¿Qué dice la Biblia sobre la Creación contra la teoría de la Evolución?


¿Qué dice la Biblia sobre la Creación contra la teoría de la Evolución?

Descargar (que-dice-la-biblia-sobre-la-creacion-contra-la-teoria-de-la-evolucion.pdf)


Pregunta: “¿Qué dice la Biblia sobre la Creación contra la teoría de la Evolución?”

Respuesta: No es el propósito de este artículo presentar un argumento científico en el debate sobre la Creación contra Evolución. Si estás buscando argumentos científicos sobre la Creación y/o contra la Evolución, te recomendamos “Respuestas en Génesis”– http://www.respuestasengenesis.org, y si lee inglés, el “Institute for Creation Research” — http://www.icr.org. El propósito de este artículo es explicar el por qué, de acuerdo con la Biblia, el debate de la Creación contra la Evolución aún existe. Romanos 1:25 declara, “ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos, Amén.”

Un factor clave que debemos reconocer es que la gran mayoría de los científicos que creen en la Evolución también son ateos o agnósticos. Hay algunos que se basan en alguna forma de ateísmo evolutivo, y otros que toman un punto de vista deísta de Dios (Dios existe, pero no está involucrado en el mundo… todo procede según un curso natural). Hay algunos que genuina y honestamente miran estos datos y llegan a la conclusión de que la Evolución encaja más en los datos disponibles. Sin embargo, éstos representan una porción insignificante de científicos que abogan por la Evolución. La gran mayoría de los científicos evolucionistas sostienen que la vida evolucionó enteramente SIN intervención de un Ser superior. La Evolución es por definición una ciencia naturalista.

Para que el ateísmo sea verdad, debe haber una explicación alternativa para el cómo el universo y la vida llegaron a existir. Aunque hubo creyentes en alguna forma de Evolución que precedieron a Charles Darwin, él fue el primero en desarrollar un modelo plausible de cómo la Evolución pudo haber ocurrido – la selección natural. Alguna vez Darwin se identificó a sí mismo como un cristiano, pero más tarde renunció a la fe cristiana y a la existencia de Dios como resultado de algunas tragedias que sufrió en su vida. La Evolución fue “inventada” por un ateo. El objetivo de Darwin no fue desaprobar la existencia de Dios, pero ese es uno de los resultados finales de la teoría de la Evolución. La Evolución es un soporte del ateísmo. Los científicos evolucionistas de la actualidad tampoco admitirán que su objetivo es dar una explicación alternativa los orígenes de la vida, y por lo tanto establecer una base para el ateísmo. Sin embargo, de acuerdo con la Biblia, eso es exactamente por lo que existe la teoría de la Evolución.

La Biblia nos dice, “Dice el necio en su corazón; No hay Dios.” (Salmo 14:1; 53:1). La Biblia también proclama que la gente no tiene excusa para no creer en un Dios Creador, “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la Creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” (Romanos 1:20). De acuerdo con la Biblia, cualquiera que niega la existencia de Dios es un necio. ¿Por qué entonces, hay tanta gente, incluyendo algunos cristianos, que aceptan complacientes que los científicos evolucionistas son intérpretes imparciales de los datos científicos? De acuerdo con la Biblia, ¡todos ellos son necios! La necedad no implica una falta de inteligencia. La mayoría de los científicos evolucionistas son intelectualmente brillantes. La necedad indica una inhabilidad para aplicar apropiadamente el conocimiento. Proverbios 1:7 nos dice, “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová, Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.” 

Los científicos evolucionistas se mofan de la Creación y/o del Diseño Inteligente como de algo que no vale la pena examinar científicamente. Para que algo sea considerado una “ciencia”, dicen ellos, debe estar sujeto a observación y probado, debe ser “naturalista”. La Creación es por definición “sobrenatural” Dios y lo sobrenatural, no pueden ser observados o probados (y así sigue su argumento), por lo tanto la Creación y/o el Diseño Inteligente no pueden ser considerados una ciencia. Como resultado, todos los datos son filtrados a través de la preconcebida, presupuesta, y pre-aceptada teoría de la Evolución, sin la consideración de explicaciones alternas.

Sin embargo, el origen del universo y el origen de la vida no pueden ser probados u observados. Ambos, la Creación y la Evolución están basados en sistemas de fe cuando ellos hablan de los orígenes. Ninguno puede ser probado porque no podemos regresar a billones (o miles) de años atrás para observar el origen del universo y la vida en el universo. Los científicos evolucionistas rechazan la Creación en terrenos que lógicamente los fuerzan también a rechazar la Evolución como una explicación “científica” de los orígenes. La Evolución al menos en lo concerniente a los orígenes, no encaja en la definición de “ciencia” más de lo que lo hace la Creación. La Evolución es supuestamente la única explicación de los orígenes que puede ser probada; por lo tanto, es la única teoría de los orígenes que puede ser considerada “científica” ¡Eso es una tontería! Los científicos partidarios de la Evolución, están rechazando una plausible teoría de los orígenes sin siquiera examinar honestamente sus méritos, porque no se ajusta a su estrecha e ilógica definición de lo que es “ciencia.”

Si la Creación es verdad, entonces hay un Creador ante Quien somos responsables. La Evolución es un soporte para el ateísmo. La Evolución da a los ateos una base para explicar cómo existe la vida aparte de un Dios Creador. La Evolución niega la necesidad de un Dios que esté involucrado en el universo. La Evolución es la “teoría de la creación” para la “religión” del ateísmo. De acuerdo con la Biblia, la elección es clara. Podemos creer en la Palabra de nuestro omnipotente y omnisciente Dios, o podemos creer en las explicaciones de la ilógica tendencia “científica” de los necios.

Nota:

Podemos concluir, pues, que aquí, como en cualquier otro caso, no debe tomarse posición a la ligera contra la teoría evolucionista, como si ésta se encontrase refutada en la Biblia. Por tanto, todo creyente debe ser dejado en libertad para estudiar, investigar y seguir la teoría cosmogónica que le parezca más acorde con el progreso real de la Ciencia, con tal que no se deje seducir fácilmente por cualquier novedad no demostrada.El relato hebreo creacionsita del Génesis es un relato comogonico donde la verdad revelada como scriptura se reviste del ropaje cultural semitico;donde la verdad revelada se esconde bajo el bagaje cultural del pueblo hebreo.

Por lo tanto creo sinceramente que ningún creyente sensato debería sentirse ofendido o amenazado en su fe, si alguien duda de la relevancia actual de esta cosmogonia, ante la superoridad racional de los relatos cosmogónicos actuales propuestos como modelos para la sociedad occidental contemprtánea pro la ciencia experimental.

Yo creo al igual que lo hace Paolo Flores d’Arcais, que debemos estar abiertos al dialogo, creyentes y no creyentes creacionistas cristianos y evolucionistas por igual, algo que como bien lo dice Paolo Flores d’Arcais »hasta ahora apenas ha ocurrido»(1)

Creo que la T.E. es una teoria cientifica, falseable, sujeta a fallas y correcciones como se ha hecho hasta ahora. Segurmante hay mucho que investigar y corregir, pero eso lo tendrán que determinar los cientificos.No podemos esperar que las teorías cientificas se parezcan totalmente a los relatos bíblicos,pues surgen de cosmovisiones y culturas distintas,  pero si anhelamos y esperamos que llegue el dia en que se acerquen seguramente, uno al otro, y que convergan favorablemente.

Esperamos que la ciencia nos ayude con el transcurso del tiempo a hacer una lectura mas exacta del relato bíblico y a comprender la hsitoria de nuestros origenes como raza, con mayor exactitud.

No veo que el relato de la T.E sea tan asbsurdo como se le acusa, pero siempre y cuando entendamos que hubo un principio divino,un genesis, una dirección y un propósito,y que nos somos fruto del azar, sino de la creación amorosa de Dios, del Dios que es amor, y no un simple “chapucero”

La T.E: nos habla de una evolución desde lo inorgánico a lo orgánico, desde formas inferiores de vida hacia formas superiores.

También el relato del Génesis lo hace, al describir la creación del ser humano del barro (materia inorgánica) a la vida,por la mano de Dios. Sin duda esto es microevolución,macroevolución y mutación favorable,pero direccionada y no azarosa.

No creo que sea correcto ni justo acusar a la T.E. de todos los males del siglo. Cada siglo ha tenido sus vicisitudes, aún antes del auge de la T.E. Debemos permtir que la ciencia siga haciendo su trabjo y no oponenos a ellpo vioentamente, sino mas bien, en forma reflexoiva, realizar nuestras opiniones, y creo que cada ministro deberia tener conocimientos basicos de ciencia a la hora de opinar, a fin de no desvirtuar la noble tarea del clero.

Tampoco creo que sea justo culpar a Darwin por el mal uso de su teoría, sabiendo que no fue su intención que sea utilizada para mal de este siglo (Hitler , eugenesia y cia.)

También esperamos llegue nuevamente el dia de la reconciliación entre la ciencia y la fe cristiana, y que muchos cientificos vuelvan a confiar en Dios.

Y que sean muchos los cientificos que puedan decir como Kepler  ”loco el astrónomo que no es devoto”. Kepler, quien murió el 15 de noviembre de 1630, él mismo había escrito su epitafio: “Medí los cielos; ahora mediré las sombras de la tierra. Mi alma era del cielo, pero la sombra de mi cuerpo reposa aquí”.(2)

Independientemente de lo obstinados y ateos que puedan ser los materialistas, hay una verdad que sigue siendo evidente: Dios creó todos los sistemas y formas de vida que la ciencia estudia. Por consiguiente, la ciencia y la religión son compatibles en la medida en que sean practicadas con honestidad y cordura. Un indicio de esa concordancia son los científicos creyentes en Dios del pasado y del presente que hicieron grandes contribuciones a la humanidad.(3)

Procuremos estar abiertos al dialogo con una ciencia no dogmática, donde hoy todo es relativo, donde se terminaron los absolutos;y ante la filosofia “no creyente” compartiendo a aquel que dijo “Yo soy…el que vivo, y estuve muerto” (Ap.1:18 RV 1960), aquel que como Dios,no tiene ” mudanza, ni sombra de variación.” (Stgo. 1:17 b RV 1960)

Paulo Arieu

 

Notas:

1. Benedicto XVI / Paolo Flores d’Arcais,  ¿Dios existe?, p.21 ed. Emece editores/Espasa, Argentina,diciembre 2008, citado en Credo quia absordum. La Teoría de la Evolucion – Influencia sobre los cristianos

2. http://www.astronomos.org/Sapa/Boletin_042007.htm, citado en Credo quia absordum. La Teoría de la Evolucion – Influencia sobre los cristianos

3.  http://boards4.melodysoft.com/app?ID=khalid&msg=9048&DOC=81 citado en Credo quia absordum. La Teoría de la Evolucion – Influencia sobre los cristianos

Fuentes:

About these ads

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. JUNIOR SANTIAGO SOTO LOPEZ
    mar 27, 2009 @ 01:17:16

    ES LO MAS HERMOSO CONOCER DE JESUS Y SU PADRE AMADO DIOS EN EL SE CONOCE LA PAZ EL AMOR Y LA VIDA TRANQUILA Y ETERNA ASEPTE A JESUCRISTO COMO MI SALVADOR HASE 2 MESES Y MI VIDA HA CAMBIADO CRISTO TE AMA BUSCA DE EL ES LO MEJOR QUE PUEDES HASER ES TODO POR MI PARTE

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.122 seguidores

%d personas les gusta esto: