El juego de la copa


El juego de la copa

Puede haberte dado miedo o solamente haberte parecido extraño: son esas cosas que pasan y que uno nunca va a saber por qué.

El Primer Mandamiento prohíbe invocar espíritus. El Rey Saúl recurrió a una mujer para conjurar el espíritu del difunto profeta Samuel y fue castigado por Dios (1 Samuel 28, 8-17). Se trata del pecado de adivinación: querer “desvelar” el porvenir recurriendo a espíritus (que en realidad son demonios).

Ver La Tabla Hoiuja

Ver Pecados religiosos

Movimiento del vaso.(0)

Durante una semana de estudios bíblicos, un pastor y hombre de ciencia nos contó el siguiente caso: “El deseo de investigar los fenómenos ocultos le llevó a tomar parte en algunas sesiones espiritistas. Los miembros del círculo estaban sentados alrededor de una mesa sobre la que se hallaba extendido un enorme alfabeto. Las letras estaban cubiertas por una placa de vi una copita de licor. Después de la apertura de la sesión con una oración filosófico-religiosa, fue citado un espíritu. Los presentes entonces comenzaron a dirigir preguntas al espíritu invisible que les respondía haciendo mover la cepita, la cual se detenía en cada una de las letras correspondientes. Las letras formaban palabras que eran la respuesta a las preguntas”.
El que nos proporciona este relato, se interesó en primer lugar, por la fuente de energía que forzosamente había de haber detrás de cada movimiento del vaso. Durante muchas sesiones, tra sin que ello le condujera a ningún resultado, encontrándose al fin ante la al con el más comprensible fenó meno de la telequinesia. La participación en estas sesiones espiritistas, que en un principio sólo había de servir para el estudio de los fenómenos ocultos, trajo como consecuencia para el que hacía los experimentos graves resultados. Desapareció en él el interés por la Palabra de Dios. Cuando estaba predicando el domingo, entraban en su mente tentaciones síquicas de raro carácter. Tenía luchas interiores cada vez que había de pisar la Casa del Señor. Esta situación y estas ten otra solución que presentar la renuncia a su cargo pastoral (1).
Desde el punto de vista médico: No hubo ningún disturbio físico que motivar las inquietudes síquicas de este académico; raras veces había estado enfermo en su vida. Tampoco había precedentes de enfermedades nerviosas o melancólicas. Después de su dimisión en el cargo de la iglesia, empezó otro oficio que hoy sigue perfectamente.

Desde el punto de vista parasicológico, tenemos 4 preguntas:
¿Estaban bajo la influencia de hipnosis los participantes que contemplaban el movimiento de la copa? (2).

¿Eran víctimas de algún truco?

¿Es posible en este caso la hipótesis de los espíritus, o bien se puede aclarar con la teoría animística de la sicoginesis?

En este sentido se dirige la aclaración del psicólogo Hender en su libro “Automatismos psíquico”. En la página 8 habla de la capacidad Intelectual de un círculo de personas unidas en un mismo propósito para alcanzar el fenómeno automático como producto de un acendrado polisiquismo.

En el plano de la cura de almas el secreto de la misteriosa fuente de energía nos interesa de un modo secundario.

Se trata en primer lugar de las consecuencias ocasionadas por la práctica del Ocultismo en el complejo psíquico del experimentador. La aversión a la Palabra de Dios y los ataques inexplicables, al hallarse en la iglesia cumpliendo su ministerio.

Ej. 3. Un segundo sistema de hacer mover el vaso nos trae nuevos elementos para discusión. Una mujer joven lo practicaba de este modo: Alrededor de un vidrio redondo había escrito las letras del abecedario. El vaso se movía dentro del círculo indicando las letras de los bordes. De esta forma obtenía respuestas sobre cualquier materia. Esta práctica privada la desarrolló, gracias a las experiencias adquiridas en reuniones espiritistas. Lo especial del caso es que esta mujer creía hacer poder venir del más allá personalidades como Lutero, el Apóstol Pablo y aún a Cristo como mínimo. Solía comenzar con una oración, y estaba plenamente convencida del carácter religioso de su arte. En su pueblo era considerada como una mujer piadosa, pues era fiel asistente a los cultos de la Iglesia. En algunas ocasiones había incluso aconsejado a parientes y amigos a través de su vidrio mágico. Era ya su costumbre emplear la frase: “Espera, voy a preguntar al Salvador”.

A esta espiritista pseudo-cristiana le fue dado vivir muy poco. Repentinamente en los mejores años de su vida enfermó. Notó por sí misma que su fin se acercaba y decía que el Salvador vendría a buscarla. Una vecina que estuvo presente en la habitación de la enferma, cuenta los últimos instantes que precedieron a su muerte. En los últimos momentos de su muerte se expresó así: «Ahora viene el Salvador a buscarme». Su mirada estaba dirigida a la ventana con gesto de espera. La expresión de sus ojos delataba la aproximación de un ser invisible. De pronto su mirada cambió transformándose en una mueca llena de terror, y su último grito fue de espanto. Así murió. Según el relato de la testigo ocular, ocurrió como si la moribunda despertara de una ilusión a una realidad espeluznante.

Según la experiencia obtenida en la cura de almas, se producen en estas circunstancias que se repiten en muchos casos del Ocultismo: escondido bajo el manto cristiano. La mujer ejercitaba una práctica espiritista; sin embargo, estaba convencida del espíritu cristiano de sus actos. Solamente ante las puertas de la eternidad se rompió el velo de vanas ilusiones piadosas. Un médico escéptico podría argüir que el repentino cambio en la expresión del rostro de la mujer y el grito de dolor nada tienen que ver con su posición religiosa o con sus prácticas ocultas, sino más bien con la agonía física (3). Al parasicólogo le interesa bien poco la valoración ética de los fenómenos ocultos. Para él sólo es interesante el fenómeno experimental de mover el vaso, por si se trata aquí de criptomnesia, o bien de hipermnesia (4), de clarividencia, comunicaciones con espíritus o cualquier otra forma de percepción ultrasensible, descontando que en este caso no parece haber noticias de interesado engaño para sacar dinero.

Si bien aquí no son presentados todos los detalles posibles del caso, debe tenerse en cuenta estas dos cosas. Las manipulaciones espiritistas estaban cubiertas de un manto piadoso. La protagonista experimentó una difícil y extraña agonía. Síntoma que se repite en todos los casos de práctica oculta que me son conocidos. Es curioso observar que el profesor Bender, un especialista en la materia de hacer mover los vasos, advierte seriamente a sus lectores contra el automatismo psíquico (5)

Otros Testimonios:

Maxi cuenta lo suyo.
Obviamente, empezó como un juego. La idea, más que nada, era asustar un poco a las chicas y divertirnos un rato ese aburrido jueves de diciembre.
Mis viejos no estaban y ofrecí mi casa para hacer el juego de la copa. Corrimos todo de la mesa, pusimos los papelitos con las letras y los números del 0 al 9, y un “sí” y un “no” en el medio.
Eramos más o menos diez y nos turnábamos para poner el dedo en la copa, que estaba boca abajo. Después de un montón de risas y de hablar pavadas sin que pase nada, nos pusimos serios y uno preguntó: “Espíritu de la copa, ¿estás ahí?”.
Increíble, pero se movió al “sí”. Los que no tenían puesto el dedo pensaban que no era de verdad, pero al ir alternándonos nos dimos cuenta que era cierto.
Preguntábamos cualquier pavada, quién gustaba de quién, o el color del calzoncillo o la bombacha de alguien. Hasta que a uno se le ocurrió saber el nombre del espíritu. Contestó “Damien”, como el chico maldito de la película La Profecía.
A partir de ahí, la copa empezó a moverse como quería. Iba sola varias veces al “6″ (por el “666″) o marcaba la palabra gun (arma, en inglés) cuando le preguntábamos qué pasaría si alguien se iba de la mesa. La verdad, éramos 10 personas de 18 años y, no lo pudimos evitar, nos asustamos.
También nos decía los segundos nombres de algunos amigos o parientes y otros datos que no había forma de que la mayoría los supiera. Es decir, no existía ninguna manera de ponerse de acuerdo para mover la copa y formar alguna palabra en especial.
En un momento, puse una cadenita con una cruz en el centro de la mesa y la copa se volvió como loca, se movía para todos lados e intentaba sacarla del círculo que habíamos armado con las letras y los números.
A eso de las 5.30 de la mañana, después de “jugar” más de cuatro horas, decidimos tirar la copa por la ventana. Esa noche me iba a quedar a dormir en casa con dos amigos, pero preferimos irnos a lo de otro.
Pedimos un taxi y, no sé si estaríamos muy sugestionados, pero el taxímetro marcaba muchos números en los que había 6. Creo que pagamos 6,36…
Nunca les conté a mis viejos por qué faltaba una copa de cristal del juego que les habían regalado para su casamiento.
Las consecuencias de un mal empleo del juego sumadas a una invocación exitosa pero equivocada suelen ser perjudiciales.
Se han registrado casos de posesión demoniaca, apariciones fantasmagóricas, muertes repentinas o la no grata presencia de nuevos “huéspedes” en los hogares.
Aun asi no faltan los clásicos casos de paranoia por la simple sugestión.
Si buscan información en los lugares correctos verán muchísimo mas.
Tengan en cuenta que el juego se centra en la comunicación con un ente, pudiendo ser este cualquier cosa que logre entrar en contacto primero.(6)

Muchas veces escuchamos hablar de este juego realizado en ocasiones por curiosidad o divertimento.
Las personas que generalmente “juegan” con la copa, no tienen el conocimiento espiritual adecuado para inferir de esta acción, conclusiones verdaderamente acertadas. Desconocen la existencia de entidades incorpóreas, de un mundo espiritual que nos rodea.

Escuchamos mencionar habitualmente:
“La copa se movió por el poder mental de un asistente”.
“Se mueve porque todos estamos pensando en ello”.
“Se mueve porque existen espíritus”.
Para el escéptico será solamente la acción del cerebro humano.
El incrédulo opinará que no existe movimiento de la copa, simplemente porque no cree.
El curioso siente saciada su curiosidad cuando se produce cierto fenómeno, pero luego experimenta miedo.
Al espiritista le causa generalmente cierta indiferencia, y en ocasiones rechazo.
Analizando cada uno de los casos anteriores (pueden existir más), observamos:
El escéptico no cree en el juego de la copa porque de antemano ha rechazado la posibilidad de la intervención de un ente distinto a los concurrentes.
El incrédulo se inclina por la inexistencia de este juego, le resta veracidad, porque su fe es distinta o no comparte aún cuando se producen hechos fehacientes.
El curioso necesita saber, comprobar, estudiar, arriesgar, analizar; su naturaleza lo conduce más allá. Sin embargo algo lo paraliza: el miedo, lo desconocido.
La persona intrépida, curiosa, segura de sí misma, seguirá adelante, cueste lo que cueste. Quiere investigar hasta el final.
Pero el miedo, paraliza, desorienta. ¿Por qué se produce?, porque las personas que acuden simplemente por curiosidad a la realización de este fenómeno, no esperaban de la reunión respuestas tan concluyentes.
En un caso real varias personas se reunieron con el propósito de realizar el famoso juego, todas ellas de distintas opiniones incluso de diferentes religiones. Ante el asombro general no sólo la copa se movió sino además, indicó a los asistentes un nombre y un número de teléfono, seguidos de las palabras: “estoy vivo”.
Como era de esperar y ante el asombro de todos, era evidente que alguien había transmitido los datos. Se generó un diálogo sobre la veracidad o no de los mismos y la siguiente pregunta: ¿Alguien conoce este teléfono y este nombre? Todos sin excepción contestaron que no.
Existían dos opiniones, dejar las cosas así, o seguir. Por supuesto que los intrépidos y curiosos con el consentimiento de los restantes, optaron por comprobar la veracidad y autenticidad del hecho. Fue así que realizaron la llamada correspondiente, contestando afirmativamente la madre del joven en cuestión, que su hijo se encontraba pero no podía atender el teléfono porque hacía poco tiempo que se encontraba durmiendo. El asombro fue abrumador. El silencio colmó el lugar donde se encontraban los asistentes.

Luego, surgieron opiniones y comentarios de distinta índole:
– “Yo no creo”
– “A mí no me gusta esto”
– “Se nos fue de las manos”
– “Si nosotros no conocemos a ese joven,. ¿cómo se produjo esto?
– “Tengo miedo”
– “Tengo miedo es algo serio”
– “Tengo miedo pero quiero ir mas allá. Tengo curiosidad”.
– “Hablar con los muertos me hace mal es cosa de espiritistas. Pero si el joven dijo que estaba vivo (acoto un asistente)”
– “Consultando a religiosos de distintas creencias, contestaron que no era conveniente seguir investigando. Algunos atribuían las consecuencias al Diablo”.
En el juego de la copa, ¿interviene el Diablo?
¿Los efectos son consecuencia de la mente de los asistentes?
¿Por qué no es conveniente seguir investigando, como opinan algunos religiosos?
¿Es peligroso?
¿Existe participación de los espíritus?
¿Es espiritismo?

Contestamos desde la opinión espiritistas las anteriores preguntas:

El Diablo no existe. Dios es único, justo, bueno, y todopoderoso. La existencia de un ser en iguales condiciones es imposible por el carácter de unicidad. Además la creación por Dios de un ser como el Diablo, se contradice con la condición de bueno y justo.
Los efectos del juego de la copa no son atribuibles a las mentes de los asistentes ,o a la capacidad cerebral de los mismos, porque el cerebro elabora información de acuerdo a datos previos, originando luego razonamientos. Ninguno de los asistentes conocía previamente el teléfono o el nombre del joven en cuestión.
En el juego de la copa intervienen espíritus encarnados (es decir con cuerpo, seres humanos) o desencarnado (incorpóreos, pertenecientes al mundo espiritual)
Para algunos religiosos la inconveniencia radica en la expansión de conocimientos nuevos, asimilables fácilmente para aquellas personas dispuestas a conocer más de la realidad.
¿Cómo explicar la inmortalidad del alma, la existencia de seres incorpóreos, de espíritus, de las comunicaciones entre el mundo material y espiritual. Deberían indefectiblemente estos religiosos contradecir los basamentos de sus doctrinas. Pero hay algo real: los hechos existen, las consecuencias y las causas también.

La causa del juego de la copa es la comunicación de un espíritu errante y las personas intervinientes en este juego, en el cual se necesita no sólo del espíritu en cuestión, sino además de una o varias personas médiumns, es decir de intermediarios entre el mundo espiritual y el material.(7)

Cuento una experiencia, para que quede en el recuerdo:
Lo que voy a contar ocurrió en una pequeña comuna de Misiones (Argentina), el lugar se llama Puerto Rico, ésta pasando Posadas yendo hacia Cataratas…

Una noche, un grupo de chicos y chicas determinó practicar “el juego de la copa” … entre ellos había una persona que era simplemente hermosa, una flaca, de pelos negros, alta… linda chica. La destaco porque después del “Juego de la Copa” esa persona nunca volvió a ir al colegio… se quedaba siempre adentro de la pieza donde dormía, nunca prendía luces… siempre estuvo sola… por mas que los amigos la visitaran, ella los atendía pero se notaba que no era la misma… quedo como en un estado de “shock” del que no salia… por mas que la “trataron” los médicos y demás… hasta “curanderos” se hablaba mucho de cosas espirituales (macumbas y demás cosas)… hasta que una noche., cuando menos se lo esperaba el pueblo, dicen que escucharon un ruido terrible provenir de la habitación (oscura) de la chica…

Había agarrado una escopeta, y se había disparado en la boca…

Obviamente que cuando te cuentan la historia te dejan con la boca abierta… tal vez yo no hago el mismo efecto contándoselas por este medio… pero tengan en cuenta que la persona que me la cuenta a mi, es de ese lugar… o sea, de Misiones. Dicha persona sabe muchas cosas mas, detalles y demás cosas que le pedí por favor NO me cuente… porque cuando me las contaba había gente (en esa habitación) que no querían escuchar cosas de espíritus…

En fin… creer o no creer…

Después de un tiempo a esta conversación, a solas… le pregunte a esta “otra” persona que tambien es de Misiones, y me contesto:
– “La chica de la que hablaba existió, y se suicidó. Era una persona normal, como cualquiera de nosotros, y una noche se mato. No puedo decirte más… ” (8)

Sin ningún lugar a dudas, esta práctica, al igual que el juego de la tabla houija,son practicas satánicas en forma de juego, para que la gente se interese por ellas.

El principio detrás de estas practicas, es la adivinación la consulta a los espíritus, todas prácticas relacionadas con el espiritismo

¿QUE ES LA ADIVINACIÓN?(9)
La adivinación, expresada de manera muy sencilla, es el arte oculto de mirar en el futuro o en lo desconocido. Este arte lo practican, de una u otra forma, la mayoría de las hechiceras y brujos wiccanos. Siempre ha sido una de las partes vitales del arte de la hechicería.

Además de realizar una adivinación con fines de magia, este arte es una tradición del Sabbat Samhain que practican la mayoría de los wiccanos que utilizan las piedras de runa o miran al interior de las bolas de cristal en esta noche, la más mística y mágica de todo el año.

La adivinación se divide en dos grandes categorías: la lectura e interpretación de augurios y presagios, además de cualquier forma de comunicación entre el ser humano y las entidades espirituales o seres divinos. Es un arte fascinante y de gran antigüedad. Su práctica (tanto en el pasado como en el presente) es universal.

A lo largo de muchas épocas, las hechiceras, gitanas, chamanes, sacerdotes y sacerdotisas paganas, curanderos y profetas bíblicos desarrollaron infinidad de métodos de adivinación. Sería prácticamente imposible extenderse en cada uno de los métodos en una única sección, por lo que se incluyen sólo aquellos que son los métodos más populares e interesantes de adivinación y que practican la mayoría de los wiccanos, hechiceras y brujos modernos: la taseografía (lectura de las hojas de té), la estolisomancia, la adivinación por medio de huevos, la adivinación con ayuda de un libro, la ceromancia, la geomancia, la discriminación, la hidatoscopia, la lectura de la bola de cristal, la adivinación de amor, la oniromancia (adivinación e interpretación profética de los sueños) y el uso de la tabla Ouija.

La adivinación con cartas del mazo de Tarot (también conocida como tarotología) quizá es el método número uno utilizado por la mayoría de los neopaganos.

Elijo dejar este método fuera de la sección por las siguientes razones:

1-En promedio, un mazo de cartas del Tarot contiene 56 cartas del Arcano Menor y 22 del Arcano Mayor. Cada una de ellas tiene su significado adivinatorio al derecho y de cabeza. Además, la posición de la carta al tirarse, así como cada uno de los cuatro grupos de cartas del Arcano Menor (Espadas, Copas, Vara y Pentáculo), tienen un sentido único. Para complicar un poco más las cosas, existen numerosos métodos para leer el Tarot.

2-Es un sistema de adivinación muy complejo que no puede (y no debería) condensarse en algunas páginas, ni siquiera en una sola sección.

Artículos relacionados con el Ocultismo

Notas:

(0) Dr. Koch, Kurt E. Título: Ocultismo y cura de almas : el tratamiento pastoral de aquellas personas, que por ocuparse en cosas ocultas, dañan sus almas … / por el Dr en teología Kurt E. Koch Editorial:Terrassa : Edit. Clie, DL 1983, Referències bibliogràfiques: Tít. orig.: Seelsorge und Okkultismus Depósito Legal:-1983, ISBN:84-7228-784-X, pp. 36-38,

(1) cf. Kloos, loc. c!t.12, pag. 423.

(2) Tal hipótesis defiende el profesor Dr. Christian Bruhn en su libro: “Gelehrte in Hypnose”, Hamburgo, 1926

(3)Rudolf Tischner,loc. “Ergebnisse okkulter Forschung”,Deutsche Verlagsabstalt, Stuttgart, 1950,pag.46

(4)Rudolf Tischner,loc. “Ergebnisse okkulter Forschung”,Deutsche Verlagsabstalt, Stuttgart, 1950,pag.28

(5)Cf.Hans Bender:”Psychische Automatismen”. Un tratado a la psicología experimental del subconsciente y de la percepción ultrasensible

(6) http://www.webconferencia.net/fenomenos-inexplicables/el-juego-de-la-copa-290049.html

(7) http://www.aeluzyvida.com.ar/copa.htm

(8) http://foros.picardianos.com/?showtopic=54192

(9) Es un extracto del Curso: Magia wicca, Cap. 9. Las artes místicas de la adivinación,http://www.mailxmail.com, http://www.mailxmail.com/curso/vida/magiawicca/capitulo9.htm

About these ads

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: ¿La tabla Ouija es un juego demoníaco o un simple engaño comercial? « Paulo Arieu Theologies Weblog
  2. esta es mi historia
    jul 29, 2008 @ 07:45:38

    Bueno, todo empezo un dia en la casa de una amiga, como siempre te juntas y qeres probar algo nuevo.
    Solo una sabia jugar y preparar todo, para las demas era algo nuevo.
    Eran las 2 de la mañana y esperamos qe los padres se durmieran para comenzar el juego.
    Preparamos todo, fuimos al sotano, encendimos velas y qedo todo en silencio.
    Comenzamos a invocar y no pasaba nada.. continuamos asi por media hora aproximadamente, hasta qe en un momento la copa se movio bruscamente.
    Asustadas seguimos, y le preguntamos cosas privadas qe respondia de manera acertada.
    Ya mas en clima con el juego nos animamos a qe nos de señales, pero no queria.
    Insistimos, hasta qe comenzaron a escucharse distintos ruidos ajenos a los comunes.
    Las puertas chillaban, las luces titilaban , pero nosotras no queriamos creerlo.
    Nos deciamos unas a otras qe solo era producto de nuestra imaginación.
    Al reiterar varias veces este minimo pero alentador consuelo, empezamos a notar qe el espiritu estaba enfadado,pues no le creiamos.
    La chica qe sabia jugar nos dijo qe no lo hicieramos enojar porque podria suceder cosas anormales.
    Sin hacerles caso, asustadas continuamos con las excusas hasta qe inesperadamente se apagaron todas las velas y comenzo a llover. Fue algo increíble qe hasta el dia de hoy no puedo contarlo sin qe duden y me crean loca.
    Pero yo lo vivi, todas mis amigas qe estaban presentes lo vivieron y no lo olvidaremos nunca.
    Comenzamos a llorar y salimos corriendo. Era insoportable el ambiente qe se mantenia en el sotano.
    Subimos al cuarto y nos encerramos alli.
    Prendimos todas las luces y despertamos a los padres. El padre tratando de tranquilizarnos bajo al sotano y nos aseguro qe no habia nada.
    Esa noche qedo para el recuerdo de todas.. sin embargo no termina ahí.
    Un mes después, era el cumpleaños de esta chica, y nos juntamos en su casa.
    Al final de la reunion, qedamos las mismas personas qe habiamos participado de ese juego.
    Nos encontrabamos en el living de la casa, cuando empezamos a sentir mucho frio. ( vale aclarar qe estabamos en verano )
    Asombradas por sentir repentinamente todas el mismo frio, quisimos saber a que se debia y comenzamos a cerrar las ventanas y apagar los ventiladores.. nos sentamos nuevamente , pero esta sensación no se iba.
    Nadie quizo comentar nada, pero fue inevitable no hacerlo cuando se comenzaron a escuchar ruidos desde el sotano.
    Muy asustadas no quisimos bajar solas, y llamamos a los hermanos. Ellos burlandose de nosotras, bajaron al sotano .
    En cuanto cerraron la puerta, no se escucho ni un solo ruido.
    Pensamos qe nos qerian asustar y esperamos.. paso 1 hora y no volvían. Ya desesperadas bajamos al sotano y vimos horrorizadas como estaban desmayados en el piso con una marca en sus manos cada uno.
    Eran dos inciales : L – E
    Paso toda esta situación y les pedimos explicaciones, nos contaron qe ni bien bajaron al sotano solo vieron oscuridad.
    Luego despertaron ya en la cocina, donde los habiamos llevado.
    Las iniciales se referian a su padre : luis estercio .
    no podiamos deducir a qe se debia este hecho. Y a medida qe paso el tiempo , mas incertidumbre teniamos.
    Paso una semana, y fue alli cuando entendimos todo.
    Luis murio, se suicido en su propio sotano, y al lado de el habia una carta qe decia, “ debian ayudarme” .
    Este hecho conmovio mucho a todos, y hasta el dia de hoy me sigue dando escalofrios contarlo.
    Mi amiga, la hija de luis, esta internada en un manicomio al igual qe su madre.
    Los hermanos no pueden superar la muerte de su padre y se sienten culpables. Por esto estan perdidos en la droga ya llegando al fin de sus dias.
    Las demas personas seguimos conmovidas por los sucesos, y por esto nunca mas volvimos a jugar a ese juego maldito.
    Hoy, se cumplen 2 meses qe me dieron el alta de un hospital de alto riesgo, pues cada dia 3 de todos los meses amanecia con marcas en mi cuerpo, qe fueron profundizandose hasta poner en peligro mi vida.
    Sinceramente cuento esto y no me dan ganas de nada.
    Les recomiendo no jugar con esas cosas, son peligrosas.
    Pero si lo hacen, no se burlen, y tengan conciencia de lo qe hacen.
    Les deseo mucha suerte. Un abrazo . Micaela

  3. pauloarieu
    jul 29, 2008 @ 08:00:21

    Hola, relamente me imparca tu testimonio, es muy fuerte.
    Me gustará publicarlo,si no tenes inconveniente.
    Me gustaria pedirte el numero de documento si es posible y si la direccion de correo electrónica que pusiste es correcta.
    Has pensado en acercarte a Dios de una manera personal.?
    Has meditado en todo esto profundamente?
    Sabes que tu vida corre riesgos,no?
    Satanás no va a partar hasta verte destruida del todo.
    No me parece correcto del todo decir “Pero si lo hacen…”. Tenemos que desanimar a las personas a que realicen estas prácticas y otras parecidas del espiritismo, ya que es muy peligroso.Además, traen consecuencias eternas si no te arrepentís de todos tus pecados y aceptas a Jesús como Señor y único y suficiente salvador de tu vida-
    Espero respuesta tuya.
    Gracias
    Dios te bendiga mucho y te ayude en este dificil momento.
    Paulo Arieu

  4. alejandro
    dic 25, 2008 @ 21:18:53

    Micaela me gustaria hablar contigo si stas interesada mi correo es alejandrom_96@hotmail.com bye

  5. lurdes
    ene 30, 2009 @ 03:53:08

    yop creo en eso xq juge alos 13 años ya tengo 14 y no paro de jugar a esooo
    me gustaria q me ayuden xq es peor q la droga…..tengo un bicio cn esoo

  6. pauloarieu
    ene 30, 2009 @ 04:41:37

    Tenes que escapar de ese jeugo, urfente, renunciar a todo, antes que el juego acabe con vos.Es peligrosísimo.
    Empeza a leer la biblia y hablar con Dios en oracion. Pedile perdon por tus pecados y por haber jugado a ese juego diabólico, y trata de acercarte a una iglesia cristiana, donde te ayuden en oracion a romper con ese vicio.
    Espero tu respusta

  7. pauloarieu
    ene 30, 2009 @ 06:20:25

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: