La Biblia King James


La Biblia King James

«John Wicliff y sus cohortes tradujeron la Vulgata en Latín al Inglés a finales de los años 1300. Tyndale siguió los esfuerzos de Wicliff a inicios de los años 1500. Tyndale fue en una dirección diferente al traducir al inglés empleando los textos hebreo y griego. Este esfuerzo eventualmente le costo la vida a Tyndale. La Biblia de Ginebra fue una traducción del Griego y Hebreo al Inglés, publicada desde mediados hasta finales de los años 1500. Mientras que la Biblia de Ginebra contaba con una gran popularidad (¡siendo la Biblia de Shakespeare y de los Peregrinos!), era considerada ofensiva para el Rey Santiago (James) de Inglaterra. Las notas que acompañan a la Biblia de Ginebra eran consideradas por el Rey Santiago “antimonárquicas” y entonces, el Rey Santiago autorizó una traducción del Hebreo y Griego al Inglés» [1]

«Cuando Santiago VI de Escocia llegó a ser Santiago I de Inglaterra (1603), llamó a los eclesiásticos para una conferencia en Hampton Court (1604). Allí el Dr. Juan Reyriolds, prominente líder puritano y presidente del Colegio Corpus Christi de Oxford propuso preparar una nueva traducción de la Biblia entera, lo más cerca posible del original en hebreo y griego, que sea impresa sin notas marginales, y que sea usada en los cultos de todas las iglesias de Inglaterra a la hora del culto divino. Se adoptaron quince reglas básicas por las que habían de guiarse los traductores en su trabajo. La primera era ésta: “Se ha de seguir lo que dice la Biblia de los Obispos, con tan pocas alteraciones como permita la verdad del original.” Es obvio que el nuevo proyecto había de ser meramente una revisión de la Biblia de los Obispos. Es muy interesante que se especificara que los traductores debían usar las traducciones de Tyndale, Matthew, Coverdale y la Gran Biblia cuando cualquiera de éstas estuviera más de acuerdo con el texto original que la Biblia de los Obispos.

Cooperaron en la traducción 47 eruditos, divididos en seis grupos, trabajando por cuatro años (1607-11). Al terminar su trabajo los seis grupos, se reunieron dos representantes de cada grupo para revisar la traducción final y para garantizar un trabajo esmerado. Esta traducción “se basó en el Texto Recibido para su Nuevo Testamento en Griego y como resultado tuvo serias limitaciones. La traducción fue exacta, pero el texto que estaba siendo traducido tuvo ciertas limitaciones tal como se dijo en una lección previa”».[2]

«El texto Griego utilizado por los traductores de la King James Versión es llamado comúnmente el Texto Recibido, el cual a su vez tuvo sus inicios a comienzos de 1500 cuando se hicieron los primeros textos Griegos impresos.

La Biblia Complutense era una Biblia políglota, publicada en varios volúmenes. El quinto volumen, el cual incluía el texto Griego del Nuevo Testamento, fue impreso en 1514. No obstante, el texto Griego de Erasmo, impreso en 1516, fue el primero en ser comercializado. Por esta razón, y otras, el texto preparado por Erasmo sobrepasó al texto Complutense en popularidad, y ejerció la influencia más grande sobre todos los textos que surgieron durante los siglos posteriores. Después que el texto de Erasmo había afrontado varias revisiones, Roberto Estienne, llamado comúnmente como Estefanus, publicó ediciones sucesivas del texto Griego. Sus dos primeras ediciones eran compuestas del texto de Erasmo y el texto Complutense.

Sin embargo, la tercera edición (1550) estaba basada principalmente en la cuarta y quinta edición del texto de Erasmo. Esta edición de 1550 ganó una vasta aceptación en Inglaterra, y para muchos es sinónimo con el Texto Recibido. No obstante, no fue hasta 1624 que la frase, Texto Recibido, o en el Latín, Textus Receptus, fue realmente acuñada, y luego ésta estuvo desde el prólogo hasta la tercera edición del texto Griego publicado por Bonaventure y Abraham Elzevir. Las palabras eran, como fueron descritas por Bruce Metzger, parte de “una más o menos frase causal anunciando la edición (lo que los modernos publicadores podrían llamar la ‘propaganda’).”

La frase alardeaba en latín que el texto presentado era “el texto que es ahora recibido por todos.” Así nació la frase Textus Receptus, o Texto Recibido. El texto publicado por los hermanos Elzevir fue tomado principalmente del texto publicado por Teodoro Beza en 1565. El texto de Beza mostraba su herencia del de Estefanus, y finalmente del de Erasmo. Es este texto básico, común a Erasmo, Estefanus, Beza, y los hermanos Elzevir, el cual reposa detrás de todas las traducciones protestantes al inglés que fueron hechas del idioma Griego antes del decimonoveno siglo, incluyendo la King James Version. Según la Nueva Enciclopedia de Conocimiento Religioso de Schaff-Herzog, “El Textus Receptus… se resuelve en sí esencialmente en aquello de la última edición de Erasmo.”» [3]

La enciclopedia católica comenta que «fue impresa en la forma común con capítulos y versos, y antes de cada capítulo se agregó un sumario de su contenido.

Ningún otro elemento extraño al texto fue permitido, excepto algunas explicaciones marginales sobre el significado de algunas palabras hebreas o griegas, y un cierto número de referencias cruzadas a otros pasajes de la Escritura. Al comienzo de la edición fue publicada una Dedicación al Rey James y una breve Advertencia al Lector. Libros como el Ecclesiasticus, Macabeos y Tobías, que no son considerados canónicos por los protestantes, fueron por supuesto omitidos.

Aunque en la página de inicio se decía que la Versión Autorizada fue “destinada a ser leída en las Iglesias”, de hecho llegó a usarse en este sentido sólo gradualmente. Para las epístolas y los evangelios, no reemplazó a la Biblia del Obispo hasta la revisión de la Liturgia en 1661; en lo que toca a los salmos, la versión del Obispo se conserva en la liturgia hasta el día de hoy; y esto porque se llegó a la conclusión de que el pueblo estaba tan acostumbrado a cantar esa versión de los salmos que cualquier cambio pareció inoportuno, si no imposible. Cambios de consideración fueron introducidos, de tanto en tanto, en sucesivas ediciones de la Versión Autorizada en las notas y referencias, y algunos también en el texto mismo.

Un cuadro de cronología bíblica basado principalmente en los cálculos del Arzobispo Ussher fue introducido por primera vez en 1701; pero en muchas de las ediciones sucesivas tanto las fechas como algunas -e incluso todas- las referencias o notas gramaticales fueron omitidas. » [4]

«El punto más fuerte de la Versión del Rey Santiago es su hermosa prosa al estilo del inglés de esa época, y su hermosura rítmica  que resulta muy agradable a sus lectores Por esta razón llegó a ser la Biblia más popular en Inglaterra por tres siglos. Hay que reconocer que sus traductores hicieron un trabajo realmente magnífico. Vertieron la Biblia en una prosa poética que ha cantado a lo más profundo del alma del pueblo de habla inglesa a través de tres siglos y medio.

El profesor William Lyons Phelps de la Universidad de Yale, bien dijo que Shakespeare y la Versión del Rey Santiago de la Biblia habían dado uniformidad al idioma inglés. Frecuentemente se ha hecho referencia a la Versión del Rey Santiago como “la Versión Autorizada” (AV). Pero esto es incorrecto. Ambas, la Gran Biblia de 1539 y la Biblia de los Obispos, de 1560 fueron versiones autorizadas. La Versión del Rey Santiago de 1611 tiene en primera página la siguiente inscripción: “Aprobada para ser leída en las iglesias.” Pero no hay documento alguno para probar que jamás se haya tomado una acción oficial para autorizar tal cosa.Esta traducción “fue en casi todos los aspectos un gran progreso con respecto a las versiones anteriores.

Tanto es así que cuando el Obispo Challoner hizo su revisión de la Biblia de Douay (1749-52), que se usa comúnmente hoy en día entre los católicos anglófonos, no tuvo escrúpulos en tomar grandes trozos de aquella versión. Incluso el Cardenal Newman nos da su opinión (Traces Theol. and Eccles., 373) según la cual la revisión de Challoner terminó siendo más cercana a la Versión Autorizada que a la versión original de Douay, “no en la estructura gramatical, sino en la fraseología y dicción”. Sin embargo, pueden verse aquí y allí en la Versión Autorizada huellas de prejuicios controversiales, como por ejemplo en la salutación del ángel a la Virgen María, donde las palabras “altamente favorecida” son una muy imperfecta versión del original. En estos casos, obviamente, Challoner siguió la versión de Douay. Además, mientras que en la Versión Autorizada los nombres de personas y lugares fueron vertidos en la forma anglicanizada de uso corriente, derivados de la escritura hebrea, Challoner casi siempre siguió los nombres según aparecían en la Vulgata, que vienen originalmente de la versión griega Septuaginta (o de los LXX).

Es en parte debido a este hecho que la Versión Autorizada tiene un sonido poco familiar para los oídos católicos. La Versión Autorizada conservó su carácter de posesión indiscutida por casi tres siglos, y se volvió parte de la vida de la gente.»[5]

Bruce Metzger escribe:«Tan supersticiosa ha sido la reverencia otorgada al Textus Receptus que en algunos casos intentos por criticarlo o enmendarlo han sido considerados como semejantes a sacrilegio. Aún cuando su base textual sea esencialmente un puñado de minúsculos manuscritos coleccionados recientemente y al azar, y en una docena de pasajes su interpretación esté sustentada por testigos Griegos no conocidos. “(The Text of the New Testament, p. 106)” »[6]

«La KJV, presenta el mismo problema que ha adolecido la versión de Reina y después revisada por Valera. La KJV utilizó como base textos que no tenían una antigüedad considerable, estos textos presentaban interpolaciones, añadiduras, complementaciones de diversos manuscritos. Es decir, los textos base de los cuales se sirvieron los traductores de la KJV eran resultado de una transmisión textual tardía y alterada. No fue hecha sobre manuscritos y textos más antigüos.

Asimismo, los traductores de la KJV en pasajes obscuros o de difícil entendimiento utilizaron la versión de Reina para traducir esos pasajes. Reina a su vez, cuando no entendía algún pasaje recurría a Los LXX y a la Vulgata Latina para poder comprender ese pasaje. Esto no les quita ningún mérito de ser las primeras grandes traducciones de la Biblia completa a idiomas modernos. Pero sus traducciones adolecen de dichos problemas de manuscritos tardíos. Estos problemas han sido subsanados en las traducciones contemporáneas que se han hecho en los últimos 25 años del siglo XX. Al ser realizadas sobre manuscritos mas antigüos y de mejor calidad textual que los utilizados por Reina y los de la KJV» [7]

«Esta versión ha tenido varias revisiones. La primera se hizo en 1613, dos años después de su primera publicación, que resultó en la introducción de más de 300 cambios. Se revisó nuevamente en 1629, luego en 1638, y en 1679 se modernizó su ortografía. Esta última revisión es esencialmente la Versión del Rey Santiago como se conoce hoy día. En la segunda mitad del siglo XIX,  se comenzó a pensar que el progreso de las ciencias llamaba a una nueva versión que considerase los resultados de las investigaciones más recientes. La obra fue emprendida por una Convocación en 1870, para lo cual se formó un Comité con la cooperación de estudiosos americanos, dando como resultado la Versión Revisada (Revised Version, 1881-84).

La Versión Revisada nunca obtuvo una aprobación eclesiástica definitiva, ni tampoco fue introducida oficialmente en el uso de las iglesias; se abrió camino por sus propios méritos. Pero aunque al día de la fecha es muy usada por parte de estudiantes, para el público general (no-católico) la Versión Autorizada aún permanece en su lugar y no da signo alguno de perder popularidad” [8]

Versiones: [9]

a. La Versión Inglesa Revisada y la Versión Estándar Americana

A mediados de los años 1800, varios descubrimientos de textos así como cambios en el idioma Inglés llevaron a la exigencia de una versión de la KJV “modernizada” o al día. En el año 1870, la Iglesia de Inglaterra autorizó una traducción más nueva con la meta de modernizar no sólo el inglés, sino también utilizar los recientes descubrimientos de textos. Tanto estudiosos ingleses como americanos trabajaron en la traducción. Fue producida en Inglaterra entre los años 1881-1885 y fue llamada la Versión Revisada Inglesa (English Revised Version — ERV) o simplemente Versión Revisada (Revised Version — RV). La parte Americana fue publicada en el año 1901 y fue llamada la Versión Estándar Americana (American Standard Version — ASV).

Ambas versiones buscaron aplicar una traducción de los textos palabra por palabra y tuvieron bastante éxito al hacerlo. Una crítica mayor a estos trabajos era ese mismo hecho. Algunos estudiosos consideraron las obras muy limitadas en sus intentos de traducirlas al Inglés, no reflejando la belleza del idioma Inglés y traduciendo tan estrictamente pasajes que hubieran tenido un significado más allá de las palabras literales (por ejemplo, expresiones idiomáticas).

El equivalente Americano cambió varias expresiones a un Inglés Americano más coloquial. Tomó el nombre Hebreo para Dios (“YHWH”) y lo tradujo a “Jehová.” Este se convertiría en el texto empleado por décadas por los Testigos de Jehová, por esa misma razón. La ASV también removió la palabra “Ghosf’ y la sustituyó por “Spirif’ para el Espíritu Santo.

b. La Versión Revisada Estándar

La RSV (Revised Standard Version) fue publicada en un Nuevo Testamento en el año 1946 y en un Antiguo Testamento en el año 1957. Era un esfuerzo de llevar a la Biblia en Inglés a “palabras simples, perdurables que fueran dignas de estar situadas en la gran tradición de Tyndale-Rey Santiago.” Los traductores emplearon una texto Griego para el Nuevo Testamento tomando en cuenta todos los manuscritos recientemente descubiertos mencionados anteriormente en esta lección. Para el Antiguo Testamento, aún se empleó el texto Masorético, pero la nueva forma de entenderlos, presente en los rollos del Mar Muerto, también fue considerada y empleada. La RSV regresó al uso de LORD (Señor) para el nombre de Dios en lugar de “Jehová” tal como lo hace la ASV. Esta eliminó los “thee” y “thou” formales cuando se refería a cualquier otra persona que no fuera Dios. Estas formas antiguas aún eran empleadas cuando se hacía referencia a Dios como una muestra de respeto.

Los estudiosos de la RSV tuvieron varias disputas lingüísticas y teológicas que intervinieron en sus esfuerzos. Hubo disputas sobre muchos pasajes traducidos en la RSV. Uno de los cambios mayores fue la traducción de Isaías 7:14.

En la KJV se lee, therefore the Lord himself shaii give you a sign; Behoid, a virgin shaii conceive, and bear a son, and shaii cali his name Immanuel.

La ERV tradujo este pasaje:
Therefore the Lord himself wiii give you a sign. Behoid, the virgin shaii conceive and bear a son, and shaii cali his name Immanuel.

La ARV tradujo este pasaje:
Therefore the Lord himself wiii give you a sign: behoid, a virgin shaii conceive, and bear a son, and shaii cali his name Immanuel.

Ahora, llegó la RSV y tradujo el pasaje:
Therefore the Lord himself wiii give you a sign. Behoid, a young woman shaii conceive and bear a son, and shall cal! his name Imman’u-eI.
[“Por eso, el Señor mismo les dará una señal: la joven concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emmanuel.” Traducción al Español de la NIV]

Este fue un cambio muy grande. Todas las versiones previas en inglés reconocieron esta profecía de Isaías como una del nacimiento de una virgen. Sin embargo, la RSV eligió traducir la palabra Hebrea aimah como “joven mujer” (joung woman) en lugar de “virgen.” Esto creó un gran alboroto y revuelta entre muchos Cristianos (De hecho, esto fue considerado por muchos como un complot comunista para debilitar al país y como tal se convirtió en el tema a criticar para el Senador McCarthy). La palabra Hebrea puede realmente ser traducida como joven mujer o virgen. Los judíos que tradujeron la Biblia al Griego ANTES de Cristo eligieron la palabra Griega que claramente era una virgen, indicando su entendimiento del significado. Los traductores de la RSV ignoraron este aspecto de historia textual.

Cambios textuales adicionales realizados por la RSV que causaron controversia incluyeron el mover del texto de los evangelios y poner en pies de página el final de Marcos y la historia de Juan sobre la mujer hallada cometiendo adulterio (ediciones posteriores de la RSV regresaron esos pasajes al texto y pusieron las limitaciones textuales en pies de página).  Otro cambio teológico significativo en la RSV incluyó la traducción de la palabra Griega hilasterion. Hallada en Romanos 3:25, Hebreos 2:17, 1 Juan 2:2 y 1 Juan 4:10, la palabra es traducida por la RSV como “expiación.” La KJV y ASV traducen esta palabra como “propiciación.” ¿Cuál es la diferencia? La expiación se refiere a Cristo portando los pecados de la humanidad, algo que no hay duda es verdadero. Pero “propiciación” se refiere a algo más. Es una referencia a satisfacer la ira o juicio de Dios sobre el pecado. La palabra Griega hilasterion significa que Jesús no sólo ha asumido los pecados del hombre, sino también apaciguado la ira y juicio de Dios. “

c. Nueva Versión Estándar Americana

La Fundación Lockman publicó la Nueva Versión Estándar Americana (New American Standard Version – “NASV”) como Nuevo Testamento en el año 1963 y la Biblia completa en el año 1971. El objetivo era una traducción literal verdadera consistente con los manuscritos griegos y hebreos. La traducción busca precisión en el tiempo del verbo así como en el significado de la obra. Los traductores optaron por una traducción de un estilo de palabra por palabra que algunas veces es un poco forzada y difícil de leer. Probablemente esta es la más literal de las versiones en inglés que hoy se emplean. Se encuentra disponible y más legible en la edición del año 1995, que hoy es conocida simplemente como la NASV. La NASV fielmente tradujo hilasterion como propiciación, manteniendo un entendimiento literal que Jesús realmente se puso en el lugar de la humanidad no sólo como pecador sino también como receptor de la ira de Dios.

d. Nueva Versión Internacional

La Nueva Versión Internacional (New Internacional Version — NIV) fue publicada en el año 1973 como Nuevo Testamento y en el año 1978 como Biblia completa. Estudiosos de más de 20 denominaciones trabajaron en las traducciones, incluyendo a luteranos, anglicanos, metodistas y Bautistas. A diferencia de la KJV y la RSV, la NIV es una Biblia protestante. Con esto queremos decir que no está disponible con los libros Apócrifos. La NIV tradujo de los textos críticos griegos y hebreos en lugar del textus receptus de la KJV. Algunos estudiosos argumentan que la traducción sacrifica la exactitud para mantener una agenda evangélica. Otros dicen que es muy liberal y que no se mantiene al espíritu de la KJV. Se esfuerza por una traducción de palabra por palabra, pero hace que la legibilidad del Inglés su prioridad. De ahí que, la NIV es lo que los estudiosos consideran una traducción de “equivalencia dinámica” en donde la meta principal es dar una traducción igualmente significativa y poderosa al inglés, aunque se tenga que sacrificar la traducción de palabra por palabra. La NIV intentó evitar el debate sobre el hilasterion no empleando las palabras “expiación ni “propiciación.” La NIV simplemente traduce Romanos 3:25 como Dios presentando a Jesús como “un sacrificio de expiación.”

e. La Versión Estándar en Inglés

La Versión Estándar en Inglés (ESV) salió el año 2001.Es derivada de la Versión Estándar Revisada y emplea los últimos textos de erudición Griegos y hebreos. Es un esfuerzo para mejorar defectos percibidos en la NIV siendo más literal. Aún trabaja en buenas traducciones de idiomas (las expresiones que en las escrituras no son literales, pero coloquiales). Cambió de 5 a 10% de la RSV, ¡pero muchos de esos cambios fueron importantes! Regresa la palabra “virgen” a la traducción de Isaías 7:14 en lugar de “joven mujer.” También elimina los “thee” y “thou” a favor de un inglés de uso diario. La Iglesia Luterana — el Sínodo de Missouri ha adoptado esta versión como su texto oficial en su himnario. También es la versión cuyo uso de género fue afectado por los esfuerzos del muy conocido anfitrión de radio James Dobson. Esta versión regresó a la traducción literal de hilasterion poniendo a Romanos 3:25 por ejemplo, como “whom God put forward as a propitiation by his blood.”

f. Otras Versiones

Hay muchas otras versiones en Inglés que han aparecido durante los últimos 50 años. Algunos son esfuerzos de comités. Otros son esfuerzos de individuos. Estas traducciones por lo general buscan emplear los últimos desarrollos textuales y tratar de poner el texto en un inglés más comprensible. Intentando lograr esto, algunos continúan tratando de brindar traducciones de palabra por palabra mientras otros tienden a brindar una traducción de idea por idea. Estas versiones (esto es, La Biblia Hablada — The Living Bible) a menudo sacrifican significados específicos de palabras y frases en particular para darle sentido a un pasaje en general. No son consideradas traducciones eruditas para propósitos de un estudio cuidadoso. En su lugar, ellas están diseñadas para dar al lector la sensación de la fluidez del mensaje Bíblico

Notas Bibliograficas

(1)http://www.biblical-literacy.com/lessons/CHL/Handouts/Spanish/CHL62_63-Historia_de_la_Biblia_en_Ingl%C3%A9s_2_3.pdf

(2)http://www.biblical-literacy.com/lessons/CHL/Handouts/Spanish/CHL62_63-Historia_de_la_Biblia_en_Ingl%C3%A9s_2_3.pdf

(3) http://es.wikipedia.org/wiki/Biblia_del_rey_Jacobo

(4) http://www.enciclopediacatolica.com/v/versionautorizada.htm

(5) http://www.enciclopediacatolica.com/v/versionautorizada.htm

(6) http://es.wikipedia.org/wiki/Biblia_del_rey_Jacobo

(7) http://www.labibliaweb.com/foros/showthread.php?t=1111

(8) http://www.enciclopediacatolica.com/v/versionautorizada.htm

(9) .http://www.biblical-literacy.com/lessons/CHL/Handouts/Spanish/CHL62_63-Historia_de_la_Biblia_en_Ingl%C3%A9s_2_3.pdf


About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.984 seguidores

%d personas les gusta esto: