LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE


LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE

cristo

¿Qué tal si les dijera que es el deber de todo cristiano buscar su propio placer?
¿Qué tal si les dijera que la manera en que más glorificamos a Dios es con nuestro deleite?
Lo que intentaré hacer es probar por la Biblia que estas declaraciones son verdad.
Antes quiero darle honra al Pastor John Piper, autor de varios libros que tratan sobre el tema, los cuales quiero recomendar. Sed de Dios, Los Peligros del Deleite, Los Placeres de Dios.
Muchos hemos leído en el catecismo menor sobre el fin principal del hombre: Glorificar a Dios y Disfrutar de El para siempre
Cuando leía esta declaración a mi me pasaba y probablemente a muchos de ustedes también, que entendía muy bien la primera parte pero no estaba seguro sobre la parte de disfrutar de EL para siempre. Siempre glorificar a Dios y si Dios quiere a veces disfrutarlo al mismo tiempo.
Veremos como si queremos glorificar a Dios al máximo tenemos que buscar nuestro propio deleite y satisfacción en El.

I. Dios toma en Serio Su Gloria
Isaías 48:11- Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.

- Dios no sólo quiere que nosotros tomemos en serio su gloria, sino que EL toma muy en serio Su gloria. El tiene un ardiente celo por Su gloria.
– Dios es TEO-céntrico. Lo más importante para Dios es DIOS. El se ama a sí mismo infinitamente.
– Vamos a ver dos ilustraciones que muestran la pasión de Dios por su gloria.
1. En la Revelación Natural – La Creación
Sal 19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
La luz viaja (9,233,000,000,000) 9 billones, 233 mil millones de Km. en un año. Eso es lo mismo que 1 año luz.
También los científicos saben con cierto grado de exactitud que nuestra galaxia, la vía láctea mide unos 100,000 años luz de ancho. Eso es un 9 seguido por 1,2,3,4,5…16 ceros.
 Dicen los científicos que con el telescopio más potente que existe, el hombre puede alcanzar a ver como 1 millón de galaxias adicionales.
Después de ahí sólo Dios sabe cuantas más hay. Me atrevo a adivinar que hay muchas más.
Nuestra galaxia contiene unas 100 millones de estrellas de las cuales nuestro sol es de tamaño mediano y arde relativamente frío a 6,000 C mientras viaja a 900,000 km/hora de tal manera que completará su
primera órbita de la vía láctea en unos 200 millones de años

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 2 de 10
Los científicos saben ésta cosas y se quedan como cualquiera boca abierta en asombro.
Cuando escuchan a un cristiano decir que Dios lo creo con su meñique o más bien con la PALABRA de su poder y que dentro de toda esa infinita inmensidad sólo puso al hombre en un solo lugar, en el planeta tierra, está “insignificancia” y pequeñísima partícula dentro de universo se burlan y dicen “Oye pero me parece que Dios desperdició mucho espacio si sólo iba a colocar al hombre en la tierra”. Sería un gran desperdicio si el universo y su inmensidad se tratara del hombre, pero ¿qué dice el Salmo 19?

¿Los cielos cuentas la gloria del hombre o de Dios?
Dios hizo el universo, para que hablara de El mismo, de su gloria.
La inmensidad y carácter infinito del universo nos habla de la inmensidad e infinidad de Su Creador y la insignificancia del hombre.
Sal 8:3-4 3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Otra ilustración de cuan celoso Dios es por su gloria es:
2. La Revelación Especial – La Cruz
Romanos 3:25 – a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, La muerte de Cristo en la Cruz es una extraordinaria expresión de cuan en serio toma Dios la preservación y manifestación de su gloria.
Veamos una aplicación de esta verdad en la vida del Rey David

En 2 Samuel capítulos 11 y 12 se nos narra el pecado más conocido del rey David, el cual les voy a resumir:
– Un día mientras David se paseaba por el techo de su palacio, cuando debía estar en la guerra con sus soldados, vio a una mujer llamada Betsabé que se bañaba.
– Pensó yo soy el rey y puedo hacer lo que quiera, la mandó a buscar y se acostó con ella.
– Luego Betsabé supo que quedó embarazada y se lo comunicó al rey – El Rey mandó a llamar al esposo de Betsabé, Urías, un valiente soldado y trató de que se acostará con su esposa. El no quiso.
– Lo embriagó, y aún así no quiso, porque era un hombre noble.
– Cómo nada de eso funcionó, lo mató de manera indirecta.
– Todo parecía estar resuelto
– Luego apareció el profeta Natán, un hombre muy valiente, le narró una historia de un hombre que tenía muchas ovejas y le quitó la oveja a un hombre que sólo tenía una para brindarla a su visita.
– David respondió con ira y le dijo “ese hombre merece morir”
– Natán le dijo “Tu eres aquel hombre”
– David expresó arrepentimiento y Dios le dijo a través del profeta “El Señor te ha perdonado y podrás seguir siendo rey”.
Imaginémonos ahora a los padres de Urías. ¿Qué dirían?

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 3 de 10
“El hombre violó a mi nuera y mató a mi hijo y sólo van a decir “estás perdonado”.” ¡NO ES JUSTO!
¿Qué diríamos de un juez que suelte sin castigo a un asesino y violador? Sería una injusticia incalificable.
Proverbios 17:15 – El que justifica al impío, y el que condena al justo, Ambos son igualmente abominación a Jehová.
Por su propia definición, Dios sería una abominación. ¡Y eso es lo que Dios hace con los cristianos todos los días!
¿Ven el problema que Dios enfrenta al perdonar al pecador?
¿Cómo puede Dios perdonar David y todos nuestros pecados y al mismo tiempo mantener intacta la gloria de su perfecta justicia?
Cuando Dios perdona a un pecador, todo el universo grita “NO – INJUSTICIA”, hasta que ven la cruz. Dios mató a su hijo perfecto como manifestación de cuan en serió el toma su propia gloria. Dios descargó en su hijo la ira acumulada por los pecados perdonados y los que habría de perdonar.
Dios es apasionado por Su Gloria. Dios se ama a sí mismo infinitamente.

II. ¿Es Dios vano en Ocuparse tanto de Su Gloria?
¿Para qué volverá Cristo a la tierra?

II Tes. 1:9-10 – 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros). Jesús viene a ser glorificado y admirado.
Si yo me paro en este púlpito y les digo “he venido para que ustedes me glorifiquen”. ¿Qué dirían?
Obviamente no es correcto que yo ni ninguna otra persona diga eso.
¿Por qué está bien que Dios esté tan centralizado en su gloria?
¿Cómo puede un Dios que se preocupa sobre todas las cosas por su propia gloria, ser un Dios amoroso?
Queremos demostrar cómo la auto exaltación de Dios por su gloria no es contraria a su inmenso amor por los suyos, sino más bien que es la manera de Dios mostrar ese gran amor.
La solución es que Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esta es la enseñanza principal de este sermón.

¿Qué es glorificar o magnificar a Dios?

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 4 de 10
Pensemos en la función que hace un telescopio. Con un telescopio podemos ver cosas que están muy lejos y se ven muy pequeñas más como son realmente. Por ejemplo: La luna. El telescopio magnifica la luna para que podamos ver más sus atributos. No es como un microscopio que hace que las cosas pequeñitas se vean
más grande de lo que son.
El hombre por naturaleza ve a Dios como un pequeño astro en el firmamento de su vida, pero cuando ve a Dios a través de la vida del creyente, se da cuenta que Dios es mucho más grande y asombroso de lo que el creía. La vida del creyente magnifica o glorifica a Dios para que se vea más cómo El es.
Veamos pasajes en la Biblia que nos hablan de la relación entre la gloria de Dios y su amor por los suyos.
Juan 11:1-6
1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana.
2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.)
3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.
4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.
En este pasaje tenemos una combinación de la gloria de Dios y su amor por los suyos. El punto es ver como se relacionan.
5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.
6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.
Como que el vs. 6 no cuadra. Como Lázaro estaba enfermo entonces se quedó.(¿?)
La razón la da el vs. 4. Jesús consideraba como una muestra de mayor amor el mostrarle a los suyos la gloria de Dios que el sanarlos de su enfermedad. El permitió la muerte de Lázaro y el duelo de sus hermanas y le llama amor.
¡Cuan importante es entender que el amor de Dios no se ha apartado cuando estamos sufriendo!
Porque es más amoroso de parte de Dios que nos muestre su gloria a que nos libre del sufrimiento.
¿Qué es lo que más satisfacción puede darle a tu alma? ¿Qué es lo que te puede satisfacer de manera más profunda y duradera? Si Dios verdaderamente te ama, el te daría eso.
Respuesta: Dios mismo
El es único que al darse a si mismo nos da lo que más no beneficia. Si el te diera algo en vez de él mismo no te satisfaría totalmente.

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 5 de 10
Juan 17
Este capítulo contiene una oración intercesora de Jesús por los suyos y podemos asumir que lo que Jesús le pide al Padre por nosotros en esta oración lo hace en amor. El ora por sus apóstoles y también por todos sus seguidores.

Vs. 20 – Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, Vs. 1-5
1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; 2 como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. 3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a
Jesucristo, a quien has enviado. 4 Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que
hiciese. 5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.Glorifica a tu hijo. El está orando por nosotros y lo primero que pide es que el Padre le glorifique y que le conozcan.

El está orando por nosotros pidiendo que El sea glorificado.

El vs. 24 nos muestra la relación entre la glorificación de Cristo y su amor por los suyos.

Vs. 24 – Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
Nos puede ser más difícil entender como un Dios centralizado en sí mismo puede ser amor por los efectos de nuestra cultura. Pensamos que ser amado es recibir atención, halagos, sentirse importante por la manera que otras personas nos tratan.

“Hablen de mis habilidades, de mi virtudes y mi apariencia; papi, mami, hermano, profesor, amiguito háganme sentir importante y bueno”

Si vemos el amor así no entenderemos el amor de Dios.

El amor es hacer lo necesario para dar satisfacción total y eterna. Hacer lo necesario para que el amado sea totalmente feliz para siempre. Para darle lo mejor al ser amado.
La satisfacción total y duradera no se obtiene viendo el espejo; viéndonos a nosotros mismos.
Aun nuestra propia experiencia nos dice que nuestros momentos de mayor gozo vienen cuando nos deleitamos en cosas fuera de nosotros.

Algunos ejemplos: nos deleitamos contemplando grandes jugadas deportivas, nos deleitamos contemplando hermosos paisajes de la naturaleza, nos deleitamos con exquisita comida, nos deleitamos con música.

Nos deleitamos en esas cosas mucho más que en los halagos que nos puedan hacer, o en contemplar nuestros propios talentos o habilidades o lo bien que podamos aparentar.

Fuimos creados para admirar y deleitarnos y satisfacernos en algo más grandioso y hermoso que nosotros.
Aun esas cosas en este mundo que nos dan placer al contemplarlas son débiles ilustraciones de lo que será la majestad de lo que experimentaremos según el vs. 24.

Dios es infinitamente hermoso y si el ocultara su gracia de nosotros no nos amara como nos ama. El nos da aquello que es lo más hermoso y exquisito y deleitoso en el universo. El mismo.

III. Glorifiquemos a Dios buscando nuestra propia Satisfacción

Si no vemos a Dios como lo supremo y más hermoso en el universo siempre tendremos una imagen distorsionada de la realidad; aun del evangelio. Nuestra tendencia es ser humanistas (centralizados en el hombre)

Como algunas piensan, “yo soy tan importante para Dios que El envió a su Hijo a morir por mi” en vez de darse cuenta que la cruz es una manifestación de gracia inmerecida donde todo el mérito y la gloria es para Dios.

No sólo debemos ser Teo-céntricos (centralizados en Dios), sino que Dios es Teo-céntrico.
Decíamos que Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esa es excelente noticia ya que en mi vida no tengo que escoger entre glorificar a Dios y mi propio deleite. Sino, que si yo quiero glorificar a Dios al máximo debo buscar y vivir para aquello que me produzca más satisfacción y deleite.

Vamos a probarlo con la Biblia
Filipenses 1:20-21

20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Cristo magnificado (glorificado) sea por vida o muerte.

El vs. 21 es evidencia como Cristo puede ser exaltado en la muerte.
¿Cómo exaltar a Cristo aun en la muerte?
Leamos el texto poniendo la vida a un lado y solo evaluando la muerte.
Será magnificado Cristo en mi cuerpo, por muerte. Porque para mi el morir es ganancia

LA GLORIA DE DIOS Y NUESTRO DELEITE 7 de 10
En otras palabras, el apóstol está diciendo, “quiero honrar a Cristo aun en mi muerte y se que será así porque para mi el morir es ganancia”.
El vs. 23 nos muestra la razón de su certeza y convicción. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; La manera de magnificar o glorificar a Cristo en la muerte es desear estar con El.

Estar convencido que estar con El es muchísimo mejor. Esto es lo mismo que sentir satisfacción cuando cambiamos todo el mundo para tener a Cristo. Esto es ciertamente honrar a Dios.
Como dice el himno:
Nos pueden despojar de bienes, nombre, hogar; El cuerpo destruir,
Mas siempre ha de existir de Dios el reino eterno.
EL verso muestra que glorificamos más a Cristo cuando lo preferimos a El sobre todas las cosas.

De esta verdad surge la frase que Piper llama el HEDONISMO CRISTIANO.

Hedonismo = una vida entregada al placer
Hedonismo Cristiano = una vida entregada al placer en Dios
Esto es que tu vida como cristiano debe dedicarse a buscar la satisfacción total, el placer supremo de tus sentidos en Dios.
Finalizaremos con argumentos bíblicos para mostrarle que a partir de hoy debemos usar toda nuestra energía para maximizar nuestra felicidad en Dios.
Es un tema algo controversial y suena tal vez raro, pero es bíblico.

Argumentos
1. Dios nos manda a ser feliz y buscar nuestro propio gozo – Salmo 100:1-2

Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. 2 Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo.

- Es una desobediencia no servirle con alegría. Un servicio a Dios sin alegría es un servicio deficiente.
– Otros pasajes que nos mandan al gozo
– Fil 4:4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!
– Sal 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
– Sal 32:11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.
– Son mandatos, no sugerencias. Tenemos la tendencia de ver la obediencia como lo esencial y el gozo como un bono opcional.

2. Dios amenaza con juicios terribles si no nos satisfacemos  Deut 28:47-48

47 Por cuanto no serviste a Jehová tu Dios con alegría y con gozo de corazón, por la abundancia de todas las cosas, 48 servirás, por tanto, a tus enemigos que enviare Jehová contra ti, con hambre y con sed y con desnudez, y con falta de todas las cosas; y él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte.

Es parte esencial del verdadero cristianismo 3. La naturaleza de la fe enseña la búsqueda de satisfacción en Dios  Heb 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Fe es creer que Dios existe y que recompensa a los que le buscan  No se puede agradar a Dios si no le buscamos por la recompensa, la cual es la satisfacción

No podemos acercarnos a Dios pensando que podemos suplirle alguna necesidad, sino más bien que nosotros somos los que nos beneficiamos

El que da es el que recibe la gloria. El recibe la gloria y nosotros la ayuda

4. La naturaleza de la maldad enseña sobre la búsqueda de satisfacción en Dios.

¿Qué es la maldad?
Jer 2:12-13
12 Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová. 13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

La maldad es estar frente a la fuente de agua viva (Cristo mismo), probarla y preferir beber de la arena seca del mundo.
Es importante entender la maldad porque muchas veces pensamos que el pecado es lo bueno y Dios es lo aburrido.
La maldad es rechazar lo que realmente satisface y escoger frustración permanente
 Claro, Dios tiene que hacer un milagro en el corazón para que veamos el dinero, las apariencias, la fama, la música, el éxito como cisternas rotas que nunca satisfacen porque por más que le invirtamos, nunca se llenan.

5. La naturaleza de la conversión
Mat 13:44
Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.
 Esta parábola es una ilustración de la conversión. Cristo se convierte en tu tesoro.  “y gozoso por ello” – Cristo tiene más valor que todo lo demás. Vende todo.

6. La Naturaleza de la Auto negación
 ¿No hay que tomar la cruz y seguir a Cristo?
 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame.

No veo gozo ahí.
 Lee el resto del versículo
 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.
 ¿Para que tomar la cruz? Por que da más ganancia.
 Negarse a si mismo agua de cloaca a cambio de agua pura y fresca del manantial.
 Nos engañamos con los placeres del pecado como los niños que prefieren jugar con el lodo porque no saben lo que es unas vacaciones en la playa.
 La Auto negación Cristiana es negarse la pocilga para tener la playa.

7. Dios es más glorificado cuando nos deleitamos en El
 No quiero ser una persona que haga las cosas por deber sino más bien por el gozo que produce
Ilustración:
Imaginemos que para mi aniversario de boda le llevo un ramo de rosas a mi esposa. Cuando las ve dice “¡Que lindas son, gracias!”. Si yo le respondo “no tienes que darme gracias, es mi deber”, ella no se
sentiría amada ni honrada.
Si mi respuesta fuese “no me pude contener, no hay nada que me de más placer que agradarte y pasar esta noche juntos”, entonces ella se sentiría amada y honrada.
 Ella no va decir “nada te produce más placer” todo es sobre ti y solo tu.
 No es egoísta sino que honra a mi esposa
Así es con Dios. ¿Qué agrada más a Dios, hacer las cosas por deber o por deseo? Si Dios te pregunta ahora mismo: ¿por qué viniste a la iglesia?

- Por que es mi deber, tu lo mandas
– Por que mi mayor deleite es estar en tu casa donde está tu presencia
especial
– ¿Cuál de las 2 le agrada más a Dios?
Esta manera de pensar y actuar delante de Dios debe permear todo lo que hacemos, toda nuestra obediencia.

Para concluir vamos a aplicarlo a la Adoración
Usted puede adorar en 3 etapas diferentes. Todas glorifican a Dios pero en cada etapa se glorifica más a Dios que en la otra:
Veamos de la etapa de mayor gloria a la de menor gloria
1. Cuando nuestra adoración está repleta de un gozo sin igual. Es cuando nos perdemos en el gozo por la gratitud, asombro y admiración en Dios que “no nos damos por nadie”
Sal 63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca,

2. Cuando no sentimos satisfacción total sino más bien anhelo y deseo por experimentar lo que hemos experimentado en otras ocasiones. En tal situación le pedimos a Dios que nos deje volver a probar de ese manjar que en otras ocasiones hemos probado y tanto nos ha gustado Sal 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.

3. Es una etapa cuando se tiene muy pocos deseos y anhelos de adorar.
Etapa oscura por donde todo creyente ha pasado. En esta situación la respuesta correcta es acercarnos a Dios en arrepentimiento por nuestra dureza de corazón. Sal 73:21-22
21 Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas. 22 Tan torpe era yo, que no entendía;
Era como una bestia delante de ti. Los 3 casos glorifican a Dios y le honran, pero hay uno el cual le glorifica
más.

Dios es más glorificado en mi cuando yo me satisfago más en él.
Esto se aplica a toda nuestra vida:
– El amor hacia los hermanos
– La predicación a los incrédulos
– El servicio en la iglesia
– La benevolencia a los necesitados
– El Día del Señor
– El diezmo
– Los devocionales personales
– La oración privada y como iglesia

No nos conformemos con sólo cumplir con el mandamiento, busquemos y no nos cansemos hasta hallar la satisfacción total, el placer y el deleite en Dios.

Fuente:

http://www.vor.org/ibg/catalogo/sermones/sermones%20escritos/050313PM.pdf

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.022 seguidores

%d personas les gusta esto: