Un asteroide amenaza la Tierra para el año 2182

Un asteroide amenaza la Tierra para el año 2182
MADRID, ADN.es, El Mundo. Edición ProtestanteDigital.com
La probabilidad es de una entre mil, muy alta para este tipo de proyectiles. Los cálculos realizados advierten de que puede ser necesario realizar una intervención tecnológica para desviar su trayectoria antes del año 2060. Lo advierte un estudio internacional publicado en la revista Icarus.

Los científicos han calculado y monitorizado los posibles impactos para este asteroide, llamado ´(101955) 1999 RQ36´ hasta el año 2200 mediante dos modelos matemáticos, y «lo que más sorprende es que más de la mitad de esta probabilidad (0,00054) corresponde al año 2182», explica María Eugenia Sansaturio, coautora del estudio e investigadora de la Universidad de Valladolid, a la agencia SINC.

Así, han buscado los llamados Impactores Virtuales, o sea, subconjuntos de incertidumbre estadística que conducen a colisiones con la Tierra en distintas fechas del siglo XXII. Conocer este dato puede ayudar a diseñar con antelación mecanismos para desviar la trayectoria del asteroide.

El ´(101955) 1999 RQ36´ forma parte de los asteroides potencialmente peligrosos (PHA, por sus siglas en inglés: Potentially Hazardous Asteroid), objetos con riesgo de colisionar con la Tierra por la proximidad de sus órbitas y que pueden causar daños. Este PHA se descubrió en 1999 y tiene unos 560 metros de diámetro.

En principio su órbita está bien determinada gracias a 290 observaciones ópticas y 13 medidas radar, pero existe una incertidumbre orbital significativa porque, además de la gravedad, su trayectoria se ve influenciada por el efecto Yarkovsky, una perturbación que modifica ligeramente las órbitas de los objetos pequeños del Sistema Solar como consecuencia de que al rotar la radiación solar absorbida por éstos se emite de una manera desigual a través de su superficie.

La investigación predice qué podría suceder en los próximos años teniendo en cuenta el efecto Yarkovsky. Hasta 2060 la divergencia de las órbitas que impactan es moderada, entre los años 2060 y 2080 crece en cuatro órdenes de magnitud porque el asteroide se aproxima a la Tierra en esas fechas y vuelve a crecer moderadamente hasta otro acercamiento en 2162. Tras decrecer, 2182 aparece como el año más probable para la colisión.

«La consecuencia de esta compleja dinámica no es únicamente una probabilidad de impacto comparativamente grande, sino también que un procedimiento realista de deflexión (desviación de la trayectoria) sólo se podría realizar antes del encuentro en 2080, y más fácilmente antes de 2060», concluye Sansaturio.

Las misteriosas ondas de radio de M82

Las misteriosas ondas de radio de M82

De nuevo la comunidad científica se ha visto desbordada por el descubrimiento de un nuevo fenómeno astronómico sin precedentes: un objeto desconocido en la galaxia M82 ha comenzado a enviar ondas de radio, y la emisión no se parece a nada que se haya visto antes en el Universo, dejando atónitos a los astrofísicos la red MERLIN de telescopios de radio en el Reino Unido.

No sabemos lo que es”, dijo el co-descubridor Tom Muxlow del Jodrell Bank Centre for Astrophysics cerca de Macclesfield, Reino Unido.

Aunque continuamente recibimos ondas de radio procedentes del espacio exterior originadas por fenómenos naturales, lo cierto es que el patrón de ondas de la galaxia M82 es totalmente desconocido. Apenas ha cambiado en intensidad durante un año y el espectro es estacionario.

¿Podría este objeto ser un agujero negro? No está en el medio del M82, donde los astrónomos esperarían encontrar este tipo de agujeros negros centrales supermasivos que la mayor parte del resto de galaxias tienen. Lo que nos deja la posibilidad de que pudiese ser un “microquasar”.

Un microquasar está formado a partir de una estrella muy masiva que explota, dejando tras de sí un agujero negro de unas 10 ó 12 veces la masa del sol, que posteriormente empieza a alimentarse de gas de una estrella superviviente cercana. Los microquásares emiten ondas de radio -pero ninguno ha sido visto en nuestra galaxia tan brillante como el de la nueva fuente en el M82. Los microquásares también producen muchos rayos X, pero de momento no se han encontrado rayos X procedentes del misterioso objeto.

El extraño objeto se encuentra a 12 millones de años luz de la Vía Láctea. Y por si fuera poco, su velocidad aparente multiplica por cuatro a la velocidad de la luz. Esas velocidades supralumínicas ahora sólo habían sido observadas en los chorros de materia que emiten algunos de los mayores agujeros negros del Universo.

Acabamos de empezar a procesar los datos de la región central de M82 procedentes de 20 radiotelescopios de todo el mundo asegura Muxlow. Esas imágenes nos permitirán examinar la estructura de esta nueva radiofuente con más detalle. De todas formas, procesar una cantidad tan grande de datos será un trabajo arduo y penoso. Y sólo después podremos decir si efectivamente se trata de una rara forma de microquasar’. O de algo nuevo y completamente desconocido hasta el momento.

Vía | Ciencia traducida

Más información | New Scientist

http://www.genciencia.com/astronomia/las-misteriosas-ondas-de-radio-de-m82

Científicos confirman la edad del Universo

Científicos confirman la edad del Universo
Por mucho que el Universo se empeñe en ocultar algunos de sus misterios, como su auténtica silueta y su edad definitiva, los científicos no atienden a coqueterías celestiales y están empeñados en desvelarlos.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 04/03/2010

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado un nuevo método para medir el tamaño, los años y la velocidad de expansión del cosmos que utiliza las galaxias como si fueran telescopios para observar todo lo que se encuentra a su alrededor. Los resultados confirman que el Universo tiene la antigüedad que se conocía -13,75 miles de millones de años-, y la existencia de una fuerza notable de la energía oscura, responsable de poner la «quinta marcha» a la expansión del firmamento.

Los científicos, entre los que se encuentran equipos del Instituto Kavli de Astrofísica de Partículas y Cosmología (KIPAC), las universidades de Stanford, Bonn y California, y el Instituto Astronómico de los Países Bajos, publicaron el estudio en la revista Astrophysical Journal. Para ello, utilizaron datos recogidos por el telescopio Hubble de la NASA en combinación con la Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP), la gran misión para medir el Universo.

A partir de ahí, los científicos utilizaron un conocido efecto astronómico denominado «lente gravitacional» para medir las distancias a las que viaja la luz de una galaxia activa a la Tierra por diferentes caminos. Este efecto, que ya había predicho Einstein, se produce cuando la luz procedente de objetos distantes y brillantes se curva alrededor de un objeto masivo, como una galaxia. Conociendo el tiempo que le lleva a la luz viajar por cada vía y las velocidades que toma, los investigadores pueden inferir no sólo a qué distancia se encuentra una galaxia, sino también la escala global del Universo, que los astrofísicos expresan con la constante de Hubble, y algunos detalles de su expansión.

UN ATASCO GALÁCTICO

Según Phil Marshall, de la Universidad de Stanford, este sistema de medición nunca se había utilizado de forma tan precisa. Aunque los científicos no saben cuándo la luz abandona su fuente, sí pueden comparar los tiempos de llegada. Marshall lo asemeja a cuatro coches tomando cuatro rutas diferentes entre lugares en lados opuestos de una gran ciudad. De la misma forma que los automóviles se enfrentan a los atascos, la luz también puede sufrir retrasos debido a la densidad de la masa de las galaxias, «así que una ruta más larga no significa que tarde más tiempo, porque a veces la distancia más corta es la más lenta».

La técnica aplicada ahora por los científicos tiene en cuenta todas esas variables y proporciona una mejor idea de cuándo la luz salió de la galaxia y cómo ha sido su viaje. En el pasado, este método estaba plagado de errores.

Autor: Judith de Jorge

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=42952&origen=notiweb

Nueva era, astrología y ciencia cap. 3

View this document on Scribd

Un hallazgo arqueológico apoya la teoría de Kepler sobre la estrella de Belén

Una curiosa y extraordinaria revelación arqueológica se encuentra contenida en una tablilla acuñada en caracteres cuneiformes en el Museo estatal de Berlín. Se trata de un auténtico documento astronómico y astrológico que revela la existencia de una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis en el año 7 antes de Cristo.

Y existen grandes coincidencias entre los datos de la conjunción astral sumamente inusual que contiene la tablilla y el relato bíblico sobre la estrella de Oriente. Algo que ya el astrónomo Kepler había adelantado como teoría, resultado de sus estudios pero son el apoyo de este hallazgo arqueológico, producido en 1925.

Los Evangelios enmarcan el nacimiento de Jesús en tiempos del censo ordenado por César Augusto, cuando Quirino era gobernador de Siria, y en los últimos años del rey Herodes, quien falleció en el mes de marzo del año 4 a.C. Para los historiadores, Jesús nació unos siete años antes del año «0» del calendario actual.

El evangelista Mateo (2Bastardo Kitty pone en relación el evento del nacimiento de Jesús en Belén y la adoración de los “sabios de Oriente” con la aparición de una estrella particularmente luminosa e inusual en el cielo de Palestina. Y es precisamente en relación a este momento que la tablilla de arcilla ofrece un testimonio particular que apoya en muchos detalles una teoría sobre la veracidad del relato bíblico. Algo ya conocido, pero que traemos como información al hilo de las fechas que se celebran en todo el mundo, con el 6 de enero como “día de los reyes de Oriente”.

Existen muchas hipótesis sobre la estrella que vieron los magos (“magoi” en griego era la palabra con que se denominaba a la casta de sacerdotes persas y babilonios que se dedicaban al estudio de la astronomía y de la astrología) y que les llevó a afrontar un viaje de más de mil kilómetros con el objetivo de rendir homenaje a un recién nacido. La que apoya esta teoría es sin duda una de las más verosímiles.

APORTACIONES DE LA ASTRONOMÍA

Fue el 17 de diciembre de 1603 cuando Johannes Kepler, el conocido astrónomo y matemático de la corte del emperador Rodolfo II de Habsburgo, al observar con un modesto telescopio desde el castillo de Praga el acercamiento de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, se preguntó por primera vez si el Evangelio no se refería precisamente a ese mismo fenómeno.Con esta idea hizo concienzudos cálculos hasta descubrir que una conjunción de este tipo tuvo lugar en el año 7 a.C. Recordó también que el famoso rabino y escritor Isaac Abravanel (1437-1508) había hablado de un influjo extraordinario atribuido por los astrólogos hebreos a aquel fenómeno: el Mesías tenía que aparecer durante una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Kepler habló en sus libros de su descubrimiento, pero la hipótesis cayó en el olvido, perdida entre su inmenso legado astronómico.

Faltaba una demostración científica clara. Llegó en 1925, cuando el erudito alemán P. Schnabel descifró anotaciones neobabilonias de escritura cuneiforme acuñadas en una tabla encontrada entre las ruinas de un antiguo templo del sol, en la escuela de astrología de Sippar, antigua ciudad que se encontraba en la confluencia del Tigris y el Éufrates, a unos cien kilómetros al norte de Babilonia. La tablilla se encuentra ahora en el Museo estatal de Berlín.

Entre los numerosos datos de observación astronómica sobre los dos planetas, Schnabel encuentra en la tabla un dato sorprendente: la conjunción entre Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis tiene lugar en el año 7 a.C.. Además, se produjo una circunstancia excepcional para un hecho ya de por sí nada frecuente: la conjunción se repitió en tres ocasiones durante un periodo de tiempo de unos pocos meses: del 29 de mayo al 8 de junio; del 26 de septiembre al 6 de octubre; del 5 al 15 de diciembre. Además, según los cálculos matemáticos, esta triple conjunción se vio con gran claridad en la región de la cuenca del Mediterráneo.

UNA PREGUNTA VEROSÍMIL

Si este descubrimiento se identifica con la estrella de Navidad de la que habla el Evangelio de Mateo, el significado astrológico de las tres conjunciones hace sumamente verosímil la decisión de los Magos de emprender un largo viaje hasta Jerusalén para buscar al Mesías recién nacido.Según explica el prestigioso catedrático de fenomenología de la religión de la Pontificia Universidad Gregoriana, Giovanni Magnani, autor del libro “Jesús, constructor y maestro” (Gesú costruttore e maestro, Cittadella, Asís, 1997), “en la antigua astrología, Júpiter era considerado como la estrella del Príncipe del mundo y la constelación de Piscis como el signo del final de los tiempos. El planea Saturno era considerado en Oriente como la estrella de Palestina. Cuando Júpiter se encuentra con Saturno en la constelación de Piscis, significa que el Señor del final de los tiempos se aparecerá este año en Palestina. Con esta expectativa llegan los Magos a Jerusalén, según el Evangelio de Mateo 2, 2”. “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle”, preguntan los magos a los habitantes de Jerusalén y después a Herodes.

La triple conjunción de los dos planetas en la constelación de Piscis explica también la aparición y la desaparición de la estrella a los ojos de los observadores, un dato claramente confirmado por el relato del Evangelio.

La tercera conjunción de Júpiter y Saturno, unidos como si se tratara de un gran astro, tuvo lugar del 5 al 15 de diciembre. En el crepúsculo, la intensa luz podía verse al mirar hacia el Sur, de modo que los Magos de Oriente, al caminar de Jerusalén a Belén, la tenían en frente. La estrella parecía moverse, como explica el Evangelio, “delante de ellos” Mt 2:9

Fuente:

El Manifiesto. Redacción: ACPress.net

http://historiaparaeldebate.blogcindario.com/2008/01/00076-un-hallazgo-arqueologico-apoya-la-teoria-de-kepler-sobre-la-estrella-de-belen.html

La Nueva era,la Astrología y la ciencia cap. 2

View this document on Scribd

nueva era, astrología y la ciencia

View this document on Scribd

La Vía Láctea podría contener miles de millones de planetas similares a la Tierra

La Vía Láctea podría contener miles de millones de planetas similares a la Tierra

La Vía Láctea observada por Gaia. (ESA) (Imagen: ARCHIVO)

Podrían ser más de 100.000 millones de planetas similares al nuestro.
La mayoría podrían albergar formas de vida unicelulares.
Hasta ahora sólo se han detectado poco más de 300 planetas.
Enviar Imprimir Compartir Facebook Menéame Twitter + Ver más
EUROPA PRESS. 16.02.2009 – 14.12 h
Expertos estadounidenses consideran que la Vía Láctea podría contener más de 100.000 millones de planetas con características similares a la Tierra, a falta de desarrollar la tecnología necesaria para observar los cuerpos celestes más lejanos a nuestro planeta.
No sólo es probable que sean habitables, sino que también se encuentren inhabitados

Según el doctor Alan Boss, de la Institución Carnegie para la Ciencia, la mayoría de estos planetas podrían albergar, incluso, formas de vida unicelulares, según declaró en el encuentro anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, celebrado en Chicago.

Hasta ahora, los telescopios sólo han sido capaces de detectar poco más de 300 planetas que se encuentran fuera de nuestro Sistema Solar. Pocos de ellos son capaces de albergar vida. La mayoría de ellos orbitan cerca de gigantes gaseosos o de estrellas tan calientes que impiden incluso la presencia de microbios por las altísimas temperaturas.

“Parecido a la Tierra”

Sin embargo, basándose en el limitado número de planetas hallado hasta ahora puede implicar que cada estrella parecida al Sol podría calentar a un planeta “parecido a la Tierra”, en declaraciones recogidas por la cadena británica BBC.

“No sólo es probable que sean habitables, sino que también se encuentren inhabitados”, conjeturó el doctor Ross. “Creo que la mayoría de las Tierras se parecerán a lo que nuestro planeta fue hace 3.000 o 4.000 millones de años, con formas de vida bacterianas”.

En 20minutos.es

  • copiado de aca

El origen de las supernovas, al descubierto

El origen de las supernovas, al descubierto
Las supernovas, las estrellas que explotan al final de sus vidas, han sido utilizadas por los científicos como una especie de terminal cósmica para medir la expansión del universo, pero hasta ahora se desconocía cuál era el origen preciso de estos gigantescos estallidos estelares. Según una nueva investigación publicada en Nature, ya se conoce la respuesta: la fusión de dos enanas blancas.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 19/02/2010

Las supernovas son «objetos cruciales para entender el universo», afirma el autor principal del estudio, Marat Gilfanov, del Instituto de Astrofísica Max Planck en Alemania. «Y ahora empezamos a entender lo que enciende la mecha que causa la explosión».

Según la mayoría de los científicos, algunas supernovas, llamadas tipo 1a, se forman cuando una enana blanca (el corazón degenerado de una estrella gigante roja) se vuelve inestable después de exceder su masa máxima. Y según la misma teoría, la inestabilidad puede proceder de la fusión de dos enanas blancas, o por un fenómeno llamado de acumulación, un proceso por el cual una estrella absorbe una parte del material de otro.

Ahora, con el telescopio espacial Chandra de la NASA, Marat Gilfanov y sus colegas han estudiado supernovas de cinco galaxias elípticas y de la región central de la galaxia de Andrómeda. «Nuestros resultados sugieren que las supernovas se originan casi todas por la fusión de dos enanas blancas», ha explicado Akos Bogdan, del Instituto de Max Planck, coautor del estudio. «Si las supernovas se produjeran por acumulación, las galaxias serían alrededor de 50 veces más brillantes en el rayos X que lo que observamos en la realidad».

Se necesitan más estudios para determinar si la fusión es también la principal causa de la aparición de supernovas en las galaxias espirales. Identificar con antelación de la explosión de supernova es extremadamente complicado, ya que los pares de las enanas blancas son muy difíciles de detectar. Y cuando las enanas blancas están lo suficientemente cerca de comenzar la fusión, no tardan más que unas pocas décimas de segundo en estallar.

Conocer las supernovas es muy importante para medir las distancias cósmicas y buscar partículas de materia oscura.

El telescopio Hubble capta objeto extraño

El telescopio Hubble capta objeto extraño
Autor: | 3.2.10 | Sección: Ciencia

La NASA, investiga la aparición de un objeto extraño, captado por el telescopio Hubble el pasado 6 de enero, varios investigadores están analizando la forma de esta especie de luz, que en palabras propias de varios científicos, es un objeto completamente extraño por la forma en la que se desplaza; y ha la velocidad que lo hace. Sus características dimensiónales, no son habituales entre otros objetos descubiertos.

Algunos expertos, creen que este objeto fue el producto de una coalición entre dos asteroides, y este impacto pudo haber tenido lugar a unos 15,000 kilómetros por hora, y fue la causa de la aparición de este objeto en el espacio. Algunos creen que podría tratarse de un cometa, por la luz que deja en su cola, pero otros científicos están planteando otras hipótesis, ya que la forma desproporcionada del objeto, indica que nunca se había apreciado algo similar durante la existencia humana.

El objeto ha recibido el nombre científico de P/2010 A2, mientras los investigadores siguen estudiándolo desde el 6 de enero, para determinar de qué se trata realmente.

Aquí la imagen proporcionada por: NASA, ESA, D.Jewitt.

Lucas 21:25-26.

fuente bibl:

http://www.laultimageneracion.com/2010/02/el-telescopio-hubble-capta-objeto.html

Copérnico y la Iglesia

Nicolás Copérnico fue invitado reiteradamente por miembros de la jerarquía católica para dar a conocer sus cálculos. Pese a los recelos del autor de Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes, la Iglesia católica, de entrada, no veía con malos ojos cualquier reforma de la astronomía si conducía a un objetivo en el que su interés era grande: la reforma del calendario juliano (adoptado por la Iglesia en el Concilio de Nicea, año 325), la cual, se produjo en 1582 al sustituirse este calendario por el gregoriano (denominado así en honor del papa Gregorio XIII). El problema del calendario que tanto importaba a la Iglesia era el siguiente:

Se trataba de determinar la duración exacta del año trópico, es decir, el tiempo que transcurre entre dos pasos consecutivos del Sol por el mismo punto equinoccial (equinoccio de primavera y equinoccio de otoño), éste era un dato fundamental puesto que indicaba el inicio y el final de las estaciones. La primera dificultad radicaba en que no comprende un número entero de días. En el siglo I a. C. Julio César había decretado que un año (trópico) consta de 365 ¼ días, de modo que cada tres años de 365 días tenía que añadirse un cuarto bisiesto. Pero este cómputo iba acumulando un error debido al fenómeno conocido como precesión de los equinoccios, consistente en el lento retroceso de los puntos equinocciales y responsable de que el comienzo de las estaciones se anticipe ligeramente cada año (11 minutos y 4 segundos). Así, si el comienzo de la primavera estaba fijado para el 21 de marzo, resulta que en la época de Copérnico se había adelantado diez días. En contra de lo que indicaba el calendario juliano, el equinoccio de primavera tenía lugar entonces el 11 de marzo. Y, puesto que, a su vez, la fijación de la importante festividad de Pascua dependía de la correcta determinación del equinoccio de primavera (domingo siguiente al plenilunio posterior a dicho equinoccio), se comprende el interés de la Iglesia católica por el tema.

Según relata Copérnico en el prefacio de Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes, dedicado al papa Pablo III, la invitación de la Iglesia contenía implícita una tesis: bastaba con tomar toda referencia al movimiento de la Tierra y a la posición central del Sol como mera hipótesis matemática, sin pretender que se convirtiera en la descripción del modo en que realmente sucedían las cosas en la naturaleza. Con el tiempo, este planteamiento llegó a convertirse en una exigencia, tal y como queda de manifiesto en la amonestación privada a Galileo. Pero Copérnico siempre entendió la astronomía como un conjunto de proposiciones, no solamente útil para calcular los movimientos de los planetas, sino conforme a la disposición real de los cuerpos celestes. En este sentido, estaba convencido de que la teoría heliocéntrica que defendía era verdadera. Pese a esto, el Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes salió de la imprenta con un prefacio, sin firma, titulado “Al lector de las hipótesis de esta obra” en el que se afirmaba que “no es necesario que las hipótesis (astronómicas) sean verdaderas, ni siquiera verosímiles, sino que basta con que muestren un cálculo coincidente con las observaciones”. Este famoso prólogo fue escrito por el pastor luterano Andreas Osiander, amigo de Copérnico. Hoy sabemos, por el testimonio de Kepler, que el astrónomo polaco nunca suscribió esta tesis.

La obra de Copérnico, titulada en latín De revolutionibus orbium celestium, estuvo acabada en 1530, sin embargo, no apareció publicada hasta 1542 por temor a la polémica. Tras un derrame cerebral y con sus facultades mentales muy mermadas, Copérnico tuvo la primera copia de su manuscrito en las manos días antes de su muerte.

fuente bibl:

http://homoescepticus.blogspot.com/2010/02/copernico-y-la-iglesia.html

África y Asia se quedaron en oscuridad

África y Asia se quedaron en oscuridad

El pasado Jueves gran parte de los habitantes de África y Asia fueron testigos del eclipse anular de sol mas largo del tercer milenio, aunque muchos fueron testigos en nuestra generación de este evento, muchos ya no podrán volver a ver este tipo de eclipses en las zonas citadas, ya que un eclipse como este no podrá presenciarse si no hasta el 23 de diciembre del año 3043.

Una comerciante unganesa, Kampala no se mostró tan entusiasmada por el evento y declaro con tono asustado a los medios de comunicación: “Esto podría quemar a alguien, no se puede mirar directamente , tengo miedo que me queme los ojos”.

El eclipse anular de sol causo cierto efecto anaranjado alrededor del sol y se pudo apreciar por más de 11 minutos en algunas zonas que tenían un punto estratégico para apreciar el fenómeno. Aunque hace escasos meses atrás, este continente recién salía de un eclipse solar; y ahora ha sido sorprendido nuevamente por otro en tan poco tiempo.

Las personas que vivan en el océano Pacifico sur, tendrán que estar muy al pendiente ya que para el 11 de Julio próximo, esta previsto un nuevo eclipse solar.

Observamos cuidadosamente el video y descubrimos que en la toma de la cámara cuando enfocan parte del eclipse, se puede apreciar una estrella de David perfectamente formada.

Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. Daniel 12:10

Lucas: 21: 25, 28

El cristianismo no debe temer a que pueda existir la vida extraterrestre

El cristianismo no debe temer a que pueda existir la vida extraterrestre

Así lo declaró el nuevo director del Observatorio Vaticano. El jesuita argentino-cordobés José Gabriel Funes dice que hay que vivir la fe con el corazón y con la inteligencia.

(La Nación) “Si San Francisco de Asís decía hermano lobo, ¿por qué no podemos decir hermano ET?” Con su tonada y humor cordobeses intactos, el padre José Gabriel Funes, un jesuita que hace una semana se convirtió en el “astrónomo del Papa”, está convencido de que la hipótesis de que exista vida en otros planetas, y de que esta vida sea inteligente, no tendría que provocar ningún problema para la teología, ni para el cristianismo.

De 43 años, licenciado en Astronomía por la Universidad de Córdoba, ordenado sacerdote en 1995, a los 32 años, y con un doctorado de la Universidad de Padua, el padre Funes es el primer latinoamericano que llega a dirigir el Observatorio Vaticano, institución de la que ya era miembro. Fue designado por Benedicto XVI el 19 de agosto último, en sustitución del estadounidense y también jesuita George Coyne.

Llamado también “Specola” (en latín), el Observatorio Vaticano tiene dos sedes. Una histórica en Castelgandolfo, encantador pueblito enclavado en la cima de una de las colinas romanas, a 25 kilómetros de la capital, en el mismo palacio donde reside el Papa durante el verano. Y otra en Tucson, Arizona, uno de los mejores sitios del mundo para la astronomía “porque es un lugar alto, tiene un clima seco, muchas noches claras y el cielo oscuro”, explica Funes, un hombre que se destaca por su afabilidad y su forma de hablar simple, hincha de River, que al menos una vez al año viaja a la Argentina para visitar a sus padres, a su hermano y a sus sobrinitos.

—¿Nació antes su amor por las estrellas o su amor por Dios?

—Las dos cosas van juntas. En 1969, cuando el hombre llegó a la Luna, yo tenía 6 años y mi maestra de segundo grado estaba asombrada por las preguntas que hacía por los astronautas y por la Luna. Y después, a los 12 o 13 años, me empezó a interesar la astronomía, y cuando tenía 15 decidí que iba a estudiar esto.

—¿Usted iba al campo y se quedaba horas mirando las estrellas?

—Sí, miraba el cielo… Pero algo muy importante que hicieron mis padres es que siempre me apoyaron. Nunca me dijeron no vas a ganar dinero con la astronomía, lo cual es cierto porque no es una de las carreras rentables, sino que me apoyaron mucho.

—¿Después de estudiar astronomía se dio cuenta de que tenía que existir un Dios?

—No, yo era un chico creyente, de familia católica, y la vocación me llegó cuando estaba en la universidad, en 1982. Ese fue un año importante para la Argentina por la Guerra de las Malvinas y el final de la dictadura. Y en ese contexto sentí que Dios me llamaba a servirlo. Empecé un discernimiento espiritual hasta que vi con claridad que podía entrar en la Compañía de Jesús una vez terminada mi carrera.

—¿Alguna vez se imaginó que se iba a convertir en el astrónomo del Papa?

—No, no (ríe)… Para nada. Soñaba, sí, con ser un astrónomo…

—¿La teoría de la evolución de Darwin es compatible con el pensamiento cristiano de que Dios creó el universo con un diseño específico?

—Yo diría como Juan Pablo II: es más que una hipótesis científica. Pero no doy opinión sobre esto porque no he estudiado el tema, no soy biólogo. Puedo hablar de la formación y evolución de las galaxias, del Big Bang, pero no doy una opinión de la evolución desde el punto de vista biológico porque no soy competente.

—¿Cómo definiría el Big Bang?

—Como la mejor explicación científica que tenemos para el origen del universo: sabemos que el universo se expande y que se está enfriando. En el pasado, el universo debe haber estado concentrado en un punto. Las temperaturas eran elevadísimas, millones de grados, y a medida que el universo se enfriaba se fueron formando las primeras partículas, los átomos, las estrellas, las galaxias.

—Usted participó en la reunión de la Unión Internacional de Astronomía, en Praga, donde se decidió que Plutón no es más un planeta. ¿Está de acuerdo?

—Sí. Participé del debate y fue realmente muy interesante, porque fue un debate muy vivo. Y esto muestra cómo funciona la ciencia, que muchas veces no tiene una respuesta clara.

—Como especialista en galaxias, ¿qué piensa de la vida en otros planetas?

—En el universo, hay 100.000 millones de galaxias y en cada galaxia hay 100.000 millones de estrellas: para tener una imagen, las estrellas del universo serían como el número de granos de arena de todas las playas de la Tierra… Suponiendo que hubiera algunas estrellas semejantes al Sol, con planetas semejantes a la Tierra, es posible que exista vida. Hasta el momento no tenemos pruebas, aun en las formas más primitivas, pero en los últimos años se ha desarrollado una rama de la astronomía —la astrobiología— que estudia la posibilidad de encontrar condiciones para el desarrollo de la vida en nuestro sistema solar, o en otras estrellas que tengan planetas alrededor.

—¿Si hubiera vida en otros planetas, sería compatible con el cristianismo?

—En la hipótesis de que exista vida, y de que esta vida fuera inteligente, creo que no sería un problema para la teología ni para el cristianismo, porque así como hay distintas criaturas en la creación, podría haber seres extraterrestres inteligentes, que fueran criaturas de Dios también. San Francisco de Asís decía hermano lobo. ¿Por qué no podemos decir hermano ET? No veo dificultades para la teología si se descubriera o se pudiera establecer contacto con seres inteligentes.

—¿Cuál es la imagen de Dios que tiene usted como hombre de ciencia, que estudia el universo?

—Para mí Dios es el padre de Jesús, el Dios que se ha hecho hombre, que se ha hecho el más débil de los débiles para salvarnos. Ese mismo Dios es también el Dios creador del universo, que ama la vida, ama la belleza y nos quiere tal cual somos.

—¿Y la ciencia?

—La ciencia me ayuda a pensar en un modo crítico. Yo enseño astronomía en la Universidad de Arizona para estudiantes que no siguen carreras científicas, justamente por eso. Y esa imagen de Dios que todos tenemos no es una imagen perfecta, porque a Dios no lo podemos conocer tal cual es. La teología es la comprensión racional de nuestra fe. Todos los cristianos deberíamos ser capaces de pensar nuestra fe y tratar de vivirla no sólo desde el punto de vista afectivo, con el corazón, sino también con la inteligencia.

—¿El hombre entiende al mundo en que vive?

—No completamente, porque si no nos comportaríamos de otro modo.

—Hay tsunamis, terremotos, sequías, inundaciones. ¿El hombre está abusando del planeta?

—Hay efectos que son causas naturales, como un tsunami o un terremoto. Nosotros somos parte de la naturaleza, aunque tengamos tanto avance tecnológico, somos frágiles. Un tsunami o un terremoto nos recuerdan esta fragilidad. Después existe el mal moral, causado por la libertad del hombre y la mujer: las guerras, el terrorismo, la inseguridad. Ese tipo de mal no es querido por Dios.

—Y ahí viene la contaminación, la depredación…

—Todo lo que no es natural es provocado por el hombre. Tendríamos que ser más cuidadosos de la naturaleza y de los recursos humanos. No hay que olvidar que hay otras generaciones.

—¿Cuánto va a durar el planeta Tierra?

—El universo se está expandiendo, pero no somos el centro del universo. La Tierra es el tercer planeta que gira en torno del Sol. El Sol está en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea y a una distancia del centro de la galaxia de 25.000 años luz. Ni siquiera los argentinos somos el centro del mundo (risas). No hay una posición privilegiada, pero creemos que la Tierra tiene 4500 millones de años de edad, y de acuerdo con la evolución, el Sol en algún momento se va a convertir en una estrella gigante roja. Y el efecto que tendrá sobre la Tierra es que se va a calentar de un modo tal que la vida será imposible. Y esto ocurrirá dentro de 4000 o 5000 millones de años. Nada grave, porque nosotros ya no estaremos para contarlo.

Aportado por Alejandro Alonso

http://axxon.com.ar/not/165/c-1650149.htm

Desentrañando los misterios del cielo: WISE Y HARPS

Desentrañando los misterios del cielo: WISE Y HARPS

Posted: 02 Jan 2010 07:40 AM PST

En nuestro empeño de ir retirando la sombras que convierten el universo en un lugar incógnito, e impulsados por el ánimo aventurero de los antiguos viajeros que descubrieron nuevos mundos en la Tierra, la NASA acaba de presentar su última nave espacial.

Es la WISE (Wide field Infrared Survey Explorer). Acaba de despegar con el propósito confeccionar un mapa completo del cielo. “Hallaremos millones de objetos nunca antes vistos”, garantiza Edward Wright, principal investigador del proyecto y profesor de la UCLA.

Cuerpos cósmicos hasta ahora ocultos como las estrellas más frías, asteroides oscuros y las galaxias más luminosas.

Simultáneamente, un censo de 500 estrellas nos ha servido hace poco para resolver el misterio de por qué algunas estrellas tienen planetas orbitando alrededor y otras no tienen ninguno.

Al parecer, las estrellas similares al Sol, con planetas, han destruido el litio que contenían de una manera más eficiente que aquellas estrellas que no tienen planetas en órbita.

Para determinar este hecho, el Observatorio Austral Europeo ha empleado el espectrógrafo HARPS. Lo cual nos permitirá en el futuro rastrear de forma más eficaz estrellas con sistemas planetarios.

Vía | Quo

genciencia

El Hombre en la Luna y las conspiraciones.

El Hombre en la Luna y las conspiraciones.

Posted: 31 Dec 2009 09:35 PM PST

¿Por qué son tan atractivas las teorías de las conspiraciones?

¿O los escritos de Von Däniken sobre astronautas premodernos; o aquellos del florido siquiatra ruso Velikovsky y sus ideas vertidas sobre el planeta Venus en el controvertido libro Mundos en Colisión? ¿Qué tal atraen los videos de Maussan y sus Ovnis? ¿Berlitz sobre el triángulo de las Bermudas; J.J. Benítez y su hipódromo de Caballos de Troya?

También un tema que causa controversia y discusiones es el viaje del hombre a la Luna; no hay reunión en la que no se encuentre a más de un escéptico en la mesa. Hay muchos convencidos de que el famoso paso de Neil Armstrong no fue en el suelo lunar, sino en algún estudio cinematográfico de Hollywood. —específicamente en el de Stanley Kubrick donde se filmaba 2001: Odisea del Espacio—Entiendo que a muchos científicos e ingenieros de la aeronáutica el tema les da ternura y no ponen esmero en desmentir tales o cuales teorías.

En una de las reuniones anuales de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa, le pregunté al ingeniero Miguel San Martín, uno de los diseñadores del sistema de paracaídas del Rovers que descendió en el planeta Marte, su opinión al respecto de la controversia sobre el hombre en la Luna. Después de un suspiro, me dice: “Siento una gran pena y flojera por el tema”

Y es que la incredulidad es una especie de enfermedad. Ya nada parece impresionar las mentes, de los niños, menos. Del trompo y las canicas solo quedan monografías. Se requieren de historias fantásticas y de la posibilidad de crear mitos que alimenten a las mentes más “inquisitivas”. Los que crean las versiones “oficiales” serán así, considerados los más tontos.

Siempre habrá mercado para escuchar y creer en noticias y explicaciones sobre hechos que no se comprenden o no que de plano, no se quieren comprender.

Había una vez…

Uno de los periódicos de mayor fama en USA era el New York Sun. —de 1833-1850— y, como en todos los periódicos, se necesitaba incrementar el número de lectores con escritores que pudiesen lograr interesar al público. Se decidió contratar a un hombre de Inglaterra, Richard Adams Locke, periodista que había incursionado en la escritura de ciencia ficción.

Locke, convencido de que sus escritos podían atraer al público lector decidió iniciar con la narración del viaje del entonces famoso —aun ahora— astrónomo John Herschel a tierras del sur para poder terminar lo que sería su catalogo de objetos celestes. —Herschel vivía muy al norte del ecuador, por lo que se trasladó a Ciudad del Cabo, en el sur de África—

Locke no tenía comunicación con Herschel, pero eso no lo intimidó. Describió con tal detalle la expedición y las observaciones, como si fuera el mismísimo astrónomo el que escribiera los artículos.

Locke sabía que el papá de John Herschel, —el gran astrónomo William Herschel— había creído que en la Luna habitaban seres pintorescos y psicodélicos, de manera que el periodista asumió que hijo de tigre, pintito y se dio vuelo describiendo a singulares seres.

Locke no tenía ni idea que tipo de telescopios llevaba Herschel, pero él de un plumazo los mejoró: Describió cómo el telescopio de astrónomo podía distinguir en la Luna imágenes que medían 45 centímetros;

—”Cuán nítidas se podían ver las amapolas, flores multicolores e idílicos lagos azules con bisontes y unicornios pastando”. Si no vio a Brooke Shields en la Laguna Azul, es porque todavía no nacía…

Los titulares del Sun, eran una maravilla que hacía que el público corriera a comprar el periódico. “¡Los Grandes Descubrimientos Astronómicos de Sir John Herschel¡” decía a ocho columnas.

— ¡El gran astrónomo británico ha descubierto una nueva teoría del fenómeno cometario!
— ¡Herschel ha descubierto nuevos planetas en nuestro Sistema Solar!
— ¡Herschel ha resuelto todos los misterios de las matemáticas astronómicas¡

Ya entrado en materia, Locke se avienta de lo lindo. Empezó a describir lo que parecían seres inteligentes; anfibios de morfología sorprendente, grandes pirámides de cuarzo, templos de oro donde habitaban los Selenitas, seres alados, como vampiros. En fin. Una Shulada.

Claro que los lectores del Sun estaban encantados. Y los dueños, más. Se vendían miles de periódicos.

Los que no estaban muy contentos eran los hombres de ciencia. Los astrónomos explicaban que no existía en aquel tiempo telescopio capaz de distinguir lo que Locke decía —creo que ni ahora—

Le guardaron los ejemplares a John Herschel para cuando regresara de África.

— ¡Es una tontería gritaban los astrónomos!

Pero a la gente no le importaba. Las historias eran muy buenas.

Cuando Sir John Herschel regresa de Ciudad del Cabo, le dan los ejemplares del periódico para que se entere de las noticias que había originado su expedición.

Herschel, contrario a la fama de flemáticos que tienen los británicos, soltó la carcajada. “¡Qué buena puntada de este loco”

Locke tuvo que admitir ante sus lectores que todo lo había inventado. Pero el Sun ya había logrado lo que quería: llevar al periódico a ser uno de los más leídos del mundo.

“La tontería siempre se cree más que fácilmente que lo que tiene sentido” —Isaac Asimov—
Y, como dicen los clásicos, usted ¿qué opina?

Saludos

El Perplejo Sideral
Otros artículos del perplejo:

http://www.astronomos.org/?author=2

Los nueve descubrimientos sobre el Universo más impactantes de 2009

Los nueve descubrimientos sobre el Universo más impactantes de 2009

ABC.es
30/12/09

El año dedicado a la Astronomía no ha decepcionado a nadie. 2009 ha estado repleto de asombrosos descubrimientos astronómicos de primer orden. El hallazgo de agua en la Luna, el impacto de un gigantesco meteorito en Júpiter, el asteroide que explotó sobre Indonesia o la localización de un planeta «gemelo» de la Tierra han sido algunos de los principales hitos. La lista que sigue comprende nueve hallazgos que nos han permitido conocer mejor el Universo y que son promesas de lo que aún está por venir.

1-¡Agua en la Luna!: Posiblemente, ninguna otra noticia sobre el espacio ha tenido tanto impacto y al mismo tiempo ha sido tan popular como ésta. El pasado mes de octubre, la sonda LCROSS impactaba en el cráter selenita Cabeus. El choque de la nave levantó una nube de de materiales que los científicos analizaron en busca de agua helada. Las sospechas se confirmaron en noviembre. La NASA anunciaba el hallazgo de agua en grandes cantidades. El descubrimiento puede tener importantes consecuencias en el desarrollo de la exploración espacial.

2- A la Tierra le sale un «gemelo»: «Es el primer planeta del tamaño de la Tierra del que realmente podemos decir que se parece al nuestro». Con estas palabras se presentaba en un congreso astronómico celebrado en septiembre en Barcelona a Corot-7b, un nuevo y prometedor exoplaneta a unos 400 años luz de la Tierra. El nuevo mundo tiene apenas dos veces el diámetro de la Tierra y una masa cinco veces superior, con una densidad muy parecida. Sin embargo, es un auténtico infierno para cualquier forma de vida conocida, ya que su temperatura ronda los mil grados centígrados al estar muy cerca de su estrella. Pese a todo, Corot-7b ha supuesto un paso importantísimo en la búsqueda de planetas parecidos al nuestro.

3- Júpiter es bombardeado: A Júpiter le salió en julio un enorme lunar negro. Era la marca dejada por un asteroide o un cometa, una colosal cicatriz del diámetro de la Tierra. Se trataba de la primera vez, desde 1994, que se observaban directamente las consecuencias de un impacto de estas características en un mundo de nuestro sistema solar. El descubrimiento fue realizado por un astrónomo amateur afincado en Australia y confirmado por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA. Impactos como éste son muy frecuentes en los diversos planetas y lunas del sistema solar. Esperemos que las observaciones no fallen cuando uno de estos objetos se dirija directamente contra la Tierra.

4- La Tierra, objetivo de los asteroides: Este año nos han «rozado» unos cuantos. El más impactante fue el que explotó sobre el cielo de Indonesia el pasado 8 de ocubre. Una roca de diez metros de diámetro que ningún instrumento había sido capaz de detectar se precipitó contra la Tierra, detonó al entrar en la atmósfera, a unos 20 km de altura, y provocó una explosión de 50 kilotones, tres veces más potente que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima. Se trata de la mayor explosión de un asteroide registrada hasta la fecha. Si la roca hubiera sido sólo un poco más grande, sus efectos habrían sido devastadores.

5- El aspecto de Mercurio deja de ser un secreto: La sonda Messenger ha conseguido realizar con éxito tres complicados vuelos sobre Mercurio, unas misiones que han permitido conocer rincones nunca vistos del planeta. Por primera vez, los científicos tienen una visión casi completa de su superficie, con fotografías de gran nitidez, y han obtenido nuevos datos sobre su composición: contiene altas cantidades de metales pesados como hierro y titanio. Gracias al trabajo de la nave, aproximadamente el 98% del terreno de Mercurio ya ha sido fotografiado, y científicos de la NASA y expertos cartógrafos han conseguido elaborar el primer mapa global de Mercurio.

6- El Hubble se adentra en lo más profundo del Universo: Después de veinte años, el telescopio espacial Hubble sigue dando sorpresas y extraordinarias imágenes. Tras ser reparado, sus lentes consiguieron captar objetos a 600 millones de años después del Big Bang, es decir, a una distancia que ronda los 13.100 millones de años luz de la Tierra. De esta forma, hemos podido ver galaxias que hasta ahora jamás habían sido vistas por ningún ser humano. Además, el instrumento es capaz de recoger rayos de luz en una longitud de onda muy cercana al infrarrojo, lo que permite a los científicos distinguir galaxias en proceso de formación en un universo aún muy joven.

7- El gran ojo que observa desde Canarias: El gran telescopio de Canarias (GranTeCan), en el Observatorio del Roque de los Muchachos en la isla canaria de La Palma, fue inaugurado en julio y se considera la mayor infraestructura científica jamás construida en España. Su gigantesco espejo hará retornar al pasado más remoto y observar los objetos más lejanos en el espacio y en el tiempo, aquellos cuya luz tal vez comenzó su camino hacia aquí hace unos 14.000 millones de años. Su capacidad es muy potente, tanto como cuatro millones de pupilas humanas. Su misión será liderar el estudio de las grandes cuestiones que la astrofísica tiene todavía en el aire, como los agujeros negros y los sucesos posteriores al Big Bang, así como conocer nuevas galaxias, saber cómo nacen las enanas marrones o descubrir planetas extrasolares.

8- El agujero negro más masivo: Es un monstruo con una masa 6,4 mil millones de veces superior a la del Sol. El gigante, cuyo auténtico tamaño fue descubierto por los astrofísicos tras revisar con modelos informáticos estimaciones anteriores, se encuentra en medio de la galaxia elíptica M87 y no tiene un aspecto muy diferene al agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. El descubrimiento nos lleva a pensar que quizás otros agujeros negros sean más grandes de lo que creemos.

9- Agua helada en Marte: A lo largo de 2009 la misión de la NASA encargada de buscar nuevas pistas sobre la presencia de agua en el Planeta rojo ha trabajo como nunca. El hallazgo de pura agua helada cerca de la superficie en algunos cráteres ha llevado a los científicos a concluir que existen capas de hielo enterradas que pueden encontrarse en casi la mitad del planeta. Los investigadores también creen que un amplio océano pudo cubrir gran parte de la superficie en el planeta en el pasado. Ahora, la clave es buscar la presencia de agua líquida, algo que quizás sea posible en 2010.

¿Porqué los astrónomos ven doble a muchas estrellas?

Posted: 30 Dec 2009 09:32 PM PST

No es porque hayan ingerido bebidas espirituosas en estas epocas del año; en todo caso, porque más de la mitad de las estrellas que vemos a simple vista en el cielo pertenecen a sistemas múltiples con dos, tres o más estrellas que se orbitan entre sí. Hoy celebramos el nacimiento de Robert Grant Aitken hace 145 años (1864), astrónomo norteamericano que se especializó en el estudio de estrellas binarias, de las que descubrió más de 3,000. Fue director del Observatorio Lick, donde trabajó 40 años. La publicación de sus observaciones fue esencial para determinar la masa de múltiples sistemas binarios. Adicionalmente, se dedicó a la divulgación de la astronomía a través de conferencias y libros.

Hoy es Luna Llena y un eclipse parcial de Luna es visible en Europa, Asia y África.

Bienvenido el 2010. Año Internacional de la Astronomía ¡hasta siempre!

Rusia planea desviar el asteroide Apophis cuando se acerque a la Tierra

Rusia planea desviar el asteroide Apophis cuando se acerque a la Tierra

EP | MADRID Actualizado Miércoles , 30-12-09 a las 19 : 59 | http://www.abc.es
La agencia espacial rusa, Roscosmos, estudia la elaboración de un proyecto para evitar el impacto del asteroide Adophis sobre la superficie de La Tierra, un acontecimiento previsto a partir de 2030. El proyecto tendrá como guía «las leyes de la física, y no utilizará bombas nucleares».
«La vida de la gente está en juego. Debemos gastar varios cientos de millones de dólares y diseñar un sistema que pueda prevenir una colisión en lugar de sentarnos y esperar a que ocurra y mueran cientos de miles de personas», ha argumentado el presidente de Roscosmos, Anatoli Perminov.
El Adophis es casi tres veces más grande que el supuesto meteorito que provocó el fenómeno de Tunguska. En junio de 1908 tuvo lugar junto al río Podkamennaya (región siberiana de Tunguska) una explosión de entre cinco y 30 megatones de potencia, lo cual condujo a la devastación de un área de 2.150 kilómetros cuadrados. En total quedaron arrasados unos 80 millones de árboles.
Perminov ha avanzado que, independientemente de qué estrategia se concrete, en ningún momento se utilizarán bombas nucleares para destruir el Adophis. Todo se hará «sobre la base de las leyes de la física». «Un científico me dijo recientemente algo interesante sobre la trayectoria (del asteroide) acercándose constantemente a La Tierra», ha apuntado Perminov. Una vez haya considerado un proyecto, la Roscosmos invitará a expertos de Europa, Estados Unidos y China a sumarse a él.
A pesar de la amenaza que supone este cuerpo celeste, científicos de la NASA publicaron en octubre un informe actualizado sobre la órbita terrestre, en el cual apuntan a «una probabilidad significativamente reducida de una (colisión) peligrosa con La Tierra en 2036».

¿Sabes que astronauta duró 326 días en el espacio?

¿Sabes que astronauta duró 326 días en el espacio?

Posted: 28 Dec 2009 09:22 PM PST
Un día como hoy hace 22 años (1987) el cosmonauta soviético Yuri Romanenko regresó a Tierra tras una larga estancia en la estación espacial rusa MIR, rompiendo un récord de 326 días en el espacio (superado por Valery Polyakov en 1995, con 437 días) aterrizando sobre Kazakhstan a bordo de una cápsula Soyuz. En ese entonces, lo más que había durado un astronauta americano en el espacio había sido 87 días. En su estancia espacial, Romanenko y sus colegas realizaron un millar de experimentos de biología, medicina, manufactura de materiales y geología. Utilizó también el laboratorio astrofísico Kvant (Quantum) para recolectar datos de diversos cuerpos del Sistema Solar.

astronomos.org

La cartografía de la gravedad

La cartografía de la gravedad

Mapa planetario de la fuerza de gravedad

Un primer vistazo a la inforación proveniente del satélite europeo

El gradiómetro del Goce es sensible al campo gravitatorio en tres direcciones.

Un primer vistazo a la inforación proveniente del satélite europeo

El gradiómetro del Goce es sensible al campo gravitatorio en tres direcciones.
Ampliar imagen
El satélite europeo Goce (Explorador de la Circulación Oceánica y la Gravedad, por sus siglas en inglés) arroja nuevas luces al enviar información sobre la forma en que la fuerza de gravedad varía alrededor de la Tierra.

Científicos señalan que los primeros mapas del comportamiento de la gravedad realizados por el satélite muestran con claridad detalles nunca antes vistos en mediciones terrestres o espaciales.

Goce fue lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) en marzo y despegó desde el Cosmódromo de Plesetsk, en el noroeste de Rusia.

Se espera que la información que aporte Goce ayude a profundizar el entendimiento sobre cómo se mueven los océanos y facilite la creación de un sistema para medir la altura en cualquier parte del planeta.

Investigadores que estudian procesos geológicos, como terremotos y volcanes, también podrán utilizar la información.

Los primeros mapas diseñados a partir de las observaciones de este satélite fueron presentados en la reunión de otoño de la American Geophysical Union (AGU, por sus siglas en inglés), la reunión más grande de geólogos y expertos en ciencias de la Tierra.

Más o menos

Aunque sólo representan 47 días de operaciones tras el inicio de la campaña científica del satélite, que comenzó el 30 de septiembre, los mapas muestran que Goce está alcanzando un excepcional nivel de funcionamiento.

“Existe una tremenda cantidad de geofísica en estos mapas”, explicó el gerente de la misión del satélite Goce, Rune Floberghagen.

“Se puede observar dónde están las grandes variaciones, por ejemplo en la cordillera de Los Andes o en la fosa de las Marianas, o en los Himalayas. De hecho, en la mayoría de los continentes se observa mucha variación”, le dijo a la BBC.

Los mapas reproducidos en esta página ilustran “gradientes gravitatorios”.

Los colores rojos indican una variación positiva en la gravedad que se mueve de un lugar a otro, por ejemplo, lugares donde el tirón de la Tierra es mayor.

Los colores azules muestran una variación negativa en la gravedad, es decir, lugares donde el tirón de la tierra es menor.

En términos más sencillos, si usted trasladara una pesa o balanza -de esas que usted probablemente tiene en su baño- a estos sitios, pesaría -de forma mínima- más en los lugares rojos y menos en los azules.

Goce fue lanzado por la ESA en marzo.

A la mayoría de las personas se les enseña en el colegio que la aceleración debida a la fuerza de gravedad en la superficie de la Tierra –conocida como g- es de aproximadamente 9,8m/seg x seg. Sin embargo, en realidad esta cifra varía en el planeta dependiendo del material que se encuentre debajo de los pies.

El planeta está lejos de ser una esfera lisa, el radio del globo en el ecuador es aproximadamente 20 kilómetros más largo que en los polos.

Este elipsoide está caracterizado por altas cordilleras montañosas que luego dan paso a profundas zanjas oceánicas.

Las capas internas de la Tierra tampoco están integradas por rocas homogéneas, algunas regiones son más espesas o densas.

Estos factores provocarán que g se desvíe de un lugar a otro en cantidades muy pequeñas pero significativas.

Los mapas de Goce muestran tales diferencias a través de la utilización de un gradiómetro de última generación fabricado por la empresa francesa Onera.

Este instrumento es sensible a las aceleraciones de aproximadamente una décima parte de la millonésima de una millonésima de g.

Además, el gradiómetro mide esas aceleraciones a lo largo de los tres ejes del satélite para obtener un panorama multidimensional del campo gravitatorio terrestre.

“Esas son hasta ahora las aceleraciones más pequeñas medidas desde la órbita”, indicó Floberghagen.

Océanos

Los primeros mapas no sólo registraron los tres componentes sino que también compararon sus señales con los mejores modelos de campos gravitatorios disponibles, diseñados a partir de la información espacial y terrestre.

Nuevamente, en ese desafío a los modelos existentes los gradientes del Goce parecen más pronunciados en altas latitudes y en regiones continentales. Los gradientes parecen menos marcados en los océanos donde mucha información sobre el campo gravitatorio ya ha sido determinada por el satélite que mide la topografía de la superficie marítima.

Se prevé que el satélite permanezca en órbita más tiempo del previsto.

El equipo del Goce señala que su información no es totalmente homogénea, algunas áreas de la Tierra actualmente se encuentran mejor cubiertas que otras. Esto es evidente en las franjas diagonales que se pueden observar en varios de los mapas. Los científicos sostienen que aún falta trabajo por hacer para entender cómo procesar mejor la información.

No obstante, se espera que se haya obtenido suficiente información de alta calidad durante los primeros meses de la campaña científica para construir lo que los geofísicos denominan un geoide.

Se trata de un modelo terrestre especial que calca su superficie “horizontal” idealizada, el plano en el cual a cualquier punto, el tirón de la gravedad es perpendicular a él. Si usted pudiera colocar un balón en su superficie hipotética éste no se deslizaría, aunque parece tener pendientes.

El geoide es de interés primordial para los oceanógrafos quienes estudian las causas de las colinas y los valles en la superficie marítima.

Si las diferencias en la gravedad local no están atrayendo el agua circundante para crear esas características, entonces otros factores como corrientes, vientos y mareas deben ser responsables.

Misión

El equipo que lleva a cabo la misión también anunció en la reunión de la AGU que Goce probablemente permanezca volando más tiempo del previsto.

Este incremento es resultado de un inusual comportamiento silencioso del Sol en este momento. En períodos de reducida actividad solar, la atmósfera terrestre es menos extensa y esto significa que los satélites no experimentan tanto arrastre.

Incluso a su altitud ultra baja de sólo 254,9 kilómetros, el sistema de propulsión del Goce requiere poco esfuerzo para mantener una órbita constante y evitar caer del cielo.

La ESA había estado esperando que el satélite se mantuviera en el aire por aproximadamente dos años. Las condiciones solares actuales sugieren que el Goce todavía estará orbitando y reuniendo información científica dentro de cinco años más.

fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/12/091228_satelite_goce_amab.shtml

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.992 seguidores