El diálogo con los anglicanos proseguirá a pesar de los obstáculos

El diálogo con los anglicanos proseguirá a pesar de los obstáculos

Habla monseñor Farrell, secretario del dicasterio para la Unidad de los Cristianos

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 14 de julio de 2010 (ZENIT.org).- La Iglesia de Inglaterra decidía el pasado lunes 12 de julio, después de una reñida votación, que las mujeres puedan ser consagradas como obispos, como ya sucede en otras Iglesias anglicanas.

Aunque la decisión deberá ser refrendada dentro de un año por otro Sínodo similar, se trata de una victoria que marca un punto de inflexión importante dentro de la historia de la Iglesia de Inglaterra. El Sínodo rechazó, asimismo, las “soluciones” conciliadoras entre ambas tendencias propuestas por los arzobispos de Canterbury y York, Rowan Williams y John Sentamu.

Esta decisión plantea ulteriores obstáculos al diálogo ecuménico, según reconoció monseñor Brian Farrell, secretario del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, en esta entrevista concedida a ZENIT.

Otra consecuencia, que monseñor Farrell matiza prudentemente, podría ser acercamiento a la Iglesia católica por parte de algunos de los grupos contrarios a la ordenación de mujeres, como ya ha sucedido en Estados Unidos y Australia.

De hecho, el reverendo David Houlding, importante miembro del Grupo Católico del Sínodo, afirmó, informa ICN, que los llamados “tradicionalistas” se están quedando “sin opciones”, y que pronto deberían tomar “duras decisiones” sobre su futuro.

“Yo me quedo en la Iglesia de Inglaterra hasta el momento en que me expulsen. No me iré voluntariamente, me iré si se me obliga. Cuanto más esto procede de esta manera, mayor es la sensación de que la puerta se está cerrando”, afirmaba Houlding.

Monseñor Farrell afirma que es difícil de prever movimientos en este sentido, ya que no todos los “tradicionalistas” son cercanos a la Iglesia católica. En todo caso, reiteró, la Santa Sede “seguirá adelante” con el diálogo ecuménico.

-El Sínodo anglicano de York ha aprobado la ordenación de mujeres obispo, decisión que se está imponiendo paulatinamente en toda la Comunión Anglicana, contra el parecer de las comunidades llamadas tradicionalistas. Esta decisión puede considerarse firme, aunque la votación definitiva no se producirá hasta 2012. ¿Puede cambiar aún la decisión, o es de esperar que se haga definitiva?

Monseñor Brian Farrell: El Sínodo que acaba de celebrarse en York es el Sínodo de la Iglesia de Inglaterra y no tiene autoridad fuera de Inglaterra, ni siquiera en Gales o Escocia. La Comunión Anglicana está compuesta de treinta y ocho provincias independientes, de las cuales Inglaterra es una. Varias provincias ya tienen mujeres obispo. Se trataba en el Sínodo de introducir la legislación que permita esto en la Iglesia de Inglaterra, y seguramente el proceso continuará, porque la mayoría quiere esto.

-Una de las grandes “derrotas” de este Sínodo ha sido la de la solución de compromiso propuesta por los arzobispos de Canterbury y de York. Muchos analistas, después de la votación, han dado por rota la comunión entre los anglicanos. ¿Es así?

Monseñor Brian Farrell: La situación es muy compleja y hasta paradójica. Si se hubiera aceptado el compromiso se estaría ante una situación en la que, por ejemplo, una parroquia o un grupo podría rechazar la autoridad de su obispo diocesano mujer, y ponerse bajo la autoridad de otro obispo varón. Así, esa parroquia no estaría en comunión con las demás parroquias de su misma diócesis. En cierta forma eso sería un cisma estructural, aunque no se le llame así.

Ahora, en este momento, ese modo de proceder no es posible, y la parroquia tiene solo la opción de quedarse en comunión con su propio obispo o salirse de la Iglesia de Inglaterra. Hablando con precisión, eso ocasionaría la perdida de miembros, pero no un cisma dentro de la Iglesia de Inglaterra.

- El Vaticano, en anteriores encuentros, había advertido que la decisión de consagrar mujeres obispos comprometía el diálogo ecuménico con la Iglesia católica. ¿Cuál es la situación actual de este diálogo, tras la decisión del Sínodo?

Monseñor Brian Farrell: Todas la Iglesias del primer milenio, católica, orientales y ortodoxas, afirman que solo hombres pueden ser ordenados. Estas Iglesias ven la ordenación de la mujer como un abandono ilegítimo de la Tradición auténtica.

Por lo que se refiere al dialogo ecuménico, como se ha dicho antes, algunas provincias anglicanas tienen desde hace tiempo mujeres obispo, y el dialogo ha seguido adelante.

Naturalmente, el diálogo debe hacerse cargo de esta situación, y reconocer que se ha creado un obstáculo enorme para la consecución de la finalidad del dialogo mismo, que sería la comunión eclesial total y visible. El diálogo católico-anglicano seguirá adelante dentro de estos parámetros.

-Varias informaciones apuntan a la posibilidad de que grupos tradicionalistas se acojan a la Anglicanorum Coetibus y entren en comunión con la Iglesia Católica. Incluso se ha informado sobre un grupo de sacerdotes anglicanos que se habría puesto en contacto con un obispo católico. ¿Es previsible un movimiento en este sentido?

Monseñor Brian Farrell: Lo que será la realización concreta de lo previsto en la Anglicanorum Coetibus está todavía por verse. Cualquiera que profese la fe católica y no tenga impedimento puede pedir entrar en la comunión católica. Anglicanos o ex-anglicanos pueden entrar en esta comunión a través de una jurisdicción que permite la preservación de algunos elementos de la tradición anglicana. Como pueden también pedir, simplemente, ser recibidos en la parroquia católica local.

Un particular problema de discernimiento se presenta cuando se trata de grupos. No todos los grupos tienen la misma “consistencia eclesial”. En definitiva toca a la Conferencia Episcopal de un país o región, estudiar bien lo que se puede y se debe hacer. No puedo prever si van a ser muchos o pocos.

Lo que conviene recordar es que lo que algunos llaman “anglicanos tradicionalistas” suelen ser de la parte evangélica de la Comunión Anglicana, y por tanto lejanos a la Iglesia católica en sus convicciones eclesiológicas.

- Por último, ¿con qué sentimientos recibe la Santa Sede, y en particular el dicasterio para la Unidad de los Cristianos, la decisión del Sínodo de York?

Monseñor Brian Farrell: No hay que exagerar el efecto. Nos apena que la Comunión Anglicana haya dejado en este punto lo que consideramos la Tradición esencial de la Iglesia desde el origen. Pero el proceso comenzó hace tiempo. Continuaremos el dialogo ecuménico con el realismo que acoge la realidad como es y tiene conciencia que el camino por delante será largo y arduo. Sabiendo sin embargo que el dialogo es una tarea impuesta por Cristo mismo y sostenida por la gracia del Espíritu Santo, alma de la Iglesia de Cristo.

Por Inma Álvarez

fuente: Zenit

En todo el mundo, líderes espirituales judíos promueven el acercamiento de las religiones

En todo el mundo, líderes espirituales judíos promueven el acercamiento de las religiones
Iton Gadol
16/6/2010


Itongadol/AJN en Nueva York- La Fundación para el Entendimiento Étnico fue fundada en el año 1989 y se dedica al reforzamiento de las relaciones del pueblo judío con otras culturas o religiones con el fin de eliminar el trato discriminatorio. En la actualidad, desarrolla un acercamiento entre judíos y musulmanes en un programa que ya demuestra su éxito en Europa y Estados Unidos. En noviembre, el proyecto de reforzamiento llegará América Latina, expresó el presidente de la Fundación, Rabino Marc Schneier. (foto)

El rabino Marc Schneier, presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, contó sobre los inicios de esa fundación y sobre sus objetivos principales.
Durante los primeros 17 años de funcionamiento, “nos dedicamos exclusivamente al reforzamiento de las relaciones entre los judíos y afroamericanos. Al examinar los períodos que respectan a los derechos civiles para la población afroamericana entre 1950 y 1960, no hubo segmento de la sociedad estadounidense que brindara tanto apoyo a Martin Luther King y a la comunidad afroamericana como la sociedad judía. Esa alianza, luego del asesinato de King, se ha debilitado progresivamente en las últimas dos décadas, y nosotros las intentamos restaurar”.
El éxito en esa labor generó la base para una empresa que, si bien tiene un largo camino por recorrer, cuenta con un rotundo éxito hasta el momento.
“Hace 3 años y medio, nos interesamos en las relaciones entre musulmanes y judíos”, indicó Schneier. “Como nos hemos convertido a nivel nacional en representantes de la mejora en la relación de judíos y afroamericanos, nos hemos convertido en representantes globales para el reforzamiento de las relaciones entre judíos y musulmanes”. De esta manera, muchas de las experiencias “que tuvimos en mejorar las relaciones de los judíos y los afroamericanos las estamos aplicando en este sentido. Tenemos éxito”.
El presidente de la Fundación explicó que el programa central para reforzar las relaciones es el de hermanar mezquitas y sinagogas. “Tenemos 200 sinagogas y mezquitas hermanadas y se han sumado algunas de Canadá, Europa y el resto del país”, aseguró, y anunció que “el próximo noviembre estaremos acercando este proyecto a América Latina: Brasil, Argentina y Paraguay”, con la colaboración del Congreso Judío Latinoamericano (CJL).
Este proyecto se enfoca en parte al problema de antisemitismo dentro de la comunidad musulmana y al hecho de que hemos sido testigos del fanatismo musulmán. “Hemos visto un aumento de sus actitudes antisemitas y para combatir eso debemos trabajar desde adentro, no desde afuera. Debemos identificar y ayudar a reforzar a aquellos moderados dentro de la comunidad musulmana, que son quienes se opondrán al comportamiento antisemita del resto”, indicó el rabino.
La Fundación ha tenido éxito en Norteamérica y en Europa “en la identificación de líderes musulmanes que puedan hablar –y ser tenidos en cuenta- entre miembros de la comunidad sobre temas como antisemitismo; así como tenemos líderes judíos que hablan en contra de la fobia al Islam. Tenemos un largo camino que seguir, pero la buena noticia es que el proceso ya ha comenzado”, destacó.
La Fundación también promueve la convivencia de las distintas ramas del judaísmo. Intenta unir a las ramas ortodoxas y conservadoras para lograr una mayor fortaleza para el pueblo judío en general.
Marc Schneier destacó en este sentido que “hay muchos asuntos que trascienden nuestras diferencias ideológicas y religiosas” por las que debemos unirnos. “Por ejemplo, el antisemitismo y la necesidad de llegar a la comunidad musulmana son asuntos que no tienen que ver con ser ortodoxos o conservadores. Necesitamos unirnos y trabajar juntos en las áreas en donde podamos reforzarnos. Sabemos cuáles son nuestras diferencias pero necesitamos unirnos para ser más fuertes”.
Además, durante la entrevista realizada con la colaboración del CJL, Schneier hizo hincapié en que la comunidad judía estadounidense está “integrada” y “un paso adelante” respecto de otros países del mundo. Calificó a la ortodoxia de ese país como “correcta” e indicó que es “inclusiva, tolerante y abierta: esperamos que esta actitud tenga trascendencia para las comunidades judías del mundo”.
El desafío para la unión del pueblo judío es generar una cooperación entre las diferentes ramas, según Schneier. “Ahora nos acercamos al mundo musulmán y nos enfrentamos a una crecida en el antisemitismo por parte de extremistas. Eso trasciende nuestra ideología religiosa. Un antisemita no va a distinguir entre un conservador o un ortodoxo a la hora de actuar. Un judío es un judío. Y lo mismo ocurrió durante el Holocausto. Hitler no distinguió entre conservadores y ortodoxos. Debemos enfocarnos en temas en los que podamos unirnos como pueblo”.
Consultado por la amenaza iraní respecto de su llamado a la eliminación de Israel y a su plan nuclear, el presidente de la Fundación no dudó al asegurar que Irán representa una “gran amenaza” pero “una buena oportunidad”.
Asimismo, explicó que “muchos de los países árabes pasaron su preocupación desde Israel a Irán y creo que por lo que está causando Irán, hay una posibilidad de lograr la paz con la Liga Árabe, que ve a Irán como la principal amenaza para la región”.
Para lograr esa paz, “tendremos que encontrar a líderes árabes y musulmanes que hablen en contra de esta actitud de Irán. Eso intentamos hacer”.
El rabino Marc Schneier encabeza la Fundación para Entendimiento Étnico que fue fundada hace 21 años, en conjunto con el difunto Josheph Capp.
Schneier es presidente del Congreso Judío Mundial Estados Unidos, es el vicepresidente del Congreso Judío Mundial y el presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, con base en Nueva York.
Schneier está al frente del reforzamiento de las relaciones entre las comunidades judías, afroamericanas, latinas y de la promoción del diálogo y la cooperación entre judíos, musulmanes y cristianos.

El Imán de Nueva York, en contra de extremistas musulmanes y a favor del entendimiento con el pueblo judío

14/6/2010


AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias realizada en Nueva York, el Imán Shamsi Ali del Centro Islámico de Nueva York habló sobre la necesidad de eliminar la ignorancia que rodea al mundo musulmán y judío para generar un acercamiento de religiones que conduzca a la paz. Además se refirió a las declaraciones del presidente Ahmadinejad sobre Israel y el Holocausto y aclaró que
“sus declaraciones son ignorantes y no deberían estar en boca de ningún líder civilizado y en su sano juicio”. Asimismo alertó sobre el extremismo musulmán e indicó que son los principales opositores en su movimiento de unión interreligiosa.

AJN: Como Imán, una persona que trabaja en pos de la paz, ¿acuerda con el concepto de que el mundo occidental esté en contra del mundo musulmán?
Imán: Yo nunca tuve la idea de que Occidente esté en contra del mundo musulmán, ni viceversa. Lo que pienso es que ambas partes tienen un nivel elevado de ignorancia respecto del otro. Muchos musulmanes son ignorantes respecto de Occidente, y lo mismo sucede en el otro sentido. El desafío es cómo acortar las diferencias, cómo lograr una comunicación de entendimiento, cómo generar el diálogo entre los dos mundos.
Lo que hacemos en Nueva York, junto al rabino Marc Schneier, mi socio en el diálogo interreligioso en Estados Unidos, es intentar acortar las diferencias. Especialmente entre judíos y musulmanes, porque hay una fuerte idea de que los musulmanes y judíos se odian entre sí; como si fuésemos oponentes o enemigos. No considero que en términos religiosos no nos respetemos. Lo que tenemos es desconfianza y malos entendidos.
Estos malos entendidos se remontan a la Biblia hebrea y al Corán, y a algunos complicados artículos que hablan sobre los judíos y los no judíos, es uno de los asuntos que queremos resolver para lograr el entendimiento. Mi punto de vista es que no hay tal animosidad. Lo que he visto es que hay malentendidos y el entendimiento es nuestro desafío.
AJN: Pero ¿hasta qué punto considera que esta ignorancia se pueda traducir en odio?
Imán: No hay duda que la ignorancia nos conduce hacia una mala actitud. Pienso que el proyecto entre musulmanes y judíos es muy desafiante. Cada vez que regreso de un encuentro con la comunidad judía, en mi comunidad preguntan si ‘puedo confiar en ellos’. Y lo mismo le pasa a Schneier. Tenemos un libro que se llama “Sí, puedes confiar en ellos” donde tratamos pasajes complicados e interesantes de libros sagrados, especialmente del Corán y la Biblia Hebrea. Hay muchos asuntos del mundo musulmán, de la Jihad Islámica, etc. a tratar.
Hay desafíos en el camino, pero estoy seguro que con el tiempo veremos resultados positivos. Durante los últimos tres años, en Nueva York, hemos intensificado la relación entre comunidades. En 2007 tuvimos la primera cumbre de rabinos e imanes. Se juntaron más de 25 rabinos y 25 imanes y allí acordamos el proyecto del “hermanamiento” de sinagogas y mezquitas, que este año llegará a América Latina.
En 2008 teníamos 25 sinagogas y mezquitas, en 2009 duplicamos la cantidad. En este sentido, hemos visto resultados positivos. Nuestras comunidades están generando confianza y estoy seguro que las comunidades judías están generando confianza hacia las musulmanas.
Todavía recuerdo cuando ingresé a una sinagoga por primera vez. Veía en las caras de las personas sus sospechas y desconfianzas hacia mi persona. Pero la segunda vez me trataron de otra manera, con afecto y calidez. Veo que se pueden lograr cambios en las comunidades a través del compromiso. Estoy seguro que el diálogo interreligioso tendrá sus frutos en un futuro cercano.
AJN: Tras la existencia de muchos ataques terroristas atribuidos a agrupaciones musulmanas, ¿cómo se puede superar el problema de la desconfianza?
Imán: Hay varios pasos. En primer lugar, debemos tener coraje. Si no tenemos coraje, vamos a retroceder. Si en el proceso yo no tengo coraje, me va a faltar fortaleza para avanzar respecto a elementos extremistas de la comunidad musulmana, que no quieren que nosotros nos acerquemos al judaísmo. Pero por el valor, la determinación y el coraje que tenemos, continuaremos construyendo puentes entre nosotros.
En segundo lugar, debemos resolver los asuntos fundamentales entre nosotros. Entre ellos, debemos explicar los párrafos complejos de nuestros libros sagrados. El Corán dice “no tomes judíos y cristianos como amigos”. Los musulmanes radicales y extremistas dicen que no está permitido para los musulmanes ser amigos de los judíos porque el Corán lo dice. Este tipo de verso debe ser tratado y explicado. Por otro lado, el mundo judío tiene frases que examinar respecto de su Biblia. En tercer lugar, hay que explicar los malos entendidos de la historia. Como saben, judíos y musulmanes tenían una excelente relación en el pasado. El problema es que judíos y musulmanes no entendieron correctamente la historia. Sólo comprendieron y tomaron lo malo: guerra, pelea. No queremos ver lo hermoso y bueno de la historia; que en el pasado solíamos ser amigos y hermanos. Debemos analizar la historia nuevamente.
En cuarto lugar, debemos trabajar sobre los asuntos actuales. Como saben, tenemos el asunto de Israel y Palestina. Musulmanes y judíos tenemos pasiones involucradas allí. Los musulmanes defienden a los palestinos, los judíos defienden a los israelíes. Es el momento de unirnos para encontrar soluciones. También necesitamos políticos. Nosotros no podemos hacer mucho porque no tenemos la fuerza necesaria. Pero nosotros podemos ayudar a nuestros políticos y líderes espirituales a que confíen, a generar el terreno para el acercamiento, para que puedan sentarse y evaluar cómo resolver el problema en Medio Oriente.
AJN: ¿Su trabajo gira en pos de generar bases para el entendimiento y de que su pueblo, o los extremistas de su pueblo, entiendan que los pueblos o religiones pueden coexistir?
Imán: Sí. Al ayudarnos y cooperar eliminaremos el extremismo en ambas partes. El mundo musulmán está mostrando su extremismo en mayor proporción actualmente. Juntos podemos resolver estas situaciones.
La islamofobia y el antisemitismo son igualmente altos en Estados Unidos. Tenemos los mismos índices. Por eso entendemos que debemos trabajar juntos. Bajo el liderazgo de la Fundación para el Entendimiento Étnico, hemos creado una publicidad que salió al aire durante un mes en CNN, en la que seis imanes y rabinos hablaron de la islamofobia y del antisemitismo. Hay muchas áreas en las que podemos colaborar. En un futuro cercano las comunidades entenderán que a nivel religioso, no tenemos discrepancias: el Judaísmo y el Islam son las religiones más idénticas. Como líder religioso estoy convencido de que debemos seguir ese camino y acercarnos más para generar confianza en ambas comunidades.
AJN: ¿Quiénes son sus aliados judíos en este trabajo?
Imán: Tuve y tengo la bendición de trabajar con todos los segmentos del judaísmo. Estoy trabajando con los ortodoxos, los conservadores y los reformistas. Todos los sectores son amigos míos y todos confían en mí; porque soy muy honesto en mi trabajo de acercamiento y cooperación. También trabajo con comunidades musulmanas y católicas. Es importante, hoy en día, que los líderes religiosos seamos solidarios entre nosotros.
AJN: ¿En su vida cotidiana, la gente lo respeta en el ámbito religioso y político?
Imán: Yo soy de Indonesia, el país musulmán más grande. Los musulmanes en Estados Unidos son mayormente afroamericanos o árabes o asiáticos. Tengo el honor de ser el único Imán de Indonesia en el país y de no pertenecer a ninguno de esos grupos mayoritarios. Por eso puedo acercarme a los grupos sin inconvenientes y con aceptación. Me ven como único, que vengo de otro país en donde los musulmanes son más tolerantes, y por mi personalidad tengo una buena aceptación dentro del mundo musulmán. Pero lo más importante es que soy uno de los pocos musulmanes del país que considera que el diálogo interreligioso es una de las principales prioridades.
Es prioridad porque considero que EE.UU. es el país con mayor diversidad del mundo. En Nueva York, todas las religiones tienen su representación. La única manera de sobrevivir en la ciudad es relacionarse, porque tenemos muchos vecinos de diferente religión y debemos aceptarnos.
AJN: ¿Cómo puede evaluar las declaraciones del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad sobre la eliminación de Israel y la negación del Holocausto? ¿Considera correctas a sus declaraciones?
Imán: De ninguna manera comparto sus declaraciones y no contribuyen de manera positiva hacia su país, hacia su pueblo y hacia los musulmanes en general.
Cuando Israel atacó a Gaza, invité a un rabino a mi mezquita en las plegarias del viernes, para asegurarme de que aún en conflicto continuaríamos cooperando. Voy a las sinagogas para demostrar mis respetos siempre que se conmemora el Holocausto, en la última conmemoración fui invitado a hablar en una sinagoga.
Ahmadinejad está intentando demostrar sus propias convicciones políticas, porque quiere que su pueblo sea ignorante. No puede decir que quiere borrar a Israel del mapa cuando ese país es reconocido plenamente por la comunidad internacional, en Naciones Unidas. Entonces ¿quiere crear su propia ONU? No tiene sentido.
Sus declaraciones no hacen bien a su país ni a su gente. La comunidad internacional ve a Irán como un país que se está aislando a sí mismo. Considero que sus declaraciones respecto a Israel son ignorantes y que no deberían estar en boca de ningún líder civilizado y en su sano juicio.
No puede decir que el Holocausto es un mito, porque es un hecho histórico que nadie debe negar. Esta declaración debe frenarse desde el lado judío y musulmán para generar confianza. La única manera de hacerlo es mediante nuestra sinceridad. Debemos evitar los malos pensamientos sobre la otra parte. Si logramos resolver los inconvenientes en Medio Oriente, podremos seguramente resolver los del resto del mundo.
AJN: ¿En caso de terminar su cargo, quien lo suceda, tendrá su misma política?
Imán: Sí. Necesitamos educar a todos, incluidos a quienes tendrán cargos importantes en el futuro. Mi compromiso interreligioso trasciende el nivel de liderazgo. Mi objetivo es acercar a todos; a las sinagogas y mezquitas. Queremos que nuestras congregaciones se unan, no sólo nosotros, sus líderes.
Estamos educando a los jóvenes porque son los futuros líderes y los estamos uniendo. Si yo abandono mi cargo, vendrá alguien a reemplazarme que tenga los mismos valores que yo. Para continuar con nuestro proyecto, debemos continuar relacionándonos.
AJN: ¿Cuál es su opinión respecto a la causa AMIA, en la que Irán se niega a extraditar a los ciudadanos requeridos por Interpol para su procesamiento en Argentina?
No sé como son los acuerdos entre los países porque es un tema bilateral. Si acordaron las extradiciones, deben cumplir con su palabra. No obstante, en lo que a un atentado se refiere, las partes deben colaborar para esclarecer. No se entiende ni desde el punto de vista religioso, humano o político la perpetración de un atentado terrorista contra una sede judía. Para mí, un ataque a cualquier casa religiosa es un ataque hacia la mía.

Información adicional de interés
El Imán Shamsi Ali es el líder espiritual del Centro Islámico de Nueva York. Actualmente y desde hace tres años, realiza una labor de acercamiento de la religión judía e islámica junto al rabino Marc Schneier, quien es presidente del Congreso Judío Mundial en Estados Unidos, vicepresidente del Congreso Judío Mundial y presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, con base en Nueva York.
El rabino explicó a AJN que el programa central para reforzar las relaciones es el de hermanar mezquitas y sinagogas e indicó que el próximo noviembre “estaremos acercando este proyecto a América Latina: Brasil, Argentina y Paraguay”, con la colaboración del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), rama del Congreso Judío Mundial.

visto aca

Diferencias Entre Catolicos y Evangelicos

View this document on Scribd

Hans Küng reafirma su esperanza por la “atmósfera relajada” en que tuvo la entrevista con el Papa

Hans Küng reafirma su esperanza por la “atmósfera relajada” en que tuvo la entrevista con el Papa

El teólogo suizo revela a la revista VIDA NUEVA algunos detalles del encuentro del 24 de septiembre con Benedicto XVI, del que valora sobre todo el clima de entendimiento reflejado en el posterior comunicado conjunto

Fomentar activamente el ecumenismo cristiano, avanzar en la colegialidad entre el Papa y los obispos, descentralizar más la dirección de la Iglesia y garantizar plenamente la igualdad de derechos entre hombre y mujer dentro de la propia institución son algunas de las tareas que, según Hans Küng, debe y puede afrontar el Papa Benedicto XVI. Así lo explica el teólogo suizo-alemán en una interesante entrevista que publicaba la revista VIDA NUEVA en su edición del 3 de diciembre, conversación en la que revela algunos detalles poco comentados sobre su reunión con Joseph Ratzinger el pasado 24 de septiembre en Castel Gandolfo. Küng reitera su esperanza tras el encuentro, y valora de manera especialmente positiva la “atmósfera relajada” en que transcurrió. Se refiere principalmente al comunicado de prensa emitido conjuntamente tras la reunión de 4 horas, con cena incluida y paseo por el jardín de la residencia pontificia, un texto que refleja el clima de entendimiento y “el nuevo talante del Papa”, dice el teólogo.

Para Küng, la entrevista fue una respuesta ejemplar del Santo Padre ante la petición recibida tras ser elegido. Aunque no esconde la decepción que sintió y manifestó públicamente cuando Ratzinger fue elegido en el cónclave el pasado 19 de abril, el teólogo suizo pidió la entrevista desde la esperanza y la convicción de que “el encuentro sería muy importante”. En este sentido, aclara que dejó claro desde el principio que no iba a pedir “la restitución de la missio canonica (licencia eclesiástica para enseñar)”. También propuso al pontífice “dejar entre paréntesis las viejas cuestiones de disputa”, explica Küng refiriéndose a la retirada en 1979 de la licencia para enseñar Teología en centros católicos.

Por otro lado, el profesor y teólogo, viejo amigo de Ratzinger desde que le llevó al Concilio Vaticano II como catedrático cuando él era decano de la Facultad de Teología de Tubinga, asegura que confía mucho en Benedicto XVI. “No está fijado en el pasado, sino que mantiene abiertas sus opciones y está dispuesto a llevar adelante cuestiones poco convencionales, que incluso el círculo íntimo del Vaticano no espera”, comenta. Ante la insistencia del entrevistador, Küng se muestra convencido de que el Santo Padre va a tomar algunas decisiones en cuanto al diálogo entre las religiones, algo que siempre tiene consecuencias en otros planos, y valora muy positivamente la apertura que le mostró el pasado 24 de septiembre en relación con la necesidad de defender y promover, desde la Iglesia, unos valores éticos comunes a todas las creencias y filosofías.

Diálogo en una reunión “muy diferente”

“Hay una sustancia común de no matar, no torturar, no violar…, de no robar, no corromper, no traicionar, no mentir, no abusar de la sexualidad. Éstos son principios que se encuentran en todas las religiones. En general, los católicos están absolutamente de acuerdo”. Así ejemplifica Küng su tesis sobre la base del diálogo interreligioso, una idea de fondo que compartió en muchos puntos durante la entrevista con Benedicto XVI, una reunión que también calificó de “muy diferente a la mantenida en 1983 antes de quebrarse el diálogo”.

Lógicamente, el nuevo libro del teólogo suizo-alemán, titulado El comienzo de todas las cosas, estuvo presente en la conversación de Küng con el Papa. Se trata de una obra sobre la relación entre la religión y las ciencias naturales. Benedicto XVI escuchó los comentarios del autor y no criticó nada del texto, que incluye páginas críticas con la Iglesia por determinadas actuaciones a lo largo de la historia, entre ellas el caso de Galileo. “Hablé del origen del mundo. Y cuando mencioné las ciencias, el Papa reaccionó inmediatamente para decirme que es algo muy importante y agradecerme que le enviase el libro”, explica el teólogo. Su esperanza en este pontificado se fundamenta en algo que para él es básico y muy alentador: “La elección de Benedicto XVI deja abierta la posibilidad de que adopte un rumbo moderado”.

En cuanto a la nota conjunta emitida tras el encuentro, Küng explica que “Ratzinger sugirió la redacción común, teniendo en cuenta que la reunión suscitaría muchas reacciones y podría ser objeto de manipulaciones diversas”. En tono más distendido, el teólogo revela que dio plena confianza al Papa para que redactase él el texto, y añade que no le defraudó.“Sólo le corregí un pequeño error gramatical”, explica.

Europa y la presencia pública de los católicos

En otro momento de la entrevista con VIDA NUEVA, el profesor habla del futuro de Europa y de la ética que pueden defender los cristianos. “Necesitamos un fundamento moral. Pero eso no puede ser el laicismo, ni el clericalismo, ni la restauración de una Europa cristiana como la veía el Papa Wojtyla. Tampoco puede ser la restauración de un Estado ateo como después de la Revolución francesa. Necesitamos un fundamento ético, o sea, la aceptación de unas normas básicas que apoyen todas las religiones importantes y las tradiciones filosóficas, y que también pueden aceptar los no creyentes”, resume el teólogo. En la misma línea, concluye que son necesarios, ahora más que nunca, “líderes en política y economía, también en cultura y ciencias, que de nuevo tengan convicciones éticas”.

Finalmente, no falta una referencia de Hans Küng a algunos temas de actualidad en España.“En principio, no se puede excluir el derecho de los católicos a protestar porque, si fuera así, habría que haber prohibido a la gente de Berlín oriental protestar contra el Gobierno comunista”, asegura. Sin embargo, también se muestra crítico con las últimas actuaciones de la Conferencia Episcopal Española ante cuestiones de interés público, en una referencia implícita a la reforma educativa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y a la reforma del Código Civil que permite casarse a dos personas del mismo sexo. Pero sobre esto último, aclaró que el matrimonio es una institución de miles de años y que tiene la impresión de que, con su equiparación a las uniones entre gays o lesbianas, “se está manifestando una especie de fiebre izquierdista” que califica de innecesaria. Por lo que respecta a la financiación de la Iglesia, Küng defiende el sistema suizo “porque el dinero va a la comunidad local”. Dice que lo prefiere al alemán, que se basa en la aportación de todos los creyentes a su Iglesia a nivel nacional, en este caso la católica o la evangélica.

El encuentro de 4 horas entre Benedicto XVI y Hans Küng es uno de los referentes de la personalidad propia que muestra este Papa, basada en pequeños detalles, frases concretas y gestos significativos. Su carisma no es otro que el de unir la apertura universal con la identidad católica y el testimonio íntegro de la verdad de Cristo con la dulzura del amor fraterno. En definitiva, el Papa Ratzinger fundamenta su método evangelizador en el diálogo respetuoso y no en el deseo de imponer la verdad a sus interlocutores. Éste es el gran reto de toda la Iglesia, y el profesor Küng lo sabe muy bien a pesar de su manifiesta lejanía con la doctrina y el Magisterio. Por eso muestra su esperanza, que en el fondo es un deseo personal de comunión.

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=4925&PHPSESSID=

Ecumenismo y Unificación Religiosa I

View this document on Scribd

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?
by Pedro Camino under
Por Albert Mohler
Traducido por Pedro Camino para http://www.verdadypalabra.com

El mundo que hoy conocemos se caracteriza por el pluralismo religioso y el choque de cosmo visiones. El mundo moderno ofrece a individuos y grupos de sistemas de creencias, diferentes en tanto la proximidad y el conflicto potencial. ¿Cómo deben responder los cristianos cuando se le pregunta acerca de esto? ¿Deben los cristianos “respetar” las otras religiones?
No hay noticias en todo el mundo han anunciado esta semana que el Papa Benedicto XVI, durante su visita a Jordania, habló de su “respeto” por el Islam. Esto ocurrió poco después del tristemente célebre del Papa discurso del Papa en laUniversidad de Ratisbona en el 2006. En ese discurso Benedicto XVI citó a el emperador Manuel II, uno de los monarcas bizantino, quien dijo: “Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por la espada fe que él predicaba”.

La indignación en todo el mundo musulmán fue inmediata y abrumadora. El Papa emitió aclaraciones y explicaciones, pero continuó la indignación musulmana. Esta semana, con el Papa programado para hacer su primera visita papal a un país islámico, las sensibilidades eran altas.
La transcripción oficial del Vaticano de los comentarios del Papa en el aeropuerto de Ammán lo registra como diciendo:
Mi visita a Jordania me da una buena oportunidad para hablar de mi profundo respeto por la comunidad musulmana y rendir tributo al liderazgo mostrado por Su Majestad el Rey en la promoción de un mejor conocimiento de las virtudes proclamadas por el Islam.
Hay ángulos tan diferentes a esta situación. En primer lugar, tenemos el espectáculo de un Papa que se reciba como un jefe de Estado. Esto es un error en el recuento de tantos. En segundo lugar, tenemos al Papa hablando en la jerga diplomática, más que de manera clara y directa. En tercer lugar, tenemos el Papa hablando de “respeto” sin ninguna comprensión clara de lo que esto significa realmente. ¿El Papa cree que los musulmanes pueden ser salvos por medio de las enseñanzas del Islam?
En realidad, probablemente no – al menos en el contexto de un inclusivismo salvífico. La Iglesia Católica Romana enseña oficialmente que los musulmanes son “incluidas en el plan de salvación” en virtud de su pretensión de “mantener la fe de Abraham”.
En palabras de la Lumen Gentium, uno de los principales documentos aprobados en el Concilio Vaticano II:
Pero el plan de salvación abarca también a aquellos que reconocen al Creador. En primer lugar, entre estos están los Mohametanos, que profesan tener la fe de Abraham, junto con nosotros adoramos el uno y misericordioso Dios, que en el último día juzgará a la humanidad.
El mismo lenguaje es básico para el catecismo oficial actual de la iglesia también. En el contexto del documento, este lenguaje implica claramente que los musulmanes están en el alcance de la salvación de Dios. Mientras que la Iglesia Católica Romana enseña que el Islam es a la vez errónea e incompleta, también sostiene que los musulmanes sinceros pueden ser incluidos en la salvación de Cristo a través de su fidelidad al monoteísmo y el Islam.
Así, cuando el Papa católico habla de “respetar” el Islam, lo hace de una formaque para que los cristianos evangélicos no lo harían. En el contexto de la enseñanza oficial católica, el Papa puede crear una fusión de la diplomacia y la doctrina.
Mientras que los cristianos evangélicos se enfrentan a un contexto diferente a esta pregunta, la urgencia es la misma. No estamos jugando un rol diplomático como jefe de Estado, pero estamos llamados a ser embajadores de Cristo y su Evangelio.
En este sentido, cualquier sistema de creencias que tira de las personas fuera del Evangelio de Cristo, niega y subvierte la verdad cristiana, y cega a los pecadores de ver a Cristo como la única esperanza de salvación es, por definición bíblica, un camino que conduce a la destrucción. El Islam, como cualquier otro rival para el evangelio cristiano, toma las personas cautivas y carece de auténtica esperanza para la salvación.
Por lo tanto, los cristianos evangélicos pueden respetar la sinceridad con la que los musulmanes tienen sus creencias, pero no podemos respetar las propias creencias. Podemos respetar los musulmanes por sus contribuciones al bienestar humano, la erudición y la cultura.Podemos respetar el brillo de la erudición musulmana en la época medieval y las maravillas del arte y la arquitectura islámica. Pero no podemos respetar un sistema de creencias que niega la verdad del evangelio, en una que insiste en que Jesús no era el Hijo de Dios, y lleva a millones de almas cautivas.
Esto no contribuye a la buena diplomacia, pero estamos llamados a dar testimonio, no de relaciones públicas. Debemos aspirar a tener gracia y simpática en nuestro testimonio de Cristo, pero el fondo es que el evangelio necesariamente entra en conflicto abierto con sus rivales.
La visita del Papa a Jordania señala directamente al problema del papado y de la confusión de la teología católica sobre este punto. Para entender el Islam es saber que no podemos identificar a los musulmanes como aquellos que “adoran con nosotros el único y misericordioso Dios.” Negar la Trinidad es adorar a otro Dios.
El respeto es una categoría problemática. Al final, los cristianos deben mostrar respeto por los musulmanes al compartir el Evangelio de Cristo en el espíritu de amor y verdad. Estamos llamados a amar y respetar a los musulmanes, no al Islam.

Fuente AQUI.

La Religión Mundial Venidera

La Religión Mundial Venidera
19 MAYO 2010
etiquetas:
by Armando Valdez

A medida que la iglesia espera la vuelta gloriosa de nuestro Señor Jesús Cristo somos testigos de la formación de un sistema religioso mundial que un día el adorara a la Bestia (Apocalipsis 13:12). Jesús advirtió que un engaño dinámico generalizado sería una de las señales de su venida a la tierra. Su palabra revela que habrá muchos falsos maestros que prepararán una novia desprevenida para el anti-Cristo. Este sistema religioso falso dará su lealtad y adoración a uno que blasfemara contra Dios.

Actualmente existe un diálogo entre los líderes religiosos del mundo que están buscando puntos en común de la verdad como una base para la unidad. Tan diversas como algunas religiones parecen, hay algunos lazos comunes de unidad. Una de ellas es la enseñanza de que la salvación se consigue por lo que los hombres deben hacer para Dios, en vez de lo que Dios ya ha hecho por el hombre a través de Su Hijo. Todas las religiones, con excepción del cristianismo bíblico, de manera arrogante niegan que la salvación es por gracia, el favor inmerecido de Dios.

Varias organizaciones han estado trabajando diligentemente para unir a los pueblos del mundo pero ninguna de manera tan agresiva como la Iglesia Católica Romana. El Concilio Vaticano II lo dejó claro al afirmar que: Los esfuerzos de la Iglesia Católica

“para reunir a todas las personas y todas las cosas en Cristo, a fin de ser para todos un sacramento inseparable de unidad… expresada en la celebración común de la Eucaristía.”

El Vaticano ha sido la construcción de puentes estratégicos para todas las confesiones cristianas y religiones no cristianas con el fin de llevar a todas las personas bajo el papado. En un discurso de 1998 a los líderes del Islam, el Papa Juan Pablo declaró:

“El diálogo entre nuestras dos religiones (el islam y el catolicismo) es más necesario que nunca. Persiste un lazo espiritual que nos une y que debemos esforzarnos por reconocer y desarrollar.”

Más tarde, en enero de 2002 muchos de los líderes religiosos más influyentes del mundo respondieron a la invitación del Papa a reunirse en Asís, Italia, para discutir la unidad y la paz. El Papa, a quien los católicos creen que es el jefe supremo de toda la Iglesia cristiana, hizo a todos los líderes de las religiones no cristianas sentirse cómodos mediante la eliminación de todas las imágenes, crucifijos y los iconos de Jesucristo.

Estrategia para la Unidad de los Cristianos
El Vaticano tiene una estrategia bien definida y agresiva para unir a todo el cristianismo bajo el papado. Algunos de los elementos de este plan maestro se detallan a continuación:

I. Promover la opinión de que los católicos, ortodoxos y protestantes son todos hermanos en Cristo y por lo tanto deben ser reunificados. Por eso el Vaticano está instando a todos los hermanos “separados” para volver a casa a la Santa Madre, la Iglesia, para disfrutar de la “plenitud de la salvación.” Roma cree que la salvación de los protestantes no puede ser completa a menos que y hasta que reciban el transubstanciado Cristo en la Eucaristía.

II. Otra parte importante de su estrategia consiste en redefinir los términos evangélicos en palabras vagas y ambiguas para que sean aceptables tanto para católicos y protestantes. Esta estrategia se ha utilizado con eficacia en sus acuerdos recientes a la unidad con evangélicos y luteranos. También han sido eficaces en la identificación y seducir a muy visibles e influyentes evangélicos para promover el catolicismo como una expresión válida de la cristiandad.

III. La estrategia del Vaticano también incluye la explotación del post-modernismo y el movimiento de la iglesia emergente, que ha ganado gran popularidad. Estos movimientos han causado confusión, ignorancia bíblica y una falta de discernimiento dentro de las iglesias protestantes. A su vez, estos se han producido un suelo fértil para las semillas de la decepción y el compromiso de crecer. Muchos de los que no están seguros del verdadero Evangelio son fácilmente engañados y dispuestos a abrazar el falso evangelio del catolicismo.

IV. Roma esta también fomentando la tolerancia de todas las religiones porque la tolerancia unifica y trae paz, mientras que la verdad doctrinal divide. Cada vez que se suprime la verdad doctrinal no puede haber distinción entre creyentes y no creyentes. Un ejemplo de la lucha del Vaticano para la tolerancia es visto en una declaración del acuerdo de 1997: El Regalo de la Salvación. Dice así:

“Todos los que verdaderamente creen en Jesucristo son hermanos y hermanas en el Señor y no deben permitir que sus diferencias, aunque importantes socaven esta gran verdad.”

Algunas de las diferencias señaladas, que nunca deben dividir a los evangélicos y los católicos eran: la regeneración bautismal, la Eucaristía, la gracia sacramental, la justificación, el purgatorio, las indulgencias, el culto mariano, la ayuda de los santos en la salvación, y la posibilidad de salvación para los que no han sido evangelizados. Es evidente que cada una de estas diferencias no pueden ser toleradas porque todos se oponen al Evangelio y llevan las consecuencias eternas para aquellos que están en el lado equivocado de la verdad.

La Misma Historia y Diferente Versículo
Roma trató de reunir a católicos y protestantes en Alemania en 1541, pero Martín Lutero dio esta severa advertencia:

“Los escritores papistas pretenden que siempre han enseñado, lo que ahora enseñamos, acerca de la fe y las buenas obras, y que son acusados injustamente de lo contrario, por lo tanto el lobo se pone la piel de las ovejas hasta que gane admisión en el redil.”

Trescientos años más tarde, otro gran predicador advirtió contra la unidad con la Iglesia Católica Romana. Charles Spurgeon dijo:

“Hay una frase profunda e indeleble de la condenación escrita sobre la iglesia apóstata … la maldición se registra en el cielo … su infamia está grabada en la roca para siempre … los seguidores de Jesús, por su propio bien así como para su Señor, deben oponerse con todas sus fuerzas.”

La iglesia del siglo 21 necesita más Luteros y Spurgeons para contender ardientemente por la fe contra los errores fatales del catolicismo.

La Apostasía esta Dando Combustible a la Unidad
A pesar de las numerosas advertencias de las Escrituras a la apostasía, muchos protestantes están regresando “al hogar de Roma.

” Casi todos los casos documentados de apóstatas protestantes que salieron para unirse a la religión católica, dieron una de tres razones. Estaban convencidos, ya sea por algunos “Padres de la Iglesia” de que el catolicismo es cierto, o se vieron obligados a convertirse al Catolicismo para poder casarse con un católico, o se unieron debido a una experiencia placentera. Nunca hemos oído hablar de alguien que se convirtió al catolicismo, porque la Biblia les convenció de hacerlo.

Por desgracia, rara vez escuchamos advertencias contra la apostasía desde nuestros púlpitos. En raras ocasiones son falsos maestros quienes llevan a la gente lejos de la verdadera fe nunca expuesta. Los apóstatas, que aparecen como ministros de justicia, enfrentan muy poca oposición. Lograron engañar al discernimiento porque los pastores y líderes de la iglesia no estaban contra ellos. Muy pocos líderes cristianos están advirtiendo a la iglesia de estos lobos rapaces vestidos con piel de cordero. La iglesia del siglo XXI necesita líderes fuertes como el apóstol Pablo. Él advirtió a la iglesia primitiva, “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.” (Hechos 20:30-31). A lo largo de las Escrituras se nos exhorta a probar todo espíritu, todo maestro y toda doctrina, porque todos los hombres son tan fáciles de engañar.

Dos Clases de Unidad
La doctrina es lo que divide a la iglesia verdadera de la religión mundial que está surgiendo. La Biblia condena toda unidad que no está fundada en la Palabra de Dios. La falsa unidad se basa en las ambiciones del hombre y es siempre independiente de Dios (Génesis 11:1-9). Este tipo de unidad será un instrumento del Anticristo (Apocalipsis 17-18). Por otra parte, la unidad bíblica se basa en la verdad apostólica y es una obra del Espíritu Santo, y no del hombre (Ef. 4:3,13; 1 Cor. 12:13).

Uno de los mayores peligros para el cristianismo de hoy es la supresión deliberada de la verdad bíblica por el bien de la unidad. El peligro se intensifica a medida que vemos influyentes líderes cristianos saltando al carro ecuménico del Vaticano. En lugar de advertir a los creyentes de esta falsa unidad, aplauden a los que la están creando. En lugar de obedecer a las exhortaciones bíblicas para mantener la pureza del Evangelio, ellos están tolerando a los que predican otro evangelio (Gálatas 1:6-9). En lugar de odiar todo camino de mentira, están permitiendo que las mentiras del diablo sigan sin cesar (Salmo 119:104). En lugar de exponer a los falsos Cristos y a los espíritus mentirosos se unen con ellos (2 Cor. 11:4).

¿Qué Deben Hacer los Cristianos?
Los cristianos no deben tolerar a nadie que intencionalmente falsifica el carácter o los atributos del Dios todopoderoso, o Su Evangelio. Un fuerte y amoroso reproche, usando las Escrituras, es necesario para contender ardientemente por la fe (Judas 3). Permanecer en silencio muestra, ya sea una indiferencia hacia el Señor Jesús, o una mayor lealtad a otra persona o institución.

Se nos manda separarnos de aquellos que persisten en la falsa enseñanza (Rom.16: 17; Tito 3:10). Para algunos, esto puede significar buscar otra iglesia. Para otros, puede significar la retención de apoyo de los ministerios que siguen poniendo en peligro el Evangelio. Los apóstoles nos advirtieron que si no nos separamos de los falsos maestros bien podríamos ser descalificados para el servicio, identificarnos con ellos y su error, o el riesgo de ser partícipes de su destino (2 Tim. 2:20; 2 Juan 10-11; Judas 11-13) !Que Dios nos ayude a mantenernos firmes y a no dejarnos llevar por cualquier viento de doctrina!

Traducido por: Armando Valdez

Mike Gendron

Proclaiming The Gospel

http://www.pro-gospel.org

visto en

http://evangelio.wordpress.com/2010/05/19/la-religin-mundial-venidera/

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.167 seguidores