Proyección…


Proyección…

¿Alguna vez asistió a algún teatro importante? ¿Se dio cuenta que en el escenario se superponen varios telones? Cada uno de ellos se utiliza según la escena que se va a representar, según la cantidad de personas que van a actuar en ella y posiblemente también, según la importancia del acto.

La Biblia nos proyecta hacia lo que sucederá algún día futuro. Es interesante que al analizarla, podemos ver cómo se abre el panorama como si se descorrieran diferentes telones del escenario.

“Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido” (1 Corintios 13:12)
El Señor Jesucristo tenía enseñanzas sencillas y prácticas para mostrar lo que vendría.

En Juan 12:44-50 El dice lo siguiente:

“Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; y el que me ve, ve al que me envió. Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que yo he hablado, ella le juzgará en el día postrero. Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así, pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho”
El que cree en El, cree en el Padre. (Versículo 44)

El que lo ve, ve al Padre.(Versículo 45)

Su luz ilumina nuestras tinieblas.(Versículo 46)

Su rechazo implica juicio.(Versículo 48)

Su voz representa la del Padre. (Versículo 49)

Escucharlo nos proyecta a la Eternidad.(versículo 50)

Toda la Palabra de Dios nos enseña poco a poco. Y algún día veremos la escena completa. Esto sucede en cuanto a lo eterno, pero también en los hechos cotidianos, donde vemos de acuerdo a los pasos que avanzamos en la vida cristiana y en el conocimiento que vamos adquiriendo de la Palabra de Dios.

En 1 Juan 3:2 leemos:

“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”
Recordemos: Deberíamos mirar atentamente hoy, para estar preparados cuando llegue el momento de ver completamente.

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.891 seguidores

%d personas les gusta esto: