Parte 7: ¿Cómo es posible que haya milagros?


 Evangelismo y establecimiento de nuevas iglesias- julio 2008  

Cómo responder a objeciones

Parte 7: ¿Cómo es posible que haya milagros? 

Artículo escrito por: Dr. Gerardo Laursen

Estimado(a) Lector/a:

Cuando evangelizamos, hay personas que protestan y presentan objeciones, especialmente contra la persona de Dios o la Biblia o creyentes o religión en general.  Algunas objeciones son meramente una manera para decir: “No quiero hablar de eso” (frecuentemente la causa es porque sienten culpabilidad por el pecado.  Se sienten incómodos).  Pero si la queja es sincera, estamos obligados a proveer respuesta (1 P. 3:15).
Entonces se ofrecen algunas respuestas a las objeciones más comunes, siguiendo esta serie de artículos sobre el tema.

Objeción: ¿Cómo es posible que haya milagros?  Hay personas que no creen en los milagros, y por eso no confían en la Biblia.  Muchos de ellos ni creen que Dios existe.  Otros aceptan la posibilidad de que Dios inició el universo, pero se fue después y todo sigue por leyes naturales.  Y hay otros que piensan que hubo milagros en el pasado, pero hoy en día, no.

Sugeridas respuestas a personas que tienen tal queja:   a. Si Dios existe, hay milagros.              

Un ser todopoderoso puede hacer lo que quiera.  Alguien capaz de crear el universo puede suspender los principios normales de la naturaleza.  Y la Biblia dice que es perfectamente obvio que Dios existe, en Ro. 1:19-20.

b. El cristianismo no es una serie de principios morales.

Todas las religiones tienen su concepto de principios sobre cómo vivir.  Pero el cristianismo además de eso transforma la vida.  Y Cristo su fundador todavía vive (en contraste a los fundadores de las otras religiones principales del mundo).  Se asocia con poder sobrenatural.

 

c. Es la única forma en que un Dios infinito y espiritual pueda intervenir en el mundo finito y material. ¿Cómo puede Dios comunicarse con el hombre, si no es por un milagro?  Es invisible. Su existencia es aparte del universo.

d. Aparte de la naturaleza, lo que se sabe de Dios viene de 2 milagros: la Biblia y la encarnación de Cristo.

Primero, la Biblia se escribió en un periodo de 1500 años por unos 40 autores humanos, y sin embargo todo tiene el mismo mensaje: el ser humano esta separado de Dios por el pecado, y Dios ha tomado la iniciativa de solucionar el problema.  Jesús murió como pago por estas ofensas por gente de todos los tiempos.  Y la fe en Dios y su plan así revelados convierte el alma.

Segundo, Cristo salió del cielo, llegó a la tierra y se hizo hombre (a través de entrar en María por la concepción virginal), y explicó cómo es Dios y qué debemos hacer, autenticado por sus poderes.

e. Los milagros no se comprueban por la ciencia, sino por la prueba legal: el testimonio de testigos oculares fidedignos.

La ciencia trata con lo que es reproducible, pero los milagros son eventos únicos.  Están fuera del campo de ciencia.  Ni siquiera puede la ciencia explicar el universo: cómo se inició (que es único: solo nombrar el evento como el “Big Bang” o gran explosión, no explica nada), cómo se formó la vida (que también es único y sin explicación natural).  Hay otras cosas fuera del campo de ciencia, como el arte.  La ciencia no puede decir si una pintura es bella o no.

Las catástrofes, interrupciones y milagros no encajan bien con la ciencia, que presume que todo se procede con un ritmo uniforme.  Por eso hay que mirar más allá de la ciencia.

Tomemos unos milagros en el Evangelio de Juan.  No hay explicación lógica para indicar que fueron sucesos naturales que simplemente fueron mal entendidos por los testigos.

1. Agua en vino, Jn. 2:1-11.

Fue instantáneo, unos 150 galones, y la gente comentó del la alta calidad.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la calidad.

2. Curación del hijo del noble, Jn. 4:46-54.

Jesús sanó a alguien desde una gran distancia, sin verlo y sin tocarlo.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la distancia.

3. Curación del paralítico, Jn. 5:1-9.

Un enfermo por 38 años fue sanado por una palabra, sin tratamiento médico.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre el tiempo.

4. Alimentación a los 5,000, Jn. 6:1-4.

Cristo alimentó a 5,000 hombres (no contando mujeres o niños) con el almuerzo de un niño.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la cantidad.

5. Caminata sobre el agua, Jn. 6:16-21.

¿Quién tiene el talento de caminar sobre un lago?  Es contra las leyes de la física.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la ley natural.

6. Curación del ciego, Jn. 9:1-12.

Nadie puede aun por la ciencia moderna, sanar a un adulto que nació ciego.  El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la desventura.

7. Resurrección de Lázaro, Jn. 11:1-46.

Nadie puede por la ciencia moderna, levantar a alguien muerto y enterrado por 4 días. El punto de Juan es mostrar el poder de Jesús sobre la muerte.

Ningún ser humano puede hacer ni uno de estos siete milagros.  Solo Dios puede hacer cosas semejantes.  El punto resumido de Juan es mostrar que Jesús es Dios en la carne.  Es el tema de su evangelio.

Y lo mismo es con las otras multitudes de milagros en la Biblia.  Es cuestión de leer el texto con cuidado para ver lo que realmente dice.  Por ejemplo en Ex. 14, Moisés dividió el agua del mar en dos: hubo un muro de agua en cada lado, no meramente un viento sopló y hubo un solo muro; no cruzaron los israelíes sobre lodo sino sobre tierra seca; no se trabaron los del ejército egipcio en el lodo, sino que todos murieron ahogados cuando volvió el agua.

f. Respecto a los que piensan que los milagros se terminaron hace mucho tiempo, hay muchas personas hoy en día que podemos testificar de ser sanados o de escapar de un accidente o escapar de la muerte. Como ejemplos, uno grande es ser transformado por el poder del Espíritu Santo de un pecador a un hijo de Dios.  Es verdad que hubo brotes de milagros en ciertas épocas en el pasado, cuando Dios estaba anunciando algo nuevo.  Por ejemplo en la historia: de librar a su pueblo de la esclavitud en Egipto, hizo 10 milagros por Moisés; y después para identificar a Jesús como Dios Hijo; también con los apóstoles cuando Dios inició un cambio de vivir por la ley mosaica a la gracia.  Podemos decir que actualmente los milagros no son la norma, pero todavía ocurren.   ¡Si uno que ha tenido dudas sobre los milagros, decide de todos modos que por sus pecados Cristo murió y fue levantado de los muertos, y luego confiesa que Cristo es el Señor, será salvo!  Así dice Romanos 10:9-13.              

Entonces espero que las explicaciones arriba sirvan para ayudar a los evangelistas a defender mejor la fe.

Seamos fieles compartiendo nuestra fe con los que aún no le conocen,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com

 

 


Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en: www.ObreroFiel.com

Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a: info@ObreroFiel.com
Temas relacionados
About these ads

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. pedro portillo
    ago 19, 2008 @ 22:46:35

    me parece muy bien lo explicado

  2. pauloarieu
    ago 19, 2008 @ 23:23:18

    Pedro. Me alegro los artículos le hayan sido útiles.
    Yo coloque los enlaces de la serie de artículos que tengo.
    me falta uno.
    Saludos
    Paulo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: