DARWIN Y SU TEORÍA DEL ORIGEN DE LA ESPECIE HUMANA O EVOLUCIÓN DEL HOMBRE


DARWIN Y SU TEORÍA DEL ORIGEN DE LA ESPECIE HUMANA O EVOLUCIÓN DEL HOMBRE

Ver Problemas científicos con la teoría de la evolución de las especies

La evolución es el proceso por el que una especie cambia con el de las generaciones. Dado que se lleva a cabo de manera muy lenta han de sucederse muchas generaciones antes de que empiece a hacerse evidente alguna variación

Antes del siglo XIX existieron diversas hipótesis que intentaban explicar el origen de la vida sobre la Tierra. Las teorías creacionistas hacían referencia a un hecho puntual de la creación divina; por otra parte, las teorías de la generación espontánea defendía que la aparición de los vivos se producía de manera natural, a partir de la materia inerte.

Una primera aproximación científica sobre tema es el trabajo de (1924), El origen de la vida sobre la Tierra, donde el químico ruso propone una explicación, vigente aún hoy de la manera natural en que de la materia surgieron las primeras formas prebiológicas y, posteriormente el resto de los seres vivos. En segundo aspecto de la generación espontánea de la vida tiene una respuesta convincente desde mediados del siglo XIX. En primer lugar; los experimentos realizados por Pasteur, y, de manera fundamental, con los bajos del naturalista británico Charles Darwin (1859), que en su obra El origen de las especies aporta una explicación científica sobre la evolución o «descendencia con modificación», término utilizado por el científico para definir este fenómenos.

A pesar de que Charles Darwin ostenta el honor de haber elaborado esta teoría de manera científica y rigurosa, existieron importantes antecedentes —puede mencionarse en este sentido la aportación del propio abuelo de Darwin, Erasmo Darwin— que establecieron las primeras pautas del interés científico por estos temas. Sin duda, hay que destacar los estudios de Jean Baptiste de Monet, caballero de Lamarck (1744-1829), que inauguraron una corriente de pensamiento precursora en el estudio de la evolución de los seres vivos.

La tesis fundamental del lamarquismo es la transmisión de los caracteres adquiridos como origen de la evolución; la causa de las modificaciones de dichos caracteres se encuentra en el uso o no de los diversos órganos, tesis que se resume en la siguiente frase: «La función crea el órgano». Lamarck resume sus ideas en Filosofía zoológica (1809), el primer trabajo científico donde se expone de manera clara y razonada una teoría sobre la evolución.

A lo largo de cinco años —entre 1831 y 1836—, Charles Darwin, viajando a bordo del Beagle, recogió datos botánicos, zoológicos y geológicos que le Permitieron establecer un conjunto de hipótesis que cuestionaban las ideas precedentes sobre la generación espontánea de la vida.

Durante los veinte años siguientes intentó aplicar estos datos a la formulación de una explicación coherente sobre la diversidad observada. En 1858, Darwin se vio obligado a Presentar sus trabajos, cuando recibió el manuscrito de un joven naturalista, A. R. Wallace, que había llegado de manera independiente a las mismas conclusiones que él, es decir, a la idea de la evolución por medio de la selección natural.

Tanto Darwin como Wallace habían tomado como base la obra de Malthus sobre el crecimiento de la población, en la que se establece que, dicho factor tiende a ser muy elevado, se mantiene constante dado que la disponibilidad de alimento y espacio son limitados; a partir de esta premisa la idea de la competencia. Con esta base argumental se pueden establece dos aspectos fundamentales que sustentan la teoría de Darwin y Wallace. Ambos científicos dan por sentado que los seres vivos pueden presentar clones.

Esta idea, junto con la noción de competencia establecida anterior por Malthus, les lleva a establecer que estas variaciones pueden ser ventajas o no en el marco de dicha competencia. Por otro lado, como resultado de la lucha tiene lugar una selección natural que favorece a los individuos con variaciones ventajosas y tiende a eliminar a los menos eficaces en la consecución de los recursos necesarios para la vida. Sin embargo, existe un punto de discrepancia entre ambos. Wallace nunca compartió la idea de la selección expresada por Darwin en su obra El origen del hombre (1871). Según Darwin algunos caracteres son preservados sólo porque permiten a los macho mayor eficacia en esta relación con las hembras.

Desarrollo de la teoría de la evolución

A finales del siglo XIX, el llamado neodarvinismo primitivo, que se basa en el principio de la selección natural como base de la evolución, encuentra en el biólogo alemán A. Weismann uno de sus principales exponentes. Esta hipótesis admite que las variaciones sobre las que actúa la selección se transmiten según las teorías de la herencia enunciadas por Mendel, elemento que no pudo ser resuelto Darwin, pues en su época aún no se conocían las ideas del religioso austriaco.

Durante el siglo XX, desde 1930 a 1950, se desarrolla la teoría neodarwinista moderna o teoría sintética,: denominada así porque surge a partir de la fusión de tres disciplinas diferentes: la genética, la sistemática y la paleontología. La creación de esta corriente viene marcada por la aparición de tres obra. La primera, relativa a los aspectos genéticos de la herencia, es Genetics and the origin of species (1937). Su autor, T. H. Dobzhansky, plantea que las variaciones genéticas implicadas en la evolución son esencialmente mínimas y heredables, de acuerdo con las teorías de Mendel.

El cambio que se introduce, y que coincide posteriormente con las aportaciones de otras disciplinas científicas, es a consideración de los seres vivos no como formas aisladas, sino como partícipes de una población. Esto implica entender los cambios como frecuencia génica de los alelos que determinan un carácter concreto. Si esta frecuencia es muy alta en lo que se refiere a la población, esto puede suponer la creación de una nueva especie.

Más adelante, E. Mayr desarrollará en sus obras Systematics and the origin of the species (1942) y Animal species evolution (1963) dos conceptos muy importantes: por un lado, el concepto biológico de especie; por otra parte, Mayr plantea que la variación geográfica y las condiciones ambientales pueden llevar a la formación de nuevas especies. De este modo, se pueden originar dos especies distintas como consecuencia del aislamiento geográfico, o lo que es lo mismo, dando lugar, cuando intentamos el cruzamiento de dos individuos de cada una de estas poblaciones, a un descendiente no fértil. Atendiendo a las condiciones ambientales, en consonancia con las ideas de Dobzhansky., la selección actuaría conservando los alelos mejor adaptados a estas condiciones y eliminando los menos adaptados. En 1944 el paleontólogo G. G. Simpson publica la tercera obra clave para poder comprender esta corriente de pensamiento: en Tempo and mode in evolution establece la unión entre la paleontología y la genética de poblaciones.

Durante la segunda mitad del siglo XX se han planteado dos tendencias fundamentales, la denominada innovadora y el darvinismo conservador. La primera de ellas, cuyo máximo exponente es M. Kimura, propone una teoría llamada neutralista, que resta importancia al papel de la selección natural en la evolución, dejando paso al azar. Por su parte, el neodarvinismo conservador, representado por E. O. Wilson, R. Dawkins y R. L Trivers, queda sustentada en el concepto de «gen egoísta»; según esta hipótesis, todo ocurre en la evolución como si cada gen tuviera por finalidad propagarse en la población. Por tanto, la competición no se produce entre individuos, sino entre los aletos rivales. Así, los animales y las plantas serían simplemente estrategias de supervivencia para los genes.

Pruebas de la evolución

Son pruebas basadas en criterios de morfología y anatomía comparada. Los conceptos de homología y analogía adquieren especial relevancia para la comprensión de las pruebas anatómicas. Se entiende por estructuras homólogas aquellas que tienen un origen común pero no cumplen necesariamente una misma función; por el contrario, las estructuras que pueden cumplir una misión similar pero poseen origen diferente, serían análogas. De esta manera, las alas de los insectos y las aves serían estructuras análogas, mientras que las extremidades anteriores de los mamíferos, que presentan un mismo origen pero que llevan a cabo funciones diversas —locomotora, natatoria, etc.—, constituirían estructuras homólogas.

En relación a las pruebas embriológicas, hay que distinguir entre ontogenia —las distintas fases del desarrollo embrionario— y filogenia, concepto que hace referencia a las distintas formas evolutivas por las que han pasado los antecesores de un individuo, es decir, su desarrollo evolutivo. En los vertebrados, cuanto más cerca de la fase inicial se sitúan los embriones, más parecidos son; posteriormente, se van diferenciando progresivamente cuanto más cerca de la fase de adulto terminal se encuentran.

Otra de las pruebas clásicas es el estudio de los fósiles. El análisis de los distintos estratos geológicos demuestra la presencia de fósiles de invertebrados en los más antiguos; gradualmente, van apareciendo en los más recientes peces primitivos, y, finalmente, los fósiles correspondientes a los mamíferos y las aves.

Fuente Consultada: Gran Enciclopedia Universal (Espasa Calpe)

http://www.portalplanetasedna.com.ar/teoria_evolucion.htm

About these ads

13 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. slith
    mar 29, 2008 @ 19:07:15

    porfavor mandenme todo lo q tenga q ver con la evolucion y chales darwin porfavor ok ppx !!!!!!!!……..

  2. remitente
    mar 29, 2008 @ 19:08:55

    hla soy slith el origen de las especies es realmente asombroso pero no tanto como el librode agustin de hipona ten cuidado hijo cree en dios aunque no sez todo cierto uno cree en dios a ciegas y no por q te lo digan ok hijo!!..

  3. pauloarieu
    mar 29, 2008 @ 20:31:56

    Hola Slith. Gracias por su comentario.
    Yo no creo en la Teoría de la evolución.
    No tengo mas información que las que he publicado.
    Para mas información, leer
    “Problemas científicos con la teoría de la evolución de las especies“
    Teología Dogmática (I) Nº 3

    Gracias y bendiciones.
    Paulo

  4. J.M.Hernández
    abr 07, 2008 @ 21:19:19

    Únicamente un comentario: en una teoría científica no se “cree”. Se cree en una ideología, en una religión o en un testimonio, no en la ciencia.

    No hay ningún biólogo evolutivo que “crea” en la evolución, igual que tampoco ninguno “cree” en los frigoríficos.

    Comenten el error de comparar las teorías científicas con creencias, y no tienen nada que ver. Usted piensa que su fé es cierta, verdadera e inmutable; un científico piensa que las teorías que maneja no son definitivas, ni describen la verdad absoluta; está seguro de que serán modificadas, cuando no sustituidas con el tiempo.

    Saludos.

  5. pauloarieu
    abr 07, 2008 @ 21:41:00

    Hola.

    Quizas el problema no sea tanto el cientifico,sino los que utilizan las teorias cientificas para desacreditar la fe judeo – cristiana.

    Estas teorias se convierten en “doctrinas” cuando se comienza a creer en ellas, enseñarlas en las escuelas como si fueran verdades, impulsando a los niños y a los jovenes al ateismo.

    Saludos y gracias por tu participacion.
    Paulo

  6. J.M.Hernández
    abr 08, 2008 @ 06:27:55

    Abrá que ponerse de acuerdo entonces. ¿No creen en la evolución porque es falsa, o porque no les gusta que pueda llevar al ateismo?

    Un hecho es cierto o no independientemente de lo que nos gusten sus consecuencias. En nuestra mano está que las leyes de la naturaleza no guíen nuestra sociedad, ¿no?

    Se puede estar en contra de aquellos que adoran al sol y le ofrecen sacrificios humanos, pero no podemos negar que el sol exista.

    Un saludo.

  7. Paulo Arieu
    abr 08, 2008 @ 11:51:50

    Hola Hernandez.

    Gracias por tu comentario.

    La teoría de la evolución contradice lo que la biblia habla sobre la creación, Dios creo todo el Universo y lo sustenta.Lo creo de la nada,y no por casualidad.

    Respetamos la ciencia,cuando la ciencia logre demostrar científicamente y no hipotéticamente como es el tema de la creación, veremos que no va a contradice las escrituras. No pueden haber dos verdades. La biblia y la evolución. Nosotros entendemos que la Palabra de Dios es verdadera.Esto es un absoluto y no algo relativo.

    Si un científico encuentra por ejemplo, una piedra afilada enterrada, inmediatamente deduce que es producto de la inteligencia humana, por muy rudimentaria que sea.

    Pero si el mismo científico encuentra un átomo, un hueso, o un esqueleto entero, a pesar de estar ante la evidencia de un diseño tan elevado que no puede ser reproducido por inteligencia humana alguna, se decanta por decir que dicho diseño es consecuencia de una causa llamada “azar”.

    Hebreos 11:3, dice que ” Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

    Esta es nuestra fe.Basada en la Biblia

    Cuando en Génesis se habla de la creación, se utiliza una palabra que es “bara”, para crear, que significa “crear de la nada”

    En el principio creo Dios los cielos y la tierra (Gen 1)

    Bereshit bara Elohim, es en hebreo.

    Saludos
    Gracias por tu comentario.
    Paulo

  8. J.M.Hernández
    abr 08, 2008 @ 18:34:03

    Bueno, más que “la verdad de la Biblia”, querrá decir “mi interpretación de la Biblia”, porque muchos cristianos creen que Dios creó el universo y al hombre, y sin embargo no ven incompatibilidad entre Biblia y evolución. Quiere decir, por lo tanto, que lo que se encuentra enfrentado a los hechos no es la Biblia, sino su interpretación particular.

    Por otro lado, el argumento del relojero está lo suficientemente machacado como para seguir trayéndolo a colación. Una estructura compleja no exige un creador. El creador puede ser una explicación entre las posibles, pero no una consecuencia indiscutible. La diferencia es importante.

    Por poner un ejemplo, el aragonito forma unos cristales impresionantemente organizados, parecen fruto del tallado de un artista, como el que talla diamantes. Desde luego, mucho más perfecto que una piedra afilada de las que comenta. Estos cristales ortorrómbicos incluso tienen unas dimensiones de celdilla estándar: a = 4.96Å, b = 7.97Å, c = 5.74Å; Z = 4.

    Debemos pensar, según su teoría, que tan perfecta estructura ha sido diseñada por un ser inteligente, sin embargo sabemos, y podemos verlo en directo, que es un proceso de cristalización inanimado.

    Saludos

  9. Paulo Arieu
    abr 09, 2008 @ 00:11:50

    Hernández, mira, esto es un problema de fe.
    O creemos en la Biblia o creemos en la evolución.
    Las dos cosas son incompatibles,aunque haya algunos que hayan intentado unir los dos conceptos, como el jesuita Teilhard de Chardin, y otros mas.
    Yo no soy científico,mis conocimientos sobre las teorías de la evolución sinceramente, son elementales, pero si se que Dios creó todas las cosas. Y que el se encarga de sostenerlas.
    De ahi en mas, ud. puede creer lo que le parezca bien,pero yo sigo afirmando que la creación es de origen divino, y Dios no abandono el universo, sino que se encarga de sustentarlo.
    No puedo hablarle científicamente,porque no soy científico.
    Pero si se que es un problema de Fe
    He estado en una conferencia sobre este tema, dictado por un cristianos con un doctorado en Ciencias, y el mostraba por las escrituras, que las teorías de la evolución no tienen fundamento.
    Se puede hablar horas y horas y no llegar a ningún acuerdo. Ya que es un tema profundo, pero si ud. cree en Dios y cree que la Biblia es su Palabra y la revelación de Dios al hombre, y cree que ella es inerrante, en materia de fe,no tendrá problemas en aceptar como valida la doctrina creacionista.
    Si desea investigar mas sobre el tema, le recomiendo el portal creacionista, donde podra obtener mas información. Yo no puedo lamentablemente darle mas explicaciones que las que le di, ya que como el dije no soy científico,soy cristiano y mi fe esta basada en las escrituras y en Jesucristo, muerto en la cruz y resucitado. El perdonó mis pecados cuando creí en el de corazón y me hice cristiano,y mi vida cambió totalmente.
    Esto es lo que le puedo hablar,si, de biblia y de mi experiencia con Dios y las de otros.
    Bueno, saludos
    El portal es

    http://creationwiki.org/es/index.php/Portada

    Saludos
    Gracias por su participación
    bendiciones

    Paulo

  10. J.M.Hernández
    abr 09, 2008 @ 16:52:41

    En absoluto. La ciencia no es asunto de fe, por mucho que se empeñe.

    Tampoco me parece muy honesto negar lo que confiesa que no conoce muy bien, pero bueno, cada uno tiene una actitud ante la vida.

    Y la referencia de creationwiki no ofrece ninguna respuesta “científica”, todo lo contrario, solamente incoherencias, como decir que el origen del universo lo estudia la “teoría central de la evolución”… no se fíe de todo lo que lea.

    Saludos.

  11. Dan
    abr 21, 2008 @ 05:51:10

    J. M. Hernández, verdaderamente estoy de acuerdo en todo lo que usted dice. La evolución es una teoría científica, lo que significa que es una hipótesis comprobada que ha pasado por el laborioso y riguroso proceso de pruebas experimentales. La evolución no es una creencia, es más bien una explicación objetiva y racional fundada en hechos empíricos.
    La Biblia, efectivamente, no rechaza la evolución, es mas bien la interpretación que las personas eligen la que lo hace. La Biblia dice, con toda seguridad, que Dios creó el mundo; pero si el relato del Génesis es tomado como una alegoría, entonces la interpretación evolucionista es altamente factible.
    Tampoco es correcto asociar la evolución tan sólo con la persona de Darwin. El tranformismo posee raices anteriores a Darwin. Además, las teorías evolutivas se han modificado y fortalecido con el avance y desarrollo de la ciencia a lo largo del tiempo. La antropología física, la paleontología, la geología, la biología y la física presentan pruebas que a un intelecto desinteresado lo convencerían de la realidad de la evolución física, química y biológica por las que ha pasado y sigue pasando nuestro universo. La evolución casi siempre se intenta desacreditar a través de falacias de la argumentación, como es el caso de las opiniones dadas por Paulo Arieu.
    No es posible respetar la ciencia en uno puntos y en otros no. Tampoco es posible descartar un conocimiento que se desconoce, es algo filosóficamente insostenible. La creencia en Dios como ente es materia de fe, algo acientífico (pues no puede ser comprobada ni su existencia ni su inexistencia), pero no lo es el origen y desarrollo del universo y de la vida.
    Yo soy cristiano y estoy racionalmente convencido de que evolucionismo y creacionismo son compatibles. La parte más importante de las enseñanzas bíblicas son las que implican a la moral y espiritualidad personal.
    Paulo Arieu, si crees que la Biblia es un libro inspirado por el ser intelectualmente más complejo, ¿no crees que lo más sensato sería que para interpretarla correctamente se use el conjunto de sistemas teóricos y conceptuales que constituyen el empeño máximo y más avanzado de los seres humanos para comprender las complejidades del universo en el cual viven?

    Saludos

  12. pauloarieu
    abr 21, 2008 @ 06:10:02

    Dan:
    Yo creo en la inspiracion divina de las escrituras,porque Dios se revela a traves de ellas, no por ser mas complejas.
    Yo acepto la ciencia, mientras que no choque con la Biblia,no problem.Si no, simplemente, respeto la creencia del otro,pero no lo creo.
    Ya la biblia he experiemntado sui pdoer transformador y su poder evleador, y su inerrancia.
    Ademas, millones de personas han cambiado de vida por creer en ella.
    Muestrame las personas que han abandonado el pecado o han salido adelante en la vida poniendo la fe en las teorias cientificas de la evolucion y entonces hablamos.
    Gracias por visitar el blog y por tu participación.
    Dios te bendiga!!!
    Saludos a J.M.Hernadez también cuando ande de visita por estos lugares, y un fuerte abrazo

    Paulo

  13. Trackback: Creacionismo - Evolucionismo (Artículos) « Paulo Arieu Theologies Weblog
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.144 seguidores

%d personas les gusta esto: