El Arca de Noe – al fin descubierta

Ultima fecha de actualizacion: 02-08-2010

Paulo Arieu

En el año 1959, el piloto de un avión turco tomo fotografías aéreas de un objeto con la forma de un barco en los Montes Ararat para el instituto Geodetic de Turquía. El Dr. Brandenburger de la Universidad estatal de Ohio, después de estudiar las fotografías concluyo, “no tengo ninguna duda, que este objeto es un barco. En toda mi carrera, nunca he visto un objeto como éste en una fotografía aérea”.

El Dr Brandenburger era un experto en fotogrametría, descubrió las bases de misiles en Cuba, durante el gobierno de Kennedy.

Un equipo norteamericano realizó una expedición al sitio, hicieron un agujero a un lado de la estructura con dinamita, aunque algunas maderas petrificadas fueron reveladas, su conclusión fue, “nada de interés arqueológico”. Si este objeto fuera El Arca de Noé, tendría aproximadamente 4400 años de antigüedad así que la madera tendría que estar petrificada. Así que encontrar piedras alisadas como la madera seria suficiente evidencia. Sin embargo, debido a que el material no tenía ningún anillo de crecimiento, el equipo decidió que no podría ser de madera.

Las condiciones del mundo antes de el diluvio Bíblico, fueron muy diferentes a las de ahora. La Biblia dice, “….porque Jehová Dios todavía no había hecho llover sobre la tierra, sino que subía de la tierra un vapor que regaba toda la faz de la tierra….” (Génesis 2: 5, 6). Los anillos del crecimiento en la madera son causados por la lluvia, así que en un ambiente antes del diluvio, sin lluvia, los árboles no tendrían anillos de crecimiento. Y esto es exactamente lo que encontró el equipo norteamericano, de hecho, si el material tuviera anillos de crecimiento, no podría ser el Arca de Noé.

Después de ver un artículo publicado en la revista LIFE que hablaba sobre la expedición, Ron Wyatt un arqueólogo aficionado, visitó el sitio en 1977. Esta le llamo poderosamente la atención y decidió que la estructura merecía que se continuara con las investigaciones para saber si podría ser el Arca de Noé.

Localizada a 6300 pies (1920 m) sobre el nivel del mar, estaría demasiado alto para ser los restos de un barco debido a una inundación local. Está a más de 200 millas (320 Km) del mar más cercano. Las dimensiones concuerdan con la descripción Bíblica de El Arca de Noé descrita en Génesis 6:15, midiendo 300 codos de largo. La anchura era mayor que la mencionada en la Biblia debido a que los lados del barco se habían colapsado, lo que se entiende en un barco con esta antigüedad.

El radar penetrante de tierra demostró que el barco tuvo tres cubiertas, las dos cubiertas superiores se había derrumbado dejando la cubierta inferior intacta la cuál contuvo 144 cuartos. Paredes, cavidades, una puerta cerca del frente, rampas, y cisternas grandes cercanas a la proa también fueron localizadas. La exploración de radar reveló cuatro protuberancias que se extendían de la popa que eran probablemente estabilizadores.

La Proa

Acercamiento al barco

Diagrama y Escaneo de Radar

El portal answer in genesis cuestiona la veracidad de esto.

Nacional Geographic News: “El Arca de Noé enTurquía? “
Ellos afirman que no es la primera vez que se da un aviso de haberla encontrado.

El equipo arqueologico, representa el Arca de Noé Ministries International, una parte de “Hong Kong El Evangelismo Media”, que se describe como “una organización cristiana fines de lucro comprometida a construir una presencia en los medios cristianos utilizando todos los medios modernos de comunicación para promover el reino de nuestro Señor Jesucristo .

“Somos conscientes de que muchos en el grupo de abrazar una doctrina bíblica de la creación y del diluvio global, y no ven la conexión entre la realidad del Génesis y la predicación del evangelio de Jesucristo.

¿Qué nos hace desconfiar, incluso antes de analizar la noticia-es que esta no es la primera vez que el Arca de Noé ha sido “encontrado”, de un modo u otro. Sólo un par de años atrás, por ejemplo, un equipo dirigido por Bob Cornuke descubierto misteriosas estructuras en el norte de Irán que parecían vigas de madera (aunque aclaró que el sitio fue sólo merece más investigación). Ambos no creacionistas y creacionistas llegó a la conclusión de las estructuras eran de origen geológico. Años antes, un equipo dirigido por Ron Wyatt cobrado más confianza de haber encontrado el Arca misma, sin embargo, que encontrar, también, fue objeto de la crítica de otros cristianos que creen que el relato bíblico del Diluvio. No es simplemente que las demás reclamaciones han caído plano que nos hace ser cautos, sin embargo, también tienen pocas esperanzas de que el arca sigue existiendo * o está en condiciones de ser descubierto, ni tampoco sabemos si los investigadores están buscando en el lugar correcto (siempre que sea que es). La Biblia dice, no sólo que el Arca se posó en el vago “montañas de Ararat” la montaña específicos identificados como el monte Ararat.

Pero en cuanto a los últimos titulares, un cineasta que se unió a la expedición afirmó que el equipo estaba “99,9 por ciento que [el hallazgo] es [el] Arca.” El grupo presuntamente se habrían encontrado siete compartimentos de madera enterrados en el monte alto. Ararat, parte de una estructura más grande es el equipo identificó como Arca de Noé Sin embargo, sólo una de las tres muestras que se radiocarbono fecha, dieron una edad de aproximadamente 4.800 años, aproximadamente el momento de la fecha de la Biblia para el Diluvio (alrededor de 2.350 aC). Las otras dos muestras dieron edades de alrededor de 120-132 años! Por el contrario, si esta madera fue en realidad de la nave, hubiéramos esperado que debería haber dado de radiocarbono “edades” de entre 25.000 y 50.000 “de radiocarbono” años. Esto se debe a la madera con anterioridad a las inundaciones y de radiocarbono de muestras de carbón de fecha en la tasa y otros proyectos de investigación creacionista en las últimas dos décadas todos los dio de radiocarbono “edades” de entre 25.000 y 50.000 “de radiocarbono” años. Estas edades de radiocarbono groseramente inflados se deben al desequilibrio de radiocarbono en la atmósfera después del diluvio, el campo magnético de fortalecimiento de la tierra en el pasado, y qué sucedió con radiocarbono y el inventario de carbono generalmente como consecuencia de la inundación. El equipo, sin embargo, es mantener el lugar del hallazgo en secreto por ahora.

Respuestas en Génesis presidente Ken Ham señaló que al igual que los creacionistas se apresuran a controlar los evolucionistas para, por ejemplo, las interpretaciones silvestres de los fósiles antes del trabajo científico se realiza a fondo, también hay que tener cuidado con este hallazgo.”Sí, creemos en el Arca de Noé, y si se encuentra que sería uno de los mayores hallazgos arqueológicos de nuestros días, pero. . . [W] e que se mantienen escépticos, “dijo. Ham también señaló que Génesis 6:14 indica que la madera del arca fue cubierta de resina, pero parece que no hay decoloración en tales fotografías del hallazgo, además, la presencia de paja probablemente interpretado por los descubridores como más de 4.000 años de edad-como lo muestra otra fotografía parezca sospechoso. (Aunque tal vez su conservación no es imposible dadas las condiciones de frío en una alta montaña). Ham también señaló que en sus altos niveles, el monte.Ararat tiene hielo glacial que ha ido cambiando con los años, y habría destruido casi todo a su paso.

Por último, una carta escrita por la Libertad de la Universidad afiliada arqueólogo Randall Price rápidamente hizo rondas y fue citado por los medios de comunicación, alegando que el hallazgo era un engaño. Mientras que el precio emitió una aclaración , el giro se suma a la confusión sobre el hallazgo y nuestro escepticismo general.

Como se indica Ham, los creacionistas a las Respuestas en Génesis y probablemente en otro sitio sería feliz de encontrar el Arca, tanto por el testimonio que se sumaría a la historicidad de Génesis y de la emoción de descubrir arqueológicos como una antigua pieza de la historia bíblica.Pero está claro que Dios podía revelar el Arca si Él quería. Esto no quiere decir Arca de búsqueda de expediciones son anti-bíblico, sino más bien que no necesitamos encontrar el Arca, o cualquier artefacto arqueológico-para nosotros a confiar en la Palabra de Dios. Nuestra esperanza es que el Arca de Noé de Ministerios Internacional no será secreto con la supuesta Arca de la ubicación y restrictivas de acceso al encontrar, en cuyo caso debe seguir siendo muy escépticos y considerar seriamente la posibilidad de que un fraude se ha cometido en el Arca de Noé Ministerios Internacional por sus socios turcos.

De hecho, si el Arca se encontraban, sería una nueva confirmación de la historicidad de Génesis y estaremos encantados. Pero a medida que escribimos en esta página web el jueves, que no necesitamos para encontrar el Arca de los cristianos a dar más confianza en la Biblia. Es la Palabra de Dios, y por lo que no cabe duda de que hubo una gran Arca que sobrevivió a la catástrofe global del Diluvio de Noé y que aterrizó en las montañas de Ararat. También hay poderosos geológicas (por ejemplo, en el fondo capas sedimentarias) y las pruebas paleontológicas (por ejemplo, el registro fósil) en todo el mundo que es coherente con el caso de que el diluvio del Génesis y confirma que se trataba de un evento catastrófico en todo el mundo.

* Como hemos señalado en el artículo del jueves acerca de esta supuesta encontrar: “La incorporación a nuestro escepticismo sobre el hallazgo es que la actividad volcánica en las montañas de Ararat, así como varios terremotos que sea dudoso que las partes, incluso de una estructura de madera podría haber sobrevivido durante más de 4.300 años. Además, gran parte de la madera habría sido rescatados más probable es que justo después de la inundación para construir formas de la vivienda y la construcción de incendios, etc “

fuente bibliográfica

La longevidad patriarcal antediluviana y su disminución después del diluvio

La disminución de la longevidad se debe una variedad de factores estrechamente relacionados principalmente con dos grandes cataclismos en la historia humana: el Diluvio del Génesis y la división continental de la época de Peleg.

La longevidad patriarcal antediluviana y su disminución después del diluvio

Santiago Escuain

Muchas veces se plantea la cuestión de la longevidad de los patriarcas antes del Diluvio, según aparece en la genealogía de Génesis 5. Adán vivió 930 años; Set vivió 912; Enós, 905; Cainán, 910; Mahalalel, 895; Jared, 972; Enoc, que no murió, sino fue arrebatado vivo por Dios, 365; Matusalén, 969; Lamec, 777; y Noé, 950 años.

Aparte del caso especial de Enoc, que no murió, y de Lamec, que vivió sólo setecientos setenta y siete años, las edades del resto de patriarcas se mantienen oscilando alrededor de una media constante. Sem, que nació antes del Diluvio, vivió no obstante la mayor parte de su vida en el mundo posterior al Diluvio. Se aprecian dos grandes caídas bruscas en longevidad: En Sem y en Peleg. Sem marca la divisoria del mundo antediluviano al postdiluviano. Peleg marca aquel acontecimiento que en la Tabla de las Naciones, Génesis 10:25, se menciona así: “A Heber le nacieron dos hijos: el nombre del uno fue Peleg, porque en sus días fue dividida la tierra …”.

La brusca disminución de longevidad en Sem

Sem vivió “solamente” 600 años, iniciando una marcada tendencia a la disminución del período de vida. ¿A qué causas se puede deber?

Primero, se debe tener en cuenta que el hábitat del hombre antes del Diluvio era mucho más idóneo para el hombre que el actual. Fue durante el Diluvio que se precipitaron las aguas “sobre la expansión”, que evidentemente formaban una cubierta, muy posiblemente en forma de vapor transparente, provocando un efecto de invernadero.

El registro fósil da testimonio de las grandes masas de vegetación del pasado, que nuestro mundo no conoce ni en las más espesas selvas tropicales. Éste sería, entre otros, un factor que favorecería la longevidad del hombre en aquel albor de la humanidad. Antes de entrar en adicionales consideraciones, sería conveniente recordar que los humanos actuales somos los descendientes biológicamente degenerados de la primera pareja humana creada.

En principio, no hay ninguna razón por la que el hombre no pudiera vivir mil años. La causa de la muerte, descontando accidentes y patologías, es el envejecimiento de los tejidos del cuerpo. Y esto está provocado por la manera en que las células del cuerpo dejan de multiplicarse a una velocidad mayor o igual a la que las células viejas mueren. Así los tejidos van adquiriendo una carga de células muertas y envejecen.

Pero este proceso de envejecimiento ha ido evidentemente acelerándose desde el Diluvio, hasta llegar a una estabilización media de la edad de muerte entre los setenta y ochenta años (véase Salmo 90).

Factores conducentes a la pérdida de longevidad

¿Qué factores llevaron a la disminución de la longevidad tras el diluvio?

1. Como ya se ha mencionado, un factor significativo fue el colapsamiento de la cubierta de agua, seguramente vaporizada, que rodeaba la tierra a modo de filtro y de cubierta “invernadero”, que daría al mundo antediluviano un clima subtropical de polo a polo.

2. En el mundo antediluviano la orografía sería mucho menos pronunciada que en el actual. La configuración orográfica actual es posterior al cataclismo diluvial. De ello da testimonio el Salmo 104:5-9, pasaje que evidentemente trata de los fenómenos que dieron fin al Diluvio de Noé. Comparar v. 9 con Gn. 9:11. No se debe olvidar que la Biblia contempla el Diluvio como un cataclismo que conmovió toda la corteza terrestre; no como una mera lluvia torrencial, sino una conmoción singular y global de toda la estructura de la corteza, lo que llevó aparejado “la rotura de las fuentes del gran abismo”, esto es, una intensa conmoción de los fondos oceánicos, con la apertura de innumerables bocas volcánicas arrojando lava, agua juvenil, gases, etc., provocando una terrible actividad tectónica, transgresiones marinas, y finalmente el cubrimiento de toda la tierra con el agua diluvial. 1

La configuración orográfica suave anterior al diluvio impediría el establecimiento de singularidades climáticas y la misma lluvia. De hecho, en Génesis 2:5 se afirma que Dios no había hecho llover sobre la tierra, sino que subía de la tierra un vapor. El ciclo hidrológico de la tierra parece haber sido muy diferente durante el período antediluviano, brotando el agua del magma de la tierra por medio de “las fuentes del gran abismo”, que fueron rotas durante el diluvio.

3. El campo magnético de la tierra, en progresiva disminución, habría también coadyuvado a evitar daños genéticos en los hombres antes del Diluvio. El campo magnético actúa como escudo deflector de los rayos cósmicos que inciden en la tierra, y al ir perdiendo progresivamente su eficacia, estos rayos inciden con mayor fuerza sobre la población de la tierra. Por otra parte, experimentos con campos magnéticos fuertes sobre ratones muestran un retraso en el envejecimiento los tejidos. Los estudios indican que se precisa de un umbral de intensidad, por debajo del cual los efectos cesan bruscamente. 2

4. Un factor adicional para retardar el envejecimiento sería la mayor concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. La atmósfera actual contiene unas 300 partes por millón (ppm) de dióxido de carbono. ¿Qué efecto tendría sobre los humanos una concentración varias veces mayor, como la que tuvo que existir en los tiempos antediluvianos? 3

Experimentos hechos de hiper-capnea (atmósferas enriquecidas en anhídrido carbónico por encima de los 330 ppm.) indican que en ella se aumenta la acidez de la sangre. Un resultado de ello es una superior retención de calcio y zinc y otros elementos traza, excepto el cobre, que es eliminado por el zinc. De pasada, ello eliminaría la artritis causada por una sangre alcalina.

Un efecto más importante del aumento en CO2 es la dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro y de la piel, aunque no en otros tejidos. Ello, según revela el artículo mencionado en la Ref. 3, llevaría a una mayor oxigenación del cerebro, incluyendo el hipotálamo. “En el hipotálamo, una pequeña glándula en el cerebro medio que dirige el envejecimiento para el sistema neuro-endocrino, la pérdida de electrosensibilidad de las células hipotalámicas resulta en un desmoronamiento del sistema supresor del hipotálamo. Cuando ello sucede, el hipotálamo se hace progresivamente más activo, y esto tiene como resultado las enfermedades del envejecimiento. Esto sucede prematuramente con hipocapnea (bajas concentraciones de CO2) y bajos niveles de anhídrido carbónico atmosférico” 4 . El mantenimiento del sistema supresor del hipotálamo en concentraciones más elevadas de anhídrido carbónico y de una mayor acidez de la sangre llevaría a un retraso en la maduración sexual (comparar las edades a que los antediluvianos llegaban a ser padres, Génesis 5) y en la esqueletal (recuérdese el fenómeno del gigantismo en Génesis 6:4). Comparando las edades de paternidad de Génesis 11 con las de Génesis 5, se advierte una maduración sexual mucho más precoz, aunque la disminución de la longevidad es más lenta.

La brusca disminución de longevidad en Peleg

Un factor adicional en el rápido declive de la longevidad humana aparece en el caso de Peleg: “en sus días fue dividida la tierra” (Gn 10:25; 1 Cr 1:19). Esto parece referirse con claridad a la división continental como acontecimiento cataclísmico:

“en Job 38:25 se usa el mismo verbo intensivo activo peleg que se emplea en Génesis 10:25 en el nombre Peleg y en la frase ‘porque en sus días fue dividida la tierra’. en Job 38:25, el verbo describe muy claramente la acción del Señor de dividir la masa terrestre para su inundación por parte del mar. Es notable que el griego clásico tenga 18 palabras nominales y verbales conocidas que están construidas alrededor del mismo conjunto consonantal p-l-g. Cada una de ellas tiene algo que ver con el mar. …”. 5 (Cf. el término pelágico, etc.).

“La palabra bíblica clave acerca de esta cuestión, peleg, es un significativo fósil lingüístico en varias lenguas no relacionadas. Su significado en estas varias lenguas, cuando se usa, da un claro testimonio acerca de su empleo en Génesis 10:25. Por medio de ello da un notable sustento a la tesis de que hubo un gran desgarro continental después del diluvio de Noé. Yo creo que Babel tuvo lugar tres generaciones antes de la división continental física. Esta conclusión se basa en la anterior discusión sobre Génesis 10 y la implicación de que Babel tuvo lugar dos generaciones después del Diluvio. 6

Por ésta y otras razones se sugiere que la división continental fue un acontecimiento postdiluviano, cuyos efectos fueron enormes tanto geológicamente a nivel regional continental como a nivel de los efectos sobre la longevidad humana. Esto concuerda con la brusca disminución que tiene lugar con y a partir de Peleg.

Conclusión

La disminución de longevidad entre los humanos se debe una variedad de factores estrechamente relacionados principalmente con dos grandes cataclismos en la historia humana: el Diluvio del Génesis y la división continental de la época de Peleg. Los datos bíblicos de catastrofismo concuerdan armónicamente con disminuciones bruscas de longevidad. Todo ello constituye una adicional ilustración de la coherencia interna y fiabilidad de la Palabra de Dios como registro histórico.

***

Tomado de www.sedin.org. Usado con permiso.

1 Para un estudio a fondo de estas cuestiones, véase el libro El Diluvio del Génesis, y Geología: Actualismo o Diluvialismo.
2 para un estudio detallado de la cuestión se recomienda la obra de Thomas G. Barnes, Origen y destino del campo magnético de la tierra, y el artículo de Robert V. Hamby, “Biomagnetic Effects in the Light of the Formerly Stronger Geomagnetic Field”, Creation Research Society Quarterly, vol. 13, Sept. 1976, págs. 106-107.
3 para esta cuestión, consultar El Diluvio del Génesis, pág. 599; también Donald W. Patten, “The Longevity Accounts in Ancient History”, Creation Research Society Quarterly, vol. 19, Jun. 1982, págs. 40-52.
4 Donald W. Patten, “The Longevity Accounts in Ancient History”, Creation Research Society Quarterly, vol. 19, jun. 1982, pág. 42.
5 Bernard E. Northrup, The Genesis of Geology (Greenleaf Press, Redding, California 1989), pág. 26; véase también el mismo autor, “Continental Drift and the Fossil Record” en el libro simposio Repossess the Land (Bible-Science Ass., Minneapolis 1979), págs. 165-170.
6 Bernard E. Northrup, “Continental Drift and the Fossil Record” en el libro simposio Repossess the Land (Bible-Science Ass., Minneapolis 1979), pág. 165.

http://www.aguasvivas.cl/revistas/22/apologetica.htm

La Batalla Por El Comienzo – Jhon McArthur

View this document on Scribd

Mundo Hispano 01 – Comentario de Génesis

View this document on Scribd

La Batalla Por El Comienzo –

View this document on Scribd

La Falacia de la “Hipótesis del Marco”

La Falacia de la “Hipótesis del Marco”
Miércoles, 09 de junio 2010

No es de extrañar que el relato de la creación siempre haya estado en la mira del enemigo. Desde el Jardín del Edén, la Palabra de Dios ha sufrido y resistido muchos ataques agresivos, todos impulsados por un propósito escandaloso –poner en duda a Dios y la integridad de Su Palabra.

Génesis, en particular, ha sido un blanco favorito. Muchos están diciendo…Adán no era una persona real, el Edén no era lugar real, y la serpiente hablando no era un tentador real. De hecho, comienzan con la palabra “día” en Génesis 1. De acuerdo con la “hipótesis del esquema”, el día no significa un período de 24 horas de tiempo real. John MacArthur explica a continuación. . . . .

Una visión popular de la creación en manos de muchos defensores de la tierra antigua se conoce como la “hipótesis del marco”. Esta es la creencia de que los “días” de la creación no son aún distintas épocas, sino etapas que se superponen de un largo proceso evolutivo. De acuerdo con este punto de vista, los seis días descritos en Génesis 1 no establecen una cronología de ningún tipo, sino más bien un “marco” metafórico por el cual se describe el proceso creativo de la mente humana finita.

Esta opinión fue al parecer primero establecida por teólogos liberales alemanes en el siglo XIX, y posteriormente fue adoptada y difundida por algunos evangélicos principales, especialmente el difunto Dr. Meredith G. Kline, un estudioso del Antiguo Testamento que enseñó en el seminario teológico de Westminster.

La hipótesis del marco comienza con la opinión de que los “días” de la creación en Génesis 1 son expresiones simbólicas que no tienen nada que ver con el tiempo. Los defensores del marco notan el paralelismo evidente entre los días uno y cuatro (la creación de la luz y la colocación de las luces en el firmamento), los días dos y cinco (la separación del aire y el agua y la creación de peces y aves que habitan el aire y el agua) , y los días tres y seis (la aparición de la tierra seca y la creación de los animales terrestres) –y sugieren que el paralelismo es un indicio de que la estructura del capítulo es meramente poético. Así, según esta teoría, la secuencia de la creación puede básicamente ser ignorada, como si una forma literaria en el pasaje anulara su significado literal.

Naturalmente, los defensores de este punto de vista aceptan la teoría científica moderna de que la formación de la tierra requirió de varios millones de años. Ellos afirman el relato bíblico no es más que un marco metafórico que debe superponer nuestra comprensión científica de la creación. El lenguaje y los detalles de Génesis 1 no son importantes, dicen, la única verdad que este pasaje nos pretende enseñar es que la mano de la Divina Providencia guió el proceso evolutivo. El relato de la creación del Génesis se reduce así a un recurso literario –una metáfora extendida que no debe ser aceptada por su valor nominal.

Pero si el Señor nos quiso enseñar que la creación tuvo lugar en seis días literales, ¿cómo podría haberlo declarado más claramente que el Génesis lo hace? La longitud de los días se define por períodos de día y noche que se rigen después de cuatro días por el sol y la luna. La misma semana define el patrón del trabajo humano y el descanso. Los días están marcados por el paso de la mañana y la tarde. ¿Cómo que no podría esto indicar la progresión cronológica de la obra creativa de Dios?

El problema con la hipótesis del marco es que emplea un método destructivo de interpretación. ¿Si el sentido llano de Génesis 1 podrá ser cancelado y el lenguaje tratado como nada más que un recurso literario, por qué no hacer lo mismo con Génesis 3? De hecho, los teólogos liberalesinsisten en que la serpiente que habla en el capítulo 3 señala una fábula o una metáfora, y por lo tanto rechazan ese pasaje como un registro literal e histórico de cómo la humanidad cayó en pecado. ¿En dónde termina la metáfora y en donde comienza la historia? ¿Después del dluvio? ¿Después de la torre de Babel? ¿Y por qué no? ¿Por qué no considerar todos los milagros bíblicos como recursos literarios? ¿Por qué no la misma resurrección desestimarla por una mera alegoría? En palabras de EJ Young, “Si la hipótesis del marco se aplica a los relatos del nacimiento virginal o la resurrección o Romanos 5:12, podría efectivamente servir para minimizar la importancia del contenido de los pasajes, ya que ahora lo hacen con el contenido del primer capítulo del Génesis.”

En su libro, Estudios de Génesis Uno, Young señala la falacia de la hipótesis del “marco”:

La cuestión debe plantearse: “Si la perspectiva no cronológica de los días ha de ser admitida, ¿cuál es el objeto de mencionar seis días?” Porque, una vez que rechazamos la secuencia cronológica que da Génesis, somos llevados al punto donde realmente se puede decir muy poco sobre el contenido de Génesis uno. Es imposible sostener que hay dos tríos de días, cada uno paralelo al otro. El cuarto día… habla de Dios colocando las lumbreras en el firmamento. El firmamento, sin embargo, se ha realizado en el segundo día. Si el cuarto y los primeros días son dos aspectos de una misma cosa, entonces el segundo día también (que habla del firmamento) debe preceder a los días uno y cuatro. Si este procedimiento se permitiera, con su desprecio sistemático de la gramática, ¿por qué no podemos ser coherentes y equiparar estos cuatro días con el primer versículo del Génesis? No hay defensa en contra de tal procedimiento, una vez que abandone el lenguaje claro del texto. Con toda seriedad hay que preguntarse, ¿Podemos creer que el primer capítulo de Génesis pretende enseñar ese día dos precedido los días uno y cuatro? Hacer esa pregunta es contestarla.

El hecho simple y bastante obvio, es que nadie pensaría que el plazo para la creación era otra cosa que una semana normal de siete días partiendo de la lectura de la Biblia y permitiéndole su propia interpretación. El Cuarto Mandamiento no tiene ningún sentido, aparte de un entendimiento de que los días de la obra creadora de Dios una hacen paralelo a una semana normal de trabajo humano.

La hipótesis del marco es el resultado directo de hacer de la teoría científica moderna una guía hermenéutica por la cual interpretar la Escritura. La presuposición básica de la hipótesis de marco es la idea de que la ciencia habla con más autoridad sobre los orígenes y la edad de la tierra que lo que la Escritura hace. Los que abrazan este punto de vista han hecho en efecto a la ciencia una autoridad por encima de las Escrituras. Ellos están permitiendo que las hipótesis científicas –simples opiniones humanas que no tienen ninguna autoridad divina para ser la regla hermenéutica por el cual se interpreta la Escritura.

No hay justificación para eso. La opinión científica moderna no es una hermenéutica válida para la interpretación de Génesis (o cualquier otra porción de la Escritura, para el caso). La Escritura es la verdad inspirada por Dios (2 Timoteo 2:16 la verdad). “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” (2 Pedro 1:21). Jesús resumió el punto a la perfección cuando dijo: “Tu palabra es verdad” (Juan 17:17, RV). La Biblia es la verdad suprema, y por lo tanto es el estándar por el cual se debe evaluar la teoría científica y no al revés.

Como escribió John MacArthur, los defensores de la hipótesis del “marco” argumentan que el lenguaje y los detalles de Génesis 1 no son importantes, sólo pretenden mostrar que la divina Providencia guió el proceso evolutivo.

Pero, si eso es realmente lo que Dios quiere que tomemos de los primeros capítulos del Génesis –providencia guió la evolución– entonces ¿por qué Dios proporcionaría dicha información exacta con un lenguaje preciso?

Tome esta pregunta al hilo del comentario.

visto aca

CIENTÍFICOS TURCOS CUESTIONAN EL PRESUNTO HALLAZGO DEL ARCA DE NOÉ EN EL ARARAT

CIENTÍFICOS TURCOS CUESTIONAN EL PRESUNTO HALLAZGO DEL ARCA DE NOÉ EN EL ARARAT
Edición 2010 – Número 6 (239) – 5 de junio de 2010
(Noticia publicada originalmente en el diario El Mundo del S. XXI)

La comunidad científica turca ha recibido con escepticismo y críticas el supuesto hallazgo de restos de la bíblica Arca de Noe por un grupo de investigadores chinos y turcos en el este de Turquía.

Los descubridores sostienen que localizaron los restos de una estructura de madera en el monte Ararat, construida, según calculan, hace 4.800 años.

La noticia ha sido recibida con entusiasmo en la región del descubrimiento, con la esperanza de que esa empobrecida zona cercana a la frontera con Irán pueda convertirse en un imán para los turistas.

“El monte Ararat es la octava maravilla del mundo. Esperamos una explosión del turismo religioso. Ese puede ser el camino para acabar con los problemas de desempleo de nuestra región”, afirmó a la prensa turca Hasan Arslan, alcalde de Agri, el municipio en el que se encuentra la montaña en la que, según la Biblia, encalló el arca tras el diluvio.

El documentalista chino Yeung Wing-Cheung aseguró que su equipo localizó una estructura de madera antigua a una altitud de 4.000 metros en el Ararat.

“No es cien por cien seguro que sea el Arca, pero sí pensamos que lo es al 99,9 por ciento”, indicó Yeung en declaraciones a la agencia turca Anadolu.

Escepticismo ante el ‘descubrimiento’

Pese al entusiasmo de los locales y las afirmaciones del documentalista, la comunidad científica turca ha recibido con escepticismo el “descubrimiento”.

“Para tener un barco a esa altura, el mundo habría debido estar cubierto de agua. Nunca ha habido un tiempo en el que el mundo haya estado cubierto de agua hasta una altura de 4.000 metros”, afirmó Orhan Bingol, profesor de arqueología.

Necmi Karul, profesor de prehistoria de la Universidad de Estambul, esgrime los mismos argumentos y agrega que “el monte Ararat no estuvo cubierto de agua hace 4.800 años, y la historia del Arca de Noe sólo se apoya en intereses turísticos”.

El experto aseguró que para preservar restos de madera de esa antigüedad se deberían haber conservado en un entorno sin oxígeno, algo que no es el caso en esa montaña, y además recuerda que los restos fósiles de conchas hallados allí tienen millones de años de antigüedad.

Intereses turísticos

El diario turco ‘Radikal’ se burló del descubrimiento y calificó de escandaloso que un responsable político turco hubiera participado en la rueda de prensa en Hong-Kong, sin el respaldo de una valoración científica independiente.

“El Arca de Noe ha sido hallada, sólo faltan las jirafas y los elefantes”, ironizó el diario de centroizquierda sobre un descubrimiento hecho en Turquía, con unas pruebas de “carbono 14″ en Irán y una rueda de prensa en Hong-Kong.

‘Radikal’ también asegura que ‘The Media Evangelism Ltd.’, la compañía que está detrás del “descubrimiento”, es dueña de un parque de atracciones de Arcas de Noe en Hong-Kong, con entradas que cuestan entre 55 y 100 dólares.

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/29/ciencia/1272540307.html

EL ARCA DE NOÉ Y LA FLAUTA DE BARTOLO

Edición 2010 – Número 6 (239) – 5 de junio de 2010

Javier Cavanilles

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Desde el más allá (más o menos)

Llevan años los turcos (y no sólo ellos) empeñados en encontrar el Arca de Noé en el Monte Ararat. No es una cuestión de Fe, ni una cuestión científica. Es, principalmente, una cuestión monetaria: fomentar el turismo o, en este caso, vender un documental. Pero lo raro no es que la hayan encontrado (por tercera o cuarta vez), sino que la prensa publique la historia como si las aventuras de Noé fueran hechos históricos y el diluvio algo comprobado científicamente.

Hay mil razones para entender que lo que han encontrado no es el Arca de Noe. La primera, quizás la que resuma todas, es que nunca existieron ni Noé, ni su familia, ni su zoológico flotante. Es un relato mítico, religioso y, sobre todo, robado. Si es el arca del diluvio, el piloto no era Noe sino Ziusudra, el héroe sumerio al que el dios Enki advierte de lo que traman sus compañeros (también dioses verdaderos): un diluvio universal (el relato data del V milenio antes de Cristo). Conclusión primera: si es el arca, los diosos sumerios son los verdaderos.

Otra razón más pedestre, y no hace falta ser muy listo para entenderla, es que si Noé y los suyos fueron los únicos supervivientes del diluvio, la raza humana desciende de una misma familia. Todos sabemos qué significa la expresión “creo que sus padres son hermanos”. Una de las razones por las que no se conoce una sola cultura en la que el incesto no sea condenado es que sus efectos se aprecian a simple vista en la siguiente generación. No es sólo una cuestión moral o religiosa, es que la supervivencia del grupo está en juego.

En realidad, el artículo en sí parece un chiste. Es como si The Royal College of Music dijera que ha encontrado la flauta de Bartolo, la de un agujero solo, y que la va a vender por e-Bay. En primer lugar, ¿se puede creer alguien que entre ocho personas (Noe y su familia) se pueda construir un barco de madera (les llevó 120 años) en el que cabía toda la fauna del mundo?

¿Y que luego se sentaran a esperar a que un macho y una hembra de cada especie se acercaran al lugar? (Por cierto, ¿cuánto tardó el pingüino en llegar desde el Polo?). Luego, los acomodaron en el barco de madera (sin que se devorasen entre ellos), les alimentaron, limpiaron las jaulas… así durante 40 días (o 150, según el pasaje). Teniendo en cuenta que Noé tenía 600 años, ¿seguro que estaba para tales trotes?

Hay más datos para desconfiar. Por ejemplo, no es el primer arca de Noé que aparece en el Monte Ararat. La primera se encontró en 1950, y hay algunas más. Pero no olvidemos que la Biblia no dice que el arca esté en el Monte Ararat, sino en “los montes de Ararat”. Es decir, se refiere a una región más amplia que incluye Rusia, Irán, Turquía e Iraq. En 1959 apareció otra descubierta por un fotógrafo turco y la noticia dio la vuelta al mundo gracias a la revista Life.

Pero el investigador más prolífico es el norteamericano Ron Wyatt. Gracias a él, el gobierno turco creó el Parque Nacional del Arca de Noé. En su currículum investigador destaca haber encontrado la ubicación de Sodoma y Gomorra, el lugar por donde Moisés cruzó el Mar Rojo o el punto exacto en el que recibió la tabla de los diez Mandamientos. Así, con un par.

Muy distinto de Wyatt es Gary Greenberg, presidente de la Sociedad Bíblica Arqueológica de Nueva York. En su libro 101 Mitos de la Biblia dedica varias entradas al asunto del arca y recuerda, entre otras cosas, que la alusión a “las montañas de Ararat” es posterior al relato original (una interpolación), y que el primer emplazamiento fue Egipto.

También recuerda que los 15 codos que subieron las aguas durante el Diluvio apenas suponen 7,5 metros (el Ararat mide 5.137 metros). Tampoco parece que haya en el relato rastro de los gigantes (los hijos de Anaq), que no subieron al arca pero que sobrevivieron (Números, 13-33) sin que nadie sepa cómo. Eso sí sería un descubrimiento.

Lo dicho, estamos ante un relato mítico. Para creer que ha aparecido el Arca (por enésima vez) y sin que todavía exista una sola prueba que avale a ninguna de ellas hay que ser un ignorante o un integrista cristiano (los falsos arqueólogos del descubrimiento lo son). Para dar pábulo a esas fantasías, basta ser periodista. En todo caso, puestos a alucinar con algún barco, prefiero el de Abramovich.

URL: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/desde_el_mas_alla/2010/04/27/el-arca…

cf. http://es.wikipedia.org/wiki/Diluvio_universal

http://es.catholic.net/temacontrovertido/609/1211/articulo.php?id=5743

http://lasteologias.wordpress.com/category/diluvio-universal/

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.173 seguidores