El diálogo con los anglicanos proseguirá a pesar de los obstáculos

El diálogo con los anglicanos proseguirá a pesar de los obstáculos

Habla monseñor Farrell, secretario del dicasterio para la Unidad de los Cristianos

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 14 de julio de 2010 (ZENIT.org).- La Iglesia de Inglaterra decidía el pasado lunes 12 de julio, después de una reñida votación, que las mujeres puedan ser consagradas como obispos, como ya sucede en otras Iglesias anglicanas.

Aunque la decisión deberá ser refrendada dentro de un año por otro Sínodo similar, se trata de una victoria que marca un punto de inflexión importante dentro de la historia de la Iglesia de Inglaterra. El Sínodo rechazó, asimismo, las “soluciones” conciliadoras entre ambas tendencias propuestas por los arzobispos de Canterbury y York, Rowan Williams y John Sentamu.

Esta decisión plantea ulteriores obstáculos al diálogo ecuménico, según reconoció monseñor Brian Farrell, secretario del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, en esta entrevista concedida a ZENIT.

Otra consecuencia, que monseñor Farrell matiza prudentemente, podría ser acercamiento a la Iglesia católica por parte de algunos de los grupos contrarios a la ordenación de mujeres, como ya ha sucedido en Estados Unidos y Australia.

De hecho, el reverendo David Houlding, importante miembro del Grupo Católico del Sínodo, afirmó, informa ICN, que los llamados “tradicionalistas” se están quedando “sin opciones”, y que pronto deberían tomar “duras decisiones” sobre su futuro.

“Yo me quedo en la Iglesia de Inglaterra hasta el momento en que me expulsen. No me iré voluntariamente, me iré si se me obliga. Cuanto más esto procede de esta manera, mayor es la sensación de que la puerta se está cerrando”, afirmaba Houlding.

Monseñor Farrell afirma que es difícil de prever movimientos en este sentido, ya que no todos los “tradicionalistas” son cercanos a la Iglesia católica. En todo caso, reiteró, la Santa Sede “seguirá adelante” con el diálogo ecuménico.

-El Sínodo anglicano de York ha aprobado la ordenación de mujeres obispo, decisión que se está imponiendo paulatinamente en toda la Comunión Anglicana, contra el parecer de las comunidades llamadas tradicionalistas. Esta decisión puede considerarse firme, aunque la votación definitiva no se producirá hasta 2012. ¿Puede cambiar aún la decisión, o es de esperar que se haga definitiva?

Monseñor Brian Farrell: El Sínodo que acaba de celebrarse en York es el Sínodo de la Iglesia de Inglaterra y no tiene autoridad fuera de Inglaterra, ni siquiera en Gales o Escocia. La Comunión Anglicana está compuesta de treinta y ocho provincias independientes, de las cuales Inglaterra es una. Varias provincias ya tienen mujeres obispo. Se trataba en el Sínodo de introducir la legislación que permita esto en la Iglesia de Inglaterra, y seguramente el proceso continuará, porque la mayoría quiere esto.

-Una de las grandes “derrotas” de este Sínodo ha sido la de la solución de compromiso propuesta por los arzobispos de Canterbury y de York. Muchos analistas, después de la votación, han dado por rota la comunión entre los anglicanos. ¿Es así?

Monseñor Brian Farrell: La situación es muy compleja y hasta paradójica. Si se hubiera aceptado el compromiso se estaría ante una situación en la que, por ejemplo, una parroquia o un grupo podría rechazar la autoridad de su obispo diocesano mujer, y ponerse bajo la autoridad de otro obispo varón. Así, esa parroquia no estaría en comunión con las demás parroquias de su misma diócesis. En cierta forma eso sería un cisma estructural, aunque no se le llame así.

Ahora, en este momento, ese modo de proceder no es posible, y la parroquia tiene solo la opción de quedarse en comunión con su propio obispo o salirse de la Iglesia de Inglaterra. Hablando con precisión, eso ocasionaría la perdida de miembros, pero no un cisma dentro de la Iglesia de Inglaterra.

- El Vaticano, en anteriores encuentros, había advertido que la decisión de consagrar mujeres obispos comprometía el diálogo ecuménico con la Iglesia católica. ¿Cuál es la situación actual de este diálogo, tras la decisión del Sínodo?

Monseñor Brian Farrell: Todas la Iglesias del primer milenio, católica, orientales y ortodoxas, afirman que solo hombres pueden ser ordenados. Estas Iglesias ven la ordenación de la mujer como un abandono ilegítimo de la Tradición auténtica.

Por lo que se refiere al dialogo ecuménico, como se ha dicho antes, algunas provincias anglicanas tienen desde hace tiempo mujeres obispo, y el dialogo ha seguido adelante.

Naturalmente, el diálogo debe hacerse cargo de esta situación, y reconocer que se ha creado un obstáculo enorme para la consecución de la finalidad del dialogo mismo, que sería la comunión eclesial total y visible. El diálogo católico-anglicano seguirá adelante dentro de estos parámetros.

-Varias informaciones apuntan a la posibilidad de que grupos tradicionalistas se acojan a la Anglicanorum Coetibus y entren en comunión con la Iglesia Católica. Incluso se ha informado sobre un grupo de sacerdotes anglicanos que se habría puesto en contacto con un obispo católico. ¿Es previsible un movimiento en este sentido?

Monseñor Brian Farrell: Lo que será la realización concreta de lo previsto en la Anglicanorum Coetibus está todavía por verse. Cualquiera que profese la fe católica y no tenga impedimento puede pedir entrar en la comunión católica. Anglicanos o ex-anglicanos pueden entrar en esta comunión a través de una jurisdicción que permite la preservación de algunos elementos de la tradición anglicana. Como pueden también pedir, simplemente, ser recibidos en la parroquia católica local.

Un particular problema de discernimiento se presenta cuando se trata de grupos. No todos los grupos tienen la misma “consistencia eclesial”. En definitiva toca a la Conferencia Episcopal de un país o región, estudiar bien lo que se puede y se debe hacer. No puedo prever si van a ser muchos o pocos.

Lo que conviene recordar es que lo que algunos llaman “anglicanos tradicionalistas” suelen ser de la parte evangélica de la Comunión Anglicana, y por tanto lejanos a la Iglesia católica en sus convicciones eclesiológicas.

- Por último, ¿con qué sentimientos recibe la Santa Sede, y en particular el dicasterio para la Unidad de los Cristianos, la decisión del Sínodo de York?

Monseñor Brian Farrell: No hay que exagerar el efecto. Nos apena que la Comunión Anglicana haya dejado en este punto lo que consideramos la Tradición esencial de la Iglesia desde el origen. Pero el proceso comenzó hace tiempo. Continuaremos el dialogo ecuménico con el realismo que acoge la realidad como es y tiene conciencia que el camino por delante será largo y arduo. Sabiendo sin embargo que el dialogo es una tarea impuesta por Cristo mismo y sostenida por la gracia del Espíritu Santo, alma de la Iglesia de Cristo.

Por Inma Álvarez

fuente: Zenit

En todo el mundo, líderes espirituales judíos promueven el acercamiento de las religiones

En todo el mundo, líderes espirituales judíos promueven el acercamiento de las religiones
Iton Gadol
16/6/2010


Itongadol/AJN en Nueva York- La Fundación para el Entendimiento Étnico fue fundada en el año 1989 y se dedica al reforzamiento de las relaciones del pueblo judío con otras culturas o religiones con el fin de eliminar el trato discriminatorio. En la actualidad, desarrolla un acercamiento entre judíos y musulmanes en un programa que ya demuestra su éxito en Europa y Estados Unidos. En noviembre, el proyecto de reforzamiento llegará América Latina, expresó el presidente de la Fundación, Rabino Marc Schneier. (foto)

El rabino Marc Schneier, presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, contó sobre los inicios de esa fundación y sobre sus objetivos principales.
Durante los primeros 17 años de funcionamiento, “nos dedicamos exclusivamente al reforzamiento de las relaciones entre los judíos y afroamericanos. Al examinar los períodos que respectan a los derechos civiles para la población afroamericana entre 1950 y 1960, no hubo segmento de la sociedad estadounidense que brindara tanto apoyo a Martin Luther King y a la comunidad afroamericana como la sociedad judía. Esa alianza, luego del asesinato de King, se ha debilitado progresivamente en las últimas dos décadas, y nosotros las intentamos restaurar”.
El éxito en esa labor generó la base para una empresa que, si bien tiene un largo camino por recorrer, cuenta con un rotundo éxito hasta el momento.
“Hace 3 años y medio, nos interesamos en las relaciones entre musulmanes y judíos”, indicó Schneier. “Como nos hemos convertido a nivel nacional en representantes de la mejora en la relación de judíos y afroamericanos, nos hemos convertido en representantes globales para el reforzamiento de las relaciones entre judíos y musulmanes”. De esta manera, muchas de las experiencias “que tuvimos en mejorar las relaciones de los judíos y los afroamericanos las estamos aplicando en este sentido. Tenemos éxito”.
El presidente de la Fundación explicó que el programa central para reforzar las relaciones es el de hermanar mezquitas y sinagogas. “Tenemos 200 sinagogas y mezquitas hermanadas y se han sumado algunas de Canadá, Europa y el resto del país”, aseguró, y anunció que “el próximo noviembre estaremos acercando este proyecto a América Latina: Brasil, Argentina y Paraguay”, con la colaboración del Congreso Judío Latinoamericano (CJL).
Este proyecto se enfoca en parte al problema de antisemitismo dentro de la comunidad musulmana y al hecho de que hemos sido testigos del fanatismo musulmán. “Hemos visto un aumento de sus actitudes antisemitas y para combatir eso debemos trabajar desde adentro, no desde afuera. Debemos identificar y ayudar a reforzar a aquellos moderados dentro de la comunidad musulmana, que son quienes se opondrán al comportamiento antisemita del resto”, indicó el rabino.
La Fundación ha tenido éxito en Norteamérica y en Europa “en la identificación de líderes musulmanes que puedan hablar –y ser tenidos en cuenta- entre miembros de la comunidad sobre temas como antisemitismo; así como tenemos líderes judíos que hablan en contra de la fobia al Islam. Tenemos un largo camino que seguir, pero la buena noticia es que el proceso ya ha comenzado”, destacó.
La Fundación también promueve la convivencia de las distintas ramas del judaísmo. Intenta unir a las ramas ortodoxas y conservadoras para lograr una mayor fortaleza para el pueblo judío en general.
Marc Schneier destacó en este sentido que “hay muchos asuntos que trascienden nuestras diferencias ideológicas y religiosas” por las que debemos unirnos. “Por ejemplo, el antisemitismo y la necesidad de llegar a la comunidad musulmana son asuntos que no tienen que ver con ser ortodoxos o conservadores. Necesitamos unirnos y trabajar juntos en las áreas en donde podamos reforzarnos. Sabemos cuáles son nuestras diferencias pero necesitamos unirnos para ser más fuertes”.
Además, durante la entrevista realizada con la colaboración del CJL, Schneier hizo hincapié en que la comunidad judía estadounidense está “integrada” y “un paso adelante” respecto de otros países del mundo. Calificó a la ortodoxia de ese país como “correcta” e indicó que es “inclusiva, tolerante y abierta: esperamos que esta actitud tenga trascendencia para las comunidades judías del mundo”.
El desafío para la unión del pueblo judío es generar una cooperación entre las diferentes ramas, según Schneier. “Ahora nos acercamos al mundo musulmán y nos enfrentamos a una crecida en el antisemitismo por parte de extremistas. Eso trasciende nuestra ideología religiosa. Un antisemita no va a distinguir entre un conservador o un ortodoxo a la hora de actuar. Un judío es un judío. Y lo mismo ocurrió durante el Holocausto. Hitler no distinguió entre conservadores y ortodoxos. Debemos enfocarnos en temas en los que podamos unirnos como pueblo”.
Consultado por la amenaza iraní respecto de su llamado a la eliminación de Israel y a su plan nuclear, el presidente de la Fundación no dudó al asegurar que Irán representa una “gran amenaza” pero “una buena oportunidad”.
Asimismo, explicó que “muchos de los países árabes pasaron su preocupación desde Israel a Irán y creo que por lo que está causando Irán, hay una posibilidad de lograr la paz con la Liga Árabe, que ve a Irán como la principal amenaza para la región”.
Para lograr esa paz, “tendremos que encontrar a líderes árabes y musulmanes que hablen en contra de esta actitud de Irán. Eso intentamos hacer”.
El rabino Marc Schneier encabeza la Fundación para Entendimiento Étnico que fue fundada hace 21 años, en conjunto con el difunto Josheph Capp.
Schneier es presidente del Congreso Judío Mundial Estados Unidos, es el vicepresidente del Congreso Judío Mundial y el presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, con base en Nueva York.
Schneier está al frente del reforzamiento de las relaciones entre las comunidades judías, afroamericanas, latinas y de la promoción del diálogo y la cooperación entre judíos, musulmanes y cristianos.

El Imán de Nueva York, en contra de extremistas musulmanes y a favor del entendimiento con el pueblo judío

14/6/2010


AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias realizada en Nueva York, el Imán Shamsi Ali del Centro Islámico de Nueva York habló sobre la necesidad de eliminar la ignorancia que rodea al mundo musulmán y judío para generar un acercamiento de religiones que conduzca a la paz. Además se refirió a las declaraciones del presidente Ahmadinejad sobre Israel y el Holocausto y aclaró que
“sus declaraciones son ignorantes y no deberían estar en boca de ningún líder civilizado y en su sano juicio”. Asimismo alertó sobre el extremismo musulmán e indicó que son los principales opositores en su movimiento de unión interreligiosa.

AJN: Como Imán, una persona que trabaja en pos de la paz, ¿acuerda con el concepto de que el mundo occidental esté en contra del mundo musulmán?
Imán: Yo nunca tuve la idea de que Occidente esté en contra del mundo musulmán, ni viceversa. Lo que pienso es que ambas partes tienen un nivel elevado de ignorancia respecto del otro. Muchos musulmanes son ignorantes respecto de Occidente, y lo mismo sucede en el otro sentido. El desafío es cómo acortar las diferencias, cómo lograr una comunicación de entendimiento, cómo generar el diálogo entre los dos mundos.
Lo que hacemos en Nueva York, junto al rabino Marc Schneier, mi socio en el diálogo interreligioso en Estados Unidos, es intentar acortar las diferencias. Especialmente entre judíos y musulmanes, porque hay una fuerte idea de que los musulmanes y judíos se odian entre sí; como si fuésemos oponentes o enemigos. No considero que en términos religiosos no nos respetemos. Lo que tenemos es desconfianza y malos entendidos.
Estos malos entendidos se remontan a la Biblia hebrea y al Corán, y a algunos complicados artículos que hablan sobre los judíos y los no judíos, es uno de los asuntos que queremos resolver para lograr el entendimiento. Mi punto de vista es que no hay tal animosidad. Lo que he visto es que hay malentendidos y el entendimiento es nuestro desafío.
AJN: Pero ¿hasta qué punto considera que esta ignorancia se pueda traducir en odio?
Imán: No hay duda que la ignorancia nos conduce hacia una mala actitud. Pienso que el proyecto entre musulmanes y judíos es muy desafiante. Cada vez que regreso de un encuentro con la comunidad judía, en mi comunidad preguntan si ‘puedo confiar en ellos’. Y lo mismo le pasa a Schneier. Tenemos un libro que se llama “Sí, puedes confiar en ellos” donde tratamos pasajes complicados e interesantes de libros sagrados, especialmente del Corán y la Biblia Hebrea. Hay muchos asuntos del mundo musulmán, de la Jihad Islámica, etc. a tratar.
Hay desafíos en el camino, pero estoy seguro que con el tiempo veremos resultados positivos. Durante los últimos tres años, en Nueva York, hemos intensificado la relación entre comunidades. En 2007 tuvimos la primera cumbre de rabinos e imanes. Se juntaron más de 25 rabinos y 25 imanes y allí acordamos el proyecto del “hermanamiento” de sinagogas y mezquitas, que este año llegará a América Latina.
En 2008 teníamos 25 sinagogas y mezquitas, en 2009 duplicamos la cantidad. En este sentido, hemos visto resultados positivos. Nuestras comunidades están generando confianza y estoy seguro que las comunidades judías están generando confianza hacia las musulmanas.
Todavía recuerdo cuando ingresé a una sinagoga por primera vez. Veía en las caras de las personas sus sospechas y desconfianzas hacia mi persona. Pero la segunda vez me trataron de otra manera, con afecto y calidez. Veo que se pueden lograr cambios en las comunidades a través del compromiso. Estoy seguro que el diálogo interreligioso tendrá sus frutos en un futuro cercano.
AJN: Tras la existencia de muchos ataques terroristas atribuidos a agrupaciones musulmanas, ¿cómo se puede superar el problema de la desconfianza?
Imán: Hay varios pasos. En primer lugar, debemos tener coraje. Si no tenemos coraje, vamos a retroceder. Si en el proceso yo no tengo coraje, me va a faltar fortaleza para avanzar respecto a elementos extremistas de la comunidad musulmana, que no quieren que nosotros nos acerquemos al judaísmo. Pero por el valor, la determinación y el coraje que tenemos, continuaremos construyendo puentes entre nosotros.
En segundo lugar, debemos resolver los asuntos fundamentales entre nosotros. Entre ellos, debemos explicar los párrafos complejos de nuestros libros sagrados. El Corán dice “no tomes judíos y cristianos como amigos”. Los musulmanes radicales y extremistas dicen que no está permitido para los musulmanes ser amigos de los judíos porque el Corán lo dice. Este tipo de verso debe ser tratado y explicado. Por otro lado, el mundo judío tiene frases que examinar respecto de su Biblia. En tercer lugar, hay que explicar los malos entendidos de la historia. Como saben, judíos y musulmanes tenían una excelente relación en el pasado. El problema es que judíos y musulmanes no entendieron correctamente la historia. Sólo comprendieron y tomaron lo malo: guerra, pelea. No queremos ver lo hermoso y bueno de la historia; que en el pasado solíamos ser amigos y hermanos. Debemos analizar la historia nuevamente.
En cuarto lugar, debemos trabajar sobre los asuntos actuales. Como saben, tenemos el asunto de Israel y Palestina. Musulmanes y judíos tenemos pasiones involucradas allí. Los musulmanes defienden a los palestinos, los judíos defienden a los israelíes. Es el momento de unirnos para encontrar soluciones. También necesitamos políticos. Nosotros no podemos hacer mucho porque no tenemos la fuerza necesaria. Pero nosotros podemos ayudar a nuestros políticos y líderes espirituales a que confíen, a generar el terreno para el acercamiento, para que puedan sentarse y evaluar cómo resolver el problema en Medio Oriente.
AJN: ¿Su trabajo gira en pos de generar bases para el entendimiento y de que su pueblo, o los extremistas de su pueblo, entiendan que los pueblos o religiones pueden coexistir?
Imán: Sí. Al ayudarnos y cooperar eliminaremos el extremismo en ambas partes. El mundo musulmán está mostrando su extremismo en mayor proporción actualmente. Juntos podemos resolver estas situaciones.
La islamofobia y el antisemitismo son igualmente altos en Estados Unidos. Tenemos los mismos índices. Por eso entendemos que debemos trabajar juntos. Bajo el liderazgo de la Fundación para el Entendimiento Étnico, hemos creado una publicidad que salió al aire durante un mes en CNN, en la que seis imanes y rabinos hablaron de la islamofobia y del antisemitismo. Hay muchas áreas en las que podemos colaborar. En un futuro cercano las comunidades entenderán que a nivel religioso, no tenemos discrepancias: el Judaísmo y el Islam son las religiones más idénticas. Como líder religioso estoy convencido de que debemos seguir ese camino y acercarnos más para generar confianza en ambas comunidades.
AJN: ¿Quiénes son sus aliados judíos en este trabajo?
Imán: Tuve y tengo la bendición de trabajar con todos los segmentos del judaísmo. Estoy trabajando con los ortodoxos, los conservadores y los reformistas. Todos los sectores son amigos míos y todos confían en mí; porque soy muy honesto en mi trabajo de acercamiento y cooperación. También trabajo con comunidades musulmanas y católicas. Es importante, hoy en día, que los líderes religiosos seamos solidarios entre nosotros.
AJN: ¿En su vida cotidiana, la gente lo respeta en el ámbito religioso y político?
Imán: Yo soy de Indonesia, el país musulmán más grande. Los musulmanes en Estados Unidos son mayormente afroamericanos o árabes o asiáticos. Tengo el honor de ser el único Imán de Indonesia en el país y de no pertenecer a ninguno de esos grupos mayoritarios. Por eso puedo acercarme a los grupos sin inconvenientes y con aceptación. Me ven como único, que vengo de otro país en donde los musulmanes son más tolerantes, y por mi personalidad tengo una buena aceptación dentro del mundo musulmán. Pero lo más importante es que soy uno de los pocos musulmanes del país que considera que el diálogo interreligioso es una de las principales prioridades.
Es prioridad porque considero que EE.UU. es el país con mayor diversidad del mundo. En Nueva York, todas las religiones tienen su representación. La única manera de sobrevivir en la ciudad es relacionarse, porque tenemos muchos vecinos de diferente religión y debemos aceptarnos.
AJN: ¿Cómo puede evaluar las declaraciones del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad sobre la eliminación de Israel y la negación del Holocausto? ¿Considera correctas a sus declaraciones?
Imán: De ninguna manera comparto sus declaraciones y no contribuyen de manera positiva hacia su país, hacia su pueblo y hacia los musulmanes en general.
Cuando Israel atacó a Gaza, invité a un rabino a mi mezquita en las plegarias del viernes, para asegurarme de que aún en conflicto continuaríamos cooperando. Voy a las sinagogas para demostrar mis respetos siempre que se conmemora el Holocausto, en la última conmemoración fui invitado a hablar en una sinagoga.
Ahmadinejad está intentando demostrar sus propias convicciones políticas, porque quiere que su pueblo sea ignorante. No puede decir que quiere borrar a Israel del mapa cuando ese país es reconocido plenamente por la comunidad internacional, en Naciones Unidas. Entonces ¿quiere crear su propia ONU? No tiene sentido.
Sus declaraciones no hacen bien a su país ni a su gente. La comunidad internacional ve a Irán como un país que se está aislando a sí mismo. Considero que sus declaraciones respecto a Israel son ignorantes y que no deberían estar en boca de ningún líder civilizado y en su sano juicio.
No puede decir que el Holocausto es un mito, porque es un hecho histórico que nadie debe negar. Esta declaración debe frenarse desde el lado judío y musulmán para generar confianza. La única manera de hacerlo es mediante nuestra sinceridad. Debemos evitar los malos pensamientos sobre la otra parte. Si logramos resolver los inconvenientes en Medio Oriente, podremos seguramente resolver los del resto del mundo.
AJN: ¿En caso de terminar su cargo, quien lo suceda, tendrá su misma política?
Imán: Sí. Necesitamos educar a todos, incluidos a quienes tendrán cargos importantes en el futuro. Mi compromiso interreligioso trasciende el nivel de liderazgo. Mi objetivo es acercar a todos; a las sinagogas y mezquitas. Queremos que nuestras congregaciones se unan, no sólo nosotros, sus líderes.
Estamos educando a los jóvenes porque son los futuros líderes y los estamos uniendo. Si yo abandono mi cargo, vendrá alguien a reemplazarme que tenga los mismos valores que yo. Para continuar con nuestro proyecto, debemos continuar relacionándonos.
AJN: ¿Cuál es su opinión respecto a la causa AMIA, en la que Irán se niega a extraditar a los ciudadanos requeridos por Interpol para su procesamiento en Argentina?
No sé como son los acuerdos entre los países porque es un tema bilateral. Si acordaron las extradiciones, deben cumplir con su palabra. No obstante, en lo que a un atentado se refiere, las partes deben colaborar para esclarecer. No se entiende ni desde el punto de vista religioso, humano o político la perpetración de un atentado terrorista contra una sede judía. Para mí, un ataque a cualquier casa religiosa es un ataque hacia la mía.

Información adicional de interés
El Imán Shamsi Ali es el líder espiritual del Centro Islámico de Nueva York. Actualmente y desde hace tres años, realiza una labor de acercamiento de la religión judía e islámica junto al rabino Marc Schneier, quien es presidente del Congreso Judío Mundial en Estados Unidos, vicepresidente del Congreso Judío Mundial y presidente de la Fundación para el Entendimiento Étnico, con base en Nueva York.
El rabino explicó a AJN que el programa central para reforzar las relaciones es el de hermanar mezquitas y sinagogas e indicó que el próximo noviembre “estaremos acercando este proyecto a América Latina: Brasil, Argentina y Paraguay”, con la colaboración del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), rama del Congreso Judío Mundial.

visto aca

Diferencias Entre Catolicos y Evangelicos

View this document on Scribd

Hans Küng reafirma su esperanza por la “atmósfera relajada” en que tuvo la entrevista con el Papa

Hans Küng reafirma su esperanza por la “atmósfera relajada” en que tuvo la entrevista con el Papa

El teólogo suizo revela a la revista VIDA NUEVA algunos detalles del encuentro del 24 de septiembre con Benedicto XVI, del que valora sobre todo el clima de entendimiento reflejado en el posterior comunicado conjunto

Fomentar activamente el ecumenismo cristiano, avanzar en la colegialidad entre el Papa y los obispos, descentralizar más la dirección de la Iglesia y garantizar plenamente la igualdad de derechos entre hombre y mujer dentro de la propia institución son algunas de las tareas que, según Hans Küng, debe y puede afrontar el Papa Benedicto XVI. Así lo explica el teólogo suizo-alemán en una interesante entrevista que publicaba la revista VIDA NUEVA en su edición del 3 de diciembre, conversación en la que revela algunos detalles poco comentados sobre su reunión con Joseph Ratzinger el pasado 24 de septiembre en Castel Gandolfo. Küng reitera su esperanza tras el encuentro, y valora de manera especialmente positiva la “atmósfera relajada” en que transcurrió. Se refiere principalmente al comunicado de prensa emitido conjuntamente tras la reunión de 4 horas, con cena incluida y paseo por el jardín de la residencia pontificia, un texto que refleja el clima de entendimiento y “el nuevo talante del Papa”, dice el teólogo.

Para Küng, la entrevista fue una respuesta ejemplar del Santo Padre ante la petición recibida tras ser elegido. Aunque no esconde la decepción que sintió y manifestó públicamente cuando Ratzinger fue elegido en el cónclave el pasado 19 de abril, el teólogo suizo pidió la entrevista desde la esperanza y la convicción de que “el encuentro sería muy importante”. En este sentido, aclara que dejó claro desde el principio que no iba a pedir “la restitución de la missio canonica (licencia eclesiástica para enseñar)”. También propuso al pontífice “dejar entre paréntesis las viejas cuestiones de disputa”, explica Küng refiriéndose a la retirada en 1979 de la licencia para enseñar Teología en centros católicos.

Por otro lado, el profesor y teólogo, viejo amigo de Ratzinger desde que le llevó al Concilio Vaticano II como catedrático cuando él era decano de la Facultad de Teología de Tubinga, asegura que confía mucho en Benedicto XVI. “No está fijado en el pasado, sino que mantiene abiertas sus opciones y está dispuesto a llevar adelante cuestiones poco convencionales, que incluso el círculo íntimo del Vaticano no espera”, comenta. Ante la insistencia del entrevistador, Küng se muestra convencido de que el Santo Padre va a tomar algunas decisiones en cuanto al diálogo entre las religiones, algo que siempre tiene consecuencias en otros planos, y valora muy positivamente la apertura que le mostró el pasado 24 de septiembre en relación con la necesidad de defender y promover, desde la Iglesia, unos valores éticos comunes a todas las creencias y filosofías.

Diálogo en una reunión “muy diferente”

“Hay una sustancia común de no matar, no torturar, no violar…, de no robar, no corromper, no traicionar, no mentir, no abusar de la sexualidad. Éstos son principios que se encuentran en todas las religiones. En general, los católicos están absolutamente de acuerdo”. Así ejemplifica Küng su tesis sobre la base del diálogo interreligioso, una idea de fondo que compartió en muchos puntos durante la entrevista con Benedicto XVI, una reunión que también calificó de “muy diferente a la mantenida en 1983 antes de quebrarse el diálogo”.

Lógicamente, el nuevo libro del teólogo suizo-alemán, titulado El comienzo de todas las cosas, estuvo presente en la conversación de Küng con el Papa. Se trata de una obra sobre la relación entre la religión y las ciencias naturales. Benedicto XVI escuchó los comentarios del autor y no criticó nada del texto, que incluye páginas críticas con la Iglesia por determinadas actuaciones a lo largo de la historia, entre ellas el caso de Galileo. “Hablé del origen del mundo. Y cuando mencioné las ciencias, el Papa reaccionó inmediatamente para decirme que es algo muy importante y agradecerme que le enviase el libro”, explica el teólogo. Su esperanza en este pontificado se fundamenta en algo que para él es básico y muy alentador: “La elección de Benedicto XVI deja abierta la posibilidad de que adopte un rumbo moderado”.

En cuanto a la nota conjunta emitida tras el encuentro, Küng explica que “Ratzinger sugirió la redacción común, teniendo en cuenta que la reunión suscitaría muchas reacciones y podría ser objeto de manipulaciones diversas”. En tono más distendido, el teólogo revela que dio plena confianza al Papa para que redactase él el texto, y añade que no le defraudó.“Sólo le corregí un pequeño error gramatical”, explica.

Europa y la presencia pública de los católicos

En otro momento de la entrevista con VIDA NUEVA, el profesor habla del futuro de Europa y de la ética que pueden defender los cristianos. “Necesitamos un fundamento moral. Pero eso no puede ser el laicismo, ni el clericalismo, ni la restauración de una Europa cristiana como la veía el Papa Wojtyla. Tampoco puede ser la restauración de un Estado ateo como después de la Revolución francesa. Necesitamos un fundamento ético, o sea, la aceptación de unas normas básicas que apoyen todas las religiones importantes y las tradiciones filosóficas, y que también pueden aceptar los no creyentes”, resume el teólogo. En la misma línea, concluye que son necesarios, ahora más que nunca, “líderes en política y economía, también en cultura y ciencias, que de nuevo tengan convicciones éticas”.

Finalmente, no falta una referencia de Hans Küng a algunos temas de actualidad en España.“En principio, no se puede excluir el derecho de los católicos a protestar porque, si fuera así, habría que haber prohibido a la gente de Berlín oriental protestar contra el Gobierno comunista”, asegura. Sin embargo, también se muestra crítico con las últimas actuaciones de la Conferencia Episcopal Española ante cuestiones de interés público, en una referencia implícita a la reforma educativa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y a la reforma del Código Civil que permite casarse a dos personas del mismo sexo. Pero sobre esto último, aclaró que el matrimonio es una institución de miles de años y que tiene la impresión de que, con su equiparación a las uniones entre gays o lesbianas, “se está manifestando una especie de fiebre izquierdista” que califica de innecesaria. Por lo que respecta a la financiación de la Iglesia, Küng defiende el sistema suizo “porque el dinero va a la comunidad local”. Dice que lo prefiere al alemán, que se basa en la aportación de todos los creyentes a su Iglesia a nivel nacional, en este caso la católica o la evangélica.

El encuentro de 4 horas entre Benedicto XVI y Hans Küng es uno de los referentes de la personalidad propia que muestra este Papa, basada en pequeños detalles, frases concretas y gestos significativos. Su carisma no es otro que el de unir la apertura universal con la identidad católica y el testimonio íntegro de la verdad de Cristo con la dulzura del amor fraterno. En definitiva, el Papa Ratzinger fundamenta su método evangelizador en el diálogo respetuoso y no en el deseo de imponer la verdad a sus interlocutores. Éste es el gran reto de toda la Iglesia, y el profesor Küng lo sabe muy bien a pesar de su manifiesta lejanía con la doctrina y el Magisterio. Por eso muestra su esperanza, que en el fondo es un deseo personal de comunión.

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=4925&PHPSESSID=

Ecumenismo y Unificación Religiosa I

View this document on Scribd

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?

R-E-S-P-E-T-O: ¿Debemos los cristianos respetar las demás religiones?
by Pedro Camino under
Por Albert Mohler
Traducido por Pedro Camino para http://www.verdadypalabra.com

El mundo que hoy conocemos se caracteriza por el pluralismo religioso y el choque de cosmo visiones. El mundo moderno ofrece a individuos y grupos de sistemas de creencias, diferentes en tanto la proximidad y el conflicto potencial. ¿Cómo deben responder los cristianos cuando se le pregunta acerca de esto? ¿Deben los cristianos “respetar” las otras religiones?
No hay noticias en todo el mundo han anunciado esta semana que el Papa Benedicto XVI, durante su visita a Jordania, habló de su “respeto” por el Islam. Esto ocurrió poco después del tristemente célebre del Papa discurso del Papa en laUniversidad de Ratisbona en el 2006. En ese discurso Benedicto XVI citó a el emperador Manuel II, uno de los monarcas bizantino, quien dijo: “Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por la espada fe que él predicaba”.

La indignación en todo el mundo musulmán fue inmediata y abrumadora. El Papa emitió aclaraciones y explicaciones, pero continuó la indignación musulmana. Esta semana, con el Papa programado para hacer su primera visita papal a un país islámico, las sensibilidades eran altas.
La transcripción oficial del Vaticano de los comentarios del Papa en el aeropuerto de Ammán lo registra como diciendo:
Mi visita a Jordania me da una buena oportunidad para hablar de mi profundo respeto por la comunidad musulmana y rendir tributo al liderazgo mostrado por Su Majestad el Rey en la promoción de un mejor conocimiento de las virtudes proclamadas por el Islam.
Hay ángulos tan diferentes a esta situación. En primer lugar, tenemos el espectáculo de un Papa que se reciba como un jefe de Estado. Esto es un error en el recuento de tantos. En segundo lugar, tenemos al Papa hablando en la jerga diplomática, más que de manera clara y directa. En tercer lugar, tenemos el Papa hablando de “respeto” sin ninguna comprensión clara de lo que esto significa realmente. ¿El Papa cree que los musulmanes pueden ser salvos por medio de las enseñanzas del Islam?
En realidad, probablemente no – al menos en el contexto de un inclusivismo salvífico. La Iglesia Católica Romana enseña oficialmente que los musulmanes son “incluidas en el plan de salvación” en virtud de su pretensión de “mantener la fe de Abraham”.
En palabras de la Lumen Gentium, uno de los principales documentos aprobados en el Concilio Vaticano II:
Pero el plan de salvación abarca también a aquellos que reconocen al Creador. En primer lugar, entre estos están los Mohametanos, que profesan tener la fe de Abraham, junto con nosotros adoramos el uno y misericordioso Dios, que en el último día juzgará a la humanidad.
El mismo lenguaje es básico para el catecismo oficial actual de la iglesia también. En el contexto del documento, este lenguaje implica claramente que los musulmanes están en el alcance de la salvación de Dios. Mientras que la Iglesia Católica Romana enseña que el Islam es a la vez errónea e incompleta, también sostiene que los musulmanes sinceros pueden ser incluidos en la salvación de Cristo a través de su fidelidad al monoteísmo y el Islam.
Así, cuando el Papa católico habla de “respetar” el Islam, lo hace de una formaque para que los cristianos evangélicos no lo harían. En el contexto de la enseñanza oficial católica, el Papa puede crear una fusión de la diplomacia y la doctrina.
Mientras que los cristianos evangélicos se enfrentan a un contexto diferente a esta pregunta, la urgencia es la misma. No estamos jugando un rol diplomático como jefe de Estado, pero estamos llamados a ser embajadores de Cristo y su Evangelio.
En este sentido, cualquier sistema de creencias que tira de las personas fuera del Evangelio de Cristo, niega y subvierte la verdad cristiana, y cega a los pecadores de ver a Cristo como la única esperanza de salvación es, por definición bíblica, un camino que conduce a la destrucción. El Islam, como cualquier otro rival para el evangelio cristiano, toma las personas cautivas y carece de auténtica esperanza para la salvación.
Por lo tanto, los cristianos evangélicos pueden respetar la sinceridad con la que los musulmanes tienen sus creencias, pero no podemos respetar las propias creencias. Podemos respetar los musulmanes por sus contribuciones al bienestar humano, la erudición y la cultura.Podemos respetar el brillo de la erudición musulmana en la época medieval y las maravillas del arte y la arquitectura islámica. Pero no podemos respetar un sistema de creencias que niega la verdad del evangelio, en una que insiste en que Jesús no era el Hijo de Dios, y lleva a millones de almas cautivas.
Esto no contribuye a la buena diplomacia, pero estamos llamados a dar testimonio, no de relaciones públicas. Debemos aspirar a tener gracia y simpática en nuestro testimonio de Cristo, pero el fondo es que el evangelio necesariamente entra en conflicto abierto con sus rivales.
La visita del Papa a Jordania señala directamente al problema del papado y de la confusión de la teología católica sobre este punto. Para entender el Islam es saber que no podemos identificar a los musulmanes como aquellos que “adoran con nosotros el único y misericordioso Dios.” Negar la Trinidad es adorar a otro Dios.
El respeto es una categoría problemática. Al final, los cristianos deben mostrar respeto por los musulmanes al compartir el Evangelio de Cristo en el espíritu de amor y verdad. Estamos llamados a amar y respetar a los musulmanes, no al Islam.

Fuente AQUI.

La Religión Mundial Venidera

La Religión Mundial Venidera
19 MAYO 2010
etiquetas:
by Armando Valdez

A medida que la iglesia espera la vuelta gloriosa de nuestro Señor Jesús Cristo somos testigos de la formación de un sistema religioso mundial que un día el adorara a la Bestia (Apocalipsis 13:12). Jesús advirtió que un engaño dinámico generalizado sería una de las señales de su venida a la tierra. Su palabra revela que habrá muchos falsos maestros que prepararán una novia desprevenida para el anti-Cristo. Este sistema religioso falso dará su lealtad y adoración a uno que blasfemara contra Dios.

Actualmente existe un diálogo entre los líderes religiosos del mundo que están buscando puntos en común de la verdad como una base para la unidad. Tan diversas como algunas religiones parecen, hay algunos lazos comunes de unidad. Una de ellas es la enseñanza de que la salvación se consigue por lo que los hombres deben hacer para Dios, en vez de lo que Dios ya ha hecho por el hombre a través de Su Hijo. Todas las religiones, con excepción del cristianismo bíblico, de manera arrogante niegan que la salvación es por gracia, el favor inmerecido de Dios.

Varias organizaciones han estado trabajando diligentemente para unir a los pueblos del mundo pero ninguna de manera tan agresiva como la Iglesia Católica Romana. El Concilio Vaticano II lo dejó claro al afirmar que: Los esfuerzos de la Iglesia Católica

“para reunir a todas las personas y todas las cosas en Cristo, a fin de ser para todos un sacramento inseparable de unidad… expresada en la celebración común de la Eucaristía.”

El Vaticano ha sido la construcción de puentes estratégicos para todas las confesiones cristianas y religiones no cristianas con el fin de llevar a todas las personas bajo el papado. En un discurso de 1998 a los líderes del Islam, el Papa Juan Pablo declaró:

“El diálogo entre nuestras dos religiones (el islam y el catolicismo) es más necesario que nunca. Persiste un lazo espiritual que nos une y que debemos esforzarnos por reconocer y desarrollar.”

Más tarde, en enero de 2002 muchos de los líderes religiosos más influyentes del mundo respondieron a la invitación del Papa a reunirse en Asís, Italia, para discutir la unidad y la paz. El Papa, a quien los católicos creen que es el jefe supremo de toda la Iglesia cristiana, hizo a todos los líderes de las religiones no cristianas sentirse cómodos mediante la eliminación de todas las imágenes, crucifijos y los iconos de Jesucristo.

Estrategia para la Unidad de los Cristianos
El Vaticano tiene una estrategia bien definida y agresiva para unir a todo el cristianismo bajo el papado. Algunos de los elementos de este plan maestro se detallan a continuación:

I. Promover la opinión de que los católicos, ortodoxos y protestantes son todos hermanos en Cristo y por lo tanto deben ser reunificados. Por eso el Vaticano está instando a todos los hermanos “separados” para volver a casa a la Santa Madre, la Iglesia, para disfrutar de la “plenitud de la salvación.” Roma cree que la salvación de los protestantes no puede ser completa a menos que y hasta que reciban el transubstanciado Cristo en la Eucaristía.

II. Otra parte importante de su estrategia consiste en redefinir los términos evangélicos en palabras vagas y ambiguas para que sean aceptables tanto para católicos y protestantes. Esta estrategia se ha utilizado con eficacia en sus acuerdos recientes a la unidad con evangélicos y luteranos. También han sido eficaces en la identificación y seducir a muy visibles e influyentes evangélicos para promover el catolicismo como una expresión válida de la cristiandad.

III. La estrategia del Vaticano también incluye la explotación del post-modernismo y el movimiento de la iglesia emergente, que ha ganado gran popularidad. Estos movimientos han causado confusión, ignorancia bíblica y una falta de discernimiento dentro de las iglesias protestantes. A su vez, estos se han producido un suelo fértil para las semillas de la decepción y el compromiso de crecer. Muchos de los que no están seguros del verdadero Evangelio son fácilmente engañados y dispuestos a abrazar el falso evangelio del catolicismo.

IV. Roma esta también fomentando la tolerancia de todas las religiones porque la tolerancia unifica y trae paz, mientras que la verdad doctrinal divide. Cada vez que se suprime la verdad doctrinal no puede haber distinción entre creyentes y no creyentes. Un ejemplo de la lucha del Vaticano para la tolerancia es visto en una declaración del acuerdo de 1997: El Regalo de la Salvación. Dice así:

“Todos los que verdaderamente creen en Jesucristo son hermanos y hermanas en el Señor y no deben permitir que sus diferencias, aunque importantes socaven esta gran verdad.”

Algunas de las diferencias señaladas, que nunca deben dividir a los evangélicos y los católicos eran: la regeneración bautismal, la Eucaristía, la gracia sacramental, la justificación, el purgatorio, las indulgencias, el culto mariano, la ayuda de los santos en la salvación, y la posibilidad de salvación para los que no han sido evangelizados. Es evidente que cada una de estas diferencias no pueden ser toleradas porque todos se oponen al Evangelio y llevan las consecuencias eternas para aquellos que están en el lado equivocado de la verdad.

La Misma Historia y Diferente Versículo
Roma trató de reunir a católicos y protestantes en Alemania en 1541, pero Martín Lutero dio esta severa advertencia:

“Los escritores papistas pretenden que siempre han enseñado, lo que ahora enseñamos, acerca de la fe y las buenas obras, y que son acusados injustamente de lo contrario, por lo tanto el lobo se pone la piel de las ovejas hasta que gane admisión en el redil.”

Trescientos años más tarde, otro gran predicador advirtió contra la unidad con la Iglesia Católica Romana. Charles Spurgeon dijo:

“Hay una frase profunda e indeleble de la condenación escrita sobre la iglesia apóstata … la maldición se registra en el cielo … su infamia está grabada en la roca para siempre … los seguidores de Jesús, por su propio bien así como para su Señor, deben oponerse con todas sus fuerzas.”

La iglesia del siglo 21 necesita más Luteros y Spurgeons para contender ardientemente por la fe contra los errores fatales del catolicismo.

La Apostasía esta Dando Combustible a la Unidad
A pesar de las numerosas advertencias de las Escrituras a la apostasía, muchos protestantes están regresando “al hogar de Roma.

” Casi todos los casos documentados de apóstatas protestantes que salieron para unirse a la religión católica, dieron una de tres razones. Estaban convencidos, ya sea por algunos “Padres de la Iglesia” de que el catolicismo es cierto, o se vieron obligados a convertirse al Catolicismo para poder casarse con un católico, o se unieron debido a una experiencia placentera. Nunca hemos oído hablar de alguien que se convirtió al catolicismo, porque la Biblia les convenció de hacerlo.

Por desgracia, rara vez escuchamos advertencias contra la apostasía desde nuestros púlpitos. En raras ocasiones son falsos maestros quienes llevan a la gente lejos de la verdadera fe nunca expuesta. Los apóstatas, que aparecen como ministros de justicia, enfrentan muy poca oposición. Lograron engañar al discernimiento porque los pastores y líderes de la iglesia no estaban contra ellos. Muy pocos líderes cristianos están advirtiendo a la iglesia de estos lobos rapaces vestidos con piel de cordero. La iglesia del siglo XXI necesita líderes fuertes como el apóstol Pablo. Él advirtió a la iglesia primitiva, “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.” (Hechos 20:30-31). A lo largo de las Escrituras se nos exhorta a probar todo espíritu, todo maestro y toda doctrina, porque todos los hombres son tan fáciles de engañar.

Dos Clases de Unidad
La doctrina es lo que divide a la iglesia verdadera de la religión mundial que está surgiendo. La Biblia condena toda unidad que no está fundada en la Palabra de Dios. La falsa unidad se basa en las ambiciones del hombre y es siempre independiente de Dios (Génesis 11:1-9). Este tipo de unidad será un instrumento del Anticristo (Apocalipsis 17-18). Por otra parte, la unidad bíblica se basa en la verdad apostólica y es una obra del Espíritu Santo, y no del hombre (Ef. 4:3,13; 1 Cor. 12:13).

Uno de los mayores peligros para el cristianismo de hoy es la supresión deliberada de la verdad bíblica por el bien de la unidad. El peligro se intensifica a medida que vemos influyentes líderes cristianos saltando al carro ecuménico del Vaticano. En lugar de advertir a los creyentes de esta falsa unidad, aplauden a los que la están creando. En lugar de obedecer a las exhortaciones bíblicas para mantener la pureza del Evangelio, ellos están tolerando a los que predican otro evangelio (Gálatas 1:6-9). En lugar de odiar todo camino de mentira, están permitiendo que las mentiras del diablo sigan sin cesar (Salmo 119:104). En lugar de exponer a los falsos Cristos y a los espíritus mentirosos se unen con ellos (2 Cor. 11:4).

¿Qué Deben Hacer los Cristianos?
Los cristianos no deben tolerar a nadie que intencionalmente falsifica el carácter o los atributos del Dios todopoderoso, o Su Evangelio. Un fuerte y amoroso reproche, usando las Escrituras, es necesario para contender ardientemente por la fe (Judas 3). Permanecer en silencio muestra, ya sea una indiferencia hacia el Señor Jesús, o una mayor lealtad a otra persona o institución.

Se nos manda separarnos de aquellos que persisten en la falsa enseñanza (Rom.16: 17; Tito 3:10). Para algunos, esto puede significar buscar otra iglesia. Para otros, puede significar la retención de apoyo de los ministerios que siguen poniendo en peligro el Evangelio. Los apóstoles nos advirtieron que si no nos separamos de los falsos maestros bien podríamos ser descalificados para el servicio, identificarnos con ellos y su error, o el riesgo de ser partícipes de su destino (2 Tim. 2:20; 2 Juan 10-11; Judas 11-13) !Que Dios nos ayude a mantenernos firmes y a no dejarnos llevar por cualquier viento de doctrina!

Traducido por: Armando Valdez

Mike Gendron

Proclaiming The Gospel

http://www.pro-gospel.org

visto en

http://evangelio.wordpress.com/2010/05/19/la-religin-mundial-venidera/

Benedicto XVI invita a católicos y luteranos a un testimonio común

Benedicto XVI invita a católicos y luteranos a un testimonio común

Análisis de Giovanni Maria Vian, director del diario vaticano

CIUDAD DEL VATICANO, martes 23 marzo 2010 (ZENIT.org).-Publicamos el análisis que ha escrito sobre la visita de Benedicto XVI a la iglesia evangélica luterana de Roma, el 14 de marzo, el director del diario vaticano “L’Osservatore Romano”, Giovanni Maria Vian.

***
La visita de Benedicto XVI a la comunidad luterana de Roma ha confirmado una vez más lo que Joseph Ratzinger, jovencísimo profesor en Freising, había descubierto leyendo los textos del tiempo de la Reforma con sus estudiantes: que el patrimonio común entre los cristianos divididos desde hace casi cinco siglos es muy importante. Hasta el punto de que representa una base que, profundizada y compartida, puede acercarlos todavía más. El cardenal Ratzinger ya lo había dicho en 1998 durante un encuentro con la misma comunidad evangélica de Roma, y desde entonces el acercamiento ha proseguido. Tanto que el Papa ahora ha repetido que el primer punto no es la división, sino la alegría y la esperanza, porque la unidad ya existente puede y debe reforzarse.

Alegría y esperanza que se sintieron con evidencia en la conmovedora celebración común del domingo Laetare, la “pequeña Pascua” (Klein-Ostern) recordada por el pastor Jens-Martin Kruse en su homilía sobre el exordio de la segunda carta a los Corintios; con acentos que en algunos momentos se cruzaron con la homilía que pronunció el Obispo de Roma -acogido y saludado con gran cordialidad por la presidenta de la comunidad Doris Esch y por toda la asamblea- sobre el pasaje del Evangelio en el que san Juan narra el deseo de algunos griegos de ver a Jesús. Durante una liturgia ordenada y al mismo tiempo muy participada, en la que la oración del pastor hacia la cruz se alternó con la proclamación del Credo, los cantos y las invocaciones.

Precisamente el tiempo litúrgico que prepara a la Pascua y los pasajes de la Sagrada Escritura leídos recuerdan a los cristianos que alegría, esperanza y cruz -dijeron el pastor Kruse y Benedicto XVI- son realidades que siempre van juntas. Como deben caminar juntos los cristianos, y no uno al lado del otro, sosteniéndose mutuamente en las tribulaciones, subrayó significativamente el pastor. Incluso en una situación de pecado como la de la división, una herida que sólo el Señor puede curar: sólo mirando a Cristo se puede llegar a la unidad, porque únicamente él puede realizarla, repitió el Papa en una explicación ejemplar y conmovedora del Evangelio.

Del mismo modo que los griegos querían ver a Jesús, también hoy -afirmó Benedicto XVI- todo ser humano busca a Dios. Y también hoy Cristo resucitado puede venir para todos “los griegos”, es decir, para toda persona humana, en la Iglesia y fuera de sus fronteras visibles. Testimoniar esta realidad, frente a la cual muchos quizá son inconscientes, y abrir así espacios a Dios en las sociedades que quieren olvidarlo o eliminarlo, es hoy la tarea principal de los cristianos. Una tarea que el Papa ha sido el primero en asumir y a la cual sigue exhortando con firme afabilidad, a pesar de las incomprensiones y ataques.
fuente: Zenit

http://www.eltestigofiel.org/informacion/noticias.php?idn=6588

Anglicanos renuncian a su independencia y se unen a los católicos

15:57 22/02/2010, nruiz,

Se nota que el Vaticano, está implementando estrategias muy bien estudiadas, porque esta vez el Papa Benedicto XVI, creará un espacio en la Iglesia Católica para los anglicanos tradicionalistas, quienes han renunciado a su independencia.

Claro que está, que la oferta del Benedicto XVI, no incluye que den misa las mujeres y no casamiento entre homosexuales, dicho estatuto lo comparten medio millón de anglicanos conservadores, a nivel mundial hay .

El Vaticano, admitirá que aquellos sacerdotes anglicanos que estén casados puedan continuar su ministerio dentro de la Iglesia, aunque nunca podrán llegar a obispos. Los que ya tengan tiara espiscopal (triple autoridad) deberán conformarse con un sacerdocio.

El anuncio se realizó en la Santa Sede el prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe. El Vaticano, sintetizará cómo se hará esta conversión en una Constitución apostólica, que se publicará muy pronto.

La reunificación podría tener lugar antes de la Pascua de 2010, tiempo exacto para la beatificación de Henry John Newman, un anglicano convertido al catolicismo.

Aunque se desconoce porqué la Iglesia Anglicana se convirtió al catolicismo, es una acción insólita, ya que es la primera vez que una comunidad importante nacida tras la Reforma protestante quiera regresar a la obediencia del Papa de Roma.

El obispo de Canterbury, Rowan Williams, consideró que el gesto del Papa, es un paso más en el diálogo ecuménico entre dos Iglesias que no renuncian a “abrazar la unidad”.

copiado de

Anglicanos renuncian a su independencia y se unen a los católicos

Líder Metodista sugiere fusión con Anglicanos.

Líder Metodista sugiere fusión con Anglicanos.
15:16 12/02/2010

¡Amén-Amén! Noticias – El líder de los metodistas británicos ha sugerido la posibilidad de sacrificar la existencia de esa denominación en beneficio de una alianza con los anglicanos.

Según afirmó el reverendo David Gamble en el sínodo general de la Iglesia de Inglaterra, que se celebra en Londres, propagar el evangelio es más importante que seguir existiendo como iglesias individuales.

“Estamos dispuestos a sacrificar nuestra existencia, no porque estemos fallando en nuestra misión, sino para ejercer mejor esa misión. Dicho de otro modo, estamos dispuestos a cambiar e incluso a dejar de existir independientemente como iglesia si así servimos mejor al Reino (de Dios)”, dijo Gamble, citado hoy por el diario The Independent.

Hace siete años, las dos iglesias enterraron sus diferencias tras una disputa teológica de siete años y firmaron un pacto por el cual trabajarían hacia la “unidad orgánica” entre ellas.

Aunque sigue habiendo puntos de fricción entre los dos grupos protestantes -los metodistas británicos, por ejemplo, se oponen a los obispos- muchos dentro del metodismo creen que los avances hacia esa unión son demasiado lentos.

Ambas iglesias han sufrido importantes sangrías en sus respectivas congregaciones durante los veinte últimos años y hay quien cree que una alianza oficial entre ambas las ayudaría tanto desde el punto de vista espiritual como financiero.

La sangría es especialmente acusada entre los metodistas: sólo quedan 265.000 miembros en el Reino Unido, muchos de los cuales son mayores de edad.

Sin embargo, según los observadores, la unidad entre las dos iglesias podría ser difícil.

Los tradicionalistas, los llamados anglocatólicos y algunos evangélicos que militan en el anglicanismo se oponen con fuerza al metodismo por los papeles dirigentes que ocupan las mujeres en esta última iglesia.

La oposición a esa destacada presencia femenina es especialmente fuerte por parte de los anglocatólicos, que han amenazado por su parte con salirse de la Iglesia de Inglaterra y pasarse al Vaticano si los anglicanos insisten en consagrar a mujeres como obispas.

La eventual aceptación por los anglocatólicos de la oferta que les ha hecho el Papa Benedicto para que vuelvan a la Iglesia de Roma facilitaría eventualmente la inclusión de los metodistas en la comunión anglicana.

El Papa visitará en marzo una comunidad eclesial luterana en Roma

El Papa visitará en marzo una comunidad eclesial luterana en Roma

El próximo 14 de marzo el Papa Benedicto XVI participará en un culto protestante en la Christuskirche, el templo de la comunidad eclesial luterana de Roma, en la vía Sicilia de la capital italiana. La visita fue confirmada ayer a Zenit por el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos y por el jefe de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SI. La comunidad luterana de Roma había invitado al Papa en el año 2008 debido a la celebración de los 25 años de la visita de Juan Pablo II (11 de diciembre de 1983). Con su visita, el anterior pontífice había conmemorado, junto con la comunidad luterana de Roma, los 500 años del nacimiento de Martín Lutero (1483–1546).

(Zenit/infoCatólica) En la celebración del próximo 14 de marzo, que tendrá lugar a las 17,30 de la tarde, participará también S.E.R el cardenal Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los cristianos.

Está previsto, según informa la comunidad luterana, que el Papa Benedicto XVI predique sobre el pasaje bíblico “si el grano de trigo no muere permanece solo, en cambio si muere dará mucho fruto” (Juan 12, 20-26).

Por su parte, el pastor Jens-Martin Kruse, analizará el primer capítulo de la segunda carta de San Pablo a los corintios que habla del consuelo de Cristo en los momentos de mayor tribulación.

En declaraciones al servicio Noticias Evangélicas (NEV), Kruse explicó la trascendencia de esta visita: “Tener entre nosotros al obispo de Roma nos parece que será un hermoso signo para el ecumenismo en nuestra ciudad”.

La invitación de la comunidad luterana, prosiguió el pastor, tiene como objetivo “recordar la anterior visita de Juan Pablo II, junto con Benedicto XVI y nuestra comunidad”.

Fuente: Zenit/infoCatólica

Anglicanos: esperanza y por qué

Anglicanos: esperanza y por qué

Casi ha tenido suerte la Comunión anglicana con el anuncio del puente con alfombra roja que le ha tendido el Vaticano. Nunca se habló tanto de ella, nunca se supieron tantos detalles de su historia, de sus circunstancias, de la fidelidad al Evangelio de la mayoría de sus obispos a pesar de la crisis interna y prolongada que soporta.

La inmensa mayoría del anglicanismo ha dado un paso al frente al abrirse las puertas del Vaticano de par en par, pero no para avanzar; sino para que se les oiga mejor al decir en voz alta que no quieren entrar.

Y que no hay regreso a Roma, porque realmente nunca salieron de allí, sino de la experiencia de conocer a Jesús a través de la Biblia. Sin intermediarios entre Dios y los hombres salvo el propio Jesús. Con una fe que no tiene a las obras y méritos humanos como locomotora de la relación con Dios, sino como vagones que le siguen. Sin transustanciación obra de sacerdotes en la eucaristía, sino con el pan y el vino como símbolo y anuncio de la muerte de Jesús como único camino al Padre sin más engranajes.

Y es que realmente, los anglicanos que se pasan al catolicismo romano es que ya eran anglocatólicos, personas que vivían su fe religiosa a través del rito, de la moral y las costumbres, de la tradición que aúna preceptos y tradiciones ancestrales que -sean o no bíblicos- no se pueden cambiar “porque siempre ha sido así”. Respetable, pero nada que ver con la fe evangélica o protestante.

Tras ver esta reacción, uno piensa que si alguna oportunidad tiene la Comunión anglicana de salir delante de su crisis es conservar este empuje de lo que realmente les une, entre ellos y con sus hermanos evangélicos o protestantes, para darse cuenta que sólo lo esencial es importante.

Y que de la misma forma que como bloque han sabido ser una voz hacia fuera, lo sean también con ese otro grupo interno ultraliberal, asentado en el relativismo más absoluto. Porque estos ultraliberales también les han abierto las puertas para mezclarse, para edificar juntos Babel, para aceptar lo inaceptable. Son sin duda también respetables, pero nada tienen que ver con la fe evangélica o protestante.

Y de la misma forma deberían levantarse y decir no. Porque si no lo hacen, algún día ellos lograrán como un caballo de Troya lo que el Vaticano no ha logrado en mil batallas.

La reacción ante las puertas del catolicismo romano hace concebir esperanzas para la identidad evangélica, bíblica, de la Comunión de iglesias anglicanas. Pero de la misma forma hace surgir un ¿por qué? al verlos cómo siguen atados a quienes están aún más lejos de ellos que los propios católico-romanos, aunque se llamen y tengan la piel de anglicanos.

Esperanza y por qués. Le deseamos lo mejor a nuestros hermanos anglicanos.

Redacción es la Dirección de Protestante Digital

© Protestante Digital, 2009, España.

http://www.protestantedigital.com/new/nowleerarticulo.php?r=313&a=3228

Articulo sobre el ecumenismo

Articulo sobre el ecumenismo:

El mal llamado ecumenismo.

Es verdaderamente triste ver como grupos de llamados creyentes están incitando a la unidad religiosa. Porqué digo que es triste? Porque en cierto sentido los creyentes debemos acercarnos a personas de otras religiones, pero con un fin diferente al que está siendo promulgado hoy en día por muchos de estos grupos.

En Costa Rica,  por ejemplo, existen grupos evangélicos que se han dedicado a enseñar la Biblia y se han promocionado como grupos para personas a quienes no les gusta la iglesia. Ellos, luego de ayudar a estas personas a encontrar a Dios, se encargan de dirigir a las personas hacia otras iglesias evangélicas o católicas cercanas al lugar donde vive la persona.

Y esto es algo típico dentro del movimiento evangélico postmodernista/emergente, en donde los líderes han venido enseñando de las supuestas cosas comunes que existen entre las diferentes religiones, incluyendo al cristianismo. Estos falsos maestros han venido enfatizando la mentira de que el catolicismo romano, el cristianismo, el Islam, el budísmo, etc, tienen cosas comunes que nos unen, esto es, el mismo Dios

Tambien en Buenos Aires,hace algunos meses atras,hubo un encuentro ecumenico en el estadio del Luna Park,donde estuvieron juntos carismaticos catolicos y pentecostales.

La Deserción de los católicos en Latinoamérica

La enciclopedia Wikipedia, analiza el tema de “La Deserción de los católicos en Latinoamérica”, explicando que este «es un término con el que se pretende hacer referencia al fenómeno social y religioso que implica el abandono de la praxis católica por parte de numerosos sectores de bautizados católicos para adherirse a otras praxis religiosas o parareligiosas: iglesias o movimientos protestantes, Nueva Era, espiritismo, o bien, para caer en el secularismo. Si bien la mayoría de la población en Latinoamérica está bautizada en la Iglesia Católica, aquellos que se pueden considerar practicantes de su religión son muy pocos. Para entender el término “practicante” no hay una convención bien definida, pero si tomamos en cuenta sólo uno de los cinco mandamientos de la Iglesia Católica: asistir a misa los domingos, podemos hacernos una idea de la situación: sólo el 10% de la población bautizada católica asiste a misa los domingos. El porcentaje de esa fracción que participa en algún grupo parroquial o movimiento apostólico es a su vez un 10%.

Alrededor del 15% de bautizados católicos en Latinoamérica se han mudado a una Iglesia o movimiento protestante. De los adeptos a las iglesias o sectas protestantes, alrededor del 60% han sido anteriormente católicos y el restante 40% han nacido dentro de una familia ya protestante. La presencia de iglesias protestantes o personas creyentes en el protestantismo en Latinoamérica no es algo reciente: ya desde tiempos de la colonia española había personas que compartían las ideas de Lutero, pero en esa época, practicaban sus creencias de un modo oculto ya que la religión oficial del reino español y todas sus colonias era la católica, y la Inquisición perseguía al luteranismo como una herejía. Con la emancipación de la mayoría de las colonias americanas de España como naciones independientes en el siglo XIX y el posterior ascenso al poder de regímenes liberales, las otras confesiones cristianas llegaron a ser toleradas y en algunos momentos incluso promovidas. Hasta la década de los 1950, aunque hubiera libertad legal de creencia y culto, la sociedad era más conservadora e inclinada hacia el catolicismo: pasarse a un grupo protestante, divorciarse o vivir en unión libre era mal visto y poco recomendable. Con la revolución cultural de 1960 (revolución sexual, movimiento hippie) y la globalización a partir de 1980 las sociedades en Latinoamérica han llegado a ser pluralistas: ya no se impone a nadie normas ni creencias rígidas. Esto ha hecho que muchos, que en el pasado pertenecían a la Iglesia Católica sólo por tradición familiar y social, se estén aventurando a conocer otras nuevas formas de espiritualidad. ..Las personas que pasan a un grupo protestante pueden pertenecer a todas las clases sociales, si bien la mayoría pertenecen a la clase social más desprotegida. Las personas de clase baja se polarizan más hacia los grupos pentecostales, mientras que las de clase media y alta hacia los grupos de la nueva era y el evangelio de la prosperidad. El fuerte crecimiento del protestantismo en Latinoamérica no es posible entenderlo, sin considerar los acontecimientos ocurridos en el sistema internacional y específicamente en cada país en particular. Posterior a la Segunda Guerra Mundial, comienza el periodo denominada “Guerra Fría”. Es durante este periodo en el cual tanto Estados Unidos como la Unión Soviética intentan influenciar el resto del mundo con sus respectivas ideologías. Por un lado estaban el liberalismo y capitalismo estadounidense y por el otro el socialismo marxista de la URSS. América Latina es tierra fértil y la cultura anglo protestante de Estados Unidos comienza a ser propagada en América Latina. Desde la independencia hasta nuestros días, es posible distinguir seis periodos del protestantismo en América Latina. El primero es un periodo de tanteos e iniciativas más o menos privadas del protestantismo. Se extiende desde los años de la independencia hasta 1860. Y es un grupo de hombres cultos y de gran capacidad intelectual quienes comienzan a difundir el protestantismo más tradicional (Anglicanismo, Luteranismo, Calvinismo, Presbiterianismo. etcétera). El segundo periodo señala la entrada y el establecimiento oficial de las principales iglesias protestantes en el suelo americano. Se extiende prácticamente hasta vísperas de la Primera Guerra Mundial. Es durante este periodo donde surge el pentecostalismo en Chile, con la escisión del la Iglesia Metodista Episcopal, fenómeno conocido como “el avivamiento de 1909″. Desde ese entonces el pentecostalismo se extiende al resto de América Latina, sin embargo su crecimiento no es significativo aún. El tercer periodo (1916-1938) podría calificarse de fuerzas, de planteamiento de problemas y fijación de objetivos. El cuarto periodo (1938-1960) puede llamarse de una sistemática y global difusión protestante en el continente sudamericano. Un quinto periodo (1960-1990) comprende el periodo de la guerra fría y el de más crecimiento de los protestantes en Latinoamérica. Huntington señala en su libro “El choque de las civilizaciones”, que el número de protestantes se incrementó, pasando de aproximadamente 7 millones en 1960 a unos 50 millones en 1990.

Finalmente el último periodo desde 1990 hasta nuestros días está marcado por la caída de la URSS, lo que representa el fracaso del comunismo y socialismo. Es el fin de un proceso de bipolaridad en la configuración del sistema internacional. Hay un retorno a los regímenes democráticos, se configura la sobrevivencia del capitalismo, el individualismo y un continuo proceso de interdependencia en lo económico y mediante el avance tecnológico, también a través de los medios de comunicación. Es lo que se conoce como globalización. En medio de lo anterior, América Latina se está protestantizando paulatinamente.»(wikipedia)

El dr. Eduardo Flores, medico cristiano de Costa Rica y teólogo calvinista, comenta acerca de dos graves problemas  dentro de este movimiento ecuménico.(deben haber muchos mas)

Definición

La palabra ecumenico/ecumenismo proviene de la palabra griega oikumene que significa “el mundo habitado.” Este movimiento ecuménico, entonces, implica unir en una sola iglesia a todos los cristianos. Esto parece un noble propósito, cierto?

Pero, en el mundo católico romano, el término es utilizado para designar la idea de incluír dentro de la Iglesia de Roma a todas las demás iglesias que dicen ser cristianas, bajo la cabeza del papa.

Problemas

Entre las cosas que vemos en este movimiento es que no sólo se han incluído en esta misión a las iglesias que dicen llamarse cristianas, sino que en la actualidad, se han incluído a otras religiones, entre ellas, el Islam, budísmo, intuísmo, etc.

Cuál ha sido la excusa? Todas estas religiones a pesar de sus diferencias, tienen algo en común, adoran al mismo Dios de la Biblia. Lo que ha venido siendo enseñado en esta etapa postmodernista, es que debido a que ningún hombre puede llegar a conocer la verdad, y a que esta es relativa, todas las diferentes religiones adoran al mismo Dios, pero que Dios se ha revelado a cada una de ellas de diferente manera.

Es así como en el Concilio Vaticano II se declara a los musulmanes como hermanos por parte del Vaticano.  En el catecismo católico punto 841 leemos lo siguiente,

El designio de la salvación comprende también a los que reconocen al Creador. Entre ellos están, ante todo, los musulmanes que profesan tener la fe de Abraham y adoran con nosotros al Dios único y misericordioso que juzgará a los hombres al fin del  mundo.”

Para el Vaticano los musulmanes adoran al mismo Dios de la Biblia. El problema con este movimiento es que ha despreciado la búsqueda de la verdad. Se ha propuesto concentrar en unidad a iglesias en el aspecto externo comprometiendo la verdadera doctrina bíblica. Se ha promulgado la tolerancia religiosa desechando la predicación del evangelio.

Cómo puede decir Roma que un musulmán adora al Dios de la Biblia? Cómo pueden decir estos grupos evangélicos costarricenses que la iglesia católico romana es una verdadera iglesia de Cristo? Esto es una verdadera falacia. El cristianismo bíblico debe tener claro que la única manera de conocer a Dios de la Biblia es a través de Cristo.

Este movimiento ecuménico ha deteriorado el evangelismo. Con la idea de que las demás religiones fuera del cristianismo tiene algo de la verdad de Dios en ellas, se ha pensado que no hay necesidad de predicarles el evangelio. No es esto lo que vemos en Brian McLaren, quien ha decidido junto a otros cristianos hombres observar Ramadán junto a los musulmanes?

Qué dice la Biblia?

La enseñanza de Cristo es que la iglesia debe ser una, pero no de cualquier manera, sino que debe ser una en verdad (Juan 8: 31-32; 17: 14-17). Sin esto, la unidad externa es una farsa.

Bíblicamente no puede haber unidad entre los creyentes y el resto del mundo, incluyendo a aquellos que falsamente dicen llamarse cristianos. El apóstol Pablo dice lo siguiente,

14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.”2 Corintios 6: 14-16

Cuál es la intención de Cristo al ordenar esta separación?

Debe existir una verdadera razón para este mandamiento de Cristo. Lo que vemos es que no hay una sola razón, sino dos. Primero, como creyentes no debemos tener comunión con las tinieblas. Qué beneficio doctrinal puede obtener un creyente de relacionarse de una manera religiosa con un no creyente? Ninguno. Este es el argumento de Pablo.

Segundo,  reconocer que debemos estar separados de los no creyentes nos recuerda el mandamiento de Cristo de predicar el evangelio a todas las naciones (Marcos 16: 15-16). Porqué? Porque sabemos que esta es la única opción que tiene un hombre para ser salvo de la ira de Dios a causa de sus pecados.

El movimiento ecuménico de la actualidad refrena este importante mandamiento de Cristo, ya que crea una falsa impresión de que las demás religiones adoran al mismo Dios de la Biblia y por lo tanto no tienen la necesidad de conocer el evangelio. Estas son cosas que hemos visto no sólo del Vaticano, sino de los que han sido considerados los grandes líderes evangélicos del siglo XX como Billy Graham.

ECUMENISMO: PERDICIÓN TOTAL DE LAS NOTAS DE LA VERDADERA IGLESIA

Este es un articulo extraído del portal catolico radiocristiandad.

Que el ecumenismo es uno de los grandes males que afectan a la “jerarquía católica” desde el fatídico día del Vaticano II, no nos quedan dudas.
Y que los modernistas liberales que lo llevan adelante y lo proponen como parte medular de su pontificado son los únicos necesitados de ese “supermercado de las religiones” tales como el Panteón de Asís, tampoco nos presenta inconvenientes.
Para muestra basta un botón.
He aquí, gracias a Semper Fidelis, una nota sobre lo que piensan los herejes cismáticos ortodoxos.
Estos son los hermanitos separados que los modernistas confían están más cerca de la reunificación con “su Roma”…

(Supuesta) PROFESIÓN DE DE FE CONTRA EL ECUMENISMO
ASAMBLEA DE CLÉRIGOS Y MONJES ORTODOXOS ABRIL DE 2009

(…)
Nosotros proclamamos que el papismo es el útero que engendra todas las mentiras y falacias. La enseñanza del del “filioque” es contrario a todo lo que Cristo Enseñó sobre el Espíritu Santo. El coro entero de los Padres, tanto en los Sínodos y concilios, como individualmente, consideran el papismo como una herejía porque aparte del filioque introdujo otras falacias, como la primacía y la infalibilidad del Papa, el pan ázimo, los fuegos de Purgatorio, la concepción inmaculada de la Madre de Dios, la Gracia creada, la compra de la absolución por medio de las indulgencias…

Sobre el Vaticano II y su “aggiornamiento.

El papismo contemporáneo se ha desviado muchísimo más de lo que lo hizo el papismo medieval de las enseñanzas de la Iglesia. ha introducido un nuevo enjambre de exageraciones en su mariología como la enseñanza de que la Madre de Dios es como una redentora paralela o corredentora del género humano. Ha reforzado los grupos carismáticos, supuestamente centrados en el Espíritu Santo. Ha adoptado muchísimas innovaciones en el culto divino permitiendo bailes y el uso de instrumentos. Ha acortado y estropeado esencialmente la Liturgia Divina. En el area del Ecumenismo ha sentado las bases de la religión universal con el II pseudo-concilio Vaticano reconociendo la vida espiritual de las personas de otras religiones. El minimalismo dogmático lo ha llevado al minimalismo moral teniendo como resultado los fracasos morales de los clérigos con un aumento de la homosexualidad y pedofilia. Hablando en general, en el papismo ha habido un cambio radical y un giro al protestantismo después del II pseudo-concilio Vaticano, adoptando incluso varios movimientos espirituales propios de la New Age.

Es la Iglesia Católico Romana una Verdadera Iglesia?

La respuesta bíblica a esta pregunta es: no! Me entristece mucho que existan evangélicos que consideren apropiado que una persona asista a una iglesia católica. Y no sólo que asista, sino que peor aún, ellos les recomiendan alguna.

El Vaticano apela a la sucesión papal para promulgar la idea de que es la verdadera iglesia de Cristo. Pero, lo que debe quedar claro es que la sucesión papal a partir de los apóstoles no es garantía de que la verdad y pureza de la enseñanza bíblica esté siendo predicada en ella. No eran los fariseos los sucesores de Moisés y los profetas? No era esto lo que ellos decían con tanto orgullo? Ellos decían ser maestros de la Ley e hijos de Abraham. Pero, cuál era la opinión de Cristo?

Para el Señor los fariseos eran hijos del diablo (Juan 8: 44). Cristo justificó esta declaración a causa de que los fariseos habían distorsionado la verdad revelada por Dios en las Escrituras. Esto mismo es lo que ha hecho el Vaticano. La iglesia Católico Romana ha cambiado la verdad de Dios por una mentira del diablo. Han puesto sus tradiciones sobre la Biblia, y se han dedicado a través de los siglos a enseñar mentiras y doctrinas que no están en la palabra de Dios.

El mismo Jesús dijo que la prueba para saber quien era un verdadero Dizzypulo suyo era si se sometían a Su palabra. Hace esto el Vaticano? La respuesta clara es que no, y por lo tanto no debe considerarse una verdadera iglesia. Por ejemplo, la Biblia dice que un pecador es justificado sólo por gracia, sólo por medio de la fe, y sólo en Cristo. La iglesia Católico Romana enseña un evangelio falso en donde un pecador es justificado por fe más obras; gracia más mérito; Cristo más la iglesia; por la regeneración bautismal; penitencia; misas; el rosario; indulgencias; María; Purgatorio, etc. Pablo declara a tales anatemas, pues predican un evangelio adulterado, es decir, un evangelio que no fue predicado por los apóstoles de Cristo.

Son los Musulmanes Nuestros Hermanos?

Jamás! La Biblia enseña que la única manera de conocer al Dios verdadero es a través de Cristo. Es Cristo la imagen misma del Padre. Es Cristo quien nos revela a la deidad.

Los musulmanes rechazan esta verdad bíblica. Ellos niegan la deidad de Cristo, y por lo tanto creen en un falso Cristo. El verdadero Hijo de Dios es aquel que vino del cielo y se encarnó para vivir una vida perfecta, y morir pasados los treinta años crucificado en una cruz siendo castigado por el Padre a causa de cargar los pecados de Su pueblo, para satisfacer la ira de Dios. Este Cristo luego resucitó y ascendió al cielo para sentarse a la diestra del Padre y ejercer su soberanía sobre toda Su creación.

Para los musulmanes Cristo fue tan sólo un hombre, un profeta más de Dios, quien no murió en la cruz, ni resucitó. Este es un falso Cristo, y por lo tanto los musulmanes no pueden ser nuestros hermanos al no estar unidos a nuestra misma fe.

Y lo mismo podríamos decir de los budístas e hindúes.

Cuál es Nuestra Misión?

Mi primer mensaje sería dejar estas tonterías ecuménicas y relativistas. Miren a las verdades bíblicas y a los mandamientos de Cristo con respecto a aquellos que no comparten la fe bíblica.

Segundo, es que nuestra misión y orden es predicar el evangelio. Veamos en los musulmanes, católicos, budistas, ateos, etc, a personas que están rebelándose contra Dios y que necesitan escuchar el evangelio de salvación para poder escapar de la ira venidera.

Si no estamos cumpliendo con este mandamiento seremos reprendidos por nuestro Padre. Si tratamos a los incrédulos como personas que serán salvas, sus vidas estarán sobre nuestras cabezas. Prediquemos, entonces, el evangelio de Cristo, que es poder de salvación de Dios.

Fuentes:

El Papa instó a israelíes y musulmanes para que busquen la paz

El Papa instó a israelíes y musulmanes para que busquen la paz

Posted: 15 May 2009 04:51 PM PDT

papaTal como sucede con cualquier mandatario destacado del mundo, cuando el Papa, la máxima autoridad de la Iglesia Católica, habla y no se refiere a la aparición de una Nueva Encíclica, o se refiere a alguna otra cuestión que únicamente tiene injerencia e importancia únicamente dentro de la institución que representa o expresa su enojo ante una concreta situación que contradice los preceptos eclesiásticos, sino que toma partido y sienta una postura bien definida respecto de algún tema candente y trascendente para el futuro de la humanidad, ciertamente, se paran las rotativas y el resto del mundo en pleno, independientemente de las creencias religiosas que ostenten, judíos, musulmanes, católicos, entre otros, lo miran y lo escuchan con más atención que la de costumbre.

Porque durante la multitudinaria misa que presidió en Tierra Santa, donde se encuentra de visita oficial, más precisamente en un anfiteatro naturalmente erigido sobre la ladera del Monte del Precipicio en el cual según cuenta la Biblia Jesús casi es arrojado al vacío por una muchedumbre de judíos furiosos, el actual Papa Benedicto XVI pidió tanto a los fieles de la institución que representa en el mundo, como a los judíos y musulmanes que rechacen totalmente cualquier tipo de prejuicio u odio porque esto no hará más que seguir dividiendo y destruyendo el mundo y los instó a que se pongan manos a la obra para construir una convivencia en la cual prime y reine la paz por sobre todas las cosas.

Pero además de las palabras hubo hechos, como siempre se pide y más tarde, en otro encuentro, el pontífice unió sus manos a las de un Rabino, un Imán y otros jefes religiosos de la región, confirmando con gestos su prédica.

Si bien en muchas ocasiones lo hemos dejado expuesto más que claramente acá en Periodismo en la Red cuando no hemos compartido tal o cual disposición o pensamiento de la Iglesia católica, nobleza obliga destacar y estar cuando lo que se propone es un estado de cosas que suma a la unión de todos los que componemos este mundo y mucho más en momentos tan difíciles como este en el cual aspectos determinantes como la economía y la salud, tan determinantes a la hora de definir el desarrollo y el crecimiento de una Nación, se encuentran tan diezmados como consecuencia de la crisis económica y de las enfermedades que afectan al mundo. Así que desde este humilde lugar nos sumamos a ese pedido y felicitamos al Papa porque realmente así es como queremos que nos represente en el mundo.

Fuente: PeriodismoenlaRed.comEl Papa instó a israelíes y musulmanes para que busquen la paz.

España: FEREDE en nada participa en la vigilia de oración ecuménica de católicos y evangélicos en Madrid

España: FEREDE en nada participa en la vigilia de oración ecuménica de católicos y evangélicos en Madrid

MADRID, 15/05/2009 (FEP/ ACPress.net)

090512Nkek
A continuación les informamos del Comunicado del Foro Ecuménico Pentecostés (FEP), que ha sido reproducido por diferentes medios (algunos tan acreditados como Europa Press, y HazteOir entre otros), que informan de una próxima Vigilia de Oración como parte de la actividad del FEP. Aunque inicialmente se informaba de la participación de FEREDE en la convocatoria de la misma, esta información era errónea.No hemos podido recabar la información y la reacción oficiales de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), que figura como parte convocante en la información de HazteOir y la Familia Salvatoriana (están los lynks de sus noticias al final de esta página), sin que en este momento podamos precisar si representantes de FEREDE continúan o no siendo parte del FEP.

Pero lo que sí tenemos constancia es que aunque la FEREDE figura como integrantes de la convocatoria en las noticias que teóricamente dicen reproducir el Comunicado del FEP en HazteOiry la Familia Salvatoriana, la realidad es que no figura en el Comunicado original del FEP, como hemos podido comprobar posteriormente.

Por lo tanto, la FEREDE no guarda ninguna relación con la convocatoria de esta Vigilia de Oración ecuménica.

Le pedimos disculpas a FEREDE y a nuestros lectores por este error, producido por la información incorrecta de las mencionadas fuentes; aunque a la vez no queremos dejar de asumir nuestra responsabilidad al reproducirla sin antes haber podido contrastar la veracidad de las mencionadas fuentes.

MÁS INFORMACIÓN
Les recordamos que pueden ver aquí un lynk a las noticias que incorrectamente vincularon a la FEREDE con la convocatoria de la Vigilia de Oración ecumémica del FEP.

1.- HazteOir.

2.- Familia Salvatoriana.

Fuente: FEP. Redacción: ACPres.net

El Papa anima a los obispos católicos rusos a un renovado esfuerzo por el ecumenismo

El Papa anima a los obispos católicos rusos a un renovado esfuerzo por el ecumenismo

“Este diálogo, a pesar de los progresos alcanzados, conoce aún algunas dificultades”

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 29 de enero de 2009 (ZENIT.org).- El Papa pidió hoy a los obispos católicos rusos, a quienes recibió en audiencia con motivo de su visita “ad limina apostolorum”, un “renovado esfuerzo en el diálogo con nuestros hermanos y hermanas ortodoxos”.

“Sabemos que este diálogo, a pesar de los progresos alcanzados, conoce aún algunas dificultades”, señaló el Papa, pero añadió que es importante “que los cristianos afronten juntos los desafíos que plantea la sociedad actual”.

Entre estos desafíos, mencionó especialmente “la defensa de la vida en todas sus fases, a la tutela de la familia y otras cuestiones urgentes económicas y sociales”.

“Por desgracia también en Rusia, como en otras partes del mundo, se registra la crisis de la familia y el consiguiente descenso de la natalidad, junto con el resto de problemas a los que se enfrenta la sociedad contemporánea”.

El Papa señaló que la propia existencia de la comunidad católica rusa debe ser “una llamada y un estímulo al diálogo también personal” con los ortodoxos.

“Si en los diversos encuentros no se llega siempre a afrontar cuestiones de fondo, con todo estos contactos contribuyen a un mayor conocimiento mutuo, gracias al cual podéis colaborar juntos en ámbitos de interés común”, añadió.

Esta visita “ad limina”, que ha coincidido con la elección del nuevo Patriarca de Moscú, dio otra vez al Papa ocasión de felicitarle y de orar “para que el Señor nos confirme a todos en el empeño de caminar juntos en el camino de la reconciliación y del amor fraterno”.

Precisamente, esta visita “ad limina” pone a la luz, explicó el Papa, “la comunión que os liga al Sucesor de Pedro”.

“La comunión con el Obispo de Roma, garante de la unidad eclesial, permite a las comunidades confiadas a vuestros cuidados pastorales, aunque minoritarias, de sentirse cum Petro y sub Petro, parte viva del Cuerpo de Cristo extendido por toda la tierra”.

“A vosotros, Pastores de la Iglesia que vive en Rusia, el Sucesor de Pedro os renueva la expresión de su solicitud y cercanía espiritual, animándoos a continuar unidos en la actividad pastoral, beneficiandoos también de la experiencia de la Iglesia universal”, añadió.

Por otro lado, el Papa se refirió a la situación de minoría que vive la comunidad católica rusa, exhortándoles a “no desanimaros si os parecen a veces modestas las realidades eclesiales, y si los resultados pastorales que obtenéis no parecen corresponder a los esfuerzos realizados”.

“Alimentad más bien, en vosotros y en vuestros colaboradores, un auténtico espíritu de fe, con la conciencia totalmente evangélica de que Jesús no dejará de hacer fecundo, con la gracia de su Espíritu, vuestro ministerio para gloria del Padre, según tiempos y modos que sólo Él conoce”.

Benedicto XVI pidió a los obispos una “atención especial a los jóvenes”, a los que la comunidad católica rusa, “fiel a la memoria de sus propios testigos y mártires y utilizando los oportunos instrumentos y lenguajes, está llamada a transmitir inalterado el patrimonio de santidad y de fidelidad a Cristo, y los valores humanos y espirituales que están en la base de una eficaz promoción humana y evangélica”.

También les pidió un esfuerzo en la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas, “la de las vocaciones es una pastoral particularmente necesaria en este tiempo nuestro”, añadió.

[Por Inma Álvarez]

En foro Católico-Musulmán, el Papa alienta libertad religiosa y defensa de la vida

Vaticano
En foro Católico-Musulmán, el Papa alienta libertad religiosa y defensa de la vida

.- Al recibir esta mañana en el Vaticano a los participantes del Foro Católico-Musulmán organizado por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, el Papa Benedicto XVI alentó la libertad religiosa y la defensa de la vida, como derechos humanos inherentes a la dignidad de toda persona.

El Papa destacó al iniciar su discurso que el tema del Foro “Amor a Dios, amor al prójimo: la dignidad de la persona humana y el respeto mutuo”, subraya “todavía más los fundamentos teológicos y espirituales de una enseñanza central en nuestras respectivas religiones. Estamos llamados a compartir con los otros el amor que Dios derrama sobre nosotros sin mérito por nuestra parte“.

“Me agrada saber que en la reunión se ha podido adoptar una postura común sobre la necesidad de adorar a Dios y de amar a nuestro prójimo, hombres y mujeres, desinteresadamente, sobre todo a aquellos en dificultad. Dios nos llama a ayudar a las víctimas de la enfermedad, del hambre, de la pobreza, la injusticia y la violencia”.

Seguidamente, el Pontífice expresó que “para los cristianos, el amor de Dios está ligado de forma inseparable al amor a todos los hombres y mujeres, sin distinción de raza o cultura. La tradición musulmana es también muy precisa al alentar al compromiso práctico en favor de los más necesitados”.

“Por eso, deberíamos cooperar en la promoción del respeto auténtico de la dignidad de la persona humana y de sus derechos fundamentales, aun cuando nuestras visiones antropológicas y nuestras teologías lo justifiquen de formas diferentes. Hay un sector amplísimo en el que podemos trabajar juntos: la defensa y la promoción de los valores morales que son parte de nuestra herencia común”, añadió.

“Solo si reconocemos –precisó el Papa– el papel central de la persona y la dignidad de cada ser humano, respetando y defendiendo la vida, que es un don de Dios, igualmente sagrado para los cristianos y para los musulmanes, encontraremos los puntos en común para construir un mundo más fraternal en el que las confrontaciones y las diferencias se arreglen pacíficamente y se neutralice el poder devastador de las ideologías”.

“Mi esperanza es que la protección de estos derechos fundamentales alcance a las personas en todos los lugares. Los líderes políticos y religiosos tienen el deber de garantizar el libre ejercicio de estos derechos respetando plenamente la libertad de conciencia y de religión de cada individuo. La discriminación y la violencia a la que todavía están sometidos los creyentes en el mundo y las persecuciones, a menudo violentas, a las que se ven sujetos, son acciones inaceptables e injustificables, y son más graves y deplorables cuando se llevan a cabo en nombre de Dios”.

Benedicto XVI también resaltó que “el nombre de Dios sólo puede ser un nombre de paz y fraternidad, justicia y amor. Estamos retados a demostrar, con nuestras palabras y por encima de todo con nuestros hechos, que el mensaje de nuestras religiones es indefectiblemente un mensaje de armonía y de entendimiento mutuo. Es esencial que lo hagamos, porque de lo contrario debilitaríamos no solo la credibilidad y la eficacia de nuestro diálogo, sino también nuestras religiones”.

Finalmente, el Papa alentó a que “aunemos nuestros esfuerzos para superar todos los malentendidos y desacuerdos. Tenemos que decidirnos a superar los prejuicios pasados y a corregir la percepción, a menudo distorsionada del otro, que pueden crear todavía hoy dificultades en nuestras relaciones. Trabajemos juntos para educar a todas las personas, sobre todo a los jóvenes, en la construcción de un futuro común”.

Noticias Relacionadas

Apostasía total de los valdenses bajo el signo ecuménico de María Parte 4

Apostasía total de los valdenses bajo el signo ecuménico de María Parte 4

Continuamos con la serie respecto de la apostasía de los Valdenses.Hoy veremos el ecumenismo.

El ecumenismo es el todo vale. Un católico adora imágenes, un rabino no cree en Jesús como el Mesías, y un anglicano estamos leyendo que acepta casar a los gay y desvirtúa lo que dice Dios sobre la homosexualidad, y el pastor sería tal vez el único que oraría como indica la Biblia.

La cristiandad está dividida en numerosas denominaciones. Hoy día muchos creen sinceramente poder unificarla. ¿No vino Jesús para “congregar en uno”? (Juan 11:52). Se procura hallar una base doctrinal capaz de reunir el mayor número de tendencias diferentes. «¡Olvidemos nuestros viejos rencores y unámonos! Si cada uno se mostrara tolerante y contribuyera personalmente, se llegaría a una mayor unidad», dicen ellos. El defecto característico de todos estos pensamientos seductores y generosos es que no son reales.

Jesús es la verdad. Él es el Señor, es decir, el que tiene toda autoridad. La base doctrinal sobre la que se pretende unir a todos, ¿es la verdad simple e ineludible, tal como Jesús la reveló en los evangelios? ¿No es más bien un sutil compromiso humano, sabiamente dosificado para no despertar viejas pasiones?

Cuando los discípulos se embarcaron para pasar al otro lado del mar de Galilea, tomaron a Jesús “como estaba” (Marcos 4:36). Quizás hubiesen querido que su Maestro estuviese de otra manera, por ejemplo, que no durmiera durante la tempestad. Tomemos a Jesús como está, sin acomodar la verdad al gusto del día ni a una voluntad de unir aquello que traicionaría lo que él enseñó. La unificación basada en un compromiso haría ganar en número, pero no espiritualmente.

Apeguémonos a la persona de Jesús; busquemos su pensamiento y su aprobación en oración. Eso nos unirá a todos aquellos que lo buscan y para quienes es una prioridad vital.

¿Cuál es el pueblo de Dios, al cual El le pide que oren? 1ª. de Pedro 2:9 nos dice: Linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para anunciar las virtudes de Aquel…

El Señor va a venir en busca de una iglesia unida, pero en un mismo espíritu.

El ecumenismo no predica la Palabra. Deja que cada uno crea en lo que quiera.

El ecumenismo va distorsionando sutilmente, lentamente la voluntad de Dios.

Podemos orar por todos, pero no con todos.

Leamos ahora en este excelente articulo publicado por la iglesia Metodista la historia del ecumenismo moderno.

3. EL ECUMENISMO                                

Por: Rev. Lic. Héctor Laporta

Rev. Lic. Jorge Bravo C.

Origen.-

Analizando etimológicamente la palabra ecumenismo, vemos que proviene de la palabra griega “oikouméne” que significa “mundo habitado”.

Revisando el término históricamente, sería el emperador romano, quien usara este término relacionándolo con la labor de los obispos en la oikouméne (oikoumenh) y por ende del imperio. Este es el origen del adjetivo “ecuménico”, el cual es sinónimo de “universal”. Personalmente ó a través de sus delegados el emperador supervisaba el curso de los debates, sin intervenir de manera directa  - por lo menos en principio- en las discusiones, dejando las decisiones teológicas a los obispos.

Es por ello que, posteriormente el uso del término “ecuménico” sería utilizado para referirse a todo concilio o consejo (council en inglés).

Bíblicamente, encontramos el uso del término ecumenismo, en diversos pasajes del Nuevo Testamento, en la versión griega:

(Hacer click con el mouse sobre las imágenes para verlas ampliadas)

En el libro de Hechos 15, cuando se habla del Concilio/Asamblea de Jerusalén, del cual se desprenden tres características a considerar:

-         Representatividad de toda las iglesias o comunidades eclesiales.

-         Presencia del Espíritu Santo (ref. Mateo 18:20).

-         Unanimidad en las decisiones a aplicarse en la vida de la Iglesia.

Sin embargo, posteriormente a lo ocurrido en el Concilio/Asamblea de Jerusalén, pasaría un buen tiempo hasta que los concilios fueran considerados ecuménicos.

Ellos se han desarrollado gradualmente a través de la historia, a veces a través de largas confrontaciones y otras por la necesidad de refutar ciertas asambleas que se auto-calificaban como ecuménicas, sin serlo por la disconformidad de sus decisiones con la Sagrada Escritura (Biblia) y con la tradición de la Iglesia.

Sería a partir del Séptimo Concilio Ecuménico (Nicea II, 787 d.C.), realizado con el fin de invalidar al iconoclasta concilio de Hieria (754 d.C.) en que se precisarían ciertos criterios a tener en cuenta y es que, los presidentes de las iglesias cristianas principales deberían estar de acuerdo, en particular los patriarcas de Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén y en segundo término el Obispo de Roma debería de colaborar con ellos. Las decisiones no deberían ser regionales, sino alcanzar a todos los confines del mundo, con el fin de ser coherentes con los anteriores concilios.

Se subrayaba entonces que únicamente con la participación de los cinco obispos (Constantinopla, Alejandría, Antioquía, Jerusalén y Roma) se podía garantizar la representatividad de un concilio ecuménico. Hecho que no excluye a que representantes de otras iglesias, de otros contextos geográficos y tradiciones, pueden ser invitados y participar.

Concilios Ecuménicos.-

La mayoría de iglesias cristianas en general (Iglesia Católica Romana, Iglesia Ortodoxa e Iglesias Protestantes y Evangélicas) reconocen de forma común a cuatro concilios. El primer concilio fue el de Nicea (325 d.C.), que condenó el arrianismo y definió a Cristo de una misma esencia (homoousios) con el Padre. El segundo concilio fue el de  Constantinopla  (381 d.C.), que proclamó la divinidad del Espíritu Santo. El tercer concilio fue el de Efeso (431 d.C.) que condenó el nestorianismo y definió la unidad de la persona de Jesucristo. Y el cuarto concilio fue el de Calcedonia (451 d.C.), que condenó el monofisismo y definió las dos naturalezas (divina y humana) en la persona de Jesucristo.    

Posteriormente, las diferentes iglesias cristianas, se irían alejando unas de otras y cada una de ellas entendiendo de manera distinta cuando un concilio es ecuménico.

Para la Iglesia Católica Romana, por ejemplo, un concilio es ecuménico cuando este es convocado por el Papa, y es presidido por él  (personalmente o a través de sus delegados) y aprobado por él (Vaticano II, ley canónica 1983).

Para la Iglesia Ortodoxa, en cambio, un concilio es ecuménico, sólo cuando toda la iglesia acepta sus decisiones.

Dentro de las Iglesias Protestantes existen diversas opiniones. Las dos grandes posiciones aparecen reflejadas en la comprensión que tenían los reformadores. Para Lutero, la única autoridad pertenece a las Sagradas Escrituras y los concilios no tienen autoridad si sus decisiones son contrarias a la Escritura. Para Calvino en cambio, la autoridad del concilio depende de su docilidad al Espíritu de Dios, en la fe en las Escrituras y el factor que se expresa en la unidad de la Iglesia.

Por nuestra parte nos concentraremos en los esfuerzos realizados en el mundo protestante, ya que este es el que más a contribuido al desarrollo del movimiento ecuménico en América Latina, a saber el Consejo Mundial de Iglesias.

Consejo Mundial de Iglesias

El Consejo Mundial de Iglesias fue formalmente constituido en su primera asamblea de Amsterdam el 23 de agosto de 1948. Desde esa fecha se ha convertido en la mayor expresión visible de la vida ecuménica en el siglo XX.

Es importante que revisemos sus inicios y como se gesta para que podamos entender desde dentro al Consejo Mundial de Iglesias, del cual la Iglesia Metodista del Perú, forma parte siendo miembro pleno.

En julio de 1937, se realizaron dos conferencias mundiales tituladas “Life and Work” (Vida y Trabajo) en Oxford, Inglaterra y la otra de “Faith and Order” (Fe y Orden) en Edimburgo, Alemania. Posteriormente los representantes de ambos movimientos se reunirían en Londres, Inglaterra con el fin de unir esfuerzos entre las iglesias.  

El gestar una Asamblea de Iglesias era con el fin de unir esfuerzos y crear espacios de diálogo entre las diferentes iglesias alrededor del mundo y al mismo tiempo de que estas pudieran dar un testimonio común de unión y servicio.

Una de las preocupaciones también fue que no sólo fueran pastores los que se reunieran  sino líderes laicos se involucraran en puestos de liderazgo. Sería Mc Crea Cavert de Estados Unidos que sugeriría el nombre de Consejo/Concilio Mundial de Iglesias (en inglés World Council of Churches).

Ambos grupos, el de Oxford y el de Edimburgo, aceptaron el reto y convocaron a siete iglesias para conformar un comité de catorce miembros con el fin de conformar el Consejo Mundial de Iglesias. En la reunión de Utrecht en mayo de 1938, se crearía un comité provisional responsable del Consejo Mundial de  Iglesias “en proceso de formación.”

El arzobispo de York (posteriormente de Canterbury) William Temple de la Iglesia Anglicana, fue nombrado presidente y W.A. Visser’t Hooft (Netherlands) fue nombrado secretario general. El comité provisional se encargó de fundamentar las bases de la participación de las iglesias en el Consejo Mundial de Iglesias, teniendo en cuenta sus fundamentos, organización y autoridad. En octubre-noviembre de 1938, se enviaron invitaciones a 196 iglesias, y el arzobispo Temple envió una invitación al secretario de estado del Vaticano.

En 1939, el comité provisional planeó la primera asamblea general del Consejo Mundial de Iglesias a desarrollarse en 1941, lamentablemente la Guerra Mundial imposibilitó la reunión, retrasando el proceso de formación diez años más.

Entre 1940 y 1946, debido a la Guerra Mundial, el comité provisional no pudo cumplir de manera regular sus responsabilidades, pero muchos de sus iglesias miembros y otros grupos cristianos se reunieron en encuentros en Estados Unidos, Inglaterra y Suiza. Bajo el liderazgo de su secretario general Visser’t Hooft en Ginebra durante la guerra, se realizaron diversas actividades que contribuyeron a dar testimonio supranacional de las iglesias realizando: servicios cúlticos, trabajo pastoral con los prisioneros de Guerra, asistencia a los judíos y otros grupos de refugiados, mantener informada a todas las iglesias de lo que ocurría y finalizada la guerra realizar contactos con todos los líderes religiosos de todo el mundo con el fin de realizar una labor de reconciliación y de ayuda entre las iglesias para contribuir a la reconstrucción de los despojos de la guerra.

John Mott, un líder metodista que participó activamente en la formación del Consejo Mundial de Iglesias decía en momentos de la reconstrucción de Europa después de la Guerra Mundial “las doctrinas nos dividen, el servicio nos une”.

Posteriormente a la guerra, el comité provisional se reunió en Ginebra, Suiza (1946) y Buck Hills, Pennsylvania, USA (1947). En ambas reuniones se pudo afirmar que la trágica experiencia de la guerra incrementó la determinación de las iglesias de manifestar su unidad. En 1948, 90 iglesias habían aceptado la invitación para formar parte del Consejo Mundial de Iglesias.

En la Asamblea inaugural en Amsterdam, el 22 de agosto de 1948, eran 147 iglesias de 44 países listas a participar del Consejo Mundial de Iglesias. Todas las familias confesionales de mundo cristiano, incluyendo la Iglesia Ortodoxa, estuvieron de una u otra forma representados, excepto la Iglesia Católica Romana a pesar de haber sido invitada desde sus inicios. Posteriormente ha participado como observador.

Se constituyó en dicho evento el Consejo Mundial de Iglesias, declarando:

            “Cristo nos ha hecho para sí, El no está dividido.
             Al buscarle a Él nos encontramos unos a otros.
             Aquí en Amsterdam nos hemos convocado para adorarle y entrar en comunión unos con otros.
             Al constituir el Consejo Mundial de Iglesias, intentamos permanecer juntos.”

Amsterdam definió los retos del Consejo Mundial de Iglesias en su política, en sus programas y recursos económicos. La Asamblea general autorizó hacer un pronunciamiento a todas las iglesias y al mundo entero, definiendo claramente la naturaleza del Consejo Mundial de Iglesias y los límites de sus pronunciamientos.

Dentro de sus presupuestos señalaban: el Consejo Mundial de Iglesias no pretende ser una super iglesia ni que esté sobre las demás iglesias; sólo pretende ser un instrumento a través del cual las distintas iglesias puedan dar un testimonio común, de su vínculo con Jesucristo, investigar diligentemente la unidad con Jesucristo, cooperar entre las iglesias en materia de pronunciamientos y de acciones.

Desde entonces se han realizado ocho asambleas generales del Consejo Mundial de Iglesias:

 

América Latina.-

En América Latina, el movimiento ecuménico fue configurado, sobretodo en la década de 1950, por los esfuerzos de iglesias protestantes, básicamente luteranos y metodistas, relacionados con el Consejo Mundial de Iglesias e interesados en profundizar en los cambios políticos y teológicos que se venían desarrollando en Europa desde comienzos del siglo XX.

Nacieron así, en el seno de las iglesias y organismos, esfuerzos con el fin de contribuir en un aspecto particular de la misión de la Iglesia. La Comisión Evangélica Latinoamericana de Educación Cristiana (CELADEC), dedicado a la educación cristiana y a la educación popular; el Movimiento Estudiantil Cristiano (MEC), quienes inician trabajos con la juventud universitaria; y el movimiento de Iglesias y Sociedad en América Latina (ISAL), que se dedica a desarrollar una reflexión teológica sobre la acción cristiana en su contexto histórico y social.

Estos tres organismos, funcionarían a nivel latinoamericano, y en cada país tendrían un grupo de base nacional.

En 1970 muchos de nuestros países, básicamente del Cono Sur (Argentina, Uruguay, Chile, Brasil) y posteriormente (Bolivia, Perú y Colombia), sufrirían las consecuencias de dictaduras militares, lo que ocasionaría que muchos de los mencionados organismos ecuménicos y otros que se conformarían después,  se comprometerían en la defensa de los derechos humanos de varias formas: de denuncia, de solidaridad con las víctimas, así como de establecer casas refugio. En Perú, Celadec conjuntamente con la Iglesia Metodista del Perú, por solicitud del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, prestaría ayuda humanitaria y apoyo para la conformación de una casa refugio transitoria, prestando su propiedad física del Paseo Colón para uso de refugiados chilenos y bolivianos que salían huyendo de las dictaduras militares en sus países de origen, así como prestando apoyo de asesoría legal y tramitación de asilo en países europeos.

Hoy en día, existen muchas organizaciones no gubernamentales de desarrollo, más conocidas como ONG’s, muchas surgieron de inspiración cristiana y otras reciben apoyo de organismos ecuménicos y misiones ecuménicas cristianas europeas y norteamericanas.

En muchos casos las ONG’s han suplido la labor de la que estamos llamados a hacer los cristianos. En un mundo tan dividido: ricos/pobres; católico/ evangélico; mestizo/indígena; hombre/mujer; adulto/niño se hace tan necesario, recuperar el espíritu cristiano ecuménico de la tolerancia, de respeto al diferente; de comprender que una iglesia no tiene toda la verdad, sino que la Verdad nos posee a todas, de buscar contribuir en el bien común de la sociedad, motivaciones que gestaron el movimiento ecuménico mundial. 


Es importante señalar que cuatro de los patriarcas u obispados son expresiones de la Iglesia Cristiana Oriental. De la cual hay poca información en América Latina, a pesar de ser las iglesias donde se gesta el cristianismo, y quienes toman una parte activa en los iniciales credos y concilios cristianos. Hoy en día, existen importantes trabajos realizados sobre la teología ortodoxa, con el fin de poder recuperar sus aportes, sobre todo sobre Espíritu Santo y espiritualidad. Temas tan controversiales y abordados de manera ligera, en la teología occidental en cuanto a profundidad bíblica se refiere. Al respecto ver La Philokalia (4 volúmenes).

Fuente: Obras de Wesley, Tomo VIII, p.169; Wesley Heritage Foundation, 1998., citado en http://www.angelfire.com/pe/jorgebravo/ecumenismo.htm

El Ecumenismo

Septiembre 29, 2008 ·

Sigue la justicia, la fe, el amor y la paz,con los que de corazón limpio invocan al Señor. 2 Timoteo 2:22.

El Ecumenismo

 

Simbolos del ecumenismo

Símbolos del ecumenismo

La cristiandad está dividida en numerosas denominaciones. Hoy día muchos creen sinceramente poder unificarla. ¿No vino Jesús para “congregar en uno”? (Juan 11:52). Se procura hallar una base doctrinal capaz de reunir el mayor número de tendencias diferentes. «¡Olvidemos nuestros viejos rencores y unámonos! Si cada uno se mostrara tolerante y contribuyera personalmente, se llegaría a una mayor unidad», dicen ellos. El defecto característico de todos estos pensamientos seductores y generosos es que no son reales.

Jesús es la verdad. Él es el Señor, es decir, el que tiene toda autoridad. La base doctrinal sobre la que se pretende unir a todos, ¿es la verdad simple e ineludible, tal como Jesús la reveló en los evangelios? ¿No es más bien un sutil compromiso humano, sabiamente dosificado para no despertar viejas pasiones?

Cuando los discípulos se embarcaron para pasar al otro lado del mar de Galilea, tomaron a Jesús “como estaba” (Marcos 4:36). Quizás hubiesen querido que su Maestro estuviese de otra manera, por ejemplo, que no durmiera durante la tempestad. Tomemos a Jesús como está, sin acomodar la verdad al gusto del día ni a una voluntad de unir aquello que traicionaría lo que él enseñó. La unificación basada en un compromiso haría ganar en número, pero no espiritualmente.

Apeguémonos a la persona de Jesús; busquemos su pensamiento y su aprobación en oración. Eso nos unirá a todos aquellos que lo buscan y para quienes es una prioridad vital.

EXTRACTO DE “UNA CARTA A UN CATÓLICO ROMANO”

EXTRACTO DE “UNA CARTA A UN CATÓLICO ROMANO” 

Usted ha escuchado miles de historias referidas a nosotros, los protestantes, como comúnmente se nos llama. Si usted cree una sola de esas historias, debe tener muy mala opinión de nosotros. Nosotros también nos ha movido a pensar mal de ustedes. Esto ha llevado a que nos encontremos, unos y otros, poco dispuestos a ayudarnos y más dispuestos a lastimarnos. De este modo, el amor fraternal desaparece por completo, y cada una de las partes, al considerar que la otra es poco menos que un monstruo, da rienda suelta a la ira, odio, resentimientos y toda clase de sentimientos negativos, que en varias oportunidades han desembocado en comportamientos tan bárbaros e inhumanos como rara vez se han registrado entre los no-cristianos.

Ahora bien, ¿no podremos hacer algo, aún aceptando que ambas partes mantengan sus propias opiniones, para albergar en nuestros corazones sentimientos más positivos los unos por los otros? ¿no podremos poner freno a esa ola de hostilidad y recuperar aunque sea algo del amor que debemos sentir como vecinos y compatriotas?…” (Juan Wesley) 

Historia de la vida de Juan Wesley

Juan Wesley at age 48- 4041 Bytes


Samuel Wesley - 7179 Bytes

Juan Wesley nació el diecisiete de junio de 1703, en Epworth, Inglaterra, el decimoquinto de diecinueve hijos de Samuel y Susana Wesley. El padre de Wesley [derecho] era predicador, y la madre de Wesley era una mujer notable en cuanto a sabiduría e inteligencia. Era una mujer de profunda piedad y crió a sus pequeños en estrecho contacto con las historias de la Biblia, contándolas ya alrededor del hogar de la habitación de los niños. También solía vestir a los niños con sus mejores ropas los días en que tenían el privilegio de aprender su alfabeto como introducción a la lectura de las Sagradas Escrituras.

El joven Wesley era apuesto y varonil, y le encantaban los juegos y en particular el baile. En Oxford fue un líder, y durante la última parte de su estancia allí fue uno de los fundadores del “Santo Club,” una organización de estudiantes serios. Su naturaleza religiosa se profundizó con el estudio y la experiencia, pero no fue hasta años después de dejar la universidad y entrar bajo la influencia de los escritos de Lutero que sintió haber entrado en las plenas riquezas del Evangelio.

John Wesley and Count Zinzendorf - 33549 Bytes

Juan Wesley y Conde Nicholas Ludwig von Zinzendorf

El y su hermano Carlos fueron enviados a Georgia por la Sociedad para la Propagación del Evangelio, y allí los dos desarrollaron sus capacidades como predicadores. Durante su navegación se encontraron en compañía de varios Hermanos Moravos, miembros de la asociación recientemente renovada por la actividad del Conde Zinzendorf. Juan Wesley observó en su diario que en una gran tempestad, cuando todos los ingleses a bordo perdieron enteramente la com­postura, estos alemanes lo impresionaron con su calma y total resignación a Dios. También observó la humildad de ellos bajo tratos insultantes.

   Fue al volver a Inglaterra que entró en aquellas mas profundas experiencias y que desarrolló aquellos maravillosos poderes como predicador popular, que le hicieron un líder nacional. En aquel tiempo se asoció asimismo con George Whitefield, de fama imperecedera por su maravillosa elocuencia.

   Lo que llevó a cabo bordea en lo increíble. Al entrar en su año octogésimo quinto, le dio las gracias a Dios por ser casi tan vigoroso como siempre. Lo adscribía en la voluntad de Dios, al hecho dc que siempre había dormido profundamente a que se había levantado durante sesenta años a las cuatro de la mañana y que por cincuenta años predicó cada mañana a las cinco. Apenas en su vida sintió algún dolor, resquemor o ansiedad. Predicaba dos veces al día, y a menudo tres y cuatro veces. Se ha estimado que cada año viajó cuatro mil quinientas millas inglesas, la mayoría a lomo de caballos.

Los éxitos logrados por la predicación Metodista tuvieron que ser alcanzados a través de una larga serie de años, y entre las mas acerbas persecuciones. En casi todas las partes de Inglaterra se vio enfrentado al principio por el populacho que le apedreaba, y con intentos de herirle y matarle. Sólo en ocasiones hubo intervenciones de la autoridad civil. Los dos Wesleys se enfrentaron a todos estos peligros con un asombroso valor, y con una serenidad igualmente asombrosa. Lo más irritante era el amontonamiento de calumnias e insultos de parte de los escritores de aquella época. Estos libros están totalmente olvidados.

Wesley había sido, en su juventud, un eclesiástico de la iglesia alta, y siempre estuvo profundamente adherido a la Comunión Establecida. Cuando vio necesario ordenar predicadores, se hizo inevitable la separación de sus seguidores de la iglesia oficial. Pronto recibieron el nombre de “Metodistas” debido a la peculiar capacidad organizativa de su líder y a los ingeniosos métodos que aplicaba.

La comunión Wesleyana, que después de su muerte creció hasta constituir la gran Iglesia Metodista, se caracterizaba por una perfección organizativa casi militar. Toda la dirección de su denominación siempre en crecimiento descansaba sobre el mismo Wesley. La conferencia anual, establecida en 1744, adquirió un poder de gobierno sólo a la muerte de Wesley. Carlos Wesley hizo un servicio incalculable a la sociedad con sus himnos. Introdujeron una nueva era a la himnología de la Iglesia de Inglaterra. Juan Wesley dividió sus días entre su trabajo de dirigir a la Iglesia, su estudio (porque era un lector incansable), a viajar, y a predicar. Wesley era incansable en sus esfuerzos por diseminar conocimientos útiles a través de su denominación. Planificó la cultura intelectual de sus predicadores itinerantes y maestros locales, y para escuelas de instrucción para los futuros maestros de la Iglesia. El mismo preparó libros para su uso popular acerca de historia universal, historia de la Iglesia, e historia natural. En esto Wesley fue un apóstol de la unión de la cultura intelectual con la vida cristiana. Publicó también los más madurados de sus sermones y varias obras teológicas. Todo esto, tanto por su profundidad y penetración mental, como por su pureza y precisión de estilo, excitan nuestra admiración. Juan Wesley era persona de estatura ordinaria, pero de noble presencia. Sus rasgos eran muy apuestos, incluso en su ancianidad. Tenía una frente ancha, nariz aquilina, ojos claros y una complexión lozana. Sus modales eran corteses, y cuando estaba en compañía de gentes cristianas se mostraba relajado. Los rasgos más destacados de su carácter eran su amor persistente y laborioso por las almas de los hombres, la firmeza, y la tranquilidad de espíritu. Incluso en controversias doctrinales exhibía la mayor calma. Era amable y muy generoso. Ya se ha mencionado su gran laboriosidad. Se calcula que en los últimos cincuenta y dos años de su vida predicó más de cuarenta mil sermones. Wesley trajo a pecadores al arrepentimiento en tres reinos y dos hemisferios. Fue obispo de una diócesis sin comparación con ninguna de la Iglesia Oriental u Occidental. ¿Qué hay en el ámbito de los esfuerzos cristianos -misiones foráneas, misiones interiores, tratados y literatura cristiana, predicación de campo, predicación itinerante, estudios bíblicos y lo que sea que no filera intentado por Juan Wesley, que no fuera abarcado por su poderosa mente mediante la ayuda de su Divino Conductor?

A él le fue concedido avivar la Iglesia de Inglaterra cuando había perdido de vista a Cristo el Redentor, llevándola a una renovada vida cristiana. Al predicar la justificación y renovación del alma por medio de la fe en Cristo, levantó a muchos de las clases más humildes de la nación inglesa desde su enorme ignorancia y malos hábitos, transformándolos en cristianos fervorosos y fieles. Sus infatigables esfuerzos se hicieron sentir no sólo en Inglaterra, sino también en América y en la Europa continental. No sólo se deben al Metodismo casi todo el celo existente en Inglaterra por la verdad y vida cristiana, sino que la actividad agitada en otras partes de la Europa Protestante podemos remontarla, indirectamente al menos, a Wesley.

Murió en 1791, después de una larga vida de incesantes labores y de desprendido servicio. Su ferviente espíritu y cordial hermandad siguen sobreviviendo en el cuerpo que mantiene afectuosamente su nombre.

Fuente:

Historia de la vida de Juan Wesley, El Libro de los Mártires,Capítulo XX,http://gbgm-umc.org/umw/wesley/foxwesleysp.stm

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.894 seguidores