto sensible a los trolls —donde el índice de engaños sea alto—, muchos que honestamente hacen preguntas ingenuas pueden ser rápidamente rechazados como trolls. Esto puede ser bastante desalentador para un usuario nuevo que tras atreverse a escribir su primer mensaje es inmediatamente bombardeado con airadas acusaciones. Incluso si las acusaciones son infundadas, ser clasificado como un troll es bastante dañino para la reputación en línea de uno.

Donath, 1999, p. 45

Uso

El término «troll» es altamente subjetivo. Ciertos lectores pueden clasificar un mensaje como troll mientras otros verán el mismo mensaje como una contribución legítima a la discusión, aunque sea controvertida. El término se usa frecuentemente para desacreditar una posición contraria o a su proponente mediante el argumento ad hominem. Igualmente, decir que alguien es un troll significa hacer suposiciones sobre sus motivos, que pueden ser incorrectas. Dejando aparte los motivos del autor, los mensajes controvertidos tienen muchas posibilidades de atraer una respuesta correctiva, protectora o violenta de aquellos que no distinguen entre las comunidades físicas reales (donde la gente está realmente expuesta a algún riesgo compartido de daño corporal por sus acciones) y las comunidades epistémicas (basadas en un mero intercambio de palabras e ideas). Normas de tratamiento, o etiqueta, que se originaron en tales comunidades físicas son con frecuencia aplicadas ingenuamente al discurso en línea por los recién llegados que no están acostumbrados a la gama de puntos de vista expresados en línea, a menudo anónimamente. De esta forma, tanto los usuarios como sus mensajes son comúnmente y a veces inexactamente calificados de trolls cuando ofenden al grupo: irónicamente, la gente puede estar más inclinada a usar epítetos como «troll» en las discusiones públicas en línea de lo que lo estarían en persona, ya que los foros en línea pueden parecer más impersonales. A menudo se emplea la expresión «Prohibido dar de comer al troll».

Cuando se aplica apropiadamente al comportamiento en línea intencionadamente disruptivo, la palabra «troll» convierte económicamente un código abstracto de conducta en línea en una imagen concreta. Los participantes experimentados en foros en línea saben que la forma más efectiva de disuadir a un troll normalmente es ignorarlo, ya que las respuestas animan a los auténticos trolls a continuar escribiendo mensajes disruptivos en dichos foros: de ahí el frecuente aviso de «Prohibido dar de comer al troll». Enviar esta señal públicamente, en respuesta al comportamiento de un troll para desanimar más respuestas puede disuadir al troll. Sin embargo, también puede tener el efecto contrario, pasando a ser él mismo comida para el troll. Por tanto, cuando un participante en un foro ve una respuesta aparentemente inocente a un troll como potencial comida para éste, puede ser más prudente enviar el aviso de «Prohibido dar de comer al troll» en un mensaje privado (por ejemplo, por correo electrónico).

Los trolls en diferentes medios de Internet

Los trolls actúan de formas distintas en diferentes medios. Empezaron en grupos de noticias, y a medida que Internet ha evolucionado, así lo han hecho los trolls.

  • Usenet — las jerarquías de los grupos de noticias limitan la exposición de los trolls, pero el envío cruzado de mensajes (crossposting) puede superar esta limitación. Algunos ISPs limitan el número de grupos de noticias a los que un mismo mensaje puede cruzarse. Como ejemplo notable, alt.net instituyó un límite de envíos cruzados después de que los trolls en ese sistema hubieran llegado a ser tan escandalosos que Peter da Silva inició una campaña en otros sistemas para cesar el intercambio de noticias con alt.net hasta que hicieran algo para resolver el problema.
  • Listas de correo — suelen estar controladas por moderadores, por lo que los participantes indeseables pueden ser expulsados rápidamente.
  • Foros basados en SlashCode — usan un sistema de puntuación de forma que los lectores pueden moderar cada mensaje al alza o a la baja desde su calificación inicial. Los lectores pueden entonces elegir ignorar los mensajes que los demás han «moderado a la baja». La coordinación de los trolls es particularmente importante, dado que los primeros mensajes tienen más probabilidades de ser leídos que los siguientes. Un troll ideal debería generar discusión y respuestas acaloradísimas sin más intervención por su parte.
  • Wikis — su modelo plano, asíncrono y abierto permite a cualquiera escribir cualquier cosa. Los usuarios trabajan para deshacer los cambios negativos usando herramientas de reversión disponibles de serie, pero esto requiere a cientos de voluntarios para vigilar sitios extensos y populares. Los trolls tienden a ser más sutiles que en los grupos de discusión, con frecuencia aportando material que podría ser legítimo, pero provocarán controversia desafiando la actual estructura de poder. La dificultad se agrava por la imposibilidad de discernir si un usuario está simplemente exponiendo una opinión controvertida o es un troll.
  • Weblogs — en su forma más común como púlpito personal con la posibilidad de que cualquiera deje comentarios, los weblogs populares resultan con frecuencia eficaces trampolines para los trolls, mediante comentarios incendiarios o entradas provocativas. La facilidad con la que los weblogs pueden ser enlazados anima a la propagación del troll.
  • IRC — la naturaleza abierta de la mayoría de los canales de IRC en las redes populares permite que los trolls entren y utilicen cualquier técnica de abuso, desde la simple inundación de basura a comentarios sutilmente irritantes, que cosechan respuestas airadas. La facilidad con la que pueden evadirse los bloqueos de canales y servidores, y la naturaleza volátil de muchos usuarios de IRC puede permitir a los trolls perpetuarse indefinidamente.
  • Juegos multijugador de acción en primera persona — el juego en línea suele atraer a gran número de varones adolescentes, que se aprovechan de la atmósfera combativa y su anonimato general para menospreciar a otros jugadores. Véase pwnnoob para mayor información. Matar en grupo y romper las normas sociales del juego para fastidiar a otros jugadores se consideran también actividades propias de trolls.
  • Juegos de deporte en línea — Un troll se infiltrará en una liga en línea gratuita con múltiples equipos desde diferentes cuentas e identidades e intentará entonces retorcidos intercambios de jugadores para mejorar un equipo. El troll dejará numerosos mensajes en el tablón de anuncios de la liga desde sus diferentes identidades para dar la apariencia de legitimidad a un comportamiento a todas luces ilícito. Los jugadores que objeten a la obvia farsa pueden recibir un baño de insultos y otros intentos de evasión.
  • Foros — Sean de la clase que sean, atraerán trolls, cuyo comportamiento no difiere mucho de los ejemplos anteriores. Pocos foros están libres de trolls, exceptuando algunos sitios muy pequeños y aquellos que establecen políticas muy estrictas al respecto.
  • BBS — Aunque ya quedan muy pocos BBSs funcionando y en la mayoría de ellos se lleva un control de usuarios, se siguen reportando casos de trolles.

Ejemplos

Trolls de un solo golpe

Los mensajes de un troll de un solo golpe intentan ser disruptivos y tienden a ser muy obvios para asegurar que reciben respuestas enfadadas.

Trolls disruptivos

  • Mensajes fuera de tema — Irrelevantes para los usuarios interesados en el foro en cuestión: «¿Puede ayudarme alguien a hacer una página web?» «No: esto es un foro de música.» Esto también puede hacerse a la mitad de una discusión ya existente en un intento por secuestrarla, o al menos cambiar el tema de discusión.
  • Ruptura de páginas — Enviar mensajes con grandes imágenes o llenos de caracteres para hacer ilegibles los mensajes anteriores. Un troll habilidoso usará una imagen extremadamente larga pero estrecha que se camufle con el fondo de la página para hacerlo menos evidente.
  • Material ofensivo — Archivos de sonidos molestos o imágenes perturbadoras en un mensaje, o enlazar a sitios impactantes (shock sites) que contengan dicho material. Con frecuencia estos enlaces se disfrazan como enlaces legítimos.
  • Mensajes incendiarios — Incluyendo alusiones racistas, sexistas, clasistas o innecesariamente odiosas: «Eres idiota por incluir este tipo de mensajes en tu lista.»
  • Escribir spoilers — Desvelar el final o parte importante de la trama de una película, libro, juego, etcétera sin avisar, a veces subrepticiamente enterrados en mensajes por lo demás inocuos.
  • Volver a iniciar una antigua discusión o reciclar un tema anterior (bump) muy controvertido, particularmente en comunidades en línea pequeñas.
  • Escribir deliberada y repetidamente mal los nombres de los demás usuarios de la discusión con el propósito de molestarlos o irritarlos.
  • Prometer pornografía inexistente a gente que escribe en el foro, provocando una avalancha interminable de mensajes del tipo «a mí también» (especialmente común en en la jerarquía de Usenet alt.sex a mediados de los años 1990).

Trolls que buscan atención

Este tipo de trolls buscan incitar tantas respuestas como sea posible y absorber una cantidad desproporcionada del total de atención colectiva.

  • Publicitar otro foro, especialmente si es uno rival u odiado.
  • Afirmar ser alguien que es imposible que sean — «Como un samurái auténtico que soy, tengo ciertos problemas con Los siete samuráis
  • Carecer de cualquier relación o conocimiento actual con el tema discutido, pero seguir escribiendo continuamente opiniones como «expertos».
  • Mensajes que contienen algún fallo o error obvio — «Creo que Mar adentro es la mejor película de Santiago Segura
  • Pedir ayuda para una tarea o problema inverosímil — «¿Cómo sazono mi olla? No quiero que todo lo que cocine en ella sepa igual.»
  • Preguntas intencionadamente ingenuas — «¿Puedo usar aceite de oliva en vez de agua para hervir pasta?»
  • Mensajes que contienen referencias alusivas al propio estatus — «Evian es agua embotellada para pobres. Prefiero la Dasani importada de Italia.»
  • Escribir intencionadamente un argumento escandaloso deliberadamente construido en torno a un fallo o error fundamental pero embrollado. Con frecuencia el autor se pondrá a la defensiva cuando el argumento sea refutado, pero muchos pueden, sin embargo, continuar el hilousando más argumentos erróneos, lo que se conoce como «alimentar» el troll.
  • Un subtipo del anterior es la demostración falsa de un importante problema matemático no resuelto o una imposibilidad (por ejemplo, 1 = 2). Sin embargo estos mensajes no siempre son trolls y a veces son como mínimo matemáticamente interesantes.
  • Mensajes políticamente discutibles — «Creo que José Luis Rodríguez Zapatero es el mejor/peor presidente de la historia.»
  • Enviar imágenes políticamente sensibles en lugares inapropiados.
  • Fingir ser inocente tras participar en una «guerra de llamaradas» (flamewar).
  • Escribir quejas fuera de tema sobre su vida privada, incluso amenazas de suicidio: a veces se trata del troll «plañidero».
  • Responder paranoicamente o pluralizando a opiniones personales emitidas por individuos diferentes — «No creo que todos penséis lo mismo: ¡os ponéis de acuerdo para llevarme la contraria!»
  • Los trolls conquistadores se entusiasman por encadenar aventuras amorosas en línea con las mujeres de un grupo. Esto provoca la rivalidad pública entre las mujeres que alguna vez creyeron que los apelativos cariñosos, los poemas y las declaraciones de afecto que recibían eran exclusivamente para ellas. Dado que estas aventuras se suelen desarrollar separadamente en canales de chat, suele pasar mucho tiempo antes de que estos conflictos estallen.
  • Insultar a otros por su mala gramática u ortografía, lo que puede ser un tema muy sensible, por el abuso de jerga o abreviaturas típicas deSMS, o incluso insultar a otros por su mala gramática usando mala gramática, provocando un efecto «irónico» que puede a menudo llevar a la gente a recriminarles su hipocresía.

Otros ejemplos

Algunos trolls pueden denunciar una determinada religión en un grupo de noticias religioso, aunque históricamente se ha llamado a estoflamebait (ver más arriba). Como aquellos que se enzarzan en una «guerra de llamaradas» (flamewar), los supuestos o autoproclamados trolls de Internet a veces recurren al doble sentido o al despiste en la búsqueda de su objetivo. Es posible distinguir entre los mensajes incendiarios y los comentarios de un troll: los primeros tienen la intención de ser antisociales y ofensivos mientras los segundos buscan provocar una reacción, aunque también pueden ser considerados como antisociales, a pesar de la intención del autor.

Un caso particular de la segunda variedad (mensajes incendiarios) implica enviar contenido obviamente reñido con los intereses (declarados o implícitos) del grupo o foro. Por ejemplo, enviar recetas de carne de gato en un foro sobre animales de compañía, teorías evolutivas en un forocreacionista o mensajes sobre lo aburridos que son los dragones en el grupo de Usenet alt.fan.dragons.

El «troll títere» entra a menudo en un foro usando varias identidades diferentes. A medida que los comentarios provocativos de una identidad atrae respuestas cada vez más críticas de otros miembros del foro, el troll interviene en la discusión usando una segunda identidad para apoyar a la primera. Alternativamente, el troll puede usar esta segunda identidad para criticar a la primera y ganar así credibilidad o estima en el foro.

El envío cruzado (crossposting) es un método popular de los trolls de Usenet: un mismo mensaje puede ser discutido simultáneamente en varios grupos de noticias no relacionados e incluso opuestos, lo que probablemente termine en una «guerra de llamaradas» (flamewar). Por ejemplo, un mensaje-señuelo (flamebait) contra la comida rápida podría enviarse cruzado a grupos sobre la alimentación sana, la ecología y los derechos animales, así como también a un grupo sobre un tema totalmente ajeno, como la inteligencia artificial.

Un ejemplo de troll con éxito es el archiconocido hilo de Usenet Oh how I envy American students (‘Ay, cómo envidio a los estudiantes estadounidenses’) que obtuvo más de 3.500 respuestas. Este troll fue escrito por alguien haciéndose pasar por un estudiante europeo, y enviado con acierto a todos los grupos de noticias de institutos y universidades, dejando entonces que los estudiantes americanos hiciesen todo el trabajo de difusión. El hilo estuvo activo cerca de un año (generando de media una respuesta cada 160 minutos) y su mejor golpe fue cuando una inocente estudiante estadounidense no sólo perdió su cuenta de Internet sino también que fue expulsada del instituto por abusar de los ordenadores, pues de alguna forma logró cargar con la culpa de haber comenzado el troll. El sitio con más ataques troll hasta la fecha es conocido como “ATOMIX”.

Motivación

Los «trolls» autoproclamados pueden designarse a sí mismos como abogados del diablotábanos sociales o «alborotadores culturales», desafiando el discurso dominante y las asunciones de los foros de discusión en un intento de romper el statu quo de pensamiento grupal: el sistema de creencias que prevalece en su ausencia.

Algunos críticos afirman que los auténticos «abogados del diablo» generalmente se identifican a sí mismo como tales por el bien de la etiqueta y la cortesía, mientras que los trolls pueden rechazar ambas. La mayoría de la discusión sobre qué motiva a los trolls procede de otros usuarios de Internet que afirman haber estudiado el comportamiento de los mismos. Hay poca literatura de investigación que describa el término o el fenómeno. Los comentarios de usuarios acusados de ser trolls podrían ser poco fiables, puesto que de hecho podrían estar intentando estimular la controversia más que avanzar en el entendimiento del fenómeno. De la misma forma, los acusadores están con frecuencia motivados por un deseo de defender un determinado proyecto y las referencias a que un usuario de Internet sea un troll podrían no tener base en las metas reales de dicha persona. Como resultado, identificar las metas de los trolls resulta casi siempre especulativo. Aún así, varias metas básicas han sido atribuidas a los trolls, según el tipo de disrupción que se piensa que están provocando.

Para complicar más el asunto, muchos acusadores se equivocan al cuestionar primero si el supuesto material troll es realmente disruptivo (un componente obligatorio de dicho comportamiento) antes de declararlo como tal. Así, muchos trolls nacen de la propia inferencia demasiado rápida de la otra parte, sea ésta exacta o no.

Las motivaciones propuestas son:

  • La actividad de un troll puede describirse como un experimento de contravención que, gracias al uso de una personalidad alternativa, permite probar o romper los límites sociales habituales y las reglas de etiqueta sin consecuencias serias. Esto puede ser parte de un intento de comprobar los límites de algún discurso, o de identificar personalidades reactivas. Al eliminar identidades e historias de la situación, dejando sólo el discurso, algunos científicos creen que es posible llevar a cabo experimentos de ingeniería social usando métodos propios de trolls. Sin embargo, pocos creen que las organizaciones de trolls estén involucrados en la ciencia, y unos pocos individuos dispersos sin métodos ni tesis particulares no pueden ser descritos como científicos, aunque puedan sin embargo estar involucrados en alguna investigación.
  • Búsqueda de atención anónima: El troll busca dominar la discusión provocando enfados, y efectivamente secuestrando el tema de conversación.
  • Diversión: Para alguna gente resulta divertido pensar que otra persona se enfada por lo que digan completos desconocidos. Esto podría ser clasificado como un tipo de schadenfreude: los trolls con esta motivación obtienen placer de la frustración, miedo o dolor (o lo que ellos perciban en su mentes como tal) real de sus víctimas.
  • Enfado: Algunas personas se comportan como trolls para expresar su hostilidad hacia un grupo o punto de vista determinado.
  • Petición de ayuda: Muchos supuestos trolls, en sus mensajes, señalan perturbadoras situaciones sobre la familia, las relaciones, las drogas o la escuela, aunque generalmente es imposible saber si tales situaciones no son más que parte del troll. Algunos creen que este comportamiento es una agresiva forma de confrontación en la que los trolls buscan una especie de fuerte guía sentimental en un foro anónimo.
  • Los trolls autoproclamados y sus defensores sugieren que su comportamiento es una forma inteligente de mejorar la discusión, o un método alternativo de ver las relaciones de poder en grandes wikis públicos.
  • Proponerse un desafío a uno mismo: Sólo para ver si puede hacerse con éxito, por ejemplo un miembro de un foro se registra con un nuevo nombre no identificable para ver si puede engañar, y por cuánto tiempo, a los demás miembros.
  • Hacer perder el tiempo a los demás: Uno de los aspectos más importantes en la actividad de un troll es la idea de que empleando un solo minuto en escribir un mensaje adecuado se logra que muchas otras personas pierdan varios minutos de su tiempo, provocando un efecto cascada. La mayoría de los trolls disfrutan con la idea de que pueden desperdiciar el tiempo de los demás con comparativamente poco esfuerzo por su parte.
  • Efecto dominó: Relacionado con la diversión, pero de una manera más específica, significa comenzar largas reacciones en cadena en respuesta al mensaje inicial de uno. Consiste en lograr una respuesta desproporcionadamente grande a una acción pequeña. Esto resulta parecido al regocijo con el que puede actuar un niño pequeño que simula perderse al ver un gran número de personas emprendiendo una búsqueda masiva en respuesta a su supuesta desaparición, cuando en realidad se está escondiendo.
  • Supresión de información: Un troll particularmente nihilista a menudo intenta poner freno al flujo de información entre los participantes del foro, convirtiendo éste en un lugar en el que sólo se intercambien insultos. Por ejemplo, un troll habilidoso puede convertir una discusión informativa sobre trucos y técnicas para aliviar la enfermedad X en una acalorada discusión completamente inútil. Esto puede evitar que información importante llegue a manos de quien más la necesita, aumentando así el sufrimiento humano. Una variante ligeramente menos hostil es la supresión de una discusión que al troll no le gusta o que encuentra ofensiva.
  • Efectuar un cambio en las opiniones de otros usuarios: Un troll puede sostener posiciones extremas para hacer que sus creencias reales parezcan moderadas (esto implica con frecuencia el uso de un títeres que jueguen el papel de policía malo) o, alternativamente, jugar el papel de abogado del diablo para fortalecer las convicciones opuestas (con las que suele en realidad estar de acuerdo).
  • Probar la integridad de un sistema contra ataques sociales u otras formas de mal comportamiento: Por ejemplo, violar descaradamente los términos de uso para ver si los administradores del sitio emprenden alguna acción.
  • Superar sentimientos de inferioridad o impotencia mediante la experiencia de controlar un entorno.
  • Autopromoción.
  • Luchar contra el pensamiento grupal: Muchos trolls defienden sus acciones afirmando que hay que sacudírsele de encima el conformismo a la gente.
  • Sátira: En estos casos, los individuos no piensan en sí mismos como trolls, sino como humoristas o comentaristas políticos incomprendidos.
  • Satisfacción producida por los ataques personales.
  • Acoso: Por ejemplo, seguir a una persona —que haya sido hostigada en un foro pero que ha decidido evitar convertirse en víctima marchándose a otro lugar— y emplear tácticas de troll en el nuevo foro hasta lograr que éste sea un lugar incómodo para dicha persona.
  • Bajar la relación señal-ruido: En Slashdot, puntos que podrían usarse para moderar temas interesantes se desperdician en moderar a la baja cosas como dibujos ASCII del hombre goatse. A ciertos umbrales, esto rebaja la calidad de los comentarios.
  • Probar una personalidad alternativa anónimamente.
  • Vaciar un foro: lo que suele ser sólo factible si el foro es pequeño.

Es difícil estimar las motivaciones de los trolls, dado que la mayoría de las justificaciones ofrecidas por los presuntos trolls no son más que ardides tramados para continuar con la travesura que imaginan que han emprendido. Esto resulta desafortunado porque, como lo anterior supone, hay razones legítimas para emprender el tipo de acciones propias de los trolls. Sin embargo, la etiqueta es lo suficientemente simple y sencilla como para que la mayoría de la gente prevea los propósitos manifestados por los trolls autodeclarados sin llegar a recurrir a estos métodos. Dado que hay un amplio espectro de posibles motivaciones para los trolls, resultando algunas de ellas benévolas y otras claramente malévolas, calificar a usuarios de trolls en el sentido negativo resulta con frecuencia imprudente.

Algunos usuarios de foros de Internet están considerados como «cazadores» o «provocadores» de trolls. Entran voluntariamente en conflicto cuando los trolls surgen. Con frecuencia los cazadores de trolls son tan disruptivos como éstos. Un único mensaje de troll puede ser ignorado, pero si diez cazadores de trolls «saltan» siguiéndolo, dirigirán el hilo fuera del tema.

Sobre los conflictos relacionados con los trolls, hay seis grupos en los que podría clasificarse a los usuarios:

  • Trolls: Usuarios que provocan conflictos activamente.
  • Cazadoresprovocadores de trolls: Se comportan de acuerdo al principio del «segundo golpe». No inician el conflicto, pero lo intensifican en cuanto empieza. Con frecuencia usan otros trolls como excusa para su propio mal comportamiento, y en muchos casos califican a un usuario como troll, a pesar de los propósitos de éste.
  • Indiferentes: Intentan ignorar el conflicto, continuando con el tema original de discusión. Suelen expresar despreocupado desdén hacia el troll, pero no persiguen insultarle activamente. Se comportan como hermanos mayores, repartiendo sabias palabras tales como «No alimentéis a los trolls» u otras frases hechas que normalmente significan lo mismo: «Ignorad al alborotador y así se rendirá y se marchará.» Este tipo de respuestas puede tomarse como un comportamiento pasivo-agresivo de provocador de trolls.
  • moderadores: No los moderadores del sistema, sino los usuarios que intentan «resolver» el conflicto, contentando a todas las partes si es posible.
  • Espectadores: Se apartan del conflicto. En casos particularmente malos, abandonarán el foro asqueados.
  • Secuestradores: Comienzan una discusión fuera de tema en respuesta a los mensajes provocativos de un troll.
  • No-trolls: Usuarios que son calificados de troll por otros usuarios o incluso moderadores para ser silenciados y desacreditados más fácilmente.

Soluciones y alternativas

En general, la sabiduría popular aconseja a los usuarios evitar alimentar a los trolls, e ignorar las tentaciones de responder. Contestar a un troll lleva la discusión inevitablemente fuera del tema, para consternación de los espectadores, y proporciona al troll la ansiada atención. Cuando los cazadores de trolls se abalanzan sobre ellos, los indiferentes responden con YHBT. YHL. HAND., es decir, You have been trolled. You have lost. Have a nice day. (en inglés ‘Has picado. Has perdido. Que tengas un buen día.’). Sin embargo, dado que los cazadores de trolls (como éstos) son con frecuencia buscadores de conflictos por sí mismos, quien pierde no es el bando del cazador, sino más bien el resto de usuarios de foro que habrían preferido que el conflicto ni siquiera hubiera surgido.

La literatura sobre resolución de conflictos sugiere que etiquetar de trolls a los participantes en discusiones en Internet puede perpetuar los comportamientos indeseables. Una persona rechazada por un grupo social, tanto en línea como en la vida real, puede adoptar un papelantagonista hacia él, y buscar molestar o enfadar aún más a sus miembros. La etiqueta «troll», con frecuencia un signo de rechazo social, podría por tanto perpetuar su existencia.

Mejores resultados suelen obtenerse cuando los usuarios adoptan el papel de moderador y despliegan comportamientos más constructivos evitando juicios y confrontaciones. Los trolls son excitados por los cazadores y frustrados por los indiferentes, y ninguna de estas dos emociones producen resultados positivos para el foro. Enfrentarse a los trolls termina en «guerras de llamaradas» (flamewars). Los trolls frustrados por la estrategia de los indiferentes pueden abandonar el foro (y seguir comportándose igual en otro sitio, o convertirse en usuarios constructivos) o hacerse cada vez más incendiarios hasta que obtengan una respuesta.

Los trolls novatos pueden experimentar el serio «remordimiento del troll», un sentimiento de gran pesar tras perder su cuenta (ya sea la de su proveedor de Internet o la de un sitio web) debido a sus acciones temerarias.

Hay quienes arguyen que una falta de respuesta hacia los trolls puede también inspirarles una conducta más agresiva. Usuarios particularmente fanáticos o irracionales participarán en un foro que les moleste con bastante independencia de las respuestas que obtengan. A menudo los trolls también siguen escribiendo mensajes, ofendiéndose con argumentos periféricos o argumentos que estaban peor fundamentados, hasta que sus posiciones se hagan insostenibles, momento en el que recurrirán a los insultos o pasarán a otra discusión. Según esta lógica, la confrontación implacable mediante la argumentación (cuando ésta pueda hallarse) puede resultar vital.

Utilidad de los trolls

Un importante debate en Internet es si los trolls realizan alguna función útil o no. Dado que troll es un término tan amplio, si todas las definiciones dadas hasta ahora han de ser aceptadas, la respuesta debe ser definitivamente «sí y no».

Los usuarios que realizan muchas funciones útiles pero controvertidas son con frecuencia juzgados como trolls y, en tales casos, pueden estar en realidad beneficiando el foro en el que participan. Por ejemplo, la presencia de un ultraderechista descrito como troll puede permitir que un lector conservador se sienta más cómodo expresando sus puntos de vista, que parecerán muy moderados en contraste. Por otra parte, si los cazadores de trolls organizan una «guerra de llamaradas» (flamewar) contra el troll ultraderechista, el mirón conservador puede sentirsemenos cómodo expresando sus opiniones, en detrimento del foro. A pesar de que los trolls afirman luchar contra el pensamiento grupal, pueden en realidad fomentarlo al cimentar opiniones contra ellos.

Los trolls pueden ser también, en algunas circunstancias, una fuente de humor genuino, lo que depende íntegramente de si el troll es bueno o malo. Suele ser bastante fácil señalar la diferencia entre tales acciones: un troll malo recurre sólo a débiles argumentos manidos, mientras uno bueno creará un perspicaz conjunto de argumentos que arrastre a la gente en astutos giros proporcionando un hilo de humor non sequitur.

Los trolls pueden también proporcionar un valioso servicio al hacer que la gente se cuestione la validez de lo que se lee tanto en Internet como en otras fuentes. Los trolls muestran que expresar cualquier opinión es tan fácil como expresar una opinión informada y razonada, obteniendo la misma visibilidad. También se ha argüido que los comentaristas radiofónicos y columnistas periodísticos a veces sondean la opinión pública comportándose como trolls. John C. DvorakSlashdot son citados a menudo como ejemplos.

Incluso aunque a veces se señalan como trolls contenidos útiles y usuarios productivos, el consenso general es que la actividad típica de los trolls beneficia sólo a éstos y a los cazadores, y que no debe permitirse en ningún foro. La mayoría de los foros rechaza la afirmación de que los trolls puros e intencionados persigan algún fin útil. Se sabe de algunos trolls que han intentado provocar el borrado de discusiones completas, lo que ha servido de refuerzo negativo para los usuarios inexpertos y ayudado a reducir la cantidad de spam en grandes foros de discusión. En muchos casos, los trolls pueden llevar al administrador o moderadores de un foro a añadir a éste mecanismos que prevengan las acciones de éstos. Aunque esto puede ser considerado como una mejora del foro, no es menos cierto que tales herramientas no se habrían necesitado de no haber trolls.

Problemas de comportamiento

Las definiciones precisas de «troll» han sido difíciles porque a menudo dependen de supuestos sobre motivaciones internas, que han sido difíciles de probar concluyentemente. Algunos comportamientos tales como insultar no son candidatos para una clasificación «troll» a menos que su intención sea la de provocar una reacción, ya que insultar sería considerado más un comportamiento antisocial, cayendo quizá mejor bajo la clasificación de «guerra de llamaradas».

Algunos han sugerido que en lugar de calificar a alguien de «troll» es preferible concentrarse en los comportamientos específicos que un grupo considere molestos e imponer reglas de comportamiento que los prevenga consistente y adecuadamente. La idea es centrarse en los comportamientos indeseables más que en la motivación de éstos. Si dichos comportamientos no pueden ser identificados, entonces quizá el supuesto troll debería ser tolerado para ser justos. Algunos llaman a esto el plan «si no puedes identificarlo, entonces toléralo».

dontfeedthetroll_logotipo

Puntos de vista alternativos

Aunque el fenómeno troll es de largo considerado una presencia negativa e indeseable en un foro, algunos afirman que la creencia de que es inherentemente malo puede acarrear muchas consecuencias perjudiciales. El uso de la palabra «terrorista» es citado a menudo como ejemplo de abuso. Sin embargo, todo aquello etiquetado con la palabra «terrorista» despierta un sentimiento de mentalidad «nosotros contra ellos» que resulta útil tanto para aislar el comportamiento troll como para reforzar la «necesidad» de tácticas anti-troll, consolidando por tanto el apoyo de los administradores.

En la mayoría de los casos esto último es una ventaja inesperada al tratar con trolls. Sin embargo, surge la cuestión pertinente: «¿Qué ocurre si esto fuese el único objetivo, y el administrador sólo desease acallar ciertas críticas, como una pobre moderación, demasiada publicidad o restricciones sobre los temas de discusión?» Jugar la «carta troll» podría ser el arma ideal.

Muchas de las personas calificadas de «trolls» son simplemente calificadas por alguna otra en el curso de una disputa religiosa, política o de otro tipo corriente. En otras palabras, son calificadas de «trolls» por actuar como disidentesherejes. Caracterizar a los administradores de sistemasmoderadores como «el troll que llegó en primer lugar» no es del todo inexacto. Muchos debates entre personas con y sin poderes administrativos o legales se parecen a una simple discusión personal acalorada. En concreto en Internet, la posesión de poderes tecnológicos (como el poder de bloquear usuarios o direcciones IP) no es necesariamente un signo de algún juicio político o moral superior. De forma parecida, uno puede ser etiquetado como troll sólo por discrepar con alguien (a menudo quien comenzó la discusión).

Como con similares etiquetas peyorativas, un grupo de personas que hayan recibido la etiqueta pueden darle la vuelta para crear una identidad de grupo y el poder de resistir colectivamente. Individuos ajenos al grupo que usen la etiqueta sobre alguien pasan a ser blancos de una respuesta colectiva. Sin embargo, los miembros pueden usar la etiqueta sin consecuencias, normalmente de broma, o para convencer.

Don’t Fee

d the Troll / No troll_matonalimentes/sigas al Troll

Troll Matón

El Troll Matón es aquel que siempre amenaza fisicamente al autor del post y a los otros comentaristas.

“Tio, te voy a dar una manita de hostias en cuanto te vea.”

troll_jakerDon’t Feed t

Troll Jaker

El Troll Jaker siempre te amenazara con romperte el blog con sus conocimientos informaticos. Ese ataque nunca llegara.

“Te voy a meter un virus que te borra el disco duro, ja, ja ja.”

he Troll / No alimentes/sigas al Trol

troll_fan

Troll Fan

El Troll Fan defiende a muerte a sus idolos y entrara dentro de tu blog para ponerte de vuelta y media.

“Como vuelvas a decir algo del Bustamante, ti vas a cagar, listo.”

troll_vomiton

Troll Vomitón

El Troll Vomitón no entra en razones, simplemente pone insultos hacia el autor del blog sin venir a cuento.

“%$&%, hijo de %&/$·, eres un come ·$%$· y tienes el culo como un ·$$%&%$”

troll_payasete

Troll Payasete

El Troll Payasete es uno de los más inofensivos, se dedica a hacer mofa con todo y no tiene nada de gracia.

“Es grasioso porque el autor del blog no es grasioso. Por eso es grasioso.”

troll_sapientin

Troll Tikismikis

El Troll Tikismkis se dedica a mirar todo el blog en busca de fallos. Tanto de ortografia como del tema en cuestión.

“Hombre, en 1978 no fue exactamente, fue en 1979. Y lleva tilde”

troll_mafioso

Troll Mafioso

El Troll Mafioso, o de Meneame, es el que puebla la página de meneame y que tiene toda una organizacion de Trolls con él.

troll_enlace

Troll Enlace

El Troll Enlace siempre aprovecha para poner enlaces a otras páginas en los posts de tu blog.

“Bueno, eso lo he visto yo en http://www.miblog.com que es mucho mejor.”

troll_batman

Troll Batman

El Troll Batman es el Troll que tiene algo contra ti y se lo toma como algo personal convirtiendose en un justiciero.

“Da igual los mensajes que me borres, seguiré comentando hasta morir.”

(http://dontfeedthetroll.com/)

Observación:

Si alguna vez tuvo ud  alguna experiencia con alguno de estos bichos raros, me gustaria leer su experiencia.

Saludos

Véase también

Terminología relacionada

Referencias

  1. Véase «Troll», en el Jargon File.
  2. Google Grupos – The Justice of the Termcap – alt.flame
  3. Identity and Deception in the Virtual Community – Judith S. Donath, MIT Media Lab

Enlaces externos

Fuente: Wikipedia

El síndrome de la proyección y los creacionistas

El síndrome de la proyección y los creacionistas

Junio 20, 2008

En psicología se llama proyección al acto de acusar a los demás justo de lo que tú mismo haces. Esa es una de las estrategias favoritas de los creacionistas. Ellos acusan a los evolucionistas de que no existe ni una sola prueba científica que valide la teoría de la evolución, cuando ésta cuenta con miles de evidencias a su favor, mientras que la creación que ellos describen es la que no tiene ni una sola prueba validable y por tanto se debe de entender como un milagro.

También se acusa a la evolución de ser una religión, cuando no es más que una teoría científica que intenta explicar la biodiversidad, mientras que lo suyo SI es una religión; cómo prueba está el hecho de que uno de los elementos más frecuentes en sus debates es la introducción de citas bíblicas.

Y además acusan a la ciencia en general de estar revisando continuamente sus resultados, de contradecirse; cuando esa es precisamente una de las fortalezas de la ciencia, que está en constante revisión y análisis.

Como dijo Carl Sagan: “en ciencia la única verdad sagrada que existe es que no hay verdades sagradas”. Pero ellos se presentan como infalibles. Pues a pesar de contar con mensajes teóricamente divinos que proceden del más allá, está claro que no saben interpretarlos. Y por tanto, ¿hemos de creerles cuando basan su conocimiento en experiencias no adquiridas por la observación/experimentación y que son interpretables según la persona que lo hace?

Un ejemplo de lo que digo se presenta en el artículo publicado por Martin Gardner titulado “La Segunda Venida” que se publica en su libro “El ombligo de Adán y Eva”. Os copio aquí un extracto del mismo.

A medida que se aproximaba el año 2000, los fundamentalistas protestantes (incluyo a los miembros de las Iglesias pentecostales y a sectas marginales como los adventistas del Séptimo Día y los testigos de Jehová) se fueron convenciendo cada vez más de que la Segunda Venida del Señor era inminente. Se publicaron, docenas de libros estridentes que demuestran que una correcta interpretación de los libros de Daniel y de la Revelación indica sin lugar a dudas que el arrebato de los creyentes, la batalla del Armagedón y el fin del mundo que conocemos ocurrirán muy pronto.

Cualquiera pensaría que los que creen en la inminencia del retorno de Cristo estarían algo preocupados por el hecho de que, desde que se escribieron los Evangelios, un gran número de cristianos ha interpretado las señales bíblicas del fin del mundo aplicándolas a su generación. Pero la triste historia de estas profecías fallidas no ha dejado huella en los esquemas mentales de los fundamentalistas actuales.

Incluso Billy Graham, que debería estar más avisado, lleva décadas predicando y escribiendo sobre el inminente retomo de Jesús. Reconoce que nadie sabe la fecha exacta, pero cree que todas las señales indican que el gran acontecimiento se nos está viniendo encima.

Se dice con frecuencia que la excitación por la Segunda Venida, centrada en el año 2000, era equiparable al pánico por el fin del mundo que se extendió por toda la Europa cristiana al acercarse el año 1000. A medida que se aproximaba el año 2000, se han hecho en todo el mundo cientos de predicciones acerca de la fecha del retomo del Señor. He aquí algunos ejemplos recientes que resultan especialmente cómicos.

En 1988, Edgar C. Whisenant, de 56 años, ingeniero de cohetes de la NASA retirado y residente en Littie Rock (Arkansas), publicó un librito de bolsillo titulado 88 Reasons Why the Rapture Will Be in 88 (“88 razones por las que el arrebato ocurrirá en el 88”). La editorial, una empresa de Santa Rosa (California), aseguraba haber vendido o regalado más de seis millones de ejemplares.

El libro predecía que el éxtasis tendría lugar el 11, el 12 ó el 13 de septiembre de 1988. Cuando vio que no ocurría tal cosa, Whisenant encontró un pequeño error en sus cálculos, y trasladó la fecha al 1 de septiembre de 1989. Cuando también esta fecha resultó equivocada, Whisenant decidió mantener la boca cerrada de ahí en adelante. Le dijo a un periodista que estaba tomando medicación para combatir la esquizofrenia paranoide, pero que su condición mental no tenía nada que ver con sus cálculos.

El libro de Robert W Faid Gorbachev! Has the Real Antichrist Come? («¡Gorbachov! ¿Ha llegado el auténtico Anticristo?») fue publicado en 1988 por Victory House, una editorial fundamentalista de Tulsa. En la cubierta se presenta a Faid como ingeniero nuclear y autor de A Scientific Approach to Christianity. Vive en Taylors (Carolina del Sur). Aplicando complicados sistemas de numerología, Faid ha descubierto que en uno de dichos sistemas el nombre completo de Gorbachov suma 666, y en otro suma 888, un número que Faid identifica con Jesús. Así queda demostrado que Gorbachov es a la vez la Bestia de la Revelación y el falso Cristo. La Segunda Venida, advierte Faid, tendrá lugar en 2000 o poco después. Una parte de este enloquecido libro se reprodujo en Harper’s Magazine (enero de 1989). No tengo ni idea de si Faid sigue creyendo que el pobre Gorby es la encamación de Satán.

En 1992, en Seúl (Corea del Sur), Lee Jang Rim, dirigente de una de las aproximadamente doscientas iglesias protestantes del país, provocó una histeria a nivel nacional al anunciar que el Apocalipsis tendría lugar el 28 de octubre de 1992. La profecía se basaba en una visión que había tenido un muchacho de 16 años. Veinte mil fundamentalistas coreanos de Corea del Sur, Los Ángeles y Nueva York se tomaron en serio la predicción. Cientos de ellos dejaron sus trabajos y sus familias y se hicieron practicar abortos para prepararse para su viaje al cielo.

La iglesia de Rim pagó costosos anuncios en el Los Angeles Times y el New York Times, exhortando a los lectores a prepararse para el viaje a través de los cielos y a negarse a permitir que se les imprimiera en la frente o en la mano derecha un código de barras con el número 666.
Policías antidisturbios, agentes de paisano y periodistas se agolparon frente a las iglesias coreanas, flanqueados por coches de bomberos, ambulancias y focos. Los creyentes se tomaron con calma el fallo de la profecía y no hubo informes de disturbios. Sólo de tristeza. En diciembre de 1992, Rim fue detenido y condenado a dos años de cárcel por haber estafado 4,4 millones de dólares a su rebaño. ¡Había invertido el dinero en bonos que no daban beneficios hasta el año siguiente!.

En 1992, Harold Camping publicó, en una editorial dedicada a libros de belleza, su obra 19947. En ella predecía que la Segunda Venida tendría lugar en septiembre de dicho año. En 1993 publicó una secuela titulada Are You Ready? En conjunto, los dos libros suman 995 páginas. Camping, que estudió ingeniería civil, dirigió una empresa de construcción con la que ganó dinero suficiente para fundar en 1959 Family Stations, Inc. En poco tiempo, llegó a controlar 39 emisoras de radio. En calidad de estudioso laico de la Biblia, Camping presentaba un coloquio radiofónico nocturno desde su sede central en Oakland (California).Cuando pasó septiembre sin señales del Señor, Camping cambió la fecha al 2 de octubre. Cuando también ese día pasó sin que ocurriera nada, se le agotaron las excusas y decidió no aventurar más fechas.

Entre las sectas protestantes, los adventistas del Séptimo Día siguen siendo los que más vociferan prediciendo la inminente Segunda Venida, aunque ya no señalan fecha para el acontecimiento. Esta Iglesia tuvo su origen en las enseñanzas de un ignorante granjero llamado William Miller. Estudiando la Biblia se convenció de que Jesús regresaría en el año 1843. Al ver que no sucedía tal cosa, cambió la fecha al 22 de octubre de 1844. Cuando vio que también esta predicción fallaba, Miller tuvo la sensatez de dejar de predecir, pero los milleristas, sin amilanarse, decidieron que la fecha correcta era el 22 de octubre de 1845. Más adelante, se cambió a 1851. A partir de aquel año, los líderes adventistas comprendieron sabiamente que tanto señalar fechas estaba dando mala reputación a la secta. En Mateo 24, Jesús describe el oscurecimiento del Sol y la Luna y la caída de estrellas del cielo, como señales de la inminencia de su retomo. «En verdad os digo que no pasará esta generación sin que todas estas cosas sucedan».

Los estudiosos liberales de la Biblia hace mucho tiempo que están de acuerdo en que «esta generación» se refiere a la generación de los que escuchaban las palabras de Jesús. Puesto que no regresó durante aquella generación, los fundamentalistas de todas las modalidades se han visto obligados a reinterpretar las palabras de Jesús de maneras menos plausibles. William Miller predicaba que el oscurecimiento de la Luna y el Sol tuvo lugar en 1780, y que la predicción de la caída de estrellas se había cumplido en 1833, bajo la forma de una espectacular lluvia de meteoros. La generación que había contemplado aquellos sucesos, sostenía Miller, sería también la generación que vería al Señor regresar en toda su gloria.
Aproximadamente hasta 1933, la literatura de loS adventistas del Séptimo Día defendía estas opiniones de Miller. Los libros adventistas contenían vistosas imágenes del día tenebroso y las «estrellas» que caían. La Iglesia predicaba que, sin duda. Jesús regresaría durante la vida de al menos algunos de los que habían presenciado la lluvia de meteoros de 1833. Cuando resultó embarazosamente evidente que aquello no podía ser, la Iglesia eliminó rápidamente de su literatura todas las referencias al día tenebroso y a la caída de estrellas.

Los testigos de Jehová tienen un historial de predicciones fallidas aun peor que el de los adventistas. Predican que Jesús regresó ya en 1914, pero aquél fue un regreso invisible, espiritual. Sin embargo, también predicaron que en 1914 comenzaría el Armagedón, al que seguiría la destrucción de todas las naciones y el establecimiento del Reino de Dios en la Tierra. Como esto no sucedió, cambiaron la fecha a 1915. Al pasar aquel año, trasladaron de nuevo la fecha a 1918. Sin dejarse arredrar por el fallo de 1918, eligieron como nueva fecha 1975. Que yo sepa, desde entonces la organización ha dejado de proponer fechas, aunque sigue predicando que se aproxima el final y que millones de los que ahora viven no morirán nunca. Es inútil sacar todo esto a colación cuando un testigo llama a tu puerta, porque casi todos los testigos actuales ignoran la estrafalaria historia de su iglesia y los errores y pecados de Charles Taze Russell, fundador de su secta.

Fuente:

Dr. Manuel Carmona, El síndrome de la proyección y los creacionistas

(http://oldearth.wordpress.com)

10 experimentos de psicología que vale la pena conocer (1/2)

10 experimentos de psicología que vale la pena conocer (1/2)

Posted: 30 May 2009 06:10 AM PDT

1) Cueva de los ladrones: Teoría de la identidad social. Llevado a cabo entre niños de 11 años de edad en un parque público de Oklahoma, demostró lo sencillo que es inducir a la gente a pertenecer a un grupo concreto y a formarse ideas hostiles o prejuicios hacia los que no formen parte de ese mismo grupo.

El fútbol podría adscribirse a esta dinámica. La película La ola incide en el asunto, desde otro punto de vista: un profesor en Alemania instituye un régimen de extrema disciplina en su clase, restringiéndoles sus libertades y haciéndoles formar en unidad.

2) Poder corrupto: La prisión de la Universidad Stanford. Se realizó en una cárcel ficticia creada en el sótano de la Universidad Stanford. En un grupo de oficiales al cargo de prisioneros, finalmente los oficiales acaban disfrutando de su poder frente a los segundos y esto deriva en situaciones de abuso.

Popularmente quizá esta idea ha cuajado con el llamado “síndrome del portero de discoteca”.

3) Obediencia a la autoridad: Capacidad humana para la crueldad. Si una autoridad nos permite violar la ley e incluso traspasar la frontera de nuestra moralidad, sentimos propensión a hacerlo, tal y como intentó demostrar el psicólogo Stanley Milgram en 1963.

4) Conformidad: No creas lo que ven tus ojos. En 1951, Solomon Asch se puso como meta identificar y cuantificar el grado en que las personas adoptan juicios erróneos o falsos sólo para permanecer dentro del grupo y cómo el grupo puede llegar a influenciar en la conducta de una persona. Ya se sabe aquello de que la masa es ciega y estólida. Y la mayoría de actos de barbarie se llevan a cabo con más facilidad si se perpetran en el maremagnum de un grupo.

5) Mentirse a uno mismo. En un experimento clásico realizado en 1959, psicólogos desarrollaron un modelo con diferentes niveles de deshonestidad, en el que se intentó comprobra hasta qué punto una persona ignorará su propia experiencia, incluso hasta convencer a otro de algo que no es cierto. Es lo que se llama “disonancia cognitiva”. Y aunque suene horrible, nuestra mente es más sana y funciona mejor cuanto más fácilmente sepamos mentirnos a nosotros mismos sobre cuestiones espinosas.

Mañana otras cinco.

Vía | Almamagazine

¿Divinidad o Ciencia?, Creer en una Debilita Inconscientemente el Agrado Hacia la Otra

¿Divinidad o Ciencia?, Creer en una Debilita Inconscientemente el Agrado Hacia la Otra
16 de Enero de 2009.

Descargar (divinidad-o-ciencia-creer-en-una-debilita-inconscientemente-el-agrado-hacia-la-otra)

L. Brian StaufferSegún unos investigadores, las actitudes inconscientes de una persona hacia la ciencia o hacia la idea de la existencia de Dios, pueden estar básicamente en oposición una contra la otra, dependiendo de cómo se use una o la otra para dar respuesta a preguntas trascendentales del tipo de ¿cómo se creó el universo? o ¿cómo se originó la vida?

Además, los autores de este estudio han descubierto que esos puntos de vista pueden manipularse. Después de usar con ellos la ciencia o la religión para responderles preguntas trascendentales, la mayoría de la gente muestra su preferencia por una, y una posición neutra, o incluso negativa, hacia la otra. Este efecto parece existir independientemente del bagaje religioso o los puntos de vista de la persona.

Jesse Preston, profesora de Psicología en la Universidad de Illinois, quien dirigió la investigación, y su colega Nicholas Epley, de la Universidad de Chicago, deseaban investigar cómo la información científica influye en las creencias religiosas, y cómo las enseñanzas religiosas pueden también hacer que la gente dude sobre ciertas teorías científicas.

En uno de los experimentos diseñados por los investigadores para ver hasta qué punto la ciencia o la religión se pueden usar como explicación asumible por la gente, 129 voluntarios leyeron resúmenes sobre la teoría del Big Bang que explica la creación del universo, y sobre la hipótesis del “caldo primitivo de la vida”, que explica el surgimiento de la vida en la Tierra. La mitad de ellos leyó un texto que aseveraba que las teorías tenían una base sólida y estaban respaldadas por los datos. La otra mitad leyó que esas teorías “despertaban más interrogantes que los que respondían”.

Se pidió a todos que clasificasen rápidamente como negativas o positivas ciertas palabras que aparecían en la pantalla de un ordenador.

Lo que esos voluntarios ignoraban era que estaban siendo influenciados de manera subliminal justo antes de cada palabra. Por ejemplo, un instante antes de que la palabra “horrible” apareciera en la pantalla, se proyectó un destello de 15 milisegundos de la palabra “Dios”, la palabra “ciencia” o una palabra neutra.

Un mensaje visual de 15 milisegundos es muy breve para ser registrado en la mente de manera consciente, pero el breve destello de la palabra tenía su efecto. Aquellos que habían leído antes del examen los textos en los que se destacaba el poder explicativo de la ciencia, clasificaron como positivas las palabras aparecidas tras la palabra “ciencia”, con más rapidez que quienes habían leído textos en los que se criticaban las teorías científicas.

Los investigadores comprobaron que las personas a las que se les pidió que utilizaran la divinidad como una explicación primordial para varios fenómenos, mostraron una asociación más positiva con la idea de Dios y una asociación mucho más negativa con la ciencia, que quienes fueron inducidos a pensar en explicaciones alternativas a la acción de Dios. De igual forma, quienes leyeron los textos donde se decía que las teorías científicas no tenían solidez, reaccionaron con extrema lentitud a la hora de identificar palabras negativas que aparecían después de recibir el estímulo subliminal de la palabra “Dios”.

Sin embargo, lo más curioso en los resultados de estos experimentos quizá sea el hecho de que el mayor efecto tiene lugar en la creencia opuesta. Cuando no se usa la religión para explicar la mayoría de las cuestiones importantes, la gente tiene una actitud positiva hacia la ciencia. Pero cuando la religión se utiliza para explicar muchas cosas, particularmente las grandes cuestiones existenciales como la vida, el universo, o el libre albedrío, entonces, de algún modo, la ciencia pierde su valor.

Información adicional en:

Fuente: 160109e.html

La televisión

La televisión

Descargar ( la-television.pdf)

television

Este aparato acostumbra al ser humano a una actitud pasiva, a la haraganería espiritual. En los niños, el hemisferio izquierdo del cerebro, el que controla el desarrollo del lenguaje, el habla y el pensamiento analítico, se deforma debido a una percepción visual y no verbal que no exige esfuerzo alguno. El individuo se atonta porque ya no necesita pensar ni utilizar su inteligencia. Allí, dentro del televisor, hay quienes piensan en lugar nuestro y nos explican todo.

Autor: por Rab Shlomo Aviner

La televisión es un instrumento muy potente que hubiese podido ser una
bendición para la humanidad, pero de hecho es una tragedia. Esto se debe a
dos motivos: a) la vaciedad del contenido; b) el modo en que se presenta ese
contenido, la forma de informar que no constituye un defecto pasajero sino
algo esencial que no puede ser corregido.

En cuanto al contenido, los programas representan una sub-cultura, vulgar,
baja, que se expresa en un lenguaje vulgar, vacío, violento y obsceno. La
competencia comercial lleva a que el nivel descienda al dominador común más bajo. Los adultos y los niños se encuentran expuestos diariamente a
contenidos que están en contradicción con todo código moral básico. La
pantalla ‘brillante’ resalta el materialismo, factor que lleva a la
disminución de la tensión ideológica. El cuerpo de la mujer se transforma en
un producto hedonista que afecta su dignidad.

Existe una relación directa entre la televisión y el nivel de violencia en
la sociedad. Durante las decenas de años de la existencia de este aparato,
graves delitos, tales como asesinatos, robos, etc., han transformado a los
espectadores en personas faltas de sensibilidad. Esto fue demostrado al
conectar a televidentes a un fisiógrafo, aparato que funciona según el mismo
principio que el detector de mentiras, y percibir que, de hecho, las
personas no reaccionan más frente a las atrocidades. Los romanos estaban
expuestos en sus circos a espectáculos crueles y la televisión presenta aún
peores.

Los medios de comunicación electrónica constituyen un sistema educativo
alternativo, el que determina los valores y los estereotipos: lo que es
aceptado y lo que es considerado como un éxito. Describe un mundo violento, peligroso y hostil. Los niños están expuestos a los problemas de los adultos antes de tiempo, cuando aún no han madurado emocionalmente. En plena infancia, están ya acostumbrados a todas las abominaciones de la vida.

La televisión acostumbra a las personas a los asesinatos y, en particular, al
crimen de ‘cuello blanco’ que presenta sin escandalizarse.
¿Cuál es la columna vertebral de una juventud que crece en una sub-cultura
como ésta, a la que le dedica la mayoría de su tiempo libre, un promedio de
130 minutos diarios? Siendo aún bebé, comienza a mirar los cables a partir
de la edad de un año y medio, ¡llegando a la edad escolar con 15.000 horas
de experiencia como televidente!

Todo esto en relación al contenido que teóricamente puede ser corregido, a
pesar de que parece ser una causa perdida. No obstante, el problema de la
creación es más esencial. Este aparato acostumbra al ser humano a una
actitud pasiva, a la haraganería espiritual. En los niños, el hemisferio
izquierdo del cerebro, el que controla el desarrollo del lenguaje, el habla
y el pensamiento analítico, se deforma debido a una percepción visual y no
verbal que no exige esfuerzo alguno. El individuo se atonta porque ya no
necesita pensar ni utilizar su inteligencia. Allí, dentro del televisor, hay
quienes piensan en lugar nuestro y nos explican todo. En pocos instantes,
nos transmiten una amplia gama de temas en forma superficial, de un modo que no llega a la verdad. El espectador cree que comprende, pero en realidad lo adulan para darle la impresión equívoca que ya es un experto en el tema.

Nos presentan una imagen irreal del mundo: sólo existe aquello que percibe
la cámara. Nuestra personalidad se ve dañada. La televisión se transforma en
nuestros propios ojos. Es la que determina nuestra visión, decidiendo si un
incendio deber ser visto como un espectáculo sorprendente o preocupante,
etc. Nos roba parte de la personalidad y la adormece. Hoy en día, una
persona normal es quien posee las ideas de la televisión, es decir,
opiniones superficiales. Porque no es posible transmitir una idea a través
de la imagen.

El criterio de la televisión es el placer; la ‘diversión visual’, ‘tzfia
mehana’ nos dicen antes de cada programa. No hay pensamiento abstracto, no hay un análisis objetivo ni la deducción de conclusiones. Permite tan sólo
una satisfacción inmediata, concreta.

En la televisión, un líder es valorado de acuerdo a su conducta externa y no
según la profundidad de sus palabras. La información y la publicidad ocupan
un lugar más importante que el hacer, la imagen más que la realidad. La
estrella de cine es el héroe. Al mismo tiempo, el líder se ve obligado a
comportarse acorde.

La televisión vive en el presente, en el aquí y ahora. El judaísmo, en
cambio, es también el pasado y el futuro: un pasado extenso y un futuro
imperceptible. Pero todo esto no es visual, no puede ser percibido, no es
comunicativo ni aprovechable. En la televisión, la realidad es reducida a
flashes breves e impresionantes, cada uno de los cuales hace olvidar al
anterior. La fe, en cambio, es algo profundo y abstracto, no es sensorial
porque no permite percibir imagen alguna. La televisión crea un escenario de vida imaginario como el teatro, crea una realidad. Es el testigo, el juez y
el verdugo. No tiene una obligación moral ni nacional. Está sólo obligada a
sí misma y enamorada de sí misma.

Cuando leemos un libro, profundizamos y meditamos. En la televisión, el aquí y ahora conforman el todo. Toda sociedad posee héroes. En el libro, el héroe puede ser un científico, un erudito, un sabio que es reconocido por sus
ideas y opiniones, y no sólo por sus aventuras y luchas. El héroe literario
es más espiritual. El héroe electrónico es una especie de animador, un
personaje ligero, un individuo trivial cuya vida diaria es conocida por
todos. No despierta temor ni respeto y posee admiradores inestables.
Debido a la rápida difusión de la información y su pasaje veloz, no hay
tiempo para prestar atención a las ideas. Es necesario una renovación
constante y una transmisión rápida. El héroe se transforma en animador. El
nivel de los temas desciende. La educación, la religión y la política se
transforman en diversión. La historia ya no es más lo que se puede leer sino
lo que se puede ver.

¿Y cuál es el remedio? ¡Lo que se encuentra diametralmente opuesto al mundo de la televisión! Hubo un personaje histórico a quien la televisión no le hubiese dedicado una entrevista de ni siquiera un minuto. Sin embargo, fue la persona más elevada de la historia y su influencia fue determinante:
Moshé Rabeinu, el que aparentemente no hubiese “ocupado” a las cámaras.
Cuando el Rav Tzvi Yehuda Kook estudiaba en la Yeshivá y tenía 15 años, le
preguntó a su padre, el Rav Kook, si debía estudiar cómo expresarse, idiomas y retórica. Su padre le respondió: “Para que el espíritu divino colmase la oscuridad del mundo con luz, se reveló ante el elegido de la humanidad, quien se definió a sí mismo: “soy torpe de boca y torpe de lengua” (Éxodo, 4:10), y dijo: “soy incircunciso de labios” (Éxodo, 6:12)” (Igrot Hareaiá, I, pág. 30).

Un rollo de la Torá abierto para un servicio litúrgico en una sinagoga.

El remedio es el estudio de la Torá(1), propagar su luz. La Torá desterrará a
la oscuridad y cada individuo echará entonces a sus ídolos y recomenzará a
vivir.

Rab Aviner es Rosh Yeshiva Ateret Cohanim, en la Ciudad Vieja de Jerusalem

Nota:

1. Si sos cristiano, en vez de leer la Tora, que es la Ley de Dios, el Pentateuco, puedes leer al biblia o un buen libro cristiano que te edifique.

Paulo Arieu

 

Fuente:

elreloj.com

Asi se finge un orgasmo…

Asi se finge un orgasmo…

15 Jun 2008

El 75% de las mujeres y el 13% de los hombres han simulado alguna vez un orgasmo. Te enseñamos a fingir y también a desenmascarar el falso placer
Lo decían en la facultad de periodismo: “Que un perro muerda a un hombre no es noticia. Sí lo es que un hombre muerda a un perro”. Del mismo modo, que las mujeres finjan orgasmos no es ninguna novedad y en las últimas décadas han sido decenas los artículos, películas, documentales o libros que, con mayor o menor seriedad, han tocado el tema. Valga como botón de muestra esta inolvidable escena del filme Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989).Pero que sean los hombres los que simulen el clímax en la cama no sólo es noticia, sino que resulta sorprendente hasta para los propios varones que, en su mayoría, tienen problemas para todo lo contrario: retardar el orgasmo y su correspondiente eyaculación.Ha tenido que llegar un urólogo y sexólogo colombiano, que atiende por Alonso Acuña, y hacer un seguimiento de cuatro años a 1.495 hombres de su país, de entre 40 y 70 años, para sacar la conclusión de que el 13% de los entrevistados había fingido orgasmos por distintos motivos. De ese 13%, el 70% reconoció fingir los orgasmos “algunas veces”, el 10’8% “con frecuencia” y el 19’1% “una vez”.

Esto no es nada, en comparación con el 75% de embusteras sexuales femeninas. Que los hombres finjan menos que las mujeres no se debe a que sean peores actores, sino a que su clímax es más “evidente” por ir acompañado de un puñado de disparos seminales, que la mujer puede ver o sentir en su interior. Por eso, el éxito del engaño depende de si el varón lleva condón, de que tenga eyaculaciones retrógradas (es decir, que a causa de algún trastorno genital eyacule hacia dentro) o de que le jure a su pareja que ha tomado clases de sexo tántrico.
Lo tuyo es puro teatro
Las razones que llevan a los hombres a fingir el orgasmo son múltiples.

Según el estudio de Acuña, publicado en la revista brasileña de salud sexual y reproductiva Arquivos H. Ellis, cuatro de cada diez “simuladores” sufren de inhibición eyaculatoria, cosa que les impide consumar el orgasmo a pesar de la fuerza de su erección. Al parecer, este es uno de los misterios sin resolver de la sexología moderna: “Tiene múltiples causas, como la edad, las alteraciones del sistema nervioso, el alcoholismo o el rechazo de la pareja. Pero aún no hemos dado con la solución. Lo que sí sabemos es que a partir de los 60 años el individuo comienza a disminuir la sensibilidad y por más que se esfuerce, en ocasiones no logra eyacular”, afirma Acuña. La ingestión de Viagra y otros fármacos para forzar la erección también entorpece la expulsión de fluidos seminales. Un segundo grupo, que abarca un 20% de los que fingen, lo hacen para presumir de potencia sexual: dicen haber eyaculado cuando ella llega al orgasmo y luego van a por un segundo coito, o bien fingen el segundo orgasmo porque no son capaces de alcanzarlo.

Un 11% fingen por miedo a eyacular y provocar un embarazo no deseado.

También hay hombres que fingen el orgasmo para “cumplir con la parienta” y ahorrar energía seminal para su amante o para masturbarse viendo porno. Otros, por el contrario, confesaron fingir con la amante para guardar el semen para su mujer y que no sospechara su infidelidad.

Caretas de mujer
El estudio de Acuña también revela que la inmensa mayoría de las mujeres engañadas no se dieron cuenta del embuste (o, al menos, fingieron no hacerlo). Pero, por otro lado, la inmensa mayoría de las mujeres no se enfadan cuando descubren el engaño, tal vez porque ellas lo hacen mucho más.

Según el mismo estudio realizado por el doctor Acuña, hasta un 75% de las mujeres finge sus orgasmos alguna vez. De este porcentaje, un 80% lo simula “ocasionalmente” y el 20% restante “frecuentemente”.

La mayoría de las mujeres finge para dejar al hombre satisfecho y no herirlo en su amor propio, o por miedo a confesar lo que las excita de verdad. Para ellas, no es tan dramático no llegar al clímax, puesto que tienen una percepción más global y menos genital del sexo y disfrutan mucho a lo largo del coito, con el simple hecho de dar placer y recibir caricias. Sin embargo, una ausencia prolongada de orgasmos puede llegar a generar frustraciones.

http://www.trespasitos.com/2008/06/15/asi-se-finge-un-orgasmo/

Lo que dice la Biblia sobre la homosexualidad

Lo que dice sobre la homosexualidad

La primera página de la Biblia, en Génesis 1:27, nos enseña que Dios creó al ser humano “macho y hembra”, o sea hombre y mujer, no homosexual o lesbiana. En este mismo libro sagrado, la Palabra de Dios también nos habla de la unión matrimonial entre el hombre y la mujer “en una sola carne” (Gn 2:24) y abierta a la vida (Gn 1:28). El homosexualismo no lleva a cabo ninguno de estos dos valores inherentes a la sexualidad humana, tal y como Dios la creó: la unión heterosexual en el matrimonio y la procreación. A la luz de esta visión del hombre y la mujer, hay otros 44 pasajes bíblicos que, directa o indirectamente, condenan las prácticas homosexuales como un pecado grave.

I. Pasajes que directamente condenan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo por ser pecaminosas en sí mismas:
1.Génesis 19:1-29 (pecado de Sodoma)
2. Levítico 18:22
3. Levítico 20:13
4. Deuteronomio 23:17-18
5. 1 Reyes 14:24
6. 1 Reyes 15:12
7. 1 Reyes 22:46
8. Jueces 19:22
9. 2 Reyes 23:7
10. Romanos 1:24-27
11. 1 Corintios 6:9
12. 1 Timoteo 1:8-10
13. 2 Pedro 2:6
14. Judas 1:7
15. Éxodo 20:14 (incluído en Hebreos para “adulterio”)

II. Pasajes que utilizan el ejemplo de lo que sucedió en Sodoma para avisar a otros y mencionan el juicio de Dios sobre la ciudad por su pecado:

16. Deuteronomio 29:23
17. Génesis 13:13
18. Isaías 3:9
19. Isaías 13:19
20. Jeremías 23:14
21. Jeremías 49:18
22. Jeremías 50:40
23. Lamentaciones 4:6
24. Amós 4:11
25. Mateo 10:15 (véase 13. 2 Pedro 2:6)
26. Lucas 17:29

III. Pasajes que directa o indirectamente condenan el travestismo (vestirse con ropas propias del sexo opuesto):

27. Deuteronomio 22:5
28. 1 Corintios 11:14-1

IV. Pasajes sobre el matrimonio, los esposos y las esposas, el hombre y la mujer creación de Dios, etc. que tienden a condenar la transexualidad:

29. Génesis 1:27
30. Génesis 1:28
31. Génesis 2:18-24
32. Salmos 139:14
33. Marcos 10:6-12
34. 1 Corintios 3:16-17
35. 1 Corintios 6:19-20
36. 1 Corintios 7:1-4
37. 1 Tesalonicenses 5:22-23
38. Romanos 6:12
39. Filipenses 3:21
40. Timoteo I 5:14
41. Efesios 5:22-25

V. Pasajes que en general condenan estas actividades como pecados:

42. Tesalonicenses I 5:22
43. Isaías 5:20-21
44. I Pedro 2:11

Fuente: The Maryfaithful, mayo/junio de 1979.

La homosexualidad y la Biblia Por Damy FerreiraLos pasajes más directos y específicos de la Biblia contra la práctica homosexual se encuentran en el Levítico 18:22; 20:13 y en 1 Corintios 6:9-11:

1. “No te echarás con varón como con mujer, es abominación” (Lv 18:22).

2. “Si alguno se juntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre” (Lv 20:13).

3. “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones (sodomitas), ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” (1 Co 6:9-10).

Además de estos pasajes claros y directos, podemos usar otros que todos conocemos, y sacar de ellos algunas enseñanzas. En primer lugar, Génesis 1:27 dice que Dios creó al hombre (al ser humano), hombre y mujer. Esto indica que el ser humano fue creado en dos personas de anatomía diferente, y cada uno con una naturaleza orgánica distinta y definida, propia para los fines de la procreación. Así que, sólo la mujer, podrá concebir un hijo y ser el laboratorio en el que la vida se forma y se desenvuelve. Un hombre, a despecho de tantas tentativas quirúrgicas de algunos, jamás conseguirá dar a luz un hijo.

Hace algún tiempo, en la ciudad de San Francisco, California, daba una clase a nuevos creyentes en mi iglesia. Un alumno quería saber mi opinión sobre la homosexualidad. Abrí la Biblia y leí los textos que acabo de citar. Entonces el argumentó con aquello de los derechos individuales, cosa muy respetada en los EE.UU., y dijo: “¿Entonces los hombres no tienen derecho a escoger su sexualidad?” a lo que respondí: “Querido joven, la sexualidad no es cuestión de elección. La sexualidad del ser humano ya viene definida de fábrica”.

Uno de los objetivos diabólicos de movimientos, como el que llaman “Nueva Era”, es tratar de incentivar y dignificar el homosexualismo para destruir a la familia. La idea, por tanto, es acabar con la humanidad.

En segundo lugar, algunos pasajes bíblicos son interpretados de una manera errada, para la conveniencia de los interesados (véase al respecto 2 Pedro 3:16). Los dos más interesantes son: 1 Samuel 18 y más específicamente 2 Samuel 1:26 donde se habla del amor entre David y Jonatán (hijo del rey Saúl): “Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres”. (Véase también 1 Samuel 19:1; 20:17,40). Partiendo de ésto, los defensores de la homosexualidad dicen que David y Jonatán eran homosexuales.

Veamos entonces:

1. Si eran homosexuales, se trataba de un tipo bien extraño de bisexuales. Sabemos por la propia Biblia que Jonatán era casado: 1 Crónicas 8:34; 2 Samuel 9. David, a su vez no solamente era casado, sino que además era muy aficionado a las mujeres y tuvo muchas esposas (1 Samuel 18:20-30, 2 Samuel 3:2-5; 5:13; 1 Reyes 1:1-4). Por esto mismo cometió un grave pecado de adulterio con Betsabé (2 Samuel 11:1-27). No podemos entender que hombres así fueran homosexuales.

2. Como se sabe, la hermana de Jonatán, Mical, fue dada a David en casamiento (1 Samuel 18:20-30), inmediatamente después de sus victorias en la guerra, y nunca se percibe algún tipo de celos por parte de Jonatán. De haber existido un tipo de amor entre ellos, ciertamente habría celos.

3. El texto de 2 Samuel 1:26 nos dice que el amor de ellos era como el de las mujeres, no en el sentido de ser de la misma naturaleza, sino de ser aún más profundo que el amor de las mujeres. El texto es poético y está en versos. Vemos que en el texto David trata a Jonatán de “hermano”. La aplicación al homosexualismo por tanto no cabe aquí.

4. Entre árabes, judíos, rusos y otros pueblos orientales, los hombres acostumbran besarse cuando se encuentran. Es un pueblo sentimental y eso forma parte de su cultura sin que esto implique un motivo sexual.

5. Jesús amó a sus discípulos profundamente y todos eran hombres. ¿Hubo en esto motivaciones sexuales?

6. De acuerdo con las leyes de Moisés (principalmente Levítico 20:13), si un hombre tenía relación con otro hombre como si fuese mujer, ambos morirían. Y si eso hubiera estado pasando entre Jonatán y David, el pueblo ciertamente lo hubiera sabido. Sin embargo, nunca hubo ni siquiera sospechas de que ese amor entre David y Jonatán fuera un amor sexual.

7. David, hombre conforme al corazón de Dios, siempre fue reprendido por Dios cuando pecó. Por ejemplo, no le fue permitido construir el templo porque había derramado mucha sangre. Era hombre de guerra (1 Cor 22:8). Fue también reprendido por el pecado con Betsabé (2 Samuel 12). Nunca, sin embargo, encontramos una reprensión a David por la práctica de la homosexualidad. Esto habría sido inevitable si David hubiese incurrido en esa falta.

8. Finalmente, debe entenderse que la amistad entre David y Jonatán surgió del espíritu guerrero que caracterizaba a los dos. Jonatán era un valiente soldado, como se puede notar, principalmente, en la lectura de 1 Samuel 14. Esta amistad se inicia precisamente cuando David derrota al gigante Goliat (1 Samuel 17:48-58; 18:1-19). La verdad es que ellos se amaban como dos hermanos.

Sólo hay, por tanto, homosexualidad en esa amistad para quien ya tiene la cabeza inclinada hacia ella y quiere torcer las Escrituras para su propia perdición, como muy bien lo declara el apóstol Pedro (2 Pedro 3:16).

En tercer lugar, algunos intentan basar la aceptación de la homosexualidad en la Biblia usando el texto de la institución de la cena del Señor cuando Juan estaba reclinado sobre el pecho de Jesús (Jn 13:23). Consideremos algunas ideas sobre este caso específico:

1. Aquí tenemos un caso de la costumbre de la época. La palabra “mesa” no aparece en el original de este pasaje bíblico. A. T. Robertson en su obra titulada “World Pictures in the New Testament” (”Cuadros mundiales en el Nuevo Testamento”), lo confirma. Según la costumbre, la persona se recostaba en una especie de diván y descansaba con los pies extendidos. Asimismo, la posición de Juan era de estar recostado, con la cabeza pendiendo muy cerca de el pecho del Señor Jesús. En este sentido, hay una versión actualizada de la Sociedad Bíblica del Brasil que correctamente traduce: “Muy cerca de Jesús, estaba sentado uno de ellos, a quien Jesús estimaba mucho”. Ahora bien, a la luz del pasaje, en la famosa pintura de Leonardo Da Vinci  “La Ultima Cena”, se comete un grave error técnico, con respecto a la posición en que se pinta a los apóstoles y a Jesús al aparecer estos sentados a la manera occidental.

2. Por otro lado, si hubiera habido cualquier motivo sexual que relacionara a Juan con Jesús, aquel grupo que era bastante cuestionador, sin duda alguna lo habría criticado.

3. Sabemos que Dios abomina este tipo de pecado. Las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron destruidas por su pecado. Y el pecado que más aparece en el escenario de esas dos ciudades fue el de la homosexualidad. Se sabe que este pecado era tan dominante que, cuando los ángeles de Dios fueron a casa de Lot, los hombres de Sodoma quisieron entrar a la casa para “poseer” sexualmente a aquellos visitantes de Dios. Pero no lo consiguieron, porque los ángeles les hirieron de ceguera. Y esta ciudad fue borrada del mapa (Gn 19:4-11).

En su epístola a los Romanos, Pablo presenta el triste cuadro de la ciudad de Roma en sus días. En cierto momento dice: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y al igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron con su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen” (Ro 1:26-28).

No falta razón, entonces, para que el virus del Sida haya comenzado a propagarse en el mundo entre los homosexuales. Y muchos de ellos, lamentablemente, han muerto a causa de esta enfermedad. Inexorablemente “La paga de su pecado es la muerte” (Ro 6:23).

Sin embargo, los que están dominados por este tipo de pecado, pueden cambiar y ser nuevas criaturas (2 Co 5:17). En 1 Co. 6:11, Pablo dice “Y esto érais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados; ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios”. En otras palabras, si un homosexual se convierte tiene que dejar su pecado y seguir a Cristo. Y esto es posible.

Fuente: Reproducido y traducido del O Jornal Batista por Michel E. Eustache. Publicado en el periódico Luminar Bautista, Venezuela, 1994.

http://www.vidahumana.org/vidafam/homosex/biblia.html

Homosexualidad

Homosexualidad


Atención: Esta sección trata un tema escabroso y no es apta para menores ni para otras personas vulnerables.Queridos Hermanos:

Una razón por la que incluímos esta sección es proclamar la verdad y la evidencia de los hechos, y también denunciar el homosexualismo como actividad, no el hecho de sentir la inclinación en sí. Hacer esta proclamación es parte del amor que se le debe al prójimo y de promover su dignidad como persona.

No se trata de atacar a nadie que sienta la inclinación homosexual. Es muy distinto “sentir” la inclinación, que “ceder” a ella, y caer en la actividad homosexual. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia estamos a favor de que se lance ningún tipo de ataque físico o verbal hacia las personas homosexuales sea cual sea su comportamiento.

Todos los seres humanos sentimos apetencias y distintas inclinaciones, unas son ordenadas, y otras desordenadas.

Leer el resto de la entrada»

Condenado a diez años de prisión por abusar de su hijastra, grabarlo y difundirlo por internet

Condenado a diez años de prisión por abusar de su hijastra, grabarlo y difundirlo por internet

La Audiencia de Cantabria ha condenado a diez años de cárcel a un vecino del municipio de Piélagos por abusar sexualmente de su hijastra, una niña de diez años, grabar las vejaciones en vídeo y difundir las imágenes por internet.

Los hechos fueron denunciados por la moderadora del chat de internet donde el procesado, Luis María G.M., difundió el 5 de mayo de 2007 un vídeo en el que aparecía él mismo tocando a la niña en sus órganos genitales, mientras la sentaba sobre su pene.

La sentencia, hecha pública hoy, considera además probado que el acusado sometió a la niña a esos abusos en más ocasiones, durante los meses anteriores a que fuera descubierto.

Culpable de dos delitos

La Audiencia declarará al imputado culpable de un delito de abuso sexual y de otro de corrupción de menores, por lo que le condena a tres años de cárcel por el primero y a siete años por el segundo y le prohíbe acercarse a la niña, a su casa y al centro educativo donde estudie la menor en un periodo de diez años.

Durante el juicio, el procesado se reconoció en las imágenes detectadas por la moderadora del chat, pero alegó que se trataba de “un montaje”, porque él no se acordaba de “nada”. El tribunal le recuerda que no sólo le acusan las imágenes y la conversación que mantuvo con la supervisora del chat cuando ésta, alarmada por el contenido de vídeo, se hizo pasar por una usuaria para sonsacarle información, sino que también le señalan las acusaciones que la niña realizó en Comisaría.

La niña contó a la Policía con detalles explícitos los abusos a los que le sometía su padrastro. La menor no repitió ese relato durante el juicio, porque dijo que ya no se acordaba, pero tampoco lo negó.

El magistrado ponente, Ernesto Sagüillo, sostiene que resulta “explicable y comprensible en la edad y situación personal y familiar de la menor” que “intente olvidar” lo ocurrido y recuerda, en este sentido, que su madre ya le dijo al juez instructor de la causa que no quiere hablar ni con ella, ni con la psicóloga.

La sentencia explica, además, que la Policía no sólo averiguó desde qué ordenador se había emitido el vídeo, sino que además ha aportado pruebas “demostrativas de la indudable identidad de la persona que había contratado la línea y se comunica en el chat, la que ejecuta los actos con finalidad lúbrica y quien ha sido enjuiciado en esta causa”.

Entre esas pruebas, figuran la camiseta que vestía el acusado en las imágenes, su reloj y el edredón de la cama.

El acusado también había alegado en su descargo que sufría algún tipo de alteración mental y que su capacidad de control estaba afectada por el consumo de alcohol y cocaína. El tribunal desestima ambos argumentos, porque los forenses consideran que no padece ningún tipo de alteración o adicción que altere su imputabilidad.

http://www.adn.es/ciudadanos/20080530/NWS-0937-Condenado-difundirlo-hijastra-internet-grabarlo.html

Natascha Kampuch compra la casa en la que estuvo secuestrada durante ocho años

Natascha Kampuch compra la casa en la que estuvo secuestrada durante ocho años

La joven es consciente que lo que hace es “grotesco” pero prefiere tenerla ella para “protegerla de los ladrones y para que no la derriben”

Víctima de un ideal enfermo

Natascha Kampuch ha comprado la casa en la que estuvo secuestrada durante ocho años, según explica la joven en una exclusiva a la revista alemana Bunte.

“Sé que es grotesco. Ahora tengo que pagar la electricidad, el agua y las facturas de la casa en la que nunca quise vivir”, dice Kampuch.

Pero según Kampuch prefiere que sea suya la casa para “protegerla de ladrones y para que no la derriben para construir casas adosadas”.

Natascha fue secuestrada a los 10 años, el 2 de marzo de 1998, cuando se dirigía a la escuela, y el 23 de agosto de 2006, a los 18 años, cuando la Policía ya la daba por muerta, logró escapar de su captor.

El sótano

Wolfgang Priklopil, un experto en telecomunicaciones de 44 años, había construido debajo de su casa en la localidad de Strasshof, un suburbio de la capital austríaca, un sótano especial, detrás de una puerta de hormigón, con ventilación y circuito eléctrico propio.

Allí mantuvo encerrada a su víctima durante más de ocho años y no fue hasta 2006 cuando Natascha lo pudo acompañar, atemorizada y bajo amenazas de muerte, fuera de la casa, por ejemplo en una excursión a los Alpes austríacos.

Priklopil, que planificó meticulosamente y durante al menos dos años el secuestro de su víctima, logró no llamar la atención ni siquiera de sus propios vecinos.

La huída

Pero el 23 de agosto del año de 2006 Natascha estaba limpiando el coche de su secuestrador en el garaje cuando, en un momento de despiste de Priklopil, salió corriendo a la calle.

La joven, muy debilitada por los años de cautiverio, logró meterse en casa de una vecina y llamar a la Policía, mientras que Priklopil decidía acabar con su vida, arrojándose bajo las vías de una línea de cercanías en Viena.

Según cuenta a la revista Kampuch, ha visitado la casa varias veces desde que se escapó en 2006.

Para Natascha la historia del “Monstruo de Amsterrren” le recordó su propia experiencia. “Mi estómago se agitó cuando vi las fotografías. Me sentí realmente enfrema. Todas las emociones que intenté cuidadosamente suprimir de repente aparecieron de nuevo en mí”, sentencia la joven.

Vuelta a la vida

Casi dos años después de escapar de su captor, Kampuch todavía necesita la ayuda de doctores, psicólogos, trabajadores sociales y de su familia, dice la revista Bunte.

En la actualidad vive en su propia casa y estudia desde su hogar para recuperar los años en los que se le privo de educación.

“Todo el mundo me está ayudando para que algún día pueda dirigir mi propia vida. Pero está siendo muy duro para mi”, apunta la joven austriaca.

Psicobiología del beso con lengua

Psicobiología del beso con lengua

Un estudio revela la decisiva importancia del primer boca a boca para intuir el comportamiento sexual y la compatibilidad genética de futuras parejas

Radiografía de un beso

“Un beso es una encuesta en la planta alta para saber si la planta baja está libre”. Esta ocurrente frase del periodista alemán Robert Lembke ha sido ratificada por la comunidad científica, gracias a un estudio realizado en la Universidad de Albany. Uno de los responsables de la investigación, el psicólogo Gordon Gallup, afirma que “hay muchas fuerzas capaces de conectar románticamente a dos personas. Pero un beso, y particularmente el primer beso, puede romper fácilmente el vínculo”.

Leer el resto de la entrada»

Los derechos de los menores

Ignacio Ignacio 29/05/2008

Los derechos de los menores

Cualquier publicidad de tabaco o de alcohol destinada a chicos y adolescentes debería ser considerada una violación de los derechos humanos de los menores.

Por Ignacio Escribano

Verónica Schoj, consultora regional en control de tabaco de la Fundación Interamericana del Corazón adelantó, la semana pasada, los resultados de un estudio en el cual se analizaron más de 400 investigaciones sobre el hábito de fumar en gente joven. Considero necesario, y casi obligatorio, difundir las conclusiones del trabajo liderado por Schoj, con el objeto de que se tome más conciencia sobre el tema y teniendo en cuenta, además, que el cigarrillo, junto con el alcohol, son las principales adicciones en los jóvenes.

No creo que sea necesario explicitar aquí los estragos que producen ambas sustancias.

Me gustaría, sí, reafirmar que coincido plenamente con la ex directora general de la Organización Mundial de la Salud y ex primera ministra noruega, Gro Harlem Brundtland, en aquello de que cualquier publicidad de tabaco (o de alcohol) destinada a chicos y adolescentes debería ser considerada una violación de los derechos humanos de los menores.

Se vive hablando de “el flagelo de la droga” en los medios de comunicación. Pocos denuncian, sin embargo, a las dos que muy por delante del resto encabezan el ranking; es más, tales sustancias conquistan, en la prensa, cuanto espacio sea posible: páginas de diarios y revistas, programas de radio y televisión, sitios online…

Y pregunto: ¿Cuándo van a dejar de publicitar al cigarrillo y al alcohol los medios de prensa? O, dicho de otro modo, ¿cuándo van a dejar de pensar los medios de comunicación (y el mundo empresarial en general) exclusivamente en sus propios intereses y entender, de una vez, que a fin de cuentas estamos todos en un mismo barco y que, por ende, no hay ganancia que sirva si no se agrega valor a la sociedad?

En síntesis, y volviendo a la investigación de Schoj: las únicas estrategias efectivas para evitar que los chicos y adolescentes empiecen a fumar o, si ya comenzaron, reduzcan el consumo, son:

-la creación de ambientes 100 por ciento libres de humo (más información sobre este tema en la nota: “Es alta la exposición al humo del tabaco”);

-el aumento del precio de los cigarrillos;

-la prohibición de la publicidad del tabaco.

Las medidas antitabaco, impulsadas desde hace años por la Organización Mundial para la Salud, tuvieron su eco de inmediato en Uruguay, donde:

-se aumentó el precio del los cigarrillos en más del 100 por ciento;

-se prohibió la publicidad de los productos del tabaco fuera de los puntos de venta;

-se prohibió fumar en ambientes cerrados.

El lobby del cigarrillo y el alcohol es tan poderoso como los efectos devastadores que producen ambos productos en la población; tanto es así, que pocos gobiernos han logrado impedir, entre otras cosas, que se aquellas “delicias” se publiciten en la vía pública.

En la Argentina, por lo pronto, se ha dado un gran paso con la creación de lugares libres de humo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, en el resto del país, esto último es una materia pendiente.

El pediatra Neil Izenberg, en su libro How to raise nonsmoking kids (Cómo criar chicos no fumadores), exhorta a los padres y maestros a enseñarle a los chicos, desde pequeños, la manera en que las tabacaleras manipulan la mente de la gente. Izenberg insiste en que ellos tienen que aprender a reconocer el mensaje encubierto (“fumar te hace más cool, más maduro, te da una imagen sexy…”), porque son precisamente ellos los encañonados con precisión milimétrica por las publicidades.

El cigarrillo, considerado una droga por el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los trastornos mentales de los Estados Unidos (DSM IV), integra la lista de las adicciones graves en los tratados más prestigiosos en la materia, como el Drug Abuse Handbook, de Steven Karch, y el Libro de Tratamientos de Abuso de Sustancias de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el alcoholismo representa casi el 4 por ciento de las muertes de jóvenes por año.

Por último, me gustaría dejar abierta una pregunta: ¿Dónde están las voces de todos aquellos que con tanta fuerza y tenacidad se alzan en pos de defender la vida, cuando de defender los derechos humanos básicos de los chicos y adolescentes de este mundo se trata?

http://www.igooh.com.ar/Nota.aspx?IdNota=24445&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=080530&utm_campaign=weekly_news

EL PSICOANÁLISIS HA DESTRUIDO A LA PSICOLOGÍA ARGENTINA

EL PSICOANÁLISIS HA DESTRUIDO A LA PSICOLOGÍA ARGENTINA
DESOPILANTE ENTREVISTA A MARIO BUNGE

Mario Bunge es físico, epistemólogo y filósofo. Acumula quince doctorados honoris causa, el premio Príncipe de Asturias, y ha escrito cinco decenas de libros. Centurión de una generación perdida, carga con 88 años, un apellido tradicional y sus ojos ya no tan azules. Resiste en graduarse de viejo, y alterna con gusto su prédica de vedette literaria con sus pregones políticos a mansalva. Un púgil de buen gancho. En 1960 cosechó fama con La ciencia, su método y su filosofía. Sin embargo, fue su monumental y ambicioso Treatise on Basic Philosophy (Tratado de filosofía básica) el que lo catapultó como filósofo a escala planetaria. Ocho tomos escritos en inglés entre 1984 y 1989; ninguna traducción aún al castellano, aunque Editorial Gedisa promete el primer tomo (Semántica 1. Sentido y referencia) para la Feria del Libro.
Siete años pasaron de su última visita al país, y ahora, invitado por la Feria del Libro, prepara las valijas para desembarcar nuevamente en Buenos Aires. Antes del arribo, Bunge, torrente infatigable de razonamientos y quebrantos, accedió a esta entrevista exclusiva.

—¿Qué expectativas tiene de su regreso?

—Buenas. Ansioso por ver viejos amigos y serle útil a los jóvenes, indicándoles caminos de investigación, inquietarlos para que vayan al exterior por un tiempo a especializarse en alguna rama de la ciencia que no se cultive en la Argentina. Porque la última vez que estuve advertí que mucha gente está atrasada de noticias. Siempre recuerdo un curso para profesores de Ciencias Sociales que di en la UBA en el ’95 donde me encontré que, salvo por uno o dos, la información se paraba en 1960. No tenían acceso a las principales publicaciones, y eso por un motivo sencillo: las bibliotecas argentinas están desnudas, ya no se suscriben a revistas, y si uno no lee revistas y sólo lee libros, no está al día. Sumado, claro, a que no se investiga. Por ejemplo, en la Facultad de Psicología de la UBA no hay un solo laboratorio de psicología experimental, están como en la Edad Media. Sólo se guían por libros, y no los mejores.

—¿Y por qué ocurre esto?

—Por el ansia de hacer dinero de la psicología mercantil, que promueve entenderlo todo con cuatro fórmulas fáciles: las psicoanalíticas. El psicoanálisis ha destruido la poca psicología que había en la Argentina. Y en cuanto a las ciencias sociales, las dictaduras destruyeron la escuela que había creado Gino Germani. A las dictaduras les molestan mucho las ciencias sociales; toleran la repetición sistemática de teorías ya apolilladas como la microeconomía neoclásica, pero no les gusta la investigación empírica de problemas sociales actuales.

—Pero hace casi tres décadas que en la Argentina hay democracia, y no se aprecian mejoras en ese campo.

—Tiene razón, pero también es cierto que los gobiernos democráticos surgidos desde 1952 no reforzaron la ciencia. Actualmente, el presupuesto dedicado a ciencia básica es 0,4% del PBI, mientras Brasil asigna el 1%, y acaba de duplicarlo. Países como los Estados Unidos o Alemania asignan seis veces más que la Argentina; China, diez veces más.

—¿Qué se puede esperar de un país que no invierte en investigación?

—Es un país que no va a ningún lado. La Argentina no está yendo a ninguna parte.

Mario Bunge nació en Buenos Aires el 21 de septiembre de 1919. Hijo del médico y diputado socialista Augusto Bunge y de la enfermera alemana María Schreiber, se graduó en la Universidad de La Plata en 1952 con un doctorado en Físico-Matemáticas. Fue allí donde comenzó a dar clases de Física Teórica y Filosofía, hasta que en 1963 optó por emigrar debido al convulsionado clima político de entonces. Su tour migratorio lo llevó por los Estados Unidos, México y Alemania, hasta que finalmente, en 1966, echó raíces en Canadá, para dar clases de Lógica y Metafísica en la Universidad McGill.

—¿Cómo pasa sus días en Montreal?

—Muy a gusto. Por lo general me despierto a las 6, desayuno, leo el diario y después me pongo a trabajar, lo que significa estudiar, escribir y responder correspondencia; luego almuerzo y duermo una siestita. Puede ser que después tenga que salir, ir a la biblioteca, dar una clase. Más tarde miro el noticiero de la BBC y el de la ABC norteamericana, y luego, si hay una linda película, la veo. Antes de dormirme leo entre media y una hora.

—¿Qué está leyendo?

—El pez en el agua, la novela autobiográfica de Mario Vargas Llosa. Es muy interesante, pero lamentablemente Vargas Llosa insiste en hacer propaganda derechista, conservadora, tal vez para blanquear su pasado izquierdista. En todo caso, los argumentos que da no son muy persuasivos, porque evidentemente no ha estudiado muchas ciencias sociales. El cree que el libre mercado, principalmente en América latina, donde se está sometido a unas pocas grandes corporaciones, es la vía de la salvación. Igualmente, es siempre inteligente, provocador y escribe maravillosamente.

—Imagino que sus bibliotecas estarán bien nutridas.

—Ah sí, tengo varios miles de libros. Tenemos bibliotecas en muchas habitaciones. En mi estudio tengo tres, en el pasillo, en la habitación, en el sótano. Nunca hay espacio para tanto. De vez en cuando debemos regalar, donar o tirar a la basura; ésa es la suerte de los malos.

—Doy por supuesto que no tiene ninguno sobre psicoanálisis…

—Es que psicoanálisis no se lee en ningún lugar del mundo. A Lacan, por ejemplo, fuera de la Argentina y Francia, no lo conoce nadie ni se estudia; puede ser que en España, después de la invasión de psicoanalistas argentinos en los 70. Yo estoy en contacto con algunos psicólogos muy buenos y nunca oyeron hablar de Lacan. Esa es una aberración típicamente argentina: estar siempre atrasado en las noticias.

—¿Por qué cree entonces que el psicoanálisis está tan arraigado en este país?

—Mire, ése sería un buen tema de investigación. ¿Por qué? Bueno, porque el psicoanálisis es un muy buen negocio, entonces hay interés en que no progrese la psicología auténtica, porque de ese modo reemplazarían a los charlatanes que viven de él. Es muy fácil constituirse en analista profesional, es muy difícil convertirse en psicólogo científico.

Además de acabado sistemista, Bunge es un tenaz proselitista de esa Argentina que pudo ser pero no. Por eso, siempre, por las grietas de su discurso se escurre la retórica nostálgica de un tiempo que fue hermoso. La economía floreciente, la universidad y su “edad de oro”, lo posible y también lo ingrato. Silencio en las gradas: habla Bunge.

—En su libro “Crisis y reconstrucción de la filosofía”, señalaba que la filosofía estaba enferma. ¿Ha muerto definitivamente?

—No, yo no creo que vaya a morir alguna vez. La filosofía cuestiona ideas recibidas y construye visiones del mundo, y sin una visión del mundo sería difícil vivir. El problema es que la filosofía hoy no está en manos de generalistas, sino de especialistas… Estoy bajando las escaleras al sótano para ver si encuentro algún libro del escritor francés… Bueno, prosigo: la filosofía se ha profesionalizado. Cuando yo era muchacho, iba a las librerías de la calle Corrientes y me encontraba con títulos interesantísimos de filosofía que no habían sido leídos por profesores de filosofía, sino por aficionados. Y hoy quedan muy pocos amateurs, se ha profesionalizado, y cuando se profesionaliza no importa tanto el interés y la pasión, sino conseguir un puesto, una promoción, y entonces se produce mucha hojarasca.

—¿Entre esos libros de juventud estaba Heidegger?

—Heidegger no es filosofía, es macaneo puro, pero a diferencia del macaneo psicoanalítico, ni siquiera es divertido.

—Ah, encima es aburrido.

—(Se ríe) Y sí, es aburrido porque nadie entiende nada. Por ejemplo, decir que el tiempo es la maduración de la temporalidad o que el ser es ello mismo… Si se dice en castellano uno se muere de risa, pero dicho en alemán parece muy profundo. Claro que no todo lo que dice Heidegger es macaneo, sino que mucho de lo que dice es simplemente falso. Sus frases pueden dividirse en dos clases: las que tienen sentido y son falsas, y las que no tienen sentido, por lo tanto no son falsas ni verdaderas, que son las características del existencialismo, tanto de Heidegger como de Sartre. Es macaneo puro, y todo el mundo tiene derecho al macaneo, tendría que permitirse el existencialismo para todo consumo, pero sin obligar a nadie. Al masoquista, si le interesa lastimarse, que se lastime, pero después que no vaya al hospital pidiendo que lo curen (…).

Alejandro Bellotti
Diario Perfil

http://www.periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=3721

El ser humano

El ser humano

La Psicología como arte, analiza el enigma de el ser humano, describe, relaciona su conducta, sus manifestaciones físicas, sus pensamientos, las acciones vitales del organismo del sujeto, que encierran en tres esferas al Hombre:

BIOLÓGICA PSICOLÓGICA

SOCIAL

A través del desarrollo evolutivo del hombre ,este interactúa siempre entre lo suyo, su interior y el medio , en las tres esferas se presentan las siguientes interacciones:

Biológica Social {Pudor , vergüenza, aseo}

La representación que cada uno de nosotros tiene del hombre está plasmada de valores y fines, que orientan nuestra acción. : La imagen del ser humano no es una creencia que nos venga desde afuera, es el conjunto de ideas prácticas, plasmado de valores y fines que constituyen la autointerpretación que hace de sí mismo el ser humano”.
No hay ningún hombre que exista sin tener que comprender. La necesidad de saber no es ajena al hombre, lo constituye. La subjetividad humana es una subjetividad que interpreta, lo cual implica una toma de posición respecto de sí y de los otros.

De este modo los hombres vamos dando significado a nuestras acciones, elecciones, tareas, transformando el tiempo de nuestra vida en historia, en la vida de cada hombre se seleccionan unos momentos y se olvidan otros, se van armando estructuras significativas desde donde se comprende el pasado y se proyecta el futuro. La vida humana es un acontecer que se va narrando, es historia.

Social Psicológico {Cultura}

La cultura aparece como un conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan a una sociedad o grupo social, aparace de la relacion inversa entre lo social y lo Psicológico , el ser a medida de su evolucion va experimentando , observando , asimilando una serie de comportamientos, actitudes, destrezas, conocimientos y los adopta según sus gustos , su personalidad y su carácter, de esa cultura Universal crea una Cultura Individual y el medio crea la cultura Universal de la cultura individual y regional de un determinado grupo de personas sea grande o pequeño , que tienen algo en comun, llamese tipo de musica, sitio de nacimiento, tipo de comidas, folclor de un pueblo, entre millones de culturas que pueden existir y crean dependencia pues una persona puede pertenecer a la cultura hippie, a la paisa, a la rockera al mismo tiempo .

El término ‘cultura’ engloba además modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistemas de valores, derechos fundamentales del ser humano, tradiciones y creencias. A través de la cultura se expresa el hombre, toma conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que le trascienden.

Dentro del conjunto de lo Psicológico , la personalidad es el término con el que se suele designar lo que de único, de singular, tiene un individuo, las características que lo distinguen de los demás. El pensamiento, la emoción y el comportamiento por sí solos no constituyen la personalidad de un individuo; ésta se oculta precisamente tras esos elementos. La personalidad también implica previsibilidad sobre cómo Las distintas teorías psicológicas recalcan determinados aspectos concretos de la personalidad y discrepan unas de otras sobre cómo se organiza, se desarrolla y se manifiesta en el comportamiento, la teorías más influyente es el psicoanálisis, creado por Sigmund Freud, quien sostenía que los procesos del inconsciente dirigen gran parte del comportamiento de las personas. La relacion inversa que existe entre lo social y lo psicológico.

Biológica Psicológica { Cuerpo}

“Aunque tengo yo un cuerpo al que estoy estrechamente unido, sin embargo, puesto que, por una parte, tengo una idea clara y distinta de mi mismo, según la cual soy algo que piensa y no extenso y, por otra parte, tengo una idea distinta del cuerpo, según la cual éste es una cosa extensa, que no piensa, resulta cierto que yo, es decir, mi alma, por la cual soy yo lo que soy, es entera y verdaderamente distinta de mi cuerpo, pudiendo ser y existir sin el cuerpo.”

La referencia del s.h. en situación es el propio cuerpo. En él se relaciona su momento subjetivo con la objetividad y por él puede comprenderse como “interioridad” o “exterioridad” según la dirección que dé a su intención, a su “mirada”. Frente al s.h. se encuentra todo lo que no es él y que no responde a sus intenciones. Así, el mundo en general y otros cuerpos humanos ante los que el propio cuerpo tiene alcance y registra su acción, ponen las condiciones en las que se constituye el s.h. Estos condicionantes se presentan también como posibles a futuro y en la relación futura con el propio cuerpo. De esta manera, la situación presente puede ser comprendida como modificable en el futuro. El mundo es experimentado como externo al cuerpo, pero el cuerpo es visto también como parte del mundo ya que actúa en éste y de éste recibe su acción. La corporeidad es también algo que cambia y, en este sentido, es una configuración temporal, una historia viviente lanzada a la acción, a la posibilidad futura. El cuerpo, para la conciencia humana, deviene prótesis de la intención, responde a la intención, en sentido temporal y en sentido espacial. Temporalmente, en tanto puede actualizar a futuro lo posible de la intención; espacialmente, en tanto representación e imagen de la intención.

Cuando me observo, no desde el punto de vista fisiológico sino existencial, me encuentro puesto en un mundo dado, no construido ni elegido por mí. Me encuentro en situación respecto a fenómenos que empezando por mi propio cuerpo son ineludibles. El cuerpo como constituyente fundamental de mi existencia es, además, un fenómeno homogéneo con el mundo natural en el que actúa y sobre el cual actúa el mundo. Pero la naturalidad del cuerpo tiene para mí diferencias importantes con el resto de los fenómenos, a saber: 1. el registro inmediato que poseo de él; 2. el registro que mediante él tengo de los fenómenos externos y 3. la disponibilidad de alguna de sus operaciones merced a mi intención inmediata. Pero ocurre que el mundo se me presenta no solamente como un conglomerado de objetos naturales sino como una articulación de otros seres humanos y de objetos y signos producidos o modificados por ellos. La intención que advierto en mí aparece como un elemento interpretativo fundamental del comportamiento de los otros y así como constituyo al mundo social por comprensión de intenciones, soy constituido por él. Desde luego, estamos hablando de intenciones que se manifiestan en la acción corporal. Es gracias a las expresiones corporales o a la percepción de la situación en que se encuentra el otro, que puedo comprender sus significados, su intención. Por otra parte, los objetos naturales y humanos se me aparecen como placenteros o dolorosos y trato de ubicarme frente a ellos modificando mi situación. De este modo, no estoy cerrado al mundo de lo natural y de los otros seres humanos sino que, precisamente, mi característica es la ‘apertura’. Mi conciencia se ha configurado intersubjetivamente: usa códigos de razonamiento, modelos emotivos, esquemas de acción que registro como ‘míos’, pero que también reconozco en otros. Y, desde luego, está mi cuerpo abierto al mundo en cuanto a éste lo percibo y sobre él actúo…

La antropología filosófica pone como centro de su reflexión al ser humano. Busca comprender al hombre como un ser que vive y sabe que vive. El saber es la dimensión propia del hombre. Él es el único ser que necesita comprenderse para saber quién es, quién quiere ser y qué puede realizar.

El hombre percibe su vida como una posibilidad única en la que ganarse o perderse dependen de sí mismo. Este impulso hacia el saber brota de la conciencia de su propia finitud, es decir, de saber que no es dueño del tiempo y, por tanto necesita diseñar su vida.

Las preguntas “¿Quién soy?” “¿Quién quiero ser?” Son propias del modo de existir del hombre. Por eso se pregunta por aquellos que determina y posibilita la existencia humana, en la cual reside la dignidad propia del hombre.

En primer lugar para esta reflexión podemos decir que no sólo reconocemos un objeto, el hombre, sino que sabemos que ese objeto al que buscamos conocer es un sujeto. Cuando preguntamos qué es el hombre pedimos como respuesta un ente, una esencia acabada, un algo. Cuando preguntamos quién es el hombre preguntamos por alguien y este alguien es un sujeto haciéndose, una posibilidad que busca concretarse.

¿Cómo hablar del hombre en medio de tantos discursos sobre él?

Lo que llamamos hombre es, al mismo tiempo, el producto de una serie de determinaciones biológicas, psicológicas, sociales, culturales; y una posibilidad de realización, de deseos, de libertad.

El hombre, a partir de lo que es, se proyecta hacia lo que no es aún y desea ser. Estando determinado, viviendo en una situación concreta, es un aquí y un ahora, está impulsado a construirse así mismo, a ser él mismo con los otros, dándose libertad para hablar, para desear dándole sentido a sus vínculos, siendo libre para amar, trabajando en la construcción del mundo como un espacio habitable y digno.

Pretender una definición de hombre que no sea mera sanción de nuestros prejuicios etnocéntricos o ideológicos es tarea siempre en exceso comprometida. Afirmar “el hombre es un animal racional” (o sea dotado de lenguaje); La existencia concreta del hombre es el trabajo; o el hombre es un animal dotado de veintitrés pares de cromosomas, ¿son caracterizaciones suficientes para tomarlas como punto de partida?

Evidentemente, puede decirse que el hombre es todas esas cosas, pero ¿se puede decir que es hombre precisamente por ellas?

Y también esta pregunta: cuando nos preguntamos por el ser del hombre ¿qué interrogamos exactamente: la idea de hombre o la existencia concreta de los hombres, el hombre eterno o los sujetos históricos?

“El mundo natural, a diferencia del humano, se me aparece sin intención. Ciertamente, puedo imaginar que las piedras, las plantas y las estrellas poseen intención, pero no veo cómo llegar a un efectivo diálogo con ellas. Aun los animales en los que a veces capto la chispa de la inteligencia, se me aparecen impenetrables y en lenta modificación desde adentro de su naturaleza. Veo sociedades de insectos totalmente estructuradas, mamíferos superiores usando rudimentos técnicos, pero repitiendo sus códigos en lenta modificación genética, como si fueran siempre los primeros representantes de sus respectivas especies. Y cuando compruebo las virtudes de los vegetales y los animales modificados y domesticados por el s. h., observo la intención de éste abriéndose paso y humanizando al mundo.

“…Me es insuficiente la definición del s. h. por su sociabilidad, ya que esto no hace a la distinción con numerosas especies; tampoco su fuerza de trabajo es lo característico, cotejada con la de animales más poderosos; ni siquiera el lenguaje lo define en su esencia, porque sabemos de códigos y formas de comunicación entre diversos animales. En cambio, al encontrarse cada nuevo s.h. con un mundo modificado por otros y ser constituido por ese mundo intencionado, descubro su capacidad de acumulación e incorporación a lo temporal; descubro su dimensión histórico-social, no simplemente social. Vistas así las cosas, puedo intentar una definición diciendo: El s.h. ‘es el ser histórico cuyo modo de acción social transforma a su propia naturaleza’. Si admito lo anterior, habré de aceptar que ese ser puede transformar intencionalmente su constitución física. Y así está ocurriendo. Comenzó con la utilización de instrumentos que puestos adelante de su cuerpo como ‘prótesis’ externas le permitieron alargar su mano, perfeccionar sus sentidos y aumentar su fuerza y calidad de trabajo. Naturalmente no estaba dotado para los medios líquido y aéreo y sin embargo creó condiciones para desplazarse en ellos, hasta comenzar a emigrar de su medio natural, el planeta Tierra. Hoy, además, está internándose en su propio cuerpo cambiando sus órganos; interviniendo en su química cerebral; fecundando ‘in vitro’ y manipulando sus genes. Si con la idea de ‘naturaleza’ se ha querido señalar lo permanente, tal idea es hoy inadecuada aun si se la quiere aplicar a lo más objetal del s.h., es decir, a su cuerpo. Y en lo que hace a una ‘moral natural’, a un ‘derecho natural’ o a instituciones ‘naturales’, encontramos, opuestamente, que en esos campos todo es histórico-social y nada allí existe por naturaleza…” Y luego de negar la supuesta “naturaleza humana”, concluye con una breve discusión en torno a la “pasividad” de la conciencia: “Contigua a la concepción de la naturaleza humana, ha estado operando otra que nos habló de la pasividad de la conciencia. Esta ideología consideró al hombre como una entidad que obraba en respuesta a los estímulos del mundo natural. Lo que comenzó en burdo sensualismo, poco a poco fue desplazado por corrientes historicistas que conservaron en su seno la misma idea en torno a la pasividad. Y aun cuando privilegiaron la actividad y la transformación del mundo por sobre la interpretación de sus hechos, concibieron a dicha actividad como resultante de condiciones externas a la conciencia… Pero aquellos antiguos prejuicios en torno a la naturaleza humana y a la pasividad de la conciencia hoy se imponen, transformados en neoevolucionismo, con criterios tales como la selección natural que se establece en la lucha por la supervivencia del más apto. Tal concepción zoológica, en su versión más reciente, al ser trasplantada al mundo humano tratará de superar las anteriores dialécticas de razas o de clases con una dialéctica establecida según leyes económicas ‘naturales’ que autorregulan toda la actividad social. Así, una vez más, el s.h. concreto queda sumergido y objetivizado… Hemos mencionado a las concepciones que para explicar al s.h. comienzan desde generalidades teóricas y sostienen la existencia de una naturaleza humana y de una conciencia pasiva. En sentido opuesto, nosotros sostenemos la necesidad de arranque desde la particularidad humana; sostenemos el fenómeno histórico-social y no natural del s.h. y también afirmamos la actividad de su conciencia transformadora del mundo, de acuerdo con su intención. Vimos a su vida en situación y a su cuerpo como objeto natural percibido inmediatamente y sometido también inmediatamente a numerosos dictados de su intención. Por consiguiente, se imponen las siguientes preguntas: ¿cómo es que la conciencia es activa, es decir, cómo es que puede intencionar sobre el cuerpo y a través de él transformar al mundo? En segundo lugar, ¿cómo es que la constitución humana es histórico-social? Estas preguntas deben ser respondidas desde la existencia particular para no recaer en generalidades teóricas desde las cuales se derive luego un sistema de interpretación que niegue ser una interpretación. Para responder a la primera pregunta tendrá que aprehenderse con evidencia inmediata cómo la intención actúa sobre el cuerpo y, para responder a la segunda, habrá que partir de la evidencia de la temporalidad y de la intersubjetividad en el s.h. y no de leyes generales de la Historia y de la sociedad”.

BIBLIOGRAFÍA

  • Desarrollo Evolutivo del ser humano –Editorial Mc graw Gill
  • Psicológica con aplicaciones para iberomérica Editorial Mc graw gill

Autor: Ingrid C. Zamorano , Universidad Pontificia Bolivariana , Facultad de Enfermería

http://www.monografias.com

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.894 seguidores