LOS ANIMALES TIENEN ALMA


LOS ANIMALES TIENEN ALMA

LA GRANDEZA de Jehová se manifiesta en el reino animal. Dios cuida muy bien de los animales, al igual que hace con el género humano (Salmo 145:16). ¡Qué grave error sería criticar a Aquel que nos creó tanto a unos como a otros! Pues bien, hubo un hombre llamado Job que, pese a ser recto, cayó en ese error, ya que declaró “justa su propia alma más bien que a Dios”, y por eso tuvo que aprender ciertas lecciones (Job 32:2; 33:8-12; 34:5).

*”El alma es la misma en todas las criaturas vivientes, aunque el cuerpo de cada una es diferente.” (Hipócrates)

Los ejemplos extraídos de la creación animal mostraron a Job que el hombre no está en condiciones de cuestionar los caminos de Dios. Ese hecho se hace patente cuando examinamos las palabras que Jehová le dirigió a este siervo suyo.

Claro que los animales tienen alma .Ve los siguientes textos:

  • Gén. 1:20, 21, 24, 25: “Pasó Dios a decir: ‘Enjambren las aguas un enjambre de almas vivientes Y procedió Dios a crear los grandes monstruos marinos y toda alma viviente que se mueve, los cuales las aguas enjambraron según sus géneros, y toda criatura volátil alada según su género. Y pasó Dios a decir: ‘Produzca la tierra almas vivientes según sus géneros Y procedió Dios a hacer la bestia salvaje de la tierra según su género y el animal doméstico según su género y todo animal moviente del suelo según su género.” (WTB)
  • 20 Entonces dijo Dios: Llénense las aguas de multitudes de seres vivientes, y vuelen las aves sobre la tierra en la abierta expansión de los cielos. 21 Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, de los cuales están llenas las aguas según su género, y toda ave según su género. Y vio Dios que era bueno. 22 Y Dios los bendijo, diciendo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra. 23 Y fue la tarde y fue la mañana: el quinto día. 24 Entonces dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género: ganados, reptiles y bestias de la tierra según su género. Y fue así. 25 E hizo Dios las bestias de la tierra según su género, y el ganado según su género, y todo lo que se arrastra sobre la tierra según su género. Y vio Dios que era bueno.” (Gen 1:20-25 LBLA 1997)

  • Lev. 24:17, 18: “En caso de que un hombre golpee mortalmente a cualquier alma de la humanidad, debe ser muerto sin falta y el que golpee mortalmente el alma de un animal doméstico debe hacer compensación por ella, alma por alma.” (Nóta que la misma palabra hebrea para alma se aplica tanto a la humanidad como a los animales.) (WTB)
  • 17 “Si un hombre quita la vida a cualquier ser humano, ciertamente ha de morir. 18 “Y el que quite la vida a un animal lo restituirá, vida por vida. 19 “Si un hombre hiere a su prójimo, según hizo, así se le hará: 20 fractura por fractura, ojo por ojo, diente por diente; según la lesión que haya hecho a otro, así se le hará. 21 “El que mate un animal, lo restituirá, pero el que mate a un hombre, ha de morir. 22 “Habrá una misma ley para vosotros; será tanto para el forastero como para el nativo; porque yo soy el SEÑOR vuestro Dios. 23 Moisés entonces habló a los hijos de Israel, y ellos sacaron fuera del campamento al que había maldecido, y lo apedrearon. Los hijos de Israel hicieron tal como el SEÑOR había mandado a Moisés. (Lev. 24:17, 18 LBLA 1997)
  • “17 Asimismo el hombre que hiere de muerte a cualquiera persona, que sufra la muerte.(A)18 El que hiere a algún animal ha de restituirlo, animal por animal.”  (RV 1960)

  • Rev. 16:3: “Se convirtió en sangre como de muerto, y toda alma viviente murió, sí, las cosas que había en el mar.” (Nota que los animales son almas.) (WTB)
  • 3 El segundo ángel derramó su copa en el mar, y se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser viviente que había en el mar.” (Ap. 16:3 LBLA 1997)

Con esto entonces podemos ver que por el uso que se da al vocablo en la Biblia queda claro que el alma es la persona o el animal mismos a que se hace referencia con el término, o la vida de que disfruta la persona o el animal. Sin embargo, para muchos, “alma” es la parte inmaterial o espiritual de un ser humano que sobrevive a la muerte del cuerpo físico. Otros entienden que es el principio vital. Pero estos últimos puntos de vista no son enseñanzas bíblicas.

Los animales forman indiscutiblemente, parte de la cadena de la vida
El Papa Juan Pablo II reconoció que los animales también tienen alma… “La filosofía o sabiduría profunda lo reconoció hace ya milenios, e incluso miembros de la Iglesia Católica también y hace siglos; recordemos al “quemado hereje” Giordano Bruno y antes que él, al Santo de Asís (San Francisco).

Sí, los animales tienen alma (“incluso los vegetales la tienen”) y por descontado un cuerpo que es susceptible de sufrimientos y otras muchas sensaciones.

Recordemos por cuanto de importancia tiene, la asociación de “animal y hombre” a lo largo de la historia de ambos y sobre todo a esos leales compañeros, que apenas piden algo y que sin embargo, llenan “las horas más tristes” de cualquier ser humano, que encuentra su mejor compañía (y es triste) en ese animal que… “le llena su alma y su propia vivienda con su pequeña presencia”. Animales a los que llegado el caso, es el propio dueño con sus propias manos, quien lo entierra amorosamente.

Como contrapartida, pensemos en esos otros “humanos” (in) los que se divierten ferozmente, en las peleas de gallos, perros y osos (en Afganistán existe ese feroz combate y el que no describo por lo terrible del mismo) y otros animales, a los que adiestran para esos sanguinarios espectáculos dignos de piedad, más que de otra cosa.

En los ya afortunadamente inexistentes, “viejos mataderos” los animales eran inmolados de una terrible forma,por la ignorancia del hombre. Hoy afortunadamente se sacrifican de forma más humana, aunque aún hoy, esos animales que nos alimentan, muchas veces son maltratados salvajemente cuando son llevados al matadero, por seres humanos, mucho más “animales” que los que tienen ese noble destino de alimentar a nuestra humanidad.

“Pobres perros, gatos, monos y otros animales empleados en laboratorios farmacéuticos de países civilizados, eran (no se si aún lo hacen) sometidos a tales pruebas, que tenían que cortarles la cuerdas bucales, para que los aullidos de aquellos pobres y martirizados animales, no pudiesen ni salir como desahogo de aquellos pobres cuerpos”… y así hasta la muerte..

Desafortunadamente parece ser que el sistema de emplear animales sigue en pleno auge y me temo que sin cambios significativos, puesto que invito a leer, “Diario 16” (suplemento “Mestizaje”) del 25-08-2000, donde se da un muy amplio reportaje sobre el tema y se afirma que nada más y nada menos que: “El camino de la ciencia pasa por la experimentación con animales. Entre 300 y 400 millones mueren cada año en laboratorios y facultades de todo el mundo. Las organizaciones en defensa de los animales se han levantado en armas contra este tipo de prácticas y defienden el uso de otros métodos para la investigación”.

En el citado periódico viene una fotografía “terrorífica”, puesto que la misma presenta a un pequeño mono, “literalmente crucificado”, puesto que aparece en un laboratorio, sujeto por sus cuatro miembros (pies y manos) su garganta y cabeza y mantenido en vertical, se supone que para poder “trabajar” en el indefenso animal, con más comodidad. Este simio está vivo y su mirada (fija) es todo un poema que “canta” el dolor, la impotencia y todo cuanto queramos imaginar en un ser vivo, que indudablemente… “siente como tal todo cuanto de bueno o malo realizan con él”.

Por ello, por todo ello, pienso sinceramente que lo de “servirse de los animales”, tiene que tener un límite y un punto de concientización, del que dudo seamos conscientes, puesto que indudablemente necesitamos a los animales, pero pensemos que éstos… “no son piedras, ni minerales en bruto” y por ello tienen que existir leyes que vigilen el cuido de éstos seres vivos, que forman parte de “nuestra propia vida”.

Job reconoció que había ‘hablado sin entender cosas demasiado maravillosas para él’ (Job 42:1-3). Aceptó la corrección de Dios, se retractó y se arrepintió. Sus compañeros fueron reprendidos, mientras que él recibió grandes bendiciones (Job 42:4-17).

¡Qué sabio es tener presente la experiencia de Job! Posiblemente no podamos responder a todas las preguntas que Dios le hizo. Sin embargo, podemos y debemos apreciar las múltiples y variadas maravillas de la creación que alaban a Jehová.

autor: Paulo Arieu

fuentes:

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070924074303AAe2ulo

La Atalaya del 15 de enero de 2006

http://www.conciencia-animal.cl/paginas/temas/temas.php?d=652

About these ads

14 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Arturo Castro
    nov 11, 2009 @ 04:36:27

    Que version esta utilizando????? en mi version dice seres vivientes…..y en lev. dice vida por vida…sera error de traduccion de mi version….Reina Valera 1960 cual es la traduccion o version correcta????

  2. Manuel
    nov 11, 2009 @ 13:29:23

    Oye Paulo entonces según esto, ¿podría existir la teología animal?

  3. Anónima
    nov 11, 2009 @ 14:03:40

    :eek:

  4. pauloarieu
    nov 11, 2009 @ 14:40:58

    Que haya teologos que son animales conozco, pero teologia animal?????

    Quizas bioteologia!!! :)

  5. Manuel
    nov 11, 2009 @ 15:03:17

    ¿Bioteología?, suena a teología saludable como los alimentos Bio :D

    Que haya teologos que son animales conozco Sin duda, ¿pero también conoces a teólogos vegetales o minerales? :D

    Saludos

  6. pauloarieu
    nov 11, 2009 @ 15:05:46

    hola, Manuel. COnozco algunos que son de piedra para razonar. Duros como la roca. Y otros,tan diluidos en sus creencias, que parecen liquido. Seran fallas evolutivas??????
    :)

  7. Manuel
    nov 11, 2009 @ 15:10:00

    En todo caso será de evolución cultural, no biológica ;-)

  8. pauloarieu
    nov 11, 2009 @ 15:24:30

    Si,hay de todo en la Viña del Señor. La Iglesia del Señor, es como el arca de Noe, donde hay toda clase de ANIMALES. !!!!
    saludos

  9. pauloarieu
    nov 11, 2009 @ 15:26:17

    Hola Arturo.
    Ya actualice el articulo. El articulo, que use para investigar de internet, usa la WT y agregue una version evangelica conocida, la LBLA 1997.

    saludos

  10. pauloarieu
    nov 12, 2009 @ 13:25:25

    ALMA, SER, VIDA
    A. Nombre nepesh (vp,n<, , 5315), «alma; ser; vida; persona; corazón». Este es un término muy corriente tanto en las lenguas semíticas antiguas como en las de hoy. Aparece más de 780 veces en el Antiguo Testamento, distribuido equitativamente entre todos los períodos del texto, aunque con mayor frecuencia en los pasajes poéticos. El significado fundamental parece tener relación con la forma verbal poco frecuente: napash. El nombre se refiere a la esencia de la vida, la respiración, tomar aliento. Sin embargo, de este concepto concreto se fueron desarrollando una cantidad de significados más abstractos. El nombre aparece por primera vez, en su acepción primaria, en Gen_1:20 «seres vivientes» rv («un bullir de vivientes» nbe). Aparece por segunda vez en Gen_2:7 «ser viviente». Sin embargo, en más de 400 casos subsiguientes, el término se ha traducido como «alma». Aunque ayuda a entender la mayoría de los pasajes, es en realidad una traducción pobre. Desafortunadamente, las numerosas traducciones no han logrado encontrar un equivalente que les sirva en todos los casos; ni siquiera existe un pequeño grupo de palabras de uso frecuente. Por ejemplo, la rv hace uso de varios términos diferentes para traducir este vocablo hebreo. El problema fundamental es que no existe en castellano un equivalente exacto en hebreo ni del vocablo ni de la idea de «alma». El sistema de pensamiento hebreo no conoce la combinación u oposición de los términos «cuerpo» y «alma» que son de origen griego y latino. Más bien en el hebreo se contraponen dos conceptos que no se encuentran en la tradición grecolatina: «el ser interior» y «la apariencia externa», o puesto de otra manera: «lo que somos para nosotros mismos», en contraposición a «lo que otros creen ver en nosotros». El ser interior es nepesh, mientras que el ser externo, la reputación, es sem, cuya traducción más frecuente es «nombre». En los pasajes narrativos o históricos del Antiguo Testamento, nepesh puede traducirse como «vida» o «ser» (en el sentido de personalidad o de identidad), como en Lev_17:11 «Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación por [vosotros mismos]». Sobra decir que el término «alma» (en la rvr) no tiene sentido en este texto («vidas» bj, nbe, bla). La situación en los numerosos pasajes poéticos paralelos en que aparece el término es mucho más complicada. Tanto la Septuaginta (griego) y la Vulgata (latín) usan los equivalentes de «alma», en particular en los Salmos. El primer caso, Psa_3:2, la lba traduce: «Muchos son los que dicen de mi alma: para él no hay salvación en Dios» (también nbe; «dicen de mi vida» bj, bla). El siguiente caso es Psa_6:3 «Mi alma también está muy turbada; y tú Jehová, ¿hasta cuándo?» En ambos pasajes, el contraste paralelo es entre nepesh y algún aspecto del ser, que en el Salmo 3.2 (rv, bj, nbe) se traduce «mí» y en 6.3 «alma». No se distingue si el vocablo corresponde a «A» o «B» en el paralelismo. No obstante, debido a que en la poesía hebrea no se repite el mismo nombre en las dos partes de un verso, a menudo se usa nepesh como paralelo del sujeto principal o personal, y aun para Dios, como en Psa_11:5 «Jehová prueba el justo; pero al malo y al que ama la violencia, su alma [el mismo] los aborrece». Hay muchos pasajes como estos y una comprensión adecuada del término nepesh ilumina muchos pasajes muy conocidos, como por ejemplo Psa_119:109 «Mi vida está de continuo en peligro, mas no me he olvidado de tu ley». Las lecturas de nepesh en las diversas versiones son muy variadas, particularmente en las más modernas que procuran una mayor amplitud de acepciones. granizo toda la hierba ang1033B. Verbo Napash significa «respirar; tomar aliento; descansar». Este verbo, que parece tener una relación con nepesh, se encuentra 3 veces en el Antiguo Testamento (Exo_23:12; 31.17). El otro caso es 2Sa_16:14 «Y el rey y todo el pueblo que con él estaba, llegaron fatigados, y descansaron allí» (rv, cf. nbe; «tomaron aliento» bj; «recuperaron las fuerzas» bla).

    Extr.VINE AT

  11. pauloarieu
    nov 12, 2009 @ 13:38:49

    ALMA
    1. La palabra heb.heb. hebreo corriente nefesû (nƒsaµmaÆ, Is. 57.16, es una excepción) ocurre 755 veces en el ATAT Antiguo Testamento. Como resulta claro por Gn. 2.7, el significado primario es “que posee vida”. Así, se usa frecuentemente para los animales (Gn. 1.20, 24, 30; 9.12, 15–16; Ez. 47.9). Algunas veces se la equipara con la sangre, como algo que es esencial para la existencia física (Gn. 9.4; Lv. 17.10–14; Dt. 12.22–24). En muchos casos representa el principio vital. Este sentido de la palabra es frecuente en el libro de los Salmos, pero de ningún modo está limitado al mismo.

    Las numerosas ocasiones en que aparece con alguna referencia psíquica abarcan diversos estados de conciencia: (a) en las que nefesû es el asiento del apetito físico (Nm. 21.5; Dt. 12.15, 20–21, 23–24; Job 33.20; Sal. 78.18; 107.18; Ec. 2.24; Mi. 7.1; (b) en las que es la fuente de las emociones (Job 30.25; Sal. 86.4; 107.26; Cnt. 1.7; Is. 1.14); (c) en las que está asociada con la voluntad y la acción moral (Gn. 49.6; Dt. 4.29; Job 7.15; Sal. 24.4; 25.1; 119.129, 167). Además hay pasajes en los que nefesû designa una persona o individuo (p. ej.p. ej. por ejemplo Lv. 7.21; 17.12; Ez. 18.4) o se emplea con un sufijo pronominal para denotar la propia persona (p. ej.p. ej. por ejemplo Jue. 16.16; Sal. 120.6; Ez. 4.14). Una notable extensión de este último uso es la aplicación de nefesû a un cuerpo sin vida (p. ej.p. ej. por ejemplo Lv. 19.28; Nm. 6.6; Hag. 2.13). Generalmente se considera que la nefesû se aleja al producirse la muerte (p. ej.p. ej. por ejemplo Gn. 35.18), pero la palabra misma nunca se usa para hacer referencia al espíritu de los muertos. Dado que la psicología heb.heb. hebreo no contaba con una terminología precisa, existe cierta superposición en el uso de nefesû, leµb_ (leµb_aµb_) y ruÆah (* Corazón, * Espíritu).

    2. El gr.gr. griego psyjeµ, término correspondiente a nefesû en el NTNT Nuevo Testamento, aparece en los evangelios con significados similares, pero en ciertos casos, en los que indica vida, incluye más que la vida física, que cesa con la muerte (Mt. 10.39; Mr. 8.35; Lc. 17.33; 21.19; Jn. 12.25). En los cuatro evangelios pneuma, el equivalente de ruÆah, denota a veces el principio vital, si bien en otros casos significa el nivel más elevado de la vida psíquica.

    De doce ocasiones en que aparece en Pablo, seis se refieren a la vida (Ro. 11.3; 16.4; 1 Co. 15.45; 2 Co. 1.23; Fil. 2.30; 1 Ts. 2.8), dos son personales (Ro. 11.3; 13.1), y cuatro psíquicas, de las que tres representan el deseo (Ef. 6.6; Fil. 1.27; Col. 3.23), mientras que la restante indica emoción (1 Ts. 5.23). Para los aspectos superiores de la vida corriente, y especialmente la vida superior del cristiano, Pablo usa pneuma. En este sentido hace uso de los adjetivos psyjikos y pneumatikos (1 Co. 2.14–15). Cuando se vale de psyjeµ juntamente con pneuma (1 Ts. 5.23) está describiendo simplemente la misma parte inmaterial del hombre en su aspecto inferior y superior.

    Otros escritores del NTNT Nuevo Testamento proporcionan ejemplos de un uso más bien encumbrado de psyjeµ. La Palabra de Dios puede salvarla y su recuperación del error la rescata de la muerte (Stg. 1.21; 5.20). El resultado de la fe es la salvación de la psyjeµ (He. 10.29; 1 P. 1.10), mientras que los deseos carnales son contrarios a ella (1 P. 2.11). La esperanza de lo que habrá de ser la tiene firmemente anclada (He. 6.19). En la descripción de lo que sigue a la apertura del quinto sello, psyjeµ se usa con referencia a los mártires que se ven debajo del altar (Ap. 6.9). (* Espíritu )

    Bibliografía. G. Arder, “Alma”, °DTNT°DTNT L. Coenen, E. Beyreuther, H. Bietenhard, Diccionario teológico del Nuevo Testamento, en 4 t(t). (título original en alemán theologisches Regriffslexicon zum Neuen Testament, 1971), edición preparada por M. Sala y A. Herrera, 1980–85, t(t).t(t). tomo(s) I, pp.pp. página(s) 93–100; C. Westerman, “Alma”, °DTMAT°DTMAT E. Jenni y C. Westermann (eds.), Diccionario teológico manual del Antiguo Testamento, trad. del alemán por J. A. Mugica, 1978, (véase THAT), t(t).t(t). tomo(s) II, cols. 102–133; H. W. Wolff, Antropología del Antiguo Testamento, 1975, pp.pp. página(s) 25–45; M. Flick, Z. Alszeghy, Antropología teológica, 1971; J. B. Metz, “El hombre como unidad de cuerpo-alma”, Mysterium salutis, 1970, vol. II, t(t).t(t). tomo(s) II, pp.pp. página(s) 661–715; W. Eichrodt, Teología del Antiguo Testamento, 1975, t(t).t(t). tomo(s) II, pp.pp. página(s) 140–148; K. H. Schelkle, Teología del Nuevo Testamento, 1975, t(t).t(t). tomo(s) I, pp.pp. página(s) 124ss.

    A.R. Johnson, The Vitality of the Individual in the Thought of Ancient Israel, 1949; E. White, “A Preface to Biblical Psychology”, JTVIJTVI Journal of the Transactions of the Victoria Institute (hoy FT) 83, 1951, pp.pp. página(s) 51ss; id, “The Psychology of St Paul’s Espistles”, JTVIJTVI Journal of the Transactions of the Victoria Institute (hoy FT) 87, 1955, pp.pp. página(s) 1ss; Laidlaw, The Bible Doctrine of Man, 1879, pp.pp. página(s) 49–96, 179–220; H. W. Robinson, The Christian Doctrine of Man 3, 1926, pp.pp. página(s) 11–27, 104–111; G. Bertram et al.al. alemán, TDNTTDNT G. Kittel y G. Friedrich (eds.), Theologisches Wörterbuch zum Neuen Testament, 1932–74; trad. ing. Theological Dictionary of the New Testament, eds. G. W. Bromiley, 10 t(t)., 1964–76 9, pp.pp. página(s) 608–656; G. Harder, C. Brown, NIDNTTNIDNTT C. Brown (eds.), The New International Dictionary of New Testamento Theology, 3 t(t)., 1975–8 3, pp.pp. página(s) 676–689.

    W.J.C.W.J.C. W. J. Cameron, M.A., B.D., Profesor de Lengua, Literatura, Exégesis y Teología del Nuevo Testamento, Free Church of Scotland College, Edimburgo, Escocia.
    Dicc. Ed. Certeza

  12. MARCELO
    nov 13, 2009 @ 06:21:30

    AAJAJA DEBERIAS RESPONDER, MANOLO, QUE HUBO SEGURAMENTE ALGUNA FALENCIA EN EL FLUIDO MEMÉTICO jaja.

    Che, siempre se dijo que los animales tenían espíritu, que el alma, entendiendose como parte inanimada donde se centra todo lo volitivo del hombre, solo existe en el hombre, aun asi, que la palabra alma admite ser traducida como seres vivos, me parece que el que escribio eso, aun anda confuso. Que se sepa, se enseña que si tienen espiritu que los vivifica pero alma tal como el hombre no, de lo contrario, Cristo tendría que haber muerto por ellos tambien y no fue asi. Saludos

  13. MARCELO
    nov 13, 2009 @ 06:26:31

    Es cierto que el hombre hace crueldades con los animales, sino, cuando te bañes y te derrames champu en el coco, acordate que miles de conejos fueron martirizados para probar lo irritativo de los acidos derramandoles en los ojos lo que nosotros ni nos atrevemos a hacer. Que yo sepa, nada arde mas que jabon o champu en los ojos mas, eso hacen con los conejos y otros animales en los laboratorios.

    Como cristianos, somos la verguenza mundial puesto que cualquier religion de morondanga, cuida la vida animal, aun hasta los ateos, tienen planes para la conservacion, pero que yo sepa, en los institutos biblicos si algo brilla por su ausencia, es la capacitacion medio ambiental. Lindos mayordomos que somos.

    Ahora bien, los animales entre ellos, tambien se hacen crueldades. DE hecho a mi me ha impresionado ver como las orcas maltratan lobos marinos aun vivos, despachurrandolos lentamente sin importarle los gritos de su victima…

  14. Manuel
    nov 13, 2009 @ 07:53:31

    Marcelo, te daré una buena noticia. Ya no se usan animales en pruebas de productos cosméticos. Al menos en la Unión Europea (desconozco la legislación a ese nivel en el resto del planeta). Se prohibió hace dos o tres años :D

    Saludos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: