SAN LUCAS (Breve Bosquejo)


SAN LUCAS (Breve Bosquejo)

HISTORIA DEL LIBRO

El Evangelio de Lucas presenta a Jesús como el Hijo del Hombre. Enfoca la humanidad del Señor. Va dirigido especialmente para los griegos, amantes de la belleza, la poesía y la cultura.

Su Autor: Su nombre aparece solamente en tres ocasiones en el N.T. (Col.4:14) (Flm.24) (2 Ti.4:11); sin embargo aparece bajo el pronombre personal de “nosotros” en varios pasajes de los Hechos (16:10, 11,16; 20:5, 6, 7,13-14; 21:1). Era médico, y según se cree griego, por lo que es el único escritor del N.T. que no es judío. Fue uno de los colaboradores de Pablo. También es el autor del libro de los Hechos.

Lucas nos ofrece muchos aspectos de la infancia de Jesús que los demás evangelistas han omitido. Vemos también como el Dios de la gloria se acomoda a nuestro nivel, aceptando nuestra condición, y se sujeta a nuestras circunstancias humanas. Sin embargo, se ve claramente una diferencia absoluta entre el Hijo del Hombre y los hijos de los hombres: El Hijo de Dios y los hijos de Dios. La diferencia clara fue anunciada por el ángel a María: “El Santo ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios” (Lc.1:35). Jesús fue santo desde el momento de ser encarnado. Nosotros arrastramos la naturaleza pecaminosa de Adán. (He.4:15).

Lucas habla de ciertas cosas más que cualquier otro escritor de los evangelios, por ejemplo de:

  • La oración (1:13; 2:37; 5:33; 3:21; 6:12; 6:28; 9:29; 18:1; 18:11; 22:44).
  • El Espíritu Santo (1:15; 1:35; 1:41; 1:67; 2:25-27; 3:16; 3:22; 4:1; 4:14; 4:18; 11:13; 12:10-12; 24:49).
  • Perdón de pecados (1:77; 3:3; 24:47; 6:37; 7:42; 7:47; 12:10; 17:3; 23:34).
  • El papel de la mujer (Elisabet, María) (Ana 2:36-38) (Viuda de Naín 7:11-17) (Mujer pecadora 7:37-50) (8:1-3) (8:41,42) (10:38-42) (11:27,28) (23:27).

Veamos algunos aspectos de la vida de Jesús que no aparecen en los demás evangelios:

  • Anuncio del nacimiento de Juan el Bautista.
  • Anuncio del nacimiento de Jesús.
  • María visita a Elisabet.
  • El encuentro de ángeles y pastores.
  • La visita de los pastores.
  • La presentación en el templo.
  • La vida de Jesús a los doce años.
  • Historia del buen samaritano.
  • El juez injusto y la viuda.
  • El fariseo y el publicano.
  • El hijo pródigo.
  • Curación de la oreja de Malco.
  • Zaqueo.
  • El ladrón en la cruz.
  • Jesús contempla y llora por la ciudad de Jerusalén.
  • El sudor como gotas de sangre.
  • El viaje a Emaús.

Como hemos visto, es Lucas el único que narra el desarrollo y crecimiento normal de Jesús en su niñez, pasando por todo el proceso natural de un ser humano. Siendo hombre, trabajó con sus manos, lloró por la ciudad, oraba puesto de rodillas, y conocía la agonía del sufrimiento. Hay en todo, un aire marcadamente humano.

ENSEÑANZAS Y TEMAS DEL LIBRO

A la edad de treinta años, Jesús comienza su ministerio público como el Ungido de Dios, para llevar a cabo su obra de liberación de la raza humana. Precisamente en su tierra, donde se había criado, Nazaret, entra un día de reposo en la sinagoga y se atribuye asimismo la profecía de Isaías, que dice: “El Espíritu del Señor está sobre mi por cuanto me ha ungido para:
  • Dar buenas nuevas a los pobres,
  • Sanar a los quebrantados de corazón,
  • Pregonar libertad a los cautivos,
  • Dar vista a los ciegos,
  • Poner en libertad a los oprimidos,
  • Predicar el año agradable del Señor.” (Lc.4:18,19).

A continuación, viene el cumplimiento real y práctico de la obra de Jesús, el Hijo del Hombre. Notemos los acontecimientos en la vida del Señor tal como aparecen sucesivamente en este evangelio:

  • El ministerio en Galilea (4:14-9:50).
  • Ministerio en Nazaret, su pueblo de origen (4:16-30).
  • Predicación en Capernaún (4:31-44).
  • Llamado de Pedro, Jacobo y Juan (5:1-11).
  • Llamado de Mateo (5:27-39).
  • Los fariseos (6:1-11).
  • Elección de los doce apóstoles (6:12-16).
  • Enseñanza para los apóstoles 96:17-49).
  • Milagros (7:1-17).
  • Discursos del Maestro (7:18-50).
  • Parábolas (8:4-18).
  • Parientes verdaderos (8:19-21).
  • Apaciguamiento del mar (8:22-25).
  • Liberación del endemoniado (8:41-48).
  • Recuperación de la hija de Jairo (8:49-56).
  • Comisión de los doce (9:1-10).
  • Alimentación de los cinco mil (9:18-21).
  • La transfiguración (9:27-36).
  • Curación de un lunático (9:37-43).
  • El ministerio en Judea (9:51-19:27).
  • Comisión de los setenta (10:1-24).
  • La pregunta del intérprete de la Ley (10:25-37).
  • Las amigas de Jesús, Marta y María (10:38-42).
  • Los discípulos aprenden a orar (11:1-13).
  • Buscando señales (11:14-36).
  • Denuncia de los fariseos (12:1-12).
  • El pecado de la codicia (12:13-59)
  • Arrepentimiento (13:1-9).
  • El reino de los cielos (13:18-30).
  • Jesús habla sobre la hospitalidad (14:1-24).
  • Jesús habla sobre la negación de uno mismo (14:25-35).
  • El Salvador y los perdidos (15:1-32).
  • El mayordomo injusto (16:1-30).
  • Camino de Jerusalén (16:31-19:27).
  • El ministerio en Jerusalén (19:38-24-53).
  • Entrada triunfal (19:28-38).
  • Los dirigentes cuestionan la autoridad de Jesús (20:1-21:4).
  • Cosas futuras (21:5-38).
  • La última Pascua de Jesús (22:1-38).
  • Jesús traicionado (22:39-53).
  • Juzgado ante el sumo sacerdote (22:54-71).
  • Juzgado ante Pilato (23:1-26).
  • La crucifixión (23:27-49.
  • La sepultura (23:50-56).
  • La resurrección (24:1-48).
  • La ascensión (24:49-53).

Un hecho trascendental.

En Lc.9:51 encontramos el hecho más trascendental en la vida de Jesús. Llegó el tiempo de ser recibido arriba, pero antes debía pasar por Jerusalén. El Señor toma una decisión firme y trascendente para el bien de toda la humanidad en todos los siglos, aunque Él sabía lo que le esperaba allá en Jerusalén (Mr.10:32-34).

  • Le escarnecerán.
  • Le azotarán.
  • Le escupirán.
  • Le matarán.
  • Al tercer día resucitará.

Aquí, encontramos el camino de la exaltación, que viene por medio de tomar la cruz y la humillación. (Fil.2:5-11) (1 P.5:6).

La vida del discípulo es también una decisión firme de tomar la cruz e ir en pos del Maestro a Jerusalén, para encontrar el camino a la exaltación y a la gloria eterna. (Lc.9:34; 14:26,27). Cada ser humano tiene la necesidad de tomar una decisión firme a favor de Cristo, creyendo en Él y aceptando la muerte al “yo” y al pecado, para vivir en novedad de vida bajo el señorío de Cristo. (Ro.6:2-6,11-13,15-23) (Gá.2:20) (Jn.12:24-26). Amando más la gloria de Dios que la gloria de los hombres (Jn.12:42,43).

Por otro lado, encontramos en Lc.9:51 una expresión que se repite varias veces en la Biblia, y que muestra claramente que Dios tiene muy en cuenta el tiempo parar llevar a cabo sus planes y propósitos:

“Cuando se cumplió el tiempo…”

Esto lo vemos también a nivel universal e histórico, como a nivel personal y particular, para llevar a cabo su obra en el mundo y en el ser humano. Veamos algunos textos:

De alcance universal.

  • (Gá.4:4,5) “Cuando llegó el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo… para que redimiese.”
  • (Hch.2:1) “Cuando llegó el día de Pentecostés….”
  • (1 Ts.5:1; 2 Ts.2:6) Hay un tiempo señalado para la aparición del Señor Jesucristo por segunda vez, pero nadie sabe cuál es , aunque hay señales.
  • (Tit. 1:3) “A su debido tiempo manifestó su palabra….” Que había estado sin revelar. (Col.1:25, 26,27) (Ro.16:25,26).
  • (1 Jn.2:18) “Ya es el último tiempo… han surgido muchos anticristos, por eso conocéis que es el último tiempo.”

De alcance particular.

  • (Ro.13:11 ss.) “Conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño… de desechar las tinieblas y vestir las armas de la luz.”
  • (2 Co.6:2) “He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”
  • (Gá.6:7-10).”… Porque a su tiempo segaremos si no desmayamos.”
  • (1 P.5:6) “Para que Él os exalte cuando fuere tiempo.”
  • (Sal.1:3) “Dará su fruto en su tiempo.”
  • (Sal.31-15) “En tu mano están mis tiempos.”
  • (Sal.34:1) “Bendeciré al Señor en todo tiempo.”
  • (Pr.15:23).”… Y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!”
  • (Ecl.3:1; 8; 6) “Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.”

Acerca de la intercesión.

Encontramos en Lc.22:31-34 un pasaje único en los evangelios acerca del ministerio de Jesús como intercesor y ayudador de nuestras debilidades. El N.T. nos habla de esto en otros lugares: (Ro.8:34) (He.2:18; 4:15; 7:25) (1 Jn.2:1). Es el Hijo del Hombre, que ha probado las debilidades, luchas y tentaciones de la carne, que se compadece y extiende su ayuda a los humanos. ¡Aleluya!.

Al final del libro encontramos otro pasaje único en los evangelios: Jesús acompaña a dos hombres en el camino a Emaús, y les abre el entendimiento para que comprendiesen las Escrituras (Lc.24:49,50).

Los discípulos se llenaron de gozo por todo ello, se volvieron a Jerusalén, pero les faltaba el poder que vendría sobre ellos el día de Pentecostés.

La vida cristiana es gozo, pero no solamente gozo, sino también poder en nosotros para llevar a cabo la obra que nos ha sido encomendada. Amén.

Nuevo nacimiento = Gozo.

Bautismo en el Espíritu Santo = Poder para servir.

Fuente:

Instituto bíblico Casa de Israel

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.199 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: