El contexto histórico del Nuevo Testamento


El contexto histórico del Nuevo Testamento 

Por: Equipo DHH y José Soto Villegas

La mayoría de los libros del Nuevo Testamento se escribieron durante la segunda parte del siglo I d.C., y en ellos se refleja el medio histórico y cultural imperante en ese momento.

Fueron tres las grandes culturas de la época en la que surgió el NT: la judía, la griega y la romana. Por ende, no es accidental el hecho de que sobre la cruz de Jesús apareciera un letrero escrito en el idioma propio de cada una de esas culturas: hebreo,  griego y latín (Jn 19.19–20).

El Nuevo Testamento y el ambiente judío:Sin un conocimiento de la cultura judía del Mediterráneo del siglo I, es imposible comprender el NT. Esto es cierto porque gran parte de los personajes de esa época fueron judíos: Jesús, sus discípulos y sus apóstoles, y los primeros creyentes de la iglesia. Jesús habló, principalmente, el arameo, vivió en Galilea y Judea, y murió en Jerusalén.  Hay tres aspectos del ambiente judío que son importantes destacar aquí: el religioso, el social y el literario.

Aspecto religioso:Hay una estrecha relación entre la iglesia cristiana y el pueblo judío, sobre todo en lo que a la religión respecta. En el centro de la fe judía está la afirmación de que «Yavé es el único Señor» (Dt 6.4; Mc 12.29); que sus leyes son sabias y dignas de obediencia (Sal 78.5–8), y que él ha escogido un pueblo para sí mismo. Nada de eso está ausente en la fe cristiana. En realidad, las Escrituras de Israel, donde los profetas dejaron registrado el mensaje de Dios para su pueblo, siguieron siendo las Escrituras de la iglesia cristiana. Sería mucho tiempo después cuando se agregaría el NT. Por eso en esta parte de la Biblia se ven registradas muchas de las costumbres religiosas judías y se menciona a los grupos judíos más influyentes de la época (Mt 22.23–33; Hch 23.6–8; 1 Co 15.12–58). Por otra parte, la esperanza en la venida del Mesías significaba para los judíos el deseo de ver cumplida la justicia por la mano misma de Dios. De modo que las naciones e individuos que se oponían al pueblo judío recibirían su castigo; y el pueblo escogido y los justos tendrían su recompensa. Pero con la muerte y resurrección de Cristo los primeros cristianos entendieron que la salvación prometida y el juicio mismo incluían a todos los seres humanos de todas las épocas (Jn 3.14–18; 12.32; 1 Ti 1.15; 2.4).

Aspecto social:En la sociedad israelita de la época de Jesús había tres clases sociales: alta, media y baja. La clase alta se componía de las familias de los jefes religiosos y políticos, de los comerciantes adinerados y terratenientes, y de los recaudadores de impuestos. La clase media contaba con los medianos y pequeños comerciantes, los artesanos, los sacerdotes y los maestros de la ley. Por último, la clase pobre, la más numerosa, estaba formada por jornaleros que vivían al día (Mt 20.1–16), y por muchos otros que vivían al margen de la sociedad, como los mendigos, los leprosos y los paralíticos (Mc 10.46). Según las leyes, el lugar más bajo en la escala social lo ocupaban los esclavos, aunque su situación concreta dependía de la posición y carácter de sus amos. Los esclavos que no eran judíos rara vez recuperaban su libertad. En cambio, los esclavos israelitas podían recuperar su libertad en el año sabático. El año sabático se celebraba cada siete años, y su objetivo era que no se cultivara la tierra durante un año, para celebrar así un año en honor a Dios (Ex (23.10–11; Lv 25.1–7; 26.34, 43). Como no se debía cultivar, no se podían saldar las deudas, y éstas se perdonaban.
Los principales oficios eran la agricultura, la ganadería, la pesca (en el Lago de Galilea), trabajos artesanales (alfarería, zapatería, carpintería, albañilería, etc.) y el comercio. También la atención del templo daba trabajo a un gran número de sacerdotes y levitas.
Se dice que la población de Palestina en la época de Jesús pudo haber sido de aproximadamente un millón de personas. Los judíos no formaban un grupo religioso y político unido. Decimos religioso y político porque ambos aspectos estaban muy relacionados. En este sentido, los judíos se habían dividido en muchos grupos. En el NT se mencionan varios de ellos: los fariseos, los saduceos, los herodianos y los maestros de la ley.
Los fariseos eran un grupo más que todo religioso. Defendían la estricta obediencia de la ley de Moisés, de las tradiciones y de la piedad popular (Flp 3.5–6). Representaban el grupo con más autoridad e influencia entre la mayor parte de la población. Después de la destrucción del templo de Jerusalén (año 70 d.C.), fue el grupo que predominó entre los judíos. Este grupo sostuvo las ideas de la vida eterna, el libre albedrío y la providencia.
Los saduceos formaban un grupo menor que el de los fariseos, pero más influyente. En su mayoría, venían de familias de sacerdotes aristocráticos. El grupo se asociaba con los sacerdotes y con el Sanedrín o Consejo de ancianos —órgano supremo de gobierno de los judíos. En la época de Jesús apoyaron al imperio romano. Negaban la vida futura y la existencia de los ángeles y espíritus (Mt 22.23–33; Hch 23.6–8). También desaparecieron con la caída de Jerusalén. Además de los dos anteriores, tenemos dos grupos menos numerosos y de poca influencia: los herodianos (partidarios de Herodes; Mt 22.16), y los esenios. Los esenios no se mencionan en el NT; sin embargo, los historiadores y testigos de la época (Filón de Alejandría, Flavio Josefo, Plinio), e incluso los primeros padres de la iglesia (Justino, Clemente de Alejandría, Orígenes), reconocieron su importancia. Cultivaban una vida comunitaria y muy organizada, los bienes eran comunes y exigían el celibato, la rectitud moral, la modestia, los vestidos blancos, las comidas comunitarias, las abluciones o ritos de purificación con agua, y el separarse del resto de los judíos. Creían en las doctrinas hebreas y en la necesidad de purificarse con persistencia. Pero también tenían muchas creencias paganas: el determinismo universal, la adoración del sol como dios, y la reencarnación. Este grupo desapareció al enfrentarse a Roma en la lucha que se inició el año 66 d.C. con los celotes («los celosos») a la cabeza de la rebelión. Por último, mencionaremos a un grupo importante por su influencia literaria: los maestros de la ley (escribas, letrados o rabinos). Ellos enseñaban la religión y las tradiciones, y explicaban las Escrituras. En su mayoría eran laicos. Enseñaban en el templo (Lc 2.46) o en las sinagogas (Hch 15.21). Ejercían mucha influencia por su piedad y erudición. Hacían estrictas interpretaciones de la ley, creían en cierta libertad humana, pero limitada por la providencia. Creían en la resurrección y en los ángeles, en la venida del Mesías y en la reunión final de todas las tribus de Israel. Su marcado carácter separatista los volvió presumidos, y con eso disminuyeron su fuerza espiritual. Junto con los fariseos, se opusieron fuertemente a Jesús (Mt 23). Sus enseñanzas se conservaron en la llamada «literatura rabínica», escrita después del NT.

Aspecto literario: La literatura cristiana, ante todo el NT, se inspira en el AT y en el judaísmo contemporáneo. Esto es llamativo, porque el NT y los primeros escritos cristianos se hicieron en griego. En efecto, sin importar la influencia griega, muchas palabras, mensajes y enseñanzas corresponden al espíritu hebreo. La enseñanza fue primero oral y en arameo, luego se vertió al griego, pero conservando su cualidad judía. Así, en el NT conservamos palabras como: abbá y maranata.
El cristianismo primitivo se originó a partir del pueblo judío (Hch 2.46), y poco a poco fue distinguiéndose de éste, hasta separarse del todo. La separación definitiva fue motivada por el mismo mensaje proclamado: no es requisito ser judío para ser cristiano (Hch 15.1–35). Así, muchas personas que no eran judías se integraron a la iglesia y contribuyeron a la separación (Ro 11.11–12). Esa separación era inevitable, pues la fe en Jesucristo, el Hijo de Dios, existe porque con su vida, muerte, resurrección, presencia y actuación subsiguientes, vino a realizar un acontecimiento totalmente nuevo. Es la nueva creación (Mc 1.27; 2.21–22; Jn 13.34; Gl 6.15; Ef 2.15). Además, este nuevo acontecimiento se transmitió con formas literarias nuevas, como los evangelios, y con la transformación de formas tradicionales, como las cartas.

El Nuevo Testamento y el ambiente griego: Las grandes conquistas militares de Alejandro Magno en Asia (año 333 a.C.) hicieron que la cultura griega se difundiera por el occidente asiático, por el norte de África, por el sur de Europa y por Roma misma. No es de extrañar que, para el siglo I d.C., el griego fuera el idioma de las personas cultas de la zona del mar Mediterráneo, e incluso la lengua popu-     lar en muchas de las regiones de la zona. Esta difusión de la cultura griega es lo que se ha denominado «helenismo».Dado que el pueblo de Israel sufrió diversas deportaciones masivas a lo largo de la historia, era común encontrar comunidades judías fuera de Palestina. Esas comunidades constituyeron lo que se llama el judaísmo de la «diáspora» o dispersión. Aunque estas comunidades siguieron fieles a sus tradiciones religiosas (por ejemplo, Hch 16.13), adoptaron el griego como idioma propio. Fue así como en la comunidad judía de Alejandría (Egipto) se tradujeron al griego las Escrituras israelitas. La principal de estas traducciones es la «versión de los Setenta» o Septuaginta (LXX), la cual se convirtió en el texto de uso común de los cristianos de habla griega. Hoy se acepta que después del año 70 d.C. eran más los judíos de la diáspora, que los que vivían en Israel.También en Jerusalén hubo un grupo de judíos cristianos que hablaban griego (Hch 6.1). Eso hizo posible la difusión del evangelio en las comunidades de la diáspora y entre los paganos (Hch 11.19–20). El judío más notable entre la diáspora es, sin duda, Pablo de Tarso. Pablo fue primero perseguidor de cristianos y luego, convertido ya al cristianismo, fue seguidor y propagador celoso de Cristo entre los paganos (Gl 1.14). Sus viajes misioneros abarcaron la mayoría del mundo conocido hasta entonces y sus cartas constituyen una parte muy importante del Nuevo Testamento.Por todas estas razones no es extraño que el Nuevo Testamento se hubiera escrito en griego, aunque algunos manuscritos y tradiciones anteriores puedan sugerir que al inicio se escribieron en hebreo y arameo. Sin embargo, lo cierto es que su redacción y texto definitivos se hicieron y se conservaron en griego.

El Nuevo Testamento y el ambiente romano: Alrededor del siglo II a.C. el poder militar de Roma se había extendido por todo el Mediterráneo. A partir del 63 a.C. Palestina quedó sometida al poderío militar y político de Roma.
Al principio, los gobernantes judíos conservaron el título de reyes, aunque estuvieran sometidos al poder romano. El NT destaca a Herodes el Grande, quien gobernó Palestina del 37 al 4 a.C. Fue bajo su mandato cuando nació Jesús (Mt 2.1–20; Lc 1.5). Cuando Herodes murió, el reino se dividió entre sus tres hijos: Arquelao gobernó Judea y Samaria hasta el año 6 d.C., Herodes Antipas en Galilea y Perea, hasta el 39 d.C., y Filipo en el nordeste del Jordán, hasta el 34 d.C. (Mt 2.22; Lc 3.1). Hacia el año 6 d.C., el emperador romano Augusto quitó del reino a Arquelao, y Judea y Samaria pasaron a ser propiedades del Imperio Romano. Los nuevos cambios administrativos incluyeron nuevas autoridades romanas (los prefectos y los procuradores). El más conocido de todos en la historia cristiana es Poncio Pilato, prefecto de Judea (26–36 d.C.) quien condenó a muerte a Jesús (Mt 27.1–26).
Para el año 37 d.C., el rey Herodes Agripa sustituía a Filipo, y en el 40 d.C. a Herodes Antipas. En el año 41 d.C. Herodes Agripa extendió su dominio hacia Judea y así reconquistó un reino tan grande como el que había tenido su abuelo Herodes el Grande (Hch 12.1–19). Herodes Antipas murió en el año 44 d.C. (Hch 12.19–23), y con ello toda Palestina pasó a manos de los romanos. Esto duró hasta el año 66 d.C., cuando se produjo la guerra judía (Hch 23.24; 24.27).
Entonces Roma desplegó su fuerza militar por todo Israel. Los soldados se organizaban por «compañías», las que tenían a su cargo velar por la adoración del emperador en todo el imperio. Diez compañías formaban una legión (unos 6.000 hombres). Los soldados debían facilitar las conquistas y aplacar las rebeliones. Vigilaban las fiestas judías, las prisiones y las ejecuciones (Mt 28.11–15; Lc 23.47; Jn 19.2, 23–24, 34). Pese a ello, también los soldados se acercaban a Jesús y al cristianismo (Mt 8.5–13; 27.54; Lc 23.47; Hch 10; 27.3–11). En su carta a los efesios, Pablo compara al cristiano con un soldado romano (Ef 6.10–18).
El creciente descontento del pueblo judío hacia los romanos llegó a su punto máximo en el año 66 d.C. En ese año, los «celotes» organizaron una rebelión contra Roma. La lucha duró cuatro años. En el primer año de guerra, Roma decidió que los gobernadores de Palestina debían seguir siendo generales del ejército, a quienes llamaron «legados». El primero de ellos fue Vespasiano, quien en el año 69 d.C. fue proclamado emperador. La rebelión judía fue aplacada con la intervención de los ejércitos romanos que conquistaron Jerusalén y destruyeron el templo en septiembre del año 70 d.C. (Mt 24.2; Lc 21.20). Esta derrota se debió a la superioridad militar de los romanos y a las irreconciliables disputas internas de los judíos.
Con la caída de Jerusalén también desaparecieron las autoridades del Sanedrín, o Junta Suprema de los judíos; las familias sacerdotales se vieron diezmadas, y el grupo de los maestros de la ley empezó a desaparecer. El cargo de sumo sacerdote resultó obsoleto, al igual que el culto del templo. Las enseñanzas religiosas, tradicionales y culturales se reorganizaron alrededor de los rabinos y sus escuelas.
Fuera de Palestina, la iglesia cristiana supo aprovechar bien los beneficios que ofrecía el Imperio Romano. La unidad política y cultural facilitó la rápida propagación del evangelio por el mundo pagano (Ro 15.19, 28; 1 P 1.1). Esto se debió en parte a que en un principio las autoridades romanas no se oponían a la práctica de la religión judía ni de la religión cristiana. Pero cuando la fidelidad a Cristo entró en conflicto con los intereses de Roma, los primeros cristianos empezaron a ser martirizados y perseguidos. Los cristianos se resistían a dar culto al emperador y a sus dioses. A esto se agregó que muchas disposiciones contra los judíos también se aplicaron a los cristianos (Hch 18.2). Esta tensa situación en que vivieron los cristianos de los siglos I y II se refleja en 1 Pedro 4.12–16 y en el libro de Apocalipsis, donde Roma aparece como el enemigo número uno del cristianismo.

Cronología del Nuevo Testamento: En el NT no encontramos fechas que nos ayuden a escribir una cronología tal como se hace hoy, con el calendario moderno de uso universal. Sin embargo, encontramos detalles cronológicos propios de la forma en que los judíos medían el tiempo. Esos detalles, así como otros encontrados en obras seculares escritas en aquellos tiempos, nos ayudan a fijar fechas aproximadas para los sucesos de la vida de Jesús y la vida de la iglesia en el tiempo de los apóstoles.

La vida de Jesús:Su nacimiento. Según Mateo 2.1, Jesús nació cuando Herodes el Grande era rey de Judea. Esto quiere decir que su nacimiento no pudo ocurrir después de la muerte de Herodes. El historiador judío Josefo dice en su libro Antigüedades que, antes de morir Herodes, hubo un eclipse de luna. Sabemos que entre el año 5 y 4 a.C. hubo varios eclipses. El que ocurrió precisamente antes de la muerte de Herodes pudo ser el del 12 de marzo del 4 a.C. Josefo mismo dice que Herodes murió antes de la Pascua del 11 de abril del 4 a.C. La fecha de la muerte de Herodes tuvo que ser entonces a principios de abril de ese año.
En Lucas 2.1 se nos dice que Jesús nació durante el tiempo en que se hacía el censo ordenado por el Emperador Augusto. Lucas nos informa además que el censo fue realizado por el gobernador romano de Siria llamado Quirinio. Por las pruebas encontradas en documentos del historiador Josefo y otros documentos antiguos, algunos fijan como fecha probable de ese censo el año 8 a.C. De ese modo, lo único que podríamos afirmar es que el nacimiento de Jesús tuvo lugar entre los años 8 a.C. (censo de Quirino) y 4 a.C. (muerte de Herodes). La fecha que todos aceptan con más probabilidad es la de los años 7 ó 6 a.C.Su ministerio. Sabemos que Jesús comenzó su ministerio después de ser bautizado por Juan el Bautista y a su regreso del desierto (Lc 3.21–4.14), pero no tenemos datos de la fecha exacta en que esto sucedió. Para fijar la fecha, recurrimos a la sincronización que el evangelista Lucas hace del ministerio de Juan el Bautista (Lc 3.1). Lucas nos dice que Juan comenzó su ministerio cuando el emperador Tiberio ya llevaba reinando casi quince años. El historiador Josefo asegura que Tiberio comenzó a reinar al morir Augusto en el año 14 d.C. Esto quiere decir que el año 15 de su reinado sería el 28 ó 29 d.C., y que esa sería la fecha probable del comienzo del ministerio de Juan el Bautista y de Jesús mismo. También puede confirmarse esta fecha si se toma en cuenta la cita de Juan 2.20, en la que se dice que la construcción del templo llevaba ya 46 años. Según Josefo, Herodes comenzó la reconstrucción del templo en el año 20 a.C. Sumando entonces 46 años, nos da la fecha de 27 ó 28 d.C.
Según Lucas 3.23, Jesús tenía unos treinta años de edad cuando comenzó su ministerio y, de acuerdo con el Evangelio según Juan, su ministerio pudo durar unos dos años y medio. Llegamos a esta conclusión porque Juan menciona claramente tres Pascuas durante el ministerio de Jesús (Jn 2.13–23; 6.4; 7.2; 10.22; 12.1).Su muerte. Según el calendario judío, la Pascua en que murió Jesús se celebró el viernes 7 de abril del año 30 d.C.

La iglesia en la época de los apóstoles: Para hacer una cronología aproximada de todos los acontecimientos importantes en la vida de la iglesia durante la época de los apóstoles, recurrimos a los únicos sucesos narrados en el libro de Hechos que pueden fecharse con precisión según fuentes judías y romanas. Es a partir de esas fechas como se pueden fechar los demás sucesos.Primero que todo mencionemos la muerte del rey Herodes Agripa I (Hch 12.23), ya que es la fecha que con más exactitud se puede fijar. Según el historiador judío Josefo, Agripa fue nombrado rey de Palestina poco después de que el emperador Claudio tomara el poder en Roma, en enero del año 41 d.C. Según Josefo, Agripa reinó durante tres años, por lo que la fecha de su muerte puede ser el 44 d.C.Otro acontecimiento singular que se puede fechar es la hambruna mencionada en Hechos 11.28, pues varios autores antiguos la mencionan en sus libros (Josefo, Tácito y Suetonio), y en papiros egipcios se registra el alto precio que alcanzó el trigo en esa época. Según esas fuentes, hubo una gran hambruna entre los años 46 ó 47 d.C., cuando Tiberio Alejandro era procurador de Judea.Aunque no se puede confiar mucho en un historiador tan tardío como Orosius (siglo V), cabe apuntar que él fecha el edicto del emperador Claudio para expulsar de Roma a los judíos (Hch 18.2), en el año 49 ó 50 d.C.Por último, en Hechos 18.12 se menciona el juicio de Pablo ante el gobernador de Acaya, llamado Galión. Según una inscripción en latín encontrada en Delfos, Grecia, el gobierno de Galión puede ubicarse entre el 51 y 53 d.C
 

Bibliografía
·         Harrington, Wilfrid J. Iniciación a la Biblia. La plenitud de la promesa. Tomo II. Santander: Editorial «SAL TERRAE», 1967.

·         Köster, Helmut. Introducción al Nuevo Testamento.  Salamanca: Ediciones Sígueme, 1988.

·         Leipoldt, Johannes y Grundmann, Walter. El mundo del Nuevo Testamento. Madrid: Ediciones Cristiandad, 1973. Obra en tres volúmenes: Estudio      histórico cultural, Textos y documentos, Ilustraciones.

·         Packer, J. I. El mundo del Nuevo Testamento. Miami: Editorial Vida, 1985.

·         Paul, André. El mundo judío en tiempos de Jesús. Historia política. Madrid: Ediciones Cristiandad, 1982.

·         Saulnier, Ch. y Rolland, B. Palestina en los tiempos de Jesús. Estella: Editorial Verbo Divino, 1981.

·         Schultz, Hans Jürgen. Jesús y su tiempo. Salamanca: Ediciones Sígueme, 1968.

·         Schürer, Emil. Historia del pueblo judío en tiempos de Jesús: 175 a.C.—135 d.C. Madrid: Ediciones Cristiandad, 1985.  Dos volúmenes: el vol. I habla de las fuentes de autores antiguos y de la historia; el vol. II habla del contexto cultural y de las instituciones políticas y religiosas.

Fuente: © La Biblia en las Américas, Volumen 62 / Número 284 / No. 1 del 2007

About these ads

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. alma
    feb 29, 2008 @ 23:26:34

    no pueden poner mas temas por k no encontre lo k buscaba

  2. pauloarieu
    feb 29, 2008 @ 23:55:56

    Hola, Dios te bendiga!!!
    Que temas estabas buscando, si me lo aclaras, mejor, quizás yo pueda investigarlo si tengo material, o buscarlo por Internet.

    No hace mucho que empecé con esto, tan solo dos meses,y soy yo solo con este blog, no tengo nadie que me ayude ni agregue notas,ni investigue por mi.

    Gracias por tu comentario y por tu participación

    Dios te bendiga mucho!!!

    Paulo Arieu

  3. klaudia
    jun 22, 2008 @ 16:40:56

    eee no encontre la kga k andaba buscando me apesta todo lo con dios y ma encima no encuentro las kgas de tareas

  4. pauloarieu
    dic 15, 2008 @ 03:32:27

    fernando dijo:
    Marzo 7, 2008 a 8:31 pm · Editar

    Me pareció bastante interesante vuestro artículo, como información histórica, basado en el contexto histórico en que ocurrieron los hechos lo que permite entender de mejor manera el origen del cristianismo y las profundas divisiones con el judaísmo que con hasta mas de dos mil años de historia hoy mantiene separadas a ambas religiones pese a que comparten la creencia en un mismo DIOS, y comparten su mismo amor, aprovecho esta instancia para plantearles otras dudas que desde hace muchos años no he podido encontrarles respuestas y se refieren a la fecha en que fueron escrito los evangelios del nuevo testamento, por lo que sé, es que teólogos y científicos coinciden en datar los 3 primeros evangelios, llamados también los evangelios sinópticos entre el año 70 y 80, siendo el primero de ellos Marcos, después Mateo y Lucas, quienes a su vez abrían utilizado como fuente a Marcos , (aparte de la llamada fuente Q), pero ¿Porqué Mateo abría de utilizar una fuente como Marcos si Él fue apóstol de JESUS, por lo tanto un testigo ocular de lo ocurrido, mientras que Marcos fue interprete y discípulo de PEDRO? Por lo tanto, no conoció a JESUS Y ¿porque ninguno de ellos ni siquiera JUAN que a sido datado entre el año 90 y 95 del siglo l DC mencionan la destrucción del templo de JERUSALEM por parte de el emperador romano TITO en el año 70? Toda vez que la destrucción de dicho templo puede considerarse como una de las profecías mas emblemáticas del JESUS histórico, y los evangelios fueron escritos con el objetivo de dar testimonio de que Jesús era el Mesías prometido, y la verdad de los hechos que marcaron el cumplimiento de las profecías sobre su venida y sobre el plan de salvación, Y omitir este hecho en particular es una omisión que no tiene lógica,¿ acaso la inclusión de la destrucción del templo, no habría sido suficiente tanto para judíos como para toda la humanidad como argumento de las profecías cumplidas de JESUS? ¿Como pudo Juan escribir en perfecto griego, si los apóstoles no sabían mucho de griego? ¿Que seguridad se puede tener de que lo que hoy tenemos como nuevo testamento es de verdad y genuinamente, el evangelio del JESUS histórico y posteriormente de los apóstoles , y de la iglesia cristiana primitiva, si este nuevo testamento son en realidad, copias de traducciones griegas, que se realizaron siglos después ¿acaso se debe a estas traducciones los errores históricos y geográficos, numerosas incongruencias narrativas y abundantes elementos sobrenaturales que son sin duda expresiones de fe y de los que se discute si tienen o no un origen histórico y de la supuesta helenización (tradiciones y cultura griega) que sufrió el Cristianismo en sus orígenes y que han sido foco de críticas de los mas escépticos y judaizantes?, quedo a la espera de vuestra respuestas
    Saludos fernando f.

    pauloarieu dijo:
    Marzo 7, 2008 a 8:37 pm · Editar

    Hno. Gracias por tu comentario. Realmente muy buenas preguntas. te las ire contestando en la medida que me de el tiempo. Dame un pequeño chance,si, que ahora en este momento, estoy un poco ocupado, y tus preguntas no son sencillas de responder.

    Bendiciones

    Paulo Arieu

    pauloarieu dijo:
    Marzo 8, 2008 a 1:54 pm ·

    Hola,Dios te bendiga mucho!!!
    Aquí te iré colocando las respuestas a medida que las vaya investigando. Este comentario, se irá actualizando periódicamente, a medida que tenga las respuestas completas. Ya tengo algunas, solo me falta scanearlas y añadirlas.
    Haré todo lo posible para que pronto todas tus respuestas estén pronta todas respondidas, en la medida de mis posibilidades.
    Mientras tanto, me gustaría saber un poco mas de vos, quien sos , a que te dedicas, si te congregas en alguna iglesia, etc.
    podes escribirme a mi mail, si a si lo deseas que es pauloarieu@hotmail.com, o simplemente agregarlo aca a modo de comentario.

    Gracias por tu paciencia.
    Dios te bendiga!!!
    Paulo

    Preguntas:
    Aprovecho esta instancia para plantearles otras dudas que desde hace muchos años no he podido encontrarles respuestas:

    1. Se refieren a la fecha en que fueron escritos los evangelios del nuevo testamento, por lo que sé, es que teólogos y científicos coinciden en datar los 3 primeros evangelios, llamados también los evangelios sinópticos entre el año 70 y 80, siendo el primero de ellos Marcos, después Mateo y Lucas, quienes a su vez abrían utilizado como fuente a Marcos (aparte de la llamada fuente Q)

    Aquí hay unos links, donde podes investigar datos generales de los evangelios. Falta Juan, ya que aún estoy investigando en Lucas. Son breves bosquejos de los evangelios y notas acerca de la cronología Bíblica.

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/la-cronologia-de-la-historia-de-israel-iii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/la-cronologia-de-la-historia-de-israel-ii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/la-cronologia-de-la-historia-de-israel/

    http://lasteologias.wordpress.com/podemos-creer-en-la-biblia/

    http://lasteologias.wordpress.com/el-contexto-historico-del-nuevo-testamento/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/cronologia-de-la-escritura/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/cronologia-de-la-biblia/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/02/12/la-cronologia-y-las-fechas-de-textos-biblicos/

    http://lasteologias.wordpress.com/san-mateo-bosquejo-breve/

    http://lasteologias.wordpress.com/mateo-san/

    http://lasteologias.wordpress.com/breve-bosquejo-del-evangelio-segun-san-marcos/

    http://lasteologias.wordpress.com/breve-bosquejo-del-evangelio-segun-san-lucas/

    «Las investigaciones de José O’Callagham en torno a unos fragmentos de papiros encontrados en 1947-1948 en la cueva 7 de Qumram, en el mar Muerto, hacen adelantar la fecha de composición del evangelio de Marcos, que se suponía escrito hacia los años 64-70 en Roma. Esos papiros no superan el año 55 y no parece que se trate del original, sino de una copia. El pasaje encontrado pertenece a Mar 6:52-53.»(7)

    http://lasteologias.wordpress.com/caracteristicas-generales-del-evangelio-de-marcos/

    http://lasteologias.wordpress.com/el-texto-del-antiguo-testamento/

    http://lasteologias.wordpress.com/historia-del-origen-de-los-libros-del-antiguo-testamento/

    http://lasteologias.wordpress.com/escudrinad-las-escrituras-amar-la-verdad/

    http://lasteologias.wordpress.com/cronologia-de-la-vida-del-apostol-san-pablo/

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BFpor-que-podemos-estar-seguros-del-texto-biblico/

    http://lasteologias.wordpress.com/juan-san/

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BFque-creia-la-iglesia-primitiva-acerca-de-la-autoridad-de-las-sagradas-escrituras/

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BF-como-podemos-saber-que-la-biblia-dice-la-verdad/

    http://lasteologias.wordpress.com/la-biblia-es-infalible/

    http://lasteologias.wordpress.com/la-biblia-fue-escrita-por-diferentes-hombres/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/11/la-biblia-xiii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/11/la-biblia-xii-2/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-xii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-x/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/biblia-ix/

    Un grupo de judíos helenizados tradujo al griego koineŒ el Antiguo Testamento ca. 250 a.C. en Alejandría, capital de Egipto. Esta versión de los «setenta intérpretes» (la LXX) expresó, entonces, en lengua vulgar, los términos religiosos y éticos de los hebreos, cuya civilización era tan distinta. Para tal efecto, crearon locuciones con sabor hebreo, por ejemplo, «toda carne» y «fruto de las entrañas», y en vocabulario y sintaxis enriquecieron la lengua franca.
    El mismo proceso continuó en el Nuevo Testamento. Jesús supo hablar arameo y griego porque Galilea era bilingüe, necesitó del griego en Tiro, Sidón y Decápolis y frente a Pilato. A su vez, los apóstoles, galileos todos, tradujeron su mensaje al koineŒ cuando salieron de Judea; desde un principio la iglesia de Jerusalén era bilingüe (Hch. 6.1) y esto facilitaba esta traducción. El estilo de los libros del Nuevo Testamento es variadísimo, y oscila entre lo literario pulido de Santiago, Lucas, Hechos, Hebreos y 1 Pedro; lo vernáculo de Pablo, lo sencillo y solemne de Juan y lo dificultoso de Apocalipsis. Es muy posible que de todos los autores solo los de la primera categoría (o sus amanuenses) usaran el griego como lengua materna; los demás «piensan en semítico» aun cuando escriben en griego.

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-viii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-vii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-vi/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-v/

    La escritura griega aparece ya en el linear B de los textos micénico-cretenses. En estos textos es silábica y tiene 87 signos. En el siglo IX A.C. comienza a usarse ya una escritura alfabética, derivada de la fenicia, pero creando nuevas letras para designar a las vocales.
    Junto a la escritura griega uncial (mayúscula), clara copia de la fenicia, se desarrolló muy pronto una escritura cursiva y minúscula en la que se copiaron muchos manuscritos griegos en el medioevo. . (Mas…)

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-iv/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-iii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia-ii/

    http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/10/la-biblia/

    2 pero ¿Porqué Mateo abría de utilizar una fuente como Marcos si Él fue apóstol de JESUS, por lo tanto un testigo ocular de lo ocurrido, mientras que Marcos fue interprete y discípulo de PEDRO? Por lo tanto, no conoció a JESUS
    3 Y ¿porque ninguno de ellos ni siquiera JUAN que a sido datado entre el año 90 y 95 del siglo l DC mencionan la destrucción del templo de JERUSALEM por parte de el emperador romano TITO en el año 70? Toda vez que la destrucción de dicho templo puede considerarse como una de las profecías mas emblemáticas del JESUS histórico, y los evangelios fueron escritos con el objetivo de dar testimonio de que Jesús era el Mesías prometido, y la verdad de los hechos que marcaron el cumplimiento de las profecías sobre su venida y sobre el plan de salvación, Y omitir este hecho en particular es una omisión que no tiene lógica,
    4 ¿Acaso la inclusión de la destrucción del templo, no habría sido suficiente tanto para judíos como para toda la humanidad como argumento de las profecías cumplidas de JESúS?

    5 ¿Como pudo Juan escribir en perfecto griego, si los apóstoles no sabían mucho de griego?
    En el tiempo de Jesús el idioma sagrado fue el hebreo, el hablado el arameo, el oficial el latín, y el universal el griego. Algunos eruditos sugieren que Mateo escribió originalmente su Evangelio en arameo, pero el consenso de la mayoría de los eruditos es que el Nuevo Testamento fue escrito totalmente en griego. El primer versículo del Evangelio de Juan en griego aparece como sigue:
    Este griego está escrito en mayúsculas o “unciales” (la duodécima parte de una línea). Quizás mucho del Nuevo Testamento fue escrito originalmente en unciales. En el comienzo del siglo noveno, la escritura manual fue cambiada a una escritura con letras más pequeñas y rápidas para dibujar, llamadas minúsculas. El texto impreso del Nuevo Testamento griego de hoy sigue las letras más pequeñas. El primer versículo del Evangelio de Juan aparece de la siguiente manera.
    Nuestro alfabeto castellano tiene 27 letras y deriva del alfabeto latino. El alfabeto latino o romano viene primordialmente del etrusco, que a su vez deriva del griego.
    De acuerdo a la tradición, los griegos recibieron su alfabeto de los fenicios; por ello, los alfabetos castellanos, griego y hebreo están basados en el fenicio. Sin embargo, el idioma griego fue totalmente diferente de la lengua semítica de los fenicios.
    Aunque los alfabetos castellanos, griego y hebreo tienen letras similares, los idiomas tienen características diferentes. La naturaleza del hebreo bíblico es ser vívido, concreto y directo. No trata con abstracciones sino con los hechos de la experiencia. El idioma es apropiado para describir la auto-revelación de Dios por medio de su intervención en el curso de la historia de Israel.
    El idioma griego fue el más apropiado para el mensaje del Nuevo Testamento, dado que la remisión de pecados había de ser predicada a todas las naciones (Lucas 24:47). El griego fue el idioma común de diversas naciones. El idioma griego se distingue por su elegancia, su variedad de estilo y su precisión en las declaraciones.
    El griego utilizado por los escritores del Nuevo Testamento se llama “común” o griego koiné. Era el griego común usado ampliamente en el imperio romano, no el idioma clásico utilizado por Platón y otros. El griego revela influencia semítica. Esto no es sorprendente, dado que los hombres que escribieron los libros del Nuevo Testamento fueron versados en las Escrituras judías.

    http://www.universidadflet.org/moodle/mod/forum/discuss.php?d=416&parent=1266

    6. ¿Que seguridad se puede tener de que lo que hoy tenemos como nuevo testamento es de verdad y genuinamente, el evangelio del JESUS histórico y posteriormente de los apóstoles , y de la iglesia cristiana primitiva, si este nuevo testamento son en realidad, copias de traducciones griegas, que se realizaron siglos después ¿Acaso se debe a estas traducciones los errores históricos y geográficos, numerosas incongruencias narrativas y abundantes elementos sobrenaturales que son sin duda expresiones de fe y de los que se discute si tienen o no un origen histórico y de la supuesta helenización (tradiciones y cultura griega) que sufrió el Cristianismo en sus orígenes y que han sido foco de críticas de los mas escépticos y judaizantes?

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BFpor-que-podemos-estar-seguros-del-texto-biblico/

    http://lasteologias.wordpress.com/juan-san/

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BFque-creia-la-iglesia-primitiva-acerca-de-la-autoridad-de-las-sagradas-escrituras/

    http://lasteologias.wordpress.com/%C2%BF-como-podemos-saber-que-la-biblia-dice-la-verdad/

    http://lasteologias.wordpress.com/la-biblia-es-infalible/

    http://lasteologias.wordpress.com/la-biblia-fue-escrita-por-diferentes-hombres/

    Acerca de la demitificación del Nuevo Testamento:

    http://lasteologias.wordpress.com/teologia-del-nuevo-testamento-apendice-rudolph-bultmann-el-nuevo-testamento-y-mitologia-bibliografia-general/

    1. PREGUNTA: ¿Porqué Mateo abría de utilizar una fuente como Marcos si Él fue apóstol de JESUS, por lo tanto un testigo ocular de lo ocurrido, mientras que Marcos fue interprete y discípulo de PEDRO? Por lo tanto, no conoció a JESUS

    RESPUESTA: Esta es una de las preguntas preferidas de aquellas personas que desean desacreditar a la Biblia. Esto se conoce como el “Problema Sinóptico.” Cuando lees los evangelio de Mateo, Marcos y Lucas puedes notar marcadas similitudes entre ellos, así como marcadas diferencias. Cada uno de ellos muestra la vida, ministerio y enseñanzas de Jesús.

    Para resolver este problema, muchos autores han propuesto lo que se conoce como la “Teoría de las dos fuentes.” Según esta hipótesis el evangelio de Marcos fue el primer evangelio que se escribió, y Mateo y Lucas utilizaron este texto como fuente para escribir los suyos. Estos autores proponen una fuente que no existe, y que han llamado el documento “Q” (proviene de la palabra alemana Quelle, que significa “fuente”). Según ellos, este documento inexistente es la fuente del material que se encuentra en Mateo y Lucas y que no se encuentra en Marcos. Lo que pretenden es decir que Mateo y Lucas utilizaron el evangelio de Marcos para escribir los suyos. Todos los argumentos de estos proponentes son totalmente inadecuados por las siguientes razones:

    a. El testimonio unánime de la iglesia hasta el siglo XIX es que el evangelio de Mateo fue el primero en escribirse.

    b. Porqué Mateo, un testigo ocular y apóstol de Cristo, dependería del escrito de Marcos, quien no fue testigo ocular, para narrar cosas como su propia conversión?

    c. Las diferencias entre los evangelios son estadísticamente mucho mayores que sus similitudes, lo cual va en contra de la teoría de la dependencia literaria.

    d. Es obvio que los evangelios al ser escritos que narran hechos históricos, deben seguir un patrón cronológico similar. Este tipo de similitudes no prueba la dependencia literaria. Imagínate a varios historiadores de tu país narrando algún hecho histórico que ocurrió hace 50 años? Es obvio que su cronología sería similar, y eso no indica que alguno de ellos dependiera del escrito de otro para narrar los hechos.

    e. Es importante saber que la gran sección del evangelio de Marcos (6:45-8:26) es omitido por Lucas, lo cual indica que Lucas no había leído el evangelio de Marcos cuando escribió el suyo.

    f. No existe ninguna evidencia histórica o algún manuscrito que pruebe la existencia de algún documento “Q.” Esto es una fabricación de los escépticos modernos para negar la inspiración de los evangelios.

    g. Cualquier teoría de “dependencia literaria” entre los evangelistas pasa por alto el significado de los contactos personales entre estos hombres. Marcos y Lucas eran compañeros de Pablo (Filemón 1:24). Además la iglesia (incluyendo a Mateo) se reunía en la casa de la madre de Marcos (Hechos 12:12) y Lucas pudo haber conocido a Mateo en esas reuniones.

    La solución meas fácil al “Problema sinóptico” es que no hay tal problema. Los evangelistas fueron inspirados por el Espíritu Santo y escribieron independientemente el uno del otro, pero movidos por el mismo Espíritu Santo. Los textos no son contradictorios, sino complementarios.

    2. PREGUNTA: Y ¿porque ninguno de ellos ni siquiera JUAN que a sido datado entre el año 90 y 95 del siglo l DC mencionan la destrucción del templo de JERUSALEM por parte de el emperador romano TITO en el año 70?

    RESPUESTA: Ninguno de los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) menciona la destrucción del templo porque fuero escritos antes del año 70 d.C. Lo único que hacen es narrar la profecía de Cristo con respecto a la destrucción del templo, lo cual se cumplió, y es una de las pruebas de la veracidad de la Biblia, ya que al ser escritos antes del año 70 d.C probaron que Cristo era Dios y profetizó lo que iba a ocurrir en el futuro. Porqué Juan no lo narró? Porque Juan narró la vida de Jesús y su ministerio enfatizando Su deidad.

    3. PREGUNTA: ¿Acaso la inclusión de la destrucción del templo, no habría sido suficiente tanto para judíos como para toda la humanidad como argumento de las profecías cumplidas de JESUS?

    RESPUESTA: Qué más prueba de la veracidad de la Biblia que un documento que fue escrito cerca del año 50 a.C predijera la destrucción del templo de Jerusalén? Qué más pruebas desea alguien? La destrucción del templo fue incluída por los evangelistas, y esa es la prueba de la veracidad de la Biblia.

    4. PREGUNTA: ¿Como pudo Juan escribir en perfecto griego, si los apóstoles no sabían mucho de griego?

    RESPUESTA: Es un error pensar que los evangelistas no sabían griego. Griego era la lengua predominante en el Imperio romano, los que querían comerciar, tener contacto con otras personas de otras regiones, etc, debían saber griego. Probablemente la mayoría de las personas hablaba griego. Esa era la lengua predominante. Los apóstoles, siguiendo las ordenes de Jesús de hacer discípulos de todas las naciones, debían escribir en griego para que personas de otras regiones pudieran leer y saber de Cristo. Ese era el mejor método para esparcir el evangelio.

    Miguel Angel dijo:
    Abril 22, 2008 a 3:53 am ·

    PUEDEN DECIRME EN UN COMENTARIO CORTO, CUAL ES LA IMPORTANCIA DE LA CRONOLOGIA EN LA BIBLIA.

    GRACIAS.

    pauloarieu dijo:
    Abril 22, 2008 a 4:11 am ·

    Miguel Angel:

    calcular las fechas de los acontecimientos y poder relacionarlos mejor ocn la historia, ya que el relato bíblico no esta escrito de manera cronológica. De esta manera, tenes un panorama de los acontecimientos y se pueden relacionar con los hechos históricos para interpretarlos mejor.
    Ademas, los criticos siempre estan buscando saber si los eventos sucedieron de verdad. Te ayudan a posicionarte historicamente.

    Saludos

    AXEL dijo:
    Julio 16, 2008 a 1:57 am ·

    TYTJNILKJM ME APARECIDO ,MUY EIM,PORTANTE LO QUE AS ESCRITO EN ESE

    Fernando dijo:
    Septiembre 10, 2008 a 9:50 pm ·
    hola Paulo soy Fernando y te escribo nuevamente para pedirte tu visión sobre el nuevo y antiguo pacto,si pudieras escribir sobre este tema y puedas reponderme algunas preguntas como: ¿Cual es la diferencia ente el nuevo y antiguo pacto? ¿ Tiene el antiguo pacto supremacía aún sobre el nuevo? Sabemos que el judaismo no es cristiano, por su rechazo histórico a Jesús como Mesías ¿ Como entendian entonces y que sigificado tenían para los judios las promesas mesianicas? ¿ Tenían estas promesas relación con la salvacíon del alma para los judíos? ¿ Cómo se establecieron los 10 mandamientos para el cristianismo y no los 613 que contempla la Torá para los judíos en el antiguo pacto? ¿ Cual es tu visíon sobre el que algunos cristianos gentiles guarden ciertos ritos cómo el sábado y el no comer ciertos alimentos, tan propios de las costumbres judaicas? disculpa mi prolongado silencio pero visito continuamente tu página
    bendiciones Fernando

    pauloarieu dijo:
    Septiembre 11, 2008 a 1:27 am ·

    ¿Cual es la diferencia ente el nuevo y antiguo pacto?
    viejo pacto:
    basado en la Ley de Moises y las ordenanzas dadas a los profetas.
    La Ley era una sola, con 10 mandamientos, la violacion de uno de esos mandamientos traía la muerte espiritual.Nadie la podia cumplir.
    El centro de adoracion era el templo de Jersualen,y habia muchas leyes ceremoniales que reglamentaban el culto a Dios.
    Todas esas leyes ceremoniales eran simbolicas, tenian un significado espiritual, pero no eran efectivas contra el poder del pecado.
    Señalaban hacia delante, en sentido profético, hacia la persona de Cristo.
    Todo esto se cumplio en Cristo jesus, quien cumplio toda la Ley en si msimo.
    El nuevo pacto es superior al viejo, ya que no es de la Ley, escrita en las tablas de piedra, sino en la niueva Ley que ahora Dios ha dado, que es la Ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, tambien llamada la obra del espíritu santo, que transforma la vieja humanidad del ser humano de manera espiritual.Ya no se trata de cumplimientos y ceremonias y rituales simbolicos, sino de una obra milagrosa en el interior del ser humano, que le ayuda a cumplir la demanda de Dios, que es la Ley.
    Antes la salvación era por la fe en el Mesias que vendría y ahora es por la fe en el mesías que ya vino.Antes la redención y la expiación se realizaban mediante el sacrificio de animales para perdón de pecados.Ahora todo eso ya paso, ya que Cristo representa nuestro sustituto, y el perdón de pecados,se obtiene por la propia sangre de Cristo, que Dios aplica en nuestras vidas constantemente, mientras nos mantenemos en comunion con el resto de los hermanos.
    Antes una vez al año, entraba el sumo sacerdote al templo para perdir perdon por los pecados del pueblo y por los propios, ofreciendo sacrificio a Dios de la sangre de animales. Ahora Cristo es nuestro sumo sacerdote y esta sentado a la diestar de DIos, esto es simbolico, desde donde ruega por nosotors constantemente ante el padre, intercediendo por noisotros. EL ofrecio sacrificio con su propia vida una sola vez y para siempre.
    Se terminó el culto en el templo de Jerusalen, ahora el cuelto es de manera espiritual y por la fe en Jesus en todo tiempo y lugar, y no especificamente en una ciudad o edificio especialmente dedicado.
    jesus resumió todo el decálogo en dos mandamientos, amaras a tu Dios con toda tu mente, con toda tu fuerza y con todo tu corazon y a tu projimo como a ti mismo.
    Antes el Espíritu de Dios (Espíritu Santo) resposaba sobre algunso hombres especialmente escogidos por Dios, como lso reyes, sacerdotes, profetas, y su presencia residia en el lugar santisimo del templo de Jerusalen..Ahora su presencia, el espiritu Santo vive en el interior de nuestros corazones, de nuestro ser interior, desde el momento de la conversión o nuevo nacimiento.
    Todo esto que te digo está en la epistola a los Hebreos, y tambien en la epístola de Pablo a los Gálatas y en la epístola de Pablo a los romanos.

    ¿ Cómo se establecieron los 10 mandamientos para el cristianismo y no los 613 que contempla la Torá para los judíos en el antiguo pacto? ¿
    No hay 10 mandamientos,aunque se deben cumplir, claro que si, pero no para salvación, sino por obediencia a Dios, y el Espíritu Santo te ayuda.

    Hay solo dos mandamientos que te comente y dos ordenanzas: el bautismo para los convertidos, y la cena del Señor para los cristianos.Nada mas.
    Todo el sistema del viejo pacto fue abolido, continuan las leyes morales y espirituales, ya no las sacerdotales, pero el cumplimiento de ellas, no es para obtener la salvacion, sino para santifiicacion, para progreso en la fe, para agradar a Dios, por su amor, y por su gracias que nos yauda, aun cuando muchas veces violamos mandamientos, pero no lo hacemos por una practica constante, a propsoito, sino por debildiad, o por irresposnabilidad, o por desidia,

    ¿ Cual es tu visíon sobre el que algunos cristianos gentiles guarden ciertos ritos cómo el sábado y el no comer ciertos alimentos, tan propios de las costumbres judaicas?
    Mientras que no lo hagan de manera para obtener meritos delante de DIos o para obtener la salvacion, no afecta tu relacion con el Señor, son innecesarios, y conducen al legalismo, pero si no lo haces en forma de ley, que si no los obedeces te eprdes, no hay problemas.pero no es obligatorio, todo eso cesó, pèrtenece al viejo pacto.EL que reliza esas practicas, no ha entendido bien de que se tarta el nuevo pacto. Te referis a los adventistas y Testigos de Jehova, no?
    Bueno,me canse, lo que no entiendas, decime y de a poco te lo aclaro, pero es un tema largo. Leete la epistola a los Hebreos,te va aclarar muchas de estas cosas que he intentado explicarte.
    Saludos

    miriam dijo:
    Noviembre 13, 2008 a 3:57 pm ·

    cuales textos del antiguo testamento estan incluidos en el nuevo tetamento

    pauloarieu dijo:
    Noviembre 13, 2008 a 3:59 pm ·

    Hola, machismos textos. Cualquier cantidad de versos hay en el Nuevo testamento que son del Antiguo testamento.
    Saludos

    Israel V. Corzo dijo:
    Noviembre 25, 2008 a 1:48 pm ·

    ¿Cuál es la importancia del nuevo testamento en el contexto de la dispersión?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.172 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: