Derechos humanos – Antecedentes remotos

Derechos humanos – Antecedentes remotos  

Del Cilindro de Ciro se ha dicho que es la primera declaración de derechos humanos.

Uno de los documentos más antiguos que se han vinculado con los derechos humanos es el Cilindro de Ciro, que contiene una declaración del rey persa Ciro el Grande tras su conquista de Babilonia en539 a. C. Fue descubierto en 1879 y la ONU lo tradujo en 1971 a todos sus idiomas oficiales. Puede enmarcarse en una tradición mesopotámica centrada en la figura del rey justo, cuyo primer ejemplo conocido es el rey Urukagina, de Lagash, que reinó durante el siglo XXIV a. C., y donde cabe destacar también Hammurabi de Babilonia y su famoso Código, que data del siglo XVIII a. C. No obstante, el Cilindro de Ciro presenta características novedosas, especialmente en lo relativo a la religión. Ha sido valorado positivamente por su sentido humanista e incluso se lo ha descrito como la primera declaración de derechos humanos.1 Numerosos historiadores, sin embargo, consideran que el término es ajeno a ese contexto histórico.

Documentos medievales y modernos, como la Carta Magna inglesa, de 1215, y la mandinga Carta de Mandén, de 1222, se han asociado también a los derechos humanos. En contra de esta idea, José Ramón Narváez Hernández afirma que la Carta Magna no puede considerarse una declaración de derechos humanos, ya que en esta época existen derechos pero sólo entre iguales, y no con carácter universal:2 no se predica la igualdad formal de todos los seres humanos. Lo mismo sucedía en el Imperio de Malí, cuya constitución oral, la Kouroukan Fouga, refleja cómo la población se estructuraba según su tribu de origen. Estas consideraciones son extrapolables a documentos como la Goldone Bulle de Andreas II en Hungría en 1222; la Confirmatio fororum et libertartum de 1283 y el Privilegio de la Unión de 1287, de Aragón ambos; lasBayerische Freiheitsbriefe und Landesfreiheitserklärungen desde 1311 o la Joyeuse Entrée de Brabante de 1356. En todos estos casos, los derechos y libertades reconocidos pertenecen al ámbito de los pactos entre el monarca y los estamentos del reino:3 no se trata, en suma, de derechos humanos; sino de derechos corporativos o privilegios.

Notas

 

  1.  Abbas Milani (2004). Lost Wisdom: Rethinking Persian Modernity in Iran. Mage Publishers. ISBN 0-934211-90-6., pág. 12
  2.  Narváez Hernández, José Ramón (2005): «Apuntes para empezar a descifrar al destinatario de los derechos humanos», en Revista Telemática de Filosofía del Derecho, nº 8. ISSN 1575-7382, pág. 202
  3.  Pérez Royo, Javier (2005). Curso de Derecho Constitucional. Madrid: Marcial Pons. ISBN 84-9768-250-5., págs. 237 y 238

 

Fuente: Wikipedia

¿Creó Dios al Diablo?

¿Creó Dios al Diablo?

Este es el cuarto articulo de la serie “Existe el diablo?”

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! (Isaías 14:12).

¿De dónde vino el diablo? ¿Cómo llegó a existir semejante criatura? ¿Creó Dios a propósito un ser malvado? La Biblia nos revela las respuestas a estas preguntas, y ellas nos pueden ayudar a entender por qué Satanás es realmente el enemigo de la humanidad.

Para entender cuál es el origen de Satanás es necesario que retrocedamos mucho en la historia, antes de que el hombre existiera. En Génesis 1:1 leemos: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Sin embargo, como suele ocurrir, la Biblia no nos dice toda la historia en un solo versículo o aun en varios. Encontramos más detalles en otras partes de la Biblia, en este caso en el libro de Job.

Cuando Job, debido a las dificultades que estaba atravesando, empezó a dudar del juicio de Dios, éste le respondió con algunas preguntas; al hacerlo, Dios reveló algunos detalles acerca de la creación de la tierra. “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?”, le preguntó a Job. “Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? . . . ¿Sobre qué están fundadas sus basas? ¿O quién puso su piedra angular, cuando alababan todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios?” (Job 38:4-7).

Aquí Dios revela información que no podríamos saber de ninguna otra forma, ya que ningún hombre estuvo presente en el momento de la creación. Dios describió la tierra en el momento de la creación como una maravillosa joya flotando en el espacio. Los eventos de la creación fueron tan impresionantes que “se regocijaban todos los hijos de Dios”. Los ángeles, seres espirituales creados por Dios, ya existían cuando él hizo la tierra. Al unísono expresaron su regocijo cuando Dios creó el mundo, cantando y alabando con admiración. En esos momentos todos estaban en perfecta armonía y acuerdo.

Un hermoso planeta se vuelve desolado y vacío

Sin embargo, tiempo después la situación cambió dramáticamente. En Génesis 1:2 se nos dice que, después de su creación, la tierra estaba “desordenada y vacía”. Esta expresión es una traducción de las palabras hebreastohú y bohú.

Pero en Isaías 45:18 Dios dice explícitamente que él “no la creó en vano [en hebreo, tohú], para que fuese habitada la creó”. Aquí se usa la misma palabra hebrea que se emplea en el versículo 2 de Génesis 1, tohú. Si Dios no creó la tierra desordenada y vacía, ¿cómo llegó a estar en esa condición?

Parte de la respuesta se encuentra en Génesis 1:2. La palabra hebrea hayah, traducida como “estaba”, también puede ser correctamente traducida como “se volvió”, como está traducida en Génesis 19:26. La tierra no fuecreada desordenada y vacía, sino que en algún momento después de su creación se volvió así.

Dios creó la tierra en una condición tan hermosa que los ángeles estaban fascinados con ella. Pero algo sucedió que la llevó a una condición de devastación y desorden; su belleza original fue destruida. Después, Dios le volvió a dar forma y la acondicionó para que fuera un hogar maravilloso para los primeros seres humanos, tal como se narra en Génesis 1. Pero el relato del Génesis no nos dice toda la historia. Algo, que no aparece registrado ahí, tuvo que ocurrir entre los dos primeros versículos del libro.

En otras partes de la Biblia Dios nos da algunos detalles acerca de lo que condujo la tierra a ese estado de desorden y desolación. En 2 Pedro 2 la Biblia registra varios ejemplos del juicio de Dios por el pecado. Los versículos 5 y 6 nos hablan acerca del diluvio en la época de Noé, y después se menciona la destrucción violenta de Sodoma y Gomorra.

Pero antes de eso, en el versículo 4 leemos que “Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno [de la palabra griega tartaroo, que significa un lugar de restricción] los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio”. En la Biblia de Jerusalén este versículo se vierte así: “Pues si Dios no perdonó a los Ángeles que pecaron, sino que, precipitándolos en los abismos tenebrosos del Tártaro, los entregó para ser custodiados hasta el Juicio”.

¿Cuándo fue que pecaron estos ángeles y en qué consistió su pecado? Nuevamente debemos buscar en otros pasajes para encontrar la respuesta. Judas 6 nos da algunos detalles: “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, [Dios] los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”.

Anteriormente vimos que en la creación de la tierra todos los ángeles estaban felices y contentos, cantando y alabando juntos. Es obvio que después de esto algunos pecaron y así destruyeron la maravillosa armonía y colaboración que habían disfrutado antes. 

¿Cuál fue la naturaleza de su pecado? Ellos “no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada”; en otras palabras, dejaron el lugar y la posición que Dios les había dado. ¡Se rebelaron contra su Hacedor, el Creador del universo físico y del mundo espiritual de los seres angelicales!

La primera guerra

En Isaías 14 encontramos más información. Este capítulo describe esa rebelión angelical e identifica quién fue el que la encabezó. Nos da detalles importantes que no podríamos saber de ninguna otra forma.

En el versículo 4 Dios habla acerca del “rey de Babilonia”. En la época de Isaías la ciudad-estado de Babilonia estaba surgiendo como la potencia más grande de esa región. Su rey era un hombre dado a la guerra, que quería expandir su imperio por la fuerza bruta. Esclavizó, saqueó y devastó las naciones a su alrededor. Su filosofía era satánica: adquirir riqueza y poder a expensas de otros, imponiéndose por medio de la violencia y el derramamiento de sangre. Este rey de Babilonia era un ejemplo de Satanás y sus características.

En el versículo 12 el tema cambia de este rey físico a otro ser poderoso, que aquí se llama “Lucero”. La palabra hebrea original para este ser —utilizada sólo esta vez en la Biblia— es Heylel, que aparentemente significa “resplandor” o “aquel que brilla”.

Muchos eruditos reconocen que el lenguaje original de este pasaje es una forma de lamento, una manifestación de duelo por una gran pérdida. “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (vv. 12-14).

¿Quién es este ser que tuvo la osadía de exaltarse a sí mismo por encima de las estrellas (ángeles, Apocalipsis 1:20) de Dios, y a desafiar a Dios mismo como gobernante del universo?

En Ezequiel 28 Dios nos da la respuesta. Este capítulo está escrito de una forma similar a Isaías 14. Dios comienza hablando de un gobernante humano, luego pasa a un poder espiritual detrás del trono terrestre, el gobernante que entre bastidores controla todos los reinos de este mundo (comparar con Lucas 4:5-7).

En Ezequiel 28:2 Dios menciona al “príncipe de Tiro”. Tiro, un puerto situado al norte del antiguo Israel en la costa del Mediterráneo, era famoso por ser un centro comercial muy importante. Su gobernante se había llenado de soberbia y arrogancia por su gran riqueza e influencia. En los versículos 6-10 Dios dice que por su arrogancia, su poder y su riqueza, ese gobernante caería y sería depuesto.

Pero notemos en el versículo 12 que Dios comienza a hablar del “rey de Tiro”, en lugar del príncipe que había mencionado anteriormente. Este ser es el verdadero gobernante, el poder real detrás del trono.

Por la descripción que Dios hace del “rey de Tiro” es evidente que no está hablando de un ser humano. “Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste;de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tucreación” (vv. 12-13).

Ningún ser humano podría ser adecuadamente descrito como “el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura”. Este ser fue creado; no es como los seres humanos, que nacen. Este ser además había estado en “Edén, en el huerto de Dios”. Excepto Adán y Eva, ningún otro ser humano estuvo en el Edén. Dios expulsó de allí a Adán y Eva, y puso a un ángel “para guardar el camino del árbol de la vida” (Génesis 3:24).

En Ezequiel 28:14 Dios menciona parte de la historia de este ser: “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas”.

La caída de un superángel

¿Qué significan estas aseveraciones tan importantes? ¿Qué es un querubín protector?
En Hebreos 8:5 se nos dice que el tabernáculo establecido por Moisés, el santuario portátil que los israelitas llevaban consigo a través del desierto, era “figura y sombra de las cosas celestiales”. En Éxodo 25:18-20 leemos que Dios instruyó a los israelitas para que hicieran una representación —un modelo físico— de su trono en el tabernáculo que ellos tendrían que llevar consigo en el desierto. A ambos lados del “propiciatorio”, que representaba el trono de Dios, había querubines de oro cuyas alas extendidas cubrían el propiciatorio. Los dos querubines, hechos de oro, representaban seres angelicales reales: los grandes superángeles cuyas alas cubren el trono de Dios.

El ser que Dios menciona por medio de Ezequiel es llamado “querubín protector”, lo que indica que alguna vez había sido uno de los grandes ángeles que estaban representados en el modelo del trono de Dios. Dios les dio a esos ángeles el increíble honor de servirlo protegiendo su mismísimo trono.

Otros pasajes dicen que Dios “mora entre querubines”, lo que demuestra que estas extrañas criaturas lo acompañan y le sirven en su verdadero trono de poder (1 Samuel 4:4; 2 Samuel 6:2; 2 Reyes 19:15; 1 Crónicas 13:6; Salmos 80:1; Isaías 37:16). Al parecer, este magnífico ser tenía una posición de honor y distinción en el mundo angelical de Dios.

También leímos que Dios había puesto a este mismo gran querubín “en el santo monte de Dios”. En la Biblia “collados” y “montes” son utilizados con frecuencia para simbolizar gobiernos (Apocalipsis 17:9-10). Al parecer, este superángel administraba y ayudaba en el gobierno de los otros ángeles, cuyo número es de millones de millones (Daniel 7:9-10).

Dios también dijo de este querubín: “Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad” (Ezequiel 28:15). Al igual que la descripción de Isaías 14, este pasaje describe un sercreado, no un ser humano. Este ser era extraordinario, perfecto, hasta que pecó. “A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector” (v. 16). Este ser, que una vez fue maravilloso, pecó y fue expulsado del trono de Dios, arrojado en desgracia.

¿Cuál fue el pecado que le acarreó a este ángel semejante castigo por parte de Dios? En Isaías 14:13-14, que leímos anteriormente, se nos da la respuesta. “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas [ángeles] de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”. ¡Esta poderosa entidad espiritual decidió desafiar a Dios por el control del universo!

Transformado totalmente de bueno a malo

Lo que había sido un ser espiritual increíblemente hermoso y lleno de talentos, que desempeñaba grandes responsabilidades en el mundo angelical de Dios, se convirtió por su rebelión contra el Dios todopoderoso en una criatura despreciable y perversa. Se convirtió en Satanás, el adversario, calumniador, acusador y destructor. ¡Se convirtió en el diablo, el enemigo de Dios y de la humanidad!

Ahora los inmensos poderes que había utilizado para servir a Dios fueron utilizados para tratar de obstaculizar sus propósitos. Este ser espiritual sigue siendo sumamente poderoso, pero ahora emplea sus poderes para fines perversos y destructivos.

Se volvió tan vano y orgulloso que llegó a creer que debía regir el universo. Dios le dijo: “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor . . .” (Ezequiel 28:17). Sus increíbles talentos y habilidades lo llevaron a pensar que era igual a Dios, incluso que era mejor que él. Su pensamiento se corrompió. Se rebeló contra Dios y trató de derrocarlo, y por su rebelión se transformó en Satanás el diablo.

Y no estuvo solo en su rebelión. Millones de ángeles más se le unieron en su rechazo de la autoridad y el liderazgo de Dios. Encontramos una descripción simbólica en Apocalipsis 12:3-4: “También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata . . . y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra . . .”. El versículo 9 identifica este dragón como Satanás. Como vimos antes, la Biblia utiliza las estrellas como símbolo de los ángeles (Apocalipsis 1:20). Esto parece indicar que la tercera parte de los ángeles siguió a Satanás en su rebelión.

La Biblia llama demonios a estos ángeles rebeldes. Son ángeles caídos, que abandonaron su propósito de servir a Dios y a la humanidad (Hebreos 1:13-14); cayeron en el resentimiento y la ira contra Dios y su santo propósito para los seres humanos. En las Escrituras ellos se muestran como capaces no tan sólo de influir sino de poseer a seres humanos (o sea que tienen más poder del que tiene un hipnotizador humano). Tal control demoníaco puede hacer que sus víctimas exhiban un comportamiento violento y autodestructivo (Mateo 8:28; 17:14-18; Hechos 19:14-16; Lucas 8:27-33).

Los siervos de Dios no deben temer ni estar demasiado preocupados por que la influencia de los demonios los afecte a ellos. Los espíritus malignos son menos en número e inferiores en poder con respecto a los ángeles fieles de Dios, quienes son “espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación” (Hebreos 1:14). Los cristianos pueden sentirse seguros porque “no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7).

Una mente fuerte que se aferra al camino de vida de Dios es la mejor forma de resistir la influencia de los demonios. Los siervos fieles de Dios deben estar llenos del Espíritu Santo (Efesios 5:18), lo que les permite resistir esa influencia y hace que huyan los espíritus malignos (Santiago 4:7). Además, los verdaderos ministros de Cristo tienen autoridad sobre los demonios, lo que les permite echarlos fuera de aquellos que están poseídos (Mateo 10:1, 8; Marcos 6:13; 16:17). Al fin y al cabo, Dios es la fuente suprema de poder.BN

¿CUÁL MANO TUVO LA CULPA?

31 ene 09

¿CUÁL MANO TUVO LA CULPA?

por el Hermano Pablo

Fueron dos manos juntas, dos manos de la misma sangre, unidas firmemente. Pero no eran manos unidas en oración. Esas dos manos empuñaban juntas un revólver. Y juntas dispararon el arma.

El problema del jurado era decidir qué dedo, de cuál mano, fue el que apretó el gatillo. Porque ambos hermanos, Jesse Hogan y su hermana Jean, habían matado a la enfermera Ana Urdiales. El jurado decidió, por fin, que fue el dedo de Jesse el que apretó el gatillo. Así que condenaron a Jesse a muerte.

He aquí un caso dramático. Dos personas, hermano y hermana, empuñan un arma y con ella matan a una enfermera. Ambas manos sostienen el revólver, pero es un solo dedo el que hace el movimiento fatal. A una mano, la que no apretó el gatillo, le corresponde un castigo menor; a la otra, la pena de muerte.

¡Cuántas veces son dos manos las que cometen el delito, pero una sola recibe el castigo! ¡Cuántas veces el mal que se comete es resultado de otros elementos que han contribuido al mal, pero sólo una persona es castigada!

Una persona bajo la influencia del alcohol comete un asesinato, y sólo ella lleva la culpa. Pero ¿qué del fabricante de licores? ¿Qué del que anuncia con llamativa propaganda su veneno? ¿Qué del que vende el licor? Es más, ¿qué de las leyes que autorizan tales ventas? ¿No tienen todos ellos, también, la culpa de ese homicidio?

Una muchacha se escapa de su casa y se hace miembro de una pandilla callejera. Allí prueba drogas. Para tener con qué comprar las drogas, se vuelve prostituta. A causa de la prostitución, contrae SIDA. Así infecta a decenas de hombres que a su vez infectan a sus esposas. Y las que están embarazadas le transmiten el SIDA al hijo que está por nacer.

¿Quién es culpable? ¿La joven infectada? Claro que sí, pero junto con ella tienen la culpa, también, los padres, si no le dieron un hogar amoroso, las pandillas callejeras, los narcotraficantes y los hombres lujuriosos que compraron por una ínfima cantidad de dinero el cuerpo y el alma de aquella mujer.

Nadie peca solo. Todo lo que hacemos tiene repercusiones enormes. El pecado de Adán ha manchado la vida de toda la humanidad de todo tiempo y de todo lugar. Nadie peca solo.

Sólo Dios puede hacernos cambiar nuestra conducta. Lo hace cuando cambia nuestra vida. A esto Cristo lo llama «nacer de nuevo». Busquemos el perdón de Dios. Cuando Él limpia nuestro corazón, la semilla que sembramos produce vidas sanas y puras.
www.conciencia.net

Decreto de la Santa Sede para levantar la excomunión de cuatro obispos

Decreto de la Santa Sede para levantar la excomunión de cuatro obispos

De la Congregación para los Obispos que levanta la excomunión a los cuatro obispos ordenados en 1988 por el arzobispo Marcel Lefebvre.

Ciudad del Vaticano, 25 de enero de 2009.
Decreto de la Congregación para los Obispos

Con la carta del 15 de diciembre de 2008 enviada a su eminencia el cardenal Darío Castrillón Hoyos, presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, monseñor Bernard Fellay, en su nombre y en el de los otros obispos consagrados el 30 de junio de 1988, volvía a solicitar el levantamiento de la excomunión latae sententiae formalmente declarada por decreto del prefecto de esta Congregación para los Obispos con fecha del 1 de julio de 1988.

En la mencionada carta, monseñor Fellay afirma entre otras cosas: “estamos siempre fervorosamente determinados en la voluntad de ser y permanecer católicos y de poner todas nuestras fuerzas al servicio del Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia católica romana. Nosotros aceptamos todas sus enseñanzas con ánimo filial. Creemos firmemente en el primado de Pedro y en sus prerrogativas y por ello nos hace sufrir tanto la actual situación”.

Su Santidad Benedicto XVI, paternalmente sensible al malestar espiritual manifestado por los interesados a causa de la sanción de excomunión, y confiando en el compromiso expresado por ellos en la citada carta de no ahorrar esfuerzo alguno para profundizar en necesarias conversaciones con las autoridades de la Santa Sede en las cuestiones aún abiertas, y poder así llegar rápidamente a una plena y satisfactoria solución del problema existente en un principio, ha decidido reconsiderar la situación canónica de los obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta surgida con su consagración episcopal.

Con este acto se desea consolidar las relaciones recíprocas de confianza, intensificar y hacer más estables las relaciones de la Fraternidad San Pío X con la Sede Apostólica. Este don de paz, al final de las celebraciones de Navidad, quiere ser también un signo para promover la unidad en la caridad de la Iglesia universal, y por su medio, llegar a remover el escándalo de la división.

Se desea que este paso sea seguido por la solícita realización de la plena comunión con la Iglesia de toda la Fraternidad San Pío X, testimoniando así auténtica fidelidad y un verdadero reconocimiento del Magisterio y de la autoridad del Papa, con la prueba de la unidad visible.

En virtud de las facultades que me han sido expresamente concedidas por el Santo Padre, Benedicto XVI, en virtud del presente Decreto, levanto a los obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta la censura de excomunión latae sententiae declarada por esta Congregación el 1 de julio de 1988 y declaro privado de efectos jurídicos a partir del día de hoy el decreto entonces publicado.

Roma, Congregación para los Obispos, 21 de enero de 2009

Cardenal Giovanni Battista Re

Prefecto de la Congregación para los Obispos

Probablemente ateos

‘Probablemente’ ateos

José Ramón Villar
Decano de la Facultad de Teología
Universidad de Navarra
El Correo (País Vasco) |fluvium.org

La eterna cuestión sobre el origen de la vida y la existencia de Dios ha encontrado un original punto de debate en la campaña que utiliza autobuses para lanzar un mensaje de resonancias ateas. El impacto de la iniciativa, su propio eslogan y la correspondiente respuesta de colectivos creyentes han reactivado, y polarizado, las posturas sobre el papel de la religión en nuestras sociedades.

‘Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida’. Lema de la iniciativa publicitaria de una asociación ‘probablemente’ atea. Sin duda, cada uno gasta el dinero como estima oportuno, y hay que reconocer que en este caso la inversión ha salido rentable, a la vista de la resonancia mediática gratuita. Entre otros objetivos, la iniciativa se dirige, según sus impulsores, «a quienes no creen para que piensen que hay mucha más gente como ellos. (…) Es bueno que se sepa en el trabajo, en los bares, que uno es ateo y que se puede seguir siendo amigo y tomar copas sin que pase nada».

Parece, pues, que la campaña aspira a apoyar a ateos que sobreviven aislados y quizá en un entorno de incomprensión. Sin embargo, resulta sumamente improbable que la iniciativa publicitaria se dirija a aliviar las penosas condiciones del ateísmo en estos pagos, o a sostener a los inseguros en sus convicciones ateas. Con toda obviedad, el mensaje se dirige a la mayoría de los ciudadanos para que en materia religiosa se «dejen de preocupaciones y disfruten de la vida». Unos consejos, por cierto, puestos en práctica desde hace años, sin necesidad de publicidad alguna, por los estamentos acomodados de nuestras prósperas ciudades. Sospecho que entre los excluidos de esa fortuna burguesa sonará algo cínica la exhortación al goce de la vida.

Una paradoja poco seria

En todo caso, el mensaje es claro: el ateísmo es garantía de goce y disfrute, y los creyentes olvidan las delicias paradisíacas de este mundo, enredados en sombrías preocupaciones religiosas. El eslogan es diáfano en su pueril simplicidad: los felices increyentes frente a los infelices creyentes. Conceder a esta idea el estatus de argumento contra la religión sería hacerle un honor que no merece. Es simplemente eso, un eslogan, que sólo pretende inducir un sentimiento negativo, una predisposición fisiológica contraria a la religión. Este ‘probable’ ateísmo, que parece fundirse en abrazo cordial con el botellón-fin-de-semana, intelectualmente no da más de sí. En realidad, resulta paradójico que quienes se presentan como paladines de la racionalidad científica acaben apelando a las pulsiones más elementales del ser humano.

Es frecuente la estrategia de deformar aquella idea que se quiere estigmatizar, para dejar así bien patente lo fundado del rechazo. Los creyentes, nos dice implícitamente el eslogan, se sumergen en un mundo de tristezas que provoca un Dios aguafiestas. Esta caricatura de un Dios nocivo para el bienestar y la felicidad humana no responde en absoluto a la verdadera experiencia religiosa. Pero este dato elemental resulta totalmente indiferente para nuestros publicistas ateos. Las deformaciones esperpénticas de la imagen (cristiana) de Dios forman parte esencial de la estrategia, y eso explica la constancia con que algunos siguen enrocados en esa presentación. Sería deseable tomar más en serio no sólo a los creyentes sino también a quienes tienen dificultades religiosas, y las viven en su carne como una grave cuestión. Situar las ‘preocupaciones’ religiosas en el nivel superficial del goce y disfrute de las aficiones deportivas o de un destino turístico resulta cuando menos frívolo. La existencia de Dios no es un asunto para trivializar en marquesinas publicitarias.
Ya Ovidio …

Nuestros ‘probables’ ateos desdramatizan lúdicamente la existencia de Dios mediante el expediente de no pensar en ella. No apelan al raciocinio, sino precisamente a desactivar la inteligencia. Por ese motivo, como iniciativa para suscitar el diálogo serio sobre Dios, su mensaje ‘probablemente’ ateo tiene un recorrido muy corto y anecdótico. Afortunadamente, los grandes temas de la condición humana seguirán siempre presentes en cada persona. No es posible renunciar a la razón y a la experiencia humana universal. El poeta latino Ovidio decía, a su manera, que la aparición del ser humano en la Tierra sucedió porque «se echaba en falta un ser viviente más noble, más dotado de espíritu sublime (…), y mientras los demás animales miran hacia la tierra, se le dio al hombre un rostro levantado, mandándole que contemplara el cielo y que llevara el semblante erguido hacia las estrellas». Ovidio, hombre anterior al cristianismo, percibía esas preguntas vitales: cuál es el sentido de la vida y de la muerte, del dolor, del ansia de verdad, de bondad y de felicidad. El poeta miraba hacia el cielo porque, en su idea, ahí reside el origen de un misterio superior.

Para la fe cristiana, ese misterio se esclarece en Jesús de Nazaret, imagen de Dios invisible, revelación del misterio del Padre y de su amor. El misterio del mundo no está en la arbitrariedad de fuerzas ciegas. Es amor que acoge, amistad que invita, gracia que se ofrece. Su presencia en el mundo es discreta, como lo es la presencia del amor verdadero. Bajo la superficie de la vida, la existencia humana está habitada por la presencia de Dios que potencia y eleva la vida de los hombres y la abre a un horizonte insospechado. No se impone con su poder. Se ofrece como fuente de vida a todo el que se abre a Él. Es el «tesoro escondido» que llena de alegría a quien lo descubre (Mt 13, 44). El Dios que se acerca a los hombres en Jesucristo es perdón sin límites, misericordia gratuita e incondicionada. Creer en Dios revelado en Jesucristo es saberse enraizado en un amor originario que ofrece una existencia gozosa que colma las expectativas del corazón humano. Por eso el Evangelio de Jesús es «buena noticia»: es gracia, fuerza y alegría para vivir.

El director del Zoo de Nueva York deja a sus animales ‘sin empleo’ en un vídeo sobre la crisis

31/1/2009 12:31 h CRÍTICA HUMORÍSTICA A LOS RECORTES

El director del Zoo de Nueva York deja a sus animales ‘sin empleo’ en un vídeo sobre la crisis

Vídeo: YOUTUBE

EFE
NUEVA YORK

La recesión económica que vive Estados Unidos y en particular Nueva York se está traduciendo en decenas de miles de despidos, pero lo que poca gente podía imaginar es que los recortes de plantilla podían llegar incluso a aplicarse incluso a los animales “empleados” en el conocido zoológico de El Bronx.

“No hay una forma sencilla de decir esto: Aunque estés atrayendo cantidades récord de gente a Nueva York y ayudes a la economía local, vamos a tener que dejar de contar contigo”, asegura en un vídeo el personaje que hace de director del zoo a un puerco espín, uno de los animales que cada año recibe la visita de 12 millones de estadounidenses y turistas.

Se trata de un vídeo en tono de humor difundido por el zoo a través de su web en el que se muestra cómo el director va llamando al despacho a varios de los animales que “trabajan” en el recinto para despedirlos debido al recorte presupuestario anunciado por el estado de Nueva York.

76 parques afectados

Ese recorte afectará a 76 zoos, jardines botánicos y acuarios del estado de Nueva York, que dejarán de ingresar 9.100 millones de dólares, equivalentes a la mitad de la financiación que recibirán en 2009 y 2010.

“Estoy seguro de que habéis oído que el gobernador (del estado de Nueva York, David) Paterson ha propuesto un presupuesto que implicará severos recortes en el Zoo del Bronx y el Aquarium de Nueva York”, explica el supuesto director del zoológico en el vídeo, en el que se ve que el próximo despedido va a ser un gran sapo, que hace cola ante la puerta del despacho.

Aunque el despido de animales es una broma, podría terminar siendo verdad si estas instituciones no reciben más fondos públicos para sobrevivir a la crisis.

“Nos vamos a enfrentar al difícil problema de incluso tener que despedir animales, por así decirlo”, explicó el consejero delegado de la Sociedad de Conservación de la Vida Salvaje, Steve Sanderson.

12 millones de visitas en el Zoo del Bronx

Esa entidad es la encargada de gestionar el Zoo de El Bronx y el Aquarium de Nueva York, que en el último ejercicio fiscal generaron 289,6 millones de dólares y recibieron 12 millones de visitas, de las que 4 millones fueron de turistas.

Efectivamente, el zoo no podrá reponer ejemplares de los animales con un ciclo de vida corto que vayan muriendo, al tiempo que tendrá que desprenderse de algunos, según explican sus responsables, que además del recorte de fondos estatales también se enfrentan a una caída de las donaciones y de los ingresos por visitas.

Por ello, también calculan que tendrán que prescindir de entre 120 y 130 personas y “rebajaremos el presupuesto destinado a educación, entretenimiento y experiencias naturales para la gente; afectará a todo”, añadió Sanderson, en un comunicado.

El zoo está recogiendo firmas para pedir que se suspenda el recorte y anima a quienes no vivan en Nueva York pero también estén implicados en su causa que manden escritos o telefónicos al gobernador.

Sarkozy y Bruni inspiran un cómic satírico y corrosivo

31/1/2009 Edición Impresa ‘CARLA Y CARLITO, LA VIDA DE PALACIO’ ES UNO DE LOS RECLAMOS DEL FESTIVAL DE ANGULEMA

Sarkozy y Bruni inspiran un cómic satírico y corrosivo

Portada de 'Carla & Carlito'.
Portada de ‘Carla & Carlito’.
ELIANNE ROS
PARÍS | www.elperiodico.com

La vida amorosa de Nicolas Sarkozy con la cantante y exmodelo Carla Bruni ha llegado hasta el 36° Festival del Cómic de Angulema, que incluye entre las novedades el álbum Carla et Carlito, la vie de château (Carla y Carlito, la vida de palacio), publicado recientemente por Fayard. Los autores, Philip Cohen, Richard Malka y el dibujante Riss, presentan a la primera dama francesa como una manipuladora que tiene hipnotizado al presidente. Para ellos, no hay duda de que Carla es quien lleva las riendas del Elíseo.

Después del éxito del volumen anterior, La face karcher de Sarkozy (juego de palabras que utiliza una controvertida expresión del jefe del Estado, traducido en España como La cara oculta de Sarkozy), que vendió 200.000 ejemplares, Fayard ha tirado 100.000 en la primera edición. Muy bien documentado, el álbum hace gala de un humor corrosivo. Desde las alzas de los zapatos de Sarkozy para no resultar demasiado pequeño al lado de su esposa hasta el espinoso asunto del SMS supuestamente enviado a su ex, Cecilia, 15 días antes de casarse con Carla: “Si vuelves lo anulo todo”. Para disgusto del presidente francés, los ejemplares se venden como baguettes.
Desde las últimas elecciones presidenciales, celebradas en mayo del 2007, el cómic político ha experimentado un auge creciente, igual que los libros sobre la vida de los políticos. Se calcula que se han vendido unos dos millones de ejemplares de la diferentes tiras cómicas, centradas principalmente en Sarkozy –el primer volumen de Fayard, Sarko 1°, representaba al jefe del Estado como Napoleón– y en la excandidata socialista Segolène Royal.

SECTOR BOYANTE
El cómic es de los pocos sectores que escapan a la crisis económica. En el 2008, el número de novedades ascendió a 4.413 álbums, un aumento del 10% respecto al año anterior. Durante las últimas cinco temporadas la producción se ha doblado y los amantes de la tira cómica son una tribu en expansión. El festival de Angulema, que abrió el jueves, es una muestra de ello. Cada año recibe más visitantes. En esta edición se esperan 200.000 personas.
Un editor de cómic, Jacques Glénat, habla incluso de “crisis de superproducción”. “El cómic no había gozado nunca de tan buena salud”, afirma el crítico Gilles Ratier. La tira cómica ha excedido el papel para propagarse por internet e inspirar cada vez más películas. El último héroe del tebeo trasladado al cine es Largo Winch, cuyo último volumen ha sido un éxito de ventas (490.000 ejemplares en el 2008).
Angulema cuida también a los grandes clásicos. Este año recibe a Milo Manara, referente del erotismo, y a Hiroshi Hirata, que firmarán sus obras. El domingo, último día de esta cita, se darán los premios.

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.192 seguidores