¿PARA QUÉ SIRVE LA CAPA DE OZONO?


¿PARA QUÉ SIRVE LA CAPA DE OZONO?

A pesar de su frecuente utilización, el término “Capa de ozono” es entendido, generalmente, de una manera que se presta al equívoco. El término sugiere que, a una cierta altura de la atmósfera, existe un nivel de ozono concentrado que cubre y protege la tierra, a modo de un cielo  que estuviese encapotado por un estrato nuboso. Lo cierto es que el ozono no está concentrado en un estrato, ni tampoco por lo tanto, está situado a una altura específica, si no que es un gas escaso que está muy diluido en el aire y que, además, aparece desde el suelo hasta más allá de la estratosfera.

La capa de ozono se encuentra en la estratosfera, aproximadamente de 15 a 50 Km. sobre la superficie del planeta.

 

El ozono es un compuesto inestable de tres átomos de oxígeno, el cual actúa como un potente filtro solar evitando el paso de una pequeña parte de la radiación ultravioleta (UV) llamada B que se extiende desde los 280 hasta los 320 manómetros (nm).

La radiación UV-B puede producir daño en los seres vivos, dependiendo de su intensidad y tiempo de exposición; estos daños pueden abarcar desde irritación a la piel, conjuntivitis y deterioro en el sistema de defensas, hasta llegar a afectar el crecimiento de las plantas y dañando el fitoplancton,  con las posteriores consecuencias que esto ocasiona para el normal desarrollo de la fauna marina.

El ozono es un gas tan escaso que, si en un momento lo separásemos del resto del aire y que lo atrajésemos al ras de tierra, tendría solamente 3mm de espesor.

El ozono está en todas partes y a  cualquier altura. Incluso en los niveles estratosféricos  de máxima concentración relativa es un componente minoritario de la mezcla de gases que componen el aire. En ninguna altura , llega a representar ni el 0,001% del volumen total de aire. 

 

Cuando te pones unas gafas de sol, proteges tus ojos de la radiación ultravioleta proveniente del Sol, que es dañina. La capa de ozono actúa como unas gigantescas gafas de sol para la Tierra. Filtra los rayos solares, evitando que una parte de la radiación ultravioleta llegue hasta la superficie. Los seres humanos nos hemos encargado de ir destruyendo esta capa en estos últimos tiempos sin darnos cuenta que, a la larga, los perjudicados somos nosotros mismos. Podríamos hacer una analogía de esta capa como la santidad que Dios depositó en el ser humano y que fue destruida por nosotros al tolerar el pecado. Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Finalmente prevalece el bien ante el mal; para nosotros poder cohabitar con Jesús eternamente tenemos que revestirnos de esta capa de santidad, que nos protege de los embates del pecado y nos permite estar en paz con Dios.
Fuentes:
About these ads

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. sonia
    mar 03, 2009 @ 01:32:04

    son muy sonsos

  2. kathee y el wn de anibhaal
    may 27, 2009 @ 15:10:37

    q weno

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: