Perdonar no siempre es bíblico

Perdonar no siempre es bíblico

por Pablo Santomauro

El 18 de abril de 2007 tres cristianos protestantes fueron cruelmente asesinados en la ciudad de Malatya, al este de Turquía, por jóvenes miembros de la Fundación Islamista Ihlas de Malatya. Un cable de prensa indica que uno de los asesinos detenidos dijo que el crimen ‘debería ser una lección para los enemigos de nuestra religión’. Las víctimas, atadas de manos y pies, fueron torturadas y encontradas degolladas … La autopsia de las víctimas ha revelado que una de ellas murió tras recibir más de cien cuchilladas que en forma de tortura sistemática le aplicaron a todo el cuerpo” [1].

El cable continúa diciendo:

PERDÓN AL ASESINO 

Susanna Geske, la esposa del ciudadano alemán asesinado, aseguró el pasado viernes 19 de abril que «como cristiana» ha «perdonado a los asesinos», y agregó que se quedará a vivir en Malatya, junto con sus tres hijos [2].

De igual forma, un e-mail publicado en un blog expresa que durante el funeral de una de las víctimas de origen turco, “Aproximadamente diez líderes turcos proclamaron abiertamente el Evangelio frente a las cámaras de televisión … Audazmente y con gentil firmeza, cada uno compartió su fe en Cristo, y su perdón de los que cometieron tan horrendas muertes … espontáneamente, en un momento no planeado – la esposa de Necati pidió para hablar. En medio de sus lágrimas ella habló de su perdón a los mismos hombres que habían torturado y matado a su preciado esposo y padre de sus hijos…” [3].

Con todo respeto para los pastores y las dos esposas, deseo aclarar que la urgencia demostrada para perdonar (algo muy popular entre cristianos hoy) a los perpetradores de crímenes horrendos merece ser analizada bíblicamente.

En primer lugar, debemos preguntarnos, ¿de qué fueron perdonados los asesinos? Obviamente, no puede ser del pecado de matar. Desde el punto de vista humano, sólo las personas que fueron ejecutadas pueden perdonar a sus asesinos, y a menos que lo hayan hecho antes de morir, es imposible que lo puedan hacer ahora que ya están muertos. Por consiguiente, no corresponde que las esposas perdonen a los asesinos de sus esposos por el pecado de asesinato.

Segundo, en el plano divino la muerte premeditada de un ser humano sólo puede ser perdonada por Dios, ya que los hombres son portadores de Su imagen, y para que el perdón de Dios sea otorgado debe de haber arrepentimiento genuino de parte del culpable, lo que incluye la entrega de su vida a Cristo como Señor y Salvador.

Tercero, es lógico suponer que el perdón al que se refieren las esposas debe ser con respecto al daño causado por los asesinos a sus familias, el cual consistió en haber quitado un esposo y un padre de la vida de ellas y de sus hijos. Los asesinos no sólo violaron el sexto mandamiento sino también el octavo (no robarás). Pero el problema aquí es que el perdón personal sólo puede emitirse si el ofensor ha sido confrontado y subsecuentemente se arrepiente (Lc. 17:3-4), los que nos lleva al siguiente punto.

Cuarto, el registro bíblico parece indicar que solamente aquellos que se arrepienten pueden ser perdonados. Lucas 17:3-4 dice:

“Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepiente, perdónale. Y si siete veces al día pecare contra tí, diciendo: Me arrepiento; perdónale”.

Mateo 18:15-21 expresa el mismo concepto y aun más, establece que si la persona que comete una falta no se arrepiente luego de ser confrontada por el ofendido, los testigos y la iglesia sucesivamente, no debe ser perdonada. Estos pasajes bien pueden ser los que regulan o cualifican las condiciones bajo las cuales se debe perdonar. Es a la luz de estos pasajes que debemos interpretar aquellos pasajes que hablan del perdón sin mencionar el arrepentimiento. Conclusión: Dios no nos exige que perdonemos a todo individuo sin el requisito de arrepentimiento como condición.

Quinto, ni siquiera Dios perdona sin condiciones. ¿Necesito presentar los versículos?

La pregunta a estas alturas podría ser: ¿Qué quisieron decir las esposas con “perdonamos a los asesinos de nuestros esposos? Las especulaciones podrían multiplicarse, pero pienso que en realidad estaban entregando su dolor a Dios para no permitir que la amargura, el resentimiento y los deseos de venganza fermenten en sus vidas y les quiten la paz del Señor. Creo honestamente que las palabras no fueron las más apropiadas, en primer lugar porque atenúan la gravedad del crimen, y segundo porque expresan un idealismo irreal que no representa propiamente la ética cristiana.

El mensaje emergente desde la plataforma durante el funeral, en el que aparentemente estaban presentes varios pastores, debió incluir indignación moral, la exigencia de que se haga  justicia, y la oferta  a los asesinos de que el perdón de Dios está disponible pero con ciertas condiciones establecidas por él. Esto último no sin antes dejar bien en claro que “horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo.” Existe un infierno donde los criminales pagarán por las transgresiones contra Dios y el hombre. Esto se les debió decir a estos asesinos y a los elementos de la sociedad turca que en potencia pueden repetir la carnicería. Sólo entonces se les puede hablar de la misericordia de Dios regulada por Sus condiciones. Lo de siempre, primero las malas nuevas, luego las buenas. <>

Referencias

1. http://www.protestantedigital.com/new/leernoticiaUH.php?5661

2. Ibid.

3.http://www.returnnow.org/the-journal/3-christians-brutally-tortured-murdered-in-turkey-their-testimony-lives-on.html

 

Causa y efecto: un argumento casi casi pero insuficiente

Causa y efecto:
un argumento casi casi pero insuficiente

Junta Directiva IG: Pablo, Wilmer, Pedro, Roberto, Keith (abril - '08)

Pablo Santomauro 

Instituto InterGlobal 

Desde el ángulo apologético siempre estamos tratando de confrontar al escéptico con su propia irracionalidad. Los cristianos han surgido a través de los siglos con varios argumentos racionales para probar la existencia de Dios.

El valor de cualquier argumento que no recorre la distancia completa a los efectos de mostrar la existencia del Dios personal e infinito de la Biblia, está en relación directamente proporcional a la distancia hasta donde nos lleva. Si el taxista que lo lleva hasta al aeropuerto lo hace bajar a tres cuadras antes de llegar, el servicio que ha prestado el taxista no es completo. Del mismo modo, cualquier argumento que nos “hace bajar” antes de llegar a nuestro destino, el Dios triuno, infinito, multidimensional y personal de la Biblia, es bueno sólo hasta donde nos lleva, pero falla en alcanzar su destino.

Un ejemplo de esto es el argumento de causa y efecto. Muchos cristianos aducen que todo efecto tiene una causa proporcionalmente igual o mayor que el efecto. Partiendo de esta premisa, proponen que el universo es un vasto efecto que requiere una causa aun mucho más vasta o mayor para explicar su existencia, i.e., Dios.

Lamentablemente, el error está en no percatarse de que la primera premisa, enunciada correctamente, sólo dice que todo efecto finito requiere una causa igual o mayor que el efecto, pero también finita. Un universo finito sólo requiere una causa finita igual o mayor que el universo. Por consiguiente, el argumento de causa y efecto no nos lleva toda la distancia hacia el encuentro de un Dios infinito. Sólo nos deja en el punto donde encontramos a un dios poderoso y finito, lo suficientemente grande como para crear el universo.

Para que quede claro, el ateo de ninguna manera sale victorioso ante la debilidad del argumento, ya que no se puede formular como contra-argumento que una causa infinita no pueda crear un universo finito. El argumento de causa y efecto sólo prueba que un efecto finito no necesariamente debe tener una causa infinita, una finita es suficiente.

Otra cosa que debe frustrar al ateo es que si bien el taxi no nos llevó hasta el aeropuerto, ello no significa que el aeropuerto no exista. Sólo porque el argumento de causa y efecto no nos lleva hasta el Dios infinito, triuno y personal, no es prueba de que Dios no existe. Como consuelo, digamos que el argumento, por lo menos, nos pone en el camino correcto.

La incredulidad del relojero ciego. Parte 3

La incredulidad del relojero ciego. Parte 3

Articulos relacionados


    Nuestro amigo el relojero inteligente, dejó su pensamiento plasmado en dos grandes libros, para que el hombre pueda darse cuenta de cual es su pensamiento y obra.

    1. Uno es el libro de la naturaleza, que nos muestra su diseño inteligente
    2. y el otro es la Biblia.

    1. Uno es el libro de la naturaleza, que nos muestra su diseño inteligente

    a. Expresiones celebres acerca de la obra magna del relojero inteligente

    Carlos Rubbia, Premio Nobel de Física, Director del Laboratorio Europeo para la Física de las Partículas, dice: «Hablar del origen del mundo lleva a pensar en la Creación… Para mí está claro que esto no puede ser consecuencia de la casualidad».

    Igualmente, la belleza del plumaje de colores de algunos pájaros me hablan del talento del artista que concibió esa armonía de colores.

    Donde hay una obra de arte hay un artista. Hasta el blasfemo Voltaire dijo: «No puedo imaginar que haya un reloj sin relojero»

    Y André Gide: «Para no creer en Dios es absolutamente necesario abstenerse de mirar la naturaleza y reflexionar sobre lo que vemos»

    Por eso «por más que retrocedamos en el tiempo no encontraremos ningún pueblo sin religión, sin creencias, preceptos y ritos cuya finalidad es poner al hombre en relación con la Divinidad».[0]

    b. La naturaleza

    Nosotros entendemos que Dios, (los que creemos en el), escribió en el libro de la naturaleza su mensaje. Y no solo en la biblia. Pablo le escribe a los romanos, acerca de esto:

    Ro. 1:20 “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.”

    «La naturaleza , en su sentido más amplio, es equivalente al mundo natural, universo físico, mundo material o universo material. El término “naturaleza” hace referencia a los fenómenos del mundo físico, y también a la vida en general. Por lo general no incluye los objetos artificiales ni la intervención humana, a menos que se la califique de manera que haga referencia a ello, por ejemplo con expresiones como “naturaleza humana” o “la totalidad de la naturaleza”. La naturaleza también se encuentra diferenciada de lo sobrenatural. Se extiende desde el mundo subatómico al galáctico.

    La palabra “Naturaleza” proviene de la palabra latina natura, que significa “el curso de las cosas, carácter natural.”[1] Natura es la traducción latina de la palabra griega physis (φύσις), que en su significado original hacía referencia a la forma innata en la que crecen espontáneamente plantas y animales. El concepto de naturaleza como un todo —el universo físico— es un concepto más reciente que adquirió un uso cada vez más amplio con el desarrollo del método científico moderno en los últimos siglos.[2] [3]

    Dentro de los diversos usos actuales de esta palabra, “naturaleza” puede hacer referencia al dominio general de diversos tipos de seres vivos, como plantas y animales, y en algunos casos a los procesos asociados con objetos inanimados – la forma en que existen los diversos tipos particulares de cosas y sus espontáneos cambios, así como el tiempo atmosférico, la geología de la Tierra y la materia y energía que poseen todos estos entes. A menudo se considera que significa “entorno natural”: animales salvajes, rocas, bosques, playas, y en general todas las cosas que no han sido alteradas sustancialmente por el ser humano, o que persisten a pesar de la intervención humana. Este concepto más tradicional de las cosas naturales implica una distinción entre lo natural y lo artificial (entendido esto último como algo hecho por una mente o una conciencia humana).»[1]

    c.Revelación del poder y el caracter eterno de Dios por medio de la creación

    Hopetoun Falls, Victoria, Australia. Se ha prestado mucha atención a la conservación de la flora y de otras caracteristicas naturales de este lugar, al mismo tiempo que se ha permitido un mayor flujo de visitantes.

    Una visión más estable de la naturaleza: Hopetoun Falls, Victoria, Australia. Se ha prestado mucha atención a la conservación de la flora y de otras características naturales de este lugar, al mismo tiempo que se ha permitido un mayor flujo de visitantes.

    El poder eterno y el carácter de Dios se revelan por las cosas que han sido creadas (Ro. 1:20). El mundo de las cosas naturales, siendo una obra de Dios, muestra que Dios es un Dios infinito en poder y sabiduría y que ha diseñado y creado el mundo físico para un propósito inteligente. La revelación de Dios mediante la Naturaleza, sin embargo, tiene sus limitaciones,al no aparecer claramente manifestado el amor y la santidad de Dios. Mientras que la revelación en la Naturaleza es suficiente para que Dios pueda juzgar al mundo pagano por no adorarle como su Creador, no revela un camino de salvación mediante el cual los pecadores puedan ser reconciliados con un Dios santo, sagrado.[1]

    «d.La revelación en la naturaleza

    NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) y el equipo del HUDF.

    Ésta es la imagen más profunda del universo tomada con luz visible, la llamada Hubble Ultra Deep Field. Créditos: NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) y el equipo del HUDF.

    (Sal. 19:1-6) “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras.En ellos puso tabernáculo para el sol;Y éste, como esposo que sale de su tálamo,  Se alegra cual gigante para correr el camino. De un extremo de los cielos es su salida, Y su curso hasta el término de ellos; Y nada hay que se esconda de su calor. “

    La naturaleza es personificada y dotada con la capacidad de declarar la gloria de Dios. La naturaleza habla acerca del creador, no de sí misma. Qué es lo que ella dice acerca de Dios? De acuerdo con el salmo, dice muy poco. Declara la gloria de Dios (vers. 1 y 2); señala más allá de sí el misterio y la inescrutabilidad de la mente divina que la trajo a la existencia. La naturaleza habla pero, sorprendentemente, su discurso en algún grado es inaudible: “No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz” (vers. 2). La naturaleza revela algo de la gloria de Dios, pero no es capaz de desentrañarla para nosotros. Al observarla, sólo podemos preguntarnos por el poder que se encuentra detrás de ella, el Dios que la trajo a la existencia. Por lo tanto, es imposible desarrollar una teología desde la naturaleza que desvele la verdadera naturaleza de Dios.

    Los teólogos generalmente llaman a la revelación de Dios en la naturaleza “revelación general”, porque es extremadamente vaga y poco concluyente. La naturaleza no puede revelar la voluntad de Dios para nuestra vida.» [2]

    2. La Biblia

    Libro prodigioso. . . en que el género humano comenzó a leer. . . siglos ha, y con leer de él todos los días, todas las noches y todas las horas, aún no ha acabado su lectura. Juan Donoso Cortés, Primer Marqués de Valdegamas Escritor y estadista español (1809-1853) [3]

    Hay muchas personas sinceras (otras no tanto) que creen equivocadamente que la Biblia es un libro anacrónico y lleno de errores. Que es un libro escrito por varios hombres de la antiguedad, de allí la ignorancia en ciencias y en moral y en costumbres.

    Yo me pregunto ¿Quien dijo que toda la Biblia es para cumplirla renglón por renglón? Si para leerla, pero nadie dijo que la biblia fue escrita ayer en una moderna editorial de Miami o Barcelona. Ciertamente que no.

    La Biblia es una biblioteca de 66 libros, que explican el plan de Dios con la humanidad desde los comienzos de la historia hasta el final de la historia.

    Hay 39 libros del A.T y 27 del N.T = 66 libros

    Hay algo sencillo, pero que muchos ignoran, lamentablemente. Se trata de las dispensaciones de Dios o distintas etapas en las que Dios hizo pacto con la humanidad. En cada etapa:

    1. Se reveló a los hombres o a alguien en especial
    2. hizo un pacto con la humanidad y le dió nuevas leyes.
    3. Estamos bajo una nueva dispensación, la de Cristo, o tambien llamada la era del Espíritu Santo o la era de la Iglesia o de la Gracia.

    Hasta la resurrección de Jesús estábamos bajo la dispensación de la Ley de Moisés. Pero eso cesó. Ahora estamos bajo una nueva Ley, que es la Gracia de Dios. Muchas de estas leyes ceremoniales, y culturales, se cumplieron con Jesús y en Jesús, y ahora hay un nuevo pacto de Dios con los hombres, por medio de el (Jesús).

    Lo que si continúan son las leyes morales y espirituales, pero ya no las ceremoniales y las culturales.

    Por eso, muchos están confundidos al leer la biblia.Por que no entienden que significa Cristo en la vida de la humanidad y en la vida del ser humano. Para entender eso, tenés que nacer de nuevo,porque la persona que no es espiritual no entiende las cosas de Dios, le son un misterio. Lo explica bien claro la misma biblia, cuando dice que ” el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura” (1 Cor. 2:14)

    «Por todas partes se levantan nuevos maestros que sólo hablan y enseñan lo que brota de su propia sabiduría humana, del hombre natural (animalis homo). Todos estos solo han recibido el espíritu del mundo, pero no recibieron “el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido”. Por eso hay tanta contradicción entre las cosas que ellos enseñan y las cosas que enseña el Espíritu de Dios. En estos tiempos de vanagloria religiosa es necesario saber discernir lo que dice el Espíritu de lo que dicen esos maestros religiosos, que están puestos para confusión de los incrédulos.

    Los que aceptamos a Cristo como nuestro único y perfecto Salvador hemos de tener muy claro que el hombre natural no puede percibir las cosas que son del Espíritu de Dios. Por eso no debes preocuparte por las opiniones que estos vierten en todos los medios de comunicación ni por sus propias palabras. Porque las cosas que Dios nos revela a nosotros por el Espíritu en Su Palabra, el hombre natural no las puede entender. Solamente el hombre que no vive conforme a los deseos de la carne sino conforme al Espíritu, sabe discernir lo que enseña la sabiduría humana de lo que enseña el Espíritu. En una palabra, sabe discernir espiritualmente, porque el Espíritu de Cristo mora en él, y él en Cristo. “Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él”( Romanos 8:9)[4]

    a.El relato bíblico y la ciencia moderna:

    «¿Cuántos años tiene la tierra? Los hombres de ciencia han encontrado evidencias de grandes cambios geológicos, estratificación de masas de piedras, y otros indicios que los han hecho llegar a la conclusión de que la tierra es antiquísima. Se crea un conflicto entre ellos, y ciertos cristianos que creen que la Biblia Indica claramente que hace sólo seis mil años que Dios creó el universo. ¿Cómo puede resolverse este conflicto?

    Según algunos estudiosos de la Biblia, el problema no radica tanto en la contradicción entre el relato bíblico y lo que la ciencia ha descubierto, sino entre la ciencia y el relato mal interpretado. Además, es preciso distinguir entre lo que la ciencia ha descubierto realmente y lo que es mera especulación o teoría que aún no ha sido comprobada. La ciencia pura no consiste en teoría, sino en hechos demostrados y concretos.

    El cristiano debe reconocer ciertos hechos al interpretar el relato de la creación: en primer lugar, el Génesis no da fechas, y las genealogías primitivas no se pueden tomar en cuenta para calcular pues hay en ellas grandes vacíos… En segundo lugar, la Biblia es primordialmente un libro de religión y no de ciencia.

    Génesis 1 fue escrito no tanto para describir el proceso de la creación sino más bien para mostrar su causa y propósito. Recalca la gran verdad de que Dios es el Creador. Finalmente, es lógico creer que la revelación de Dios a Moisés haya sido dada en conceptos comprensibles a los hombres de esa época y no en altos términos técnicos o científicos comunes a los del siglo XX.»[5]

    «La Biblia es un libro que contiene muchos recursos literarios que han sido usados de manera distinta a través de la historia. Además la Biblia es un libro que se debe leer de forma interpretativa, ya que fue escrito en circunstancias culturales y de fe distintas a nuestra época. Debido a lo anterior la Biblia no contiene errores, cada situación histórica que se plasma en ella o cada dato científico, biológico o de conocimiento universal no debe interpretarse o tomarse como referencia exacta y mucho menos como base de nuestra fe en Dios; cada hecho o afirmación tiene su explicación en la época en que fue escrito.

    Hay que recordar que los autores de la Biblia fueron personas que de alguna forma tomaron conciencia de la existencia y acción de Dios en sus vidas y por lo tanto, los que creemos en Dios tenemos fe en que todo lo que ellos escribieron fue inspirado por el mismo Dios.

    Es perfectamente comprensible que al leer la Biblia tengamos dudas o no nos “cuadren” muchas cosas, pero lo importante no es leer sino trasladar esas enseñanzas a nuestra vida y sorprendernos por la forma en que nos transforman y maduran nuestros pensamientos y sentimientos. Para poder entender la Biblia en cuanto al mensaje que Dios quiso darte para que funcione en Tu propia vida es necesaria una conciencia abierta a Su amor. Si no la tienes es muy difícil que puedas enriquecerte por este medio, aunque Dios no dudará en ofrecerte la sabiduría por otros. »[6]

    b.Objeciones respecto de la Biblia [7]

    «Cuando evangelizamos, hay personas que protestan y presentan objeciones, especialmente contra la persona de Dios o la Biblia o creyentes o religión en general. Algunas objeciones son meramente una manera para decir: “No quiero hablar de eso” (la causa por la cual frecuentemente es un sentir de culpabilidad por el pecado. Se sienten incómodos). Pero si la queja es sincera, somos obligados a proveer respuesta (1 Pe. 3:15).

    Entonces se ofrece algunas respuestas a las objeciones más comunes, siguiendo una serie de artículos.

    Objeción: ¿Es Cristo realmente el único camino a Dios? ¿Qué de budistas, musulmanes, hindúes? ¿Cómo puede un Dios de amor enviar a alguien al infierno?

    Respuestas a las personas que tienen esta queja:

    a. No existe fuente de autoridad que diga que todos serán salvos.

    b. Nadie tiene derecho de redefinir el cristianismo. El cristianismo es explicado en el Nuevo Testamento, y jamás apoya la salvación de todos o que haya manera de salvarse aparte de Cristo.

    c. La Biblia explícitamente dice que Cristo es el único camino a Dios.

    Jn. 14:6, “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

    Hch. 4:12, “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

    d. La sinceridad no basta. Intensidad de fe no crea la verdad. Si alguien cree con todo su corazón que portar un huevo frito sobre su oreja le salvará, el resultado no es la salvación. Si alguien cree con todo su corazón que todos serán salvos, no resultaría la salvación de todos, porque Dios ha dicho lo contrario. Si alguien cree con todo su corazón que hay caminos a Dios aparte de Cristo, no resultaría la salvación.

    e. Si se puede salvar por un modo que no sea por fe en Cristo, Entonces Cristo por demás murió.

    Gál. 2:21, “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.”

    f. La misma Biblia que habla del amor de Dios habla también de la ira de Dios.
    Ro. 1:18, “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad.”

    También habla de juicio:

    Hch. 17:31, “por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.”
    Y también habla del infierno. En realidad, Jesús habló más del infierno que el cielo.

    Mt. 25:41, “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”
    Hay que notar que el infierno fue hecho para ángeles caídos. Hay solo 2 destinos eternos, el cielo y el infierno. Entonces, si un ser humano no quiere ir al estado donde se alaba y glorifica a Jesucristo, le queda solo la otra alternativa. Por eso Dios técnicamente no “envía” a nadie al infierno, sino que las personas insisten en ir allá. ¡Qué bueno es Dios para darnos un escape, ya que todos hemos pecado y todos merecemos el infierno! Dios es santo y no tiene comunión con pecadores. Es necesario ser santificado, un milagro que solo Cristo puede hacer.

    Mar. 9:43–46, “Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.”

    Una observación:

    El gusano muere en el fuego del basurero de Jerusalén, que a veces se apaga. Pero Jesús clarifica que la ilustración tiene límites. En el infierno, uno no muere. No es cuestión de aniquilación. Sigue sin fin. ¿No sería sabio evitar todo eso?
    Ap. 20:10–15, el juicio ante el gran trono blanco,“Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. Y ví un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”

    Este último  pasaje nos revela que Dios tiene libros. Uno, claro es la Biblia, con sus instrucciones y mandamientos. Otro libro más es una cuenta de actividades y pensamientos de los individuos. ¿Qué ha hecho y pensado usted?

    c. La invitación de Cristo es abierta a todos.

    Ro. 10:13, “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”
    Ro. 10:9-10, “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

    3. Reflexión:

    Es tiempo de abandonar la teología imaginaria y aceptar la verdad. Cristo le ofrece la salvación. ¿Quiere aceptarla?»

    Continúa…

    Notas:

    [0] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/07/24/el-relato-biblico-y-la-ciencia-moderna/

    [1] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/09/02/la-naturaleza/

    [1] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm

    [2] http://lasteologias.wordpress.com/2008/09/01/es-suficiente-con-la-naturaleza/

    [3] ¿Qué versión de la Biblia debo usar?

    [4] http://evangelicosyteologiagay.wordpress.com/2008/08/17/pero-el-hombre-natural-no-percibe-las-cosas-que-son-del-espiritu-de-dios-porque-para-el-son-locura/

    [5] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/07/24/el-relato-biblico-y-la-ciencia-moderna/

    [6] http://www.blog.com.mx/archives/religion/matematicas_ii_unidades.php#comments

    [7] ¿No está la Biblia llena de errores?

    Atributos incomunicables de Dios

    Atributos incomunicables de Dios

    Autor: Marcelo Sánchez Ávila

    1. ¿Qué son los atributos de Dios?
    Ellos son las infinitas perfecciones de su Ser divino que son nos revelan quien y que es Dios. 1 Pedro 2:9

    2. ¿Cómo se distinguen generalmente los atributos de Dios?
    Ellos se distinguen como atributos comunicables e incomunicables.

    3. ¿Qué quiere decir esa distinción?
    Ya que somos creados a la imagen de Dios, algunos atributos son reflejados en nosotros. Aquellos son llamados atributos comunicables.

    4. ¿Cuáles son los atributos incomunicables de Dios?
    Su unicidad, simplicidad, independencia, infinitud e inmutabilidad.

    5. ¿Qué quiere decir la unicidad de Dios?
    Que hay sólo una esencia divina y que no hay Dios fuera de Él. Deuteronomio 6:4; Salmos 18:31.

    6. ¿Qué se quiere decir con la simplicidad de Dios?
    Que Dios es indivisible y no compuesto y que sus atributos son uno en Él. Marcos 12:29

    7. ¿Qué es la independencia de Dios?
    Que É les auto-suficiente y que es no es dependiente de nada para su existencia. Isaías 40:13; Juan 5:26.

    8. ¿Qué es la infinitud de de Dios?
    Que Dios es un Dios de eternal perfección, y que Él está presente en todo tiempo y espacio. Salmos 90:2; Jeremías 23:23-24; 1 Timoteo 1:17.

    9. ¿Qué quiere decir que Dios sea inmutable?
    Que Dios nunca cambia en su propio ser o en alguna de sus obras o caminos. Malaquías 3:6.

    10. ¿Por qué Dios revela nos sus atributos incomunicables?
    Para que sepamos que É les altamente exaltado sobre todo y que solo Él merece ser alabado. Jeremías 10:6-7.

    TAREA

    1. ¿Qué atributos incomunicables son mencionados en el artículo 1 de la Confesión Belga?

    2. ¿Qué atributos de Dios se describen en los siguientes textos: Hechos 17:24; 1 Juan 1:5, 4:8; 1 Corintios 8:6; Santiago 1:17; Salmos 90:4; 139:7-10, 1 Reyes 8:27; Job 11:7-9?

    3. En Génesis 6:6 leemos que Dios se arrepintió. ¿Cómo se explica esto a la luz de su inmutabilidad?

    4. ¿Qué dice Deuteronomio 6:5-6 que es nuestro llamado al saber que Dios es uno?

    Fuente:

    http://reformadoreformandome.wordpress.com/2008/08/28/atributos-incomunicales-de-dios/

    La incredulidad del relojero ciego. Parte 2

    La incredulidad del relojero ciego. Parte 2

    Enlaces relacionados:

    ¿Como es posible que un grupo de científicos analice la creación y no vean un diseño inteligente en ella y otros si lo vean?

    La respuesta está en la cosmovisión de ellos. Unos no creen en Dios o tienen una concepción materialista del mundo, y otros si creen en Dios y tienen una concepción teísta del mundo.

    Mucho tiene que ver en esto, su concepción del mundo.

    Vamos a tener que hablar si o si del tema de las cosmovisiones porque estas afectan si o si a la buena vista de nuestro buen amigo el relojero.

    Si preguntas a alguien, “¿Cuál es tu cosmovisión?”, es probable que no pueda responder. Eso se debe a que la cosmovisión funciona a nivel de presupuestos. Para usar el lenguaje informático, la cosmovisión es el sistema operativo, y todo el mundo usa programas que dependen del sistema sin saber nada sobre el sistema mismo. ¿Quién entiende el código de Microsoft Windows? Los especialistas. De la misma manera los especialistas académicos reflexionan sobre la cosmovisión conscientemente, pero la mayoría usa el sistema sin pensar en ello.

    La COSMOVISION

    «Una cosmovisión es:

    1) Una explicación y una interpretación del mundo.
    2) Una aplicación de esta visión a la vida.

    En términos más simples, nuestra Cosmovisión es una visión del mundo y para el mundo. (Philips y Brown).

    Una Cosmovisión provee un modelo del mundo que guía a sus adherentes en el mundo. (Walsh y Middleton)

    La necesidad de una Cosmovisión es cuádruple: (Holmes)

    1) La necesidad de unificar el pensamiento y la vida.
    2) La necesidad de definir la vida y encontrar esperanza y sentido a la vida.
    3) La necesidad de guiar el pensamiento.
    4) La necesidad de guiar la acción.

    IDEA DE HOMBRE: MODELO / CONCEPCIÓN ANTROPOLÓGICA

    IDEA DEL MUNDO: COSMOVISIÓN

    1) RELACIÓN: Conectan al Hombre con el universo.
    2) DE IDENTIDAD: Se es el universo.

    La explicación conecta al hombre (garantizando su existencia) con el universo, el cual sólo es cognoscible por intermediación de la misma, constituyéndose así las Cosmovisiones de relación.

    Todos tenemos una Cosmovisión con la que nos orientamos para satisfacer nuestras necesidades, conscientes o inconscientes, en todos los dominios de lo humano; donde suele haber mapas divergentes para ser en el mundo.

    Nos vemos enfrentados  a una diversidad de Cosmovisiones, cada una de las cuales hace afirmaciones acerca de la verdad. Así, otra necesidad importante, cubierta por las Cosmovisiones es la de ayudarnos a manejar una cultura cada vez más compleja»[0]

    Una cosmovisión provee un modelo del mundo que guía a sus adherentes en el mundo, es la lente de lectura de nuestra interpretación de la realidad. Afecta a cómo percibimos y cómo interpretamos nuestras experiencias y la realidad que nos rodea. Es imprescindible que comprendamos lo que es y cómo funciona la cosmovisión, porque la misma fe cristiana es una determinada cosmovisión. Una lectura consciente de la cosmovisión nos ayuda comprender mejor a los demás, clarificar la lectura bíblica, orientar y sacar sentido del culto y proclamar el Evangelio más efectivamente

    La cosmovisión de una sociedad o cultura ofrece su visión de los asuntos esenciales de la existencia humana y responde a cuatro preguntas fundamentales:

    1. ¿Quiénes somos?
    2. ¿Dónde estamos?
    3. ¿Cuáles son los problemas con nuestra existencia?
    4. y ¿Cuál es la solución

    Es decir, la cosmovisión trata del sentido de la identidad, del entorno o del sentido de la ubicación social, de la comprensión de los problemas de la vida, y una idea de cómo tratar con estos problemas. Todos nosotros tenemos una idea de quiénes somos. En parte sacamos esta idea del entorno y de la red de relaciones, como la familia, la etnia, la nacionalidad, etc. Por nuestro estar en el mundo encontramos obstáculos y observamos problemas. Además tenemos una idea, o quizás, mejor dicho, una esperanza, de cómo afrontar estos problemas y salir adelante.

    Aunque la cosmovisión funciona a nivel de los presupuestos y es generalmente inconsciente, tiene expresiones visibles. La cosmovisión se expresa con relatos y símbolos, e incluye una praxis (una práctica).

    Por ejemplo, la cosmovisión cristiana tiene su gran relato. La cosmovisión cristiana considera la humanidad como criatura especial, creada a imagen de Dios. Vive en un mundo creado por Dios y declarado bueno, pero está afligido por una rebelión generalizada que funciona casi como un defecto genético, es decir, toda la humanidad es pecadora y está separada de su creador. Dios mismo ha proporcionado una solución al problema del pecado enviando a su hijo, quien murió vicariamente por los pecados y resucitó de los muertos, y así ofrecer la reconciliación con Dios. Este es el gran relato del cristianismo en una forma muy breve. Expresa la cosmovisión y funciona como lente de lectura de la realidad. Responde a las cuatro preguntas esenciales de la identidad, el entorno, el problema con la vida y la solución.

    Una cosmovisión, también se podría decir que es el conjunto de opiniones y creencias que conforman la imagen o concepto general del mundo que tiene una persona, época o cultura, a partir del cual interpreta su propia naturaleza y la de todo lo existente. Una cosmovisión define nociones comunes que se aplican a todos los campos de la vida, desde la política, la economía o la ciencia hasta la religión, la moral o la filosofía.

    El término “cosmovisión” es una adaptación del alemán Weltanschauung (Welt, “mundo”, y anschauen, “observar”), una expresión introducida por el filósofo Wilhelm Dilthey en su obra Einleitung in die Geisteswissenschaften (”Introducción a las Ciencias de la Cultura”, 1914).

    Dilthey, un miembro de la escuela hermenéutica, sostenía que la experiencia vital estaba fundada —no sólo intelectual, sino también emocional y moralmente— en el conjunto de principios de la sociedad y de la cultura en la que se había formado. Las relaciones, sensaciones y emociones producidas por la experiencia peculiar del mundo en el seno de un ambiente determinado contribuirían a conformar una cosmovisión individual.

    Todos los productos culturales o artísticos serían a su vez expresiones de la cosmovisión que los crease; la tarea hermenéutica consistiría en recrear el mundo del autor en la mente del lector. El término fue rápidamente adoptado en las ciencias sociales y en la filosofía, donde se emplea tanto traducido como en la forma alemana original.

    Una cosmovisión no sería una teoría particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos en todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco o paradigma para las restantes ideas. De este modo, pertenece al ámbito de la filosofía tradicionalmente llamado metafísica (aunque doctrinas tradicionalmente antimetafísicas, como el positivismo o el marxismo puedan constituir una cosmovisión para sus adherentes). Sin embargo, una cosmovisión no es una elaboración filosófica explícita ni depende de una; puede ser más o menos rigurosa, acabada e intelectualmente coherente.

    Los sistemas filosóficos, religiones o sistemas políticos pueden constituir cosmovisiones, puesto que proveen un marco interpretativo a partir del cual sus adherentes y seguidores elaboran doctrinas intelectuales y éticas. Ejemplos son el judaísmo, el cristianismo, el Islam, el socialismo, el marxismo, el cientificismo, el humanismo o el nacionalismo. Las cosmovisiones son complejas y resistentes al cambio; pueden, por lo tanto, integrar elementos divergentes y aún contradictorios. La afirmación intransigente y autoritaria de la propia cosmovisión es el fundamentalismo.

    Una cosmovisión se definirá como “el marco global de las creencias básicas de uno con respecto a las cosas.”

    [...]

    Por lo tanto, en general, todos tienen una cosmovisión, no importa cuán inarticulada él o ella la puedan estar expresando. El tener una cosmovisión es simplemente parte de ser un ser humano adulto.

    ¿Qué papel juega una cosmovisión en nuestras vidas?

    La respuesta a esto, es que nuestra cosmovisión funciona como una guía para nuestra vida. Aún cuando sea medio inconsciente y poco articulada, funciona como una brújula o como un mapa de carreteras. Nos orienta en el mundo en general, nos da un sentido de lo que está arriba y de lo que está abajo, de lo que es correcto y de lo que es incorrecto en la confusión de eventos y fenómenos que nos confrontan. Nuestra cosmovisión moldea, en un grado significativo, la manera como evaluamos los eventos, asuntos y estructuras de nuestra civilización y nuestros tiempos. Nos permite “ubicar” o “situar” los varios fenómenos que aparecen en nuestro ámbito de acción. Claro que otros factores juegan un papel en este proceso de orientación (el interés propio psicológico o económico, por ejemplo), pero estos otros factores no eliminan el rol rector de la cosmovisión propia; a menudo precisamente ejercen su influencia a través de nuestra perspectiva de la vida

    Una de las características únicas de los seres humanos es que no podemos funcionar sin el tipo de orientación y guía que ofrece una cosmovisión. Necesitamos orientación porque somos, ineludiblemente, criaturas con responsabilidad, quienes por naturaleza somos incapaces de tener opiniones puramente arbitrarias o de tomar decisiones totalmente carentes de principios. Necesitamos algún credo por el cual vivir, algún mapa por el cual trazar nuestro curso. La necesidad de una perspectiva de dirección es básica para la vida humana, quizás más básica que el alimento o el sexo.

    [...]

    Las cosmovisiones actuales

    Con el objeto de ilustrar la influencia de los poderes la cultura (cosmovisión), incluyo la gráfica siguiente. E gráfica muestra que la cosmovisión se moldea dependiendo de los poderes (espirituales) imperantes sobre una región; lo que tiene a su vez, un impacto directo en el desarrollo de pueblos.

    Existen muchas diferentes cosmovisiones en el mundo pero básicamente todas pueden clasificarse dentro de grandes temas inclusivos: el animismo, el teísmo y el humanismo secular.

    El secularismo ve la realidad como una fundamentalmente física. Para ellos la verdad es empírica. El método científico es su heredero natural. Sólo existe aquello que se puede percibir por medio de los sentidos. No existen los absolutos, por lo tanto, la moral es relativa. El modernismo logró que estas ideas se convirtieran en lo que ahora se llama «humanismo secular». Aquí, la medida del universo es el hombre; el centro del universo es el hombre, el hombre es dios.

    El teísmo cristiano proviene de la cosmovisión Judeo-Cristiana. Nace en el Medio Oriente y percibe la realidad como una relación personal con Dios, el Creador de los cielos y la tierra a través de Jesucristo. El cristianismo es el fruto de esa relación personal. Dios existe. Dios tiene un plan que incluye el universo que un día creó y continúa hoy unido a Su creación, pendiente de Su plan, y pendiente de las acciones de Sus «embajadores» en el mundo. La Verdad es una Persona, no un concepto; Su nombre es Jesucristo. Dios, como Creador y poseedor del universo, ha dejado establecidos unos valores morales absolutos.

    El animismo, cuya expresión moderna se llama la Nueva Era-y que, a propósito, no tiene nada de nueva-tiene sus raíces en el lejano oriente y se esparció por toda la Tierra a raíz de la salida de Babel. Una salida tan traumática, que forzó al hombre a atravesar montañas, abismos, lagos, ríos y mares, y a enfrentar fenómenos naturales desconocidos, que lo llevaron «pactar» con los poderes con el objetivo de «apaciguarlos»

    De allí que todas las culturas antiguas coincidan en el culto a los elementos básicos como el fuego y la lluvia, el rayo, entre otros. Para el animista el mundo depende de los espíritus. La verdad está escondida y es irracional.

    Si le preguntamos al animista, ¿Hay un Dios?, podría contestarnos algo así, «Un Dios no… Un millón de dioses».

    Si se lo preguntamos al creyente cristiano, nos contestará, «Por supuesto que sí. Hay un Dios: Jehová, el Creador de los cielos y la Tierra».

    Y si se lo preguntamos a un humanista secular, nos contestaría algo como esto, «No hay Dios; el hombre es dios.

    Y estas posibles respuestas me hacen llegar a la segunda gráfica, en la que ilustramos a los poderes en base al politeísmo, monoteísmo y humanismo. Es decir, muchos dioses, un solo Dios, y ningún dios.

    [...]

    No vamos a tratar con la cosmovision animista, ya que para este análisis no nos interesa.

    El Naturalismo

    Si bien el Naturalismo en sus distintas formas es antiguo, usaremos el término para referirnos a una cosmovisión que ha tenido una influencia considerable durante un tiempo relativamente corto dentro de la cultura occidental. Las semillas fueron sembradas en el siglo diecisiete y comenzaron a florecer en el siglo dieciocho. Muchos de nosotros hemos estado expuestos al Naturalismo mediante el Marxismo y lo que se denomina Humanismo Secular.

    ¿Cuáles son las doctrinas básicas de esta cosmovisión?

    Primero, Dios es irrelevante. Esta doctrina nos ayuda a entender mejor el término Naturalismo; está en contraste directo con el Teísmo Cristiano, que está basado en el sobrenaturalismo.

    Segundo, el progreso y el cambio evolucionista son inevitables.

    Tercero, el hombre es autónomo, centrado en sí mismo y se salvará a sí mismo.

    Cuarto, la educación es la guía para la vida; la inteligencia y la libertad garantizan todo el potencial humano.

    Quinto, la ciencia es el proveedor último tanto del conocimiento como de la moral. E

    stas doctrinas han impregnado nuestras vidas. Son aparentes, por ejemplo, en los medios, el gobierno y la educación. Debemos estar alertas constantemente a su influencia.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, el “Postmodernismo” comenzó a reemplazar la confianza del Naturalismo. Con él, llegó la conclusión que no existía la verdad en ningún sentido real. Esta puede ser la próxima cosmovisión principal, o anti-cosmovisión, que infectará la cultura. Actualmente está de moda en muchas de nuestras universidades. Mientras tanto, sin embargo, las últimas décadas nos han traído otra antigua cosmovisión vestida de ropas occidentales

    Humanista secular:

    . El materialismo constructivista

    Se puede considerar que esta cosmovisión está muy extendida entre las personas que tienen una formación científica. Consiste en ver toda la realidad desde la experiencia de la bioquímica y la física atómicas.

    Casi todas las personas que tienen una formación científica contemplan el mundo como si fuera una inmensa construcción: un conglomerado material íntimamente ordenado. Existía -y todavía existe- un juego muy popular que se llama “Mecano”. Es un juego de construcción con piezas metálicas, que permite hacer grúas, coches, puentes, etc. Muchas personas con mentalidad científica tienden a contemplar el mundo como si fuera un enorme “Mecano”: un artefacto muy complicado construido con piezas muy sencillas. Todo lo que se construye con él depende absolutamente de las piezas con que se construye. No hay más.

    Desde hace dos siglos, las ciencias modernas han descubierto, en sucesivos pasos, la composición del mundo material: tanto de la materia inerte como de la materia viva. Y han llegado a la conclusión de que todo está compuesto de lo mismo. Esta idea ha sido reforzada por la teoría del Big Bang, que habla de un origen común del universo, y de un despliegue de toda la realidad visible a partir de una enorme concentración de energía primitiva (S. Weinberg, Los tres primeros minutos del universo).

    Gracias a un formidable empeño científico, sabemos cómo está compuesto casi todo el cosmos visible. Y es muy fácil caer en la tentación de decir que el universo es sólo una inmensa construcción hecha con las piezas elementales que conocemos. Y que todo se puede explicar por las propiedades de esas “piezas” elementales. Exáctamente lo mismo que diríamos sobre un coche construido con el juego del “Mecano”. Podríamos asegurar que sólo es un conjunto de piezas, y que las propiedades del coche se explican por las propiedades de las piezas que lo componen. Pero conviene advertir ya, de pasada, que esto supone una reducción sutil, porque un coche no está hecho sólo con las “piezas” del Mecano, sino también con una “idea” de lo que es un coche. Un coche no es sólo un conjunto de piezas, por la misma razón que el Quijote no es sólo un conjunto ordenado de letras. Pero vayamos por partes.

    En esta cosmovisión materialista, el analogatum princeps desde el que se contempla toda la realidad, es decir el punto de partida, son las partículas subatómicas que componen los átomos y las moléculas, tal como nos las describe la física. Se quiere ver toda la realidad desde la física y se da por supuesto que todo se puede explicar acudiendo a las propiedades elementales con las que trabajamos en la física. Una roca, una planta, un perro o un hombre son sólo, en definitiva, un enorme compuesto físico-químico. Y las propiedades del conjunto deben depender de las propiedades elementales.

    Esta es la tesis de algunos conocidos científicos que han divulgado sus ideas, como los premios nobel Erwin Schrödinger (Qué es la vida) y Jacques Monod (Azar y necesidad), y los astrofísicos Stephen Hawking (Historia del tiempo) y Carl Sagan (Cosmos). Aplican a todo el universo su conocimiento de la composición de la materia, y lo reducen a lo que les resulta más familiar. Todo lo ven desde algunas propiedades de la materia.

    Ciertamente, aportan algo cuando afirman que todo lo visible está compuesto de lo mismo. Es una verdad llena de interés. En cambio, son reductivistas cuando dicen que toda la realidad es “sólo” una composición material compleja.

    Primero, olvidan la complejidad de la realidad y, en particular, las ideas que dan la posibilidad y forma de las cosas: “ideas” como la del “coche”, sin la cual no se puede explicar la posibilidad de la construcción. Se conforman con una explicación “material”, pero también la forma de las cosas necesita una explicación. Es evidente que falta algo cuando decimos que el Quijote es sólo un conjunto de letras. También falta algo cuando decimos que un animal es un compuesto físico-químico. Hoy tenemos, además, otro acercamiento al problema, a medida que conocemos mejor la composición de los códigos genéticos. Es evidente que hay en ellos algún tipo de leyes de reordenación; si no la evolución no hubiera podido progresar de manera creciente. Con un Mecano se puede hacer un coche, pero no un caballo, por más piezas que se reúnan. Las piezas del Mecano no tienen las propiedades necesarias para hacer un caballo. El coche está ya en unas piezas que han sido preparadas pensando en el coche, pero el caballo no.

    En segundo lugar, al negar que pueda haber algo no material en el universo, reducen todas las dimensiones de la persona humana a fenómenos físicos, aunque todavía -dicen- no podamos explicarlas. Una versión particular de esta tendencia es el intenso debate sobre la inteligencia artificial. Algunos científicos piensan que la inteligencia humana es como la de un procesador complejo (Marvin Mynsky), y que muy pronto todas sus funciones podrán ser imitadas, aunque hoy aparezcan dificultades notables. Esto les lleva a ver al hombre como un mecanismo complejo y a desconocer, de hecho, las complejas funciones intelectuales que se manifiestan en la conciencia. Dan por supuesto que dependen, en definitiva, de la composición, aunque no puedan demostrarlo.

    Hay que decir que los ideales materialistas y mecanicistas se han difuminado un poco en los últimos veinte años por las consecuencias epistemológicas del principio de indeterminación de Heisemberg; por el problema de las condiciones de partida (Arecchi); y por la aparición de la problemática del caos (Ilya Prygoguine), que afecta a muchas disciplinas científicas. Somos más conscientes que nunca de los límites de nuestro conocimiento científico. Y ha desaparecido la utopía mecanicista que pensaba que un día podríamos conocer y controlar todo el universo como si fuera un inmenso mecanismo. Basta pensar en las dificultades habituales de los partes metereológicos raya,

    ¿Qué es el Humanismo Secular?

    El Humanismo Secular es un término que ha sido usado en los últimos treinta años para describir una visión del mundo con los siguientes elementos y principios:

    • Una convicción de que los dogmas, ideologías y tradiciones religiosas, sociales o políticas, deben ser avalados y probados por cada persona de manera individual en lugar de ser aceptados simplemente por cuestión de fe.
    • El compromiso con el uso de la razón crítica, la evidencia factual y el método científico, en lugar de la fe y el misticismo, en la búsqueda de soluciones para los problemas de los humanos y las respuestas para las cuestiones humanas más importantes.
    • Una preocupación primaria con la satisfacción, el desarrollo y la creatividad tanto para el individuo como para la humanidad en general.
    • Una búsqueda constante por la verdad objetiva, teniendo entendido que nuestra imperfecta percepción de esa verdad es constantemente alterada por nuevos conocimientos y experiencias. (N. del T. En realidad los Humanistas Seculares reconocen que “conocer la verdad objetiva” es en si utópico. Sin embargo, es posible realizar una considerable aproximación al conocimiento objetivo, aunque sabemos que éste nunca podrá ser plenamente alcanzado.)
    • Una preocupación con esta vida y un compromiso de dotarla de sentido a través de un mejor conocimiento de nosotros mismos, nuestra historia, nuestras conquistas intelectuales y artísticas, y las perspectivas de aquellas que difieren de nosotros.
    • Una búsqueda de principios viables de conducta ética (tanto individuales, como sociales y políticos), juzgándolos por su capacidad de mejorar el bienestar humano y la responsabilidad individual.
    • Una convicción de que con la razón, un mercado abierto de ideas, buena voluntad y tolerancia, se puede obtener el progreso en la construcción de un mundo mejor para nosotros y nuestros hijos.

    Los humanistas seculares siguen una perspectiva o filosofía llamada Naturalismo, en la cual las leyes físicas del universo no están subordinadas a entidades inmateriales o sobrenaturales como demonios, dioses u otros seres “sobrenaturales” fuera del dominio del universo natural. Los eventos sobrenaturales como los milagros (que contradicen las leyes físicas) y los fenómenos psíquicos, como la percepción extrasensorial, la telekinesia, etc., no son descartados automáticamente, mas son vistos con un alto grado de escepticismo.

    Los Humanistas Seculares consideran que quienes hacen afirmaciones extraordinarias deben mostrar evidencias extraordinarias. Son quienes afirman la existencia de algo los que deben mostrar claras y contundentes evidencias

    Los Humanistas Seculares típicamente se describen como ateístas (sin la creencia en un dios y son bastante escépticos en cuanto a la posibilidad de que exista uno) o agnósticos (sin la creencia en un dios y dudan en cuanto a su posibilidad). Los Humanistas Seculares tienen orígenes filosóficos y religiosos bastante diversos, desde el fundamentalismo cristiano ante el sistema de creencias liberales y el ateísmo. Algunas personas encontraron bienestar en una posición humanista secular después de haber pasado un período de deísmo. Los deístas son aquellos que expresan un sentimiento vago o místico de que una inteligencia creativa puede estar, o que estuvo en algún momento, conectada al Universo o involucrada en su creación, más ahora no existe, o no se encuentra más ocupada con su operación.

    Los Humanistas Seculares no dependen de dioses o de otras fuerzas sobrenaturales para resolver sus problemas u ofrecer orientación para sus conductas. En lugar de eso, dependen de la aplicación de la razón, de las lecciones de la historia y la experiencia personal para formar un fundamento moral y ético y crear sentido en la vida. Los Humanistas Seculares ven en la metodología de la ciencia como la fuente más confiable de información para poder saber qué es lo falso o lo verdadero sobre el Universo que todos compartimos, reconociendo que nuevos descubrimientos siempre estarán alterando y expandiendo nuestra comprensión de este y, posiblemente, cambiará nuestro abordaje de los asuntos éticos.

    El Humanismo Secular como sistema filosófico organizado es relativamente nuevo, mas sus fundamentos pueden ser encontrados en las ideas de los filósofos griegos clásicos como los Estoicos e Epicurianos, y también en el Confucionismo chino. Estas posiciones filosóficas buscaban las soluciones de los problemas humanos en los seres humanos en lugar de los dioses.

    Durante la edad de las tinieblas de la Europa Occidental, las filosofías humanistas fueron suprimidas por el poder político de la Iglesia. Aquellos que se atrevían a expresar opiniones en oposición a los dogmas religiosos dominantes eran desterrados, torturados o ejecutados. Fue tan solo en el Renacimiento de los siglos XIV al XVII, con el desarrollo del arte, la música, la literatura y los grandes viajes de navegación, que se pasó a considerar la alternativa de pasar de una existencia centrada en “Dios” a una alternativa humanista. Durante el iluminismo del siglo XVIII, con el desarrollo de la ciencia, los filósofos finalmente comenzaron a criticar abiertamente la autoridad de la Iglesia y a engranar lo que hoy se conoce con el nombre de “Librepensamiento”.

    El movimiento librepensador del siglo XIX en América del Norte y Europa Occidental, finalmente volvió posible la renuncia de la fe ciega y la superstición, sin el riesgo de la persecución. La influencia de la ciencia y la tecnología, conjuntamente con los desafíos a la ortodoxia religiosa hecha por célebres pensadores como Mark Twain y Robert G. Ingersoll trazaron los elementos de la filosofía humanista, así mismo para las iglesias cristianas que se tornaban más preocupadas con este mundo y menos con el prójimo.

    En el siglo XX los científicos, los filósofos y los teólogos progresistas comenzaron a organizarse en un esfuerzo por la alternativa humanista a las tradiciones y perspectivas puestas en la fe. Esos primeros organizadores clasificaron el humanismo como una religión no-teísta que atendía la necesidad humana de un sistema ético y filosófico organizado para orientar nuestras vidas, una “espiritualidad” sin lo sobrenatural. En los últimos treinta años aquellos que rechazaban el sobrenaturalismo como opción filosófica viable, adoptaron el término “Humanismo secular” para describir su postura de vida no-religiosa.

    El Humanismo Secular, es por lo tanto, una filosofía y perspectiva que se centra en los asuntos humanos y emplea los métodos científicos y racionales para lidiar con una gran variedad de asuntos importantes para todos nosotros. Al mismo tiempo que el Humanismo Secular es adverso en muchos puntos a los sistemas religiosos basados en la fe, este se dedica al desarrollo del individuo y de la humanidad en general. Para alcanzar esta meta el Humanismo Secular alienta todo un conjunto de principios que promueven el desarrollo de la tolerancia, la compasión y una comprensión de los métodos de la ciencia, el análisis crítico y la reflexión filosófica.

    [...]

    En este contexto cultural, se ofrece la oportunidad de presentar con nuevo vigor la cosmovisión cristiana, que es profundamente coherente con el universo personal que consideramos uno de los grandes tesoros de Occidente. No tiene sentido presentarla en polémica con otras opciones, porque la desgastaría inútilmente. Debe presentarse como plenitud de lo que en otros lugares está incoado. El cristianismo como fe religiosa es capaz de asumir lo que hay de verdadero en otras cosmovisiones y en otras visiones parciales de la realidad. Éste es el enfoque que conviene a una apologética moderna, que ha asumido en profundidad la idea de un Dios creador y redentor para todo el universo. Todo lo naturalmente valioso tiene un lugar en la obra de la redención y consumación en Cristo. Por eso, frente a cada cosmovisión, plena o parcial, es necesario discernir para poner de manifiesto sus reduccionismos y aceptar lo que tiene de válido.

    La fuerza de la oferta cristiana se basa en la belleza del universo personal: en su idea de persona y de intimidad, de libertad y de realización humana, de las relaciones personales, de entrega y del amor, de la felicidad y de Dios. Todo este universo no tiene dónde apoyarse en las demás cosmovisiones. Ha nacido de la cultura cristiana y se sostiene sólo dentro de ella. Hay que esforzarse en mostrar su atractivo, que es un signo de su verdad. Pero, como hemos dicho antes, la belleza es sólo un indicio para vencer prejuicios; la puerta de entrada a esta cosmovisión es la fe en Cristo resucitado.

    Cosmovisión cristiana:

    Desde un punto de vista Cristiano, debemos decir que la creencia es un factor decisivo en nuestras vidas aún cuando nuestras creencias profesadas puedan discrepar con las creencias que son realmente operativas en nuestras vidas. Es mandato del evangelio que vivamos nuestras vidas en conformidad con las creencias enseñadas en las Escrituras. El hecho de que a menudo dejamos de vivir a la altura de este mandamiento no invalida el hecho de que podemos y deberíamos vivir de acuerdo con nuestras creencias. Entonces, ¿cuál es la relación de la cosmovisión con la Escritura? La respuesta Cristiana a esta pregunta es clara: nuestra cosmovisión debe ser moldeada y probada por la Escritura.

    Puede guiar nuestras vidas legítimamente solamente si es escritural. Esto significa que en el asunto de la cosmovisión existe una brecha significativa entre aquellos que aceptan esta Escritura como la palabra de Dios y aquellos que no la aceptan así. También quiere decir que los Cristianos deben examinar constantemente sus creencias y cosmovisión verificándolas con las Escrituras, porque dejar de hacerlo será una inclinación poderosa para apropiarnos de muchas de nuestras creencias, incluso las más básicas, tomándolas de una cultura que se ha venido secularizando a un ritmo acelerado por generaciones. Una buena parte del propósito de este libro es ofrecer ayuda en el proceso de reformar nuestra cosmovisión para conformarla cada vez más a la enseñanza de la Escritura.

    [...]

    Mientras que las dos primeras cosmovisiones reducen el ser del hombre a sustratos inferiores de la naturaleza, la cosmovisión espiritualista lo difumina en la totalidad espiritual. Para entender la idea de hombre que transmite la cultura occidental es necesario recurrir a otra cosmovisión que la ha inspirado y que todavía está presente como una alternativa real: la cosmovisión cristiana, que es una cosmovisión profundamente personalista.

    La cosmovisión cristiana no se basa directamente en una experiencia, sino, según se presenta, en una revelación divina. Se acepte o no la existencia de esa revelación, hay que reconocer que ha permitido mirar las realidades del universo con ojos nuevos. Y que nuestra idea del universo personal, de lo que es el hombre y su dignidad, y de lo que son las relaciones humanas se basa en ella. Es la única cosmovisión -entre las que hemos visto- que permite fundamentar la personalidad humana y el universo de las realidades personales. No hay que olvidar que la palabra “persona” procede de la teología cristiana.

    El centro de la vida cristiana, en contraste, es la relación que tienen los creyentes con Dios. La relación de Dios con la humanidad está basada en la gracia y el amor. Dado que Dios muestra su gracia, no necesita ser apaciguado constantemente por los creyentes. Sus leyes están reveladas claramente para nosotros en la Biblia. Cuando desobedecemos, podemos sufrir las consecuencias de nuestro pecado o experimentar su disciplina, que siempre está motivada por su amor y busca llevarnos a una relación correcta con Él. En tiempos de dificultad, no tememos su ira sino que Él nos invita a acercarnos aún más a Él. En 1 Juan 4:16-18 dice: “Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. Ese amor se manifiesta plenamente entre nosotros para que en el día del juicio comparezcamos con toda confianza, porque en este mundo hemos vivido como vivió Jesús. En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor . . .”. Si bien los creyentes encuentran tragedias y sufrimiento, no vivimos en temor sino en fe, confiando en el carácter de Dios.

    La cosmovisión cristiana se basa en tres puntos fundamentales:

    a) que Dios es creador, y que ha hecho el mundo cuando ha querido

    b) que Dios es Trino, es decir una comunión vital de tres personas

    c) que el hombre ha sido hecho a imagen de Dios.

    a) Que Dios es creador significa que Dios es un ser personal, alguien y no algo que ha creado el mundo libremente, y que no se confunde con el mundo sino que lo trasciende. Por eso puede actuar en el mundo y en la historia, cuando quiere y como quiere. Dios es el fundamento de todo, pero no se confunde con el todo. Está en el fondo de todo lo que existe, pero no es el fondo de todo lo que existe. Las cosas no son parte de Dios y Dios no es una parte de las cosas. Entre Dios y las cosas creadas hay una distancia, porque las ha creado con su voluntad, no proceden de Él como si fueran los efluvios de un gas caliente.

    b) Que Dios es Trino es la gran revelación que nos ha transmitido Jesucristo, al presentarse como Hijo de Dios, lleno de su Espíritu Santo. Por Jesucristo sabemos que en el misterio de Dios hay una comunión de tres Personas. Esta verdad ilumina toda nuestra idea del cosmos y especialmente nuestra idea del hombre, de su capacidad de relación y de la vida social. En la entraña de la realidad, el ser más importante de todos los seres, Dios, resulta que contiene, que es, una comunión de tres personas. Dios no es un ser inerte, ni un espíritu gaseoso con una inteligencia inmutable y perpleja. En el núcleo del misterio de Dios -lo sabemos por Jesucristo- hay una comunión de tres personas.

    c) La tercera gran afirmación es que el hombre es imagen de Dios. Hecho a semejanza de Dios y con una huella y parecido de Dios. Esto significa, entre otras cosas, que podemos buscar en el hombre el reflejo de las dos afirmaciones anteriores: que Dios es Creador y que es Trino. Si es verdad que el hombre es imagen de Dios, es la imagen de un Dios creador y de un Dios Trino. Esto tiene consecuencias antropológicas importantísimas, que vamos a intentar mostrar.

    [...]

    De esta manera la revelación cristiana permite fundamentar el universo personal: sustentar auténticamente la personalidad de cada hombre, con su propia intimidad y creatividad, y expresar en qué consiste la plenitud de sus relaciones. Esta cosmovisión aporta un ideal de realización y responde a los anhelos de trascendencia y plenitud (plenitud de realización y de amor), del ser humano. La connaturalidad de esos ideales con los anhelos humanos es un indicio de su verdad, pero no es suficiente para demostrarla.

    La cosmovisión cristiana parte de la fe y sólo se entra en ella cuando se acepta a Jesucristo como Hijo y revelador de Dios Padre, y redentor del hombre, porque nos ha dado su Espíritu.»[1]

    Nosotros los cristianos debemos tener una cosmovision bíblica

    «¿Qué es “cosmovisión bíblica”? La palabra “cosmovisión” se refiere a los principios que usamos para evaluar el mundo en que vivimos. Se puede decir que es nuestra “filosofía de la vida”. Afecta la forma en que relacionamos cada aspecto de nuestra cultura y la gente alrededor de nosotros. La segunda palabra “bíblica” es importante porque nos ayuda a ver la fuente de los principios que debemos usar para tomar decisiones como cristianos. Los no creyentes basan sus vidas y decisiones en la cultura que les rodea. Pero el creyente en Cristo debe pensar y actuar en una forma muy distinta. »[2]

    Santiago 4:4 dice, “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”

    1 Corintios 1:18-23 “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;”

    I Corintios 2:1-15 “Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;(y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,   Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.”

    La cosmovisión occidental

    Antonio cruz explica acerca de la cosmovision en Occidente:«Se entiende por cosmovisión la imagen unificada del mundo que posee el ser humano. Esta imagen ha ido cambiando a lo largo de la historia según las creencias y los conocimientos de la naturaleza que se tenían en cada momento. La mayoría de los historiadores están de acuerdo en reconocer en tantos períodos de la humanidad (Artigas, 2000). A saber, la cosmovisión riega, que se mantuvo desde la antigüedad hasta el nacimiento de la ciencia cosmovisión renacentista, iniciada con la Revo­lución científica de los siglos XVI y XVII, que predominó prácticamente Occidente, tres grandes cosmovisiones que corresponden a otros
    A saber, la cosmovisión griega, que se mantuvo desde la antigüedad hasta el nacimiento de la ciencia experimental moderna; la cosmovisión renacentista, iniciada con la Revo­lución científica de los siglos XVI y XVII, que predominó prácticamente hasta finales del XIX y la cosmovisión contemporánea, característica de todo el ligio XX, que llega a la actualidad.
    Creo que esta última debería subdividirse en dos maneras más de ver el mundo. Propongo para tales cosmovisiones las siguientes denominacio­nes: contemporánea evolucionista, que caracterizó el pensamiento del siglo pasado llegando incluso a nuestros días, y contemporánea posevolucionista, para una nueva interpretación del cosmos que está apareciendo en la actualidad.
    » [3]

    ¿Continúa la ciencia actual sustentando esta imagen del evolucionismo materialista?

     

    Antonio Cruz comenta que «A principios del siglo XXI, es cada vez mayor el número de investigadores que reconocen la aparición de una nueva cosmovisión científica. En este sentido, Paul Davies, el famoso profesor inglés de física teórica, fue uno de los primeros en dar la noticia. Refiriéndose a las implicaciones de las teorías cuántica y de la relatividad, escribió en el prefacio de Dios y la nueva física:

    “Los físicos empezaron a darse cuenta de que sus descubrimientos exigirían una reformulación radical de la mayor parte de los aspectos fundamentales de los aspectos fundamentales de la realidad. Aprendieron a enfocar sus temas de un modo totalmente nuevo e inesperado que parecía alcanzar un elevado sentido común y acercarse más al misticismo que al materialismo”(Davies, 1988b:v).

    “Los físicos empezaron a darse cuenta de que sus descubrimientos exigirían una reformulación radical de la mayor parte de los aspectos fundamentales de los aspectos fundamentales de la realidad. Aprendieron a enfocar sus temas de un modo totalmente nuevo e inesperado que parecía alcanzar un elevado sentido común y acercarse más al misticismo que al materialismo”(Davies, 1988b:v).

    Si bien es verdad que la mayor parte del estamento científico continúa todavía aceptando los planteamientos evolucionistas, clásicos o modernos, no es menos cierto que actualmente se está entrando en una nueva etapa más crítica que podría llamarse posevolucionista. Son cada vez más los investigadores que, a pesar de seguir creyendo en el transformismo, denuncian la incapacidad de la teoría de la evolución para explicar satisfactoriamente la elevada complejidad e información que se observa en el universo y en los seres vivos.

    Los mecanismos propuestos por el neodarwinismo, tales como las mutaciones aleatorias potenciadas por la selección natural como respon­sables de todas las posibles adaptaciones al medio ambiente, se revelan insuficientes para dar cuenta de la gran sofisticación que la ciencia ha descubierto en la naturaleza. De ahí la perplejidad actual de tantos cientí­ficos que buscan ansiosamente nuevas leyes y mecanismos capaces de responder a la difícil pregunta acerca de cómo lo complejo ha podido formarse a partir de lo simple.

    A esta última cosmovisión posevolucionista se adhieren los investiga­dores que ven en el diseño original la única explicación lógica. El neoevolucionismo teísta de quienes no conciben el universo sin un Dios inteligente, pero siguen creyendo que el proceso creador continúa todavía hoy mediante transformaciones no graduales dirigidas por la mente divina , vuelve a ser una opción abierta dentro de la visión actual. Además, se ha incrementado el número de los nuevos creacionistas, quienes admiten el hecho de que en la naturaleza se dan procesos de microevolución, o variación dentro de unos tipos básicos de organismos que fueron originalmente diseñados, y que sobre ellos puede actuar la selección natural para producir otras variedades, pero no aceptan las clásicas hipótesis de la macroevolución darwinista

    El zoologo francés, Rémy Chauvin, dice que: “la proliferación de libros pro v anti-Darwin demuestra que el “proceso pro o antidarwinista del siglo XXI” está a punto de comenzar. ¡Por fin!” (Chauvin, 2000:284).

    Michael J. Bohe señala que: “La complejidad del fundamento de la vida ha frustrado el intento científico de explicarlo; las máquinas moleculares presentan una barrera todavía inexpugnable para los alcances universales del darwinismo” (Behe, 1999:21). Ante tal realidad, se llega a la conclución de que la naturaleza muestra inequívocas señales de diseño y sería gran error empecinarse en rechazarlo. En su opinión, la teoría de la evolución no dirigida ya está muerta, pero el trabajo científico debe continuar. La actitud sabia debería ser, por tanto, aceptar esta realidad y seguir haciendo ciencia a partir de ella.»[4]

     

    Bien dice Antonio Cruz, y realmente estoy plenamente de acuerdo con su pensamiento, que «No es posible obviar que el universo tiene una causa. Y aunque ciertos asadores quieran ocultar esta realidad, afirmando que las preguntas que se interesan por esa causa carecen de sentido, lo cierto es que desde el deísmo naturalista es imposible comprender cómo la creación a partir de la nada pudo suceder de manera natural. De ahí que algunos, en vez de depositar su fe en el Dios que se revela en la Biblia, prefieran ponerla en un hipotético universo que se crearía a sí mismo (autocausado). Según ellos, el cosmos tendría una causa pero tal causa no sería Dios, sino el propio universo reproductor de él mismo.

    Sin embargo, el conocimiento científico actual muestra que se requie­ren muchas más dosis de fe para asumir tal planteamiento que para acep­tar al Creador que dijo: “sea la luz; y fue la luz”. Obstinarse en la creencia panteísta de que “Dios es la naturaleza” o que “Dios es el universo” es, en realidad, como “cambiar la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Ro. 1:23). Es mezclar lo material con lo inmaterial, lo mutable con lo inmutable. Tal como escribió San Pablo, es la mayor necedad que pueden cometer los hombres que se creen sabios.» [5]

    No todos estarán de acuerdo con este concepto, seguramente

    Aunque no todos los cristianos están de acuerdo con estos conceptos,como un español,estudiante de filosofía y cristiano católico, que  me dijo que «pese a que no comparto el análisis filosófico que hicieron a principios de siglo los lógicos del lenguaje (sobre todo Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein) que llegaban a decir que de lo que no se tiene noticia (en sentido tangible) mejor no hablar (es decir que de alguna manera, de Dios, de quién no tenemos noticia física, mejor no hablar…)

    El debate diseño inteligente vs evolucionismo debe darse en el lugar que le corresponde, y ese amigos, es el de la gnoseología, o teoría del conocimiento -de índole netamente filosófico, no científico o geométrico-, disciplina que parece haber quedado semi-resuelta por la modernidad con los postulados relativistas y pseudo-moralistas.

    Ahí es donde debe llevarse el debate.

    Me dirás que el valor de la verdad es de un cierto carácter multi-disciplinar, y que en cierto sentido, una verdad de base teológico-filosófica no puede contradecirse en el ámbito biológico o cosmológico, principio en sí mismo filosófico que tiene su base en el primer principio lógico de “no se puede ser y no ser en el mismo sentido y en el mismo momento” (aristóteles puro y duro), que sugirió a los teólogos de la primigenia cristiandad que la fe y la razón no se pueden contradecir (esto mismo lo afirmó ya San Agustín de Hipona) “credo ut intelligere” o “intellegamus ut credibilibus” (creer para entender o entender para creer) que no dice que la fe sea absolutamente racional (al estilo Hegel) ni lo contrario (que la fe sea algo absurdo, tipo Sören Kierkegaard), sino que un cristiano fiel, coherente, veráz, enamorado de Cristo, de la verdad de su Persona, puede y debe (”ut operaretur”) trabajar para entender y transformar en Cristo la realidad (”poner a Cristo en la cumbre de las actividades humanas”).

    El verdadero mal de la sociedad actual no es la ciencia o las teorías científicas, es la dictadura del relativismo moral. La dictadura del todo vale. Y en este sentido, opino, que los creyentes tenemos unos grandes aliados en los científicos sinceros, como de alguna manera Manuel, que apuestan por el optimismo de la razón, de la inteligencia humana, de la no ambigüedad de las afirmaciones.

    Tu tarea debería transformarse en recuperar de una vez por todas aquel lema del Obispo de Hipona, “nos creaste para Ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti”…» [6]

    grafico-de-cosmovisiones

    grafico-de-cosmovisiones

    Conclusión:

    No se niega que ha habido una evolución biológica en la que han actuado seguramente a lo largo de las edades, posiblemente una selección natural. Eso no se discute. Pero hasta un niño se da cuenta que alguien creo el cielo. Ellos preguntan ¿quien creo el cielo?

    Hay dos opciones: o el cielo se creó solo, a través de procesos complejos autónomos, sin que nadie lo dirija o lo planifique, o lo creó una mente inteligente planificadora. Y eso es lo que plantea el Diseño Inteligente. Nada mas, es simple; Y a partir de esta segunda hipótesis, que para millones de personas (islam,judaísmo y cristianismo) es una verdad, se pretende el  replantearse muchas de las teorías científicas y el seguir investigando como se hacia antes de la aparición de la filosofía positivista que dio lugar a los tres grandes ateos de esta época Freud, Marx y Darwin.

    Es simple,solo que la ciencia reclama hoy por hoy la independencia de la ciencia de toda deidad, pero eso esta mal, un buen investigador no puede desechar ninguna hipótesis por mas absurda que le parezca a algunos.

    Se trata de una vuelta a la época en que los científicos creían en Dios y desarrollaban sus teorías científicas en base a su fe en un Dios creador,una mente racional que permitia se le investigase y se le analizase. La unión de los mejores conceptos de la civilización griega junto con la fe cristiana dieron lugar a la ciencia moderna.

    No es nada raro, lo que proponen los defensores del Diseño Inteligente. Y hay evidencias que apuntan a un diseño inteligente, eso es lo que proclaman Lo bueno del Diseño Inteligente que permite su aceptación hasta por el Islam, esto permita seguir haciendo ciencia e investigando normalmente.
    Y en Polonia esta teniendo mucho ímpetu esta teoría, tambien en algunas universidades árabes.

    Es decirle no al ateísmo y si a Dios.Es volver atrás a antes de Darwin en los conceptos. Lo que se decubrió y verdaderamente se comprobó nadie lo va a desacreditar, salvo algún grupo sectario, que no son científicos ni les interesa la ciencia para nada, quizás ultrafundamentalistas bíblicos, es posible. Pero no este grupo de personas, que son todos cientificos y pretenden seguir siéndolo.

    Los que creen que  “Lo del relojero de Paley o cualquier otra argumentación de ese estilo entra en el mundo de la filosofía” , no necesariamente es correcto, es simplemente un prejuicio, ya que lo que uno cree, afecta toda su cosmovision, y es algo que salta a la vista. ¿Acaso detrás de la ciencia actual en el fondo, no se esconde la filosofía , con su teoría del positivismo?

    Poco a poco al leer e investigar vamos dándonos cuenta que detrás de cada teoría que se proclama en ese mundo existe toda una filosofía detrás de ese pensamiento. La ciencia no es neutral, porque los que la practican no son neutrales, o son agnósticos-ateos o son creyentes, no hay dos, y depende cual sea tu cosmovision será tambien tu manera de hacer ciencia, serán las determinaciones que tome antes las posibles hipótesis que se te presenten, y esto afecta tu práctica, y no solo tu ética o moral. Es mucho mas profundo.La cosmovisión de la persona afecta toda su manera de ver la vida,sea científico o un simple albañil.

    Quiero decir que Darwin al final de sus días apostató de la fe, al volver de la Patagonia, lamentablemente. Quizás lo que le afectó fue la muerte de su hija, probablemente, que hizo que él se rebelara contra Dios.

    Nadie cambia su cosmovisión por lo que ve, ya que todo se mide por lo que se cree.El cambio su enfoque, o sea el lente con el que veia las cosas, y esto lo afectó en su manera de hacer ciencia.Alteró su cosmovisión.

    Cuando se habla de volver atrás, no es anular los descubrimientos, para nada, sino replantearse la filosofía de la ciencia. Hoy es el positivismo. Se defiende el darwinismo ateo por todos los centros de estudio, los cientificos como Dawkins y otros son los mas leídos y admirados.

    Es un cambio de paradigma. Es terminar con ese mito de que La ciencia no puede tomar a Dios como un resultado. Ni a Dios ni a nada. Eso es un error, Dios existe y es verdadero, por encima de los resultados, ya que Dios no es un experimento del hombre ni su creación ni su mascota.

    Y además, replantearse el modo de hacer ciencia, en vez de ignorar que Dios existe, es afirmar que Dios existe, cambia la cosmovisión totalmente.

    Además, terminar con esos ataques furiosos a la fe, desde el lado de la ciencia, ambos deben respetar sus límites.

    Es tan sencillo que hasta un niño lo entiende, Manuel, será que uds, son tan inteligentes que desechan la inocencia de un niño, pero hay sabiduría en un niño

    Si la ciencia moderna nació con la unión del pensamiento cristiano con los conceptos de la civilización grecoromana que imperaban en occidente, es volver atrás en el pensamiento, salir de esta época ateísta o agnóstica que caracteriza la ciencia.

    Es derribar la filosofía del positivismo, que se esconde en la cosmovisión de la amplia mayoría de los científicos actuales, conscientes o no, aun de los creyentes, están infectados de esa filosofía

    Alguien me comentó ¿Sabías que la TE está ayudando a entender como se extienden los tumores?

    Pues me alegra sinceramente que se sigan haciendo descubrimientos por el bien de la humanidad, y se siga investigando. Nadie se opone a eso. En absoluto, solo nos oponemos a que no se defina el tema de los orígenes. Sin una definición de los orígenes, imposible hablar de evolución. Es ridículo. Seguramente hay que replantearse la interpretación del Génesis, seguro, pero quitarle a las personas la posibilidad que estudien su cosmovisión desde niños me parece ridículo. Solo por que los científicos han definido que no es ciencia. Pues ese concepto de ciencia no lo acepto. Es largo el tema, ya que la cosmovisión afecta toda la vida del ser humano. Se trata de la cosmovision. Es simple.

    Concluyo la segunda parte de este estudio con las palabras del dr. Antonio Cruz,cientifico y pastor evangélico español:

    «…la idea de que los descubrimientos científicos han hecho innecesaria la fe en Dios, no es cierta en absoluto. Más bien se ha producido todo lo contrario. A partir de la teoría de la relatividad y del nacimiento de la mecánica cuántica se ha podido comprobar que el universo material, y los seres vivos que lo habitan, son mucho más complejos de lo que suponían la antigua física newtoniana o los naturalistas decimonónicos. Al reducir o ampliar la escala de los objetos estudiados su complejidad se multiplica y la materia de que están hechos cambia de comportamiento. La física de Einstein ha mostrado que cuando las partículas se mueven a la velocidad de la luz, su masa deja de ser constante y aumenta con la velocidad. Esto, desde luego, no demuestra la existencia de Dios, pero sí contribuye a reforzar la creencia en él. Pues un mundo altamente complejo y con diversos niveles de orden, demanda la presencia de  un diseñador inteligente.
    Si, durante los siglos pasados la ciencia se cerraba a la posibilidad de un Creador, al suponer que la materia era eterna, que el universo no había tenido ni principio ni tendría fin y que todo evolucionaba siempre en un tiempo infinito, en la actualidad tales concepciones han cambiado. Los nuevos planteamientos científicos permiten la fe en un Dios que creo la materia y el tiempo, una mente omnisciente que pensó el cosmos y lo materializó
    [7]

    Continúa…

    Notas:

    [0] http://www.textos.org/cosmovision.php

    [1] LA COSMOVISION Y El DESARROLLO DE LOS PUEBLOS

    [2] Cosmovisión bíblica

    [3] Antonio Cruz, “La ciencia encuentra a Dios, p.35, Colección Pensamiento Cristiano, Edit. Clie

    [4] Ibid,pp.38-39

    [5] Ibid,p.97

    [6] Francisco Prieto Roselló (director del blog pedaleosymas)

    [7]La ciencia encuentra a Dios, op. cit., p.34

    La incredulidad del relojero ciego. Parte 1

    La incredulidad del relojero ciego. Parte 1

    Enlaces relacionados:

    I. Introducción:

    1.¿Agnosticismo? No, gracias. Ateismo,

    El tema de la existencia de Dios, que algunos consideraban como “muerto” en los años 70, ha resurgido en los círculos filosóficos del mundo.Por todos lados se debate acerca de la existencia de Dios. Muchos no creen en su existencia. Un hombre como el filósofo argentino Ladislao Vadas recientemente afirmó su postura atea, diciendo que no estaba dispuesto a cambiar de idea, ya que para el la creencia en Dios era una fantasía.

    Hace muy poco salió un artículo en un periodico digital cristiano donde comentaba acerca de un grupo de pensadores anglosajones se ha propuesto demoler los principios que sustentan la fe.

    ¿Agnosticismo? No, gracias. Ateismo, sin más miramientos. Su credo dice que Dios es una invención humana y además es una invención dañina. Christopher Hitchens acaba de publicar un libro titulado Dios no es bueno (God is not great), en España. Hitchens es uno de los exponentes del “nuevo ateísmo”, como ha sido bautizado por la prensa estadounidense, junto al científico Richard Dawkins, Sam Harris o Danniel Dennet.

    Tambien Richard Dawkins, con su libro “El Gen Egoista” es la obra más citada e influyente de este etólogo británico que pertenece, con el filósofo Danniel Dennet, al movimiento Bright para la difusión de una visión naturalista del mundo.

    En este blog tuvimos un fuerte debate con un grupo de ateos furiosos, que al final quedó en la nada.

    Porque escribo este artículo? Hace algunas noches atras, me desperté de dormir en la noche, con la convicción interior de escribir un artículo con este tema, y pues prendi  la computadora e inicié este trabajo.

    Mi intención en este artículo no es probar la existencia de Dios, sino solamente hablar de la razón por la que entiendo yo desde la Palabra de Dios el porque el relojero está ciego.

    2. Pasajes Bíblicos

    2 Corintios 4:4:

    “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (VRV 1960)

    “Esto es, entre los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (VRV 1995)

    “Para los incrédulos, cuyo entendimiento cegó el dios de este mundo, para impedir que vean brillar el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es imagen de Dios” (Biblia de Jerusalén)

    “En los cuales el dios de este siglo ha cegado los entendimientos de los que no creen, para que no les amanezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (Versión Moderna)

    “En los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios” (Versión La Biblia de las Américas).

    “En quienes el dios de este mundo cegó las mentes de los incrédulos, para que la luz del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios, no amanezca sobre ellos” (Versión Estándar Americana).

    “Porque el dios de este mundo ha cegado las mentes de los incrédulos (para que no disciernan la verdad), impidiéndoles ver la luz iluminadora del Evangelio de la gloria de Cristo (el Mesías), que es la Imagen y semejanza de Dios” (Biblia Amplificada).

    “En su caso que el dios de este mundo ha cegado las mentes de los incrédulos, para retenerlos de ver la luz del evangelio de la gloria de Cristo, quien es la imagen de Dios” (Versión Estándar Inglesa).

    “En cuyo caso el dios de este mundo ha cegado las mentes de los incrédulos a fin de que no puedan ver la luz del evangelio de la gloria de Cristo, quien es la imagen de Dios” (Nueva Versión Estándar Americana).

    “Cuyas mentes el dios de esta edad ha cegado, quienes no creen, para que la luz del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios, no deba iluminar sobre ellos” (Nueva Versión del Rey Jaime).

    “El dios de esta edad ha cegado las mentes de incrédulos, de modo que no pueden ver la luz del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.” (NVI—en inglés).

    3. El relojero ciego y la incredulidad

    a. El relojero ciego

    El relojero ciego, R.Dawkins

    «El relojero ciego, es un libro de divulgación de la teoría de la evolución biológica por selección natural escrito por Richard Dawkins (etólogo británico). Se puede considerar que es una continuación de El gen egoísta, libro anterior del autor que trata sobre el mismo tema, ya que aprovecha para responder algunas de las críticas que surgieron luego de su publicación.

    Durante los capítulos 1 “Explicar lo improbable” y 2 “Un buen diseño”, se esfuerza por  refutar las ideas expuestas por el teólogo del siglo XVIII William Paley. Según Paley la vida es creada por Dios debido a su complejidad y perfección. Un ejemplo el ojo humano. Es un mecanismo como un reloj, y los relojes son creados por relojeros. De esta forma el autor usa ese símil para demostrar que el relojero de la vida no planifica a largo plazo ( es “ciego” ).» [1]

    b. El relojero inteligente, WIlliam Paley y el Dios óptico

    William Paley

    William Paley

    «William Paley (Peterborough, 14 de julio de 1743; 25 de mayo de 1805).

    Filósofo teólogo utilitarista británico. Recordado por su analogía del relojero y sus argumentos para demostrar la existencia de Dios en su obra Teología Natural. William Paley es fundamentalmente conocido por la apología del Cristianismo expuesta en suTeología Natural. En ella, Paley sistematiza un argumento ya alegado por Ray(1691), Derham (1711) y Nieuwentyt (1730): el diseño inteligente, revelado por la organización de los organismos e ilustrado por la analogía del relojero: si encontráramos un reloj abandonado, la compleja configuración de las partes nos llevaría a concluir que todas las piezas han sido diseñadas para un mismo propósito y dispuestas para un uso concreto, y que alguna inteligencia superior debió hacerlo.» [2]  A esta teoría la llamamos la teoria del relojero inteligente

    «El reverendo William Paley, con un conocimiento extraordinario de la naturaleza, escribió su Natural theology vr evidences ofthe existence andattributes ofthe Deity (1802) para convencer de que las intricadas anatomías, como la del ojo, perfectamente adaptadas a su función, no podían haber emergido sino como resultado del plan, del designio, de un Creador. De la misma manera que el examen de un reloj nos lleva a concluir la existencia de un relojero, el ojo humano, tan perfecto como un telescopio, obedece al plan de un diseñador. Paley introdujo la noción de relación entre las partes, perfectamente adaptadas para ejercer una determinada función, para apoyar su argumento basado en el diseño.

    darwin-billete-de-10

    Darwin. Billete de 10 Libras inglesas

    c. Darwin, William Paley y la muerte del relojero

    Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución por selección natural

    Charles Darwin tuvo que leer a  Paley durante sus estudios eclesiásticos en  Cambridge. Y se sintió tan  fascinado por su vasto conocimiento de la naturaleza como seducido por la fuerza de su razonamiento a favor de la existencia de Dios por la vía de las maravillas de la vida. Cuando Darwin se embarcó en el Beagle en 1831 observaba la naturaleza a través de la lente del diseño con diseñador de Paley.»[3] Cuando regresó ya no.

    El profesor Pablo Santomauro, en un artículo acerca del Diseño inteligente, comenta acerca de este tema: «En «la tesis del “relojero”, Paley planteó el caso de la persona que atravesando un baldío tropieza con una piedra y al preguntarse cómo la piedra vino a estar allí, la respuesta podría ser que estuvo allí eternamente. Pero si en lugar de encontrarse con una piedra, el hombre hubiera pateado accidentalmente un reloj, al hacerse la misma pregunta la respuesta no sería la misma. Por el contrario, la fina coordinación de las piezas del reloj llevarían a la persona a concluir que alguien, en algún momento y lugar, diseñó y construyó el mecanismo con un propósito determinado.

    Paley sostenía que era adecuado llegar a la misma conclusión tratándose de muchas cosas naturales, como el ojo, por ejemplo. De la misma forma que las componentes de un reloj eran diseñados para dar la hora, las partes del ojo habían sido adaptadas para ver. En ambos casos, Paley decía que era posible discernir las huellas un diseñador inteligente en el fino y delicado balance de la creación. Tal diseñador era Dios, según Paley y otros “teólogos naturales” que le siguieron.

    Charles Darwin le dio un tiro en la cabeza a este argumento del diseño y el caballo quedó inerte por un tiempo. Darwin, en lugar de señalar hacia un universo finamente equilibrado como Paley, apuntó hacia las imperfecciones y la brutalidad de una naturaleza cruel. Darwin triunfó sobre Paley.»[4]

    La teoria de Darwin

    «A lo largo de cinco años —entre 1831 y 1836—, Charles Darwin, viajando a bordo del Beagle, recogió datos botánicos, zoológicos y geológicos que le Permitieron establecer un conjunto de hipótesis que cuestionaban las ideas precedentes sobre la generación espontánea de la vida.

    Durante los veinte años siguientes intentó aplicar estos datos a la formulación de una explicación coherente sobre la diversidad observada. En 1858, Darwin se vio obligado a Presentar sus trabajos, cuando recibió el manuscrito de un joven naturalista, A. R. Wallace, que había llegado de manera independiente a las mismas conclusiones que él, es decir, a la idea de la evolución por medio de la selección natural.

    Tanto Darwin como Wallace habían tomado como base la obra de Malthus sobre el crecimiento de la población, en la que se establece que, dicho factor tiende a ser muy elevado, se mantiene constante dado que la disponibilidad de alimento y espacio son limitados; a partir de esta premisa la idea de la competencia. Con esta base argumental se pueden establece dos aspectos fundamentales que sustentan la teoría de Darwin y Wallace. Ambos científicos dan por sentado que los seres vivos pueden presentar clones.

    Esta idea, junto con la noción de competencia establecida anterior por Malthus, les lleva a establecer que estas variaciones pueden ser ventajas o no en el marco de dicha competencia. Por otro lado, como resultado de la lucha tiene lugar una selección natural que favorece a los individuos con variaciones ventajosas y tiende a eliminar a los menos eficaces en la consecución de los recursos necesarios para la vida. Sin embargo, existe un punto de discrepancia entre ambos. Wallace nunca compartió la idea de la selección expresada por Darwin en su obra El origen del hombre (1871). Según Darwin algunos caracteres son preservados sólo porque permiten a los macho mayor eficacia en esta relación con las hembras [5]

    d. ¡Aleluya! ¡El relojero inteligente resucitó de entre los muertos!

    1. Una nueva generación de científicos

    Pablo Santomauro también comenta que  «Décadas más adelante, el caballo fue revivido. Por el decenio de 1980, y con los avances hechos en el campo de la biología, una nueva generación de científicos (biólogos, matemáticos, químicos y filósofos de la ciencia) comenzó a reconsiderar la teoría del diseño inteligente. Estos hombres formularon una nueva versión del diseño que tiene la virtud de carecer de los aspectos vulnerables de las versiones previas.

    2. El Diseño inteligente

    William Dembski

    William Dembski

    Según William Dembski, a esta nueva versión se le llamó Diseño Inteligente para distinguirla de las anteriores. Esta nueva entrega del Diseño es mucho más tímida y modesta que las otras ya que en lugar de inferir la existencia y el carácter de Dios en la naturaleza, simplemente proclama que existen causas inteligentes para explicar las complejas estructuras biológicas ricas en información, y esas causas son empíricamente detectables »[6]

    3. Apoyo politico al proyecto del Diseño inteligente

    «La teoría del Diseño Inteligente nació en el Discovery Institute de Seattle, un centro conservador que abrió sus puertas en 1990 y que cuenta entre sus fundadores a Bruce Chapman, director del departamento de censo de EEUU durante el gobierno del presidente Ronald Reagan (1981-1989).

    Los científicos del Discovery Institute sostienen que el neodarwinismo no da respuesta a mecanismos tan complejos como la estructura de las células, que sólo puede ser obra de un “diseñador inteligente”.

    Dadas las “lagunas” que achacan al darwinismo, el Diseño Inteligente propone que los libros de texto hagan un “análisis crítico” de la evolución, que “debería presentarse como una teoría científica abierta al escrutinio y no como un dogma incuestionable”.

    Su incendiaria propuesta ha calado en algunos de los puntos más conservadores del país, como el propio Kansas.”» [7]

    e.¡Por favor, no me critiquen al relojero inteligente!

    1. ¿Analogías imperfectas?

    «Los críticos alegan que uno de los problemas con los argumentos del diseño de William Paley es que sus analogías son imperfectas. Por ejemplo, aunque sabemos que los relojeros existen y hacen relojes, o que a lo menos esa clase de habilidad existe, no podemos saber con seguridad que la naturaleza tenga tal Hacedor. En otras palabras, aunque el relojero es real y obvio, nosotros solo sabemos acerca de Dios al inferir Su existencia por las cosas que supuestamente ha diseñado.

    La arqueología, la cual mueve la tierra al buscar evidencia de la actividad humana, ofrece una respuesta clara para esta acusación. A veces la arqueología desentierra algo que no tiene una analogía moderna. Por ejemplo, los arqueólogos todavía no saben completamente cómo los egipcios construyeron la Gran Pirámide, y nadie construye esa clase de pirámide hoy. Pero casi nadie estuviera en desacuerdo que esta pirámide es una hazaña de la ingeniería egipcia antigua.

    2. Mensajes inteligentes

    Estos argumentos se aplican igualmente a los eventos futuros. Carl Sagan escribió que “un mensaje único del espacio” mostraría evidencia de vida inteligente en otro lugar del Universo (1979, p. 275). En 1993, él y sus compañeros de trabajo declararon que la Tierra contiene no solamente vida, sino vida inteligente, basados únicamente en la información reunida de la nave espacial Galileo. Los investigadores esperan usar técnicas similares para identificar inteligencia de emisiones extraterrestres de radio (aunque sea un “mensaje único”). Pero ellos no supieran nada acerca del mensaje, aparte de la inferencia que debería existir un ser lo suficientemente inteligente para hacer tal transmisión.

    3. El Adn, el codigo genetico, es el responsable de la vida

    Ese es precisamente el argumento que Paley usó, y la ciencia moderna ha agudizado sus analogías. Paley vio el diseño en las maravillas de la vida, y a través de nuestro conocimiento del ADN, podemos observar el código genético responsable de la vida..» [8]

    f.Conclución:

    Concluyo el primer artículo de esta serie con esta breve reflexión de una hermana en la fe cristiana que desde hace ya varios años se dedica a la apologética de la fe evangélica y al estudio de la Teoría de la Evolución, y ahora es una mujer entregada totalmente a la  defensa de la Teoría del Diseño inteligente y la proclamación de la fe cristiana:

    «Los cambios que se han operado en el siglo XX y parte del XXI tienen como orígen la cosmovisión de la que habla este articulo.

    Desde que Darwin publicara su famoso libro El origen de la especies para acá, los cambios en la sociedad se han ido acentuando dia a dia para irse acoplando progresivamente a la filosofía del darwinismo. Esto ha tardado años, han habido muchas batallas para detener el proceso, pero esta teoría se ha ido infiltrando por todas las areas de la sociedad y dictando esta cosmología de la que estamos hablando.

    La “ciencia” darwinista nos afecta a todos a diario. Su influencia la vemos por todas partes. Es bueno estar conscientes de donde proceden estos cambios tan tremendos que vemos en la sociedad occidental y de las filosofías que han derivado de ella.

    La mayoría de la gente no se percata de ello.

    Nos encontramos con una creciente ola de evidencia que va en contra de la teoría naturalista de moleculas evolucionando hacia el hombre.

    La mayoría de la gente no sabe que Charles Darwin hizo predicciones arriesgadas en su libro El Origen de las Especies, con relación a la evidencia científica. Las predicciones de Darwin, en el espíritu de la buena ciencia, han provisto una avenida para verificar sus teorías.

    Él se preocupaba que el registro fosíl de mediados del siglo diecinueve no apoyaba su teoría sobre la descendencia común, pero asumía que con el tiempo los investigadores lo llenarían con los eslabones perdidos. No fue así.

    Mas de ciento cincuenta años despues estos eslabones son muy escasos.

    El paleontólogo ya fallecido, Steven Jay Gould, llamó esta falta de evidencia “el gran secreto de la paleontología.

    En realidad el registro fósil apoya la aparición abrupta de nuevas formas de vida las cuales permanecen estables sin cambios.

    El ejemplo mas claro de esto es la explosión del Cambrico. En las estratas cambricas, los fósiles del varias decenas de philas aparecen de repente, sin haber un patrón claro de antecesores mas simples. Después de la explosión estos fósiles de philas permanecen estables sin cambios en los registros hasta la fecha de hoy o hasta su extinción.

    Esta evidencia de aparición abrupta y estabilidad erosiona la credibilidad de la teoría de un descendiente común.

    Vuelve al árbol de la vida de Darwin boca abajo [9]

    Continúa…

    Notas:

    [1] (Itálicas mias) http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/08/28/el-relojero-ciego/

    [2] http://tematicacristiana.blogspot.com/2008/05/william-paley.html

    [3] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/08/28/el-dios-optico-se-hace-bioquimico/

    [4] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/07/13/el-diseno-inteligente-o-como-avergonzarse-de-dios/

    [5] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/07/21/darwin-y-su-teoria-del-origen-de-la-especie-humana-o-evolucion-del-hombre/

    [6] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/08/28/la-analogia-perfecta/

    [7] http://www.elpombo.com/foro/showthread.php?t=554

    [8] http://cristianismofeyciencia.wordpress.com/2008/07/13/el-diseno-inteligente-o-como-avergonzarse-de-dios/

    [9] Ana Thompson

    ¿Existe Dios?

    ¿Existe Dios?

    © Dr. José R. Martínez Villamil
    Barcelona, 1999.
    (Extraído de: http://www.menteabierta.org)

    • Introducción
    • ¿Qué importa?
    • ¿Creer o no creer?
    • Argumentos de la Existencia de Dios
    • Kalam Cosmológico
    • Teológico
    • Moral
    • Principio Antrópico
    • Otros argumentos

    El tema de la existencia de Dios, que algunos consideraban como “muerto” en los años 70, ha resurgido en los círculos filosóficos del mundo.

    En este breve artículo no probaré la existencia de Dios. Nadie puede. Como tampoco nadie puede probar su no-existencia. Sin embargo, a lo largo de esta sección (examinada con el conjunto de las otras secciones de Mente Abierta) creo que se dejará demostrada la racionalidad de la creencia en Dios. Haciendo uso de argumentos conocidos (cosmológico, diseño, moral) y otros menos conocidos (Principio Antrópico, Kalam) deseo despejar el camino de aquellos que sinceramente buscan… Estos temas serán elaborados en artículos subsiguientes.

    Como conjunto, estos argumentos recuerdan a la persona que piensa que la creencia en Dios no sólo es razonable, sino creíble y defendible en los albores del siglo XXI.

    La trascendencia de la existencia de Dios es inmensa. Si la tesis teísta (la creencia en Dios) es verdadera, sus implicaciones para nuestra vida presente y futura son incalculables. Le invito a “dudar de su duda,” a “abrir su mente” y a que se disponga al examen de la evidencia y a decidir por usted mismo…

    “Dios nos ha dado evidencia suficientemente clara para convencer a aquellos con un corazón abierto, pero suficientemente vaga de modo que no obligue a aquellos cuyos corazones están cerrados.”

    Blaise Pascal

    Introducción

    Una vez, un amigo me explicaba cómo para él era muy fácil no creer en Dios. Entonces no le entendí pero pude entenderlo después. La realidad es que a aquellos que creemos en Dios con frecuencia se nos olvida que existe una avalancha de posibles razones para dudar de su existencia.

    De modo que si usted es de los que no creen (o dudan), ¡Bienvenido! Esta sección es probablemente la más ambiciosa de todo este proyecto. No pretendemos tratar todo lo que el tema requiere en esta primera etapa. Iremos añadiendo artículos que poco a poco contribuyan a examinar tan importante tópico de manera más completa.

    ¿Qué importa?

    Para algunos el tema de la existencia de Dios es un callejón sin salida. No hay solución clara para la cuestión, por lo que optan por el agnosticismo. Para otros, el tema ha perdido toda relevancia. Piensan que tras los pronunciamientos de Kant y de Nietzsche el concepto de Dios ha pasado a mejor vida. Aún otros han percibido que los adelantos científicos han hecho “innecesaria” la existencia de Dios.

    Nada más lejos de la realidad. El tema sigue vivo. En círculos filosóficos el tema de la Existencia de Dios ha cobrado nueva vida y actualidad. La revista Time (7 de abril de 1980) decía:

    En una silenciosa revolución en pensamiento y argumento que a penas nadie hubiera previsto hace dos décadas, Dios está escenificando un retorno. Más curioso aún, esto está sucediendo no entre los teólogos o en los creyentes ordinarios, sino en los círculos intelectuales de los filósofos, donde hace tiempo el consenso había hecho desaparecer al Todopoderoso del discurso fructífero.

    En círculos científicos el debate continúa sobre las implicaciones no científicas del “Big Bang” y sobre las suposiciones metafísicas que algunos han hecho de la teoría evolucionista.

    Es mucho lo que está en juego. Estamos hablando de lograr una visión coherente del universo, la historia y la vida; de buscar contestación a nuestras inquietudes existenciales y de poder sentar unas bases sólidas para poder desarrollar un código de moralidad coherente.

    ¿Creer o no creer?

    ¿Cómo acercarnos al tema de la existencia de Dios? Ya hemos dicho que ésta no puede ser demostrada fuera de toda duda. No podemos someter a Dios a pruebas de laboratorio, al escáner, ni al espectrofotómetro, como tampoco podemos demostrar su presencia “invisible” bombardeándolo con electrones en un acelerador de partículas.

    Esta tensión nos dejaría en el terreno del agnóstico. ¿Hay algo más? Creo que sí. Creo que es posible argumentar en favor de la racionabilidad de la creencia en Dios. Y también creo que el modelo teísta (y, mejor aún, el cristiano) es la mejor manera para explicar el universo, la humanidad y la historia. Esto son palabras mayores. De modo que, comencemos.

    Puntos de partida

    Asumo de inicio que es posible hablar sobre la persona de Dios. Creo que la trascendencia de la Persona de Dios no es un impedimento para articular nuestro entendimiento sobre él. También acepto que la razón, a pesar de sus limitaciones, es capaz de conducirnos por el laberinto de las argumentaciones y llevarnos al puerto seguro de conclusiones razonables.

    Argumentos de la Existencia de Dios
    Argumento Kalam
    La palabra “Kalam” viene del vocablo árabe para filosofía o religión. Representa un argumento de la teología islámica en la Edad media y que recientemente ha sido “resucitado”. Podemos resumir su línea argumental de la siguiente manera.

    • Todo lo que comienza a existir debe su existencia a una causa. Hablar de un comienzo “de la nada” y sin causa va contra la ley de No Contradicción de la lógica. ésta establece que un objeto NO puede ser “A” y “No A” a la misma vez y en la misma relación. Para un objeto surgir “de la nada” tiene que, en efecto, crearse a sí mismo, o “ser” y “no ser” a la vez, lo cual es imposible.
    • El universo tuvo un principio. La posibilidad de un Universo que ha existido siempre es una imposibilidad filosófica. Retroceder a partir de un presente hacia un pasado infinito real no es posible, como tampoco lo es llegar al presente añadiendo sucesivamente hasta formar un infinito real o actual
    • Por lo tanto el universo tuvo una causa.

    Argumento cosmológico

    Este es uno de los más antiguos argumentos. Fue usado por Platón, Aristóteles y, por supuesto, Tomás de Aquino. En esencia, este argumento dice lo siguiente: “Dios existe porque el universo existe.” Se puede expresar de otra manera. La existencia de un universo presupone la existencia de una Primera Causa (Dios) que le diera su existencia.

    No es tan sencillo como parece, ¿verdad? Inmediatamente surgen interesantes preguntas. Consideremos ésta primeramente: ¿y qué si el Universo (y no Dios) es eterno? Pero esto sólo pospone la dificultad, pues un universo que ha existido siempre presenta las mismas dificultades conceptuales que la existencia de Dios. También tenemos que recordar que la posibilidad de que el universo haya existido siempre ha sido desmentido en principio por la Ciencia (para una más completa argumentación en este sentido ver el artículo sobre El Origen del Universo).
    Por último, un universo que siempre ha existido es una incongruencia filosófica porque supone la existencia de un pasado infinito real que haría imposible llegar a la actualidad. Me explico. Primero tenemos que distinguir entre un infinito teórico (como en las matemáticas) y un infinito real. El primero es posible como un concepto abstracto. El segundo no es posible en la realidad material. Obviamente cuando hablamos del pasado lo hacemos desde la perspectiva de nuestra realidad, o sea el presente. Si existiera un pasado infito eso querría decir que ha transcurrido un tiempo infinito hasta llegar a nuestro presente, lo cual es imposible (porque es infinito).

    En cuanto a Dios, éste es definido como un ser existente en sí mismo, lo que obvia el problema del infinito real. Pero, preguntarás, ¿es todo un asunto de definiciones? ¿No podríamos entonces definir el Universo de la misma manera? Pues sí. Podríamos hacer eso, pero esta alternativa nos dejará con otros problemas en nuestro razonamiento como, por ejemplo, en la explicación del orden del Universo (ver más abajo), del complejo diseño evidente en los organismos vivos, etc.

    Una posibilidad que se menciona es que El Universo surgió de la nada. Este es un planteamiento que, en la superficie, parece no estar tan lejos de la creencia en Dios. ¿No le parece? Pero la realidad es que el que el Universo viniera de “la nada” es una imposibilidad filosófica. La Ley de la No Contradicción (importante ley en el estudio de la Lógica) hace imposible tal planteamiento pues, para ser cierto, requiere que esa “nada” sea “algo” y “nada” a la misma vez, lo que es imposible.

    Big Bang. ¿No ha demostrado el “Big Bang” el origen del Universo desde un punto de vista materialista (esto es, sin la necesidad de un Creador)? Para aquellos no muy familiarizados con este concepto les recuerdo lo siguiente. Ésta es una teoría que dice que el universo tal y como lo conocemos hoy comenzó hace 15.000 millones de años, en una gigantesca (“Big”) explosión (“Bang”). De este evento, y respondiendo a leyes de la física, surgieron a lo largo de milenios elementos químicos, galaxias y planetas y, eventualmente, la vida.

    Pero, claro está, este concepto no nos explica lo que sucedió antes. ¿Qué fue “eso” que explotó? ¿No presupone esta idea la existencia de “algo” antes que el Big Bang? ¿No es esa idea, entonces, una simple posposición de la pregunta última de los orígenes?

    La contestación de los físicos es la siguiente. Antes del Big Bang ocurre se dio una “singularidad”, esto es, unas condiciones únicas, donde ni la materia, ni el espacio ni el tiempo existían. Y esta idea, ¿de donde viene? Es una teoría. Y la definición de singularidad no es tan diferente de cómo a veces se describe a Dios.

    De modo que el “Big Bang” no excluye la existencia de un Creador. Antes al contrario, pues demuestra el origen del universo en un momento en el tiempo. Como un caricaturista presentó en un periódico español, “a fin de cuentas pudiera se que esta gran explosión fuera tan sólo el chasquido de los dedos de Dios…”
    (Para una más completa argumentación en este sentido ver la sección sobre El Origen del Universo).

    Argumento teleológico

    Este argumento, antiguo también, dice que el Universo, tanto en sus más pequeñas unidades estructurales (átomo, célula), como en la inmensidad del cosmos, parece reflejar la existencia de un diseñador inteligente. La analogía más común es la del relojero. Enfrentados con la inspección de un reloj, a nadie se le ocurriría pensar que éste es el producto de la mezcla de sus piezas en una caja agitada por unos minutos. Aducir esta complejidad y “diseño” a un proceso impersonal y mecánico, no es la solución.

    Argumento moral

    Sencillamente dicho, este argumento establece que la universalidad de un carácter moral en el ser humano sugiere la existencia de Dios.

    Aún cuando se reconocen variaciones en los conceptos morales, éstas no son tan drásticas como se supone, y son mínimas al compararlas con sus semejanzas. La existencia misma del hecho moral, de que hay “bueno” y “malo,” es indicio del reflejo de un Ente Moral superior, cuyo carácter (imagen) nosotros reflejamos.

    Es por esta razón que los ateos quedan sin una base sólida para sus planteamientos éticos. No que el ateísmo en sí mismo sea inmoral. Simplemente sus postulados excluyen una base objetiva para su moralidad, por lo que los ateos que viven moralmente lo hacen a pesar de las consecuencias filosóficas de sus convicciones y no basados en ellas (ver Ética sin Dios).

    Principio Antrópico

    Volviendo a la comparación del reloj, el universo no sólo parece una máquina creada, sino también perfectamente ajustada para la preservación de la vida humana.
    La Tierra posee características específicas que permiten la vida humana. Existe una cantidad considerables de variables físicas y químicas que, de alterarse ligeramente, harían imposible la vida en el planeta. Por ejemplo, la distancia del sol. Ésta es la adecuada para la vida. La variación de esta distancia es de un 3% a lo largo del curso de la travesía de la Tierra alrededor del Sol. Si fuera de 10% no podría haber vida por los cambios en temperatura, y luz ultravioleta. La atmósfera, que deja pasar la luz, pero protege de la radiación. El centro semilíquido del planeta que ayuda en la creación del campo magnético lo que a su vez protege de las radiaciones cósmicas.
    Otras incluye la Fuerza de Gravedad, la velocidad de expansión del Universo, velocidad de rotación de la Tierra, inclinación del eje del planeta, etc.
    Este tema será tratado más detenidamente en el futuro.

    Otros argumentos

    A los argumentos anteriores podemos añadir (ya en favor de un teísmo propiamente cristiano) la persona de Jesús, y su resurrección de entre los muertos. Estos son considerados en otra sección.

    Conjunto de los argumentos

    Vistos uno por uno los anteriores argumentos tienen un peso considerable. Examinados en conjunto son evidencia contundente para que, al menos, “dude de su duda” y abra su mente a la hermosa posibilidad de la existencia de Dios, un Dios personal e interesado en usted.

    © Dr. José R. Martínez Villamil
    Barcelona, 1999.
    http://www.menteabierta.org

    EL RESURGIMIENTO DEL TEISMO EN LOS CÍRCULOS FILOSÓFICOS

    LA FILOSOFÍA Y LA CREENCIA EN DIOS:
    EL RESURGIMIENTO DEL TEISMO EN LOS CÍRCULOS FILOSÓFICOS

    Introducción
    Los filósofos contemporáneos han recobrado el interés por el Dios de la tradición ortodoxa judeo-cristiana debido a que los argumentos teístas son ahora más sofisticados y el liberalismo teológico menos intelectual. Hay dos argumentos teístas muy interesantes que satisfacen la prueba de que Dios existe a aquellos abiertos filosóficamente. Uno propone que creer en Dios es racional, sin necesidad de una evidencia especial. El otro insiste en que todo lo que tiene comienzo tiene una causa, y por lo tanto si el universo tiene comienzo existe una causa.

    Con el objetivo de ser claros, definiremos algunos términos: “Dios”, “creencia” y “filosofía”. Dios es un ser espiritual racional que es todopoderoso, omnisciente y todo amor, omnipresente, incambiable, trascendente, eterno, y el creador personal de todo lo que existe. En ocasiones puede decidir actuar en formas llamadas milagrosas.

    Creer es el acto de la consciencia humana que realiza un compromiso personal a una propuesta.

    Filosofía es la disciplina intelectual que examina de manera critica los fundamentos de otros campos de estudio. Aunque muchos cristianos opinen que la filosofía sea anti cristiana, lo cierto es que se puede defender la fe cristiana recurriendo a la filosofía. Veamos un ejemplo practico de ello. Supongamos que crees en Dios y alguien te dice: “Si Dios es todopoderoso, puede hacer una roca tan grande que no pueda con ella?”, al parecer estás atrapado porque si dices que Dios puede crear dicha roca, entonces es que no es todopoderoso porque no puede cargarla, y si respondes que Dios no puede crearla entonces no es todopoderoso porque no es capaz de crear la roca. Si piensas detenidamente puedes llegar a una respuesta apropiada como la siguiente: “Ya que Dios es todopoderoso, por definición, no puede hacer algo que sea más poderoso que él mismo, incluyendo una roca que no pueda cargar. Pero puede hacer la mayor roca posible y cargar con ella ya que pedir a Dios que cree una piedra que no sea capaz de cargar es pedirle algo sin sentido como si le pidieras que creara un hermano hijo único, o un circulo cuadrado.”

    Hablar de un resurgimiento en cuestiones filosóficas por parte de los filósofos no significa que tales cuestiones dejasen de existir, sino que ahora se discuten con más rigor como nunca antes en el mundo moderno. Ahora, además, las personas mas brillantes incluyen a teístas, como señala el filósofo Roderick Chisolm de la universidad Brown.

    El regreso del teísmo tradicional a la filosofía se explica por las siguientes razones: La muerte del positivismo lógico, la falta de rigor intelectual en el teísmo liberal, y el incremento de la sofisticación de los argumentos teístas.

    La muerte del positivismo lógico
    El positivismo lógico es una posición filosófica que mantiene que algo tiene sentido si es cierto por definición o si se puede percibir por los cinco sentidos (por lo que Dios no tiene sentido para los positivistas). A esto se le llamó el Sentido de Criterio Verificable. Aunque el pensamiento de que creer en algo que no se puede ver o tocar es un sin sentido está generalizado a nivel popular, el positivismo lógico ha sufrido una muerte filosófica. El filósofo de la ciencia Del Ratzsch señala los problemas del Criterio Verificable. Primero, hay varios principios esenciales de la ciencia que no se pueden comprobar empíricamente pero que se presuponen para poder probar otras proposiciones científicas. Segundo, no podemos comprobar el error y la maldad de, por ejemplo, el asesinato. Y por último, el Criterio Verificable se contradice a sí mismo ya que no se puede comprobar empíricamente.

     La falta de rigor intelectual en liberalismo teológico
    Muchos eruditos conservadores están de acuerdo con la renovada filosofía que busca plantear filosóficamente las tradiciones teístas, aunque no todos los teólogos comparten este interés porque piensan que los filósofos cristianos asumen la credibilidad de los conceptos teístas tradicionales que están en conflicto con el relativismo moral que abrazan los teólogos contemporáneos. Gordon Kaufman, un teólogo liberal, defiende esta postura pobremente, lo cual, según responden los filósofos cristianos Stump y Kretzman, es otra evidencia de la incoherencia de algunos pensamientos teológicos aparentemente “profundos”.

    Kaufman acusa a los filósofos cristianos de mostrar una intolerancia social y una antipatía hacia otras religiones, a lo que Stump y Kretzman responden que su posición (la de Kaufman) es más antipática e irrespetuosa que la del cristianismo tradicional ya que rechaza como falsos todas las pretensiones por parte del cristianismo, judaísmo, e islamismo y otras religiones de conocer cosas verdaderas en cuanto a la naturaleza de Dios y la salvación humana. Kaufman, además, afirma que “Dios está más allá de nuestro entendimiento y conocimiento”, y como Stump y Kretzman señalan, está haciendo una afirmación de su conocimiento acerca de la naturaleza de Dios, “a saber, que la naturaleza de Dios tiene la propiedad de ser inescrutable para nosotros. Pero si Kaufman es capaz de conocer una de las propiedades de Dios, su afirmación es falsa en sí misma”. Y al condenar el holocausto y otras atrocidades morales como esencialmente malas, Kaufman contradice su defensa del relativismo epistemológico y ético, dando a entender que existen algunos valores que no dependen de la cultura. Además, como relativista ético y epistemológico, ¿cómo puede criticar Kaufman a los filósofos cristianos por proseguir con su interés en la teología cristiana tradicional? ¿No están las ideas de los filósofos cristianos “moldeadas por el marco de orientación cultural y simbólico en el cual viven y piensan?” ¿Dónde está la simpatía de Kaufman por este “movimiento religioso alternativo?”

    El tipo de argumentación en el artículo de Kaufman es típico de mucha de la literatura teológica liberal. Por esta razón, los filósofos no han sido capaces de encontrar nada lógicamente incorrecto en seguir discusiones teológicas rigurosas de temas de la teología tradicional.

    Incremento en la sofisticacion del argumento teologico
    Tradicionalmente se han usado cuatro diferentes argumentos para defender la racionalidad de la creencia en Dios: el teológico, el moral, el ontológico y el cosmológico. Ahora los filósofos han revivido algunos de esos enfoques tradicionales con mayor sofisticación y rigor intelectual. Estudiaremos los dos argumentos que mencionamos al principio: (1) La defensa de la racionalidad de la creencia en Dios aparte de la evidencia, de Alvin Plantinga, y (2) el argumento cosmológico kalam de William Lane Craig.

    La racionalidad de la creencia en Dios
    Plantinga argumenta que creer en Dios es racional aparte de cualquier evidencia, al contrario que el argumento de los evidencialistas, que argumentan que se tiene justificación racional para creer en algo si es fundamental para el conocimiento o está basado en la evidencia. Plantinga pregunta por qué la proposición “Dios existe” no puede ser fundamental para el conocimiento y de esta manera no necesitada de una evidencia, a lo que los evidencialistas responden que sólo las proposiciones propiamente básicas, es decir, auto-evidentes e incorregibles, son fundamentales para el conocimiento.

    Plantinga responde preguntando cómo uno sabe que las proposiciones auto-evidentes e incorregibles con las únicas que son apropiadamente básicas, además de enunciar que la proposición “sólo las proposiciones que son auto-evidentes e incorregibles” no es apropiadamente básico, ya que no es auto-evidente ni incorregible. Por lo tanto, el criterio del evidencialista es inadecuado, y no puede cancelar la posibilidad de que creer en Dios es apropiadamente básico. Además defiende que muchas cosas en la vida son racionalmente creíbles a parte de la evidencia, como por ejemplo creer que el mundo no fue creado hace diez minutos con toda la apariencia y recuerdos de un mundo que tiene miles de millones de años de antigüedad.

    El argumento cosmológico kalam
    El argumento kalam se puede poner de la siguiente forma:
    1. Todo lo que comienza a existir lo hace por una causa.
    2. El Universo tiene un comienzo.
    3. Por lo tanto el Universo tiene una causa.

    Este argumento presenta una serie de alternativas. Primero, el universo o tuvo un comienzo o no lo tuvo. Segundo, si el universo tuvo un comienzo, entonces fue o causado o no causado. Tercero, si el comienzo del universo tuvo una causa, entonces esta causa fue o personal o impersonal. Al mostrar que una parte de cada alternativa es más razonable que la otra, este argumento muestra la sensatez de creer en la existencia de un creador personal, Dios.

    (A): ¿Es más razonable creer que el Universo tuvo un comienzo o que no lo tuvo?

    Cuando uno piensa en una serie de eventos en el tiempo, no piensa en ellos como sucediendo todos a la vez, sino uno tras otro. Las series de eventos en el tiempo no pueden ser realmente infinitas porque a un conjunto infinito no se le puede añadir nada, está completo, y las series de eventos en el tiempo siempre se están incrementando. Si el Universo no tuviera un principio, entonces cada evento estaría precedido de un numero infinito de eventos, Pero si nunca se puede llegar al infinito por añadir un integrante tras otro, nunca podría llegar al día presente. Entonces parece más razonable creer que el universo tuvo un comienzo.

    (B): ¿Es más razonable creer que el Universo fue causado o no causado?

    Ya que el testimonio abrumador de la experiencia humana testifica del hecho de que algo no puede surgir de la nada, una vez es establecido que el universo comenzó a existir, la persona razonable no dudaría en afirmar que el universo tuvo una causa. Quizá uno pudiera todavía afirmar que es lógicamente posible que el universo no tuviera una causa, pero esto no parece ser metafísicamente posible. Por lo tanto, es más plausible que el universo fue causado si tuvo un comienzo.

    (C): ¿Es más razonable que el Universo tuvo una causa personal o impersonal?

    Defendiendo que esta causa es personal, Craig pregunta, “¿cómo puede llegar a existir un primer evento si la causa de ese evento siempre ha existido? ¿Por qué no es el efecto tan eterno como la causa?” La única manera de tener una causa eterna pero con un evento que comienza en un punto del tiempo es si la causa es un agente personal que decide libremente crear un efecto en el tiempo. Entonces parece ser mas razonable creer que la causa fue personal.

    Conclusión
    No hay duda de que la batalla intelectual entre la fe y la incredulidad continuará. Pero lo que es increíble en cuanto al reciente resurgimiento del teísmo es que comenzó en un tiempo en el que la muerte de Dios había sido pronunciada.

    Algunas personas pueden decir que Dios está mirando hacia abajo y está entretenido con los débiles intentos de los filósofos de demostrar la racionalidad de creer en él a un mundo en el cual tantas personas, completamente inconscientes del argumento cosmológico o cualquier otra prueba teísta, todavía creen y confían en Dios.

    No obstante tal cinismo absoluto en cuanto a la mentalidad humana parece inconsistente con una verdadera fe robusta. Si Dios existe (y ciertamente creo que existe) y nos ha dado nuestras mentes y corazones con los que pensamos y sentimos, es axiomático que él estuviera interesado con cada minuto detallado de nuestra existencia intelectual y emocional. Consecuentemente él permitiría al simple sentirse seguro en una fe simple basada en un Dios infinitamente complejo y a los que están más inclinados filosóficamente a encontrar satisfacción intelectual en el estudio de un Dios infinitamente complejo al que sólo se puede encontrar personalmente a través de un simple acto de fe. A pesar de si uno encuentra el resurgimiento de la filosofía teísta decepcionante o animador, no puede negar que es una parte importante y fascinante de nuestro entorno intelectual contemporáneo.

    Francis J. Beckwith
    Catedrático de Filosofía
    Universidad de Nevada, Las Vegas.
    Traducido por Ignacio Rubio Guisasola.
    Resumido y adaptado por Esli D. Martínez Maldonado
    © Mente Abierta 2003
    _________________
    “El bien gana” “Y, si a veces puede parecer derrotado por la intimidación y la malicia, en realidad continúa operando en silencio y discreción, obteniendo frutos a largo plazo,” Benedicto XVI, 14-06-2008, homilía a peregrinos al sur de Italia.

    El argumento del necio

    El argumento del necio

    Dennis J. DeHaan

    «Dice el necio en su corazón: No hay Dios. (Salmo 53:1)

    HAY personas que pasan mucha parte de su tiempo y fuerzas en tratar de refutar la existencia de Dios. Pero al hacerlo así, minan sus propios argumentos. En su obra Interpreting Basic Theology, Addison Leitch escribió: «A no ser que [el ateo] esté luchando contra un total vacío —y esto nos hace poner un interrogante sobre su celo— entonces tiene que estar [arguyendo] contra algo que encuentra profundamente arraigado en él mismo y en otros.»

    Esta fe inherente en Dios no demuestra que Él exista, pero señala intensamente hacia ello. Cuando C. S. Lewis era ateo, rechazaba la idea de un Ser divino por todas las injusticias que veía en el mundo. Pero cuando se preguntó a sí mismo de dónde había recibido el concepto de justicia, se encontró con un problema. «El hombre no llama torcida a una línea excepto si tiene alguna idea de una línea recta», escribió Lewis. «¿Con qué estaba comparando este universo cuando lo llamaba injusto?» Lewis se dio cuenta de que su argumento en favor del ateísmo era demasiado superficial. Si la idea de la justicia era meramente un producto de su propia imaginación, esto habría destruido su argumento, que dependía de verdaderas injusticias. De hecho, la injusticia en este mundo señalaba a un Dios que había establecido la norma de justicia.

    El necio dice que no hay Dios (Sal 53:1). Así que sé sabio, y haz que tu primer objetivo sea amar al Dios que está ahí.

    -Dennis J. DeHaan

    PENSAMIENTO: ¿Cómo podemos conocer qué cosas son malas si negamos a Dios que es bueno?

    PREGUNTA:¿De donde ha venido la moral del hombre? ¿Es un proceso de la evolucion o es el discernimiento que Dios nos dió sobre el bien y el mal?

    La mayor parte del articulo corresponde a SEDIM.
    http://www.sedim.com

    El ateísmo y el testimonio de la existencia de Dios

    El ateísmo y el testimonio de la existencia de Dios

    La cuestión se puede reducir en estos términos:

    Datos a tener en cuenta:
    1. Estamos ahí.

    2. La Biblia está ahí.

    3. La nación de Israel está ahí.

    4. La Iglesia está ahí.

    ¿Cómo explicamos el origen nuestro, nuestra existencia, la existencia del mundo de lo viviente? ¿Nuestra consciencia de nosotros mismos, del lenguaje, de nuestras capacidades creativas, inventivas? ¿De nuestra conciencia moral?

    ¿Cómo explicamos el origen de la Biblia, de la nación de Israel, de la Iglesia Cristiana?

    Los individuos que huyen de Dios, todo el colectivo llamado Mundo, en su hostilidad íntima contra la misma idea de que deban ser responsables ante Dios, de que Dios haya hablado, han inventado dos grandes explicaciones generales para nuestro origen y el de la vida y del universo en general, y para el origen de la Biblia, de la Nación de Israel y de la Iglesia Cristiana.

    Ambas explicaciones tienen como principio, no como conclusión, la negación de la existencia de Dios y de que Él se haya revelado.

    Este es el principio metodológico: No hay Dios.

    Y todas las explicaciones deben conformarse a este principio.

    Naturalmente, aplicado al origen del hombre, de la vida y del universo en general, es necesario recurrir a especulaciones continuistas del desarrollo de la vida en la tierra, desde una fortuita aparición de la vida microscópica en un océano primitivo. Son las especulaciones popularmente conocidas como Teoría de la Evolución.

    Aplicando este principio metodológico de negación de Dios, se niegan asimismo los milagros y la profecía, así como la posibilidad de toda irrupción de Dios en la historia de los hombres.

    No se trata de una conclusión tras un estudio desapasionado de los hechos: Se trata del principio en base del que se examinan todas las evidencias.

    Por tanto, ya de entrada, antes de ningún examen abierto de los hechos, se descarta toda posibilidad de que haya una revelación de Dios.

    Pero nuestra existencia, y la de la Biblia, de Israel y de la Iglesia Cristiana permanecen.

    El Origen y desarrollo de la vida
    Las especulaciones acerca del origen y desarrollo de la vida por evolución, en contra de toda la propaganda ideológica que se difunde, están en bancarrota científica:

    Los fósiles, como lo reconocen muchos expertos paleontólogos evolucionistas, y entre ellos Stephen Jay Gould de Harvard, no demuestran una evolución transformista, sino una variación dentro del ámbito de cada forma de vida. Naturalmente, los paleontólogos, como el citado Gould, creen que la evolución es un hecho. Y apoyan su creencia en otras disciplinas, como la genética, la anatomía comparada, etc. Pero la realidad es que en las publicaciones de los expertos en estos campos, las conclusiones han sido tales que estos últimos ¡se apoyan el el registro fósil para creer en la evolución, porque, por ejemplo, «la genética es la ciencia de la conservación del patrimonio específico, y sus relaciones con la teoría de la Evolución no se conocen más que a través de teorías, lo que es bien poco», como reconoce Pierre P. Grassé.

    Por lo que toca a la anatomía comparada, después de las superficialidades pronunciadas desde el siglo pasado, ha hecho frente a enormes problemas, en realidad a barreras insuperables para una perspectiva evolucionista, tanto a nivel embriológico como a nivel de bioquímica molecular. Literalmente, los profesionales se están pasando la patata caliente unos a otros, porque cada científico que cree en la evolución lo hace apoyándose en las divulgaciones e impresiones recibidas en los años jóvenes y sin un examen crítico, creyendo que se han descubierto en otros campos de investigación aparte del suyo aquellos datos que apoyan su creencia. Y naturalmente interpreta sus estudios a la luz de esta creencia que tiene, y los presenta dentro de este marco ideológico.

    Tretas Metodológicas de la «Crítica Literaria»
    La perspectiva atea niega de entrada que Dios exista. Por lo tanto, Dios no podría haberse manifestado a Adán, ni pudo haberse revelado a Noé, ni a Abraham, ni a Moisés. Es necesario entonces inventar una historia plausible acerca de cómo pudo haberse originado el Pentateuco, y como se forjó la nación de Israel, todo ello negando la verdadera historicidad de la estancia de Israel en Egipto, de la peregrinación de Israel en el desierto, de la Conquista de Canaán, y del tiempo de los Jueces, lo cual se nos relata en el Pentateuco y el libro de Josué.

    Estos libros son entonces asignados a una redacción muy posterior, y son considerados como leyendas, por cuanto los acontecimientos milagrosos de que se hacen eco son considerados de antemano como imposibles.

    Todo análisis literario se hace desde la premisa de que no puede haber profecía. Por tanto, los pasajes proféticos de Pentateuco (Génesis 49, Deuteronomio 32, 33, etc.) son necesariamente asignados, debido a esas presuposiciones, a períodos muy tardíos.

    Lo mismo sucede con los pasajes predictivos de Isaías y Daniel. Al examinar esos libros desde una postura atea, los críticos «disciernen» diferentes fuentes para Isaías, con un primer, segundo y tercer autores, o más, en distintos tiempos de la historia. Se considera que la profecía fue dada después del acontecimiento, para concordar con el mismo. Todas las justificaciones literarias de este proceder son ad hoc y totalmente arbitrarias. El ateísmo es la causa de esta crítica, no su consecuencia. Con una premisa atea, no es de extrañar que salgan tamañas conclusiones.

    Con respecto al Nuevo Testamento, que da testimonio de la Persona, dichos, milagros y resurrección de Cristo, la postura atea conlleva una negación de entrada de la sola posibilidad de todo lo dicho. Naturalmente, se ha de dar una explicación al origen del Nuevo Testamento, cuya sola existencia es uno de aquellos hechos tercos de la historia. Para hacerlo desde una perspectiva atea se procede a la negación de que los escritos del Nuevo Testamento sean un verdadero testimonio ocular de los hechos. Se asignan los evangelios a la «reflexión de la comunidad cristiana» acerca de «situaciones vitales» en que se encontraban, y a la invención de milagros y dichos de Jesús para aplicarlos a sus situaciones vitales concretas. Así, hacia el segundo siglo estarían circulando historias en «formas» concretas que finalmente fueron refundidas, y que constituyen un testimonio histórico de una fe mítica de la iglesia, pero en manera alguna el testimonio fidedigno acerca del verdadero Jesús de Nazaret.

    De nuevo, la realidad es que las evidencias niegan la anterior especulación. Se ha llegado a ella por la negación de principio de que lo milagroso, lo divino, pueda ser realidad.

    Pero la evidencia histórica, los datos arqueológicos y la misma estructura interna de los relatos no permiten llegar a estas conclusiones. Lo mismo que con el evolucionismo, en el que un examen cándido de los hechos hace surgir todas las dificultades e imposibilidades de la pretensión evolucionista, los datos de la revelación se resisten a la manipulación crítica. Estas conclusiones son necesarias sólo si se mantiene dogmáticamente, de entrada, la imposibilidad de que Dios haya creado al hombre, le haya revelado Su voluntad, y que el hombre haya caído realmente; que a continuación, Dios se haga hombre, se revele, manifieste Su trascendencia sobre todo lo creado, y sobre la vida y la muerte.

    ¡Esta postura pretende ser intelectualmente abierta! En realidad, es de una total cerrazón metodológica. Niega en principio lo que luego pretende negar como conclusión. No hace un examen de toda la evidencia, sino que descarta selectivamente, de entrada, toda evidencia de lo sobrenatural, de lo milagroso, al no cuadrar con el previo principio metodológico escogido de negación de Dios, el Naturalismo.

    Con esta postura se niega toda la esperanza que Dios realmente ha dado a todo ser humano que acuda a Él, echando a un lado su soberbia y sus cojas excusas pretendidamente intelectuales.

    Santiago Escuain
    © Santiago Escuain 1997
    © Copyright SEDIN 1997 http://www.sedin.org.

    EL PENTATEUCO parte 1

    EL PENTATEUCO parte 1

    UN ESTUDIO DE LOS PRIMEROS CINCO LIBROS DE LA BIBLIA

    Introducción: El Pentateuco – Cinco Libros, Un Sólo Fundamento.

    En las próximas páginas nosotros quisiéramos estudiar el fundamento de toda la revelación bíblica; los cinco libros que se llaman el Pentateuco. Entendemos que para construir un edificio hay que echar el fundamento con mucho cuidado y mucha destreza. Cualquier problema en el fundamento, sin importar cuan pequeño sea, resulta en problemas serios y grandes en la construcción. Y cuando estos problemas aparecen no hay otro remedio que tumbar el edificio y comenzar de nuevo.

    El fundamento determina casi todos los aspectos del edificio. Una vez terminado el fundamento, no se puede cambiar las especificaciones del edificio, no se puede cambiar el plan. Los primeros cinco libros, el Pentateuco, sirven como este fundamento para la gran obra de la Biblia. En ellos nosotros vemos el comienzo de todos los temas bíblicos y en ellos vemos el plan de Dios para el ser humano. Al estudiarlos, nosotros podemos determinar cuáles son estos grandes temas bíblicos y podemos profundizar nuestro conocimiento de ellos. Si quiere saber para dónde va Dios con nosotros, estudie el fundamento!

    La palabra “Pentateuco” quiere decir de cinco partes. Desde tiempos muy antiguos los primeros cinco libros de la Biblia se han agrupado en un sólo libro. Este libro grande se llama el Pentateuco. En el pueblo judío estos cinco libros son conocidos como Tora, o la Ley. Se considera que Moisés es el autor o, por lo menos, la fuente, de casi todos los acontecimientos recordados en estos libros.

    En cuanto a la estructura del Pentateuco, los tres libros en el medio del grupo comparten un evento central, la entrega de la ley de Dios al pueblo de Israel por medio de Moisés. El primer libro, Génesis, amarra el comienzo del pueblo de Dios con el comienzo del mundo, enseñándonos el propósito y plan de Dios desde el principio. El último libro, Deuteronomio, dirige nuestra vista al horizonte del futuro. Habiendo comenzado mirando hacia atrás, nosotros terminamos la lectura del Pentateuco ansiosos y deseosos por saber lo que ha de venir. La historia del Pentateuco se convierte en promesa en cada página; promesa no sólo para los judíos, sino para nosotros también.

    Esperamos que mientras nosotros estudiemos el fundamento de nuestra historia en la Biblia, el Señor nos conceda (como concedió a Moisés en el monte Nebo) un vistazo de nuestro futuro y nuestra tierra prometida.

    La última plaga de Egipto Parte 3

    Las última plaga de Egipto Parte 3

    Autor:Paulo Arieu

    Cronología del Exodo:

    El conocer la fecha aproximada del Éxodo, nos permite saber en que fecha sucedió la Pascua Hebrea, aproximadamente.

    Ver El Éxodo

    Amenhotep III. (1410-1377 a C )  Las tabletas de arcilla de Amarna muestran que los principes de Canaán pidieron ayuda al faraón Amenhotep 111 para luchar contra unos invasores conocidos por el nombre de habiru  Es posible que los israelitas, que habian escapado de Egipto, formaran parte de esta ola de invasores

    Amenhotep III. (1410-1377 a C ) Las tabletas de arcilla de Amarna muestran que los príncipes de Canaán pidieron ayuda al faraón Amenhotep III para luchar contra unos invasores conocidos por el nombre de habiru Es posible que los israelitas, que habían escapado de Egipto, formaran parte de esta ola de invasores

    A. La fecha del éxodo. Muchos estudiosos de la Biblia siguen discrepando acerca de la fecha del Éxodo. Han ideado dos sistemas de fechamiento para el mismo. Hay una fecha temprana, que toma I Reyes 6:1 como una referencia de tiempo precisa, y otra alternativa, que sugiere otra fecha a la que se denomina “fecha tardía”. He aquí los argumentos de ambas posiciones:
    1. La fecha temprana. Este argumento insiste en que los hombres de la antigüedad sabían cómo elaborar calendarios y hacer registros precisos del tiempo, y que establecieron la longitud de cada época con exactitud cronológica. De modo que acepta la fecha de 480 años que da 1 Reyes 6:1, y la afirmación de Jefté, juez que declaró que Israel había ocupado la tierra de Canaán durante unos 300 años (Jueces 11:26). Como ya hemos calculado que el éxodo de Israel comenzó en el año 1446 a.C., podemos sustraer 40 años de su peregrinaje en el desierto para colocar su entrada en Canaán en el año 1406 a.C. Si le restamos los 300 años mencionados en ese versículo, vemos que Jefté habría vivido en el año 1106 a.C. Esto proporciona un tiempo suficientemente largo para el período de los jueces, que gobernaron diversas zonas de Israel antes de la monarquía de Saúl.

    Busto de Amenhotep III en el museo egipcio de Berlin

    Busto de Amenhotep III en el museo egipcio de Berlín

    Los estudiosos de la Biblia que defienden la fecha temprana deléxodo sobre esta base, también mencionan las tablillas de Amarna, fechadas alrededor del año 1400 a.C. Estas tablillas encontradas en Egipto, contienen correspondencia internacional durante la XVIII dinastía, bajo el faraón Amenhotep III (1410-1377 a.C.). Aparecen numerosas peticiones de las ciudades estado de los cananeos, rogando a los egipcios que los ayuden a expulsar a los habiru, o invasores nómades, aunque no hay muchas evidencias de que este grupo incluyera a los israelitas. Si aceptamos la fecha temprana del Exodo (1446 a.C.), y luego agregamos los 40 años de su peregrinaje por el desierto, la fecha de su invasión a Canaán sería el 1406 a.C, y los habiru podrían haber sido los israelitas.

    Ver Templo de Amenhotep III en Luxor (West Bank)

    2.La fecha tardía. Los estudiosos que sostienen esta teoría afirman que Moisés sacó a los israelitas de su esclavitud durante la dinastía de Egipto, que comenzó en el año 1318 a.C. La línea principal de evidencias para esa fecha tardía es la aparición de nuevas formas culturales en Palestina, específicamente la destrucción de jericó por invasores extranjeros alrededor de esa fecha. Los especialistas que la defienden, señalan que el faraón de esa época era Ramsés II (ca,1304-1238 a.C.), y creen que fueron esclavos hebreos los que edificaron las ciudades de almacenaje (Pitón y Ramesés) durante ese reinado (Exodo 1:11;123:37; Números 33:3). Ramsés II menciona haber usado trabajadores esclavos de entre los apiru — quizás la palabra egipcia por -”hebreos” — para edificar las ciudades-granero. Otros estudiosos creen que fue un faraón anterior el que primero edificó estas ciudades.  Pero en ese caso Ramsés II sin duda las debe haber reedificado y puesto a una de ellas su nombre. Los testimonios arqueológicos parecen indicar esto. Si damos por sentado que los hebreos edificaron estas ciudades para Ramsés II, habrían salido de Egipto algunos años después, alrededor del 1275 a.C.; y conquistad Canaán después del año 1235, fecha que estos especialistas consideran confirmada, gracias a los hallazgos arqueológicos que muestran Ia destrucción de varias ciudades cananeas.

    Ahora bien, debemos notar que los faraones de la época de Ramsés II usaban los mismos nombres empleados por los reyes hicsos de Egipto (1730-1570 a.C.). Ramsés adoraba a los mismos dioses que adoraban los hicsos. De modo que los esclavos hebreo» bien pudieron haber trabajado en estas ciudades para los reyes hícsos. En efecto, los hicsos podían tener buenas razones para oprimir a los israelitas, pues eran igualmente de origen semita, y consjderaban a los israelitas como sus encarnizados rivales. En ese caso Éxodo 1:13 y ss. podrían estar describiendo sucesos de la XVIII dinastía, que fue la que desalojó a los reyes hicsos.

    Si suponemos que el éxodo tuvo lugar en el siglo XIII, tropezamos con numerosas dificultades. Si se data el éxodo alrededor del año 1275 y las conquistas después del 1235 a.C., y si Saúl ascendió al trono alrededor del año 1043 a.C., sólo unos 230 años habrían podido transcurrir desde el éxodo hasta el reinado de Saúl, y sólo 190 años desde la conquista hasta Saúl.

    Fuente bibliográfica:

    J.I. Packer, Merril C.Tenney,WIlliam White Jr. El mundo del Antiguo Testamento, pp. 47-49, 1985, edit. Vida,Miami,Fla.,E.U

    ¿Qué efecto ha tenido la Biblia en América del Sur?

    ¿Qué efecto ha tenido la Biblia en América del Sur?

    Autor: Paulo Arieu

    Descargar que-efecto-ha-tenido-la-biblia-en-america-del-sur.pdf

    “La conquista y evangelización católica de América constituyen dos de los hechos más singulares de la cultura occidental y de la historia de la humanidad. Los errores y aciertos de esta conquista, tuvieron su génesis en los primeros decenios de la colonización.

    La evangelización católica de América fue lenta y desigual, quedando grandes masas de población sin evangelizar o evangelizadas de manera superficial.

    En la actualidad se calcula que los protestantes son ya el 16% de la población de Hispanoamérica. En países como Guatemala o El Salvador el número asciende al 20%.

    Latinoamérica es el resultado de una serie de transformaciones sociales, políticas y culturales. El protestantismo, como movimiento religioso minoritario, influyó en mayor o menor medida en la formación de esa realidad, pero su espectacular crecimiento en los últimos treinta años, le consolida como una fuerza a tomar en cuenta en el futuro próximo de la mayor parte de los países latinoamericanos.

    Un cambio tan rápido y general ha producido un gran número de tensiones. Queremos acercarnos brevemente a la mayor transformación religiosa del siglo XX y, con toda probabilidad, del siglo XXI.” [0]

    “No fue hasta casi cinco siglos después que los europeos llegaron allí tras el “descubrimiento” de Cristóbal Colón cuando se crearon colonias permanentes e incluso ciudades como San Juan en Puerto Rico (la primera ciudad fundada por europeos en el Nuevo Mundo), o San Agustín en la Florida (primera ciudad europea en lo que hoy es Estados Unidos).

    El propio Cristóbal Colón aunque tenía un objetivo claramente comercial (llegar a las Indias, navegando hacía el Oeste), y que por ello fue respaldado por los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, tenía en su mente también el llevar la fe de Cristo a estos nuevos pueblos y por ello daba gracias al Señor. 

    Leemos en una carta que envió a los Reyes (Epístola de Insulis Nuper Inventis) tras llegar por primera vez al Nuevo Mundo: que toda la Cristiandad dé gracias al Salvador, nuestro Señor Jesucristo, que nos ha concedido tan grande victoria y recompensa… que Cristo se regocije en la tierra así como lo hace en el Cielo al anticipar que tantas almas de estos pueblos perdidos van a ser salvadas.

    Regocijémonos también nosotros, tanto por la exaltación de nuestra fe como por el incremento de bienes temporales en los que no tan sólo España sino toda la Cristiandad va a compartir.

    Posteriormente y en diversas oleadas muchos misioneros fueron enviados a todas partes de América, en especial del Centro y del Sur para evangelizar aquellas gentes y tierras. En cuanto a la América del Norte las influencias más importantes serían de protestantes europeos (ingleses, holandeses, franceses, etc.) que fueron llegando aunque en fechas más tardías.

    España y Portugal fueron las dos naciones protagonistas de la inicial cristianización misionera del resto del mundo, en especial a partir de la época de los Reyes Católicos.

    El cristianismo se hallaba prácticamente centrado en Europa a finales del siglo XV, y en aquellos tiempos se podía hablar de “la Cristiandad” como sinónimo de Europa. Dos hechos de alcance mundial modificarían para siempre el panorama religioso del mundo:

    a) El descubrimiento de América (1492), y 

    b) La Reforma Protestante (1517)

    Tras la caída del poder mogol en Asia, que era tolerante con los extranjeros y permitía un tránsito pacífico de las caravanas europeas, se incrementó enormemente la dificultad de los viajes hacia Asia para buscar especies, seda y otros bienes apreciados por los europeos. La animadversión de los musulmanes (justificada por el comportamiento de los mal llamados cristianos de las Cruzadas), y la poca simpatía hacía los extranjeros de las nuevas dinastías chinas plantearon como alternativa el viaje por mar.

    Los portugueses hicieron grandes progresos en la navegación hacia las Indias circunnavegando África. Los españoles, y más tarde franceses e ingleses, se decantaron por ir hacia el Oeste.

    Tras el “descubrimiento” España y  Portugal que eran, por entonces, las dos mayores potencias mundiales decidieron repartirse el mundo. Ambas naciones que eran rígidamente católicas querían evitar un nuevo enfrentamiento y buscaron un árbitro en el Papa, por aquel entonces era Alejandro VI, que era español de  nacimiento. Los Reyes Católicos le solicitaron que legislase en esa materia y así en mayo de 1.493 el Papa trazó una línea desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, que pasaba a unos 160 kilómetros de las islas de Cabo Verde.

    Las tierras que estuviesen al Oeste de esta línea (el Nuevo Mundo) pertenecían a España, lo que quedara al Este sería para Portugal.

    Un año más tarde, en junio de 1494 y en virtud del Tratado de Tordesillas esa línea se modificaría y se desplazaría unos 1.100 kilómetros al Oeste (meridiano 46° de longitud Oeste) por petición de Portugal. Esta nueva línea, aún sin tal vez saberlo entonces, pasaba sobre Brasil y gracias a ello Portugal tuvo la posibilidad de llegar, legalmente, al Nuevo Mundo.” [2]

    «La historia de la Iglesia en América Latina ha pasado por dramáticos acontecimientos, desde la época de la primera evangelización y luego en los siglos posteriores. Grandes virtudes, santidad, martirio, manifestaciones de fe hasta el heroísmo y también enormes pecados. Todo como parte de un itinerario pascual de transformación, desde situaciones de muerte hacia realidades de Vida.»[3]

    «Todavía no ha sido valorado suficientemente el papel que ha jugado la Biblia en la difusión del protestantismo desde el siglo XVI. La historia de esta rama del cristianismo es inconcebible sin la Biblia, la cual ha llegado a ser un distintivo por el papel que juega en la vida personal y comunitaria en la mayoría de estas Iglesias. 

    En este sentido, no es extraño encontrar que la difusión de la Biblia en lengua popular fue la primera actividad en ese proceso que hemos llamado aquí “la evangelización protestante en Latinoamérica”. Y que la lectura de ese libro haya traído como consecuencia una actitud crítica hacia las prácticas de la Iglesia romana por parte de sacerdotes y laicos católicos con inquietudes espirituales que no pocas veces los hizo más receptivos hacia las doctrinas protestantes. Casi en todos los países latinoamericanos hay ex sacerdotes en los orígenes de los protestantismos nacionales, para los cuales la lectura directa de la Biblia revolucionó su manera de pensar y comprender la fe cristiana.»[4]

    «A la América Latina llegaron primero los protestantes antes que el protestantismo y sus Iglesias. De la misma manera que las ideas protestantes antecedieron muchas veces a los misioneros profesionales de estas Iglesias. La diversidad de experiencias históricas que se dio en cada país sobre cómo llegaron y se difundieron las ideas protestantes hace difícil cualquier generalización. Nos proponemos aquí dar algunos ejemplos de la diversidad histórica que se dio en la difusión de las ideas protestantes en el subcontinente latinoamericano… Los protestantes europeos se hicieron presentes en el Nuevo Mundo desde el siglo XVI, poco tiempo después de iniciado el movimiento de Reforma. Junto a los individuos que llegaban a América y que se habían adherido o eran simpatizantes de alguno de los movimientos de la Reforma, y la literatura protestante que lograba introducirse a las colonias, el protestantismo hizo también acto de presencia como un imaginario temido por la Corona española y la Iglesia católica.» [5]

    Congregaciones protestantes en México, 1875-1910 [6]

    Año      1875 1882 1888 1892 1897 1903 1910

    Número 125  239   393  469   600   550  700

    Iglesias y organismos misioneros protestantes en el Caribe, siglo XVII-XIX [7]

    1623-35 Anglicanos Caribe Oriental

    1655 Anglicanos Jamaica

    1667 Iglesia Reformada Surinam

    1732 hermanos moravos Saint Thomas

    1735 hermanos moravos Surinam

    1735 Moravos Guyana Holandesa

    1783 bautistas Jamaica

    1776 anglicanos Belice

    1797 anglicanos Trinidad

    1822 bautistas Belice

    1824 metodistas Belice

    1874 anglicanos Puerto Rico

    1883 metodistas Cuba

    «En Cuba, por ejemplo, dónde el régimen se ha vuelto algo más tolerante desde la visita del Papa, 218.000 Biblias fueron distribuidas» [8]

    El investigador estadounidense David Stoll en su libro “¿América Latina se vuelve protestante?”, pronosticó que «Al finalizar el siglo XXI los evangélicos constituirán 30% de la población de la región. » [9]

    «Ese fenómeno ya está ocurriendo en Guatemala, donde 31% de la población es evangélica, y empieza a alcanzar dimensiones importantes en países como Chile (25%) y Brasil (15,4%). » [10]

    «La campaña efectuada en América Central por iglesias de origen norteamericano se tradujo en una modificación de la relación de fuerzas que existía tradicionalmente en la región: en la actualidad, Guatemala es -proporcionalmente el  país de América Latina donde los evangélicos tienen mayor influencia.

    “Estimamos que somos como 3,5 millones de los 11,2 millones” de habitantes, lo que equivaldría a 31%, dijo Manuel Dionicio, secretario ejecutivo de la Conferencia de Iglesias Evangélicas de Guatemala, que aglutina a los feligreses de 18.000 templos.” [11]

    Pero la mayor potencia protestante del continente es -por evidentes razones demográficas- Brasil. En ese país, que también suele ser definido como el “gigante católico”, los evangélicos son unos 25 millones, según reveló el censo de 2000. Esa radiografía poblacional demostró que, en la última década, la población que se confiesa evangélica aumentó de 9% a 15,4% de los 169,6 millones de habitantes de Brasil. La expansión se produjo en detrimento de los católicos, que en ese mismo período se redujeron de 83,8% a 73,8% del total de la población. La disminución es más notoria si se considera que sólo 12% de los católicos se declaran practicantes… “El pluralismo y la competencia dominan hoy el escenario religioso de América Latina y nada hace suponer que esa tendencia revierta en los próximos años”, afirma el teólogo luterano brasileño Walter Altmann…

    “Latinoamérica ya no es un continente homogéneo desde el punto de vista religioso, o sea, católico romano”, precisó. Desde 1960 los evangélicos también duplicaron su presencia porcentual en Paraguay, Venezuela, Panamá y Haití, triplicaron su proporción en Argentina, Nicaragua y República Dominicana y la cuadriplicaron en Brasil y Puerto Rico. En Colombia y Ecuador se sextuplicaron; y en Guatemala, se septuplicaron…

    Entre las iglesias cristianas en auge destacan las llamadas pentecostales, identificadas así porque subrayan la acción directa del Espíritu Santo y sus dones mencionados en el Nuevo Testamento (sanación, profecía, don de lenguas), que muchas veces se hacen tangibles en fuertes emociones… Las iglesias pentecostales son la rama evangélica con más crecimiento en América Latina y, en ciertos casos, llegan a constituir entre 80 y 85% de los protestantes, según cifras de un informe católico…El desarrollo de los pentecostales se debe a que, en su mayoría, propugnan una mejora de las condiciones económicas de sus seguidores en la tierra, aplicando la llamada “teología de la prosperidad”, una noción acuñada en Estados Unidos, explicó el antropólogo guatemalteco. 

    Estuardo Zapeta, estudioso del tema… Según el investigador, Guatemala se ha convertido en el primer país exportador de misioneros evangélicos de la región. “El principal mercado es Estados Unidos por los emigrantes económicos -estimados en 1,3 millones y luego viajan a España, Chile y Argentina”, aseguró…

    “Estas iglesias están abriendo la posibilidad de que ciertos cuerpos sociales puedan asumir por sí mismos, por primera vez en mucho tiempo, la administración de su propia fe, en contraste con lo que ocurre en confesiones estructuradas jerárquicamente y centralistas”, dijo Rubén Ruiz, del Centro Coordinador y Difusor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México…No se trata de un fenómeno exclusivo del continente. “La tendencia en general de la práctica de la fe en el tercer milenio es la de una individualización”, señala Ruiz, historiador y autor de varios estudios sobre la difusión del protestantismo en América…”

    La gente está tratando de regresar a la satisfacción de lo religioso por vías alternativas y eso produce la tremenda explosión de nuevas iglesias y credos”, agregó. Esto no ocurre sólo con los llamados movimientos pentecostales, también se refleja en los números de otras creencias como los Testigos de Jehová, cuyo número de fieles casi iguala al de los católicos en Cuba, según las cifras oficiales, y de la Iglesia de Jesucristo de Todos los Santos de los Últimos Días (llamados comúnmente mormones), que recientemente ha inaugurado lujosos templos en varias ciudades como México y Bogotá…. Mientras la iglesia Católica mantiene su credibilidad, líderes de otras iglesias irrumpen con fuerza en el panorama político de muchos países, un fenómeno creciente en las últimas dos décadas…En Brasil, el número de evangélicos en el parlamento llegó a 60 en las últimas elecciones de 2002. El voto de los electores protestantes fue decisivo para que el ex obrero metalúrgico Luiz Ignacio Lula da Silva accediera a la presidencia…En Guatemala, dos fieles de iglesias protestantes llegaron al poder: el ex dictador Efraín Ríos Montt (1982-83) y Jorge Serrano Elías (1991-93)…En Paraguay, en agosto asumirá la presidencia Nicanor Duarte, electo por el Partido Colorado que desde 1947 gobierna el país, y que será el primer gobernante cristiano no católico de ese país.

    Incluso en Cuba, dos pastores evangélicos integran la Asamblea Nacional, órgano en el cual no participa ningún católico…En 2003, cinco siglos después de la llegada de los primeros misioneros, el vasto territorio descubierto por Colón dejó de ser un feudo inexpugnable del catolicismo…Para un observador imparcial, América Latina es el escenario de una verdadera guerra de religiones entre una iglesia mayoritaria que trata de mantener su supremacía y una multitud de doctrinas, sectas y prácticas sincréticas que pugnan por un mercado de casi 500 millones de almas. » [12]

    David Stoll opina que «con excepción de algunas contribuciones que provienen de otros países, principalmente del noroeste de Europa y de la Comunidad Británica, la misión evangélica mundial es una empresa norteamericana. Esto es particularmente cierto en América Latina, donde la mayor parte de los misioneros protestantes son norteamericanos. En un tiempo, la mayoría estuvo comisionada por las denominaciones principales afiliadas al Consejo Mundial de Iglesias (CMI). 

    Pero a medida que el CMI empezó a preocuparse por la justicia social, muchos de sus misioneros dejaron el campo a las iglesias nacionales. Su retiro fue más que compensado por los evangélicos, para quienes la justicia social es menos importante que ofrecer la única escalera de escape a la condena eterna… Cambiar el corazón del hombre es la única manera de cambiar el medio». Gracias en parte a una confraternidad de empresarios, el Ministro sandinista del Interior dio su aprobación a la distribución masiva de biblias» [13]

    El teólogo C. René Padilla, en una nota para la revista Iglesia y Misión, titulado “Todo el Evangelio para todos los pueblos desde América Latina”, escribió que «Los últimos años han visto un crecimiento inusitado del interés en  la obra misionera en círculos evangélicos en América Latina. Ya a mediados de la década de los años setenta se realizó en Curitiba el primer congreso misionero evangélico a nivel latinoamericano, organizado por la Alianza Bíblica Universitaria del Brasil. Desde ese entonces la visión de llevar el Evangelio a todo el mundo se ha extendido ampliamente. De ello dan testimonio los congresos misioneros realizados (comenzando con COMIBAM, en noviembre de 1987), la literatura publicada y los cursos de misionología que se ofrecen (¡por primera vez!) en muchas instituciones teológicas en todo el continente. Como muestra su lema, CLADE III quiere hacer de esa preocupación por llevar el Evangelio a “todos los pueblos” un tema fundamental de su reflexión.» [14]

    «Estamos en presencia del pluralismo en el campo religioso latinoamericano.América Latina ya no es católica en el sentido tradicional del término…. A fines de la década de 1980, América Latina se estaba volviendo protestante. En la primera década del siglo XXI, el crecimiento de esas iglesias alternativas se ha detenido o su ritmo se ha hecho lento. Por el contrario, lo que no se puede poner en duda es que las tasas de crecimiento del catolicismo se han estado revirtiendo sistemáticamente en los últimos cien años… Estamos ahora en presencia de un claro pluralismo en el campo religioso de América Latina. ¿Qué sentido tiene afirmar que la región ya no es católica, cuando la Iglesia Católica todavía goza de un espacio privilegiado y su influencia es notoria en la sociedad? ¿Está el catolicismo en declive en América Latina? América Latina ha dejado de ser católica en el sentido tradicional del término. Las alternativas al catolicismo no han provenido (salvo las excepciones históricas de Cuba y Uruguay) del crecimiento de la no creencia y mucho menos del ateísmo. Por otra parte, América Latina es más católica sólo en forma relativa. Los países de América Latina siguen teniendo un espacio privilegiado (y de hecho conforman una notable proporción) en el marco del catolicismo mundial. La totalidad de la población católica de sus 19 países alcanza a 447 millones de personas, lo que representa el 47,98% de los 932 millones y medio de católicos de los cien países más católicos a nivel mundial (ver Anexo, Tabla I).

    No puede afirmarse que América Latina haya dejado de ser católica y que se haya vuelto protestante. Pero tampoco puede sostenerse que América Latina siga siendo católica con las características, el sentido y la significación que lo fuera hacia principios de siglo XX cuando los católicos representaban el 92,3% de la población  o, más recientemente, cuando los católicos seguían manteniendo un porcentaje que se elevaba al 89,7% de la población (1970). Las estimaciones para el año 2000 llevan este porcentaje al 85,06%, correspondiendo a Meso América y el Caribe hispano un 82,3% y a Sudamérica un 87,5% Otra fuente, la Enciclopedia Online Nationmaster.com, estima un 81,01% de católicos hacia el año 2000. Como se observa, los datos del World Value Survey y de la World Christian Database coinciden en elevar la tasa de no católicos por encima del 12% en los países analizados. La Enciclopedia Nationmaster, por su parte, lo eleva a más del 16%. Las cifras a nivel mundial que entrega la Enciclopedia Británica en 1999 indica que los protestantes de América Latina son un número considerablemente menor que aquellos de Europa, África y Norteamérica; y son casi tantos como en Asia. Los clasificados como donde presumiblemente se encuentran los pentecostales tampoco son mayoría en relación a otros continentes: hay muchos más en Asia, África y Norteamérica. Por último, los ortodoxos y anglicanos de América Latina constituyen una ínfima minoría en relación con sus comunidades en el mundo. Lejos está América Latina de haberse convertido en un continente protestante. Si se analizan los datos por subregiones, se distinguen al menos tres grupos: 

    a) Países en los cuales hay una cifra más elevada de adhesiones a alternativas evangélicas (Brasil, Guatemala, Chile, Honduras, El Salvador, Panamá, Costa Rica, República Dominicana, Bolivia).

    b) Países en los cuales hay una elevada presencia de católicos pero cuyos campos religiosos comienzan a pluralizarse (México, Nicaragua, Ecuador, Perú, Argentina,Venezuela, Colombia, Paraguay).

    c) Países en los cuales la menor presencia de adhesiones al catolicismo se debe al incremento del fenómeno de la no creencia (Cuba, Uruguay).

    Los datos de la World Value Survey ponen en evidencia que la situación de América Latina dista mucho todavía de un panorama de abierto y claro pluralismo religioso como el que se observa en la vecina Norteamérica pero, al mismo tiempo, está en una situación clara de mayor pluralismo que el caso español. [15]

    «Stoll atribuye la expansión de las doctrinas protestantes a una intensa campaña de penetración lanzada por varias iglesias de Estados Unidos, con el apoyo del gobierno de Washington, y que se intensificó en América Central en la década de los ochenta. El objetivo de esa ofensiva era frenar el avance de la Teología de la Liberación, una reflexión de sacerdotes católicos que priorizaban la llamada opción preferencial por los pobres y la acción política. Washington consideraba esa posición como peligrosamente cercana al comunismo.»[16]

    “Respecto a la errónea apreciación de David Stoll, podemos citar esta nota de un portal de Internet que nos muestra que “Con el tiempo –contradiciendo a la falsa teoría del control norteamericano- han surgido iglesias de carácter nacional, totalmente desconectadas de las de Estados Unidos, e incluso, existen iglesias “híbridas”, que integran elementos religiosos tomados del cristianismo protestante, católico e incluso de otras religiones no cristianas como la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), nacida en Brasil.”[17]

    Notas:

    [1] http://historiaparaeldebate.blogcindario.com/2007/11/00005-america-latina-i.html

    [2] http://historiaparaeldebate.blogcindario.com/2007/11/00006-america-latina-ii.html

    [3] http://www.comboni.org/index.php?Lingua=ES&ca=10239&CodNews=101386&s=1

    [4] http://www.cenpromex.org.mx/revista_ftl/ftl/textos/carlos_mondragon.htm

    [5] http://www.cenpromex.org.mx/revista_ftl/ftl/textos/carlos_mondragon.htm

    [6] http://www.cenpromex.org.mx/revista_ftl/ftl/textos/carlos_mondragon.htm

    [7] Jean-Pierre Bastian, Los disidentes: Sociedades protestantes y revolución en México, 1872-1911, México, Fondo de Cultura Económica, 1991, p. 320., http://www.cenpromex.org.mx/revista_ftl/ftl/textos/carlos_mondragon.htm

    [8] www.elportalcristiano.com/pressto/pressto.php3?acciondoc=doc&id_doc=571&seccion=36

    [9] http://www.geocities.com/Heartland/Acres/1142/Noticias/noticias_05_abr.htm

    [10] http://www.geocities.com/Heartland/Acres/1142/Noticias/noticias_05_abr.htm

    [11] http://historiaparaeldebate.blogcindario.com/2007/11/00011-

    [12] http://sectas.cmact.com/Noticias/noticias_05_abr.htm

    [13] http://www.nodulo.org/bib/stoll/ilv1c.htm

    [14] http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1492

    [15] http://www.accessmylibrary.com/coms2/summary_0286-32159228_ITM

    [16] http://www.geocities.com/Heartland/Acres/1142/Noticias/noticias_05_abr.htm

    [17] http://ceirberea.blogdiario.com/1196094780/

    Seamos sobrios y digamosle no a las drogas!

    Seamos sobrios y digamosle no a las drogas!

    Autor: Pablo Santomauro

    Gálatas 5: 19-21 –   “Y manifiestas son las obras de la carne PECADO), que son: adulterio, fornicacion, inmundicia, lascivia. 20 – idolatria, HECHICERIAS, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejias. 21- envidias, homicidios, borracheras, orgias, y cosas semejantes a estas, acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que LOS QUE  PRACTICAN TALES COSAS NO HEREDARAN EL REINO DE DIOS”.

    Puse en mayúsculas la palabra Hechicerías – en griego = FARMAKIA, farmakeion. De esta palabra derivan nuestros términos “farmacia”, “farmacéutico”, etc.

    Junto con los encantamientos se usaban drogas, sustancias que alteran la mente para invocar poderes — aun hoy las drogas están asociadas con el satanismo y lo oculto en general. Nuestros hijos estan expuestos a esta tentación más de los que uds. se pueden imaginar. Muchos de nuestros hijos estan explorando estas cosas.

    El mes pasado, el mundo del espectáculo se vio sorprendido / sacudido por la muerte de Heath Ledger, un actor australiano de 28 años de edad – the Patriot, Brokeback Mountain, The Dark Knight  – su cuerpo fue encontrado muerto en su apartamento en Nueva York – sobredosis.

    Este es el último de los casos de muerte de un artista conocido – Anna Nicole (que no era artista ni era nada) anteriormente …… pero todo el mundo hace drogas en Hollywood. Todos estos escándalos en las vidas de Britney Spears, Lindsay Loahn, Paris Hilton …. Detrás de todo esto hay drogas y alcohol.

    La palabra “farmakeion” (hechicerías) la volvemos a encontrar en Apocalipsis – leer pasaje …

    La Gran Tribulación (en el final de los tiempos, cuando venga el Juicio de Dios sobre la tierra) será un período donde el uso de las drogas no será controlado. Las drogas jugarán un papel importante en las vidas de los que se pierden y servirán varios propósitos. Entre ellos, las drogas les permitirán poder soportar los sufrimientos causados por los juicios de la Gran Tribulación.

    Por útimo, la Biblia da mandamiento a los cristianos de ser SOBRIOS. La palabra por extensión incluye las nociones bíblicas de ser “dueños de nosotros mismos”, “velad”, “estad alertas”, etc., cosas muy difíciles de hacer cuando estamos volando por la estratósfera gracias a la fumadita y otras cosas.

    Dios te bendiga

    Pablo Santomauro

    Carl Lewis explicó en Pekín que el ‘hijo del viento’ es también hijo de Dios

    Carl Lewis explicó en Pekín que el ‘hijo del viento’ es también hijo de Dios

    Miércoles 27 de Agosto del 2008
    Sociedad
     China

    PEKÍN, China (Mundo cristiano/ACPress.net) El hombre llamado “atleta del siglo XX”, Carl Lewis, se presentó durante los recién clausurados Juegos Olímpicos en China ante una gran audiencia en una iglesia de Pekín para hablar de su fe en Jesús como cristiano evangélico.

    Él junto a otros atletas olímpicos cristianos, se tomaron un tiempo para compartir sobre su relación personal con Jesucristo en una iglesia de Pekín durante el desarrollo de los Juegos, clausurados este pasado domingo 24 de agosto. 

    El legendario atleta y campeón olímpico compartió a la gente sobre su fe y el impacto espiritual en su carrera. “Así como Dios puso personas cristianas maravillosas en mi vida, usted puede ser parte de esa gente que Jesús pone en la vida de los demás”, aseguraba Lewis a sus oyentes. 

    Era frecuente ver a Lewis orando antes de las grandes pruebas durante su etapa como atleta profesional, en la que se le conocía con el sobrenombre de ‘hijo del viento’ por su gran velocidad que le hacía parecer como que flotaba en el aire. Ahora prefiere ser conocido como hijo de Dios. 


    Carl Lewis fue un atleta especialista en pruebas de
    velocidad y salto de longitud, que ganó 10 medallas olímpicas.

     

    Durante su mensaje Lewis tuvo un momento para exponer sus propios logros atléticos ante la perspectiva de las ocho medallas de oro que obtuvo el nadador estadounidense Michael Phelps en Pekín. “Toda la semana tuve que lidiar con preguntas sobre Michael Phelps… que quien es el atleta más grande de todos los tiempos, que si es él o si soy yo… Yo fui el atleta del siglo y como el siglo ya terminó nadie me puede quitar eso… 

    Por la mañana temprano, en la villa olímpica, aparte de Lewis, unos 40 atletas, entrenadores y capellanes evangélicos pudieron reunirse para alabar y orar juntos a Dios. 

    El comité olímpico de Pekín proveyó –con restricciones- servicios religiosos para atletas de varias religiones como Cristianismo, Islam, Budismo e Hinduismo. Uno de los capellanes que han asistido a los Juegos Olímpicos es Reid Lamphere, que viajó junto con un grupo cristiano evangélico denominado Atletas en Acción, que apoya y asesora espiritualmente a atletas de todo el mundo. “Hay grandes decepciones y frustraciones pues no todos ganan medallas así que quisimos estar aquí para traer a Jesús al centro de atención de sus vidas”, afirmaba Reid. 

    Atletas en Acción tuvo permiso del gobierno chino para distribuir un documental que muestra la fe en Jesús de algunos de los mejores atletas del mundo. Mientras a los extranjeros se les permiten todas estas actividades, tanto en iglesias y casas de todo el país los cristianos chinos siguen orando por poder disfrutar de libertad religiosa en su nación tras la terminación de los juegos olímpicos.

    http://ceirberea.blogdiario.com/1219856400/

    Origen de la vida

    Origen de la vida

    Estromatolitos del precámbrico en la Formación Siyeh, Parque Nacional de los Glaciares, Estados Unidos. En 2002, William Schopf de la UCLA publicó un polémico articulo en la revista Nature defendiendo que este tipo de formaciones geológicas fueron creadas por cianoficeas fósiles con una antigüedad de 3.500 millones de años  De ser cierto, serian las formas de vida más antiguas conocidas. 

    Estromatolitos del precámbrico en la Formación SiyehParque Nacional de los GlaciaresEstados Unidos. En 2002, William Schopf de la UCLA publicó un polémico artículo en la revista Nature defendiendo que este tipo de formacionesgeológicas fueron creadas por cianofíceas fósiles con una antigüedad de 3.500 millones de años1 De ser cierto, serían las formas de vida más antiguas conocidas.

    La cuestión del origen de la vida en la Tierra, ha generado en lasciencias de la naturaleza un campo de estudio especializado cuyo objetivo es elucidar cómo y cuando surgió. La opinión más extendida en el ámbito científico establece la teoría de que la vida evolucionó de la materia inerte en algún momento entre hace 4.400 millones de años, cuando se dieron las condiciones para que el vapor de aguapudiera condensarse por primera vez2 y 2.700 millones de años, cuando la proporción entre los isótopos estables de carbono (12C y13C), de hierro (56, Fe 57Fe y 58Fe) y de azufre (32S, 33S, 34S y 36S) inducen a pensar en un origen biogénico de los minerales ysedimentos que se produjeron en esa época3 4 y los biomarcadores moleculares indican que ya existía la fotosíntesis.5 6 Además entrarían aquí ideas e hipótesis sobre un posible origen extraplanetario o extraterrestre de la vida (panspermia), que habría sucedido durante los últimos 13.700 millones de años de evolución del Universo conocido tras el Big Bang.7

    El cuerpo de estudios sobre el origen de la vida forman un área limitada de investigación, a pesar de su profundo impacto en labiología y la comprensión humana del mundo natural. En el objetivo de reconstruir el evento se emplean diversos enfoques basados en estudios tanto de campo como de laboratorio:

    • Por una parte el ensayo químico en el laboratorio o la observación de procesos geoquímicos o astroquímicos que produzcan los constituyentes de la vida en las condiciones en las que se piensa que pudieron suceder en su entorno natural.
    • En la tarea de determinar estas condiciones se toman datos de la geología de la edad oscura de la tierra a partir de análisis radiométricosde rocas antiguas, meteoritosasteroides y materiales considerados prístinos, así como la observación astronómica de procesos deformación estelar.
    • Por otra parte, se intenta hallar las huellas presentes en los actuales seres vivos de aquellos procesos mediante la genómica comparada y la búsqueda del genoma mínimo.
    • Y por último se trata de verificar las huellas de la presencia de la vida en las rocas, como microfósiles, desviaciones en la proporción deisótopos de origen biogénico y el análisis de entornos, muchas veces extremófilos semejantes a los paleoecosistemas iniciales.

    Los progresos en esta área son generalmente lentos y esporádicos, aunque aún atraen la atención de muchos dada la importancia de la cuestión que se investiga. Existe una serie de observaciones que apuntan las condiciones fisicoquímicas en las cuales pudo emerger la vida, pero todavía no se tiene un cuadro razonablemente completo acerca de cómo pudo ser este origen. Se han propuesto varias teorías, siendo las más importantes en cuanto al número y calidad de investigadores que la apoyan la hipótesis del mundo de ARN y la Teoría del mundo de hierro-sulfuro8 Estas explicaciones no pretenden discernir sobre aspectos religiosos que examinan el papel de la voluntad divina en el origen de la vida (creacionismo), ni sobre aspectos metafísicos que ilustren acerca las causas primigenias.

    Historia del problema en la ciencia

    La cuestión de la generación espontánea: de Aristóteles a Pasteur

    La concepción clásica de la abiogénesis, que actualmente se conoce más específicamente como generación espontánea, sostenía que losorganismos vivos complejos se generaban por la descomposición de sustancias orgánicas. Por ejemplo, los ratones surgían espontáneamente en el grano almacenado o que las larvas aparecían espontáneamente en la carne. El término fue acuñado por el biólogo Thomas Huxley en su obra “Biogenesis and abiogenesis” en 1870.

    La tesis de la generación espontánea fue defendida por Aristóteles, quien afirmaba, por ejemplo que era una verdad patente que los pulgonessurgían del rocío que cae de las plantas, las pulgas de la materia en putrefacción, los ratones del heno sucio, los cocodrilos de los troncos en descomposición en el fondo de las masas acuáticas, y así sucesivamente (AristótelesGeneratio Animalium e Historia Animalium). Todos ellos surgían merced a una suerte de fuerza vital a la que da el nombre de “Entelequia“. El término empleado por Aristóteles y traducido posteriormente por espontáneo es “αυτοματικóς”, es decir, fabricado por si mismo.

    La autoridad reconocida durante siglos al filósofo estagirita hizo que esta posición prevaleciera durante siglos y fuera admitida por pensadores tan ilustres como DescartesBacon o Newton. Por ejemplo, en el siglo XVI, el químico y naturalista Jan Baptista van Helmont, padre de labioquímica, llega a afirmar en su obra Ortus medicinae 1648 que:

    Los piojos, garrapatas, pulgas y gusanos surgen de nuestras vísceras y excrementos. Si juntamos con trigo la ropa que usamos bajo nuestro atuendo cargada de sudor en un recipiente de boca ancha, al cabo de 21 días cambian los efluvios penetrando a través de los salvados del trigo, y transmutando éstos por ratones. Tales se pueden ver de ambos sexos y cruzar con otros que hayan surgido del modo habitual…

    Por la parte contraria, en 1546 el médico Girolamo Fracastoro estableció la teoría de que las enfermedades epidémicas estaban provocadas por pequeñas partículas diminutas e invisibles o “esporas“, que podrían no ser criaturas vivas, pero no fue aceptado ampliamente. Posteriormente, Robert Hooke publicó los primeros dibujos sobre microorganismos en 1665. También se le conoce por dar el nombre a lacélula, que descubrió observando muestras de corcho.

    Lazzaro Spallanzani, humanista, erudito y cientifico italiano, llamado el "biólogo de biólogos". Uno de los primeros personajes que se preocupó de buscar una explicación cientifica al origen de la vida, combatiendo la idea de la generación espontánea 

    Lazzaro Spallanzani, humanista, erudito y científico italiano, llamado el “biólogo de biólogos”. Uno de los primeros personajes que se preocupó de buscar una explicación científica al origen de la vida, combatiendo la idea de la generación espontánea

    En el siglo XVII estos supuestos comienzan a cuestionarse, como por Sir Thomas Browne en suPseudodoxia Epidemica, subtitulada Enquiries into Very many Received Tenets, and Commonly Presumed Truths (Indagaciones sobre los principios tantas veces admitidos y las verdades comúnmente supuestas), de 1646, un ataque la las falsas creencias y “errores vulgares”. Sus conclusiones no fueron ampliamente aceptadas. Por ejemplo, su contemporáneo, Alexander Rossescribió:

    “Pues poner en cuestión esto (la generación espontánea) es poner en tela de juicio la razón, los sentidos y la experiencia. Si duda de esto, que se vaya a Egipto y allí se encontrará con que los campos se plagan de ratones, engendrados del barro del Nilo para gran calamidad de sus habitantes.”9

    En 1676 Anton van Leeuwenhoek descubrió microorganismos que, basándonos en sus dibujos y descripciones podrían tratarse de protozoos y bacterias. Esto encendió el interés por el mundo microscópico.10 El descubrimiento de los microorganismos abre la puerta para que se deseche la posibilidad de que los organismos superiores surjan por generación espontánea, estando reservado este mecanismo para ellos. El primer paso en este sentido lo dio el italiano Francesco Redi, quien probó en 1668 que no aparecía ninguna larva en la carne en descomposición cuando se impedía que las moscas depositaran en ellas sus huevos. Desde el siglo XVII en adelante se ha visto gradualmente que, al menos en el caso de todos los organismos superiores y visibles a simple vista, era falso lo previamente establecido con respecto a la generación espontánea. La alternativa parecía ser el aforismo omne vivum ex ovo: es decir, que todo lo que vive viene de otro ser vivo preexistente (literalmente, del huevo). Sin embargo, el sacerdote católico inglés John Needham defiende el supuesto de la abiogénesis para los microorganismos en su obra “Observations upon the generation, composition and descomposition of animal and vegetable substances” (Londres, 1749). Para ello realiza un experimento calentando un caldo mixto de pollo y maíz y poniéndolo en un frasco de boca ancha, que tras ser tapado con un tapón de corcho, aún aparecían microbios.

    En 1768 Lazzaro Spallanzani probó que los microbios venían del aire y se podían eliminar mediante el hervido. Pero no fue hasta 1861 queLouis Pasteur llevó a cabo una serie de cuidadosos experimentos que probaron que los organismos como los hongos y bacterias no aparecían en los medios ricos en nutrientes por ellos mismos en materiales no vivos, lo cual confirmaba la teoría celular.

    Darwin

    En una carta a Joseph Dalton Hooker del 1 de Febrero de 1871,11 Charles Darwin sugirió que la chispa original de la vida pudo haber comenzado en un “pequeño charco cálido, con todo tipo de sales fosfóricas y de amonio, en presencia además de luz, calor, electricidad, etc.; de modo que se formara un compuesto proteico listo para sufrir cambios aún más complejos”. Continuó explicando que “a día de hoy semejante material sería instantáneamente devorado o absorbido, lo cual no habría sido el caso antes de que los seres vivos se hubieran formado”12 En otras palabras, la presencia de la vida misma hace la búsqueda del origen de la vida dependiente de las condiciones de esterilidad que se dan en el laboratorio. Más precisamente, el oxígeno producido por las diferentes formas de vida es muy activo a escala molecular, lo cual perjudica a cualquier intento de formación de vida.

    Aleksandr Oparin (derecha) en el laboratorio 

    Aleksandr Oparin (derecha) en el laboratorio

    Primeros planteamientos científicos: Oparin y Haldane

    Artículo principal: Aleksandr Oparin
    Artículo principal: J.B.S. Haldane

    Una vez deshechada la generación espontánea, la cuestión del origen de la vida se retrotraía hacia el origen de la primera célula. Los conocimientos de la astronomía y elorigen del sistema solar permitían especular sobre las condiciones en que surgió este sistema vivo. Simultáneamente, Oparin y Haldane elaboraron una serie de hipótesis estableciendo, a partir de estas posibles condiciones la secuencia probable de acontecimientos que originarían la vida.

    Hasta 1924 no se realizó ningún progreso real, cuando Aleksandr Ivanovich Oparin y mostró experimentalmente que el oxígeno atmosférico impedía la síntesis de moléculasorgánicas que son constituyentes necesarios para el surgimiento de la vida. Según el profesor Loren S. Graham en su ensayo ” Science, philosophy, and human behavior in the Soviet Union. New York: Columbia University Press” 13 Oparin recibió el impulso para comenzar sus investigaciones de un intento de probar el materialismo dialéctico el el contexto de la guerra fría en la antigua Unión de Republicas Socialistas Soviéticas.

    En su obra El origen de la vida en la Tierra,14 15 Oparin exponía una teoría quimiosintética en la que una “sopa primitiva” de moléculas orgánicas se pudo haber generado en una atmósfera sin oxígeno a través de la acción de la luz solar. Éstas se combinarían de una forma cada vez más compleja hasta quedar disueltas en una gotita de coacervado. Estas gotitas crecerían por fusión con otras y se reproducirían mediante fisión en gotitas hijas, y de ese modo podrían haber obtenido un metabolismo primitivo en el que estos factores asegurarían la supervivencia de la “integridad celular” de aquellas que no acabaran extinguiéndose. Muchas teorías modernas del origen de la vida aún toman las ideas de Oparin como punto de partida.
    El mismo año J.B.S. Haldane también sugirió que los océanos pre-bióticos de la tierra —muy diferentes de sus correspondientes actuales— habrían formado una “sopa caliente diluída” en la cual los compuestos orgánicos, los constituyentes elementales de la vida, se pudieron haber formado. Esta idea se llamó biopoesis, es decir, el proceso por el cual la materia viva surge de moléculas autorreplicantes pero no vivas.16

    Condiciones iniciales

    El conocimiento de las condiciones iniciales es de extremada importancia para el estudio del origen de la vida. Para ello se emplea la teoría geoquímica en el estudio de las rocas antiguas y se efectúan simulaciones de laboratorio e in silico. Uno de los puntos centrales es determinar la disponibilidad de elementos y moléculas esenciales, en especial metales, puesto que son indispensables como cofactores en la bioquímica actual, así como su estado redox en las distintas localizaciones .17 Así mismo, es esencial datar las primeras manifestaciones de la vida para aproximar el lapso de tiempo en el que estamos buscando. Según las evidencias actuales, aunque están sujetas a controversia, la vida debió aparecer. tras el enfriamiento del planeta que siguió al intenso bombardeo tardío, hace 4 Ga. Aunque todos los seres vivos actuales parecen provenir de un único organismo ancestral, en este apartado cabe preguntarse si hubo varias apariciones “fortuítas” de formas de vida tras la que sólo sobrevivió una, o si bien esas formas de vida aún sobreviven porque no sabemos buscar, tal vez en ambientes extremos como en las profundidades de la corteza continental o el manto.17

    Primeras evidencias directas de aparición de la vida

    Una de las formas de verificar la actividad biológica es una curiosa propiedad de los sistemas celulares, como la fotosíntesis que incorporan CO2 de diversas fuentes para organificarlo. Existen dos isótopos estables del carbono, C12 y C13, siendo sus abundancias relativas fijas en laatmósfera. Cuando se incorpora CO2 por un sistema biológico, este prefiere ligerísimamente el isótopo más ligero, enriqueciendo las rocas carbonatadas en el otro isótopo.18

    La prueba de una aparición temprana de la vida viene del cinturón supracortical de Isua en Groenlandia occidental y formaciones similares en las cercanas islas de Akilia. El carbono que forma parte de las formaciones rocosas tiene una concentración de δ13elemental de aproximadamente −5.5, lo que debido a que en ambiente biótico se suele preferir el isótopo más ligero del carbono,12C, la biomasa tiene una δ13C de entre −20 y −30. Estas “firmas” isotópicas se preservan en los sedimentos y Mojzis19 ha usado esta técnica para sugerir que la vida ya existió en el planeta hacía 3.850 millones de años. Lazcano y Miller (1994) sugieren que la rapidez de la evolución de la vida está determinada por la tasa de agua recirculante a través de las fumarolas submarinas centrooceánicas. La recirculación completa lleva 10 millones de años, por ello cualquier compuesto orgánico producido por entonces podría ser alterado o destruido por temperaturas que excedan los 300 °C. Ambos estiman que el desarrollo a partir de un genoma de 100 kilobases de un heterótrofo primitivo de ADN/proteínas hasta la generación de un genoma de 7.000 genes de una cianobacteria filamentosa hubiera requerido sólo 7 millones de años.20

    Composición hadeica de la atmósfera, los océanos y la corteza terrestre

    Según diferentes métodos radiométricos, la acreción y formación de la tierra tuvo que haber tenido lugar en algún momento hace 4,5- 4,6 Ga.(1Ga=1000 millones de años).21 La diferenciación del manto terrestre, a partir de análisis de la serie Samario/Neodimio en rocas de Isua,Groenlandia, pudo haber sido bastante veloz, tal vez en menos de 100 Ma.22 Posteriores estudios confirman esta formación temprana de las capas de silicatos terrestres.23

    Morse y MacKenzie han sugerido que los océanos podrían haber aparecido en el eón Hadeico tan pronto como hace 200 millones de años tras la formación de la tierra,24 en un ambiente caliente (100ºC) y reductor y con un pH incial de 5.8 que subió rápidamente hacia la neutralidad. Esta idea ha sido apoyada por Wilde25 quien elevó la datación de los cristales de Zircón encontrados en cuarcitas metamorfizadas del Terranede gneis del Monte Narryer, en Australia occidental, del que previamente se pensaba que era de 4.1–4.2 mil millones de años a 4402 millones de años. Esto significa que los océanos y la corteza continental existieron dentro de los 150 primeros millones de años tras la formación de la tierra. A pesar de esto, el ambiente hadeico era enormemente hostil para la vida. Se habrían dado frecuentes colisiones con grandes objetos cósmicos, incluso de más de 500 kilómetros de diámetro, suficientes para vaporizar el océano durante meses tras el impacto, con vapor caliente mezclado con polvo de rocas elevándose a elevadas altitudes que cubrían todo el planeta. Tras unos cuantos meses la altitud de esas nubes comenzaría a disminuir, pero la base de la nube continuaría aún estando elevada probablemente durante los próximos mil años, tras lo cual comenzaría a llover a una altitud más baja. Durante 2.000 años las lluvias consumirían lentamente las nubes, devolviendo los océanos a su profundidad original sólo 3.000 años tras el impacto.26 El posible bombardeo intenso tardío provocado probablemente por los movimientos posicionales de los planetas gaseosos gigantes, que acribillaron la luna y otros planetas interiores (MercurioMarte y posiblemente la Tierra y Venus) hace entre 3.800 y 4.000 millones de años probablemente habrían esterilizado el planeta si la vida ya hubiera aparecido en ese periodo.

    Biogénesis en ambiente cálido vs ambiente frío

    Examinando el intervalo de tiempo entre episodios de daños ambientales devastadores por impacto que exceda la escala temporal para que se establezcan protoorganismos autoreplicantes, vemos que el intervalo en el que la vida pudo haberse desarrollado por primera vez sirve para diferentes ambientes primitivos. El estudio llevado a cabo por Maher y Stephenson27 muestra que si los sistemas hidrotermales marinos profundos propician un lugar aceptable para el origen de la vida, la abiogénesis pudo haber sucedido en fechas tan tempranas como entre hace 4.000 y 4.200 millones de años, mientras que si hubiera sucedido en la superficie de la tierra la abiogénesis solo podría haber ocurrido hace entre 3.700 y 4.000 millones de años.

    Otros trabajos de investigación sugieren un comienzo de la vida más frío. Los trabajos de Stanley Miller mostraron que los ingredientes de la vida adenina y guanina requieren condiciones de congelación para su síntesis, mientras que la citosina y el uracilo precisan temperaturas de ebullición.28 Basándose en estas investigaciones sugirió que el origen de la vida implicaría condiciones de congelación y meteoritos impactando.29

    Un nuevo artículo de la publicación Discover Magazine señala hacia la investigación de Stanley Miller indicando que se pueden formar sieteaminoácidos diferentes y 11 tipos de nucleobases en hielo cuando se dejó amoniaco y cianuro en el hielo antártico entre 1972 y 199730 y una investigación llevada a cabo por Hauke Trinks mostrando la formación de moléculas de ARN de 400 bases de longitud en condiciones de congelación utilizando un molde de ARN (una cadena sencilla de ARN que guía la formación de una nueva cadena). A medida que la nueva cadena de ARN crecía, los nuevos nucleótidos se iba adhiriendo al molde.31 La explicación dada para la inusitada velocidad de estas reacciones a semejante temperatura es que se trataba de una congelación eutéctica. A medida que se forman cristales de hielo, este permanece puro: solo las moléculas de agua se unen al cristal en crecimiento, mientras que las impurezas como la sal o el cianuro quedan excluidas. Estas impurezas acaban apiñadas en bolsillos microscópicos de líquido entre el hielo, y es esta concentración lo que hace que las moléculas choquen entre si con más frecuencia.32

    Modelos actuales

    No hay un verdadero modelo “estándar” del origen de la vida. Los modelos actualmente más aceptados se construyen de uno u otro modo sobre cierto número de descubrimientos acerca del origen de los componentes celulares y moleculares de la vida, enumerados en el orden más o menos aproximado en el que se postula su emergencia:

    1. Las posibles condiciones prebióticas terminaron con la creación de ciertas moléculas pequeñas básicas (monómeros) de la vida, como los aminoácidos. Esto fue demostrado en el experimento Urey-Miller llevado a cabo por Stanley L. Miller y Harold C. Urey en 1953.
    2. Los fosfolípidos (de una longitud adecuada) pueden formar espontáneamente bicapas lipídicas, uno de los dos componentes básicos de la membrana celular.
    3. La polimerización de los nucleótidos en moléculas de ARN al azar pudo haber dado lugar a ribozimas autoreplicantes (hipótesis del mundo de ARN).
    4. Las presiones de selección para una eficiencia catalítica y una diversidad mayor terminaron en ribozimas que catalizaban la transferencia de péptidos (y por ende la formación de pequeñas proteínas), ya que los oligopéptidos formaban complejos con el ARN para formar mejores catalizadores. De ese modo surgió el primer ribosoma y la síntesis de proteínas se hizo más prevalente.
    5. Las proteínas superan a las ribozimas en su capacidad catalítica y por tanto se convierten en el biopolímero dominante. Los ácidos nucleicos quedan restringidos a un uso predominantemente genómico.

    El origen de las biomoléculas básicas, aunque aún no ha sido establecido, es menos controvertido que el significado y orden de los pasos 2 y 3. Los reactivos químicos inorgánicos básicos a partir de los cuales se formó la vida son el metanoamoniacoaguasulfuro de hidrógeno(H2S), dióxido de carbono y anión fosfato.

    A fecha de 2008, aún nadie ha sintetizado una protocélula utilizando los componentes básicos que tenga las propiedades necesarias para la vida (el llamado enfoque “de abajo a arriba”). Sin esta prueba de principio, las explicaciones tienden a quedarse cortas. No obstante, algunos investigadores están trabajando en este campo, en especial Jack Szostak de la Universidad Harvard. Otros autores han argumentado que un enfoque “de arriba a abajo” sería más asequible. Uno de estos intentos fue realizado por Craig Venter y colaboradores en el Institute for Genomic Research. Utilizaba ingeniería genética con células procariotas existentes con una cantidad de genes progresivamente menor, intentando discernir en qué punto se alcanzaban los requisitos mínimos para la vida. El biólogo John Desmon Bernal acuñó el término biopoiesis para este proceso, y sugirió que había un número de “estadios” claramente definidos que se podían reconocer a la hora de explicar el origen de la vida:

    • Estadio 1: El origen de los monómeros biológicos
    • Estadio 2: El origen de los polímeros biológicos
    • Estadio 3: La evolución desde lo molecular a la célula.

    Bernal sugirió que la evolución darwiniana pudo haber comenzado temprano, en algún momento entre el estadio 1 y 2.

    Origen de las moléculas orgánicas

    El experimento de Miller y Urey intentó recrear las condiciones químicas de la Tierra primitiva en el laboratorio y sintetizó algunos de los “ladrillos” de la vida.

    Los experimentos de Miller

    Artículo principal: Experimento de Miller y Urey
    Instrumentos  originales empleados para llevar a cabo el experimento de Miller y Urey 

    Instrumentos originales empleados para llevar a cabo el experimento de Miller y Urey

    Los experimentos, que comenzaron en 1953, fueron llevados a cabo por Stanley Miller, bajo condiciones simuladas que recordaban aquellas que se pensaba que habían existido poco después de que la Tierra comenzara su acreción a partir de la nebulosasolar primordial. Los experimentos se llamaron “experimentos de Miller”. El experimento original de 1953 fue realizado por Miller cuando era estudiante de licenciatura y su profesor Harold Urey. El experimento usaba una mezcla altamente reducida de gases (metano, amoniaco e hidrógeno). No obstante la composición de la atmósfera terrestreprebiótica aún resulta materia de debate. Otros gases menos reductores proporcionan una producción y variedad menores. En un momento se pensó que cantidades apreciables de oxígeno molecular estaban presentes en la atmósfera prebiótica, que habrían impedido esencialmente la formación de moléculas orgánicas. No obstante, el consenso científico actual es que este no era el caso. El experimento mostraba que algunos de los monómeros orgánicos básicos (como los aminoácidos) que forman los ladrillos de los polímeros de la vida moderna se pueden formar espontáneamente. Las moléculas orgánicas más simples están lejos de lo que es una vida autorreplicante completamente funcional. Pero en un ambiente sin vida preexistente estas moléculas se podrían haber acumulado y proporcionado un ambiente rico para la evolución química (“teoría de la sopa”).

    Por otra parte, la formación espontánea de polímeros complejos a partir de los monómeros generados abióticamente bajo esas condiciones no es un proceso tan sencillo. Además de los monómeros orgánicos básicos necesarios, también se formaron en altas concentraciones durante los experimentos compuestos que podrían haber impedido la formación de la vida.

    Se ha postulado otras fuentes de moléculas complejas, incluyendo fuentes de origen extraterrestres estelares o interestelares. Por ejemplo, a partir de análisis espectrales, se sabe que las moléculas orgánicas están presentes en meteoritos y cometas. En el2004, un equipo detectó trazas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH’s) en unanebulosa, la molécula más compleja hasta la fecha encontrada en el espacio. El uso de PAH’s también ha sido propuesto como un precursor del mundo de ARN en la hipótesis del mundo de PAH’s (PAH world).

    Se puede argumentar que el cambio más crucial que aún sigue sin recibir respuesta por esta teoría es cómo estos “ladrillos” orgánicos relativamente simples polimerizan y forman estructuras más complejas, interactuando de modo consistente para formar una protocélula. Por ejemplo, en un ambiente acuoso la hidrólisis de oligómeros/polímeros en sus constituyentes monoméricos está energéticamente favorecida sobre la condensación de monómeros individuales en polímeros. Además, el experimento de Miller produce muchas substancias que acabarían dando reacciones cruzadas con los aminoácidos o terminar la cadena peptídica.

    Experimentos de Fox

    Entre las décadas de los 50 y los 60Sidney W. Fox, estudiaba la formación espontánea de estructuras peptídicas bajo condiciones que plausiblemente pudieran haber existido tempranamente en la historia de la tierra. Demostró que los aminoácidos podían formar espontáneamente pequeños péptidos. Estos aminoácidos y pequeños péptidos podían haber sido estimulados para formar membranas esféricas cerradas, llamadas microesferas. Fox describió este tipo de formaciones como “protocélulas”, esferas de proteínas que podían crecer y reproducirse.

    Experimentos de Joan Oró. Bases nitrogenadas

    Joan Oró fue un español catalán que obtuvo en sus experimentos sobre el origen de la vida bases nitrogenadas, que son los elementos fundamentales del ADN.

    En 1961 Juan Oró, añadió ácido cianhídrico al caldo primigenio y obtuvo algunas purinas. En 1962, en otro experimento, añadió formaldehído y consiguió la síntesis de dos azúcaresribosa y desoxirribosa, componentes de soporte de los ácidos nucléicos en el ADN y ARN.

    Hipótesis de Eigen

    A principios de los años 1970 se organizó una gran ofensiva al problema del origen de la vida por un equipo de científicos reunidos en torno aManfred Eigen del instituto Max Planck. Intentaron examinar los estados transitorios entre el caos molecular de una sopa prebiótica y los estados transitorios de un hiperciclo de replicación, entre el caos molecular en una sopa prebiótica y sistemas macromoleculares autorreproductores simples.

    En un hiperciclo, el sistema de almacenamiento de información (posiblemente ARN) produce una enzima, que cataliza la formación de otro sistema de información en secuencia hasta que el producto del último ayuda a la formación del primer sistema de información. Con un tratamiento matemático, los hiperciclos pueden crear cuasiespecies, que a través de selección natural entraron en una forma de evolución darwiniana. Un impulso a la teoría del hiperciclo fue el descubrimiento de que el ARN, en ciertas circunstancias se transforma en ribozimas, una forma de enzima de ARN.

    Hipótesis de Wächtershäuser

    Fumarolas negras. Algunas teorias  afirman que la vida surgió en las proximidades algún tipo de fuente hidrotermal submarina. 

    Fumarolas negras. Algunas teorías afirman que la vida surgió en las proximidades algún tipo de fuente hidrotermalsubmarina.

    Otra posible respuesta a este misterio de la polimerización fue propuesta por Günter Wächtershäuser en 1980, en su teoría del hierro-sulfuro. En esta teoría, postuló la evolución de las rutas (bio)químicas como el fundamento de la evolución de la vida. Incluso presentó un sistema consistente para rastrear las huellas de la actualbioquímica desde las reacciones ancestrales que proporcionaban rutas alternativas para la síntesis de “ladrillos orgánicos” a partir de componentes gaseosos simples.

    Al contrario que los experimentos clásicos de Miller, que dependían de fuentes externas de energía (como relámpagos simulados o irradiación UV), los “sistemas de Wächstershäuser” vienen con una fuente de energía incorporada, los sulfuros de hierro y otros minerales (por ejemplo la pirita). La energía liberada a partir de las reaccionesredox de esos sulfuros metálicos, no sólo estaba disponible para la síntesis de moléculas orgánicas, sino también para la formación de oligómeros y polímeros. Se lanza por ello la hipótesis de que tales sistemas podrían ser capaces de evolucionar hasta formar conjuntos autocatalíticos de entidades autorreplicantes metabólicamente activas que serían los precursores de las actuales formas de vida.

    El experimento tal y como fue llevado a cabo rindió una producción relativamente pequeña de dipéptidos (del 0,4% al 12,5 %) y una producción inferior de tripéptidos (0,003%) y los autores advirtieron que: “bajo estas mismas condiciones los dipéptidos se hidrolizaban rápidamente.”33 Otra crítica del resultado es que el experimento no incluía ninguna organomolécula que pudiera con mayor probabilidad dar reacciones cruzadas o terminar la cadena (Huber y Wächsterhäuser, 1998).

    La última modificación de la hipótesis del hierro-sulfuro fue propuesta por William Martin y Michael Russell en 2002.34 De acuerdo con su escenario, las primeras formas celulares de vida pudieron haber evolucionado dentro de las llamadas “chimeneas negras” en las profundidades donde se encuentran las zonas de expansión del fondo oceánico. Estas estructuras consisten en cavernas a microescala que están revestidas por delgadas paredes membranosas de sulfuros metálicos. Por tanto, estas estructuras resolverían varios puntos críticos de los sistemas “puramente” de Wächstershäuser de una sola vez:

    1. Las microcavernas proporcionan medios para concentrar las moléculas recién sintetizadas, por tanto aumentando la posibilidad de formar oligómeros.
    2. Los abruptos gradientes de temperatura que se encuentran dentro de una chimenea negra permiten establecer “zonas óptimas” de reacciones parciales en diferentes regiones de la misma (por ejemplo la síntesis de monómeros en las zonas más calientes, y la oligomerización zonas más frías).
    3. El flujo de agua hidrotermal a través de la estructura proporciona una fuente constante de “ladrillos” y energía (sulfuros metálicos recién precipitados).
    4. El modelo permite una sucesión de diferentes pasos de evolución celular (química prebiótica, síntesis de monómeros y oligómeros, síntesis de péptidos y proteínas, mundo de ARN, ensamblaje de ribonucleoproteínas y mundo de ADN) en una única estructura, facilitando el intercambio entre todos los estadios de desarrollo.
    5. La síntesis de lípidos como medio de “aislar” las células del medio ambiente no es necesaria hasta que básicamente estén todas las funciones celulares desarrolladas.

    Este modelo sitúa al “último antepasado común universal” (LUCA, del inglés Last Universal Common Ancestor) dentro de una chimenea negra, en lugar de asumir la existencia de una forma de vida libre de LUCA. El último paso evolutivo sería la síntesis de una membrana lipídica que finalmente permitiera al organismo abandonar el sistema en el interior de la microcaverna de las chimeneas negras y comenzar su vida independiente. Este postulado de una adquisición tardía de los lípidos es consistente con la presencia de tipos completamente diferentes de lípidos de membrana en arqueobacterias y eubacterias (más los eucariotas) con una fisiología altamente similar en todas las formas de vida en otros aspectos.

    Otro asunto sin resolver en la evolución química es el origen de la homoquiralidad, por ejemplo todos los monómeros tienen la misma “mano dominante” (los aminoácidos son zurdos y los ácidos nucleicos y azúcares son diestros). La homoquiralidad es esencial para la formación deribozimas funcionales (y probablemente también de proteínas). El origen de la homoquiralidad podría explicarse simplemente por una asimetría inicial por casualidad seguida de una descendencia común.

    Los trabajos llevados a cabo en 2003 por científicos de Purdue identificaron el aminoácido serina como la probable raíz que provoca la homoquiralidad de las moléculas. La serina produce enlaces particularmente fuertes con los aminoácidos de la misma quiralidad, lo cual resulta en un grupo de ocho moléculas que podrían todas ella ser diestras o zurdas. Esta propiedad se contrapone a la de otros aminoácidos que son capaces de formar enlaces débiles con los aminoácidos de quiralidad opuesta. Aunque el misterio de por qué acabó siendo dominante la serina zurda aún está sin resolver, los resultados sugieren una respuesta a la cuestión de la transmisión quiral: el cómo las moléculas orgánicas de una quiralidad mantienen la dominancia una vez que se establece la asimetría.

    Teoría de la playa radioactiva

    Zachary Adam35 de la Universidad de Washington en Seattle afirma que procesos mareales mayores por los actuales producidos por una luna situada a una distancia mucho menor podrían haber concentrado partículas radiactivas de uranio y otros elementos radiactivos en la marea alta en las playas primordiales donde debieron haber sido los responsables de generar los componentes elementales de la vida. De acuerdo con los modelos de computación publicados en Astrobiology36 un depósito de tales materiales radiactivos podría haber mostrado la misma reacción nuclear autosostenida que se encuentra en el yacimiento de Uranio de Oklo, en Gabón. Esta arena radiactiva proporciona suficiente energía para generar moléculas orgánicas, como aminoácidos y azúcares a partir de acetonitrilo procedente del agua. La monazita radiactiva también libera fosfatos solubles en las regiones que se encuentran entre los granos de arena, haciéndolos biológicamente “accesibles”. Asi pues los aminoácidos, azúcares y fosfatos solubles pueden ser producidos simultáneamente, de acuerdo con Adam. Los actínidosradiactivos, que entonces se encontraban en mayores concentraciones, pudieron haber formado parte de complejos organo-metálicos. Estos complejos pudieron haber sido importantes como primeros catalizadores en los procesos de la vida.

    John Parnell de la Universidad de Aberdeen sugiere que tales procesos formaron parte del “crisol de la vida” en los comienzos de cualquier planeta rocoso hasta que este fuera lo sificientemente grande para generar un sistema de tectónica de placas que aportara minerales radiactivos a la superficie. Puesto que se cree que la tierra en sus orígenes estaba formada por muchas “microplacas”, se darían condiciones favorables para este tipo de procesos.

    Homoquiralidad

    Algunos procesos de la evolución química deberían explicar el origen de la homoquiralidad, es decir, el hecho de que todos los componentes elementales de los seres vivos tienen la misma “quiralidad”, siendo los aminoácidos levógiros, los azúcares ribosa y desoxirribosa de los ácidos nucleicos son dextrógiros, así como los fosfoglicéridos quirales. Se pueden sintetizar moléculas quirales, pero en ausencia de una fuente de quiralidad o de un catalizador quiral se forman en una mezca 50/50 de ambos enantiómeros, a la cual se le llama mezcla racémica. Clark sugirió que la homoquiralidad pudo comenzar en el espacio, puesto que los estudios sobre los aminoácidos del meteorito Murchisonmostraron que la L-alanina era dos veces más frecuente que la forma D y el ácido L-glutámico era 3 veces más prevalente que su contrapartida Dextrógira. Se ha sugerido que la luz polarizada tuvo el poder de destruir uno de los enantiómeros dentro del disco protoplanetario. Noyes ha demostrado que la desintegración beta provocaba la destrucción de la D-leucina en una mezcla racémica y que la presencia de 14C, presente en grandes cantidades en las sustancias orgánicas del ambiente temprano de la tierra, podría haber sido la causa.37 Robert M. Hazen ha publicado informes de experimentos realizados en distintas superficies cristalinas quirales que actuaban como posibles lugares de concentración y ensamblaje de monómeros quirales en macromoléculas.38 Una vez estabilizado el sistema, la quiralidad podría haber sido seleccionada favorablemente por la evolución.39 Los trabajos con compuestos orgánicos encontrados en meteoritos tienden a sugerir que la quiralidad es una característica de la sínteis abiogénica, puesto que los aminoácidos actuales son levógiros, mientras que los azúcares son predominantemente dextrógiros.40

    Autoorganización y replicación

    Artículo principal: Autoorganización

    Si se considera, como a menudo sucede, a la autoorganización y autoreplicación como los hitos principales de los sistemas vivos, hay que decir que hay muchos tipos de moléculas abióticas que exhiben estas características en las condiciones adecuadas. Por ejemplo, Martin y Russel mostraron que la formación de un compartimento distinto del ambiente por membranas celulares y la autoorganización de reaccionesredox autocontenidas son los atributos más conservados entre los seres vivos, y esto les lleva a argumentar que la materia inorgánica con estos atributos podrían estar entre los atributos más probables del antepasado común de todos los seres vivos.41

    De las moléculas orgánicas a las protocélulas

    La cuestión de “¿Cómo unas simples moléculas orgánicas forman una protocélula?” lleva mucho tiempo sin respuesta, pero existen muchas hipótesis. Algunas de estas postulan una temprana aparición de los ácidos nucleicos (“genes-first”) mientras que otras postulan que primero aparecieron las reacciones bioquímicas y las rutas metabólicas (“metabolism-first”). Recientemente están apareciendo tendencias con modelos híbridos que combinan aspectos de ambos.

    Modelos “primero genes”: el mundo de ARN

    ARN con sus bases nitrogenadas a la izquierda y ADN a la derecha. 

    ARN con sus bases nitrogenadas a la izquierda y ADN a la derecha.

    Artículo principal: hipótesis del mundo de ARN

    La hipótesis del mundo de ARN fue enunciada por Walter Gilbert, de Harvard en base a los experimentos de Thomas Cech (Universidad de Colorado) y Sidney Altman (Yale) en 1980.42 Sugiere que las moléculas relativamente cortas de ARN se podrían haber formado espontáneamente de modo que fueran capaces de catalizar su propia replicación continua. Es difícil de calibrar la probabilidad de esta formación. Se han expuesto algunas hipótesis de cómo pudo haber sucedido. Las primeras membranas celulares pudieron haberse formado espontáneamente a partir de proteinoides —moléculas similares a proteínas que se producen cuando se calientan soluciones de aminoácidos—. Cuando están presentes a la concentración correcta en solución acuosa, forman microesferas que, según se ha observado, presentan una conducta similar a los compartimientos rodeados de membrana.

    Otras posibilidades incluyen sistemas de reacciones químicas que tienen lugar en el interior de sustratos de arcilla o en la superficie de rocas piríticas. Entre los factores que apoyan un papel importante para el ARN en la vida primitiva se incluye su habilidad para replicar (véase el Monstruo de Spiegelman). Su habilidad para actuar tanto para almacenar información y catalizar reacciones químicas (como ribozimas); su papel extremadamente importante como intermediario en la expresión y mantenimiento de la información genética (en forma de ADN) en los organismos modernos y en la facilidad de su síntesis química o al menos de los componentes de la molécula bajo las condiciones aproximadas de la tierra primitiva. Se han producido artificialmente en el laboratorio moléculas de ARN relativamente cortas capaces de duplicar a otras.43

    Un punto de vista ligeramente distinto sobre esta misma hipótesis es la de que un tipo diferente de ácido nucleico, como los ácidos nucleicos peptídicos (ANP) o los ácidos nucleicos de treosa (TNA) fueron los primeros en emerger como moléculas autorreproductoras para ser reemplazadas por el ARN sólo después.44 .45

    Aún quedan algunos problemas con la hipótesis del mundo de ARN, en particular la inestabilidad del ARN cuando se expone a la radiación ultravioleta, la dificultad de activar y ligar los nucleótidos y la carencia de fosfato disponible en solución requerida para construir su columna vertebral y la inestabilidad de la base citosina (que es susceptible a la hidrólisis). Recientes experimentos también sugieren que las estimaciones originales del tamaño de una molécula de ARN capaz de autorreplicación eran muy probablemente ampliamente subestimadas. Formas más modernas de la teoría del mundo de ARN proponen que una simple molécula era capaz de autorreplicación (que otro “Mundo” por tanto evolucionó con el tiempo hasta producir el mundo de ARN). En este momento, no obstante, las distintas hipóteis tienen insuficientes pruebas que lo apoyen. Muchas de estas pueden ser simuladas y probadas en el laboratorio, pero la ausencia de rocas sedimentarias sin alterar de un momento tan temprano en la historia de la tierra nos deja pocas oportunidades de probar robustamente esta hipótesis.

    Modelos “primero el metabolismo”: el mundo de hierro-sulfuro y otros

    Chimeneas de Tynagh (circulos oscuros) junto con burbujas. Según una teoria   los lugares donde surgió  el  metabolismo podrian ser  semejantes a estas formaciones 

    Chimeneas de Tynagh (circulos oscuros) junto con burbujas. Según una teoría46 los lugares donde surgió el metabolismo podrían ser semejantes a estas formaciones

    Algunos modelos rechazan la idea de la autorreplicación de un “gendesnudo” y postulan la emergencia de un metabolismo primitivo que pudo proporcionar un ambiente para la posterior emergencia de la replicación del ARN. Una de las más tempranas encarnaciones de esta idea fue presentada en 1924 por la noción de Alexander Oparinde primitivas vesículas autorreplicantes que precedieron al descubrimiento de la estructura del ADN. Las variantes más recientes de los años 1980 y 1990 incluyen la teoría del mundo de hierro-sulfuro de Günter Wächtershäuser y modelos presentados porChristian de Duve basados en la química de los tioésteres.

    Entre algunos modelos más abstractos y teóricos de la plausibilidad de la emergencia del metabolismo sin la presencia de genes se incluye un modelo matemático presentado por Freeman Dyson a principios de los años 1980 y la noción de Stuart Kauffman de conjuntos colectivamente autocatalíticos, discutidos ya avanzada la década. Sin embargo, la idea de que un ciclo metabólico cerrado, como el ciclo reductor del ácido cítrico propuesto por Günter Wächstershäuser, pudo formarse espontáneamente, aún permanece sin pruebas. De acuerdo con Leslie Orgel, un líder en los estudios sobre el origen de la vida durante algunas de las pasadas décadas, hay razones para creer que la afirmación permanecerá así. En un artículo titulado “Self-Organizing Biochemichal Cycles”,47 Orgel resume su análisis de la propuesta estipulando que “Por ahora no existe razón para esperar que ciclos de múltiples pasos como el ciclo reductor del ácido cítrico pudiera autoorganizarse en la superficie de FeS/FeS2 o de algún otro mineral.” Es posible que otro tipo de ruta metabólica fuera usada en los comienzos de la vida. Por ejemplo, en lugar del ciclo reductivo delácido cítrico, la ruta “abierta del acetil-CoA” (otra de las cuatro vías reconocidas de fijación de dióxido de carbono en la naturaleza actualmente) podría ser más compatible con la idea de autoorganización en una superficie de sulfuro metálico. La enzima clave de esta vía, monóxido de carbono deshidrogenasa/acetil-CoA tiene anclados grupos mixtos de sulfuro de hierro y níquel en sus centros de reacción y cataliza la formación de acetil-CoA (que podría ser recordado como una forma moderna de acetilo-tiol) en un único paso.

    Teoría de la burbuja

    Las olas que rompen en las costas crean una delicada espuma compuesta por burbujas. Los vientos que barren el océano tienen tendencia a llevar cosas a la costa, de forma similar a la madera que se junta a la deriva en una playa. Es posible que las moléculas orgánicas se pudieran concentrar en los bordes costeros de un modo parecido. Las aguas costeras más someras también tienden a ser más cálidas, concentrando más tarde las moléculas orgánicas por evaporación. Mientras las burbujas formadas mayormente por agua estallan rápidamente, sucede que las burbujas de grasas son mucho más estables, dándole más tiempo a cada burbuja en particular para llevar a cabo estos cruciales experimentos.

    Los fosfolípidos son un buen ejemplo de un compuesto graso que se cree que fue prevalente en los mares prebióticos. Debido a que los fosfolípidos contienen una cabeza hidrofóbica en un extremo y una cola hidrofílica en el otro, tienen tendencia a formar espontáneamente bicapas lipídicas en agua. Una burbuja de monocapa lipídica solo puede contener grasa y una burbuja de bicapa lipídica solo puede contener agua y fue un probable precursor de las modernas membranas celulares. Si una proteína acaba incrementando la integridad de su burbuja nodriza, entonces la burbuja tiene una gran ventaja y acaba situándose en la cúspide de la selección natural. La primitiva reproducción se podría visualizar cuando las burbujas estallaban, liberando el resultado del experimento en su medio circundante. Una vez que se libera una cantidad suficiente del “material correcto”, el desarrollo de los primeros procariotaseucariotas y organismos multicelulares se podía lograr.48De modo similar, las burbujas formadas completamente por moléculas similares a proteínas, llamadas microesferas, se formarían espontáneamente bajo las condiciones adecuadas. Pero no hay precursores probables de las modernas membranas celulares, puesto que las membranas celulares están compuestas primariamente de componentes lipídicos más que de componentes aminoacídicos.

    Un modelo reciente puesto a punto por Fernando y Rowe49 sugiere que el confinamiento de un metabolismo autocatalítico no-enzimático dentro de las protocélulas podría haber sido un modo de evitar el problema de las reacciones colaterales que son típicas de los modelos de “metabolismo primero”.

    Modelos híbridos

    Una creciente comprensión de la inadecuación de modelos puramente “genes first” o “metabolism-first”, está llevando a tendencias hacia modelos que incorporan aspectos de ambos.

    Otros modelos

    Autocatálisis

    El etólogo británico Richard Dawkins escribió sobre la autocatálisis como una explicación potencial para el origen de la vida en su libro La historia del antepasado (2004). Los autocatalizadores son substancias que catalizan su propia producción y por tanto la propiedad de ser un replicador molecular simple. En este libro, Dawkins cita experimentos llevados a cabo por Julius Rebek y colaboradores en el Sripps Research Institute de California en el que combinan aminoadenosina y éster de pentafluorofenilo con el autocatalizador éster triacído de aminoadenosina (AATE). Un sistema del experimento contenía variantes de AATE que catalizaban su propia síntesis. Este experimento demostraba la posibilidad de que la autocatalisis podía mostrar competición entre una población de entidades con herencia, que podía ser interpretada como una forma rudimentaria de selección natural.

    Teoría de la arcilla

    Graham Cairns-Smith, de la universidad de Glasgow, presentó una hipótesis sobre el origen de la vida en 1985 basada en la arcilla y fue adoptada como una ilustración plausible por solo unos pocos científicos (incluyendo a Richard Dawkins). La teoría de la arcilla postula que las moléculas orgánicas complejas crecieron gradualmente en una plataforma de replicación no orgánica preexistente -cristales de silicato en disolución-. La complejidad de las moléculas acompañantes que se desarrollaba como una función de las presiones de selección en tipos de cristales de arcilla es entonces extraída para servir a la replicación de moléculas orgánicas independientemente de su “pista de despegue” en su silicato.

    Cairns-Smith es un firme crítico de otros modelos de evolución química.50 No obstante, él admite que, como muchos modelos del origen de la vida, el suyo también tiene defectos (Horgan 1991). Es verdaderamente, “sacar la vida debajo de las piedras”.

    Peggy Rigou del Instituto Nacional de Investigación Agronómica de EE. UU. (INRA), en Jouy-en-Josas, Francia, publicó en la edición del 11 de febrero de Science News que los priones son capaces de unirse a partículas de arcilla y abandonar estas partículas cuando la arcilla se carga negativamente. Mientras no se hace ninguna referencia en el apartado de implicaciones para las teorías del origen de la vida, esta investigación podría sugerir que los priones son una ruta probable hacia las primeras moléculas reproductoras. En 2007, Kahr y colaboradores publicaron sus experimentos que examinan la idea de que los cristales pueden actuar como una fuente de información transferible, usando cristales de ftalato de potasio hidrogenado. Los cristales “Madre” con imperfecciones fueron cortados y usados como semillas para criar cristales “hijos” a partir de la disolución. Entonces examinaron la distribución de las imperfecciones en el sistema cristalino y encontraron que las imperfecciones de los cristales madre realmente se reproducían en los hijos. Los cristales hijos tenían muchas imperfecciones adicionales. Para una conducta paragenética las imperfecciones adicionales deberían ser mucho menores que las de los padres, y de ahí que Kahr concluya que los cristales “No eran lo suficientemente fieles como para almacenar información de una generación a la siguiente”51 52

    Modelo de Gold de “Biosfera profunda y caliente”

    El descubrimiento de los nanobios (estructuras filamentosas más pequeñas que las bacterias que contienen ADN) en rocas profundas, llevó a una teoría controvertida presentada por Thomas Gold a principios de los años 1990 en la que se exponía que la vida se desarrolló al principio no en la superficie de la Tierra, sino varios kilómetros bajo la superficie. Ahora se sabe que la vida microbiana es abundante a más de cinco kilómetros bajo la superficie de la Tierra en forma de arqueobacterias, que se considera que se originaron o antes o aproximadamente al mismo tiempo que las eubacterias, muchas de las cuales viven en la superficie, incluyendo los océanos. Se ha afirmado que el descubrimiento de vida microbiana bajo la superficie de otro cuerpo del Sistema Solar daría un crédito significativo a esta teoría. También decía que un suministro de nutrientes de una fuente profunda e inalcanzable promovería la supervivencia porque la vida que surge en un montón de materia orgánica probablemente consumiría todo su alimento y acabaría extinguiéndose.

    El mundo de lípidos

    Hay una teoría que afirma que las primeras substancias autorreplicantes eran de tipo lipídico.53 Se sabe que los fosfolípidos forman bicapas en el agua si están sometidas a agitación. Esta estructura es idéntica a la de las membranas celulares. Estas molécuas no se encontraban en la tierra primigenia, aunque otras cadenas anfifílicas largas también forman membranas. Además, estos cuerpos se pueden expandir (por inserción de lípidos adicionales) y bajo una expansión excesiva pueden sufrir escisiones espontáneas que conservan el mismo tamaño y composición de lípidos en ambas progenies. La idea principal de esta teoría es que la composición molecular de los cuerpos lipídicos es la primera forma de almacenar información y la evolución conduce a la aparición de entidades poliméricas como el ARN o el ADN que pueden almacenar información favorablemente. Aún no se ha hablado de ningún mecanismo que apoye la teoría del mundo de lípidos.

    El modelo del polifosfato

    El problema con muchos de los modelos de abiogénesis es que el equilibrio termodinámico favorece a los aminoácidos dispersos antes que a sus polímeros, los polipéptidos; es decir, que la polimerización es endotérmica. Lo que hace falta es una causa que promueva la polimerización. Una solución al problema puede encontrarse en las propiedades de los polifosfatos.54 55 Los polifosfatos se forman por la polimerización de los iones ordinarios de monofosfato (PO4-3) bajo la acción de la radiación ultravioleta. Los polifosfatos pueden catalizar la polimerización de los aminoácidos a polipéptidos, reduciendo la barrera de energía y haciendo así factible el proceso.

    Hipótesis del mundo de HAP

    Ensamblaje de un apilamiento de HAPs. 

    Ensamblaje de un apilamiento de HAPs.

    Artículo principal: Hipótesis del mundo de HAP

    Se ha postulado otras fuentes de moléculas complejas, incluyendo algunas de origen extraterrestre estelar o interestelar. Por ejemplo, se sabe a partir de análisis espectrales y directos que las moléculas orgánicas están presentes en cometas y meteoritos. En 2004, un equipo de investigación detecto trazas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) en una nebulosa.56 Estas son las moléculas más complejas encontradas en el espacio hasta el momento. El uso de los HAP ha sido también propuesto como precursor del mundo de ARN en la hipótesis del mundo de HAP.57 El Telescopio espacial Spitzer ha detectado recientemente una estrella, la HH 46-IR, que se esta formando en un proceso similar al sol. En el disco de material que rodea la estrella hay una gran variedad de moléculas que incluyen los compuestos de cianuro, hidrocarburos e hidróxido de carbono. También se han encontrado HAPs por toda la superfice de la galaxia M81, que está a 12 millones de años luz de la tierra, confirmando su amplia distribución en el espacio.58

    El modelo de la ecopoiesis

    El modelo de la ecopoiesis ha sido desarrollado por los científicos brasileiros Félix de Sousa y Rodrigues Lima.59 Es un modelo que integra elementos y observaciones de varios otros. En esta teoría es el ambiente físico (Οικος) el que promueve la aparición de la vida en los estadíos tempranos en lugar de hacerlo la aparición al azar de organismos que posteriormente condicionan el entorno, en especial, en cuanto a la acumulación de oxígeno. Propone que los ciclos geoquímicos de los elementos biogénicos, dirigidos por una atmósfera primordial rica en oxígeno procedente de la fotólisis del vapor de agua evaporado de los océanos e hipercarbónica, pudieron ser la base de un metabolismo planetario de carácter espacialmente continuo y global, que habría precedido y condicionado la aparición gradual de una vida como la actual, organizada en organismos discontinuos (individualizados). Algunas de sus predicciones serían las siguientes:

    • La fotólisis y posterior escape del hidrógeno acumularía una cantidad significativa de oxígeno en la atmósfera primitiva.
    • Se generaría un potencial redox entre las zonas de producción fotolítica de oxígeno y el ambiente submarino con minerales reductores, en especial, de hierro divalente.
    • Estas interacciones darían lugar a un metabolismo global de base geoquímica, el “holoplasma”, con la aparición de “ciclos” (como los actuales del carbono o del fosfato) de elementos biogénicos.
    • Este “protometabolismo” debería ser congruente con las principales rutas metabólicas que encontramos hoy en día.
    • El medio hipercarbónico aumentan los cationes divalentes y por ello la carboxilación (fijación de CO2 a otras moléculas) es energéticamente favorable. Se requeriría, no obstante, de ciertos hidrocarburos de la litosfera, en especial acetileno, que podría convertirse por hidratación y carboxilación en intermediarios del ciclo de Krebs reversible. Este sería el elemento más característico de la circulación del carbono en la ecosfera primitiva.
    • Se aplica el principio de congruencia: Se postula la existencia de una continuidad entre los factores protobiológicos ambientales y el metabolismo actual. Este se puede rastrear en las coenzimas claves. Posteriormente se produciría la incorporación de estas actividades a unidades catalíticas durante el mundo de ARN. El hecho de que estas coenzimas estén relacionadas estructuralmente con los nucleótidos con ribosa parece confirmar este extremo. El ambiente hipercarbónico también favorecería la propagación quiral de uno de los enantiómeros una vez seleccionado.
    • El camino hacia las protocélulas se realizaría mediante una sucesión de “hábitos”. En principio habría una agregación de materia orgánica (hábito flocular) debida a principios sencillos como la baja actividad de agua, la coalescencia hidrófoba y la formación de tioácidos y su extracción parcial en la fase lipídica.
    • En la siguiente fase evolutiva (hábito reticular) aumenta la integración entre las fases de los flóculos (lipídica, peptídica y de polímeros fosforilados) dándose lugar a la traducción. Se agregarían vacuolas “metabólicas” con vacuolas ácidas o respiratorias, dando lugar a retículos que posteriormente se fusionarían en un único compartimiento con el “hábito celular”.

    Exogénesis: vida extraterreste “primitiva”

    Otra alternativa a la abiogénesis terrícola es la hipótesis de que la vida primitiva pudo haberse formado originalmente fuera de la Tierra (adviértase que exogénesis está relacionado, pero no es lo mismo que la noción de panspermia). Se supone que una lluvia de material procedente de cometas que se precipitó sobre la Tierra primitiva pudo haber traído cantidades significativas de moléculas orgánicas complejas y, quizá, la misma vida primitiva formada en el espacio y fue traída a la Tierra por material cometario o asteroides de otros sistemas estelares.

    Los componentes orgánicos son relativamente comunes en el espacio, especialmente en el Sistema Solar exterior, donde las sustanciasvolátiles no son evaporadas por el calentamiento solar. En los cometas se encuentran incrustaciones de capas externas de material oscuro que, se piensa, son sustancias bituminosas compuestas por material orgánico complejo formado por compuestos de carbono simples tras reacciones iniciadas mayormente por irradiación por luz ultravioleta.

    Una hipótesis relacionada con ésta es que la vida se formó en primer lugar en el Marte primigenio y fue transportada a la Tierra cuando material de su corteza fue expulsada de Marte por un asteroide e impactos cometarios para más tarde alcanzar la Tierra. Es difícil encontrar evidencias para ambas hipótesis y puede que haya que esperar a que se traigan muestras de cometas y de Marte para su estudio. Ninguna de ellas responde realmente a la cuestión de como se originó por primera vez la vida, sino que meramente traslada este origen a otro planeta o cometa. No obstante, esta hipótesis extiende tremendamente el abanico de condiciones bajo el cual se pudo haber formado la vida, desde las posibles condiciones primitivas de la Tierra a literalmente las condiciones de todo el Universo.

    Teoría de la panspermia

    Formación en un meteorito marciano que se creia que era una bacteria. 

    Formación en un meteorito marciano que se creía que era una bacteria.
    Artículo principal: Panspermia

    La ventaja de las hipótesis de un origen extraterrestre de la vida primitiva es que incrementa el campo de probabilidad para que la vida se desarrolle. No se requiere que se desarrolle en cada planeta en el cual se halle, sino más bien en una sola localización y posteriormente se extiende por la galaxia hacia otros sistemas estelares a través del material cometario. Esta idea ha recibido impulsos debido a recientes descubrimientos sobre microbios muy resistentes.60 Una alternativa a la abiogénesis terrestre es la hipótesis de la panspermia que sugiere que las “semillas” o la esencia de la vida prevalecen diseminadas por todo el universo y que la vida comenzó en la Tierra gracias a la llegada de tales semillas a nuestro planeta. Estas ideas tienen su origen en algunas de las consideraciones del filósofo griego Anaxágoras. El astrónomo Sir Fred Hoyle también apoyó la idea de la panspermia. Se basa en la comprobación de que ciertos organismos terrestres (ciertas bacteriascianobacterias y líquenes) son tremendamente resistentes a condiciones adversas y que eventualmente pueden viajar por el espacio y colonizar otros planetas.

    Hipótesis de la génesis múltiple

    Se habría dado la aparición de diferentes formas de vida casi simultáneamente en la historia temprana de la tierra.61 Dado que parece existir un único antepasado común entre todos los seres vivos, las otras formas estarían extinguidas, dejándonos fósiles a través de su diferente bioquímica. P.ej. por el uso de otros elementos, como el arsénico en lugar del fósforo, y sobreviviendo como extremófilas o simplemente permaneciendo ignoradas al ser análogos a los organismos del actual arbol de la vida. Hartman, por ejemplo, combina algunas teorías proponiendo lo siguiente:62

    “Los primeros organismos autorreplicantes fueron arcillas ricas en hierro que fijaban dióxido de carbono en el ácido oxálico y otros ácidos dicarboxílicos. El sistema de replicación de las arcillas y su fenotipo metabólico evolucionó entonces hacia la región rica en sulfuro del manantial hidrotermal, adquiriendo la capacidad de fijar nitrógeno. finalmente se incorporó el fosfato en el sisteme en evolución que permitía la síntesis de nucleótidos y fosfolípidos.Si la biosíntesis recapitula la biopoiesis, entonces la síntesis de los aminoácidos precedió a la síntesis de bases púricas y pirimidínicas. Más allá de esto la polimerización de los tioésteres de aminoácido en polipéptidos precedió la polimerización dirigida de ésteres de aminoácidos por polinucleótidos.”

    Argumentos contrarios al origen abiogénico

    El moderno concepto de abiogénesis ha sufrido las críticas de los científicos a lo largo de los años. El astrónomo Sir Fred Hoyle se pronunció en este sentido basándose en la probabilidad de que la abiogénesis suceda por azar. El físico Hubert Yockey criticaba la abiogénesis en el sentido de creerla más cercana a la teología que a la ciencia.

    Otros científicos han propuesto contrapuntos a la abiogénesis, como Harold UreyStanley MillerFrancis Crick (biólogo molecular) y también cabría alinear en este sentido la hipótesis de la panespermia dirigida de Leslie Orgel.

    Más allá de la observación trivial de que la vida existe, es difícil probar o falsibilizar la abiogénesis; por tanto, la hipótesis tiene muchas críticas, tanto la comunidad científca como desde posiciones no científicas. No obstante, la investigación y la generación de hipótesis continúan con la esperanza de desarrollar un mecanismo teórico satisfactorio de la abiogénesis.

    Hoyle

    Sir Fred Hoyle, junto con Chandra Wickramasinghe, fue un crítico de la abiogénesis. En concreto Hoyle rechazaba que la evolución química pudiera explicar el origen natural de la vida: su argumento se basaba principalmente en la improbabilidad de que los que se estima que fueron los componentes necesarios llegaran a agregarse por la evolución química. Aunque las teorías modernas tratan este argumento, Hoyle nunca vio la evolución química como una explicación razonable. Hoyle prefería la panespermia como una explicación natural alternativa del origen de la vida en la Tierra.

    Yockey

    El teórico de la información Hubert Yockey argumentaba que la investigación sobre la evolución química se enfrenta a los siguientes problemas:63

    La investigación del origen de la vida parece ser única en la conclusión que ha sido ya aceptada como autorizada…. lo que aún no se ha hecho es encontrar los escenarios que describen el mecanismo detallado y los procesos por los cuales sucedió. Se debe concluir que, contrariamente al actual, establecido y sabio escenario que describe la génesis de la vida en la Tierra por azar y causas naturales que pueda ser aceptado en base a los hechos y no a la fe, aún no ha sido escrito.

    En un libro que escribió 15 años después, Yockey defendía la idea de que la abiogénesis había surgido a partir de una sopa primordial es unparadigma fallido:64

    Aunque cuando comenzó el paradigma era digno de consideración, ahora todo el esfuerzo empleado en el primitivo paradigma de la sopa se ha tornado en decepción en la ideología de sus campeones. (…) La historia de la ciencia muestra que un paradigma, una vez que ha adquirido un estatus de aceptación (es incorporado en los libros de texto) y a pesar de sus fallos, solo es declarado inválido cuando se dispone de un paradigma para reemplazarlo. No obstante, con objeto de generar progreso en la ciencia, es necesario hacer limplieza en los anaqueles, por así decirlo, de paradigmas fallidos. Esto se debería hacer incluso si deja los anaqueles completamente limpios y no sobrevive ningún paradigma. Es una característica del verdadero creyente en la religiónfilosofía e ideología de que debe tener un conjunto de crencias pase lo que pase Hoffer, 1951). La creencia en una sopa primitiva en base a que no tenemos ningún otro paradigma es un ejemplo de la falacia lógica de la falsa alternativa. En la ciencia es una virtud reconocer la ignorancia. Este ha sido el caso universalmente en la historia de la ciencia, tal y como Kuhn (1970) ha discutido en detalle. No hay razón para que esto sea diferente en la investigación del origen de la vida.

    Yockey, en general, manifiesta una actitud altamente crítica hacia los que dan crédito a los orígenes naturales de la vida, a menudo haciendo uso de palabras como “fe” o “ideología”. Las publicaciones de Yockey se han hecho las favoritas en manos de los creacionistas, aunque el no se considera a si mismo como creaccionista (como aparece en un email enviado en 1995.65 )

    Síntesis abiogénica de sustancias químicas clave

    Aún quedan algunos problemas con la hipótesis del mundo de ARN. No hay rutas químicas conocidas para la síntesis abiogénica de las bases nitrogenadas pirimidinascitosina y uracilo bajo condiciones prebióticas66 Otros problemas son la dificultad de la síntesis de nucleósidos, ligarlos con fosfato para formar el esqueleto del ARN y la corta vida de las moléculas de nucleósido, en especial la citosina que es proclive a la hidrólisis67 Experimentos recientes también sugieren que las estimaciones originales del tamaño de la molécula de ARN capaz de autorreplicación han sido probablemente altamente subestimadas. Formas más modernas de la teoría del mundo de ARN proponen que una molécula más simple fue capaz de autorreplicación (que otro “mundo”, por tanto, evolucionó al cabo del tiempo para producir un mundo de ARN). Hasta ahora, no obstante, las distintas hipótesis no tienen suficientes evidencias que las apoyen. Muchas de ellas pueden ser simuladas y probadas en el laboratorio, pero la carencia de una roca sedimentaria sin perturbar en una época tan temprana de la historia deja pocas oportunidades para probar esta hipótesis de forma incontestable.

    El problema de la homoquiralidad

    Otro asunto no resuelto en la evolución química es el origen de la homoquiralidad, esto es, que todos los monómeros tienen la misma “mano dominante” (los aminoácidos son zurdos, y los azúcares de ácidos nucleicos, diestros). Las moléculas quirales existen en la naturaleza como mezclas homogéneas equilibradas aproximadamente al 50%. Esto es lo que se conoce como mezcla racémica. No obstante, la homoquiralidad es esencial para la formación de ribozimas funcionales y proteínas. La adecuada formación de moléculas es impedida por la misma presencia de aminoácidos diestros o azúcares zurdos que distorsionan y malforman las estructuras.

    Un trabajo llevado a cabo en 2003 por científicos de Purdue identificaron el aminoácido serina como la probable raíz causal de la homoquiralidad de las moléculas orgánicas.68 La serina forma enlaces particularmente fuertes con los aminoácidos de la misma quiralidad, lo cual resulta en un grupo de ocho moléculas que deben ser todas o bien dextrógiras o levógiras. Esta propiedad contrasta con otros aminoácidos que son capaces de formar enlaces débiles con los aminoácidos de la quiralidad opuesta. Aunque el misterio de porqué la serina levógira acabó siendo la dominante aun permanece sin resolver, estos resultados sugieren una respuesta a lacuestión de la trasmisión quiral: como las moléculas orgánicas de una quiralidad mantienen la dominancia una vez que la asimetría ha sido establecida.

    Campos relevantes

    • La Astrobiología es un campo que puede arrojar luz sobre la naturaleza de la vida en general, y no solo sobre la vida que se conoce en la Tierra, además de proporcionar pistas sobre cómo se originó la vida.
    • Sistemas complejos

    Véase también

    Referencias

    Notas al pie

    1.  Is this life? ABC Science Online. Consultado el 2007-07-10.
    2.  Simon A. Wilde, John W. Valley, William H. Peck y Colin M. Graham, Evidence from detrital zircons for the existence of continental crust and oceans on the Earth 4.4 Gyr agoNature 409, 175-178 (2001) DOI 10.1038/35051550
    3.  www.journals.royalsoc.ac.uk/content/01273731t4683245/. Consultado el 10/07/2007.
    4.  geology.geoscienceworld.org/cgi/content/abstract/34/3/153. Consultado el 10/07/2007.
    5.  www.journals.royalsoc.ac.uk/content/887701846v502u58/. Consultado el 10/07/2007.
    6.  www.journals.royalsoc.ac.uk/content/814615517u5757r6/. Consultado el 10/07/2007.
    7.  map.gsfc.nasa.gov/m_mm/mr_age.html. Consultado el 2007-07-10.
    8.  Alberts, Johnson, Lewis, Raff, Roberts and Walter, Molecular Biology of the Cell, 4ª Edición, Routledge, Marzo, 2002, ISBN 0-8153-3218-1.
    9.  Balme, D.M. (1962), “Development of Biology in Aristotle and Theophrastus: Theory of Spontaneous Generation” (Phronesis: A journal for Ancient Philosophy, Volume 7, Numbers 1–2, 1962), pp. 91–104(14)
    10.  Dobell, C. (1960), “Antony Van Leeuwenhoek and his little animals” New York (EUA)
    11.  First life on Earth windmillministries.org, Retrieved on 2008-01-18
    12.  “Se dice a menudo que hoy en día estan presentes todas las condiciones para la producción de un organismo vivo, y que pudieron haber estado siempre presentes. Pero si pudiéramos concebir que en algún charquito cálido, encontrando presentes toda suerte de sales fosfóricas y de amonio, luces, calor, electricidad, etc…, que un compuesto proteico se formara por medios químicos listo para sufrir cambios aún más complejos, a día de hoy ese tipo de materia sería instantáneamente devorado o absorbido, lo que no hubiera sido el caso antes de que los seres vivos aparecieran.”
    13.  Loren R. Graham. Science, philosophy, and human behavior in the Soviet Union. New York: Columbia University Press, 1987
    14.  Oparin, A. I. (1968), The Origin and Development of Life (NASA TTF-488). Washington: D.C.L GPO,1968
    15.  Oparin, A. I. The Origin of Life. New York: Dover (1952)
    16.  Bryson, Bill (2003) A Short History of Nearly Everything pp. 300–302; ISBN 0-552-99704-8
    17. ↑ a b Committee on Grand Research Questions in the Solid-Earth Sciences, National Research Council (2008), Origin and Evolution of Earth: Research Questions for a Changing Planet, The national academies press (Prepub). ISBN 0-309-11886-7.
    18.  Mojzsis, SJ y otros: Evidence for life on earth before 3,800 million years ago. Nature ‘384: 55-59; 1996
    19.  Mojzis, S.J. et al (1996), “Evidence for life on earth before 3,800 million years ago”, “Nature” 384 pp.55–59
    20.  Lazcano A, and S.L. Miller (1994) “How long did it take for life to begin and evolve to cyanobacteria”” “Journal of Molecular Evolution” 39 pp.546–554
    21.  [http://wrgis.wr.usgs.gov/docs/parks/gtime/ageofearth.html US Geological Survey: División de geología isotópica, Menlo Park
    22.  Caro G, Bourdon B, Birck JL, Moorbath S: (22 de Mayo de 2003): «146Sm-142Nd evidence from Isua metamorphosed sediments for early differentiation of the Earth's mantle», en Nature, vol. 423, Nº 6938. PMID 12761546
    23.  Carlson RW, Boyet M, Horan M: (2007): «Chondrite barium, neodymium, and samarium isotopic heterogeneity and early Earth differentiation», en Science, vol. 316, Nº 5828. PMID 17525335
    24.  Morse, J.W. and MacKenzie, F.T. (1998). "Hadean Ocean Carbonate chemistry." In: Aquatic Geochemistry 4: 301–319
    25.  Wilde, S.A. et al (2001), "Evidence from detrital zircons for the existence of continental crust and oceans 4.4 Gyr ago", "Nature"409 pp.175–178
    26.  Sleep, N.H. et al (1989) "Annihilation of ecosystems by large asteroid impacts on early Earth" "Nature"342, pp139–142
    27.  Maher, Kevin A. and Stephenson, David J (19880 "Impact frustration of the origin of life" (Nature. Vol. 331, pp. 612–614. 18 Feb. 1988)
    28.  Michael P. Robertson and Stanley L. Miller, "An Efficient Prebiotic Synthesis of Cytosine and Uracil," Nature 375 (1995), pp. 772–774
    29.  J.L. Bada, C. Bigham, and S.L. Miller, "Impact Melting of Frozen Oceans on the Early Earth: Implications for the Origin of Life," Proceedings of the National Academy of Sciences, USA 91 (Febrero 1994), pp. 1248–1250
    30.  Levy, M, Miller SL, Brinton K, Bada JL. (June de 2000). "Prebiotic synthesis of adenine and amino acids under Europa-like conditions"Icarus 145 (2): 609–13. DOI:10.1006/icar.2000.6365. Consultado el 2008-02-11.
    31.  Trinks, Hauke, Schröder, Wolfgang; Biebricher, Christof (October de 2005). "Ice And The Origin Of Life"Origins of Life and Evolution of the Biosphere 35(5): 429–445. DOI:10.1007. Consultado el 2008-02-11.
    32.  Discover Magazine: Did Life Evolve in Ice? pubicación de Febrero de 2008
    33.  Huber, C. and Wächterhäuser, G., (1998). "Peptides by activation of amino acids with CO on (Ni,Fe)S surfaces: implications for the origin of life". Science 281: 670–672.
    34.  Martin, W. and Russell M.J. (2002). "On the origins of cells: a hypothesis for the evolutionary transitions from abiotic geochemistry to chemoautotrophic prokaryotes, and from prokaryotes to nucleated cells". Philosophical Transactions of the Royal Society: Biological sciences 358: 59-85.
    35.  Dartnell, Lewis "Life's a beach on planet Earth" en New Scientist 12 de Enero de 2008
    36.  Astrobiology, vol 7 p. 852
    37.  Noyes, H. Pierre; Bonner, William A.; and Tomlin, J. A. (1977), "On the origin of biological chirality via natural beta-decay" (Origins of Life and Evolution of Biospheres, Volume 8, Number 1 / April, 1977)
    38.  Hazen, Robert M (2005), "Genesis: the scientific quest for life's origin" (JosephHenry Books)
    39.  Clark, S. (1999). "Polarised starlight and the handedness of Life". American Scientist 97: 336–343.
    40.  Astroscience Magazine [1] Accessed 26 April 2008
    41.  Martin, William, Russel, Michael J. (2003). “On the origins of cells: a hypothesis for the evolutionary transitions from abiotic geochemistry to chemoautotrophic prokaryotes, and from prokaryotes to nucleated cells”. Phil. Trans. R. Soc. B 358 (1429): 59–85. DOI:10.1098/rstb.2002.1183.
    42.  Gilbert, Walter (Feb de 1986). “The RNA World”. Nature 319: 618. DOI:10.1038/319618a0.
    43.  W. K. Johnston, P. J. Unrau, M. S. Lawrence, M. E. Glasner and D. P. BartelRNA-Catalyzed RNA Polymerization: Accurate and General RNA-Templated Primer Extension, Science 292, 1319 (2001)
    44.  Orgel, Leslie (Nov 2000). “A Simpler Nucleic Acid”. Science 290 (5495): 1306 – 1307
    45.  Nelson, K.E., Levy, M., and Miller, S.L. Peptide nucleic acids rather than RNA may have been the first genetic molecule (2000) Proc. Natl. Acad. Sci. USA 97, 3868–3871.
    46.  Robinson, R (2005): «Jump-Starting a Cellular World: Investigating the Origin of Life, from Soup to Networks», en PLoS, vol. 3 (11). PMCID PMC1283399
    47.  PNAS, vol. 97, no. 23, Noviembre 7 2000, p12503-12507
    48.  Esta teoría está ampliada del libro La célula: Evolución del primer organismo de Joseph Panno Ph.D.
    49.  www.cogs.susx.ac.uk/users/ctf20/dphil_2005/publications.htm. Consultado el 2007-07-10.
    50.  Genetic Takeover: And the Mineral Origins of Life ISBN 0-521-23312-7
    51.  Test of Cairns-Smiths crystals-as-genes hypothesis, Theresa Bullard, John Freudenthal, Serine Avagyan and Bart Kahr, Faraday Discuss., 2007, DOI: 10.1039/b616612c
    52.  Caroline Moore. “Crystals as genes?”, Chemical Science, 16 July 2007.
    53.  ool.weizmann.ac.il/. Consultado el 2007-07-10.
    54.  Inorganic polyphosphate in the origin and survival of species
    55.  The Origin Of Life
    56.  Descubrimiento de fluorescencia en el azul debida a hidrocarburos aromáticos policíclicos en el rectángulo rojo. A. N. Witt, y otros.
    57.  Battersby, S. (2004). Space molecules point to organic origins. Visitado el 11 de enero de 2004 en Newscientist
    58.  Astrobiology Mgazine [2]visitado el 26 de Abril de 2008
    59.  Félix de Sousa, Raul A., (2006). Ecopoese - A criação da ecosfera, 2ª Ed., Rio de Janeiro
    60.  Tough Earth bug may be from Mars – evolution – 25 September 2002 – New Scientist
    61.  Are Aliens Among Us? In pursuit of evidence that life arose on Earth more than once, scientists are searching for microbes that are radically different from all known organisms Scientific American. 19 November 2007
    62.  Hartman, Hyman (1998) “Photosynthesis and the Origin of Life” (Origins of Life and Evolution of Biospheres, Volume 28, Numbers 4–6 / October, 1998)
    63.  Yockey, 1977. A calculation of the probability of spontaneous biogenesis by information theory, Journal of Theoretical Biology 67:377–398, quotes from pp. 379, 396.
    64.  Yockey, 1992. Information Theory and Molecular Biology, p. 336, Cambridge University Press, UK, ISBN 0-521-80293-8.
    65.  Email enviado a asa3.org por Yockey
    66.  L. Orgel, The origin of life on earth. Scientific American. 271 (4) p. 81, 1994.
    67.  Matthew Levy and Stanley L. Miller, The stability of the RNA bases: Implications for the origin of life, Proceedings of the National Academy of Science USA 95, 7933–7938 (1998)
    68.  Nanita, Sergio C.; Cooks, R. Graham,”Serine Octamers: Cluster Formation, Reactions, and Implications for Biomolecule Homochirality”,Angewandte Chemie International Edition, 2006,45(4),554-569,doi: 10.1002/anie.200501328.

    Otras referencias

    • Horgan, J (1991). «In the beginning». Scientific American 264: 100–109.. (Cited on p. 108).
    • Huber, C. and Wächterhäuser, G., (1998). «Peptides by activation of amino acids with CO on (Ni, Fe)S surfaces: implications for the origin of life». Science 281: 670–672.. (Cited on p. 108).
    • Martin, W. and Russell M.J. (2002). «On the origins of cells: a hypothesis for the evolutionary transitions from abiotic geochemistry to chemoautotrophic prokaryotes, and from prokaryotes to nucleated cells». Philosophical Transactions of the Royal Society: Biological sciences 358: 59-85..
    • JW Schopf et al. (2002). «Laser-Raman imagery of Earth’s earliest fossils.». Nature 416: 73-76. PMID 11882894..
    • Maynard Smith, John; Szathmary, Eors (2000-03-16), The Origins of Life: From the Birth of Life to the Origin of Language, Oxford Paperbacks. ISBN 0-19-286209-X.
    • Hazen, Robert M. (Dec de 2005), Genesis: The Scientific Quest for Life’s Origins, Joseph Henry Press. ISBN 0-309-09432-1.
    • Freeman J. DysonLos orígenes de la vida, Cambridge University Press (1999). ISBN 978-84-8323-097-8. El notable físico y excelente comunicador F. J. Dyson ofrece modelos alternativos para el origen de los primeros sistemas vivientes. No es un resumen del conocimiento sobre el tema, sino una perspectiva excéntrica pero bien fundada y muy sugestiva.

    Enlaces externos

     

    ¿Es el posmodernismo un cuento de niños?

    ¿Es el posmodernismo un cuento de niños?

    ¿Usted cree en Papá Noel? No, no se ría, de verdad le pregunto. Y si no cree ¿por qué no cree? ¿No sabía Ud. que en el mundo hay muchísimas personas que creen en Papá Noel? Su hijo, su sobrinito o su nieto, ¿acaso no creen?

    Hay millones de chicos en todo el mundo que cada Noche Buena esperan sinceramente a un barrigón barbudo, vestido de rojo y con un gorro de pompón blanco. Miran al cielo para ver un trineo volador tirado por renos voladores que hacen sonar cascabeles y que tienen la obligación de visitar 822.2 casas por segundo para llegar a tiempo.

    Le cuento. Resulta que hay una moda en filosofía que dice que el único requisito para que algo exista es que haya un montón de personas que crean en ese algo. Y la inversa también es válida: según estos fashion de la filosofía, si una cultura ignora o no cree algo, ese algo no existe.

    Entonces, Papá Noel ¿existe o no existe? La existencia no es una propiedad relativa de las cosas. Lo que quiero decirle es que una cosa está en este maltrecho Universo o no está, no hay otra. Ser o no ser, como decía Shakespeare, esa es la cuestión. No se puede existir para unos y no para otros. Lo que uno puede hacer es esconderse, como hacía mi tío cuando venían los acreedores, pero escondido y todo uno sigue existiendo.

    Ahora que me acuerdo de mi tío, resulta que al tipo un día se le dio por escuchar a Alberto Cortés. Al día siguiente ya quería construir castillos en el aire y volar como las gaviotas. Enseguidita decidió no creer más en la ley de la gravedad; porque mi tío sería de pensamiento corto, pero las decisiones las tomaba rápido. Digo: Como pertenecía a la cultura de los que no creían en la ley de gravedad, entonces la ley de gravedad no actuaba sobre él. Los fashion de los estudios culturales lo aplaudieron a rabiar.

    Mire que mi tía le insistió, le rogó, le tiró de la manga del saco, pero él nada; cuando se le metía algo en la cabeza no había quién lo hiciera cambiar. Fue y saltó por la ventana no más. Vivía en el piso 12. El otro día lo fui a visitar… al cementerio. Después del salto el ñato dejó de existir, incluso para los acreedores.

    Mi tía quedó desconsolada. Tanto, que al poco tiempo empezó a ir a un psicoanalista. Pero los psicoanalistas en general son muy afectos a lo que dicen los fashion, entre otras cosas porque vienen de Francia, como Freud, Lacán y las cigüeñas.

    Le decía: el psicoanalista de mi tía era más que moderno, era posmoderno. Y le insistía que si no podía soportar el hecho que mi tío estuviera muerto, que se mudara a una cultura en la que todos creyeran que estaba vivo. Al fin y al cabo, le decía el psicoanalista, la historia es un discurso construido y no una concatenación de hechos; que por otro lado no existen, salvo como un ideal que permite hablar de ellos como dijo Rorty, le aseguró casi sin respirar el psicoanalista a mi tía.

    Ella, que no creía en Rorty ni en Papá Noel, ni en Freud ni en las cigüeñas que vienen de París, se cansó de tanta palabrería hueca, se levantó, le encajó un paragüazo en el marote y se fue. Pero desde la puerta le sugirió que construyera un discurso que dijera que el chichón le quedaba lindo y que ella le había pagado la consulta, cosa que nunca hizo, porque mi tía es de las que no se dejan estafar por los charlatanes.

    Habráse visto, protestaba mi tía mientras caminaba bien pegadita a los edificios porque llovía y el psicoanalista le había roto el paraguas. Mirá que venir a decirme que la historia es una construcción cultural, se repetía indignada.

    Yo no sé cuales fueron los motivos reales de su enojo, pero me parece que la ñata tiene razón. Si existen dos versiones opuestas acerca de un mismo hecho, ¿las dos están en lo cierto? Los filósofos fashion dicen que sí, que no existen los hechos objetivos, que lo que es cierto para una cultura puede no serlo para otra y que el saber de ninguna cultura es superior al de otra. Por ejemplo, ellos dicen que aquellas culturas que creían que la Tierra era plana tienen tanta razón como las que creen que es aproximadamente esférica.

    Entonces, si los hechos objetivos no existen, ¿la muerte de millones de nativos durante las invasiones españolas es sólo una creencia verdadera en algunas culturas y falsa en otras? ¿no son objetivas las muertes y las torturas que sufrieron miles de argentinos durante los años de plomo? ¿tienen tanta razón los que dicen que los muertos por la dictadura no llegaron a 300 como los que dicen que fueron más de 30 mil?

    ¿Qué pasaría si a alguien se le ocurre decir, por ejemplo, que no hay que prevenirse del virus del SIDA porque el HIV sólo es una creencia de los médicos? ¿Y que pasaría si el que lo dice es un influyente pensador fashion, que no sólo convence a psicoanalistas sino también a políticos encargados de la salud?

    José Pablo Feinman es un escritor y filósofo argentino que admira la obra de Heidegger, quien aparte de haber sido un nazi no arrepentido, fue el abuelo intelectual de esta moda filosófica que viene pegando fuerte en los centros de pensamiento humanista latinoamericanos. Feinman también es un referente filosófico del presidente de la Nación.

    Nacha Guevara en la década corrupta, desde el canal estatal escribía frases con rouge en un espejo y decía que el mero hecho de creer en ellas hacía que se cumplieran. Nacha llegó a ocupar un cargo público en un área cultural.

    Qué relación tiene todo esto con Papá Noel no sé. Podría preguntárselo a mi tía que sabe mucho de estas cosas, pero ella sigue llorando al ñato, que fue otra víctima del posmodernismo.

    http://palasathenea.blogspot.com/2005/10/es-el-posmodernismo-un-cuento-de-nios.html

    La última plaga de Egipto Parte 2

    La última plaga de Egipto Parte 2

    2. Antecedentes historicos

    «Tras analizar la historicidad de los relatos patriarcales, estudiaremos ahora la historicidad de los relatos relacionados con la entrada y salida de Egipto.

    El Génesis se refiere al hecho de que tras el vagabundeo de las los patriarcas por los bosques y pastizales del Canaán se asentaron en Egipto donde residieron durante varias generaciones. El hermoso ciclo de tradiciones sobre José y sus hermanos ambienta este descenso de las tribus israelitas al país de Egipto con motivo de una gran hambruna que se extendió por todo el ámbito del Creciente fértil. Esta estancia de los hebreos en Egipto debería situarse entre los siglos XVII al XIII antes de Cristo.

    Según una cronología que nos dice que los hebreos estuvieron cuatrocientos años en Egipto, la presencia de los hebreos en Egipto debería situarse entre los siglos XVII al XIII antes de Cristo (Gn 15,13; Ex 12, 40-41).

    Según estas mismas tradiciones la presencia de los hebreos en Egipto habría atravesado por dos etapas radicalmente distintas. Una primera en la que gozaron del favor real del Faraón, de quien José había sido el primer ministro. Y una segunda etapa en la que “se levantó un rey nuevo que no había conocido a José” (Ex 1,8), y entonces el pueblo hebreo comenzó a experimentar la opresión y la discriminación racial y religiosa. “Estuvimos en Egipto como esclavos del Faraón, sacándonos el Señor de allí con mano poderosa” (Dt 6,21).

    ¿Qué nos dice la historia profana sobre esta época? El descenso del pueblo hebreo a Egipto podría situarse muy bien durante los siglos XVII o XVI. En esta época, según el historiador Manetón, Egipto estaba invadido por los hiksos, o pueblos pastores semitas, primos hermanos de los hebreos, que establecieron su capital en Avaris (Tell ed.Daba). Su hegemonía en Egipto puede coincidir con la dinastía XV, de los siglos XVII-XVI.

    Es verosímil pensar que durante el dominio hikso los clanes patriarcales hubieran podido asentarse en Egipto con todo tipo de facilidades al amparo de los faraones reinantes. Algunos hiksos llevan los nombres de Jacob y Hur. El asentamiento en Goshen, en el delta, y la proximidad al palacio del faraón (Gn 45,10; 46,28-29) es más verosímil en la época de los hiksos, cuando la capital estaba en Avaris, en el delta. Algunos nombres egipcios tales como Moisés y Pinjás abonan la estancia de al menos una parte de los hebreos en Egipto.

    La situación básica descrita en el libro del Éxodo es la inmigración de clanes semitas procedentes de Canaán y asentados en las regiones del borde oriental del delta.  Esta situación es perfectamente verosímil y está bien documentada en lo hallazgos arqueológicos. La vida de los cananeos estaba sometida a los ciclos de lluvia y sequía, y en los períodos secos, tenían que refugiarse en Egipto, donde las crecidas del Nilo eran estables y seguras. En la tumba de los Beni Hassan podemos ver los retratos de algunos de estos semitas que venían a Egipto buscando grano

    Con todo, como ya vimos no hay que pensar que todos los clanes estuvieron en Egipto, sino que estaban ya previamente asentados en Canaán y se federaron a los recién llegados. Probablemente el núcleo de los procedentes de Egipto sería el de los clanes de la “casa de José”, y también la tribu de Leví.

    [...]

    Historicidad del Éxodo y la alianza    

    Estudiaremos en esta sección los resultados de la crítica histórica sobre los sucesos que culminan en la entrada en Canaán de las tribus procedentes de Egipto

        -esclavitud. No se puede dudar que una parte de los antepasados de Israel estuvo en Egipto en esclavitud. Una tradición vergonzosa como ésta no puede ser fruto de una invención. Muchos nombres de levitas son nombres egipcios. Nos consta que los egipcios habían empleado a esclavos hapiru semitas en las construcciones faraónicas.

        -éxodo: tampoco se puede negar que la salida de estos esclavos se realizó en medio de hechos extraños y admirables que dejaron una profunda huella en la conciencia colectiva. Aun aceptando que la versión actual está muy magnificada según las leyes de la épica, en el origen debió haber algún acontecimiento “providencial” que es la condición de posibilidad de que se generase esa tradición. El éxodo es el centro de la confesión del pueblo hebreo. No puede ser todo una leyenda.

    [...]

        Es verdad que en las crónicas egipcias no hay ningún documento que confirme el hecho, pero eso no es de extrañar. Los egipcios no nos cuentan sus derrotas en sus documentos, y además en cualquier caso aquella derrota debió ser para ellos apenas un pequeño incidente, apenas digno de mención. Es más que dudoso que la propia persona del faraón capitanease el destacamento egipcio que persiguió a los egipcios fugitivos.

    No cabe duda razonable sobre la existencia de Moisés. Los sucesos del éxodo y el Sinaí postulan una gran personalidad carismática. Todas las grandes religiones han tenido un fundador personal y no son fruto de experiencias colectivas anónimas. Recordemos el Islam, el Budismo o el Cristianismo.

    Lo mismo debemos pensar del Yahvismo, que en su conjunto representa una de las más sublimes intuiciones religiosas de la historia. Casi a priori tenemos que postular que debió existir un Moisés.

    Hay que reconocer que el libro del Éxodo ha simplificado y a su vez magnificado los recuerdos. El número de israelitas en Egipto nunca pudo haber sido tan numeroso como nos cuenta Ex 12,37 (600.000 combatientes, que con mujeres y niños darían una cifra de dos millones). ¿Cómo una población tan grande podía haber sido atendida sólo por dos parteras Sifrá y Puá? (Ex 1,15). Además si seguimos la cronología corta -cuatro generaciones’, ¿cómo es posible que las 70 personas que han bajado a Egipto se hayan convertido en tan poco tiempo en 2 millones? La tradición de cifras elevadas puede provenir de una era muy posterior, quizás de los censos de Salomón, cuando el pueblo hebreo tuvo su época de máximo esplendor.

    Lo más lógico es pensar que los israelitas en Egipto fueron sólo unos pocos miles, a los que se irían quizás agregando otros clanes hermanos durante el recorrido por el desierto o después de su entrada en Canaán, hasta formar en tiempo de Josué la confederación tribal (Jos 24).

    En cuanto a la opresión sufrida, está también descrita en términos épicos, así como el relato de las plagas que culminarán en el permiso definitivo para que el pueblo salga de Egipto. Algunos han intentado dar explicaciones científicas a las plagas. Velikovsky propuso una explicación cósmica de un cometa que entró dos veces en contacto con la tierra provocando fenómenos que explicarían las plagas y la teofanía del Sinaí: el polvo rojo que coloreó el agua del Nilo, provocó úlceras, tinieblas, temblores de tierra, movimientos de agua…

    Otra explicación es geológica y piensa en la erupción del volcán Santorín que habría provocado fuertes mareas en el Mar de los Juncos. Otra explicación es naturalista y se apoya en la serie de fenómenos que suceden en Egipto con motivo de las crecidas del Nilo en los meses de julio y agosto.

    Sin negar que pudiera haber hechos extraños y coincidencias que impactaron profundamente la conciencia del pueblo hebreo en el momento clave de su liberación, preferimos ver en las plagas un género literario que transmite un mensaje teológico: la liberación de Egipto sólo puede explicarse mediante una intervención especial de Dios en favor de su pueblo. Dios libera al oprimido y castiga al opresor cuando éste se niega a convertirse. La acción divina puede tener sus mediaciones naturales en la astronomía, la geología, la historia, la sociología… Pero es sólo la religión la que nos da una lectura teológica de estos acontecimientos más o menos extraños o maravillosos, como signos de una actuación divina salvífica» [1]

    Fuente:

    [1] 3. El Éxodo,Citado en  El Éxodo

    Michael Heller, Premio Templeton 2008 por sus investigaciones sobre el Universo

    Propone un modelo teórico que responde a la idea de un Dios del que surge el espacio-tiempo

    El Templeton Prize 2008 ha sido concedido al profesor polaco Michael Heller, filósofo, físico, cosmólogo y matemático, además de sacerdote católico. Este Premio es concedido anualmente por la John Templeton Foundation y está dotado con 1.6 millones de dólares. Es hoy en el mundo el Premio de más cuantía concedido a un solo individuo. Al revisar las investigaciones de Heller, que le han valido este prestigioso Premio, se plantean de nuevo algunos de los grandes temas de la moderna física teórica, de la cosmología y de los modelos matemáticos aplicados a la interpretación de la realidad en la ciencia. El modelo teórico propuesto por Heller responde a la idea tradicional de un Dios transcendente que, por otra parte, es el origen creador, el fundamento del ser, del que surge el espacio-tiempo del mundo creado. Por Javier Monserrat.

    Michael Heller. Templeton Foundation.
    El Premio Templeton 2008 fue anunciado el 17 de marzo en el curso de una conferencia de prensa en el Church Center de las Naciones Unidas en Nueva York. El Premio fue otorgado a Michael Heller por su trabajo de más de cuarenta años y la aportación de conceptos sorprendentes y agudos sobre el origen y la causa del universo. 

    Heller ha sido profesor de filosofía, pero su formación proviene de la matemática, la física, la cosmología, así como también de la filosofía y la teología. Sus aportaciones son en muchos sentidos estrictamente físicas, aunque no experimentales, sino teóricas: en realidad son propuestas de modelos matemático-formales especulativos. De hecho han sido publicadas en prestigiosas revistas internacionales de física.

    Pero el fondo de las preocupaciones de Heller apunta siempre hacia la filosofía o metafísica del universo, donde el fundamento de lo real pone en relación las raíces ontológicas del universo con la ontología de la Divinidad y el acto creador.

    Se estará de acuerdo o no con las especulaciones de Heller, se valorarán como más o menos verosímiles y mejor o peor construidas formalmente, pero quien lo lee no deja de tener la impresión de seguir a un físico-filósofo extraordinariamente bien informado, preciso y profundo en todas sus afirmaciones.

    Una circunstancia significativa en la vida de Heller fue su relación con el Papa Juan Pablo II que se inició ya antes de que el cardenal Karol Wojtyla accediera al Pontificado. En reuniones privadas con Heller y otros científicos polacos, Juan Pablo II tuvo ocasión de reflexionar sobre la proyección de las grandes cuestiones científicas sobre la teología.

    Al parecer (ya que oficialmente no afirmamos obviamente nada) Heller es el autor de la carta de Juan Pablo II a George Coyne en 1996, director entonces del Observatorio Vaticano. Esta carta, reproducida en la web de la Cátedra, es uno de los documentos teológicos más matizados y abiertos de Juan Pablo II. En ella, el Papa se hace eco de la necesidad de que así como en la Edad Media se hizo una teología inspirada en Aristóteles, así igualmente en la actualidad debería hacerse una teoría inspirada en la imagen del mundo en la ciencia.

    El curriculum de Michael Heller

    Michael Heller es profesor de filosofía en la Pontificia Academia de Teología en Cracovia. Sacó la titulación en teología en la Universidad Católica de Lubliana y se ordenó como sacerdote católico en 1959. Volvió a la universidad en 1960 hasta graduarse en filosofía en 1965 con una tesis sobre la teoría de la relatividad y el doctorado con una tesis sobre cosmología relativista. Aunque sus estudios eran de física teórica, recibió la titulación en filosofía porque en la época comunista la universidad católica no tenía autorización para impartir títulos en física. En 1969 Heller recibió la habilitación – un título superior al doctorado que autoriza para la docencia – con otra tesis sobre el principio de Mach en cosmología relativista.

    Hasta 1977 no se le concedió el pasaporte. Al tenerlo se le nombró profesor visitante en el Instituto de Astrofísica y Geofísica de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, y también tuvo una estancia de investigación en el Instituto de Astrofísica de la Universidad de Oxford y en el departamento de física y astronomía de la universidad de Leicester. En 1985 entró a formar parte del claustro de profesores de la Academia Pontificia de Teología de Cracovia donde ha desarrollado en los últimos veinte años un amplio trabajo docente.

    En 1986 comenzó a colaborar con el Observatorio Vaticano en Castel Gandolfo donde trabajó con los jesuitas George Coyne y William Stoeger, repetidamente mencionados en “tendencias de las religiones”. Conectó también con el Vatican Observatory Research Group en el Steward Observatory en la Universidad de Arizona en Tucson. Es coautor de un libro con Coyne y otras de sus obras en inglés fueron también publicadas por el Observatorio Vaticano.

    La biografía de Heller refleja el dramatismo de la atormentada historia europea en el siglo XX. Su padre, ingeniero de profesión, saboteó las instalaciones químicas donde trabajaba para evitar su utilización por las tropas alemanas en la segunda guerra mundial. La huída llevó a la familia a Ucrania, Siberia y Sur de Rusia, hasta volver de nuevo a Polonia. La vocación de Heller a la ciencia se vió lastrada y condicionada durante décadas por la opresión del régimen comunista. Sólo la protección de la iglesia polaca pudo permitirle la dedicación al mundo de la ciencia y la filosofía que ha culminado con la concesión del Premio Templeton.

    Publicaciones

    En la declaración de la Templeton Foundation que acompaña el anuncio de la concesión del Premio se indica que Heller tiene una prolífica obra que incluye treinta libros – unos pocos en inglés y la mayoría en polaco – y unos 400 artículos, incluyendo en todo ello investigación y, la mayor parte, divulgación. Nos referimos seguidamente a los cuatro libros en inglés que, por ahora, son el acceso viable para el conocimiento de sus aportaciones.

    Theoretical Foundations of Cosmology (World Scientific, 1992) es una obra técnica de cosmología desde el punto de vista de los modelos matemáticos que dan pie a la física y a la cosmología teóricas. En Some Mathematical Physics for Philosophers (Pontifical Council for Culture, Gregorian University, 2005) expone para filósofos una visión estructuralista de la teoría de la relatividad y de la mecánica cuántica.

    Los otros dos libros en inglés ponen ya en relación tanto la nueva física como la cosmología con la cuestión de Dios, de la religión o de la teología. Así The New Physics and a New Theology (Vatican Observatory Publications, 1996) y también Creative Tension: Essays on Science and Religion (Templeton Foundation Press, 2003). En estos dos libros, así como en la documentación de la página web templetonprize sobre Heller, nos apoyamos para componer este comentario sobre su personalidad y su obra.

    Una concepción estructuralista de la física

    “La gente dice con frecuencia que la física es una ciencia de la materia o del mundo material, pero sin embargo muchos libros de física teórica contienen grandes cantidades de matemáticas, y algunos no mencionan en absoluto la materia. Esto es así porque la física se desarrolla construyendo modelos matemáticos del mundo para confrontarlos entonces con los resultados empíricos. Se puede pensar que el mundo, visto por la física moderna, está construido no de materia sino más bien de matemáticas. Pero la matemática es la ciencia de las estructuras”.

    “La matemática, por descontado, trata con estructuras mucho más complejas, por ejemplo espacios vectoriales, algebras, espacios euclidianos o riemanianos y otras cosas semejantes. Los físicos toman algunas de estas estructuras y las interpretan como estructuras del mundo. Por ejemplo, dicen que el espacio-tiempo de nuestro mundo es un espacio riemaniano cuatridimensional. Es un método muy potente; ve el mundo a través del cristal de las estructuras. En este sentido la física no es una ciencia de la materia, sino más bien una ciencia de las estructuras. Este punto de vista se llama filosofía estructuralista de la física. No sólo la he desarrollado en mis artículos filosóficos, sino que trato de hacer ciencia y enseñarla en el espíritu de esta filosofía” (Heller, Reflexions on Key Books and Publications, templetonprize.org).

    Vemos aquí con claridad meridiana el punto de vista que nos permite valorar la naturaleza y el sentido del pensamiento físico-filosófico de Heller: su análisis y entendimiento de las teorías físicas sobre la materia y el universo es siempre una reflexión sobre los modelos matemáticos aplicados para ofrecer una visión ontológica de la realidad. Este enfoque estructuralista de las teorías científicas no es original de Heller, puesto que tiene ya una larga historia en epistemología de la ciencia. Recordemos al empiriocriticismo, al mismo Pierre Duhem o a Poincaré, o al Wolfgang Stegmüller en los años setenta. Pero es un enfoque asimilado por Heller que ilumina su forma de pensar los problemas filosóficos de la física.

    Sus comienzos estudiando ante todo la teoría de la relatividad le permiten acceder a un ejemplo de estructuralismo: la relatividad de Einstein identificada con las geometrías riemanianas que permiten “encajar” el mundo y describirlo. Impulsado por la lógica matemática de los modelos relativistas se introduce Heller en el estudio de las singularidades (anticipadas en la forma matemática del modelo relativista). Pero cuando la razón llega a los límites de la era de Plank y pretende cruzar el umbral de Plank en tiempo y en espacio (10 -33 cm), entrando en los límites originarios de la singularidad en que se produjo el big bang, se plantea la pregunta por el tipo de situación real en que todo esto fue posible. Y preguntar por una “situación real” es, en física, preguntar por los modelos matemáticos (estructurales) que nos permitirían entenderla.

    Modelos matemáticos para el origen del universo

    La cuestión es, pues, el tipo de situación física dada en la era de Plank, de la que emergió nuestro mundo real. Este, tal como es accesible por nosotros ahora responde, por una parte, a la mecánica clásico-relativista (macrocosmos) encuadrada en un modelo matemático geométrico riemaniano, pero, por otra parte, a la mecánica cuántica (microcosmos) encuadrada en un modelo matemático no geométrico (espacio de Hilbert), con rasgos preferentemente estadísticos y probabilísticos. En la física ordinaria relatividad y mecánica cuántica han convivido en paralelo como dimensiones explicativas correctas de la realidad física, macroscópica una y microfísica la otra.

    Pero al entrar en la era de Plank lo relativista y lo cuántico deberían confundirse ya que no existiría una realidad física susceptible de ser conocida por estos dos enfoques diferenciados. La teoría física unitaria capaz de responder, por tanto, a la situación de la era de Plank debería ser cuántico-relativista; de ahí que la investigación en torno a la “gravedad-cuántica” sea hoy de gran importancia. El problema de esta coincidencia cuántico-relativista, como observa Heller, es que el modelo matemático de la relatividad es geométrico y el de lo cuántico no. De ahí la dificultad para llegar a la concepción unitaria entre modelos matemáticos no afines, relativistas y cuánticos.

    De hecho, entre los teóricos de la relatividad se han propuesto diversas formas de explicar la naturaleza geométrica de la “singularidad” (físicamente el big bang) y el nacimiento del espacio-tiempo relativista hasta salir de la era de Plank. Heller analiza con precisión las diferentes propuestas teóricas. No hemos visto que estudie con amplitud la teoría de supercuerdas (que sin duda habrá hecho en otros lugares de su extensa obra). Pero debemos recordar que la Magic-Theory es también una especulación matemático formal para explicar, en función de sus once dimensiones o variables, cómo habría emergido nuestro mundo espacio-temporal a través de la era de Plank.

    Aquí es donde podemos encuadrar la idea fundamental que ha sido aportada por Heller, una idea evidentemente especulativa (como también lo son las supercuerdas). Es la propuesta de que en la era de Plank lo relativista y lo cuántico podrían coincidir y ser entendidos desde un nivel de abstracción superior representado por el modelo matemático de una “geometría no conmutativa”. Esta nueva geometría – construida recientemente por algunos autores – no sería espacio-temporal, sino un espacio que no tendría ni puntos ni segundos, pero permitiría, según Heller, derivar tanto el espacio-tiempo clásico-relativista como la forma especial de espacio-tiempo del mundo cuántico.

    Especulación metafísico-teológica desde la cosmología

    La realidad primordial modelizada por esta “geometría no conmutativa” sería, por tanto, no local, no temporal, al margen del espacio-tiempo que conocemos, pero no estática, sino dinámica. Habría diferentes estados y operadores entre unos y otros estados, pero sin espacio-tiempo; es decir, en una especie de simultaneidad “superpuesta”. En alguna manera, en esa realidad primordial en que se resolverían los mundos clásico-relativista y cuántico, modelizada por la “geometría no conmutativa”, tendrían vigencia muchas de las propiedades cuánticas a las que ahora tenemos acceso experimental mediante un conjunto de “observables”.

    Es evidente que esto le gusta a Heller, ya que como teólogo y entrando en un momento de especulación de “segundo orden”, este modelo parece sugerir unos ciertos paralelos con la idea de un Dios más allá del espacio-tiempo y, sin embargo, dinámico. Este Dios no sería “eterno” (o sea, con tiempo sin fin), sino simplemente otra cosa distinta, no temporal, más allá del espacio-tiempo, donde privaría la superposición de estados y la simultaneidad.

    Por otra parte, la idea de Dios sugerida por esta “geometría no conmutativa” le sirve a Heller para discutir algunos de los principios de la teología del proceso (Whitehead). A saber, su idea de Dios como un Demiurgo no creador y sometido al espacio-tiempo del mundo real clásico. Pero para Heller es erróneo exigir que Dios debiera ser espacio-temporal para poder ser un Dios dinámico y vivo, conectado con los sucesos del mundo. El modelo de geometría no conmutativa permite concebir un tipo de realidad fuera del espacio-tiempo pero, sin embargo, dinámica. En este sentido el modelo propuesto por Heller respondería más a la idea tradicional de un Dios transcendente que, por otra parte, es el origen creador, el fundamento del ser, del que surge el espacio-tiempo del mundo creado.

    No debemos olvidar que hay otro aspecto especulativo acerca de los orígenes y fundamento último de la realidad física. Hablamos de una “singularidad” (en el marco del modelo matemático de la relatividad) que se traduciría en un big Bang real sucedido (como evento físico). Pero, ¿qué hubo antes del big Bang? Hoy en día está abierta la especulación de que la singularidad de nuestro universo fuera una de las infinitas singularidades producidas en un meta-espacio o universo fundamental eterno constituido quizá por el vacío cuántico, por un mar de energía, por un “orden implícito” de Bohm, por un “éter primordial” (aunque no en sentido newtoniano) del que fueran generándose infinitos “multiversos”. En cada uno de estos el universo emergido respondería a un juego de valores en correspondencia con la estructura de variables concebida, también con métodos matemático-especulativos, por la teoría de supercuerdas.

    Heller obviamente no es partidario de estas especulaciones sobre multiversos y teoría de cuerdas. Él mismo nos propone una especulación alternativa que le parece más verosímil y, a su entender, más acorde con la teología: la especulación sobre un universo que, al ir hacia sus fundamentos primordiales, se transforma en una dimensión no espacio-temporal que acabaría conectando, más allá de las posibles sigularidades geométricas y del big Bang, con la realidad transcendente de un Dios a-temporal.

    Geometría no conmutativa para una filosofía teísta

    Veamos cómo expone Heller sus propios conceptos.

    “Podríamos especular que la geometría no conmutativa no es un instrumento artificial usado en correspondencia con las singularidades clásicas en la relatividad general, sino más bien algo que refleja la estructura de la era de la gravedad cuántica. El hecho de que los operadores en un espacio de Hilbert (que son los típicos objetos matemáticos de la mecánica cuántica) responden a la verdadera esencia de una descripción no conmutativa de las singularidades podría sugerir que las singularidades “tienen un cierto conocimiento” sobre los efectos cuánticos. La hipótesis tentadora es que por debajo del umbral de Plank existe la era de gravedad cuántica que está modelizada por una geometría no conmutativa y, en consecuencia, es absolutamente no-local. En esta era no hay ningún espacio y tiempo en su significado usual. Sólo cuando el universo pasa el umbral de Plank se produce una “fase de transición” a la geometría conmutativa, y en esta transición emerge el espacio-tiempo ordinario juntamente con sus fronteras o límites singulares (singularidades)” (Creative Tension, 92-93).

    “Las singularidades se forman en el proceso de transición por el umbral de Plank al emerger el espacio-tiempo desde una geometría no conmutativa. Este proceso podría explicarse como sigue. Normalmente pensamos en la era de Plank como algo escondido en la prehistoria del universo cuando su escala típica era del orden de 10-33 cm. Sin embargo, la era de Plank puede verse precisamente ahora si ahondamos más y más en la estructura del mundo hasta que alcanzamos el umbral de 10-33 cm. Al cruzar este umbral nos hallaríamos en el “estrato” de Plank con su régimen no conmutativo. En este nivel fundamental debajo de la escala de Plank todos los estados discurren por igual y no hay distinción alguna entre estados singulares y no singulares. Sólo el observador macroscópico, situado en el espacio-tiempo (y por ello más allá del umbral de Plank), puede decir que su universo comenzó en una singularidad en un finito pasado, y posiblemente se resolverá en una singularidad final en su finito futuro” (Creative Tension, 93).

    “Todos los fenómenos no-locales tienen su explicación natural en el punto de vista no conmutativo. Por ser el nivel fundamental totalmente no-local no es de extrañar que ciertos fenómenos cuánticos (tales como el tipo de experimento EPR) que están producidos en este nivel muestren efectos no-locales; son como la punta del iceberg de esta “no-conmutatividad no-local” que se ha mantenido a pesar de la fase de transición a la física ordinaria.

    Para explicar el “horizon problem” [el hecho astrofísico de que partes muy distantes del universo sin contacto físico alguno presentan ecatamente los mismos valores de ciertos parámetros] podríamos tomar otra perspectiva y mirar la “no conmutatividad fundamental” como situada “en el principio”, en la era pre-Plank. En conformidad con nuestra hipótesis, esta época era totalmente global; no es extraño, por tanto, que cuando el universo estaba atravesando el umbral de Plank preservara ciertas características globales también en aquellos lugares que nunca (después del umbral de Plank) habían interactuado causalmente entre ellos” (Creative Tension, 115).

    La reflexión especulativa de “segundo orden” (la de “primer orden” sería la sólo científica) es en Heller la filosófico-metafísica-teológica. Es aquí donde la lógica de su hipótesis explicativa de la geometría no conmutativa le lleva a ciertas reinterpretaciones de temas clásicos de la filosofía-teología, como son: la idea del tiempo –o mejor del no espacio-tiempo – en Dios; la aplicación de esto a la idea tradicional de “creación” (creación continua y “desde la eternidad”, posibilidad prevista por Santo Tomás); el concepto de causalidad y también de “causa primera”; la forma de entender cómo el azar, la probabilidad y la estadística pueden entenderse como elementos del diseño creativo de una divinidad más allá del espacio-tiempo; los temas clásicos de la omnipotencia y la omnisciencia divina en discusión con la filosofía-teología del proceso (Whitehead), así como la temática clásica sobre el sentido de la “acción de Dios en el mundo” …

    ¿Necesita una causa el universo?

    En su “statement” ante el Premio Templeton nos dice Heller:

    “Al contemplar el universo se impone una pregunta: ¿necesita el universo tener una causa? Es claro que las explicaciones causales son una parte vital del método científico. Variados procesos en el universo pueden ser expuestos como una sucesión de estados, de tal manera que el estado precedente es causa del que le sucede. Si observamos con más profundidad estos procesos vemos que hay siempre una ley dinámica que prescribe cómo un estado debe producir el otro. Pero las leyes dinámicas se expresan en forma de ecuaciones matemáticas y si preguntamos acerca de la causa del universo deberíamos preguntar acerca de la causa de las leyes matemáticas. Al hacerlo así nos retrotraemos a la gran huella del Dios que piensa el universo. La pregunta sobre la última causalidad se traslada a otra de las preguntas de Leibniz: ¿por qué hay algo y no más bien nada? (en sus “Principles of Nature and Grace”). Al plantear esta pregunta no estamos preguntando sobre una causa similar a las otras causas. Preguntamos por la raíz de todas las posibles causas”.

    Al leer este texto (y otros similares de Heller) se tiene la impresión de que Heller admite el enfoque de la metafísica tomista clásica: la explicación del universo exige una causa primera no mundana y necesaria, sólo atribuible a Dios, ya que al mundo no puede atribuírsele la necesidad. Sólo Dios – y no el universo – puede ser entendido como “causa raíz”, como fundamento del ser, es decir, como ser necesario: sólo Dios puede ser necesario.

    Haciendo de abogado del diablo nos atreveríamos, sin embargo, a hacer algunas observaciones. 1) La ciencia – y también la razón filosófica – comienzan a pensar desde un mundo empírico fáctico y se encamina a conocer su suficiencia para ser real, tal como se presenta (la expectativa de la ciencia y de la razón sería, de principio, que el sistema real que vemos fuera auto-suficiente). 2) El problema de la ciencia/razón es precisamente que es enigmático cómo entender esta suficiencia: atribuirla al puro mundo sin Dios (ateísmo) o a un Dios que se entiende como realidad transcendente al universo (teísmo). 3) Tanto si atribuyéramos la suficiencia al universo o a Dios, en ambos casos, deberíamos atribuirle eo ipso la necesidad. Este sería el enfoque propio de la ciencia.

    En otras palabras, la necesidad es algo que debemos postular, bien del universo, bien de Dios, según a quien atribuyéramos la suficiencia de la realidad. Pero ni en un caso ni en otro podemos entender por qué su “ontología” lo hace “necesario”. Volviendo a la pregunta de Leibniz, que Heller menciona en el texto anterior, no podemos saber por qué el universo existe o más bien no existe, ni por qué Dios existe o más bien no existe. Lo único que puede hacer la razón, y la ciencia, es tratar de conocer dónde se funda la suficiencia del universo que de hecho existe y nos contiene y, eo ipso, atribuirle la necesidad.

    Esto mismo es lo que dice Leo Smolin – refiriéndose a la frase de Leibniz “¿por qué hay algo y no más bien nada?” – en un texto citado por el mismo Heller: “No entiendo, en realidad, cómo la ciencia, por mucho que pueda progresar, pudiera llevarnos a entender preguntas de esta naturaleza. En último término quizá debiera quedar un lugar para el misticismo. Pero misticismo no es metafísica y esto es sólo lo que yo pretendo eliminar” (Creative Tension, 160).

    Pensemos que, si sólo a Dios pudiera la razón atribuirle la necesidad, entonces la existencia de Dios sería racionalmente segura (o sea, de “certeza metafísica” como decía la escolástica tomista). El ateísmo no sería viable para la razón. ¿Es esto lo que piensa Heller? La verdad es que parece moverse en una cierta ambivalencia. Por una parte, hay textos como el último citado. Pero, por otra nos dice también que la gran aportación de la ciencia a la teología es habernos hecho entender que el universo es un Misterio. Y en esto último estamos de acuerdo con Heller.

    Un misterio que algunos intentar clarificar con hipótesis ateístas libremente asumidas. Pero un misterio también susceptible de que a otros, como Heller, les sugiera hipótesis y especulaciones posibles, libremente asumidas, que muestran la verosimilitud de la hipótesis de que fuera creado por ser divino personal, fundamento del ser.

    Javier Monserrat es miembro de la Cátedra CTR
    Fuente:

    http://www.tendencias21.net/Michael-Heller,-Premio-Templeton-2008-por-sus-investigaciones-sobre-el-Universo_a2153.html

    Nuestra relación con Dios bajo el Nuevo Pacto

    Nuestra relación con Dios bajo el Nuevo Pacto

    CRISTIANOS UNIDOS

    Antonio Vélez Espino

    [Dios], el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica. (2 Corintios 3:5-7)

    ¿Alguna vez has pensado en la tremenda bendición que representa el haber nacido en esta época, bajo el nuevo pacto de Dios activado a través de Jesucristo? ¿Puedes ponerte en el lugar del creyente, semilla de Abraham, que vivió su relación con el Altísimo a través de la ley? ¿Como sería tu vida espiritual sin la persona de Jesucristo manifestado y sin el nuevo testamento bíblico que da fe del inicio de un nuevo capitulo en el plan de Dios? Creo que estas preguntas han sido relevantes en toda época bajo el nuevo pacto (en otras palabras la era contemporánea) ante el despliegue del mismo espíritu religioso (farisaico) que Jesús, y antes de El Juan el Bautista,  reprendió tan severamente en varias ocasiones y el cual siempre ha tratado de matar la vida espiritual genuina que Jesús vino a ejemplificar. Basta recorrer con nuestros ojos las diferentes denominaciones cristianas de estos días para darse cuenta que a pesar del tremendo salto que representó para el creyente el movimiento protestante encabezado por Lutero y Calvino en la Europa del siglo XVI, y que buscaba –primeramente la revitalización del cristianismo primitivo y el libre acceso a las sagradas escrituras (antes de la reforma protestante solo la casta sacerdotal tenía acceso a la Biblia), todavía venimos arrastrando un enorme costal de argumentos religiosos y conductas ritualísticas que no solo inhiben la verdadera comunión con Dios sino que también provocan divisiones entre denominaciones. Sí, la iglesia de Cristo es santa, sin arruga y sin mancha, pero esa iglesia a la que Cristo va a desposar no es una denominación particular sino todos los creyentes que se mantuvieron firmes en la carrera de la fe, amando a Dios con toda su mente y todo su corazón y amando al prójimo como a si mismos. Y sí, estos creyentes hemos sido, somos, y seremos imperfectos hasta el final de nuestros días para que Dios reciba toda la gloria y nadie se glorifique o crea que es merecedor de tal herencia (¿escuche varios aauuchs o fue mi imaginación?).

    Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. (Hebreos 8:13)

    Es claro que la religión sigue siendo el opio de las masas que tanto exasperaba a Karl Marx – quien aparentemente nunca entendió la diferencia entre religión y comunión con el Creador – pero Jesús no vino a instalar un nuevo orden religioso en el planeta sino a liberarnos de la doctrina de condenación y ofrecerse en sacrificio para justificación de una humanidad perdida en el pecado (incluyendo a los marxistas y todos los que no creen) y que pasa de generación en generación como oveja sin pastor cuando la luz del evangelio no llega al corazón. Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos [los hijos de Israel].  Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. (2 Corintios 3:15-17).

    ¿Si la esencia del nuevo pacto es la libertad de caminar en fe imitando en todo a Cristo y concientes de que somos salvos por Gracia, entonces porqué nos aferramos tanto a los esquemas religiosos? Una posible causa es que la experiencia cristiana habiendo sido impregnada con  tantos siglos de oscurantismo, de privilegios eclesiásticos, y de control a través de la explotación de la fe se haya conformado a las expresiones denominacionales del cristianismo como un punto intermedio entre el cristianismo religioso y la autentica vida cristiana fundada en la libertad que el Espíritu de Dios derrama a través de la gracia. O en el mejor de los casos, este devenir histórico se manifiesta en un temor natural a llevar la liberación protestante hacia cimas más altas, desde donde las enseñanzas de Cristo sean transmitidas libres de todo espíritu farisaico y libre de toda manipulación insana. La fuente de este temor puede ser el deseo autentico de no rechazar parte de nuestro legado espiritual al rechazar el espíritu religioso. Pero entre más uno lee las sagradas escrituras más se hace evidente la tergiversación milenaria de las escrituras como medio para abusar la fe del incauto y construir pequeños reinos en el nombre de Dios.

    He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros. (Génesis 9:9)

    Nuestro Dios es un Dios de pactos y su fidelidad nunca falla; somos los descendientes de Adán y Eva los que fallamos en nuestra parte del pacto y así bloqueamos las promesas de Dios sobre nuestras vidas. El antiguo pacto fue reivindicado varias veces en las vidas de Abraham y  sus descendientes, y ese pacto estaba basado en la obediencia y el vivir bajo una ley que no dejaba mucho espacio para la gracia. Pero aun así la gloria de Dios se manifestaba y esa gloria era herencia para futuras generaciones. Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones (Génesis 17:9).  Más Dios en su infinita misericordia decidió proveer nuevo pacto entre El y los hombres, y así iniciar una nueva época en la creación. He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. (Jeremías 31:31; Hebreos 8:8). Y este nuevo pacto es mejor que el antiguo puesto que sustituye la condenación por la justificación y la ley por la gracia. […el cual no consiste en letra] escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios (2 Corintios 3:3-5). …¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. (2 Corintios 3:8-9).

    Entonces el haber nacido en esta época de gracia y justificación es un regalo singular y magnífico que frecuentemente pasamos por alto. No todos los hombres que han buscado un encuentro con el Altísimo en la faz de la tierra han contado con tantos recursos nacidos del poder de Dios para conocer al Creador de los cielos y la tierra, transformar nuestras vidas, y mantenerlas firmes y sujetas a la única fe que salva y que desata las bendiciones del cielo para el que cree y que abre las puertas de la eternidad para el que persiste hasta el final. Tan solo el poder que radica en el nombre de Jesús es una herencia preciosa de la que no disponían los personajes del antiguo testamento.

    Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada (Marcos 14:24). …porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados (Mateo 26:28).

    Que si nos congregamos en sábado o domingo, que si donar sangre es pecado, que si existe o no comida impura.  Todo esto no es mas que un campo ridículo de batalla provocado por el enemigo de Dios que dirige parte de su estrategia de destrucción bajo el lema de “divide y vencerás”. Bajo el nuevo pacto no existe diferencia entre sábado y domingo, no puede ser pecado donar sangre cuando Cristo donó toda Su grande por ti y por mi, y Cristo estableció claramente que toda impureza viene del corazón no de la comida. No me cabe duda que un espíritu milenario de esclavitud ata las mentes y corazones de hombres y mujeres para subyugar la vida espiritual a condiciones establecidas bajo el viejo pacto. Y desde luego todo anhelo de vivir bajo el viejo pacto es inútil pues es imposible cumplir con la ley. Cualquiera que se enfoca en el cumplimiento de normas Mosaicas es por necesidad y definición arbitrariamente selectivo en cuanto a las normas que sigue. Por eso era necesario un nuevo pacto. Yo te exhorto a que te sacudas ese costal de prejuicios y actitudes religiosas que solo te roban de la libertad que Cristo te ofrece. Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel (Hebreos 12:24). Así que, por eso [Cristo] es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna (Hebreos 9:15). Entonces el nuevo pacto es mejor que el antiguo y el antiguo pasa a ser sombra y preparación para el advenimiento del gran poder de Dios manifestado en la persona de Jesucristo, quien no vino a añadir más condenación sino a salvar lo que se había perdido. Esto no significa que el antiguo testamento carece de valor. Todo lo contrario. Múltiples atributos de Dios son revelados en el antiguo pacto, incluyendo Su plan de enviar un salvador (El Mesías) y de revelar las señales y prodigios que precederían la llegada del Salvador, los detalles de su vida y muerte, y Su lugar en el Reino. Y tristemente, aun muchos estudiosos del antiguo testamento no lo reconocieron porque su corazón se había apartado del carácter de Dios.

    Jehová Dios de Israel, no hay Dios semejante a ti en el cielo ni en la tierra, que guardas el pacto y la misericordia con tus siervos que caminan delante de ti de todo su corazón. (2 Crónicas 6:13-15)

    El amor de Dios hacia Su creación y hacia el ser humano en particular no ha cambiado. Su misericordia y fidelidad han sido constantes a través de los siglos. Solo Dios en su infinita sabiduría sabe a la perfección los tiempos y así escogió el tiempo preciso del inicio de un nuevo pacto en el que el sacrificio de Su hijo Jesucristo era menester. El sacrificio de Jesús no solo hizo posible el cambio de la ley a la gracia sino que también terminó con la necesidad de intermediarios (sacerdotes) entre Dios y los hombres, eliminó la necesidad de rituales y sacrificios para agradar a Dios, y abrió camino delante de nosotros para acceder al trono de Dios y Sus promesas. Si el día de hoy predicadores, profetas, ministros de sanidad y milagros, y otras personalidades dentro del ámbito cristiano persisten en robar pantalla, engrandecerse, y alimentar una relación de co-dependencia con los creyentes en la que el creyente depende vitalmente de los dones del ministro es debido en parte a esa debilidad humana de idolatrar y poner su fe en objetos o personas tangibles. Y esto es contrario a la autentica fe  que consiste en la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). La única jerarquía que existe en el cuerpo de Cristo (Su iglesia) es la supremacía de nuestro Maestro y Supremo Sacerdote Jesús y la grandeza del siervo. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido (Mateo 23: 8-12). Esa confusión también invadió los corazones de los discípulos cuando expresaban su celo por conocer quien sería el mayor de entre ellos. Y llegó a Capernaum; y cuando estuvo en casa, les preguntó: ¿Qué disputabais entre vosotros en el camino? Mas ellos callaron; porque en el camino habían disputado entre sí, quién había de ser el mayor. Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos (Marcos 9:33-35). ¿Entonces de donde viene la cuasi-divinidad de ministros en algunas congregaciones y ministerios y el énfasis en tanta estructura jerárquica en tantas congregaciones y denominaciones? No nos hemos percatado, como iglesia del siglo XXI, que esa brecha que existe entre una sociedad (donde quiera que la iglesia este presente) hambrienta de verdad y vida espiritual y la iglesia de Cristo debe ser franqueada a través del ministerio de la gracia y la justificación, no a través de mas religiosidad y esquemas de dependencia donde se pretende llevar al prójimo en necesidad a una religión o congregación particular en lugar de anhelar llevarlo a los pies de Cristo y a esa libertad impregnada con poder y autoridad para llevar una vida agradable a Dios y ser luz en la oscuridad. Cierro con un par de preguntas. ¿Qué crees que diría Jesús de las diversas expresiones del cristianismo denominacional que dominan el panorama cristiano actual? ¿Qué tanto hemos divergido de la iglesia primitiva que Jesús instauró? Este es un tema que merece en sí mismo profunda reflexión.

     

    Anteriores Entradas antiguas

    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 1.985 seguidores