La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento


La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. “ (Filipenses 4:7 RVR 1960)

Nuestro mundo lleno de problemas, anhela tener paz. Los que viven en tierras destrozadas por la guerra, miran la destrucción que les rodea y claman por la paz. Algunos viven en países, vecindarios o familias desgarrados por los conflictos, y desesperadamente anhelan la paz. Otros viven en ambientes pacíficos, pero sus corazones están llenos de discordia y desesperación; ansían tener paz mental.

El Señor desea que tengamos paz. El nacimiento de Jesús fue anunciado con el canto que dice: «¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!» (Lucas 2.14). En las últimas horas que pasó Cristo con Sus discípulos antes de morir, les dijo: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo (Juan 14.27).
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo (Juan 16.33).

¿Por qué no tenemos paz? Por lo menos dos barreras existen: En primer lugar, muchos no entienden qué es la verdadera paz; su concepto de paz se reduce a una situación pacífica o a la ausencia de conflictos. En segundo lugar, la mayoría no entiende que la única paz verdadera, que satisface plenamente y que es duradera, es la paz que viene del Señor.

No pase por alto la palabra «Y». La promesa del versículo 7 está vinculada con los versículos 4 al 6: Si usted se regocija siempre; si usted es «agradablemente razonable» siempre; si en lugar de preocuparse, usted ora; entonces tendrá usted «la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento ».
“La paz de Dios” es la paz que da Dios, la paz que solo Él puede dar porque Él es “el Dios de paz” (vers. 9). La expresión «sobrepasa todo entendimiento» es traducción de la frase griega huperechousa («tener [o sostener] sobre») panta («todo») noun («mente» o «pensamiento»).

Significa básicamente “sobre toda mente” o “sobre todo pensamiento”. La palabra podría referirse al hecho de que la mente humana es incapaz de producir la paz que solo Dios puede dar. Es probable que el propósito de la frase sea transmitir un significado más sencillo: La paz de Dios es tan maravillosa, tan asombrosa, que no hay manera como pueda ser comprendida por mentes finitas.

Sin duda la paz que proviene de Dios, o la paz que él confiere. No es lo mismo que tener paz para con Dios (Romanos 5: 1), sino que resulta de disfrutar esa experiencia. Pablo aclara que esa paz se concederá al que vive una vida de oración (Filipenses 4: 6). Puede suceder que el cristiano no siempre esté en paz con todos los hombres (Hebreos 12: 14); pero esa situación no tiene por qué impedir que reciba la paz de Dios en su corazón. Esta paz se basa en la fe en Dios y en un conocimiento personal de su poder y protección. Brota de un sentimiento de la permanente presencia divina y produce una confianza infantil y un amor confiado.

a. “Sobrepasa”.
Gr. huperéjo, “sobresalir”, “descollar”; “supera” (BJ); “sobrepuja” (BC, NC).

b. “Entendimiento”.
Gr. nóus, vocablo que puede tener varios matices de significado:

1. “facultad de comprender”, “entendimiento”, “mente”;

2. “razón”;

3. “facultad de juzgar”;

4. “modo de pensar” y, por lo tanto, “pensamientos”, “sentimientos”.

Nóus aparece 24 veces en el NT, de las cuales la RVR lo traduce 17 veces como “mente” y 7 veces como “entendimiento”. El significado que Pablo le da aquí podría ser:

1. que la paz de Dios sobrepasa a la razón humana en su capacidad para vencer la ansiedad, o

2. que la paz de Dios supera en grado máximo el punto hasta el cual puede llegar nuestra imaginación.

3. El más probable es el segundo significado, pues coincide con la costumbre de Pablo de dejarse arrebatar con la excelencia de su tema y de usar superlativos en un esfuerzo para expresar lo que está más allá de la expresión humana (cf. Efe. 3: 20). Los que conocen esta paz por experiencia propia son los únicos que pueden tener una visión adecuada de su significado.

c. “Guardará”.
La paz de Dios, como un centinela, monta guardia ante el corazón y la mente para impedir que los afectos y los pensamientos sufran de ansiedad.

d. “Corazones”.
La palabra “corazón” se usa en el NT para referirse al centro de los pensamientos, deseos, sentimientos y pasiones (ver com. Mateo 5: 8, 28; 12: 34; Romanos 1: 21).

e. “Pensamientos”.
Gr. no’mata, “pensamientos”, “propósitos”, como los que emanan del corazón.

f. “En Cristo Jesús”: En el sentido de que la paz de Dios mantiene al creyente en unión con Cristo, o que los que están “en Cristo Jesús” serán guardados por la paz de Dios. En cuanto a la forma en que Pablo emplea la expresión “en Cristo”, (Filipenses 1: 1; 2: 1)

Los que tienen tal paz no pueden expresar plenamente lo que significa tenerla, y a los que no la tienen, ella les desconcierta. ¡No pueden entender cómo los cristianos pueden tener los mismos problemas y a pesar de ello tener paz!

Harold Bosley recuerda una historia de los tiempos de la Gran Depresión de principios de los años treinta. Un panel de oradores que incluía a Clarence Darrow, el distinguido abogado y ateo declarado, estaba dirigiendo una reunión en el sector sur de la ciudad de Chicago, a la que asistieron mayormente gente de color. Las condiciones económicas estaban en su nivel más crítico: el dinero y los empleos eran escasos y Darrow usó el hecho para señalar la difícil situación de la gente de color. Él resumió los ayes de ellos, diciendo: “¿Y todavía cantáis? ¡Nadie puede cantar como vosotros! ¿Qué motivo tenéis para cantar?”. No había terminado de preguntarlo, cuando una señora de la congregación gritó: “¡Nuestro motivo para cantar es Jesús!”. A la respuesta de ella siguieron muchas expresiones de “Amén” y de aprobación… Contrario a lo que siempre hacía, esta vez Darrow… guardó silencio, pues estaba de cara a algo que no se puede racionalizar, de lo cual ni siquiera se puede hablar en términos humanos: personas que con sus cantos pueden dejar atrás sus lágrimas y elevarse por encima de sus temores, porque andan con aquel que les fortalece para que todo lo puedan hacer [Filip. 4.13].[1]

Notas

[1] Maxie D. Dunnam, Galatians, Ephesians, Philippians, Colossians, Philemon (Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, Filemón), The Communicator’s Commentary series, ed. Lloyd J. Ogilvie (Waco, Tex.: Word Books, 1982), pag. 320–21.

Fuente:

http://www.biblecourses.com/sp_lessons/SP_200612_07.pdf

About these ads

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. yulimar
    ago 28, 2008 @ 16:01:18

    amen… AMENNN! ESTA PALABRA ME LLEGO EN UN MOMENTO QUE LA NECESITABA YA HABIA ORADO ANTES DE LEER ESTE ARTICULO Y VIENE A RATIFICAR LO QUE AQUI SE DICE.. AMEN DIOS LOS CONTINUE UTILIZANDO COMO INSTRUMENTO… DIOS LES BENDIGA

  2. investigadora
    ago 28, 2008 @ 23:57:59

    Hola,

    Muy bonito comentario Paulo. Un tema muy importante, quizas el mas importante de la palabra de Dios.

    Jesucristo vino para traernos la paz con Dios y esa paz solo se puede experimentar cuando nuestros pecados han sido perdonados. El que nace de nuevo por medio de la fe en Jesucristo (Juan 3) experimenta la paz con Dios. No hay sufuciente dinero en todo el mundo para comprar esa clase de paz. Es un regalo de Dios y es gratis. Solo el verdadero cristiano la conoce.

    Saludos

  3. pauloarieu
    ago 29, 2008 @ 00:41:19

    Investigadora:
    Hola, gracias por tu comentario
    Me alegro te haya gustado.!!
    Saludos

  4. EDAR.
    nov 20, 2008 @ 19:10:51

    HOLA ESTAS PALABRAS NE CONMUEVEN AVECES ME PONGO A LLORAR PORQ SABIENDO ……….. NO LO CUMPLIMOS.

  5. pauloarieu
    nov 20, 2008 @ 19:12:57

    Edar
    Deja de llorar y obedece al Señor. Es bueno ser sensible, pero mejor aún es el obedecer a Dios
    Bendiciones

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.166 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: