Evangélicos en España respaldan campaña socialista de disolución del catolicismo


Evangélicos en España respaldan campaña socialista de disolución del catolicismo
Lunes 16 de Febrero de 2009
Sociedad
España
 


El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero impulsa desde su primera gestión la laicidad del Estado, entendida como la expulsión de cualquier manifestación religiosa de la vida pública y la formación moral de los hijos a través de la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

(NoticiaCristiana.com) El secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Evangélicas de España, Mariano Blázquez Burgo, pidió al Gobierno socialista dar una ley sobre “neutralidad” y “laicidad” del Estado, muy aparte de una ley sobre “entidades religiosas”, para que, según dijo, exista un estatuto de igualdad común a todas las iglesias establecidas en el país.

“Pedimos dos leyes: una de entidades religiosas y otra de neutralidad, de laicidad, una palabra que no me asusta”, expresó Blázquez a un medio local durante las celebraciones por el 130º aniversario de la iglesia evangélica de Gijón.

Según el diario La Nueva España, durante el evento se solicitó que el Estado “sea neutral con relación a todas las creencias religiosas, mediante un avance de la laicidad, y también con un estatuto de igualdad, común a todas las iglesias establecidas en España”.

“No privilegios para las iglesias, sino un estatuto común para todas las entidades religiosas, claro y justo en derechos y obligaciones”, manifestó Blázquez, quien recordó ante la presencia de José María Contreras Mazarío, director general de Relaciones con las Confesiones Religiosas, del Ministerio de Justicia, que durante la Guerra Civil los evangélicos mostraron “simpatía por la República, ya que decían que liberaba espiritualmente a nuestro pueblo”.

Como se recuerda, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero impulsa desde su primera gestión la laicidad del Estado, entendida como la expulsión de cualquier manifestación religiosa de la vida pública, y la formación moral de los hijos a través de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, rechazada por miles de padres por su carácter ideológico y laicista.

Darwin nunca convenció a su esposa sobre la Teoría de la Evolución.

Darwin nunca convenció a su esposa sobre la Teoría de la Evolución.

·· Europa | Amen-Amen.net

emma_darwin_240109Inglaterra, Gran Bretaña – Charles Darwin nunca convenció a su esposa, Emma, sobre su teoría acerca del origen de las especies, que en 2009 cumple 150 años de su publicación, lo que explicaría que el investigador tardara años en sacarla a la luz, posiblemente por la convicción cristiana de su mujer, según la bióloga Mercè Piqueras.

La idea de una evolución de las especies por una selección natural, sin intervención divina, no era del agrado de Emma Darwin, de soltera Wedgwood, quien, a pesar de ser una mujer cultivada desde el punto de visto clásico -tocaba el piano, hablaba varios idiomas, había viajado por Europa e incluso le gustaba hablar de política- mantuvo siempre sus profundas creencias cristianas y sufrió por el escepticismo de su marido.

La bióloga, que esta semana ha ofrecido en Barcelona una charla sobre la “influencia” de la señora Darwin, en un ciclo organizado por el Instituto de Estudios Catalanes, ha explicado a Efe que, no obstante, la fe de Emma nunca fue un obstáculo para que este matrimonio victoriano funcionase sin casi fricciones.

La figura de Emma Wedgwood (1808-1896) ha sido el eje de varias biografías (como las de Edna Healy o Debora Heiligman) donde sobre todo se muestra la faceta más doméstica de esta mujer, que según Piqueras sería un perfecto personaje de una obra de Jane Austen, ya que no se limitó al papel del “descanso del guerrero”, el genial Darwin de quien en 2009 se cumple doscientos años de su nacimiento.

La boda de Charles y Emma, que eran primos y se conocían desde niños, no sorprendió a nadie en sus respectivas familias, cuando en 1839 deciden unir sus vidas, dos años después de que el científico regresara de su largo viaje por Sudamérica (1831-1836) a bordo de la fragata Beagle, la expedición en la que recopiló los datos que le permitieron desarrollar sus cuadernos sobre la transmutación de las especies.

Los Darwin se instalan entonces en Down, en el condado de Kent, al sur de Londres, donde el naturalista, que regresó muy mermado de salud tras su prolijo viaje, se dedica al estudio, es visitado por amigos y recibe los esmerados cuidados de Emma, con la que tiene diez hijos, y que suele asistir a algunas de las reuniones y discusiones de su marido con los colegas, recuerda Piqueras.

Los reveladores trabajos acerca de la evolución y, sobre todo, la muerte a los diez años de su hija favorita, Annie, tras una larga agonía por fiebres, hacen que Darwin abandone por completo su fe religiosa.

“No había conflicto en el matrimonio, pero a ella le preocupaba mucho la falta de fe de su marido y a él ver que Emma sufriera. Ella siempre se mantuvo en sus creencias, y aunque no hubiera sido así era una sociedad en donde si las mujeres no creían en Dios no lo decían”, explica la presidenta de la ACCC.

Aunque liberado, por su parte, de los prejuicios creacionistas imperantes en la época -”comenzó a pensar que Dios no era necesario para explicar el mundo”, afirma Piqueras- el científico inglés no se decidía a hacer públicas sus ideas evolutivas, por miedo, quizás, a la reacción que generaría en la sociedad, pero, sobre todo, a dañar los lazos que le unían con su esposa.

Sólo cuando otro investigador, Alfred Rusell Wallace, publica en 1855 un artículo con el título “Sobre la ley que ha regido la aparición de especies nuevas”, en el que se apunta un planteamiento sobre la adaptación de las especies muy similar al que Darwin trabajaba en privado, éste se pone a escribir para desvelar su teoría, explica la divulgadora.

A pesar de la convulsión que provoca la publicación de “El origen de las especies”, sobre todo entre sectores religiosos, la comunidad científica aceptó rápidamente los planteamientos de Darwin, un reconocimiento que fue insuficiente para su mujer.

De hecho, Emma, que sobrevivió catorce años a Darwin llegó incluso a censurar algunos fragmentos de la autobiografía de su marido “porque siempre le preocupó que el mundo viera a Darwin como un ateo, porque pensaba que ciencia y Dios eran compatibles”, un debate “total de actualidad”, concluye Piqueras.

Cuatro elementos en la espiritualidad de la cuarta dimension

Cuatro elementos en la espiritualidad de la cuarta dimensión

La espiritualidad de la cuarta dimensión.
Por David Yonggi Cho
Editorial Peniel

Introducción:

Cito literalmente al teólogo ortodoxo ruso Pavel Evdokimov:

“Poderesoscuros, maléficos, utilizan los elementos psíquicos. En este sentido, prescisamente menciona Jung una similitud entre los complejos y los demonios. Los ascetas aconsejan ejercer la atención y discernir, dentro del caos interior de un alma, la naturaleza de los elementos que están en juego: animal, racional o afectiva, igual que entre la causa agente exterior o interior, simplemente biológica o más compleja y moral (…) Para San Gregorio Palamas, las pasiones que proceden de la naturaleza son menos graves y sólo expresan la pesantez de la materia debida al fracaso de su espiritualización. El pecado, las pasiones peligrosas, proceden, en cambio, del espíritu”.

Elementos para transformar la Cuarta Dimensión:

Castellanos ha utilizado de manera irresponsable el nombre de David Yonggi Cho como si este fuera parte del G-12. Aprovechándose de la barrera del idioma ha creado una supuesta alianza que es falsa.

Se necesitan cuatro elementos para transformar la Cuarta Dimensión: mentalidad, fe, sueños y palabra. Nuestra vida será transformada a medida que comprendamos y apliquemos correctamente estos factores.
La oración no es todo. Se necesita mucha oración, pero debe haber una transformación en la Cuarta Dimensión para obtener cambios en nuestra vida tridimensional.

Primer elemento: mentalidad.
Dios ha dotado al hombre con el primer elemento llamado mentalidad, para que este transforme la Cuarta Dimensión.

La mentalidad es algo inmensurable, no tiene densidad ni ancho, y es invisible. La mentalidad es infinita y eterna.

Alguien que tenga mentalidad negativa estará destinado a enfrentar circunstancias negativas.
Imagine a una persona que piensa: “No puedo, no se puede, soy una persona triste e infeliz”. Este tipo de pensamientos se refleja en el cuerpo, en las circunstancias y en el trabajo.
Por otro lado, aquella persona que siempre piensa positivamente encara una circunstancia positiva en la tercera dimensión.

El pensar que uno es vigoroso, fuerte y feliz, se refleja en la tercera dimensión. Si hemos fallado, y por ende concebimos un pensamiento erróneo, debemos ser sanados con la Palabra de Dios.
Jesús dijo:

“Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63).

La palabra tiene el poder para transformar la mentalidad de la gente. La tercera dimensión será cambiada una vez que la mentalidad haya sido sanada por la palabra.

Segundo elemento: fe
espiitualidadcuartadimension

El segundo elemento que transforma la Cuarta Dimensión es la fe. La Biblia afirma:

“Como creíste, te sea hecho” (Mateo 8:13)

“Si puedes creer, al que cree todo le es posible” (Marcos 9:23).

Los animales no tienen fe porque no poseen espíritu. Solo el hombre puede tener fe, porque es un ser espiritual. Podemos mover la esfera de la tercera dimensión cuando la fe es dada por el Espíritu Santo.

Debemos procurar vivir en fe, y confesarla. En mi vida personal estoy constantemente programando mi mente, aún cuando estoy sentado o viajando en un automóvil.

Creo en Jesús quien me ha salvado, en la sangre del Cordero, y he sido perdonado.

Creo en el Espíritu Santo quien me santifica, en la sanidad divina, en la bendición, en la resurrección, en el reino de los cielos. Me encuentro constantemente programando mi fe.

Tercer elemento: sueños
Otro elemento para programar la Cuarta Dimensión son los sueños. Dios dijo: Donde no hay visión, el pueblo perece. Si fallamos en programar nuestra Cuarta Dimensión con los sueños, jamás lograremos tener esperanza en el plano tridimensional.

Los sueños son un elemento fuerte que aún usan los incrédulos que logran mover el mundo.
Si tan solo concibiéramos los sueños de Dios, lograríamos mover no solo el mundo, sino todas las cosas. Hay algo importante que quiero remarcar: los sueños que provienen de Dios se diferencian de los deseos y ambiciones personales, porque estos últimos están bajo influencia demoníaca. Debemos saber que el sueño de Dios es totalmente diferente.

Tenemos que concebir el sueño proveniente del Espíritu Santo, pues es Él quien da los sueños divinos, y es nuestro deber programar nuestra mente con los santos sueños de Dios. El futuro de una persona depende de su sueño.

Cuarto elemento: palabra
El cuarto elemento de la Cuarta Dimensión es la palabra. El hombre puede crear y desarrollar civilizaciones debido a su capacidad de hablar. Los animales no pueden hacerlo puesto que no tienen la capacidad de hablar.

La Biblia afirma:

“La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos” (Proverbios 18:21).

La muerte y la vida pertenecen a la tercera dimensión, mientras que la lengua pertenece a la Cuarta. Esto implica cuán poderosa es la lengua.

Una de las cualidades de las personas de éxito es que son prudentes en cuanto al uso de su lenguaje.

¿Cómo podemos cambiar nuestro lenguaje? Dios nos dio su Palabra para que a través de ella seamos transformados. La Palabra de Dios es espíritu y vida. Memorizar y confesar la Palabra es programar mensajes positivos en la Cuarta

Dimensión. Es por esta misma razón que aquellos que obedecen y viven de acuerdo a la Palabra de Dios, experimentan una milagrosa transformación en sus vidas. Conviértase en un protagonista de la historia. Nunca es demasiado tarde.

Conclución:

Creo que hay que ser cuidadoso con las enseñanzas de este hombre. No me refiero a condenarlo, ni decir que no es cristiano, pero sus enseñanzas están relacionadas con el ocultismo y el psiquismo.

Quizas muchos lideres evangélicos no se ayreven a tirarsele en contra por su prestigio al tener una de las iglesias mas grande del mundo. Pero eso no es todo. Siempre hub probemas con el cristianismo y Oriente. El catolicismo introdujo muchas práctivcas paganas como el rosario y el habito de las monjas y otras mas desde la India.

Como dijo el  teólogo ortodoxo ruso Pavel Evdokimov: “Poderes oscuros, maléficos, utilizan los elementos psíquicos…”

Debemos examinar todo, retener lo bueno y desechar lo malo.

Bendiciones.  Paulo Arieu

Encuesta: Los países más religiosos del planeta


Encuesta: Los países más religiosos del planeta
Viernes 13 de Febrero de 2009
Sociedad
Estados Unidos


A lo largo de tres años, 2006, 2007 y 2008 la agencia Gallup ha llevado a cabo una encuesta para determinar cuales son los países más religiosos de la tierra. Egipto, Bangladesh y Sri Lanka son las tres naciones cuyos habitantes declaran ser mas religiosos.

A lo largo de tres años, 2006, 2007 y 2008 la agencia Gallup ha llevado a cabo una encuesta para determinar cuales son los países más religiosos de la tierra. La metodología del estudio fue preguntar a la población de 143 naciones y territorios si la religión tenía una importancia significativa en sus vidas. Y los resultados arrojan conclusiones llamativas.

Egipto, Bangladesh y Sri Lanka son las tres naciones cuyos habitantes declaran ser mas religiosos. Estonia, Suecia y Dinamarca las que menos. Estados Unidos y España están entre los países donde la religión tiene “menor importancia” que la media mundial.

En Egipto un 100% de los encuestados afirmaron que la religión es importante en sus vidas, mientras que en Estonia apenas un 14% dijo lo mismo. Entre medias se engloban el resto de países. En Suecia lo declararon un 17%, en Francia y Japón un 25%. En cambio en Marruecos, los resultados reflejan que un 98% de la población se declara religiosa. Entre las naciones consideradas del primer mundo, la media es de un 38%.

En Estados Unidos, la cifra nacional queda en un 65%, aunque hay una gran disparidad entre estados como Mississipi (85%) o New Hampshire (46%). Y curiosamente Israel, un país cuya trayectoria está tan influída por la religión, sólo el 50% de su población aseguraba que esta era importante en sus vidas.

Gallup ha explicado que los resultados de su estudio se basaron en entrevistas cara a cara o por teléfono con aproximadamente 1.000 adultos por país. Y estima el margen de error en más/menos 4 puntos porcentuales.

Más información (inglés): What Alabamians and Iranians Have in Common

CERO CONFUSIONES

CERO CONFUSIONES

Posted: 13 Feb 2009 09:57 PM CST

Quisiera en este breve articulo explicar algo que me han pedido algunos hermanos por correo electrónico.

En el articulo anterior trato de mostrar que el fin del avivamiento no es mostrar señales como lo es la risa, las caídas, el polvo de oro o la aparición de supuestos diamantes joyas del cielo.

Creo que sin duda que el Avivamiento que viene del cielo primeramente traerá un despertar a la iglesia de Cristo, traerá un arrepentimiento genuino dentro del cuerpo de Dios.

Estoy de acuerdo que promovamos un avivamiento, si necesitamos despertar de nuestro sueño y volvernos a Cristo con nuestro corazón y con todas nuestras fuerzas, pero un GENUINO arrepentimiento y no una oleada de emociones incontroladas.

En un comentario mencionaron al Rey Josías, y si es muy cierto hubo un tremendo avivamiento y cuales fueron los frutos de ese avivamiento…

2 Reyes 23:24-25
Asimismo barrió Josías a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcías había hallado en la casa de Jehová.

No hubo otro rey antes de él, que se convirtiese a Jehová de todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés; ni después de él nació otro igual.

Que tremendo hermanos que ¿provoco el avivamiento? Que se destruyera TODO lo que no era de DIOS, el avivamiento nos llevara como dicen las escrituras…. A cumplir las palabras de la ley (de la palabra), el avivamiento nos llevara a apegarnos a las escrituras no a apartarnos de ellas.

Perdón si alguien salió confundido, creo que en Ciudad Juárez si hay un pueblo de Dios que aun arriesga su propia vida para predicar el evangelio, no lo dudo, es mas conozco a algunos, no lo dudo.

Como dijeron en el otro comentario en la historia de los avivamientos casi siempre han repercutido en la sociedad, bares cerrados, vidas transformadas, etc.

2 Crónicas 7:14
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Ahora ¿quien puede demostrar las señales y milagros de Dios?

Marcos 16:17-18
Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Muchos esperan EL AVIVAMIENTO para ver las señales de Dios, mientras que Jesus prometió que los creyeran en El provocarían estos milagros, pero estos milagros tienen un porque!!!

Los milagros de Dios no son para DIVERTIR al cristiano, no son para ALAGAR a los ministros, son para bendecir, libertar, hacer un cambio en la vida del creyente y aun del no creyente.

Dios les bendice.

La Iglesia y su contexto a fines del siglo XX

La Iglesia y su contexto a fines del siglo XX

1. El contexto DENTRO de la Iglesia

Este mensaje es muy importante porque, invocando el nombre del Señor y la autoridad de su Palabra, vamos a contemplar el marco en el que se desenvuelven las iglesias evangélicas de la Argentina, y particularmente la nuestra, en los presentes umbrales del siglo XXI. Hay un pasaje bíblico que en nuestros días se menciona con mucha frecuencia, aunque a veces es mal interpretado. En la epístola a los Romanos 12:2 leemos: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. En la Versión Popular leemos: “No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto”. Hay que notar que la “renovación” en este pasaje tiene un “para qué”. No se trata de una “renovación” al gusto de cada uno, sino de una renovación del entendimiento, de nuestra mente, para conocer y comprobar cuál es la voluntad de Dios y, por supuesto, hacerla.

No se trata de una renovación meramente litúrgica o cúltica, sino de una renovación ética. No se trata de una renovación de las formas visibles y audibles de la adoración o la alabanza, sino de una renovación de la manera de vivir. No se trata de una renovación al estilo “islámico”, que cree tener la verdad suprema y pretende que los demás la acepten, sí o sí, sino de una renovación que, como dice el versículo 3, hace que “cada cual… no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura”. Tampoco se trata de una renovación que se produce por mera imitación de lo que otros hacen o dicen, conformándose a la mentalidad mágica o mística de este siglo (que se muestra en las sectas, en los Rolling Stones, y en otros fenómenos multitudinarios), sino de una renovación comprometida con la santidad y con la justicia, que dé respuesta a las verdaderas necesidades del hombre total.

Uno de los problemas más serios y menos comprendidos que afectan a las iglesias de hoy es la vigencia de una idea filosófica, emparentada con el gnosticismo y el neoplatonismo, que supone que Dios es un Ser que produce emanaciones, energías o sustancias, que surgen del Todopoderoso como rayos de luz, casi al estilo de las enseñanzas de la Nueva Era. Así se llega paulatinamente al concepto de “unción”, una emanación divina que se deposita sobre los creyentes, como si no fuera suficiente la presencia del Espíritu Santo en cada verdadero hijo de Dios. Se dice que es un poder que emana de Dios, y que se manifiesta en el ser humano como una energía que en un preciso instante es recibida desde el Espíritu Santo. La idea es que la unción viene “desde afuera” (p.ej., “¡ahí va el Espíritu, sobre los que están parados en ese lugar!”), más como “unción” que como “Persona”. Pero sabemos bien que, conforme a las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, la Persona del Espíritu Santo ya está en nosotros desde el mismo día que aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Según la Biblia, nosotros somos testigos del Ungido (“me seréis testigos”, Hechos 1:8) y no de la “unción”. Las ceremonias de “infusión espiritual” (por las que se transmite la llamada “unción”), frecuentes en nuestro tiempo, son características de una filosofía que puede arrastrar a mucha gente al doloroso terreno de la apostasía profetizada en el Nuevo Testamento. Además, numerosos cristianos se exponen a caer en el grueso error de desestimar lo que Dios ha hecho a través de la historia de la iglesia de Cristo en sus distintas épocas, y olvidar la “grande nube de testigos” que tenemos en derredor nuestro (Hebreos 11:1-40, ídem. 12:1-3).

Actualmente estos problemas se agudizan a causa de los frecuentes casos de delirio místico. El doctor Jorge León, evangélico, conocido experto en enfermedades mentales, dice que “el delirio místico es una de las claras manifestaciones de la enfermedad mental”. Y agrega: “Podemos distinguir la experiencia sana de la experiencia enferma gracias a ciertas características que tienen las personas alucinadas o delirantes. Voy a enumerar algunas de ellas: (1) La persona enferma se cree elegida por Dios para ser depositaria de una revelación que la coloca en un lugar privilegiado. No importa si lo que dice que se le ha revelado está de acuerdo con la Sagrada Escritura o con la lógica. Este es el caso del señor Smith, fundador de la Iglesia Mormona, y de otros grupos de ayer y de hoy. (2) La persona enferma se cree dueña de la verdad absoluta. Todos los que no crean en su doctrina están equivocados. (3) Por lo tanto, se esforzará para convencer a todo el mundo de su verdad. (4) Se presenta como un nuevo Mesías, aunque no lo exprese en público. No es más que un delirante”. Dice después el doctor León: “Contra este tipo de delirio nos advierte el pastor brasileño Caio Favio. Tomando como base la epístola de Judas, Favio ha escrito un libro que recomiendo, dice León: El síndrome de Lucifer. Un síndrome consta de varios síntomas, y el primero que señala Favio es el misticismo patológico. Dice: “ A menudo observamos a las personas que entran en conflicto con la verdad de la Biblia en nombre de revelaciones espirituales. Por no tener bases suficientemente bíblicas para sustentar su argumento, apelan al pretexto de la ‘revelación divina’ que han recibido, para así silenciar los cuestionamientos”.

Claramente se refiere a las alucinaciones cuando añade: “No olvidemos que Judas señala que uno de los síntomas de Lucifer es el uso alucinado de la mística. Él dice que estos hombres están “alucinados en sus delirios” (Biblia de Jerusalén):” Y agrega el doctor León: “Tengo la impresión de que para lograr un auténtico avivamiento espiritual es necesario que los pastores y líderes laicos tengamos suficiente información científica para distinguir entre lo sano y lo enfermo en una experiencia que se supone es espiritual”. (Dr. Jorge León, Boletín Nº 68 de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, páginas 58-59).

Algunas de las personas que padecen desajustes emocionales, disturbios psicológicos, conflictos familiares, problemas éticos, u otros antecedentes que dan origen a algún tipo de patología mental, suelen aferrarse a una supuesta “experiencia espiritual”, tratando así de convivir con su falta de sanidad interior. Por ejemplo, quienes viven en la frontera entre lo bueno y lo malo, (en la “zona gris”), están muy expuestos a caer en ese tipo de crisis. Lo mismo podría ocurrir con los que no han superado las vivencias traumáticas de su pasado, o con quienes arrastran sentimientos de culpa. Además, hay otros que llegan a protagonizar cultos entusiastas tan sólo para descargar sus tensiones, buscando algo así como una catarsis, o una “liturgia terapéutica”, pero no una genuina adoración a Dios.

Otra vertiente del contexto en que nos movemos es el renovado énfasis en los milagros. ¡Como si nunca hubiesen ocurrido!. Ya dije que así no se hace justicia al obrar de Dios en la historia de su iglesia a través de los siglos. Siempre es indispensable identificar a los “hacedores de milagros”, ya que cualquier milagro no es en sí una demostración de la autenticidad del movimiento del Espíritu (ver San Mateo 7:21-23), Hoy hacen “milagros” los espiritistas, los santos y las vírgenes de diversos cultos, la Difunta Correa, los brujos de Haití, los “pais” de Umbanda, etcétera, más una infinidad de curanderos y sectas. Pero, además de milagros que podrían atribuirse a fuerzas demoníacas, deben tenerse en cuenta las sanidades psicosomáticas, que se pueden explicar científicamente sin necesidad de pensar en influencias sobrenaturales. La Biblia dice que una gran multitud seguía a Jesús “porque veían las señales que hacía en los enfermos” (Juan 6:2,22-24), pero después de oír su predicación “muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él” (Juan 6: 60-66). El punto clave es el mensaje, no los milagros.

Muchos miles siguieron a Jesús viendo sus milagros, pero en el aposento alto sólo ciento veinte perseveraron en oración (Hechos 1:15) y apenas quinientos lo reconocieron después de la resurrección (1ª Corintios 15:6). Jesús advirtió que “se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24). La Biblia dice que el falso profeta que acompaña al Anticristo “hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia” (Apocalipsis 13:13-14). Los magos de Egipto también imitaron los milagros que Dios hizo por medio de Moisés y Aarón (Éxodo 7:11 hasta 8:7). Los milagros, pues, no son una demostración definitiva del obrar de Dios. Falsos cristos y falsos profetas también pueden hacerlos.

El desmedido énfasis en los milagros produce frustración cuando el esperado milagro no se produce. Es frecuente, por ejemplo, vincular sanidad con exorcismo, reprendiendo al demonio que, según esa doctrina, produce la enfermedad. Surge así el ministerio del “sanador y exorcista” que aparece en diversos movimientos carismáticos y en distintas religiones. Pero cuando la sanidad no ocurre alguien podría preguntarse si el exorcismo fracasó porque el demonio era más fuerte o el sanador carecía de poder. Entonces se afirma que el enfermo “no tuvo fe”, o que su liberación “no era la voluntad de Dios”, ¡como si Dios no quisiera liberar a los oprimidos por el diablo!. La respuesta correcta es que la base doctrinal de ese tipo de ministerio no es correcta.

Y bien hermanos, hoy me he atrevido a ocupar este púlpito para referirme a algunos de los aspectos del “contexto interno” en muchas iglesias evangélicas en nuestros días. Otros aspectos ya han sido considerados en mis mensajes de los recientes años. Pero antes de terminar les invito a dirigir también la mirada hacia el contexto fuera de nuestras iglesias.

2. El contexto FUERA de la Iglesia

Tratando de ser objetivos podemos empezar afirmando que hoy la gente no tiene interés en concurrir a las iglesias, salvo que sea atraída por dudosas promesas de prosperidad, milagros y bienestar general. El cuadro debe medirse no por el tamaño de los templos, estadios, u otros lugares de reunión, sino por el enorme número de las personas sin Cristo, hostiles o indiferentes, que están fuera de nuestras iglesias y de nuestras actividades. Además, quedan sin incluir muchos que, aunque asisten a los cultos, por su manera de vivir y sentir están muy lejos de lo que pide el Señor.

Para referirme al contexto exterior, que afecta profundamente a las iglesias evangélicas, mi propósito de hoy es enfatizar que, ante la realidad de un mundo indiferente a los valores de la genuina vida cristiana, es imposible que nuestras iglesias sigan funcionando de la misma manera que lo hacían hace cincuenta años. No me refiero a la música ni a otras innovaciones litúrgicas que no constituyen el fondo de la cuestión. Las renovaciones musicales y litúrgicas han ocurrido muchas veces en el curso de la historia. Han sido fenómenos locales, o regionales, o nacionales, o internacionales, que han contribuido a la formación de nuestra himnología y a la evolución de las formas de culto. Pero hoy no vamos a detenemos en ese tipo de análisis, que está suficientemente documentado en muchos libros. Lo que nos interesa ahora es cómo responder a las necesidades del hombre y la mujer, del ser humano total, en este tiempo de postmodernidad.

Quisiera llamarlos a asumir una nueva perspectiva de la misión de la iglesia ante los millones que no oyen el mensaje de salvación, y exhortarlos a pensar que si las gentes no asisten a nuestras iglesias somos nosotros los que debemos ir a la gente. Es indispensable que consideremos el contexto en que se mueven las multitudes a nuestro alrededor y de qué manera podemos y debemos llegar hasta ellas con el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Esta inquietud tendría que ser el permanente tema de nuestros estudios y de nuestra acción.

* Mensaje predicado el 10 de abril de 1998 a la Iglesia EvangélicaBautista Argentina del Distrito Arroyito, Rosario.

Fuentes: http://samuelolibert.blogspot.com/2007/05/la-iglesia-y-su-contexto-fines-del.html

Hurgando en los Secretos de una Mutación Genética Que Duplica la Longevidad de las Moscas

Biología
Hurgando en los Secretos de una Mutación Genética Que Duplica la Longevidad de las Moscas
16 de Febrero de 2009.

Brown U.Stephen Helfand y Nicola Neretti de la Universidad Brown, junto a otros investigadores, han identificado un mecanismo celular que podría ayudar a combatir el proceso del envejecimiento.

Este hallazgo añade otra pieza al rompecabezas que Helfand, profesor de biología molecular, biología celular y bioquímica, descubrió en 2000, al identificar una mutación en un gen, bautizado como Indy (por las siglas en inglés de “I’m Not Dead Yet”, “No estoy muerto todavía”), y que puede prolongar hasta el doble la duración de la vida de la mosca de la fruta.

Estudios posteriores en moscas Indy han conducido al descubrimiento de un mecanismo en ellas que parece reducir significativamente la producción de radicales libres, subproductos celulares que pueden contribuir al proceso de envejecimiento. Esta acción produce pocos o ningún efecto secundario sobre la calidad de vida de las moscas. El descubrimiento podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos antienvejecimiento para los seres humanos.

Averiguar cómo exactamente la mutación Indy altera el estado metabólico de la mosca de la fruta, podría permitir desarrollar algún método farmacológico que lo imite y otorgue los beneficios de la manipulación genética sin tener que recurrir a ésta.

Al investigar qué mecanismos prolongan la vida de la mosca de la fruta, los investigadores compararon los niveles de expresión de todos los genes en las moscas Indy con respecto a los de las moscas normales, descubriendo que algunos de los genes envueltos en producir la energía necesaria para la vida celular normal fueron expresados con niveles inferiores en las moscas Indy. Esto redujo los radicales libres, así como los daños celulares que tales radicales suelen producir, pero sorprendentemente no disminuyó la cantidad total de energía celular.

Estos resultados proporcionan evidencias de que es viable alterar el metabolismo de una manera tal que, sin efectos secundarios negativos, permita reducir los radicales libres o los daños oxidativos, prolongando por tanto la vida.

 

Información adicional en:

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.122 seguidores