Carta a los Efesios – Parte 1


Carta a los Efesios

Autor:Paulo Arieu

Última fecha de Actualización: 8 de agosto 2010

Mapas Viajes apostólicos San Pablo

Mapa Éfeso

Epistolas Paulinas

INTRODUCCION

Pablo Escribió 13 cartas, en este probable orden:
En su Segundo Viaje Misionero: Hch.15:3618:22
1a TESALONICENSES: Escrita probablemente en el año 52, desde Corinto, donde permaneció una año y medio.
2a TESALONICENSES: Escrita poco tiempo después de la 1a, fin del año 52 o principios del 53, también desde Corinto.

Tema: aclaraciones escatológicas y en cuanto al desenvolvimiento de una iglesia resiente.
En su Tercer Viaje Misionero: Hch.18:2320:38
1a CORINTIOS: Escrita probablemente en la primavera del año 57, desde Éfeso. En 5:9, hace referencia a una carta que no llego hasta nosotros.
2a CORINTIOS: Escrita probablemente en el otoño del año 57, desde Éfeso.
GALATAS: No se conoce exactamente la fecha o es escrita a los galos en sentido étnico, (a las iglesias de Pésimo, Ancira, Tavía, etc.) en el año 58, o si es la primera carta escrita a las iglesias la provincia romana de Galacia (Antioquía de Pisidia, Iconio, Listra, Derbe) al fin de su primer viaje en una fecha cercana al año 50.
ROMANOS: Escrita entre los años 57 y 58, desde Corinto.
En su Primera Prisión: Custodiado en una casa, Hch.28:14 – 31
EFESIOS: Probablemente una carta circular para las iglesias de Asia. Escrita durante su encarcelamiento en Cesárea (Hch.24:27, entre los años 58 – 60) o lo que es mas probable en Roma, en el año 60 o 61(Hch.28:30). Algunos dicen que es la carta a los de Laodicea (Col.4:16).
COLOSENSES: Escrita junto con la de Éfeso y la de Filemón.
FILEMÓN: Ligada a la cara escrita a Colosas, (Col.4:10-17, cf. Flm. 2,23 y 24).
FILIPENSES: Desde Roma, después de las de Éfeso y Colosas por las referencias que hace sobre su liberación (1:19-26). Entre los años 62 o 63.

HISTORIA DE LA CIUDAD
Estaba ubicada en la actual Turquía. Era una ciudad comercial, principalmente por su puerto cíe mar; y aunque era la ciudad más importante, la capital de la provincia romana de Asia era Pérgamo. Sin embargo por su importancia comercial y religiosa, era sede de los tribunales y el lugar de residencia del Procónsul Romano (Hch. 19:38).
Su importancia religiosa, se debía al templo dé Artemisa (griegos) o Diana (romanos), de 120 por 70 metros, siendo una de las 7 maravillas del mundo antiguo la ciudad era considerada guardiana del templo de la diosa (Hch. 19:35); sus sacerdotes castrados, vivían en el templo en medio de gran riqueza pues se realizaban allí operaciones de intercambio bancario y sus sacerdotisas se dedicaban a la prostitución religiosa, realizando ritos que terminaban en verdaderas orgías. Fue fundada en el siglo XII a. C. y en el año 133 a. C. pasó a manos romanas. Pablo se detuvo en su 2° viaje allí junto a Priscila y Aquila (Hch. 18: 19-21) luego de estar en Corinto y regresó en su 3°. viaje permaneciendo por espacio de 3 años (Hch. 19).[1]

HISTORIA DE LA CARTA:
Una de las cartas escritas por Pablo en prisión, junto a Filipenses, Colosenses y Filemón. Escritas probablemente en Roma en una casa alquilada pero custodiado por un soldado romano (Hch. 28: 16), por eso se llama a si mismo prisionero (3:1 y4:1) así como también embajador en cadenas (6:20). Algunos dicen que las escribió en Cesárea mientras estaba encarcelado allí, ver Hch.24:27 (cp. 22:30). Tíquico fue quién llevo la carta junto con la de Colosenses, escritas alrededor del año 60 o 61 d. C. o 58-59 d.C. si fue en Cesárea.

Marco Histórico

La Epístola a los Efesios es, en muchos sentidos, la gloria que corona el Nuevo Testamento, pero tal vez no debiera llamarse a esta epístola “Efesios porque no sabemos en realidad a quien fue escrita.

Tradicionalmente la iglesia ha aceptado que la carta se escribió en un inicio para la iglesia de Éfeso. De los escritores de los primeros siglos solo Marción, Orígenes y Basileo daban cabida a otra tradición; a saber, que la carta era la mencionada en Col 4.16, «la de Laodicea», o bien que no tenía destinatarios fijos. Y es cierto que las palabras «en Éfeso» no se hallan en los tres manuscritos griegos más importantes (aunque en su lugar se deja un espacio en blanco), y que en el contexto de Efesios 1.1 causan problemas gramaticales. Además, la evidencia interna (la falta total de saludos personales, por ejemplo) pareciera negar que se escribiera a una iglesia con la que Pablo convivió casi tres años (Ef 1.15; 3.2; 4.21; cf. Hch 19; 20.31).

La mayoría de los eruditos concluyen que debiera encontrarse otra explicación. Se han sugerido las siguientes:

1. La epístola se envió a Laodicea, una iglesia que Pablo no conocía personalmente.

2. Se envió como carta circular a varias iglesias a través de Tíquico (Ef 6.21; Col 4.7s). Esta teoría presupone que el nombre de las iglesias destinatarias no aparecía en el manuscrito original, sino que se añadía en cada caso cuando la epístola llegaba a ellas.

3. Tenía como propósito ser el mensaje póstumo del anciano apóstol a la iglesia universal. Así se explican las diferentes referencias a personas y la amplitud de la visión cósmica (1.10, 14, 20–23; 2.14–16; 3.14–21; etc.).

4. Se envió para impedir que se extendiese la herejía combatida en la Epístola a los Colosenses.

No se puede, pues, precisar con seguridad ni los destinatarios ni el propósito original de la carta, pero es posible sugerir que se escribió inmediatamente después de Colosenses. Constituye una meditación sobre la grandeza del misterio de Cristo (1.9; 3.4s) y la responsabilidad de la Iglesia en Él (2.10; 4.17ss), temas ya analizados en Colosenses, y se envió a varias iglesias, quizás al mismo tiempo que Colosenses (61–62 d.C., durante la cautividad del apóstol en Roma).[2]

No hay duda de que los cristianos que se encontraban en Éfeso estaban entre los receptores de esta epístola, pero debió de haber además otros. En muchos de los manuscritos griegos originales hay un espacio en blanco donde la traducción inglesa del Rey Jaime ha colocado la palabra “en Éfeso, sencillamente una línea donde aparentemente se podía rellenar los nombres de otros receptores. Por eso es por lo que la versión “Revised Standard Versión en inglés no dice: “a los santos de Éfeso sino sencillamente “a los santos que también son fieles en Cristo Jesús…

En la epístola de Pablo a los Colosenses se hace referencia a una epístola que les escribió a los laodicenses. Nuestra Biblia no incluye esa epístola llamada “Una Epístola a los Laodicenses, pero muchos tienen la impresión de que es la misma que llamamos “La Epístola a los Efesios. El motivo es que el Apocalipsis de Juan (el último libro de la Biblia) comienza con cartas escritas a las siete iglesias de Asia, siendo la primera la de Éfeso y la última la de Laodicea.

Estas ciudades se encontraban agrupadas mas o menos en una especie de círculo en Asia Menor y es evidente que era la costumbre que cualquiera que escribiese a una de las iglesias hiciese que la epístola se enviase al mismo tiempo a las otras y en orden, continuando el círculo hasta que llegaba por fin a la iglesia de Laodicea. Esto puede explicar lo que de lo contrario podría parecer una epístola perdida del apóstol Pablo a los laodicenses. Sea como fuere, esta epístola expone, de una manera maravillosa, lo que ningún otro libro del Nuevo Testamento describe de un modo tan completo, la naturaleza del cuerpo de Cristo, la verdadera Iglesia. [3]

TEMA DE LA CARTA:

No es corregir un problema específico porque es una carta impersonal, lo que si, es sumamente doctrinal y ética. Algunos dicen que era una carta circular.
Siendo el tema central es la unidad de todos los creyentes en Cristo, como propósito primordial y eterno de Dios, siendo necesario para ello que Dios genere una nueva vida, con sus consecuencias, una nueva forma de pensar, obrar, etc.

La palabra Amor, que la encontramos 19 de las 107 veces que Pablo la usa en sus escritos

BOSQUEJO DE LA CARTA: para un estudio apropiado podemos dividirlo de varias maneras pero vamos a utilizar la que usa J. Stott en su libro sobre Efesios:

  • I. El Portavoz del mensaje. v. 1:1-2
  • II. El Poder de Dios: Nueva Vida. v. 1:3-2:10
  • III. El Pueblo Nuevo de Dios. v. 2:11 – 3:21
  • IV. El Propósito para su pueblo: Nuevos Valores. v. 4:1 – 5:21
  • V. Las Posibilidades para su pueblo: Nuevas Relaciones. v. 5:22 – 6:9
  • VI. Los Peligros de su pueblo. v. 6:10-20
  • VILLa Palabra de Despedida. v. 6:21-24

I.EL PORTAVOZ DEL MENSAJE . cap. 1:1-2

A. Apóstol: quiere decir enviado, Pablo se define de esta manera y en Hch. 9:15 que lo fue especialmente a los gentiles y Gal. 1:16;

cf. II Cor. 1:1; Ef.1:1 ;Col. 1:1I Tim. 1:1; II Tim. 1:1;

Pedro fue a los judíos  (I Pe. 1:1 ; II Pe. 1:1)

B. Por voluntad de Dios, cf. I Cor. 12:11, donde narra que no fue Pablo quien se propuso ser Apostol sino que fue el mismo Dios quien lo llamó y escogió para esa función.(cf. Ro.1:1 y I Cor. 1:1)

Esto nos muestra la soberanía de Dios. Dios es el que llama al ministerio y no el hombre el que entra al ministerio.

C. “Don de Dios” 4:11, al ser escogido fue capacitado y dotado para realizar la tarea.

D. Siendo reconocido su don y misión ( Gal. 2:7-9)  Gal. 1:1; II Tim.1:1

Destinatarios: Santos y fieles “en” Cristo.
Gracia (viene de Dios al conocerlo como Salvador) y Paz (viene al conocerlo como Señor).

Recordemos que somos edificados sobre el fundamento de los Apostoles y Profetas (Ef. 2:20)

Fuente bibliográfica

Mapa viajes Pablo

[1] Efeso
Situada al lado de la costa del Egeo en Asia Menor, justo donde desembocaba el Caístros y actualmente próxima a la moderna ciudad de Selçuk, era antiguamente la ciudad más importante de la costa occidental del Asia Menor y contaba con el puerto mayor de la zona, en estos momentos el puerto ha desaparecido debido a los aluviones que trajo el río y el mar se ha retirado 8 Km. hacia el Oeste. Topográficamente la antigua cuidada de Efeso fue construida en un punto rodeado por tres colinas: La primera al Noreste Ayasuluk (85m), la segunda en el centro Monte Pion (140 m) y la tercera al Sudoeste monte Koresos (370 m).

Se piensa que los primeros habitantes de Efeso eran de origen asiático y adoraban a la diosa madre de Anatolia. Al principio del primer milenio a.C. los colonos griegos ocuparon la región y asimilaron a la diosa madre llamándola Artemisa, cuyo templo fue construido al pie de la colina de Ayasuluk al borde del mar. Hacia mediados del siglo VI a.C. Creso, rey lidio, conquisto la ciudad pero al ser vencido por Ciro en el año 547 a.C. Efeso paso a pertenecer a los persas, el templo de Artemisa, que había sido hecho por los lidios, fue victima de un incendio en el año 356 a.C., según la tradición en aquel momento la diosa había abandonado su templo para ayudar a la madre de Alejandro Magno en su parto, por esta razón cuando

Alejandro pasa por Efeso en el 334 a.C. quiso restaurarlo propuesta que fue rechazada por los efesios que se ocuparon personalmente de levantar de nuevo el templo de su gran diosa acabándolo hacia mediados del siglo III a.C., este edificio fue considerado una de las siete maravillas del mundo. Los romanos llegaron a Efeso en el 133a.C. y a partir de ese momento la ciudad se coloca a la cabeza de la historia, comenzando su decadencia en la época bizantina; los Selyucidas llegan ahí en el año 1090 y en el 1375 d.C. construyen la mezquita de Isa Bey en la ladera Oeste de la colina de Ayasuluk, los Otomanos reemplazan a los Selyucidas en el 1426 y aparece la ciudad actual con el nombre de Selguk.

Los vestigios de la antigua de Efeso se cuentan entre los más impresionantes del mundo entero, esta ciudad típicamente romana se haya construida sobre un plano con tres avenidas principales:

1. La Avenida Arcadiana: Esta avenida con 575 m de largo y 12 de ancho, unía el puerto con el teatro y fue construida -durante el reinado del emperador Arcadio de quien toma el nombre (395-408 d.C.)

2. La Avenida de Mármol. En otra época esta avenida comenzaba en el templo de Artemisa y cruzándose con la Avenida Arcadiana delante del teatro acababa en la biblioteca de Celso. Actual mente el tramo entre el teatro y la biblioteca esta restaurado.

3. La calle de los Curetes: Uniendo el centro con la parte administrativa de la ciudad y terminaba en la puerta de Hércules.

La zona administrativa de Efeso era una zona peatonal donde se encontraban el ayuntamiento, el ágora del estado y el bouletarion.

Si comenzamos a andar desde el puerto, se recorre primero la Avenida Arcadiana viendo en su parte Norte unos baños y un gran gimnasio, al lado de estos edificios vemos las ruinas de una enorme basílica, construida a principios del siglo IV que tenia al lado la residencia del obispo, esta iglesia llamada la Iglesia de la Virgen Maria, fue la sede del Concilio de Efeso en el año 431 d.C. en el que María fue proclamada “Theotokos” (Madre de Dios).

El monumento principal de la ciudad es su gran teatro adosado a la ladera Oeste del monte Pion, comenzó a realizarse en el siglo II a.C., agrandado por el emperador Claudio (41-45d.C.) fue acabado bajo Trajano (98-117 d.C.) conserva el plan greco-romano (su foso y la cavea sobrepasan el semicírculo), con su capacidad de 24000 personas es él más grande de los teatros llegados hasta nuestros días, fue aquí donde se vivió el problema entre Pablo y los orfebres fabricantes de estatuas de Artemisa. (Hech 19, 29)

El ágora comercial se sitúa cerca del teatro al lado de la Avenida de Mármol, fue construida en el periodo Helenístico y ensanchada en la época romana, su forma es la de un cuadrado perfecto de 120 m de lado, estaba rodeada de columnas y de pórticos decorados con estatuas.

Al Sur del ágora vemos la biblioteca de Celso, obra del 110 d.C. construida en honor del procónsul Julio Celso por su hijo Alquila.

A la salida de la biblioteca vemos la calle que nos conduce a la zona administrativa es la conocida con el nombre de calle de los Curetes, en ella podemos ver el templo de Adriano, las termas de Escolástica, la fuente de Trajano y la puerta de Hércules.

Fuera de la ciudad vemos el lugar del emplazamiento del templo de Artemisa, la edificación más grande del mundo helenístico (123 m x 60 m), poseía 127 columnas de 18 m de altura.

La tradición paleocristiana nos explica que el apóstol San Juan vivió y murió en Efeso, de hecho hay una basílica en la colina de Ayasuluk que le ha sido dedicada, edificio de la época de Justiniano (siglo VI) conserva en su cripta funeraria la tumba del apóstol.

La tradición paleocristiana defiende también que la Virgen vino a Efeso puesto que ella le había sido confiada al discípulo amado (Jn 19:26). Así vemos que a 10 Km. de la ciudad en lo alto de una colina en el año 1891, se han descubierto restos de una casa que se le atribuye a la Virgen porque en ella se han encontrados objetos pertenecientes al siglo I. Actualmente es un lugar de peregrinación que fue visitado por el Papa Pablo VI en el 1967, algunos pretenden incluso que la Dormición de la Virgen tuvo lugar aquí.

Efeso represento un papel determinante en la historia y propagación de la Cristiandad. Durante su tercer viaje misional Pablo vivió en la ciudad por un periodo de tres años (Hch. 19Hch 20:31) y más tarde dedica a los efesios una epístola como sabemos por el Nuevo Testamento, se cree que en realidad esta epístola estaba dirigida a todas las iglesias de la provincia de Asia.

Pablo al regreso de su ultimo viaje camino de Jerusalén, se para en Mileto, a unos 70 Km. de Efeso (Hch 20:15) y llama a sus presbíteros con el fin de despedirse de ellos. (Hch 20:17-18; 20:35)

También recordaremos que la primera carta del Apocalipsis de San Juan fue dirigida a Éfeso (Ap 2, 1-7) (cf. http://rsanzcarrera2.wordpress.com/2008/02/23/efeso/)

[2] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

[3] http://cebei.wordpress.com/2008/12/30/11-sinopsis-nuevo-testamento-efesios-el-llamamiento-a-los-santos-1128/

Bibliografia

Notas del Instituto biblico Jorge Muller

About these ads

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ps. JORGE LUIS
    ago 08, 2010 @ 05:30:16

    Amado en el Señor,saludos en el nombre de Jesus,es una gran bendicion para mi recibir la palabra de nuestro Señor,por medio de vuestro ministerio en linea;Dios bendiga la gran labor educativa que esta realizando con estos preciosos estudios teologicos;siempre estaremos pendientes de las enseñanzas biblicas,que el Espiritu Santo tiene para el pueblo de Dios,mediante su siervo. Esta carta Paulina es tan importante,como lo son todas las demas cartas del apóstol Pablo. Gracias por el estudio del libro de Efesios que sera de mucha utilidad para nuestro ministerio pastoral. Bendiciones en Cristo.

  2. Ricardo Paulo Javier
    ago 08, 2010 @ 14:06:54

    Ps.Jorge Luis
    gracias por su apoyo.
    Bendiciones

  3. meccia juan
    sep 22, 2010 @ 08:06:29

    Amado en cristo jesus:paz,amor y comunion con el santo señor nuestro,esos son mis deceos y que goce de perfecta salud.
    mi nombre es juan miembro plenario de la iglesia:”cristo viene”de la ciudad de mar del plata,argentina,condusco ademas,un programa radial,llamado s.o.s,jesus,en a.m,1440,y le escribo con mucho beneplacito,y para infundirle animo,y aliento para su ministerio,ya que hay muchos que reciben y les gusta el alimento fuerte!,gracias de verdad ,y los valientes siempre estan en la brecha.
    un abrazo en cristo jesus. su hno juan meccia

  4. Ricardo Paulo Javier
    sep 25, 2010 @ 23:18:59

    hola meccia juan
    DIos te siga bendiciendo cada dia mas.
    Gracias por tus palabras de aliento
    salu2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.151 seguidores

%d personas les gusta esto: