Acerca de las persecuciones que la Iglesia cristiana sufrió


Acerca de las persecuciones que la Iglesia cristiana sufrió

¿Cuánto sabe usted acerca de las persecuciones que la Iglesia cristiana sufrió?  Al comienzo fue por los emperadores romanos, pero luego la terrible persecución la tomó la iglesia imperial bajo la dirección de sus respectivos Papas.

•   La primera persecución de la Iglesia tuvo lugar en el año 67 bajo el emperardor Nerón, el sexto emperador de Roma.  Este monarca reinó por espacio de cinco años de manera tolerable, pero luego dio rienda suelta al mayor desenfreno y a las más atroces barbaridades.  Incendió a Roma, culpó a los cristianos y luego inventó todo tipo de castigos contra los cristianos, hizo que algunos fueran cosidos en pieles de animales salvajes, arrojándoselos a los perros para que los atacaran, a otros los cubría con cera y luego les prendía fuego atados a postes para que iluminaran sus jardines como antorchas humanas.  Fue durante esta persecución que fueron martirizados Pablo y Pedro.

•   La segunda persecución, fue emprendida por el emperador Domiciano, en el año 81 de la era cristiana.  Entre los numerosos mártires que sufrieron durante esta persecución estaban Simeón, obispo de Jerusalén, que fue crucificado, el apóstol Juan, que fue hervido en aceite, y luego desterrado a Patmos.

•  La tercera, se inició en el año 108 de la era cristiana bajo Trajano.  Adriano, el sucesor de Trajano, continuó esta tercera persecución con tanta severidad como su sucesor. En este tiempo fueron martirizados alrededor de diez mil cristianos.

•   La cuarta, fue emprendida por Marco Aurelio Antonino en el año 162. Las crueldades que ejecutó fueron de tal calibre que los espectadores se estremecían de horror al verlas, y quedaban atónitos ante el valor de los mártires. 

• Con el crecimiento de Papismo en la edad media, la iglesia y el estado se entremezclaron y comenzaron las persecuciones contra todos los que eran considerados herejes.  Sin embargo, bajo este período también tuvo su comienzo la gran Reforma, con hombres como John Wycliffe, quien nació en 1320 y murió en 1384.  Fue uno de los primeros proponentes de la Reforma en la iglesia católica.  Inició la primera traducción de la Biblia al inglés y es considerado como el principal precursor de la Reforma Protestante.  En esa misma época también destacaron John Oldcastle y John Colet.

     El año 1517 proveyó el marcador de tiempo más obvio de este período, cuando Martín Lutero clavó sus 95 declaraciones teológicas sobre la puerta de la Iglesia en Wittenberg.  Después de esa fecha se iniciaron grandes persecuciones en contra de la Iglesia Reformada:

     La Matanza de San Bartolomé: El 24 de agosto de 1572, Catalina de Medicis, reina de Francia y madre de los reyes Carlos Noveno y Enrique Tercero, romanista e instrumento del Papa,  dio la orden criminal y fueron masacrados 72.000 hugonotes protestantes.  Esa noche, Francia asesinó al protestantismo.  «Hugonotes» se llamaba a los calvinistas en Francia.  Eran evangélicos.

     Las Guerras Hugonotes: Después de la matanza de San Bartolomé, los hugonotes se unieron y armaron para resistir, hasta que por fin en 1598 el Edicto de Nantes les dio el derecho de libertad de conciencia y de culto.  Mientras tanto, unos 200.000 perecieron como mártires, víctimas de Roma.  ¿Qué haríamos nosotros en semejante situación?  ¿Formaríamos una resistencia armada a fin de proteger a nuestras familias o iríamos mansamente a la muerte por orden de algún sanguinario?  Es una pregunta seria y antes de juzgar a aquéllos, debemos meditarlo bien.  No se apresure a aplicar aquí el principio de… “la otra mejilla”.  ¿Y qué si nos trasla-damos a países como Bohemia, Austria, Hungría, Polonia, Italia, España, etc.?

     Bohemia: Es una región histórica del centro de Europa.  En el año 1600, de sus cuatro millones de habitantes el 80% era protestante.  Cuando terminaron su persecución los habsburgos y los jesuitas, sólo dejaron vivas a 800 mil personas.  Todos eran católicos romanos.  En otras palabras, asesinaron a  tres millones 200 mil protestantes.

     Austria y Hungría: En estos dos países más de la mitad de la población se había hecho protestante, los habsburgos y los jesuitas acabaron con todos los protestantes.

   Polonia: Aquí también los jesuitas acabaron con todos los protestantes.

   Italia: La Reforma se arraigó en el propio país del Papa, pero comenzó a trabajar la Inquisición y casi no dejó traza alguna del protestantismo.

    España: La Reforma no hizo gran progreso en este país, porque la Inquisición ya se encontraba allí.  Todo intento de libertad o de pensamiento independiente era aplastado con mano implacable.  El inquisidor y monje dominico Tomás de Torquemada, quien vivió entre 1420 a 1498, quemó a 10.200 protestantes y condenó a cadena perpetua a 97.000.  A las víctimas generalmente las quemaba vivas en la plaza pública, con motivo de las festividades religiosas.

 J. A. Holowaty, Pastor

Ver artículos relacionados con la persecución cristiana

 Articulos relacionados

Europa

Inglaterra

Turkia

China

Reforma Protestante

Caso Miguel Servet

Argentina

Fstados unidos

Mexico

Caso Hidalgo, San Nicolas (Mexico)

Indigenas catolicos contra indigenas evangelicos en Chapas, Mexico

Nigeria

España

Bolivia

Menonitas en Bolivia

India

Pakistan

Republica Dem. del Congo

Irak

indonesia

colombia

Ecuador

Eritrea

Butan

Argelia

Arabia Saudi

Francia

About these ads

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Israel Roldan
    feb 26, 2009 @ 02:38:27

    En cuanto al sufrimiento físico de nuestros hermanos quisiera unir fuerza para apoyar a las familias que sufren. Sin embargo, digo ALELUYA por el cumplimiento de la Palabra de nuestro Señor y Salvador Jesús es fiel: DE LA HIGUERA APRENDED LA PARABOLA… SABED QUE EL TIEMPO ESTA CERCA…
    Pablo decía: ALENTAOS LOS UNOS A LOS OTROS CON ESTAS PALABRAS…
    Por tanto digo: CRISTO VIENE, A L E L U Y A ! ! !

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.981 seguidores

%d personas les gusta esto: