El Papa exige una retractación pública al obispo que niega el Holocausto

El Papa exige una retractación pública al obispo que niega el Holocausto

Miércoles 04, Febrero 2009 12:10 |Clarin.com
Por: Julio Algañaraz, corresponsal de Clarín en el Vaticano

Exhortó al lefebvriano Williamson a que se disculpe públicamente si quiere ejercer dentro de la Iglesia. En un comunicado, el Vaticano afirmó que Benedicto XVI no conocía las posiciones del prelado cuando decidió levantar su excomunión.

En medio de la fuerte polémica generada en torno a las declaraciones del obispo lefebvriano Richard Williamson por su negación del Holocausto de los judíos por parte de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, el Papa Benedicto XVI exigió hoy al prelado que se disculpe públicamente y que dé marcha atrás en sus declaraciones si quiere ejercer dentro de la Iglesia. 

La Santa Sede añadió en un comunicado que el Pontífice no conocía las posiciones de Williamson cuando aceptó levantar su excomunión y la de otros tres prelados ultraconservadores la semana pasada. 

El Vaticano también exigió a la Fraternidad San Pío X, fundada por el arzobispo cismático Marcel Lefebvre y a la que pertenecen Williamson y los otros tres prelados a los que el Papa les levantó la excomunión, que si quiere ser reconocida por la Santa Sede es “indispensable” que reconozca plenamente el Concilio Vaticano II. 

El Papa enfrenta desde ayer una crisis sin precedentes en los últimos pontificados, que asumió un tinte claramente político al afirmar la primera ministra alemana, Angela Merkel, que “son insuficientes” las aclaraciones del Vaticano contra la negación del Holocausto de los judíos por parte de los nazis en la Segunda Guerra Mundial. 

Merkel pidió una “precisa clarificación” al Pontífice. A la voz de la máxima autoridad política germana se sumaron varios obispos que condenaron al Vaticano. El cardenal Karl Lehmann, obispo de Maguncia y hasta el año pasado presidente de la Conferencia Episcopal, personaje muy influyente del catolicismo germano, dijo que el Papa debe pedir excusas por la negación de la Shoah (Holocausto) por parte del obispo lefebvriano inglés Richard Williamson. 

Williamson dijo que las cámaras de gas no existieron y que entre 200 y 300 mil judíos y no seis millones murieron en los campos de exterminio nazis, “pero ninguno por gas”. La negación y hasta la relativización del Holocausto es en Alemania y otros países europeos un delito, interpretado como una forma de instigación al odio racial. 

El cardenal Lehmann dijo que “el Papa me da lástima” y acusó al entorno de colaboradores de Benedicto XVI de haber gestionado mal el caso. Otros personajes dicen lo mismo como una manera de disminuir las responsabilidades del pontífice. Lehman criticó en concreto al cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, presidente de la comisión pontificia “Ecclesia”, encargada de las relaciones con los ahora ex cismáticos del obispo Marcel Lefebvre (fallecido en 1991), como uno de los responsables de serios déficits de comunicación en el caso. 

En una entrevista al programa alemán de la Radio Vaticana, el cardenal germano Walter Kasper, encargado en el Vaticano de las relaciones con los hebreos, afirmó que la Santa Sede hizo una mala gestión del levantamiento de la excomunión, sin tener en cuenta que “podían presentarse problemas”. 

El purpurado alemán señaló que los cuatro obispos tradicionalistas “aún no están en plena comunión con Roma” y siguen suspendidos a divinis. En la misma línea, la Conferencia Episcopal italiana ayer sacó una declaración de “incondicional apoyo al pontífice” en su decisión de levantar la excomunión a los obispos cismáticos. Pero los episcopales reclamaron a los partidarios de Lefebvre “una aceptación total de las enseñanzas del Concilio Vaticano II”, especialmente de sus documentos. 

Los lefebvrianos nunca aceptaron al Concilio y siguen presentando “reservas”. El lunes, también el cardenal arzobispo de Austria, Cristoph Schoenber, una figura muy importante del catolicismo europeo, criticó a “algunos colaboradores del Papa por no haber advertido mejor al pontífice sobre los obispos rebeldes”. Pero todos interpretan que las críticas van dirigidas directamente a Benedicto XVI, que conoce perfectamente el “pedigree” de los lefebvrianos y que igualmente los perdonó. 

Ayer, el vocero del Papa, padre Federico Lombardi, respondió a la primera ministra Merkel que “el Papa ha condenado con claridad el negacionismo” de monseñor Williamson. A su vez, el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, también blanco de las críticas en la agitada interna vaticana, afirmó que el caso de los lefevbrianos “está cerrado”. 

Sin embargo, las opiniones críticas crecen. Los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado de Polonia criticaron al Papa por su decisión sobre los lefebvrianos y, en especial, el perdón al negacionista del Holocausto, el obispo Williamson, que es hasta ahora director del seminario de los lefevbrianos en La Reja, a unos 40 kilómetros de Buenos Aires. 

Pero es en Alemania donde montan los ataques de fuente episcopal. Ayer se sumó el obispo Gebhard Fuerst de la diócesis de Sttugart, quien dijo que el escándalo suscitado por el affaire lleva “a una alienación interna y externa de la Iglesia por parte de muchos fieles y a turbar el diálogo de los cristianos con nuestros hermanos judíos”. La memoria del nazismo y de Adolf Hitler hace particularmente sensibles a los alemanes en este tema. El obispo criticó al Papa sin nombrarlo porque “los cuatro lefebvrianos han negado el Concilio Vaticano II y lo mismo fueron rehabilitados”. El teólogo franciscano Martin Bern dijo que “el Papa lleva a la Iglesia de vuelta al medioevo” y lamentó que con Benedicto XVI “las corrientes conservadoras tienen ahora más voz” que con su antecesor. 

El padre Josef Kaiser, de Marktl an Inn, la ciudad natal de Ratzinger en Baviera, no se quedó atrás en los reproches. Comentó que “un Papa debe estar para unir y no para dividir, pero ahora se nota una vía retrógradra. Es frustrante volver a caer hacia atrás, en posiciones superadas por el Concilio Vaticano II”.

EXPLICACIÓN DEL HECHO EVOLUTIVO DESDE LA ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA

EXPLICACIÓN DEL HECHO EVOLUTIVO DESDE LA ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA

Generalmente se denomina evolución a cualquier proceso de cambio en el tiempo. En el contexto de las Ciencias de la vida, la evolución es un cambio en el perfil genético de una población de individuos, que puede llevar a la aparición de nuevas especies, a la adaptación a distintos ambientes o a la aparición de novedades evolutivas.

A menudo existe cierta confusión entre hecho evolutivo y teoría de la evolución. Se denomina hecho evolutivo al hecho científico de que los seres vivos están emparentados entre sí y han ido transformándose a lo largo del tiempo. La teoría de la evolución es el modelo científico que describe la transformación y diversificación evolutivas y explica sus causas.(0)

La explicación del origen del hombre, meramente descriptiva, dada desde la antropología biológica, no pretende ir más lejos que dar cuenta de los pasos evolutivos y cómo se han ido sucediendo. Si pensamos el hecho evolutivo en

evolucion-antropologica-filosofica

La edad de la Tierra se ha medido por diferentes métodos, el más conocidos es el de los isótopos radiactivos, pero hay otros. Todos dan edades muy antiguas. Incluso un científico creacionista como lord Kelvin, antes de que se conociera la radiactividad, tuvo que admitir que la Tierra tiene como mínimo entre 20 y 100 millones de años. Y se quedó corto.(1)

conjunto e intentamos encontrar la respuesta al porqué del mismo, ya estamos dentro del campo del saber filosófico. Nos preguntamos por el todo y buscamos su último fundamento o su sentido último.

Desde esta perspectiva también el científico como hombre se plantea problemas que van más allá del mero dato, respondiendo al ¿por qué? y ¿para qué? de esta complejidad creciente en la historia de la vida, que ha terminado en la existencia humana.

Fundamentalmente existen dos tipos de hipótesis que, respetando los datos de las ciencias positivas, responden a ambas preguntas: hipótesis del azar e hipótesis teleonómicas.

1  Hipótesis del azar

Cuando se utiliza la palabra azar es necesario distinguir dos tipos de sucesos que solemos atribuir al mismo: azar estadístico y azar filosófico.

Azar estadístico: Se denomina así al suceso producido por una interfe­rencia de causas, cuyo encuentro hemos provocado nosotros, pero que nos resulta imposible medir como actúa cada una de ellas en la aparición del mismo. Únicamente podemos calcular la probabilidad de que se produzca ese suceso. Este tipo de azar se da en los juegos de dados, cartas, etc.

Azar filosófico: Cuando, un suceso acontece por una interferencia de causas que nadie ha provocado, su encuentro se atribuye a la «casualidad». Al no tener explicación y ser imposible su medición, decimos que se ha produci­do de una forma azarosa o casual. Este es propiamente el verdadero azar. Así, por ejemplo, la teja que se cae «casualmente» sobre la cabeza de la persona que en ese momento pasa por la calle.

jacques-monod

Jacques Monod.

El proceso de la mutación es atribuido a este tipo de azar. Cualquier radiación o agente mutágeno al incidir en la estructura del ADN de un ser vivo, provoca una alteración en el mismo que hace imprevisible sus resulta variabilidad» en ese individuo no tiene nada que ver con su futura adaptabilidad al ambiente.

Por tanto, sabemos que las mutaciones se producen azarosamente, pero, por qué en este animal y no en otro; o por qué unas prosperan y otras no; por qué en el conjunto se va dando un avance; son preguntas que quedan sin repuesta.

Una variante de esta hipótesis del azar, sería el situarlo al principio del universo. Este mundo es una de las posibles combinaciones de los átomos y el comienzo se formó casualmente la que posibilitó un universo en continuo avance. Dada la combinación inicial, ya todo acontece mecánicamente.

2. Hipótesis teleonómicas

Se dice que un proceso es teleonómico cuando presenta una aparente intencionalidad, esto es, cuando se da evidencia de un diseño o aparece dirigido a ciertos fines.

tehilard-de-chardin

Teilhard de Chardin.

La mutación carece de teleonomía, pero la selección natural posee una teleonomía interna, ya que no es impuesta desde fuera del sistema.

Para el materialismo dialéctico —dentro de la teleonomía interna— la materia es concebida activamente y originadora del espíritu (hombre), que a su vez propicia una transformación de la sociedad hacia la sociedad sin clases, (materialismo histórico.)

Teilhard de Chardin.

 

La teleonomía externa es aquella que resulta de la actuación intencionada de un agente determinado. Esta hipótesis conocida también con el nombre de finalismo se fundamenta en que el hecho evolutivo aparece (cfr. leyes de la evolución y cuadro sobre la evolución cronológica de las especies) como un proceso ordenado, congruente, irreversible, que va de lo menos perfecto a lo más perfecto. Todo ello parece indicar la existencia de una inteligencia capaz de dar explicación al mismo. En el proceso evolutivo la única inteligencia aparece al final, el hombre, lo que hace imposible que pueda dar razón de lo precedente. De ahí la necesidad de un agente exterior al proceso que, habiendo dado la información necesaria a la materia y energía primeras (creacionismo), permitiese que siguiendo unas leyes se llegase evolutivamente a la aparición del ser humano.

La exposición de las diferentes hipótesis replantea el problema de las opciones filosóficas. La racionalidad de las diferentes respuestas, por supuesto no sometidas al criterio de la verifícabilidad, es lo que explica que en torno a las cuestiones que plantea el hecho evolutivo existan desde el punto de vista filosófico defensores de hipótesis finalistas y no finalistas. Como en otros problemas que aparecerán en el temario, cada hombre, en función de las razones que adopte, tendrá que realizar su propia opción.(2)

Estimación de la edad de la Tierra

Lord Kelvin es conocido por su determinación de la edad de la Tierra. Consideró que la Tierra había sido inicialmente una esfera a temperatura homogénea, completamente fundida, y que desde entonces se había ido enfriando por la superficie, siendo el calor transportado por conducción. La idea era que, con el paso del tiempo, el gradiente térmico en la superficie terrestre iba disminuyendo con lo que, a partir de los datos experimentales de dicho gradiente podía encontrarse la edad de la Tierra. A partir de esas presunciones y los datos halló una edad de entre 24 y 100 millones de años, en gran desacuerdo con las estimaciones por parte de los geólogos que estimaban necesaria una edad mucho mayor, pero de acuerdo con las de los astrónomos, que consideraban que el Sol no podía tener más de 100 millones de años. Dado su enorme prestigio, esta determinación de la edad de la Tierra fue muy respetada por los científicos de la época, constituyendo uno de los principales escollos a la credibilidad de la teoría de la evolución de Charles Darwin.

Existe la creencia, ampliamente extendida, de que el desacuerdo entre la cifra de Kelvin y la real (unos 4.600 millones de años) se debe a que en la época se desconocía la existencia de la radiactividad, descubierta por Henri Becquerel en 1896, y que proporciona una fuente de calor adicional. Esta creencia nació cuando Ernest Rutherford mencionó este hecho en 1904 en una conferencia en la que se encontraba Kelvin. Sin embargo al introducir la radiactividad en el cálculo de la edad terrestre con el método de Kelvin no se produce prácticamente ningún cambio. En realidad el cálculo de Kelvin resultó erróneo debido a que consideró que el calor era transportado sólo por conducción cuando, en realidad, la principal contribución es por convección. La convección es una de las tres formas de transferencia de calor y se caracteriza porque ésta se produce a través del desplazamiento de partículas entre regiones con diferentes temperaturas. La convección se produce únicamente en materiales fluidos. Uno de los antiguos colaboradores de Kelvin, John Perry, descubrió que la introducción de la convección en las ecuaciones mantenía elevado el gradiente de temperatura aunque hubiera transcurrido mucho tiempo.

John Perry señaló a Kelvin esta fuente de error, pero entraba en contradicción con lo que se sabía del manto terrestre (que para las ondas sísmicas se comporta como un sólido y, por lo tanto, no podría haber convección). Perry señaló que una sustancia puede comportarse como un sólido a corto plazo y un líquido a largo plazo (p.e. la cera) pero Kelvin no tuvo en cuenta sus objeciones y Perry, amigo de Kelvin, no insistió al respecto.

Bueno, en esta biografía de lord Kelvin no aparece por ningún lado aspectos relevantes en su investigación que contradigan la visión moderna de la ciencia: un universo antiguo y unas especies en continua evolución. 

Kelvin, además de gran científico, fue un cristiano comprometido. La influencia de sus progenitores, especialmente de su padre, fue determinante. Su hermana escribió sobre la infancia de los Thompson:

«Nuestro padre regularmente nos leía, cada domingo por la mañana, algunos capítulos del Antiguo Testamento; y por la tarde, algunos capítulos del Nuevo. »

Su dedicación por el estudio no constituyó obstáculo para desarrollar una vida espiritual plena. Más bien, su fe lo motivaba a investigar. No faltó oportunidad para que Kelvin opinara sobre cuestiones estrictamente teológicas.

En cierta oportunidad advirtió duramente al Obispo de la Iglesia Reformada Inglesa sobre el peligro del creciente relajamiento de la doctrina cristiana y el retroceso de los valores evangélicos frente al progreso del ateísmo secular, especialmente en el ámbito de las instituciones escolares. Particularmente sobre este asunto, apoyó decididamente la protesta de la Liga de Damas Protestantes ante las autoridades religiosas y seculares.(3)

Fuentes y referencias:

0. Wikipedia

1.Dr- Manuel Carmona,  http://oldearth.wordpress.com

2. J.M.Alvaro / M.Pintor García, Filosofia 3º B.U.P ,Pp. 17-20,ed. Alhambra 

3. http://oldearth.wordpress.com/2008/10/22/cientificos-creacionistas-i-lord-kelvin/

Rudolf Karl Bultmann

Rudolf Karl Bultmann

Rudolf Karl Bultmann (20 de agosto de 1884 - †30 de julio de 1976). Teólogo protestante alemán.

El autor más importante de la última etapa de la denominada “antigua búsqueda del Jesús histórico“. Protagonizó el escepticismo histórico que marcó el final de esta etapa. Algunos autores llamaron a esta época de escepticismo, que abarcó casi toda la primera mitad del siglo XX, “la no-búsqueda” (“no-quest”).

Tras ser rechazados como fuentes de acceso al Jesús histórico los evangelios de Juan (por Strauss), Mateo y Lucas (por Weisse y Wilke), y, finalmente, Marcos (por Wrede y Schmidt), Bultmann retoma la idea de Kähler de renunciar al Jesús histórico como alguien del pasado, sin importancia, al que no se puede acceder, y centrarse en el Cristo de la fe, que, según Bultmann, es lo único que importa.

Siguiendo la idea propuesta por varios autores de la Escuela de la historia de las religiones, como Hans-Joachim Schoeps, defiende la teoría de la helenización del judeocristianismo primitivo, que Pablo de Tarso realiza por influencia de las religiones mistéricas y el gnosticismo. Según Bultmann, Pablo desvincula a Jesús de Nazaret de su ámbito profético judío y lo reviste de una divinidad presente en el concepto del redentor de las religiones mistéricas.

Obra

  • Die Geschichte der synoptischen Tradition. (Göttingen, 1921)
  • Jesus (Berlín, 1926)
  • Das Verhältnis der urchristlichen Chirstusbotschaft zu historischen Jesus (Heidelberg, 1960)

Fuente: 

Wikipedia

Rudolf Bultmann

(Wiefelstede, 1884-Marburgo, 1976) Exegeta y teólogo luterano alemán. Fue profesor en Marburgo (1921-1951). Preocupado por las condiciones de credibilidad del mensaje evangélico, se basó en la filosofía de Heidegger para expresar de forma existencial los testimonios del Nuevo Testamento. Esta expresión se basa en una nueva comprensión de sí mismo a la que se puede acceder acogiendo, por una decisión existencial (que da a la vida un fundamento y un sentido nuevos), la Palabra definitiva (escatológica), de la que Jesús de Nazaret fue, en la historia, el primer portador. El hombre, liberado del apego a lo visible y de la preocupación por sí mismo y captado por la viva interpelación del Evangelio (kerigma), puede abrirse al amor y al porvenir.

Con todo, para poder creer y dar este paso, es preciso comprender. De ahí la tarea del teólogo bíblico: liberar el núcleo irreductible del Evangelio del lenguaje cultural que lo hace inadmisible para el hombre contemporáneo. Desmitologizar, pues, se convierte en condición previa indispensable para evangelizar. Esta actualización radical se expresó en una serie de obras que ejercen aún una considerable influencia. Entre ellas, cabe destacar Jesús (1926), Teología del Nuevo Testamento (1948-1953), Creer y comprender (1933-1965) y El Evangelio de Juan (1941).

Fuente: www.biografiasyvidas.com

El legado de Rudolf Bultmann: La desmitologizacíon como acceso al evangelio(1) por Rainer Sörgel

“cercano está y difícil de aprehender, el dios”(2) Fiedrich Holderlin

I. Aproximación

El motivo fundamental que inspiró a Rudolf Bultmann (1884-1976) desarrollar su programa de desmitologización fue el de facilitarle al hombre moderno un acceso a la revelación de Dios, acontecida en Cristo y proclamada en el kerygma del Nuevo Testamento. Motivado por la misma causa preguntamos en el presente estudio por el legado de Bultmann. Para ello presentamos una recepción crítica de su programa de desmitologización y sondeamos las posibilidades de acceso que una comprensión mitológica del evangelio es capaz de ofrecer al hombre contemporáneo.

II. Concisa presentación del programa de Bultmann

Para poder evaluar la acogida del programa de desmitologización de Bultmann y la crítica más importante que se le hizo relacionado con su concepto del mito, es conveniente comenzar con una presentación de las líneas maestras de su programa.(3)

Bultmann comienza su programa planteando lo que él consideró el problema(4) fundamental, a saber: “La cosmovisión del Nuevo Testamento es mítica”.(5) Es decir, el mundo se imaginó dividido en tres niveles: arriba el cielo como lugar de Dios, abajo – como mundo subterráneo – el infierno y entre medio la tierra. La tierra no solamente sería el lugar que corresponde al hombre, sino además el escenario del conflicto de los poderes que desde arriba y desde abajo invaden el mundo humano. En consecuencia, el hombre no es autónomo, sino que dichos poderes pueden influenciarle, dominarle y hasta poseerle. Luego, la historia no sería otra cosa que el sucesivo desarrollo de este drama. Como es de esperar, el mensaje del Nuevo Testamento va en analogía a esta cosmovisión. Para ello, el kerygma se sirve del lenguaje e imaginario mitológico: Un ser preexistente aparece en el mundo del hombre para salvarle de los poderes del infierno. Lógicamente entra en un enorme conflicto con los demonios. En una batalla final consigue la victoria decisiva. En su lucha por la salvación del hombre queda mortalmente herido, pero no sin ser resucitado finalmente y elevado al trono de Dios mismo, hacia donde miran desde entonces los que siguen su ejemplo y pertenecen a su comunidad. Todo esto es discurso mitológico inspirado en la cosmovisión de aquel entonces. Por cuanto que es discurso mitológico – según Bultmann -, es inaceptable para el hombre de hoy,(6) ya que éste no comparte la cosmovisión de antaño. Además, el anuncio actual del evangelio no puede esperar que el hombre moderno cambie su cosmovisión antes de acceder al mensaje del evangelio. Aunque alguien quisiera volver a la cosmovisión de entonces, no podría. En primer lugar, porque aquella cosmovisión ya está superada y sustituida por la cosmovisión moderna. En segundo lugar, porque no es posible cambiar su cosmovisión por medio de un acto volitivo. Exigirlo equivaldría a rebajar la fe al nivel del mérito.(7) En consecuencia, el hombre moderno ha acabado con las historias del cielo y del infierno, ha acabado con la existencia de demonios, ha acabado con esperar en milagros, porque “no se puede usar la luz eléctrica y la radio, acudir a la medicina moderna en el caso de enfermedad,(8) y al mismo tiempo creer en el mundo de espíritus y milagros del Nuevo Testamento”. Según Bultmann, el hombre moderno se percibe como un ser integral que no está dividido entre, y llevado por, poderes divinos y diabólicos.(9) El hombre moderno ha acabado también con la muerte como castigo del pecado, porque no comprende ya su existencia desde un pecado original. En consecuencia, tampoco puede entender la muerte de Jesús como un sacrificio expiatorio, ni su resurrección como poder salvífico que opere a su favor.(10) Porque el hombre moderno, siendo un ser que piensa biológicamente, no puede percibir a Dios sino en el ámbito de la naturaleza y de las leyes naturales que forman y determinan su mundo.(11)

A partir de la exposición del problema, Bultmann desarrolla lo que considera la consecuente tarea para el quehacer teológico.(12) Postula que “la cosmovisión mitológica sólo puede ser aceptada o rechazada en su totalidad”.(13) Por lo cual, para salvar el mensaje del evangelio sólo queda la posibilidad de desmitologizarlo. Para encontrar el método hermenéutico habría de preguntarse por la intención intrínseca (eigentliche Absicht) que persigue el Nuevo Testamento. Tanto la esencia del mito, como también el hecho de que el mismo Nuevo Testamento ya iniciara el proceso de la desmitologización parece confirmar la tesis del erudito alemán.(14) La mitología no tiene la intención de transmitir una cosmovisión objetiva, sino que pretende explicar la situación del hombre en el mundo, es decir, ofrece una interpretación existencial de la vida. El mito da a entender que el hombre se siente entregado y dependiente de algo mayor. Por tanto, todo desemboca en una interpretación existencial del mensaje mitológico del Nuevo Testamento.

Finalmente, Bultmann ofrece la “realización de la desmitologización en sus líneas básicas”.(15) Para ello, el teólogo alemán comienza preguntando por el carácter de la existencia cristiana (christliche Seinsverständnis). Por naturaleza, el hombre se siente entregado al mundo y a sus poderes. Aunque la Biblia no presenta una concepción negativa con respecto a la materia(16), sí percibe la vida humana como algo perecedero que ocurre bajo la sombra de la muerte. El término sarks (carne) habla de la esfera de lo visible, de lo pasajero y fugaz. De ahí la constante preocupación del hombre que intenta asegurar su situación vital, y como no lo consigue le asalta la angustia. Así es como Bultmann describe la existencia humana fuera del marco de la fe. Pero esta situación cambia, si el hombre entra con su existencia en el ámbito de la fe y del espíritu. Ahí, el hombre es capaz de soltar todas las supuestas (y por eso falsas) seguridades. La gracia de Dios le hace confiar, y con su obediencia se abstiene de buscar seguridades en el marco de la sarks. De esta manera es capaz de vivir una existencia escatológica, liberado de sí mismo, abierto al futuro y a su prójimo.(17)

A continuación plantea Bultmann la pregunta de si tal existencia (cristiana) también se podría vivir sin Cristo. Es decir, si una vez que el hombre haya entendido que la superación de la angustia sólo se consigue por medio de un abstenerse de construir sus propias seguridades, sería posible que pudiera vivir tal existencia prescindiendo de Cristo.(18) Bultmann admite un paralelo importante entre filosofía y NT, que consiste en que ambos están de acuerdo en que el hombre sólo puede llegar a ser lo que ya es.(19) Pero mientras que la filosofía es más optimista, y cree que el hombre puede entrar en su nueva existencia por el mero hecho de demostrárselo, el evangelio sostiene que el hombre solo jamás puede entrar en un nuevo estado de existencia, si no es por medio de un acto divino.

Es este acto divino que el kerygma narra de forma mitológica. Y es ahí, es decir en el kerygma, donde aparecen los aspectos mitológicos e históricos extrañamente entremezclados.(20) Bultmann no tiene respuesta a este fenómeno y propone “si el discurso mitológico no tiene simplemente el motivo de destacar la importancia del personaje (histórico) de Jesús juntamente con su historia por cuanto que es el protagonista redentor y el acontecimiento de salvación”.(21) En otras palabras: la intención del mito no sería la verificación histórico-empírica, sino resaltar la importancia de la salvación para el hombre de todos los tiempos. Esta importancia queda representada en la cruz, en cuanto que es acontecimiento salvífico, y en la resurrección, en cuanto que convierte la cruz en un acontecimiento sobre-histórico, o sea, cósmico. Porque, la cruz en sí no sería significativa si no fuera la resurrección la que convierte la cruz en un objeto de fe, dándole así una relevancia escatológica. En definitiva, es la fe la que posibilita acceso a la existencia escatológica, anunciada por el kerygma mitológico.

Continúa: III. La recepción del programa

Alternativa: ABRIR EL ARTÍCULO COMO ARCHIVO DE IMPRESIÓN .pdf


1. El presente artículo se impartió como conferencia el lunes, día 26 de marzo de 2007 en la Facultad Teológica del SEUT/El Escorial. [volver]

2. En alemán: “Nah ist und schwer zu fassen der Gott”. [volver]

3. Fue en el año 1941 cuando Bultmann presentó en su artículo “Neues Testament und Mythologie” en Beiträge zur evangelischen Theologie, München: Evangelischer Verlag. Tanto este artículo como las aportaciones más importantes a la discusión posterior están recogidos en Kerygma und Mythos, Vol. I-V. [volver]

4. Kerygma und Mythos I, pp. 15-21.[volver]

5. Kerygma und Mythos I, p. 15. [volver]

6. Kerygma und Mythos I, p. 16. [volver]

7. Kerygma und Mythos I, p. 17. Este argumento corresponde al espíritu de una fe reformada. [volver]

8. Kerygma und Mythos I, p. 18. [volver]

9. Más tarde veremos que esto no puede sostenerse así. El hombre moderno sí que percibe su existencia dividida, pero ya no interpreta esta división echando mano de la mitología de entonces, sino echando mano de otros recursos interpretativos, por ejemplo de la psicología. [volver]

10. Kerygma und Mythos I, p. 20. [volver]

11. Esta observación quedaría confirmada por lo que dijo el filósofo alemán Peter Sloterdijk: “El hombre se encuentra más radicalmente que nunca »en el mundo« (…) porque estar-en-el-mundo hoy por hoy siempre significa ser-del-mundo”. Véase en la introducción a William James, Die Vielfalt religiöser Erfahrung, Frankfurt am Main, 1997; p. 19. [volver]

12. Kerygma und Mythos I, pp. 21-27. [volver]

13. Kerygma und Mythos I, p. 21. Según Bultmann no sería correcto (por ejemplo) rechazar la posibilidad de bautizarse por los muertos, y mantener el valor espiritual de la Eucaristía, porque las dos cosas derivan de la misma cosmovisión mitológica. [volver]

14. Kerygma und Mythos I, pp. 23-26. Bultmann entiende las tensiones concepcionales que aparecen en el NT como proceso de desmitologización. Por ejemplo, dos conceptos tan distintos sobre la muerte de Jesús, entendido por un lado como sacrificio y por otro lado como acontecimiento cósmico, relativizarían mutuamente los respetivos trasfondos mitológicos. Además, expone que los intentos anteriores de desmitologizar la Biblia (la crítica del siglo XIX, la interpretación alegórica, la teología liberal, la escuela de la historia de la religión, etc.) fracasaron básicamente porque no consiguieron salvaguardar la verdad del kerygma para el hombre-no-mitológico (p. 26). [volver]

15. Kerygma und Mythos I, pp. 27-48. [volver]

16. Como es el caso en ciertas ramas de gnosticismo y del platonismo. [volver]

17. Kerygma und Mythos I, pp. 27-31[volver]

18. Kerygma und Mythos I, p. 33. Bultmann remite a Kierkegaard, Dilthey, Jaspers y Heidegger, diciendo, que con respecto al dilema de la existencia humana, la filosofía ya ha descubierto por su cuenta lo mismo que detecta el NT. Aunque evidentemente reconoce el legado cristiano en tal filosofía (p. 32). [volver]

19. Kerygma und Mythos, I, p. 34. Bultmann encuentra aquí un aspecto que es fundamental: El problema de cómo puede el hombre llegar a la fe, que frente a la tensión entre la “gracia” por un lado y el “llamado a la fe” por el otro, parece que no tiene respuesta, y que tanto se ha discutido en la historia de la teología, finalmente no es un problema propiamente teológico, sino que subyace a la estructura fundamental de la existencia humana. Es por eso que el concepto de la fe puede ser secularizado por medio de la filosofía (p. 33). [volver]

20. Kerygma und Mythos I, p.41. El problema que Bultmann tiene aquí son los diversos conceptos teológicos pertenecientes a diferentes tradiciones de pensamiento. Según él, la preexistencia (Juan) contradice al relato virginal (Lucas), etc. Por cuanto los aspectos históricos son entretejidos entre los elementos mitológicos, parece imposible, si no se quiere crear una fragmentación del mensaje bíblico, recuperar el acceso al Jesús histórico. [volver]

21. Kerygma und Mythos I, p. 41. [volver

Fuente: http://www.centroseut.org/articulos/varios006_1-2.htm

C.)  R. Bultmann (+1976) 

Discipulo y colaborador de Dibellius, más radical que éste, publicó ya en 1922 su “Historia de la tradición sinóptica”, que propugna un distanciamiento aún mayor entre el Jesús histórico y las narraciones evangélicas. Sostiene Bultmann, que la fe apostólica aparece en el momento en que existe un kerigma, es decir una fórmula de fe con la que la primera comunidad cristiana anuncia a Jesucristo como salvador. De antes de esto, no sabemos nada  seguro. Por tanto, no es posible conocer con certeza el origen de ese kerigma. Lo único que el kerigma fundamenta es la existencia de Jesús. Pero no podemos saber nada seguro sobre el Jesús histórico; lo que hizo o dijo, nos resulta inaccesible. Es inútil tratar de saberlo.

Por otra parte, añade, carece de importancia alcanzarlo o no; lo que resulta relevante es lo que dice el kerigma primitivo para mí.

En 1948,  con una famosa  conferencia titulada ”Kerygma y mito” inició un nuevo ataque al contenido e interpretación del mensaje de Jesús. Según Bultmann, para entender el kerigma (que no olvidemos sólo expresa la fe apostólica, no sabemos si tiene su origen en Jesús)  es necesario tener en cuenta el “lenguaje” religioso en que ese kerigma está expresado. En el Evangelio,  ese lenguaje religioso, dice,  es “lenguaje mítico”, con las ideas e imágenes religiosas propios del hombre de aquella época. Así pues, para entender el Evangelio hay que someterlo a un proceso de “desmitificación”, de cambio de lenguaje. Y por tanto de cambio de contenidos. Expresarlo en la cultura del hombre moderno

Esta postura equivalía practicamente a negar la posibilidad de conocer nada que fuese significativo sobre Jesucristo. No es de extrañar, por tanto,  que sus propios discípulos se quedaran desolados

 Uno de ellos, Käsemann, no aceptó esta destrucción; que fuese imposible conocer nada de Jesús con certeza. Opina que en el Evangelio, en la tradición apostólica, hay hechos y palabras que son con certeza de Jesús. Y propone establecer unos ”criterios de historicidad” que, al aplicados a los textos, nos puedan certificar en su caso si aquello se puede afimar o no como verdaderamente histórico. Al menos por este camino “nos salvaremos” de la destrucción causada por Bultmann, su maestro.

Durante la decada de los 70, se generalizó el uso de tales “criterios de historicidad” y por tanto de “seguridad histórica”. Incluso en el campo de la teología católica. Se convirtieron en una a modo de “aduana” por la que había que pasar para poder dar por cierto un contenido del Evangelio.  Ridículo.


 

Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón.

milagro.jpg  

Rudolf Bultmann (1884-1976) fue un teólogo alemán, reconocido como uno de los mayores eruditos del Nuevo Testamento del Siglo XX. Él desarrolló su programa de desmitologización con el objetivo de facilitarle al hombre moderno un acceso a la revelación de Dios, acontecida en Cristo y proclamada en el Nuevo Testamento.

Él propuso que el Nuevo Testamento era nada más que la fe de los primeros cristianos y no la revelación de Dios aunque esta estaba contenida en partes de NT.

En este artículo el doctor Augustus Nicodemus argumenta en contra del liberalismo teológico y dice: “Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios; es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana”

Augustus NicodemusLos liberales siempre tuvieron la razón. Hay muchos mitos en la Biblia. Los mitos eran abundantes en el mundo religioso del Antiguo Oriente alrededor de Israel, también en las religiones en la época de la Iglesia apostólica del primer siglo. Por consiguiente, los escritores bíblicos registraron varios de ellos en sus obras.

En el Antiguo Testamento encontramos varios de esos mitos. Está la creencia de los cananeos de que existían dioses llamados Astarot, Renfán, Dagón, Adramelec, Nibhaz, Asima, Nergal, Tartac, Milcom y Baal. Sobre este último, existe el mito de que podía responder con fuego al ser invocado por sus sacerdotes. Existe también un mito egipcio de que el Nilo, el sol y el propio Faraón eran divinos; el mito filisteo del rey-pez Dagón; y que el Dios de Israel necesitaba una ofrenda de tumores y ratones de oro para ser apaciguado. Para no hablar del mito cananeo de la Reina de los cielos, que exigía incienso y tortas de los adoradores (Jeremías 44.17-25).

Otro mito en la Biblia es que el sol, la luna y las estrellas era dioses, mito que siempre fue popular entre los judíos y radicalmente combatido por los profetas (2 reyes 23.5,11; Ezequiel 8.16). Elo mito pagano de monstruos y serpientes marinas es mencionado en Job, Salmos e Isaías, en contextos de lucha contra el Dios de Israel, en que ellos representan los poderes del mal, los pueblos enemigos de Israel (Job 26.10-13; Salmos 74.13-17; Isaías 27.1).

La lista es enorme. Hay muchos mitos esparcidos por los libros del Antiguo Testamento.

El libro de Job cita mitos de otros pueblos, como Rahab y Leviatán, pero no podemos imaginar que el autor, por esto, estuviera diciendo que los acepta como verdad. Los profetas, apóstoles y autores bíblicos se esforzaron por mostrar que los mitos eran conceptos humanos, falsos, y por llamar al pueblo de Dios a someterse a la revelación de Dios que se manifestó poderosa y sobrenaturalmente en la historia. Ellos siempre estuvieron empeñados en separar mitología de historia real, e invenciones humanas de la revelación de Dios. Elías desmitificó a Baal en lo alto del Carmelo. Moisés también desmitificó al Nilo, al sol y al propio Faraón, probando, con las plagas que cayeron, que la divinidad de ellos era sólo un mito. Y cuando él quemó el becerro de oro y lo redujo a cenizas, desmitificó la idea de que fue el bovino dorado quien sacó al pueblo de Israel de Egipto. El propio Dios se encargó de derrumbar el mito de Dagón, rei-pez de los filisteos, cuando su imagen cayó de bruces delante del Arca del Señor con la cabeza cortada (1 Samuel 5.2-7).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo se refiere cuatro veces a los mythoi (griego). Los mitos son historias profanas inventadas por viejas (1 Timoteo 4.7), que promueven las controversias en vez de la edificación del pueblo de Dios en la fe (1 Timoteo 1.4). Entre los mismos judíos había muchas de esas fábulas, historias fantasiosas (Tito 1.14). Ya que las personas prefieren los mitos a la verdad (2 Timoteo 4.4), Timoteo y Tito, a quien Pablo escribió esos pasajes, deberían advertirlas, ellos mismos deberían abstenerse de dejarse envolver en esos mitos. La advertencia era necesaria, pues los cristianos de las iglesias bajo la responsabilidad de ellos venían de una cultura permeada por mitos.

El mismo Pablo se encontró varias veces con esos mitos. Una de ellas fue en Listra, cuando la multitud lo confundió, junto a Silas, con los dioses del Olimpo y querían hacerles sacrificio (Hechos 14.11). Otra vez fue en Éfeso, cuando tuvo que enfrentar el mito local de que una estatua de la diosa Diana había caído del cielo, de parte de Júpiter, el jefe de los dioses (Hechos 19.35). En todas esas ocasiones, Pablo procuró separar a las personas de los mitos y traerlas a la fe en la resurrección de Jesucristo. De acuerdo con Pablo, los mitos son creaciones humanas, oriundas de la negativa del hombre de aceptar la verdad de Dios. Al rechazar la revelación de Dios, los hombres inventaron dioses e historias de esos dioses para sí, lo que son las religiones paganas (Romanos 1.17-32).

Pedro también estaba perfectamente conciente de lo que era un mito. Cuando él escribe a sus lectores acerca de la transfiguración y de la resurrección de Jesucristo, hace la cuidadosa distinción entre esos hechos que él testificó personalmente de mithoi, “fábulas artificiosas” (2 Pedro 1.16). Él sabía que la historia de la resurrección podría ser confundida con un mito, algo inventado expertamente por los discípulos de Jesús. A lo que parece, Pablo y Pedro, juntamente con los profetas y autores del Antiguo Testamento, estaban perfectamente conscientes de la diferencia entre una historia real y otra inventada. Decir que los autores bíblicos crearan mitos significa decir que ellos sabían que estaban mintiendo y engañando al pueblo con historias expertamente inventados por ellos. Sus escritos muestran claramente que ellos estaban concientes de la diferencia entre una historia inventada y hechos reales. A través de la Historia, los cristianos han considerado el mito como algo a ser reemplazado por la fe en la revelación bíblica, que registra los poderosos actos de Dios. Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios. Es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana.

Existe, naturalmente, una diferencia entre el mito neoliberal y los cuentos que aparecen en la Biblia. Hay varias historias en la Biblia, creadas por los autores bíblicos, que claramente nunca acontecieron. A pesar de eso, ellas nunca son presentadas como una historia real, como hechos reales sobre los cuales el pueblo de Dios debería poner su fe, sino como comparaciones intentando ilustrar determinados puntos de fe, o lenguaje figurado. Son las parábolas, los cuentos, como aquella historia del olivo hablante contada por Jotam (jueces 9.7). Existe también la poesía, cuando se dice que las estrellas cantan de júbilo, que Dios cabalga en querubines y viaja en las alas del viento. Los salmos contienen mucho de eso. Cuando los neoliberales dejan de reconocer la diferencia entre mitos y géneros literarios que usan licencia poética y lenguaje figurado, hacen una gran confusión.

Ya dije que la actitud de los profetas, apóstoles y autores bíblicos en relación al mito fue desmitificado. Yo se que decir eso es anacrónico, pues fue solamente en el siglo pasado que Rudolph Bultmann propuso su famoso programa de desmitificación de la Biblia. Él encontraba que había mitos en la Biblia u que era necesario separarlos de la verdad. Pero, antes de él, los mismos profetas, apóstoles y autores bíblicos ya habían manifestado esa preocupación. Es claro que ellos y Bultmann tenían conceptos diferentes. Mas se el fin del mito es una historia de carácter religioso que no tiene fundamento en la realidad y que se destina a transmitir una verdad religiosa, ellos no son, de forma alguna, una preocupación exclusiva de los teólogos modernos.

Vea, entonces, que el programa de desmitificación comenzó mucho antes de Bultmann. Comienza en la misma Biblia, que nos llama a separar la verdad del error.

Fuente: Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón.

Conclución

«El pensamiento de este hombre está matando las iglesias evangélicas europeas y también muchas en América. Este liberalismo teológico es un parásito que no debemos apoyar en nuestras iglesias sino que luchar contra él. Su programa de desmitologización de la Biblia nos deja sin Biblia… o a lo menos sin lo mas importante de ella: La creación, el nacimiento virginal, la divinidad de Cristo, su resurrección, su muerte expiatoria. Si eso no tenemos cristianismo ni salvación. El pensamiento de este hombre es venenoso.»(Marcelo Sanchez Avila)

«La posición de Bultmann fue paulatinamente rechazada por los teólogos más importantes en esta materia. No sólo católicos. El protestante J. Jeremías, eminente especialista en esto,  se pasó varios años en Palestina estudiando a fondo el tema, y fruto de ello es su obra “El Jesús histórico”, en la que con gran autoridad científica rechaza radicalmente las tesis de Bultmann. Y entre los especialistas católicos más recientes,  se pueden destacar: Schnakenburg; Schürmann; Grelot; Gnilka. Y tantos más. »

http://conocerbienajesucristo.wordpress.com/page/2/

Aristóteles era un ignorante (científicamente hablando)

Aristóteles era un ignorante (científicamente hablando)

Posted: 02 Feb 2009 04:18 AM PST

Los siete sabios de Grecia son Tales de Mileto, Salón de Atenas, Chilón Lacedemonio, Brías de Priena, Pitaco de Mitilene, Cleóbulo de Lindio y Periandro de Corinto. La gente suele encumbrar la antigua cultura clásica (sobre todo citando a autores sin ton si son) porque siempre ha sido sinónimo de sabiduría, pero en realidad es bastante demodé.

Escojamos un autor del que ayer ya hablamos, Aristóteles, y desvelemos sus opiniones acerca de cuestiones científicas. Al poco descubriremos que el filósofo era, como los demás, un personaje atrapado en una conyuntura histórica y cultural. En su día, la repetición de sus opiniones por parte de los escolares provocó, por ejemplo, que durante siglos no se comprobaran sus afirmaciones.

Aristóteles aseguraba que nuestro cerebro no recibe sangre y es la parte más fría del cuerpo, destinada a refrigerar el resto. Quizá el cerebro de Aristóteles lo fuera.

Que en el género humano, las ovejas, las cabras y los cerdos los machos tienen más dientes que las hembras.

Que la sangre de la mujer es más oscura y espesa que la del varón.

Que la mitad izquierda del cuerpo es más fría que la derecha.

Pero quizá las dos ideas de Aristóteles que perduraron durante más siglos enquistados en el conocimiento colectivo (abonado por la tradición y la religión) fueron que la Tierra era el centro del universo y que el vacío no existe.

Sobre la idea de que nuestro planeta pudiera desplazarse por el universo, Aristóteles se burlaba de los pensadores que ya habían valorado esta idea: “¡Qué ocurrencia! ¿Qué pasaría con los pájaros que vuelan si la Tierra se moviera?” Aristóteles era, por tanto, de los que creen que una mosca que vuela dentro del vagón de un tren debe desarrollar la misma velocidad del tren para no quedar hecha papilla contra la pared.

Aristóteles, señores, creía que los cuatro elementos básicos eran el agua, el aire, el fuego y la tierra, que el éter podría existir y que todas las cosas tienen un sitio idóneo en el cosmos y que si una piedra cae es porque se dirige a ocupar su lugar nat, que es el suelo. Así que la próxima vez que alguien cite a Aristóteles como figura de autoridad, espero que todo esto se tenga en cuenta.

Más información | Filosofía en Guía 2000

Los británicos dudan de Darwin

Los británicos dudan de Darwin

Posted: 02 Feb 2009 04:29 PM PST

Charles Robert Darwin, Miembro de la Royal Society (12 de febrero de 1809 – 19 de abril de 1882) fue un naturalista inglés que revolucionó la biología al regresar de su periplo en HMS Beagle y escribir en 1859 El origen de las especies . Ahora nos encontramos en el bicentenario de Darwin. Darwin, junto a Newton, posiblemente sea el científico que más ha influido en el avance conceptual de la ciencia.

Pero los británicos, sus compatriotas, no se lo tragan. ¡Habrase visto!

Una encuesta sobre Darwin, en el que participaron 2.600 adultos, fue publicado ayer por el diario The Daily Telegraph. Y, aunque sea inverosímil, parece que la idiocia no sólo se propaga por Estados Unidos, donde parecen existir los focos más intensos de creacionistas y defensores del diseño inteligente. Nada menos que el 51% de los ciudadanos del Reino Unido que han participado en la encuesta opinan que la teoría de la evolución por sí sola no es suficiente para explicar las complejas estructuras de algunos seres vivos, por lo que la intervención de un diseñador, un dios, ha sido necesaria para que la Tierra sea lo que es.

Y eso que Darwin debería de ser el héroe nacional de Inglaterra.

Sólo el 40% de los entrevistados defienden la teoría de la evolución. Así que no es de extrañar que el biólogo evolucionista Richard Dawkins se apresurara ayer a comentar que este sondeo muestra un nivel preocupante de ignorancia científica entre los británicos.

Tal vez que leen demasiado a los clásicos y muy poco a los contemporáneos.

Vía | El periódico

Fuente: http://www.genciencia.com/2009/02/02-aristoteles-era-un-ignorante-cientificamente-hablando

Mi Dios es un Dios real

Humor ¡Pobre Gaturro!

955769

Satanás: ¿un Ángel de Luz?

Satanás: ¿un Ángel de Luz?

Si pudiéramos ver y tener un encuentro con el diablo, cara a cara, ¿cuál creemos que sería su aspecto? Comúnmente se le muestra en caricaturas con un traje rojo y un tridente en la mano, o como un espíritu macabro.

Pero nada podría estar más alejado de la verdad. De hecho, si pudiéramos encontrarnos cara a cara con el diablo, lo encontraríamos atractivo, encantador y seductor. 

Aunque realmente es el príncipe de las tinieblas, se presenta como “ángel de luz” (2 Corintios 11:14).

Satanás es el maestro de la tergiversación. Es el mejor propagandista del mundo, que ofrece su producto de una manera tan atractiva y maravillosa que nadie se percata de que es un veneno mortal. Quiere que sus clientes lo vean como bueno, magnánimo y totalmente digno de confianza. Y quiere que su producto —el pecado, el rechazo de Dios— parezca tentador y acogedor, y generalmente tiene bastante éxito.

Satanás nunca presenta el pecado tal como es en realidad. Nunca presenta las consecuencias; sólo nos presenta lo que quiere que veamos, algo divertido y placentero. Quiere que nos concentremos en el placer, en lo que se siente bien o parece bueno en el momento. No quiere que tengamos en cuenta las funestas consecuencias de nuestras acciones.
La mayoría de las personas han perdido de vista la conexión real que existe entre la causa y el efecto. Muy poco se menciona este concepto, y menos se discute. En lugar de ello, lo que vemos es que las personas quieren algo que pronto alivie sus problemas, dificultades o tropiezos, una píldora para cada molestia. Casi nunca nos detenemos a pensar en las consecuencias que nuestras acciones nos traerán a largo plazo.

Nuestro enfoque es muy estrecho e insensato. “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7).
Vivimos en un mundo que presta poca atención a los resultados que el pecado tiene a largo plazo. No pensamos en las consecuencias de nuestras palabras y acciones, y constantemente nos sentimos presionados por una sociedad cuyo fundamento son los parámetros y valores de Satanás, en lugar de los de Dios.

Debido a la influencia de la cultura que nos rodea, no es fácil, ni muy popularmente aceptado, seguir principios y parámetros diferentes, aquellos que Dios ha revelado. Como dijo Jesús: “Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Juan 15:18-19). El camino de vida de Dios nunca será popular en esta época.

Sin embargo, la mayoría de las personas están convencidas de que sus caminos efectivamente le agradan a Dios. Defienden sus prácticas y creencias religiosas como si fueran algo del total agrado de Dios. Suponen que la mayoría de las iglesias y de los maestros religiosos que llevan el nombre de cristianos enseñan la verdad. Pocos se detienen a considerar que el más grande engaño de Satanás no sólo es mundial, sino que también se ha infiltrado profundamente en el cristianismo.

Veamos el contexto de las palabras de Pablo cuando afirma que Satanás parece ser un “ángel de luz”. En 2 Corintios 11:13-15 nos advierte: “Éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”.

¿Es esto posible? ¿Cómo pueden los que afirman representar a Cristo ser “ministros” de Satanás, sus siervos, a quienes utiliza para llevar a cabo el engaño? Jesús mismo repetidamente advirtió acerca de esto. Predijo que muchos se apropiarían de su nombre, pero lo negarían con sus acciones. Dijo que lo llamarían “Señor, Señor”, pero no serían fieles a sus enseñanzas (Lucas 6:46).

Jesús y sus verdaderos apóstoles hablaron de falsos apóstoles, falsos profetas y falsos hermanos. Él advirtió: “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre . . . y a muchos engañarán” (Mateo 24:4-5, 11-12). Sabía que habría falsos maestros que enseñarían una versión desvirtuada y corrompida del cristianismo. Este engaño comenzó en el primer siglo, pues Pablo escribió que algunos ya estaban enseñando “un evangelio diferente” y que querían “pervertir el evangelio de Cristo” (Gálatas 1:6-7).

Para llevar a cabo este propósito, Satanás ha utilizado algunas personas para que engañen a otras. Esto es especialmente cierto cuando están motivadas por sus ambiciones personales de ser maestros en cuestiones espirituales, pero les falta un entendimiento adecuado de las Escrituras. Satanás simplemente se aprovecha de este deseo y seduce a personas susceptibles para que presenten conceptos erróneos acerca de Cristo; aunque con frecuencia son sinceras, lo único que hacen es ayudarle a Satanás para que lleve a cabo lo que se ha propuesto.

Para evitar ser influenciados por Satanás en esta gran labor de engaño, necesitamos estar seguros de que lo que creemos está firmemente basado en la Biblia.BN

 

La Obra de Satanás en Nuestro Mundo

La Obra de Satanás en Nuestro Mundo

Este es el octavo articulo de la serie “Existe realmente el diablo?”

“. . . El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo . . .” (2 Corintios 4:4).

Ahora que hemos visto que Satanás es un ser real con poderes reales, necesitamos entender cómo usa esos poderes. Debemos también entender sus intenciones y su meta principal.

En el capítulo anterior vimos que Satanás guió a otros ángeles en su perverso intento por derrocar la autoridad de Dios. Su vanidad, orgullo y codicia por el poder lo condujeron a una guerra contra el gobernante absoluto del universo. Al fallar en su intento, Satanás trató de obstaculizar y malograr la relación de Dios con los seres humanos. No perdió tiempo para empezar a interferir en ella. Génesis 3 describe cómo Satanás apareció en escena poco después de la creación de Adán y Eva.

La primera cosa que trató de hacer fue destruir la relación de Dios con los primeros seres humanos. Sutilmente le preguntó a Eva: “¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?” (v. 1). Astutamente evitó mencionar todo lo que Dios les había dado a ella y a Adán: todas las demás plantas, árboles y frutos del huerto, con lo que logró que ella se concentrara sólo en el fruto del único árbol que Dios les había prohibido comer.

Con su astucia, fue engañando a Eva poco a poco. Su primera mentira fue decirle que ella no moriría si tomaba del fruto prohibido (v. 4). A continuación mintió otra vez, calumniando a Dios al acusarlo de ocultarle a Eva un conocimiento valioso (v. 5). Así la sedujo con su hábil persuasión, y Eva tomó del fruto y le dio también a Adán.
Eva fue engañada por Satanás (2 Corintios 11:3). Adán no lo fue (1 Timoteo 2:14); él simplemente se dejó llevar y siguió a su esposa en la desobediencia de las claras instrucciones que Dios les había dado. Vemos, pues, cómo la presión adversa de otras personas —la cual siempre nos incita para que cedamos ante lo que sabemos es erróneo— ha estado entre nosotros desde hace mucho tiempo.

La meta principal de Satanás

Este relato nos ayuda a entender que la meta principal de Satanás es desbaratar el plan que Dios tiene de cultivar una relación familiar con la humanidad.

Desde el principio, Dios ha tenido en mente un plan espectacular para los seres humanos: darles el don de la vida eterna. Uno de los pasajes más conocidos de las Escrituras lo dice claramente: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

El plan de Dios es tener una inmensa familia. En estos momentos su familia está formada por dos seres, Dios mismo y Jesucristo su Hijo (Lucas 10:22). El propósito de Dios para la humanidad —vida eterna en su familia— es el foco central de toda la creación: “Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios” (Romanos 8:19).

Esta relación familiar tan entrañable es el ferviente deseo que Dios tiene con la humanidad. (Si desea profundizar más en este tema, le recomendamos el folleto gratuito Nuestro asombroso potencial humano.) Pablo llama a Jesús “el primogénito entre muchos hermanos” (Romanos 8:29). Como primogénito de Dios, es el primero entre muchos hijos que finalmente serán parte de la familia de Dios. Por eso “no se avergüenza de llamarlos hermanos” (Hebreos 2:11).

Dios prometió: “El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo” (Apocalipsis 21:7). “Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso” (2 Corintios 6:18). Dios quiere darnos inmortalidad a fin de que podamos vivir con él para siempre, y desde ahora quiere empezar a cultivar una estrecha relación familiar con nosotros (Juan 14:23).

Pero Satanás quiere entorpecer el plan de Dios a toda costa. Quiere impedir que desarrollemos una relación íntima con Dios. No quiere que alcancemos nuestro potencial como verdaderos hijos de Dios.

El gran engaño de Satanás

Como dijimos anteriormente, Satanás es un ser muy poderoso e inteligente, al que nada detendrá de sus propósitos. Como el gran manipulador de la humanidad, tiene muchos métodos y recursos a su disposición. En cierta forma, su propósito inmediato —mantener a la humanidad separada de Dios— es relativamente fácil. Como humanos, estamos naturalmente inclinados a enfocarnos en nuestros deseos egoístas. Pablo lo expresó muy acertadamente: “Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu” (Romanos 8:5). Se den cuenta o no, aquellos cuyas mentes están enfocadas en sí mismos guardan “enemistad contra Dios” (v. 7).

Al hacer una recopilación de varias citas de los salmos, Pablo resume la condición espiritual de la mayor parte de la humanidad: “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno . . . su boca está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar sangre; quebranto y desventura hay en sus caminos; y no conocieron camino de paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos” (Romanos 3:10-18).

Siendo el experto de la persuasión, Satanás engaña a la humanidad al hacer que ésta se concentre en todo menos en Dios. Por ejemplo, por medio de la teoría de la evolución ha convencido a millones de personas que Dios no existe. (Si desea comprobar que Dios es real, le recomendamos dos folletos gratuitos: El supremo interrogante: ¿Existe Dios? y Creación o evolución: ¿Importa realmente lo que creamos?)

Por medio de centenares de religiones corruptas, ha convencido a miles de millones de seres humanos para que adoren al sol, la luna y las estrellas, los animales, la naturaleza, los antepasados muertos, dioses imaginarios y una tremenda variedad de muchas cosas más, o simplemente que no adoren nada. Aun entre las muchas variantes del cristianismo tradicional encontramos divisiones; las personas discuten acerca de qué y quién es Dios, su propósito para nosotros, lo que él quiere para nosotros y cómo debemos vivir. El diablo ha hecho una labor muy efectiva al confundir a las personas acerca de lo que la Biblia dice realmente.

A Satanás no le importa a qué grupo pertenezcan las personas, ya sea que crean o no en Dios, acepten y adoren dioses falsos o estén engañados en cuanto a la perspectiva del verdadero Dios y de su plan para nosotros. Los tiene como quiere tenerlos, con “el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón” (Efesios 4:18).

Tal vez esto nos ayude a entender mejor lo que quiere decir Dios cuando nos dice que el diablo “engaña al mundo entero” (Apocalipsis 12:9). Pablo explica que “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4).

En una de sus parábolas, Jesús explica que tan pronto como algunas personas escuchan la verdad de Dios, “viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven” (Lucas 8:12). Satanás no se detendrá en su lucha por mantener a las personas cegadas a la verdad de Dios. El resultado, tal como Jesús lo explicó, es que “ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mateo 7:13-14).

La causas de los males de la humanidad

Cuando entendemos la magnitud del engaño de Satanás, podemos entender mejor las raíces de tantos males que afronta la humanidad. Colectivamente, llevamos miles de años experimentando con gobiernos, filosofías y formas de vida. ¿Por qué entonces no hemos podido resolver nuestros problemas? ¿Por qué persisten año tras año, siglo tras siglo, tantas dificultades?

Los gobiernos y otros esfuerzos humanos no han tenido éxito porque, a fin de cuentas, simplemente no conocemos la forma correcta de vivir. Salomón, antiguo rey de Israel, lo dijo escuetamente: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12; 16:25).

El profeta Jeremías declaró: “Conozco, oh Eterno, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos” (Jeremías 10:23). 

Desgraciadamente, durante muchas generaciones la humanidad ha comprobado la verdad de estas palabras. Bajo el gobierno humano, e influenciado por la actitud egoísta de Satanás de tratar de obtenerlo todo para nosotros mismos, el mundo nunca ha conocido una época libre de sufrimiento, dificultades y guerra.

El mundo sufre de problemas crónicos, insuperables, porque hemos rechazado a Dios. Por inspiración divina David escribió: “El Eterno miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido, que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Salmos 14:2-3).

Jeremías también observó que las personas eran cegadas en gran parte por sus propios motivos e intenciones perversos. “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9).

El hombre está separado de Dios

El profeta Isaías añade: “He aquí que no se ha acortado la mano del Eterno para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua . . . No conocieron camino de paz, ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz” (Isaías 59:1-8).

Los caminos de Dios son completamente diferentes de los del hombre. Él nos dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Eterno. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55:8-9).

Satanás ha logrado engañar a la humanidad a lo largo de su historia al influenciar a los seres humanos para que se aparten de la guía de Dios. Nos lleva a hacer las cosas a nuestra manera, a confiar en nosotros mismos en lugar de en Dios como la autoridad suprema.

Pablo describe los resultados de rechazar a Dios: “Como no quieren reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben. Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad. Son envidiosos, asesinos, pendencieros, engañadores, perversos y chismosos. Hablan mal de los demás, son enemigos de Dios, insolentes, vanidosos y orgullosos; inventan maldades, desobedecen a sus padres, no quieren entender, no cumplen su palabra, no sienten cariño por nadie, no sienten compasión. Saben muy bien que Dios ha decretado que quienes hacen estas cosas merecen la muerte; y, sin embargo, las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan” (Romanos 1:28-32, Versión Popular).

Las palabras de Pablo resuenan ahora más que nunca. Los medios de comunicación y de entretenimiento condonan y alaban todos los estilos de vida y prácticas degeneradas y pecaminosas, en tanto que censuran a las personas que respaldan los preceptos bíblicos y las señalan como personas de mentes estrechas que tratan de imponer sus principios a otros. Semejante tergiversación de valores es el resultado inevitable de una mente que rechaza el conocimiento y los mandamientos de Dios. (Si desea profundizar en estos conceptos, le recomendamos nuestro folleto Los Diez Mandamientos.)

Este no es el mundo de Dios

Aunque Dios está siempre en control de todas las cosas, las Escrituras dicen claramente que él no es la causa de los problemas crónicos y la miseria que imperan en el mundo. Como dijo Jesús en Juan 18:36: “Mi reino no es de este mundo”.

Satanás el diablo es el verdadero “príncipe de este mundo” (Juan 12:31; 14:30; 16:11). Juan nos dice que “el mundo entero está bajo el maligno” (1 Juan 5:19). Satanás es “el dios de este siglo” (2 Corintios 4:4).

Aunque no podemos ver a Satanás, su influencia es poderosa y penetrante. Pablo entendía esto, puesto que les recordó a los cristianos que, anteriormente, ellos habían seguido “la corriente de este mundo, conforme alpríncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). El resultado de la influencia del diablo es que, antes de la conversión, todos vivimos “en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos” (v. 3).

Con muy justificada razón Pablo llama a Satanás “el príncipe de la potestad del aire”. Influye espiritualmente en la humanidad para que rechace a Dios y su ley. Bajo la influencia de Satanás, “los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden” (Romanos 8:7).

Al estar separado de Dios el hombre escoge seguir su propio camino, y los resultados son catastróficos. Bajo la influencia de Satanás la humanidad ha rechazado la revelación de Dios y su guía, para construir sociedades y civilizaciones con fundamentos erróneos. Pero esto no será así para siempre. En los próximos dos capítulos de este folleto describiremos cómo van a cambiar las cosas.BN

Dios: el Gobernante del Universo

Dios: el Gobernante del Universo

Este es el séptimo articulo de la serie “Exsite realmente el diablo”

Aunque la Biblia identifica a Satanás como “el príncipe de la potestad del aire” y el gobernante de este mundo (Efesios 2:2; Juan 12:31; 14:30; 16:11), Dios mantiene el control sobre todo como el “Señor del cielo y de la tierra” (Mateo 11:25). Él le da al diablo bastante campo de acción, pero tiene y mantiene absolutamente el poder y el derecho de intervenir.

El relato bíblico muestra que en ocasiones Dios utiliza su poder para intervenir, pero con frecuencia permite que las cosas sigan su curso natural. Recordemos que Jesús le dijo a Poncio Pilato: “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba . . .” (Juan 19:11)

“El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo” es el tema principal de Efesios 1 (vv. 3 y 17). Su trono es “sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y [hablando de Jesucristo] sometió todas las cosas bajo sus pies . . .” (vv. 21-22).

David, antiguo rey de Israel, reconocía la soberanía de Dios: “El Eterno estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos” (Salmos 103:19). “Porque miró desde lo alto de su santuario; el Eterno miró desde los cielos a la tierra” (Salmos 102:19).

El rey gentil Nabucodonosor también llegó a reconocer las mismas verdades después de que Dios lo humilló durante siete años: “. . . bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades. Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?” (Daniel 4:34-35, comparar con 5:21).

Los dos primeros capítulos del libro de Job muestran la autoridad que el diablo tiene sobre la tierra, y como esto encaja con la supremacía de Dios sobre todo el universo. Aunque el patriarca Job sufrió inmensas tragedias debido a las acciones de Satanás, el relato nos muestra que Satanás no pudo hacer sino únicamente lo que Dios le permitió. Dios siempre está en control de todo. BN

Guerra nuclear

Guerra nuclear

Antiguo ICBM del tipo Titán II, en servicio con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos entre 1962 y 1986.

La guerra nuclear es un tipo de guerra que se lleva a cabo mediante el empleo dearmas nucleares, una clase de arma de destrucción masiva. Puede tratarse de unaguerra nuclear limitada o una guerra nuclear total. Este tipo de conflagración tiene sus propias teorías, estrategias, tácticas y conceptos, distintos de los de la guerra convencional, que han ido variando a lo largo de las décadas. Puede librarse en la tierra, el mar, el aire, el espacio e incluso en el subsuelo, a distintas escalas, con medios muy diferentes.

Se ha postulado que, en una guerra nuclear total, la radiación y el cambio climáticoproducto de la misma dejarían la atmósfera de la Tierra muy afectada y posiblemente la especie humana y el resto de seres vivos del mundo sufrirían los efectos de uninvierno nuclear. Los supervivientes deberían realizar la reconstrucción de las infraestructuras del planeta en unas condiciones muy difíciles. La flora y la fauna sería afectada por cientos de mutaciones.

Hasta el momento, la única batalla nuclear de la historia ha sido el bombardeo estratégico de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki por parte de losEstados Unidos, que condujeron a finalizar la Segunda Guerra Mundial. Estas dos bombas causaron en torno a 200.000 muertes y un número aún mayor de heridos y afectados, la mayoría civiles. A pesar de ello, el escaso número y reducida potencia de estas armas primitivas no permiten colegir los resultados de una guerra nuclear a gran escala con armamento contemporáneo.

Algunos autores apuntan que una guerra nuclear a gran escala equivaldría a un evento ligado a la extinción. Sin llegar a este extremo, existen pocas dudas sobre su capacidad para aniquilar pueblos, naciones y modelos de civilización enteros, con cientos e incluso miles de millones de bajas.

La posibilidad de una destrucción completa de la civilización humana como consecuencia de la guerra nuclear inspiró también el movimiento pacifista contemporáneo, a partir de los trabajos del Comité de Emergencia de los Científicos Atómicos, compuesto por numerosas personalidades que habían participado en el desarrollo de las primeras armas de este tipo y eran plenamente conscientes de sus posibilidades aniquiladoras. Entre estos, se contaban Albert EinsteinHarold C. UreyLinus Pauling y Leó Szilárd.

Debido a su enorme poder devastador, las armas nucleares han sido frecuentemente objeto de numerosos tratados y negociaciones internacionales, y están sujetas a regímenes de vigilancia, protección e inspección especiales.

La guerra nuclear es un recurso utilizado comúnmente en la literatura de ciencia ficción que se puso de moda durante la Guerra Fría debido a la tensión entre las dos superpotencias, ambas poseedoras de armas nucleares, lo que derivó en multitud de relatos en los cuales las armas nucleares y sus efectos eran las protagonistas. La aparente inevitabilidad de este conflicto en caso de un enfrentamiento entre grandes potencias ha conducido a muchas personas a considerar que guerra nuclear y Tercera Guerra Mundial son sinónimos en la práctica.

La guerra nuclear ha inspirado también a numerosos autores y artistas como símbolo del mal, el abuso de la razón de estado, la violencia, la muerte o la destrucción absolutos.

Historia  

 

Explosión nuclear en Nagasaki (9 de agosto de 1945). Foto tomada desde uno de los B-29 que efectuaron el ataque.
Artículo principal: Historia de las armas nucleares

El siglo XX trajo consigo la Teoría de la Relatividad y el descubrimiento de laFísica Atómica, lo que permitió postular vías para obtener energía del núcleo del átomo.

El día 12 de septiembre de 1933, seis años antes del descubrimiento de lafisión y sólo siete meses después del descubrimiento del neutrón, el físico húngaro Leó Szilárd descubrió que era posible liberar grandes cantidades de energía mediante reacciones neutrónicas en cadena.1 El 4 de julio de 1934, Szilard solicitó la patente de una bomba atómica donde no sólo describía esta reacción en cadena neutrónica, sino también el concepto esencial demasa crítica. La patente le fue concedida, lo cual convierte a Leo Szilard en el inventor de la bomba atómica.2

En noviembre de 1938, la física alemana Lise Meitner logró identificar trazas de bario en una muestra de uranio. La presencia de este elemento sólo se pudo explicar asumiendo que se había producido una fisión nuclear. El descubrimiento se le adjudicó a Otto Hahn.3 En enero de 1939Niels Bohrredescubriría la fisión en los Estados Unidos. El físico teórico Julius Robert H. Oppenheimer, tres días después de leer la conferencia de Bohr, se dio cuenta de que la fisión del átomo produciría un exceso de neutrones utilizable para construir la bomba concebida por Szilard.

El proyecto Manhattan: Hiroshima y Nagasaki 

A inicios de la Segunda Guerra Mundial, por tanto, muchos científicos y gobiernos eran conscientes de la posibilidad de crear un arma nuclear. Sin embargo, sólo Alemania y Estados Unidos estaban en condiciones de embarcarse en el proyecto con seriedad. Desde el principio, el programa alemán estuvo plagado de dificultades, limitaciones y errores, probablemente por la ausencia de una percepción teórica clara sobre sus posibilidades.4 Estados Unidos, en cambio, contaba con los recursos industriales y los mejores cerebros de su tiempo: Albert Einstein, Leo Szilard, Robert Oppenheimer, Enrico FermiArthur Compton y muchos más. Eso les permitió iniciar en secreto el monumental Proyecto Manhattan, con el objeto de construir bombas atómicas que les otorgaran una ventaja decisiva en la Segunda Guerra Mundial. 5

El Proyecto Manhattan les permitió construir al menos tres núcleos experimentales de uranio y plutonio, pesados y primitivos. El primero de ellos, denominado simplemente The Gadget (el dispositivo), fue detonado en el Desierto Jornada del Muerto de Nuevo México (Estados Unidos continentales), a las 05:29:45 del 16 de julio de 1945 (hora local). Se trataba de un arma de fisión de plutonio de 19 kt de potencia. Fue la primera detonación nuclear producida por la especie humana.

Poco después, los días 6 y 9 de agosto de 1945, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos lanzó desde bombarderos B-29 sendas bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. La primera era una bomba por disparo de uranio de unos 15 kt, llamadaLittle Boy, y la segunda funcionaba por implosión de plutonio bajo el nombre Fat Man, con unos 25 kt de potencia. Esto equivale a la vigésima parte de la potencia de las armas nucleares actuales, y una milésima de las más potentes desarrolladas durante la Guerra Fría. Ambas ciudades resultaron aniquiladas instantáneamente, con un saldo aproximado de entre 150.000 y 220.000 muertos, 6 la gran mayoría civiles. Un número indeterminado de personas fallecieron con posterioridad debido a sus heridas y a los efectos de la radiación. Se ha producido un elevado número de mutaciones en bebés, durante varias generaciones. Estos hechos, que constituyen el primer y hasta ahora único uso de armas nucleares en un conflicto real, precipitaron la capitulación de Japón y el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Preparativos para la Guerra Termonuclear Total 

El evidente poder que otorgaban estas armas inició una enorme carrera de armamentos entre las potencias que ya se adivinaban enfrentadas en la Guerra Fría, tanto con respecto a las armas atómicas en sí mismas como a los vectores de lanzamiento que permiten llevarlas hasta sus blancos y los medios técnicos y humanos extensivos necesarios para operarlas eficazmente. La Unión Soviética, que venía siguiendo muy estrechamente el Proyecto Manhattan desde al menos 1943 y había desarrollado ya sus propias investigaciones en el Instituto Kurchatov, logró detonar una réplica de la bomba de Nagasaki (“Joe 1“) en el polígono de Semipalatinsk, en la mañana del 29 de agosto de 1949. Sin embargo, la URSS desarrollaba paralelamente un arma de diseño totalmente propio (“Joe 2“) que detonó el 24 de septiembre de 1951, liberando 38 Kt. La Guerra Fría Nuclear había comenzado. Les siguieron el Reino Unido el 3 de octubre de 1952 (Operación Hurricane),Francia el 13 de febrero de 1960 (Gerboise Bleue) y China, el 16 de octubre de 1964 (Dispositivo 596).

Simultáneamente a estos acontecimientos, se había vuelto evidente que existía una manera de desarrollar armas muchos órdenes de magnitud más potentes: la fusión nuclear, que imita las reacciones energéticas de las estrellas. Mediante una segunda fase compuesta de isótopos delhidrógeno y el litio, Estados Unidos logró hacer estallar el primer arma termonuclear o bomba de hidrógeno el 1 de noviembre de 1952(Operación IvyIslas Marshall). Les siguió la Unión Soviética menos de un año después, primero con una bomba de fusión parcial (“Joe 4“,12 de agosto de 1953) y luego con una de fusión completa. A diferencia de las armas norteamericanas, estas primeras armas rusas de fusión eran utilizables militarmente, no meros dispositivos experimentales. Estados Unidos no tendría un arma de fusión militarizable hasta 1954.

Paralelamente, se libraba otra batalla entre las superpotencias: la carrera espacial. Además de sus aplicaciones civiles y científicas, a nadie se le escapó que la disponibilidad de grandes cohetes espaciales permitiría también desarrollar misiles pesados de alcance intercontinental, muy superiores a los bombarderos aéreos utilizados hasta entonces e imposibles de derribar. Generalmente inspirados en la V2 alemana de la Segunda Guerra Mundial, estos misiles otorgarían el poder de librar gran número de armas nucleares contra blancos remotos, situados en otros continentes. La posibilidad de lanzar bombas atómicas con cohetes había sido evidente desde el principio, pero no se disponía de vectores grandes y fiables para hacerlo con eficacia.

 

R-7 8K72 Vostok exhibido en el Centro Panruso de Exposiciones, variante civil del primer misil balístico intercontinental.

El primer misil balístico intercontinental verdadero fue el Cohete R-7 soviético (llamado enOccidente SS-6 Sapwood), una variante del mismo propulsor utilizado para lanzar el Sputnik, la primera nave espacial en órbita. Podía lanzar una bomba de 3 Mt a 8.800 km de distancia, lo que le permitía alcanzar los Estados Unidos continentales, Europa y la mayor parte delHemisferio Norte. Esta variante militar se probó por primera vez el 15 de diciembre de 1959. Pronto les siguieron los Titán norteamericanos de 9 Mt.

Por primera vez en la historia humana, era posible llevar la devastación más absoluta al corazón del enemigo. La consciencia de este hecho significó profundas transformaciones en la mentalidad política y social, por lo general pesimistas y ominosas, y dio lugar a numerosas novedades culturales y en la civilización. Militarmente, las armas nucleares adquirieron un carácter igualador que impedía a cualquier potencia iniciar una guerra contra la otra, sobre todo desde que su número y prestaciones garantizaron la destrucción mutua asegurada. Hubo que crear nuevos conceptos, teorías, tácticas y estrategias para este arma radicalmente distinta, así como formar a generaciones de técnicos y soldados, y desplegar numerosos equipos avanzados (desde radares y satélites hasta sistemas novedosos de mando, control, comunicaciones e inteligencia) para poderlas usar eficientemente. Esto estimuló el desarrollo de numerosas invenciones, entre las que cabe incluir Internet (que se deriva de ARPANET, una red que contaba entre sus capacidades la de ser especialmente resistente a un ataque nuclear limitado, aunque no fuera su característica esencial). La aparente inminencia de una guerra nuclear dio alas para la creación del movimiento pacifista contemporáneo, iniciado por los propios científicos atómicos, más conscientes que los demás de sus riesgos.

Durante toda la Guerra Fría ambas potencias y otras menores se amenazaron con decenas de miles de armas nucleares prestas para disparar, según un concepto denominado overkill que garantizaba la destrucción total del enemigo decenas de veces. Hubo varias ocasiones en que estuvieron a minutos de ser lanzadas, debido a errores o situaciones conflictivas, la más conocida de las cuales es la Crisis de los misiles de Cuba. Sin embargo, no fue la única, ni la más grave. Generalmente se considera que el más peligroso de todos los incidentes sucedió en el entorno de las maniobras de la OTAN Able Archer 83, diseñadas en un contexto de operaciones psicológicas contra la Unión Soviética, que fueron percibidas por los dirigentes de este país como una amenaza directa real. Esto llevó a las fuerzas nucleares soviéticas al estado de máxima alerta durante semanas, mientras en Occidente se tenía una falsa impresión de tranquilidad, por lo que incluso un incidente menor podría haber disparado la respuesta nuclear.7 8 9 10 11 12 13 14 15 Poco antes había sucedido el Incidente del equinoccio de otoño, donde las fuerzas nucleares soviéticas pudieron estar a escasos minutos del lanzamiento, lo que contribuyó a tensar la situación aún más.1617

Situación actual 

Este grado de peligro y tensión dio lugar a numerosos tratados, tratando de limitar su despliegue y efectos. El primero de todos ellos fue elTratado de prohibición parcial de ensayos nucleares (1963), por el que terminaron las pruebas nucleares atmosféricas. Le siguió el polémicoTratado de No Proliferación Nuclear (1968), que restringe la disponibilidad de armas nucleares a los países que ya las tenían en esas fechas. Más relevantes fueron los Acuerdos SALT de los años 1970 entre las principales superpotencias, así como el Tratado INF. Ambos limitaban el número de lanzadores y cabezas; este es el inicio en la práctica del desarme nuclear.

Al finalizar la Guerra Fría y reducirse por tanto el grado de confrontación entre las superpotencias, se implementó el tratado START I (1991); esto redujo finalmente el número real de cabezas en un plan de desarme que culminaría en 2001, con unas 6.000 ojivas desplegadas. Sin embargo, la denuncia norteamericana del Tratado sobre Misiles Anti-Balísticos de 1972 impidió la ratificación por parte rusa del tratado START II (1993), que habría reducido esta cifra a 2.000 cabezas en 2012. También bloqueó la negociación del START III. Posteriormente, el tratadoSORT (2003) propuso un objetivo muy difuminado y del que cualquiera de las partes puede retirarse en cualquier momento.

Aunque el número de armas nucleares listas para disparar y su nivel de alerta ha descendido considerablemente, éstas siguen conformando la columna vertebral y primera garantía de seguridad en muchos países industrializados del mundo. Tales reducciones se han traducido en un “olvido” social de esta amenaza mientras se favorecía el temor hipotético de que tales armas acaben en poder de grupos terroristas, sobre todo desde algunos gobiernos y medios de comunicación. 18 19 20 21 22

Si bien el peligro de guerra nuclear entre naciones persiste gravemente, existen serias dudas sobre las posibilidades reales de un grupo terrorista para hacerse con un arma atómica. Además de la dificultad para apoderarse de componentes esenciales de la misma, o de un arma completa, se trata de un sistema tecnológicamente complejo con exigencias de mantenimiento y operación poco compatibles con la naturaleza clandestina e irregular de las organizaciones terroristas. Sólo la reposición y reforja de los componentes radiactivos —que van decayendo conforme avanza su vida media— requieren una infraestructura tecnológica e industrial únicamente al alcance de Estados o grandes corporaciones privadas. El resultado es que nunca se ha detectado un arma nuclear o componentes sustanciales de la misma en manos de un grupo terrorista, ni tampoco la voluntad clara de poseerlas. 23 24

Armas nucleares  

Artículos principales: Arma nuclear y Bomba atómica
 

Vehículo lanzador del ICBM ruso Tópol, Moscú, 2008.

Un arma nuclear es un explosivo de alta energía, que obtiene la misma mediante lafisión o fusión del núcleo atómico. Para la fisión, se utilizan átomos pesados como el uranio o plutonio, y para la fusión átomos muy ligeros como ciertos isótopos delhidrógeno (deuterio y tritio) y el litio. Se trata de un uso militar de la energía nuclear. Su característica fundamental radica en la posibilidad de liberar una potencia explosiva equivalente a miles o millones de toneladas de TNT con un dispositivo de pocos kilogramos de peso, fácilmente militarizable.

No existe ningún material estructural en el universo conocido capaz de resistir el impacto térmico, mecánico y radiológico de una detonación nuclear a corta distancia. Una carga nuclear de potencia común, adecuadamente ubicada en las proximidades del blanco, desintegrará cualquier objetivo civil o militar y causará enormes daños y mortandad en los alrededores, incluso a kilómetros de distancia. Por esta razón, las armas nucleares se consideran el máximo exponente de lasarmas de destrucción masiva.

Clasificación tecnológica  

Tecnológicamente, las armas nucleares se dividen en bombas atómicas o de fisión, por un lado, y bombas de hidrógenoarmas termonucleares o de fusión, por otro:25

  • Las bombas atómicas o de fisión son dispositivos que fragmentan átomos pesados de uranio o plutonio mediante una reacción en cadena ultrarrápida. La fisión es un proceso exotérmico que libera cantidades sustanciales de energía, mucho mayor que en las reacciones químicas de los explosivos convencionales. Esta energía escapa en forma de radiación gamma y energía cinética de los fragmentos del núcleo, calentando así rápidamente la materia que se encuentre alrededor. Esta materia (por ejemplo, el aire), al dilatarse, provoca una poderosa onda de choque a alta temperatura. El material fisible idóneo es el plutonio-239, y la técnica más corriente es la implosión geométrica.
  • Las bombas de hidrógenoarmas termonucleares o de fusión constan de dos o más etapas. La primera de ellas (primario) utiliza una pequeña bomba atómica para iniciar un proceso de fusión nuclear de los núcleos de átomos ligeros de hidrógeno y litio que se encuentran en la segunda (secundario). Este proceso es análogo al que se da en los soles, y se ha definido como encender una estrella sobre una ciudad. La diferencia de masa entre los núcleos componentes del secundario y el resultante (normalmente, helio yberilio o nuevos isótopos de litio y tritio, que realimentan la reacción) se transforma íntegramente en energía, según la conocida fórmulaE = mc². Algunas de estas reacciones, como la de deuterio + litio-6, se cuentan entre las más energéticas del universo conocido, sólo por debajo de la reacción materia-antimateria. Una carga de fusión puede producir temperaturas locales equivalentes entre 20 y 400 millones de grados centígrados26 más que en el núcleo del Sol y muchos órdenes de magnitud por encima de cualquier posible rango de estabilidad de la materia.

La mayoría de armas atómicas modernas son termonucleares de potencia variable, pues la tecnología de fusión pesa menos y aporta mayor seguridad, economía y flexibilidad. Esta flexibilidad incluye poder graduar la potencia explosiva de la bomba a voluntad, variando la presencia de tritio en el secundario. También permiten elegir, al menos en parte, el tipo de energía producido por el arma.

Medios utilizados para su lanzamiento 

 

Prueba de los vehículos de reentrada MIRV del cancelado ICBM norteamericano LGM-118A Peacekeeper, 8 disparados desde un solo misil (podía llevar 10). Cada traza indica el descenso de una cabeza de ataque, y cada una tenía una potencia comparable a 25 bombas como la deHiroshima. En la actualidad, hay en servicio armas similares.

Normalmente, al hablar de armas nucleares nos referimos tanto a estos explosivos atómicos como a los medios utilizados para llevarlos hasta su blanco, y generalmente también a los medios de apoyo para lograrlo. Así, entendemos las armas nucleares como un sistema integrado complejo, científico, industrial, militar y humano, que culmina cuando el blanco es alcanzado por una explosión nuclear. Entre estos medios, cabe destacar de manera significativa los vectores de lanzamiento: la llamada tríada nuclear. Clasificándolas por estos lanzadores, pues, las armas nucleares suelen dividirse en:27

  • Armas nucleares con base en tierra. Se trata de cohetes, normalmente guiados, con diversos alcances y capacidades, operados desde tierra firme en plataformas fijas o móviles. Los conocidos misiles balísticos intercontinentales (ICBM) pertenecen a esta categoría, pero también otros proyectiles de menor alcance para su uso táctico en el campo de batalla, incluso disparados desde piezas de artillería. Estos vectores se tienden a considerar, en general, como una forma de artillería terrestre superpesada. Los ICBM son verdaderos cohetes espaciales, que vuelan fuera de la atmósfera de la Tierra y pueden recorrer miles de kilómetros en pocos minutos. Algunos de ellos pueden lanzar varias ojivas MIRVsimultáneamente, con un explosivo nuclear cada una, utilizando un solo vector.
  • Armas nucleares con base en el mar. Se trata de cohetes similares a los que tienen base en tierra, pero que se lanzan desde plataformas navales de superficie o submarinas. Esto les aporta una capacidad de maniobra y ocultación generalmente superior a los misiles con base en tierra, pero también puede exponerlos a riesgos superiores. Los misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM, un ICBM naval) pertenecen a esta categoría, así como ciertos torpedos, misiles de crucero y otros misiles más generalistas para guerra naval. Algunos de estos vectores se suelen considerar como una forma de artillería naval superpesada. Al igual que los ICBM, los SLBM viajan por el espacio y pueden atravesar continentes en menos de treinta minutos, así como lanzar cabezas MIRV múltiples.
  • Armas nucleares de lanzamiento aéreo, que suelen ser bombas de aviación o misiles de crucero o de otros tipos lanzables desde aeronaves en vuelo (normalmente, bombarderos supersónicos). Se considera una forma más arriesgada y lenta de liberar armas nucleares, debido a la posibilidad de que los aviones sean derribados y a la inherente lentitud comparativa de los proyectiles atmosféricos; pero también un método más flexible y adaptativo.

Existen otros lanzadores posibles, prohibidos por tratado, como los sistemas de bombardeo orbital fraccional (FOBS), desde satélites artificiales que pueden iniciar el ataque por sorpresa aproximándose por cualquier ángulo y trayectoria.28 29

 

Pruebas para proteger un Boeing 747 de mando contra ataque de pulso electromagnético de gran altitud (HEMP). El HEMP tiene la capacidad de destruir todos los equipos eléctricos y electrónicos que carezcan de protección especial en miles de kilómetros a la redonda.

Armas nucleares de propósito especial  

Además, se han producido armas nucleares de propósito especial, como las siguientes:

  • La bomba de neutrones, también llamada bomba Nbomba de radiación directa incrementadabomba de fisión-fusión o bomba de radiación forzada, cuyo objetivo es causar una mayor mortandad directa por irradiación incrementada contra los seres vivos, con una menor destrucción de los objetos inertes.30 Este tipo de arma fue objeto de grandes polémicas durante la Guerra Fría, debido a la percibida indignidad moral de matar a grandes cantidades de personas y otros seres vivos mientras se protegen los bienes materiales.31
  • La bomba de pulso electromagnético, también llamada bomba E,HEMP o bomba del arco iris debido a las auroras boreales artificiales que induce. Se trata de una explosión en el espacio exterior que, porefecto Compton de electrones, degrada o disloca los sistemas eléctricos y electrónicos a escala continental. Por su capacidad de paralizar instantáneamente las sociedades atacadas, se considera que estas armas constituirían el compás de apertura de una guerra nuclear.32 33
  • La bomba de oscurecimiento o iónica, que detona en las capas superiores de la atmósfera para bloquear por ionización electromagnética las señales radioeléctricas de los sistemas de comunicaciones y teledetección, con el objeto de dislocar la defensa enemiga y las guías de sus sistemas antimisil.34 35
  • La bomba radiológica o bomba sucia, para causar gran mortandad mediante la diseminación de grandes cantidades de radiación contra las personas o sus fuentes de alimentos y agua potable.36 Considerada en general un arma barata y de baja tecnología para hipotéticos terroristas nucleares, sus versiones de alta tecnología, utilizadas por las potencias, podrían incrementar enormemente los efectos demográficos de un arma nuclear. Se ha postulado una llamada bomba ultravioleta con objeto de esterilizar los pastos y campos de cultivo, cuyo grado de realización en la práctica es desconocido. Leo Szilard propuso también una bomba de cobalto obomba del juicio final, capaz de diseminar dosis letales de radiación en áreas enormes o incluso en toda la Tierra.37 38

Equipos necesarios para librar una guerra nuclear  

Otros equipos imprescindibles para librar con eficacia una guerra nuclear son:

  • Una infraestructura científica, industrial, humana y tecnológica suficiente y capaz.
  • Medios de teledetección de largo alcance y alerta temprana con base en tierra, mar, aire y espacio.
  • Un sistema de mando, control, comunicaciones e inteligencia concebido a tal efecto.
  • Medios convencionales suficientes para la logística y defensa del sistema de guerra nuclear.
  • Una cultura militar, social y política idónea.

Modelos actuales más relevantes de armas nucleares estratégicas  

Existen muchos tipos de armas nucleares. Entre las más relevantes actualmente se encuentran:

Sistemas de protección antimisiles  

Se ha planteado la posibilidad de crear sistemas antimisil para detener un ataque nuclear mientras se produce, el más conocido de los cuales fue la Guerra de las Galaxias de EE. UU. Sin embargo, el único sistema antibalístico que realmente ha llegado a estar operativo es el Sistema de Defensa de Moscú. Actualmente, los Estados Unidos tratan de desplegar un escudo antimisiles más limitado.

Existen serias dudas sobre la posibilidad de crear un escudo antimisiles eficaz. Rara vez un sistema antimisil ha logrado derribar un misil en una batalla real, al tratarse de una maniobra tecnológicamente muy crítica y con poco tiempo de preaviso, cuyas posibilidades verificables sólo se pueden conocer el día del ataque real, de naturaleza inherentemente impredecible.39 40 41

Sistemas para evitar la intercepción de misiles nucleares  

Además, resulta relativamente sencillo modificar las armas atacantes y sus tácticas para dificultar enormemente su intercepción, a un coste muy inferior al de los sistemas antimisil que deberían detenerlas; esto es especialmente cierto para los misiles más sofisticados, usando técnicas especiales entre las que se encuentran:

  • Impulsión acelerada, que aleja rápidamente el misil del suelo y de posibles interceptores en la fase de lanzamiento (les “gana” durante el ascenso). Adicionalmente, esto reduce el tiempo de vuelo intercontinental (Rusia-Estados Unidos) de 23 minutos a menos de 20, lo que constriñe también el tiempo de prealerta.
  • Rotación incrementada; haciendo rotar el misil, se reduce la eficacia de las armas láser y de haces de partículas al aumentar la dispersión energética en el punto de impacto (el haz enfoca un punto determinado del misil durante menos tiempo) durante la fase de lanzamiento y primer tramo de vuelo espacial. En todo caso, las armas láser y de haz de partículas son ineficaces dentro de la atmósfera terrestre, por problemas de dispersión óptica, y su presencia en el espacio fue cancelada junto con el resto del proyecto Guerra de las Galaxias.
  • Uso de cabezas MIRV múltiples, que multiplica el número de cabezas a interceptar por un factor entre tres y diez.
  • Pronta libranza de las cabezas, para que esta multiplicación se produzca lo antes posible, lejos del alcance de los interceptores en la fase terminal, y antes de que cualquier hipotético sistema de defensa espacial tenga tiempo de reaccionar.
  • Cabezas MIRV maniobrables, que complican enormemente las soluciones de intercepción en el espacio exterior, durante la reentrada y en la fase terminal por no tener una trayectoria predecible.
  • Uso de blindajes de bajo peso contra láser, haces de partículas, pulso electromagnético y varias formas de metralla.
  • Inclusión de señuelos y otras ayudas a la penetración (perturbadores, expansores, chaff, etc).
  • Ataque de pulso electromagnético inicial, para dislocar la sociedad atacada y degradar sus sistemas defensivos de fase terminal.
  • Ataque de oscurecimiento al inicio de las reentradas, para cegar los sistemas de teledetección y comunicaciones radioeléctricas del defensor en la fase terminal.
  • Deriva calculada de las cabezas, atacando el blanco desde puntos periféricos (pero dentro del área de aniquilación), lo que incrementa el volumen de intercepción, multiplica las trayectorias posibles y por tanto dificulta la solución de tiro por varios órdenes de magnitud durante la reentrada y la fase terminal.

La acción combinada de todas estas técnicas y otras más esotéricas resulta en problemas insuperables para los sistemas antimisil de nuestro tiempo y del futuro próximo. Generalmente, se considera que los sistemas antimisil del presente y del futuro próximo sólo serían capaces de derribar las armas de atacantes poco sofisticados.42 43 44 45 46 47 48

Política y estrategia de la guerra nuclear  

Artículo principal: Estrategia de las armas nucleares

La existencia de las armas nucleares redefinió las relaciones internacionales y tuvo un hondo efecto en las estrategias militares y en lacosmovisión de la mayoría de civilizaciones contemporáneas. El pavor inducido a todos los niveles por los daños directos y colaterales previstos en una guerra nuclear dio nueva forma a la doctrina de la disuasión, bloqueando efectivamente las hostilidades entre potencias dotadas de este armamento y abriendo la era de guerras subsidiarias que caracterizó a la Guerra Fría y sigue vigente en la actualidad.

La doctrina de la disuasión alcanzó sus extremos máximos cuando la cantidad y capacidad del armamento nuclear desplegado por las superpotencias llegó al nivel de destrucción mutua asegurada (MAD).49 La destrucción mutua asegurada se obtiene aplicando el concepto de overkill, según el cual cada uno de los combatientes principales dispone de medios sobrados para aniquilar totalmente al enemigo decenas de veces. En un cierto momento de la Guerra Fría, existían armas para extinguir 23 veces a la especie humana. En la actualidad sigue habiendo medios suficientes para matar a toda la Humanidad más de una vez.50

En un principio, las armas nucleares se concebían como una extensión de alta potencia a la guerra convencional estratégica y los grandesbombardeos aéreos que pudieron verse en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, su rápido progreso y expansión, así como la llegada del arma termonuclear y el misil balístico intercontinental que podía producirse económicamente en grandes cantidades, obligaron a establecer una categorización según el uso previsto de cada arma:

  • Las armas nucleares tácticas suelen ser de menor potencia, del orden de kilotones y de menor radio de acción. Aunque se encuentran bajo el control político, pueden ser empleadas por los mandos militares en apoyo de las fuerzas convencionales en el teatro de batalla.
  • Las armas nucleares estratégicas tienen un gran radio de acción y son armas de gran potencia, con cientos de kilotones o inclusomegatones. Se utilizan para destruir la capacidad nuclear, militar, económica y demográfica del enemigo.
 

Según esta categorización, se creaba una línea nítida entre un uso menor olegítimo de las armas nucleares en el teatro de operaciones, como un medio más, y un uso mayor de las mismas en un contexto de guerra total. Las dudas sobre el realismo de esta frontera y sobre la posibilidad de que un uso limitado de las armas nucleares condujera rápidamente a una escalada causaron grandes polémicas sociales por su despliegue y disuadieron, en la práctica, de su uso. Al final, las principales potencias terminaron adhiriéndose de hecho a la doctrina deno primer uso, según el cual ninguna de ellas sería la primera en utilizar armas nucleares. Esta doctrina contribuyó a prevenir una guerra nuclear e, indirectamente, también una guerra convencional entre las grandes potencias.

Generalmente, todas ellas se reservaron el derecho de primer uso en propio territorio. Hipotéticamente, este derecho permitía detener radicalmente una invasión enemiga mediante el uso táctico de las armas nucleares en el propio territorio nacional, sin empezar una guerra termonuclear total. No se ha producido ocasión de verificar la funcionalidad de este derecho, pero existen serias dudas sobre la posibilidad de detener la escalada subsiguiente.

Los países poseedores de armas nucleares disponen de unos planes de guerra prediseñados para su uso, que se conocen en Estados Unidos y el Reino Unido como SIOP (plan único de operaciones integradas)50 cuando se refieren al propio y RISOP (plan único de operaciones integradas del “bando rojo”) cuando se refieren al enemigo. Estos planes determinan unas listas de objetivos y estrategias básicos, que se pueden adaptar parcialmente al conflicto real. El SIOP parte de unos conjuntos de objetivos esenciales denominados opciones de ataque limitado (limited attack options, LAO), opciones de ataque regional (regional attack options, RAO) u opciones de ataque selectivo (selected attack options, SAO), que se pueden ir escalando hasta llegar a las opciones de ataque mayor (major attack options, MAO). Convencionalmente, se considera que existen cuatro niveles MAO: 51

  • MAO-1 (ataque contrafuerza): Dirigido contra las fuerzas nucleares del enemigo: silos de misiles, bases de misiles en camiones o trenes, bases de submarinos, aeropuertos primarios, instalaciones de almacenamiento de cabezas nucleares, el complejo tecnológico-industrial de producción de las mismas y las instalaciones esenciales de mando, control, comunicaciones e inteligencia, pero tratando de evitar las áreas urbanas y las fuerzas no nucleares.
  • MAO-2 (ataque contrafuerza extendido): Dirigido contra todos los blancos del MAO-1 más: puertos y aeropuertos secundarios, arsenales, jerarquía militar y unidades seleccionadas de la fuerza militar no nuclear, flotas de superficie y redes de mando, control, comunicaciones e inteligencia no nucleares.
  • MAO-3 (ataque contravalor limitado): Dirigido contra todos los blancos del MAO-1 y el MAO-2 más las instalaciones de la jerarquía político-administrativa del enemigo.
  • MAO-4 (ataque contravalor extendido): Dirigido contra todos los blancos del MAO-1, el MAO-2 y el MAO-3 más las instalaciones esenciales de la sociedad enemiga (blancos económicos): refinerías, centrales de producción de energía eléctrica, polígonos industriales —sobre todo los vinculados con la industria militar o tecnológica— y concentraciones humanas de gran importancia demográfica. Obsérvese que al realizarse la batalla a nivel MAO-3 la dirigencia política quedaría inhabilitada, por lo que casi de manera automática saltaría a nivel MAO-4. Los planes de ataque del tipo SIOP/RISOP MAO-4 configuran lo que ha venido en denominarseguerra termonuclear total.

Cotidianamente, las fuerzas nucleares otorgan a sus poseedores un elevado poder, una garantía última de seguridad en las circunstancias más excepcionales, y una capacidad diplomática superior. Sin embargo, se trata de un poder económicamente muy costoso, militarmente poco flexible y, en último término, constreñido a no usarlo jamás si se aspira a la supervivencia. Esto ha hecho que muchos países con capacidad sobrada para convertirse en potencias nucleares hayan optado por políticas de seguridad y defensa que las excluyen explícitamente, llegando incluso al antinuclearismo.

Actores principales  

Artículo principal: Países con armas nucleares

Las estrictas circunstancias históricas, científico-técnicas, económicas, políticas y diplomáticas que permiten el acceso a una fuerza nuclear hacen que el número de países que han decidido proveerse de la misma sea reducido, lo que configura un grupo de carácter selecto conocido como club nuclear:

 

Mapa mundial con el estado de desarrollo nuclear representado por colores.     Los cinco países con armas nucleares del Tratado de No Proliferación (NPT).     Otros países con armas nucleares.     Países sospechosos de tener armas nucleares o de estar en proceso de desarrollarlas.     Países que alguna vez tuvieron armas nucleares o programas de desarrollo de armas nucleares.     Otros países capaces de desarrollar armas nucleares en algunos años si así lo deciden.
País Cabezas nucleares activas/total* Año de la primera prueba
Los cinco países con armas nucleares del Tratado de No Proliferación (NPT)
Bandera de Rusia Rusia (exURSS) 5.192 / 14.00052 1949 (“RDS-1“)
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos 4.075 / 5.33553 1945 (“Trinity“)
Bandera de Francia Francia 30054 1960 (“Gerboise Bleue“)
Bandera del Reino Unido Reino Unido 20055 1952 (“Hurricane“)
Bandera de la República Popular China China 176 / 24156 1964 (“596“)
Otros países con armas nucleares
Bandera de India India 50-60 / 10057 1974 (“Smiling Buddha“)
 Pakistán 6058 1998 (“Chagai-I“)
 Corea del Norte 0-1059 200660
Países con armas nucleares sin declarar
 Israel 200-50061 nunca o en 1979 (véase Incidente Vela)

*Todos los números son estimaciones del Concilio de Defensa de los Recursos Naturales, publicado en el Boletín de los Científicos Atómicos, a menos que se citen otras referencias. Si la diferencia entre las cabezas nucleares activas y las totales es conocida, aparecerán los dos datos separados por una barra oblicua. Si no se conocen los dos datos, solo se dará uno. El número de reservas puede no contener todas las cabezas nucleares intactas si una cantidad sustancial de cabezas nucleares han sido programadas para su desmantelamiento pero el mismo aún no ha sido llevado a cabo; no todas las cabezas nucleares “activas” son desplegadas en cualquier tiempo dado. Cuando se da un rango de estimación de armas (p.ej., 0-10), esto generalmente indica que la estimación se ha hecho sobre la cantidad de material fisible que probablemente ha sido producido, y la cantidad de material fisible necesario por cabeza nuclear depende de las estimaciones de la habilidad de un país en el diseño del arma nuclear.Puede observarse que Rusia —estado sucesor de la Unión Soviética— y los Estados Unidos siguen siendo, con diferencia, las principales superpotencias nucleares. Emblemáticamente, Rusia cuenta con la principal fuerza nuclear del mundo cuantitativa y cualitativamente —lasFuerzas de Cohetes Estratégicos—, mientras Estados Unidos se ha caracterizado por disponer de potentes medios económicos para refinar la suya.

Otros muchos países han tratado de acceder a este club nuclear en el pasado, o se sospecha que lo han hecho, pero por distintos motivos no lo lograron o desistieron. Entre ellos cabe citar a Arabia SauditaArgentinaAustraliaBrasilCorea del SurEgiptoEspañaIránIraqLibia,PoloniaRumaniaSudáfricaSueciaSuizaTaiwán y Yugoslavia. Por el contrario, BielorrusiaKazajistán y Ucrania heredaron un gran número de armas nucleares de la Unión Soviética pero se las devolvieron o revendieron a Rusia, normalmente para su desmantelamiento.

Muchos países europeos occidentales, así como Canadá y Japón, podrían disponer fácilmente de una fuerza nuclear respetable si se lo propusieran pero no han manifestado su deseo y voluntad política de hacerlo.

Efectos de la guerra nuclear  

Efectos locales  

 

Diámetro comparativo de las bolas de fuego de cinco bombas nucleares: la bomba del Zar (la más grande del mundo), de 4.600 m de diámetro, la bomba Castle Bravo (la más grande de EE. UU.), de 2.840 m de diám., la ojiva nuclear de un misilMinuteman (960 m), el misil Peacekeeper (640 m) y la bomba deNagasaki (200 m)

Los efectos discretos locales de las armas nucleares individuales son bien conocidos, merced a las más de 2.000 pruebas nucleares realizadas y las consecuencias de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. En esencia, un arma nuclear es un explosivo extraordinariamente potente y muy contaminante capaz de causar gran devastación en un área determinada mediante las siguientes acciones combinadas:34

  • Impacto radiológico: el 80% de la energía instantánea del arma se libera en forma de radiaciones ionizantes alfabetagamma y de neutrones, además de generar un destello luminoso capaz de dejar ciegas a las personas a gran distancia. Estas radiaciones causan gran mortandad porsíndrome radiactivo agudo, y pueden generar pulsos electromagnéticosque destruyen los equipos eléctricos y electrónicos. Además, la detonación tiene la capacidad de inducir regiones de oscurecimiento, que por la alta ionización del aire impediría la circulación de ondas electromagnéticas e infrarrojas, haciendo inoperativos radares y otros sistemas de comunicación que tengan que transmitir o recibir a través de estas áreas ionizadas.
  • Impacto térmico: el arma genera enormes cantidades de calor (hasta 400 millones de ºC) que se transfiere al aire circundante, vaporizando y calcinando todo en sus inmediaciones y provocando incendios masivos en zonas más alejadas. Estos incendios masivos pueden transformarse en una tormenta de fuego. Las personas sufren graves quemaduras a decenas de kilómetros de distancia. La tormenta de fuego, además, consume el oxígeno del aire y provoca la muerte por asfixia.
  • Impacto mecánico: el aire, dilatado brutalmente por el calor, se expande a gran velocidad bajo la forma de una onda de choqueardiente de alta presión que derriba las estructuras y revienta a los seres vivos. En las inmediaciones de la detonación, puede provocar cráteres importantes. Es frecuente que se produzca una onda de choque secundaria en sentido contrario, conforme el aire se enfría y contrae, lo que termina de destruir el área atacada en un movimiento de vaivén. También se produce un efecto sísmico, detectable a miles de kilómetros de distancia, que contribuye a la devastación local.
  • Contaminación radiactiva: la explosión lanza a la atmósfera grandes cantidades de humos y materia pulverizada fuertemente irradiados a consecuencia del impacto radiológico. Estas sustancias vuelven al suelo progresivamente, con frecuencia bajo la forma delluvia radiactiva, contaminando todos los objetos expuestos a la intemperie; entre ellos se hallan el aire, las fuentes de agua y los alimentos. Esto incrementa las bajas por síndrome radiactivo agudo y otras enfermedades asociadas a la radiactividad.

Estos efectos discretos varían significativamente entre los ataques próximos al suelo (groundburst), destinados a destruir blancos altamente reforzados o muy resistentes, y las detonaciones en altitud (airburst), que pretenden maximizar el área de devastación contra objetivos blandos como ciudades o polígonos industriales. También dependen del número de cabezas asignadas a un mismo blanco.

Las detonaciones nucleares producen unas nubes características en forma de hongo, que pueden alcanzar tamaños enormes.

Efectos globales 

 

Mapa hipotético de contaminación radiactiva a corto plazo tras un pequeño ataque nuclear contra las principales instalaciones militares de los Estados Unidos. El área roja define las regiones donde esta deposición sería necesariamente mortal. En el medio plazo, los vientos arrastran mucho más lejos estas partículas, hasta que terminan contaminando todo el planeta.

Los efectos sinérgicos generalizados de un ataque nuclear combinado a gran escala, diseñado para causar el máximo daño posible, son más difíciles de determinar. Para empezar, no es posible predecir la naturaleza exacta de semejante ataque con antelación. Sin embargo, resulta posible definir algunas líneas generales:

  • Interrupción generalizada de los suministros de alimentos, agua potable, electricidad y comunicaciones. Las grandes ciudades, aunque no hubieran sido atacadas, serían incapaces de sobrevivir sin estos alimentos. Esto provocaría grandes colas de millones de refugiados sin destino particular alguno, normalmente enfermos y debilitados, por lo que cabe esperar una elevada mortalidad, violencia y lacras propias de la naturaleza humana.
  • Dislocación de los Estados, ejércitos y cuerpos de seguridad y sanitarios como entidades organizadas. Pillaje, saqueo, surgimiento de grupos mafiosos o mercenarios armados.
  • Interrupción generalizada y permanente de la actividad económica, particularmente la industrial, por destrucción de sus instalaciones o supresión del suministro eléctrico y de materias primas durante tiempo indeterminado. Esto dificultaría y ralentizaría enormemente la atención a los afectados y la recuperación de posguerra. Probablemente, el dinero perdería su valor al desaparecer los mercados financieros que lo determinan.
  • Muchos hospitales resultarían destruidos, mucho personal médico muerto, y los supervivientes no dispondrían de energía eléctrica ni suministros. Esto incrementaría gravemente la mortalidad entre los heridos y afectados, con toda seguridad, y probablemente permitiría la rápida extensión de las epidemias.
  • Elevada contaminación radiactiva del aire y las fuentes de agua potable y alimentos durante semanas, y más leve durante años e incluso siglos. Esto podría agravarse si se emplean armas específicamente diseñadas para destruir por irradiación los recursos agropecuarios, lo que produciría grandes hambrunas.
  • Desestructuración generalizada de la sociedad y de los modelos de civilización y modos de vida. Posible desaparición de numerosas naciones.
  • Desaparición de la capa de ozono, por lo que la radiación ultravioleta del Sol acabaría matando a los pocos seres vivos que sobrevivieran al oscurecimiento nuclear. Si bien la vida en los océanos no se vería afectada por el oscurecimiento y el invierno nuclear, el aumento de la radiación ultravioleta acabaría con el fitoplancton y con la cadena trófica en los mares, lo cual provocaría una mortandad generalizada en pocos meses. Las drásticas diferencias de temperatura entre los continentes y los océanos generarían un caos climático gigantesco, lo que dificultaría enormemente la vida en las zonas costeras marítimas.
  • Posibles efectos climáticos masivos, como el invierno nuclear.

No es exagerado afirmar que una guerra nuclear a gran escala provocaría cientos o miles de millones de víctimas, y la desaparición de las naciones y modelos de civilización que conocemos. El término megamuerte, una unidad de medida equivalente a un millón de muertos, se acuñó para manejar estas cifras aniquiladoras. Así, por ejemplo, mil megamuertes equivale a mil millones de víctimas; mil megamuertes es una estimación media-alta razonable del número de bajas en las primeras 24 horas de una guerra termonuclear total con blancos demográficos que implicara a Estados Unidos, Rusia, Europa y China.

Protección y autodefensa civil en caso de ataque nuclear  

 

Señal que indica la presencia de un refugio nuclear enChinatownNueva York.

Muchos países han tomado medidas para proteger a su población civil de ataques nucleares hasta donde fuera posible, que van desde la difusión de folletos informativos hasta la construcción de complejas redes de refugios nucleares para un elevado porcentaje de la población en algunos Estados. En general, estos intentos fueron recibidos con ironía y escepticismo, pues acostumbraban a emplazar a los ciudadanos a recursos e instituciones que probablemente no sobrevivirían a una guerra nuclear, o a un futuro que no tenía en cuenta los efectos de la contaminación radiactiva y el invierno nuclear. Esta percepción amarga y ominosa llegó a inspirar notables obras artísticas, como la película de animación británica Cuando el viento sopla (1986).

Con un carácter inmediato, se suelen realizar las siguientes recomendaciones:62 63

  • Tener una idea general de los posibles objetivos (véase la sección Política y estrategia de la guerra nuclear), y mantenerse apartado de los mismos.
  • Saber si existen refugios nucleares en las proximidades, y utilizarlos.
  • Disponer de reservas de alimentos enlatados, agua embotellada y otros productos de primera necesidad. Tras el ataque, racionar y utilizar estos productos en primer lugar, mientras la radiación exterior va disminuyendo.
  • Conocer los recursos de protección civil existentes en el área.
  • Conocer las señales de aviso del sistema de protección civil.
  • Si el ataque es inminente, no trate de huir en vehículos privados. Se corre el riesgo casi seguro de quedar atrapados en el previsible atasco de las carreteras y expuestos a la explosión en la intemperie.
  • No mire en la dirección previsible de la explosión, ni siquiera a decenas de kilómetros de distancia, para evitar la ceguera. Ninguna clase de gafa de sol le protegerá.
  • Si ve un destello “brillante como el sol” o los equipos electrónicos a baterías se detienen de golpe y simultáneamente (relojes digitales, teléfonos móviles, MP3, etc), tírese al suelo inmediatamente, cúbrase la cabeza y busque protección contra la cristalería a rastras.
  • Si lo anterior ocurre dentro de un vehículo a motor, quite la llave de contacto, desbloquee las puertas, ponga el freno de mano, y tírese al suelo del automóvil inmediatamente. En ambos casos, la explosión ya ha sucedido y la onda de choque llegará en cualquier momento.
  • Antes de que la explosión se produzca, buscar refugio bajo tierra (sótanos, cuevas estables, túneles del metro, alcantarillado, etc), o en rincones interiores de los edificios, lejos de puertas y ventanas. Si se está al aire libre, tratar de esconderse bajo objetos sólidos. Protegerse en la medida de lo posible de la metralla volante, y particularmente de la cristalería.
  • Protéjase de los cristales. Los cristales son peligrosísimos y a las energías implicadas pueden penetrar incluso en el cemento. Si no hay una estancia sin cristales, el mejor lugar es justo debajo, para que estallen por encima de su cabeza.
  • Debe prepararse mentalmente para un suceso de extrema violencia y confusión. Es natural tener miedo, pero no se permita ceder al pánico.
  • Si se dispone de la “pastilla nuclear” (dosis masiva de calcio y yodo), tomarla para prevenir la fijación de cesio-137 y yodo-131 en el organismo. Estas dos sustancias son las principales causantes del síndrome radiactivo agudo y otras enfermedades asociadas a la radiación por irradiación secundaria (contaminación), pero no primaria (directa).
  • Los muros gruesos de hormigón armado y las estancias subterráneas representan una protección razonable contra la irradiación directa.
  • Cierre las llaves del gas y el agua. Desconecte el interruptor eléctrico principal.
  • Si se incendia la ropa, rodar sobre uno mismo o apagarla con mantas. Si se dispone de tiempo, puede ser conveniente desnudarse completamente y cubrir el cuerpo entero con mantas, alfombras, lonas o capotes que se puedan apartar fácilmente en caso de que ardan; la ropa pegada al cuerpo se adherirá fácilmente a la piel en caso de que prenda o se caliente intensamente, causando grandes quemaduras o agravándolas. Pero, por el otro extremo, la piel expuesta se quemará fácilmente.
  • Espere a que pase la onda de choque (puede tardar 30 segundos o más) y la onda secundaria si se produce (hasta dos minutos).
  • Protegerse de la deposición radiactiva, permaneciendo en los refugios o cuanto menos cubriéndose con mantas, capotes, botas de agua y mascarillas de papel.
  • No abandonar el refugio hasta que las autoridades permitan o recomienden la salida.
  • Mantenerse informado a través de la radio, si sigue funcionando.
  • Verificar los daños antes de penetrar o habitar en un edificio, en previsión de derrumbes o incendios.
  • Mantenerse apartado de las conducciones de gas y tener cuidado con las de agua y electricidad.
  • No penetrar en las áreas dañadas o indicadas con señales de peligro radiológico.
  • Evitar desplazamientos innecesarios o confrontaciones. Cualquier herida es potencialmente mortal cuando la asistencia médica no está garantizada.
  • Siga educando a los niños. Acoja a los huérfanos. En la medida de sus posibilidades, ayude a los heridos, enfermos y desamparados.

En los países de habla hispana no existe una tradición de protección civil contra ataques nucleares.

En la cultura  

Artículo principal: Guerra nuclear en la cultura

La guerra nuclear y sus preparativos no sólo tuvieron un gran impacto en la política, la diplomacia y la estrategia, sino que marcaron profundamente a varias generaciones a lo largo de toda la Guerra Fría. Además de contribuir enormemente a la difusión del pensamientopacifista y la protesta social, surgieron numerosas expresiones artísticas, culturales y populares sobre el tema. Curiosamente, el final de la Guerra Fría acabó con la mayor parte de las mismas porque la amenaza de guerra nuclear desapareció de la cosmovisión mediática y popular, aunque siga estando presente.

La amenaza de guerra nuclear y la aparente inevitabilidad de la misma imprimió también un pensamiento pesimista, apocalíptico e inclusomilenarista en ámbitos tanto religiosos como seculares, desde varias profecías de la llegada del fin del mundo a un fatalismo presente en numerosas manifestaciones sociales y culturales del periodo.

Véase también  

Referencias  

Notas al pie  

  1.  ¿La bomba atómica sobre Berlín? (en español). Deutsche Welle 25.4.2005 (2005). Consultado el 24/12/2007.
  2.  Who Invented the Atomic Bomb? (en inglés). Privacy, business and law online newsletter. Consultado el 5/10/2008.
  3.  A Battle for Ultimate Truth (en inglés). San Diego Supercomputer Center. Consultado el 5/10/2008.
  4.  Editorial Observer; Still a Mystery: Nazi Germany’s Atomic Bomb Failure (en inglés). The New York Times (10/02/2002). Consultado el 5/10/2008.
  5.  The Manhattan Project: An Interactive History (en inglés). Oficina de recursos históricos, Departamento de Energía de los Estados Unidos. Consultado el 5/10/2008.
  6.  How many persons perished in or survived the atomic bombings? (en inglés). Radiation Effects Research Foundation. Consultado el 20/10/2008.
  7.  Bruce Kennedy. «War Games: Soviets, fearing Western attack, prepared for worst in ’83», CNN.
  8.  Andrew and Gordievsky, Comrade Kryuchkov’s Instructions, 85–7.
  9.  Beth Fischer, Reagan Reversal, 123, 131.
  10.  Pry, War Scare, 37–9.
  11.  Oberdorfer, A New Era, 66.
  12.  SNIE 11-10-84 “Implications of Recent Soviet Military-Political Activities” Central Intelligence Agency, May 18, 1984.
  13.  John Lewis Gaddis and John Hashimoto. COLD WAR Chat: Professor John Lewis Gaddis, Historian. Consultado el 29/12/2005.
  14.  Andrew and Gordievsky, Comrade Kryuchkov’s Instructions, 87–8.
  15.  Pry, War Scare, 43–4.
  16.  David Hoffman (February 10, 1999). I Had A Funny Feeling in My Gut. Washington Post.
  17.  The Man Who Saved the World Finally Recognized. Association of World Citizens. Consultado el 7/6/2007.
  18.  Anti-nuclear terrorism group launched (en inglés). Internet Times. Consultado el 20/10/2008.
  19.  Fact Sheet: The Global Initiative to Combat Nuclear Terrorism (en inglés). http://www.whitehouse.org. Consultado el 20/10/2008.
  20.  Bush, Russia’s Putin Announce Program Against Nuclear Terrorism (en inglés). http://www.america.gov. Consultado el 20/10/2008.
  21.  Nuclear Terrorism Poses the Gravest Threat Today (en inglés). Graham Allison, Director, Belfer Center for Science and International Affairs; Douglas Dillon Professor of Government; Faculty Chair, Dubai Initiative, Harvard Kennedy School. Consultado el 20/10/2008.
  22.  STATE-SPONSORED NUCLEAR TERRORISM: A NEW DETERRENCE CHALLENGE? (en inglés). NATO Defense College. Consultado el 20/10/2008.
  23.  Nuclear Terror: How Real? (en inglés). Brian Michael Jenkins, RAND Corporation. Consultado el 20/10/2008.
  24.  REACTIONS AND OVERREACTIONS TO TERRORISM: THE ATOMIC OBSESSION (en inglés). John Mueller, Department of Political Science, Ohio State University. Consultado el 20/10/2008.
  25.  How nuclear bombs work (en inglés). howstuffworks.com. Consultado el 5/10/2008.
  26.  Arjun Makhijani, Ph.D. y Hisham Zerriffi. Dangerous Thermonuclear Quest: The Potential of Explosive Fusion Research for the Development of Pure Fusion Weapons (en inglés). Institute for Energy and Environmental Research. Consultado el 24/10/2008.
  27.  Cold War: A brief history – Nuclear Deterrence (en inglés). atomicarchive.com, un proyecto de la National Science Foundation (1998). Consultado el 5/10/2008.
  28.  R-36-O / SL-X-? FOBS (en inglés). globalsecurity.org (2000). Consultado el 5/10/2008.
  29.  Tsiklon / R-36O FOBS (en inglés). Encyclopedia Astronautica (1997). Consultado el 5/10/2008.
  30.  Strategic Implications of Enhanced Radiation Weapons: a preliminary analysis (en inglés). Air University Review, Fuerza Aérea de los Estados Unidos(1979). Consultado el 5/10/2008.
  31.  Rallying for Peace (en inglés). Time (19/10/1981). Consultado el 5/10/2008.
  32.  High-altitude electromagnetic pulse (HEMP) protection for ground-based C4I facilities performing critical, time-urgent missions. Part 1 – Fixed facilities. (en inglés). Departamento de Defensa de los Estados Unidos (1997). Consultado el 4/10/2008.
  33.  High Altitude Electromagnetic Pulse (HEMP) and High Power Microwave (HPM) Devices: Threat Assessments. (en inglés). CRS Reports para el Congreso de los Estados Unidos (2004). Consultado el 4/10/2008.
  34. ↑ a b The effects of nuclear weapons (en inglés). Departamento de Defensa de los Estados Unidos (1977). Consultado el 4/10/2008.
  35.  FM 44-18-1 – Stinger Teams Operations – Appendix F (en inglés). Departamento de Defensa de los Estados Unidos, reproducido en globalsecurity.org(1984). Consultado el 5/10/2008.
  36.  Fact Sheet on Dirty Bombse (en inglés). United States Nuclear Regulatory Commission (NRC) (2007). Consultado el 5/10/2008.
  37.  Nuclear weapons FAQ – 1.6. Cobalt bombs and other salted bombs. (en inglés). Carey Sublette para el High Energy Weapons Archive y la Rand Afrikaans University Engineering (1998). Consultado el 5/10/2008.
  38.  Dr Strangelove and the real Doomsday machine (en inglés). The Times (2007). Consultado el 5/10/2008.
  39.  Optical Evidence Indicating Patriot High Miss Rates During the Gulf War. Consultado el 29/1/2008.
  40.  Patriot missile defense, Software problem led to system failure at Dharhan, Saudi Arabia; GAO report IMTEC 92-26US Government Accounting Office.
  41.  Robert Skeel. Roundoff Error and the Patriot MissileSIAM News, volume 25, nr 4. Consultado el 30/9/2008.
  42.  Union of Concerned Scientists/MIT Security Studies Program. Countermeasures: A Technical Evaluation of the Operational Effectiveness of the Planned U.S. National Missile Defense System(Executive Summary and full text)(PDF). UCS-MIT Study, A.M. Sessler (Chair of the Study Group), J.M. Cornwall, R. Dietz, S.A. Fetter, S. Frankel, R.L. Garwin, K. Gottfried, L. Gronlund, G.N. Lewis, T.A. Postol, and D.C. Wright, April 2000.
  43.  Don’t Overestimate NMD: Common Countermeasures Can Slip By Shield, Richard Garwin, Lisbeth Gronlund and George Lewis, Defense News, July 10, 2000, p.15
  44.  General Accounting Office report GAO-04-409 Missile Defense: Actions are Needed to Enhance Testing and Accountability(PDF)
  45.  Missile Defense Agency Statement of Lieutenant General Ronald T. Kadish, USAF Director, Ballistic Missile Defense Organization Before the House Subcommittee on National Security, Veterans Affairs, and International Relations Committee on Government Reform, September 8, 2000 “NMD Counter Countermeasures” section
  46.  Center for Defense Information IFT-9: A Questionable Success For Missile Defense. Weekly Defense Monitor, Volume 6, Issue #36 October 24, 2002.
  47.  American Physical Society.Report of the American Physical Society Study Group on Boost-Phase Intercept System for National Missile Defense: Scientific and Technical Issues, Rev. Mod. Phys. 76, S1 2004. David K. Barton, Roger Falcone, Daniel Kleppner, Frederick K. Lamb, Ming K. Lau, Harvey L. Lynch, David Moncton, David Montague, David E. Mosher, William Priedhorsky, Maury Tigner, and David R. Vaughan.
  48.  Physics Today published by the American Physical SocietyBoost-Phase Defense Against Intercontinental Ballistic Missiles. January 2004.
  49.  Mutual Assured Destruction; Col. Alan J. Parrington, USAF, Mutually Assured Destruction Revisited, Strategic Doctrine in Question, Airpower Journal, Winter 1997.
  50. ↑ a b The Creation of SIOP-62: More Evidence on the Origins of OverkillElectronic Briefing Book No. 130. George Washington University National Security Archive (13 de julio de 2004).
  51.  The US Nuclear War Plan: a time for change. Natural Resources Defense Council (Julio de 2001).
  52.  Norris, Robert S. and Hans M. Kristensen. “Russian nuclear forces, 2008,” Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 64, No. 2, p. 54-57, 62 (mayo/junio 2008), [1]
  53.  Norris, Robert S. and Hans M. Kristensen. “U.S. nuclear forces, 2008,” Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 64, No. 1, p. 50-53, 58, [2]
  54.  Norris, Robert S. and Hans M. Kristensen. “French nuclear forces, 2008″ Bulletin of the Atomic Scientists (Septiembre/Octubre 2008), [3]
  55.  Natural Resources Defense Council. “British nuclear forces, 2005,” Bulletin of the Atomic Scientists 61:6 (November/December 2005): 77-79, [4]
  56.  Norris, Robert S. and Hans M. Kristensen. “Chinese nuclear forces, 2008″ Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 64, No. 3, pp. 42-44, 45, [5].
  57.  Natural Resources Defense Council. “India’s nuclear forces, 2007,” Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 63, No. 4, pp. 74-78,[6]
  58.  Natural Resources Defense Council. “Pakistan’s nuclear forces, 2007,” Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 63, No. 3, pp. 71-73 y 74 (mayo/junio 2007),[7]
  59.  Norris, Robert S. and Hans M. Kristensen. “North Korea’s nuclear program, 2005,” Bulletin of the Atomic Scientists 61:3 (May/June 2005): 64-67,[8]
  60.  globalsecurity.org. Nuclear Weapons Testing – North Korean Statements
  61.  “Israeli Nuclear Weapons Stockpile,” globalsecurity.org [9]
  62.  ¿Está listo? Guía de preparación del ciudadano ante un ataque nuclear o radiológico. FEMA, Department of Homeland Security, Gobierno de los Estados Unidos. Consultado el 5/10/2008.
  63.  Folleto Protection from the Atomic Bomb. Civil Defense Agency of the Commonwealth of Massachusetts, citado en el blog Lo que nadie sabe. Consultado el 8/10/2008.

Bibliografía 

  • Berstein, Jeremy (2008). Nuclear weapons: What you need to know. Cambridge University Press, Nueva York. ISBN 978-0-521-88408-2.
  • Boswell, John y Couch, Dick (2003). U.S. Armed Forces Nuclear, Biological And Chemical Survival Manual. Basic Books (Perseus Books), Nueva York. ISBN 0-465-00797-X.
  • Cirincione, Joseph (2007). Bomb scare: The history & future of nuclear weapons. Columbia University Press, Nueva York. ISBN 978-0-231-13510-8.
  • Cirincione, Joseph (2005). Deadly arsenals: Nuclear, Biological and Chemical Threats, revised edition. Carnegie Endowment for International Peace, Washington. ISBN 978-0-87003-216-5.
  • Ehrlich, Paul R.; Sagan, Carl; Kennedy, Donald (Alianza Editorial, Madrid). El frío y las tinieblas: el mundo después de una guerra nuclear. 1986. ISBN 84-206-9525-4.
  • Embid Fonfría, Alfredo (2008). Lo que no te han contado sobre la guerra de Rusia y Georgia : la OTAN y el fraude del escudo antimisiles. AMC, Madrid. ISBN 978-84-88346-59-9.
  • Erwin, Sandra I. (2001). Future Anti-Missile Research Directed to Countermeasures. National Defense vol. 86, #574, pág. 16, National Defense Industrial Association. (artículo).
  • Goldblat, Jozef; Viñas Martín, Ángel y otros (1985). La no proliferación de armas nucleares. FEPRI, Madrid. ISBN 84-398-5221-5.
  • Marrero Rocha, Inmaculada (2005). Armas nucleares y estados proliferadores. Editorial Universidad de Granada. ISBN 84-338-3210-7.
  • Remiro Brotóns, Antonio y Bordejé, Fernando de (1985). La amenaza de guerra nuclear. Servicio de Publicaciones de la Universidad Autónoma de Madrid,. ISBN 84-7477-027-0.
  • Romaña Arteaga, José Miguel (1998). Armas químicas, nucleares y biológicas. Alcañiz y Fresnos, Valladolid. ISBN 84-87314-40-6.
  • Sagan, Carl (1991). El invierno nuclear. Plaza & Janés, Barcelona. ISBN 84-01-24037-9.
  • Stockholm International Peace Research Institute (2008). SIPRI Yearbook 2008: Armaments, Disarmament and International Security. Oxford University Press, Nueva York. ISBN 978-0-19-954895-8.
  • Villalonga Martínez, Luis (1986). Efectos de las armas nucleares : Asistencia a bajas masivas nucleares. Autor Editor 3, Madrid. ISBN 84-398-7375-1.

Enlaces externos 

Fuente: Wikipedia

Falso evangelista. !Alerta Pueblo de Dios!

Falso evangelista. !Alerta Pueblo de Dios!

Autor: Paulo Arieu

“El que no llora no mama y el que no afana es un gil”, dice un tango de mi pais, Argentina. Y un refrán popular dice El vivo vive del sonso,y el sonso de su trabajo”

En una noticia de un blog-diario cristiano que me llegó hoy, leí un articulo sobre una iglesia en Florida EEUU, que esta alertando a todo el pueblo de Dios que no se dejen engañar, por un presunto evangelista quien está engañando a los cristianos.

«Según declaraciones a los medios, este supuesto evangelista llamado Luís Orlando Santiago, se hace pasar como un evangelista y llega a las iglesias para pedir contar su testimonio, un testimonio que según el expresó Dios lo levantó de la morgue.

Jairo García, pastor de la Iglesia Cristiana Renuevo Discípulos de Cristo, declaró que el hombre llego a su congregación y que estafó a varios miembros de dicha iglesia.

García dice que otro pastor llamado Ángel Bonilla, quien fue victima también, le conoció por medio de un negocio referente a una propiedad, y luego de conocerle el señor Luis Orlando Santiago dijo ser ministro de Dios.

“Yo le creí a su palabra cuando dijo que era ministro de Dios” expresó Bonilla, y ahora le están buscando ya que Bonilla le ofreció una propiedad en alquiler con opciones de comprarla, pero Santiago le pidió que le prestara 12,000 dólares, y que se los pagaría con un cheque, luego Bonilla le entregó esa cantidad y Santiago usó a una mujer quien llamo a Bonilla haciéndole creer que Santiago tenía 350,000 de fondos en el banco, cuando en realidad no tenía nada.

“En ese momento, él llamó y me acercó al teléfono y esa mujer me dijo que él tenía un balance de 350.000 dólares y le creí, ahora se que todo estuvo planificado” expresaba Bonilla.

En otras declaraciones el pastor García dijo que Santiago le prestó dinero también, pero que el no le dio ni un centavo.

Por ultimo Jairo García envió este mensaje al pueblo de Dios.

“Mi llamado es que los pastores y la comunidad tengan cuidado de este hombre que dice ser evangelista de Puerto Rico. Los pastores y ministros no deben confiar de boca y esto es una alerta para no dejar que cualquier persona que se identifique como evangelista se pare en sus púlpitos y se ganen la confianza como este señor lo hizo”, sentenciaba García.

El delincuente también estafó a una madre soltera, robándole 2,000 dólares y luego estafó a un mecánico con cheques falsos.

Por ahora el señor Luís Orlando Santiago se encuentra desaparecido.

Reflexiones

1. Un tango argentino nos habla nostálgicamente de los chorros que hoy habitan este mundo malvado que nos tocó vivir (jejejejeje)

Vino a mi mente, un poco sarcásticamente, la letra de este famoso tango argentino, que se llama “Cambalache”.  

«Cambalache es un tango argentino, compuesto por Enrique Santos Discépolo en 1934 para la película “El alma del bandoneón”, estrenada en1935. El tango es interpretado por Ernesto Famá con el acompañamiento de la orquesta de Francisco Lomuto(2)

Te dejo su letra para que reflexiones en el,  que tiene mucho de verdad. 

Que el mundo fue y sera una porquería,
ya lo sé;
en el quinientos seis
y en el dos mil tambien;
que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dubles,
pero que el siglo veinte es un despliegue
de malda insolente
ya no hay quien lo niegue;
vivimos revolcaos en un merengue
y en un mismo lodo todos manoseaos.

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro,
generoso, estafador.
Todo es igual; nada es mejor;
lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón;
los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que si es cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón.

Que falta de respeto,
que atropello a la razón;
cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón.
Mezclaos con Stavisky,
van Don Bosco y la Mignón,
don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martin.
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao’ la vida,
y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia contra un calefón.

Siglo veinte, cambalache
problematico y febril;
el que no llora, no mama,
y el que no afana es un gil.
Dale nomas, dale que va,
que allá en el horno nos vamo a encontrar.
No pienses mas, echate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao’.
Que es lo mismo el que labura
noche y día como un buey
que el que vive de los otros,
que el que mata o el que cura
o esta fuera de la ley.(1)

2. Hablando de fraude, veamos como identificar un falso apóstol, y como identificar a un ratero, basandonoes en la didaché de los apóstoles:

«La Didaché (Didajé) , o Enseñanzas de los Doce Apóstoles, fue escrito entre el año 65 y 80 de la era cristiana. Es considerado como el documento cristiano más antiguo. Da los puntos de vista de los comienzos de la Iglesia y fue altamente apreciado. Son de una gran enseñanza para todos nosotros y a través de ellos pareciera que estamos escuchando a los Apóstoles hablándonos y enseñándonos.

La didache a pesar de ser mas antiguo que cualquier otro libro del nuevo testamento,no fue aceptado por los grandes sabios que formaron el canon bíblico como inspirado por Dios. Pero sin duda es de garn utilidad para comprender el pensamiento de las iglesias del primer siglo y lo que ellas estaban viviendo y como se defendieron de los abusos que habia, con enseñanzas prácticas. » (3)

«Los primeros padres de la iglesia la tuvieron en alta estima. Recuerde que por varios siglos los cristianos no contaban con el Nuevo Testamento puesto que éste no se formó sino hasta el Concilio de Cartago en el año 397.

Se considera que la Didaché o Enseñanza de los Doce Apóstoles es un escrito que pertenece a las primeras producciones literarias cristianas que se dieron. El tiempo la ha respetado y se ha conservado hasta nuestros días.

Su valor principal reside en que nos proporciona datos extrabíblicos sobre las instituciones y la vida de las primeras comunidades cristianas. Lo que pretende la Didaché es codificar las reglas y disposiciones morales, litúrgicas, jurídicas y de otro tipo que se acreditaron como convenientes y necesarias en el momento en que fue escrita. Presenta una orientación exclusivamente «práctica» y, salvo el capítulo 16, deja de lado todo elemento dogmático.

Son escasas las citas del Antiguo Testamento; en cambio el autor habla del «evangelio del Señor», sin especificar a cuál de los sinópticos se refiere y cita veintitrés dichos o sentencias de Jesucristo, diez textualmente y los demás en forma libre. No se encuentra ninguna cita que aluda a hechos históricos de los evangelios. Además, el autor parece desconocer el evangelio de Juan. Las epístolas de San Pablo tampoco se citan formalmente.»(4)

Me permito exponer dichas advertencias del libro la didaché.Este libro nos alerta sobre los falsos apóstoles.  

 

Didache 3:5 Hijo mío, no seas mentiroso, la mentira lleva al robo, no seas codicioso o engreído, de todas estas cosas surge el robo.

Didache 3:6 Hijo mío, no seas un murmurador, ya que lleva a la blasfemia, no seas de mente enferma o voluntad egoísta, porque de todo esto nacen las blasfemias.

Didache  3:7 Mas bien sé manso, porque los mansos heredarán la tierra;

Didache 11:4 Deja que cada apóstol que viene a ti sea recibido como al Señor.

Didache  11:5 El se quedará un día, y si es necesario, dos, pero si se queda por tres días, él es un falso profeta.

Didache  11:6 Cuando el apóstol se vaya no tome nada consigo si no es pan hasta su nuevo alojamiento. Si pide dinero, es un falso profeta.

Didache 11:8 Con todo, no todo el que habla en espíritu es profeta, sino el que tiene el modo de vida del Señor. En efecto, por el modo de vida se distinguirá el verdadero profeta del falso.

Didache 11:9 Y cada profeta que ordene en el Espíritu que se tienda la mesa, no deberá comer de ella él mismo, si lo hace, es un falso profeta;

Didache 12:3 Si quiere quedarse entre vosotros, teniendo un oficio, que trabaje para su sustento.

Didache12:4 Si no tiene oficio, proveed según prudencia, de modo que no viva entre vosotros cristiano alguno ocioso.

Didache  12:5 Si no quiere aceptar esto, se trata de un traficante de Cristo. De ésos mantente lejos.

Conclución

Una de las estrofas más conocidas del tango cambalcahe, dice “Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remaches ves llorar la Biblia contra un calefón…”. De aquí surge la frase “La Biblia y el calefón”, que contrasta un libro de gran valor religioso con un artefacto mundano.

Una de las estrofas más conocidas del tango dice

“Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remaches ves llorar la Biblia contra un calefón…”.

De aquí surge la frase “La Biblia y el calefón”, que contrasta un libro de gran valor religioso y espiritual como es la Palabra de Dios, con un artefacto mundano como es el calefón.

Aquí estoy, Señor. Quiero ir en tu nombre adonde tú quieras. Me pongo en tus manos
como el barro en las manos del alfarero. 
Haz de mí un testigo de la fe,
para iluminar a los que andan en tinieblas;
un testigo de esperanza,
para devolver la ilusión a los desencantados;
un testigo de amor,
para llenar el mundo de solidaridad. 
Aquí estoy, Señor, mándame. Pon tu palabra en mis labios, pon en mis pies tu diligencia y en mis manos tu tarea. 
Pon tu Espíritu en mi espíritu, pon en mi pecho tu amor, pon tu fuerza en mi debilidad y en mi duda tu voluntad. 
Aquí estoy, Señor, mándame
para que ponga respeto entre los seres,
justicia entre los hombres,
paz entre los pueblos,
alegría en la vida,
ilusión en la Iglesia,
gozo y esperanza en la misión.(5)

Y la biblia nos dice claramante:

 “ Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos” (Ap. 2:2 RVR 1960)

“Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos,(A) y de la levadura de Herodes.” Marcos 8:15b RVR 1960.

Si te gusta el tango argentino, para que no te quedes con la gana de oirlo, te dejo un video, con una grabación ya muy vieja, de este tango.

Notas:

1http://www.angelfire.com/stars2/musica/cambalache.htm

2.Wikipedia, visto en  Cambalache

3-Los pasajes de la didache, los copié de:  http://foros.elsiglodetorreon.com.mx/foro.php?foro=9&post=206652

4. http://www.desarrollocristiano.com/site.asp?seccion=arti&articulo=149

5. http://www.apostoloteca.org/ivplan/30_m_eclesial/27.php

Artículo relacionado

Fuente: 

http://www.laultimageneracion.com/2009/01/falso-evangelista-alerta.html

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.982 seguidores