Interpretaciones de la Creación del Mundo y el relato del Edén


Interpretaciones de la Creación del Mundo y el relato del Edén 

Autor:Paulo Arieu

Descargar (interpretaciones-de-la-creacion-del-mundo-y-el-relato-del-eden.pdf)

Mathew Henry, uno de los más grandes estudiosos bíblicos, tiene cometarios que nos pueden iluminar y ayudarnos a poner en orden nuestras ideas con respecto a la creación del universo. Henry escribe,

“Dios lo creó, esto es, lo hizo de la nada. No existía materia pre-existente del que el mundo pudiera haber sido producido. Los peces, las aves fueron de hecho producidas de las aguas y las bestias y el hombre de la tierra; pero esa tierra y esas aguas fueron creadas de la nada. Por el ordinario poder de la naturaleza, es imposible que algo sea hecho de la nada; ningún artificio puede funcionar, am menos que tenga algo con que funcionar. Pero por el poder todopoderoso de Dios no es sólo posible que algo sea hecho de la nada (el Dios de la naturaleza no está sujeto a las leyes de la naturaleza), pero en la creación es imposible que sea diferente, pues nada es más injurioso para el honor de la Mente Eterna que la suposición de la materia eterna.  Por lo tanto la excelencia del poder es de Dios y toda la gloria es para Él.” [1]

 Abraham presenta a Isaac en sacrificio

Los once primeros capítulos del Génesis merecen ser considerados aparte del resto: describen en una forma popular —a veces reñida con el conocimiento científico aceptado y otras àparentemente coherente con él— el origen y creación del mundo, el hombre y la vida en general.

Se han intentado hacer innumerables lecturas de los capítulos del Génesis. Entre ellas está la KABBALAHhebrea, la interpretación histórica, la alegórica (incluyendo una alegoría a la evolución del Universo y la teoría de Darwin), interpretaciones sacerdotales y místicas, y así la lista se extiende indefinidamente.

Es interesante notar una pequeña contradicción entre la historia de la creación del mundo (primer capítulo del Génesis) y la historia de la creación del hombre en el Huerto del Edén (segundo capítulo del Génesis), que dio origen a la leyenda de Lilith (véase Leyendas del cristianismo). En el primer capítulo Dios crea primero a los animales, y entonces crea al hombre y a la mujer a su imagen, sin establecer ninguna prioridad entre ellos; pero en el segundo capítulo, en la creación del Huerto del Edén, Yahweh Elohim crea a Adán primero, luego a los animales y finalmente crea a Eva de una costilla de Adán, o de su costado según la traducción.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Gn.1.27)

Y de la costilla que Yahvéh Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. (Gn.2.22)       

La Biblia, (Traducción Casiodoro de Reyna, Revisiones: 1602, 1862, 1909 y 1960)

Sin embargo no puede afirmarse que esta alternativa resuelva la contradicción, ya que en el Edén el hombre es creado antes que los animales, y en la creación del mundo después. Relata el Génesis que cuando Elohim creó al hombre el sexto día, después de crear lo animales terrestres, entonces plantó un jardín , el Edén, y colocó al hombre en él; Gn 2:8 Y había Jehová Dios plantado un huerto en Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado.

Y dijo Yahvéh Dios: No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él. (Gn.2.18)

Yahvéh Dios formó, pues, de la tierra, toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. (Gn.2.19)

...mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. (Gn.2.20)
En 1932 E. A. Speiser of the University Museum of Pennsylvania  descubrió un sello en la parte inferior del Montículo  Tepe Gawra a doce millas de Nínive. Se estima que el sello fue de alrededor de 3500 aC 

Se muestra un hombre desnudo y una mujer desnuda, se agachó tanto como si fueran oprimidos o abatidos. Detrás de ellos, en parte roto, es una serpiente (ver dibujo en la parte superior izquierda de la imagen). 

El sello es pequeño, sólo alrededor de una pulgada de diámetro, grabada en piedra, y ahora se celebrará en el Museo de la Universidad de Filadelfia.  SPEISER como señaló, la imagen es altamente sugerente de la historia de Adán y Eva.

Una explicación ensayada para esta contradicción es la hipótesis documentaria, la cual explica este hecho estableciendo el origen de ambos capítulos del Génesis en dos fuentes distintas. El capítulo 1 sería de origen sacerdotal, mientras que el capítulo 2 sería yavista y ambos capítulos tratarían de relatar el origen del hombre y la mujer. De esta manera, podríamos estar ante dos versiones de una misma historia en dos relatos distintos que fueron unidos después en uno solo (los dos primeros capítulos del Génesis).

Algunos exégetas proponen que el primer capítulo del Génesis sea estudiado, desde el punto de vista de la tradición sacerdotal, como un escrito surgido después de la deportación a Babilonia, cuando el judaísmo se cimentaba más como una religión que como una nación en particular, y cuyo propósito sería también reforzar la idea del sábado como día sagrado de descanso, además por supuesto de dejar claro que toda la creación, incluido el hombre, son obra de Elohim. Por otra parte, estos mismos investigadores proponen al segundo capítulo del Génesis como un escrito mucho más antiguo, de la época de los reyes en Israel, el cual vendría a ser un lamento en el que la situación sedentaria y civilizada centrada en ciudades del reino conllevaba también injusticias, pobreza y marginación, pues el relato del segundo capítulo del Génesis parecería ensalzar los valores del nomadismo y de la cercanía con el dios Yahweh provenientes de la vida en el desierto.

Según otros (los creacionistas), tal contradicción no existe, debido a que en el capítulo uno del libro se expone un resumen global de la creación, mientras que en el segundo, se detalla el primero: Mientras que el primero se anuncia que Dios creó al hombre y a la mujer, en el segundo se detalla como se realizó, incluyendo su orden.

En el paraíso Adán y Eva eran vegetarianos:

“También les dijo: Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento.” Génesis 1:29

A quien le vamos a creer? A la Biblia o a la ciencia?
Ray Pritchard, en un sermón en 1997, nos brinda un punto muy importante con respecto a como el cristiano reconcilia los hallazgos científicos con lo que dice la Biblia.
Pritchard dice,

Si Génesis 1:1 es verdad, entonces todo el debate sobre la creación y la evolución debe iniciar con la pregunta, “Qué dice la Biblia?” Creo que aquí es donde muchos cristianos se meten en problemas [...] se sienten intimidados por aquellos que dicen que el universo debe tener billones y billones de años y que Dios creó la vida en la tierra a través de un proceso de desarrollo lento a través de millones y millones de años.

Puedo decir simplemente que nunca debemos subrayar la palabra nunca, simplemente por leer la Biblia. Las personas que creen tales cosas no obtuvieron sus ideas de la Biblia. Las obtuvieron de algún otro lugar y las importaron al texto bíblico.

Sé que existe un gran debate en estos días sobre la edad de la tierra. Si me preguntan a mí que tan antigua es la tierra, voy a decir que no sé porque la Biblia no nos brinda una fecha exacta. Sí creo que hay espacio para una discusión razonable sobre el tema. Sin embargo, no creo que el mundo sea necesariamente tan antiguo como dicen algunos. Dios pudo haber creado al mundo hace algunos miles de años si así lo quisiera. Pudo haber creado un universo maduro, funcionante desde le primer momento. No existe ningún problema con este concepto.” [2]

El Libro de Génesis: Mito o Verdad?

Como he dejado notar, no son pocos los cristianos los que creen en el creacionismo progresivo, el Big Bang, y/o la evolución. Es claro que para poder expresar sus creencias, deben recurrir a la ciencia para que ésta les brinde las explicaciones con respecto al inicio del universo.

Por otro lado, es obvio que como cristianos, las verdades las obtenemos de la Biblia. Con esto no estoy diciendo que la Biblia dé explicaciones acerca de todas las cosas, es decir, la Biblia, como bien ha dicho un lector de este blog, no es un libro de ciencia, ni un libro de matemática, ni un libro de gramática, etc. La Biblia es la revelación de Dios para los hombres, en donde ha descrito ciertas cosas, las cuales debemos tomar como verdades, y lo ha hecho utilizando hombres, sus personalidades, y su carácter, con el fin de expresar lo que Dios ha querido.

Es cierto que la Biblia no es un libro de ciencia, pero cuando la Biblia habla acerca de algo científico, eso es una verdad. Cuando la Biblia brinda cálculos matemáticos, estos son verdad. Porqué? Porque fue Dios quien creó la ciencia y las matemáticas, y el lenguaje, etc. Fue Dios quien creó en lenguaje para poder comunicarse con Adán en el Edén. De la misma manera, cuando la Biblia habla acerca del inicio del universo, habla de manera real y no figurativa o alegórica como demostraré en esta entrada.

Los cristianos que creen en el creacionismo progresivo o el Big Bang, creen que Dios utilizó estos procesos para crear el universo en un proceso de 4.5 billones de años. Cómo hacen esto? Sencillamente aducen que el pasaje de Génesis 1 y 2, son pasajes poéticos y no históricos. Muchos, como los liberales, y como el lector que mencione antes, inclusive aducen que ni siquiera se puede saber si fue Moisés quien escribió este libro. Esta es la única manera en la que pueden llegar a sus conclusiones. Cómo? Utilizando procesos hermenéuticos totalmente equivocados, haciendo eiségesis de los pasajes en lugar de exégesis. Es decir, llegan con sus presuposiciones a leer la Biblia y no permiten que sea la Biblia la que les diga como debe interpretarse un determinado pasaje. Como he dicho siempre, “La Biblia interpreta la Biblia, y no somos nosotros la que la interpretamos.” Si llegamos a un pasaje difícil, debemos dejar que la Biblia, quizás en otros lugares, no dé la explicación de lo que en ese momento parece ser una contradicción, o algo imposible. La Biblia, repito, debe ser la guía.

La Biblia, como dejé claro en las entradas previas, no permite creer en el creacionismo progresivo o el Big Bang. La narración de este libro da la idea de que los hechos de la creación fueron algo milagroso e inmediato. Raymond Surburg escribe,

“La estructura gramatical de Génesis parece indicar un corto tiempo para las obras creativas. Para ilustrar, Dios dijo: ‘Tierra, da plantas’ Inmediatamente, en el verso 12 vemos el registro de la respuesta a la orden-‘La tierra produjo hierba, plantas que dan semilla…’ El pasaje de Génesis en ningún lugar da la idea de largos períodod de tiempo o edades estuvieran involucradas. Acción instantánea parece ser lo que el autor plantea.” [3]

Este es el testimonio, como hemos visto, de otro autor bíblico, cuando escribe,

“Porque por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos; todo el ejército de ellos fue hecho por el soplo de Su boca. Él junta como un montón las aguas de los mares, y guarda en depósitos los océanos. Tema a Jehová toda la tierra; témanle todos los habitantes del mundo. Porque Él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió.” Salmos 33: 6-9

Para el salmista la base del temor a Dios es Su poder. Dios es tan poderoso, nos dice David, que creó el universo con el soplo de Su boca. Lo único que tuvo que hacer Dios fue decir, y todo fue hecho. Por otro lado, y como he mencionado en las entradas previas, Moisés registró más adelante que los israelitas debían guardar el sétimo día (un día literal de 24 horas) como el día de reposo. Porqué? La razón que da Moisés es que, “en seis días Jehová hizo los cielos, la tierra, y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el sétimo día.

Es claro, para aquellos que no han sido cegados por la geología evolucionaria, que la Biblia cuenta que Dios creó el universo en un período de seis días literales. Sin embargo, se ha sugerido que la tierra da la apariencia de tener millones de años. Un científico cristiano, Walter E. Lammerts declaró que “de no ser por mi creencia en la verdad e interpretación literal de la narrativa de Génesis, tendría gran dificultad en creer que la tierra tuviera hasta 6000 años. En realidad desde el punto de vista estrictamente científico, la mayor parte de la superficie terrestre da la apariencia de ser más jóven.” [4]

Los creacionistas progresivos pinsan que la apariencia de edad descarta la posibilidad de que el relato de Génesis sea literal, pero esto dicen debido a sus presuposiciones. Si llegamos a la Biblia sin nuestras presuposiciones, debemos entender que esa creación divina debía aparentar antigüedad. Esto es obvio en el caso de Adán y Eva, quienes fueron creados como individuos maduros. Esto es cierto en el caso de el resto de la creación, tanto animada como inanimada.

El registro que nos brinda Moisés con respecto a la creación del mundo es sublime. En él aprendemos del origen del cielo y la tierra por un acto de Dios Todopoderoso. Por un poder divino, la luz fue formada, y la atmósfera englobó la tierra. Grandes mares fueron juntados y apareció la tierra seca. El mundo floreció con platas de toda especie, luces iluminaron los cielos. En las aguas nadaron criaturas de todo tipo, y en los cielos volaron las aves. Animales y bestias fueron creados y al final el hombre, el logro más grande de Dios.

Muchos, tanto dentro como fuera de la iglesia, sugieren que este relato en Génesis 1 y 2 debe ser considerado como un mito o poesía. Esta idea ataca a la Biblia directamente y debe ser rechazado abiertamente por diferentes razones.

1. El estilo de Génesis en estos capítulos no da evidencia un abordaje poético o mitológico.

Edward J. Young dice,

“Génesis uno no es poesía, saga o mito, sino historia verdadera y confiable. El que sea histórico puede ser visto por las siguientes razones:

(1) Sostiene íntima relación con el resto del libro. El resto del libro (i.e Las Generaciones) presuponen el relato de la creación, y el relato de la creación prepara para lo que sigue. Las dos porciones de Génesis son partes integrales del libro y se complementan.

(2) Las características de la poesía hebrea están faltando. Existen narrativas poéticas de la creción y forman un marcado contraste con Génesis uno.” [5]

2. Génesis debe ser considerado historia literal debido a que esta fue la visión que Cristo mantuvo.

Citando Génesis 1:27 y 2:24, comentando acerca del matrimonio y el divorcio, Jesús dijo, “Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer.” (Marcos 10: 6). Aquí, el Señor, sin rodeos afirmó varias cosas:

Primero, que hubo una creación, y utiliza la palabra ktisis (griego) que denota “la suma total de lo que Dios creó.” [6]

Segundo, que los primeros humanos existieron desde el principio de la creación, y esto no puede ser armonizado por aquellos que creen que la tierra tiene casi 5 billones de años, y el hombre apenas 3-4 millones. Tercero, la primera pareja fue creada. La Biblia utiliza la palabra epoiesen (griego), un tiempo verbal aorista, para designar que la pareja fueron creadas en un solo acto. [7]

Si Cristo hubiera querido dar la idea de que esta pareja evolucionó a través de largos períodos de tiempo hubiera empleado un tiempo verbal imperfecto, que indica una acción progresiva en un punto en el pasado.

Cuarto, los hizo “varón y mujer” desde el principio. Dios no creó una célula asexuada o bisexual que luego evolucionó en un hombre y una mujer. Como vemos, Cristo creía firmemente en el relato de Moisés.

Pero, además de Jesús, los autores del Nuevo Testamento apoyaron la historicidad de Génesis. Pablo luchaba por enseñar que la mujer procede del varón, y utiliza la preposición ek que quiere decir “salir de.” [8] 

Además Pablo llamó a Adán y a Eva por sus nombres en 1 Timoteo 2:13 considerando el relato de Moisés como histórico. Además, relató que el relato de lo ocurrido en el Edén fue cierto, en 2 Corintios 11: 3 escribió que “la serpiente con astucia engañó a Eva.”

3. Alguna evidencia arqueológica descubiertas en recientes años corrobora la historicidad y confiabilidad de Génesis.

E. A. Speiser del Museo Universitario de Pennsylvania descubrió un sello de piedra cerca del fondo de un montículo, a 12 millas al norte de Nínive, al cual dató del año 3500 a.C. Este sello contiene la figura de un hombre y una mujer desnudos, caminando y seguidos por una serpiente. Otro sello, conocido como “Sello de la Tentación”, encontrado entre las ruinas de la antigua Babilonia parece referirse al jardín del Edén. En su centro hay un árbol, a la derecha un hombre, a la izquierda una mujer tomando una fruta, y detrás de la mujer, una serpiente.

4. Además, la veracidad de Génesis es clara ya que está en perfecta armonía con las leyes de la ciencia que se conocen en la actualidad.

Vean lo siguiente,

a. Génesis declara que hubo un inicio. En física, la Segunda Ley de la Termodinámica revela que toda transferencia de energía evidencia un aumento en el desorden. Esto quiere decir que la creación material se está desgastando. Este proceso evidencia que el universo no es eterno, sino que tuvo un inicio.

b. De acuerdo al relato de Moisés, al final de la semana de la creación, “fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos” (Génesis 2:1). Esto está en perfecta armonía con la primera Ley de Termodinámica que establece que según los procesos actuales, ni la materia ni la energía pueden ser creados o destruídos. Las leyes científicas están de acuerdo con el relato bíblico de la creación. Debemos notar que la visión de los evolucionistas o creacionistas progresivos oponen las leyes que dicen que es imposible que el universo esté continuamente o progresivamente creándose.

c. Génesis enseña que los organismo fueron creados según su género y especie (Génesis 1:12). Las leyes de herencia demuestran que, a pesar de que exista variabilidad dentro de ciertos límites, básicamente las cosas se reproducen a partir de su especie. La visión naturalística o evolucionaria se basan en la idea que algo puede reproducirse en algo diferente. Que los organismo se reproducen de acuerdo a su especie es claro del registro de fósiles. La ciencia aún no explica las formas transicionales, y menos aún ha logrado encontrar alguna. Para Darwin, “lo único que está en contra de mi teoría es el registro de fósiles.”

_______________________________________________________

Notas:

[1] Mathew Henry. Genesis 1. Commentary.
[2] Ray Pritchard. What About Creation and Evolution?
[3] Raymond Surburg. Darwin, Evolution and Creation. Página 60.
[4] Citado por Arthur Williams. The Genesis Account of Creation. Página 34.
[5] Edgard J. Young. Studies in Genesis One.  Página 105.
[6] Strong’s Greek Lexicon. Número 2937.
[7] Strong’s Greek Lexicon. Número 4160.
[8] Strong’s Greek Lexicon. Número 1537.
Fuentes bibliográficas:
  • wikipedia
  • Mathew Henry. Genesis 1. Commentary. citado en sujetosalaroca.org
  • Ray Pritchard. What About Creation and Evolution? citado en sujetosalaroca.org
  • sujetosalaroca,org
  • Arthur Williams. The Genesis Account of Creation citado en sujetosalaroca.org
  • Strong’s Greek Lexicon.  citado en sujetosalaroca.org
  • Raymond Surburg. Darwin, Evolution and Creation.citado en sujetosalaroca.org
  • Edgard J. Young. Studies in Genesis One citado en sujetosalaroca.org
  • http://www.bible-archaeology.info/adam.htm
About these ads

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Renton
    ene 06, 2009 @ 16:37:53

    Ayer me di cuenta de una contradicción del Génesis.

    En Génesis 7:2 leemos
    De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra

    Por qué esa distinción entre algo (pureza e impureza de alimentos) que hasta la Ley Mosaica no quedaría establecido?

    Pues eso…

  2. pauloarieu
    ene 06, 2009 @ 17:55:58

    Renton:

    Es posible que hay partes que hayan sido escritas despeuis.
    Gen de3l 1 al 11 es prehsitpria. Luego si es mas exacto cronologicamnete y todo.La tardicion reformada no lo acepta como posible este argumento.

    Quizas la respuesta se halle aqui.:

    Algunos exégetas proponen que el primer capítulo del Génesis sea estudiado, desde el punto de vista de la tradición sacerdotal, como un escrito surgido después de la deportación a Babilonia, cuando el judaísmo se cimentaba más como una religión que como una nación en particular, y cuyo propósito sería también reforzar la idea del sábado como día sagrado de descanso, además por supuesto de dejar claro que toda la creación, incluido el hombre, son obra de Elohim. Por otra parte, estos mismos investigadores proponen al segundo capítulo del Génesis como un escrito mucho más antiguo, de la época de los reyes en Israel, el cual vendría a ser un lamento en el que la situación sedentaria y civilizada centrada en ciudades del reino conllevaba también injusticias, pobreza y marginación, pues el relato del segundo capítulo del Génesis parecería ensalzar los valores del nomadismo y de la cercanía con el dios Yahweh provenientes de la vida en el desierto.

    Según otros (los creacionistas), tal contradicción no existe, debido a que en el capítulo uno del libro se expone un resumen global de la creación, mientras que en el segundo, se detalla el primero: Mientras que el primero se anuncia que Dios creó al hombre y a la mujer, en el segundo se detalla como se realizó, incluyendo su orden.

  3. alvaenmcb dv
    abr 22, 2009 @ 21:13:36

    es bien monse

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.167 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: