TEORIAS SOBRE LA INSPIRACION


TEORIAS SOBRE LA INSPIRACION

POR OSCAR NARANJO (ROSARIO / ARGENTINA)

(Sal. 12:6, 18:30, 19:7; Prov. 30:5)

1. LA BIBLIA ES UN LIBRO CUALQUIERA.

Esta teoría es a veces conocida como la teoría natural. Hoy mas que nunca hay muchas personas que la Biblia es un producto de la mente humana. Creen que la Biblia debe estimarse por su antigüedad, por contener datos históricos de mucho valor y por haber sido el libro que más influencia ha ejercido sobre la humanidad. Por supuesto, circunscribir el valor de la Biblia a sólo esto, es negar su inspiración.

2. LA BIBLIA FUE DICTADA POR DIOS.

Es conocida a veces como la teoría mecánica. Los que así creen sostienen que Dios dictó la Biblia palabra por palabra según aparece en los idiomas originales. Según esta teoría los autores fueron meras máquinas que escribieron aún sin sentir lo que escribían. Esto sería un atropello de las facultades humanas y una violación de la personalidad, lo que Dios nunca haría. La primera teoría descarta a Dios y da el énfasis al hombre; ésta por el contrario, descarta al hombre y le da el énfasis a Dios. La primera teoría carece de fundamento porque el mismo libro reclama ser inspirado y la segunda, porque está a la vista el rastro del hombre, cada uno con su propio estilo literario y con sus propias palabras.

3. DIOS INSPIRO EL CONCEPTO Y NO LAS PALABRAS.

Los siguientes versículos dan énfasis a las “palabras”, I Cor 2:13, Juan 17:8, y Ex. 20:1. Dios dejó a los escritores libres para escoger las palabras que le eran conocidas y las que acostumbraban usar, o sea Dios los dejó usar su estilo individual; sin embargo, fueron palabras de Dios. Leemos una y otra vez, “Así dice el Señor” y “El Señor habló, diciendo” o “Así ha dicho Jehová”.

4. HAY GRADOS DE INSPIRACION.

Unas personas dicen que en partes son más inspiradas que en otras. Por ejemplo, que las palabras de Cristo en los Evangelios valen más que los escritos de Pablo o que las cartas de Pablo son más inspiradas que el Antiguo Testamento. “Toda Escritura” es inspirada divinamente.

5. DIOS INSPIRO LA BIBLIA DE UNA MANERA VERBAL.

En los manuscritos originales, el Espíritu Santo guió en el escogimiento de las palabras usadas. El Espíritu Santo usó el estilo de cada uno de los autores para cumplir cierto propósito pero sin error. También quiere decir que la inspiración incluye todo, que la Biblia es en todo infalible según la verdad y final como la autoridad divina. Esto se respalda en los testimonios de los siguientes:

Moisés – Ex. 34:27

David – II Sam. 23:2, Sal. 45:1

Salomón – Prov. 30:6

Isaías – Isa. 6:5-8

Jeremías – Jerm. 1:7, 36:1-2

Zacarías – Zac. 7:7

Cristo – Mat. 8:17; Juan 8:47, 12:48, 14:10, 17:8

Pablo – I Cor. 2:4

Judas – Jud. 17-18

RESTRICCIONES DE LA INSPIRACION

1. La inspiración no implica una influencia sobrenatural en la preservación de las Escrituras, sino sólo en la primera comunicación de su contenido.

2. La inspiración no implica que los escritores fueran impecables, sino que como instrumentos de Dios en la revelación divina estaban exentos de error en todo lo que debía constituir parte de esa revelación.

3. Como se explicó antes, la inspiración no implica que los autores escribieran maquinalmente mientras Dios dictaba. Por el contrario, cada uno conserva su personalidad, su propio estilo y forma, lo que puede comprobarse en la lectura de los libros, con más o menos claridad.

4. En cuanto al relato de crímenes, hechos inmorales, palabras de hombres impíos y de Satanás, la inspiración no los aprueba, sólo asegura un relato verídico y los incluye para nuestra amonestación.

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.893 seguidores

%d personas les gusta esto: