La duda sobre el libre albedrío quiebra la ética

 

La duda sobre el libre albedrío quiebra la ética

Un nuevo estudio cuestiona la responsabilidad moral sin libertad de decisión

El filósofo de la Universidad de Arizona, Shaun Nichols, ha publicado en Scientific American un artículo en el que reflexiona sobre los resultados de un estudio realizado por dos psicólogos norteamericanos. En dicho estudio, una prueba sencilla reveló que las personas más escépticas acerca del libre albedrío tienden a ser más tramposas. Aunque los resultados no podrían generalizarse, Nichols señala que avivan una discusión ancestral: si la ciencia, con las últimas pruebas empíricas en neurología, nos inclina a pensar que nuestras acciones no son más que el fruto del trabajo de las células nerviosas, ¿cómo pueden seguir juzgándose moralmente las acciones humanas? Por Yaiza Martínez.

Elecciones cotidianas. Wired.

La revista Scientific American publicó recientemente un artículo titulado “Free will versus the programmed brain”, en el que el filósofo de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, Shaun Nichols reflexiona sobre el libre albedrío.

Esta reflexión surge a raíz de la publicación de los resultados de un estudio llevado a cabo por dos psicólogos norteamericanos, que demostró que las creencias sobre nuestra capacidad o no de decidir condicionan nuestras acciones, y nuestra propia valoración moral de éstas.

El libre albedrío, defendido por una serie de doctrinas filosóficas, señala que los humanos tenemos el poder de elegir y tomar nuestras propias decisiones. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, escribe Nichols, las posturas contra la existencia del libre albedrío se han acrecentado y extendido a través de libros y revistas de ciencia divulgativa.

Prueba condicionada

Es el caso, por ejemplo, de la obra La búsqueda científica del alma: una revolucionaria hipótesis para el siglo XXI, de Francis Crick. Crick, considerado uno de los científicos más importantes del siglo XX por su descubrimiento, junto a James Watson, de la estructura molecular del ADN, defendió en ella la inexistencia del libro albedrío, así como la reducción de todo lo que consideramos la identidad humana a un simple paquete de neuronas y de conexiones entre éstas. Según este enfoque, ¿cómo podrían juzgarse las acciones humanas?

El libro de Crick fue utilizado por los psicólogos Kathleen Vohs, de la Universidad de Minnesota, y Jonathan Schooler, de la Universidad de California en Santa Bárbara, para realizar su experimento.

Vohs y Schooler dieron a leer a 30 voluntarios (13 de ellos mujeres) pasajes muy concretos del libro de Crick, en los que se decía, por ejemplo, que nuestros recuerdos, ambiciones, deseos o tristezas y, también, nuestro libre albedrío, no son más que el resultado del comportamiento de un vasto ensamblaje de células nerviosas y de sus moléculas asociadas.

Por otro lado, los voluntarios pudieron leer que “aunque parece que tenemos libre albedrío, en realidad, nuestras decisiones están predeterminadas sin que podamos cambiarlas”. Otros participantes en la prueba leyeron otros textos científicos relacionados con la importancia del estudio de la conciencia, pero en ellos no se mencionaba el libre albedrío.

Análisis de resultados

Posteriormente, todos los voluntarios respondieron a una encuesta sobre sus creencias acerca del libre albedrío. Por último, se les pidió que completaran 20 problemas de aritmética que aparecieron en la pantalla de un ordenador. Se les dijo que, cuando se vieran las preguntas, debían presionar la barra de espacio para que la computadora no hiciera aparecer, al mismo tiempo, la respuesta correspondiente en pantalla. Se les pidió que no hicieran trampa, aunque se les dijo que, si la hacían, nadie podría saberlo.

Los resultados fueron claros: aquéllos que habían leído los textos anti-libre albedrío de Crick, así como los que habían reflejado en las encuestas su rechazo hacia la idea del libre albedrío, hicieron trampas más a menudo que el resto.

Nichols analiza estos resultados de la siguiente manera: por un lado, el texto anti-libre albedrío de Crick presenta una cosmovisión desoladora, en la que la voluntad del ser humano no juega ningún papel. Por tanto, ¿qué importancia tiene si se comporta de una manera u otra?

Por otro lado, nos sentimos responsables de nuestros actos precisamente porque pensamos que nuestras acciones dependen en gran medida de nosotros mismos. Así que, tal y como algunos filósofos habían predicho, es normal que cuanto más escéptico se sea con respecto al libre albedrío, menos condicionado se encuentre nuestro comportamiento por cualquier idea moral.

Moral y libre albedrío

A continuación, Nichols comenta otros resultados, en este caso, los de una encuesta realizada por él, en colaboración con el filósofo Hagop Sarkissian, de la universidad de Duke, y con otros colaboradores de Hong Kong, la India y Colombia, acerca del determinismo y la responsabilidad moral.

En este sondeo se les preguntó a personas de distintas culturas si creían que, de ser el universo un medio determinista, la gente sería moralmente responsable de sus actos (el determinismo afirma que todo acontecimiento, incluyendo el pensamiento humano y las acciones, está causalmente determinado por la irrompible cadena causa-consecuencia).

Los resultados revelaron un alto grado de convergencia de opiniones sobre este tema en las diversas culturas. En todos los cuatro grupos culturales consultados, la mayoría de los participantes afirmaron que, en su opinión, nuestro universo no es determinista, y que, por otra parte, la responsabilidad moral no sería nunca compatible con el determinismo. Es decir, que para que haya responsabilidad moral debe haber, de alguna forma, libertad de decisiones.

De cualquier manera, es cierto que, desde hace unos años, los resultados empíricos producidos por la investigación en psicología y neurología han hecho que se replantee con fuerza un problema de siempre, tal y como publicamos en otro un artículo: ¿está el hombre determinado por los genes y el ambiente a obrar “necesariamente” como lo hace? ¿Somos una especie de robots biológico-sensitivos que respondemos de una manera fija e inapelable a las circunstancias del ambiente según nuestros, digamos, programas de procesamiento? La realidad es que nos sentimos dentro del mundo, condicionados por nuestra naturaleza y por el ambiente; pero sabemos que somos personas que hacemos diariamente nuestra vida impulsando opciones selectivas de entre ámbitos de posibilidades.

Y es que los últimos hallazgos científicos han dado pie a una reflexión en profundidad sobre nuestra libertad, es decir, sobre una de las cuestiones decisivas acerca de la idea que tenemos del ser humano. 

Curso de Apologética católica

Curso de Apologética católica

 

Otros articulos relacionados con el catolicismo romano

- Propuesta de enseñar Creacionismo en escuelas del Reino Unido.

- Propuesta de enseñar Creacionismo en escuelas del Reino Unido.

Inglaterra, Reino Unido – La propuesta por un directivo de la Royal Society, prestigiosa institución científica británica a la que perteneció en su día Charles Darwin, de incluir el creacionismo en las clases de ciencia en las escuelas británicas ha sido fuertemente criticada por sus colegas.

En una intervención en el Festival de la Ciencia, que se celebra en Liverpool, el director de educación de la Royal Society, Michael Reiss, sostuvo ayer que es contraproducente desterrar de esas clases las teorías alternativas sobre el origen de la vida y del universo sólo porque no tienen base científica.

Reiss, que, además de biólogo, es sacerdote de la Iglesia Anglicana, afirmó que con esa exclusión sólo se consigue que muchos niños, procedentes de familias religiosas, cristianas o musulmanas, se alejen de la ciencia.

Reiss explicó que él mismo había explicado el evolucionismo en las aulas hasta que comprendió que ‘machacar simplemente’ a los alumnos con la teoría de la evolución y la selección natural no funcionaba en muchos casos.

‘Me contentaría ahora simplemente con que los niños entendiesen (la evolución) como una forma más de comprender el universo’, dijo el científico y religioso.

Según Reiss, los profesores de ciencias no deberían ver en el creacionismo una ‘idea errónea’, sino una visión del mundo alternativa.

Las palabras de Reiss tuvieron una respuesta inmediata por parte de destacados miembros de la comunidad científica.

‘El creacionismo se basa en la fe y no tiene nada que ver con la ciencia, por lo que no tiene cabida en las clases de ciencia’, criticó el profesor Lewis Wolpert, biólogo del University College, de Londres.

Por su parte, John Fry, físico de la Universidad de Liverpool, afirmó que las clases de ciencia ‘no son el lugar más apropiado para discutir el creacionismo, que es una teoría sobre el mundo que se opone a cualquier demostración científica’.

‘El creacionismo no desafía intelectualmente a la ciencia, sino que la niega sin más’, dijo Fry.

Los sindicatos de profesores rechazaron también la propuesta de incluir el creacionismo en las clases de ciencia.

‘Es algo generalmente aceptado que el creacionismo es más bien un sistema de creencias que una ciencia’, dijo Martin Ward, secretario general adjunto de la Asociación de Directores de Colegios.

‘Es perfectamente aceptable que en las escuelas se discuta el creacionismo siempre y cuando se haga en las clases de educación religiosa’ y no en las de ciencia, agregó.

De acuerdo con las directrices educativas fijadas por el Gobierno, el creacionismo no debe discutirse en las clases de ciencia.

Si los alumnos suscitan el tema, los profesores deberían explicar en qué difiere el creacionismo de la teoría de la evolución y argumentar que no es una teoría científica, por lo que cualquier debate al respecto debería producirse siempre en las clases de religión.

http://www.noticiascristianas.net/archives/3109

No vengas con la manos vacías.

No vengas con la manos vacías.

15 de septiembre

“Todos los varones deberán presentarse tres veces al año ante el Señor. Nadie deberá presentarse ante el Señor con las manos vacías.” Deuteronomio 16:6

Vacías

Después de largos años de caminar por el desierto, el pueblo de Israel estaba por entrar en la tierra prometida, y muchas cosas iban a cambiar. A partir de la conquista, cada tribu tendría su región geográfica y cada familia sus pueblos y ciudades para vivir. El pueblo dejaría de moverse como una unidad compacta, y pasaría a ser como cualquier otra nación.

Eso modificaba mucho la forma de comunicación. Hasta ahora, Dios le decía algo a Moisés y este se lo comunicaba a todo el pueblo. En aquellos días no había Internet, ni mensajitos por celular, ni tecnología 3G. La comunicación era mucho más lenta. Por eso Dios, les deja esta regla al pueblo. Era necesario que se junten para fortalecer sus vínculos religiosos.

Dios había determinado que hubiera tres fiestas nacionales para el pueblo, a las que estaban todos obligados a asistir. No importaba cuan lejos vivieran, cada israelita debía asistir a estas fiestas
nacionales. Eran fiestas que duraban una semana, y debían ser celebradas en la ciudad de David. Era una convocatoria para la alegría, la comunión, el esparcimiento y la unidad de la nación.

Pero lo más importante es que estas fiestas eran una convocatoria que Dios hacía para que el pueblo se acercara a Él. Era su momento personal con Dios. Solo tres fiestas en el año. Tres semanas de cincuenta y cuatro eran las que Dios pedía.

Pero nadie podía llegar con las manos vacías. No importaba la condición social, ni los problemas de cada uno. La fiesta era una excusa para el verdadero motivo del encuentro. Venían a encontrarse con Dios, no podían llegar con las manos vacías. Aquel que los invitaba, y que deseaba pasar las fiestas con ellos, era Dios mismo, y por lo tanto, merecía respeto y consideración.

Hoy si vas a una fiesta de cumpleaños, le llevás un regalo al homenajeado. No caes en la fiesta con las manos vacías. Dios esperaba que su pueblo Israel hiciera lo mismo. Y que cada vez que eran convocados a las fiestas de Dios trajeran un regalo para Él.

Pasaron muchos miles de años, y Dios sigue esperando. Cada domingo nos espera en Su Casa y nos invita a una fiesta. La fiesta de Su Comunión.

REFLEXIÓN – No vengas con la manos vacías.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.devocionalpc.com.ar

El Pentateuco VII – Preguntas de Repaso

El Pentateuco VII – Preguntas de Repaso

21. Busque los siguientes pasajes y explique la causa de la rebelión de Israel:

11:1 y 4  

“Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová;  y lo oyó Jehová,  y ardió su ira,  y se encendió en ellos fuego de Jehová,  y consumió uno de los extremos del campamento.” v. 11:1

“Y la gente extranjera que se mezcló con ellos tuvo un vivo deseo,  y los hijos de Israel también volvieron a llorar y dijeron:  ¡Quién nos diera a comer carne!” v.11.4
Aca se rebelaron contra Dios, y empezaron a quejarse desmedidamente, queriendo comer carne, y volver a Israel.
Estaba hartos ya del mana que Dios enviaba del cielo, y recordaban  el pescado que comían en Egipto,  de los pepinos,  los melones,  los puerros,  las cebollas y los ajos;
Pero se olvidaban que en Egipto eran esclavos de los egipcios. ¡Y aca eran libres!
12:1 y 2
“María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado;  porque él había tomado mujer cusita. Y dijeron:  ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová?  ¿No ha hablado también por nosotros?  Y lo oyó Jehová.” v.11:1-2
Aca se rebelan contra la autoridad de Moisés, porque se caso con una mujer cusita. Ademas, DIos hablaba por Moises, pero ellos entendieron que tambien hablaba por  ellos, ya que ellos tambien eran profetas. Pero Dios se enojó de manera muy severa por esta actitud de rebeldía contra la autoridad de Moisés.

14:1-3  “Entonces toda la congregación gritó,  y dio voces;  y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel;  y les dijo toda la multitud:  ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto;  o en este desierto ojalá muriéramos!   ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada,  y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa?  ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?”
Los caps. 13–14 se refieren al punto más crítico de la marcha de los israelitas por el desierto. A causa de sus continuas murmuraciones y rebeldías, Dios hizo que permanecieran allí durante cuarenta años, en lugar de introducirlos de inmediato en la Tierra prometida.
Moisés envio espias para reconcoer la tierra prometida. El Señor los llevó ante la entrada de Canaan, y Moisés habia enviuado algunso hombres de confianza para reconcoer la tierra. Ellso vieron que era una tierra donde fluia la  leche y la miel,  una expresión frecuente en el Pentateuco, que expresa la fertilidad de la Tierra prometida.
“Y volvieron de reconocer la tierra al fin de cuarenta días.Y anduvieron y vinieron a Moisés y a Aarón,  y a toda la congregación de los hijos de Israel,  en el desierto de Parán,  en Cades,  y dieron la información a ellos y a toda la congregación,  y les mostraron el fruto de la tierra.
Y les contaron,  diciendo:  Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste,  la que ciertamente fluye leche y miel;  y este es el fruto de ella. Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte,  y las ciudades muy grandes y fortificadas;  y también vimos allí a los hijos de Anac.
Amalec habita el Neguev,  y el heteo,  el jebuseo y el amorreo habitan en el monte,  y el cananeo habita junto al mar,  y a la ribera del Jordán.
Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés,  y dijo:  Subamos luego,  y tomemos posesión de ella;  porque más podremos nosotros que ellos. Mas los varones que subieron con él,  dijeron:  No podremos subir contra aquel pueblo,  porque es más fuerte que nosotros. Y hablaron mal entre los hijos de Israel,  de la tierra que habían reconocido,  diciendo:  La tierra por donde pasamos para reconocerla,  es tierra que traga a sus moradores;  y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura.
También vimos allí gigantes,  hijos de Anac,  raza de los gigantes,  y éramos nosotros,  a nuestro parecer,  como langostas;  y así les parecíamos a ellos. ” 13:25-33
Jouse y Caleb dieron un informe optimista sobre esta tierra Prometida, pero otros no,  decián que era un país donde no se puede vivir, porque es estéril y malsano o porque allí siempre hay guerras y conflictos.
Jousé y Caleb eran hombres espirituales, de fe y visión.
Como consecuencia de esto, solo ellos entraron a la tierra prometida. El resto de esta generaciñon murió en el camino.
16:1-3  ” Coré hijo de Izhar,  hijo de Coat,  hijo de Leví,  y Datán y Abiram hijos de Eliab,  y On hijo de Pelet,  de los hijos de Rubén,  tomaron gente,  y se levantaron contra Moisés con doscientos cincuenta varones de los hijos de Israel,  príncipes de la congregación,  de los del consejo,  varones de renombre. Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron:  ¡Basta ya de vosotros!  Porque toda la congregación,  todos ellos son santos,  y en medio de ellos está Jehová;  ¿por qué,  pues,  os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová?”
Esta es la rebelión de Coré
Vida de Moisés - La rebelión de Coré

Vida de Moisés - La rebelión de Coré

Coré, un primo de Moisés en primer grado, y 250 líderes de la asamblea se levantaron en auto-exaltación contra Moisés y Aarón con reclamos de que ellos estaban yendo más allá en su autoridad. Esos hombres hipócritamente acusaron a Moisés y a Aarón, diciendo, “¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación del Eterno?” (versículo 3). Hay entre los pecadores la proclividad de acusar a otros del mismo pecado que ellos están cometiendo (versículo 7, Romanos 2:1). Esos hombres querían participar de la autoridad, designarse por sí mismos como líderes y maestros sobre la congregación. Ellos se valoraron demasiado a sí mismos, hablando mal de cosas que ellos no conocían (comparar Judas 10-11). Ellos se estaban rehusando en reconocer que Dios estaba trabajando de una manera especial con Moisés y Aarón, y ellos no habían aprendido algo del juicio erróneo de María y Aarón de un incidente similar respecto a Moisés. 

Moisés le dijo a Coré y a los 250 que trajesen incensarios de bronce (dispositivos para quemar incienso, cada uno hecho de un tazón con una coladera a lo alto, meciéndose en una cadena). ¿Por qué? Porque además de los argumentos  sobre juzgar a la nación, esos hombres estaban disputando también la posición de Aarón sobre el sacerdocio. Ellos no eran sacerdotes, y el quemar incienso era una responsabilidad sacerdotal, que esos hombres estaban tratando de usurpar (Números 16:40). Nuevamente, ellos aparentemente no habían aprendido algo del terrible error de Nadab y Abiú que habían muerto porque ofrecieron fuego extraño delante del SEÑOR (Números 3:4; Levítico 10:1-2). 

Debido a que Dios es el Único que puso a Moisés y a Aarón en sus respectivos cargos, la acción rebelde de los hombres guiados por Coré fue realmente contra Dios (Números 16:11, 30). Más aún,  los hijos de Leví ya habían sido nombrados a posiciones muy respetadas en el servicio de Su tabernáculo. Y a pesar de eso no estaban satisfechos—ellos  querían también la judicatura y el sacerdocio (versículos 9-10). “Los hombres que estaban buscando una posición más alta estaban en efecto siendo desdeñosos del lugar que Dios les había nombrado. La respuesta de Moisés fue condescendiente y sarcástica: “¿Os es poco…?” Los disidentes deberían de haberse dado cuenta de cuán amable había sido Dios al darles el trabajo para la vida que Él les había suministrado. Ellos no eran distintos de la gente que se quejaba de las dádivas que Dios les había dado” (Biblia de Estudio Nelson, nota sobre 16:9-11). 

Esos hombres rechazaron la autoridad de Moisés, reclamando que él se estaba enseñoreando en autoridad sobre ellos como cualquier príncipe mundano—lo  cual es absolutamente ridículo dada la humildad de Moisés y sus muchas intercesiones por los israelitas, incluyendo su ofrecimiento de dar su propia salvación eterna para salvarlos a ellos, Datán y Abirán, dos aliados de Coré, aún alabaron a Egipto como la tierra de leche y miel (versículo 13), acusaron a Moisés de maldad al guiarlos fuera de esa tierra, y absurdamente lo culparon por el hecho de que a los israelitas se les hubiese negado la entrada a la Tierra Prometida (versículo 14). Pudiese ser que muchos estuviesen comenzando a bambolearse por esas acusaciones, debido a que una vez más Dios está de pie listo para borrar la existencia de la nación entera—aunque  Él se desiste de esta maldición por la intercesión de Moisés y Aarón. No obstante, los principales malhechores llegan a un dramático fin. 

Es fácil pasarlo por alto, pero no toda la familia de Coré lo siguió en su rebelión (26:11). Verdaderamente los descendientes de Coré fueron posteriormente prominentes entre los levitas (vea 2 Crónicas 20:19), sirviendo como porteros del templo (1 Crónicas 26) y como músicos, contribuyendo con muchos salmos para la adoración del templo (vea Salmo 42; 44-49; 84-85; 87-88). Hay una tendencia humana natural de apoyar a aquellos dentro de nuestras familias. Pero esto se vuelve un problema cuando el miembro de la familia siendo apoyado se ocupa de maldad. Hay un pecado similar en apoyar a aquellos en posiciones de liderazgo cuando están llevando a cabo vidas pecaminosas (versículo 26). Las escrituras son claras acerca de que Dios descalifica a los líderes que se rehúsan arrepentirse de pecado ostensible en sus vidas. Nunca debemos de condonar el pecado. Decir solamente “lo pongo en las manos de Dios”, cuando tenemos la obligación de levantarnos y ser responsables, es lo mismo  que dar nuestra aprobación a una situación pecaminosa—y  esto siempre es erróneo. Esta es la razón por la que Moisés trazó la proverbial “línea en la arena”, pidiéndole al pueblo que mostrase su postura alejándose de los rebeldes. 

La gente de la congregación se alejó y atestiguó el increíble evento de la tierra tragándose a los principales rebeldes con sus familias y el fuego consumiendo las ofrendas no autorizadas de incienso. Pero asombrosamente la congregación se quejó al día siguiente contra Moisés y Aarón de matar al pueblo de Dios. Dios está indignado, y una vez más ¡esto ocurre solo al día siguiente! Él le dice a Moisés y a Aarón que se apartasen para que Él pudiese destruir a la nación (versículos 44-45). Dios en su ira envía una plaga terrible. Pero nuevamente Moisés desea salvar al pueblo y ordena a Aarón a que rápidamente haga expiación por ellos. Aarón como un claro tipo de Cristo—un  mediador, un salvador, un libertador—intercede  por la congregación de pie entre vivos y muertos para detener la plaga, la cual ya había matado a cerca de 15,000 personas (versículos 48-49). (http://www.unidamex.org.mx/Lectura_biblica/Numeros/Numeros16.htm)

20:1-3 “Llegaron los hijos de Israel,  toda la congregación,  al desierto de Zin,  en el mes primero,  y acampó el pueblo en Cades;  y allí murió María,  y allí fue sepultada. Y porque no había agua para la congregación,  se juntaron contra Moisés y Aarón.  Y habló el pueblo contra Moisés,  diciendo:  ¡Ojalá hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová!” 

El desierto de Zin se encuentra al nordeste del desierto de Parán; Cades , entre ambas zonas desérticas.  El v. 1 parece incluir globalmente el período de casi cuarenta años que los israelitas pasaron en el oasis de Cades.

Este relato contiene otra de las muchas referencias a la murmuración de los israelitas en el desierto

“Y porque no había agua para la congregación,  se juntaron contra Moisés y Aarón. Y habló el pueblo contra Moisés,  diciendo:  ¡Ojalá hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová!  ¿Por qué hiciste venir la congregación de Jehová a este desierto,  para que muramos aquí nosotros y nuestras bestias? ¿Y por qué nos has hecho subir de Egipto,  para traernos a este mal lugar?  No es lugar de sementera,  de higueras,  de viñas ni de granadas;  ni aun de agua para beber. Y se fueron Moisés y Aarón de delante de la congregación a la puerta del tabernáculo de reunión,  y se postraron sobre sus rostros;  y la gloria de Jehová apareció sobre ellos.Y habló Jehová a Moisés,  diciendo:  Toma la vara,  y reúne la congregación,  tú y Aarón tu hermano,  y hablad a la peña a vista de ellos;  y ella dará su agua,  y les sacarás aguas de la peña,  y darás de beber a la congregación y a sus bestias.”

Dice la Escritura que Moises era el hombre más manso de la tierra. (Números 12:3). Dios le da una orden y, a diferencia de otras veces, Moisés no la cumple. En vez de hablarle a la roca, la golpea dos veces. Es Meriba. Son las aguas de la rencilla. (Núm. 20:1-13). 

Moisés representa mal al Señor, quien se enoja con él, y le dice: “Tú no entrarás en la tierra”. Moisés ruega, clama, gime, llora. Dios dice: “No”. Y no entró, tuvo que contentarse con mirar la tierra prometida desde lejos.

21:5 “Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés:  ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto?  Pues no hay pan ni agua,  y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.”

El siguiente relato presenta otro caso de rebelión y castigo, seguidos del arrepentimiento y el perdón.

El pueblo vuelve a rebelarse contra Dios, y Dios les envía un nuevo castigo. Estaban cansados del mana y se rebelaron feo contra Dios.DIos les envio de castigo serpientes venenosas que al picarlos  los hebrepos morían. “Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes,  que mordían al pueblo;  y murió mucho pueblo de Israel. Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo:  Hemos pecado por haber hablado contra Jehová,  y contra ti;  ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes.  Y Moisés oró por el pueblo. Y Jehová dijo a Moisés:  Hazte una serpiente ardiente,  y ponla sobre una asta;  y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella,  vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de bronce,  y la puso sobre una asta;  y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce,  y vivía.” v.21:6-9

Una mirada de fe a esta serpiente, que simbolizaba a Cristo en la cruz, traía sanidad al hebreo sincero.

22. Cuántas veces intenta Balac hacerle a Balaam maldecir al Pueblo de Dios? (24:10)

“Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam,  y batiendo sus manos le dijo:  Para maldecir a mis enemigos te he llamado,  y he aquí los has bendecido ya tres veces.” v.24:10

23. Qué vio la asna de Balaam que él no vio?

Un angel

24. Cuál es el tema principal de la historia de Balaam y Balac?

Balac Envía por Balaam (Números 22:1-40) 

 

La burra de Balaam

La burra de Balaam

 

 

El primero fue el rey de Moab, y el segundo un sacerdote/profeta pagano. En capítulos 22 – 24 nosotros leemos esta fascinante historia. Nosotros ya hemos visto que Dios está gobernando su pueblo por medio de un pacto que se define en leyes, bendiciones y maldiciones. En el capítulo 22 conocemos a Balac, este rey de los moabitas, y aprendemos como él trató de adueñarse del trabajo divino.

Por medio de Balaam, Balac intentó maldecir al pueblo de Dios. Números nos dice que Balac había escuchado del poder de este Dios de Israel y que él ya podía ver que el pueblo era muy grande. Tenía mucho miedo. Por esto, mandó a sus mensajeros a Balaam diciendo, “Pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito” (22:6). Pero Balaam, desde el principio, reconoce que él puede hacer solamente lo que el Señor le permite. En vez de maldecir a Israel, Balaam lo bendice varias veces. Después de este pasaje no queda ninguna duda en cuanto al control de Dios sobre su pueblo. Dios ha vuelto a tomar las riendas (las de la asna de Balaam y las de todas las naciones) y nadie puede desviarlo.

En el capítulo 22 nos encontramos con algunas personalidades muy fuertes. La primera es Balac, rey de los moabitas, cuyo nombre significa “Vacío”. Después está Balaam, un adivino (vea Josué 13:22) de Petor, una ciudad en el Éufrates en Mesopotamia (comparar Deuteronomio 23:4). Su nombre significa “Destructor del Pueblo”, y Balac lo contrata en un intento por destruir a los israelitas. Los ejércitos de Israel no se habían confrontado con Moab todavía, mas Balac enterado de lo que le había sucedido a su enemigo Sihon, estaba aterrorizado temiendo que él y su reino fuesen los siguientes. La ironía de todo lo que sigue es que Israel no tenía que pelear con Moab. Sólo querían pasar por su tierra en dirección a la Tierra Prometida. En efecto, Dios les había dicho a los israelitas que no atacasen a  Moab (Deuteronomio 2:1-9). Pero tal parece como si Balac  no lo supiese o que no lo creyese. Así que consultó a “los ancianos de Madián” con quienes podía haber tenido alianzas. (Aunque Moisés tenía asociación con Madián ya que había habitado con la familia de su esposa por 40 años, es probable que ellos estuviesen lejos de   los grupos que esos líderes representaban—siendo los madianitas  un pueblo extendido y nómada). Mas Balac  probablemente se dio cuenta que iniciar una campaña militar solo no iba a detener a los israelitas ni al poder sobrenatural que estaba detrás de ellos. En vez de esto, él necesitaba emplear un armamento espiritual—y  así manda llamar a Balaam. La Biblia de Estudio Nelson explica: 

“Los moabitas creían que las bendiciones y las maldiciones de los dioses podían ser manipuladas por agentes habilidosos, que presumiblemente eran capaces de  traficar con los dioses. En ese tiempo, el más famoso de esos agentes era Balaam de Mesopotamia. En 1967, se hizo un descubrimiento en Jordania de una inscripción del siglo octavo A.C. con profecías de Balaam. Este descubrimiento en lo que fue la antigua Moab es una evidencia abrumadora del renombre de éste profeta aún cientos de años después de su muerte. Sin embargo el Balaam de las escrituras es altamente censurable. En las escrituras él se convierte en el paradigma de la maldad, en una figura casi satánica (vea 31:8; Deut. 23:4, 5; Josué 13:22; 24:9, 10; Neh. 13:2; Miq. 6:5; 2 Pedro 2:15, Judas 11; Apo. 2:14). Balaam fue un profeta que se especializaba en la adivinación animal. Él inspeccionaba el hígado de un animal muerto ritualmente para averiguar por su forma y sus marcas la voluntad de los dioses. Se pensaba que dichos profetas  podían de alguna manera misteriosa influenciar a los dioses a través de varios ritos. Si Balaam pudiese influenciar al ‘dios’ de Israel (como lo suponía Balac), entonces él podía revertir sus bendiciones, convirtiéndolas en una maldición, y destruirlos… En el versículo 8, Balaam habla del SEÑOR como si fuese íntimo de Él. Debido a que Balaam era un adivino internacionalmente conocido, es probable que él hubiese oído lo suficiente acerca de Israel de los emisarios de Moab y de Madián para haberse aprendido el nombre del Dios de Israel. También, la historia de la liberación israelí de Egipto había sido conocida ampliamente a través del Medio Oriente (ver Deut. 2:25)” (notas sobre 22:5-8). 

Cuando los líderes moabitas y madianitas estaban por arribar con pagos a Balaam, Dios le informa a Balaam, evidentemente en una visión nocturna, que los israelitas están protegidos y que no vaya con esos hombres (Números 22:12). No es que Balaam no quisiese ir más allá de lo que Dios dice—él sí quería. Mas él sabe que no puede. Cuando un gran cortejo aparece con un “cheque en blanco” de Balac, aprendemos un poco acerca de la sinceridad de Balaam en seguir a Dios. Antes bien, motivado por la codicia, acepta la declaración que Dios ya ha hecho, pero pretende conseguir una “nueva” palabra de Él.  Dios le da permiso a Balaam de ir, con la restricción de que esperase a ser llamado por los príncipes y que hiciese únicamente lo que Dios le dice.

A pesar de esto, Balaam aparentemente no espera a los príncipes, va por sí mismo a encontrarse con ellos, contrario a las instrucciones específicas de Dios, enojando así a Dios. Tenemos entonces la colorida reversión de los papeles en el altercado de Balaam con su asna, ¡y el asna usando con él la lógica! (versículos 22-31). Más aún, el asna pudo ver al ángel con la espada desenvainada, mientras que Balaam no lo ve. Todo esto fue más bien irónico. “Balaam quien supuestamente era capaz de comunicarse con los dioses a través de animales. No obstante, en esta situación, el ‘vidente’ estaba ciego ante la presencia del Dios verdadero. Era el animal quien era el vidente y pudo percibir la verdadera voluntad de Dios en el Ángel que bloqueaba el sendero” (nota sobre 22:22-30). La conversación poco sincera de Balaam con el ángel muestra que los deseos de su corazón no son agradar a Dios. 

Cuando Balaam llega con Balac le explica que solo podrá  decirle lo que Dios le autorice, aunque con todo su corazón amaría hacer lo contrario y maldecir a Israel. 

http://www.unidamex.org.mx/lectura_biblica/Numeros/Numeros22_1al40.htm

25. Por qué no quería Dios que los hijos de Israel se mezclara con otras naciones?

Para que no se contaminaran con las practicas idolátricas de los pueblos y se apartaran de Dios.

En el capítulo 25 nosotros vemos como ellos fornicaron con las moabitas y como llegaron hasta participar en los sacrificios de Baal-peor. Números nos dice, ” y el furor de Jehová se encendió contra Israel.” Pero su juicio fue rápido y agudo. Vemos también que, casi por primera vez, hay alguien, que no fuera Moisés, celoso por Jehová. Por la reacción inmediata de Finees en contra de este pecado, el furor encendido de Jehová se apaga y Jehová hace un pacto sobre el sacerdocio con Finees y su descendencia.

26. Según Números 33, Cuantas paradas tuvo el pueblo de Israel en su viaje de Egipto hasta los campos de Moab?

Estas, pues,  son sus jornadas con arreglo a sus salidas. De Ramesés salieron en el mes primero,  a los quince días del mes primero;  el segundo día de la pascua salieron los hijos de Israel con mano poderosa,  a vista de todos los egipcios, mientras enterraban los egipcios a los que Jehová había herido de muerte de entre ellos,  a todo primogénito;  también había hecho Jehová juicios contra sus dioses.

1.Salieron,  pues,  los hijos de Israel de Ramesés,  y acamparon en Sucot.

2.Salieron de Sucot y acamparon en Etam,  que está al confín del desierto.

3.Salieron de Etam y volvieron sobre Pi-hahirot,  que está delante de Baal-zefón,  y acamparon delante de Migdol.

4.Salieron de Pi-hahirot y pasaron por en medio del mar al desierto,  y anduvieron tres días de camino por el desierto de Etam,  y acamparon en Mara.

5.Salieron de Mara y vinieron a Elim,  donde había doce fuentes de aguas,  y setenta palmeras;  y acamparon allí.

6.Salieron de Elim y acamparon junto al Mar Rojo.

7.Salieron del Mar Rojo y acamparon en el desierto de Sin.

8.Salieron del desierto de Sin y acamparon en Dofca.

9.Salieron de Dofca y acamparon en Alús.

10.Salieron de Alús y acamparon en Refidim,  donde el pueblo no tuvo aguas para beber.

11.Salieron de Refidim y acamparon en el desierto de Sinaí.

12.Salieron del desierto de Sinaí y acamparon en Kibrot- hataava.

13.Salieron de Kibrot-hataava y acamparon en Hazerot.

14.Salieron de Hazerot y acamparon en Ritma.

15.Salieron de Ritma y acamparon en Rimón-peres.

16.Salieron de Rimón-peres y acamparon en Libna.

17.Salieron de Libna y acamparon en Rissa.

18.Salieron de Rissa y acamparon en Ceelata.

19.Salieron de Ceelata y acamparon en el monte de Sefer.

20.Salieron del monte de Sefer y acamparon en Harada.

21.Salieron de Harada y acamparon en Macelot.

22.Salieron de Macelot y acamparon en Tahat.

23.Salieron de Tahat y acamparon en Tara.

24.Salieron de Tara y acamparon en Mitca.

25.Salieron de Mitca y acamparon en Hasmona.

26.Salieron de Hasmona y acamparon en Moserot.

27.Salieron de Moserot y acamparon en Bene-jaacán.

28.Salieron de Bene-jaacán y acamparon en el monte de Gidgad.

29.Salieron del monte de Gidgad y acamparon en Jotbata.

30.Salieron de Jotbata y acamparon en Abrona.

31.Salieron de Abrona y acamparon en Ezión-geber.

32.Salieron de Ezión-geber y acamparon en el desierto de Zin,  que es Cades.

33.Y salieron de Cades y acamparon en el monte de Hor,  en la extremidad del país de Edom. Y subió el sacerdote Aarón al monte de Hor,  conforme al dicho de Jehová,  y allí murió  a los cuarenta años de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto,  en el mes quinto,  en el primero del mes.Era Aarón de edad de ciento veintitrés años,  cuando murió en el monte de Hor.Y el cananeo,  rey de Arad,  que habitaba en el Neguev en la tierra de Canaán,  oyó que habían venido los hijos de Israel.

34.Y salieron del monte de Hor y acamparon en Zalmona.

35.Salieron de Zalmona y acamparon en Punón.

36.Salieron de Punón y acamparon en Obot.

37.Salieron de Obot y acamparon en Ije-abarim,  en la frontera de Moab.

38.Salieron de Ije-abarim y acamparon en Dibón-gad.

39.Salieron de Dibón-gad y acamparon en Almón-diblataim.

40.Salieron de Almón-diblataim y acamparon en los montes de Abarim,  delante de Nebo.

41.Salieron de los montes de Abarim y acamparon en los campos de Moab,  junto al Jordán,  frente a Jericó.

42.Finalmente acamparon junto al Jordán,  desde Bet-jesimot hasta Abel-sitim,  en los campos de Moab.Y habló Jehová a Moisés en los campos de Moab junto al Jordán frente a Jericó,  diciendo:Habla a los hijos de Israel,  y diles:  Cuando hayáis pasado el Jordán entrando en la tierra de Canaán,echaréis de delante de vosotros a todos los moradores del país,  y destruiréis todos sus ídolos de piedra,  y todas sus imágenes de fundición,  y destruiréis todos sus lugares altos;y echaréis a los moradores de la tierra,  y habitaréis en ella;  porque yo os la he dado para que sea vuestra propiedad.Y heredaréis la tierra por sorteo por vuestras familias;  a los muchos daréis mucho por herencia,  y a los pocos daréis menos por herencia;  donde le cayere la suerte,  allí la tendrá cada uno;  por las tribus de vuestros padres heredaréis.Y si no echareis a los moradores del país de delante de vosotros,  sucederá que los que dejareis de ellos serán por aguijones en vuestros ojos y por espinas en vuestros costados,  y os afligirán sobre la tierra en que vosotros habitareis.Además,  haré a vosotros como yo pensé hacerles a ellos.

Total=42 paradas

Anglicanismo

Anglicanismo

cofe2

 

Comunión Anglicana
Fundador Enrique VIII
Deidad Máxima Dios
Líder Rowan Williams Arzobispo de Canterbury
Tipo Cristianismo
Nombre y número de seguidores Anglicanos, Episcopalianos, 70,530,000
Texto sagrado Biblia
Lengua Litúrgica Inglés
Sede Canterbury, Inglaterra
País con mayor cantidad de anglicanos Inglaterra

 

Catedral de Canterbury  

Catedral de Canterbury

El término anglicano y su derivado anglicanismo, provienen del latín medieval ecclesia anglicana, que significa iglesia inglesa, se utiliza para describir a las personas, las instituciones y las iglesias, como asi mismo a las tradiciones litúrgicas y conceptos teológicos desarrollados tanto por la Iglesia de Inglaterra, en lo particular, como por las provincias eclesiásticas de la Comunión Anglicana. También se utiliza en lo referente a las iglesias anglicanas sin comunión con el Arzobispo de Canterbury (en el Reino Unido), como las partícipes del Movimiento Anglicano de Continuación y muchas otras completamente independientes. Los anglicanos son practicantes del anglicanismo.

Anglicanos o episcopales  

En algunas partes del mundo, los anglicanos son conocidos como episcopales o episcopalianos (esta última, una traducción incorrecta, pero muy difundida) pues, por diversas razones históricas la Iglesia Anglicana en esos países debió cambiar su nombre por el de Iglesia Episcopal, como, por ejemplo, la Iglesia Episcopal Escocesa, o la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América, de la cual también toman su nombre los episcopales en otras partes de América y el mundo, especialmente en aquellas iglesias organizadas a partir del trabajo misionero estadounidense. Un ejemplo interesante de la equivalencia de los términos “anglicano” y “episcopal”, se muestra en la denominación asumida por los anglicanos brasileños que, al hacerse miembros de la Comunión Anglicana, decidieron adoptar el nombre de Iglesia Episcopal Anglicana del Brasil, para reconocer su herencia tanto de misioneros estadounidenses (episcopales), como de británicos (anglicanos).

La Comunión Anglicana 

Artículo principal: Comunión Anglicana

La Comunión Anglicana, una fraternidad amplia de 38 provincias autónomas e interdependientes que están en plena comunión con el Arzobispo de Canterbury, es una de las comuniones cristianas más numerosas del mundo, con aproximadamente 73 millones de miembros.[1]

La Comunión Anglicana se considera parte plena de la Iglesia Cristiana: una santa, católica y apostólica, y se declara Católica y Reformada, al respecto, es interesante la frase del Deán Henry Forrester (México, 1906): «Católica, aunque no romana y Evangélica, aunque no protestante».

Para muchos anglicanos, representa también una forma de catolicismo no-papal, y para otros, una forma de protestantismo sin figuras fundadoras tales como Martín Lutero o Juan Calvino.[2]

Pero en la línea del anglicanismo clásico, los planteamientos del teólogo isabelino del siglo XVI Richard Hooker en Essays on Ecclesiastical Polity, siguen expresando la identidad anglicana como prudente combinación entre estas dos tradiciones cristianas, una Via Media entre ambas, mediante una aplicación equilibrada de tres criterios esenciales de fe y ética:

  1. La Sagrada Escritura,
  2. la Tradición Eclesiástica y
  3. la Razón.

El entendimiento de la Razón como criterio de fe y ética en el anglicanismo, se ha visto ampliado no sólo a los logros de la ciencia, sino a la experiencia cotidiana y al sentido común de las personas y comunidades, que se enfrentan día a día a la vida, en actitud de fe.

Así entonces, con algunas diferencias de énfasis doctrinal y litúrgico, las iglesias de la Comunión Anglicana mantienen su unidad a través, principalmente, de la comunión sacramental con el Arzobispo de Canterbury, y la celebración de la liturgia conforme a las diferentes versiones autorizadas del Libro de Oración Común.

Valores y características sobresalientes  

Los fundamentos doctrinales del Anglicanismo, expresados en el llamado Cuadrilátero Chicago-Lambeth, son cuatro elementos de la fe cristiana, basados en un texto del siglo V conocido como Commonitorium, de San Vicente de Lerins: Id teneamus, quod ubique, quod semper, quod ab omnibus creditum est; hoc est et enim vere proprieque catholicum (“Debe tenerse como propiamente católico aquello que ha sido creído en todas partes, siempre y por todos”), a saber:

  1. La Biblia, o las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamentos, como base de la fe cristiana.
  2. Los Credos Apostólico y Niceno, como resúmenes suficientes de la fe contenida en la Escritura.
  3. Los Sacramentos del Bautismo y la Eucaristía, como medios indispensables, externos y sensibles (instituídos por Cristo), como medios de la Gracia de Dios, que es interna y espiritual. Esta jerarquización no elimina los otros cinco sacramentos tradicionales (Penitencia, Confirmación, Matrimonio, Ordenación y Unción de los enfermos) que, instituidos por la Iglesia con la autoridad de Cristo, se añaden a los dos primeros.
  4. El Orden Apostólico, expresado en una triple jerarquía de ministros ordenados: Obispos, Presbíteros y Diáconos, quienes sirven y capacitan a los Laicos bautizados, en la obra de testificar a Cristo en su Pasión, Muerte y Resurrección.

Estos cuatro elementos se comprenderían a la luz de la tríada: Escritura, Tradición y Razón, que servirían como triple criterio para discernir la fe y la ética del cristiano.

Estos cuatro elementos establecen para los anglicanos un orden de prioridades en las costumbres y tradiciones eclesiásticas, así, la Bendita Virgen María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo, es reconocida como “Bendita entre las Mujeres”, “Bienaventurada por todas las generaciones” (conforme al Evangelio según San Lucas), y se le otorga una veneración más o menos intensa, según la tradición local que, no obstante, jamás compite con la adoración que sólo se tributa a Dios: al Padre, por el Hijo, en el Espíritu Santo.

Entre los anglicanos no existe una veneración de santos propiamente dicha; antes bien, en la medida en que la Iglesia, como Pueblo de Dios, es Santa, todos sus miembros bautizados lo son, no por sus merecimientos morales, sino en virtud de su vocación. Sin embargo, la Iglesia honra a Dios y le da gracias «por la Gracia depositada en sus santos, que han sido luces del mundo en su propia generación»; de esta manera, es posible honrar, dentro de la liturgia, y con arreglo a un Calendario Eclesiástico, a los bautizados que han sido héroes de la fe.

En las iglesias anglicanas existen diversas imágenes de Cristo, la Virgen María y los santos: íconos, retablos, conjuntos escultóricos y, sobre todo, vitrales; sin embargo, en los ambientes anglicanos suele establecerse una clara diferencia entre utilizar imágenes en el culto (práctica generalmente aceptada), a rendir culto, de cualquier índole, a las imágenes. Este criterio distingue al anglicanismo tanto de las tradiciones protestantes, como de las católico romanas y ortodoxas, en lo que al tratamiento de las imágenes religiosas se refiere. La misa anglicana es igual a la católica, con la diferencia que incluye una Epíclesis (o sea, una invocación al Espíritu Santo).

La dignidad humana y la igualdad entre todas las personas forman parte fundamental de los valores anglicanos, así lo muestran las modernas redacciones de los votos bautismales en las diversas provincias de la Comunión, y también el ejemplo de arzobispos anglicanos destacados, como el sudafricano Desmond Tutu, luchador incansable por la justicia en un país dominado por una de las formas más severas de discriminación racial, el “Apartheid”. En medio de esta discriminación, el Arzobispo Tutu no sólo luchó por los derechos de los africanos, sino que ayudó a mantener la paz desterrando el odio, fue galardonado por ello con el Premio Nobel de la Paz en 1984.

Otro ejemplo de expresión de estos valores del anglicanismo se observa en que, en la mayoría de las provincias anglicanas, es canónicamente posible, desde la década de 1970, la Ordenación de mujeres al diaconado, al presbiterado y al episcopado, lo cual, no obstante, no ha dejado de crear amplia discusión entre las iglesias de esta Comunión. La primera mujer consagrada al episcopado fue Barbara Clementine Harris, como Obispa Sufragánea de Massachusetts (Estados Unidos de América), en 1990.

La actitud de los anglicanos ante la homosexualidad, es también un asunto espinoso que ha provocado, en su seno, serias confrontaciones en todo ámbito, desde la repulsión hasta la más amplia aceptación, pero el simple hecho de que este tema sea motivo de debate, muestra, no tanto a una familia dividida, cuanto a una sociedad humana sumamente cambiante, de la cual el Anglicanismo es reflejo, y muestra también a una comunión eclesial donde es posible reconocerse como miembros aún a pesar de las diferencias teológicas.

Aunque las iglesias anglicanas a lo largo de su historia, no se han caracterizado por una inclinación a las discusiones acaloradas ni a las declaraciones sobre moral sexual (de hecho, su clero ha sido libre, en todas partes, desde el siglo XVI, para contraer matrimonio, mantenerse célibe o vivir en soltería), dos hechos históricos, en la primera década del siglo XXI, han disparado el debate sobre la relación entre homosexualidad y cristianismo: La autorización para la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo, por parte de la Diócesis de New Westminster, de la Iglesia Anglicana del Canadá, y la elección y consagración de Gene Robinson como Obispo de la Diócesis de New Hampshire, de la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos, puesto que Robinson había declarado oficialmente su condición homosexual ante su diócesis, antes de ser electo.

Doctrina sobre la Iglesia e instrumentos de unidad  

Para los anglicanos, la mínima expresión de la Iglesia en el mundo es la diócesis, es decir, la reunión de las personas bautizadas (laicos y clérigos), que forman parte del Cuerpo Místico de Cristo en una determinada área territorial, bajo la guía pastoral de un Obispo.

Cada obispo es el sacerdote principal de su iglesia diocesana, preside por derecho la Santa Eucaristía, ordena y consagra a los diáconos, a los presbíteros (esto siempre en unión de dos o más presbíteros que imponen las manos junto con él), y a otros obispos, (igualmente, en unión de dos o más obispos). El Obispo preside Ex officio, todos los cuerpos canónicos o de facto instituidos dentro de su diócesis, y que están integrados por clérigos y laicos debidamente elegidos por el sínodo o convención, pero no puede ponerse por encima de la Constitución y Cánones de su Diócesis ni de su Provincia eclesiástica o Iglesia autónoma.

De acuerdo a la tradición católica, todos los obispos anglicanos tienen el mismo rango (son iguales entre sí), salvo las diferencias funcionales entre los obispos diocesanos y sus ayudantes, los obispos sufragáneos y coadjutores; pero todos son considerados sucesores de los apóstoles y, en cuanto tales, comparten, de manera colegiada, el liderazgo de la Comunión Anglicana (tal cosa como la “Iglesia Anglicana”, no existe sino a nivel de denominación provincial).

Un obispo anglicano actúa siempre, al menos de derecho, con la participación del clero y los laicos en todas las decisiones trascendentales, a través de los sínodos o convenciones diocesanas (anuales) o provinciales (generalmente trienales), siendo los obispos los pastores principales.

El líder simbólico de la Comunión Anglicana, es el Arzobispo de Canterbury, el Primus inter pares o “primero entre sus iguales”.

Reseña histórica  

Pre Reforma  

Los anglicanos datan tradicionalmente los orígenes de la Iglesia de Inglaterra mucho antes de la llegada a ese país del primer Arzobispo de Canterbury, San Agustín de Canterbury a fines del Siglo VI,ya que los orígenes históricos de la Iglesia en Inglaterra pueden remontarse a periodos más lejanos. La primera presencia cristiana se estableció durante la ocupación romana de las Islas Británicas antes del Siglo V, posiblemente incluso desde el Siglo I. El primer mártir cristiano registrado en Gran Bretaña, San Albano (mártir), pudo haber vivido hacia fines del Siglo III o inicios del Siglo IV, y su preeminencia en la hagiografía anglicana se refleja en el número de iglesias parroquiales de las cuales es patrono. El anglicanismo irlandés (Iglesia de Irlanda) también remonta sus orígenes hasta el santo fundador del cristianismo irlandés (San Patricio), un cristiano nacido en la isla de Gran Bretaña.

Los anglicanos consideran al cristianismo celta como precursor de su iglesia, puesto que el restablecimiento del cristianismo a principios del Siglo VI llegó a través de misioneros irlandeses y escoceses, especialmente San Patricio y San Columba.[3] Esta distintiva forma del cristianismo occidental permaneció incluso después del Sínodo de Whitby desarrollado en el 664, que decidió conformar la iglesia celta de las Islas británicas a las costumbres y tradiciones del cristianismo romanizante contemporáneo, introducido por San Augustín de Canterbury y otros misioneros anglosajones. Con todo, la persistencia de las tradiciones del cristianismo celta (menos jerarquizante que el romano), junto con la implementación de las instrucciones dadas por el Papa Gregorio I Magno a San Agustín para incorporar costumbres y festivales paganos en la vida y práctica de la Iglesia inglesa, significó que el cristianismo inglés asumiera desde temprano un carácter distintivamente nativo.[4]

Reforma  

Artículo principal: Reforma en Inglaterra
Enrique VIII de Inglaterra, por Holbein el Joven.  

Enrique VIII de Inglaterra, por Holbein el Joven.

Aunque los anglicanos reconocen que el repudio a la autoridad del Papa iniciada por Enrique VIII de Inglaterra condujo a la Iglesia de Inglaterra a existir efectivamente como entidad completamente separada de Roma, también reconocen su continuidad con respecto a la medieval Iglesia Pre Reforma. Completamente aparte de sus distintivas costumbres y liturgia (por ejemplo el Rito de Sarum) el entramado organizacional de la Iglesia de Inglaterra estaba ya establecido al momento de efectuarse el Sínodo de Hertford (entre 672 y 673), cuando todos los obispos ingleses fueron capaces, por primera vez, de actuar como un cuerpo, bajo la dirección del Arzobispo de Canterbury. El efecto del Estatuto Restrictivo de Apelaciones (Act in Restraint of Appeals) de 1533 y del Estatuto de Supremacía (Acts of Supremacy) de 1534, promulgados por Enrique VIII fue, simplemente, declarar que la Corona de Inglaterra era «la única cabeza suprema en la tierra de la Iglesia de Inglaterra, llamada Ecclesia Anglicana», y que el Obispo de Roma no tenía ninguna «mayor jurisdicción en Inglaterra que cualquier otro obispo extranjero». El desarrollo posterior de los Treinta y nueve artículos de religión y la promulgación de los Estatutos de Uniformidad (Acts of Uniformity) culminaron en el Acuerdo Religioso Isabelino, que dio lugar a una Iglesia que era a la vez Católica y Reformada con el monarca Inglés (luego Británico) como su Gobernador supremo.

La Reforma inglesa fue iniciada azarosamente para conseguir los objetivos dinásticos de Enrique VIII quien, en su búsqueda de una consorte que le diera un heredero masculino, (quería divorciarse de Catalina de Aragón para casarse con Ana Bolena) encontró conveniente substituir la primacía de un Papa con objetivos políticos propios, por la supremacía de la Corona inglesa. Una lectura minuciosa de su legislación inicial, limitada a cuestiones de supremacía temporal y espiritual (nada de Reformas protestantes), sugiere claramente que no era intención de Enrique fundar una nueva iglesia. Él estaba bastante bien informado sobre la historia de la Iglesia Cristiana como para saber que los privilegios eclesiásticos que él pretendía ahora ya habían sido ejercidos por otros monarcas sobre la Iglesia en sus respectivos dominios desde la época de Constantino I el Grande.

El Anglicanismo en contexto ecuménico  

Procesión de la Virgen de Walsingham de la Cofradia Nacional Anglicana de Walsingham.  

Procesión de la Virgen de Walsingham de la Cofradía Nacional Anglicana de Walsingham.

El Anglicanismo está presente hoy principalmente en los países de trasfondo cultural británico, como las antiguas colonias inglesas en América (Canadá, los Estados Unidos y parte de las Antillas), así como Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, algunos países del Sureste de Asia, y de África.

La Comunión Anglicana conserva la sucesión apostólica, también conocida como episcopado histórico, elemento fundamental de catolicidad. Ha habido una polémica entre anglicanos y católicos romanos a partir de tiempos del Papa León XIII, quien -en la Bula Apostolicae Curae de 1896, en medio de su política antimodernista, y presionado por los jerarcas del catolicismo romano inglés-, decidió desconocer la validez de las órdenes sagradas conferidas con el rito anglicano.

Singularmente, la Iglesia Ortodoxa -especialmente el Patriarcado de Antioquía-, expresó en 1922 que consideraba las órdenes anglicanas como equiparables a las de la Iglesia de Roma y las otras iglesias orientales.

Las iglesias de la Comunión Anglicana, han sido pioneras en el Ecumenismo: el diálogo fraternal, teológico, y de cooperación social entre los cristianos de diversas iglesias y denominaciones, así como también en el Diálogo Interreligioso. La conferencia de Edinburgo que, en 1910, reunió a varias denominaciones evangélicas, contó también con la activa presencia organizativa de la Iglesia de Inglaterra. Cuando en 1948 se fundó el Consejo Mundial de Iglesias, con sus filiales por varias partes del mundo, los anglicanos de todo el mundo fueron los primeros en responder y comprometerse en este diálogo.

Desde mediados del siglo XX, los anglicanos han estado dispuestos a proyectos de unidad cristiana que han supuesto su desaparición como denominación, en bien de una unidad más amplia con otros cristianos. Estos son los casos de las llamadas Iglesias Unidas, como: Bangladesh, Pakistán, Norte de la India, Sur de la India; estas iglesias se han organizado ante la necesidad de ofrecer un testimonio de unidad a los no-cristianos, las comunidades involucradas han llegado a importantes acuerdos, aceptado simultáneamente la práctica del bautismo de niños así como el de adultos, y un ejercicio episcopal no gubernativo.

Existen Iglesias Unidas en Canadá y Australia, de las cuales las Iglesias anglicanas de esos países no han entrado a formar parte, pero a las que apoyan ampliamente y con las cuales mantienen programas conjuntos.

La Chung-Hua-Sheng-Kung-Hui (Santa Iglesia Católica de China) es un caso similar, si bien esta cristiandad se organizara ante la exigencia del gobierno de tener un solo cuerpo representativo que respondiese ante él. Las iglesias del Norte y Sur de la India, Bangladesh y Pakistán, no son provincias anglicanas, pero están en comunión con la familia anglicana, y sus obispos tienen asiento en la Conferencia de Lambeth.

Notas 

  1. Cifras en Adherents.com (en inglés)
  2. Avis, Paul. “What is ‘Anglicanism’?”, en The Study of Anglicanism, editorial S. Sykes and J. Booty (Londres: SPCK, 1988), pp. 417-19
  3. González, Justo L.; «The History of Christianity», Volumen I: “The Early Church to the Dawn of the Reformation” (San Francisco: Harper, 1984).
  4. Pelikan, Jaroslav; «The Christian Tradition: A History of the Development of Doctrine», Volumen 1: “The Emergence of the Catholic Tradition (100-600),” (Chicago y Londres: University of Chicago Press, 1971), pp. 65-6.

Véase también 

Enlaces externos  

Commons

Obtenido de Wikipedia

Tras el choque de trenes aumenta a 25 muertos

Tras el choque de trenes aumenta a 25 muertos

La última estimación oficial de víctimas mortales tras el accidente de trenes en el sur de California asciende ya a 25 mientras los responsables de la investigación consideran que el choque frontal entre un tren de pasajeros y un transporte de mercancías se debió a un error humano.

Los responsables de Metrolink, la red ferroviaria del sur de California, indicaron que el conductor ignoró una señal para que detuviera el convoy poco antes del incidente, según informa el periódico ‘Los Ángeles Times’. El ingeniero, fallecido en el accidente, tenía al menos 10 años  de experiencia y trabajaba para la red desde 2005.

Una portavoz de Metrolink, Denise Tyrrell, aseguró que si el conductor hubiera atendido a la mencionada señal, el choque no hubiera ocurrido. “Queremos ser honestos en nuestra valoración”, dijo.

Mientras, los servicios de rescate siguen trabajando para intentar encontrar a supervivientes del accidente, a pesar de que hace horas de que no se ha podido rescatar a ningún pasajero con vida. “Están retirando las piezas con mucho cuidado porque si se produce un milagro no quieren frustrarlo”, explicó el teniente John Romero, del Departamento de Policía de Los Ángeles.

Sin embargo, 40 de los heridos se encuentran en situación crítica, según el Departamento de Bomberos de Los Ángeles, por lo que se espera que la cifra de víctimas pueda aumentar.

“Los servicios de rescate siguen trabajando en los esfuerzos de extracción, pero creemos que la posibilidad de que quede alguien vivo entre los restos es ya muy remota”, afirmó el vicedirector del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, Mario Rueda.

http://www.trespasitos.com/2008/09/tras-el-choque-de-trenes-aumenta-a-25-muertos/

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.200 seguidores