El Islam y el Nazismo


El Islam y el Nazismo

Ver dos Videos sobre el tema 

ISLAM

El islam (árabeالإسلام; al-Islām ▶es una  religión monoteísta abrahámica cuyo dogma se basa en el libro del Corán, el cual establece como premisa fundamental para sus creyentes que “No hay más dios que Alá1 y que Mahoma es el mensajero de Alá”2 La palabra árabe Allah, castellanizada como Alá, significa “Dios” y su etimología es la misma de la palabra semítica El, por la que se nombra a Dios en la Biblia. Los eruditos islámicos definen al islam como: “La sumisión a Dios el Altísimo a través del Monoteísmo, la obediencia y el abandono de la idolatría.3 El libro sagrado del islam es el Corán,4dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel). Los seguidores del islam se denominanmusulmanes (en árabe مسلم). Atestiguan que Mahoma es el último de los profetas enviados por Dios y sello de la Profecía.5

Se aceptan como profetas principalmente (pero no limitándose) a AdánNoéAbrahamMoisésSalomón yJesús. Los musulmanes siguen así mismo los hadices y la sunna del profeta Mahoma, que conforman elRegistro histórico de las acciones y las enseñanzas del Profeta. Se aceptan también como libros sagrados la Torá, los Libros de Salomón y el Evangelio.

El islam es una religión abrahámica monoteísta que adora exclusivamente a Alá sin copartícipes. Se estima que hay en la actualidad entre mil y mil ochocientos millones de musulmanes en el mundo (y en crecimiento). Según el Vaticano el islam es la religión más grande del mundo ya que recientemente ha superado el número de católicos,6 y la segunda religión del mundo si no se desglosa el número de seguidores del Cristianismo.

El islam se inició con la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca (en la actual Arabia Saudita). Bajo el liderazgo de Mahoma y sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe discrepancia entre los musulmanes y no musulmanes si se extendió por imposición religiosa o militar, o por conversión de los pueblos al islam.

¿Qué es el Islam?

El Islam es la religión de los musulmanes. Los musulmanes creen en un solo Dios, en el Día del Juicio y en la rendición individual de cuentas por las acciones hechas en la vida. También creen en una cadena de profetas que comenzó con Adán y siguió con Noé, Abraham, Ismael, Issac, Jacobo José, Job, Moisés, David, Salomón y Jesús. Para el Islam el mensaje de Dios fue reafirmado finalmente por el profeta Mahoma.

Sus seguidores dicen que el Islam es una religión de paz, generosidad y perdón. Los musulmanes rezan en un templo llamado mezquita, de la misma manera que los cristianos rezan en una iglesia.

El libro sagrado de los musulmanes es El Corán, que es un texto parecido a lo que es La Biblia para los cristianos. El Corán, para ellos, contiene las palabras específicas que Dios reveló al profeta Mahoma, quien las aprendió de memoria y las dictó luego a sus compañeros.

Islam es una palabra árabe que significa sumisión, derivada de otro vocablo que significa paz. En el contexto religioso quiere decir que los musulmanes deben tener una sumisión total ante la voluntad de Dios. Alá es la palabra árabe para nombrar a Dios.

Los musulmanes hablan de “Los Cinco Pilares del Islam”, los cuales constituyen el marco de vida para los creyentes. Estos pilares son:

La declaración de fe: “No hay ninguna otra deidad sino un solo Dios, y Mahoma es el mensajero de Dios”.

Oraciones: Los musulmanes llevan a cabo obligatoriamente cinco sesiones de oración al día. La oración islámica es el lazo directo entre los creyentes y Dios. El Islam no tiene autoridad jerárquica o sacerdotal.

Zakat: Uno de los principios más importantes del Islam es que todas las cosas pertenecen a Dios y el bienestar es algo depositado en calidad de préstamo o confianza en los seres humanos. El significado de Zakat es algo así como “dádiva caritativa”, que purifica el bienestar al otorgársele una porción a los necesitados.

Ayuno: Cada año en el mes lunar islámico del Ramadán, los musulmanes ayunan desde el amanecer hasta la puesta del sol, como vía de purificación.

Peregrinaje: El Hajj o peregrinaje a la Meca, situada en Arabia Saudita, es una obligación para aquéllos que tienen la posibilidad física y económica de llevar a cabo el viaje.

Algo sobre los Musulmanes

Sólo alrededor del 20% de todos los musulmanes vive en el mundo árabe. El país con la mayor población islámica es Indonesia.

Se calcula que siete millones de musulmanes viven en Estados Unidos. Su comunidad está compuesta por personas procedentes de una amplia variedad de orígenes étnicos y nacionales. El Islam es una de las religiones de mayor crecimiento en Estados Unidos y en el mundo.

Bajo la ley islámica, la mujer siempre ha tenido el derecho a la propiedad, a recibir educación y tomar parte activa en la vida de su comunidad. Hombres y mujeres se respetan en un nivel de igualdad. Las reglas islámicas respecto a vestir modestamente, son iguales para los hombres y para las mujeres.

El Islam exige modestia a las mujeres y a los hombres. En el caso de las mujeres, se les exige cubrir sus cuerpos para que su figura no se revele. Sólo deben mostrar sus caras y sus manos. El turbante o cobertor de la cabeza es llamado hijab o chador. El largo vestido que las cubre se llama abayah, jilbad o chador. Esta exigencia fue concebida para proteger a la mujer y darle el respeto que merece. El vestido de las mujeres musulmanas es parecido al de las monjas cristianas. A las mujeres no se les exige cubrir sus rostros, como se observa en algunos países del Medio Oriente.

Algunos hombres árabes llevan una tela de cuadros sobre sus cabezas, que se llama kafiyyeh y se considera tradicional, no religioso. Este aditamento es parecido a los gorros que usan algunos afro-estaounidenses y africanos. El kafiyyeh revela la identidad y el orgullo de la cultura tradicional.

Mucho se ha escuchado acerca de la palabra jihad, que algunos grupos identifican con “guerra santa”. En realidad jihad no quiere decir “guerra santa”. Literalmente significa en árabe esforzarse y luchar contra las inclinaciones al mal que hay dentro de sí mismo. Luchar por mejorar la calidad de vida de la sociedad, luchar en los campos de batalla en legítima defensa o contra una tiranía u opresión.

Grupos extremistas predican doctrinas aparentemente islámicas, que no tienen nada que ver con las enseñanzas originales de El Corán. 

El Islam enseña también que cristianos y musulmanes son “pueblos del libro”, expresión que significa que las dos religiones comparten las mismas creencias básicas articuladas a través de La Biblia y El Corán. La diferencia principal entre cristianos y musulmanes radica en que los musulmanes no creen que Jesús era el hijo de Dios. Más bien creen que Jesús fue un profeta al que Dios le otorgó poderes especiales para demostrarle a la gente el propio poder de Dios.

Por otra parte, el Islam también enseña que los judíos y los musulmanes son “pueblos del libro”, lo que en este caso significa que las dos religiones comparten las mismas creencias articuladas mediante El Torah y El Corán. La diferencia principal entre ambas religiones es que los judíos no creen en los profetas más allá de los profetas judíos, incluyendo a Mahoma y sus enseñanzas. Los musulmanes, por otra parte, creen en todos los profetas, incluido Moisés, Ibrahim, Jacobo, Ismael, Issac y Jesús.

El Islam, el Terrorismo y Otras Creencias

Los sectores musulmanes moderados aseguran que el Islam no respalda el terrorismo bajo ninguna circunstancia. El terrorismo está en contra de todos los principios del Islam. Si un musulmán realiza actividades terroristas, no está siguiendo las enseñanzas del Islam, simplemente está usando el nombre del Islam para su provecho político o financiero.

El Islam tolera otras creencias religiosas y la ley islámica protege el derecho de otras minorías. La ley islámica también permite a los no musulmanes establecer sus propios tribunales, los cuales aplican las leyes familiares concebidas por otras minorías.

Si usted vive en Estados Unidos y quiere saber cómo relacionarse con la comunidad arábigo-estadounidense, debe tener en cuenta que la mayor parte de las personas pertenecientes a ese grupo crecieron y se educaron en este país y no demandan, por ejemplo, un saludo especial. Usted se puede comportar como en cualquier otra situación ante ellos. Para los que practican la religión musulmana o son emigrantes recientes, una sonrisa, o una palabra de saludo son apropiadas casi siempre. Algunos musulmanes piensan que es incorrecto, por ejemplo, que mujeres y hombres que no tiene alguna relación estrechen sus manos. Lo mejor en estos casos es esperar a que la otra persona extienda su mano antes de que usted extienda la suya.

En las Fuerzas Armadas de Estados Unidos hay muchos soldados, técnicos, expertos y oficiales de origen árabe y practicantes de la religión islámica.

Todos ellos tienen conciencia de los preceptos presentados anteriormente y han jurado fidelidad a su patria, Estados Unidos. Algunos han sido entrevistados por los servicios informativos públicos de las Fuerzas Armadas y han dejado claro su disposición de cumplir sus obligaciones.

NAZISMO:

El nacionalsocialismo (nazismo) es fundado por Adolfo Hitler a principios de la década de 1920, en gran medida como consecuencia de la humillante situación en que había sido puesta Alemania tras la firma del armisticio que dio fin a la Primera Guerra Mundial, armisticio que se firmó en Versalles (Francia) y por lo cual es conocido como el Tratado de Versalles. Este Tratado impuso a Alemania unas condiciones tan drásticas (casi podría decirse que vengativas) que hacían que el país tuviese que destinar un enorme porcentaje de sus ingresos nacionales al pago de daños e indemnizaciones, principalmente a Francia y la Gran Bretaña, con lo cual le resultaba imposible recuperarse económicamente después del desastre que la guerra había significado. Por causa de lo anterior, el gobierno de centro-izquierda que se implantó en Alemania después de finalizada la guerra (periodo que es conocido como la |República de Weimar) fue absolutamente incapaz de lidiar con el desprestigio que supuso aceptar las draconianas condiciones impuestas por el Tratado de Versalles, lo que lo hizo blanco de los ataques de los sectores más ultraderechistas de la población que clamaban por regresar a un estado de cosas similar al que el Imperio prusiano había impuesto tras la Batalla de Sedan en 1870, en la cual derrotaron y humillaron a Francia. Así las cosas, una doctrina que abogase por el regreso de la antigua gloria imperial y del perdido orgullo que había construido la historia reciente de Alemania tenía todo el terreno abonado para germinar y florecer, como efectivamente sucedió con el nazismo. Hacia mediados de la década de 1920 el nazismo ya era una fuerza política reconocida aunque minoritaria, pero día a día contaba con más simpatizantes que veían en ella y en su líder la salida ideal al estado de postración en que vivía Alemania por ese entonces. Ya en la década de 1930, el nazismo era una fuerza poderosa, y tan sólo esperaba el momento propicio para asumir el poder, momento que se dio en 1933, primero con la renuncia del canciller Hindenburg y la asunción del cargo por parte de Hitler y luego con el incendio intencional por parte de los nazis del |Reichstag (el edificio del Parlamento), del cual acusaron a los comunistas, con lo cual se dio el pretexto ideal para que el partido nazi pudiese hacerse con el poder absoluto en Alemania.

Ya en el poder, las ideas y actuaciones del nazismo se centraron en la implantación de un gobierno dictatorial que apoyaba a una milicia popular urbana, la militarización del pueblo y los ataques a la democracia, el judaísmo internacional y el comunismo.

Las principales características del régimen nazi fueron:

- Régimen totalitario: Se suprimieron derechos y libertades individuales. Se pusieron a merced del Estado las empresas y los sindicatos obreros. Todas las actividades de los ciudadanos eran vigiladas y coordinadas por la policía, al tiempo que toda oposición era oprimida.

- Militarización del país: En Alemania esto se vivió con gran regocijo por parte de una gran mayoría de la población, dado que los hombres mas viejos habían participado en la Primera Guerra Mundial y a los mas jóvenes se les había inculcado un profundo sentimiento de venganza y revanchismo hacia quienes los habían humillado luego de perder la guerra.

- Racismo: Se sostenía que la raza aria o indoeuropea era la única raza superior por proceder de antiguos griegos, romanos y germanos y que era de total urgencia limpiarla de toda sangre no aria, en especial de la de los judíos.

- Imperialismo: Olvidando todo lo pactado en el Tratado de Versalles, los nazis ordenaron armar a la población, establecieron el servicio militar obligatorio, anexaron al territorio alemán toda la cuenca del Ruhr (que había sido cedida al control de Francia) y los territorios nacionales de Austria y Checoslovaquia. Cuando Alemania continuó con su plan de anexiones al invadir Polonia, se desató la Segunda Guerra Mundial, el primero de septiembre de 1939

El fascismo, cuyo líder era Benito Mussolini, fue una doctrina política muy cercana en ciertos puntos, no en todos, al nazismo

El nazismo es responsable de la muerte de más de seis millones de judíos y de más de treinta millones de personas (en especial en la Unión Soviética, en donde murieron más de veinte millones).

En la Biblioteca virtual puede obtener más información sobre este tema en:

  • ¿Colombia nazi o Colombia yanqui? Reseña de Oscar Torres Duque sobre el libro |Colombia nazi, de Silvia Galvis y Alberto Donadío.
  • La imagen nazi Reseña de Martha Bossio sobre el libro |La propaganda totalitaria del Tercer Reich, de María Victoria Mejía Arango.
  • Resuellos después de Hitler Reseña realizada por Rubén Sierra sobre la revista |Argumentos, dirigida por Rubén Jaramillo Vélez, la cual presenta una teoría crítica de la sociedad.

Bibliografía 

Hoffman, Stanley, |Ensayos sobre la guerra y la paz, editorial Jano y Minerva, colección Estudios internacionales, Buenos Aires, 1991.

 

Boualem Sansal afirma que “el islamismo y el nazismo son lo mismo”
22.02.09 | 11:47 h.  EFE
Cuenta el argelino Boualem Sansal que se inició en la escritura cuando en los años noventa del siglo pasado su país se vio inmerso en una cruenta guerra civil y él, en un momento de “gran soledad”, se agarró a la literatura para tratar de entender “cómo un pueblo pacífico había llegado a la locura”. 
 

 El argelino Boualem Sansal cuenta, en una entrevista con Efe, que se inició en la escritura cuando en los años noventa del siglo pasado su país se vio inmerso en una cruenta guerra civil y él, en un momento de “gran soledad”, se agarró a la literatura para tratar de entender “cómo un pueblo pacífico había llegado a la locura”. EFE

A punto de cumplir los cincuenta años publicó su primer libro, “Le serment des barbares”, fue invitado a abandonar su empleo de alto funcionario, puesto que lo que exponía en la obra no gustó nada a sus jefes, e inició una carrera de escritor tardío que ahora le ha llevado a España para presentar su quinto título, “La aldea del alemán” (El Aleph en castellano y en catalán Columna).

En una entrevista con Efe, explica que en esta novela, en la que narra las vicisitudes de dos hermanos criados en Francia, hijos de madre argelina y padre alemán, el lector podrá conocer una historia basada en hechos reales en la que queda claro que la frontera entre el islamismo y el nazismo es inexistente.

“Islamismo y nazismo son lo mismo”, proclama Boualem Sansal, que continúa residiendo en Argelia a pesar de que sus libros allí son censurados y sus opiniones no son compartidas por la gran mayoría de la población.

A su juicio, “el islamismo es fascismo” y argumenta que, igual que los nazis en la Alemania de los años treinta, “los islamistas actuales quieren la pureza de la raza y que el territorio islámico sólo esté ocupado por personas de religión musulmana, para lo que no dudan en utilizar organizaciones paramilitares”.

El escritor, que recuerda físicamente al filósofo catalano-hindú Raimon Panikkar, opina que los islamistas “culpan siempre al de fuera, buscando un chivo expiatorio. Creen que la razón es una locura y apuestan para que se crea sólo en la palabra de Dios”.

Además, destaca, en los países islámicos todavía hoy se siente “una gran veneración por Hitler, a quien consideran un héroe porque reconocía el Islam y les prometió liberarlos de sus respectivas colonias”.

Y, agrega: “muchos árabes no creen todavía en el Holocausto, porque son antisemitas naturales y reconocerlo, además, sería como reconocer que el pueblo judío es el elegido”.

En su novela no obvia, asimismo, que algunos líderes nazis acabaron residiendo en países islámicos trabajando para sus policías secretas.

Sansal reflexiona sobre el papel que deben adoptar los hijos de estas personas ante su pasado atroz y concluye que, aunque no son responsables de nada, “algunos pueden llegar a pensar que ellos hubieran podido hacer lo mismo, lo que les provoca remordimientos, como le ocurre a uno de los personajes de mi libro”.

 

Fuentes:

 

About these ads

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Renton
    feb 27, 2009 @ 00:22:19

    Hmm, no se puede acceder a los enlaces de la Biblioteca Virtual…
    :|

  2. pauloarieu
    feb 27, 2009 @ 01:46:30

    Listo

  3. Soy nacionalsocialista
    abr 27, 2009 @ 19:36:46

    Parece que todavía no aprenden: Hitler fue un gran hombre, lo de los 6 millones de judíos es una mentira, pues ELLOS SON LOS QUE MANEJAN LA INFORMACIÓN.

    La región del medio oriente esta alcanzando desde 1979 cierto despertar espiritual: se convirtieron al igual que los nazis y otros grandes guerreros (vikingos, mayas, incas, espartanos) en luchadores del espiritu contra la sinarquía

  4. pauloarieu
    abr 27, 2009 @ 20:46:59

    Hola nacionalsocialista
    Me parece que deliras,sinceramente. ¿Como me decis que son mentiras lo que dicen los judios?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.887 seguidores

%d personas les gusta esto: