Benedicto XVI: Descubrir al Creador a través de la creación


Benedicto XVI: Descubrir al Creador a través de la creación

Audiencia con motivo de un encuentro organizado por la “Specola Vaticana”

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 30 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Ofrecemos a continuación el discurso que Benedicto XVI dirigió este viernes a un grupo de astrónomos de todo el mundo, que participan en un encuentro promovido por el Observatorio Astronómico Vaticano con motivo del Año Internacional de la Astronomía.

***

Eminencia,

Señoras y Señores,

Me complace saludar a esta asamblea de astrónomos distinguidos de todo el mundo, reunidos en el Vaticano para la celebración del Año Internacional de la Astronomía, y doy las gracias al cardenal Giovanni Lajolo por sus amables palabras de introducción. Esta celebración, que conmemora el cuarto centenario de las primeras observaciones de Galileo Galilei del cielo con telescopio, nos invita a considerar los grandes progresos del conocimiento científico en la edad moderna y, de modo particular, a dirigir la mirada nuevamente a los cielos con un espíritu de asombro, contemplación y compromiso con la búsqueda de la verdad, dondequiera que se encuentre.

Esta reunión coincide también con la inauguración de las nuevas instalaciones del Observatorio Vaticano en Castel Gandolfo. Como ustedes saben, la historia del Observatorio está vinculada de una forma muy real a la figura de Galileo, a las controversias que rodearon su investigación, y al intento de la Iglesia por lograr una comprensión correcta y fructífera de la relación entre ciencia y religión. Aprovecho esta ocasión para expresar mi gratitud no sólo por los cuidadosos estudios que han aclarado el contexto histórico preciso de la condena de Galileo, sino también por los esfuerzos de todos aquellos comprometidos con el diálogo permanente y la reflexión sobre la complementariedad de la fe y la razón, al servicio de la una comprensión integral del hombre y de su lugar en el universo. Estoy especialmente agradecido al personal del Observatorio, y al Grupo de Amigos y Benefactores de la Fundación Observatorio del Vaticano, por sus esfuerzos para promover la investigación, las oportunidades de educación y el diálogo entre la Iglesia y el mundo de la ciencia.

El Año Internacional de la Astronomía pretende nada menos que recuperar para las personas en todo el mundo la maravilla y el asombro extraordinario que caracterizaron la gran época de los descubrimientos, en el siglo XVI. Pienso, por ejemplo, en la alegría que sintieron los científicos del Colegio Romano, que a pocos pasos de aquí desarrolló las observaciones y los cálculos que llevaron a la adopción a nivel mundial del calendario gregoriano. Nuestra propia época, situada en el umbral descubrimientos científicos que quizá tienen un alcance aún mayor, podría beneficiarse de la misma sensación de admiración y el deseo de alcanzar una síntesis verdaderamente humanista del conocimiento, que inspiró a los padres de la ciencia moderna. ¿Quién puede negar que la responsabilidad del futuro de la humanidad, e incluso el respeto por la naturaleza y el mundo que nos rodea, demanda – hoy más que nunca – la observación cuidadosa, el juicio crítico, la paciencia que son esenciales al método científico moderno? Al mismo tiempo, los grandes científicos de la era de los descubrimientos también nos recuerdan que el verdadero conocimiento se dirige siempre a la sabiduría, y, en lugar de restringir los ojos de la mente, nos invita a levantar nuestra mirada hacia el reino superior del espíritu .

El conocimiento, en una palabra, debe ser entendido y aplicado en toda su amplitud liberadora. Ciertamente puede reducirse al cálculo y la experimentación, pero si aspira a ser sabiduría, capaz de dirigir al hombre a la luz de sus primeros inicios y sus fines últimos, debe estar comprometida con la búsqueda de esa verdad última que, aunque esté más allá de nuestro completo alcance, sin embargo, es nada menos que la clave de nuestra auténtica felicidad y libertad (cf. Jn 8,32), la medida de nuestra verdadera humanidad, y el criterio para una relación justa con el mundo físico y con nuestros hermanos y hermanas en la gran familia humana.

Queridos amigos, la cosmología moderna nos ha demostrado que ni nosotros, ni la tierra que pisamos, es el centro de nuestro universo, compuesto por miles de millones de galaxias, cada una de ellas con miríadas de estrellas y planetas. Sin embargo, al tratar de responder al reto de este año -el de levantar los ojos al cielo para redescubrir nuestro lugar en el universo – ¿cómo no podemos quedar atrapados en la maravilla expresada por el salmista hace tanto tiempo? Contemplando el cielo estrellado, exclamó con admiración al Señor: “Al ver tu cielo, hechura de tus dedos, la luna y las estrellas que fijaste tú, ¿qué es el hombre para que de él te acuerdes, el hijo de Adán para que de él te cuides? ” (Salmo 8,4-5). Mi esperanza es que el asombro y exaltación que están destinados a ser los frutos de este Año Internacional de la Astronomía lleve más allá de la contemplación de las maravillas de la creación a la contemplación del Creador, y del amor, que es el motivo subyacente de la creación – el amor que, en las palabras de Dante Alighieri, “mueve el sol y las estrellas” (Paraíso XXXIII, 145). El Apocalipsis nos dice que, en la plenitud de los tiempos, la Palabra por quien todo fue hecho vino a habitar entre nosotros. En Cristo, el nuevo Adán, reconocemos el verdadero centro del universo y de toda la historia, y en él, el Logos encarnado, podemos ver la mayor medida de nuestra grandeza como seres humanos, dotados de razón y llamados a un destino eterno.

Con estas reflexiones, queridos amigos, les saludo a todos ustedes con respeto y estima, y les ofrezco mis oraciones de buenos deseos por su investigación y enseñanza. Sobre ustedes, sus familias y sus seres queridos, invoco de corazón las bendiciones del Dios Todopoderoso de sabiduría, el gozo y la paz.

[Traducción del original inglés por Inma Álvarez

©Libreria Editrice Vaticana]

About these ads

117 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Manuel
    nov 13, 2009 @ 13:49:38

    Hola Paulo, sí de momento el modelo del Big Bang es el más aceptado, ya que encaja mejor a los conocimientos que tenemos del universo actual. Pero como hay datos que no acaban de encajar se han formulado otros modelos como el Big Bounce. Te dejo un enlace en que lo puede conocer, así como modelos acerca del final del universo: http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_Big_Crunch

    Yo he leído algo acerca de estas teorías, así como la de los multiversos, y cuando lo describen a fondo me pierdo. ¿Se acerca más a la metafísica que a la ciencia? No lo sé, eso nos lo tendría que decir algún astrofísico.
    Saludos

  2. Darío
    nov 14, 2009 @ 02:53:45

    Bueno, espero haya quedado claro que no existe evolución de NINGUNA CLASE.

    Ni Micro, ni Macro ni perico de los palotes. Es todo un ENGAÑO. LA EVOLUCIÓN NO EXISTE EN NINGUNA DE SUS FORMAS.

    Ni por equivocación que da esto en claro, lo que sí queda claro es que en ciencia no sabes de lo que hablas, XXXXXXXXX, cambias las cosas a conveniencia (primero defendías la Micro, ahora no hay. Evidencias y lógica: NINGUNA). Si te paras en clase de ciencias te suspenden desde los primeros diez minutos, en cualquier clase de ciencias.

  3. logos77
    nov 14, 2009 @ 03:09:20

    Manuel,

    A mí también me cuesta tomarte en serio pues las inexactitudes que enseñas son deplorables. Ahora has añadido el Big Bounce. ¡De pena! O sea, ya que ha quedado demostrado que el universo tuvo un principio no estás dispuesto a aceptarlo porque se parece demasiado a la Creación sobrenatural por el Dios que rechazas. Así ahora tenemos un nuevo invento, una nueva teoría atea, el Big Bounce. Realmente vuestras teorías no tienen fin. Os las vaís inventando a conveniencia. ¿A eso le llamas ciencia? Yo le llamo especulación.

    Dime, ¿no es cierto que las especies llevan en sus genes la información necesaria para producir variedades que se asemejan mucho a ellas mismas? ¿Qué es eso? ¿Es nueva información o es la información contenida en su ADN?

    Y ¿no es cierto que las mutaciones producen desorden en la información y por consiguiente no añaden nada, más bien crean problemas? ¿No se considera el cancer una enfermedad terrible causada por mutaciones?

    Sí, ahora dirás que hay mutaciones perjudiciales y beneficiosas. Bueno, si quieres entramos en ese juego de nuevo. Pero te advierto que no te voy a dejar venir aquí a confundir a la gente. Para eso ya tienes tu blog del cual me has vetado por cierto, porque te traigo respuestas que contradicen la evolución y que no puedes responder adecuadamente. Despues no digas que tu blog practica la tolerancia. Es intolerante igual que el mio, porque estamos batallando con dos cosmovisiones diferentes. Una cristiana y la otra atea. Dos religiones, la teista y la ateista.

    En el proximo post pondré una lista de religiones paganas que se basan en la evolución. Son religiones muy antiguas por lo que se demuestra que esta teoría no es nueva sino que se presenta de forma mas sofisticada para la era en la que estamos, pero es una practica y creencia pagana. Eso es porque está inspirada por el enemigo de Dios para apartar a la gente de Él. Ya sabes de quien hablo.

    Medita Manuel

  4. ralvar
    nov 14, 2009 @ 05:46:03

    Pecado capital

    Soberbia: creencia de que todo lo que uno hace o dice es superior, y que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás.

  5. Manuel
    nov 14, 2009 @ 07:23:32

    Logos, deja de hablar de lo que no tienes ni idea. Es como debatir sobre la historia de los lenguajes con alguien que no sabe ni leer (metafóricamente hablando).

    Sólo aclararte por tercera vez (se ve que te cuesta entender lo que escribo) que en mi blog no estás vetada. Tus mensajes quedan en moderación, exactamente igual que en el tuyo. Hay una diferencia muy clara, si tu debatieras en mi blog y preguntaras y contestaras al hilo del debate no tendrías problemas para entrar en el blog. En lugar de eso nunca contestas a nada y te limitas a faltar al respeto a todo el mundo. Y además esperas que esa actitud sea recompensada con atenciones hacia ti ¡anda ya!. ¿En cuántos blogs te ha pasado eso mismo?, ¿de cuántos te han vetado ya?. Y algunos de ellos son cristianos. Todos han presenciado tu humildad a la hora de exponer sus puntos de vista ;-)

    En tu blog hay comentarios en moderación de J.M. Hernández desde hace meses. A J.M. todos lo conocemos por su educación para decir las cosas y por su claridad de exposición para refutar tus escritos. No te gusta que te dejen en evidencia, ¿verdad?

    En el proximo post pondré una lista de religiones paganas que se basan en la evolución.

    Ya me importan muy poco tus post, por mi como si cuentas como vivían los humanos a lo Pedro Picapiedra rodeados de dinosaurios haciéndoles el trabajo duro.

    <i<Son religiones muy antiguas por lo que se demuestra que esta teoría no es nueva sino que se presenta de forma mas sofisticada para la era en la que estamos, pero es una practica y creencia pagana.

    Pues entonces hay varias soluciones. Una dejar a Darwin tranquilo, porque la culpa es de los antiguos :D Otra dejadnos enseñar evolución en clase de religión, y montar iglesias y recibir fondos públicos como lo hacen otras confesiones :D :D :D
    (Todo esto dicho en plan irónico)

  6. logos77
    nov 14, 2009 @ 13:25:58

    Manuel,

    Sabes de sobra que todo lo que digo viene de buenas fuentes científicas. De científicos con credenciales mejores que los tuyos. Que han publicado libros que son best sellers y muchos de ellos profesores de universidad.

    Sobre que tú y Hernandez soís educados, que humildad tienes ¿verdad? ¿Tu le llamas ser educado burlarse de la gente que no opina como vosotros? Pues solo hay que pasarse por su blog y el tuyo para verlo. Y de paso, que se pasen por Evolucionarios y se verá lo educados que sois los evolucionistas.

    Y lo de que me han echado de blogs cristianos es falso. Si te refieres a lupaprotestante te diré que ese blog es un blog de apóstatas y los he confrontado como confronto a otros maestros falsos. En el Club de Perlas que conoces bien, me respetan, porque ese sí es un verdadero blog cristiano. Tú quieres hacer todo lo posible por desprestigiarme y si necesitas decir “inexactitudes”, pues nada dices lo que haga falta. El fin justifica los medios ¿verdad?

    Con los maestros falsos no se puede ser educado. Vuestra doctrina es falsa y hay que atajarla de plano. Mira lo que les decía Jesús a este tipo de persona:

    “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben.
    11:45 Respondiendo uno de los intérpretes de la ley, le dijo: Maestro, cuando dices esto, también nos afrentas a nosotros.
    11:46 Y él dijo: ¡Ay de vosotros también, intérpretes de la ley! porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis.
    11:47 ¡Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!
    11:48 De modo que sois testigos y consentidores de los hechos de vuestros padres; porque a la verdad ellos los mataron, y vosotros edificáis sus sepulcros.
    11:49 Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán,
    11:50 para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo,
    11:51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación.
    11:52 ¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! 11:52 ¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.
    11:53 Diciéndoles él estas cosas, los escribas y los fariseos comenzaron a estrecharle en gran manera, y a provocarle a que hablase de muchas cosas;
    11:54 acechándole, y procurando cazar alguna palabra de su boca para acusarle.

    ¿Has notado lo que Jesús dice de los maestros de la ciencia? ¿De los que usan la ciencia para prevenir a la gente entrar en la vida eterna? Estos eran los eruditos y principales académicos de los tiempos de Jesús, donde entran los científicos evolucionistas de hoy día ademas de los maestros religiosos falsos. La evolución es basicamente una filosofía religiosa que niega la existencia de Dios de forma velada y sofisticada para despistar. Romanos 1:18-22 describe a la perfección vuestra posición.

    Yo estoy intentando ayudarte a ver en que situación estás. Tú eres uno de esos maestros que están intentando apartar a la gente del camino de Vida en Cristo. Puede que lo hagas subsconcientemente pero lo haces. Por eso te digo que medites en lo que estás haciendo.

    La Teoría de la Evolución es una de esas ciencias a la que se refiere el Señor.

    Nota tambien las tacticas de los Fariseos. ¿No se parecen las que usas tú buscando hacerme caer en alguna trampa de palabras para poder acusarme? ver. 54.

    Por eso Jesús dijo:

    “Si a mi me persiguieron, a vosotros tambien os perseguirán. El discipulo no es mayor que su maestro.”

    Pronto voy a poner en mi blog varios artículos sobre como trataba Jesús con los maestros falsos.

    Medita Manuel

    http://logos77.wordpress.com/

  7. Manuel
    nov 14, 2009 @ 13:43:22

    Logos
    Sabes de sobra que todo lo que digo viene de buenas fuentes científicas.

    Eso es falso. Ningún científico dice que nylon no es orgánico, o que la luz de las estrellas recorre instantáneamente la distancia que nos separa de ellaso que la selección natural no exista, o que la microevolución sea una invención…o decenas de disparates más que has ido soltado por ahí. Eso sólo ha salido de tu cabecita.

    ¿Tu le llamas ser educado burlarse de la gente que no opina como vosotros?

    No, yo llamo ser educado a mantener una conversación normal. Si alguien entra insultando, ¿qué quieres, que le demos besos?. Paulo y yo pensamos radicalmente distinto, ¿has visto que lo insulte? Él lee y opina sobre lo que le digo de ciencia, aunque muchas veces no esté de acuerdo conmigo. Pero al menos tiene la humildad de reconocer que no ha estudiado suficiente ciencia para dominarla. Yo leo sus opiniones sobre teología. Igualmente discrepo de algunas de sus posturas, pero cuando hace un análisis de textos bíblicos yo también tengo que actuar con humildad, ya él conoce la Biblia, así como sus diferentes interpretaciones, mejor que yo. Tú sin embargo sabes menos que él de ciencia, pero aseguras que conoces todo de todo. Realmente no sé para qué debates si sabes la respuesta a las preguntas que planteas.

    Si te refieres a lupaprotestante te diré que ese blog es un blog de apóstatas

    Vale, si autodefines los sitios a tu gusto, entonces no hay nada que decir. Excepto que en una serie de blogs no eres bien vista, por educada supongo ;-)

    Pronto voy a poner en mi blog varios artículos sobre como trataba Jesús con los maestros falsos.

    Me parece muy bien, por mí como si pones un resumen del partido entre España y Argentina de fútbol de esta noche, le haré el mismo caso.

  8. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 13:48:14

    Dario.
    Procuremos cuidar los términos ofensivos. Se que estos debates producen fricciones,pero hagamos el esfuerzo todos de mantenernos lo mas cerca posible de un nivel aceptable de educación y cuidar los exabruptos, principalmente para los lideres cristianos, que aunque no son infalibles, claro que no, merecen nuestro respeto, salvo que ellos actúen de manera mal educada tambien.Gracias por tu comprension.

  9. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 13:57:19

    2 Timoteo 3

    Carácter de los hombres en los postreros días

    1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.

    2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,

    3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

    4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,

    5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

    6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.

    7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

    8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés,(A) así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.

    9 Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.

    10 Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia,

    11 persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía,(B) en Iconio,(C) en Listra;(D) persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor.

    12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

    13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.

    14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;

    15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

    16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,

    17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

    2 Pedro 2

    Falsos profetas y falsos maestros

    1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

    2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

    3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

    4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

    5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;(A)

    6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza(B) y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,

    7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados(C)

    8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),

    9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

    10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío.

    Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores,

    11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor.

    12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición,

    13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.

    14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.

    15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,

    16 y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta.(D)

    17 Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.

    18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.

    19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.

    20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

    21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.

    22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito,(E) y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

  10. logos77
    nov 14, 2009 @ 14:29:49

    1Pedro 3 verso 1, “Falsos maestros=Herejias destructoras y aún negarán al Señor que los rescató.”

    Estos pasajes delatan a los maestros falsos que niegan al Señor que los rescató.
    También dicen claramente que Cristo murió por todos, aún por los que lo nieguen. Este pasaje
    contradice la doctrina calvinista que enseña que Cristo no murió por todos sino solo por los
    escogidos.

    Gracias por los pasajes, Paulo.

    Saludos

  11. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 14:34:20

    Si,pero hay que tener cuidado cuando clasificamos a alguien de falso maestro, ya que no queda nadie en pie hoy en dia. SI acaso un grupito pequeño de conservadores puede que escapen a la tentacion de llamarlos falsos maestros.
    Creo que todos tenemos posiblemente algun error. Por eso constantemente hay que estudiar e investigar para no caer en el error.

    saludos

  12. logos77
    nov 14, 2009 @ 14:51:05

    A Jesucristo lo llamarían maleducado hoy día y los expulsarían de muchos sitios, incluidos estos blogs.
    De echo lo expulsaron de sus vidas por confrontarlos con sus pecados.

    Él ofendía a la gente y los llamaba hipócritas, sepulcros blanqueados, necios, etc. etc.

    Juan el Bautista hacía lo mismo. ¿Puede ser que la iglesia esté en las condiciones que está hoy día
    porque nadie se atreve a confrontar a nadie?

    Mediten

  13. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 15:25:29

    Ana:Hay una diferencia muy grande,casi abismal entre Jesus y nosotros,pero la mas importante es que Jesucristo vivía en el tiempo de Dios (kayros) para la humanidad. Y lo que el decia era el tiempo de Dios para esas personas. El conocia perfectamente bien el interior del hombre,nosotros no sabemos con exactitud como es realmente cada persona con la que conversamos. Y el se enfrento a los lideres del judaismo.Pero el era rabbi, un maestro de la Ley, era reconocido por su conocimiento y por su autoridad y en muchas ocaciones su vida peligro,pero el sabia manejar los tiempos de Dios. Nosotros no,y somos desubicados.
    Pablo se enfrento a los filosofos en el Areopago,pero se amargo bastante con lo sucedido, ya que se burlaron de el. Y cuando va luego desde Atenas a Corintos a predicar, se dedico exclusivamente a exaltar a Cristo, y Dios respaldó su ministerio apostólico con milagros extraordinarios,permitiendole fundar varias iglesias.
    Nosotros no somos apostoles, no estamos fundando iglesias. Y estamos en otra cultura y otras circunstancias.
    Si en una universidad uno se dirige en forma desubicada a un profesor, el unico que se perjudica es el alumno, que perderá seguramente su carrera.
    Yo en mi iglesia,aunque discrepo de algunas enseñanzas, me cuido mucho de expresarme hostilmente, ya que no puedo ni debo desubicarme. Estoy ahi para aprender mejor de las doctrinas del Señor.
    Cada uno debe conocer la voluntad de Dios para su vida.Si Dios te llama a predicar,pues hazlo conforme a la Palabra de Dios.
    Si Dios te llama a servir, hazlo conforme a las fuerzas y el espíritu de amor que el Señor te da.
    Pero si estamos en lugares públicos,y no hay razon alguna para ofender,porque lo haríamos?
    Las personas en la epoca de Jesus eran asperas tambien.Nosotros no somos semidioses, Jesus es 100% humano y 100% DIos.
    El que sabe hacer lo bueno y no lo hace es pecado.Si sabemos ser educados,porque no serlo? Se puede decir lo mismo sin ofender. Que la verdad duela, es otra cosa,pero hay que tener sabiduria para decir las cosas. Se puede usar la sutileza, algo que es comun en nosotros para decir las cosas.
    saludos

  14. Darío
    nov 14, 2009 @ 18:16:18

    De mi parte, de acuerdo, mira que me he detenido mucho para decirle lo que verdaderamente pienso. Y me alegra que también le pidas moderación a ella.

    Saludos.

  15. logos77
    nov 14, 2009 @ 20:32:34

  16. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 20:40:00

    El enlace esta mal.Copialo no con el editor abierto.
    saludos

  17. MARCELO
    nov 14, 2009 @ 21:20:25

    Ahora, hilando fino, lo que los curas quieren hacer es lo siguiente: si la evolucion existe, entonces es creacion. Si Dios creo por evolucion, entonces la ICAR absorve la evolucion como si fuera una evidencia creacionista ¿entienden lo que trato de decir?

  18. MARCELO
    nov 14, 2009 @ 21:23:22

    LO QUE TRATO DE DECIR ES QUE, PARA LA ICAR ENTONCES, EVOLUCION SERÍA UN ACTO CREACIONISTA. Fiu, interesante…

  19. MARCELO
    nov 14, 2009 @ 21:25:37

    Sea lo que sea que suceda, la Biblia y la ciencia coinciden: todas las cosas terminaran, por desgarramiento cosmico. Se entiende por tal, que llegado a un punto de expansion, el universo ya no puede continuar como tal, diluyendose los atomos en la nada. Salutti a la barra.

  20. Darío
    nov 14, 2009 @ 22:17:56

    Salutti a la barra.

    Como tú digas…

  21. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 22:40:08

    Origen del universo según la teoría del Big Bang

    Hace ahora unos ochenta años que el astrónomo norteamericano, Edwin Powell Hubble, se dio cuenta de que el universo esté en expansión. Es decir, que las galaxias se alejan unas de otras con velocidades que dependen de las distancias que hay entre ellas.

    Las más distantes se separan a mayor velocidad que aquellas que están próximas entre sí, de manera parecida a un globo salpicado de puntitos que hinchara progresivamente.

    ¿Cómo pudo descubrir este extraño comportamiento de los astros? Pues aplicando a la óptica algo que desde hacía años se conocía en la acústica, el llamado efecto Doppler.

    Si, por ejemplo, se nos acerca una ambulancia con su ruidosa sirena sonando, percibimos un tono distinto a cuando se aleja de nosotros. Nos resulta posible saber si viene o va e incluso a la velocidad que lo hace, gracias A las variaciones de su pitido, ya que al oído le llegan más o menos vibra» clones por segundo que si la sirena y nosotros estuviéramos inmóviles, De manera que el movimiento de la ambulancia modifica el sonido que percibimos.

    Algo parecido ocurre con la luz que llega de las estrellas. Como el sabido, cuando la luz visible atraviesa un prisma se descompone en colores que van desde el rojo hasta el violeta. Hubble estudió las rayas de absorción del espectro luminoso procedente de las galaxias y descubrió que estaban un poco corridas del lugar donde deberían estar. Detectó un corrimiento de las rayas espectrales hacia el rojo. Esto significa que llegan a la Tierra, por unidad de tiempo, menos vibraciones u ondas luminosa! de las que emiten las estrellas en ese mismo período y, por tanto, que éstas se alejan de nosotros a elevada velocidad. Si esto es así, el universo crece o se expande como un globo que estuviera siendo inflado.

    De semejante observación, Hubble dedujo que si se retrocedía lo suficiente en el tiempo, y se suponía que tal comportamiento se había dado siempre, tuvo que haber un principio en el cual toda la materia de los cuerpos físicos del firmamento estuviera concentrada en un solo punto, en un estado de energía y densidad infinita, que por alguna razón estalló, Este huevo cósmico o superátomo primitivo que resulta tan difícil de imaginar y entender desde el sentido común, es lo que la mayor parte de los físicos
    y matemáticos aceptan en la actualidad e intentan comprender y desvelar mediante fórmulas y ecuaciones más ó menos precisas.

    Así nació la conocida teoría cosmológica del Big Bang o de la Gran Explosión, que fue enunciada oficialmente en 1930 por Georges-Edo-Uard Lemaítre, físico belga, sacerdote católico y profesor de la Universidad de Lovaina. Estudios posteriores determinaron, sobre la base de la Velocidad de la luz y la distancia que se supone para las galaxias más alejadas de la Tierra, que tal acontecimiento cósmico, o singularidad inicial, se habría producido hace entre diez mil y veinte mil millones de años. Un tiempo que, se mire como se mire, produce vértigo a nuestra mentalidad limitada y fugaz. La cuestión que quedaba pendiente era la siguiente. Si realmente ocurrió algo así, ¿no habría dejado huellas en el cosmos? Y si las dejó, ¿existe alguna manera de poder detectarlas en la actualidad? Esto es precisamente lo que condujo al físico de origen ruso, Georges Gamow, a predecir en el año 1948 que si tal explosión inicial se había producido hacía todo ese tiempo, de cualquier manera todavía se debería poder detectar en el universo una cierta radiación gamma remanente que sería consecuencia de semejante acontecimiento. Al principio casi nadie se lo tomó en serio porque, entre otras cosas, ningún astrónomo sabía cómo se podía medir una cosa así.

    Sin embargo, la casualidad jugó aquí un papel determinante. La compañía telefónica Bell había estado durante años intentando eliminar ruidos parásitos que interferían en las comunicaciones por radio. Con esta modalidad construyeron en Nueva Jersey una antena que explorara el firmamento y descubriera el origen de los molestos ruidos.

    Muchos de ellos fueron detectados y anulados pero siempre quedaba un pequeño zumbido de fondo imposible de eliminar. Tal ruido parecía provenir de todos rincones del cosmos.

    Por su parte, dos astrónomos de la misma ciudad, Arno Penzias y Albert W. Wilson, al estudiar en 1964 el eco de los satélites, descubrieron también la misma radiación de fondo procedente del espacio pero no la racionaron con la hipótesis de Gamow, hasta que años más tarde se instruyó, especialmente con esa finalidad, un radiotelescopio en Princeton. Entonces se hizo patente el importante hallazgo que los dos astrónomos de Nueva Jersey habían realizado con anterioridad. Parecía tratarse de la confirmación práctica que necesitaba la teoría del Big Bang. Por semejante hallazgo, a Penzias y Wilson, se les concedió el premio Nóbel de física en 1978. El descubrimiento de la llamada radiación cósmica de fondo, ondas de radio que parecen llenar todo el cosmos conocido y que se interpretan como el eco de un tiempo en el que el mundo tenía aproximadamente medio millón de años, supuso un importante apoyo para U teoría. Se cree que en tal período de la evolución cósmica, el universo tm habría enfriado lo suficiente como para permitir que la materia y la radiación se desacoplaran una de otra.

    La confirmación de que el mundo tuvo un origen extremadamente caliente hace entre quince y veinte mil millones de años, a partir del cual empezó a enfriarse poco a poco, la aportó el satélite COBE (Cosmic Back ground Explorer) lanzado al espacio en 1989, al conseguir la cartografía del contenido de microondas del firmamento. Después de análisis más de 300 millones de datos recopilados durante un año de observación por medio del Radiómetro de Microondas Diferencial (DMR) que transportaba el satélite, el astrofísico de Berkeley, George Smoot, quién dirigió la elaboración de toda esa información, mostró el mapa al mundo el día 23 de abril de 1992. En este famoso mapa podían apreciarse numerosas manchas rosas y moradas que indicarían las fluctuaciones de temperatura del universo 300.000 años después de producirse el Big Bang.

    El premio Nobel de física del año 1979 se le otorgó al profesor de Harvard, Steven Weinberg, quien acababa de publicar un libro de divulgación titulado, Los tres primeros minutos del universo. En este trabajo relata (lo deberían haber sido los primeros instantes de la creación, según las predicciones físicas de la teoría del Big Bang. El primer capítulo contiene las siguientes palabras:

    “En el comienzo hubo una gran explosión, No una explosión como las que conocemos en la Tierra, que parten de un centro definido y se expanden hasta abarcar una parte mas o menos grande del aire circundante, sino una explosión que se produjo simultáneamente en todas partes, llenando todo el espacio desde el comienzo y en la que toda partícula de materia se alejó rápidamente de toda otra partícula. […] Al cabo de un centésimo de segundo aproximadamente, […] la temperatura del Universo fue de unos cien mil millones (10″) de grados centígrados. […] Finalmente, el Universo estaba lleno de luz.[..J

    A medida que la explosión continuó, la temperatura disminuyó, hasta, llegar a los treinta mil millones (3 x 10) de grados centígrados después de un décimo de segundo[…] pero continuó cayendo, para llegara a dos mil millones de grados al final de los tres primeros minutos. La materia se volvió cada vez más fría y menos densa. Mucho más tarde, después de algunos cientos de miles de años, se hizo suficientemente fría como para que los electrones se unieran a los núcleos para formar átomos de hidrógeno y helio. El gas resultante, bajo la influencia de la gravitación, comenzaría a formar agrupamientos que finalmente se condensarían para formar las galaxias y las estrellas del Universo actual.

    Pero los ingredientes con los que empezarían su vida las estrellas serían exactamente los preparados en los tres primeros minutos. “(Weinberg, 1983:16-18.)

    Antes de escribir este párrafo, Weinberg, reconoce en el prefacio del libro:
    “Es verdad que no estamos absolutamente seguros de todo esto, pero es emocionante el que podamos ahora hablar de estas cosas con alguna confianza. Fue esta emoción lo que quise transmitir al lector. “(Weinberg, 1983:12.)

    Cinco años después de esta publicación, otro físico norteamericano Alan H. Guth, expuso en el XI Simposio de Astrofísica Relativista, su teoría acerca del universo inflacionario, mediante la que pretendía solucionar ciertos problemas teóricos que el Big Bang no explicaba satisfactoriamente. El término inflación en cosmología significa expansión acelerada y se denomina así por su parecido con el crecimiento cada vez más rápido que sufren los precios en determinadas épocas. Según Guth, inmediatamente después de producirse el Big Bang, debió darse un breve período de expansión acelerada durante el cual el tamaño del universo primitivo aumentó en un factor enorme. En el intervalo de tiempo comprendido entre una cienmilésima de quintillonésima del primer segundo hasta una centésima de quintillonésima (de 10″35 seg. a 10″32 seg.) de existencia del universo, debió haber un crecimiento mucho más fuerte de la expansión. Una fase inflacionaria durante la cual la fuerza fuerte se separó de lodébil y el universo se hizo plano y homogéneo. De esta manera, los calculos de Guth y de sus múltiples seguidores parecen resolver teóricamente grandes lagunas de la teoría primitiva.

    ¿Qué se quiere decir al afirmar que el cosmos es plano? Veámoslo mediante un sencillo ejemplo. Imaginemos una burbuja de jabón sobre la que camina una pequeña hormiga. Suponiendo que la burbuja no revienta por el contacto con las seis temblorosas patitas del insecto, éste se daría perfecta cuenta de estar caminando sobre una superficie curvada, ya que el diámetro de una pompa de jabón es relativamente pequeño. Pero si la burbuja aumentara hasta alcanzar el tamaño de la Tierra, ¿podría la hormiga ahora detectar la curvatura o creería que camina sobre una superficie perfectamente plana? Esto es algo parecido a lo que habría ocurrido con el proceso de la inflación. La creación de un universo plano a nuestro alrededor, a pesar de haberse originado a partir de una expansión esférica. De manera que la geometría del espacio sería sin curvatura y en él las galaxias se alejarían indefinidamente sin volver nunca sobre sí mismas.
    ¿Es homogéneo el universo? Si se observa la distribución de las estrellas dentro de una galaxia, o la de las galaxias en el firmamento, es evidente que éste no es homogéneo. Hay agrupaciones de estrellas brillantes en determinadas regiones del espacio, mientras que en otras impera el vacío y la oscuridad. A la escala de las distancias intergalácticas la no homogeneidad es ente. Sin embargo, cuando se cambia de escala las cosas se vuelven distintas. Al medir en distancias de cientos de millones de años-luz, todas estas irregularidades centelleantes parecen distribuirse de manera uniforme en el universo y entonces éste adquiere el aspecto de una esponja homogénea, con abundantes huecos oscuros pero también con suficiente masa brillante. Desde esta perspectiva el cosmos sí sería homogéneo.

    Aunque la teoría de la inflación es sumamente especulativa ya que no posee un respaldo empírico en el que apoyarse, lo cierto es que ha sido muy bien acogida por el estamento científico pues explica de forma teórica numerosas incógnitas que generaba la teoría del Big Bang y, por tanto, contribuye a reforzarla. Los cálculos matemáticos han llevado a los cosmólogos partidarios de ella a aventurar la hipótesis de que a los 10″43 segundos después de empezar a existir el universo, éste debió tener un diámetro mil billones de veces más pequeño que un átomo de hidrógeno, una temperatura de cien quintillones de grados Kelvin y una densidad casi infinita. ¿De dónde pudo surgir un átomo semejante? Aquí es donde las opiniones de la ciencia se diluyen para dar paso a las interpretaciones de la fe, sea ésta creyente o atea. No hay que olvidar que el ateismo es también una forma de creencia, pero en la inexistencia de Dios y, por tanto, en el origen del universo por medios exclusivamente naturales.

    Fig. 7. Científicos relevantes para la teoría del Bing Bang

    Fig. 8. Mapa del firmamento obtenido por el satélite COBE en 1992. Indicaría las fluctuaciones de temperatura del universo 300.000 años después de Big Bang.

    Cuando el doctor George Smoot presentó los datos recopilados por el satélite COBE, hizo además las siguientes declaraciones:

    “Si se es una persona religiosa, es como mirar a Dios. Hemos conseguido vislumbrar el momento de la creación […] Es una experiencia mística, religiosa […]
    Es como encontrar el mecanismo que mueve el universo, y, ¿no ese solo que es Dios?”. (Presencia evangélica, 139-140:18.)

    Por su parte, el famoso astrofísico cristiano, Hugh Ross, ferviente partidario de la teoría del Big Bang, escribe:
    “Con pruebas dramáticas del evento creacional de la Gran Explosión Caliente en la mano, muchos astrónomos han llegado a estar dispuestos a declarar la implicación de esas pruebas: la existencia del Dios-Creador. “(Ross, 1999:56.)

    Sin embargo, otros astrónomos opinan lo contrario. En este sentido el astrofísico de Cambridge, John Gribbin, finaliza su libro, En busca del Big Bang, con las siguientes palabras:

    Nuestra búsqueda de la Gran Explosión y antes, hasta el momento de la creación ha acabado […] No hay necesidad de invocar milagros o nuevos fenómenos para explicar la procedencia del Universo. […]Ahora es posible dar una buena respuesta científica a la pregunta ¿De dónde venimos? sin necesidad de Dios […] Son los metafísicos los que han perdido el empleo como se deduce de la conferencia del Vaticano de 1981. […]Parece, ciertamente, un buen lugar para terminar este libro el final del camino para la Metafísica. “(Gribbin, 1988:330.)

    Y, tal como se señaló anteriormente, el astrofísico que propuso el modelo inflacionario, Alan H. Guth, mezcla también la física con la metafísica excluyendo así la necesidad de un Creador:

    El modelo inflacionario del universo proporciona un posible mecanismo según el cual el universo observado podría haber evolucionado desde una región infinitesimal.. Nada nos impide cederá la tentación especulativa y dar un paso más: el universo ha evolucionado desde exactamente nada “(Guth, 1984:25.)

    ¿Cómo es posible llegar a conclusiones tan opuestas, partiendo de una misma teoría científica? Una diferencia de criterios semejante entre astrónomos viene a confirmar, una vez más, que el problema de los orígenes continúa siendo un asunto de fe y opción personal. Detrás de las teorías se esconden las creencias. La ciencia, a pesar del Big Bang, es incapaz de I ofrecer una respuesta acerca de la creación del universo que sea clara y I convincente para todo el mundo. Por más que se insista en ello, es falso I que una teoría científica pueda ser capaz de demostrar la Creación a partir de la nada, ya que este tema cae fuera de las posibilidades de la ciencia experimental. Muchos creyentes continúan acercándose a este asunto hoy, en pleno siglo XXI, como lo hacían los cristianos del siglo primero: “por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” (He. 11: 13.) Y tal acción original, a pesar de los intentos, no puede ser entendida ni comprobada por la ciencia humana.

    Dificultades de la gran explosión

    A pesar de la convicción de tantos científicos partidarios del Big Bang, la verdad es que no todos los astrofísicos aceptan de buen grado las implicaciones de tal teoría. Algunos se muestran claramente reticentes o profesan un profundo escepticismo hacia la misma, pues la Gran Explosión no ha conseguido eliminar todos los inconvenientes. Uno de los mayores problemas de esta teoría es el de la medición de las distancias que existen entre las galaxias. En efecto, el grado de desplazamiento al rojo de la luz de una galaxia visible se usa para determinar su velocidad de alejamiento. La ley de Hubble relaciona la velocidad de alejamiento con la distancia y permite calcular ésta partiendo de su desplazamiento hacia el rojo. Pero la Huela es, ¿hasta qué punto es fiable una ley, como esta de Hubble, basada en galaxias que están relativamente cercanas a la nuestra? Según tal ley, la velocidad de alejamiento aumenta en proporción a la distancia. Pero, ¿cuanto aumenta? Esto nadie lo sabe.

    El brillo de una galaxia puede indicar la distancia a la que se encuentra. Las galaxias difieren en la intensidad de su brillo. No obstante, ¿cómo es posible distinguir entre una galaxia brillante y lejana, y otra menos brillante pero más cercana? Las estrellas llamadas cefeidas variables, descubiertas ni nuestra galaxia hace más de un siglo, han venido siendo utilizadas como indicadoras de la distancia a que se encuentran las galaxias, pues su lux, varía rítmicamente a intervalos de días o meses en función de su brillo medio. Cuanto más brillantes son, más rápidas son sus pulsaciones. Los datos que se desprenden de tales observaciones son extrapolados para averiguar las distancias de otras galaxias mucho más alejadas. Pero el problema de tales indicadores es el de usar lo que está cerca para medir aquello que se supone sumamente lejano. ¿Cómo estar seguros de que nuestras cefeidas son testigos fiables para medir los confines del universo?

    Un segundo problema en relación a la ley de Hubble viene planteado por el hecho de que las galaxias no son conjuntos de estrellas perfectamente los lados, sino que existe cierta atracción gravitatoria entre galaxias vecinas, esto explica el que éstas tiendan a formar grupos. La nuestra, por ejemplo, forma parte de un grupo local de unas doce galaxias que, a su vez, constituyen una estructura mayor llamada supergrupo local. Tal proceso de agolpamiento es el responsable de que nuestra galaxia se mueva a una velocidad de unos 200 kilómetros por segundo hacia el centro del grupo local, que a su vez se cree que se está moviendo a la misma velocidad, pero en distinta dirección, hacia el centro del supergrupo local. Todo esto, unido al propio movimiento del sistema solar que es de unos 220 kilómetros por segundo hacia el centro del grupo local, dificulta notablemente el intento de calcular la velocidad de alejamiento en función de la distancia y según la ley de Hubble.

    La tercera dificultad tiene que ver con la antigüedad que se le supone al universo. El valor de la constante de Hubble (Ho) que es el número de kilómetros por segundo (de velocidad) por cada millón de años lux (de separación entre galaxias), ha generado problemas desde siempre. Y al principio, cuando Hubble hizo los primeros cálculos, el resultado fue claramente absurdo, pues el universo parecía tener menos años de antigüedad que la propia Tierra. Más tarde, las mediciones de esta constante, oscilaron entre unos 15 kilómetros por segundo de velocidad extra por cada millón de años luz de separación, y unos 25 kilómetros por segundo por cada millón de años luz. Estos valores determinan una antigüedad para el universo comprendida entre los 20.000 millones de años y los 11.500 millones de años. Pero un margen de diferencia tan grande indica que debe existir algún error fundamental en la base de todos estos cálculos. El problema se hizo todavía mayor con la identificación, en otoño de 1994, de varias cefeidas variables en galaxias lejanas, que rebajaron aún más esta antigüedad. Según tal descubrimiento el universo tendría una | edad de 7.500 millones de años. ¿Cómo encajar entonces semejante antigüedad con los 16.000 millones de años de edad que se le suponen a algunas estrellas de nuestra propia galaxia? ¿Puede acaso el cosmos ser más joven que alguna de sus estrellas? Esta contradicción se ha agudizado durante los últimos años.

    El hallazgo de los quásar en 1963 supuso también una sorpresa para los astrofísicos al confundir casi todas sus expectativas y poner en tela de juicio la interpretación que hasta entonces se hacía de la luz procedente Ue los objetos celestes. El término quásar significa “objeto casi estelar”. Los quásar parecen estrellas pero su luz está tan enrojecida que permite suponer que se encuentran a miles de millones de años luz de la Tierra, Pero si realmente están a esa enorme distancia, ¿cómo es que nos llega tanta luz? La luz que emiten es comparable no a la de una estrella común sino a la de toda una galaxia entera. En la actualidad se han identificado varios miles de quásares y se cree que su luz muestra indicios de haber atravesado materiales fríos en su camino hacia la Tierra. Esto hace pensar que quizás están contenidos en galaxias parecidas a la nuestra. Se ha supuesto que el centro de cada quásar podría ser un agujero negro, una región de espacio en la que la densidad de la materia llegó a ser tan grande que se colapsó bajo su propio peso, formando así a su alrededor un región de la que no podía escapar nada, ni siquiera la luz (de ahí lo de negro}. Pero lo cierto es que los quásares emiten luz. ¿Será que toda la materia y energía absorbida se calienta debido a las colisiones y emite destellos luminosos antes de desaparecer en el agujero? Hoy por hoy, los quásares y los agujeros negros son fenómenos que carecen de explicación.

  22. pauloarieu
    nov 14, 2009 @ 22:48:32

    Marcelo,Ana.
    Vuelvo el lunes.Voy a despedir a mi esposa al aeropuerto en Buenos Aires y vengo.

    saludos

  23. Anónima
    nov 15, 2009 @ 01:59:59

    Marcelosaid:

    “Salutti a la barra.”

    Darío said:

    “Como tú digas…”
    :lol:

    verás que con cariño dará resultado, tengo confianza , y tu?

    Sigue bien mi ateito encantador
    :P

  24. MARCELO
    nov 15, 2009 @ 05:14:28

    Bueno Paulito, andese con cariño nomás…

  25. MARCELO
    nov 15, 2009 @ 05:16:16

    Para los que no saben, SALUTTI a la BARRA en Argento quiere decir SALUDOS A TODO EL GRUPO.

  26. MARCELO
    nov 15, 2009 @ 05:37:48

    Paradojas.

    Un creacionista podría argumentar que, de una explosión que es puro desorden, aparezca un orden creativo. Pero el evolucionista podría responderle:- Bueno, pero si tu Dios dirige los efectos de la explosión…

    El Creacionista podria replicar:- ¿No era que no creías en Dios?
    Y el Evolucionista responderle:- No creo en Dioses creadores, pero lo dije solo para hacerte ver tu propia contradiccion. Si Dios existe, el big bang es posible siempre y cuando, tu Dios controle los efectos de la explosion. ¿Por qué entonces dudar de la efectividad del big bang?

    Digo esto, porque muchos creacionistas, no aceptan el big bang. ¿De que otro modo pudo crear Dios? Los creacionistas en este punto no tienen respuestas. El creacionismo por ahora, esta enfocado mas que nada, en refutar la teoria de la evolucion más, que en hacer cosmologia. Solamente los catolicos estan trabajando firmes en este punto gracias a que poseen un observatorio especializado.

    Ahora bien ¿qué tipo de explosion fue el big bang? El hecho de pensar que había antes de tal explosion pone los pelos de punta a todos los cosmologos. Y es que en este punto, tanto creacionistas como los que no, concuerdan: no se sabe que había antes de la creacion, porque, guste o no decirlo, el big bang es en si mismo, creacion sea natural o divina, es un acto creativo donde por primera vez, aparecio no solo el universo, sino junto con el, la materia, la energia, el tiempo.

    Entonces, si de lo que no sabemos de pronto estalla algo, uno si o si tiene que preguntarse que tipo de explosion fue el big bang que aparecio de la nada creandolo todo. Da la sensacion que desde otro universo paralelo, se introdujo algo en algun sitio para crear lo que hoy nos maravilla. Porque de la nada, no puede venir nada.

    Los cosmologos luchan contra este dilema, que es analogo al del teologo. Que hubo antes de la gran explosion desvela, a unos, porque la pregunta de que hacia Dios antes de la creacion o quien creo a Dios carece de respuesta y lo mismo sucede con las preguntas, que inquieren sobre lo que causo el estallido primigenio.

    Es curioso que tanto ciencia como biblia coincidan en dos puntos. No había nada antes del big bang y no habra nada despues del final. Que habrá un final, es una teoria que tiene mucho concenso en las academias modernas. Se lo suele llamar el gran desgarramiento. Una pared oscura que avanza devorando todo y sumiendo a todo en la nada.

    Ahora bien, como de la nada no viene absolutamente nada, algunos cosmologos sugieren que la nada antes del big bang no debe entenderse como vacio absoluto sino que bien pudo haber elementos que dieran origen al universo. Es analogo a lo que dice el TEologo, para quien, antes de la creacion, Dios ya existia. La pregunta ¿de donde vino Dios? jamás ha sido respondida como mucho me temo, jamas se podra responder que habia antes del big bang. ¿Como superar la barrera del acto creativo hacia atrás? Tal vez podamos entender el primer milisegundo de la creacion, pero lo que hubo antes, sin duda es algo imposible. Es como pretender saber que habra, después del desgarramiento final.

    Como veran, el universo no solo es maravilloso sino altamente complejo y en ocaciones, totalmente inexplicable.

  27. pauloarieu
    nov 16, 2009 @ 22:07:33

    La teoría del Big Bang ha requerido de otra teoría, la del universo inflacionario de Alan H. Guth, para poder responder a alguna de sus contradicciones. Una de tales dificultades era la que plantea la temperatura idéntica de toda radiación que nos llega procedente de cualquier rincón del cosmos. Lo lógico sería esperar temperaturas diferentes, pues se trata de radiaciones provenientes de lugares distintos que llevaban miles de años separados entre sí, según supone el modelo de la Gran Explosión Pero lo sorprendente es que la temperatura de todas las radiaciones que nos arriban es la misma vengan de donde vengan. Según la propuesta de Guth, inmediatamente después de producirse el estallido primordial y antes de que apareciera la materia, el universo se expandió súbitamente a gran velocidad, transformando las distancias microscópicas en enormes espacios cósmicos a la increíble velocidad de una minúscula fracción de segundo. El vacío generó así espontáneamente toda la materia del universa y, por eso, ésta presenta la misma temperatura aunque se halle localizada en lugares tan alejados entre sí.

    El problema de esta atrevida teoría, aparte de que es absolutamente imposible de comprobar, es que supone un coste filosófico muy eleva Si se produjo tal inflación y el universo empezó a existir como una pequeña partícula de espacio-tiempo aún antes de que hubiera materia, esto significa que deben existir otros muchos universos aparte del nuestro Cada uno de tales universos paralelos habría derivado de una partícula diferente de espacio-tiempo y evolucionaría de manera independiente como lo hace el nuestro, en función de las características del espacio tiempo que lo formó. Es evidente que no hay manera de tener pruebas que confirmen o refuten esta extravagante teoría pues los universos paralelos, si es que existen, están y estarán siempre fuera de nuestro alcance de las posibilidades de la ciencia humana.

    “Un detalle muy revelador sobre los hábitos de la comunidad científica es que su perpetuo y saludable escepticismo no se ha prodigado con la habitual generosidad ante esta la atrevida e ingeniosa teoría. El proceso que impulsa la inflación es de transformación de una forma de espacio vacío, el “vacío”, en otra capaz de acomodar partículas de materia. Esta idea, llamada “mecanismo Higgs”, interviene también en teorías sobre las relaciones entre unas partículas de materia y otras
    Pero durante años resultó imposible comprobar la validez de esta teoría. Y ahora, para colmo, se invoca como impulsora de la inflación del universo pasara por una fase de inflación. “(Maddox, 1999: 63.)

    ¿Qué quedaría de la teoría del Big Bang si se le quitase el apoyo que ofrece la teoría de la inflación? ¿estarían los astrofísicos dispuestos a seguir aceptándola? Actualmente, a pesar de su amplia aceptación, H Big Bang es más un modelo incompleto que una verdadera teoría científica. Sin embargo, sigue siendo el único existente hasta que aparezca otro mejor. De ahí el riesgo de ver en este modelo la demostración científica definitiva mediante la que Dios creó el universo. Tan in-consecuente como la de aquellos ateos o agnósticos que lo rechazan por tener consecuencias metafísicas o teológicas que no les interesa aceptar. ¿Qué pasaría en el futuro si se comprobara la imposibilidad de esta teoría? ¿dejaríamos de creer en el Creador? Recientemente, Alan H. Guth ha manifestado que en un universo inflacionario se empiezan a formar universos muy similares al nuestro a través de otros big bangs, dando lugar a lo que se ha llamado un universo fractal, es decir, sin principio ni fin. Si Guth tuviera razón (aunque numerosos astrofísicos creen que no la tiene), esto significaría que no hubo creación porque el universo sería eterno. Pero la fe religiosa en el acto creador de Dios no debe estar sometida ni depender de las constantes fluctuaciones de los modelos físico-matemáticos.

    Es lógico que a los astrofísicos creyentes les agrade la teoría del Big Bang y que ésta repugne profundamente a sus colegas ateos, pero las cuestiones trascendentes como el origen del universo no pueden ser resueltas por la ciencia. El investigador debe asumir esta limitación y centrarse en solucionar los múltiples problemas del universo real que sí pueden ser abordados por la metodología científica. Es evidente que en la actualidad el modelo de la Gran Explosión es mayoritariamente aceptado y que apoya la creencia en un acto creador original, en contra de la eternidad del universo. Hoy por hoy esto así. Pero no creo que las personas quieran aceptar a Jesucristo como salvador personal porque se les explique la teoría del Big Bang coincide con el relato bíblico de la creación.

    Hay que tener presente que la fe religiosa no depende de las confirmaciones de la ciencia y que sin fe es imposible agradar a Dios.

    tomado de
    Antonio Cruz, la ciencia encuentra a Dios, p. 136-150 ,ed. Clie.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.200 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: