El hombre carnal y el hombre espiritual


El hombre carnal y el hombre espiritual

Autor: Desconocido

Cada día puede ser una gran aventura para el Cristiano que conoce la realidad de ser lleno del Espíritu Santo y vivir constantemente, momento a momento, bajo Su control. La Biblia nos dice que hay tres clases de personas:

1. El Hombre Natural (Aquel que no ha recibido a Cristo): “El que no es espiritual no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son tonterías. No las puede entender, porque son cosas que tienen que juzgarse espiritualmente” (I Corintios 2:14).

2. El Hombre Espiritual (Aquel que es controlado y capacitado por el Espíritu Santo): “Pero la persona que tiene el Espíritu puede juzgar todas las cosas …” (I Corintios 2:15).


3. El Hombre Carnal (Aquel que ha recibido a Cristo pero que vive en derrota porque confía en sus propios esfuerzos para vivirla vida cristiana):

“Con todo, hermanos, no pude hablarles entonces como a gente guiada por el Espíritu, sino como a personas puramente humanas, como a niños en cuanto a las cosas de Cristo. Les di enseñanza sencilla, como a un niño de pecho se le da leche en vez de comida fuerte; porque ustedes todavía no podían digerir la comida fuerte. Pero ni siquiera pueden digerirla ahora porque todavía son puramente humanos. Mientras tienen envidias, discordias y divisiones, son puramente humanos y están haciendo lo que toda la gente hace” (I Corintios 3:1-3).

Los siguientes son cuatro principios para vivir una vida llena del Espíritu.
1. Dios ha provisto para nosotros vida llena y abundante.
Jesús dijo:
a.”Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia” (San Juan 10:10)
b. “Yo soy la planta, y ustedes son las ramas. El que sigue unido a mi, y yo unido a mi, da mucho fruto; pues no pueden ustedes hacer nada sin mi” (San Juan 15:5)
c.”Pero lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio No hay ninguna ley en contra de cosas como éstas” (Gálatas 5:22,23)
d. “Pero al venir el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y saldrán para hablar de mi, tanto en Jerusalén como en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas del mundo” (Hechos 1:8).
A. El Hombre Espiritual:
Algunas características personales que resultan de confiar en Dios:

 

El grado en que estas características se manifiestan en la conducta está en proporción directa a confiarle al Señor cada detalle de la vida, y de la madurez en Cristo. Una persona que está empezando a entender el ministerio del Espíritu Santo, no debe desanimarse porque no muestra tanto fruto en su vida como los cristianos maduros que han conocido y experimentado esta verdad por largo tiempo. ¿Por qué la mayoría de los cristianos no están experimentando la vida en abundancia?
2. Los Cristianos carnales no pueden experimentar una vida llena y abundante.
El hombre carnal confía en sus propios esfuerzos para vivir la vida cristiana:

Desconoce o ha olvidado el amor de Dios, su perdón y poder (Romanos 5 8-10; Hebreos 10:1-25; 1 Juan 1;2:1-3, II Pedro 1:9; Hechos 1:8).
Experimenta “altibajos”.
Tiene dificultad para comprenderse a sí mismo; desea hacer lo bueno pero no puede.
No descansa en el poder del Espíritu Santo para vivir la vida cristiana. (I Corintios 3:1-3; Romanos 7:15-24; 8:7, Gálatas 5:16-18).
B. El Hombre Carnal:
Algunas o todas las siguientes fallas pueden caracterizar al cristiano que no confía plenamente en Dios:

(El Individuo que profesa ser cristiano pero que continúa practicando el pecado, debe darse cuenta que tal vez no sea cristiano en lo absoluto, de acuerdo a I Juan 2:3; 3:6-9; Efesios 5:5).

La tercera verdad nos da la única solución a este problema . . .
3. Jesucristo prometio vida llena y abundante como resultado de ser lleno (controlado y capacitado) por el Espíritu Santo.
La vida llena del Espíritu es la vida controlada por Cristo, en la cual El vive Su vida en y a través de nosotros en el poder del Espíritu Santo (San Juan 15).
De acuerdo a San Juan 3:1-8, uno llegó a ser cristiano por medio del ministerio del Espíritu Santo. Desde el momento del nacimiento espiritual, el cristiano es habitado por el Espíritu Santo en todo momento (San Juan 1:12; Colosenses 2:9,10; San Juan 14:16,17). Aunque todos los cristianos son habitados por el Espíritu Santo, no todos son llenos (controlados y capacitados) por el Espíritu Santo.
El Espíritu Santo es la fuente de la vida abundante (San Juan 7:37-39).
El Espíritu Santo vino a glorificar a Cristo (San Juan 16:1-15). Cuando una persona es llena del Espíritu Santo, también glorificará a Cristo.
En Su último mandato, el Señor Jesucristo prometió que el Espíritu Santo nos capacitaría para serle testigos con poder (Hechos 1:1-9).
Entonces, ¿cómo puede uno ser lleno del Espíritu Santo?
4. Somos llenos (controlados y capacitados) del Espíritu Santo por fe.
Solo asi podemos experimentar la vida llena y abundante que Cristo prometio para cada Cristiano. Usted puede apropiarse la llenura del Espíritu Santo, ahora mismo, si usted:
Desea sinceramente ser controlado y capacitado por el Espíritu Santo (San Mateo 5:6; San Juan 7:37-39).
Confiesa sus pecados. Por fe da gracias a Dios que El ha perdonado todos sus pecados – pasados, presentes y futuros- porque Cristo murió por usted (Colosenses 2:13-15; I Juan 1:2:1-3; Hechos 10:1-17).
Entrega cada aspecto de su vida a Dios (Romanos 12:1,2).
Por fe pide ser lleno del Espíritu Santo, de acuerdo a:
SU ORDEN – Sean llenos del Espíritu Santo.”No se emborrachen, pues eso lleva a la perdición; al contrario, sean llenos del Espíritu Santo” (Efesios S:18).
SU PROMESA – Dios siempre responde cuando oramos conforme a Su voluntad. “Tenemos confianza en Dios, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, El nos oye. Y así como sabemos que Dios oye nuestras oraciones, también sabemos que ya tenemos lo que le hemos pedido” (I Juan 5: 14,15).
La fe puede ser expresada a través de la oración. Como orar en fe para ser lleno del Espíritu Santo Somos llenos del Espíritu Santo por fe solamente. La oración verdadera es una forma de expresar su fe. La siguiente oración se sugiere como guía:
“Padre mío, yo te necesito. Me doy cuenta que he estado controlando mi propia vida, y como resultado he pecado contra Ti. Te doy gracias que Tú has perdonado mis pecados porque Cristo murió en la cruz por mi. Ahora le pido a Cristo que tome nuevamente el control del trono de mi vida. Lléname con tu Espíritu Santo como me ordenaste que lo estuviera y como prometiste en tu Palabra que lo harías si lo pedía en fe. Lo pido en el nombre de Jesús. Como una expresión de mi fe, te doy gracias ahora por llenarme con el Espíritu Santo y por tomar control de mi vida.”
¿Expresa esta oración el deseo de su corazón? Si es así, incline su cabeza y pídale a Dios que lo llene con el Espíritu Santo ahora mismo. Como saber que usted esta lleno (controlado y capacitado) por el Espíritu Santo ¿Le pidió a Dios que lo llenara con su Espíritu Santo? ¿Está usted lleno del Espíritu Santo ahora? ¿En qué basa su seguridad? (En la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra Hebreos 11b; Romanos 14:22,23). No dependa de sus sentimientos. Nuestra autoridad es la promesa de la Palabra de Dios y no nuestros sentimientos.
El cristiano vive por fe, (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra.
El dibujo del tren nos ilustra la relación entre Dios y su (hecho), la fe (nuestra confianza en Dios y Su Palabra), y los sentimientos (el resultado de nuestra fe y obediencia) (San Juan 14:21).

El tren caminará con o sin furgón de cola. Sin embargo, sería inútil tratar de accionar el tren por el furgón de cola. De la misma manera, nosotros, como cristianos, no dependemos de nuestros sentimientos o emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y las promesas de Su Palabra. Como caminar en el Espíritu La fe (confianza en Dios y Sus promesas) es la única forma por la cual el cristiano puede vivir una vida controlada por el Espíritu. Conforme usted continúa confiando en Cristo momento a momento:
Su vida mostrará cada vez más el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22.23), y será conformado más y más a la imagen de Cristo (Romanos 12:2; II Corintios 3:18).

La oración y el estudiar la Palabra de Dios tendrán más significado.
Usted experimentará Su poder al testificar (Hechos 1;8).
Estará usted preparado para el conflicto espiritual contra el mundo (I Juan 2:15-17); contra la carne (Gálatas S 16,17); y contra Satanás (I Pedro 5:7-9; Efesios 6:10-13). Experimentará Su poder para resistir la tentación y el pecado -(I Corintios 10:13, Filipenses 4:13; Efesios 1:19-23; 6:10; II Timoteo 1:7; Romanos 6:1-16).
La Respiración Espiritual
Por fe usted puede seguir experimentando el amor y perdón de Dios, Si usted se da cuenta que, en algún área de su vida, (una actitud o una acción) está desagradando al Señor, aún cuando usted está caminando con El y deseando servirlo sinceramente, simplemente dé gracias a Dios que El ha perdonado sus pecados – pasados, presentes y futuros – sobre la base de la muerte de Cristo en la cruz. Por fe, aprópiese del amor y perdón de Dios y continúe teniendo comunión con El. Si usted vuelve a tomar el trono de su vida a causa del pecado – un acto definido de desobediencia – respire espiritualmente. La Respiración Espiritual (exhalando lo impuro e inhalando lo puro) es ejercicio de fe, que le capacita a continuar experimentando el amor y perdón de Dios.
Exhale – Confiese su pecado – esté de acuerdo con Dios en cuanto a su pecado y déle gracias porque El lo ha perdonado, de acuerdo a I Juan 1:9 y Hebreos 10:1-25. La confesión implica arrepentimiento – un cambio de actitud y acción.
Inhale – Rinda el control de su vida a Cristo, y aprópiese (reciba) la llenura del Espíritu Santo por fe. Confíe en que ahora El le controla y capacita, de acuerdo a la orden de Efesios 5:18, y la promesa de I Juan 5:14,15. 
About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.019 seguidores

%d personas les gusta esto: