COMO EN LOS TIEMPOS DE NOÉ


COMO EN LOS TIEMPOS DE NOÉ

GÉNESIS 6:3-12

Por: Juan Sergio Moreno Stagnaro

NOTA: Todas las referencias bíblicas son tomadas de la versión Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998, a menos que se indique lo contrario.

INTRODUCCIÓN

Mateo 24:37-38 37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Hoy continuaremos estudiando cómo eran los días de Noé.

COMO EN LOS DÍAS DE NOE (Génesis 6)

“1Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 3Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. 4Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. 5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. 6Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. 8Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.”

La Biblia nos habla en este pasaje de tres grupos de seres:

1. Las hijas de los hombres,

2. Los hijos de Dios,

3. Los gigantes en la tierra o en hebreo “nephilin”

Entonces surge la pregunta: ¿quiénes eran estos hijos de Dios? ¿Quiénes son las hijas de los hombres? ¿Quiénes eran los nephilin? ¿Qué tan grave pudo ser esta mezcla para que Dios determinara destruir la vida humana y animal sobre la tierra?

INTERPRETACIÓN NÚMERO 1: LOS HIJOS DE DIOS ERAN ÁNGELES Y LOS GIGANTES ERAN EL PRODUCTO DE LA UNIÓN ENTRE ÁNGELES Y HUMANOS.

Los que defienden esta posición afirman, basándose en otros pasajes del AT que los hijos de Dios a los que se refiere Moisés en este texto son ángeles. Ellos dicen que los hijos de Dios “algunos ángeles”, tuvieron relaciones sexuales con mujeres y de esta unión híbrida se produjo una raza de gigantes. Basan su argumentación en Job 1:6 6Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.” y Job 2:11Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová.”. (cf Salmos 29:, 89:7, Daniel 3:25) en donde se usan las palabras “hijos de Dios” para referirse a ángeles. Luego en Génesis 6:4 la palabra <<gigantes>> es una traducción de una palabra hebrea que significa “caídos” por lo que los que se inclinan por esta teoría dicen que se refiere a “ángeles caídos”. Esta interpretación es la más antigua y fue asumida por los judíos de los siglos IIa.C. al IId.C. En algunos libros como 2º Enoc 6, el libro de los jubileos y sobre los gigantes se observa una total coincidencia con esta línea interpretativa. Incluso algunos relacionan estos textos con 2ª Pedro 2:4 y Judas 6. Pero no hay absoluta claridad en estos pasajes con relación a las uniones “hibridas” de Génesis 6:2.

INTERPRETACIÓN NÚMERO 2: LOS HIJOS DE DIOS ERAN REYES U HOMBRES DE ALTOS RANGOS

Esta interpretación se basa en textos como Éxodo 21:6 en donde a los administradores de justicia se les llama “elohim” o 2º Samuel 7:14 donde David es presentado como hijo de Dios.

INTERPRETACIÓN NÚMERO 3: LOS HIJOS DE DIOS ERAN LOS DESCENDIENTES DE SET

Esta es una posición que goza de mucha aceptación el día de hoy. Afirman, de acuerdo al contexto en donde están descritos los hechos que la línea de Set representa a la línea de los llamados “hijos de Dios” mientras que “las hijas de los hombres” provenían de la línea genealógica de Caín.

La pregunta que surge en todo esto es ¿quiénes eran los gigantes? Si hacemos una lectura cuidadosa del texto veremos que los gigantes no son descendientes de esta unión entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres. No. Dice: 4Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos.” Estos gigantes, o NEFILIM, eran parte de otro grupo de seres humanos que habitaban en esta época. Cómo vimos anteriormente la palabra hebrea “nefilim” traducida como gigantes, significa también tirano, bravucón, caído. Entonces estamos hablando de una raza caída, con inclinaciones violentas.

Si leemos bien el contexto de este pasaje veremos más claridad en cuanto al mensaje que el Espíritu Santo está tratando de comunicarnos por medio de Moisés. No debemos perder de vista Génesis 4, especialmente 4:26. Recordemos que la rama generacional de Caín resultó o vivió en una degeneración absoluta. Lamec (de Caín) fue un hombre que desafió abiertamente la protección divina y se burló de lo que Dios había dispuesto con respecto a Caín. Toda esta generación era perversa y lejana al Señor Dios. Sin embargo, en el versículo 4:26 se nos dice que 26Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.” Dándonos a entender otra rama genealógica. Una rama que invocaba el nombre del Señor Dios. Una rama por dónde llegaría el Mesías prometido en 3:15. Incluso, uno de sus miembros, Enoc, caminó con Dios. Entonces tenemos dos líneas: una que busca a Dios y otra que lo rechaza. Ya vimos ambas genealogías hace dos semanas.

“1Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Ya vimos las tres interpretaciones, yo creo que esta última es la más adecuada, DE ACUERDO AL CONTEXTO Y LO QUE VENIMOS LEYENDO, que estamos hablando de estas dos líneas. Mira lo que sucedió: “viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.” Quiero llamar tu atención en algo. Tu eres de Dios, tu le perteneces a Dios, no puede haber comunión entre la luz y las tinieblas, por eso Pablo dice en 2ª Corintios 6:514No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?” Nuevamente empiezan los problemas. Los hijos de Dios empiezan a mezclarse con el mundo. Fíjate alrededor, lo que está pasando, día a día, poco a poco, sin que nos demos cuenta el mundo se mete en nuestras vidas. Empezamos a tolerar y permitir cosas. Dejamos que conceptos mundanos gobiernen nuestras vidas y los de la iglesia. A Dios no le gusta esto. El detesta esto. (No olvides: Como en los tiempos de Noé). Esta mezcla, sea como fuera, entre los hijos de Dios y los hijos de los hombres produjo en Dios un sentimiento terrible:

DIOS INTERVIENE

3Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

¡El Señor Dios no tolera esta mezcla! El Señor Dios decidió poner fin a este estado de cosas. Si todo seguía así, el Señor Dios tendría que luchar permanentemente con la maldad del hombre. El hombre es carnal más no espiritual. Por eso es que el mundo no nos entiende. Porque les hablamos cosas espirituales. Esto es la apostasía. Tal como vimos anteriormente. Esta se produce cuando empezamos a tolerar las cosas del mundo en nosotros (No olvides: como en los tiempos de Noé).

Tal era la maldad y la corrupción del hombre que Dios pone un tiempo límite a su decisión: 120 años.

HOMBRES DE RENOMBRE

4Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Ya hemos visto más o menos como era la condición del hombre “en los tiempos de Noé”.

1. Los hijos de Dios vieron hermosura en las hijas de los hombres.- El día de hoy, la iglesia cristiana, “coquetea” con el mundo. Muchos escuchan huecas sutilizas. Colosenses 2:88Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.”

2. Los hijos de Dios tomaron a las mujeres del mundo.- El día de hoy no sólo coquetean con el mundo sino que introducen en sus vidas y en la iglesia doctrinas de demonios 1ª Timoteo 4:11Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;”.

3. La apostasía fue tal que Dios tomó una decisión drástica.

Ahora la Biblia nos habla de otro grupo de personas: Gigantes o Nephilim. Estos hombres eran, valientes y de renombre. Eran contemporáneos a Noé. El día de hoy también los hay, hay muchos hombres de renombre, tenemos héroes, tenemos premios Nóbel, tenemos hombres que el mundo admira como ejemplo de vida, tenemos grandes líderes que dirigen las naciones, tenemos hombres poderosos que pueden ser capaces de tomar decisiones terribles (Bush, Sadam Hussein, Bin Laden, etc.). Como en los tiempos de Noé.

DIOS DECIDE EXTERMINAR A LA RAZA HUMANA

5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Tal era la maldad, tal era la apostasía que el hombre sólo pensaba en el mal. El día jueves de la semana pasada estuve conectado al internet tratando de cerrar un negocio con un cliente. En eso se conectó un amigo mío el cual sabía que estoy vendiendo dos computadoras y además sabía que es absolutamente necesario que las venda con urgencia. Entonces me dice: “Sergio, ¿te contestaron mis amigos sobre las computadoras que quieres vender?” “No”, dije yo. “Vuelve a mandarles el email y me manda una copia a mí también”. Así que eso fue lo que hice. A los minutos me dice: “Oe, tienes que ser más agresivo” MMMM, dije yo, ¿acaso debo gritarles o insultarlos para que me compren las máquinas?” No, me dice el, lo que tienes que poner es que tienes otros clientes para las máquinas pero como son mis amigos entonces estás dándoles la oportunidad para que las compren ellos y etc., etc. Un momentito, le dije, eso no es verdad. No tengo dos clientes “en espera”. ¿Me estás pidiendo que mienta? Y después de que le dije esto, me insultó y se desconectó diciendo que era un chiflado demente y que me estaba tratando de enseñar como vender y que después no me queje porque no tengo dinero.

Entonces me acordé de “como en los tiempos de Noé”

El corazón del hombre es de continuo hacia el mal, dice Romanos 3:9-129¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado. 10Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. 12Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Esta es la realidad del mundo el día de hoy. Te invito a hacer un experimento esta semana: cuando vayas en el micro o la combi, o si quieres acércate a cualquier persona de tu entorno y pregunta: “¿está UD. Buscando a Dios?” Te puedo asegurar que nadie te dirá “oh, si, claro, estoy buscando dirección de Dios para mi vida en cuánto a mi vida. Estoy esperando una respuesta de Dios sobre este y este asunto….” No, el ser humano de hoy no busca a Dios. Su corazón es de continuo hacia el mal (como en los tiempos de Noé).

DIOS SE ARREPIENTE DE CREAR AL HOMBRE

6Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

¡Aja! Mira, vez, lee Números 23:1919Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” y 1º Samuel 15:29 29Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta.”. La Biblia se contradice, dice que Dios se arrepintió y luego dice que Dios no se arrepiente. Ahora, tampoco te imagines a Dios caminando en el palacio celestial de un lugar a otro, agarrándose la cabeza, y lamentándose como cuando tú o yo nos equivocamos en algo y renegamos porque sabemos que hemos hecho mal las cosas… El arrepentimiento divino no tiene nada que ver con esta figura ni es una contradicción a su naturaleza. Lo que estamos leyendo se conoce como “antropomorfismo” Esto quiere decir que el autor usa determinadas situaciones comunes a los humanos para ilustrar un sentimiento divino que no se puede explicar de otra manera. En otras palabras, lo que Moisés está declarando es que le dolió tanto el corazón, pero tanto que sintió lo mismo que lo que tu sientes cuando has hecho algo malo y hubieras deseado no hacerlo. No es que Dios entró en un sentimiento de contradicción. No. Esto no agarró de sorpresa a Dios. Esta figura, nos hace pensar en la seriedad del disgusto de Dios con respecto a la condición corrupta y apóstata de la raza humana. Dios no puede tolerar el pecado. La situación estaba en su tope. Igual el día de hoy “como en los tiempos de Noé”

DIOS SENTENCIA A LA HUMANIDAD

7Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

Dios manifiesta su ira. ¿Dios tiene ira? Romanos 1:1818Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;”. Tal vez a nadie se le imaginó pensar que Dios pudiera tener ira. Muchas personas creen que se debe excusar la ira de Dios y en la medida de lo posible no se menciona. Otros no quieren pensar en ella ya que no pueden entender que Dios sea amor y tenga ira al mismo tiempo. Algunos, incluso pueden pensar que Dios era muy duro en el Antiguo Testamento. Claro, si vemos alguno de sus atributos en unos momentos y otros en otros, obviamente tendremos una perspectiva equivocada de Dios. Dios es un todo, no olvidemos la unidad de Dios. La justicia de Dios se manifiesta a través de su ira. Tampoco es una reacción desmedida, sino la aplicación justa del castigo divino por la impiedad y maldad del hombre. Es la forma como se pone de manifiesta su justicia ante la impiedad.

Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagara a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia… (Romanos 2:5-8).

La ira de Dios está sobre el impío (Salmos 7:11) y viene como resultado de ser hijos de desobediencia (Efesios 5:6; Colosenses 3:6). Dios se enoja contra el pecado porque es una rebelión contra su autoridad, un ultraje cometido contra su soberanía inviolable. Los que se sublevan contra el gobierno de Dios aprenderán que Dios es el Señor. Se les hará conocer la grandeza de su Majestad que ellos desprecian, y lo terrible que es esa ira que se les anunció y que ellos repudiaron.

Conocer mejor este atributo de Dios, su rechazo y repudio al pecado, su ira manifiesta como consecuencia de la rebeldía, producirá en nosotros tres cosas:

1. Nos daremos cuenta de la magnitud del pecado y sus consecuencias en nuestras vidas.

2. Producirá en nuestros corazones un verdadero temor a Dios (Hebreos 12:28-29).

3. Hará que agradezcamos y alabemos fervientemente a Dios por habernos librado de la ira que había de venir (1a Tesalonisenses 1:10)

Su ira no es como la ira humana, desproporcionada y fuera de control. Dominada por toda clase de pasiones y emociones.

La ira de Dios se ha manifestado desde el principio de la historia, cuando maldijo a la serpiente, a Eva, a Adán, echándolos del huerto del Edén, y en muchas otras oportunidades (Éxodo 32:9-10; Levítico 26:14-46; Números 11:1-34; 12:1-15; Deuteronomio 9:7-29; Jueces 2:12; 2:20; 3:8; 10:7; 2º Reyes 24:20; 2º Crónicas 36:16; Esdras 5:12; 9:26). La ira de Dios se manifestará tarde o temprano para esta humanidad apóstata y corrupta “como en los tiempos de Noé”.

LA GRACIA DE DIOS

8Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

La palabra “halló” hace referencia a encontrarse algo. Me gusta más la traducción “descubrió la gracia”. Tal vez sea más claro de esta forma. ¿Qué es la gracia? Bíblicamente hablando, la gracia incluye el concepto de que no tenemos ningún derecho sobre ella, esto se traduce en la siguiente frase: gracia es darle a alguien lo que no se merece. La gracia está al frente y en contrasentido de mérito, paga o salario (Romanos 4:4; 11:6). A diferencia de la misericordia, no es para todos. “Es el favor eterno y totalmente gratuito de Dios, manifestado en la concesión de bendiciones espirituales y eternas a las criaturas culpables e indignas” (Abraham Booth).

La gracia de Dios es un acto supremo de su voluntad. La salvación es otorgada por un acto de gracia por parte de Dios (Efesios 2:8). Si la salvación fuera otorgada por algo que el hombre pudiera hacer ya no sería por gracia sino por obras (Romanos 4:4-5) y ya hemos visto que esto no es posible. Así como la misericordia, la gracia tiene tres aspectos: Es eterna, es gratuita y es soberana.

La gracia de Dios se manifiesta a través de Jesucristo y se comunica a través del Espíritu Santo (Zacarías 12:10).

Algunos teólogos bien intencionados pero alejados totalmente de la verdad bíblica dicen que Dios ha derramado en el corazón del hombre una “gracia infusa”. Algo así como una chispa divina o una gota del océano divino habitando en el hombre. Esto está alejado de toda verdad (ya hemos visto que el hombre es totalmente pecador y sin capacidad moral ni espiritual para acercarse a Dios por su propia iniciativa)

LA JUSTICIA DE UN HOMBRE

9Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

Noé halló gracia. Dios decidió salvarlo. Esta gracia hizo que Noé fuera perfecto en sus caminos, que obedeciera a Dios, que caminara con Dios, fue hecho heredero de la justicia por medio de la fe. Todos nosotros, los que hemos conocido a Jesucristo necesitamos de la gracia de Dios para ser luz y sal en este mundo perverso y perdido. No podemos ser justos ni perfectos si no caminamos con Dios. La gracia es un regalo inmerecido de Dios y debemos andar en esa gracia. No hacer las cosas por imposición ni por obligación. No ofrendar porque “tenemos” que ofrendar ni predicar porque “tenemos” que hacerlo. Si no lo haces con un corazón agradecido y como resultado de tu comunión con Dios, andando en la gracia, entonces mejor no lo hagas porque Dios es un Dios de gracia.

Nota que el versículo 9 dice “Noé, varón justo”. ¿Cómo es posible que un hombre sea llamado justo, si Romanos 3:10 dice que “no hay justo ni aún uno”? Y si leemos Ezequiel 14:13-1413Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias, 14si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor.” ¿Esto es acaso una contradicción? ¿La justicia de un hombre podría salvarlo a sí mismo?

¿A qué se refiere la Biblia cuando hablamos de hombres justos? Un hombre justo es aquel que es declarado aprobado y aceptado delante del Señor Dios. La palabra hebrea que usamos en este pasaje significa también “rectitud”. Ahora bien, ningún hombre, puede “justificarse” a sí mismo delante del Señor Dios. No perdamos de vista lo siguiente: Antes de que Noé sea declarado como varón justo y perfecto en sus generaciones en el versículo anterior nos dice que Noé halló gracia ante los ojos del Señor Dios. Esto quiere decir que uno no puede ser justo y perfecto sin antes haber recibido la gracia de Dios. La gracia de Dios te hace justo y te permite vivir perfecto en medio de una generación impía y perversa. La gracia y la justicia son regalos del Señor Dios que vienen por medio de Jesucristo Romanos 5:1717Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” En otras palabras, tú eres declarado justo porque el Señor Dios te hace justo por gracia por medio de la fe. En otras palabras Noé fue justo porque halló la gracia del Señor Dios y pudo, por medio de la fe alcanzar salvación. En otras palabras, es un regalo de Dios. La justificación no es inherente o propia al ser humano, viene del Señor Dios Isaías 45:2525En Jehová será justificada y se gloriará toda la descendencia de Israel.” Entonces, queda claro que la justicia de Noé no provenía de él mismo sino que el Señor Dios se la dio por gracia y él vivía por fe en ella. Sus buenas obras no eran lo que lo hacían justo, sino que eran el resultado de su justicia.

Romanos 5:2121Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”. La única forma de ser justificados delante del Señor Dios es por medio de la fe en Jesucristo Gálatas 2:1616sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.”

Cuando leemos “perfecto en sus generaciones” debemos pensar en los resultados de la gracia justificadora en nuestras vidas. ¿Qué quiero decir con esto? Que no podemos decir que hemos hallado “gracia” y seguir viviendo como cualquier mortal pecador. La gracia inmerecida de Dios, cuando llega al hombre produce cambios que son notados en los que nos rodean. Esto es claramente explicado en Santiago 2:1717Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.”. No estamos hablando de vivir “sin pecado”. Sólo Jesucristo pudo vivir sin pecado 1ª Pedro 2:2222el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;” La Biblia nos enseña que la gracia salvadora que es por medio de la fe produce resultados en nuestras vidas. En otras palabras si dices que tienes fe y tus obras no están reflejando una vida recta o mejor dicho no hay “obras” o resultados visibles en tu vida, tu fe no es verdadera. Es un remedo de fe. Pídele a Dios el don de fe para poder vivir en su gracia.

Muchos pasajes de las Escrituras nos animan a andar en fe y demostrar visiblemente esta fe. Por ejemplo en Efesios 5:2 se nos manda a andar en amor, en Efesios 5:8 a andar como hijos de luz, en Gálatas 5:16,26 a andar en el Espíritu, en Efesios 5:15 a mirar con diligencia como andamos, no como necios sino como sabios. Pero pensemos en hacerlo un día a la vez. Si fallaste, lee y aplica en tu vida 1ª Juan 1:99Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

10Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.

Sem = nombre; Cam = caliente; Jafet = iniciar

No se preocupen de encontrar “mensajes escondidos” en todos los nombres que encontramos en la Biblia. Esto no es así, sólo en pocas ocasiones vemos esto como en la genealogía de Adán hasta Noé.

LA TRISTE REALIDAD DEL MUNDO

11Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. 12Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.

En la actualidad esta realidad no escapa de nuestras vidas. La tierra está corrompida como vemos a diario. La tierra está llena de violencia. Todos los hombres están lejos de la presencia de Dios, destituidos de su gloria y sumergidos en sus propios pensamientos y pecados. El día de hoy encontramos la tierra “como en los tiempos de Noé”.

Regresemos al texto de Mateo 24:37-38 37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

CONCLUSIÓN

“Así será la venida del Hijo del Hombre”, “como en los tiempos de Noé”. ¿Estás preparado para su segunda venida? ¿Serás hallado justo delante de El? ¿Hallaste gracia? Dios te da la oportunidad hoy. La Biblia dicen en Efesios 2:8-98Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe.” Todos necesitamos ser salvados de la ira de Dios. Esta vendrá, tarde o temprano. Te agarrará vivo o la verás cuando mueras y estés delante de Dios. Por eso Dios manda a todos los hombres ahora y en todo lugar a que se arrepientan y vengan a El. Dios, trazó el camino de regreso: Jesucristo, su único Hijo. El cuál se entregó a sí mismo, muriendo por ti y por mí. Para que todo aquel que en El cree no se pierda más tenga vida eterna. Arrepiéntete hoy y cree y recibe a Jesucristo como tu Señor y Salvador. No sigas viviendo “como en los tiempos de Noé” .

Amén.

Enlaces relacionados

Investigación Arqueológica Wyatt – El Arca de Noé

Noé

Indagación histórica sobre el Arca de Noé I

Indagación histórica sobre el Arca de Noé II

Arca de Noé

Atrahasis

Reyes antediluvianos

El mito de Ziusudra

Diluvio universal

«El Diluvio Universal»

Catastrofismo

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

www.esnips.com/web/BibleTeachings

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.200 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: