La virginidad


1 Corintios 7:1-2, 1 Tesalonicenses 4: 2 a 5 (4). 1 Corintios 6:9, 13 y 18- 2 Timoteo 2:22. S. Juan 8:10. Proverbios 5:22. Un padre creyente amonesta a su hijo contra la impureza.

La virginidad, principalmente entre las mujeres siempre fue algo muy valorado, hasta hace algunas décadas, donde entro el liberalismo sexual y todo se estropeó.

Puedo citar el caso de mi matrimonio, en el cual, mi esposa, se casó virgen. Para ella era de suma importancia el acto sexual y siempre entendió correctamente que estaba reservado al matrimonio.

Estoy de acuerdo con lo que explica la autora del articulo “Virginidad”,del portal consultoriosexual.com de Mexico: «el evento de tener relaciones sexuales por primera vez, sobre todo para el caso de las mujeres, tiene un significado social, además del significado propio de las emociones, sensaciones y sentimientos que existen para que una joven decida tener relaciones sexuales.»

Hoy en dia, es un tema común entre los jóvenes el relacionado con la virginidad. Tanto los hombres, como las mujeres a menudo quieren saber qué hacer y cuánto esperar para tener por primera vez relaciones sexuales (es decir, penetración pene-vagina).

La Virginidad, es el estado, un estado virgen, generalmente en el que un proceso se mantiene como en su origen sin haber sufrido alguna alteración en su origen, en forma de pureza.

La Virginidad en la sexualidad es cuando no se ha tenido relaciones sexuales. En el caso del varón se habla también de castidad para señalar la ausencia de relaciones sexuales. El significado preciso de esto varía entre culturas, religiones, e incluso entre individuos con estos valores similares.

Los factores de excitación erótica se han multiplicado en nuestra moderna sociedad que es permisiva y pluralista.

Permisiva: quiere decir que lo permite todo: se resume en “haz lo que quieras”.

Pluralista: que cree en cualquier cosa: se resume en “cree en lo que quieras”.

La publicidad en revistas, la televisión, el cine, las modas y costumbres, la relajación moral, todo esto como consecuencia de conceptos éticos disolventes, allanan el camino a la pornografía y al libertinaje sexual. Ahora modernamente se han añadido otros elementos tecnológicos que Satanás usa para corromper la vida de los hombres, especialmente de la juventud: videos, CD y DVD pornográficos, Internet. En cualquier Cyber café los jóvenes pueden ver las más aberrantes inmoralidades sexuales que envenenará su vida y acelerará su destrucción moral.

Los jóvenes especialmente en las grandes ciudades de todo el mundo, son al blanco, el objeto de un bombardeo casi constante que tiende a destruir toda resistencia moral y provocar su rendición a la inmoralidad, al “Eros” más vulgar. (Eros: Conjunto de tendencias e impulsos sexuales de la persona).

Las normas morales de la sociedad permisiva y pluralista en que vivimos, se vuelven cada vez menos rígidas, pierden su carácter absoluto y tienden a adaptarse más a los impulsos primarios del ser humano que a principios permanentes, es decir, las normas se están adecuando a las pasiones e impulsos descontrolados que tiene el ser humano, si Cristo por su Espíritu no lo controla, en lugar de adecuarse a los principios permanentes de ética, de conducta, que deben regir la vida de una sociedad gobernada por Dios.

Se mira con simpatía creciente cualquier extravío sexual: relaciones prematrimoniales, relaciones extramatrimoniales, promiscuas, la homosexualidad, el lesbianismo, bisexualidad y trisexualidad, travestismo y transexualidad, pederastia y todo otro tipo de parafilias (desviaciones sexuales donde el placer se alcanza con prácticas anormales de conducta).

Todos estos extravíos sexuales ya se consideran normales, en muchos casos aconsejables y en varias partes del mundo son legales. Todo puede ser lícito y conveniente si contribuye a acabar con las “represiones sexuales”, que algunos dicen falsamente que es causa de desequilibrios psíquicos.

«Este evento en la vida de una persona, esta en medio de los valores familiares, religiosos, sociales, etc., que en muchos de los casos son como frenos que impiden el libre ejercicio del placer de la sexualidad.

Estos mismos valores son lo que hace que una joven se cuestiones ¿cuándo será el mejor momento? ¿con quien lo debo hacer? ¿ estaré traicionando a mis padres? ¿me van a notar que ya no soy virgen? ¿ya no voy a poderme casar? Etc.»

La virginidad femenina

«Socialmente una virgen es una mujer que no ha permitido a ningún hombre introducir su pene dentro de su vagina y esto es lo que se esperaría que no pase hasta el momento de que se case.

Otros definen una virgen como cualquier mujer que no ha tenido ninguna clase de contacto sexual con otra persona, ni que tampoco haya explorado su propio cuerpo, lo cual se traduce en no haberse masturbado o no haber tenido fajes profundos.»

«En gran parte de las culturas donde la virginidad tiene importancia, se refiere a la virginidad de la mujer, para la cual se suele usar como discriminante la existencia de un himen intacto o no.

Las costumbres sociales de la familia, de la comunidad, y de la sociedad de cada chica determinan probablemente cuándo se le permite volverse sexualmente activa

Existen lugares que podemos llamar “más liberales” donde el valor de la virginidad se empieza a diluir. Actualmente, mucho jóvenes de las grandes ciudades ya no buscan a una mujer virgen para poder mantener un noviazgo formal con fines de matrimonio. Empiezan a tomar forma y mayor peso en la relación otros valores como el amor, la comprensión, el apoyo, el respeto, la incondicionalidad, la confianza, la comunicación, la inteligencia, el proyecto de vida a futuro, lo intereses y las aficiones, etc., y se empiezan a dejar atrás el valor de la pureza y la castidad de la mujer, como uno de lo pre requisitos para el matrimonio.

A pesar de lo descrito, siguen existiendo las doctrinas religiosas estrictas y las familias seguidoras de estos principios, que quieren que las vírgenes se abstengan no solamente del sexo físico, sino también de los pensamientos sexuales. Se sigue insistiendo en que una virgen es una mujer que tiene el himen intacto.»

Existen, entonces, dos definiciones frecuentemente usadas para la virginidad para la mujer: el no haber tenido relaciones sexuales, y el tener un himen intacto. Para la primera se encuentra el problema de definir qué es una relación sexual: para algunos significa exclusivamente coito vaginal, mientras para otros cualquier contacto que involucre los genitales.

Usando la definición del himen intacto, una mujer puede participar del sexo oral o anal y seguir siendo, técnicamente, virgen. De igual manera, el himen se puede desgastar por razones diferentes a las relaciones sexuales, como el montar a caballo o bicicleta, practicar ballet, hacer gimnasia o hasta un golpe fuerte. Esta definición de la virginidad da origen a la práctica en algunos países de restaurar la virginidad quirúrgicamente, es decir, mediante una reconstrucción del himen.

En religiones como la judía e islámica, puede ser un factor importante del valor espiritual y un requisito para el matrimonio.

En varias culturas africanas aún se practica la infibulación de las niñas entre 2 y 8 años de edad como manera de preservar el himen y la virginidad. La operación es realizada por una curandera o partera, sin anestesia, y consiste en una clitoridectomía seguida por un cierre vaginal permanente. Solamente se les deja una pequeña abertura para la emisión de orina y sangre menstrual. Es frecuente que las niñas sufran infecciones graves como resultado de la práctica. Años más tarde, la vulva se abre con un cuchillo inmediatamente después del matrimonio o antes de un parto.

Organizaciones feministas y de derechos humanos critican la importancia de la virginidad de la mujer como un desprecio a esta, una muestra de machismo que no debería afectar a la propia intimidad y vida sexual de cada individuo.

En España, cuando alguien pide algo exquisito o excelente, se dice que pide virguerías… Eso demuestra que la virginidad es ó ha sido algo altamente estimado… Hoy hay jóvenes que, pasada las mal llamada “revolución sexual” del siglo XX y quizás también por el desencanto que ha traído consigo la promiscuidad y la irrupción de enfermedades venereas, vuelven a valorar su intimidad, su cuerpo y sus sentimientos amatorios. Quieren dar a entender que merece la pena esperar al matrimonio para darse mutuamente y no tener que lamentar un fracaso conyugal.

Decía un lider político catalán, de los años 80, que el matrimonio debería ser indisoluble, pues es la única forma de que los contrayentes tomaran en serio lo que es y significa la familia. Sólo entonces uno se pensaría bien y meditaría su decisión… pues sabría que no hay vuelta atrás.

Y es que realmente, salvo casos muy contados, el matrimonio es un hecho –algo para los cristianos– transcendental.

Es por todo esto por lo que vuelve a ser interesante valorar la virginidad, es decir, el valor de llegar al matrimonio, cuando uno se casa jóven, con la posibilidad de poder decir a su pareja que nunca hubo otro amor –ni lo habrá– en su vida.

En un articulo titulado ¿como perder la virginidad?, del diario digital español 20mintuos.es, la autora del artículo, PILAR CRISTÓBAL, escribe que «Según los últimos estudios sobre sexualidad humana, la persona con la que pierdes la virginidad y la forma en que esto ocurre influirán para siempre no sólo en tu vida sexual sino en la relación que mantendrás en el futuro con el sexo opuesto.

Si tu primera relación coital es una experiencia positiva es probable que en el futuro veas el sexo como algo saludable, placentero y divertido y a tus pareja como la persona buenas en quien puedes confiar.

Si la experiencia es de esas que es mejor olvidar posiblemente te ocurra lo contrario, por lo tanto nadie debería tomarse a la ligera la primera vez, y aunque en la actualidad nadie se reserva para la noche de bodas, se tiende a banalizar una experiencia que merece la pena tomarse en serio.»

Estoy plenamente de acuerdo con este artículo, que dice que «Es esta una ceremonia de iniciación muy importante, tanto que en la mayoría de las culturas se considera como un ritual de paso y de alguna manera los chicos y las chicas que tienen esta experiencia son distintos a lo que eran antes de tenerla, pasan de ser adolescentes devorados por el acné a adultos responsables de sus actos.»

«Es poco conocido en Occidente que una antigua costumbre china es que los hombres que están en incipente edad anciana busquen compartir la cama con muchachas quinceañeras y si es posible virgenes. Esta costumbre se basa en la creencia de que el vigor y vitalidad juvenil se transmite con la práctica sexual, o al menos, con el calor de un cuerpo juvenil y preferentemente bello. Dicen que el que fue Gran Timonel, el presidente Mao, autor de “El Libro Rojo”, tenía a bien calentar su lecho con el cuerpo de jovenes chinas.

No se sabe más detalles y tampoco si se requería la cualidad de ser simpatizante del Partido. En cuanto a virginidad, quizás sólo fuera una exigencia higiénica o bien honorífica, pues no sería muy digno para un Gran Timonel tener acceso a una doncella ya desflorada…»

«Frente a la promiscuidad sexual como resultado de una búsqueda obsesiva del placer erórico, ha surgido una vindicación de la virtud de la virginidad en la mujer y también en el varón.

Esto es lo que explica la aparición de movimientos sociales en pro de la castidad, como el que se manifiesta en www.silverringthing.com , surgido en 1998 en USA, el mejicano www.gruponuevorenacer.com y www.atletasdecristo.org .

Aunque la virginidad suele, en Occidente, ir vinculada al cristianismo, también en otras culturas, como el hinduísmo y el budismo, es valorada positivamente la abstinencia sexual hasta el matrimonio. Lo que debe quedar claro es que si bien la virginidad vaginal, es decir, la presencia de un himen intacto (y no restaurado por la himenoplastia) no es garantia de virginidad integral, en el sentido de que una mujer no ha tenido relaciones sexuales con un varón ó, incluso, con otra mujer.

En cuanto al himen, que puede resultar roto accidentalmente, sin previo coito, debe considerarse un fraude su reconstrucción quirúrgica, además de un rasgo de hipocresía. Según un artículo publicado en El Mundo magazine (20 de Abril de 2008), sólo en Madrid unas 500 mujeres se somenten, cada año, a la operación de himenoplastia.»

¿Qué enseña el Sistema Mundo?

Lo resumimos en dos enseñanzas principales:

1 Libertinaje sexual

El mundo promueve el libertinaje sexual, dice: “hazlo con quién quieras y cuando quieras, pero hazlo con protector y con inhibidor de embarazo” (preservativo y método anticonceptivo). A esto le llaman “sexo seguro”

Pero la pasión sexual, la lujuria, no pueden controlarse y el joven o la joven tiene sexo sin protección y consecuentemente vienen las enfermedades y los embarazos indeseados, que frustran prematuramente la vida y cargan el alma de pecados.

En un artículo del diario La Nación del 2 de junio de 2005, titulado: “Muy pocos jóvenes practican sexo seguro”, se dice que en un sondeo que reunió respuestas de casi 6000 jóvenes, realizado en enero pasado en las playas de Pinamar y Villa Gesell, “sólo el 15 % de los chicos y el 27 % de las chicas utilizan siempre métodos anticonceptivos- en la mayor parte de los casos, preservativos”.

En otro artículo que publicó el Diario INFOBAE, el 27/09/2007, titulado “Usar preservativo está mal visto en la adolescencia”, dice: “Para muchos adolescentes es inadecuado usar métodos anticonceptivos durante sus relaciones sexuales porque creen que sus parejas los tildaran de sexópatas, en el caso de los hombres o de fáciles en las mujeres, advirtió un sondeo del Centro Latinoamericano de Salud y Mujer (CELSAM)”. Eso justifica la decisión de no usar anticonceptivos y por lo tanto no practican sexo seguro.

Lo que realmente es seguro es la ruina precoz de sus vidas.

2.Sexo utilitario

Esta enseñanza, saca a las relaciones sexuales del marco de belleza, santidad, pureza y oportunidad que enseña La Biblia, y lo rebaja a un uso utilitario irresponsable y a una necesidad fisiológica como comer, beber, dormir o ir al baño.

El utilitarismo es una doctrina filosófica moderna que considera la utilidad como principio de la moral, es decir, valora exageradamente y muchas veces irresponsablemente, la utilidad y antepone a todo su consecución. Le dice al joven: ¿Es útil? ¿Te da placer? ¿Tenés ganas?, entonces, ¡Que importa la ética y la moral ¡Hazlo! Es una denigración del sexo, envileciendo una de las capacidades mas bellas y trascendente que Dios nos ha dado.

¿Qué hacer? ¿Qué deben hacer los jóvenes? ¿Es necesario lanzarse a la experimentación personal? ¿O tienen más bien que detenerse por aquello de que “nos está vedado”, “prohibido”, a pesar de la imponencia natural que está latente en ellos?

¿Qué conclusiones sacar? ¿Qué decisiones tomar, una vez que hemos afrontado la realidad del amor humano? ¿Por qué frenar los deseos de un corazón y un cuerpo hechos para amar?

¿Pero qué dice la Biblia a nuestros jóvenes hermanos que tienen que vivir dentro de ese medio social de conceptos subvertidos y de moral tan relajada y quebrantada? Que además es una sociedad irreparablemente perdida, porque el sistema mundo hermanos ya no tiene solución. ¡Está perdido!.

¿Qué dice la Biblia acerca de las relaciones sexuales premaritales? ¿Son permitidas? ¿Son correctas a los ojos de Dios? ¿Se van a enloquecer los muchachos y las chicas si guardan su castidad hasta el matrimonio? ¡Cuantos hombres y mujeres creyentes llegamos puros al matrimonio y no nos hemos enloquecido, sino por el contrario somos inmensamente felices en matrimonios estables y ganadores!

La Biblia enseña clara e inequívocamente que la unión sexual es exclusivamente para el matrimonio.

La enseñanza bíblica

1 Corintios 7:2. “pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer y cada una tenga su propio marido”. ¿Qué es fornicación? Del griego: porneia. Se refiere básicamente a todos las inmoralidades sexuales en muchos pasajes pero su significado específico es relaciones sexuales voluntarias entre una persona no casada y otra del sexo opuesto. Hebreos 12: 16no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Fornicario: Un fornicario en sentido literal, es uno que no quiere contentarse con la provisión que ha hecho el Señor en el matrimonio, sino que busca deleites físicos en uniones ilícitas (Hebreos, página 227-E. Trenchard).

Quiere decir que para Dios es fornicación tener relaciones sexuales con una mujer o un hombre que no sea su propia esposa o su propio esposo respectivamente.

Luego, las relaciones premaritales están explícitamente condenadas. Si se tienen relaciones con una mujer que no sea su propia esposa aunque después se case con ella, para Dios es fornicación.

En el versículo 1 Pablo alaba el celibato el cual significa: no tener ni tocar mujer “no tener relaciones sexuales” Nueva Versión Internacional (NVI) para servir al Señor, para tener una vida totalmente dedicada al Señor. Pero si no tiene ese don de continencia, que tenga su propia esposa o esposo para no caer en la fornicación

1 Timoteo 5: 22: Pablo le dice a un hombre jóven sometido a tentaciones: Timoteo, “consérvate puro”; quiere decir “apartado” de la inmoralidad sexual, en completa armonía de pensamiento y palabra, con la ley moral de Dios. Esto involucra también a las relaciones sexuales premaritales.

Hoy, jóven querido, te lo dice a ti que vives en medio de un turbulento mar de inmoralidad.

1 Timoteo 5: 2 dice: “a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza”. El trato con jovencitas puede inducirnos a los varones a la tentación carnal. Al tratarla como a una hermana es un freno aún para nuestros pensamientos eróticos.

I Tesal 4: 3 a 5 (4) ver 4 y 5. “ Que cada uno sepa tener (o adquirir) su propia esposa en santificación y honor y no en pasión de concupiscencia (pasión sexual descontrolada) como los gentiles que no conocen a Dios”.¡No con los métodos del mundo sino con el método de Dios!

Tomar una esposa pero hacerlo en armonía con los requerimientos de la santidad y no dejarse llevar por la lujuria (apetitos desordenados de los deleites carnales)

Versículo 7, (1 Tes 4:7) dice: “Pues Dios nos ha llamado a santidad y no a inmundicia”. Inmundicia, es la palabra griega “akatarsia”: Todo lo que hace un hombre que no está en condiciones de entrar a la presencia de Dios. Describe la vida enlodada y sucia, revolcada en los caminos del pecado. Es lo opuesto a la pureza, como un cerdo que vive y se revuelca en el cieno.

Dios nos ha llamado a la santidad: quiere decir un hombre, una mujer que Dios lo toma, lo limpia, lo jusifica (lo declara inocente como si nunca hubiere pecado) y lo aparta para su uso exclusivo: ¡Nunca más debe ser para el pecado. Nunca más para la inmundicia!

1 Cor 6:9, 13 y versículo 18: “Huid de la fornicación”. ¿Qué les recuerda este versículo del Nuevo Testamento? ¿No les recuerda una bendita historia del Antiguo Testamento?: La historia de José el hebreo. Esclavo en tierra extraña, sin sus regios vestidos de colores “pero Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio”. Gen 39:2

La bella egipcia esposa de Potifar, lo vió al muchacho puro y lo codició. Gen 39:10Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella” Cuídate mi hermano y mi hermana! Siempre serás el blanco escogido por el mundo (por Satanás).

Versículo 12Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió. Ella se quedó con las ropas de José pero no con El. José huyó de la fornicación. Mientras sus vestiduras se desgarraban José dijo a la bella pero corrompida egipcia: Gen 39:9, ¿Cómo pues, haría yo este grande mal y pecaría contra Dios?

Llevó el hecho al verdadero plano espiritual: el pecado aunque lo hagas en oculto siempre es contra Dios. No importa donde lo hagas, si en un “hotel por hora”, en el departamento, en el auto, donde sea… ¡siempre será a los ojos de Dios y contra Dios!

Llegó a ser el primer ministro de Egipto, segundo de Faraón y Dios le dio esposa y dos grandes hijos: Efraín y Manasés.

2 Tim 2:22. “Huye de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Las 3 P de las pasiones que ama la juventud (también los adultos) del mundo:

Placer: Deseos sexuales descontrolados.

Poder: Ser el Nº 1 en todas las áreas de sus actividades.

Posesiones: Codicia, afán, tenerlo todo.

Huye: evita.

Pasiones juveniles: malas pasiones juveniles.

La más importante pasión juvenil del adolescente es el sexo.

El instinto urge, apremia, empuja.

La tentación es provocada por los sentidos: “que miro”, “que toco”, “que leo”:

Mat 15:19, Marc 7:21, 1 Cor 6:9 y Galt 5:19.

En estas cuatro escrituras hay una clara distinción entre adulterio y fornicación. Como adulterio solamente incluye la unión sexual ilícita de personas casadas, la fornicación (en estos textos), entre otras cosas, incluye las relaciones sexuales entre personas solteras, como relaciones premaritales.

2. Finalidad de la castidad prematrimonial

¿Por qué Dios lo pide? ¿Es acaso un capricho Divino? ¿Es Dios caprichoso o es nuestro Padre Celestial bueno que siempre quiere nuestro bien? Marc 10: 18Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios.

Siempre que Dios nos pide que cumplamos algo es para bendecirnos, elevarnos, engrandecernos, y lanzarnos hacia un futuro de victoria… porque es bueno!

Es una prueba de carácter para mí propio bien, para que maduremos y seamos aptos para obras mayores. En el Edén fue la primera prueba (Gen 2: 16 y 17) para que Adán y Eva aprendieran la obediencia deliberada. ¡Fue un estrepitoso, dramático e irresponsable fracaso sino fuera por la sangre de Cristo derramada en la Cruz!

La finalidad de esta prueba de carácter de castidad prematrimonial es:

2.1 Proteger mi cuerpo (su templo) de la profanación y afrenta (1 Cor 6:13 a 20). “El cuerpo no es para la fornicación” (v13). (v 16) ¿O no sabéis que el que se une con una ramera(o con un homosexual, o lesbiana o travestí), es un cuerpo con ella?, En la fornicación se forma una unidad pecaminosa con la ramera (no una carne) porque no es por amor esa unión. Ella da su cuerpo pero retiene el amor de su corazón. Luego enlodas, manchas, profanas el templo del Espíritu Santo: tu cuerpo ¡que es de Cristo y sólo para Él!

Además para protegerlo de enfermedades sexuales (que se transmiten por la relación sexual).

En los EE UU ya se han dado cuenta, que por lo menos hay cinco enfermedades que se contagian por relaciones premaritales:

1. Herpes: aparecen en los órganos genitales. Es muy difil de erradicar.

2. Sífilis: puede causar daño al cerebro, locura y muerte si no realiza el tratamiento precoz. Por 200 años fue incurable.

3. La clamidia: tanto en el hombre como en la mujer, puede producir infertilidad.

4. La gonorrea o Blenorragia: puede llevar a la esterilidad.

5. HIV, el SIDA, lleva a la muerte. Estadísticamente ya hay 40,3 millones de enfermos y pueden contarse 25 millones de muertos desde su descubrimineto en 1981.

Cuando tu cuerpo sufre, Cristo lo sufre. Cuando tu manchas tu cuerpo, Cristo se averguenza.

Por eso el apóstol casi grita en el v 20 (parafraseando) “¡Usen el cuerpo y el espíritu (que ambos son de Cristo porque los compró con su sangre), para glorificar a Dios”! Recuerden la historia bíblica Amnón y Tamar hijos de David. 2 Sam 13: 1 a 22. Tamar vestida como princesa porque era hija del Rey. ¡Cómo tu hermana que eres hija del Rey de Reyes! Jonadab: el “amigo” consejero diabólico ¡cuídate de ellos! te guían a la muerte.

Amnón violó a su hermana. Versículo 15: “Luego la aborreció con gran aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fue mayor que el “amor” con que la había amado” Y le dijo Amnón: “Levántate y vete”.

La usó, profanó el cuerpo de Tamar y el suyo. ¿Cuál fue el resultado de esa morbosa pasión?: “la aborreció intensamente” ¿la Consecuencia?: “la echó de su presencia: odio”.

Versículo 19: Tamar, se fue gritando con sus ropas de colores (de princesa) rasgados y su cabeza humillada.

¿Y qué de los varones que engendran un hijo a una adolescente y luego no aceptan su responsabilidad? Me pregunto ¿cómo se puede vivir negando a un hijo que engendré?.

2.2 Tener autocontrol para conservar mi matrimonio en el futuro, para aprender la fidelidad.

El Señor con esta prueba está protegiendo mi futuro matrimonio.

El sexo sigue siendo descontrolable aún siendo casados.

Esto es lo que muchos jóvenes ignoran. Un joven me dijo (en una Iglesia)… pero yo creía que luego de casado todo estaba controlado, pues uno ya tiene su esposa o esposo. ¡No! ¡No es así!

El sexo puede ser descontrolable en cualquier momento, puede obsesionarnos, esclavizarnos. Gal 5:19 “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,…..” Si así no fuera no existiría entonces el adulterio que es un flagelo que sacude los cimientos de la civilización. (Ap 9:21 “y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos”) Recuerden el lamentable pecado de adulterio de David con Betsabé. 2 Samuel capítulo 11.

2.3 Proteger nuestra autoridad futura

Los pecados nos quitan autoridad, pero además, cuando nos concientizamos de la culpa nos lastiman y nos quitan el gozo. David decía, en Sal 25.7, “De los pecados de mi juventud y de mis rebeliones, no te acuerdes, oh Jehová”.

Tendré autoridad para aconsejar y enseñar a mis hijos. La conciencia nos atormenta porque la autoridad nace del ejemplo. Si yo fui un fornicario qué autoridad tendré luego para aconsejar a mis hijos.

Debo advertirles que una de las causas de frigidez en la mujer (no siente motivación por la relación ni la dusfruta) es el sentimiento de culpa por el pasado. Durante la soltería llevadas por una compulsiva curiosidad gustaron experiencias sexuales premaritales. Los sentimientos de culpa pueden llevarla al repudio del sexo.

2.4 Liberarme de la esclavitud del sexo

Si no aprendo el control de mi sexo mientras soy soltero, no solo puedo ser infiel en mi futuro matrimonio, sino que puedo caer en la esclavitud del sexo descontrolado, es decir, se torna en una pasiòn incontenible e insaciable, que me llevará no solo al adulterio sino también a aberraciones sexuales como ser un esclavo de la pornografía, un pederasta, homosxual, bisexual o trisexual.

3. Conoció.

En la Biblia se usa la palabra conocer para referirse a la relación sexual de un matrimonio. A la primera y a las subsiguientes.

En el AT

La palabra hebrea conocer es “Yada” : saber por experiencia; se usa para expresar un concepto particular de revelación. Tener un íntimo conocimiento práctico

Gen 4:1 “Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín”.

Gen 4: 17. “Y Caín conoció a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Fua”.

Gen 4: 25 “Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set”

Gen 19:5 Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos.

1 Samuel 1:19. Elcana conoció a Ana, su mujer.

En el N.T:

Mat 1:25. José “no la conoció” hasta que dio a luz su hijo primogénito y le puso por nombre Jesús”.

Lucas 1:34. “Porque no conozco varón” (María al Angel).

La palabra griega “conocer” en este caso significa “conocer completamente”. Conocer por experiencia o sea conocimento experimental , conocimiento vivencial. La relación sexual revela una clase especial de conocimiento al hombre acerca de sí mismo y acerca de su mujer que no tenía antes. También de manera idéntica a la mujer.

Comunica una información que no puede ser descripta en palabras y que no puede adquirirse de otra forma. Este conocimiento no puede ser jamás borrado, porque las relaciones sexuales son vinculantes, es decir, unen fìsica, mentalmente y espiritualmente, y por ello, son inolvidables. Los individuos que participaron nunca pueden volver al estado anterior. ¡Nunca más serás una doncella! ¡Ahora eres una mujer! ¡Nunca más serás un mancebo (un adolescente)! ¡Ahora eres un hombre!

En consecuencia es indiscutible que esta experiencia fue planeada por Dios para establecer y promover una relación permanente como es el matrimonio (la relación descripta en la Biblia como una sola carne). Las relaciones sexuales no pertenecen a la soltería donde no existen vínculos permanentes. Está diseñada por Dios para una relación permanente y exclusiva, que consecuentemente será segura.

Queridos jóvenes hermanos, la castidad tiene su premio: conocerás por la vía experimental lo que nunca conociò un fornicario, unirse por amor al ser que realmente se ama en un marco de perfecta pureza ante Dios, la Iglesia del Señor y los hombres.

En ese marco instituido por Dios experimentarás ¡La seguridad y permanencia del amor conyugal, que ni el tiempo ni las pruebas ni las tentaciones lo podrán apagar! Cantar de los Cantares 8: 7”Las muchas aguas no podrán apagar el amor,

Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían.

¡Esta es la victoria!. Los jóvenes del mundo que practican las relaciones premaritales nunca jamás conocerán esta experiencia, sus conciencias los acusa, ya están mutilados y naufragan en la marea tormentosa de pasiones descontroladas a las que le llaman “amor”. ¡Viven sepultando “amores” que mueren cada día!.

Solemne advertencia: Prov 5:1-23. El capítulo trata de un padre creyente que amonesta a su hijo contra la impureza.

v11: “y gimas al final cuando se consuma tu carne y tu cuerpo”

v12: y digas (¿Por qué detesté (aborrecí) la correcciòn (el consejo) y mi corazón no se rindió (menospreció) a las reprensiones,

v13: Ni quise escuchar (No oí la voz) a los que me instruían y a los que me enseñaban no incliné mi oído?.

v14: Casi en todo mal he estado, en medio de la sociedad (a vista de todo el pueblo) y de la congregación.

Prov 5: 22 y 23.

22: Prenderán al impío sus propias iniquidades y retenido será por la cuerda de su pecado (quedará enredado en los lazos de su pecado).

23: Al fin, “El morirá infelizmente por falta de corrección (porque desecho la amonestación), y errará por lo inmenso de su locura” ( y se hallará engañado por el exceso de su locura)

El apóstol Pablo dice:

Efesios 5:3: Fornicación e inmundicia ni aún se nombre entre vosotros.

Efesios 5:5: Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

No es una caída sino una forma de vida. El fornicario está condenado.

4. Segunda virginidad o virginidad secundaria

¿Qué hacer con los pecados sexuales del pasado y del presente (si los hubiere)? ¿Qué camino seguir luego de haber quebrantado el mandamiento explícito del Señor en su Palabra?

  • Dios da siempre una nueva oportunidad.
  • ¿Qué es segunda virginidad? Si tu has caído, has enlodado tu cuerpo, tu mente y tu espíritu en la inmoralidad sexual, Dios te ofrece ir al Señor, rendirte a Cristo, confesar tu pecado y comenzar de nuevo.
  1. Como David arrepentido Salmo 51: 15 a 17. Habrá una adoración restaurada. Versículo 17: “Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”
  2. Como la mujer pecadora que ungió los pies al Señor. Lucas 7: 36 al 50.
  3. Salió perdonada y honrada sirviendo al Señor. 48Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados.
  4. Como la mujer adultera de Juan. 8: 3 a 11. Versículo 11: Ni yo te condeno. “Vete y no peques más”. Santidad restaurada.
  5. Como la mujer Samaritana. Juan 4: 15 al 42. Versículo 29: Venid a ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho ¿no será este el Cristo?. Testimonio restaurado.

Entonces desde este momento ya no practicarás mas la fornicación, guardarás el uso de tu sexo para tu matrimonio, así llegarás al día de tu boda con tu segunda virginidad, con la renovada pureza que el Señor te dio y llegaras como un ganador para ser inmensamente feliz en tu vida matrimonial.

Fuentes:

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.121 seguidores

%d personas les gusta esto: