La Fiesta de las Primicias o Primeros Frutos (Bikkurim)


La Fiesta de las Primicias o Primeros Frutos (Bikkurim)

El quince de Nisán da inicio el Hag HaMatzah (la Fiesta de los Panes Sin Levadura), el cual es un gran sábado, un shabbaton. Es una fiesta para el Señ-r que dura siete días. El día siguiente al sábado de la semana de la Pascua es llamado la Fiesta de las Primicias (Levítico [Vayikra] 23:10-11).

La Fiesta de las Primicias se encuentra en Levítico (Vayikra) 23:9-14, como está escrito:

Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá. Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová. Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin. No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis. (Levítico [Vayikra] 23:9-14)

Entendimiento de la Ceremonia de la Fiesta

La celebración se realizaba de esta manera, cuando la cebada y el trigo estaban listos para ser cosechados. Los participantes tomaban una sola gavilla de la cosecha y la llevaban delante del sacerdote. La gavilla recibía el nombre de “la gavilla de los primeros frutos”. El sacerdote entonces la tomaba y la mecía delante del Señ-r en Su casa. Esto debía hacerse “el día después del sábado”. También debían presentarse las demás ofrendas prescritas junto con la gavilla.

La Gavilla de Primeros Frutos en la Biblia

Di-s mandó al pueblo a que presentara una gavilla de la cosecha (Levítico [Vayikra] 23:10). La palabra hebrea da “gavilla” es omer. Un omer se define como “una medida de productos secos, con un contenido de una décima parte de una efa”. La definición en la que se señala que un omer es la décima parte de una efa se encuentra en Exodo (Shemot) 16:36. Una efa contiene 10 omers de granos. Recordemos que Di-s ordenó al pueblo a que se presentara tres veces al año en Jerusalén (Yerushalayim), para celebrar las fiestas de Pascua (Pesach), Pentecostés (Shavuot) y Tabernáculos (Sukkot). Estas tres fiestas son fiestas agrícolas de cosecha. La Pascua (Pesach) es en la cosecha de cebada. Pentecostés (Shavuot) es la cosecha de trigo. Ambas fiestas se celebran en las vendimia de los primeros frutos, antes de la última gran cosecha que había de venir al final del año durante la fiesta de los Tabernáculos (Sukkot): la cosecha de las frutas.

La cosecha representa a todos aquellos que ponen su fe y confianza (emunah) en el Mesías Yeshua (Mateo [Mattityahu] 13:39; Marcos 4:26-29; Lucas 10:1-12; Apocalipsis 14:14-16). Por lo tanto, la gavilla es la primicia de los primeros frutos. Dado que la gavilla en la Biblia es representativa de una o varias personas (Génesis [Bereishit] 37:5-11), espiritualmente una gavilla representa a las personas que han aceptado al Mesías en sus corazones.

La nación de Israel estaba familiarizada con el concepto de los primeros frutos y el primogénito. Las primicias o primeros frutos siempre eran los mejores, los primeros y los escogidos de la cosecha que estaba por venir. Las primicias eran santas ante el Señ-r. El concepto de las primicias o el primogénito constituyen un tema principal en la Biblia. Esto puede observarse en las siguientes escrituras: Exodo (Shemot) 23:16,19: 34:26; Levítico (Vayikra) 2:12,14; 23:20; Números (Bamidbar) 18:12-15,26; Deuteronomio (Devarim) 18:1-5; 26:2-4,10; 2 Crónicas 31:5; Nehemías 10:35-39; Proverbios (Mishlai) 3:9; Jeremías (Yermiyahu) 2:3; Ezequiel (Yechezekel) 44:30; 48:14; Malaquías 3:8-14; Hebreos 6:20; 7:1-8.

Todo sobre la tierra, tanto hombre como bestia, era presentado ante el Señ-r como primicia a El.

El primogénito, tanto de hombre, como de bestia, era santificado (hecho santo) y presentado al Señor (Exodo [Shemot] 13:2; 22:29).

Las primicias o primeros frutos de toda la tierra era presentados al Señ-r ante Su altar en alabanza y acción de gracias (Deuteronomio [Devarim] 26:1-11).

El Diecisiete de Nisán —Resurrección y Salvación

El tema de la fiesta de las Primicias es la resurrección y la salvación. Hay varios acontecimientos importantes que sucedieron en este día en la Biblia:

El arca de Noé (Noach) reposó sobre el Monte Ararat (Génesis 8:4).
Israel cruzó el Mar Rojo (Exodo [Shemot] 3:18; 5:3; 14).
Israel come de los primeros frutos de la Tierra Prometida (Josué 5:10-12). El maná que Di-s enviaba del cielo cuando ellos viajaron a través del desierto dejó de caer el dieciséis de Nisán, luego que el pueblo comió del grano viejo de la tierra. El día siguiente era el diecisiete de Nisán, el día en que los hijos de Israel comieron de los primeros frutos de la Tierra Prometida.
Amán fue derrotado (Ester 3:1-6). En el libro de Ester, Amán conspiró para matar a todos los judíos que vivían en Persia y Media. Amán tenía diez hijos (Ester 9:12). Con esto podemos ver que Amán es una figura del Mesías falso (el anticristo). El trece de Nisán se emitió un decreto por medio del cual se ordenaba la muerte de todos los judíos (Ester 3:12). Al oír estas noticias, Ester proclamó un ayuno de tres días, que iban del 14 al 16 de Nisán (Ester 4:16). El día dieciséis de Nisán, Ester arriesgó su vida al presentarse ante el Rey Asuero. Pero, al hacerlo, el rey le preguntó: “Dime, ¿Qué deseas?” Ester le dijo: “Si place al rey, vengan hoy el rey y Amán al banquete que he preparado para el rey” (Ester 5:4). Ese día era el dieciséis de Nisán. En el banquete, el rey volvió a preguntarle a Ester lo que quería y ella le pidió al rey que asistiera a otro banquete al día siguiente, el diecisiete de Nisán. En ese día, Amán (un tipo de Mesías falso o anticristo, así como de satanás [Ha satan]) fue colgado.
La resurrección de Yeshua, el Mesías (Juan 12:24; 1 Corintios 15:16-20). Yeshua celebró la fiesta de las Primicias al ofrecerse a sí mismo como la primicia a todas las generaciones futuras (Mateo [Mattityahu] 27:52-53).

Yeshua es la Primicia de la Cosecha de Cebada

Yeshua es el primogénito de María (Miryam) (Mateo 1:23-25).
Yeshua es el primogénito de Di-s Padre (Hebreos 1:6).
Yeshua es el primogénito de toda la creación (Colosenses 1:15).
Yeshua es el primogénito de entre los muertos (Apocalipsis 1:5).
Yeshua es el primogénito de muchos hermanos (Romanos 8:29).
Yeshua es la primicia de los resucitados (1 Corintios 15:20,23).
Yeshua es el principio de la creación de Di-s (Apocalipsis 3:14).
Yeshua es el preeminente (Colosenses 1:18).
Ciertamente Yeshua es el Santísimo de Di-s, quien fue santificado por el Padre. Yeshua es el primogénito, el primero, el escogido, el preeminente. El es, tanto el primogénito de Di-s, como la primicia para Di-s. Yeshua es la gavilla de los primeros frutos.

Los Primeros Frutos son Profecía de la Resurrección del Mesías

La fiesta de la gavilla de los primeros frutos es profecía de la resurrección de Yeshua. Yeshua profetizó que resucitaría tres días y tres noches luego de haber sido crucificado en el madero (Mateo [Mattityahu] 12:38-40; 16:21; Lucas 24:44-46). En el Tanach (Antigua Testamento) ya había aparecido la sombra y figura de este gran acontecimiento (Génesis [Bereishit] 22:1-6; Exodo [Shemot] 3:18; 5:3; 8:27; Ester 4:15-17; Jonás 1:7; 2:1-2).

Dado que Yeshua fue crucificado en el madero el día de la Pascua (Pesach), el catorce de Nisán y resucitó de los muertos tres días y tres noches luego de haber sido muerto, se puede afirmar que Yeshua resucitó el día diecisiete de Nisán, el día de la fiesta de las Primicias. Esta cayó el día después del sábado semanal durante la semana de la Pascua (Marcos 16:1-6). De hecho, Yeshua es llamado la primicia de aquellos que han de resucitar de los muertos.

“Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida” (1 Corintios 15:20-23).

Fue profetizado que Yeshua, el Mesías, sería sepultado en la tumba de un hombre rico (Isaías [Yeshayahu] 53:9; Mateo [Mattityahu] 27:57; Lucas 23:51). ¿Por qué fue puesto Yeshua en la tumba de José de Arimatea? Arimatea es otro nombre que se le da a Ramá, donde vivió Samuel. Se encuentra a cinco millas al norte de Jerusalén (Yerushalayim). De hecho, a este lugar aun se le conoce como Ramá, el día de hoy. En los tiempos antiguos, los judíos tenían la costumbre de ser enterrados en Jerusalén (Yerushalayim). De hecho, aun se tiene esta práctica en el presente, ya que en el judaísmo tradicional se cree que la resurrección de los muertos tendrá lugar primero en Jerusalén (Yerushalayim).

En el Libro de Génesis (Bereishit), José (Yosef) el hijo de Jacob (Ya’akov), hizo que los hijos de Israel prometieran que cuando fueran a la Tierra Prometida, se llevaran sus huesos con ellos (Génesis [Bereishit] 50:24-26). Ramá era un término que representaba la idolatría. Dos naciones eran conocidas como centros de idolatría en el mundo antiguo: Babilonia y Egipto. José (Yosef), el hijo de Jacob (Ya’akov), también era conocido como José de Ramá. Moisés (Moshe) llevó los huesos de José (Yosef), cuando viajó a Sucot con los hijos de Israel (Exodo [Shemot] 13:19-20). Por lo tanto, la tumba de José (Yosef) en Egipto quedó vacía. La tumba vacía de José (Yosef) de Arimatea (Ramá), que significaba maldad, era un cumplimiento de lo que está escrito en Isaías (Yeshayahu) 53:9.

José (Yosef) era una figura de Yeshua en Su primera venida, cuando vino a cumplir el papel del Mesías sufriente, conocido como el Mesías ben Yosef (hijo de José). Los huesos de José (Yosef) fueron llevados a Sucot. Sucot es una figura de la era mesiánica, también conocido como el Milenio. También esta es una imagen de Yeshua siendo tanto el Mesías ben Yosef (hijo de José) como el Mesías ben David (hijo de David). Así como Yeshua sufrió en Su primera venida, El regresará a la tierra para ser Rey en Su segunda venida a la tierra.

Entendimiento Espiritual de las Primicias

Entendimiento Espiritual (Halacha). En la Biblia se usa una gavilla para tipificar a una persona o grupo de personas (Génesis [Bereishit] 37:5-11). Yeshua regresará a la tierra (Zacarías 14:4) en Su segunda venida como el Rey de toda la tierra. En esa oportunidad, también traerá consigo a las gavillas, es decir, a aquellos que crean que Yeshua es el Mesías (Salmo [Tehillim] 126; Jeremías [Yermiyahu] 31:9-14; Joel 3:11-13; Zacarías 14:3-5; Mateo [Mattityahu] 13:37-39; Marcos 4:26-29; Hebreos 12:1; Judas 14; Apocalipsis 1:7).

Los 144,000 testigos judíos que den testimonio de Yeshua durante Chevlai shel Mashiach (los dolores de parto del Mesías, también conocido como la tribulación), serán las primicias para Di-s durante estos tiempos (Apocalipsis 14:1-4).

Veamos algunas de las Escrituras en la Biblia que se refieren a las primicias:

Lo natural es antes de lo espiritual (1 Corintios 15:46).
Israel fue el primogénito de Di-s (Exodo [Shemot] 4:22). Pero, los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros (Marcos 10:31). Por lo tanto, los gentiles (goyim) fueron los primeros que recibieron al Mesías (como grupo, hay muchos no judíos que no lo han recibido) (Isaías [Yeshayahu] 60:1-3; 62:1-3; Hechos 15:14-16). Al final de esta era, los judíos como un grupo, van a aceptar también a Yeshua como Mesías.
El evangelio (basar) fue predicado primero al judío y luego a los gentiles (Romanos 1:16; 2:9-10; Mateo [Mattityahu] 10:5-6; 15:21-28; Hechos 1:8).
Nosotros somos llamados a buscar primeramente el Reino de Di-s (Mateo [Mattityahu] 6:33).
Yeshua ya había resucitado el primer día de la semana (Marcos 16:1-6).
Yeshua fue el primer en resucitar de los muertos (Hechos 26:23).
Los primeros creyentes fueron un tipo de primeros frutos o primicias (Santiago [Ya’akov] 1:17-18).
Aquellos que resucitaron de los muertos con Yeshua en su resurrección se convirtieron en los primeros frutos de todos aquellos que resucitarán de los muertos (Mateo [Mattityahu] 27:52-53; Efesios 4:8; 1 Tesalonicenses 4:13-18).
Yeshua nos amó primero a nosotros y El debe ser nuestro primer amor (1 Juan [Yochanan] 4:9; Apocalipsis 2:4).
Yeshua es el primero (alef, alfa) y el último (tav, omega) (Apocalipsis 1:8,11,17; 22:13; Isaías [Yeshayahu] 41:4; 44:6; 48:12).

http://www.hebroots.org/ch5span.html

About these ads

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ricardo Paulo Javier
    mar 09, 2010 @ 04:01:02

    La Fiesta de las Primicias
    INTRODUCCIÓN:

    En la presentación de los temas anteriores hemos visto como Cristo cumplió proféticamente todas las fiestas judías, y las cumplió el día específico en que se celebraban las fiestas. Son 07 fiestas, y Jesús, hemos estudiado que ha cumplido 04 de las fiestas, con fechas exactas, dándonos a entender que pareciera ser que el Señor va a cumplir las otras 03 fiestas de la misma manera.

    En la Biblia están escondidos todos los misterios, todo como va a pasar y esta revelado nuestro camino. La Biblia esta perfectamente editada, escrita y elaborada. Las historia del Libro de Ruth tiene que ver con el cumplimiento de esas fiestas. La tercera fiesta que se celebraba según Levítico 23, es la de los primeros frutos, tres días después que el Cordero Pascual fuera ofrecido, se agarraba un manojo de mies de la cosecha, se tomaba en la mano y se le ofrendaba al Señor. De esa fiesta se contaban 50 días y se celebraba la fiesta de Pentecostés.

    D E S A R R O L L O

    LA SEMILLA

    Israel es un país que Dios lo eligió para ser un reloj para nosotros. Esa nación es el ombligo de la tierra, ya que esta ubicada en el centro. Israel es como el reloj que Dios dejó para que sepamos la hora. Ahora que hemos profundizado un poco mas, queremos ver el minutero, para ver los segundos y captar como va la historia bíblica. Israel es un país agricultural. Todas las fiestas y aún su calendario se basan en la agricultura, y con el movimiento lunar. Dios estableció fiestas para mostrar como se cumplirían las señales en los últimos tiempos.

    La fiesta de los Primeros Frutos se celebraba tres días después de la fiesta de la Pascua, después que el cordero había sido ofrecido. En todo el calendario se daban diferentes fiestas, y cómo cada una de ellas cumplía una función profética. Como tenemos que hablar de los Primeros Frutos, el grano sembrado va a llevar fruto. La Biblia nos habla en Juan 12, que una de las facetas de Jesús es ser grano, la semilla que el Padre sembró aquí en la tierra para que diera mucho fruto. Se debe de notar que la Biblia dice que si el grano de trigo no cae a tierra, no va a llevar fruto. Es decir que cuando Jesús hablaba le decía a sus discípulos, “viene un tiempo, y en ese tiempo es en el cual, yo, como grano de trigo, tengo que morir”.

    Si usted siembra un grano, ese grano va a desarrollar y va a crecer para dar muchos frutos. De un solo grano que es Cristo, puesto en tierra y del cual al morir, crece para dar mucho fruto.

    En Levítico 23:11 dice que el sacerdote mecerá la gavilla (un manojo de mies de las primicias), de los primeros frutos de un grano que se había sembrado tiempo atrás. Agarras la gavilla y la presentas delante del Señor a fin de que sean aceptadas. Cuando Jesús dice que vino a cumplir la ley, no vino a abolirla (Mateo 05:17), tenía sus límites. Cuando Jesús resucita, dice la escritura en Mateo 27, que se rompieron los sepulcros de muchos santos, aquellos que murieron con una esperanza de aquel Cordero que iba a morir pero que no se iba a quedar muerto, sino que juntamente con El se iban a levantar todos. Esa esperanza era la que mantenía a muchos héroes de la fe.

    LA RESURRECCIÓN

    Dice la escritura que cuando Cristo fue a la cruz y muere, fue al fondo de la tierra, y despojó al enemigo. Jesús triunfa en la cruz, pero no se fue solo, sino que con todos los héroes del Antiguo Testamento, los santos que se cuidaron para el Señor. Esa fue la primera gavilla que presentó Jesús. Sin resurrección no tendremos base de fe. La base de todo cristiano es la resurrección de Cristo. Cuando la escritura dice que el Señor resucitó, esa palabra se escribe en griego “Ejeiro”, que significa LEVANTADO DOS VECES. Cristo fue levantado 02 veces, ya que la Biblia nos menciona en Romanos 10, que el que cree en su corazón que Jesús resucitó, tiene vida eterna. La primera vez fue cuando Cristo fue levantado de los muertos. El se levanta a cumplir la otra parte de su misión, que fue ir a las partes más profundas de la tierra. En Romanos 08:11 dice que el Espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en nosotros, el mismo Espíritu también dará vida a vuestros cuerpos mortales, por medio de su Espíritu que habita en nosotros.

    Tenemos un gran privilegio, ya que los grandes jerarcas del Antiguo Testamento lo tuvieron, ya que el mismo Espíritu que tuvo Jesucristo, nosotros también lo tenemos, ya que para los Antiguo Testamentarios el Espíritu solo estaba sobre ellos, pero en nuestra época, en nuestros tiempos, nosotros somos los que tenemos al Espíritu Santo dentro de nosotros después de la muerte de Jesús. El se levantó de la tumba por la autoridad que el Padre le había dado, pero cuando descendió a las partes más profundas, necesitaba que alguien lo levantara. El Espíritu tiene tal fuerza que lo levantó de las cenizas, lo regeneró y lo puso en gloria. Ese mismo Espíritu tenemos nosotros, un Espíritu de poder, aleluya!!!

    Ahora nosotros somos participantes de la gloria divina, ya que levantó un cuerpo muerto de las cenizas. Cuando comenzamos a investigar tenemos que ver las perspectivas cristianas y judías. La Biblia es tan preciosa que hemos investigado que el 14 de Nissan, el Cordero era entregado y moría, el 15 iba a la tumba y que el 17 se celebraba la Fiesta de los Primeros Frutos, ya que Dios marcó los acontecimientos. Esos ritos religiosos tenían una verdad para nosotros. Dios es un Dios de eventos, ya que el 17 de Nissan se celebraba la fiesta de los Primeros Frutos, que para nosotros, en la perspectiva cristiana, significa: Cristo las Primicias de la Resurrección, en Exodo 08:27 dice: …andaremos una distancia de 3 días de camino… Moisés hablaba con Faraón que al salir el pueblo a hacer fiesta, andarían a tres días de camino. La fecha en que se celebraba la fiesta de los Primeros Frutos, esa misma fecha se abrió el Mar Rojo. El Señor abrió camino en el Mar Rojo para que todo el pueblo de Dios se salvara. El trajo liberación a su pueblo el 17 de Nissan, Dios cuando saca a un cristiano lo saca con todo y familia. Cuando salimos del mundo, ya no podemos regresar, porque la puerta es cerrada, y no hay camino de retorno.

    EL REPOSO DE DIOS

    Génesis 08:04 dice: …En el mes séptimo en el día 17 del mes el Arca descansó sobre los Montes del Ararat… Cuando vino el diluvio y hubo juicio sobre toda la tierra, por un año anduvo el Arca sobre las aguas, para que finalmente puediera reposar el día 17 de Nissan, el único que da reposo es el Señor Jesucristo. Josué 05:10 dice: …estando los hijos de Israel acampados en Gilgal, celebraron la pascua el día 14 del mes en las llanuras de Jericó. Al día siguiente comieron panes sin levadura y cereal tostado, y los hijos de Israel no comieron mas maná, sino que comieron del producto de la tierra que Canaan les había dado durante aquel año… El 17 de Nissan comenzaron a gozar la bendición de la tierra. Después de estar 40 años en el desierto, los lleva a la tierra de Canaan, a la tierra de abundancia. Para la perspectiva judía nos habla de la primera vez que comieron de los frutos de Canaan. Pero para la perspectiva cristiana es una fiesta, porque es la invitación a tener una vida en el Espíritu, a gozar una vida de abundancia. En Cristo usted puede gozar de la abundancia.

    C O N C L U S I O N E S :

    Dios nos va a bendecir de tal manera que la bendición no solo será espiritual, sino que también habrá una bendición material. Si obedecemos a Dios, El nos concederá las peticiones de nuestro corazón. El Señor nos va a enriquecer en lo espiritual y en lo material. Seremos testigos de la bendición de Dios.

    I Corintios 15:20 dice …ahora Cristo, PRIMICIAS de los que durmieron es… O sea que Cristo es los primeros frutos de aquellos que estan durmiendo, pero también es la promesa que así como El se levantó, y fue transformado, así también nosotros seremos igual a El.

    http://www.ebenezer.hn/Temas/Colecciones/fiestaprimicia.htm

  2. Ricardo Paulo Javier
    mar 09, 2010 @ 04:09:04

    La Fiesta de las Primicias

    Un Estudio Bíblico por Jack Kelley

    Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

    Y habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá. Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová. Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin. No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis (Levítico 23:9-14).

    Las Tres Fiestas de la Primavera
    La Fiesta de las Primicias casi siempre se pasa por alto, porque la Pascua y la Fiesta de los Panes Sin Levadura la opacan y la rodean, sin embargo, se le puede llamar la más importante de estas fiestas, especialmente desde un punto de vista cristiano. Esto, a pesar de que las narraciones de los Evangelios no la mencionan, y que intercambian el uso de la Pascua y de la Fiesta de los Panes sin Levadura. Entonces es fácil perder de vista de que en realidad hay tres fiestas que se celebran al mismo tiempo.

    A pesar de que no es obvio en el pasaje anterior, el Sabbath al que el Señor se refería es el que le sigue a la Pascua, lo que significa que así como la Pascua puede caer en cualquier día de la semana siempre se celebra el día 14 del primer mes, y la Fiesta de las Primicias siempre se celebra el siguiente domingo, después del Sabbath que es después de la Pascua. La Fiesta de los Panes sin Levadura se inicia el día 15 y tiene una duración de siete días, entonces la Fiesta de las Primicias se celebra antes de que la de la Fiesta de los Panes sin Levadura termine.

    El año en que el Señor fue crucificado, la Pascua cayó en jueves. Tres días y tres noches más tarde era domingo en la mañana, la Fiesta de las Primicias. Y durante varios cientos de años después, la mañana del domingo después de la Pascua la conocían los cristianos como la Mañana de Resurrección.

    ¿Qué Día Es?
    Pero durante el Concilio de Nicea celebrado en el año 325 d.C., los obispos orientales y occidentales de la iglesia estuvieron en desacuerdo sobre el día oficial de la festividad más importante de la iglesia. Los obispos orientales favorecían mantenerse con el cálculo que comprendía la Pascua como se describe en el Libro de Levítico, ya que muchos de ellos eran de origen judío, y porque los Evangelios habían colocado la Mañana de Resurrección después de la Pascua.

    Los obispos occidentales, siendo de origen más gentil, favorecieron una fecha más cercana al comienzo de la primavera porque ya existía una serie de festividades paganas que se celebraban durante ese tiempo y una celebración religiosa se ajustaba aquí. Quizás esta sea la razón del porqué la iglesia occidental empezó a referirse a la Mañana de Resurrección como el Domingo de Pascua (Easter Sunday en Inglés—En Español también Domingo de Resurrección), adaptando el nombre de la deidad pagana babilónica Istar. La fiesta de Istar siempre se celebraba al inicio de la primavera y comprendía el uso de huevos y conejos, así como de otros símbolos de fertilidad. Aun hoy día podemos ver cómo otros elementos derivados de esos dos se han unido.

    Eventualmente, debido en parte a su punto de vista de que ya que los judíos habían rechazado a Cristo, las tradiciones judías no debían ser usadas para seleccionar la fecha de la Pascua (Easter), la iglesia occidental la acomodó al primer domingo después de la luna llena que le sigue al equinoccio de primavera. Rápidamente, el Domingo de Pascua se desconectó de la Pascua judía tanto como hasta varias semanas aparte.

    La adopción del calendario gregoriano (el que utilizamos en occidente hoy) en el año 1752, no hizo nada para corregir esta separación, y ya que la iglesia oriental u ortodoxa, se ajustó al anterior calendario juliano, ahora tenemos dos fechas para la Pascua (Easter) en la mayoría de los años. Cuando yo escribí la primera edición de este artículo en el año 2004, la Fiesta de las Primicias y la Pascua (Easter) de la iglesia ortodoxa y la occidental, coincidieron en una rara ocasión. Este año 2008, la Fiesta de las Primicias se celebra el 27 de abril, como lo hace la celebración ortodoxa de la Pascua (Easter), más de un mes después de la correspondiente celebración occidental.

    La Práctica Común
    Pero volviendo a la Fiesta de las Primicias. Los granos se sembraban en Israel en el otoño. Germinaban durante el invierno y dejaban de hacerlo tan pronto el clima calentaba un poco, para madurar en la primavera, primero lo hacía la cebada y luego el trigo. Los tallos se cortaban y se ataban en gavillas para que los recolectores los recogieran y echaran en la basura. Pero el cosechar o comer el nuevo grano no era permitido hasta que una gavilla de muestra fuera traída al Templo en el amanecer del primer día después del Sabbath que seguía a la Pascua. Este día se llamaba la Fiesta de las Primicias. Una ceremonia similar se llevaba a cabo para la cosecha del trigo en Pentecostés, que también se celebraba en domingo, siete semanas después.

    Como ustedes saben, el Señor requería que las primicias de todo fruto se le trajeran a Él, ya sea de plantas o de animales. (En el caso de los animales, solamente el primerizo de cada animal era requerido, no el primero de cada estación. Para los humanos, se pagaba un pequeño rescate en el Templo para redimir al primerizo. El Señor expresamente prohibió cualquier tipo de sacrificio humano.)

    El sacerdote tomaba la gavilla del grano y la mecía frente al altar del Señor como una muestra de la cosecha. A esto se le llamaba la ofrenda mecida. Para asegurarse de que había sido aceptada por el Señor, se ofrecía también un cordero de un año, junto con cuatro cuartos de flor de harina y una mezcla de aceite y un cuarto de vino. Si las fragancias mezcladas del cordero asado, el pan horneado y el vapor del vino se convertían en un aroma agradable al Señor, la ofrenda era aceptada. El Señor al haber recibido la primera porción requerida entonces ya se podía proseguir con la cosecha y el grano se podía moler para hacerlo harina para el pan de todos los días.

    El Cumplimiento Profético
    Al amanecer del día de la Fiesta de las Primicias en el año 32 d.C., cuando los sacerdotes estaban meciendo las gavillas del grano ante el altar, las mujeres llegaron a la tumba del Señor para preparar Su cuerpo para ser sepultado permanentemente. Debemos recordar que no tuvieron suficiente tiempo desde el atardecer del día en que Él fue crucificado, pues los siguientes dos días fueron Sabbath, y ningún trabajo les era permitido hacer. Es interesante notar que durante la Fiesta de las Primicias sí se permitía trabajar, no así en Pentecostés.

    Pero la tumba estaba vacía. Él había resucitado, primicias de los que durmieron es hecho (1 Corintios 15:20). Más tarde durante ese día muchos santos del pasado de Israel fueron vistos en la ciudad de Jerusalén, habiendo también salido de sus tumbas (Mateo 27:53). Esta fue la ofrenda mecida del Señor, una muestra de Su cosecha de almas. Yo pienso que el aroma de la ofrenda del Templo fue especialmente agradable al Señor esa mañana. Los días de los sustitutos habían pasado, lo real había llegado (Hebreos 10:1).

    El Triple Juego Final
    Porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros (1 Corintios 5:7), y en ese mismo día se cumplió también la profecía de la Pascua. Luego, durante siete días después de la Pascua, los israelitas comían pan sin levadura para celebrar la Fiesta de los Panes Sin Levadura, y de hecho hacían un gran esfuerzo para quitar de sus casas cualquier traza de levadura. Esta fiesta simbolizaba una promesa de que el pecado del hombre, representado por la levadura, sería quitado totalmente. La muerte del Señor cumplió esa profecía también, porque Él es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29). Y ciertamente lo quitó, así cuanto está lejos el oriente del occidente (Salmo 103:12).

    Y puntualmente el Señor se levantó de la tumba, cumpliendo así con la Fiesta de las Primicias. Él es las primicias de los que durmieron es hecho, y Su resurrección confirmó Su victoria sobre el pecado y la muerte. Y sobre nuestros pecados también, porque “si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9).

    En Conclusión …
    En mi opinión la Mañana de Resurrección es el día más importante en la historia del mundo y nunca debería ser llamado “Domingo de Easter”. También creo que debemos celebrarlo en su propio aniversario. Hay gente que me ha dicho que no importa el día que escojamos mientras que lo recordemos y ese es uno de los argumentos que los obispos occidentales utilizan para justificar el combinarlo con la fiesta de Istar. Ese también es un argumento que podemos escuchar sobre los cristianos.

    Pero a diferencia del día del nacimiento del Señor, nosotros sí sabemos el día exacto de Su Resurrección. Y puesto que ese día es el más importante de todos, es que debemos honrarlo en su propio aniversario, por respeto y por agradecimiento.

    ¿Por qué es que digo que la Resurrección es el evento más importante en la historia? Porque después que Él resucitó, el Señor ascendió al cielo para sentarse a la derecha de Dios. Habacuc 1:13 nos dice que los ojos de Dios son muy limpios para ver el pecado, y en la cruz Jesús había sido cargado con tanto pecado que el Padre no podía soportar verlo, lo que ocasionó que Él clamara dolorosamente en el único momento de todo Su calvario, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.

    El punto es que la paga del pecado es muerte (Romanos 6:23). Si solamente uno de los pecados de la humanidad que Jesús llevó en la cruz hubiera permanecido sin pagar en Su muerte, Él no podría haber salido de la tumba y ascender al cielo a la presencia de Dios.

    El motivo de que cualquiera que pide recibe, cualquiera que busca encuentra, y que cualquiera que llama se le abrirá (Mateo 7:7-8) es que cada pecado de la humanidad fue pagado en la cruz. Cualquier persona, sin importar su mérito o justificación, ahora puede pedir ser salva sin ningún temor a ser rechazada. La Resurrección es la prueba que tenemos de ello. Y puesto que todos los pecados de nuestras vidas han sido pagados, ya no debemos tener ningún temor en hacer algo que nos pueda descalificar. Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados (Hebreos 10:14). La Resurrección es también la prueba de eso.

    Por eso es que debemos creer en nuestro corazón que Dios lo levantó de los muertos para poder ser salvos. Si usted no cree que Jesús regresó de los muertos, entonces tampoco podrá estar seguro que usted mismo lo hará. Pero si Usted sí lo cree, entonces podrá decir como lo hizo Job hace más de 40 siglos:

    “Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios; al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mí” (Job 19:25-27).

    Eso hace que la Resurrección sea el evento único más importante en toda la historia humana. Selah 03-23-08

  3. Resolviendo el Misterio de los Tres Días y las Tres Noches
  4. Resolviendo el Misterio de los Tres Días y las Tres Noches
  5. Si Crees en Tu Corazón
  6. Pentecostés y el Rapto de la Iglesia
  7. La Pascua: Historia y Profecía

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.200 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: