Protestan 15 mil contra el Papa en Londres

Protestan 15 mil contra el Papa en Londres

Benedicto XVI se reunió con cinco personas agredidas por curas; en misa pública, expresó que siente “vergüenza y humillación” por los atropellos.

Londres.- Al menos 15 mil personas protagonizaron una marcha de protesta, la más numerosa hasta ahora, contra la visita de Estado del papa Benedicto XVI a este país.

Los manifestantes se dirigieron desde Hyde Park, donde el Papa celebró una vigilia de oración, hasta Downig Street, residencia del primer ministro, David Cameron, que ayer se entrevistó con el Pontífice.

“La oposición del Papa a los condones mata a la gente”, “El Papa protege a los curas pederastas” o “Si toleráis esto ahora, nuestros hijos serán los próximos” son algunas de las frases que podían leerse en las pancartas.

La marcha fue por diferentes organizaciones, entre ellas la Asociación Humanista Británica y la Sociedad Nacional Secular, y en ella participan también víctimas de abusos sexuales de sacerdotes.

El activista de derechos humanos Peter Tatchell, que se ha destacado siempre en la defensa de los derechos de los homosexuales, criticó que se conceda al Papa estatus de jefe de Estado.

Argumentó que el Vaticano no es un Estado reconocido por las Naciones Unidas (el llamado Estado de la Ciudad del Vaticano no es miembro de la ONU, pero sí observador permanente) y ese estatus “le da inmunidad y nadie debería estar por encima de la ley”.Tatchell no se dio por satisfecho con la homilía que pronunció Benedicto XVI en la catedral de Westminster y en la que expresó su “profundo dolor” por las víctimas de abusos sexuales y reconoció “la vergüenza y humillación” que sufre por esos pecados, que calificó de “crímenes atroces”.

“El Papa sigue disculpándose por los fallos de todos los demás menos los propios. No ha admitido sus propias deficiencias y sigue sin entregar a la policía de todo el mundo los documentos que tiene sobre sacerdotes pedófilos, lo cual le convierte en cómplice”, dijo Tatchell.

La británica Sue Cox que ha denunciado que sufrió este tipo de abusos con sólo diez años, afirmó por su parte que, aunque “el Papa se vuelva a Roma tranquilo, nosotros seguiremos haciendo lo posible por perseguir a los responsables de esos abusos”.

Por la tarde, Benedicto XVI ofreció una misa ante 100 mil personas, en la que denunció que los cristianos son ridiculizados por la sociedad, y mantuvo un encuentro con víctimas de curas pederastas, a las que expresó su “dolor y vergüenza”.

“Pienso en el inmenso sufrimiento causado por el abuso de menores, especialmente por los ministros de la Iglesia. Quiero manifestar mi profundo pesar a las víctimas inocentes de estos crímenes atroces, junto con mi esperanza de que el poder de la gracia de Cristo traerá la curación profunda y la paz a sus vidas”, afirmó el Pontífice en una misa en la catedral de Westminter.

El Papa agregó que reconocía “la vergüenza y la humillación que todos hemos sufrido a causa de estos pecados”.

Tras la misa y en un ambiente de discreción, el Papa se reunió en la Nunciatura de Londres con cinco víctimas británicas de curas pederastas.

“El Papa se ha conmovido escuchando las historias de las víctimas y le ha expresado su profundo dolor y vergüenza por sus sufrimientos y los de sus familias”, precisó el Vaticano.

Benedicto XVI rezó con las víctimas y les dio seguridades de que la Iglesia católica, “mientras continua poniendo en marcha” medidas para la protección de los jóvenes, “está haciendo todo lo posible para verificar las acusaciones y para colaborar con la autoridad civil y entregar a la justicia a los religioso acusados de estos graves crímenes”.

Libertad a sospechosos

Los seis hombres detenidos el viernes en Londres, sospechosos de “actos de terrorismo” en el marco de la visita del papa Benedicto XVI, fueron liberados sin que se haya presentado ningún cargo contra ellos, anunció Scotland Yard.

Los seis hombres “fueron liberados, sin que se haya retenido ninguna acusación contra ellos, la noche del sábado y esta madrugada, indica un comunicado de la policía londinense.

Los liberados, de 26 a 50 años, son empleados de la empresa Veolia Environmental Services, perteneciente al grupo francés Veolia, encargada de los servicios de limpieza por cuenta del Westminster City Council, la autoridad local del barrio londinense de Westminster.

Los seis hombres fueron arrestados ayer en Londres y quedaron detenidos en un puesto de policía del centro de la capital británica. En este barrio se halla el Parlamento británico, donde el Papa pronunció un discurso histórico.

Claves

Declaraciones

• El comediante británico Al Murray dijo que “ya está bien de que nos dé (Benedicto XVI) lecciones de moral y debería fijarse en su propia organización”.

• El presidente de la Sociedad Nacional Secular, Terry Sanderson, dijo que el Papa debería irse a casa con su religión y dejar que arreglemos nuestra sociedad”.

• Esta es la cuarta vez que Ratzinger se reúne con víctimas de abusos sexuales, como ya lo hizo durante sus viajes a Estados Unidos, Australia y Malta.

EFE y AFP
19 de septiembre de 2010

http://www.sectas.org/notas/protestaLondres.asp

EL JUEGO Y LA VIDA: SOBRE EL CAMPEONATO MUNDIAL DE FUTBOL

View this document on Scribd

El Papa no puede hacer lo que quiere

El Papa no puede hacer lo que quiere”
/ Jueves 27 de mayo de 2010

Ciudad del Vaticano (EVARED) – El papa Benedicto XVI dijo que el concepto de jerarquía en la Iglesia es malentendido en la sociedad a causa, entre otras cosas, de los “abusos de poder y carrerismo”, cuando para los católicos “en la jerarquía no hay un autócrata”.

El Pontífice dijo que “respecto del término jerarquía, en la opinión pública prevalece la interpretación jurídica, por lo que muchos ven la jerarquía como algo que se opone a la flexibilidad o al Evangelio”.

“Esto, sin embargo, es un concepto equivocado de la jerarquía, causado también por los abusos de poder y de carrerismo, una interpretación equivocada nacida de los errores de la historia”, subrayó el Papa.

Benedicto XVI recordó que, para la Iglesia Católica, “jerarquía no quiere decir dominio sagrado sino origen sagrado”.

“Es algo que no proviene de nosotros, sino de lo alto: es el sacramento del sacerdocio que pone a la persona en el misterio de Cristo, y sólo en cuanto siervo de Cristo puede gobernar”, sostuvo el Pontífice.

“En la jerarquía no hay un autócrata”, agregó, y por eso “el Papa no puede hacer lo que quiere, pues es custodio de la obediencia a Cristo y a su palabra”.

Fuente: La Nación

Valor, mesura y libertad de Hans Küng

Valor, mesura y libertad de Hans Küng

Javier Corral Jurado | 15-05-2010

Los enormes personajes de la Iglesia Católica de nuestro tiempo, han vuelto a separar sus posiciones doctrinales y reafirmar que, en la ruta que cada quien escogió, no habrá posibilidad de que los caminos se junten. Por más que así lo quiera Dios.

Joseph Ratzinger y Hans Küng, los dos teólogos más jóvenes del Concilio Ecuménico Vaticano II, de 1962 a 1965, hoy en día los de más edad y, “los únicos aún completamente en activo”, están de nuevo enfrentados sobre el futuro de la Iglesia y la manera en que la curia romana está respondiendo a esta etapa de enorme desprestigio para el catolicismo, manchado centralmente no sólo por los abominables y documentados casos de pederastia clerical, sino también por la enorme, brutal, red de complicidad y ocultamiento de esos hechos, de los que el caso Marcial Maciel es el mayor ejemplo.

Ratzinger es hoy El Papa Benedicto XVI, y Küng, un sacerdote católico, profesor emérito de teología ecuménica en la Universidad de Tubingen, en Alemania. No tienen la misma jerarquía, me dirán los detractores del segundo, pero no podrán negarme que en ellos se entraña la división doctrinal contemporánea más importante de la Iglesia Católica que se coloca en el mismo nivel. Tan es así que, la prensa vaticanóloga se dividió prácticamente en dos grandes pools de cobertura mediática cuando el cónclave del colegio cardenalicio eligió a Joseph Ratzinger como nuevo Papa de la Iglesia Católica.

Un grupo de reporteros estaba en Roma, al lado de la chimenea de la capilla Sixtina, por la que salió el humo blanco. El otro se trasladó hasta el poblado de Tubingen, donde Hans Küng, el teólogo suizo que desde 1979 se había enfrentado con el nuevo Pontífice, hasta ser incluso suspendido por él, para el ejercicio de la enseñanza católica, leía un pequeño texto en el que dio su punto de vista.

Contrario a lo que muchos pensábamos que sucedería, Küng no arremetió en contra de quien fuera su gran amigo y compañero perito de los proyectos y los debates conciliares, pero que luego con el paso del tiempo se convirtió en su más decidido perseguidor. Aunque se mostró decepcionado, Hans Küng tuvo palabras de aliento y esperanza para el nuevo jefe de la Iglesia:

“Hay que darle tiempo”, “démosle una oportunidad”, fueron las frases que se destacaron en las notas informativas complementarias al nombramiento papal.

Propuso que

“habría que conceder a los nuevos Papas 100 días, igual que se hace con los presidentes de EU”, y desde entonces marcó los retos del nuevo pontificado: “De lo que no cabe duda es de que tendrá que acometer tareas descomunales que su predecesor no ha resuelto y que llevan mucho tiempo estancadas. Entre ellas, fomentar activamente el ecumenismo de las iglesias cristianas, implantar la colegialidad entre el Papa y los obispos así como esa descentralización de la dirección de la Iglesia y garantizar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres dentro de la Iglesia”.

Hans Küng basó su esperanza en que al ser nombrado Papa, el cardenal Ratizinger actuaría como padre, que alberga y da cobijo a todos sus hijos. “La experiencia nos enseña que ocupar el lugar de Pedro en la Iglesia católica de hoy en día supone un reto capaz de transformar a cualquiera: se puede llegar al cónclave como cardenal progresista y salir convertido en Papa conservador (Montini-Pablo VI), o bien llegar al cónclave como cardenal conservador y salir convertido en un Papa progresista (Roncalli-Juan XXIII)”, fue la explicación y la apuesta que hizo por el milagro transformador, o mejor dicho, por el milagro de devolver al cardenal Ratzinger a sus posiciones reformadoras originales.

Ese gesto comprensivo, sin duda fue lo que propicio que ambos personajes se reencontraran de nuevo, pues desde 1979 no habían vuelto a cruzar palabra personalmente, pues fue cuando a Küng se le privó del título de profesor de teología católica por discutir, entre otras cosas, la infalibilidad papal y la doctrina sexual de la Iglesia. Mediante la publicación de un libro titulado “¿Infalible?, una pregunta”, Hans Küng rechazó la infalibilidad pontificia y alzó también su voz para criticar lo que considera «falta de libertad» dentro de la Iglesia.

De esta manera Küng tocó uno de los ejes del dogmatismo católico, por virtud del cual se ejerce una disciplina que, de entrada, acepta la restricción de la libertad de pensamiento, y en ello, el principal mecanismo de control como poder eclesial.

La infalibilidad del Papa es explicada por la Iglesia Católica como efecto de una especial asistencia que Dios hace al romano pontífice cuando éste se propone, por un acto definitivo y solemne, definir y enseñar como cierta y divinamente revelada una determinada doctrina sobre la fe o la moral.

La enseñanza de la infalibilidad pontificia no sostiene que el Papa no se equivoque en cualquier materia; tampoco sostiene que el Papa sea infalible cuando da su opinión particular sobre algún asunto; ni que el Papa esté libre de tentación ni de pecado.

De este modo la Iglesia entiende que es preciso que Dios preserve a la Iglesia, y al Papa que es su Cabeza Suprema, de cometer error en materia de fe o de moral, a fin de que pueda guiar correctamente a los pastores y los fieles y de que todos tengan seguridad de que la doctrina enseñada por ella es cierta.

No sólo Hans Kung ha postulado una obediencia racional al sumo pontífice. El entonces Cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI, escribió en 1968: “por encima del Papa se halla la propia conciencia, a la que hay que obedecer incluso en contra de lo que diga la autoridad eclesiástica”.

La respuesta del Vaticano sólo vino en contra de Hans Küng, en 1980, porque fue dada precisamente por Ratzinger, que en ese momento era Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, quien le prohibió seguir enseñando teología.

Pasaron treinta años para que se volvieran a encontrar. En la residencia veraniega de Castengandolfo se reunieron los dos teólogos por más de cuatro horas en septiembre de 2005. Hubo un escueto boletín que dio cuenta de un diálogo cordial y sincero, y el reinicio de sus conversaciones sobre las diferencias doctrinales en diversas posturas de la Iglesia.

Pero hace tres semanas parece haber culminado esa tregua que ambos se dieron para dialogar, y la espera que Küng recomendó a la feligresía católica, que por supuesto duró más que 100 días. Al cumplirse el quinto año del pontificado de Ratzinger, el fundador del Foro para una Nueva ética mundial, ha llamado mediante carta abierta a todos los obispos católicos a que se animen a promover la convocatoria para un nuevo Concilio, o por lo menos, un sínodo de Obispos representativo, ante lo que el advierte es “la peor crisis de credibilidad de nuestra Iglesia, desde la Reforma”.

Dice:

“Mis esperanzas, y las de tantos católicos, de que el Papa pueda encontrar su manera de promover la renovación continua de la Iglesia y la reconciliación ecuménica en el espíritu del Segundo Concilio Vaticano desgraciadamente no han sido cumplidas. Su pontificado ha dejado pasar cada vez más oportunidades de las que ha aprovechado: se perdieron las oportunidades para el acercamiento con las iglesias protestantes, para la reconciliación a largo plazo con los judíos, para un diálogo con los musulmanes en una atmósfera de confianza mutua, para la reconciliación con los pueblos indígenas colonizados de Latinoamérica y para el suministro de asistencia al pueblo de África en su lucha contra el sida. También se perdió la oportunidad de hacer del espíritu del Segundo Concilio Vaticano la brújula para toda la Iglesia Católica”.

La dolencia que más irrita a Hans Küng en el presente, es la pederastia clerical: “hoy, además de estas muchas crisis, surge una serie de escándalos que claman al cielo: la revelación de que varios clérigos abusaron de miles de niños y adolescentes en todo el mundo. Para empeorar las cosas, el manejo de estos casos ha dado origen a una crisis de liderazgo sin precedentes y a un colapso de la confianza en el liderazgo de la Iglesia. Las consecuencias para la reputación de la Iglesia Católica son desastrosas. Importantes líderes de la Iglesia ya han admitido esto. Numerosos pastores y educadores inocentes y entregados a su labor están sufriendo bajo el estigma de sospecha que ahora cubre a la Iglesia”.

Luego el reto:

“Ustedes, reverendos obispos, deben hacer frente a la interrogante: ¿qué pasará con nuestra Iglesia y con sus diócesis en el futuro?”.

Lo interesante sería saber que opinan los obispos mexicanos de esta invitación.

P.D. El secuestro de Diego Fernández de Cevallos, que se dio a conocer al momento de concluir esta colaboración, consterna a la Nación completa porque, además de la cobardía y la injusticia intrínseca del plagio, señala la vulnerabilidad en la que se encuentra la sociedad en su conjunto frente a la acción del crimen organizado.

Nadie está a salvo, es el duro mensaje al país que mandan las mafias, para sembrar el terror entre la población y la confusión en el Gobierno, precisamente cuando la lucha contra el narco toca momentos cruciales. Así fue en Colombia, cuando el Estado empezó a ganar la batalla: se ensañaron en crueldad las ejecuciones, se secuestraron a personajes con un alto nivel de fama pública, y continuaron con líderes ligados a la política y a políticos en el Gobierno. Que Diego esté con vida y las autoridades puedan rescatarlo, es mi más profundo deseo.

http://www.diario.com.mx/nota.php?notaid=a1da6ff6948a0546fa4f5930066dbbc1

Culpan al Gobierno de España de pagar un alto costo por la visita del Papa

Culpan al Gobierno de España de pagar un alto costo por la visita del Papa
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps denunció que el presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, no fue leal hacia la Comunitat Valenciana, y de no haber trabajado como lo ha hecho con otras comunidades autónomas.
España | Lunes 12 de Abril, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).


El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la arremetió contra el Gobierno de España, al denunciar que el presidente de este país, José Luis Rodríguez Zapatero, pagó un altísimo costo por la visita del Papa a Valencia.
Camps, culpa a Zapatero de “falta de lealtad” hacia la Comunitat Valenciana, y lo acusa de no haber trabajado como lo ha hecho con otras comunidades autónomas, y como presumiblemente hará con las visitas de Su Santidad a Barcelona, Madrid o Santiago.
“Si hubiera sido leal con la Comunitat Valenciana, no le habría costado un solo euro el viaje de Benedicto XVI en julio de 2006”, denunció Camps, quien pronunció estas declaraciones en la sesión de control de las Cortes tras la cuestión formulada por el portavoz del PSPV en la Cámara, Ángel Luna, en relación a los costes para la Generalitat y RTVV de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 para presidir el V Encuentro Mundial de las Familias.
Ángel Luna, criticó fuertemente la mala acción de Zapatero al asegurar que es “el ejemplo perfecto de la falta de transparencia” del Consell y el “abuso de poder” de RTVV.

Benedicto XVI afirma que el poder, la ambición y el hedonismo son tentaciones del diablo

Durante la tradicional oración dominical del Angelus en la Plaza de San Pedro
Benedicto XVI afirma que el poder, la ambición y el hedonismo son tentaciones del diablo

El papa Benedicto XVI explicó hoy durante la tradicional oración dominical del Angelus en la Plaza de San Pedro que “el poder”, “la necesidad de bienes materiales” y “la ambición” son tentaciones del diablo contra las que el hombre tiene que luchar.

El Papa dedicó su mensaje de hoy al inicio para los católicos de la Cuaresma, un periodo que definió como de “competición espiritual para vivir junto a Jesús” y para “vencer las tentaciones del maligno”.

Citando el Evangelio de Lucas, que narra como Jesús fue tentado por el demonio, Joseph Ratzinger explicó que las tentaciones de Satanás fueron tres: una sobre la necesidad de bienes materiales, cuando le propone transformar las piedras en pan; el engaño del poder, cuando el diablo le ofrece dominar la creación a cambio de un acto de adoración; y la ambición, cuando le invita a cumplir un milagro espectacular.

“También en nuestros días el hombre conoce la tentación del poder, de la ambición y del hedonismo”, añadió el papa alemán.

Ratzinger anunció que como es tradicional en la Cuaresma comenzará hoy, junto a sus colaboradores de la Curia, la semana de ejercicios espirituales. (EFE)

CIUDAD DEL VATICANO (EFE) — la cantidad de los católicos en todo el mundo aumentó un 1,7 por ciento en 2008 y llegó a los 1.166 millones, según los datos recogido en el nuevo Anuario Pontificio, presentado ayer al Papa Benedicto XVI.

En una nota del Vaticano en la que se sintetizan algunos datos del anuario, se explica que comparando estos datos con la evolución de la población mundial en el mismo periodo –que ha pasado de 6.620 a 6.700 millones– los católicos pasaron a representar del 17,33 al 17,40 por ciento.
Según los datos recogidos en las 2.945 circunscripciones eclesiásticas del planeta, el número de obispos en 2008 aumentó un 1,13% pasando de 4.946 a 5.002.
También creció el número de sacerdotes, diocesanos como religiosos, que pasaron de los 408.024 en 2007 a los 409.166 en 2008, de los que el 47,1% está en Europa, el 30% en el continente americano, el 13,2 en Asia, el 8,7 en Africa y el 1,2 en Oceanía.
Los datos del nuevo anuario revelan que el número de religiosas, a pesar de que siguen siendo el grupo católico de mayor peso numérico, desciende progresivamente.
Si en 2000 eran 801.185, en 2008 han descendido un 7,8 por ciento y ahora son 739.067, sobre todo en Europa (-17,6%) y también en América (-12,9%) y Oceanía (-14,9%), mientras que aumenta el número de monjas en Africa (16,4%) y en Asia (16,4%).
Por otra parte, según los datos del Vaticano aumentan levemente las vocaciones, un 1 por ciento, al pasar de los 115.919 candidatos al sacerdocio de 2007 a los 117.024 de 2008.
Las vocaciones crecen sobre todo en Africa (3,6%), en Asia (4,4%) y en Oceanía (6,5%), mientras que disminuyen un 4,3% en el Viejo Continente y permanecen estables en América.
La nueva Provincia, Domingo 21 de febrero de 2010

El Papa pide a los sacerdotes que prediquen sana doctrina en sus homilías

El Papa pide a los sacerdotes que prediquen sana doctrina en sus homilías

Como todos los miércoles el Papa Benedicto XVI presidió ayer la audiencia general de los miércoles en el aula Pablo VI, que en esta ocasión contó con la asistencia de unos 7.000 fieles provenientes de diversas partes del mundo.

En el marco del año sacerdotal y hablando de san Antonio, el Papa pidió a los sacerdotes y diáconos que aprendan “el arte de su predicación” acomodando las homilías a sus fieles, y les invitó a dar en ellas ”sólida y sana doctrina” y a ser “incisivos en la comunicación”. El Pontífice XVI también se refirió a la oración, como acto de amor, y exhortó a abrir el corazón a Dios y a “hablar de manera coloquial y afectuosa con él, presentarle nuestras necesidades, alabarle y darle gracias”.

radiocristiandad.wordpress.com

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.172 seguidores